Printer Friendly

Innecesario y riesgoso exponer originales en el Museo Nacional del Codice, dice la investigadora del INAH, Celia Ruz.

Entre las principales caracteristicas de los codices nacionales --prehispanicos, coloniales y contemporaneos-- no esta el que sean susceptibles de "exhibicion", "sirvan para la atraccion turistica" o "se vuelvan productos comerciales sensacionalistas".

Asi se expresa, "realmente preocupada", la historiadora e investigadora de la Biblioteca del Instituto Nacional de Antropologia e Historia, Celia Gutierrez de Ruz, respecto del Museo Nacional del Codice que se pretende instalar, para mayo del ano entrante, en el convento de Santo Domingo de Guzman en Oaxaca.

La viuda del reconocido doctor Alberto Ruz, descubridor de la tumba del senor de Palenque en Chiapas, explica en entrevista su angustia por el inminente traslado de documentos tan importantes.

Ruz, junto con otros investigadores de distintas dependencias, se opone a que los codices se saquen de la boveda en que se guardan dentro de la biblioteca para la que labora, por el irreparable dano que pueden sufrir, por el riesgo de que se maltraten, destruyan, estropeen y nos quedemos sin nada, incapaces de volver a tener --aunque se reconstruyesen-- materiales tan valiosos para los mexicanos y para la humanidad".

Antes advierte que no esta en contra de la apertura de ningun museo, inclusive sugiere que a nivel nacional, en cada estado, se cuente con, recintos en donde puedan conocerse los codices, pero, senala, "jamas exponiendo los originales, cuando perfectamente pueden mostrarse al publico facsimilares o copias".

Cuando se entero del museo, por rumores y notas periodisticas, hablo --junto con las investigadoras Maria Teresa Sepulveda y Asuncion Garcia Samper-- con la directora de la biblioteca, Stella Gonzalez Cicero, primero, y luego con la directora del INAH, Teresa Franco.

Ruz le expreso a esta ultima sus inquietudes a mediados del mes pasado y dice que "la respuesta de ellos --de la licenciada Franco y de otro grupo de personas-- fue la de convencernos sobre la cabal proteccion que se haria de los codices".

Escucho los argumentos de quienes impulsan la creacion del museo en Oaxaca: Que es un proyecto muy costoso y se colocaran los codices en vitrinas selladas, que se iluminaran con fibra optica --como se hace con los rollos del Mar Muerto en Jerusalem y el tapiz de la Dama del Unicornio se Cluny--, que se utilizara la mas moderna tecnologia para el recinto, asi como para el cuidado de patrimonio.

Sin embargo, replica:

"Por su antiguedad, se tiene que hacer un estudio intenso de cada uno de los codices. Algunos pueden estar en papel amate, en fibra de maguey, en piel de venado, tela de algodon. Los pigmentos o aglutinantes utilizados para ellos, son todos muy diferentes. Se requieren estudios que, aunque no soy restauradora, por ser tan meticulosos y especiales, tardarian muchos meses. Y con la prisa que se tiene no se podran hacer adecuadamente.

"Otra cosa que no pudieron contestarnos, ya que se trata de utilizar tecnicas tan modernas, es cuanto tiempo tienen calculado que resistirian los codices en esas vitrinas."

Otros de los puntos de Ruz en contra de utilizar originales para el museo propuesto se basa en que "este es un pais de sexenios. No sabemos que va a pasar cuando termine este gobierno, si se apoyara esto con la misma cantidad de recursos, si se planea un fideicomiso duradero o si faltara el dinero y se habra perdido este patrimonio".

Planeado el Museo Nacional del Codice entre el gobierno y la iniciativa privada, Ruz agrega:

"No nos podemos hacer tontos, la empresa privada va a lucrar con esto. Aunque digan que van a regalar las cosas, sabemos que los millonarios se convierten en tales no por donar su dinero, sino por ponerlo a trabajar, lucrar con lo que se pueda, y los bienes culturales no son, no deben ser para esto."

Actualmente los documentos estan en bovedas de la biblioteca, en custodia del INAH en condiciones de luz y humedad adecuadas. "Le Soy franca --apunta Ruz--, necesitan muchisimos mas cuidados de los que tienen ahora. Por eso, si hay dinero para invertir en su preservacion, mejor que se utilice para, con todas las de la ley conservarlos en donde estan".

Segun Ruz, se trata de 105 originales y "ciento y fraccion mas de copias consideradas como originales, porque no hay mas".

Y reitera: "No nos oponemos al museo, solo sugerimos que se haga con copias, con facsimilares, son otras tecnologias, sin que los originales puedan perderse, destruirse".

De acuerdo con la historiadora, es obligacion moral indeclinable de todos los trabajadores del INAH "velar por una custodia real y optima del patrimonio, preservarlo para la posteridad".
COPYRIGHT 1997 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 1997 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:TA: National Institute of Anthropology and History; Mexico; TT: Unnecessary and risky to exhibit originals in the National Codex Museum, says Celia Ruz, an INAH researcher; Institutio Nacional de Antropologia e Historia; Mexico
Author:Terrazas, Ana Cecilia
Publication:Proceso
Date:Sep 7, 1997
Words:812
Previous Article:Los ladrones.
Next Article:Desde el Zoologico de Guinea-Bissau se enviaran cien chimpances a zoologicos de Mexico, pero Fauna Silvestre no tiene noticia alguna.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters