Printer Friendly

Innovating environmental figures for biodiversity conservation: theoretical- conceptual model/Figuras ambientales innovadoras para la conservacion de la biodiversidad: marco teorico-conceptual/Figuras ambientais inovadoras para a conservacao da biodiversidade: marco teorico-conceitual.

SUMMARY

Based on the premises that some species may displace themselves both seasonally and latitudinally between habitats, depending on the availability and requirements of resources, and move around the habitat in non-random ways, and according to spatiotemporally and latitudinally distributed requirements, on the one hand, and the fact that many ecosystems, although of reduced extension and low biocenotic heterogeneity support relatively high species richness and vulnerable vertebrate fauna on the other hand, three new environmental figures are proposed and defined after examining ecological criteria that are potentially relevant to the legal conservation of biodiversity at local regional and continental scales. The three figures are: 1) seasonal rivergenic islandrefuges (SRIR), 2) transeontinental-chained lagoons of stopover migrating birds (TCLSMB), 3) marine-estuarine wet nurse habitat reproductive-necton (MEWNHRN)

RESUMEN

Partiendo de las premisas de que las especies pueden moverse estacional y latitudinalmente entre distintos habitat de acuerdo a, por un lado la disponibilidad y requerimientos de los recursos, y por otro lado a que existen ecosistemas que, aunque de poca extension y heterogeneidad biocenotica, albergan una relativamente alta riqueza de especies y una vulnerable fauna vertebrada, se proponen y definen tres figuras ambientales me diante analisis de elementos ecologicos potencialmente relevantes para la conservacion legal de la biodiversidad a escala local, regional y continental. Estas son: 1) refugios-islas fluvioestiagenicos de avifauna y quelonifauna (RIFAQ), 2) lagunetas catenarias transcontinentales de pernocta de aves migratorias (LACTPAM) 3) habitat nodrizas marino-estuarinos necton-reproductivos (HANOMEN).

RESUMO

Partindo das premissas de que as especies podem mover-se estacional e latitudinalmente entre distintos habitats de acordo com, por um lado a disponibilidade e requerimentos dos recursos, e por outro lado a existencia de ecossistemas que, ainda que de pouca extensao e heterogeneidade biocenotica, abrigam uma relativamente alta riqueza de especies e uma vulneravel fauna vertebrada, se propoe e definem tres figuras ambientais mediante analise de ele mentos ecologicos potencialmente relevantes para a conservacao legal da biodiversidade a escala local, regional e continental Estas sao: 1) refugios-ilhas fluvioestiagenieos de avifauna e quelonio-fauna (RIFAQ), 2) lagoas catenarias transcontinentais para pernoite de aves migratorias (LACTPAM) 3) habitat nodrizas marino-estuarinos necton-reproductivos (HANOMEN).

PALABRAS CLAVE / Biodiversidad / Conservacion / Fauna Acuatica / Figuras Innovadoras / Proteccion Ambiental/

Recibido: 31/07/2009. Modificado: 17/05/2011. Aceptado: 19/05/2011.

Introduccion

Independiente de los planteamientos a favor (Watson y Lovelock, 1983) o en contra (Kirchner, 1989; Schneider y Boston, 1991) de los postulados de Gaia, acerca de la eapacidad de autorregulacion del planeta, la biosfera se enfrenta a un dilema: todos los habitantes de la Tierra se esfuerzan por alcanzar el mejor nivel de vida posible, al tiempo que el numero de habitantes aumenta exponencialmente; la rapidez con que los humanos estamos cambiando el funcionamiento de la biosfera debe alertarnos a todos (Schlesinger, 2000).

En este sentido, en las ultimas cuatro decadas la preocupacion por el ambiente se ha ido incrementando, por lo que se han fundado asociaciones y organismos (e.g. Greenpeace, IUCN, SCBD) para implementar programas de proteccion al medio. Tambien se han firmado tratados y protocolos entre varios paises (e.g. el Tratado de Biodiversidad suscrito en la Cumbre de la Tierra, en Rio de Janeiro, Brasil, 1992, y la Declaracion de Bariloche, Argentina, 2007) con el fin de proteger especies vulnerables y regular la emision de productos biocidas. Por otro lado, hay creciente interes en averiguar la historia terrestre, los principios que gobiernan su evolucion y el papel del hombre en su relacion con la naturaleza.

Se sabe, por ejemplo, que las actividades humanas en la actualidad constituyen serias amenazas a la biodiversidad de los mares y a su capacidad de sostener una pesca productiva, la recreacion, la purificacion del agua y otros servicios que damos por sentado, existiendo signos alarmantes de aumento en la frecuencia de brotes de enfermedades en el mar, proliferacion de algas que estan matando peces y cerrando playas, y decoloracion de los arrecifes coralinos, que evidencian que estamos empujando los limites de lo que los ecosistemas marinos-costeros pueden soportar (Roberts y Hawkins, 2000; MEA, 2006; Stokstad, 2009).

Asi como algunos cientificos tienen dudas sobre la cantidad de especies que existen, tambien las tienen respecto a cuantas estan desapareciendo; de hecho, existen diversos estudios que lo demuestran (Mace y Lande, 1991). Lo cierto es que las amenazas a los sistemas naturales deben impulsar el desarrollo de paquetes de medidas conservacionistas de alta factura tecnica, por lo que una conservacion eficaz de la biodiversidad debe integrar per se la utilizacion del paisaje de una manera social y ecologicamente sostenible en el tiempo (Poiani et al., 2000; Baird-Callicot et al., 2007). Ello implica, indefectiblemente, asumir que algunos organismos pueden moverse estacionalmente entre distintos habitat, por una parte, y, por otra, que dependen y se distribuyen espacio-temporalmente de acuerdo a la disponibilidad y requerimientos de los recursos (Lima y Zollner, 1996).

Diversas metodologias han sido desarrolladas para identificar, restaurar y proteger areas y objetos prioritarios de conservacion, tanto en ambitos continentales como marino-costeros (e.g. IUCN, 1994; Ramsar, 2000; Roberts y Hawkins, 2000; Beck et al., 2001; EPA, 1994, 2002; UNESCO, 2003; SCBD, 2004; Gattenlohner et al., 2004; Halffter, 2005; TNC, 2006; Dudley, 2008). Por ejemplo, el programa 'Paisajes Vivientes' de la Wildlife Conservation Society (http://wcslivinglandscapes.com/) esta dedicado explicitamente a desarrollar estrategias basadas en la vida silvestre para la conservacion de ecosistemas grandes y silvestres, que estan integrados en paisajes amplios y que se encuentran bajo la influencia humana.

No obstante, el financiamiento para la preservacion de la vida silvestre no esta creciendo a la misma velocidad con la que se estan perdiendo las areas silvestres. En consecuencia, se requiere desarrollar mas herramientas ambientalistas innovadoras, con nuevas prioridades y menos costos, pues ya los parques y reservas no son suficientes, al tiempo que son moderada y cuestionablemente exitosos, sobre todo en Latinoamerica, en parte porque estos escenarios generalmente son compartidos por la poblacion y la vida silvestre y/o son las fronteras geopoliticas las que determinan su conservacion (MacKinnon et al., 1990; Primack et al., 2001).

Asi, la region Neotropical, y particularmente Sudamerica, reune una riqueza de ecosistemas terrestres, marinos y de agua dulce de gran importancia economica, y esenciales desde el punto de vista ecologico (Primack et al., 2001; Guarderas et al., 2008). Sin embargo, gran parte de la biodiversidad del subcontinente esta en peligro y no se vislumbra dentro de los planes estrategicos nacionales y multinacionales, con algunas excepciones (e.g. Halffter, 2005), la implementacion de nuevas figuras conservacionistas que enmarquen los objetivos primordiales de la mayoria de esos planes de manejo. Tales sefian fomentar la cooperacion multinacional para conservar paisajes y ecorregiones de importancia, promover la conservacion de especies migratorias translatitudinales, y facilitar el intercambio de datos e informacion estimulando los monitoreos y evaluaciones integrales (Dudley, 2008); todos con la finalidad de establecer el conocimiento de la situacion real de la biodiversidad de las regiones, pues la perdida de biodiversidad tiene un efecto en cascada en especies, ecosistemas y economias, con consecuencias a nivel local, regional y transnacional.

A nivel continental, las redes de espacios naturales protegidos estan concebidas, en la planificacion territorial, a preservar areas en gran escala (Dudley, 2008), bajo las figuras de paisaje, un mosaico territorial formado por parcelas cada una de las cuales constituye un ecotopo diferenciado, y de ecorregion, ambitos territoriales donde se da una combinacion caracteristica de paisajes (Forman, 1995). Esta concepcion soslaya areas de poca extension y heterogeneidad biocenotica. Otro tanto sucede a nivel marino-costero con las areas matinas protegidas (MPAs) y las reservas marinas (MRs) (Roberts, 2003; Guarderas et al., 2008).

Asi, en la busqueda de nuevas iniciativas para preservar la riqueza vital en ecosistemas de poca extension se proponen tres figuras nuevas para la conservacion de la biodiversidad, y algunas areas piloto en Venezuela que pudieran servir de ensayo preliminar.

1- Refugios-islas fluvioestiagenicos de avifauna y quelonifauna (RIFAQ): Bancos aluviales que, a manera de isletas con sustrato arenoso o areno-fangosa (sandbar islands), se forman durante el periodo de sequia (estio) en el cauce de grandes rios con el descenso de su caudal. Eventualmente, algunas de estas isletas son colonizadas, sucesional y basicamente, por vegetacion de sotobosque, y sus habitat son utilizados como sitios de reproduccion por diversas especies de aves y tortugas, para luego desaparecer, parcial o totalmente, durante el periodo lluvioso con el ascenso de los niveles de agua (Figura 1).

Los planes de conservacion eficaz no siempre parecen ser una cuestion de pensar en abarcar grandes areas a lo largo de distintas unidades del paisaje (Sanderson et al., 2002). Siendo asi, esta nueva figura actuaria a nivel de las comunidades y ecosistemas de tamano reducido (escala local) que se generan a partir de regimenes ambientales especificos, en este caso el descenso de los volumenes de agua durante el periodo de sequia. Estas isletas generalmente miden menos de 100ha y pueden albergar, con fines reproductivos, especies de aves acuaticas y de tierra firme, tanto residentes como migratorias (Remsen y Parker, 1983; Rosenberg, 1990), algunas coloniales (Navarro et al., 2010) y especies de tortugas, varias de ellas con problemas de densidad poblacional (Castano-Mora, 1986; Valenzuela, 2001; Souza et al., 2002; Castano-Mora et al., 2003; Fachin-Teran et al., 2006; Restrepo et al., 2006, 2008; Antelo y Merchan, 2008).

En este tipo de islas del rio Amazonas, al noreste de Peru y sur de Colombia, Rosenberg (1990) registro 231 especies de aves, varias de ellas migratorias australes y nearticas, y resalto la alta densidad de aves de estas islas, en comparacion con el habitat de bosque maduro y secundario de tierra firme del tropico. Navarro et al. (2010) en el tramo inferior del rio Orinoco, Venezuela, senalan que aunque los habitat presentes en estas islas son colonizados en determinada epoca del ano, y que algunas pueden cambiar de forma, posicion y tamano, siempre estan presentes durante el periodo de aguas bajas, concluyendo que la mayor heterogeneidad de habitat durante la fase de sequia, con el descenso de las aguas, explicaba la mayor abundancia y diversidad de aves en este periodo. De igual modo, resaltan que varias especies de aves acuaticas Charadriiformes (Charadrius collaris, Vanellus cayanus) y especialmente las coloniales (Rynchops niger, Phaetusa simplex, Sterna superciliaris) utilizan consuetudinariamente las playas arenosas expuestas para su reproduccion en colonias mixtas, ratificando asi lo observado en Brasil para los rios Trombetas (Krannitz, 1989) e Ibicui (Amorin et al., 2001). Otro tanto hacen especies terrestres una vez que la vegetacion arbustiva coloniza las islas (Rosenberg, 1990; Navarro et al., 2010).

[FIGURA 1 OMITTED]

Como las islas son relativamente pequenas en extension, y muchas de evidente transitoriedad territorial, la conservacion de varias de ellas con caracteristicas similares, dentro de tramos del rio, permitiria que los objetos de conservacion puedan recuperarse ante disturbios, por un lado, y mantener la conectividad al permitir el desplazamiento de las especies entre ellas, por otro (Remsen y Parker, 1983; Rosenberg, 1990).

Los RIFAQ serian un instrumento de preservacion legal de tierras fluvioinsulares que, aunque efimeras y pequenas, resultan ser un elemento vital en la fenologia circanual de muchas especies de aves y tortugas. Por otro lado, serian una alternativa ecologica de conservacion para especies que vienen siendo impactadas por el asentamiento cada vez mas intenso de nucleos rurales en las riberas de los cursos fluviales, cuyos habitantes practican para consumo la recolecta de huevos en las colonias de anidacion de aves (Navarro et al., 2010), asi como huevos y carne de tortugas (Figuera et al., 2006; Conway-Gomez, 2007; Padovani y Trefaut, 2006; Kemenes y Brito, 2007; Milare y Vogt, 2008; Gallego-Garcia y Castano-Mora, 2008). Este tipo de actividades antropicas terminan comprometiendo la integridad ecologica de todo el paisaje.

2- Lagunetas catenarias transcontinentales de pernocta de aves migratorias (LACTPAM): Humedales relativamente pequenos en extension (25-80ha), con espejos de agua someros (<1m), permanentes o estacionales, ubicados a lo largo de las rutas migratorias de aves, dentro de los continentes e islas, y utilizados por las aves, principalmente acuaticas, como sitio de pernocta transitoria durante sus migraciones (Figura 2).

Cuando el objetivo de mantener amplias superficies continuas de ecosistemas ya no es posible, se procura la opcion de conectar los fragmentos en la disposicion optima. En este caso particular, se trata de la conexion entre lagunetas complementarias con una funcion especifica en el ciclo vital de especies migratorias de aves. A pesar de su poca extension y heterogeneidad (algunas aparecen estacionalmente), las LACTPAM, en conjunto, pueden ser esencialmente claves al mantener la conectividad (Taylor et al., 1993; Haig et al., 1997) y una biodiversidad estacional apreciable a escala local y regional. Ademas, resultan mas accesibles a la hora de cuantificar las especies en terminos de su abundancia relativa, frecuencia de aparicion, conducta individual y uso que hacen del humedal (EPA, 2002). Muchas de las especies de aves que migran estacionalmente, dentro y entre los continentes, resultan particularmente sensibles a varios factores durante su permanencia en sus territorios de invernada, tanto asi, que suelen ser valiosas como bioindicadoras debido precisamente a que son integradoras de efectos acumulativos de influencias ambientales multiples (Furness y Greenwood, 1993), pese a algunas discrepancias al respecto (Green y Figuerola, 2003).

Las LACTPAM, especialmente en la franja marino-costera, resultarian una opcion real de refugio, pero que historicamente han sido soslayadas en la mayoria de los estudios de dinamica poblacional y comunitaria aviar, y en las propuestas de conservacion (Di Giacomo y Parera, 2008) por ser de extension reducida (Ruiz-Campos et al., 2005; Marin et al., 2006).

En el caso particular del continente americano, las LACTPAM podrian ensayarse dentro de las rutas existentes y bien definidas utilizadas por las aves migratorias que vienen de la region Neartica hacia la Neotropical, y viceversa, durante el otono y la primavera boreal, especialmente las del orden Charadriiformes (McNeil y Burton, 1973). Las LACTPAM suelen ser compartidas con aves que se mueven periodicamente dentro de territorios nacionales (migrantes locales e intratropicales), como sucede en Venezuela con las Ciconiiformes y Anseriformes (McNeil et al., 1985), y tambien con algunas especies acuaticas residentes que anidan en estos pequenos humedales (e.g. Rallidae, Podicipedidae, Recurvirostridae).

En cualquier caso, la abundancia relativa, la riqueza especifica y la frecuencia de aparicion de la avifauna van a depender tanto de las caracteristicas floristicas, fisico-quimicas e hidrodinamicas de cada cuerpo de agua, como de su ubicacion en areas urbanas, rurales o remotas. Por ejemplo, en el oriente de Venezuela, Marin et al. (2006), en una laguneta costera endorreica de 27ha, aislada y con vegetacion riberena herbacea psamohalofila, censaron 2171 aves en diciembre, comprendiendo los limicolas nearticos mas del 80% de la dominancia, e identificando 24 especies durante los tres meses del periodo de estudio. En cambio, en otra laguneta costera, pero urbana y de 33ha, con vegetacion manglar (Avicennia germinans) y eneal (Typha, Eleocharis) censaron un maximo de 253 individuos en octubre, predominando un paseriforme, Agelaius icterocephalus (Icteridae) e identificando 69 especies durante ocho meses. Tambien en el Oriente de Venezuela, en otra laguna costera urbana de 112ha, con vegetacion predominante de manglar y con manchones de eneal, Marin et al. (2010) censaron un maximo de 647 individuos en marzo (periodo de sequia), donde el flamenco (Phoenicopterus ruber) acaparo el 75% de la dominancia promedio, e identificando 54 espeeies durante seis meses. Ruiz-Campos et al. (2005), en 13 humedales pequefios costeros del noroeste de Baja California, registraron 17978 individuos pertenecientes a 187 especies y 47 familias; de ellas, 41% eran residentes permanentes, 39% visitantes estacionales y 20% visitantes ocasionales; Anatidae (17 spp.), Scolopacidae (17 spp.) y Laridae (12 spp.) fueron las familias de mayor riqueza especifica.

Encadenar estos pequenos enclaves a lo largo de las rutas de migracion de aves, como la avifauna limicola que se reproduce en la region Neartica, implicaria una responsabilidad multinacional compartida, que reafirmaria las redes de conectividad (Haig et al., 1997) y los programas interdisciplinarios de conservacion (Bucher, 1994). Debe recordarse que las charcas y lagunetas, sobre todo si se encuentran aisladas, encaran problemas poblacionales que pueden conducir a la desaparicion paulatina de sus especies, pues los procesos de exodo y extincion comienzan por los enclaves mas pequenos. Las LACTPAM garantizarian habitat permeables para las especies, al facilitar su desplazamiento, ofrecer mas sitios de parada entre paisajes adversos y, por tanto, permitir una mayor integridad ecologica (Brown et al., 2000).

[FIGURA 2 OMITTED]

3- Habitat nodrizas marino-estuarinos necton-reproductivos (HANOMEN): Ecosistemas acuaticos de alta riqueza de nutrientes utilizados por varias especies de peces e invertebrados, algunas de interes comercial, para la freza y/o desarrollo larval, donde el estuario puede funcionar como sitio de freza y la plataforma marina continental costa afuera como sitio de desarrollo larval, o viceversa. Generalmente, los manglares y marjales -en los estuarios- y los procesos de surgencia y arremolinamiento -en las plataformas marinas- generan la alta productividad y el caracter ambivalente e interdependiente de estos habitat.

La propuesta de esta figura esta inspirada en la hipotesis de la funcion criadero (nursery role), cuyo marco conceptual define a este tipo de area como "un habitat cuya contribucion por unidad de area a la produccion de individuos que se reclutan hacia las poblaciones de adultos es mayor, en promedio, que la producida por otros habitat en donde ocurren tambien los individuos juvenites" (Beck et al., 2001). Aqui se combinan requisitos tales como densidad, crecimiento, sobrevivencia de juveniles y movimiento hacia los habitat de los adultos, aun si es un area de poca extension, lo cual es importante en terminos de manejo y conservacion.

Ciertamente, una gran proporeion de especies marinas, y muchas de las que se explotan comercialmente, tiene una fase de dispersion pelagica hacia mar abierto, soltando sus huevos o larvas en esas aguas, donde se desarrollan durante periodos que van de algunos dias a algunos meses (Gerber et al., 2005). Hacia donde van durante la dispersion es uno de los grandes misterios del mar (Roberts y Hawkins, 2000). De hecho, sorprende la escasez de estudios que examinan los movimientos periodicos de los juveniles desde las desembocaduras de los estuarios hacia los habitat mar adentro donde estan los adultos (Deegan, 1993). Investigaciones mas recientes indican que pueden moverse hasta 100km costa afuera (Shanks et al., 2003). Mas escaso aun en estudios, y con influencia sinergica en los estuarios, es el proceso inverso de movimientos de larvas y juveniles en especies de conocida diadromia, desde la desembocadura hacia rio arriba, siendo necesaria esta informacion para el manejo de recursos limnologicos. Algunas especies de bagres, como Pinirampus pinirampus (Novoa, 1982) y cupleidos, como Pellona flavipinnis (Martin et al., 2007), por su amplia presencia de larvas y juveniles en las zonas de 'barras', hace suponer movimientos periodicos migratorios de los individuos juveniles desde estas zonas de desembocadura de los estuarios del delta del rio Orinoco hacia areas reconocidas de abundancia de las poblaciones en el Orinoco medio (Novoa, 1982).

A pesar de los escasos estudios acerca de los patrones de movimiento entre los sitios de freza y desarrollo larval de los HANOMEN, resultando un vinculo vital faltante para la comprension y promocion de esta figura, ya existen algunos logros (Vieira, 1991; Ferrer-Montano, 1994; Gillanders, 1997; Fry et al., 1999; Beck et al., 2001; Marin et al., 2003; Guelinckx et al., 2006). Varias especies nectonicas utilizan estos habitat nodrizas, especialmente peces (Scianenops ocellatus, Lutjanus griseus, Mugil spp., Lagodon rhomboides, Paralichthys spp., Rhabdosargus sarba, Girella tricuspidata, Pagrus auratus, Achoerdus viridis, Cupleoideos), y tambien anguilas (Anguilla), langostas (Homarus americanus) y camarones (Farfantepenaeus aztecus).

Las agregaciones reproductivas como punto de partida para el estudio de deriva y establecimiento de los HANOMEN ofrecen la mejor herramienta en la determinacion de estas importantes areas. En Venezuela, el conocimiento ya existente de sectores puntuales de freza, como las agregaciones de pargos (Lutjanus spp.) en sistemas de bordes coralinos (Farina y Mendez, 2009), de sardinas en areas marino-costeras del estado Sucre (Cardenas y Achury, 1999) y de merluzas y tonquichas (Sciaenidae) en areas estuarinas de la desembocadura norte del rio Orinoco (Martin et al., 2007), pueden ser puntos de partida para monitoreos seriados que permitan el seguimiento de fases de desarrollo ontogenico hasta la localizacion de agregaciones densas de juveniles de edad temprana (0+), el establecimiento de sus movimientos y la ponderacion de la importancia relativa de un HANOMEN.

A nivel global, los estuarios estan considerados como uno de los ambientes mas degradados, debido a que han sido puntos focales de colonizacion humana durante anos (Edgar et al., 2000; Coleman et al., 2008). Por ello es inminente enfocar y canalizar esfuerzos en la identificacion de HANOMEN, tomando decisiones politicas para su conservacion, restauracion y manejo, sin esperar un enorme cumulo de evidencias cientificas irrefutables, o mientras se trabaja en la obtencion de una prueba definitiva que ratifique su potencial ambiental (Roberts y Hawkins, 2000), donde un punto crucial seria la cuantificacion de los movimientos de individuos entre los habitat nodrizas.

Comentarios y Conclusiones

A excepcion de su escasa extension territorial, en el caso de las LACTPAM y RIFAQ, la implementacion de estas figuras cumple con los requisitos basicos enmarcados dentro de los programas de conservacion de la biodiversidad, como son preservar la diversidad genetica de especies y ecosistemas, garantizar la utilizacion sustentable de los recursos naturales y promulgar acciones dirigidas a mitigar la polucion y frenar el derroche de recursos y energia (Dudley, 2008). Estas propuestas pueden resultar en complementos ecologicos satelitales para conectividad con areas vecinas de mayor extension ya legalmente protegidas. Con todo, varios autores (Angermeimer 1999; Robertson y Hull, 2001; Broocks et al., 2002; Salafsky et al., 2002; Baird-Callicot et al., 2007) han indicado que la creacion formal de mas y mas areas protegidas no parece ser la solucion al problema de conservacion de la biodiversidad, sino se generan, simultaneamente, cambios en las politicas de financiamiento y en las relaciones con las poblaciones nativas.

En retrospectiva, con estas dos figuras no se trata de confinar con alambre de puas y poner bajo regimen especial de manejo cuanto paisaje pristino y silvestre sea detectado sino, en ultima instancia, comenzar una reflexion acerca de la necesidad ineludible de redimensionar con politicas ecologicas sustentadas cientificamente nuestra concepcion acerca del alcance de los impactos antropicos sobre los ecosistemas (Sanderson et al., 2002). Se persigue expandir y conectar ecosistemas de interes nacional e internacional, independientemente de su extension y/o discontinuidad territorial (Dudley, 2008), y que tradicionalmente han sido pasados por alto en las distintas clasificaciones y categorizaciones que hacen los organismos globales encargados de la conservacion de escenarios naturales (IUCN, 2003; Dudley, 2008).

En cuanto a los ambientes marino-costeros, la sobrepesca, la proliferacion de sitios de veraneo, la expansion de la acuicultura y el cambio climatico no son las unicas actividades que pueden causar dano a los habitat marinos. Las perforaciones de gas y petroleo tambien. En Venezuela, por ejemplo, la prospeccion de combustibles en esta decada, en el del golfo de Paria y al norte de la peninsula homonima, debe estimular la creacion de HANOMEN, ya que gran parte del litoral oeste y noroeste de este golfo alberga profusos ecosistemas estuarinos que sostienen ricas pesquerias y delicados procesos ecologicos, pues el golfo de Paria es el recipiente natural de las aguas que drenan desde el rio Orinoco (Klein et al., 2005).

Aunque las actuales reservas marinas se crearon para proteger paisajes espectaculares, habitat inusuales o especies raras, tambien se crearon para amortiguar amenazas, como la expiotacion de hidrocarburos y los derrames durante el trafico naviero. Sin embargo, en la lista de 30 reservas marinas totalmente protegidas a nivel mundial solo una, la de Merritt Island, en Florida, EEUU, incluye habitat estuarinos (Roberts y Hawkins, 2000).

Finalmente, existe cierto grado de desconexion entre las clasificaciones de la IUCN para las areas marinas bajo manejo en cada pais (Guarderas et al., 2008). Por otra parte, al menos a nivel de Latinoamerica y el Caribe, no necesariamente el numero y extension de las areas marinas protegidas reflejan efectividad en su gerencia (Castillo, 2001; Chape et al., 2005). En fin, la urgencia de acciones y propuestas de conservacion efectiva requiere de modelos claros, concretos y de bajo costo, y sobre todo, de rapidez. Aunque de escala local o regional y requerimientos menos heterogeneos, estas nuevas figuras proporcionarian mayor capacidad funcional e integral a los ecosistemas y paisajes.

Como bien sentencio Schesinger (2000): "La Tierra es un sistema biogeoquimico interactivo unico que esta cambiando rapidamente sin la gestion ecologica adecuada". Y, en parte, sin esa adecuada gestion ecologica se reducira cada vez mas nuestra oportunidad de sobrevivir sobre el planeta Tierra.

REFERENCIAS

Amorin M, Bugoni L, Vianna L, Scherer A, Barbosa S, Bairro O (2001) First-known record of breeding for the Black Skimmer (Rynchops niger) in a mixed colony in the Ibicui river, Rio Grande do Sul state, southern Brazil. Int. J. Ornithol. 4: 103-107.

Angermeimer PL (1999) The natural imperative for biological conservation. Cons. Biol. 14: 373-381.

Antelo R, Merchan M (2008) Biologia y conservacion de la tortuga arrau en Venezuela: Podocnemis expansa. Reptilia 71: 60-66.

Baird-Callicot J, Rozzi R, Delgado L, Monticino M, Acevedo M, Harcombe P (2007) Biocomplexity and conservation of biodiversity hotspots: three case studies from the Americas. Phil. Trans. Roy. Soc. B 362: 321-333.

Beck MW, Heck KL, Able KW, Childers DL, Egglestone DB, Gillanders BM, Halpern B, Hays CG, Hoshino K, Minello TJ, Orth RJ, Sheridan PF, Weinstein MP (2001) The identification, conservation, and management of estuarine and marine nurseries for fish and invertebrates. BioScience 50: 633-641.

Bock BC, Paez VP, Mattew MW (2001) Genetic population structure of two threatened South America river turtle species, Podocnemis expansa and Podocnemis unifilis. Chel. Cons. Biol. 4: 47-52.

Broocks T, Mittermeier RA, Mittermeier CE, Fonseca G, Rylands AB, Konstant WR, Flick P, Pilgrito J, Oldfield S, Magin G, Hilton-Taylor C (2002) Habitat loss and extinction in the hots pots of biodiversity. Cons. Biol. 16: 909-923.

Brown D, Manno J, Westra L, Pimentel D, Crabbe P (2000) Implementing global ecological integrity: A synthesis. En Westra L, Pimentel D, Noss (Eds.) Ecological Integrity. Island Press. Washington, DC, EEUU. pp 385-405.

Bucher EH (1994) La hora de la interdisciplina en conservacion. BirdLife Int. / Bol. Panam. 9: 1-2.

Cardenas JJ, Achury A (1999) Aspectos ecologicos de la sardina (Sardinella aurita) en la plataforma oriental venezolana, determinados a partir de prospecciones acusticas. 29a Reunion Asociacion de Laboratorios Marinos del Caribe (ALMC). Resumen. p. 114.

Castano-Mora OV (1986) Contribucion al conocimiento de la reproduccion de Podocnemis lewyana Dumeril (Reptilia: Quelonia: Pelomedusidae). Caldasia 15: 665-667.

Castano-Mora OV, Galvis-Pefiuela PA, Molano JG (2003) Reproductive ecology of Podocnemis erythrocephala (Testudines: Podocnemididae) in the Lower Irinida River, Colombia. Chel. Cons. Biol. 4: 664-670.

Castillo P, OI (2001) Propuesta de areas de proteccion marinas y costeras en la Provincia de Cauquenes, Vil Region del Maule. Rev. Geogr. Norte Grande 28: 25-34.

Chape S, Harrison J, Spalding M, Lysenko I (2005) Measuring the extent and effectiveness of protected areas as an indicator for meeting global bioidiversity targets. Phil. Trans. Royal Soc. 360: 443-455.

Coleman JM, Huh OK, DeWitt B (2008) Wetland loss in world deltas. J Coast. Res. 24: 1-14. Conway-Gomez K (2007) Effects of human settlements on abundance of Podocnemis unifilis and P. expansa turtles in northeastern Bolivia. Chel. Cons. Biol. 6: 199-205.

Day JW, Hall CA, Kemp WM, Yanez-Arancibia A (1987) Estuarine ecology. John Wiley & Sons. New York. 558 pp.

Deegan LA (1993) Nutrient and energy transport between estuaries and coastal marine ecosystems by fish migration. Can. J. Fish. Aq. Sci. 50: 74-79.

Di Giacomo A, Parera AF (2008) 20 High Priority Arcas for the Conservation of Nearctic Migratory Birds in the Southern Cone Grassland of South America. Alliances for the Conservation of Grassland of the Southern Cone of South America/Neotropical Migratory Bird Conservation/ BirdLife International. Buenos Aires, Argentina. 56 pp.

Dudley N (Ed.) (2008) Guidelines for applying protected arca management categories. IUCN. Gland, Switzerland. 86 pp.

Edgar GJ, Barrett NS, Graddon DJ, Last PR (2000) The conservation significance of estuaries: A classification of Tasmanian estuaries using ecological, physical and demographic attributes as a case of study. Biol. Cons. 92: 383-397.

EPA (1994) Volunteer Estuary Monitoring. A Methods Manual. United States Environmental Protection Agency. Washington, DC, EEUU. 227 pp.

EPA (2002) Methods for Evaluating Wetlands Condition: Biologieal Assessment Methods for Birds. United States Environmental Protection Agency. Washington, DC, EEUU. 15 pp.

Fachin-Teran A, Vogt RC, Thorbjarnarson JB (2006) Seasonal movements of Podoenemis sextubereulata (Testudines: Podocnemididae) in the Mamiraua sustainable development reserve, Amazonas, Brasil. Chel. Cons. Biol. 5: 18-14.

Farina AR, Mendez E (2009) Variacion estacional de la estructura comunitaria de peces en dos arrecifes: rocoso-coralino y de oetocomles, en el Bajo Las Caratas, Venezuela. Rev. Biol. Mar. Oceanogr. 44: 153-162.

Ferrer-Montafio OJ (1994) Recruitment of White Mullet in Lake Maracaibo, Venezuela. North Am. J. Fish. Manag. 14: 516-521.

Figuera M, Daza F, Carpio A, Martinez D, Alfonzo F, Velasquez B (2006) Ecologia reproductiva y aspectos de uso de Podocmemis unifilis en el rio Caura, estado Bolivar, Venezuela. I Con. Int. Biodiversidad del Escudo Guayanes. Santa Elena de Uairen, Venezuela. pp 130-131.

Forman RTT (1995) Land Mosaics. Cambridge University Press. Cambridge, RU. 632 pp.

Fry B, Mumford PL, Robblee MB (1999) Stable isotopes studies of pink shrimp (Farfantepenaeus duorarum Burkenroad) migrations on the southwestem Florida shelf. Buli. Mar. Sci. 65: 419-430.

Furness RW, Greenwood JJ (1993) Birds as Monitors of Environmental Change. Chapman y Hall. Londres, RU. 368 pp.

Gallego-Garcia N, Castafio-Mora O (2008) Ecology and status of the Magdalena River Turtle, Podocnemis lewyana, a colombian endemic. Chel. Cons. Biol. 7:37-44.

Gattenluhner U, Hammerl-Resch M, Jantschke S (2004) Restauracion de Humedales: Manejo Sostenible de Humedales y Lagos Someros. Global Nature Fund. Radolfzell, Alemania. 134 pp.

Gerber LR, Heppell S, Ballantyne F, Sala E (2005) The role of dispersal and demography in determining the efficacy of marine reserves. Can. J. Fish. Aqu. Sci. 62: 863-871.

Gillanders BM (1997) Patterns in abundance and size structure in the blue groper, Archosargus viridis (Pisces: Labridae): Evidence of links between estuaries and coastal reefs. Env. Biol. Fish. 49: 153-173.

Green A, Figuerola J (2003) Aves acuaticas como bioindieadoras de humedales. En Paracuellos M (ed.). Ecologia, Manejo y Conservacion de los Humedales. Instituto de Estudios Almerienses. Almeria, Espana. pp. 47-60.

Guarderas AP, Hacker SD, Lubchenco J (2008) Current status of Marine Protected Areas in Latin America and the Caribbean. Cons. Biol. 226: 1630-1640.

Guelinckx J, Maes J, De Brabander L, Dehair SF, Olliever F (2006) Migration dynamics of clupeoids in the Shede estuary: A stable isotope approach. Estuar. Coast. Shelf Sci. 66: 612-623.

Haig SM, Hehlman DW, Oring LW (1997) Avian movements and wetland connectivity in landscape conservation. Cons. Biol. 12: 749-758.

Halffter G (2005) Towards a culture of biodiversity conservation. Acta Zool. Mex. 21: 133-153.

IUCN (1994) Guidelines for Protected Area Management Categories. World Conservation Union. IUCN. Gand, Suiza. 133 pp.

IUCN (2003) Recommendations of the Vth IUCN World Parks Congress. World Conservation Union. IUCN . Durban, Sur Africa. 16 pp.

Kemenes A, Brito JC (2007) Estimate of trade traffic of Podocnemis (Testudines, Podocnemididae) from the middle Purus River, Amazonas Brasil. Chel. Cons. Biol. 6: 259-262.

Kirehner JW (1989) The Gaia: Can it be tested? Rev. Geophys. 27: 223-235.

Klein E, Febres D, Castillo C, Lorenzi L (2005) Dinamica de la pluma del Orinoco vista a traves de sensores remotos y su efecto sobre el frente atlantico venezolano. En Gomez MG, Capaldo M, Yanes C, Martin A (Eds). Frente Atlantico Venezolano. Tomo 1. Ciencias Ambientales. Petroleos de Venezuela, S.A. (PDVSA)Fondo Editorial Fundambiente. Caracas, Venezuela. pp. 165-174

Krannitz PG (1989) Nesting biology of black skimmers, large-billed terns, and yellow-billed terns in amazonian Brazil. J Fieid Ornithol. 60: 216-223.

Lima SL, Zollner PA (1996) Toward a behavioral ecology of ecologi cal landseapes. Trends Ecol. Evol. 11: 131-135.

Mace G, Lande R (1991). Assessing extinction Threats: toward a reevaluation of IUCN threatened species categories. Cons. Biol. 5: 148-157.

MacKinnon J, MacKinnon K, Child G, Thorsell J (1990) Manejo de areas protegidas en los tropicos. UICN. Gland, Suiza. 309 pp.

Marin B, Quintero A, Bussiere D, Dodson J (2003) Reproduction and recruitment of White Mullet (Mugil curema) to a tropical lagoon (Margarita island, Venezuela) as revealed by otolith microstructure. Fish. Bull. 101: 809-821.

Marin G, Blanco L, Prieto A, Munoz J, Alzola R (2006) Dependeneia de pequefias lagunetas y chareas costeras para la avifauna residente y migratoria: dos casos en Venezuela. Bol. Inst. Oceanogr. Venez. 45: 149-163.

Marin G, Carvajal Y, Munoz J (2010) Estructura comunitaria de la avifauna y perspectivas conservacionistas de la laguna litoral urbana El Maguey, estado Anzoategui, Venezuela. Bol. Inst. Oceanogr. Venez. 49: 89-99.

Martin A, Malave L, Sanchez D, Aparicio R, Aroeha F, Bone D, Bolanos JA, Bolanos-Jimenez J, Castaneda J, Cardenas JJ, Carbonini AK, Diaz YJ, Guada HJ, Klein E, Lazo R, Lemus A, Lentino M, Lira C, Lodelros C, Lopez R, Marin B, Martinez G, Marquez B, Marquez A, Molinet R, Morales F, Posada J, Prieto A, Riera A, Rodriguez CT, Ramirez A, Senior W, Solana P, Severeyn H, Spiniello P, Valera E, Yanes C, Zoppi E (2007) Componente Zooplanctonico. En Martin A, Bone D (Eds). Linea Base Ambiental Plataforma Deltana. Petroleos de Venezuela, S.A. (PDVSA). Caracas, Venezuela, pp. 82-95.

McNeil R, Burton J (1973) Dispersal of southbound migrating north american shorebirds away from the Magdalene islands, Gulf of St. Lawrence, and Sable Island, Nova Scotia. Carib. J. Sci. 13: 257-278.

McNeil R, Ouellet H, Rodriguez JR (1985) Urgencia de un programa de conservacion de los ambientes costeros (lagunas, planicies fangosas, laderas costeras y manglares) del Norte de America del Sur. Bol. Soc. Venez. Ccs. Nat. 143: 449-474.

MEA (2006) Marine and Coastal Ecosystems and Human Well-Being. A Synthesis Report Based on the findings of the Millennium Ecosystem Assessment. United Nations Environment Programme. Island Press. Washington, DC, EEUU. 36 pp.

Milare A, Vogt RC (2008) Nesting ecology of Podocnemis erythrocephala (Testudines: Podocnemididae) of the Rio Negro, Amazonas, Brasil. Chel. Cons. Biol. 7:12-20.

Navarro R, Leal S, Marin G, Bastidas L (2010) Anidacion de cinco especies de aves acuaticas Charadriiformes en bancos aluviales del rio Orinoco. Saber 22(3). (en prensa).

Novoa D (Ed.) (1982) Los Recursos Pesqueros del Rio Orinoco y su Explotacion. CVG, Caracas, Venezuela. 386 pp.

Padovani EC, Trefaut M (2006) Reproductive biology of the SixTubercled Amazon River Turtle Podocnemis sextuberculata (Testudines: Podocnemididae), in the Biological Reserve of Rio Trombetas, Para, Brazil. Chel. Cons.. Biol. 5: 280-284.

Poiani KA, Richter BD, Anderson MG, Richter HE (2000) Biodiversity conservation at multiple scales: Functional sites, landscapes and networks. BioScience 50: 133-145.

Primack R, Rozzi R, Feisinger P, Dirzo R, Massardo F (2001) Fundamentos de Conservacion Biologica: Perspectivas Latinoamericanas. Fondo de Cultura Economica. Mexico. 797 pp.

Ramsar (2000) Manuales Ramsar para el Uso Racional de los Humedales. Oficina de la Convencion Ramsar. Gand, Suiza. 124 pp.

Remsen JV Jr, Parker TA (1983) Contribution of river-created habitats to bird species richness in Amazonia. Biotropica 15: 223-231.

Restrepo A, Pineros JP, Paez VP (2006) Nest site selection by Colombian Slider Turtles, Trachemis callirostris callirostris (Testudines: Emydidae), in the Mompos Depression, Colombia. Chel. Cons. Biol. 5: 249-254.

Restrepo A, Paez VP, Lopez C, Bock BC (2008) Distribution and status of Podocnemis lewyana in the Magdalena River drainage of Colombia. Chel. Cons. Biol. 7: 45-51.

Roberts CM (2003) Ecological criteria for evaluating candidate sites for marine reserves. Ecol. Applic. 13: 199-214.

Roberts CM, Hawkins JP (2000) Reservas Marinas Totalmente Protegidas: Una Guia. WWF / University of York. Washington, DC, EEUU. 141 pp.

Robertson D, Hull B (2001) Beyond biology: Toward a more public ecology for conservation. Cons. Biol. 15: 970-979.

Rosenberg GH (1990) Habitat specialization and foraging behavior by birds amazonian river islands in Northeastern Peru. Condor 92: 427-443.

Ruiz-Campos G, Palacios E, Castillo-Guerrero JA, Gonzalez-Guzman S, Batche-Gonzalez E (2005) Composicion espacial temporal de avifauna de humedales pequenos costeros y habitat adyacentes en el noroeste de Baja California, Mexico. Cienc. Mar. 31: 553-576.

Salafsky N, Margoluis R, Redford KH, Robinson JG (2002). Improving the practice of conservation: A conceptual framework and research agenda for conservation science. Cons. Biol. 16: 1469-1479.

Sanderson EW, Redford KH, Vedder A, Copolillo PB, Ward SE (2002) A conceptual model for conservation planning based on landscape species requirements. Landsc. Urban Plann. 58: 41-56.

SCBD (2004) Technical Advice on the Establishment of a Nacional System of Marine and Coastal Protected Areas. CBD Technical Series N|o 13. Seeretariat of the Convention on Biological Diversity. Montreal, Canada. 40 pp.

Schlesinger WH (2000) Biogeoquimica: Un Analisis del Cambio Global Ariel. Barcelona, Espana. 592 pp.

Schneider SH, Boston PJ (Eds.) (1991) Scientists on Gaia. MIT Press. Cambridge, MA, EEUU. 433 pp.

Shanks AL, Grantham BA Carr MH (2003) Propagule dispersai distance and the size and spacing of marine reserves. Ecol. Appl. 13: 199-214.

Souza FL, Cunha AF, Oliveira MA, Pereira GA, Pinheiro HP (2002) Partitioning molecular variation at local spatial scales in the vulnerable Neotropical freshwater turtle, Hydromedusa maximiliani (Testudines: Chelidae): implications for the conservation of aquatic organisms in natural hierarchical systems. Biol. Cons. 104: 119-126.

Stokstad E (2009) Detente in the tisheries war. Science 324: 170-171.

Taylor PD, Fahring L, Henein K, Merriam G (1993) Connectivity is a vital element of landscape structure. Oikos 68: 571-573.

UNESCO (2003) A Reference Guide on the Use of Indicators for Integrated Coastal Management. IOC manuals and guides No 45. Dossier I. Ottawa, Canada. 127 pp.

Valenzuela N (2001) Genetic diferentiation among nesting beaches in the highly migratory giant river turtle (Podocnemis expansa) from Colombia. Herpetologica 57: 48-57.

Vieira JP (1991) Juvenile mullets (Pisces: Mugilidae) in the estuary Lagoa dos Patos, RS, Brazil. Copeia 1991: 409-418.

Watson AJ, Lovelock J (1983) Biological homeostasis of the global environment. The parable of Daysiworld. Tellus 35 B: 284-289.

Gedio Marin Espinoza. M.Sc. en Biologia Aplicada mencion Ecologia y Ecotoxicologia, Universidad de Oriente (UDO), Venezuela. Profesor-Investigador, UDO, Venezuela. Direccion: Laboratorio de Ecologia, Departamento de Biologia, Nucleo de Sucre, UDO. Avenida Universidad, Cerro Colorado, Cumana, Venezuela. e-mail: gediom@yahoo.com

Baumar Marin Espinoza. Ph.D. en Ciencias Biologicas, Universite de Laval, Canada. Profesor, Instituto Oceanografico de Venezuela. e-mail: baumarin@gmail.com
COPYRIGHT 2011 Interciencia Association
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Espinoza, Gedio Marin; Espinoza, Baumar Marin
Publication:Interciencia
Date:Jun 1, 2011
Words:6287
Previous Article:Towards an integral fisheries management in the Apure River Basin, Venzuela/ Hacia un manejo pesquero integral en la Cuenca del Rio Apure,...
Next Article:Science and techonology: the unreachable independence/Ciencia y tecnologia: la independencia inalcanzable/Ciencia e tecnologia: a independencia...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters