Printer Friendly

Jorge Millas in the country of realistic literature/Jorge Millas en el pais de la literatura realista.

Introduccion

El trabajo que voy a presentar en esta ocasion corresponde a la serie de impresiones que tuve como lector de Escenas ineditas de Alicia en el pais de las maravillas, de Jorge Millas (1). Antes de comenzar, debo aclarar que desconozco la obra filosofica de este autor y que, ademas, no soy filosofo. Una vez senalada mi impertinencia academico-filosofica, pido que las siguientes reflexiones sean aceptadas simplemente como observaciones libres y espontaneas de un consumidor de textos literarios. Este es el punto de vista que asumire para adentrarme en la obra que veremos a continuacion.

Mi plan de trabajo sera el siguiente: a) en primer lugar me referire a la obra como totalidad; b) a continuacion, comentare algunas escenas (las mas interesantes desde mi punto de vista); c) y, finalmente, tratare de elaborar algunas conclusiones.

1. La obra como totalidad

El primer aspecto textual que quisiera destacar de Escenas ineditas de Alicia en el Pais de las Maravillas es que esta se plantea--por lo menos aparentemente--como un divertimiento, es decir, como un "recreo", como una forma de "pasatiempo", como una distraccion momentanea de la atencion", tal como lo indica la Real Academia Espanola de la Lengua. Esta calificacion de la obra por parte del mismo autor nos invita entonces a leer este "ejercicio de escritura" como un juego (un juego de logica y un juego de lenguaje; un divertimiento logico-linguistico, dice Millas) que tiene como protagonista, ademas, a una nina, cuya forma de relacionarse con el mundo, como la de todos los ninos, es a traves del juego. Un juego del autor que hace jugar a su personaje dentro del texto. Pero, cuidado. La nina es nada menos que Alicia--de Alicia en el Pais de las Maravillas-, es decir, una jovencita famosa, que pertenece a otra obra literaria y cuyo verdadero creador es Lewis Carroll (Charles Lutwidge Dodgson). Por lo tanto, la intertextualidad que permite la construccion de este texto nos acecha como lectores y nos obliga a ampliar el espectro de connotaciones. En la Alicia "original"--asi llamare a la protagonista de la obra de Carroll--, los juegos tienen como marco de referencia la realidad de los adultos que la esperan (en el sentido de que crezca de una vez por todas y se integre a la sociedad, es decir, al mundo adulto). Tambien es posible reconocer en esta obra el contexto politico-social, es decir, la epoca en que ocurren los hechos y la critica que ejerce Carroll hacia la modernidad y la era de la industrializacion. Pero la Alicia de Millas, ?es la misma de Carroll?, ?es la "original"? Si lo es, ?en que sentido lo seria y como habria que entender entonces el libro de Millas aplicado a un nuevo contexto? Y, si no lo es, ?quien seria entonces esta nueva Alicia y que estaria tratando de decirnos su autor a traves de ella? A estas preguntas podriamos sumar otra. Retomando la calificacion que el autor hace de su propia creacion, surge de inmediato la siguiente interrogante: ?es este libro tambien un divertimiento para nosotros, los lectores? Esta pregunta es importante, porque, a fin de cuentas, los juegos son muy serios y siempre tienen o pueden postular algun sentido.

El segundo aspecto que quisiera destacar de la obra de Millas es algo que tal vez posee mas relevancia y que tiene que ver con el tipo de literatura propuesta aqui. Como lector, no puedo dejar de contrastar este libro con lo que actualmente llamamos Literatura Chilena. A partir de este natural ejercicio, puedo senalar que, mas alla del divertimiento (?podriamos decir tambien divertimiento, aludiendo con ello a aquella forma musical compuesta por piezas breves?) y de la intertextualidad--que hay que iluminar, por supuesto--, el texto ofrece algo que podriamos llamar Escenas ineditas de un escritor chileno en el pais de la literatura realista. En efecto, el libro no solo presenta escenas ineditas con respecto al original, sino tambien en relacion con el sistema literario dentro del cual ha surgido. Una obra como esta, la de Millas, escapa absolutamente al canon regional en la que ha nacido, por lo menos, al canon narrativo chileno. Desde este punto de vista, podriamos decir que representa tambien un divertimiento, un "recreo", una "distraccion momentanea" generica (en cuanto a genero literario me refiero) de la tradicion que la cobija (o la podria cobijar). Se dice que una golondrina no hace verano. !Que pena para la literatura chilena que Millas haya sido mas filosofo que escritor!, aunque, como afirma Martin Cerda en el prologo del citado libro: "podria decirse, con radical propiedad, que Jorge Millas no dejo nunca de ser escritor cuando pensaba y viceversa, que jamas dejo de pensar mientras escribia" (2).

Me imagino a Millas, si se hubiera dedicado a la literatura, como un posible Borges chileno, es decir, como un escritor capaz de convertir en imagenes literarias--"metaforas epistemologicas" las ha llamado Jaime Alazraki a proposito de Borges (3)--aquellas preguntas fundamentales de la filosofia. He sabido que Millas admiraba al escritor argentino, con el cual sentia mucha afinidad. Ahora bien, es verdad que las literaturas nacionales se construyen sobre la base de tradiciones. Por ello, solo se puede decir al respecto que es una lastima que la tradicion que Jorge Millas sigue al escribir este libro (aunque sea como un juego o, precisamente, por eso mismo) no haya sido capaz de asentarse en nuestro medio y dar pie para fundar una literatura mas maravillosa o fantastica (por lo menos, en la concepcion borgeana del termino). El libro de Millas se publico en 1985, es decir, tres anos despues de su muerte. Tal vez falto mayor difusion de la obra. Ojala que estas lineas generen en alguno de los lectores un interes real por la creacion literaria de Millas (no se si hay mas), porque su calidad--de lo cual hablaremos mas adelante--lo merece.

En tercer lugar, y sin entrar todavia en las relaciones de intertextualidad con la obra original, otro aspecto que impresiona al lector es la intuicion de Millas al percibir en la obra de Carroll la construccion de un personaje que podia ser heroe de otras aventuras y, por lo tanto, darle a Alicia--a traves de su obra--el estatus o la categoria de heroina de una posible epopeya. En efecto, despues de leer el libro de Millas, el lector puede esperar (de hecho, es la expectativa que genera la obra) una segunda entrega, es decir, mas escenas ineditas. Tal vez el autor sono con esta posibilidad. Es verdad que el mismo Carroll establecio esta condicion al escribir Alicia a traves del espejo. Sin embargo, al igual que el romancero espanol siguio desarrollando la imagen del Cid del poema medieval, agregando escenas que no aparecian en el original, Millas, con esta obra, convierte a Alicia en un personaje de "historieta" o de comic. Lo que quiero decir es que Millas, a la manera de un juglar, deja abierta la posibilidad de que otros escritores, en el futuro, trabajen tambien esta veta. Tal vez la figura de Alicia constituya un mecanismo ideal para representar de manera critica los ejes mas significativos de nuestra cultura.

El cuarto aspecto tiene que ver con la intertextualidad. No realice ningun estudio al respecto, pero creo que valdria la pena hacer el esfuerzo. Lo que aqui quisiera destacar es la estrategia que sigue Millas para vincular su obra con la de Carroll. Ya en el prologo de la obra, el autor nos introduce en su juego: "ni las segundas partes ni las imitaciones fueron nunca buenas. Conocedor de esta verdad proverbial--aunque precisamente en cuanto proverbial, discutible--deseo adelantarme a las justas aprensiones del lector para advertirle que estos relatos no son ni segunda parte ni imitacion de los de Lewis Carroll en Alicia en el pais de las maravillas. Son algo todavia peor: trozos de la obra original, desechados con sagaz cautela y mejor acuerdo por maestria del profesor de Oxford" (4).

La estrategia de Millas es admirable. Nos invita a creer que se trata de escenas de Alicia en el pais de las maravillas, olvidadas por su autor a causa de su penosa calidad literaria. De hecho, casi al termino de su prologo, Millas confiesa que no encontro "cosa alguna de este manuscrito--ni moraleja ni diversion--que mereciera recomendarse". Piensa que Carroll "tuvo razon en desestimarlos", pues "carecen de la gracia, de la poesia, de la consoladora intrascendencia de los que dio a conocer, haciendose famoso. Les falta asi mismo su infantil boberia. Son mas pretenciosos, por lo reflexivo y mal intencionados; y tanto, que tienen algo de filosofo. Como pudo un mismo escritor concebir y realizar ideas tan dispares, es cosa dificil de explicar" (5). Sin embargo, Millas de inmediato le quita el piso al lector. En el segundo parrafo de su prologo nos informa: "Me entere de ellos en 1968, y la fatalidad me hace publicarlos ahora, exactamente trece anos despues. Yo debo haberme hallado entonces en Londres, pues si no, ?como explicar que no habiendo jamas visitado esa ciudad, hayan llegado a mi poder los manuscritos no mal conservados que desde entonces poseo?" (6). La duda sembrada en el lector con estas palabras se acentua radicalmente cuando mas adelante nos aclara que Lewis Carroll en la vida real usaba el seudonimo de Charles Lutwidge Dodgson. ?En que mundo estamos, entonces?, ?en el mundo de Carroll, pero al reves? El lector queda en un estado de suspenso, que no abandonara hasta el termino del relato. ?Cual es el juego?, ?que quiere decir el autor realmente al contar estas historias? Ademas, a medida que se lee, le resultan inevitables las permanentes comparaciones entre el personaje de la obra de Millas y el de Carroll, buscando similitudes y diferencias. Es un juego notable, de acertijos, espejos y confusiones. Este terreno de la incertidumbre es la tension que sostiene artisticamente el relato y que Millas maneja a la perfeccion.

Finalmente, no puedo dejar de mencionar que me llamo poderosamente la atencion tambien el dominio narrativo que ejerce el autor en su libro. Cada pieza esta estructurada de manera muy solida, y todas se construyen en torno de un eje conceptual especifico. La narracion nunca decae y su fluidez es sorprendente. Ademas, hay que subrayar que el dialogo entre los personajes es uno de sus principales logros. Por ultimo, la voz del narrador se plantea de manera segura y autonoma durante casi todo el relato, salvo en la historia titulada El escudo de Aquiles y la tortuga, donde abandona su timbre original en la medida que, al parecer, de manera inconsciente, adopta el de Homero. A excepcion de este pequeno pasaje, Millas demuestra oficio, gusto, calidad literaria y, por supuesto, mucha inteligencia, la que se transforma para el lector en un permanente desafio intelectual.

2. Comentario de algunas escenas

La primera escena que voy a destacar en esta ocasion es la titulada El secreto del gato de Cheshire (II). Con ella se instaura el viaje y las aventuras de la protagonista en este libro. La escena comienza en el instante en que Alicia despierta en una habitacion desconocida, sin saber como llego a ese lugar. En ese momento, la nina inicia un proceso de reflexion. Lo primero que piensa es que se trata de un encantamiento. Despues se pregunta: "?estare durmiendo y sueno hallarme despierta?". Mas adelante agrega: "si, podria sonar que he despertado". A continuacion, desarrolla este pensamiento in extenso: "podria suceder, por ejemplo, que estuviera durmiendo y sonando que al despertar me he puesto a sonar despierta; o tambien, que sueno despierta estar sonando haber despertado y haberme puesto a sonar despierta. ?Por donde debo empezar", agrego suspirando, "para saber en que me encuentro ahora?" (7). Y la reflexion de la nina continua en una atmosfera que tiene mucho de abismo. No es necesario analizar lo que sigue. Solo me gustaria desta car aqui uno de los motivos que el autor explota a lo largo de su obra: llevar el desarrollo de una idea (o de un pensamiento) hasta sus ultimas consecuencias, hasta el absurdo, y moverse dentro de este como un jinete avezado. En 1966, Claude Bremond, semiologo frances, desarrollo un modelo que el llamo "la logica de los posibles narrativos" (8). En dicho modelo dejo consignadas todas las posibles secuencias narrativas que se pueden generar en los relatos, asi como tambien todas las posibles negociaciones que se pueden establecer entre los personajes. Pienso que Millas--quien, a diferencia de Bremond, no se propone agotar todas las posibilidades--hace algo parecido en su libro a traves de escenas de este tipo, algo que podriamos llamar "una representacion de la logica de algunos posibles absurdos".

En esta misma escena, el gato de Cheshire le dice a Alicia mas adelante: "Despues de todo, todo es imaginario, incluso quien imagina". Con ello se introduce en la obra la idea de que la vida es sueno,--motivo literario de larga data: desde Chuang Tse, siglo IV a. c.; pasando por Calderon, siglo XVII; hasta Borges, siglo XX--, idea que vuelve a aparecer de manera prodigiosa en la escena VI, titulada La casa de los siete colores (9), cuando un muneco le confiesa a Alicia que todo lo que han hecho juntos hasta ese momento era parte de un sueno que el estaba sonando y que ella, al salir del sueno, se habia olvidado de su condicion de sonada. Mientras Alicia discute con el muneco, pues no acepta la explicacion de este, se pone a llover: "repentinamente se puso a llover y el muneco la tomo de la mano, diciendole: '!corramos, refugiemonos en esa casa!'. Alicia lo siguio sin ver refugio alguno, pero casi al momento se encontraron ante la casa de siete colores, que brillaba como el arco iris. Se abrio la puerta y aparecio la muneca, quien, con cara risuena dijo:

--Pasen, los estaba esperando. Acabo de encender el fuego.

Alicia miro asustada en torno suyo. En la chimenea ardian siete grandes carbones. El pelele, es decir, el muneco, se volvio hacia ella y guinandole un ojo, le susurro:

--?Ves como yo tenia razon? Otra vez me he puesto a sonar contigo (10).

Las relaciones entre esta escena y el cuento Las ruinas circulares, de Jorge Luis Borges (11) son demasiado evidentes. Se trata del mismo tema: el del sonador sonado. Recordemos el cuento de Borges. El mago, una vez que ha creado a su hijo, teme que este descubra de algun modo su condicion de simulacro, y reflexiona del siguiente modo: "no ser un hombre, ser la proyeccion del sueno de otro hombre !que humillacion incomparable, que vertigo!" (12). Pero al final, cuando acontece el incendio en la selva, descubre que el tambien es un ser sonado por otro: "camino contra los jirones de fuego. Estos no mordieron su carne, estos lo acariciaron y lo inundaron sin calor y sin combustion. Con alivio, con humillacion, con terror, comprendio que el tambien era una apariencia, que otro estaba sonandolo" (13). Y, dentro de las opciones posibles, ese que esta sonandolo, en primer lugar, es el autor del cuento, es decir, Borges. Del mismo modo Millas esta sonando al muneco, el que, a su vez, suena con Alicia, la que a su vez..., etc.

Otra escena que quisiera comentar es aquella que se titula Cuestiones academicas o el significado de la palabra mariposa (III) (14), donde Millas muestra el absurdo de las discusiones academicas llevadas a cabo por personajes muy especiales, cuyos nombres, para sorpresa del lector, corresponden todos a la denotacion del objeto "mariposa", pero expresada en diversas lenguas. En efecto, los academicos que discuten se llaman "Pimpilinpausha" (vascuence), "Papillon" (frances), "Butterfly" (ingles), "Schmetterling" (aleman) y "Farfalla", (italiano). Lo divertido y paradojico a la vez es que todos habian olvidado la palabra espanola mariposa, hasta que Alicia la pronuncia a proposito de la sorpresiva llegada de dicho insecto (una mariposa azul) a la sala de la Academia, mientras se presentaba la biografia de Nadie. Es digno de destacar en esta escena el ingenioso juego de palabras que Millas logra construir, dejando al descubierto la retorica vacia y los protocolos inutiles con los que en esta academia se tratan, ademas, temas banales, lo que contrasta fuertemente con la realidad, que irrumpe, de manera espontanea y magica, bajo la figura de una mariposa azul que viene a salvar a la protagonista de tanta estupidez humana.

Por ultimo, quisiera referirme a la escena titulada El escudo de Aquiles y la tortuga (VIII) (15), donde Millas ofrece una solucion al famoso problema propuesto por Zenon en su fabula sobre Aquiles y la tortuga. Me atreveria a sostener que este podria ser el episodio mas personal del autor. Con ello quiero decir "el mas querido". Literariamente hablando es el mas logrado y el menos comun de los que componen el libro si se toma como punto de referencia la obra de Carroll. Sorprende este salto tematico. El problema de Zenon es un problema tipicamente filosofico, pero la imaginacion de Millas se despliega y logra su maximo rendimiento artistico en esta escena, porque la formula, ademas de inteligente, se construye sobre la nostalgia y el amor. Al evocar el lirismo de la voz de Homero, el narrador instaura un temple de animo que acompana a los personajes hasta el final de la escena. El escudo de Aquiles es el que le permite a Alicia entrar a La Iliada, y tratar de convencer al heroe de que corra y venza a la tortuga. Pero ese Aquiles que ella visita solo vive alli, en aquella obra. El otro, el que ella encontro al comienzo de la escena llorando y por cuyo escudo pudo entrar a la obra de Homero, es el alma de Aquiles. El mismo Aquiles, el de los pies ligeros, le aclara--tragicamente--la situacion a Alicia:

--Yo vivo aqui, en el reino de Homero y aqui soy inmortal, como el mismo. Pero mori una vez para siempre entre los aqueos y mi alma descendio al Hades, oscuro y frio. Ahora regreso al mundo de los vivos, y esta alla afuera para salvar mi honra, amenazada por una tortuga. Y casi de inmediato le pide a Alicia:

--Necesito que me ayudes. Vuelve a donde esta mi alma, que llora junto al escudo, derrotada ya antes de la carrera por la tortuga discipula de Zenon (16).

Dejo a los lectores interesados y voluntariosos la tarea de averiguar la solucion que Millas propone a este sofisma.

3. Algunas posibles conclusiones

Despues de Alicia en el pais de las maravillas, Lewis Carroll escribio Alicia a traves del espejo. Al respecto, el escritor catalan Ramon Buckley ha dicho lo siguiente: "ha de entenderse este segundo libro de 'Alicia' como una continuacion del primero. Si en el primero Alicia tomaba contacto con el mundo de los adultos, en el segundo ingresa definitivamente en el. Al 'atravesar el espejo', Alicia esta atravesando (aunque solo fuera en suenos) el umbral de su propia ninez. El mundo que le espera 'al otro lado' es, a la vez, igual y radicalmente distinto al suyo propio. Tal como observa Martin Gardner: 'en un espejo ... todos los objetos asimetricos van en direccion contraria'. Se produce asi, a lo largo de toda la narracion, una inversion de la realidad. Para llegar hasta donde se encuentra la Reina roja, Alicia anda hacia atras; el Caballero blanco mete el pie derecho en el zapato izquierdo, el revisor del tren le dice a Alicia que va 'en direccion contraria'; la Reina blanca vive temporalmente al reves; Alicia reparte el pastel del Leon y el del Unicornio y despues lo parte; el Rey usa dos mensajeros, uno para venir y el otro para ir; etc." (17).

?Es el libro de Millas una continuacion de los de Carroll?, ?es posible advertir un paso mas de 'Alicia' en su "evolucion"? El primer libro de Carroll contiene 12 escenas o capitulos; el segundo, 12 mas un apendice; el de Millas, 10. Por lo menos se ve que hay un cierto equilibrio estructural. Si fuera una continuacion, entonces habria que postular que Millas introduce ahora a 'Alicia' en el mundo de la cultura, una etapa superior para la inteligencia. Los problemas ahora son mas serios y complicados. Los espacios y los personajes se vuelven mas institucionales. Alicia conoce una Academia. Reconoce el idioma latino en una inscripcion cuyo significado se ha trasformado en la principal busqueda de unos gansos, quienes se reunen en una asamblea, a la cual asiste 'Alicia'. Es sometida por un sapo alado a pruebas de ingenio, que le recuerdan el colegio. Un buho, el pajaro de la sabiduria, la invita a una conferencia, en donde se discute sobre el semantema "y/o", a proposito de la precision del lenguaje, hasta que Alicia llega a sentir "miedo de verse metida en un proceso de ensenanza-aprendizaje". Se enfrenta a un orden rigurosamente autoritario y destructivo instaurado por una astrologa, que ha determinado su vida y la de su marido en torno al numero 7 (?supersticion o magia?). Debe ayudar a resolver la paradoja de Zenon y, por lo tanto, a salvar el honor de un pobre Aquiles condenado a nunca alcanzar a la tortuga. Incluso debe enfrentar a un inventor portentoso. Por ultimo, finalmente conoce el Reino de las Brasas, gracias a lo cual entiende en que consiste el poder y la distancia entre el soberano y los cortesanos.

Por supuesto que existen multiples lecturas, pero esta tiene bastante sentido por ahora. La idea era--como dije al comienzo--dejar algunas impresiones de la mia, para reflexionar sobre un hombre formidable.

Para terminar estas reflexiones, solo quisiera agregar que lo primero que diria como lector de textos literarios es que Escenas ineditas de Alicia en el pais de las maravillas, si no se ha hecho ya, merece ser leido e incorporado a los programas de literatura en donde se analice la obra de Lewis Carroll.

Por otro lado, el libro solo, es decir, como objeto destinado a la interpretacion, merece tambien una atencion especial. Es evidente la inteligencia creadora de su autor. Por tal motivo, amerita el tratamiento de investigadores academicos (aunque no los de la academia que Millas refleja en sus escenas). Pienso que esta obra podria ser abordada de manera interdisciplinaria, pues es interesante para filosofos, hermeneutas, semiologos, traductores, linguistas y estudiosos de la literatura.

Dentro de este mismo punto, pienso que tambien seria importante estudiar a Jorge Millas como hombre de letras. Tal vez se podria plantear especificamente la naturaleza y la continuidad de su trabajo literario. *

Bibliografia

ALAZRAKI, JAIME, "Tlon y Asterion: metaforas epistemologicas", en Alazraki, Jaime (Ed.), Jorge Luis Borges: el escritor y la critica, Taurus, Madrid, 1976, pp. 183-200.

BORGES, JORGE LUIS, "Las ruinas circulares", en Borges, Jorge Luis, Obras completas, Tomo I, Emece, Buenos Aires, pp. 451-455.

BREMOND, CLAUDE, "La logica de los posibles narrativos", en Barthes, R. y otros, Analisis estructural del relato, Tiempo Contemporaneo, Buenos Aires, 1974 (1966), pp. 87-109.

BUCKLEY, RAMON, "Notas", en Carroll, Lewis, Alicia en el pais de las maravillas, Anaya, Madrid, 1999.

MILLAS, JORGE, Escenas ineditas de Alicia en el pais de las maravillas, Pehuen, Santiago, 1985. Dr. Juan Carlos Palazuelos M., Universidad Adolfo Ibanez, Santiago, Chile. Correo electronico: jpalazuelos@uai.cl

(1) Millas, Jorge, Escenas ineditas de Alicia en el pais de las maravillas, Pehuen, Santiago, 1985.

(2) Cerda, Martin, "Prologo", en Millas, Jorge, op. cit., p. 8.

(3) Alazraki, Jaime, "Tlon y Asterion: metaforas epistemologicas", en Alazraki, Jaime (Ed.), Jorge Luis Borges: el escritor y la critica, Taurus, Madrid, 1976, pp. 183-200.

(4) Millas, Jorge, op. cit., p. 13.

(5) Ibidem, pp. 14-15.

(6) Ibidem, p. 13.

(7) Ibidem, pp. 25-26.

(8) Bremond, Claude, "La logica de los posibles narrativos", en Barthes, R. y otros, Analisis estructural del relato, Tiempo Contemporaneo, Buenos Aires, 1974 (1966), pp. 87-109.

(9) Millas, Jorge, op. cit., p. 83.

(10) Ibidem, p. 99.

(11) Borges, Jorge Luis, "Las ruinas circulares", en Borges, Jorge Luis, Obras , Tomo I, Emece, Buenos Aires, pp. 451-455.

(12) Ibidem, p. 454.

(13) Ibidem, p. 455.

(14) Millas, Jorge, op. cit., p. 37.

(15) Ibidem, p. 137.

(16) Ibidem, p. 122.

(17) Buckley, Ramon, "Notas", en Carroll, Lewis, Alicia en el pais de las maravillas, Anaya, Madrid, 1999, p. 189.

* Articulo recibido: 12 de noviembre de 2013. Aceptado: 13 de diciembre de 2013.
COPYRIGHT 2013 Universidad Adolfo Ibanez, Vina del Mar
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:M., Juan Carlos Palazuelos
Publication:Intus-Legere Filosofia
Article Type:Ensayo literario
Date:Dec 1, 2013
Words:4030
Previous Article:The optimal and not so good philosophic and literary resources in Voltaire's Candide/Los optimos y no tan optimos recursos filosofico-literarios del...
Next Article:Ernesto Sabato's literature as experiential access to Kierkegaard's thought/La literatura de Ernesto Sabato como acceso vivencial al pensamiento...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters