Printer Friendly

Irregularidad en la ocupacion del suelo urbano en Medellin sistematizacion de experiencias.

RESUMEN

La irregularidad urbana es el resultado de formas especificas de produccion de la ciudad latinoamericana, caracterizada por la coexistencia de dos formas de habitar; la formalidad y la informalidad. El presente trabajo busca caracterizar el proceso de ocupacion irregular del suelo urbano en Medellin, Colombia, a partir de la sistematizacion de las experiencias de la Universidad de Antioquia en procesos de estudio de titulos, manzaneo y reloteo, titulacion de predios y regularizacion de asentamientos ejecutados entre el ano 2007 y 2011 con el fin de evidenciear la relacion entre las practicas y procesos empleados en las experiencias y el marco conceptual asociado a las elaboraciones teoricas sobre la irregularidad urbana y la informalidad en la tenencia de la tierra en America Latina.

Palabras clave: sistematizacion de experiencias, irregularidad urbana, regularizacion, titulacion, derecho a la ciudad y ordenamiento territorial.

ABSTRACT

The urban irregularity is the result of specific forms of production of the Latin-American city, characterized by the coexistence of two ways of living; the formality and the informality. The present work seeks o characterize he process of irregular occupation of the urban land in Medellin, Colombia, from the systematizing of the experiences of the University of Antioquia in processes of study of titles, subdivision of the soil, qualifications of lands and regularization of accessions executed between the year 2007 and 2011 in order to show the relation between the practices and processes used in the experiences and the conceptual frame associated with the theoretical elaborations on the urban irregularity and the informality in the possession of the land in Latin America.

Key words: systematizing of experiences, urban irregularity, regularization, qualifications, right to the city and territorial classification.

IRREGULARITY IN THE OCCUPATION OF THE URBAN LAND IN MEDELLIN. SYSTEMATIZING EXPERIENCES.

[ILUSTRACION OMITIR]

INTRODUCCION

La ciudad latinoamericana, ademas de poseer los rasgos de cualquier ciudad del mundo, se caracteriza por la presencia, principalmente en su periferia, de asentamientos surgidos por fuera del entramado urbano formal y planificado. Se trata de construcciones generalmente ilegales, muchas de ellas ubicadas en zonas de alto riesgo o insalubres, viviendas construidas a partir de todos los materiales posibles--madera, lata, adobe, plasticos--, que terminan por conformar unas tramas barriales deficitarias de los principales atributos que hacen posible la vida urbana; el sistema de espacio publico natural y artificial, el sistema vial y de movilidad, equipamientos, servicios publicos, acompanados de formas de ocupacion del espacio privado en las que priman las logicas de la necesidad y la subsistencia. En estos asentamientos, tradicionalmente conocidos como irregulares o informales, coexisten ordenes socioespaciales establecidos al margen de la institucionalidad de la planificacion y el ordenamiento territorial. Se trata de una problematica en ascenso marcada por el aumento de viviendas informales y la produccion constante de periferias urbanas en las laderas--y en ocasiones en el centro--de ciudades como Medellin.

La ciudad observa desde "abajo" que alli "arriba" crece cada vez con mayor fuerza una poblacion que resiente a un pais en conflicto, cuya violencia reproduce sistematicamente el destierro y el desplazamiento a las ciudades que solo pueden ofrecer lo que queda de sus laderas, porque en la urbe no parece haber espacio para quienes no pueden pagar los altos precios del suelo, regulados por un mercado inmobiliario formal basado en la especulacion. En la periferia crece la informalidad y con ella los conflictos sociales y culturales asociados a la ausencia del Estado, es la tierra del poblador apropiado por la necesidad de construir una vida pocas veces digna porque los medios para encontrar dignidad son precarios, escasos o ausentes.

Durante las ultimas dos decadas el Estado, representado por el gobierno municipal de la ciudad, ha emprendido una serie de acciones que buscan disminuir los conflictos asociados a la ocupacion irregular del territorio y que actualmente agrupa el POT--Plan de Ordenamiento Territorial, Acuerdo 046 de 2006 (Alcaldia de Medellin, 2006)--bajo el subprograma denominado Regularizacion Integral de Predios, que comprende a su vez la regularizacion y legalizacion urbanistica, la titulacion y legalizacion de predios y el reconocimiento de la existencia de edificaciones.

En el marco de la ejecucion de este subprograma el Municipio de Medellin ha vinculado a diversas instituciones y actores sociales, entre ellos la Universidad de Antioquia, por intermedio de la Facultad de Derecho y Ciencias Politicas, (1) para que acompane los procesos de transferencia de bienes fiscales de Corvide, en la etapa de liquidacion, manzaneo y reloteo de mayores extensiones, titulacion de bienes fiscales y regularizacion de asentamientos. Estos proyectos han tenido como escenario de intervencion los territorios de la ciudad conformados al margen del entramado urbano formal, entre ellos se destacan los pertenecientes a las zonas nororiental (Santo Domingo Savio, Maria Cano-Carambolas, San Jose de la Cima, La Avanzada, La Esperanza, Popular, La Francia, Playon de los Comuneros, Moscu, La Isla, Pablo VI, Granizal y San Pablo); Centro Oriental (13 de noviembre, Llanaditas, Los Mangos, Isaac Gaviria, La Libertad, Villatina, Villa Lilliam, Villa Tubay, La Sierra y las Estancias); Centro Occidental (Las Independencias, Nuevos Conquistadores, El Corazon, El Salado, Vallejuelos y Juan XXIII-La Divisa) y Noroccidental (Mirador del Doce, Mirador I y II y La Madera).

Con el fin de evidenciar las relaciones entre las practicas y procesos empleados en cada uno de los proyectos, asi como de rescatar una serie de conocimientos socialmente relevantes, la Facultad emprendio un ejercicio de investigacion cualitativa que permitiera rescatar las conclusiones y reflexiones centrales de la sistematizacion de experiencias, a partir de una evaluacion de la problematica de la informalidad urbana en Medellin. Para ello se revisara la experiencia de los equipos de profesionales encargados de los estudios de titulos, manzaneo y reloteo, titulacion de predios y regularizacion de asentamientos.

En terminos metodologicos, este trabajo constituye un esfuerzo de investigacion cualitativa y parte de las bases de la sistematizacion de experiencias, en la que se privilegiaron los enfoques que permitieran obtener un conocimiento a partir de la practica, buscando encontrar la relacion entre el referente conceptual propuesto y las experiencias vividas, por medio de un ejercicio de contrastacion. Las estrategias, tecnicas e instrumentos de investigacion comprendieron el analisis documental, la realizacion de entrevistas abiertas y semiestructuradas, guias de observacion para el trabajo de campo, y relatos de las experiencias personales, con las que se obtuvo la informacion de contextualizacion de las experiencias y caracterizacion de las zonas de estudio desde las categorias del trabajo. Tambien resultaron utiles el diario de campo, el relato, y la elaboracion de los protocolos de las reuniones del grupo de trabajo sistematizados a partir de guias de observacion, con enfasis en los aspectos relevantes de la investigacion. Para el estudio de la informacion obtenida, y con el fin de interrogar la experiencia en los elementos que la constituyen, se realizaron periodicamente mesas de discusion del equipo de trabajo para analizar algunas de las tematicas y conceptos relevantes para esta investigacion; el desarrollo de estos encuentros fue llevado a protocolos que permitieron conservar la informacion para tal analisis.

El presente articulo se encuentra estructurado en tres partes: la primera de ellas abordara algunos elementos de contexto que permitiran comprender mejor la experiencia. En segundo lugar, se presentaran las categorias centrales del trabajo desde una perspectiva principalmente teorica, para entregar finalmente, a manera de conclusion, los rasgos centrales de la irregularidad urbana en Medellin y demas aportes fundamentales de la investigacion.

1. Elementos de contexto

Como se ha mencionado, las experiencias objeto de sistematizacion han tenido lugar en la Ciudad de Medellin, particularmente en las zonas Nororiental (Santo Domingo Savio, Maria Cano-Carambolas, San Jose de la Cima, La Avanzada, La Esperanza, Popular, La Francia, Playon de los Comuneros, Muscu, La Isla, Pablo VI, Granizal y San Pablo), Centro Oriental (13 de noviembre, Llanaditas, Los Mangos, Isaac Gaviria, La Libertad, Villatina, Villa Lilliam, Villa Tubay, La Sierra y las Estancias), Centro Occidental (Las Independencias, Nuevos Conquistadores, El Corazon, El Salado, Vallejuelos y Juan XXIII-La Divisa) y Noroccidental (Mirador del Doce, Mirador I y II y La Madera).

En terminos generales, se trata de sectores de Medellin que responden a un proceso de ocupacion informal del territorio, caracterizado en su constitucion por factores relacionados con la violencia. En el caso de los barrios de las comunas uno, ocho y trece (Independencias, Nuevos conquistadores, El Salado y El Corazon) no se identifica ninguna forma tradicional de ocupacion del territorio desde lo fisicoespacial; un intrincado sistema de servidumbres articula el sector a partir de unas cuantas vias principales.

La conformacion de estos barrios ha estado marcada por varias etapas. En primer lugar, a mediados del siglo pasado, los procesos de migracion del campo a la ciudad impulsados en parte por la violencia y en parte por la industrializacion del pais, implicaron que Medellin recibiera grandes oleadas de poblacion--generalmente campesina--que vinieron a ocupar las laderas de la ciudad. Tal como se explicitara mas adelante, esta ocupacion informal del suelo se dio a partir de dos modalidades: una ocupacion espontanea en la cual las familias migrantes invadian terrenos publicos y privados; (2) y otra medianamente planificada, (3) en la que informalmente los propietarios del suelo subdividieron mayores extensiones dejando los espacios minimos para vias, y vendieron los lotes sin dotacion, que las familias pagaron por cuotas para finalmente acceder a un titulo de propiedad. Este proceso se replico mas tarde--anos setenta y ochenta--en sectores aun mas perifericos de las zonas noroccidental (Picacho, Picachito, El Mirador del 12, El Triunfo, Kennedy, la Carmelita, Mirador I y II, y la Madera); Centro Oriental (Los Mangos, Isaac Gaviria, Llanaditas).

[ILUSTRACION OMITIR]

En un segundo momento, y como evidencia de un acelerado proceso de transformacion urbana que supero la capacidad de respuesta institucional del Estado, aparecen los programas e instituciones estatales como Casitas de la Providencia, Corvide (Corporacion de Vivienda y Desarrollo Social) o Primed (Programa de Mejoramiento Integral de Barrios Informales en Medellin), que desde la decada de 1970 iniciaron un proceso de intervencion en estos sectores que pretendio revertir, en parte, el fenomeno. En el caso de Corvide, se inicio un proceso de compra de mayores extensiones de tierra irregularmente ocupadas, con el fin de realizar posteriores procesos de titulacion. Esta iniciativa fue acompanada por la intervencion del Primed, que buscaba mejorar las condiciones del habitat y la vivienda en cada uno de los barrios intervenidos.

Se compraron asi, para estos programas, mayores extensiones que comprendieron los barrios objeto de estudio, y los terrenos que inicialmente pertenecian a familias como los Cock, los Restrepo, Arroyave o Molina, fueron adquiridos por estas entidades locales y por otras de orden nacional como el Instituto de Credito Territorial (ICT), para desarrollar programas de vivienda que permitieran albergar a los migrantes. Estas entidades replicaron la tarea que habia iniciado en los anos cincuenta el ICT en barrios como Santander o Florencia, y que se constituyo en uno de los pilares del proceso de urbanizacion popular de Medellin, que durante esta etapa estuvo marcado por directrices urbanisticas aceptables desde el punto de vista del modelo de ciudad planificada.

Sin embargo, la baja capacidad institucional y la falta de voluntad politica, hicieron que estas iniciativas no pudieran sostenerse en el tiempo, entre otras cosas, por la precariedad en los procesos de planificacion que no permitio la generacion de un marco normativo a partir del cual pudieran atenderse las demandas de suelo urbanizado de estos sectores poblacionales que llegan a la ciudad en condiciones de pobreza y sin la posibilidad de acceder al suelo urbano de una manera digna.

En este contexto, paulatinamente y a raiz de la intervencion publica, los asentamientos se convirtieron en barrios incluidos en la division politico administrativa del Municipio, (4) principalmente a partir de la instalacion de las redes de servicios publicos domiciliarios y de la ejecucion de proyectos de mejoramiento barrial en asocio con entes privados y comunitarios.

En una tercera etapa, finalizando la decada de 1990, estas entidades inician procesos de liquidacion, lo que implica que una vez mas, la ciudad informal queda temporalmente desprovista de intervenciones articuladas, integrales, que pudieran reducir los conflictos asociados a la ocupacion del suelo en condiciones de irregularidad. En esta tercera etapa se consolidan desde la informalidad los asentamientos; los materiales iniciales de construccion son reemplazados por otros de mayor resistencia y durabilidad; las mismas comunidades, a veces con apoyo del Municipio, mejoran las condiciones de las vias y servidumbres de los barrios; se avanza en la lucha por los servicios publicos y, en general, por el derecho a la ciudad.

Sin embargo, el fenomeno continua en crecimiento; a la par que consolidan los otros, aparecen nuevos asentamientos en sectores aun mas perifericos, (5) como evidencia de un problema estructural entendible, en terminos de Betania Alfonsin, como un circulo vicioso (Alfonsin, 2006). De ahi que aparezcan actores como la Universidad de Antioquia, que en el ano 2007 es contratada por el Municipio de Medellin para apoyar el proceso de liquidacion de Corvide; en 2008 para la realizacion del proceso de manzaneo y reloteo; y en 2009 para la titulacion y regularizacion de los asentamientos ubicados en las cuatro zonas descritas. Estos son los procesos que fueron objeto de sistematizacion.

2. Conceptos clave para la comprension de las experiencias

La comprension de las experiencias objeto de sistematizacion, implica remitirse a algunas reflexiones teoricas con base en las cuales pueda hacerse algun tipo de contrastacion. Principalmente, el trabajo se ha centrado en abordar la discusion en tomo la irregularidad urbana, el derecho a la ciudad y la regularizacion integral de asentamientos, con el fin de contar con un punto de partida que permitiera una reflexion critica del conocimiento producido desde las practicas sistematizadas.

2.1 La irregularidad y la informalidad urbanas

Alrededor del tema de la irregularidad, los estudios urbanos han coincidido en ligar este fenomeno a los procesos migratorios; como consecuencia de la violencia y la pobreza en el campo, los emigrantes encuentran en la ciudad un polo de atraccion basado en las oportunidades que brinda el desarrollo. Sin embargo, en el aspecto que parece haber mas consenso, es en la afirmacion segun la cual los procesos de urbanizacion irregular han cambiado el contexto de lo urbano en la urbe latinoamericana.

Desde la economia urbana se ha dicho que otro factor que ha impulsado el surgimiento de la dualidad ciudad formal-informal, esta relacionado con la industrializacion vivida por la ciudad latinoamericana, principalmente durante la segunda mitad del siglo pasado. Algunos estudios han puntualizado en el papel que ha jugado la forma de produccion capitalista de nuestras ciudades, la cual se caracteriza por fomentar la especulacion, la segregacion socioespacial y la informalidad. "En paises latinoamericanos como Brasil, Argentina y Colombia, mas del 75% de la poblacion vive en ciudades. En estos paises por ejemplo, el proceso de industrializacion ha ido mano a mano con el proceso de urbanizacion. Un hecho notable es que un gran porcentaje de este crecimiento se atribuye a procesos de desarrollo informal e invasion de tierras" (Acioly, 2001: 1).

Como consecuencia, el fenomeno de la irregularidad urbana esta ligado a un regimen juridico de la propiedad, que contribuye al aceleramiento de los procesos de acumulacion y exclusion socioespacial originados en el mercado inmobiliario formal. Sin embargo, siguiendo la misma logica de mercado, la falta de oportunidades para acceder al suelo urbano en condiciones dignas desde la legalidad, ha contribuido a la formacion de un mercado inmobiliario informal que "[constituye] actualmente el canal principal por el cual los pobres del Tercer Mundo acceden a un espacio para edificar su vivienda y desarrollar otro tipo de actividades urbanas" (Calderon, 1999:1).

El tratamiento juridico de la irregularidad urbana responde entonces a la necesidad de reducir o "combatir" las formas de apropiacion del territorio que van en contravia del modelo de la economia de mercado. Por eso el tratamiento juridico de este conflicto obedece en gran medida a estrategias de tipo global, en las que el mercado es la base para regular los conflictos sociales de contenido economico. De esta manera es posible entender que "... se incentivan programas de titulacion de tierras que deberian permitir un uso economico mas eficiente de ese recurso natural y un mayor estimulo a las inversiones" (Eguren, 2001:2). A partir de esta dimension del tratamiento juridico a la irregularidad, el problema principal no es el acceso al suelo en condiciones dignas, como se desprende del mandato constitucional, sino la ausencia de un mercado de tierras accesible para todos y la exclusion de grandes porciones del territorio de las dinamicas del mercado formal.

Desde la sociologia urbana, la irregularidad en la ocupacion del territorio urbano puede definirse como "... una forma de calificar determinado espacio urbano y las formas de apropiacion del suelo existentes en el mismo, en terminos del no cumplimiento de normas juridicas que regulan las relaciones de propiedad o las formas de produccion de los espacios urbanos aplicables en cada caso" (Duhau, 2008: 1). De esta definicion se desprende la necesidad de que el analisis de la irregularidad desde la dimension juridica, deba comprender el estudio del regimen juridico de la propiedad como el marco ineludible a partir del cual un asentamiento puede caracterizarse como irregular, informal o ilegal. En este sentido, es procedente senalar que una primera lectura del fenomeno--incluyendo la variable del regimen juridico de la propiedad--consistiria en destacar la caracteristica excluyente del marco juridico estatal en cuanto a las formas de ocupacion del suelo.

En efecto, no se trata de un asunto meramente formal relacionado con el cumplimiento de unos requisitos o formas legales en el proceso de ocupacion del territorio. Si partimos de la concepcion del Derecho como instrumento de dominio y ejercicio de poder que tiene lugar en un territorio determinado, es dable entender que la etiqueta "ilegal, irregular, informal o periferico, subnormal" (Duhau, 2008: 2) asignada a ciertos asentamientos urbanos, corresponde al resultado de un ejercicio de poder ligado a la implementacion de un modelo politico, economico y juridico de organizacion politica. Este tipo de denominaciones adquiere el caracter de estigma y se asigna sistematicamente para aquellos casos en los cuales "el habitat producido posee caracteristicas anomalas respecto de las formas urbanas asumidas como legitimas o se presente en areas ostensiblemente inapropiadas para el uso habitacional, [...] o que el proceso de apropiacion del suelo se presente en conflicto manifiesto con las relaciones de propiedad vigentes." (Duhau, 2008: 2).

Desde una perspectiva estrictamente juridica, la irregularidad urbana esta relacionada tambien con la tenencia, que puede definirse como la relacion que establecen las personas con el suelo que habitan y que esta regulada por el ordenamiento juridico y la cultura. De esta manera, segun se presenten los elementos y requisitos establecidos normativamente, se puede ser propietario, poseedor o mero tenedor de dicho espacio. En el primer caso, el uso, goce y disposicion del bien estan condicionados a que la persona lo haya adquirido con el lleno de los requisitos legales; el titulo traslaticio del dominio y el modo de adquirirlo. En el segundo caso, estamos hablando de personas que acceden a la tierra con el animo de hacerse duenas de ella, pero sin haber adquirido la propiedad de la forma en que la ley lo dispone. Ya en el tercer caso, se habla de una relacion generalmente mediada por un acuerdo de voluntades que simplemente garantiza el goce del bien, pero de ninguna manera el dominio ni la posibilidad de adquirirlo por el paso del tiempo.

En estas tipologias de la tenencia se agrupan las relaciones que, desde el punto de vista juridico, pueden establecer las personas con respecto a los bienes inmuebles. A partir de este marco regulador de las conductas humanas, es posible avizorar que el Derecho--desde su definicion y concretamente desde su aplicacion--es uno de los principales factores determinantes de la irregularidad urbana, pues al definir lo licito y permitido en un Estado, excluye las demas relaciones que pueden establecerse en su interior. Desde este punto de vista, es posible examinar el asunto de la irregularidad urbana como el fenomeno de contraposicion entre el marco institucional predefinido y las diversas formas de apropiacion del territorio.

El modelo de Estado asumido en la Constitucion Politica de 1991, ha implicado la adopcion de un marco normativo de intervencion en el territorio, a partir del cual se busca incidir directamente en las dinamicas territoriales de estos asentamientos, mediante la ejecucion de proyectos de inclusion de los mismos al entramado urbano formal. Sin embargo, "la respuesta normativa del Estado frente a la apropiacion ilegal de predios, ha generado legalidades formales, informales e incluso conniventes, que terminan por conformar un espectro de tipologias de asentamientos, apropiaciones del espacio, uso del suelo y formas constructivas que se mueven entre la legalidad y la ilegalidad, fenomenos que inciden directamente en la territorialidad" (Uribe, 2007: 2).

Al igual que en otros paises de America Latina, la implementacion de los programas de Regularizacion Integral de Predios no ha logrado evitar que la irregularidad siga creciendo y que a partir de ella sigan transformandose nuestras ciudades y generando nuevas territorialidades. "[...] pero no se puede dejar de observar que mas alla de los muchos problemas enfrentados para implementar esta politica [...], la ciudad informal no paro de crecer mientras que la regularizacion urbanistica se desarrollaba lentamente, por el contrario en muchas ciudades la irregularidad crecio" (Alfonsin, 2006: 3).

Una de las posibles explicaciones que se encuentran en la literatura al respecto (ver Smolka y Fernandes, 2004), tiene que ver con la sectorizacion y aislamiento de las intervenciones publicas llevadas a cabo a partir de los programas de regularizacion. Esto ha determinado que el tratamiento de la irregularidad urbana no tenga en cuenta el contexto urbano en sentido amplio, en consideracion a la generacion de procesos de inclusion socioespacial en el marco de un modelo de ciudad planificada que incluya tambien a la Ciudad informal en su proceso de construccion permanente. En la ineficacia de estos procesos de intervencion territorial es "la relacion entre Estado y Ciudadanos la que no llega a realizarse; es la voluntad estatal la que no parece dotada de capacidad de concrecion. En suma, se trata de una situacion en la que las normas juridicas no llegan a constituirse en los componentes de un orden publico efectivamente vigente." (Drosso, citado por Duhau, 1995: 16). Al respecto, se hace necesario repensar el papel del Derecho, empezando por asumirlo como una construccion social seguramente necesaria para nuestras sociedades pero, y que tal vez por ello, refleja sus profundas limitaciones:

"El sentido comun nos indica, y puede apoyarse para ello en el positivismo juridico, que las normas juridicas existen para ser aplicadas y, si ello no ocurre, es porque o bien han dejado de corresponder a las practicas y al orden social efectivamente vigentes, es decir, han caido en desuso, o bien los organos encargados de aplicarlas han perdido su capacidad de garantizar el orden publico" (Duhau, 1995: 1).

Especialmente en Medellin, a la violencia y el desplazamiento se han sumado otros factores que han incidido en la formacion de estos asentamientos. La confluencia de dos fenomenos antagonicos: el desplazamiento, por un lado, y la sobre-regularizacion del uso del suelo, por el otro, han generado, que desde su capacidad economica, la poblacion desplazada no tenga la posibilidad de acceder a una vivienda ofrecida por el mercado inmobiliario. Por su parte, los precios excesivamente elevados del suelo urbanizado en el mercado formal, son consecuencia logica de una regulacion excesiva y del sistema capitalista regido por normas de oferta y demanda, que terminan por conformar un mercado del suelo elitista y excluyente. En estas condiciones, dicha poblacion, irremediablemente, no encuentra otra opcion diferente a adherirse a la informalidad preexistente, donde se destaca la ocupacion de zonas deshabilitadas de las ciudades mediante tomas, invasiones o posesiones.

Sean estas u otras las causas, la formacion de asentamientos irregulares en las periferias de Medellin, ha dado como resultado una "ciudad irregular", construida al margen de la ciudad planificada, con omision de las normas de construccion, implementando mecanismos precarios de articulacion a la vida economica de la ciudad.

La nueva Ciudad que se conforma a partir del fenomeno enunciado, tiene desde lo juridico, una esencia dual: por un lado, la ciudad planificada, industrializada, competitiva e innovadora que se define desde nuestro ordenamiento juridico como legal; y por el otro la ciudad informal, precaria y excluida que se caracteriza desde la ilegalidad.

Finalmente, es necesario aclarar que la irregularidad urbana es un termino generico que agrupa tres subcategorias interdependientes. A la manera de tres caras de la misma moneda, la irregularidad se manifiesta primero en el asentamiento como conjunto habitacional; esta subcategoria alude a los asentamientos en desarrollo deficitarios en terminos de espacio y equipamiento publico, infraestructura vial, calidad del ambiente y servicios publicos. En segundo lugar se encuentra la informalidad en la tenencia del suelo, que alude a la ausencia o precariedad de los titulos de propiedad sobre el suelo que ocupa cada vivienda. Por ultimo, la irregularidad comprende la ilegalidad en la construccion, que esta relacionada con las deficiencias de la vivienda como unidad basica del asentamiento.

2.2 El Derecho a la Ciudad

Desde el ordenamiento juridico, y de manera particular a partir de la Constitucion Politica de 1991 y de la Ley 388 de 1997, se vienen desarrollando una serie de postulados encaminados a garantizar los derechos individuales y colectivos asociados al habitat y la vida urbana; la vivienda digna, el acceso a la propiedad, al espacio publico, al medio ambiente sano y a la participacion en plusvalias. En la actualidad, el Derecho a la Ciudad agrupa todos estos derechos desde la perspectiva juridica. Sin embargo, su trasfondo etico y politico implica asumir el territorio como un espacio publico en su conjunto, incluyente, democratico y pluralista; en el cual el orden urbano asume las caras de los ciudadanos tanto de la ciudad formal, como de la informal. Desde esta optica, el Derecho a la Ciudad implica poner en el centro de la discusion la dimension publica de las ciudades; aquella donde se discuten, formulan y ejecutan las politicas de transformacion espacial, a partir de la construccion de imaginarios y visiones del desarrollo y del individuo.

El derecho a la ciudad, formulado por Henri Lefebvre, se define como la posibilidad de desplegar "lo urbano", en tanto lugar de encuentro, otorgando prioridad al valor de uso. En este punto, lo urbano precisa de una "teoria integral de la ciudad y la sociedad" (Lefebvre, 1978: 178), y en forma mas radical, de una "ciencia de la ciudad", es decir, una planificacion orientada a las necesidades sociales, que debe nutrirse a su vez del arte, en aras del ingenio y de la creatividad que requiere para ser desarrollada.

Ademas, "lo urbano" requiere un "agente", que es precisamente la clase obrera, la cual ha soportado el impacto de todos los grandes cambios morfologicos de la ciudad, al mismo tiempo que ha sido "desposeida" de ella, y no por esto deja de representar los intereses generales de la civilizacion, pues su accion puede ser extensiva a todas las "capas sociales de habitantes" (Lefebvre, 1978: 138). La conformacion de la sociedad urbana debe ser la meta final de todo el proceso de industrializacion, asi sea este ultimo el responsable de la urbanizacion, en una primera fase. De este modo, la ciudad deja de ser mero receptaculo de la produccion, erigido sobre las "ruinas de la ciudad antigua y su contorno agrario" (Lefebvre, 1978: 166).

Asi, el derecho a la ciudad es una reivindicacion en formacion, que equivale a un derecho a la vida urbana, a la centralidad renovada, a los lugares de encuentro, a los ritmos de vida y empleos del tiempo que permiten el uso pleno y entero de estos momentos y lugares. La vida urbana, como reino del uso frente al valor de cambio propio de la ideologia del consumo, es la perspectiva reivindicadora de derechos, tanto desde lo economico como desde lo cultural. En terminos generales, la justificacion del significado del derecho a la ciudad debe ser buscada en la legitimidad que tiene el individuo para ejercer un "derecho a exigir" sobre la ciudad, percibida como operador de democracia social. (Maldonado, 1999: 48) Lefebvre indica que el derecho a la ciudad se anuncia como un llamado, como una exigencia, que se manifiesta como forma superior de los derechos y que implica el derecho a la individualizacion en la socializacion, a la actividad participante, a la apropiacion--diferente del derecho de propiedad--(Lefebvre citado por Maldonado, 1999: 50).

Una perspectiva similar a la anterior, es la adoptada por el Foro Social Mundial de Quito en el 2004, en su Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad, que relaciona el derecho a la ciudad con el aumento de la calidad de vida de las personas, determinado en gran medida por el acceso a la vivienda (Foro Social de las Americas, 2004: 2).

"El Derecho a la Ciudad es definido como el usufructo equitativo de las ciudades dentro de los principios de sustentabilidad, democracia, equidad y justicia social. Es un derecho colectivo de los habitantes de las ciudades, en especial de los grupos vulnerables y desfavorecidos, que les confiere legitimidad de accion y de organizacion, basado en sus usos y costumbres, con el objetivo de alcanzar el pleno ejercicio del derecho a la libre autodeterminacion y un nivel de vida adecuado" (Foro Social de las Americas, 2004: 2-3).

Con relacion a los sujetos que van a emprender esta accion, como se dijo arriba, Lefebvre alude a un agente que se revista de esa conciencia de clase del proletariado--una clase para si y no en si--. En la Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad, se habla mas bien de un sujeto destinatario: los grupos en situacion vulnerable:

"Los grupos y personas en situacion vulnerable tienen derecho a medidas especiales de proteccion e integracion, de distribucion de los recursos, de acceso a los servicios esenciales y de no-discriminacion. A los efectos de esta Carta se consideran vulnerables: personas y grupos en situacion de pobreza, en riesgo ambiental (amenazados por desastres naturales), victimas de violencia, con discapacidad, migrantes forzados, refugiados y todo grupo que, segun la realidad de cada ciudad, este en situacion de desventaja respecto al resto de los habitantes" (Foro Social de las Americas, 2004: 2-3).

En Medellin la sistematizacion de experiencias ha permitido evidenciar que los sectores de urbanizacion popular y de crecimiento irregular no han sido intervenidos debidamente por el Estado, (6) pues solo al finalizar la decada de 1990, se ha dado inicio a la discusion e implementacion de politicas publicas que permitan mejorar los niveles de acceso al suelo urbano, en condiciones dignas de generacion de empleo e inclusion socioespacial. Desde otro punto de vista, este fenomeno ha favorecido la configuracion de territorialidades y comunidades en permanente lucha por la inclusion al perimetro urbano preestablecido y, por esa via, a los bienes y servicios sociales, economicos y culturales de la ciudad.

Una intensa lucha por la inclusion en ese perimetro urbano es abanderada por los pobladores de las periferias, donde la autogestion, la autoconstruccion y el empleo informal, son solo algunos ejemplos de como estos sectores reconstruyen por si mismos su proyecto de vida. Son pues estos asentamientos los que han puesto en evidencia la complejidad y la heterogeneidad de la Ciudad, su discontinuidad en la distribucion espacial y el acceso diferencial e inequitativo de los pobladores populares urbanos a las politicas sociales del Estado. "A los procesos de masificacion urbana corresponde una ideologia del ascenso social que se revuelve con aspiraciones justas por el derecho a la ciudad. Ya en la ciudad, los nuevos pobladores activan memorias urbanas, establecen relaciones de parentesco, vecindad, amistad y compadrazgo, ponen en marcha estrategias de ayuda mutua y solidaridad" (Naranjo y Hurtado, 2002: 4).

2.3 Regularizacion Integral de Asentamientos

Como parte de las respuestas tardias del Estado a la irregularidad urbana, el reciente marco regulador del ordenamiento territorial (7) comprende actualmente la regularizacion y legalizacion, concebidas como un instrumento de la planeacion territorial en los asentamientos de desarrollo incompleto e inadecuado, o en asentamientos irregulares, con miras a generar mecanismos que implementen la vision estrategica de consolidar ciudades equitativas, buscando mejorar la calidad de vida de la poblacion mas vulnerable. Desde esta optica, debe entenderse la regularizacion como el mecanismo de intervencion racional del territorio irregular que busca generar nuevos procesos socioeconomicos en su interior.

Como una version a escala inferior de un Plan de Ordenamiento Territorial, se trata de un conjunto de politicas publicas, directrices de planeamiento y estrategias de gestion de las areas urbanas caracterizadas desde la irregularidad, que permitan la reversion de los procesos irregulares de urbanizacion, buscando, a traves de los distintos medios de la gestion del suelo urbano, la democratizacion del acceso al suelo, la promocion de la vivienda digna y la generacion de alternativas para dotar de infraestructuras y equipamientos comunitarios.

Desde esta perspectiva, el municipio de Medellin ha implementado programas de regularizacion de asentamientos, a partir de los cuales se busca incorporar el asentamiento humano irregular al entramado urbano formal de la Ciudad. De ahi que en el Articulo 133 del POT de Medellin se hayan establecido los parametros para realizar programas de regularizacion definidos como:

"[...] una accion orientada a los asentamientos urbanos resultado de las formas de produccion espontanea e ilegal del habitat y la vivienda, para corregir los desequilibrios urbanos y consolidar los sistemas estructurantes del espacio publico y de ocupacion del espacio privado, revirtiendo el fenomeno de la informalidad en el uso, ocupacion y aprovechamiento del suelo, para hacer con criterios ambientales y de equidad el reordenamiento territorial, elevar los estandares de habitabilidad y de seguridad a los asentamientos, por medio de la elaboracion de proyectos urbanos que reconozcan la construccion social del habitat con la adopcion de normas urbanisticas flexibles ajustadas a la realidad concreta y a las dinamicas singulares de los asentamientos urbanos que propendan por la distribucion equitativa de las oportunidades y los beneficios del desarrollo" (Alcaldia de Medellin, 2006: 68).

De acuerdo con el Plan de Ordenamiento Territorial, los procesos de regularizacion deben entenderse desde una perspectiva integradora de las demas estrategias para la intervencion en los asentamientos irregulares: la titulacion y legalizacion de predios y el reconocimiento de la existencia de edificaciones. De esta manera, las tres variables juntas conforman el Programa Integral de Regularizacion, a partir del cual se busca generar procesos de inclusion socioespacial para la poblacion socioeconomicamente vulnerable.

Asi como la irregularidad urbana se manifiesta a traves de tres fenomenos interdependientes, la regularizacion integral de predios comprende a su vez tres tipos de intervencion: en primer lugar, la regularizacion y legalizacion de asentamientos, que busca la generacion de un proyecto urbano a traves del cual disminuya el deficit de infraestructura y servicios publicos. En segundo lugar, la titulacion de predios, que puede definirse como un instrumento juridico para otorgar titulos de propiedad a las personas que ocupan irregularmente bienes del Estado; y finalmente, el reconocimiento de construcciones, entendido como un procedimiento adelantado ante la autoridad encargada de expedir licencias--Curador o Secretario de Planeacion--, que busca legalizar la construccion levantada sin licencia.

Mediante estas medidas, se busca la inclusion de sectores generalmente marginados por las autoridades, y frente a los cuales solo se habia reaccionado con el desalojo y la demolicion de los predios ocupados irregularmente, buscando la desaparicion de la dualidad Ciudad irregular Vs. Ciudad planificada que ha marcado los procesos de ocupacion del territorio de Medellin.

En este sentido, los programas de regularizacion deben contar--en sus ejes de trabajo--con la reorganizacion de los asentamientos urbanos a partir de la identificacion, mejoramiento o generacion de los equipamientos, espacios publicos, sistema vial, servicios pubicos domiciliarios y saneamiento, asi como la reubicacion de las personas cuyas viviendas se encuentran ubicadas en suelos de proteccion (zonas de alto riesgo, de retiro o reserva).

Cuando se habla de regularizacion de un asentamiento, se hace alusion a intervenciones en la estructura fisica, social, economica y juridica de un asentamiento humano que se formo a traves de mecanismos espontaneos y procesos no planificados de ocupacion de tierras; es decir, se trata de una integracion fisica y social de la ciudad. "El objetivo de la regularizacion no es solucionar el conflicto de construcciones irregulares, sino incorporarlo como parte del marco normativo" (Duhau, 2003: 3).

El mejoramiento y la regularizacion de los asentamientos irregulares tienen una importancia estrategica dentro de la planeacion del territorio para la reestructuracion urbana. En Medellin, la necesidad de mantener un control social y politico sobre el territorio es una de las causas principales de la regularizacion y el mejoramiento de los asentamientos irregulares. Este factor--que impulsa las politicas de integracion social, economica, juridica y administrativa--tiene como objetivos: primero, neutralizar la influencia de grupos delincuenciales formados en el olvido del Estado en el nacimiento de los asentamientos; segundo, ofrecer mejores condiciones de vida a las poblaciones. "Las politicas de ingresos son las fuerzas motrices que avivan el interes de los sectores publicos y privados por incorporar estas barriadas al mercado capitalista urbano de suelo y bienes raices" (Acioly, 2001: 6).

3. ANALISIS Y COMPRENSION DE LAS EXPERIENCIAS. APORTES AL CONOCIMIENTO DE LA TEORIA

La sistematizacion de las experiencias ha permitido extraer un conocimiento util a la hora de comprender el fenomeno de la irregularidad urbana en Medellin. En primer lugar, estos aportes tienen que ver con la caracterizacion de los rasgos genericos del proceso de ocupacion irregular del suelo, y en segundo lugar con la reconstruccion y redefinicion de practicas y conceptos en tomo a la irregularidad urbana y los procesos de intervencion realizados.

3.1 Rasgos generales de la ocupacion irregular del suelo en Medellin

La investigacion permitio evidenciar los rasgos caracteristicos del proceso de ocupacion irregular del suelo urbano en Medellin, los cuales pueden resumirse asi:

a. Tipologias de ocupacion irregular del suelo

El estudio adelantado ha permitido evidenciar que los procesos de urbanizacion irregular en Medellin pueden clasificarse en dos subgrupos de la siguiente manera: aquellos que obedecen a una Ocupacion medianamente planificada, como la que se llevo a cabo en la Zona Nororiental: barrios Moscu, Populares y Santo Domingo, que se trata de procesos de urbanismo y construccion iniciados por parte de urbanizadores particulares, pero que no se terminaron, en los cuales se hizo un loteo mas o menos tecnico, permitiendo la conformacion del damero tradicional; y los que responden a una Ocupacion espontanea, como la que se presento en el sector de las Independencias, donde no hubo una planificacion que permitiera la separacion y complementariedad entre el espacio publico y el privado. Desde lo fisicoespacial, la forma que toman estos asentamientos es absolutamente particular, siguiendo generalmente la forma de los estructurantes naturales del sector, como quebradas, laderas y cerros.

b. El papel de los duenos de la tierra

La investigacion mostro como, ante la ineficacia de los instrumentos legales para controlar y encausar los procesos de urbanizacion irregular, estos se han llevado a cabo por parte de agentes privados duenos de la tierra urbana en sectores como Villatina, de la Zona Centro Oriental; las Independencias de la Zona Centro Occidental, o la Esperanza, de la Zona Nororiental; nombrando solo los casos mas significativos en los que ha resultado paradigmatica la intervencion de terratenientes como Nepomuceno Arroyave, Carlos A. Cock, Jesusita Vallejo de Mora Vasquez o la congregacion de los hermanos cristianos. Los urbanizadores privados que han llevado a cabo estos procesos, han subdividido la tierra de manera arbitraria: en manzanas mas o menos rectangulares y largas, siempre que el suelo mismo lo permitiera, lo que actualmente dificulta su consolidacion. Solo reservaron espacio para vias peatonales muy angostas, que llevan a una unica via principal de acceso a todo el asentamiento; no reservaron espacio para uso publico (parques, infraestructura, colegios, vias principales), y tampoco tuvieron en consideracion las regulaciones urbanas de la ciudad para estos sectores. Las densidades resultantes de este proceso son altas, generalmente mayores a las que el mismo suelo soporta.

Posteriormente los urbanizadores vendieron los lotes con sistemas de pago accesibles para la comunidad; los lotes se entregaban a las familias y se iniciaba la autoconstruccion de viviendas sin tener en cuenta ninguna reglamentacion distinta a la de los usos y practicas de los procesos constructivos de origen popular. Ante esta situacion, las autoridades encargadas de llevar a cabo acciones de control no cumplieron su mision y por ello la autoconstruccion ha venido significando la forma predominante en que los pobres pueden ser provistos de vivienda, en una forma muy economica para ellos y para el Estado mismo. Sin embargo, aunque los costos resultan bajos en el corto plazo, suelen tomarse mucho mas altos en el largo plazo, cuando las administraciones emprenden la tarea de regularizar, titular y legalizar las construcciones.

c. Urbanizacion del riesgo (8)

Una de las caracteristicas de los procesos de urbanizacion irregular se asocia al asentamiento en zonas de riesgo. La investigacion urbana ha vinculado este fenomeno con la logica de la desigualdad en la produccion de las ciudades latinoamericanas marcada por la falta de politicas publicas para que la poblacion socioeconomicamente vulnerable, obtenga acceso al suelo urbano en condiciones dignas y garantias de derecho a la ciudad (ver Aristizabal y Ortiz (2002); Fernandez y Smolka (2004).

Para el caso de Medellin, y tomando como referente ocho de los sectores intervenidos, la experiencia permitio constatar que la escasez de suelo urbano apto ha llevado a miles de familias a ocupar suelos protegidos, ya sea por corresponder a retiros de quebradas o por el riesgo de movimientos en masa. Esta situacion no solo constituye una vulneracion del derecho a la ciudad y a la vivienda digna de las familias ocupantes, sino tambien "[...] para la ciudad como un todo, que se expande ilimitadamente, avanza sobre areas de interes ambiental, compromete recursos naturales y paga un alto precio por la expansion de la infraestructura." (Alfonsin, 2006: 2). La tabla 1 representa la cantidad de inmuebles ubicados en las cuatro zonas objeto de estudio, segun informacion obtenida de la Base de Datos de la Subsecretaria de Catastro Municipal.

d. Deficit de infraestructura publica

Tal vez una de las caracteristicas de los procesos de ocupacion irregular del suelo en Medellin que mas evidencia falta de garantias a las reivindicaciones que componen el Derecho a la Ciudad, tiene que ver con el deficit de espacio publico, equipamientos e infraestructura vial. La mayoria de los asentamientos, en su proceso de conformacion espontanea o medianamente planificada, siguieron la forma de los accidentes geograficos y quebradas del sector, sin diferenciar si el suelo era apto o no para el asentamiento humano. El resultado fue un entramado de viviendas, complejo e irregular, en el que la conectividad, la movilidad y el espacio para el uso comun, se constituyeron en fines secundarios, pues en primer lugar debia ser satisfecha la necesidad de una vivienda.

De esta manera, las calles devienen en un complejo de servidumbres que terminan por conectarse con una unica via principal, de la que depende la conectividad y acceso de toda la comunidad al resto de la ciudad. La precariedad de los asentamientos tambien se refleja en la ausencia de programas de intervencion y mejoramiento de los equipamientos. Las placas polideportivas se encontraron en un alto nivel de deterioro, debido, principalmente, a que en muchos casos oficiaban en el sector como unico espacio publico efectivo.

La investigacion permitio evidenciar que lo anterior tiene que ver con la mutabilidad o alternancia de lo publico y lo privado en relacion con la ocupacion irregular del espacio, y la demolicion permanente de viviendas a causa de las intervenciones urbanisticas y de los riesgos geologicos latentes. En algunos sectores como Juan XXIII-La Divisa, las zonas verdes que habian sido invadidas se han recuperado a raiz de la intervencion de Metro Cable. En contraste y en otros sectores, los procesos de ocupacion del espacio publico continuaban siendo una constante, frente a lo cual no se habian implementado acciones publicas efectivas.

e. El circulo vicioso de la irregularidad

En terminos de Betania Alfonsin (2006), entre irregularidad y regularizacion existe en la ciudad latinoamericana una especie de circulo vicioso. Los procesos de regularizacion de asentamientos, como se ha dicho antes, constituyen una respuesta tardia del Estado a un problema de iniquidad urbana acumulado durante decadas. Sin embargo, debido a la forma especialmente excluyente en que se han levantado ciudades como Medellin, estas iniciativas institucionales no logran revertir completamente dichas dinamicas. Asi, mientras el Estado implementa regularizaciones (titulacion, legalizacion y reconocimiento) en unos sectores de la ciudad, simultaneamente el mismo patron de ocupacion informal se presenta en otras zonas perifericas o de alto riesgo del territorio, lo que implica que con estas medidas apenas si se logra saldar una deuda historica puntual con los asentamientos intervenidos, pero no se logra revertir un proceso estructural.

3.2 RECONSTRUCCION DE PRACTICAS Y CONCEPTOS

Las experiencias permitieron repensar algunas practicas y conceptos propios del quehacer juridico y del derecho urbanistico. A continuacion se presentan los principales elementos, a partir de los cuales puede evidenciarse el aporte de los proyectos a la reconstruccion de tales quehaceres.

3.2.1 Estudio juridico-tecnico de titulos inmobiliarios

La metodologia de estudio juridico-tecnico de titulos, implementada durante las experiencias, unio dos perspectivas para el estudio de los inmuebles: la juridica y la fisicoespacial; de esta manera, no solo se logro un mayor nivel de confiabilidad en el estudio, sino que se enriquecieron los conocimientos de cada uno de los saberes convocados. Para el caso del Derecho, la dimension fisico espacial de este tipo de estudios, asi como los aportes de la Arquitectura, el Urbanismo o la Ingenieria, permite convalidar practicas y conocimientos empleados tradicionalmente en el quehacer juridico y que terminan por entrar en desuso ante la falta de pertinencia de sus procedimientos. La experiencia, por su lado, permitio evidenciar que para el caso de los procesos de intervencion en el territorio, sea urbano o rural, el aporte del Derecho esta condicionado a su articulacion con otras ciencias, saberes y practicas que incluyen al territorio entre sus objetos de estudio.

La necesidad de re-significar practicas juridicas concretas como el estudio de titulos inmobiliarios, se hace mas apremiante cuando se trata de programas de acceso al suelo, como los de titulacion y regularizacion, en los cuales estan involucradas grandes porciones del suelo urbano y rural de nuestras ciudades. En parte, porque se entiende que un proceso de intervencion social a largo plazo, que pretende brindar soluciones al problema de la informalidad de la tenencia y de la irregularidad de los asentamientos en Medellin, debe contar con bases solidas desde lo juridico y lo tecnico, en el conocimiento del territorio y de las comunidades. De lo contrario, tratar de dar respuesta a un problema, que teoricamente se ha planteado como estructural en nuestras sociedades, seria una tarea inabarcable por parte de cualquier administracion.

Desde el punto de vista de la retroalimentacion de conocimientos, la experiencia permitio que los integrantes del equipo de trabajo desarrollaran competencias para los estudios del territorio, desde una perspectiva integradora de las dimensiones fisicoespacial y juridica. En este sentido, el dialogo entre conocimientos, necesariamente atraviesa--y beneficia--los metodos y practicas de las personas involucradas en el proceso, hasta el punto de lograr innovaciones importantes en la forma en que tradicionalmente se ha presentado este tipo de estudios. En la experiencia relatada, el equipo de trabajo no solo creo la denominacion "juridico-tecnico" para los diagnosticos presentados al Municipio, sino que cada uno de sus integrantes tiene claro hoy, que el estudio de grandes extensiones de suelo no consiste solo en documentarse desde el folio de matricula hasta veinte anos atras; dicho estudio debe consistir en un rastreo juridico-tecnico que comprenda un proceso de georreferenciacion, a partir del cual sea posible contrastar, verificar, convalidar o refutar la informacion juridica extraida de los titulos.

3.2.2 Doble matriculacion

Segun la normatividad y los principios que orientan la funcion publica del Registro de Instrumentos Publicos en Colombia, se ha establecido que cada inmueble esta identificado con un folio de matricula inmobiliaria en el que se consignan los datos necesarios para su determinacion como el area, los linderos, la tradicion juridica y demas mutaciones; limitaciones y gravamenes de que pueden ser objeto los inmuebles. Sin embargo, la experiencia permitio evidenciar, que a raiz del alto grado de desfase entre la realidad y la forma en el registro de los inmuebles, asi como en la falta de correspondencia en la informacion registrada en los folios y la obtenida con las actualizaciones catastrales, existian inmuebles con dos matriculas inmobiliarias distintas. Durante el proceso de diagnostico este fenomeno se denomino doble matriculacion y se manifesto de las siguientes maneras:

* Matriculas mal cargadas. En los procesos de actualizacion catastral, la informacion juridica obtenida por la Subdireccion de Catastro Municipal es proporcionada por los habitantes de los inmuebles y no por la oficina de Registro de Instrumentos Publicos; ello implica que se presenten errores en la base de datos catastral, pues se pueden asignar matriculas a inmuebles que corresponden a otros predios desprendidos de la misma mayor extension, o de inmuebles correspondientes a otras tradiciones juridicas.

* Matriculas doblemente asignadas. En el proceso de calificacion de los instrumentos publicos adelantado por la Oficina de Registro se asignaron matriculas inmobiliarias a lotes que ya la tenian adjudicada, evento que sucedia por la falta de informacion grafica o por errores involuntarios contenidos en las escrituras, entre ellos que Corvide efectuaba declaraciones de reloteo sobre inmuebles que no eran de su propiedad, ya sea porque no tenia claridad sobre los linderos o porque los inmuebles correspondian a desprendimientos anteriores a la adquisicion por la entidad. Esta situacion conllevo a que en al momento de ejecucion del proyecto aparecieran inmuebles a nombre de Corvide y de un particular, o de Corvide y del Municipio de Medellin.

3.2.3 La venta mediante cuerpo cierto

El articulo 1887 del Codigo Civil colombiano prescribe que un predio rustico puede venderse con relacion a su cabida, o como una especie--o cuerpo cierto--. Esta ultima categoria legal corresponde a la venta de inmuebles cuya extension se desconoce, y los linderos corresponden a accidentes naturales que hacen las veces de limite espacial. En el proceso de diagnostico se encontraron predios identificados a partir de terminos y referentes inciertos que en la actualidad no existen o no logran identificarse. Esta particular modalidad de venta de los inmuebles tiene su origen en la Colonia, cuando fue una figura juridica

"[...] a la que recurrieron quienes iniciaban tramites para obtener 'titulos justos' sobre tierras denunciadas y apropiadas en 'guerras justas'. Fue el referente para las 'donaciones de privilegios y tierras baldias' durante la Conquista y buena parte de la Colonia. Esa 'realidad virtual' que representan desde entonces los titulos que invocan al 'cuerpo cierto' para encubrir decorosamente la ignorancia e incapacidad para precisar los linderos y la localizacion del terreno reclamado, goza aun entre nosotros de mayor estima que la 'realidad terrenal' de los predios tangibles" (Perez, 2006: 306).

Desde aquella epoca la ambiguedad propia de la venta de inmuebles mediante cuerpo cierto, ha venido generando todo tipo de controversias y enredos dificiles de resolver con sentido de justicia, ante la legalidad y vigencia del articulo 1887 del Codigo Civil Colombiano, que termino por legitimar un practica arbitraria empleada por los espanoles en las epocas de la Conquista y la Colonia. El diagnostico puso en evidencia las dificultades de la venta de inmuebles de mayor extension por parte de los duenos de la tierra al Municipio de Medellin. La venta mediante cuerpo cierto en sectores como Primavera, Villatina, La Esperanza o Juan XXIII-La Divisa, blindo juridicamente al vendedor de la responsabilidad civil derivada de las inconsistencias en las areas y linderos, que daban origen a superposiciones totales o parciales con otros inmuebles. Implico, ademas, que el manzaneo y reloteo en las mayores extensiones que adelanto la entidad, dieran origen a dobles matriculaciones.

Uno de los principales aprendizajes de la experiencia, estuvo relacionado con la identificacion de los inmuebles. Por ello, para las fases de transferencia al Municipio y posterior englobe, el equipo acudio al plano anexo a la escritura como referente para la identificacion del inmueble; de esta manera, se prescindio de la redaccion de linderos, cuya digitalizacion siempre traera inconsistencias--aunque se describan con parametros tecnicos--. Para tal efecto, se acudio al Decreto 2157 de 1995.

3.2.4 El Registro de Instrumentos Publicos

La experiencia ha permitido conocer de cerca el funcionamiento del Sistema Registral en Colombia, particularmente en lo relacionado con la calificacion y registro de instrumentos publicos de compraventa de inmuebles. En primera instancia, se hizo evidente que para el diagnostico adelantado no era suficiente la historia traslaticia de dominio de veinte anos contenido en las matriculas inmobiliarias, que hasta ahora han expedido las oficinas de Registro. En esto tiene que ver la extension y naturaleza de los inmuebles estudiados; pues como ya se advirtio en este informe, no es lo mismo realizar un estudio de titulos de un inmueble cualquiera ubicado en la "ciudad formal", que diagnosticar juridica y tecnicamente inmuebles de mayor extension ubicados en la "ciudad informal", que soportan no solo asentamientos irregulares, sino toda una historia de conflictos por la tierra.

En este sentido, fue necesario trascender los veinte anos en el estudio para desentranar toda la historia juridica del bien e identificar cada uno de los desprendimientos que habia sufrido el inmueble, asi como para encontrar los linderos reales del mismo. La practica juridica parte de varios supuestos o imaginarios, a partir de los cuales se estructuran los procedimientos de los abogados en el litigio. Tradicionalmente y con respecto a las Oficinas de Registro de Instrumentos Publicos, se ha dado por cierta la informacion que se consigna en los folios de matricula inmobiliaria y que se entrega en los certificados de libertad. A partir de esta informacion, en la practica del Derecho se emiten conceptos y se asignan consecuencias juridicas.

En el proceso adelantado, el estudio de los titulos debio comprender hasta los ultimos setenta u ochenta anos, pues la informacion anterior a 1970--ano de instauracion del nuevo sistema de registro--se consignaba en los libros del viejo sistema, (9) que a la fecha no ha sido transferida en su totalidad al nuevo sistema, entre otras cosas porque se trata de libros en los que la informacion sobre un mismo inmueble se encuentra dispersa en distintos folios manuscritos, algunos ya ilegibles por el paso del tiempo, y tambien porque algunos de los desprendimientos remiten a otros libros. Ello implica que encontrar la historia juridica de un inmueble en el viejo sistema de registro suponga un grado de complejidad mayor y, por supuesto, que tome mas tiempo hallarla.

3.2.5 Asentamientos irregulares e informalidad en la tenencia de la tierra.

La irregularidad urbana y la informalidad en la tenencia de la tierra, son dos de los conceptos transversales a la experiencia: a partir de ellos se enmarcan y explican tanto las politicas publicas de titulacion y regularizacion impulsadas desde los planes de desarrollo municipal, como la necesidad de realizar un proceso de diagnostico como el que se adelanto en el proyecto, pues la puesta en marcha de programas de inclusion socioespacial, precisa de bases solidas--desde lo juridico y lo tecnico--para la toma de decisiones y la correcta implementacion de acciones politico administrativas de ordenamiento e intervencion en sectores que, como los estudiados, estan siendo ocupados por poblaciones socioeconomicamente vulnerables.

La experiencia ha proporcionado elementos para la discusion sobre el tema de la irregularidad urbana y la informalidad en la tenencia. En primera instancia, ha permitido diferenciar con claridad los dos fenomenos, que tradicionalmente se han confundido en uno solo:

De un lado, la irregularidad urbana esta relacionada con la falta de adecuacion de un asentamiento humano a la normatividad vigente sobre planificacion y ordenamiento territorial. Se trata de porciones del territorio urbano que han surgido desarticuladas del entramado urbano regular y planificado de la ciudad; sectores caracterizados, principalmente, por la precariedad de los subsistemas vial y de conectividad, por la carencia o ausencia de espacio publico efectivo, y por la falta de equipamientos dignos que respondan a las demandas de servicios publicos en la zona; pero la irregularidad urbana esta relacionada, basicamente, con la falta de adecuacion de las construcciones a la normatividad vigente para los procesos de edificacion y urbanizacion en el Municipio.

De otro lado, la informalidad en la tenencia de la tierra esta relacionada con la ausencia total o parcial de los elementos constitutivos, ya sea del derecho de dominio, del derecho de posesion o de la mera tenencia. La experiencia ha permitido poner en evidencia la falta de adecuacion de los asentamientos, a las tipologias de tenencia de la tierra que contiene el ordenamiento juridico colombiano, situacion que se derivo del hecho de que la mayoria de las familias asentadas en las zonas estudiadas no poseian un titulo de propiedad, pues Corvide no alcanzo, en ese entonces, a culminar el proceso.

Esta situacion, en otros escenarios, conllevaria a afirmar que, cuando menos, la relacion que establecieron estas familias con los inmuebles corresponde a la posesion, que es un derecho constitucionalmente protegido. Sin embargo, la naturaleza de bienes fiscales que tenian los inmuebles ocupados, por el hecho de ser propiedad del Municipio de Medellin--antes de Corvide--descarta toda posibilidad de que estos bienes fueran adquiridos mediante la prescripcion10 y desvirtua la figura de la posesion.

Esta situacion nos permitio afirmar no solo el caracter informal de la tenencia de la tierra en los sectores estudiados, sino tambien la naturaleza inflexible de nuestro ordenamiento juridico para reconocer otras formas de ocupacion y acceso al suelo, distintas al derecho de dominio individual sobre los bienes y a la posesion.

CONCLUSIONES

Con respecto a la irregularidad de la ocupacion del suelo urbano en Medellin, la investigacion arrojo algunas conclusiones que pueden constituir un punto de partida para nuevos trabajos, o cuando menos para la conformacion de una agenda de investigacion en la materia.

Las experiencias, objeto de sistematizacion, han permitido evidenciar que el proceso de urbanizacion que ha experimentado Medellin durante las ultimas decadas, se ha caracterizado por la desigualdad en el uso y aprovechamiento del territorio urbano. Tal como se ha mostrado en este trabajo, 14.167 inmuebles correspondientes al 42% de los existentes en las zonas estudiadas por la Universidad de Antioquia, se encontraron ubicados en suelos de proteccion de Medellin. Se trata de espacio urbano no apto para el asentamiento humano, ya sea porque corresponde a areas de retiro de quebradas, de interes ambiental o que presentan algun riesgo geologico. En esto ha tenido que ver no solo el acelerado crecimiento de la ciudad--fruto de los procesos de industrializacion y migracion forzada y voluntaria--, sino tambien la falta de aplicacion de los instrumentos de planeacion y ordenamiento que permitieran proveer suelo urbano en condiciones dignas a la poblacion pobre.

La vinculacion, no controlada, de los particulares a los procesos de urbanizacion irregular, ha traido altos costos a Medellin en su conjunto, pues ante la prohibicion constitucional de invertir dineros publicos en areas privadas no urbanizadas, el Municipio, a traves de entidades como Corvide, ha tenido que adquirir los inmuebles en mayor extension, con el fin de continuar la tarea emprendida en estos sectores por agentes privados asociados principalmente a las familias como la Arroyave, Cock o Restrepo.

Caracterizar el fenomeno de la irregularidad en Medellin implica reconocer la incidencia de situaciones, usos, costumbres y una serie de dimensiones culturales relacionadas con la forma en que se ejerce el poder en las distintas zonas de la ciudad, con la produccion de la criminalidad y con las correlativas politicas de seguridad. Por ello se hace necesario articular el analisis de la normatividad estatal con las multiples formas no-estatales bajo las que se construye la ciudad dia a dia, de manera que se trascienda la abstraccion del analisis juridico bajo el cual simplemente puede decirse cual o cuales espacios cumplen con el marco normativo del desarrollo urbano y cuales son por lo tanto legales o ilegales, regulares o irregulares; asunto este que ha servido de paso para la defensa de intereses de tipo hegemonico, pues contribuye a mantener la discusion sobre la desigualdad en la ciudad en medio de la penumbra de las politicas publicas.

Es necesario ahora reconocer la pluralidad en la produccion juridica como un asunto no solamente verificable en la cotidianidad de las relaciones sociales, sino ademas como un elemento esencial para el analisis de fenomenos como el que aqui se trata. "El espacio, al contrario de lo que dicen los analisis abstractos, presenta las marcas de la acumulacion historica de normas que orientan su formacion y apropiacion. A veces estas marcas confrontan las leyes con los modelos que buscan organizar la vida urbana" (Torres, 2005: 2).

La respuesta normativa del Estado no logra contener el verdadero problema social que subyace en el desarrollo de viviendas irregulares al margen del Plan de Ordenamiento Territorial, que como se indico anteriormente corresponden a problemas economicos estructurales ligados a desplazamientos por el conflicto armado, marginalidad, y la imposibilidad de acceso a una vivienda en el mercado inmobiliario formal.

En la actualidad, Medellin enfrenta el reto de incorporar estos asentamientos al entramado urbano formal, para lo cual debe apropiarse del marco normativo existente en materia de titulacion predial, regularizacion de asentamientos y legalizacion de construcciones, que se ha venido expidiendo durante las ultimas dos decadas. Esto implica no solo aplicar los instrumentos, sino tambien reconocer las particularidades propias de cada uno de los asentamientos, de manera que sea viable incluir el mayor numero de familias posible, en los programas de acceso al suelo.

De acuerdo con el proceso adelantado por la Universidad de Antioquia, como lo resenamos antes: de los 18.853 lotes propiedad del municipio de Medellin, solo 8.355 (el 44%) fueron incluidos en el programa de titulacion que actualmente se adelanta, pues los restantes 10.498 predios (el 56%) deberan incluirse en programas de reubicacion o reasentamiento, segun el caso, pues se encontraron afectados por alguna de las situaciones determinantes de proteccion juridica del suelo (retiros de quebrada, riesgo de movimientos en masa, o interes ambiental). En estos terminos, los programas de acceso al suelo que se lleven a cabo en Medellin, deberan incorporar ademas iniciativas tendientes a la reubicacion o reasentamiento de la poblacion que no puede incluirse en los programas de titulacion y regularizacion; de lo contrario, se estarian generando condiciones de desigualdad desde la misma gestion publica con la que se pretende corregir situaciones ya injustas.

Una de las perspectivas a tener en cuenta en la investigacion urbana y en los procesos de gestion publica de acceso al suelo, tiene que ver con el conocimiento y apropiacion del Derecho a la Ciudad. Retomando las ideas iniciales de este trabajo, una politica publica que pretenda reconocer e incorporar los asentamientos irregulares al entramado urbano formal, debe partir de lo urbano, en tanto lugar de encuentro para todos a partir de una planificacion orientada a las necesidades sociales (vease Maldonado, 1999), que en nuestro contexto significan el acceso a una vivienda digna y adecuada, a la propiedad del suelo y a la provision de los servicios publicos e infraestructura necesarios para gozar de los atributos que la Ciudad debe brindar, con equidad, a todos sus habitantes.

Solo desde esta perspectiva es posible contribuir a la conformacion de una sociedad urbana incluyente, concebida como la meta final de todo el proceso de industrializacion y desarrollo. Asi, en los terminos de Henry Lefebvre, la ciudad deja de ser mero "receptaculo de la produccion", para dar espacio a la vida urbana en condiciones de dignidad, y retoma su lugar de eje del desarrollo y centralidad, renovada, provista de los lugares de encuentro y cambios. Como se expuso en el capitulo tercero de esta trabajo, la justificacion del significado del derecho a la ciudad debe ser buscada en la legitimidad que tiene el individuo para ejercer un "derecho a exigir" sobre la ciudad. No se trata solamente de proveer un vivienda y otorgar titulos sobre el suelo; desde esta perspectiva se busca retomar la Ciudad como el operador de democracia social, en la cual tengan lugar la exigencia de los derechos, la actividad participante y la apropiacion, por parte de todos, del espacio urbano y, para ello, es fundamental retomar la planificacion como el instrumento para lograr ese desarrollo urbano equitativo y sustentable, basado en el equilibrio entre el desarrollo industrial, territorial, la garantia de los derechos y la conservacion del patrimonio ambiental, historico, arquitectonico, cultural y artistico de Medellin.

Una de las principales conclusiones de este trabajo, con respecto a las perspectivas de los procesos de regularizacion y titulacion de predios, es que estos son absolutamente necesarios para lograr niveles de desarrollo territorial aceptables en la vigencia del Estado Social de Derecho impuesto por la Constitucion Politica de 1991. En este sentido, a las administraciones municipales y a la ciudad en general, no les queda otra opcion politica y juridicamente mas viable que innovar en la politica urbana de acceso al suelo, con instrumentos de prevencion de la construccion irregular de ciudad. No significa abandonar las politicas de regularizacion, sino reconocer que las mismas son curativas de un proceso consolidado y de profunda distorsion e injusticia social. En este orden de ideas, el mejor escenario en un contexto como el nuestro es aquel en el que los programas de acceso al suelo, combinan politicas curativas y preventivas de la irregularidad urbana.

De caracter curativo seguiran siendo los programas de titulacion y regularizacion, pero no cabe duda de que la planeacion urbana, desde la perspectiva del Derecho a la Ciudad, tenga la potencialidad de proveer a las administraciones municipales de las medidas e instrumentos preventivos de la irregularidad urbana. Ello debe acompanarse de acciones permanentes de control de los procesos de ocupacion irregular, de lo contrario Medellin seguira incurriendo indefinidamente en el circulo vicioso de la regularizacion.

Fecha de recepcion: marzo 20 de 2013

Fecha de aprobacion: mayo 2 de 2013

REFERENCIAS

Acioly Jr., Claudio (2001). Razon de los proyectos de regularizacion de los asentamientos informales: desde el mejoramiento de los asentamientos hasta la integracion. Cambridge: Lincoln Institui of Land Policy / Institute for Housing and Urban Development Studies.

Alcaldia de Medellin (2006). Acuerdo Municipal No 046 de 2006. Plan de Ordenamiento Territorial. Por el cual se revisa y ajusta el Plan de Ordenamiento Territorial para el Municipio de Medellin y se dictan otras disposiciones. Medellin: Alcaldia de Medellin.

Alfonsin, Betania de Moraes (2006). Legalidad e ilegalidad en la produccion del espacio urbano: Nuevas sendas para superar viejos caminos - Porto Alegre y el Urbanizador Social. Curso Acceso y Gestion del suelo para pobres en America Latina. Cambridge: Lincoln Institui of Land Policy / Programa para America Latina y el Caribe.

Calderon Cockburn, Julio A. (1999). Algunas consideraciones sobre los mercados ilegales e informales de suelo urbano en America Latina. Reporte de investigacion LP99Z16. Cambridge: Lincoln Institute of Land Policy.

Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad (2004). Foro Social de las Americas, Quito, julio de 2004; Foro Mundial Urbano, Barcelona, octubre de 2004; Foro Social Mundial, Porto Alegre, enero de 2005. Revision previa a Barcelona, septiembre de 2005.

Duhau, Emilio (1995, enero-marzo). "Estado de derecho e irregularidad urbana". En: Revista Mexicana de Sociologia, 1 (pp. 3-25). Mexico: Universidad Autonoma de Mexico.

Duhau, Emilio (2003). La ciudad informal, el orden urbano y el derecho a la ciudad. Mexico: Universidad Autonoma Metropolitana.

Duhau, Emilio (2008, septiembre-noviembre). Dimensiones sociopoliticas de la irregularidad y la regularizacion de los asentamientos populares. Curso Dimensiones Juridicas de las politicas del Suelo. Cambridge: Lincoln Institui of Land Policy / Programa para America Latina y el Caribe.

Eguren, Femando (2000). La experiencia del proyecto Red de informacion y conocimiento sobre el problema de la tierra y el desarrollo sostenible. Febrero 2001. En: http:// www.ciat.cgiar.org/planificacion_rural/

Lefebvre, Henri (1978). El derecho a la ciudad. Barcelona: Editorial Peninsula.

Maldonado Copello, Maria Mercedes (1999, julio). "Ordenamiento juridico y ordenamiento urbano". En: Territorios, 2, (pp. 23-52) Bogota: Universidad de los Andes, Revista de Estudios Regionales y Urbanos. Disponible en: http://www.redalyc.org/redalyc/ pdf/357/35700202.pdf

Matterlart, Armand (1973). La comunicacion masiva en el proceso de liberacion. Madrid: Siglo XXI editores.

Mejia J., Marco Raul. (2008). La sistematizacion. Empodera y produce saber y conocimiento. Bogota: Ediciones Desde Abajo, coleccion Biblioteca Vertices Colombianos.

Naranjo, Gloria y Hurtado, Deicy (2002). "El derecho a la ciudad. Migrantes y desplazados en las ciudades". En: Boletines Desde la Region No 37: Desplazamiento (pp. 4-15). Medellin: Corporacion Region. Disponible en: http://www.region.org.co/index.php/ publicaciones/cat_view/71-desde-la-region?start=15

Naranjo G., Gloria y Villa M., Marta Ines (1997). Entre luces y sombras. Medellin: espacios y politicas urbanas. Medellin: Corporacion Region.

Perez Salazar, Bernardo (2006). "Del cuerpo cierto y otras ambiguedades". En: Revista de Economia Institucional, 14, (8), pp. 305-310, Bogota: Universidad Externado de Colombia.

Republica de Colombia (1995). Decreto 2157 de 1995. Titulacion. Por el cual se reglamentan parcialmente los Decretos-ley 960 y 1250 de 1970, 1711 de 1984 y se modifica el articulo 18 del Decreto 2148 de 1993. Bogota: Republica de Colombia.

Smolka, Martin y Fernandez, Edesio (2004, julio). "Regularizacion de la tierra y programas de mejoramiento: Nuevas consideraciones". En: Land Lines, 3, (16), Cambridge: Lincoln Institut of Land Policy.

Torres Ribeiro, Ana Clara (2005). "Dimensiones culturales de la ilegalidad". En: Analida Rincon Patino (Ed.). Espacios urbanos no consentidos. Legalidad e ilegalidad en la produccion de ciudad. Colombia y Brasil (pp. 23-38). Medellin: Universidad Nacional de Colombia / Area Metropolitana del Valle de Aburra / Alcaldia de Medellin.

* Este articulo corresponde al informe final de la investigacion COD1 "Intervencion de la Universidad de Antioquia en Asentamientos Irregulares. Sistematizacion de experiencias", adscrita al grupo de investigacion Derecho y Territorio de la Facultad de Derecho y Ciencias Politicas de la Universidad de Antioquia, del cual forman partes los autores. Fecha de Inicio de la investigacion: 05 de mayo de 2010.

Dany Granda Jaramillo, Abogado y candidato a Magister en Derecho de la Universidad de Antioquia. Especialista en Gestion Inmobiliaria de la Universidad Nacional. Profesor de catedra e investigador del grupo Derecho y Territorio de la Universidad de Antioquia. Email: danygranda@gmail.com. Telefono: 2195878

Juan Camilo Mejia Walker, Abogado, Especialista en Derecho Administrativo y Magister en Derecho de la Universidad de Antioquia. Docente de tiempo completo e investigador del grupo Derecho y Territorio de la Universidad de Antioquia. Email: juancamilomw@gmail.com. Telefono: 2199862.

(1) Convenios interadministrativos 4800001837 de 2006, 4600010438 de 2008, 4600019976 de 2009 y 4600022425 de 2009.

(2) Es el caso de barrios como las Independencias, Nuevos Conquistadores, La Avanzada, Carpinelo, La Sierra o Villa Turbay.

(3) Como la ocurrida en los barrios La Esperanza, Villatina, Santo Domingo Savio, San Pablo, La Cruz o Carambolas.

(4) Desde la decada de los noventa, a traves de Acuerdos del Concejo Municipal se ha venido ampliando el perimetro urbano de Medellin, con lo que se han incluido barrios, algunos irregulares, a la division politico administrativa.

(5) Desde mediados de la decada de los noventa hasta la fecha, han aparecido, de manera casi espontanea, nuevos asentamientos en sectores como LLanaditas, Golondrinas, Altos de la Torre, Oriente, La Honda, El Trebol, La Avanzada o El Corazon.

(6) La gran mayoria de los sectores intervenidos cuenta con red de servicios publicos domiciliarios, llevado por Empresas Publicas de Medellin, la mayoria cuenta con los sistemas estructurantes viales en concreto rigido o flexible, se han adelantado proyectos de mejoramiento de vivienda y titulacion y construido centros educativos, de salud y adecuado espacios publicos, pero por fuera de una autentica politica de inclusion socioespacial.

(7) El sistema urbanistico colombiano normativamente esta conformado basicamente por cuatro normas: La Ley 9 de 1989; la Constitucion Politica de 1991, la Ley 388 de 1997 y la Ley Organica 1454 de 2011.

(8) El termino proviene de los investigadores Raquel Rolnik y Nelson Saule Junior, citados por Alfonsin (2006).

(9) Este proceso implico la transformacion del folio real (cartulina que contenia toda la informacion historica de un bien inmueble) al folio de matricula inmobiliaria en medio magnetico (folio magnetico), con el cual se busca almacenar toda la informacion asociada a una matricula inmobiliaria en discos magneticos y organizada dentro de una base de datos relacional. Estas bases funcionan como colecciones de datos organizados, que permiten efectuar diversas operaciones como la consulta de indices de propietarios y direcciones, actualizacion de datos de registro y la generacion de reportes con rapidez y seguridad.

A partir de 1994 se programo la sistematizacion de los folios de matricula inmobiliaria en las oficinas de Registro de Instrumentos Publicos, logrando alcanzar en 1999 el 100% de los resultados esperados. A diciembre de 1999 se contaba con 8.921.056 de folios sistematizados, lo cual representa el 82.98% de la totalidad de matriculas inmobiliarias.

(10) Segun el articulo 63 de la Constitucion Politica de Colombia, los bienes de uso publico "[...] son inalienables, imprescriptibles e inembargables". En el mismo sentido, aquellos bienes propiedad de las entidades de derecho publico, que no estan destinados al uso comun de los habitantes, tienen la categoria de bien fiscal, con respecto al cual se ha dicho que su regimen legal se asimila al que tienen los bienes particulares, con la diferencia de que estos no pueden ser adquiridos por prescripcion, sino que la transferencia del dominio debe someterse a los procesos de venta o adjudicacion.
Tabla 1. Numero de inmuebles por zonas.

                                                     Lotes
                                                  privados en
                            Lotes       Lotes      suelos de
SECTOR O BARRIO          catastrales   privados   proteccion

ZONA CENTRO ORIENTAL          8.818      3.304           675
PAN DE AZUCAR                 2.564      1.676           177
VILLAS                        6.254      1.628           498
ZONA NOR ORIENTAL            18.482      8.236         1.928
NOR BAJA                     12.320      7.323         1.586
MARIA CANO-CARAMBOLAS         2.653        573           181
ALDEA PABLO VI                2.063          1             0
BARRIO MOSCU                    741        268           160
LA AVANZADA CARPINELO           616          3             1
PINUELA                          89         68
ZONA NOR OCCIDENTAL           1.237        958            46
EL TRIUNFO                      416        278            28
MADERA                           75         64             0
KENNEDY                         439        338            18
MIRADOR 1 Y 2                   184        177
MIRADOR DE 12                   123        101
ZONA CENTRO OCCIDENTAL        5.470      2.660           866
JUAN XXIII-LA DIVISA            658
INDEPENDENCIAS                4.179      2.526           866
VALLEJUELOS                     633        134

TOTALES                      34.007     15.158         3.515

                            Lotes        Total      Lotes
                          Municipio      lotes     privados
                         en suelos de   en suelo   en suelo
SECTOR O BARRIO           proteccion      apto       apto

ZONA CENTRO ORIENTAL           3.609      4.453      2.553
PAN DE AZUCAR                    299      2.012      1.354
VILLAS                         3.310      2.441      1.199
ZONA NOR ORIENTAL              5.767     10.738      6.273
NOR BAJA                       2.655      8.085      5.741
MARIA CANO-CARAMBOLAS          1.475        997        353
ALDEA PABLO VI                 1.128        898          1
BARRIO MOSCU                     129        452        108
LA AVANZADA CARPINELO            380        235          2
PINUELA                                      71         68
ZONA NOR OCCIDENTAL               11      1.097        912
EL TRIUNFO                         8        327        250
MADERA                             0         75         64
KENNEDY                            3        389        320
MIRADOR 1 Y 2                               184        177
MIRADOR DE 12                               122        101
ZONA CENTRO OCCIDENTAL           688      3.552      1.984
JUAN XXIII-LA DIVISA                        408          0
INDEPENDENCIAS                   688      2.849      1.850
VALLEJUELOS                                 295        134

TOTALES                       10.075     19.840     11.722

                           Total
                           lotes     Lotes a
SECTOR O BARRIO          Municipio   titular

ZONA CENTRO ORIENTAL        5.514     1.841
PAN DE AZUCAR                 888       603
VILLAS                      4.626     1.238
ZONA NOR ORIENTAL          10.250     4.286
NOR BAJA                    5.001     2.384
MARIA CANO-CARAMBOLAS       2.080       605
ALDEA PABLO VI              2.062       934
BARRIO MOSCU                  473       164
LA AVANZADA CARPINELO         613       198
PINUELA                        21         1
ZONA NOR OCCIDENTAL           279       583
EL TRIUNFO                    138       101
MADERA                         11         4
KENNEDY                       101        69
MIRADOR 1 Y 2                   7         7
MIRADOR DE 12                  22       402
ZONA CENTRO OCCIDENTAL      2.810     1.645
JUAN XXIII-LA DIVISA          658       605
INDEPENDENCIAS              1.653       979
VALLEJUELOS                   499        61

TOTALES                    18.853     8.355

De este consolidado pueden extraerse las siguientes conclusiones, que
contribuiran a ilustrar al lector sobre el proceso de urbanizacion de
riesgo que se habia llevado a cabo en Medellin hasta ese momento.

* De 34.007 inmuebles existentes en las cuatro zonas intervenidas
durante las experiencias, 19.840 (equivalente al 58% del total) se
encuentran en suelo apto para el asentamiento humano. Los restantes
14.167 inmuebles (el 42%) se encuentran afectados por el suelo de
proteccion del Municipio.

* De 34.007 inmuebles, 15.158 son propiedad de particulares. Esta
cifra comprende los inmuebles desprendidos de las mayores extensiones
con anterioridad a la adquisicion de Corvide y los que fueron
vinculados a los programas de titulacion adelantados por Corvide,
entre los cuales 3.515 (23% del total de predios privados) fueron
titulados en suelo de proteccion.

* En la actualidad, de 18.853 lotes propiedad del municipio de
Medellin, 8.355 (el 44%) pueden ser incluidos en el programa de
titulacion, los restantes 10.498 predios (56%) deben incluirse en
programas de reubicacion o reasentamiento, segun el caso, pues se
encuentran afectados por alguno de los elementos determinantes de
proteccion juridica (retiros de quebrada, movimientos en masa,
proteccion ambiental).
COPYRIGHT 2013 Universidad de Antioquia, Facultad de Derecho y Ciencias Politicas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Granda Jaramillo, Dany; Mejia Walker, Juan Camilo
Publication:Estudios de Derecho
Article Type:Ensayo
Date:Jun 1, 2013
Words:13925
Previous Article:Propiedad, posesion y literatura.
Next Article:Las "labores de inteligencia". El concepto de despliegue.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters