Printer Friendly

LA HUELGA CANERA DE CATSA, CUARENTA ANOS DESPUES: UNA RECONSTRUCCION DE LOS HECHOS A TRAVES DE LOS REPORTES DE LA PRENSA ESCRITA/THE SUGAR CANE STRIKE OF CATSA, FORTY YEARS AFTER: A RECONSTRUCTION OF THE FACTS THROUGH THE WRITTEN PRESS REPORTS.

Presentacion

En marzo de 1979, a pocos meses de su publicitada y resonante inauguracion, una huelga de cortadores de cana de azucar afecto sensiblemente a la Central Azucarera del Tempisque, Sociedad Anonima (CATSA). Concebida como una de las subsidiarias estelares de la Corporacion Costarricense de Desarrollo (CODESA), dicha empresa estatal debia garantizar el abastecimiento interno de azucar refinado, asi como dar paso a una "creciente prosperidad" de la provincia de Guanacaste, y muy especialmente de las poblaciones ubicadas en la cuenca media del rio Tempisque. Fuertes cuestionamientos en torno a la cuantia de los fondos requeridos para su instalacion, las plagas de ratas, la contaminacion de la red hidrica y, sobre todo, el ataque frontal al modelo de Estado Interventor adoptado y propulsado por los gobiernos liberacionistas hacia esos anos, malograron las altas expectativas que en un primer momento se tejieron en torno a las posibilidades, beneficios y trascendencia de la nueva empresa.

La huelga que comprendio los meses de marzo-abril de aquel ano se constituiria a la larga en una especie de punto de no retorno. Los principales medios de prensa del momento -La Nacion, La Republica y La Prensa Libre- se comprometieron en una cobertura claramente parcializada y aprovecharon los hechos, para cuestionar no solo a CATSA, sino tambien de paso al expresidente Rodrigo Carazo Odio (1978-1982) y al citado modelo intervencionista de desarrollo.

Cuando se repara solo en la coyuntura, la cobertura noticiosa luce esencialmente como un mero cuestionamiento y ataque circunstancial a politicos y huelguistas, ya que los medios aprovecharon el evento como un tema fetiche que adorno sus titulares y columnas por varias semanas. Empero, considerado en perspectiva de largo plazo, o incluso visto en retrospectiva, la huelga mas bien parece el prefacio o puesta en escena de la subsecuente desestructuracion del Estado costarricense heredado de la fase de reformismo de los anos 1940 y del proyecto politico de la Segunda Republica.

Ya en anos anteriores a 1979, se habian dado importantes "conatos" de huelga, como por ejemplo, un episodio conflictivo casi olvidado en la Hacienda Juan Vinas durante los primeros dias del mes de julio de 1977 -tambien canero...-y otros movimientos sociales fuera de la Meseta Central que merecieron una atencion periodistica limitada o efimera. En modo alguno se puede asumir que la huelga de CATSA fue un conflicto excepcional o unico en su genero y que hizo diferencia por si mismo, pues mas bien lo que se ensayo en este singular episodio de confrontacion, seria replicado en otra huelga acaecida en el Ingenio El Viejo-en 1982- y cabria preguntarse, si tuvo un importante grado de incidencia en las protestas que explotaron en los puertos y zonas bananeras o en los movimientos de protesta acaecidos en los barrios del sur de la capital entre 1982 y 1983. (1)

Por lo pronto lo que pareciera claro--y la siguiente documentacion abonara a tal linea argumentativa--es que la huelga de CATSA constituye un parteaguas, y en gran medida un evento propiciatorio que vino a hacer diferencia y dio paso a transformaciones sustanciales en el estilo de desarrollo y las politicas publicas del pais. (2)

?Que fue lo que origino el conflicto? ?Cuales fueron las motivaciones? Es factible que la premura que caracterizo la creacion y apertura de la empresa, coligada a los vastos recursos monetarios -en un momento previo a la fuerte devaluacion del colon-, provoco que la Central Azucarera careciera de ciertas garantias basicas para sus trabajadores, y esto, sumado a deficiencias de organizacion interna, asi como a las duras condiciones laborales caracteristicas de las plantaciones de cana, generaron descontento y movieron a que los cortadores se levantaran en procura de aumentos salariales, acceso a equipamiento basico, dispensadores de agua y botiquines, entre otros avituallamientos.

La respuesta de la empresa estatal fue en extremo agresiva y de inmediato sanciono a los manifestantes. Las acusaciones que se hicieron por medio de la prensa escrita senalaban que el sindicato conformado en CATSA era inexistente, practicamente fantasmagorico, y del todo ilegal, lo que pronto se extendio al resto del movimiento. Los directivos del ingenio, con la venia del gobierno, pronto refrendaron los estereotipos alrededor de este tipo de movimientos que se han perpetuado hasta el presente. De esta forma, aparte de la reiterada ilegalidad, fue senalado que la huelga solo reunia a un diminuto punado de participantes, y que el grueso de la empresa operaba a casi toda su capacidad, aunque, contradictoriamente, se registraron cuantiosas perdidas economicas y danos a las plantaciones.

Las acusaciones no cesaron a lo largo de las semanas en que se extendio el movimiento. Titulares y notas referentes a violencia, sabotajes, la exigencia de levantar bloqueos en las carreteras, asi como la permanente calificacion y denuncia de una pretendida "conspiracion comunista", marcaron el rumbo de la huelga; por lo menos en sus principales aristas mediaticas.

Es importante senalar que el Gobierno de la Republica tambien evidencio una posicion ciertamente ambigua en torno a la huelga. Si en unos momentos se mostro conciliador y presto al dialogo, en otros pasajes de la contienda, varios ministros, hicieron manifiesta una posicion intolerante y refractaria contra los manifestantes, exigiendo la disolucion inmediata del movimiento y llamando a la aplicacion de mano dura, puesto que los huelguistas fueron las mas de las veces calificados como peligrosos agitadores. A esto se sumaron los editoriales que condenaron a priori a los trabajadores, sin tomar en consideracion los motivos que perseguian.

Los huelguistas no fueron los unicos receptores de este desmedido y furibundo ataque, pues uno de los grandes perdedores fue el mismo presidente Carazo, acusado de ambivalente, y mas sintomatico aun, los discursos contra CATSA devinieron en diatriba contra el desarrollismo: el intervencionismo habia fallado estrepitosamente y era el momento de que la empresa privada se reposicionara y asumiera el liderazgo.

Este, en todo caso, no es el espacio para detallar o reconstruir el proceso que siguio CATSA y que, a finales de la decada de 1980, le llevo a convertirse en cooperativa, para luego a mediados del siguiente decenio, ser transferida en su mayor parte a capitales foraneos. (3) Las notas de prensa que a continuacion se presentan dan muestra de las contradicciones o, mas bien, los controvertidos discursos de corte neoliberal y conservador que llenaron paginas y dominaron el discurso y orientacion editorial de los medios de comunicacion.

De antemano, se debe senalar que no fueron seleccionados todos los documentos relacionados con la huelga, solo se anexa una pequena muestra que resultara mas que pintoresca, ya que narra--con un notorio lenguaje coloquial y autorreferencial--no las vicisitudes mismas de la huelga, sino los posicionamientos de la Empresa, parte del discurso del Gobierno de Carazo y la opinion remarcada de los mismos periodicos. Asimismo, los huelguistas y sindicatos trataron de hacerse oir y hacer publico su pliego de peticiones; en contra de una "opinion publica" que los habia criminalizado sin reparos. Cabe aclarar que muchas notas carecieron de un autor explicito, y lejos de informar o analizar la situacion, optaron por verter opiniones conservadoras que consideraban a los trabajadores como infantiles -guiados por una encubierta "mano perversa"- y carentes del derecho de protestar e instando a la policia a emplear las medidas necesarias, es decir, arrestar y frenar el movimiento, aunque se utilizara la violencia.

Por ultimo, no deja de ser llamativo, confrontar este movimiento con los hechos acaecidos en los ultimos meses -setiembre y octubre del 2018- que coincidentemente han dado paso a que, de nuevo, se apliquen discursos similares, reiterando el llamado a una ferrea intolerancia politica y al levantamiento forzado, por la via policial, de las huelgas.

* La Nacion, "CATSA pide declarar ilegal la huelga de cortadores de cana", 9 de marzo de 1979, 4A.

La Central Azucarera Tempisque S.A. (CATSA) planteo ayer ante el Juez de Trabajo de Liberia, la solicitud de ilegalidad para la huelga de cortadores de cana declarada desde anteayer a las 7 a.m., en el ingenio azucarero "Federico Sobrado Carrera", propiedad de dicha empresa.

Por su parte, los trabajadores dialogaron anoche con representantes de CATSA, ante quienes plantearon un pliego de peticiones en el que piden un aumento de salarios, por no menos del 15 por ciento.

El ingenio, segun informaron sus funcionarios, deja de producir por cada dia inactivo cents450 mil entre miel y azucar.

Por otra parte, agregan que estan cortadas 2.500 toneladas de cana que, de no ser molidas en el curso de los proximos tres dias, se perderan.

Voceros de CATSA, empresa subsidiaria de CODESA, afirmaron que la gente en paro es poca, pero hay un grupo de unos 100 hombres, entre ellos activistas profesionales, que impiden el acceso a quienes si desean trabajar.

Nuestro informante manifesto: "No hay tal huelga; es un pequeno grupo que, por la fuerza, ha impedido la entrada a los trabajadores".

Proteccion

El ingenio de CATSA, a 20 kilometros al suroeste de Liberia, en el lugar llamado Guardia, y cuya actividad azucarera comenzo el pasado 5 de enero, se encuentra protegido por unos 28 guardias civiles. Entre cortadores de cana, profesionales, obreros especializados y otros, laboran aproximadamente dos mil hombres.

Portavoces de la compania dijeron que se proyectaba terminar la zafra a mediados de abril, pero que cada dia que se prolongue el movimiento, se atrasara la actividad y se corre el riesgo de perder la cana.

Afirmaron que no ha habido comunicacion alguna del porque del paro, y por tanto la huelga ha sido una sorpresa. Investigan las causas para determinar la razon de esa decision.

Pliego

En el sindicato canero se dijo que el movimiento tiende al logro de varios objetivos. Informan que se ha presentado un pliego de peticiones con cuatro puntos:

1. Aumento de salarios por no menos del 15 por ciento.

2. Pago de 50 centimos por cada metro lineal cortado de cana.

3. Discusion y resolucion de un pliego de peticiones que contiene otros puntos, ademas de los citados.

4. Que no haya represalias.

El contenido de este pliego se hizo circular ayer profusamente entre los trabajadores y fue entregado a los representantes de la empresa, en una reunion efectuada anoche.

* La Republica, "Solucionada crisis en la Central Azucarera", 10 de marzo de 1979, 2.

El vicepresidente de CODESA Adrian Hidalgo informo ayer que los trabajadores podran reintegrarse a sus labores a las horas de costumbre, una vez que la guardia civil realizo la operacion de eliminar los piquetes de sindicalistas que impedian el libre acceso a la Central Azucarera del Tempisque (CATSA).

Como resultado de esa accion, la guardia civil detuvo a 6 dirigentes sindicales, quienes no tienen ninguna relacion con la empresa.

HUELGA ILEGAL

El Juez de Liberia, Lic. Marco Tulio Gonzalez, declaro ilegal la huelga que mantuvieron los trabajadores de CATSA durante tres dias. Entre las principales razones del fallo del Lic. Gonzalez, estan la de que los trabajadores no cumplieron los tramites legales previos a la declaratoria de huelga, tal y como lo senala el articulo 366 del Codigo de Trabajo. Asi tambien de que se trata de labores agricolas y de elaboracion de los mismos, y siendo indispensable el funcionamiento de las empresas, al interrumpir las labores se causa un dano grave a la economia publica.

INSTAN A LOS TRABAJADORES

Los personeros de CATSA instaron a todos sus trabajadores para que reanuden sus labores a partir de hoy a las horas de costumbre.

Les comunicaron que al declararse ilegal el movimiento de huelga, las autoridades les brindaran toda la proteccion personal que sea necesaria para su reintegro a las labores, preservando su derecho inalienable al trabajo.

La empresa sigue anuente a dialogar con los trabajadores, siempre que se depusiera el estado de huelga. Y que se garantice que los dirigentes sindicales realmente representan a los trabajadores, pues el Sindicato de Trabajadores de la Cana (SITRACANA) no aparece inscrito en el Ministerio de Trabajo, segun informo el presidente de CATSA Rolando Montoya.

* La Republica, "Los sindicalistas mantienen estado de huelga en CATSA", 11 de marzo de 1979, 2.

Mientras personeros de la Central Azucarera del Tempisque (CATSA) afirman que la huelga ha terminado y la mayoria de los trabajadores se incorporaron a sus labores ayer, dirigentes sindicales afirman que mantendran el estado de huelga hasta tanto la empresa no negocie las garantias solicitadas por sus empleados. Asi lo manifesto el dirigente del Sindicato Industrial Agricola y de Plantaciones de Guanacaste (SITAPGUA) Ramon Villarreal. Ademas, el dirigente sindical Rodrigo Paniagua y el diputado Humberto Vargas Carbonell se trasladaron a la zona para apoyar a los trabajadores.

El Presidente Ejecutivo de CATSA Rolando Montoya dijo que el movimiento huelguistico habia sido impuesto por un grupo pequeno de trabajadores, muchos de ellos ajenos a la empresa y nego la existencia de un sindicato en la misma. Por otra parte, el Ministro de Seguridad Publica Juan Jose Echeverria Brealey dijo que "hemos podido comprobar la presencia de agitadores entre los trabajadores dedicados a subvertir el orden de esa central azucarera".

CONATO DE VIOLENCIA

En horas de la madrugada de ayer un grupo de huelguistas que permanecia en una de las vias de acceso al ingenio de CATSA, cerca del puente de hamaca, apedreo a la guardia civil agrediendo a uno de ellos a machetazos, al sargento Antonio Castrillo, segun se informo a La Republica.

El sargento Castrillo salio ileso y el resto de huelguistas se disperso sin que se produjeran otros brotes de violencia. De acuerdo con las informaciones recibidas el agresor no fue detenido porque se dio a la fuga, pero en esta accion la guardia civil arresto a 17 nicaraguenses sin documentacion que se habian sumado al movimiento huelguistico.

El ministro Echeverria Brealey desmintio ayer que el personal asignado a la "operacion Jaque Mate" fuera movilizado hacia la Central Azucarera. Y anadio que la fuerza publica esta capacitada para que se respete el orden y "estamos dispuestos a que se cumpla la ley", toda vez que la huelga ha sido declarada ilegal.

Dijo no estar enterado del numero exacto de detenidos durante la toma por la fuerza de esa empresa. Sin embargo, el asesor legal de Seguridad Lic. Jose Francisco Peralta presento acusacion en los tribunales de Liberia contra varios detenidos involucrados en la huelga de trabajadores de CATSA.

ANEP CONDENA AGRESION

En un mensaje al Ministro Echeverria Brealey la Asociacion Nacional de Empleados Publicos (ANEP) condena la agresion que estan sufriendo los trabajadores de CATSA y sus dirigentes sindicales. "Esto contrasta claramente con el llamado al dialogo nacional que esta haciendo el Gobierno, del cual usted es uno de los principales impulsadores", agregan.

Piden que cese todo tipo de represion, que se libre inmediatamente a los trabajadores encarcelados y que se promuevan de inmediato las negociaciones entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

SE NORMALIZAN LABORES

El superintendente de campo de CATSA, Roberto Castro, dijo que durante el dia de ayer se habian normalizado las actividades de transporte, siembra, oficinas, talleres del ingenio, liberacion de terrenos y riego. Agrego que la mayoria de trabajadores habian reanudado sus labores y que para el lunes esperaban que se normalizaran completamente las actividades del ingenio.

* La Prensa Libre, "Estudiantes se suman al paro del Tempisque. Colegio y escuelas de Filadelfia y Santa Ana", 13 de marzo de 1979, 2.

Dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Cana (SITRACANA) aseguraron hoy, en horas de la manana, que la huelga declarada el miercoles pasado en la Central Azucarera del Tempisque S.A. (CATSA), continua con mayor vigor que antes, al haberse sumado al paro, el Colegio de Filadelfia y tres escuelas de la misma localidad, asi como una escuela de Santa Ana, Nicoya, apoyando a los trabajadores caneros.

Dirigentes del Sindicato de Trabajadores Agricolas de Guanacaste y de la Confederacion General de Trabajadores manifestaron su decision de ayudar a la solucion de la huelga, "siempre que la empresa se manifieste dispuesta a celebrar reuniones en las que garantice la solucion de solicitudes minimas que demandan los trabajadores de Tempisque".

En las peticiones de los trabajadores estan un 15 por ciento de aumento en los salarios y 0.50 centavos de colon por cada metro lineal de cana cortada.

Aunque la empresa sostiene que los trabajadores en su mayoria han vuelto a sus labores, los trabajadores insisten en que mas del 95 por ciento estan en huelga y que no la levantaran mientras no se de solucion a sus planteamientos.

Se espera para hoy una reunion con los funcionarios de la empresa. El paro afecta a 2.290 trabajadores, segun la planilla del mes de febrero pasado, aunque la empresa dice que normalmente llegan a 1.500 solamente.

INCIDENTES

En el dia de ayer ocurrieron los primeros incidentes serios en la huelga de CATSA. Un grupo de huelguistas intercepto a un autobus que transportaba aproximadamente a 100 trabajadores que se dirigian a sus labores en el ingenio, obligando a la intervencion de las autoridades.

Por otra parte, cerca de 400 empleados de la Central Azucarera que se dirigian al ingenio para protestar por el fallo de ilegalidad de la huelga que dicto el juez local, se enfrentaron a un peloton de la Guardia Civil que tuvo que usar gases lacrimogenos para dispersar a los manifestantes.

* La Republica, "Incertidumbre en CATSA", 14 de marzo de 1979, 2.

El Gobierno designo al senor Carlos Ramirez, como mediador entre los trabajadores y la empresa CATSA, para buscar una solucion a un conflicto que afecta la central azucarera, ubicada en Guardia de Liberia.

Ramirez, en una breve declaracion que hizo ayer, manifesto que el 50% de los trabajadores se encuentra ejecutando sus respectivas tareas en el ingenio.

Las labores en la Central Azucarera del Tempisque (CATSA) continuan normalmente, a pesar de que a algunos de los trabajadores dedicados a la corta de cana se les ha impedido el ingreso a sus lugares de trabajo, informo el vicepresidente de la empresa Raul Oquendo.

Informo que un grupo de personas nuevamente impidio la entrada de los buses y pick-ups que trasladaban a estos trabajadores al ingenio, en la carretera que va a Santa Cruz y Nicoya.

El Tribunal Superior de Trabajo, ademas, aprobo por unanimidad la ilegalidad de la huelga, tal y como lo planteo el Juez de Liberia, Lic. Marco Tulio Gonzalez. Y se informo que se dio orden a las autoridades para que garanticen la continuacion de las labores.

Por su parte, la Ministra de Trabajo Lic. Estela Quesada dijo que las actividades del ingenio se habian normalizado, y que el movimiento solo fue un acto de perturbacion del orden publico.

Agrego que despues de terminado este movimiento lo unico que queda es un saldo de perdidas por cientos de miles de colones, en una empresa que recien ha iniciado sus labores, y siendo esta la primera zafra que tienen. Afirmo que de acuerdo con los informes recibidos, siguen existiendo buenas relaciones entre la empresa y sus trabajadores.

Entretanto, los sindicalistas comunicaron ayer que en una asamblea general los trabajadores habian decidido no levantar el estado de huelga hasta tanto se conceda la liberacion de los presos, el retiro de la Guardia Civil, y mejores salarios para los cortadores de cana. Sobre esta base empezarian a negociar el aumento salarial del 15% para todos los trabajadores y otras garantias laborales.

Informaron tambien que los dirigentes sindicales Jose Fabio Araya, de ANEP, y Rodrigo Paniagua, de la CGT, habian sostenido una reunion con el Ministro de Seguridad Johnny Echeverria Brealey para buscar un entendimiento entre las partes.

Por ultimo, manifestaron que los estudiantes de secundaria del colegio de Filadelfia se unirian al paro de labores en apoyo a los trabajadores.

* La Prensa Libre, "Violencia ayer: choques e incertidumbre en el Tempisque", 17 de marzo de 1979, 2.

Se acrecienta la incertidumbre en la zona llamada Paso del Tempisque, donde se han concentrado 250 trabajadores de la Central Azucarera Tempisque S.A. (CATSA), luego del paro de labores iniciado el pasado miercoles 7 de este mes.

Los dirigentes sindicales de FETRACANA afirman que los demas obreros se mantienen en huelga en las diferentes regiones donde viven y que en ellas han constituido comites de huelga. Aseveran que mas del 90 por ciento de los trabajadores no acuden a sus labores desde que se declaro el paro de labores. En respaldo de sus afirmaciones informan que la cana cortada no alcanza para dar la presion adecuada a las calderas.

Informes provenientes del mismo sector laboral manifiestan que ayer se produjeron varios choques entre la Fuerza Publica y los trabajadores, en los que los encargados de mantener el orden publico hicieron uso de gases antimotines para reducir la resistencia de los obreros. Aseveran que muchas personas, incluyendo ancianos y ninos fueron afectados.

Para hoy se anuncia una reunion de trabajadores en el Paso del Tempisque, a la que se sumara una caravana de estudiantes y obreros que partira de San Jose.

Mientras tanto funcionarios de la empresa sostienen que no negociaran con delegados que no representan a los trabajadores y que han sido calificados como "agitadores politicos de tendencia comunista". Reiteran los funcionarios de CATSA que la mayoria de los "autenticos obreros" estan trabajando y que solo un pequeno grupo no ha podido retornar a sus labores porque ha sido impedido por piquetes de "agitadores".

* La Prensa Libre, "Editorial: Agitacion y subversion: rumbo que debe evitarse", 17 de marzo de 1979, 10.

Continua el pais siendo escenario de conflictos laborales, si es que puede darse este ultimo calificativo, a los brotes de violencia y al relativo estado de huelga que afecta a las plantas de "Central Azucarera Tempisque S.A."--CATSA--la conocida empresa estatal, subsidiaria de CODESA.

Casi podria decirse que dudamos de seguir comentando estos problemas laborales o pseudolaborales, pues cerca esta la fecha en que ciertos agitadores profesionales--bien conocidos por su falta de ingenio y originalidad--nos etiqueten con los consabidos epitetos de "anti-obreros", "anti-trabajadores" y "anti-sindicales".

Pero pensamos que Costa Rica exige un sacrificio mas de sus hijos. No podemos catalogarnos de pueblos perfectos, y muchos de nuestros hermanos continuan padeciendo hambre y viviendo en condiciones no aceptables. Sin embargo, nuestro sistema depara muchas ventajas y evoluciona, de manera pacifica, hacia una mayor justicia; lo que amerita su defensa y perfeccionamientos, en aras de evitar el derramamiento de sangre, insensato y hasta cobarde, que unos pocos, con mala fe o por ignorancia, pretenden.

Somos fervientes partidarios de que los trabajadores sepan y logren defender sus derechos. Es justo que tengan un nivel de vida acorde con su esfuerzo. Mas no podemos ver con buenos ojos, que se siga violando el regimen juridico, a vista y paciencia de los ciudadanos y--lo que es peor--con la tolerancia o acuerdo de personas o medios de comunicacion, mal intencionados o tontos.

La actitud que el Ministerio de Trabajo y, especialmente su titular, la Lic. Estela Quesada, han tenido ante estos conflictos, es digno de mencionarse. Muchos la han calificado de pose extremista o estupida. Mas ellos son quienes se dejan llevar por "la moda", creyendo buenas intenciones en personas que estan--al menos en nivel de dirigencia--totalmente alejadas de este tipo de actitudes.

El pais esta siendo llevado a una epoca de agitacion y subversion. Unos cuantos interesados, debidamente financiados por fuerzas ajenas a nuestra idiosincrasia, han logrado aprovecharse de causas justas, para enderezar la lucha con fines politicos, totalmente independientes, e incluso, hasta contrarios, a los que animan a los trabajadores perjudicados. Y ya no importa que la causa sea justa. Aun siendo injusta, se actua, no solo por medio del convencimiento. Poco importa tener que usar la fuerza o los comportamientos terroristas.

Dona Estela Quesada tiene una virtud digna de destacar: es valiente. No tiene pelos en la lengua, para usar expresiones populares. No vive pensando en la posibilidad de ser electa para algun cargo. Mas que politica, dona Estela es una mujer decidida a defender lo que piensa.

La ingenuidad es a veces peor defecto que la maldad. En la segunda el actor sabe a donde va. En la primera se puede dejar llevar por circunstancias o sentimentalismos. Quiera Dios que los costarricenses no pequemos de ingenuos y sepamos comprender--como ya lo ha hecho una buena mayoria--el valor y la verdad que encierra la denuncia de una mujer que, pudiendo descansar al alero del fruto de su esfuerzo profesional,--y no politico--ha sabido ofrecer a la Patria un sacrificio mas.

Dona Estela ha denunciado la verdadera situacion de CATSA. Una denuncia, que, aun cuando dudaramos de su palabra, se confirmaria en la especial situacion que ha tenido tal movimiento. El gobierno y el pais deben cerrar filas con dona Estela.

Lamentamos profundamente que el senor Ministro de Seguridad Publica-segun informes de un colega--haya decidido aceptar un pliego de peticiones propuesto por los actores de la agitacion y haya decidido someterlo a la consideracion del Poder Ejecutivo. En nuestro criterio, la conducta correcta era negarse a aceptarlo o, en su defecto, inmediatamente ponerlo en manos del despacho de la senora Ministra, lo cual no se habia hecho al terminar el pasado jueves.

O apoyamos el respeto al regimen juridico y politico que senala dona Estela, o tendremos que llorar mucho, no por perder bienes materiales, en definitiva intrascendentes, sino por vernos privados de la libertad que hasta hoy hemos disfrutado.

* La Republica, "Editorial: El caso de CATSA", 17 de marzo de 1979, 8.

Las situaciones anormales que estan ocurriendo en la Central Azucarera del Tempisque (CATSA) caen bajo la responsabilidad directa de los agitadores profesionales extremistas y del Ministerio de Seguridad Publica.

Es inconcebible que la policia haya sido incapaz de garantizar a los trabajadores de la empresa azucarera el libre acceso a su centro de trabajo, y a los ciudadanos la seguridad en el transito por las carreteras nacionales.

Hemos comprobado que pequenos grupos de exaltados, en su mayoria jovencitos capitaneados por bien conocidos perturbadores de profesion, obligan en las carreteras a los vehiculos particulares, cuyos conductores nada tienen que ver con el problema, a detenerse para exigirles una contribucion en beneficio de los que se presentan disfrazados de huelguistas y si no acceden a esas demandas, los apedrean, sin que haya autoridades que impidan el desafuero.

Asi, la presencia de los bullidores, en su casi totalidad ajenos a la empresa, y la sospechosa actitud de las autoridades, han provocado un caos peligroso, que debe cesar de forma inmediata.

Al Ministerio de Seguridad Publica no le corresponde otra cosa en el conflicto que garantizar el orden, hacer respetar las leyes, y dar a los trabajadores que quieran laborar la seguridad de que podran hacerlo sin recibir perturbacion alguna, y proceder asi es su deber ineludible.

Llama la atencion que mientras los agitadores de oficio gozan de la incapacidad de las autoridades por controlar sus desmanes, canalizan las peticiones economico-sociales que hacen para encubrir su subversion a traves del Despacho de Seguridad Publica, en actitud que sugiere la existencia del afan de poner un confite en la boca de su titular, al que endulzan con la perspectiva de que por su medio se lograra una solucion al problema, para restarle brios en el cumplimiento de sus deberes.

Recordamos el caso reciente de "La Teresa" en el que una pseudohuelga, montada desde fuera de la empresa con la participacion de los mismos personajes que ahora estan en guardia en la primera linea, fracaso porque esa vez las autoridades adoptaron la actitud energica que les corresponde, pero parece que no se aprendio aquella leccion.

Si se tolera que los agitadores profesionales anden de empresa en empresa a todo lo largo y ancho del pais, impidiendo por la fuerza que los trabajadores de ellas presten sus labores, y se permite que actos subversivos de esa naturaleza pase como "huelgas laborales", seremos los responsables directos de haber caido en la subversion comunista.

Bien hace CATSA en negarse terminantemente a negociar con quienes nada tienen que ver con la empresa. Trate ella con sus trabajadores, pero no le haga dano a Costa Rica de otorgar credenciales de legitimidad a quienes hace tres semanas estaban agitando en los bananales del sur y hoy aparecen agitando en los canales del norte.

* Mario Sancho, Secretario de SITRACANA, "De SITRACANA a la Opinion Publica", La Prensa Libre, 21 de marzo de 1979, 9.

Por espacio de trece dias los obreros caneros del Tempisque nos mantuvimos en huelga. En estos trece dias, ricos en combatividad y firmeza, se logro arrancar a la empresa C.A.T.S.A. las reivindicaciones contenidas en el pliego minimo levantado por los trabajadores.

1. Aumento de los pagos en el corte de cana con base en la siguiente tarifa: cents0.20 por metro lineal en los cortes extraordinariamente ralos, 0.30 por metro lineal en los cortes medianos y 0.40 por metro lineal en los cortes densos.

2. Compromiso de no ejercer ningun tipo de represalias contra los obreros que se mantuvieron en huelga.

3. Garantias de la mas plena libertad sindical.

4. Reintegro a sus labores de los obreros injustamente despedidos.

5. Aumento salarial para los obreros que ganan por hora.

6. Realizacion de una Asamblea General que elija a los legitimos representantes para negociar con la empresa todos los asuntos que interesen a los obreros y en especial el pliego de peticiones presentado por S.I.T.R.A.C.A.N.A.

En esta lucha, la mas importante librada por los trabajadores guanacastecos, fue decisivo el formidable apoyo de las comunidades y del estudiantado de la zona. Hechos que enaltecen a las mujeres, a los estudiantes y a los obreros guanacastecos, se dieron a diario.

Para consolidar definitivamente la victoria alcanzada, S.I.T.R.A.C.A.N.A. considera necesaria la realizacion de una Asamblea General de los trabajadores de C.A.T.S.A., que tenga como principal objetivo elegir a los delegados obreros que negociaran con la empresa el pliego de peticiones presentado. En esa Asamblea se demostrara ante todo el pais quien es el legitimo representante de los trabajadores: si el grupo de empleados de confianza de la empresa o S.I.T.R.A.C.A. N.A. Asi se echaran por tierra todas las maniobras divisionistas y las mentiras de los extranjeros que mal manejan C.A.T.S.A. Los mecanismos de la Asamblea deben ser fijados de comun acuerdo entre el arbitro nombrado por el Gobierno y los trabajadores, de manera que se garantice la mas completa participacion y democracia.

Los obreros afiliados a S.I.T.R.A.C.A.N.A. reunidos en Asamblea General en la iglesia de Paso Tempisque, la noche del 19 de marzo de 1979, resolvimos suspender el estado de huelga a partir del dia 20 de marzo de 1979. Asi demostramos una vez mas, nuestra disposicion al dialogo y a la negociacion, reservandonos, eso si, el derecho de reiniciar la huelga si en un plazo de ocho dias los compromisos adquiridos por la parte patronal, no son cumplidos.

SINDICATO DE TRABAJADORES DE LA CANA

Mario Sancho Barrantes

Secretario General

* La Prensa Libre, "Paro ayer en CATSA. No pagaron quincena", 22 de marzo de 1979, 3.

Mas de sesenta trabajadores del ingenio y de construcciones de la Central Azucarera Tempisque S.A. (CATSA), suspendieron labores ayer en protesta por la falta de pago de salarios correspondientes a la quincena pasada, segun informes llegados de la zona.

Los dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Cana (SITRACANA) denunciaron violaciones por parte del CATSA, a los acuerdos suscritos entre los trabajadores y el Gobierno de la Republica y aceptados por la empresa.

Los dirigentes sindicales sostienen que los despedidos hasta ahora ascienden a diez, entre ellos varios dirigentes sindicales.

El Secretario General de SITRACANA, senor Mario Sancho, aseguro que si hoy no son restituidos en sus puestos los trabajadores "injustamente despedidos" y no se pagan los salarios a los del ingenio y de la construccion, la huelga sera nuevamente declarada y que esta vez tendra consecuencias imprevisibles.

COMPANIA AZUCARERA SOSTIENE QUE NO HUBO PARO EN EL INGENIO

Por su parte, el ingeniero Fernan Peralta, Administrador Residente de CATSA, afirma que no han violado ningun acuerdo y que en el caso de los trabajadores despedidos por diversos motivos, solo esperan la presencia del Interventor nombrado por el Gobierno, para que sea el quien determine cuales trabajadores podran ser restituidos en sus labores luego de un analisis caso por caso.

Nego que se hubiera producido un paro interno de labores en el ingenio ayer, manifestando que el atraso en el pago de salarios a unas cuantas personas obedecia a razones de administracion y a ciertas anormalidades involuntariamente producidas, pero comprensibles si se considera que la empresa tuvo varios dias de "semihuelga".

Reitero que los trabajos en el ingenio, las construcciones, los riegos, plantaciones y la corta de la cana, se realizan normalmente. En este ultimo caso, dijo que la afluencia de cortadores de cana se habia incrementado con la normalizacion en los transportes.

* CATSA, "Junta Directiva de CATSA fija su posicion", La Prensa Libre, 22 de marzo de 1979, 11.

Acuerdo unanime de Sesion No. 148-79 del 20 de marzo de 1979

1. Que en CATSA ha habido una huelga politica que se ha tratado de imponer a los trabajadores.

2. Que hemos seguido laborando a pesar de las amenazas a nuestros obreros, tecnicos y funcionarios.

3. Que no hemos negociado ni nunca negociaremos con elementos foraneos, que se arrogan la representacion de nuestros trabajadores.

4. Que como reconocimiento a la lealtad de nuestros genuinos trabajadores que han sido leales a la Empresa y a la Democracia Costarricense hemos concretado un acuerdo con ellos, que les otorga beneficios adicionales y en especial a los cortadores de cana que ahora convienen previamente y conjuntamente con representantes de la Empresa, el precio de la corta.

Acuerdo unanime de Sesion No. 149-79 del 21 de marzo de 1979

1. Conscientes de que se ha actuado correctamente en esta administracion y debido a ciertas manifestaciones tendenciosas se acuerda pedir a la Contraloria General de la Republica una revision de todo lo actuado tanto por esta Administracion como las anteriores.

2. Solicitar al senor Presidente de la Republica que no acepte la renuncia presentada por la Ministra de Trabajo, licencia Estela Quesada Hernandez.

3. Indicar que solamente se aceptara un arbitro para que compruebe si los despidos que la empresa ha efectuado han sido hechos a derecho, respetando en todo momento los derechos de sus trabajadores.

* La Nacion, "CATSA dice que no hay huelga; SITRACANA insiste en que si", 30 de marzo de 1979, 4a.

Representantes del Sindicato de Trabajadores de la Cana (SITRACANA) afirmaron que ayer a las 5.30 a.m. se reinicio la huelga de cortadores en el ingenio "Federico Sobrado Carrera", situado en Guardia de Liberia, Guanacaste.

Sin embargo, el licenciado Rolando Montoya, presidente de la Central Azucarera Tempisque (CATSA), propietaria de dicho ingenio, nego la noticia y afirmo que todo transcurre normalmente en la produccion azucarera.

Situacion

Los dirigentes sindicales don Mario Sancho y don Rolando Barrantes informaron ayer a La Nacion desde Paso Tempisque--lugar donde segun ellos estan concentrados los huelguistas--, que a las 5:30 a.m. se reinicio el paro de labores en CATSA, "ante la actitud de la empresa de no querer negociar con el sindicato un pliego de peticiones presentado la semana pasada".

Dijeron que dada la situacion de los trabajadores en cuanto a alimentacion, se les instruyo para que permanezcan en sus casas, mientras un grupo, que dijeron suma 250 hombres, se mantiene en Paso Tempisque. La mayoria esta en la ermita de la localidad.

Don Mario Sancho asevero que "el ingenio esta paralizado, porque el 95 por ciento de los trabajadores no se presento a laborar en la corta de cana". El senor Sancho, al reaccionar, por comunicados que ha hecho circular la empresa en el sentido de que la situacion es normal en CATSA y que no hay huelga, manifesto:
"Si es cierto que no hay huelga, ?por que tienen aqui 100 guardias
civiles con equipo antimotin, acuartelados en este pueblo y sembrando
el temor entre los vecinos?".
"?Por que si en CATSA no pasa nada, el gobierno persiste en la negativa
para que los trabajadores se organicen mediante una asamblea general
que no les ha permitido efectuar? De hecho, aqui paso algo e invitamos
a la prensa para que venga a constatarlo".


Por su parte, la regidora municipal de Carrillo, por el partido Unidad, dona Josefina Hernandez, llamo ayer a La Nacion para denunciar la presencia de un contingente de guardias civiles en Paso Tempisque.

Se quejo de que la autoridad mantiene una actitud amenazante, "no obstante--afirmo--que los trabajadores estan en plan pasivo y rehuyen los hostigamientos de la policia".

Confirmo, "es cierto que hay huelga en CATSA" y ya se pidio toda la ayuda de los diputados, pues segun dijo, "toda la poblacion esta rodeada por la guardia". Oficiales de la Comandancia de plaza de Liberia ratificaron que, un contingente de la Guardia Civil, provisto de equipo antimotin, se traslado ayer a Paso Tempisque, para prevenir cualquier actividad que tienda a subvertir el orden.

Informaron, ademas, que hasta ese momento--horas de la tarde--no se habia presentado ningun incidente.

CATSA niega

Tanto el licenciado Rolando Montoya, como la Corporacion Costarricense de Desarrollo (CODESA), de la que es subsidiaria la empresa azucarera, afirmaron que el ingenio labora normalmente y que no hay paro de actividades.

CODESA denuncio que "los agitadores enviados a la zona, sin relacion alguna con la empresa, pretenden crear una situacion artificial y dan informaciones falsas, como esta de que los trabajadores de CATSA se declararon en huelga, cuando la realidad es que todos laboran responsablemente".

* La Republica, "Caneros exigen respuesta", 4 de abril de 1979, 5.

Cientos de trabajadores de la Central Azucarera del Tempisque (CATSA) decidieron anoche permanecer frente a la Casa Presidencial, hasta tanto no reciban una respuesta del Gobierno que les garantice que no habra represalias contra los trabajadores, el derecho a la sindicalizacion, el reintegro de trabajadores despedidos, la realizacion de la asamblea general y la negociacion del pliego de peticiones.

Anoche habian instalado quince tiendas de campana en el Parque Nacional. En principio, los trabajadores aceptaron la intervencion del arbitro nombrado por el Presidente de la Republica, Lic. Rodrigo Carazo, para evaluar las relaciones obrero-patronales de esa empresa.

El primer mandatario, de acuerdo con un comunicado de prensa del 2 de abril, ya informo a la empresa que habia nombrado como arbitro al senor Armando Saenz Herrera, funcionario del Ministerio de Trabajo. Y ayer, el Ministro de la Presidencia, Jose Rafael Cordero Croceri, en nombre del Presidente, les comunico este nombramiento a los delegados de los trabajadores de CATSA que se reunieron con el en horas de la tarde, para presentarle un pliego de peticiones para levantar el estado de huelga.

Gran concentracion de trabajadores

Los trabajadores de CATSA desfilaron ayer en fila india desde la Estatua de Leon Cortes hasta la Casa Presidencial, para demostrar al Gobierno, segun informaron, la veracidad de la huelga en la Central Azucarera con el fin de lograr mejoras salariales. A esta manifestacion tambien se sumaron otros grupos brindandoles apoyo a estos trabajadores.

En las conversaciones con el ministro Cordero Croceri, el asesor legal del Sindicato de Trabajadores (SITRACANA), Otto Castro, le entrego el pliego de peticiones en el cual incluyeron el proyecto de convencion colectiva, un documento donde rechazan el arreglo directo firmado entre el comite permanente de trabajadores de CATSA y la empresa; un analisis del porque se retorno a la huelga; y los cinco puntos antes mencionados.

El ministro Cordero Croceri, por su parte, les comunico que el arbitro nombrado por el presidente Carazo tendria plenas facultades para estudiar y evaluar todos los problemas de despido de trabajadores, salarios, condiciones de trabajo y jornadas de los empleados de CATSA.

Los trabajadores demostraron recelo ante el nombramiento del senor Armando Saenz Herrera como arbitro, por ser funcionario del Ministerio de Trabajo. Sin embargo, el ministro Cordero Croceri les manifesto que debian tener confianza en las decisiones del presidente Carazo, quien lo designo dado que Saenz Herrera "posee una vasta experiencia en este campo y es una garantia de imparcialidad y objetividad, tanto para los trabajadores como para la empresa".

Entre otras cosas, los trabajadores denunciaron ante el ministro Cordero Croceri arbitrariedades cometidas por la Guardia Civil y los directivos de la empresa. En cuanto al primer punto, Cordero Croceri senalo que las autoridades unicamente han garantizado el libre derecho a trabajar.

Entretanto, hoy a las 10:00 a.m. se realizara una reunion de diputados para discutir los problemas de los trabajadores de CATSA.

* La Prensa Libre, "La normalidad volvio a CATSA", 5 de abril de 1979, 2.

Desde ayer, en horas de la noche, comenzaron a retornar a la zona del Tempisque los 600 trabajadores que el martes pasado salieron de esa localidad para concentrarse frente a la Casa Presidencial en demanda de soluciones a sus reclamos. Con el regreso de los ultimos trabajadores al ingenio azucarero de Guardia, Guanacaste, se normalizaron hoy todas las actividades de la Central Azucarera Tempisque S.A., tanto en el ingenio como en los campos destinados a la siembra de la cana.

Los obreros que en principio objetaron al arbitro nombrado por el Gobierno aduciendo que era un funcionario incondicional de la Ministra de Trabajo, aceptaron finalmente su presencia para solucionar aspectos relativos a despidos, restituciones al trabajo, salarios, jornadas de labores y aumentos, asi como para organizar proximamente una asamblea general de trabajadores para que sean ellos los que determinen si aceptan o no a SITRACANA como la entidad sindical que los represente en el futuro.

Por su parte, representantes de la empresa manifestaron su complacencia por que todo haya vuelto a la normalidad y que tanto el ingenio como las plantaciones, muestren ahora una fisionomia distinta a la de hace unos dias, cuando la incertidumbre era la nota dominante en la zona. Aunque la empresa nunca reconocio la existencia de una huelga, no dejo de indicar que habia un cierto ausentismo que finalmente ha quedado solucionado.

* CATSA, "En CATSA nunca hubo huelga", La Republica, 10 de abril de 1979, 7.

La Junta Directiva reunida el 9 de abril de 1979 acordo en forma unanime dirigirse a la Ciudadania para dar sus ultimas declaraciones en relacion con la crisis que provocaron personas ajenas a la Empresa.

Acuerdo:

PRIMERO: Senalar que el senor Presidente de la Republica nunca se reunio con el grupo que marcho por San Jose y luego permanecio frente a la Casa Presidencial y que pretendia representar a los trabajadores de CATSA.

SEGUNDO: Que ese grupo ha pretendido mostrar como un acuerdo con el senor Presidente, la oferta que CATSA hizo a todos sus trabajadores y que fue publicada en diferentes medios, a partir del 18 de marzo de 1979 y que en algunos puntos ofrecia:

5. "A garantizar, segun lo establecido en nuestra legislacion el derecho de la libre sindicalizacion".

6. "A no tomar represalias... y a la disposicion de CATSA, a que un arbitro designado por el senor Presidente de la Republica estudie y analice todos y cada uno de los despidos efectuados y que reinstalara a su trabajo a aquellos que el mencionado arbitro considere acreedores a tal beneficio".

TERCERO: Prueba de que nunca ha habido huelga sino un quebrantamiento de las leyes, es la continua entrega a la Liga de la Cana, de azucar producida en CATSA, asi como al hecho de que despues de las declaraciones de suspension de huelga, de esos grupos ajenos a la Empresa, han seguido trabajando en CATSA el mismo numero de trabajadores que antes de dicha suspension.

CUARTO: Que las magnificas relaciones laborales que CATSA mantiene con sus trabajadores, mejoradas con el "ARREGLO DIRECTO" que realizo con los mismos, demuestran que el dialogo sincero es la forma mas eficaz de lograr mutuos beneficios.

QUINTO: Que esta crisis provocada, culmino con el triunfo del derecho al trabajo, la paz, la concordia y el dialogo. El dialogo constructivo debe seguir siendo el medio que se utilice en Costa Rica, en lugar de aplicar sistemas de violencia ajenos a nuestra idiosincrasia, que solo conducen a generar perdidas a todos los costarricenses.

JUNTA DIRECTIVA DE CATSA

Jorge Marchena Sanabria (*)

Fecha de recepcion: 16/10/2018 - Fecha de aceptacion: 08/01/2019

(*) Costarricense. Master en Historia Aplicada con enfasis en Historia del Poder y Control Social, Escuela de Historia, Universidad Nacional (UNA), Heredia, Costa Rica. Docente de la Universidad de Costa Rica (UCR), Sede de Occidente. Colaborador del Centro de Investigaciones en Identidad y Cultura Latinoamericanas (CIICLA). Correo electronico jorge.marchena@ucr.ac.cr

(1) Para mas detalles se pueden consultar las siguientes investigaciones: Carlos Hernandez Rodriguez, "Desestructuracion economica y crisis social. El Pacifico Sur costarricense en el marco de la decada perdida", Revista de Historia (Costa Rica) 51-52 (2005): 173-235, URL: http://www.revistas.una.ac.cr/index.php/historia/article/view/1768; Patricia Alvarenga Venutolo, De vecinos a ciudadanos. Movimientos comunales y luchas civicas en la historia contemporanea de Costa Rica (San Jose y Heredia: EUCR; EUNA, 2005) y Sindy Mora Solano, La politica de la calle. Organizacion y autonomia en la Costa Rica contemporanea (San Jose, Costa Rica: EUCR, 2016).

(2) Parteaguas, en el sentido de que los discursos--y estrategias mediaticas--empleados para atacar el movimiento, se utilizarian con tonos y contenidos similares en las siguientes decadas. Asimismo, cabe preguntarse si este fue el momento crucial que marco un cambio en el tono de las politicas estatales heredadas de las decadas de 1940-1950 y se acelero el paso hacia un modelo afin al libre mercado y la paulatina contraccion de las instituciones publicas.

(3) Este proceso fue analizado en: Jorge Marchena Sanabria, "Origen, crisis empresarial y privatizacion encubierta de la Central Azucarera del Tempisque (CATSA), Guanacaste (1975-1990)", Revista Rupturas (Costa Rica) 8, n. 1 (2018): 1-39, URL: http://investiga.uned.ac.cr/revistas/index.php/rupturas/article/view/1972

DOI: http://dx.doi.org/10.15359/rh.79.8
COPYRIGHT 2019 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Sanabria, Jorge Marchena
Publication:Revista de Historia
Date:Jan 1, 2019
Words:8166
Previous Article:EL DISCURSO COLONIALISTA EUROCENTRICO DE LAS ELITES CENTROAMERICANAS EN EL CONTEXTO DE LAS EXPOSICIONES UNIVERSALES DE PARIS, MADRID, CHICAGO Y...
Next Article:ENTREVISTA CON EL DR. JOSE ANTONIO FERNANDEZ MOLINA/INTERVIEW WITH DR. JOSE ANTONIO FERNANDEZ MOLINA.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters