Printer Friendly

Jose Abreu Cardet. 2007. Las fronteras de la guerra. Mujeres, soldados y regionalismo en el 68.

Jose Abreu Cardet. 2007. Las fronteras de la guerra. Mujeres, soldados y regionalismo en el 68. Santiago de Cuba: Editorial Oriente (Coleccion Historia, Bronce). 192 pp. ISBN: 9789591105844.

Cuando pensamos en libros que hablan de la guerra, que abordan las confrontaciones belicas, en general imaginamos descripciones de batallas. Muchos de esos libros son en realidad cantos epicos a determinada gesta en la que se destacan heroes que poco tienen de humanos. Y si no es esto, se trata de libros que enfatizan el preciosismo de la estrategia militar o la pertinencia del analisis geopolitico. En la contraparte, este libro del historiador cubano Jose Abreu Cardet nos llama la atencion por su manera de abordar el tema de la guerra--la guerra de los diez anos--, que se inscribe en lo que podriamos llamar la historia de las mentalidades, entremezclado con planteamientos muy desarrollados en aquella abundante bibliografia de hace unas decadas, que subrayaban la importancia de las redes y lazos familiares. El autor se muestra mas interesado en rescatar una serie de mecanismos que dieron contenido a "ese mundo espiritual y material que consolido la resistencia por diez anos" y que apuntan a conocer las mentalidades colectivas. Le interesa, pues, la otra cara de la guerra, la que tiene que ver con la dimension humana, con la vida diaria, con sus logros, iniqui dades, solidaridad, con sus dinamicas.

Se trata de un texto de escritura clara, amena, y a veces de tono personal. Esta formado por 13 pequenos capitulos, articulados en torno a seis temas: la familia, el regionalismo, el abastecimiento, las creencias, el culto al pasado heroico y la "practica" democratica, temas que van siendo desarrollados por separado y cuando es necesario, de manera intercalada. El dicho del autor se basa en diversas fuentes, especialmente en diarios y correspondencia de los lideres revolucionarios, en los papeles de diversos mambises, y toma mucha informacion de una amplia bibliografia dedicada a diversos personajes en la que se recogen los testimonios de estas figuras distinguidas. Cuando habla de los mambises del comun, sus opiniones tienen mucho de apreciacion, de colegir de otros testimonios, de confrontar las opiniones de los lideres, de leer entre lineas la documentacion revisada.

Al autor le interesa la guerra, pero no la dimension militar, le interesan otros temas, tambien propios de la guerra y que no son usualmente tratados al privilegiarse las gestas heroicas, los desplazamientos, la estrategia. Llama a leer entre lineas en los relatos, por ejemplo, cuando en los testimonios se hace tanta alharaca por haber disparado de cerca, o luchado cuerpo a cuerpo, apunta que eso puede interpretarse como que no era lo usual, lo que ocurria con mayor frecuencia, sino mas bien lo excepcional.

De entrada, el autor afirma que si se examina con cuidado la historia de la guerra de 1868, es evidente que en buena medida fue organizada por un grupo de parientes pertenecientes a antiguas familias criollas del oriente y el centro de la isla, tal vez sin la riqueza material de otros tiempos, pero si con el caudal cultural y el orgullo de la estirpe, familias que establecieron lazos de solidaridad muy estrechos basados en los vinculos de parentesco. Ante la ausencia de una cultura belica, de una practica militar, lo real era contar con la lealtad de los parientes, de los amigos del vecindario de origen, "el vinculo familiar podia sellar una alianza dificil de romper por peligrosas que fueran las circunstancias" (p. 10). Existia un concepto elevado de lo que eran las relaciones familiares, la carga peyorativa que hoy tiene el nepotismo no tenia cabida entonces. Por supuesto que tambien eran necesarias las caracteristicas personales para ganarse el liderazgo.

La familia jugaba tambien otro papel que el autor resalta en su estudio, como apoyo animico, mismo que tenia un efecto contradictorio porque al mismo tiempo que proporcionaban este sustento, las familias que seguian a los combatientes se convertian en una carga, una carga muy pesada, que hacia muy dificiles los movimientos y la defensa, y constituian un punto vulnerable que requeria una gran cantidad de efectivos para proteger y resguardar la seguridad de mujeres, ninos y ancianos. Entonces, en este libro encontramos a los heroes de otros relatos, a aquellos proceres obstinados en la independencia, pero aqui los encontramos preocupados por el bienestar de sus familias, por la seguridad de estas, por suministrar bastimento a sus tropas.

El tema que Abreu aborda enseguida es el del regionalismo, que ha sido uno de los asuntos identificados como causante de conflictos que llevaron a enfrentamientos y al fracaso en la guerra. Aqui en cambio, es visto como algo natural, en el sentido de que era mas accesible para alguien que era del lugar obtener apoyo, conseguir la cooperacion de los vecinos en terminos de sustento y de aporte para las fuerzas, el tener ascendiente. Ser de un lugar favorecia el prestigio de los lideres y les permitia hacerse fuertes en sus localidades. "El hecho de conocer y ser conocido en una region determinada era de un incuestionable valor practico" (p. 47). "Somos fuertes porque estamos en localidades conocidas" decia uno de esos lideres (p. 69). En varios casos, los dirigentes llevaban a cabo la mayoria de las operaciones en la jurisdiccion donde habian nacido, crecido, residian sus parientes y eran mas conocidos. Resulta interesante el planteamiento que hace nuestro autor en el sentido de "comenzar los estudios sobre el regionalismo viendo las posibilidades de cada region para enviar hombres a otro lugar, mas que concentrarse en lo que pensaban o dejaban de pensar determinadas figuras de la guerra de 1868" (p. 57), pensar, pues, en la cantidad de hombres que tenia el ejercito libertador y en la capacidad de movilizarlos de un lugar a otro, en la posibilidad real de llevar a cabo estas acciones. ?Eran capaces de mantener la proteccion a las familias y prefecturas y al mismo tiempo emprender acciones fuera de su territorio? Es una pregunta a responderse, mas alla del reparo de que las regiones tambien expresaban cotos de poder y la ambicion de mantenerlo.

El siguiente tema desarrollado se refiere al abastecimiento, a los diversos mecanismos utilizados para allegarse vituallas y armamento. Una de las formas mas usuales era a traves de los saqueos al enemigo, a tal grado que era una de las motivaciones para los enfrentamientos. Aquel que lograba asaltar un poblado y capturar articulos generosamente surtidos, "alcanzaba el respeto entre sus soldados, quiza incluso con muchas mas razones que si hubiera liquidado una columna contraria" (p. 71). La preocupacion mayor era buscar alimentos para la tropa. El ataque se convertia en una catarsis, pero la motivacion primaria era conseguir el botin para subsanar necesidades apremiantes. Ahora bien, tambien era causa de perdicion, porque la revancha espanola era inminente y las persecuciones sin tregua. En ocasiones, la abundancia llevaba a cometer imprudencias, dejando rastros con los animales muertos o con los restos abandonados en los caminos, o bebiendo tanto que facilitaban que los cercaran y no pudieran defenderse. Ese comportamiento llevo a la inminencia de poner orden en las filas rebeldes.

Las creencias en diferentes niveles ocupan otro de los capitulos: las diversas religiosidades, la devocion a la Virgen de la Caridad del Cobre, la masoneria, la solidaridad como un valor supremo, etc. De igual forma, se abordan las formas de divertirse.

El siguiente tema privilegiado en el analisis esta relacionado con la necesidad de estos grupos de crear una historia, de construir una memoria, de seguir un legado. Segun Abreu, era una forma de enfrentar la incertidumbre de la guerra. El capitulo en el que se desarrolla este asunto es uno de los mas sugerentes y lleva a diversas reflexiones.

Finalmente, el autor hace referencia a los enfrentamientos, de individuos y de criterios, "tal parecia que no se estaba de acuerdo con nada ni con nadie" (p. 136) dice en uno de los apartados. Este enfrentamiento llevaba a la proliferacion de chismes y rencillas, pero tambien a tratar de someter a consenso cualquier decision. La idea romantica de los seres superiores enfrascados en la lucha por la libertad se mundaniza al conocer los deseos, los anhelos, las ambiciones, las rencillas, los sentimientos de los seres humanos debajo de la armadura de bronce que la historia y la historiografia les ha puesto. Tal pareciera que la labor principal de Abreu es deconstruir una serie de imagenes que la literatura ha reproducido. Entre ellas el comportamiento de algunos lideres, llevandolos a su dimension humana, llena de celos, de envidias, de competencias. Ademas de las cuestiones de mando habia discordia en el tema del tratamiento dado a los subordinados. Nadie quedaba a salvo de ese mundo de intrigas y en algunos casos la evidencia no era la confrontacion sino el abandono, como le ocurrio a Bartolome Maso.

Ademas de los seis temas principales aparecen otros asuntos como la cuestion del racismo, que segun Abreu, pierde espacio paulatinamente en la Cuba mambisa. El papel de las mujeres, importante en la reproduccion de una vida diaria que hacia llevadera la lucha con su labor como companeras, amantes, o cuidando a los enfermos y heridos, es rescatado por este historiador holguinero, quien tambien usa una manera elusiva de tocar el tema al titular el apartado "ese sentido de lo intangible". Otro de los temas derivado es el de las altas y bajas en el ejercito, ?como se lograban? ?que motivaba a la gente a seguir a sus lideres, a resistir ante la adversidad a presentarse a los espanoles, a abandonar al grupo?

En suma, podemos afirmar que todo el relato del libro busca humanizar el proceso de la guerra y lo logra, hablando de las cosas cotidianas, de las preocupaciones inminentes de los lideres para resolver las necesidades primarias y apremiantes de sus tropas: seguridad, alimento, armas. De esas preocupaciones se ocupa el autor tanto como de las intrigas, las mezquindades y para cada caso pone una serie de ejemplos. Tambien habla de las contradicciones de la guerra, de la necesidad de ganar adep tos y de las acciones que llevaban al resultado contrario. Todo aquello que a su juicio sirvio para sustentar la resistencia, para llevar la guerra a prolongarse en el tiempo y a desgastar al enemigo.

Para finalizar, quiero senalar que este libro refleja una historia compleja que necesita atencion para desentranar el entramado de una poblacion en guerra. Es un libro sugerente y su lectura puede ampliarse, definitivamente, si lo pensamos como un binomio que sin duda forma con otro libro del autor, Introduccion a las armas: La guerra de 1868 en Cuba (Abreu Cardet 2005), en el que el caudillismo, el regionalismo y la familia son los ejes del analisis y no solo en referencia a las grandes figuras, se incluye tambien a los caudillos de barrio situandolos en un plano territorial.

Referencia

Abreu Cardet, Jose. 2005. Introduccion a las armas: La guerra de 1868. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.

Laura Munoz

Instituto Mora/AMEC

lmunoz@mora.edu.mx
COPYRIGHT 2009 Instituto de Estudios del Caribe
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2009 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Munoz, Laura
Publication:Caribbean Studies
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2009
Words:1826
Previous Article:Fernando Martinez Heredia. 2007. La Revolucion Cubana del 30: Ensayos.
Next Article:Reinaldo L. Roman. 2007. Governing Spirits: Religion, Miracles, and Spectacles in Cuba and Puerto Rico, 1898-1956.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters