Printer Friendly

Inongo-vi-Makome, Teatro, "Africa negra en escena.".

Inongo-vi-Makome, Teatro, "Africa negra en escena."Introd. Dulcinea Tomas Camara. New York: Ndowe International Press, 2011, 351 pp.

NUESTRO VAHE VO NSANGI. NUESTRA TIERRA DE PAZ. NUESTRO ITACA. Busquemosla! (351). Asi termina la ultima de las diez piezas teatrales compuestas por el escritor-musico-juglar camerunes, Inongo-vi-Makome. La voz es de el/la narrador/a sintetizando asi no solo el tema de esta pieza culminante sino de la coleccion entera. Vahe Vo Nsangi (Tierra de Paz) esta en el idioma batanga (que forma parte de la lengua y grupo etnico ndowe). Es el idioma natal de Inongo, escritor que se crio en la costa surena de Camerun (Lobe/Kribi) cerca de la frontera con Guinea Ecuatorial (vease "Encuentro con Inongo-vi-Makome" y su cuento "Bahongwe y Ndonde"(Afro-Hispanic Review 30.1 (2010): 165-78; 179-99). Siendo asi sus influencias infantiles y adolescentes junto con el hecho de que a los dieciseis anos paso a Guinea Ecuatorial, pais de habla hispana, a estudiar el bachillerato, no es de extranar que, como buen ejemplo de hibrido africano, hable y escriba castellano no solo "correctamente" como exige la Real Academia Espanola, sino de una forma elegante, aguda y poetica.

Es mas, la serie de aventuras y conflictos politicos, sociales y culturales que se manifiestan a lo largo de la coleccion coinciden en enfrentarse con una de las cuestiones palpitantes de nuestra epoca posmoderna y poscolonial: las conflictivas relaciones entre Africa y Europa. En la primera pieza, "Emama (El monstruo)", uno de los muchos personajes mitologicos creados por nuestro dramaturgo--"griot" representa los males de nuestra vida global--el hambre, la dictadura, la esclavitud (poscolonial), el odio racial, la guerra, el encarcelamiento, la tortura y un gran (casi infinito) etcetera, mientras que un pueblo africano sin toponimo especifico, lucha contra el. El pueblo pierde y gana a la vez, senalando siempre la importancia de eso mismo, la lucha colectiva contra el monstruo. Como en la ultima pieza, el narrador tiene la ultima palabra que no termina siendo la ultima, porque la idea es que este conflicto continuara: "Ellos (senala el grupo) ... se enfrentaran siempre con el ... [el emama] ... Asi es, senoras y senores, nuestra Africa negra" (27). O sea, aqui como en muchas de estas piezas, se trata de dos conceptos contradictorios: esenciaextistencia-la esencia ("asi es Africa") y la existencia continua (la lucha).

Puede parecer para cierto lector y/o espectador que a los temas de esta coleccion teatral les falta complejidad psicologica, pero seria, segun lo veo yo, un error, porque lo que no se propone Inongo en estas piezas es crear teatro "Ibseniano". Todo lo contrario, y perdonar mis referencias necesariamente occidentales (aunque espero no ser occidentalista), el teatro del camerunes-guineano-ndowe-batanga es epico en el sentido Brechtiano. Notar la referencia a Itaca (nada menos) (351) del ultimo discurso de la coleccion: el retorno, el lugar de comienzo-fin, la meta de la lucha contra el desarraigo. Obviamente es un concepto (un topos, un mito) sumamente occidental, algo que denominariamos como una resonancia de la "alta" cultura europea. Pero este lugar comun es precisamente lo que Inongo rechaza. Itaca es de todos los seres humanos no importa en donde hayan iniciado la aventura de uno que se podria haber llamado Ulises.

Especificamente las discrepancias entre la llamada "alta cultura" y la tradicion oral africana es precisamente un tema explorado en una de estas piezas, "Los descendientes". Se trata de dos parejas, una negra la otra blanca, que entran en un conflicto racial por la creencia en la superioridad y diferencia entre ellos y el "otro" blanco o negro. Pero el conflicto en esta pieza desarrolla un tema cultural. Richard, el varon blanco, afirma que su "lider" les ha hecho saber "que somos de una especie superior" por ser descendientes de hombres como "Bach, Kant, y Hegel ..." (244), mientras que la pareja negra insiste en la superioridad de su propia raza y que la musica de Bach etcetera es una "porqueria" (258). La pieza en si se asemeja a una comedia bufa al insistir el dramaturgo en la ridiculez del debate cultural. En cambio las mujeres de dichas parejas parecen manifestar cierta tolerancia por la cultura de la pareja ajena: Yemwa, la mujer de la pareja negra, afirma "Pero como sus musicos son buenos, se han quedado siempre para toda la humanidad, igual que la de Lotina Eboa de los nuestros" (261). Y la mujer del blanco parece estar de acuerdo; las mujeres, como subalternas, nos sugiere Inongo, tienen mas capacidad de reconocer la alteridad y asi evitar la guerra.

Pero ademas del tema social y etico obvio, hay en esta obra una implicacion de la importancia, y hasta la realidad inevitable de la hibridez, una realidad que se percibe de marcada manera en la musica. Pensemos en el jazz como un genero musical hibrido por excelencia y tambien en el hecho de que en todas estas piezas la musica y el baile parecen ser elementos imprescindibles en la comunicacion de los temas. Repito, el teatro de Inongo no es representacional ni profundamente psicologico, sino epico, mitologico. Algunas de las piezas se parecen a veces a autos sacramentales, pero sin ideologia religiosa, ni cristiana, ni pagana. Inongo promulga la agencia humana sin tener que recurrir a las fuerzas de deidades ajenas. Como dice uno de los personajes de "La tentacion de los espiritus", las entidades naturales de las culturas africanas que adquieren caracteristicas humanas no son nunca objetos de adoracion, sino que sirven de "proteccion", o sea, los elementos de la naturaleza caminaran siempre en harmonia con el ser humano siempre que este las respete.

A proposito del respeto a la naturaleza, una de las mejores piezas (creo yo) de la coleccion es "Una voz en el silencio", una adaptacion de una narracion infantil muy exitosa escrita por Inongo en 2006, Akono y Beling (el muchacho negro que se transformo en gorila blanco). Es quizas la obra mas conceptualmente compleja de la coleccion. Se trata de dos hermanos gorilas, uno negro y el otro blanco (o albino). En las dos oimos claros ecos de las parabolas biblicas de "Cain y Abel" y de "El retorno del hijo prodigo", pero con un toque africano que convierte las narraciones del antiguo testamento en algo no muy familiar al lector moderno. En el cuento Belinga quiere matar a su hermano por pura envidia y egoismo pero no lo consigue al aparecer el espectro del padre muerto para prevenir el acto siniestro y luego castigar al "conspirador" convirtiendolo en gorila blanco-condena que resulta tener curiosas consecuencias. Pero en la pieza teatral, escrita y producida para un publico mayor, los dos personajes son gorilas que sufren una serie de transformaciones. Belinga consigue matar a su hermano pero es un acto que tambien tiene sus consecuencias. Akono, como tipico personaje de literatura africana (escrita y oral), no muere en el sentido convencional de la palabra, sino que vuelve a la escena como recuerdo a su hermano de lo que ha hecho.

Sin embargo, la consecuencia mas siniestra de su nueva condicion de blanco, consecuencia que no aparece en el cuento, se basa en un asunto real del cual la mayoria del publico probablemente esta informada. Belinga es atrapado por un cazador y transportado al zoo de una gran ciudad. La referencia es al celebre caso de "Copito de Nieve", el gorila albino que fue objeto de inmenso interes mundial cuando fue trasportado el zoo de Barcelona. Las dos obras de Inongo interrogan una serie de realidades y conceptos actuales (y universales) sobre la identidad racial, nuestra relacion con la naturaleza, el egoismo y avaricia materialista, el comportamiento de los colonizadores y explotadores blancos en Africa. Pero quizas mas que nada la pieza teatral, habiendo incluido personajes que nos recuerdan a personajes (demasiado) reales, critica directamente no solo una ocurrencia hoy dia historica (la de Copito de Nieve) sino una serie de situaciones y condiciones cuyo enfrentamiento, o por lo menos reconocimiento, es responsabilidad de todos los ciudadanos del mundo. Como manifestacion de obra Brechtiana, el proposito de la obra no es tanto hacernos sentir la tragedia, sino pensar en ella y proponer un plan de accion.

Todas estas piezas tienen interes para cualquier persona con inquietudes sociales relacionadas con los problemas de la posmodernidad y el poscolonialismo. Sin embargo tambien pueden (o deberian) ser estudiadas por academicos especializados en cultural africana. Asi lo explica Dulcinea Tomas Camara cuya excelente introduccion nos sirve para contextualizar no solo estas piezas teatrales sino toda la obra africana de hoy dia: la autora explica la obra de Inongo dentro del contexto de literatura afrohispana y a la vez la literatura de todo el continente africano, este segundo siendo un enfoque que a veces falta en nuestras investigaciones "afrohispanistas". Es una introduccion extensa (vii-lxvii) en la cual tambien se explora la tradicion oral del cual Inongo es un heredero. Pena que no se incluyera una bibliografia; a veces el lector (academico como su servidor) se queda con ganas de buscar las referencias pero no las encuentra por falta de bibliografia o una lista de obras citadas. Ademas aunque el acertado interes teorico de Tomas Camara en los elementos tematicos y estilisticos de la obra de Inongo es de felicitar, a veces el lector que se interesa en la teoria (como su servidor) se queda algo insatisfecho por la ausencia de elaboracion teorica en algunos (no todos) de los analisis de las piezas especificas (xxxiv-xvii). Pero en general es una introduccion magnifica.

En total, este volumen es a la vez util, perspicaz y penetrante para cualquier lector. Y para nosotros lectores de Afro-Hispanic Review, aun mas. Es hora de que nuestra cultura "Afro" sea conocida y reconocida; esta obra ayudara a lograrlo.

MICHAEL UGARTE

The University of Missouri-Columbia
COPYRIGHT 2012 Vanderbilt University, Department of Spanish and Portuguese
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ugarte, Michael
Publication:Afro-Hispanic Review
Date:Mar 22, 2012
Words:1616
Previous Article:Transgressive rituals: constructing the Santera's body in the photography of Maria Perez Bravo.
Next Article:Alain Lawo-Sukam. Hacia una poetica afro-colombiana: el caso del Pacifico.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |