Printer Friendly

Jappy Tonny: Introduction to Peircean Visual Semiotics.

JAPPY TONNY

Introduction to Peircean Visual Semiotics

Bloomsburry Advances in Semiotics

Bloomsburry Academic, Bloomsburry Plublishing, London, New York.

Kindle Edition 2013, 240 paginas

ISBN: 978-1-4411-3289-5

1. Generalidades

Pareciera ser de comun acuerdo el hecho de que el signo constituye una de las unidades basicas de cualquier aproximacion cientifica al estudio de las lenguas y el lenguaje. Desafortunadamente, aquella caracteristica estructural que indica que la lengua se sostiene mediante un sistema de signos generalmente pasa desapercibida en la especialidad. Esta introduccion a la semiotica visual peirceana del profesor de linguistica de la universidad de Perpignam, Jappy Tonny, expone cabalmente el modelo propuesto por Charles Sanders Peirce (1839-1914) de la ecologia logica de los signos que se manifiesta en las lenguas. Su proposito principal es doble: por un lado, el autor confronta la ya conocida tradicion semiotica europea fundada sobre los principios binarios o dicotomias del sistema de signos saussureano (derivado del estudio de la lengua) con la 'semeiotica' norteamericana de Peirce de 1903, donde el paradigma gravita alrededor de un conjunto recursivo y cerrado de tricotomias perteneciente a uno de los tres elementos constituyentes de la logica de Peirce, esto es, su filosofia del conocimiento y, por otro, el autor aplica con habilidad el analisis de imagenes (fotografias, historietas graficas, senales de transito, pinturas) y de instancias de comunicacion no verbal (esculturas y pancartas de protesta sin contenido linguistico). El resultado final es una acabada descripcion de las relaciones internas, propiedades y limites que operan en la teoria de signos de Peirce, en tanto analiza las propiedades del mundo de las imagenes.

En relacion con su alcance y proposito, el libro puede ser considerado como una contribucion al campo de los estudios semioticos visuales, la estetica, la teoria del arte y la linguistica, ya que presenta al lector tanto el concepto que tenia Peirce del signo--a saber, rema (sinsign), signo dicente (legisign) y dicisigno (qualisign)--y las propiedades semioticas que le permiten significar en cualquier sistema recursivo de extension analogica compuesto de particulas discretas basicas que permiten, por medio de la referencia--iconica, indexica o simbolicaexistir con una forma especifica en la mente del que habla, mira y percibe: el interpretante. De manera tal que basta solamente con descubrir las correlaciones apropiadas para hacer de esta obra una introduccion linguistica de la semiotica peirceana.

Desde el comienzo nos recuerda el autor que "el semiotista intenta descubrir cuales son las especies de signos, como se diferencian entre ellos, como funcionan en su habitat natural y como interactuan con otras especies de signos" (referencia textual a Culler, 1981). En relacion con la logica, el profesor de linguistica y semiotica, Jappy Tonny, luego de citar al filosofo norteamericano Stephen Kleene (1967), afirma que "cumple con la importante funcion de nombrar que es lo que sigue de que" (p. 12), afirmando, por lo tanto, que el plan de Peirce no consiste en entregar un marco estatico de reglas, sino mas bien una descripcion del constante y siempre continuo proceso cognitivo de asignar sentido (i.e., significar). Por ultimo, si bien el libro construye una introduccion disponible tanto para el especialista como para el "lector moderno, profano" (p. 9), un conocimiento teorico sobre la linguistica y la teoria de los signos es mas que deseable para comprender cabalmente la exactitud de la teoria desarrollada, asi como tambien las valiosas y pertinentes contribuciones del autor.

2. Organizacion del libro

Luego de un breve y claro prologo destinado a comprender la detallada arquitectura y profundo alcance del libro, el autor nos remonta a 1903, justo en medio de la primera revision exhaustiva que hiciera Peirce de los signos como un dominio circunscrito a su sistema filosofico de logica con miras a proveer un estudio cientifico de la semiotica. En suma, y de acuerdo con la ultima revision, aquella afirmacion declarada en la Enciclopedia de la Filosofia de Stanford, indicando que "La Teoria del Signo de Peirce, o Semiotica, da cuenta de la significacion, representacion, referencia y significado" concuerda absolutamente con esta revision, cuyo proposito es "ayudarnos a comprender la naturaleza y funcion retorica de la representacion verbal y pictorica de los signos" (p. 6).

Luego de los agradecimientos de rigor, la Introduccion destaca el hecho de que el titulo da cuenta de un acercamiento preliminar que se diferencia considerablemente de la tradicion de la semiotica pictorica comenzada por Roland Barthes, en los principios de los sesenta: mientras aquella descripcion del signo y sus relaciones visuales deriva de las dicotomias linguisticas observadas por Ferdinand de Saussure, la presente contribucion consiste en la aplicacion del campo de la logica peirceana al sistema de signos pictorico o visual. Al mismo tiempo, provee un plano general del estado del arte y llama nuestra atencion sobre el hecho de que existe un espacio liminal relacionado con un analisis exhaustivo de la 'semeiotica' de Peirce aplicada a la esfera de la comunicacion no verbal y, especificamente, a los sistemas significativos de naturaleza pictorica. El cuerpo teorico de la interpretacion visual de la mecanica de signos de Peirce entregada por el academico se distribuye a lo largo de ocho densos pero claros capitulos; todos compuestos de complejas definiciones que dan cuenta del mecanismo que soporta a la semiotica, ademas de analisis de una miriada de ejemplos pictoricos y cotidianos provenientes del arte clasico y contemporaneo. Los capitulos comparten la misma estructura narrativa y eso resulta en una gran ventaja al momento de considerar la obra como un todo. Cada parte--salvo la ultima, que es un resumen--se estructura de acuerdo con el siguiente patron: primero, se presenta un set de definiciones segun lo expuesto en los escritos de Peirce de 1903, luego el autor hace referencia a posibles cambios en el pensamiento de Peirce expuesto por medio de citas referente a obras anteriores o posteriores a la fecha indicada, recurriendo a las diversas fuentes originales conocidas. Despues, el autor plantea una discusion critica con respecto a la tradicion saussureana y, una vez acotadas las divergencias entre ambos sistemas, se aplica el modelo al dominio visual; todos los capitulos cuentan con afirmaciones finales para dirigir futura investigacion. Finalmente, un resumen cierra la discusion e introduce la seccion siguiente. Los capitulos son: 1. Signos y Cosas 2. ?Como deberia Nombrarse un Signo? 3. Peirce 4. Formas de Representacion 5. El Medio Importa 6. El Poema Silencioso 7. Retorica de la Imagen y, 8. Conclusion. Ademas, todos ellos se encuentran subdivididos en partes apropiadamente senaladas y numeradas.

3. Contenido y revision tematica

Segun Jonathan Culler (referencia de Tonny: 2013. Loc 77) existen dos tendencias en la corriente de investigacion semiotica: la "semeiotica" estadounidense de Peirce, por un lado, y la semiologia europea fundada sobre las observaciones de Ferdinand de Saussure, en la otra. Siendo su lugar de concepcion la diferencia principal: mientras que la semiotica saussureana encuentra sus herramientas descriptivas en el dominio de la lengua, la semiotica peirceana, en cambio, las halla en la Logica derivada de su Teoria del Conocimiento, cuyos principios se pueden poner al servicio de una lengua para describir su comportamiento. Siendo aquel el limite, vemos como ambos sistemas describen distintos efectos. En el fondo, "la logica de Peirce es, en esencia, una version modernizada del trivium medieval compuesto de gramatica, logica y retorica, aplicado no a la educacion, pero a una teoria del conocimiento" (Loc 129). A su vez, el sistema de conocimiento peirceano encuentra las siguientes correlaciones: Gramatica Especulativa, Critica, y Retorica Especulativa. Juntas, constituyen "la vision que tenia Peirce de la logica como una filosofia veraz de la representacion" (p. 7), siendo la Critica el punto de partida de este estudio ya que--segun el autor--ahi se circunscribe toda la teoria del signo: "un Signo (es definido) como cualquier cosa que se encuentra determinada por algo ajeno, llamado su objeto, y de esta forma, determina un efecto sobre una persona. Efecto que nombro como interpretante" (p. 14).

Una vez que la relacion existente entre un signo, su objeto e interpretante ha sido establecida, el capitulo 2, "?Como Deberia Nombrarse un Signo?", establece la primera tricotomia en terminos de "qua signos" (i.e. 'remas' e.g. fotografias y dibujos en dos dimensiones), "signo dicente" (i.e. signos que indexan una ley natural general, como el morfema de pluralidad en espanol) y "decisigno" (i.e. el hecho de que la cualidad de pluralidad solamente puede ser atribuida a los sustantivos contables). Luego el capitulo presenta el concepto de replica que encuentra una correlacion posible en el concepto linguistico de locucion: si bien cada acto locutivo se constituye como un evento unico, cuentan con el potencial de entranar la misma proposicion en cualquier lugar y tiempo. Por ultimo, el autor vincula lo anterior con el campo de la semiotica visual en cuanto que "principalmente se relaciona con aquel residuo de un documento pictorico, una vez que todo el material verbal ha sido removido, ya sea mental o fisicamente" (p. 46). El ejemplo que ilustra lo anterior consiste en un fragmento de una tira comica de Mayer Schapiro (1994) y un analisis exhaustivo del lenguaje corporal de la mundialmente conocida fotografia del ex presidente de Estados Unidos, George W. Bush y el Primer Ministro ruso Vladimir Putin en la Cumbre del Mar Negro de 2008.

En el capitulo 3, "Peirce", el autor proporciona los aspectos biograficos necesarios para comprender la tendencia natural que tenia el polimata para observar la naturaleza en terminos empiricos formales y de los lamentables eventos que forjaron la imagen de un pensador intolerante y arrogante, en vez de la de un genio original. Siendo su padre el renombrado Benjamin Peirce, el "mas prominente matematico de su epoca" (p. 37), siempre encontro tierra fertil para alimentar sus inquietudes intelectuales. Significativo resulta el encuentro que tuvo a los 12 anos con la Logica de Whately, supuesta fuente inspiradora de lo que dos decadas mas tarde se transformaria en el estudio del sistema de las relaciones significativas o 'semeiotica'. Entre otros, como ejemplo de la independencia de su pensamiento critico, sabemos por medio del autor que a la temprana edad academica de 26 anos, Peirce logro reagrupar las doce categorias kantianas a solamente tres, estableciendo el primer intento sistematico con miras a elaborar su propia fenomenologia de la naturaleza.

El capitulo 4, "Modos de Representacion", relaciona la tricotomia expuesta anteriormente con la de icono, indice y simbolo, aseverando que "un signo o es un icono, un indice o un simbolo" (p. 93). En palabras de Peirce:

"El icono no cuenta con una conexion dinamica con el objeto que representa; el indice se encuentra fisicamente conectado a su objeto (...) y el simbolo se encuentra conectado a su objeto en virtud de la idea mental que usa el simbolo, sin el cual no podria existir dicha conexion" (p. 89).

Anadido al hecho de que los iconos no son ni verdaderos ni falsos por naturaleza, nosotros "reconocemos algo en ellos debido a nuestra experiencia del mundo " (p. 90), significado sujeto al Principio de Implicacion, en donde "un signo dicente es concretado en sus replicas especificas, de manera tal los simbolos aqui son manifestados en sus indices" (p. 102). La observacion de que las locuciones son eventos unicos pero que pueden manifestar las mismas proposiciones de acuerdo a leyes determinadas o una sintaxis, evidencia la naturaleza indexical del habla.

El quinto capitulo, "El Medio Importa", nos ensena las categorias de Primeritud (i.e., qualidades en si mismas, "rojedad"), Secundidad (i.e., actos, o qualidades representadas en entidades) y de Terceritud, (i.e., las relaciones sistemicas de aquellas cualidades entificadas, como lo es el estatus sintactico de cada lengua). Finalmente, el autor relaciona los remas a Primeritud y entrega la ultima tricotomia, los hipoiconos: imagen, diagrama y metafora.

El capitulo 6, "El Poema Silencioso", se constituye como una simbiosis casi perfecta entre la disciplina academica para distinguir, seccionar y relacionar las distintas capas de pensamiento y el arte: tal vez se trata del unico medio accesible para dar cuenta de los "movimientos de imagenes del pensamiento" o los "graficos existenciales". Basicamente, no es la relacion natural sostenida entre el signo y el objeto que representa lo que le otorga forma a las cualidades, sino el medio que gobierna las relaciones internas del sistema. El resultado final de aquel razonamiento dio como resultado la contribucion mas significativa de Peirce a la semiotica: la hipotesis de abduccion, mecanismo que le otorga movimiento al conocimiento.

Por ultimo, el capitulo 7, "Retorica de la Imagen", cierra el estudio relacionando la fenomenologia de la naturaleza de Peirce con una ciencia comun y una especial. La comun reune las Matematicas, la Filosofia y la Filosofia de la Representacion (su "semeiotica" Logica) mas la Idioscopia o la Retorica Pictorica de Peirce: aquel mecanismo por medio del cual la mente de las personas es capaz de relacionar un conjunto de cualidades con un grupo de representamenes (conjunto de remas que dan cuenta de una sintaxis) y "contar" una historia acerca de algo tan simple como una fotografia monocromatica.

4. Evaluacion personal

Sin duda alguna, el libro aqui resenado es el resultado del trabajo sistematico, serio y sostenido a lo largo de los anos en relacion con uno de los metodos mas complejos para estudiar la naturaleza de los sistemas semioticos, o en palabras sencillas, la Filosofia del Conocimiento de Charles Sanders Peirce. Jappy Tonny, el autor, es capaz de explicar y entregar ejemplos pertinentes y didacticos para entender el sistema de signos incluso en sus partes mas sutiles (los hipoiconos) sin la necesidad de recurrir al--a veces caotico--sistema formal de la fenomenologia peirceana. Linguistas y, en particular, especialistas en discurso extranaran ejemplos de interacciones casuales reales; sin embargo, segun se explico, basta con establecer las correlaciones justas para encontrar los equivalentes manifestados en la clasica terminologia de la linguistica saussureana. Seguramente, este trabajo consiste en una lectura necesaria para comprender tanto el alcance del modelo semiotico peirceano, como las diferencias que lo separan de la tradicion del ginebrino de Saussure. Finalmente, estimamos que esta es una obra seminal si se tiene el proposito de relacionar la teoria del signo de Peirce al estudio de los sistemas significativos del reino visual.

FRANKLIN DE LA CRUZ MOSCOSO

Magister en Linguistica

Universidad de Chile
COPYRIGHT 2013 Universidad de Chile, Facultad de Filosofia y Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:de la Cruz Moscoso, Franklin
Publication:Lenguas Modernas
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2013
Words:2645
Previous Article:Boris Gasparov: Speech, memory, and meaning. Intertextuality in everyday language.
Next Article:In memoriam profesor Carlos Zenteno.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters