Printer Friendly

Incidencia y prevalencia de cetosis clinica y subclinica en ganado en pastoreo en el altiplano Cundiboyacense, Colombia.

Incidence and prevalence of clinical and subclinical ketosis in grazing dairy cattle in the Cundiboyacencian Andean plateau, Colombia

Incidencia e prevalencia de cetose clinica e subclinica em pastoreo no altiplano Cundiboyacense, Colombia

Introduccion

La cetosis es una enfermedad metabolica asociada al balance energetico negativo que sufren las vacas dedicadas a la produccion lactea al inicio de la lactancia y se caracteriza por aumento en la concentracion de cuerpos cetonicos circulantes 1. Debido al impacto de la cetosis sobre la productividad y la salud de los animales durante el postparto temprano (2) y al efecto negativo sobre la rentabilidad de la empresa ganadera (3) se han llevado a cabo un alto numero de estudios epidemiologicos en muchos paises que demuestran la alta presentacion de la enfermedad bajo distintos sistemas productivos. Asi por ejemplo, los reportes de la incidencia de la enfermedad subclinica en Europa varian entre 4,9% (4) y el 72% (5), mientras en Estados Unidos y

Canada se ha reportado entre el 12,1% (6) hasta el 61% (7).

En Colombia, un estudio disenado para determinar el aumento en la concentracion de [beta]HB durante el primer mes postparto en vacas de produccion lactea, como factor de riesgo de infeccion intramamaria en Caldas, reporto un riesgo de hipercetonemia del 12% (8). Sin embargo, la epidemiologia en otras cuencas lecheras del pais es desconocida. Estudios en condiciones un poco mas similares a Colombia, se han realizado en Suramerica en paises como Argentina, Chile y Brasil, donde la prevalencia de cetosis subclinica en animales en pastoreo reportada fue del 10,3% (9), 14,8% (10) y 29% (11), respectivamente.

El objetivo de este estudio fue determinar la incidencia y la prevalencia de la cetosis subclinica y clinica durante las primeras seis semanas postparto en vacas dedicadas a la produccion lactea en 10 fincas ganaderas, ubicadas en el altiplano cundiboyacense; ademas de realizar la caracterizacion detallada de cada una de las fincas, con el fin de conocer las diferentes practicas de manejo y alimentacion durante lactancia y el periodo seco.

Materiales y metodos

Diseno del estudio

Se realizo un estudio observacional longitudinal de cohorte, con muestreo por conveniencia de 10 hatos dedicados a la produccion lactea, ubicados en el altiplano cundiboyacense de acuerdo con la voluntad de los propietarios a participar en el estudio, durante el cual, se determino semanalmente la concentracion de [beta]-hidroxibutirato, por medio de un medidor electroquimico portatil (Precision Xtra [R] meter, Precision Xtra [R] meter. Abbott Diabetes Care Inc., Alameda, CA) desde el parto hasta la sexta semana postparto. El estudio se realizo desde mayo hasta diciembre de 2017. Todos los procedimientos fueros avalados por el Comite de Bioetica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Nacional de Colombia (22/08/201 7): Acta CB-FMVZ-UN-040-17 del 22 de agosto de 2017).

Tamano de la muestra

El calculo del tamano de la muestra se realizo para obtener una confiabilidad del 95% y un error maximo del 5% con una prevalencia esperada del 10% (12), de acuerdo a la prevalencia reportada en Colombia, Costa Rica y Argentina anteriormente (8, 9, 13). Una muestra de 138 animales fue requerida. Como criterios de exclusion se definieron la perdida de la identificacion del animal durante el trascurso de estudio, la no medicion inicial de la concentracion de [beta]-hidroxibutirato durante la primera semana postparto, animales que estuvieran recibiendo precursores de glucosa como propilenglicol o glicerol en la dieta preparto y la perdida del seguimiento del animal por descarte o muerte por causas no relacionadas a la entidad, antes de las seis primeras semanas posparto.

Diagnostico de cetosis clinica y subclinica

El diagnostico de la entidad se realizo por medio de la toma de una muestra de sangre de la vena o arteria coccigea con una aguja calibre 21G x 25 mm y una jeringa desechable de 3 cc, despues del ordeno de la manana. La medicion de la concentracion de [beta]-hidroxibutirato se realizo inmediatamente despues de la toma de muestra de sangre, por medio de un medidor electroquimico portatil (Precision Xtra [R] Laboratorios Abbott), este medidor ha demostrado que usando como punto de corte 1.2 mmol/L [beta]HB, la sensibilidad tiene valores entre el 88% al 96,3% y la especificidad del 94% al 98,2% (14, 15).

La cetosis subclinica fue definida como valores de [beta]HB en sangre completa desde [mayor que o igual a] 1,2 hasta <3,0 mmol/L (16, 17) y la cetosis clinica como valores de [beta]HB en sangre completa [mayor que o igual a] 3,0 mmol/L (18).

Se solicito a los propietarios no realizar el tratamiento de los animales positivos durante las seis semanas del estudio. Al finalizar el seguimiento, se informo a los propietarios los resultados de los animales positivos y su tratamiento fue dejado bajo el criterio del medico veterinario responsable del hato.

Diagnostico de enfermedades

La definicion de las enfermedades presentadas durante el periodo de estudio se presenta a continuacion:

* Retencion de placenta: falla en la expulsion de membranas fetales mayor a 24 horas 20.

* Metritis: utero anormalmente aumentado de tamano y secrecion uterina purulenta detectable en vagina durante los primeros 21 dias posparto--.

* Mastitis clinica: leche visiblemente anormal. Inflamacion, enrojecimiento o dolor del cuarto afectado (22)

* Fiebre de leche: signos compatibles con fiebre de leche como incapacidad para incorporarse, debilidad muscular generalizada, decubito esternal o lateral y extremidades frias. Consecuente administracion de calcio Intravenoso y/o subcutaneo con respuesta favorable al tratamiento evaluada la por capacidad para levantarse y mantenerse en estacion (23).

* Alteraciones musculoesqueleticas: cojeras determinadas por un puntaje de locomocion [mayor que o igual a]2/5 (24), otros traumas o accidentes.

Analisis estadistico

La incidencia acumulada y semanal y la prevalencia total y semanal para cetosis clinica y subclinica fueron calculadas. La unidad de estudio fueron tanto la finca como el animal. Se realizo una encuesta a nivel de la finca y a nivel del animal. Se realizo estadistica descriptiva de las variables evaluadas en las encuestas. A nivel de animal, las variables evaluadas fueron: raza, edad (anos), numero de lactancias, duracion del preparto (dias), duracion del periodo seco (dias), promedio de produccion lactea (litros), condicion corporal (1-5/5) (19), asistencia al parto, sexo de la cria y presentacion de enfermedades concomitantes (retencion de placenta, mastitis, metritis, fiebre de leche, desordenes musculoesqueleticos).

A nivel de finca, las variables evaluadas fueron: numero de animales en produccion, tipo de suplementacion en preparto y lactancia, cantidad de concentrado, tipo de suplementos diferentes al concentrado en produccion y el tipo de pastura.

Se realizo una prueba de Kolmogorov-Smirnov (25) para determinar la normalidad de los datos, las variables que cumplieron este parametro fueron expresadas en razon de media y desviacion estandar. Los datos que no contaban con distribucion normal se expresaron en mediana y con rango inferior y superior.

Resultados

Se incluyeron 150 animales provenientes de 10 fincas ubicadas en el altiplano cundiboyacense, seleccionandose 15 animales por finca, enrolados al momento del parto. El promedio de la edad, numero de lactancias, dias de duracion del preparto y del periodo seco, produccion lactea y condicion corporal estan resumidos en la Tabla 1. De un animal, no estuvieron disponibles los datos de produccion lactea, por su bajo desempeno productivo durante las seis semanas del estudio, por lo cual, no fue incluido en el analisis de la produccion lactea.

El 31,3% eran animales de primera lactancia, el 22% de segunda lactancia, el 17,3% de tercera lactancia y el 29,3% eran animales con cuatro o mas lactancias. El 27,3% de los animales presentaba una condicion corporal baja al parto (CC<2,7), el 66,6% se encontraba en una condicion moderada (CC 2,7- 3) y el 6% restante se encontraba con una condicion alta (CC>3). En la Figura 1 se muestra la distribucion de los animales de acuerdo con la condicion corporal al parto.

El 76,7% de los animales eran de raza Holstein, el 20,6% eran cruces y el 2,7% pertenecian a otras razas como Normando y Jersey. El 10,6% de los partos fueron distocicos, el 44,6% de las crias fueron hembras, el 52,6% machos y el 2,6% fueron partos gemelares; del total de partos, el 6% de las crias murieron durante el parto.

El 41,3% de los animales presentaron alguna enfermedad durante el periodo de estudio. La distribucion de las enfermedades postparto se presenta en la figura 2.

En cuanto a la alimentacion, los pastos predominantes fueron el Kikuyo (Pennisetum clandestinum) y el Ray Grass (Lolium sp). Durante el preparto, en todas las fincas suministraban a las novillas 3 a 4 kg/dia de concentrado comercial por 30 dias antes de la fecha esperada de parto, mientras en las vacas, se suministraba concentrado preparto en la misma cantidad, con una variacion en la duracion del preparto de 20 a 30 dias. En cuanto a la suplementacion durante la lactancia, las novillas recibian entre 4 a 6 kg de concentrado y las vacas de 4 a 9 kg de concentrado al dia, ademas todas recibian sal mineralizada entre 80 a 120 gramos/dia junto con el concentrado. La informacion nutricional de los concentrados comerciales utilizados en lactancia y preparto se encuentra resumido en la tabla 2.

En siete de las fincas, suministraban otro tipo de suplementacion adicional al concentrado durante la lactancia como heno (en cuatro de los hatos), silo de avena, papa (Solanum tuberosum), harina de arroz o harina de maiz. En dos fincas, utilizaban levadura en forma liquida (Saccharomyces cerevisiae) a razon de 4 litros/dia.

Incidencia y prevalencia de la CSC y CC

En todos los hatos hubo casos positivos a CSC con una variacion de incidencia entre 6,66 y 46,66%, mientras la variacion entre hatos de CC estuvo entre 0-6,66%, presentandose solamente en cuatro de las fincas incluidas. La incidencia acumulada de cetosis subclinica y clinica fue de 25,3% y 3,33%, respectivamente. En la Figura 3 se muestra la distribucion de la incidencia semanal de la cetosis subclinica.

La distribucion de los casos positivos a cetosis subclinica es presentada en la Figura 4, solo dos novillas en primera lactancia fueron positivas para cetosis subclinica. En cuanto a la cetosis clinica (n=5), todos los casos pertenecian a animales con mas de tres lactancias, asi, 2 casos fueron animales de cuarta lactancia, dos de sexta lactancia y un caso de siete lactancias.

La prevalencia total de cetosis subclinica y clinica fue del 42,6% y 6%, respectivamente. En la figura 5, se muestra la distribucion semanal de la prevalencia de la cetosis subclinica, siendo mayor en la semana 4 con 10,6%. La semana de mayor prevalencia para la forma clinica de la entidad fue tambien durante la 4 semana postparto, con una prevalencia del 2,6%.

El 46,15% de los animales tuvieron un solo resultado positivo para cetosis durante todas las semanas del estudio, mientras el 53,8% tuvieron dos o mas resultados positivos, como se explica en la figura 6. Ninguno de los animales fue positivo durante todas las seis semanas del estudio y 13,15% de los animales con al menos un test positivo para cetosis subclinica fueron positivos para cetosis clinica tambien, aunque 4/5 de los animales positivos a cetosis clinica fueron positivos a cetosis subclinica en otra semana diferente y ninguno tuvo dos resultados positivos a cetosis clinica, excepto un solo animal fue positivo en 5 semanas consecutivas para cetosis clinica.

Discusion

La cetosis bovina es una enfermedad comun (26) que tiene un impacto importante sobre la produccion lactea (16, 27), un mayor riesgo de descarte temprano (28, 29), mayor predisposicion a otras enfermedades del periparto y un efecto negativo sobre la eficiencia reproductiva. Los costos de la enfermedad derivados de diagnostico, tratamiento y perdidas por descarte se han estimado alrededor de $289 dolares por animal, segun un modelo economico determinista desarrollado en Nueva York (Estados Unidos) (3). Debido a esto, se han realizado estudios observacionales para determinar la prevalencia o incidencia de la cetosis en los hatos productores de leche en Norteamerica y Europa desde los anos 80's; sin embargo, en Colombia a pesar de su importancia, se desconoce la situacion con respecto a esta entidad, por lo cual se hace importante determinar la presentacion de cetosis y para asi poder proponer el establecimiento de medidas preventivas necesarias.

En el presente estudio, el 68,7% de los animales incluidos eran vacas multiparas. Las vacas con dos o mas partos, estan en mayor riesgo de presentar cetosis (OR=2, P<0,01) (30), asociado al mayor nivel de produccion lactea; sin embargo, la importancia de incluir animales de primer parto esta en que la prevalencia de la enfermedad tambien ha sido determinada en estos animales, teniendo variaciones entre estudios desde 0,6 hasta 48% 4, 5. En esta investigacion, la incidencia de cetosis subclinica en animales de primer parto fue de 4,6%, comparada con la incidencia en vacas multiparas que fue de 31%, la cual a pesar de ser inferior a la que ocurre en las vacas de dos o mas partos, sigue siendo relevante en su impacto y al momento de desarrollar programas de prevencion y monitoreo de la enfermedad en el postparto (31).

La enfermedad que mas se presento durante el periodo de estudio fue la retencion de placenta (20,7%), similar a lo reportado en Pasto (Colombia) (15,8%) (32). La prevalencia en los animales con cetosis fue del 46,2%. La retencion de placenta ha sido asociada como factor de riesgo para la presentacion de cetosis (OR: 1,6 P<0,01) (33), por lo que su alta presentacion en este estudio lo hace uno de los principales factores a tener en cuenta para la prevencion de cetosis en la lactancia temprana.

En cuanto a metritis, la prevalencia encontrada (18%), esta acorde con lo reportado en otro estudio tambien realizado en Colombia, en el cual, la prevalencia fue del 17,4% (32), sin embargo, la prevalencia de metritis en los animales con cetosis fue mucho mayor (48,7%). Diversos estudios han determinado la presentacion de metritis como factor de riesgo para la presentacion de cetosis (9). En un estudio realizado por Berge & Vertenten (2014), aunque la prevalencia fue considerablemente menor (4,8%), el riesgo de desarrollar cetosis fue de 1,5 veces mayor en estos animales (OR: 1,5 P<0,03) en comparacion con los animales sanos (33).

La prevalencia observada de mastitis clinica (8,7%) fue menor a lo reportado en Colombia, donde la prevalencia fue del 18,4% (32). Los animales con cetosis mostraron una prevalencia del 17,8%, mas alta que la observada en la muestra. Existe cierta dicotomia a la relacion entre mastitis y cetosis, ya que la mastitis ha sido descrita tanto como un factor de riesgo para la presentacion de cetosis (33) y como una consecuencia de la hipercetonemia (34) en diversos estudios, en los que la causalidad de los eventos no ha sido claramente evidenciada. Asi, por ejemplo, en Colombia, Villa et al., (2017), no encontraron una correlacion estadistica entre el aumento en la concentracion de [beta]HB sanguineo postparto y el riesgo de infeccion intramamaria durante el primer mes de lactancia (OR: 0,25 IC 95%: -1.71 - 2,21) (8).

La incidencia de enfermedades infecciosas durante el postparto temprano en vacas con cetosis se ha atribuido al efecto del balance energetico negativo sobre la funcion inmune (35), por lo cual, animales con concentraciones elevadas de acidos grasos no esterificados (AGNEs) y [beta]HB durante el postparto temprano muestran una marcada disminucion en la funcion de polimorfonucleares caracterizada por una disminucion en la actividad de la mieloperoxidasa y en la reduccion citocromo c (36), lo cual puede considerarse asociada a la alta prevalencia de estas enfermedades de origen infeccioso durante el inicio de la lactancia.

La hipocalcemia puerperal tambien ha sido asociada con un mayor de riesgo de presentar cetosis (OR:2, P<0,01) (33). La presentacion de casos clinicos de hipocalcemia puerperal en todos los animales (3,3%) y en los animales con cetosis (7,7%), estuvo dentro de valores cercanos a otros estudios, en los cuales la prevalencia vario entre 4 al 7% (7, 17).

La baja presentacion de cojeras (3,3%), estuvo acorde con lo reportado en Europa (3,3%) (17), aunque fue menor a lo reportado en Pasto (Colombia), donde la prevalencia fue del 7,2% (32). Aunque en el presente estudio, la prevalencia de desordenes musculoesqueleticos en los animales con cetosis fue superior a la prevalencia total (7,7%). Sin embargo, la identificacion de casos clinicos de cojeras no era registrada con regularidad en las fincas involucradas en este estudio y la prevalencia presentada dependio de la observacion en cada visita realizada.

La prevalencia total de distocia (16%) y en los animales con cetosis (20,5%) fue comparable con la prevalencia reportada por Vallejo et al., (2017) (21.1%) (32). La presentacion de distocia ha sido asociada con un mayor riesgo de desarrollar cetosis durante la lactancia (OR: 6,59, P: 0,025) (27). La comparacion de la presentacion de distocia se hace dificil en los diferentes estudios, debido a la falta de homogeneidad en la definicion de distocia y en el grado de asistencia requerida al parto que fue clasificada como distocia.

La duracion periodo seco fue en promedio 80,5 dias (26-278). En el presente estudio, del 33,9% los animales tuvieron un periodo seco inferior a 60 dias, por causas como errores en la fecha posible de parto u olvido en el cambio de grupos. El acortamiento de la duracion del periodo seco, evita la sobrecondicion corporal al parto y disminuye la lipolisis y el balance energetico negativo en sistemas intensivos, en comparacion con animales con periodos secos de 56 y 90 dias (37), sin embargo, en el presente estudio el 20% de los animales con un periodo seco menor a 60 dias, fueron clasificados con una condicion corporal inferior a 2,7 al parto, por lo cual, el acortamiento del periodo seco, puede afectar el mejoramiento de la condicion durante el preparto.

En este estudio, el 46,6% de los animales tuvieron un periodo seco mayor a 65 dias, principalmente atribuido a problemas de fertilidad y a una baja produccion lactea que conllevo a secar animales mas temprano en la gestacion, sin embargo, fueron positivos a CSC el 41,6% de estos los animales y el 53,3% de los animales con un periodo seco [menor que o igual a] 65 dias, siendo alta la presentacion de cetosis entre ambos grupos, por lo cual, es posible que el alargamiento del periodo seco no sea un factor de riesgo como tal para el desarrollo de cetosis por no tener un impacto sobre la condicion corporal, ya que tan solo el 6,2% de una condicion al parto alta ([mayor que o igual a]3).

Garnsworthy, (2006) plantea un ideal entre 2,75 y 3, para animales en pastoreo con suplementacion en el preparto y la lactancia (38). En el presente estudio, el 66,6% de los animales tenian una condicion corporal dentro de los parametros ideales (2,7-3), pero el 27,3% tenian una condicion corporal baja (<2,7). Vacas con una condicion baja al parto, estan en mayor riesgo de problemas de salud, cojeras y descarte temprano (39). Por otro lado, solo el 6% de los animales tuvieron una condicion alta (>3), lo cual es deseable, debido a que los animales con sobrecondicion corporal tienen un menor consumo de materia seca, y mayor grado movilizacion grasa al parto con incremento de AGNE's y [beta]HB (37).

La incidencia acumulada de cetosis subclinica fue de 25,3%, la cual fue superior a la reportada (12%) en un estudio realizado en dos municipios de Caldas (Colombia) 8. Estudios epidemiologicos en Europa y Norteamerica han demostrados incidencias mas altas que los resultados del presente estudio, variando entre 45,1% (40) hasta 72% (5), En cuanto a estudios epidemiologicos en animales en pastoreo, tambien reportaron una incidencia mayor (66,5%) durante las primeras cinco semanas posparto en 15 hatos en Nueva Zelanda (41), lo cual pudo deberse a que a pesar de tener un diseno metodologico similar al presente estudio, difieren en la suplementacion durante la lactancia, asi solo en el 66,6% de los hatos en nueva Zelanda suministraron concentrado y en todos suministraron silo, mientras en el presente estudio en todos se suministraba concentrando y solo en el 30% silo. Asi, los animales alimentados con concentrado tienen un balance energetico negativo menor consecuencia de la mayor produccion de propionato en rumen (42, 43) mientras los alimentados con silo consumen una mayor cantidad de acido butirico que es metabolizado a butirato 44 ademas de un balance energetico negativo mayor por menor densidad energetica de la dieta (45).

La incidencia de cetosis clinica fue de 3,33 casos/100 vacas, lo cual fue parecida a lo reportado por Seifi et al., (2011) y McArt et al., (2012), quienes reportaron una incidencia de 3,7 (28) y 3,02% (16), respectivamente, diagnosticada, igual que en el presente trabajo, por concentraciones de [beta]HB sanguineo [mayor que o igual a]3 mmol/L. Por el contrario, la incidencia fue mayor en dos estudios realizados en Finlandia (5,3 y 7,3%) (46, 47) aunque en estos estudios, el diagnostico se realizo unicamente basado en signos clinicos (inapetencia, disminucion produccion lactea, depresion), lo cual, pudo sobreestimar la presentacion de la entidad.

La prevalencia total de cetosis subclinica fue del 42,6%, valores superiores a los encontrados en los estudios desarrollados en centro y Suramerica, en donde la prevalencia mas baja reportada fue en Argentina (10,3%) (9) y la mayor fue en Brasil durante en verano (22,8%) (11), en los cuales se utilizo el mismo metodo diagnostico que en el presente estudio, pero difieren en que los animales pertenecian a un solo hato, al igual que los estudios realizados en Costa Rica (13) y Chile (10), lo cual da una idea a nivel de hato unicamente.

La prevalencia de cetosis clinica fue del 6%, lo cual supera el 1,6% reportado en Europa (definida unicamente por signos clinicos) (33) y mas acorde con otro estudio en Europa donde la prevalencia fue del 3,7%, esta vez definida por signos clinicos y determinacion colorimetrica de cuerpos cetonicos en leche u orina (17) y a la prevalencia reportada en Costa Rica por determinacion de la concentracion sanguinea de [beta]HB >2.9 mmol/L (3,51%) (13).

El mayor numero de casos de cetosis subclinica ocurrieron durante la cuarta semana postparto, lo que difiere de los sistemas intensivos en Norteamerica y Europa, en los cuales, la mayor incidencia de cetosis subclinica se presento durante la primera semana de lactancia, siendo mayor al 5 dia en leche (16, 17, 40), sin embargo, de acuerdo a estudios realizados en sistemas productivos en pastoreo y menos intensivos, al igual que en el presente estudio, la mayor incidencia ocurrio mas tarde en la lactancia, hacia la 3 y 4 semana posparto (41, 48), lo cual puede deberse a las diferencias entre el tipo de alimentacion y el nivel de produccion lactea de los sistemas intensivos, que conllevan a un balance energetico negativo mas temprano, por los altos requerimientos energeticos al inicio de la lactancia que en los sistemas de pastoreo, donde el grado de lipolisis y cetogenesis para suplir los requerimientos, se hacen mas importante cerca al pico de lactancia.

El 43,6% de los animales tuvieron una sola prueba positiva, mostrando una resolucion sin tratamiento de la enfermedad. Sin embargo, el 30,7% de los animales tuvieron resultados positivos en semanas no consecutivas, posiblemente por una resolucion sin tratamiento, que por una falla en los mecanismos homeostaticos y un inadecuado consumo de materia seca, reincidio durante la misma lactancia (1). El 33,3% de los animales tuvieron entre dos y cinco resultados positivos en semanas consecutivas, por lo cual, la duracion media de cetosis fue de 2,5 semanas, similar a lo reportado por Dohoo & Martin, (1984), para quienes la duracion media de la enfermedad fue de 16 dias (6), lo que difiere con una duracion entre 3 y 5 dias descrita mas recientemente (16, 49), aunque en estos estudios el muestreo se realizo diariamente o dos veces por semana, por lo cual, la comparacion en la duracion no se hace totalmente equiparable.

En conclusion, la cetosis subclinica fue una enfermedad con alta incidencia (25,3%) y prevalencia (42,6%) durante las primeras semanas postparto en los hatos lecheros estudiados, especialmente durante la cuarta semana posparto mientras que la incidencia de cetosis clinica no fue tan relevante en el presente estudio. La enfermedad fue mas prevalente en las vacas multiparas, principalmente en las vacas de tercera lactancia. Las enfermedades mas importantes durante el postparto fueron la retencion de placenta y la metritis. El 89,7% de los animales positivos a cetosis presentaron, ademas, otra enfermedad concomitante principalmente metritis y retencion de placenta (48,7 y 46,1%, respectivamente). Este es el primer reporte de la incidencia y la prevalencia de cetosis subclinica, clinica en Colombia.

Limitaciones del estudio

La principal limitacion del estudio fue el muestreo por conveniencia, involucrando solamente 10 hatos, de acuerdo con la voluntad de participar de los propietarios, lo cual afecta la validez externa del estudio. Otra limitacion de estudio deriva de la frecuencia de muestreo, que, al ser semanal, no permitio conocer con precision la duracion de la enfermedad, ademas de la posibilidad de haber subestimado la incidencia de la enfermedad, al no detectar animales positivos entre muestreos, sin embargo, esto requiere un estudio con una mayor frecuencia de muestreo que implica mayores costos ademas de una mayor colaboracion por parte de los hatos participantes, debido al tiempo adicional que involucran los muestreos, sobre las labores diarias en los hatos.

Referencias

(1.) Herdt TH. Ruminant Adaptation to Negative Energy Balance. Vet Clin North Am Food Anim Pract. 2000 Jul; 16 (2): 215-30.

(2.) Duffield T. Subclinical Ketosis in Lactating Dairy Cattle. Vet Clin North Am Food Anim Pract [Internet]. 2000 Jul; 16 (2): 231-53.

(3.) McArt J, Nydam D, Overton M. Hyperketonemia in early lactation dairy cattle: a deterministic estimate of component and total cost per case. J Dairy Sci [Internet]. 2015 Mar 1; 98 (3): 2043-54.

(4.) Rasmussen LK, Nielsen BL, Pryce JE, Mottram TT, Veerkamp RF. Risk factors associated with the incidence of ketosis in dairy cows. Anim Sci. 1999; 68 (Pt3): 379-86.

(5.) Ruoff J, Borchardt S, Mahrt A HW. Effects of Hyperketonemia within the First Six Weeks of Lactation on Milk Production and Reproductive Performance. J Adv dairy Res. 2016; 4 (4): 1-8.

(6.) Dohoo IR, Martin SW. Subclinical ketosis: prevalence and associations with production and disease. Can J Comp Med. 1984 Jan; 48 (1): 1-5.

(7.) McLaren CJ, Lissemore KD, Duffield TF, Leslie KE, Kelton DF, Grexton B. The relationship between herd level disease incidence and a return over feed index in Ontario dairy herds. Can Vet J. 2006 Aug; 47 (8): 767-73.

(8.) Villa-Arcila NA, Duque-Madrid PC, Sanchez-Arias S, Rodriguez-Lecompte JC, Ratto MH, Sanchez J, et al. Butyrate concentration before and after calving is not associated with the odds of subclinical mastitis in grazing dairy cows. Livest Sci. 2017 Apr 1; 198: 195-200.

(9.) Garro CJ, Mian L, Cobos Roldan M. Subclinical ketosis in dairy cows: prevalence and risk factors in grazing production system. J Anim Physiol Anim Nutr (Berl) [Internet]. 2014 Oct 1; 98 (5): 838-44.

(10.) Cucunubo LG, Wittwer F, Noro M, Strieder-Barboza C. Diagnostico de cetosis subclinica y balance energetico negativo en vacas lecheras mediante el uso de muestras de sangre, orina y leche. Rev Cient. 2013; XXIII (2):111-9.

(11.) Moreira TF, Facury Filho EJ, Meneses RM, Mendonca FLM, Lima JAM, Carvalho AU. Energetic status of crossbreed dairy cows during transition period in two different seasons. Arq Bras Med Veterinaria e Zootec [Internet]. 2015 Oct; 67 (5): 1327-34.

(12.) Dohoo I, Martin W, Stryhn H. Veterinary epidemiologic research [Internet]. Atlantic Veterinary College, University of Prince Edward Island; 2003. 706 p.

(13.) Saborio-Montero A, Sanchez JM et al. Prevalencia y factores de riesgo relacionados con la cetosis clinica y subclinica tipo I y II en un hato de vacas Jersey en Costa Rica. Agron Costarric. 2013; 37(2): 17-29.

(14.) Iwersen M, Falkenberg U, Voigtsberger R, Forderung D, Heuwieser W. Evaluation of an electronic cowside test to detect subclinical ketosis in dairy cows. J Dairy Sci [Internet]. 2009 Jun 1; 92 (6): 2618-24.

(15.) Konkol K, Godden S, Rapnicki P, Overton M. Validation of a rapid cow-side test for the measurement of blood beta-hydroxybutyrate in fresh cows. In: Proc 42nd Annual Conf Am Assoc Bovine Pract, Omaha, NE. 2009.

(16.) McArt J, Nydam D, Oetzel G. Epidemiology of subclinical ketosis in early lactation dairy cattle. J Dairy Sci. 2012; 95 (9): 5056-66.

(17.) Suthar V, Canelas-Raposo J, Deniz A, Heuwieser W. Prevalence of subclinical ketosis and relationships with postpartum diseases in European dairy cows. J Dairy Sci. 2013 May 1; 96 (5): 2925-38.

(18.) Oetzel G. Monitoring and testing dairy herds for metabolic disease. Vet Clin North Am Food Anim Pract. 2004; 20 (3): 651-74.

(19.) Edmonson AJ, Lean IJ, Weaver LD, Farver T, Webster G. A Body Condition Scoring Chart for Holstein Dairy Cows. J Dairy Sci. 1989; 72 (1): 68-78.

(20.) Gilbert RO. Management of Reproductive Disease in Dairy Cows. Vet Clin North Am Food Anim Pract. 2016 Jul 1; 32 (2): 387-410.

(21.) Sheldon IM, Lewis GS, LeBlanc S, Gilbert RO. Defining postpartum uterine disease in cattle. Theriogenology. 2006 May 1; 65 (8): 1516-30.

(22.) Pinzon-Sanchez C, Ruegg PL. Risk factors associated with short-term post-treatment outcomes of clinical mastitis. J Dairy Sci. 2011 Jul 1; 94 (7): 3397-410.

(23.) DeGaris PJ, Lean IJ. Milk fever in dairy cows: A review of pathophysiology and control principles. Vet J. 2008 Apr; 176 (1): 58-69.

(24.) Sprecher DJ, Hostetler DE, Kaneene JB. A lameness scoring system that uses posture and gait to predict dairy cattle reproductive performance. Theriogenology. 1997 pr 15; 47 (6): 1179-87.

(25.) Daniel W. Bioestadistica: Base para el analisis de las ciencias de la salud. 3th ed. Limusa E, editor. 1991. 665 p.

(26.) McSherry BJ, Maplesden DC, Branion HD et al. Ketosis in Cattle-a Review. Can Vet J. 1960 May; 1 (5): 208-13.

(27.) Duffield T, Lissemore KD, McBride BW, Leslie KE. Impact of hyperketonemia in early lactation dairy cows on health and production. J Dairy Sci. 2009 Feb 1; 92 (2): 571-80.

(28.) Seifi HA, LeBlanc SJ, Leslie KE, Duffield TF. Metabolic predictors of post-partum disease and culling risk in dairy cattle. Vet J. 2011; 188 (2): 216-20.

(29.) Raboisson D, Mounie M, Maigne E. Diseases, reproductive performance, and changes in milk production associated with subclinical ketosis in dairy cows: A meta-analysis and review. J Dairy Sci. 2014; 97 (12): 7547-63.

(30.) Vanholder T, Papen J, Bemers R, Vertenten G, Berge A. Risk factors for subclinical and clinical ketosis and association with production parameters in dairy cows in the Netherlands. J Dairy Sci. 2015 Feb; 98 (2): 880-8.

(31.) Santschi DE, Lacroix R, Durocher J, Duplessis M, Moore RK, Lefebvre DM. Prevalence of elevated milk [beta]-hydroxybutyrate concentrations in Holstein cows measured by Fourier-transform infrared analysis in Dairy Herd Improvement milk samples and association with milk yield and components. J Dairy Sci. 2016 Nov 1; 99 (11): 9263-70.

(32.) Vallejo D, Benavides C, Morillo D, Astaiza J, Chaves C. Efecto de las enfermedades en posparto temprano sobre el intervalo parto concepcion: estudio de cohorte en vacas lecheras de Pasto, Colombia. CES Med Vet y Zootec. 2017; 12 (1): 33-43.

(33.) Berge A, Vertenten G. A field study to determine the prevalence, dairy herd management systems, and fresh cow clinical conditions associated with ketosis in western European dairy herds. J Dairy Sci. 2014; 97 (4): 2145-54.

(34.) Suriyasathaporn W, Heuer C, Noordhuizen-Stassen EN, Schukken YH. Hyperketonemia and the impairment of udder defense: a review. Vet Res. 2000 Jul 1; 31 (4): 397-412.

(35.) LeBlanc S. Monitoring metabolic health of dairy cattle in the transition period. J Reprod Dev. 2010 Jan; 56 Suppl: S29-35.

(36.) Hammon DS, Evjen IM, Dhiman TR, Goff JP, Walters JL. Neutrophil function and energy status in Holstein cows with uterine health disorders. Vet Immunol Immunopathol. 2006 Sep 15; 113 (1-2): 21-9.

(37.) Weber C, Losand B, Tuchscherer A, Rehbock F, Blum E, Yang W, et al. Effects of dry period length on milk production, body condition, metabolites, and hepatic glucose metabolism in dairy cows. J Dairy Sci. 2015 Mar 1; 98(3): 1772-85.

(38.) Garnsworthy P. Body condition score in dairy cows: targets for production and fertility. En: Recent Advances in Animal Nutrition.29 ed. Reino Unido: Nottingham University Press; 2006. p. 61-86.

(39.) Hoedemaker M, Prange D, Gundelach Y. Body Condition Change Ante- and Postpartum, Health and Reproductive Performance in German Holstein Cows. Reprod Domest Anim. 2009 Apr; 44 (2): 167-73.

(40.) Duffield T, Sandals D, Leslie KE, Lissemore K, McBride BW, Lumsden JH, et al. Efficacy of Monensin for the Prevention of Subclinical Ketosis in Lactating Dairy Cows. J Dairy Sci. 1998 Nov 1; 81 (11): 2866-73.

(41.) Compton C, Young L, McDougall S. Subclinical ketosis in post-partum dairy cows fed a predominantly pasture-based diet: defining cut-points for diagnosis using concentrations of beta-hydroxybutyrate in blood and determining prevalence. N Z Vet J. 2015 Sep 3; 63 (5): 241-8.

(42.) Reist M, Erdin D, von Euw D, Tschuemperlin K, Leuenberger H, Delavaud C, et al. Concentrate Feeding Strategy in Lactating Dairy Cows: Metabolic and Endocrine Changes with Emphasis on Leptin1,2. J Dairy Sci [Internet]. 2003 May 1; 86 (5): 1690-706.

(43.) Kokkonen T, Tesfa A, Tuori M, Syrjala-Qvist L. Concentrate feeding strategy of dairy cows during transition period. Livest Prod Sci. 2004 Mar 1; 86 (1-3): 239-51.

(44.) Andersson L, Lundstrom K. Effect of Feeding Silage with High Butyric Acid Content on Ketone Body Formation and Milk Yield in Postparturient Dairy Cows. Zentralblatt fur Veterinarmedizin R A. 1985 May 13; 32 (1-10): 15-23.

(45.) Van Hoeij RJ, Dijkstra J, Bruckmaier RM, Gross JJ, Lam TJGM, Remmelink GJ, et al. The effect of dry period length and postpartum level of concentrate on milk production, energy balance, and plasma metabolites of dairy cows across the dry period and in early lactation. J Dairy Sci. 2017 Jul; 100 (7): 5863-79.

(46.) Mantysaari EA, Grohn YT, Quaas RL. Clinical Ketosis: Phenotypic and Genetic Correlations Between Occurrences and with Milk Yield. J Dairy Sci. 1991 Nov 1; 74 (11): 3985-93.

(47.) Grohn Y, Thompson JR, Bruss ML. Epidemiology and genetic basis of ketosis in Finnish Ayrshire cattle. Prev Vet Med. 1984 Oct 1; 3 (1): 65-77.

(48.) Daros RR, Hotzel MJ, Bran JA, LeBlanc SJ, von Keyserlingk MAG. Prevalence and risk factors for transition period diseases in grazing dairy cows in Brazil. Prev Vet Med. 2017 Sep; 145: 16-22.

(49.) Mahrt A, Burfeind O, Heuwieser W. Evaluation of hyperketonemia risk period and screening protocols for early-lactation dairy cows. J Dairy Sci. 2015 May; 98 (5): 3110-9.

Adriana Marcela Garzon Audor [1] *, [mail], MV; Olimpo Juan Oliver Espinosa [2], [mail] MV, MSc, DVSc' CvLAC

Filiacion:

* Autor para correspondencia: Adriana Marcela Garzon Audor. amgarzona@unai.edu.co

[1, 2] Universidad Nacional de Colombia, Bogota; 2 Director del grupo de investigacion de Medicina de Grandes Animales. Profesor asociado. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Nacional de Colombia, Bogota.

Leyenda: Figura 1. Condicion corporal al parto (CC: Todos los animales, CC NC: Animales negativos a cetosis, CC C: Animales positivos a cetosis).

Leyenda: Figura 3. Incidencia semanal de cetosis subclinica.

Leyenda: Figura 5. Prevalencia semanal de cetosis subclinica.
Tabla 1. Estadistica descriptiva de los 150 animales
enrolados en el estudio.

Parametro                        Total               Cetosis

Edad (anos)                 3,9 (2 - 13,8)       6 (2,2 - 13,8)
Numero de Lactancias          2 (1 - 11)            4 (1- 11)
Periodo seco (dias)          64 (26 - 278)       72,5 (50 - 209)
Produccion lactea (Lts)    27,1 [+ o -] 6,3     25,9 [+ o -] 5,8
Tamano hato (cabezas)     153,1 [+ o -] 57,8    147 [+ o -] 56,3
Condicion Corporal *         2,8 (1,8 - 4)        2,8 (1,8 - 4)

Parametro                      No cetosis

Edad (anos)                  3,4 (2 - 11,1)
Numero de Lactancias            2 (1-10)
Periodo seco (dias)           63 (26 -278)
Produccion lactea (Lts)    31,3 [+ o -] 6,4
Tamano hato (cabezas)     175,2 [+ o -] 58,12
Condicion Corporal *          2,8 (2 -3,5)

* Escala 1-5/5 (19)

Tabla 2. Descripcion de la composicion de los concentrados
comerciales utilizados como suplemento preparto y en
lactancia en los 10 hatos incluidos en el estudio.

Composicion        Preparto            Lactancia

PC            14,5 [+ o -] 0,5     15,6 [+ o -] 1,6
Grasa          3,2 [+ o -] 0,5      5 [+ o -] 1,2
EM            No disponibte (ND)   1,7 [+ o -] 0,1
Fibra          11 [+ o -] 4,6      11,6 [+ o -]0,8
Catcio                1                    2
Fosforo              0,5                  0,5
Ceniza        12,2 [+ o -] 2,2     11,4 [+ o -] 1,8

Figura 2. Entidades presentadas durante las primeras seis semanas
postparto (RP: Retencion de placenta, FL: Fiebre de leche, MES:
Desordenes musculoesqueleticos).

           Todos   No cetosis   Cetosis

RP         20.7%     11.7%       46.2%
MASTITIS    8.7%      5.4%       17.9%
METRITIS   18.0%      7.2%       48.7%
FL          3.3%      1.8%        7.7%
MES         4.0%      2.7%        7.7%
NINGUNA    58.7%     75.7%       10.3%

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 4. Distribucion de los casos positivos a cetosis
subclinica de acuerdo con el numero de lactancias.

No. Lactancias   % Animales con cetosis subclinica

11                2.6%
10                2.6%
9                 2.6%
8                 5.3%
7                13.2%
6                15.8%
5                 7.9%
4                13.2%
3                21.1%
2                10.5%
1                 5.3%

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 6. Numero de resultados positivos por animal para
la cetosis subclinica y clinica.

1   46.2%
2   25.6%
3   20.5%
4    2.6%
5    5.1%

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.
COPYRIGHT 2018 Universidad del CES
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Articulo de investigacion
Author:Garzon Audor, Adriana Marcela; Oliver Espinosa, Olimpo Juan
Publication:Revista CES Medicina Veterinaria y Zootecnia
Date:May 1, 2018
Words:6741
Previous Article:Presencia de Salmonella spp. en tortugas de rio en cautiverio y en libertad en Uraba, Colombia.
Next Article:El kikuyo, una graminea presente en los sistemas de rumiantes en tropico alto colombiano.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters