Printer Friendly

Jean-Pierre SCHOUPPE, Diritto dei rapporti tra Chiesa e Comunita politica. Profili dottrinali e giuridici.

Jean-Pierre SCHOUPPE, Diritto dei rapporti tra Chiesa e Comunita politica. Profili dottrinali e giuridici, Pontificia Universita della Santa Croce, Subsidia Canonica 24, Roma 2018,392 pp., ISBN 978-88-8333-745-1

Bastaria considerar que esta obra es el manual mas reciente de la asignatura <<Relaciones entre la Iglesia y la Comunidad Politica>>, del curriculo de la licenciatura en derecho canonico, para que mereciera atencion en la seccion bibliografica de esta revista. Sucede, ademas, que Jean-Pierre Schouppe se cuenta entre los autores que, en el panorama internacional, mas estan trabajando en lo que, sin exceso retorico alguno, puede calificarse como la "refundacion" del derecho publico eclesiastico, a la que contribuye esta obra.

La vieja escuela del Ius publicum, como es sabido, se dio por periclitada tras el Concilio Vaticano II, y desde entonces asistimos a un laborioso intento de reconstruccion de la disciplina, a partir de nuevas bases teologicas y juridicas. Esta particular circunstancia explica que en las exposiciones sobre la materia encuentre un amplio espacio la cuestion epistemologica, para tratar de dar razon del caracter cientifico de la materia, de su objeto y de su metodo. El Prof. Schouppe se ha ocupado ampliamente de estos aspectos en algunos documentados articulos--como Rapporti giuridici tra Chiesa e comunita politiche. Profili epistemologici e metodologici di una disciplina rinnovata, publicado en 2008-, y tambien se hace eco de ello en este libro, si bien, como el mismo advierte, un manual para uso de estudiantes no es el lugar idoneo para abordar en profundidad esta tematica.

En resumen, Schouppe defiende la juridicidad de este nuevo Ius publicum, que tendria como objeto los principios y normas juridico-canonicas que rigen las relaciones externas entre la Iglesia y otras organizaciones, principalmente la comunidad politica. Los principios en cuestion, a los que suelen referirse de manera bastante uniforme los cultivadores de la materia, serian los de reciproca autonomia e independencia, la sana colaboracion, la libertad religiosa y la libertad de la Iglesia. Las normas, por su parte, serian las recogidas en textos conciliares o en el Codigo de Derecho Canonico sobre la actuacion de los fieles o de las entidades eclesiales en relacion con el ambito secular. Este planteamiento del autor encuentra reflejo en la original denominacion de la asignatura: Derecho de las relaciones entre la Iglesia y la Comunidad politica, aunque el mismo advierta que en sus contenidos no todo es derecho, y menos aun solo derecho canonico.

Mas alla de las de contenido juridico, es posible identificar entre los mismos sujetos relaciones de naturaleza diversa, como las de indole politica--que no se rigen segun estrictos criterios de justicia- o las sociales en sentido amplio, que vienen determinadas por los usos, las costumbres o las tradiciones de los pueblos, y que no caen dentro del objeto de la disciplina. En la linea de acotar mejor el objeto de la disciplina, el Prof. Schouppe hace notar que el concepto de comunidad politica es mas amplio que el de Estado y mas restringido que el de sociedad civil, que son los sujetos propuestos por otros autores como contraparte de la Iglesia. La nocion de comunidad politica permite, en efecto, extender el horizonte de la disciplina hacia el mundo de las organizaciones internacionales -y, en suma, del ordenamiento internacional en el que estas operan-, que tienen una relevancia creciente en los temas especificos de la materia. Sin embargo, no entran en el objeto de estudio de la disciplina las relaciones externas de la Iglesia con otras entidades que conforman la sociedad civil, como partidos politicos, sindicatos, grupos de presion, asociaciones, empresas comerciales, ni tampoco las otras religiones socialmente organizadas, lo que abriria el objeto de la disciplina a la dimension ecumenica e interreligiosa.

La referencia a la Iglesia, por otro lado, ha de entenderse en sentido amplio: no reducida a la Santa Sede sino abierta al entero Pueblo de Dios. La observacion es importante, porque permite advertir que en las relaciones entre la Iglesia y la comunidad politica no todo se resuelve en la vertiente institucional, sino que hay espacio para la <<la via personal>>. Este es uno de los elementos caracteristicos del nuevo enfoque de la disciplina. El viejo Ius publicum tenia su centro en la relacion entre los poderes--temporal y espiritual- que se disputaban la supremacia entre si. Segun la concepcion eclesial de la epoca, la controversia habria de resolverse en favor del Romano Pontifice, que ejerceria una potestad de naturaleza superior, extensible indirectamente al ambito secular. El nuevo planteamiento, en cambio, pone en el centro a la persona, al laico cristiano principalmente, que vive y actua con libertad y responsabilidad personal en el mundo, sin representar a la Iglesia. No se trata de renunciar a la via institucional--a las relaciones en el vertice, como suele decirse-, que sigue cumpliendo un cometido necesario, sino de ampliar el horizonte a la presencia de los laicos en el mundo, que actuan como fermento del evangelio y no como longa manus de la jerarquia.

Este Derecho de las relaciones entre la Iglesia y la Comunidad politica se presenta como una parte del derecho eclesial, aunque sus fuentes normativas canonicas sean ciertamente escasas y haya de contar, naturalmente, con las apor taciones de otras ramas del derecho canonico y aun de otras ciencias, como la eclesiologia y otras disciplinas mas o menos afines. Esa apertura de horizonte se insinua, pienso yo, en el significativo subtitulo del manual, que alude a los <<Perfiles doctrinales y juridicos>>.

En la vertiente doctrinal se integra la historia, que constituye la primera parte del libro. Entiendase que no se trata de una relacion de hechos sino de una exposicion de doctrinas; el autor hace el relato de la progresiva aparicion de algunos principios que presiden las relaciones entre la Iglesia y la comunidad politica en virtud de una experiencia bimilenaria. El punto de partida, obviamente, es el Imperio romano, y continua con el estudio de la situacion de la Iglesia en el marco de la cristiandad medieval y del mundo moderno. Un capitulo especifico merece la cuestion del origen del Ius Publicum Ecclesiasticum como ciencia. El recorrido a lo largo del magisterio eclesiastico del siglo XIX permite captar con mayor hondura la importancia de la renovacion del Concilio Vaticano II. A este capitulo especialmente destacado de la primera parte del manual sigue, como conclusion y cierre, el analisis del magisterio posconciliar.

La segunda parte del libro, de caracter eminentemente tecnico, se ocupa de los argumentos juridicos actuales propios de la disciplina, que se exponen en el orden siguiente: los principios juridicos y los sistemas de relaciones entre Iglesias y Estados; los derechos nativos de la Iglesia; la Santa Sede y el derecho internacional; la diplomacia pontificia; la Santa Sede y las Organizaciones Internacionales; los acuerdos concordatarios y los tratados multilaterales; y la organizacion del Estado de la Ciudad del Vaticano.

Una mencion especial merece, a mi parecer, el capitulo dedicado a los denominados <<derechos nativos>>, que configuran el nucleo de la juridicidad de las relaciones entre la Iglesia y la comunidad politica. La exposicion se ajusta en buena medida a la doctrina canonica tradicional, que atribuye a esos derechos las cualidades de originarios, propios, independientes y--en ocasionesexclusivos de la Iglesia. Lo verdaderamente singular de este manual--y yo diria que lo emblematico o diferenciador- es el intento de confrontar esos derechos de los que es titular la Iglesia-institucion con los contenidos de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre las materias mas o menos correspondientes (que en la terminologia del Tribual es la autonomia de las iglesias). El planteamiento del autor es ciertamente novedoso: no se conforma con la exposicion canonica de la materia relativa a los derechos nativos, sino que pretende comprobar el grado de correspondencia entre lo que los tratadistas del Ius publicum han denominado tradicionalmente la liber tad de la Iglesia y la dimension institucional de la libertad religiosa tal y como la reconoce en el siglo XXI la jurisprudencia de un tribunal secular de tan gran relevancia e influjo como la Corte de Estrasburgo. No se puede pasar por alto, en relacion con este punto, que el Prof. Schouppe, ademas de canonista, es un especialista en la jurisprudencia en materia religiosa del Tribunal Europeo, cuestion a la que en 2015 dedico una documentadisima monografia titulada <<La dimension institutionnelle de la liberte de religion dans la jurisprudence de la Cour europeenne des droits de l'homme>>.

La institucion concordataria encuentra espacio, asimismo, en las paginas de este manual. El denominado Derecho de las relaciones entre la Iglesia y la Comunidad politica no es, en realidad, solo derecho canonico, sino que se interesa por la proyeccion civil de ciertos principios y normas del ordenamiento eclesial, que da lugar al fenomeno del encuentro institucional entre las autoridades de la Iglesia y del Estado, en lo que el concordato consiste. La solucion concordataria, en suma, puede ser una formula congruente con los principios inspiradores de la disciplina. El objeto de estudio no esta constituido, obviamente, por los contenidos concordatarios, sino que es el concordato en cuanto instrumento juridico, util--en determinadas circunstancias socio-juridicas-para salvaguardar la libertad de la Iglesia.

La realidad concordataria misma remite a la relevancia que el derecho internacional alcanza en la disciplina academica objeto de consideracion. Es en ese ordenamiento donde se encuentra la relacion juridica bilateral entre el Estado y la Iglesia. Pero el ordenamiento internacional ofrece tambien a la Iglesia otras posibilidades de actuacion para la garantia de su libertad. En esta linea, se entiende que el analisis de la personalidad juridica internacional de la Santa Sede, la realidad del Estado de la Ciudad del Vaticano, la presencia de la Santa Sede en las organizaciones internacionales, y particularmente su estatuto en Naciones Unidas, sean cuestiones llenas de sentido en el programa de esta asignatura.

Destacaba al inicio de mis comentarios la circunstancia de ser este el mas reciente de los manuales publicados de la materia Relaciones Iglesia-Comunidad politica. Con la referencia a la modernidad no me refiero simplemente al aspecto temporal, sino que pongo de relieve algo mas profundo: el autor, al tratar las materias especificas de la disciplina, logra establecer un verdadero dialogo con la cultura juridica de nuestro tiempo; demuestra efectivamente que cuenta con una sensibilidad moderna; es capaz de utilizar el lenguaje comun de los derechos humanos, siendo a la vez consciente de sus limitaciones, en el sentido de que supone, en no pocas ocasiones, la exclusion de la trascendencia y el desconocimiento de las ricas realidades contenidas en el derecho natural clasico. Jean Pierre Schouppe, en suma, es capaz de tratar los temas caracteristicos de la materia en el contexto cultural e ideologico que caracteriza a la sociedad politica de nuestro tiempo, lo que aporta a su obra una nota valiosisima de novedad y frescura.

Jorge OTADUY
COPYRIGHT 2019 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Otaduy, Jorge
Publication:Ius Canonicum
Date:Jun 1, 2019
Words:1945
Previous Article:Francisca PEREZ-MADRID, Derecho de asilo y libertad religiosa.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters