Printer Friendly

Julia Pinilla y Brigitte Lepinette (eds.), Traduccion y difusion de la ciencia y la tecnica en Espana (S. XVI-XIX).

Julia Pinilla y Brigitte Lepinette (eds.), Traduccion y difusion de la ciencia y la tecnica en Espana (S. XVI-XIX), Valencia, Universitat d e Valenlcia, Institut Universitari de Llengues Aplicades Modernes (IULMA), 468 pags.

Este libro, editado por las profesoras Brigitte Lepinette y Julia Pinilla de la Universitat de Val enci a, reune dieciseis articulos de diversos investigadores bajo el tema general de la historia de la traduccion cientifica y tecnica del frances al espanol del siglo XVI al XIX en Espana. El volumen contiene, ademas, una rica bibliografia en donde se organizan en dos secciones las fuentes citadas y las referencias criticas, respectivamente. Aunque los autores son historiadores de la ciencia y traductologos, las editoras han optado por seguir un criterio tematico y clasificar el contenido en tres partes, en las cuales se mezclan las contribuciones de unos y otros. Asi, la primera parte (Perspectiva general) contiene tres capitulos que presentan una vision global del tema, la segunda (Tratados y manuales) contiene diez capitulos que abarcan desde estudios historicos hasta analisis de obras especificas y la tercera parte (Lexicografia), tres articulos que muestran la pertinencia e importancia de la metalexicografia y la lexicografia historica para la traduccion y la formacion del lexico especializado. El contenido del libro resulta entonces heterogeneo, pero los inventarios de obras y analisis especificos se hayan siempre unidos por el objetivo de explorar la funcion e importancia de la traduccion en la difusion del saber cientifico y tecnico en Espana del siglo XVI al XIX. Este objetivo cobra particular relevancia cuando se tiene en cuenta que, como lo indican las editoras en el prologo (21), se dedicaron pocos estudios a la historia de las traducciones cientificas y tecnica hasta finales del s. xx y destaca, por lo tanto, el aporte de estos estudios a comprension de la historia sociocultural espanola. Cada una de las tres partes comienza con un capitulo general al que le siguen estudios especificos. Asi, la primera parte abre con el capitulo de Francisco Lafarga titulado Historia de la traduccion e historia de la traduccion cientifica y tecnica: encuentros y desencuentros, la segunda parte empieza con el estudio diacronico de Maria Jesus Mancho Duque sobre las caracteristicas de las traducciones de textos cientifico-tecnicos en el Renacimiento y la tercera, con el articulo sobre los textos preliminares de los diccionarios frances-espanol (siglos xvi-xix) de Manuel Bruna Cuevas. Los temas estudiados en los capitulos que siguen a estos tres estudios son muy variados: analisis bibliometrico aplicado a la traduccion, la traduccion en Hispanoamerica, geometria, logica, historia natural, quimica, biologia, fisica electrica, economia, medicina y la lexicografia especializada del arte militar.

Lafarga se interroga sobre las funciones de la historia de la traduccion y resalta la complejidad de dicha historia y la forma a menudo asistematica en que se ha estudiado. Destaca dos problemas historiograficos: la conceptualizacion de los objetos de estudio (traductores y traducciones) y los metodos usados para estudiarlos, como la division temporal y la delimitacion geografica. Pasa luego revista a las obras de historia que se han ocupado de la traduccion y senala el lugar reducido que ocupa el tema en las historias de la literatura espanola. Este fenomeno se repite en las obras sobre historia de la ciencia y la tecnica, donde la traduccion tampoco ha recibido mucha atencion en las bibliografias y diccionarios historicos. Han aumentado considerablemente los estudios sobre la traduccion cientifica y tecnica; sin embargo, estos estudios siguen siendo parciales porque se dedican a una epoca, a algunos traductores o a algun area cientifica. Lafarga comenta brevemente los aportes existentes, pero la historia de la traduccion especializada aun esta por escribir. ?A quien toca escribir dicha historia? No hay una respuesta definitiva a esta pregunta; los historiadores de la ciencia sensibles a la traduccion serian autores potenciales, pero no serian los unicos. El autor recomienda entonces una colaboracion entre tres actores: quienes se dedican a la historia de la ciencia, a la de la literatura y a la de la traduccion. Es este un articulo bien documentado y que sirve de introduccion general al tema del libro.

Los dos articulos que completan la primera parte son el de Julia Osca-Lluch, Una aproximacion bibliometrica a las obras traducidas del frances los siglos XVI-XIX, y el de Georges Bastin, Science, politique et voyages en traduction en Amerique hispanique. Osca-Lluch coincide con Lafarga en que la traduccion de obras especializadas ha recibido poca atencion hasta hace poco; en el caso de Espana, los estudios bibliometricos sobre lenguas y literaturas son escasos. Este tipo de estudio se sirve de modelos matematicos que superan la estadistica bibliografica tradicional para estudiar, primera, el crecimiento y distribucion de los textos cientificos y, segundo, la estructura de los grupos que producen y consumen la informacion contenida en dichos textos. La autora se baso en el Catalogo Colectivo del Patrimonio Bibliografico Espanol (CCPB), del cual se obtuvieron 2.388 registros bibliograficos correspondientes a las obras traducidas del frances al espanol entre los siglos xvi y xix. La distribucion por anos indica el crecimiento de las obras traducidas a partir de 1751-1800, mientras que el mayor numero de traducciones se ubica entre el periodo de los anos 1801 a 1850. Los resultados se clasificaron segun su distribucion por paises de edicion (siendo el primero Espana, seguido de Francia y Belgica), las localidades de edicion (donde Madrid, Barcelona y Valencia son las principales), la productividad de los traductores (el 67,22 % solo tradujo una obra), la colaboracion entre traductores, es decir, si las traducciones fueron realizadas por un solo traductor o por dos o mas (casi el 92 % de las obras fueron traducidas por un solo traductor), la participacion de las muj eres (98 % de los traductores son hombres frente a un 2 % de las muj eres) y, por ultimo, los temas que tratan los libros traducidos (predomina la religion, tema seguido por la traduccion de comedias, novelas, libros de historia, biografias y medicina. En conclusion, la traduccion de obras cientifico-tecnicas aumenta en Espana durante el s. xviii, a partir del interes por las nuevas terminologias que existia desde la ultima decada del siglo XVII.

Con el tema de fondo de la relacion entre ciencia y politica, Bastin explora primero las traducciones no literarias realizadas en Hispanoamerica entre los siglos xvi y xviii. La mayoria de estas son de textos religiosos del espanol a las lenguas autoctonas. Se encuentran tambien traducciones cientificas y literarias a partir dichas lenguas autoctonas, de gran importancia para reconstruir el pasado de Hispanoamerica, como la del Popol Vuh. En segundo lugar, se presentan las diversas versiones realizadas por los traductores comprometidos con la independencia de Venezuela. Bastin y su grupo de investigacion en la Universidad de Montreal (HISTAL) han descubierto que los traductores independentistas, entre ellos Andres Bello, Manuel Garcia de Sena, Jose Maria Vargas y Miguel Jose Sanz, tambien se ocuparon de textos cientificos (p. ej. de quimica, derecho, medicina, aritmetica, etc.). Ademas, numerosos intelectuales, principalmente europeos, recorrieron Venezuela en el siglo xix y este investigador nos ofrece, en tercer lugar, un adelanto de un proyecto ambicioso que se ocupa de la relacion entre la traduccion y las expediciones cientificas durante el siglo xix, especificamente, de la influencia de las traducciones de estos relatos de viajes en el imaginario de la epoca, relatos que cambiaron la vision que los cientificos europeos tenian de Hispanoamerica. Se ocupa brevemente de las traducciones realizadas de las narraciones de Jean Joseph Dauxion, Pal Rosti, Karl F. Appun, Miguel M. Lisboa y Jean-Baptiste Boussingault. Las conclusiones preliminares del estudio revelan las funciones politicas y economicas de esas obras en la medida en que consolidaron la reputacion de ciertas autoridades, como Napoleon o el Gobierno ingles, o estrecharon las relaciones entre paises como Venezuela y Brasil. Se trata de un corpus variado de obras escritas no solo en frances, sino tambien en ingles, aleman, hungaro y portugues, y publicadas por diversas instituciones. Son tambien ricas en textos preliminares y notas de los autores o los traductores y en ellas abunda la terminologia cientifica y los neologismos. De alli su importancia para la historia de la traduccion especializada.

El interesante articulo de Mancho Duque, titulado Las traducciones de textos cientifico-tecnicos en espanol en el Renacimiento: algunos rasgos caracterizadores, inicia la segunda parte del libro. Como es sabido, durante el Renacimiento el uso del latin en Europa fue declinando en la medida en que fueron surgiendo las lenguas vernaculas. Este ambiente se ve reflejado en Espana, donde el uso del latin era obligatorio en la ensenanza universitaria, en la investigacion cientifica y en los intercambios internacionales, lo cual no favorecia el desarrollo de las materias necesarias para el desarrollo de la Espana imperial. Se crearon entonces centros donde la ensenanza era en espanol y donde, por ende, se favorecian las traducciones. En el area cientifica, se hicieron traducciones de las lenguas clasicas y a partir de otras lenguas vernaculas, principalmente del italiano, seguido por el frances. No hay durante el Renacimiento una teoria elaborada de la traduccion cientifica, sino que se encuentran observaciones y reflexiones en los prologos de las traducciones. En general, se repiten las ideas clasicas sobre la traduccion, provenientes de Ciceron, que daban primacia al sentido y a la libertad respecto a la forma, pero sin glosas a la manera medieval. Ademas, hay un deseo de transmitir el conocimiento a quienes no podian leer latin y por ello los traductores tratan de justificar su labor con una actitud defensiva frente a las criticas por parte de quienes consideraban el latin la lengua de prestigio. Resulta muy interesante un rasgo mencionado por este investigador y que enlaza lo sucedido en Europa con las caracteristicas de la traduccion en Hispanoamerica estudiadas por Bastin en el capitulo anterior; en efecto, la traduccion, en el caso del espanol, se tine de patriotismo, ya que el cultivo y desarrollo del espanol <<se consideran tareas de maxima importancia y de interes nacional>> (104). Se llega asi a la conviccion de la madurez del idioma espanol considerado como instrumento politico.

Evidentemente, los traductores se enfrentaron a problemas terminologicos en la medida en que las lenguas vernaculas no poseian denominaciones para muchas palabras y conceptos de los originales grecolatinos. Los traductores trataron de incorporar los nuevos vocablos sin hacer violencia al espanol, con predominio de los latinismos tecnicos y los helenismos, y surgieron asi numerosos neologismos recopilados en glosarios especializados que dieron origen a la lexicografia moderna. Un estudio mas detallado de los procedimientos utilizados por los traductores para resolver los problemas terminologicos se encuentra en el capitulo de Francisco. J. Sanchez sobre la convergencia terminologia que comentaremos a continuacion. En conclusion, el profesionalismo del traductor evoluciono en la medida en que el latin quedo limitado a las universidades y los claustros religiosos. El principio fue lento y lleno de excusas para justificar la traduccion al romance, pero con el tiempo el trabajo del traductor se hizo socialmente mas aceptado por la necesidad de propagar las materias cientificas y consolidar el desarrollo del idioma con fines nacionalistas.

El capitulo quinto es de Francisco Javier Sanchez, quien ilustra los problemas lexicos y recursos de la neologia en la traduccion en un caso especifico, a saber, Las traducciones al espanol e italiano del libro De Geometria (1532) de Oronce Fine: convergencia terminologica. Sanchez analizo los primeros siete capitulos del segundo libro de Protomathesis, una obra didactica sobre matematicas, cosmografia y astrologia publicada en Paris. Comienza por describir los manuscritos y ediciones usadas, ademas de las traducciones del latin al italiano y espanol. Aunque la version al italiano no tiene prologo, uno de los autores de la version espanola, Jeronimo Girava, redacto uno en donde discute algunos temas mencionados por Mancho Duque como caracteristicas de la traduccion cientifica en el Renacimiento. En efecto, en su prologo Girava resalta su labor de traduccion atendiendo el sentido y menciona el problema terminologico que resulta de no poseer equivalentes lexicos al verter del latin al espanol. Este investigador muestra como en la version espanola los traductores adoptaron los tecnicismos latinos, recurrieron al calco, alternaron terminos cultos con populares, se sirvieron de palabras comunes a las que dieron un significado particular (neologia de sentido) o, en caso de vacios terminologicos, tradujeron el significado etimologico.

El estudi o comp arativo de B ri gitte Lepinette, Las traducciones de manuales de humanidades en la segunda parte del siglo XVIII. Las logicas, esta realizado siguiendo una metodologia historico-sociologica muy interesante, ya que se centra en aspectos externos a las traducciones para explicar las razones que las motivaron y su contexto editorial. Se trata de un articulo detallado, con numerosos cuadros que ilustran las diferentes ediciones de las obras de logica estudiadas y sus contenidos. Lepinette explica primero la importancia de la logica en la ensenanza en Francia en las ultimas decadas del s. xviii; posteriormente dirige su atencion a las ediciones y traducciones de tres autores y sus obras respectivas, a saber, las logicas de Dumarsais (1730), Cochet (1750) y Condillac (1780). La logica de Dumarsais compendia la logica de Port-Royal, cuya finalidad general era ayudar a distinguir lo verdadero de lo falso. Al igual que esta, la de Cochet estaba destinada a un publico sin formacion humanistica, pero anade como objetivo esencial ayudar a formar el buen gusto de los jovenes, que es la base de la ensenanza literaria y cientifica. La de Condillac se acerca mas al espiritu de la Ilustracion, pues presenta la logica como el arte de razonar y en el cual solo el ser humano con sus facultades mentales esta en la base del pensamiento; es, pues, una logica epistemologica. Destaca Lepinette como, a pesar de sus diferencias, se encuentra en cada una de estas obras una finalidad pedagogica que motivo las traducciones al espanol. En este sentido, refuerza lo senalado por Mancho Duque como una caracteristica de la traduccion en el Renacimiento: estar al servicio de la ensenanza en espanol.

Con el capitulo de Antonia Montesinos sobre La variacion denominativa en la version espanola de la Histoire Naturelle de Buffon volvemos al campo de los problemas terminologicos. Sinonimos y pares de terminos equivalentes o cuasiequivalentes son fenomenos englobados por la nocion de variacion denominativa, de tipo implicito en el primer caso y explicito en el segundo, donde a un concepto le corresponden varias denominaciones. Se trata, pues, de un mecanismo de cohesion textual, junto con la repeticion lexica, la sustitucion semantica y la elipsis. Montesinos se ocupa del caso particular donde dicha variacion no se debe al autor de un texto sino al traductor: la traduccion de la obra de G.-L. Leclerc, Conde de Buffon, por Jose Clavijo y Fajardo. Con numerosos ejemplos ilustra el uso de la variacion terminologica como tecnica de traduccion. Las diferencias entre TO y el TM son de estilo, ya que el original se caracteriza por la repeticion lexica y sintactica, mientras que el traductor opto por la variacion denominativa implicita. Clavijo tambien uso la variacion explicita en lugar de los terminos simples del original. Las conclusiones de Montesinos indican que, donde Buffon recurre a la repeticion lexica de tecnicismos o voces de la lengua comun, Clavijo usa varios mecanismos de cohesion, entre ellos la variacion implicita, e incluso ambos tipos de variacion, para mantener la precision de los terminos especializados. Por otra parte, el traductor usa la variacion explicita para traducir terminos propios de la obra y algunas voces de la lengua comun. El uso de la variacion explicita se debe a una razon discursiva y funcional, a saber, el proposito del traductor de facilitar el acceso a los terminos cientificos a lectores jovenes en formacion.

Los capitulos ocho y nueve se ocupan de nomenclatura de la quimica. Jose Ramon Bertomeu hace un recuento historico interesante y ameno de la transformacion de la profesion farmaceutica como consecuencia de la nueva nomenclatura quimica en Fugaces novedades y largas persistencias: la terminologia quimica y la profesion farmaceutica durante la primera mitad del siglo XIX. Bertomeu ofrece informacion sobre el proceso de creacion y adaptacion del conocimiento cientifico en el territorio comun a la quimica, la farmacia y la medicina. Tanto en Espana como en Francia hubo resistencias fuertes entre los boticarios, suplantados por los colegios de farmacia, donde se propagaba lentamente la nueva terminologia gracias a traducciones al espanol de clasicos como los de Morveau y Fourcroy. La transformacion de la farmacia en una ciencia fundada en la nueva quimica encontro diversos problemas terminologicos, tales como la existencia de terminos muy largos, y por ende poco practicos en el uso, de terminos que oscurecian la composicion de productos farmaceuticos y otros vocablos que causaban confusion entre sustancias diferentes, todo lo cual produjo una abundante sinonimia entre los nuevos terminos y las antiguas denominaciones. Por otra parte, la obra de Mateo Orfila es un ejemplo muy importante para ilustrar la historia del vocabulario cientifico en espanol en el siglo xix, no solo por la figura y prestigio del autor, sino tambien porque su obra tambien muestra como se fue adaptando el nuevo lexico de la quimica al espanol. Este es el tema del que se ocupa Cecilio Garriga en Aspectos de la traduccion cientifica en el siglo XIX: el ejemplo de Orfila. En este caso, es valiosa la perspectiva diacronica para comprender los problemas de traduccion, puesto que el desarrollo de la nueva nomenclatura quimica produjo debates linguisticos sobre las nuevas denominaciones, a la par que se realizaban traducciones tempranas al espanol de las obras mas importantes. Orfila fue autor de unos de los libros sobre la quimica mas importantes publicados en Francia, los Elemens de chimie appliquee a la medicine et aux arts, traducido por el mismo autor al espanol un ano despues. Hubo dos ediciones en frances (1817 y 1819) y sus correspondientes versiones al espanol (1818 y 1822) y Garriga hace un analisis comparativo de estas obras. Estudia, ademas, la fecha de incorporacion a los diccionarios academicos de la lista de elementos y compuestos quimicos que presenta Orfila y el largo proceso de adaptacion de los nuevos terminos al espanol.

El capitulo diez, del cual son autoras Sylvie Vandaele y Eve-Marie Gendron, tambien se ocupa de la obra de un autor especifico y la influencia de las traducciones, en este caso, la obra de Darwin y sus traducciones al frances. En Des "vilaines infideles " a laposterite : traduction et retraduction de l'&uvre de Charles Darwin, estas investigadoras siguen la nocion de arqueologia de la traduccion de Pym (250) y se ocupan de las primeras traducciones (y retraducciones) de la obra de Darwin, el metodo seguido por los traductores y sus propositos. Analizan la informacion editorial buscando saber mas sobre los traductores, p. ej., si eran cientificos o no y si hablan de su estrategia de traduccion. Vandaele y Gendron incluyen una serie de cuadros que dan al lector una idea clara de las ediciones originales, las traducciones, ediciones y traductores. Los resultados indican que la mayoria de las traducciones fueron hechas por cientificos y confirman una practica comun a mediados del s. xix: la iniciativa de la traduccion la tomaba no el autor sino el traductor, quien tambien buscaba la editorial, y cuyo nombre y credenciales, si era de prestigio, aparecian completos en traduccion, que ademas incluia un prefacio. Hoy en dia las traducciones de Darwin tienen otras caracteristicas, pues se le traduce por su importancia en la ciencia, no para difundir sus ideas; ademas, los traductores y autores de los prefacios son estudiosos de la vida y obra de Darwin, pero no necesariamente cientificos ni investigadores.

Jose Antonio Moreno presenta un panorama donde se ocupa de los autores y obras mas relevantes para la difusion y ensenanza de la fisica electrica hasta 1875, tales como Libes, Biot, Beaudant, Pouillet y otros, con informacion sobre las distintas ediciones, contenido y traductores. Las conclusiones de su estudio sobre Los manuales de procedencia francesa en la ensenanza y difusion de la fisica electrica en Espana a lo largo del siglo XIX muestran que no fue abundante la produccion de textos que sobre la electricidad y sus aplicaciones pueda encontrarse en las bibliotecas espanolas hasta 1870, situacion que cambio en el ultimo cuarto del s. xix con el desarrollo de las aplicaciones practicas de la electricidad y que condujo a la produccion de obras destinadas a tanto a ingenieros como al publico en general.

Con el articulo de Jose Carlos de Hoyos sobre el Nacimiento de la ciencia economica: Analisis de las traducciones espanolas del Epitome de Jean-Baptiste Say volvemos a un estudio sobre la difusion de una nueva nomenclatura, en este caso, de la terminologia economica en el primer tercio del siglo xix, en la cual la obra de Jean-Baptiste Say y sus traducciones, segun Hoyos, fueron determinantes para la formacion del lenguaje especializado de la economia (314). Se publicaron seis ediciones del Traite d'economiepolitique entre 1803 y 1841, del cual el Epitome es una anadido a la segunda edicion de 1814 y que fue muy popular. Se trata de un compendio terminologico del vocabulario usado en el Traite. Hoyos presenta una lista de las traducciones al espanol del Traite, pero su articulo se centra en las dos versiones espanolas del Epitome de 1816 y 1821, analizando las palabras clave que revelan los aportes de los traductores a traves de la creacion de terminos para la economia.

Hemos visto que las editoras entremezclan los temas y enfoques a lo largo del libro, lo que le da una gran variedad al volumen. Despues del estudio de la influencia de una obra especifica en el capitulo anterior, cierra la segunda parte el trabajo de Maria Elena Jimenez sobre Les traductions espagnoles de textes medicaux au debut du XIXe siecle (1800-1810). Se trata en este caso de una revision de la historia de la traduccion al espanol de textos medicos aparecidos entre 1800 y 1810 en un corpus formado por treinta y una obras de diversas areas, como la cirugia, la anatomia, la higiene, la farmacia, etc. A lo largo de la segunda parte de este libro hemos visto que las traducciones fueron frecuentes en Espana en el s. xviii y aun mas en el s. xix. Cuantitativamente, la mayoria de las traducciones en medicina son de cirugia y de anatomia y fisiologia. La mayor parte de las traducciones vienen del frances, mientras que en otros casos se trata de traducciones al frances de obras escritas originalmente en ingles, latin o aleman. Los traductores eran casi siempre especialistas, como en el caso de la obra de Darwin; ademas, el estudio de los prefacios y otros textos preliminares indica que los destinatarios eran principalmente especialistas y, en algunos casos, estudiantes de medicina. Se traducia para contribuir a la difusion cientifica en Espana y hacer disponibles los progresos y descubrimientos en Francia e Inglaterra; llegado el siglo xviii, el frances habia sustituido practicamente al latin como lengua de difusion de la ciencia y la tecnologia.

La tercera parte del libro, dedicada a las relaciones entre lexicografia y traduccion, contiene un estudio diacronico de metalexicografia bilingue aplicado a los textos preliminares de los diccionarios bilingues con el frances y el espanol, seguido por dos estudios especificos de la lexicografia del arte militar. El trabajo de Manuel Bruna Cuevas sobre La traduccion segun los prologos de los diccionarios frances-espanol (siglos XVI-XIX) es valioso porque muestra la relacion estrecha entre traduccion y lexicografia. ?Que temas se mencionan y discuten en los textos preliminares de estos diccionarios? ?Hay referencias directas o indirectas a la traduccion? ?Se menciona a los traductores entre los destinatarios? Bruna Cuevas compara los diccionarios bilingues alfabeticos con el frances y espanol, pero excluye las nomenclaturas y los multilingues. Resulta sorprendente constatar que ni en los diccionarios de Hornkens (1599), Palet (1604) y Oudin (1607), pasando por las sucesivas reediciones de este ultimo a lo largo del s. xvii, ni en las compilaciones de Vittori (1609 y sig.) y Trogney (1639) se presenta el diccionario bilingue como una herramienta para los traductores, sino para aprender idiomas. No es muy diferente la situacion en el s. xviii con las obras de Maunory (1701), Sobrino (1705) y Torre y Ocon (1728-1731). A pesar de que en este siglo van aumentando las traducciones y la dependencia del espanol con respecto al frances para acceder al saber, se mantiene la vision fundamental de los diccionarios como obras didacticas para la comprension del frances y ningun lexicografo presenta su diccionario como una herramienta util para la traduccion. Las unicas excepciones son los diccionarios de Terreros (1786-1793) y Capmany (1776), pero en general la tendencia sigue siendo considerar los diccionarios como obras para el aprendizaje de idiomas.

Ascension Sierra Soriano ofrece un recorrido historico mas especifico que el anterior, dedicado a La lexicographie militaire franqaise et espagnole au XIXe siecle, mientras que Marta Sanchez Orense se concentra en una obra especifica en Un ejemplo de la corriente traductora en la lexicografia especializada: el Diccionario militar (1749) de Raimundo Sanz. Sierra Soriano estudia un corpus de cuarenta y tres diccionarios monolingues, bilingues y multilingues con el frances y el espanol; varios cuadros y graficos ayudan a aclarar la clasificacion de las obras y su distribucion por fechas de publicacion y lenguas. Hay un aumento de las publicaciones a partir sobre todo de la segunda mitad del s. xix; sin embargo, la produccion de diccionarios bilingues frances-espanol no es particularmente copiosa, puesto que en general los militares espanoles conocian bien la lengua francesa. Por su parte, Sanchez Orense se ocupa del diccionario de Sanz, poco conocido, pero que es el primer trabajo lexicografico en lengua espanola sobre esta area y que presenta la particularidad de ser un diccionario traducido del frances al espanol, una adaptacion espanola del Dictionnaire militaire de Aubert de la Chesnaye-Desbois (1742). En los textos preliminares Sanz explica su metodo de traduccion. En la macroestructura, Sanz prescindio de terminos obsoletos y arcaicos, y de lemas franceses cuyas definiciones aparecen duplicadas en otras entradas. Sanz tambien redujo la microestructura, pero en otras partes anadio entradas o creo dos entradas a partir de una unica en el original frances. El numero total de entradas del espanol es menor que el del frances (629 frente a 691), lo que indica que Sanz no se limito a transliterar el original.

En conclusion, nos parece innegable que la gran variedad de temas tratados en este libro, junto a la alternancia entre estudios diacronicos y analisis de obras particulares, y la inclusion de una parte sobre lexicografia hacen que este volumen contenga una gran riqueza de observaciones y datos que pueden servir para estudios posteriores a los investigadores que se interesan por la traduccion y su historia, la linguistica diacronica, ademas del desarrollo de la terminologia y la lexicografia.

DOI: https://doi.org/10.24.197/her.19.2017.372-382

HEBERTO FERNANDEZ, DOCTOR EN LINGUISTICA

Universidad de San Buenaventura, Seccional Cartagena

Facultad de Educacion, Ciencias Humanas y Sociales

Licenciatura en Lenguas Modernas con enfasis en Ingles y Frances

heberto.fernandez@usbctg.edu.co
COPYRIGHT 2017 Universidad de Valladolid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Fernandez, Heberto
Publication:Revista Hermeneus
Date:Jan 1, 2017
Words:5135
Previous Article:Francisco Lafarga, Carole Filliere, Maria Jesus Garcia Garrosa y Juan Jesus Zaro, Pensar la traduccion en la Espana del siglo XIX.
Next Article:Mercedes Eurrutia Cavero (ed.), El lenguaje juridico y administrativo en el ambito de la extranjeria. Estudio multilingue e implicaciones culturales.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters