Printer Friendly

LA COMPRENSION DEL ZWISCHEN EN CUANTO A SU TENSIVIDAD EN LA FILOSOFIA DE HEIDEGGER/THE UNDERSTANDING OF THE ZWISCHEN IN TERMS OF ITS TENSENESS IN HEIDEGGER'S PHILOSOPHY.

1. Introduccion

La nocion de diferencia ontologica (ontologische Differenz) y acontecimiento (Ereignis), en la filosofia de Heidegger, se muestra como suelo fertil para debatir, al menos, una cuestion capital en la filosofia contemporanea. Nos estamos refriendo aqui, al problema que el sistema hegeliano habia dejado, al suponer que la filosofia ha llegado a su culminacion y se ha convertido en 'saber absoluto', incluyendo la totalizacion del saber que comprende al conjunto de la historia y su sentido; pues Heidegger rechaza decididamente esta alternativa impuesta por la coyuntura historica y afirma la posibilidad de pensar la realidad de otro modo, cuyos rasgos distintivos son la contingencia y el devenir. De este modo, para Heidegger la nocion de acontecimiento relacionada a la diferencia y a la contingencia posibilita fundar la realidad pero justamente sobre la premisa de la imposibilidad de un fundamento ultimo y absoluto.

?Pero en que consiste la novedad de esta nueva filosofia? Esta novedad, como sugiere Scannone (2), hay que entenderla en relacion a un doble giro critico en la historia de la filosofia occidental. El primer giro es el copernicano, como critica de la metafisica de los objetos absolutos. El segundo giro es el giro linguistico, como critica de la auto-absolutizacion del sujeto. Esta doble criticidad de la nueva racionalidad, permite repensar las categorias clasicas y modernas, en especial las que servian para caracterizar la instancia ultima o lo originario, que ya no podra fungir como fundamento explicativo. Asi, la identidad es sustituida por la alteridad o diferencia; la necesidad, por la gratuidad; la inteligibilidad, por la afectividad; la eternidad, por la novedad historica; y la universalidad, por la unicidad del singular, asi como por el universal situado. Scannone, a su vez, deja como pregunta abierta a que responden en ultima instancia estas categorias, es decir, que es lo originario en ellas. La respuesta que esboza Heidegger entre otros pensadores pareciera ser: estas categorias responden al acontecimiento. Se trata de una nocion problematica, por cuanto se halla siempre en tension: el acontecimiento es irrupcion novedosa pero es tambien el acontecer temporal en su devenir; emerge a partir de la diferencia pero se muestra como la relacion, inmanente a la diferencia misma; es instancia ultima de sentido pero tambien abismo desfondado.

2. Fundacionalismo y posfundacionalismo. Fundar sobre el abismo (ab-grund)

El supuesto de esta nueva perspectiva filosofica es, entonces, que la realidad siempre aparece fundada parcialmente debido a su inalienable y radical caracter contingente. Ahora bien, esta cuestion, nos remite como uno de los antecedentes fundamentales a la obra del pensador aleman Martin Heidegger (1889-1976), y en particular a la cuestion de la diferencia ontologica. Cabe aqui preguntarnos pues ?por que la cuestion de la diferencia ontologica en el pensamiento de Heidegger resulta uno de los aportes mas importantes a la filosofia del siglo XX y abre innumerables proyecciones al siglo XXI?

Heidegger postula la nocion de diferencia ontologica (ontologische Differenz) y la distingue de la diferencia ontica para mostrar la imposibilidad de un fundamento ultimo de la realidad tal como se ha pretendido a lo largo de la historia de la filosofia occidental; sobre todo, debido a los intentos del estructuralismo, el cientificismo positivista y la filosofia analitica, entre otras corrientes de pensamiento, cuya pretension de universalismos y fundamentaciones absolutas han resultado fallidas en el siglo XX.

Heidegger hace un analisis muy lucido a lo largo de toda la historia occidental, comenzando por los antiguos griegos y llegando hasta nuestros dias, con el objetivo de mostrar como se ha explicado, en cada una de las etapas de la historia, la realidad a partir de un fundamento absoluto e incuestionable. A este tipo de fundamentacion la llamo metafisica, en cuanto el prefijo meta coloca a estos fundamentos en un "mas alla" del ambito fisico; en un ambito trascendente que impide cualquier tipo de cuestionamiento; para luego extraer las catastroficas consecuencias nihilistas que este tipo de fundamentacion provoca en esta historia. Por ello Heidegger identifica a la historia de la metafisica occidental con un fundacionalismo onto-teo-logico.

Para Heidegger, la metafisica es aquel pensar propio de occidente que busca determinar al ente en su ser. Su punto de partida esta en los entes mismos, en lo finito, en lo limitado, en las cosas mismas. El ser-humano, en cuanto ser mortal, esta entre medio de ellas y tropieza con ellas, en las dimensiones propias de su existencia: el espacio y el tiempo, lo que implica la apertura del mundo como mundo. Asi, la metafisica se constituye como tal al configurar un modo propio de preguntar sobre los entes. Por un lado, la cuestion es: ?que es el ser del ente?, esto es: preguntarse por el ente en cuanto tal, es decir, que es en general lo que mienta al ente en cuanto tal. Esta pregunta apunta a la estructura esencial del ente. Por otro lado, se cuestiona ?por que es el ente y no mas bien la nada?, esta pregunta resalta el caracter contingente de todo ente mundano; pero, equivocamente, a lo largo de la historia, se ha asociado dicha pregunta, con el ente ultimo del que todo surge y del que todo depende. Esta interrogacion apunta a la estructura teo-logica del ente supremo. Por ello es que la metafisica occidental se ha constituido en intima union onto-teo-logica. Entonces, la metafisica es aquella disciplina que teoriza sobre el ente en cuanto ente, en busca de su estructura general--ontologia--, y teoria del ente supremo del cual dependen todos los demas entes--teologia. Heidegger llama "historia de la metafisica" a la forma de pensar que desde Platon a Nietzsche se despliega como teoria general del ser del ente y como teoria del ente supremo (onto-teo-logia), dado que se ha olvidado al ser mismo, a favor del ser como fundamento del ente. Asi, la pregunta por el ser se ha transformado, desde el comienzo, en una pregunta por lo que tiene de general cada ente y por el ente del que dependen todos los demas, pero aca aparece un desvio o enlace equivoco porque se identifica al ser con aquel ente que fundamenta y causa toda existencia. Tal identificacion es la que hace posible, a la vez, pensar al ser como fundamento. Pero al identificar al ser como fundamento de lo ente se olvida la diferencia en cuanto tal, esto es, la diferencia entre ser y ente (diferencia ontologica).

Ahora bien, luego del diagnostico de nuestro tiempo anteriormente mencionado, y apoyado por las lecturas de las obras de Nietzsche, Heidegger se propone sentar las bases para elaborar otro modo de pensar la realidad, diferente al fundacionalismo que impera a lo largo de la historia de occidente; es decir, sienta las bases de lo que nosotros llamamos posfundacionalismo. Pues en el pensamiento heideggeriano, la ausencia de fundamento debe comprenderse no como cancelacion e imposibilidad del fundamento, sino como un fundar sobre el abismo, como un tipo de fundamentacion sin fondo, sin referencias, sin cimientos ultimos; pues la imposibilidad de justificar con verdades ultimas la realidad es un rasgo esencial del caracter contingente de la realidad. Pero tambien, este nuevo modo de fundacion, en terminos heideggerianos, impide, justamente, identificar al fundamento con un ente determinado al modo onto-teo-logico, que impera en nuestra historia.

En suma, el contexto post-fundacional inaugurado por Heidegger y asumido por algunas filosofias del siglo XX y XXI pero tambien por algunas teorias sociales, culturales y politicas, debe ser diferenciado de los fundacionalismos y los antifundacionalismos. El primero puede definirse como todas aquellas teorias que adoptan fundamentos absolutos y, por lo tanto, incuestionables para llevar adelante las justificaciones de su campo de estudio. Pero ademas, estos fundamentos resultan ser trascendentes al sistema que se pretende justificar, es decir, se explica el campo a partir de un elemento exterior al sistema quedando este elemento fuera de cualquier intento de cuestionamiento. El segundo, niega absolutamente la posibilidad de cualquier tipo de fundamentacion. Sin embargo, el posfundacionalismo se diferencia de ambos ya que no supone la ausencia de cualquier tipo fundamento pero si afirma la imposibilidad de una justificacion ultima y absoluta. El posfundacionalismo admite la posibilidad de fundamentacion pero esta es siempre provisoria y contingente. El prefijo "post" no debe comprenderse en terminos temporales o como una consecuencia temporal de los relatos historiograficos, sino que senala, por un lado, la distancia y distincion con el fundacionalismo y el antifundacionalismo; y, en segundo lugar, senala la problematica diferencial que encierra aquella nocion al mostrar la contingencia radical que asume un fundar inacabado e indefinible. Por ello, no debemos confundir al posfundacionalismo con un mero relativismo posmoderno donde cualquier fundamentacion daria lo mismo, o con un nihilismo que simplemente sostenga la imposibilidad del fundamento; pues la cuestion fundamental que encierra el posfundacionalismo es convertir en problema el estatus ontologico por el cual el fundamento es considerado contingente, inacabado e indefinible.

En el pensamiento heideggeriano, entonces, la ausencia de fundamento debe comprenderse como un fundar abismal, no como cancelacion e imposibilidad del fundamento, sino como un fundar sobre el abismo, como un tipo de fundamentacion sin fondo, sin referencias, sin cimientos; porque para Heidegger "el fundamento funda en tanto que abismo" (Der Grund grundet als Ab-grund). (3) Para Heidegger el a-bismo, de algun modo, es parte constitutiva del fundar, es decir, el a-bismo esta presente en el fundamento como su esenciacion (Wesung). Pues en la palabra Ab-grund se juega la relacion diferencial entre Grund (fundamento) y Ab-Grung (abismo). El pensador aleman pone en relacion estas dos dimensiones del fundar que se relacionan y se diferencian a la vez, pues ambos elementos son constitutivos del caracter contingente de la realidad.

2. Acontecimiento y diferencia ontologica. El estatus tensivo del Zwichen

Ahora bien, este nuevo modo de fundacion, en terminos heideggerianos, tiene como categoria central la nocion de Acontecimiento (Ereignis). Para aproximarnos al sentido filosofico de la nocion de acontecimiento debemos tener en cuenta que este nombra, ontologicamente, la escision, que a su vez es relacion, entre la potencia inconmensurable del despliegue del ser, y el ente, al que aquel adviene, configura y determina. El acontecimiento nombra este entre (Zwischen) como el entrecruzamiento entre la nada, el ser y la temporalidad, es decir, el instante en el que ocurre el estallido y despliegue de la diferencia; pues tanta es la potencia con la que el ser adviene y se alza sobre la nada que produce la diferencia y, por ende, la irrupcion de los entes. De ello resulta que el acontecimiento no pude ser clasificado ni se deja conceptualizar de acuerdo a los parametros aristotelicos de genero, especie y diferencia especifica, o a los parametros tradicionales historiograficos que suponen que todo hecho es causado por algo y produce efectos; pues el acontecimiento nombra algo previo, no en el orden temporal cronologico sino en el orden ontologico, que escapa y se rehusa a las estructuras de clasificaciones racionales.

En este sentido, el acontecimiento irrumpe intempestivamente y pone en suspenso a la sucesion normal de los hechos. El acontecimiento nombra la original e inesperada aparicion de la novedad, que en su condicion esencial desestabiliza y resignifica tanto el presente como el pasado y abre inconmensurables posibilidades proyectadas hacia el futuro; por consiguiente, el acontecimiento mienta la instauracion de un nuevo horizonte de sentido, es decir, conlleva una dimension originaria en la comprension ontologica del ser, el tiempo, las cosas y el lugar del ser-humano en este nuevo contexto. Dicho de otro modo, el acontecimiento nombra el instante, unico e irrepetible, de la aparicion de la novedad. En este sentido, el acontecimiento es el instante de la diferencia, o mejor aun del estallido de la diferencia. A partir de ello, AiPek define al acontecimiento como: "algo traumatico, perturbador, que parece suceder de repente y que interrumpe el curso normal de las cosas; algo que surge aparentemente de la nada, sin causas discernibles, una apariencia que no tiene como base nada solido" (4). En todo acontecimiento hay, segun esta definicion aproximada, algo 'milagroso', como una ruptura del curso natural o normal de las cosas, algo inexplicable desde el saber anterior, un "efecto que parece exceder sus causas", "un suceso que no esta justificado por motivos suficientes" (5). Desde esta perspectiva, "la aparicion inesperada de algo nuevo, que debilita cualquier diseno estable" (6) es la caracteristica fundamental del acontecimiento.

Entonces, desde la perspectiva que introduce Heidegger, el fundamento 'funda' en cuanto se retrae o se retira; el 'abismo' es este retraerse o esta demora por la cual aquel no puede resultar ultimo ni acabado. De este modo, nunca llegara el momento de fundamentacion definitiva o absoluta de la realidad, pues lo que se revela en el fundar es siempre la retirada del fundamento sobre el abismo pero que produce, a la vez, la diferencia ontologica, o en jerga heideggeriana, la 'apertura de un claro' (Lichtung) que es el lugar del acontecimiento (Ereignis). Esta nocion resulta sumamente relevante en el pensamiento heideggeriano para comprender la diferencia ontologica; ya que aquella nocion debe ser comprendida como Er-eignung, es decir, en un sentido procesual. Asi el juego fundar-desfundar se despliega y se esencia en el Ereignis. La retirada del fundamento no implica, entonces, la ausencia total del fundamento, sino que la dimension o el juego fundar-desfundar mienta la posibilidad de la apertura del acontecimiento, que funda, a su vez, la posibilidad contingente de la aparicion de la dimension entitativa de la realidad. El Ereignis nombra la dimension de absoluta contingencia del juego fundar-desfundar en la que el ser se esencia y por la que su verdad se revela y acontece (se desoculta) a la vez que se retrae produciendo el estallido de la diferencia. Pero no debemos confundir el acontecimiento con el lado entitativo de la relacion. El acontecimiento senala el instante mismo del movimiento fundar-desfundar que abre la posibilidad de la dimension entitativa de la realidad pero que no se confunde con ella. El acontecimiento es la dimension de la posibilidad contingente de la aparicion de la diferencia entitativa como tal. Entonces, considerada la diferencia de este modo, el acontecimiento acontece entre la sobrevenida del ser y su retirada; y se localiza en el entre (Das Zwischen) como estallido diferencial que funda-desfundando la dimension entitativa. El Zwischen no es un punto dentro en el tiempo o en el espacio, es el momento en que el juego fundar-desfundar acontece como estallido, dislocando y posibilitando la dimension del espacio y el tiempo. Heidegger nombra con la forma arcaica del antiguo aleman Seyn al acontecimiento del diferenciar mismo, es decir, al acontecer de la diferencia como diferencia para distinguirla de la diferencia entre el ser y lo ente.

Ahora bien, debido a la brecha que aparece entre el nivel entitativo y el nivel ontologico, y tambien debido a que el nivel ontologico en cuanto fundamento ausente se sustrae, nuestra comprension de la realidad siempre tiene un arraigo en los entes, en ellos hay rastros de la dimension ontologica que podemos reconocer, recoger, senalar y seguir ya que la dimension ontologica esta presente en lo ente al modo de ausencia o abismo. En definitiva, la tarea heideggeriana no consiste en eliminar el fundamento sino en hacer problematica la dimension misma del fundamento como un movimiento que funda sobre el abismo. (7)

De este modo, Heidegger, con la nocion de Ereignis intenta pensar al ser en cuanto tal y la diferencia con lo ente, de otro modo frente a los limites categoriales de la logica de la identidad, de la representacion y de la fundamentacion. La pregunta por el sentido del ser que es el hilo conductor de Ser y Tiempo se transforma, luego, en la pregunta por la verdad del ser, es decir, por el Ereignis, a partir de los Aportes a la filosofia. (8) Este topico tiene como eje central la nocion alemana Wesung que proviene de sustantivo Wesen (esencia) y que podemos traducir como 'esenciarse', ya que lo que el pensador aleman quiere acentuar es el sentido procesual del sustantivo, y de este modo, verbalizarlo, imprimirle movimiento. El ser se esencia a si mismo produciendo el acontecimiento. (9) Pues "el acontecimiento constituye el esenciarse (Wesung) del ser (Seyn)". (10) Para Heidegger el acontecimiento "es la simultaneidad espacio-temporal para el ser (Seyn) y el ente". (11) Y el decir acerca de la verdad del ser es "el entre (Das Zwischen) con respecto al esenciarse del ser (Seyn) y la entidad del ente. Este 'entre' funda la entidad del ente en el ser (Seyn)" (12). Aqui aparece el punto de dislocacion en el que se produce el estallido de la diferencia y, a la vez, emerge el acontecimiento como instancia singular y novedosa que no puede ser fundamentado ni explicado definitivamente.

El acontecimiento (Ereignis), entonces, es el movimiento de la diferencia que se dona en los entes y en los hombres pero que se retrae a si mismo. La diferencia mienta "un 'entre'; y este entre permanece evidentemente en toda metafisica no atendido, no considerado y no experimentado. Pero este 'entre' es lo abierto"; (13) por eso afirma Heidegger que lo que "intentamos pensar es el Es de este Es gibt Sein, Es gibt Zeit, el Es que da ser y tiempo" (14) por ello el "Ereignis ereignet" (15) es decir, el acontecimiento se expropia a la vez que se retiene o apropia a si mismo, pues esto explica por que hay que comprender al Zwischen en su estatus tensivo en cuanto expresa el movimiento de expropiacion y apropiacion mencionado anteriormente.

Conclusiones

A partir de lo expuesto se comprende, entonces, por que Heidegger produce un viraje (Kehre) en su pensamiento respecto a los temas tratados en Sein und Zeit.

Heidegger advierte que la estructura trascendental del Dasein, que radica en el movimiento hacia la comprension del ser en su desocultamiento o el comportamiento con el ente cuando aquel se oculta, resulta una interpretacion subjetiva y queda reducida a su caracter ontico. Pero justamente la propuesta filosofica heideggeriana consiste en dejar de pensar la realidad a partid de este aspecto; con lo cual se aboca a superar la justificacion trascendental. Para ello, resulta necesario, como afirma Walton "de una manera plenamente desubjetivada, contemplar el polo de la donacion de modo que ser y ente queden abarcados integramente por una estructura unitaria. Esto reconduce a Heidegger al reencuentro con la nocion de Ereignis". (16) Esta estructura trascendental y de donacion fenomenica resulta ser un movimiento de oscilacion, pues lleva al ser y al Dasein a lo que tienen de propio en una transpropicion y coopertenencia mutua. Este movimiento oscilante acontece en un Zwischen que debe ser pensado tensivamente; segun el cual, el Dasein proyecta posibilidades en un horizonte de sentido. Pero para concretar la proyeccion, el Dasein requiere la yeccion o lanzamiento del ser. Nuevamente recurrimos al aporte de Walton que sostiene que:
Un cruce entre la yeccion apropiante del ser y la proyeccion apropiada
del Dasein configura una dimension por la cual se desoculta el
despliegue de la verdad del ser. Asi, la yeccion es delimitada y
articulada en una custodia por parte del Dasein, que a la vez se
apropia de si. Pero la proyeccion puede no apropiarse de la yeccion, de
modo que la verdad del ser se oculta, el Dasein no implementa su
pertenencia al ser, y acaece el abandono del ente por el ser.

La oscilacion entre la yeccion apropiante del ser y la yeccion
desapropiante, con las que se corresponden la proyeccion apropiada y la
proyeccion desapropiada, se manifiesta como el conflicto entre el
desocultamiento y el ocultamiento de la verdad del ser". (17)


Este movimiento configura la estructura trascendental tensiva del Ereignis, en cuanto balanceo entre el desocultamiento y el ocultamiento de la verdad del ser; pues la apropiacion y expropiacion como estructura trascendental del Ereignis da cuenta tambien de su donacion fenomenologica ya que el ser se despliega en cuanto su verdad.

En suma, el acontecimiento en Heidegger no es fundamento, tampoco puede ser pensado como consecuencia o causa de algo. Esto significa que el Ereignis no puede ser reducido o alguna causa o fundamento que lo explique. "No hay otra cosa a la que pueda ser aun referido el Ereignis, a partir de lo cual pueda ser explicado. El acontecer apropiante no es ningun resultado (Resultat) a partir de otra cosa" (18). El acontecimiento es una singularidad que ad-viene, que resulta imprevisto ya que excede los limites de toda logica de pensamiento onto-teo-logica, cuyo caracter es fundamentar. El acontecimiento, por ende, destruye todo horizonte teleologico; por lo cual, impide cualquier intento de totalizacion del sentido. El acontecimiento acaece, en terminos heideggerianos, sin que puedan preverse causas; el es sorpresa absoluta que no puede ser anticipada. El acontecimiento es el advenimiento y la irrupcion de lo extraordinario cuyo caracter es la absoluta gratuidad. No hay un porque, simplemente hay acontecimiento, 'se da' (es gibt), como donacion de ser y tiempo, que a su vez es una constelacion de sentido para el hombre. De ello se sigue la gran relevancia que el lenguaje (19) y la hermeneutica asumen en la posicion heideggeriana para la comprension e interpretacion del sentido; tambien para habitar el mundo e impedir, a la vez, la totalizacion del sentido; ya que Da-sein es fundamentalmente Da, el cruce o 'entre' en donde el ser y los entes; los mortales, los inmortales, el cielo y la tierra se cruzan y confluyen. En este sentido, el Da es el ambito de encuentro y choque entre ser y entes, es el claro (die Lichtung) que ilumina las cosas pero ocultandose. Die Lichtung no es un escenario donde se suceden y muestran los entes sino el acontecimiento (Ereignis) del desencubrimiento de los entes y el encubrimiento del ser. Y en el esta presente la diferencia ontologica como la distancia irreductible entre ser y ente como aquello que no puede ser conceptualizado ni definido. Por ello, el acontecimiento de la metafisica, como asi tambien el de la verdad del ser, no es producto de una diferencia del entendimiento, en el primer caso; ni tampoco aquello que pueda resolverse en el ambito gnoseologico o linguistico, en el segundo caso. La diferencia es el acontecimiento en cuanto tal y esta diferencia, asi entendida, define tambien la constitucion ontologica y no linguistica ni gnoseologica de la verdad como A-letheia; como el movimiento del ser que des-oculta lo ente a la vez que se oculta. La verdad es el claro (Lichtung) donde al des-ocultar lo ente que ella abre ella misma se oculta.

Por ello, para Heidegger, la nocion de Ereignis es una estructura trascendental que explica la constitucion del sentido, por un lado; y por otro lado, es una estructura de donacion fenomenica, a tal punto que es el elemento central a partir del cual puede explicarse la correlacion entre ser y entes, por un lado; ser y hombres, por el otro.

En primer lugar, el Ereignis nombra el acontecer de la diferencia entre ser y entes, y nombra al 'entre' (Das Zwischen) como el punto de toque y separacion entre ambos. No estamos hablando de una union o fusion entre ambos sino que debemos comprender al entre como aquella intimidad que correlaciona ser y entes en un mutuo pertenecerse a la vez que se despliega como separacion entre ambos (Unter-Schied). (20) Para Heidegger en la "intimidad del ente y el ser" (21) reina en el Ereignis donde uno no esta al lado del otro sino que es un mutuo atravesarse en su diferencia. Pues, en la diferencia, ser y entes acontecen. Esto significa que el ser es del ente y el ente es del ser. Ser y entes acontecen como tales en el diferenciarse. Este mutuo diferenciarse muestra a su vez un mutuo pertenecerse. Este mutuo juego entre (Zwischen) diferenciarse y pertenecerse en un mismo (das Selbe) juego. El 'entre' (Das Zwischen), donde ser y ente se diferencian y relacionan a la vez en la inter-cision (der Unter-Schied), nombra el movimiento diferencial en el que el ser, como sobrevenida desocultante, desoculta al ente; y como llegada, entrana a su vez, el ocultamiento del ser. El 'inter' (Das Zwischen) senala el punto mutuo donde la relacion ser-ente se pertenecen y se separan mutuamente haciendo de una misma relacion la diferencia. (22)

Pero tambien Heidegger afirma que hay una correlacion entre ser y hombre. En el hombre (Dasein) hay una proyeccion del ser como experiencia de su condicion de arrojado (Geworfenheit) pero tambien de pertenencia (Zugehorigkeit) al ser. El Dasein pertenece al ser a la vez que es interpelado por este. El punto medio de toque, en el que se relacionan ser y hombre diferenciandose a la vez, es el Ereignis como acontecimiento de 'propiacion', pues el ser se apropia del hombre y el hombre se apropia del ser y de este modo se corresponden en lo que tienen de propio el uno y el otro. El Ereignis permite que hombre y ser esten apropiados (ge-eignet). En el acontecimiento de propiacion (Er-eignis) el Dasein se apropia del ser como pro-yeccion y el ser se apropia del Dasein desplegandolo como el 'ahi' (da) del ser (sein). Por eso Heidegger puede decir: "el hombre esta apropiado-incorporado (vereignet) al ser, pero el ser esta apropiado-asignado (zugeeignet) al hombre. Se trata simplemente de experienciar este hacer propio (Eignen) en que hombre y ser estan apropiados uno-a-otro (einander ge-eignet), esto es, de virar hacia lo que llamamos Ereignis" (23).

De este modo, en la nocion de Ereignis se aprecia una reelaboracion del vinculo entre el Dasein y el ser; pues el planteo de las estructuras fundamentales del Dasein y el acceso al sentido a traves de la comprension del ser (Seinsverstandnis) en Sein und Zeit se desliza hacia el esenciarse del ser en el que se despliega su verdad (Wahrheit des Seyns): el Ereignis. Esta reelaboracion cuyo eje rector siempre es la diferencia ontologica (ontologische Differenz) y el tiempo; ya no es concebido como estructura existencial del Dasein (Zeitlichkeit), sino como donacion del ser que acaece en su verdad (Temporalitat), esto significa que el Dasein no juega un papel activo en la comprension y esclarecimiento del sentido del ser como se aventura en Ser y Tiempo, sino que el Dasein conlleva, mas bien, un papel pasivo, en cuanto comprende y recoge al ser y su sentido como destinacion que acaece en su verdad historicamente. Asi, pues, hacia el final de Sein und Zeit, Heidegger vislumbra que no es apropiado abordar la pregunta por el sentido del ser (lado ontologico de la relacion) a partir de la orbita del Dasein (lado entitativo de la relacion); sino que el pensador aleman se da cuenta de que debe dejar de lado la perspectiva del Dasein como punto de partida "subjetivo" para la comprension del sentido del ser, y asi poder comprender el polo de donacion y retraccion del ser mismo en el que se juega la sintesis de este despliegue del ser con el Dasein en un tiempo originario que excede el lado entitativo de la relacion. De este modo, aparece la problematizacion de la diferencia ontologica (ontologische Differenz) y el Ereignis a partir de su estatus tensivo en cuanto co-pertenencia o mutua pertenencia (Zusammengehoren) entre (Zwischen) el ser y el Dasein en el horizonte del tiempo.

Para concluir, el Ereignis, entonces, no puede ser considerado como una estructura objetiva, o mejor aun, como una estructura que pueda ser objetivada, pues el acontecimiento no puede ser explicado por causas previas, a la vez que se sustrae de toda posibilidad de representacion ya que este se siempre se sustrae como fenomeno; pues, el acontecimiento se dona como fenomeno pero el mismo no es un fenomeno. El Ereignis puede ser comprendido como un movimiento tensivo por el cual el ser se esencia y se dona como acontecimiento y como sentido. Pues el acontecimiento dispone y destina una constelacion de sentido para el hombre. De este modo, el acontecimiento es, para Heidegger, un acaecer espacio-temporal que en su estatus tensivo y diferencial se dona a la vez que el mismo acontecimiento se retrae y se retira. El acontecimiento abre la simultaneidad espacio-temporal, donde habitan y se hace presente el ente, el sentido y el hombre en un mismo lugar. Pues es, de algun modo, la reunion en la mismidad entre el ser y el hombre lo que acontece como acontecimiento. Esta donacion del ser como destinacion hacia el ahi del ser (Da-sein) que convergen en un mismo lugar a la vez que difieren radicalmente, es el acontecimiento.

Una dificultad que este planteamiento presenta es que el acontecimiento en cuanto tal permanece oculto como fenomeno por lo cual pareciera que habria que estar atentos a sus efectos para desentranar lo que es inherente a el; pues, ?como seria posible el conocimiento del acontecimiento?

Otro problema central que detectamos en el intento heideggeriano de sentar las bases de una nueva fundamentacion filosofica es el lenguaje del que disponemos para ello, porque ?como postular una nueva forma de fundamentacion para la filosofia y las ciencias si las categorias que disponemos para ello son elementos constitutivos de esta misma logica (onto-teo-logica) que se pretende superar? Como consecuencia directa de este planteo podemos desprender algunos problemas subsidiarios de esta cuestion: ?como podria ser postulada una ciencia sin fundamento o, mejor dicho, fundada sobre el abismo?; por otro lado ?como integrar la verdad como desocultamiento al programa de esta nuevo modo de pensar?; y tambien ?que logicas de investigacion se debieran postular para una ciencia fundada en la diferencia?

Bibliografia

Textos fuentes:

Las obras de Heidegger se citan segun las Gesamtausgabe, 'Wege-nichtWerke', editada por Vittorio Klostermann Frankfurt an Main., Veroffentlichte Schriften (1914-1976), Vorlesungen (1923-1944), Unveroffentlichte Abhandlungen (1919-1967), aun en edicion.

GA 11. Traduccion espanola: Identidad y Diferencia, Editorial Anthropos, Barcelona, 1990.

GA 14. Traduccion espanola: Tiempo y Ser, Madrid, Tecnos, 2006.

GA 65. Traduccion espanola Aportes a la Filosofia. Acerca del Evento, Buenos Aires, Editorial Biblos, 2003.

GA 70. Traduccion espanola: Sobre el comienzo, Buenos Aires, Editorial Biblos, 2014.

Textos complementarios:

Badiou, A., Logicas de los mundos. El ser y el acontecimiento 2, Editorial Manantial, Buenos Aires, 2008

Basso Monteverde, L., La unidad de la diferencia, Ed. BIBLOS, Bs. As., 2017.

Caputo, D. J., La debilidad de Dios: Una teologia del acontecimiento, Prometeo Libros, Buenos Aires, 2014.

Esperon, J. P., "El problema del fundamento, la verdad y sus limites en la tradicion filosofica occidental a partir de la lectura heideggeriana", Jorge Alfredo Roetti y Rodrigo Moro (compiladores), El fundamento y sus limites. Algunos problemas de fundamentacion en ciencia y filosofia, coleccion Cuadernos de Logica, Epistemologia y Lenguaje, ed. College Publications of London, Londres, 2016.

--, "Fenomeno religioso y nihilismo: delimitacion onto-teo-logica de la metafisica y apertura de nuevos horizontes para una originaria vinculacion con lo divino en las filosofias de Heidegger y Nietzsche", Scannone, J. C., Walton, R., Esperon, J. P. (editores), en Trascendencia y Sobreabundancia. Fenomenologia de la Religion y Filosofia Primera, editorial BIBLOS, Bs. As., 2015.

--, "Heidegger, Deleuze y la diferencia. Aportes para pensar la irrupcion de la novedad", en AISTHESIS, Revista Chilena de Investigaciones Esteticas dependiente del Instituto de Estetica de la Facultad de Filosofia de la Pontificia Universidad Catolica de Chile, Santiago de Chile, Chile, Ano XXVII, numero 59, 2016.

--, Nietzsche, ?Filosofo Metafisico? Dialogo entre Nietzsche y Heidegger en torno a pensar lo dionisiaco y el Ereignis como Zwischen: movimiento, apertura y diferencia. Acabamiento de la metafisica y transito hacia otro modo del pensar. Editorial UNLaM-Prometeo, Buenos Aires, 2015.

--, "Identidad y Diferencia. Los supuestos de la filosofia moderna", en Un nuevo pensamiento para otro mundo posible, comp. Scannone, Juan Carlos, editorial de la Universidad Catolica de Cordoba, Cordoba, 2010.

Marchart, O., El pensamiento politico posfundacional, Bs. As., FCE, 2009, p. 29 y ss.

AiPek, S., Acontecimiento, Madrid, Editorial Sexto Piso, 2014.

Juan Pablo E. Esperon (1) (USAL, UNLaM, ANCBA, Investigador del CONICET). Buenos Aires, Argentina.

(1.) Juan Pablo E. Esperon (jpesperon@hotmail.com) es Profesor y Doctor en Filosofia, e Investigador del CONICET. Ejerce la docencia en la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) y en la Universidad del Salvador (USAL). Es Director de la Revista Academica de Filosofia "Nuevo Pensamiento" dependiente del Instituto de Investigaciones Filosoficas de la Universidad del Salvador, area San Miguel. Es miembro del Centro de Estudios Filosoficos de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires.

(2.) SCANNONE, Juan Carlos, "Introduccion general: El 'nuevo pensamiento' y el 'otro comienzo'", en: Juan Carlos Scannone (ed.), Un nuevo pensamiento para otro mundo posible, Cordoba, EDUCC, 2010, p. 8.

(3.) Las obras de Heidegger se citan segun las Gesamtausgabe, 'Wege-nichtWerke', editada por Vittorio Klostermann Frankfurt an Main., Veroffentlichte Schriften (1914-1976), Vorlesungen (1923-1944), Unveroffentlichte Abhandlungen (1919-1967), aun en edicion. En adelante utilizaremos la sigla GA, el numero del tomo y la paginacion. Para esta cita: GA 65: 29. Traduccion espanola Aportes a la Filosofia. Acerca del Evento, Buenos Aires, Editorial Biblos, 2003, p. 41.

(4.) AiPek, S., Acontecimiento, Editorial Sexto Piso, Madrid, 2014, p. 16.

(5.) Cf. AiPek, S., Acontecimiento, Madrid, Editorial Sexto Piso, 2014, p. 17.

(6.) AiPek, S., Acontecimiento, Madrid, Editorial Sexto Piso, 2014, p. 18.

(7.) Para un analisis mas amplio respecto de la cuestion del fundamento en la filosofia de Heidegger puede consultarse: Esperon, J. P., "El problema del fundamento, la verdad y sus limites en la tradicion filosofica occidental a partir de la lectura heideggeriana", Jorge Alfredo Roetti y Rodrigo Moro (compiladores), El fundamento y sus limites. Algunos problemas de fundamentacion en ciencia y filosofia, coleccion Cuadernos de Logica, Epistemologia y Lenguaje, ed. College Publications of London, Londres, 2.016, pp. 205-236.

(8.) Beitrage zur Philosophie (von Ereignis), en Gesamtausgabe, vol. 65, Frankfurt an Main, Vittorio Klostermann, 1989. Traduccion espanola: Aportes a la Filosofia. Acerca del Evento, Buenos Aires, Editorial Biblos, 2003.

(9.) Cf. GA 65: 7, 13. Traduccion espanola, p. 29.

(10.) GA 65, 8. Traduccion espanola, p. 25.

(11.) GA 65, 13. Traduccion espanola, p. 29.

(12.) GA 65, 13. Traduccion espanola, p. 29.

(13.) GA 70, 61, Traduccion espanola: Sobre el comienzo, Buenos Aires, Editorial Biblos, 2014, p. 75.

(14.) GA 14, 23, Traduccion espanola: Tiempo y Ser, Madrid, Tecnos, 2006, p. 24.

(15.) GA 14, 28, Traduccion espanola, p. 43.

(16.) Walton, R., "Palabras preliminares", en Basso Monteverde, L., La unidad de la diferencia, Ed. BIBLOS, Bs. As., 2017, p. 17.

(17.) Walton, R., "Palabras preliminares", en Basso Monteverde, L., La unidad de la diferencia, Ed. BIBLOS, Bs. As., 2017, p. 17-18.

(18.) GA 13, 247.

(19.) La nocion de lenguaje en Heidegger debe ser entendida no en terminos de la linguistica contemporanea, es decir, como relacion entre el significante y el significado, o como relaciones estructurales entre signos; sino como aquel acontecimiento que nombra la verdad del ser, que en su senalar aclara y oculta. Pues desde la interpretacion de Heidegger, el hombre no nombra al ser sino que se encuentra con el y este encuentro ocurre en y a traves del lenguaje como acontecimiento decisivo. El lenguaje senala el lugar del entre o el cruce del acontecimiento.

(20.) Inter-cision. Es la es-cision entre (del latin inter) ser y ente, que resulta inter porque a su vez estan referidos el uno al otro. "La diferencia de ser y ente, en tanto que inter-cision entre la sobrevenida y la llegada, es la resolucion desencubridora y encubridora de ambas. En la resolucion (Austrag) reina el claro (Lichtung) de lo que se cierra velandose y da lugar a la separacion y la reunion de la sobrevenida y la llegada". GA 11, 71. Traduccion espanola, p. 141.

(21.) GA 65: 46. Traduccion espanola, p. 54.

(22.) Cfr. GA 11, 71. Traduccion espanola, p. 141.

(23.) GA 11, 45. Traduccion espanola, p. 85.

Recibido: 5 de Agosto 2018

Aceptado: 28 de Noviembre 2018

doi: 10.12795/themata.2019.i59.3
COPYRIGHT 2019 Universidad de Sevilla, Facultad de Filosofia. Campus Ramon y Cajal
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Esperon, Juan Pablo E.
Publication:Themata. Revista de Filosofia
Date:Jan 1, 2019
Words:6400
Previous Article:ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA IDEA HUSSERLIANA DE SACRIFICIO PRACTICO/SOME REMARKS ON HUSSERL'S IDEA OF PRACTICAL SACRIFICE.
Next Article:ENSAMBLE Y CONTINUIDAD EN LOS PROTO PRINCIPIOS DE LA DOCTRINA DE LA CIENCIA DE 1794 Y LA DE 1804/ASSEMBLY AND CONTINUITY IN THE PROTO PRINCIPLES OF...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters