Printer Friendly

Iran revolucion de regreso a Dios.

[ILUSTRACION OMITIR]

En 1979 triunfo en Iran la Revolucion Islamica, encabezada por el ayatola Ruhollah Jomeini. La nueva Constitucion del pais proclamo a su lider como autoridad maxima en todos los ambitos y establecio como su objetivo la instauracion de la "ley de Dios" en el mundo. En medio de la cruenta lucha que actualmente confronta a las potencias occidentales con los mandatos de una religion y una civilizacion cuya complejidad no siempre comprenden, los siguientes extractos del texto de Enrique Maza y Julio Scherer--publicado en Proceso 165 el ultimo dia de 1979--ofrecen una vision abarcadora y concreta del acontecimiento que relanzo la utopia islamica en la epoca moderna.

Teheran. -- En el siglo veinte las edades del hombre se quebraron. Hicieron crisis dos mundos: el que sabe y el que cree, el que planea y el que intuye.

Dueno del tiempo y del espacio, Occidente se adentra en el ano dos mil. Un arte y una tecnica nacen de su vision del futuro. En el aeropuerto Charles de Gaulle los espacios de acceso a la nave no se llaman puertas, sino satelites. Satelite uno, satelite dos, satelite cinco. Los pasajeros se introducen en embudos de plastico y desde los tuneles transparentes se miran unos a otros. No tienen necesidad de caminar por si mismos. Avanzan por la accion de plataformas en movimiento. El orden y la perfeccion son patentes. Tambien el hombre que se avizora: un robot, computarizado.

No es este el tiempo ni el espacio del Islam. Ala vive, Mahoma vive y Jomeini es hijo de Ala y hermano de Mahoma. El tambien es la verdad revelada. Su mas alla no es la Luna. Es el paraiso inefable de los hombres, que aqui construyen su felicidad y se despojan de la imperfeccion para unirse con Dios.

Barbaro y fanatico llama Occidente a Iran. Impuro llama Iran a Occidente. Occidente desprecia. Iran rechaza. Occidente no tiene pasado; la electronica tomo el mando e inauguro su propio tiempo. El Islam no tiene futuro; busca a Dios y en Dios no hay tiempo.

El tiempo del Islam

Ruhollah Jomeini llamo impuras a las costumbres de Occidente y las prohibio. Jomeini llamo impura a la musica de Occidente y la prohibio. La orden fue terminante. Severa es la autoridad del lider. Las consecuencias de su decision se dejan sentir: no se escucha la musica de Occidente. Si acaso en los taxis.

Beethoven proscrito. ?Tiene algun sentido? ?Degrada la Oda a la Alegria, el canto de la fraternidad universal?

La ley de Jomeini--Jomeini es la ley--sostiene que Beethoven no es impuro, pero pertenece al tiempo de Occidente, que no es el tiempo de Mahoma. El tiempo ajeno es la vida ajena: cultura, ideales leyes, civilizacion, utopias, miserias, tecnologia, musica. El tiempo propio es la fidelidad a si mismo, la posibilidad de ser.

?Que es el hombre? Tiempo. ?Que es el tiempo? Historia. ?Que es la historia? La transformacion de las sociedades humanas. Si el tiempo del Islam acepta el tiempo de Occidente, que es mas fuerte que Iran y quiere conquistar el pais, abre las puertas al enemigo y traiciona a su tiempo.

La Constitucion ordena que el pais se cierre a las influencias del exterior, al tiempo de los enemigos de Iran. Es la fidelidad al tiempo de Mahoma, que es el tiempo del Islam.

La Constitucion de Iran

El siglo VII, el siglo del Coran y de Mahoma, es el tiempo de la Constitucion de Iran en 1979, que invoca a Dios y se apoya en el Islam, llama a la guerra santa y proclama que la razon de la vida es el remanso en la divinidad.

Dueno de la justicia y el perdon, el ayatola Jomeini, hijo de Ala y hermano de Mahoma, gobierna al Islam con poderes absolutos. Puede declarar la guerra o la paz y tiene facultades para iniciar la cruzada que instaure la ley de Dios en el mundo entero.

La Constitucion recien aprobada proclama a Jomeini lider unico e indiscutible. Lo llama justo, piadoso, informado, valeroso, emprendedor, honrado, integro.

Dice el texto:

"La revolucion triunfante es la realizacion de los desposeidos que el Coran ha prometido a las naciones desposeidas y oprimidas de la tierra. Es la victoria de los desposeidos sobre sus opresores."

Anuncia el documento el destino mesianico de los musulmanes: "La Republica islamica es un sistema con fe en Dios, sumiso a su voluntad, fiel al mensaje divino que juega un papel fundamental en la elaboracion de las leyes. Dios es el lider eterno que asegura la permanencia de la revolucion islamica. Es la esperanza de los pueblos y la posibilidad de purificacion para alcanzar el remanso".

De esta manera, mil 300 anos despues de Mahoma, el clero se hace de nuevo gobierno y la fe se hace de nuevo politica. Setenta y dos expertos, 57 de ellos mulajs (miembros del clero islamico), redactan la ley de leyes. Hasta de su elaboracion desaparece la sociedad civil como fuente de autoridad y aun de consulta.

Ciento setenta y cinco principios--articulos--tiene la Constitucion. El ciento diez enumera los derechos de Jomeini:

Seleccionar a los miembros del Consejo Guardian; nombrar a la autoridad judicial; fungir como comandante supremo de las Fuerzas Armadas; designar al jefe del supremo comando conjunto y a los jefes de cada arma: ejercito, marina y fuerza aerea; nombrar al comandante del Cuerpo Islamico Revolucionario; establecer el Consejo de la Defensa Nacional; declarar la guerra o la paz; aprobar o cesar al Presidente de Iran; conceder amnistias y reducir sentencias.

Hay lineas especificas consagradas al papel islamico que desempenara el ejercito: "No es solo la defensa de las fronteras del pais, sino la cruzada, en el nombre de Dios, hasta que la ley de Dios se establezca por todo el mundo".

El sha y Jomeini

La Constitucion de Iran detalla como llego el sha a la barbarie, en contraste con el liderato "firme y decisivo" del imam (el Pontifice) Jomeini. De un lado las prisiones, las torturas, las ejecuciones y el exilio. Del otro, "el heroismo del lider, quien en el cenit de la represion expuso a su pueblo los dos motivos que le asistian para continuar en la lucha y consolidar su esfuerzo: el gobierno islamico y el poder del clero".

Dice el texto:

"El gobierno despotico publico una carta insultante contra el clero y el imam Jomeini (siete de enero de 1977). Esto solo encendio la ira del pueblo. El factor de exito fue la solidaridad de todos los sectores del pueblo contra la brutalidad armada. El precio fueron mas de 60 mil martires y billones de riales en danos materiales. La revolucion se implanto al grito de 'independencia, libertad y gobierno islamico'. El movimiento tuvo exito basado en la fe, en la unidad de propositos y en el liderato decisivo que abrio un nuevo capitulo en la lucha de los pueblos del mundo."

[ILUSTRACION OMITIR]

[ILUSTRACION OMITIR]

Explica que un factor de unidad de la gran revolucion fue el enfrentamiento a la Revolucion Blanca del sha, cuyo fundamento era reforzar la dependencia de Iran al imperialismo. Este enfrentamiento se dio por vez primera en Jordad, en 1963, fecha que determino el liderato islamico de Jomeini.

El documento constitucional compara la revolucion con los movimientos pasados, incluido el que nacionalizo el petroleo, en 1952. Fracasaron todos porque no contaron con la filosofia orientadora que ahora guia al gobierno islamico, iluminado por Jomeini.

La Constitucion es la apologia del ayatola imam Jomeini, vivo en cada una de las paginas de la ley, presente en todo lugar de Iran.

?Por que Jomeini?

La revolucion irani culmino en esta Constitucion, que repetitivamente afirma su ser islamico.

Los hechos parecen incomprensibles.

Un pueblo desarmado, con sus simples manos desnudas, derroca a un dictador poderoso, a uno de los ejercitos mejor armados y a una policia eficaz y omnipresente, mas alla de toda prevision computada. Uno de los exitos aparentes del sha habia sido la despolitizacion de su pueblo. Pero el pueblo se levanta politizado en un sentimiento que va mucho mas alla del mero rechazo a la dictadura.

De esta lucha surge un lider religioso al que la Constitucion otorga poderes absolutos y al que obedece ciegamente buena parte del pueblo. La lucha, la religion y la politica se confunden. Estados Unidos, directamente atacado en su embajada y en sus intereses, no se atreve a intervenir. La Republica Islamica que surge parece un proyecto invertido del regimen imperial derrocado. Los dos regimenes, a fuerza de ser antiteticos, llegan a parecerse de una manera extrana. Del totalitarismo imperial, pasa Iran a la teocracia absoluta. El sha regulaba su hora por el meridiano de las trasnacionales. El ayatola, por el meridiano de la Meca. El sha habia construido una maquina loca de acelerar el tiempo para hacer entrar a Iran, por grado o por fuerza, en un siglo XXI ajeno, como imitamonos de Occidente. El ayatola parece construir una maquina arcaica para remontar el tiempo hacia un Islam original y mitico, donde encuentra el ritmo de la vida de su pueblo.

El pueblo destruye el imperio deslumbrante del sha y elige un lider intransigente y obstinado. No era afecto a las practicas religiosas y funda una Republica Islamica rigorista y sectaria. Se levanta en nombre de la libertad y da a luz un regimen autoritario. Aspira a afirmar sus diferencias y desemboca en el integrismo.

Buscar una explicacion a estos hechos obliga a retroceder mas alla de la revolucion misma. No fue Jomeini quien derroco al sha. Fue Mahoma. Se dice que esta fue una revolucion religiosa. Fue mas que eso. Fue la restauracion de un sueno.

En la historia del Islam, las discrepancias entre los suenos normativos y la realidad de la vida fueron especialmente agudas en la esfera de la organizacion politica. Alli se dieron los mas notables fracasos entre las aspiraciones y el logro. Siempre acabo por imponerse la incapacidad de institucionalizar los principios revelados en el cuerpo politico. Alli se demostro siempre la irrealidad y se impuso la renuncia al ideal, pero de tal manera disfrazada para proteger la conciencia del pueblo, que la comunidad sigue pensandose a si misma como la sociedad de Dios.

Para dar respuesta a estas preguntas y resolver estas discrepancias, la comunidad islamica se constituyo en teocracia. Dios tiene el poder politico, pero lo administra a traves de sus delegados. La mision divina confiere el poder politico al Profeta o a sus sucesores. Cuando ese poder se define, no hay distincion entre lo espiritual y lo temporal. La separacion de la Iglesia y Estado es impensable en el Islam. El poder temporal es el poder espiritual y viceversa. El Estado es la Iglesia, en cuanto salvaguarda y expande el area de la fe y atiende los negocios de los creyentes. Religion y politica son inseparables, "porque el presente mundo perecera y el otro mundo permanecera".

El parteaguas del tiempo

El imamato es puesto de eleccion y requiere condiciones especiales. Ambas, la eleccion y las cualificaciones, estan especificadas en la Constitucion, que dedica al lider su seccion octava.

En ningun otro punto se aferran tanto y tan desesperadamente los musulmanes a sus axiomas, sus ideales y sus ilusiones como en su concepto del oficio supremo. Quiza porque en este punto han sufrido mas amargas decepciones a lo largo de su historia.

El deterioro empezo en el siglo VIII y carcomio la fuerza del Islam. Se llego a pensar que el imamato estaba muerto y no podia encontrarsele sustituto. Pero la muerte del imamato implicaba la muerte de la obediencia y, por tanto, la muerte del Islam, porque la vida del pueblo se constituiria en el pecado. Por mucho tiempo se instalaron la desesperanza y la resignacion, que marcaron tambien la vida politica. Fracaso la ciudad de Dios. La comunidad islamica vivio su fracaso.

La Revolucion de Iran es la resurreccion del sueno y arranca desde el siglo VII. Es recuperar la esperanza, rescatar el tiempo y revertir el fracaso. El intento de Jomeini--visionario, audaz, contra siglos de historia- es demostrar la realidad del sueno, volver la realidad al ideal perdido, pero en una epoca y en unas circunstancias que le arrebatan el dominio del tiempo.

Aunque el regimen del sha y el regimen de Jomeini se parecen extranamente, no tienen nada en comun. Uno es el tiempo de la iniquidad; otro es el tiempo de la pureza. Uno es el tiempo del exceso, del lujo, del saqueo; otro es el tiempo del ascetismo. Uno es la dinamica de los apetitos, de las satisfacciones terrenas y desiguales; otro es la dinamica del puritanismo espiritual. Uno es el tiempo de la sociedad abierta al pillaje y a las concupiscencias del imperialismo; otro es el tiempo de la sociedad solo abierta a los hermanos musulmanes y cerrada a toda influencia extranjera.

Uno es el tiempo de los poderosos del mundo; otro es el tiempo de los desposeidos de la tierra. Jomeini es una amenaza y un reto al siglo XXI de los occidentales y de los ricos. Iran es el parteaguas del tiempo.
COPYRIGHT 2015 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Maza, Enrique; Scherer Garcia, Julio
Publication:Proceso
Date:Dec 27, 2015
Words:2386
Previous Article:Concluye temporada de la sinfonica de Oaxaca.
Next Article:Contradicciones de la Iglesia.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters