Printer Friendly

Impacto de Amauta en la prensa minera de Morococha (1926-1930).

Impact of Amauta In the Morococha Mining Press (1926-1930)

UNA REVISTA Y UN PROYECTO POLITICO

En la nota editorial del primer numero de la revista Amauta--setiembre 1926--Jose Carlos Mariategui testimonio: <<Yo vine de Europa con el proposito de fundar una revista mi esfuerzo se ha articulado con el de otros intelectuales y artistas que piensan y sienten parecidamente a mi es la voz de un movimiento y de una generacion>>. Ampliando dicho mensaje, Martinez de la Torre senalo que Mariategui <<no solo trajo de Europa la decision de fundar una revista. Tambien, un partido: el partido de clase del proletariado peruano. Dentro de su plan, la revista debia servir de antesala, de medio orientador a su proposito>>. Destaca que para dicho fin Mariategui necesito despertar la conciencia politica entre la clase obrera del Peru, <<Queria hacer de ellos una fuerza (laboral) consciente de su fuerza (politica)>> (1).

La eleccion del nombre de la revista lo situa dentro de una postura autoctonista, muy a pesar de la acusacion de europeista. Mariategui en la nota editorial del numero 1 de la revista Amauta, escribe: <<El titulo ( ) traduce ( ) nuestro homenaje al incaismo ( ) la palabra Amauta adquiere con esta revista una nueva acepcion>>. Luis Alberto Sanchez recalca que Mariategui: << defendia la cuestion de autoctonia, ya enamorado del vocablo amauta>> (2). Vision autoctonista que integro a personalidades tan dispares que participarian en la revista de vanguardia, dentro de una concertacion de voluntades para llevar a cabo el proyecto politico de <<crear un Peru nuevo dentro de un mundo nuevo>>. Mariategui logro unir el conjunto de personalidades dentro de un organo de expresion invitandolos a participar en un nuevo tipo de periodismo: una herramienta comunicativa para educar y crear un circuito de cultura popular entre sus lectores diferenciando dos criterios sobre prensa escrita: de doctrina e informacion.

Mariategui senalo que la revista Amauta, <<se orienta cada vez hacia el tipo de revista de doctrina>> (3): le correspondia educar y difundir la doctrina marxista entre sus lectores, senalaba que <<una revista de doctrina, no esta en el mismo caso de una revista de informacion>>. Fundo el quincenario Labor en noviembre de 1928 indicando que <<tiende al tipo de periodico de informacion>>, cuya linea editorial expresaba una cronica de ideas, vulgarizacion informativa sobre cultura, cuestiones internacionales, organizacion y formacion de un nuevo tipo de sindicalismo obrero, el problema agrario--el latifundismo--, temas de educacion, cultura entre otros muchos.

El compromiso politico asumido por Mariategui le ocasiono prision y clausura temporal de Amauta, a pocos meses de salir en circulacion. Ricardo Martinez de la Torre describe dicho <<accidente de trabajo>>:

En los primeros dias de junio de ese ano aparecio el No 9 de Amauta", dedicado a la accion contra el imperialismo. Como todos los articulos estaban dentro de una linea de enjuiciamiento de la penetracion yanqui en nuestro pais, y en el resto de America, la Embajada de los Estados Unidos presiono al Gobierno de Leguia para que suspendiera la revista y persiguiese a sus redactores y colaboradores (4).

La intervencion policial durante una reunion de la Federacion Obrera Grafica fue anunciada por el gobierno de Augusto B. Leguia como un <<complot comunista>>. Los participantes en dicha reunion --obreros, intelectuales y estudiantes--fueron confinados en la isla penal El Fronton, para luego sufrir exilio, aludiendolos como <<comunistas criollos>>. Debido a su precario estado de salud, Jose Carlos Mariategui fue recluido en el Hospital Militar San Bartolome. El Ministerio de Gobierno proporciono a los diarios de la capital cartas de exiliados peruanos para justificar el atropello cometido. El diario La Prensa (5) sindico a Mariategui de ser <<uno de los mas activos dirigentes del comunismo en Lima>> (6), acusacion que fue respondida publicamente por el agraviado en una carta enviada al mismo diario, tal como refiere Martinez de la Torre:

1 Acepto integramente la responsabilidad de mis ideas, expresadas claramente en mis articulos de las revistas nacionales o extranjeras en que colaboro o de la revista Amauta", fundada por mi en setiembre ultimo, con fines categoricamente declarados en su presentacion; pero rechazo en modo alguno las acusaciones que me atribuyen participacion en un plan o complot folletinesco de subversion.

2 Remito a mis acusadores a mis propios escritos, publicos o privados, de ninguno de los cuales resulta que yo, marxista convicto y confeso,--y como tal, lejano de utopismos en la teoria y en la practica--me entretenga en confabulaciones absurdas, como aquella que la policia pretende haber sorprendido y que tampoco aparece probada por ninguno de los documentos publicados (7).

La clausura temporal de la revista Amauta no lo alejo de sus lectores; la solidaridad internacional y el respaldo a su Director por intelectuales de Europa y America, desmorono la trama del gobierno de Leguia. Al salir nuevamente en circulacion la revista, Mariategui en la nota editorial <<Segundo acto>>8, establecio que Amauta <<cribara a los hombres de la vanguardia--militantes y simpatizantes--hasta separar la paja del grano. Producira o precipitara un fenomeno de polarizacion y concentracion entre los trabajadores>> (9). Declaracion de principios cuyo principal objetivo fue <<esclarecer y conocer los problemas peruanos desde puntos de vista la doctrinarios y cientificos>>, mision en la que emplearia todos sus esfuerzos hasta culminar con su temprano deceso.

AMAUTA Y LABOR EN MOROCOCHA

Morococha considerada una <<ciudad minera>> ha sido trasladada a 5 kilometros respecto a su ubicacion original. Actualmente la empresa Chinalco (republica popular China) viene realizando el tajo abierto <<Toromocho>> para extraer mineral en alta concentracion, proyecto que destruye todo el conjunto monumental historico. Desde la epoca colonial ya se extraia mineral de plata en forma de <<pinas>> y se le procesaba mediante tecnicas ancestrales andinas: concentracion en pozas y fundicion mediante el uso de huayra (horno). Durante la Republica--1860--, se constituyo la <<Hacienda Mineral Tucto>> propiedad de Carlos Pflucker. Procesaba principalmente cobre y plata utilizando aun tecnicas antiguas. Antonio Raimondi describe las condiciones insalubres del trabajo en las minas y brinda una completa descripcion del distrito. Desde 1902 las concesiones mineras en Cerro de Pasco y luego las de Morococha fueron compradas por un <<sindicato>> de accionistas norteamericanos10, para luego en 1915 constituirse en Cerro de Pasco Copper Corporation. Morococha fue reconocida como distrito de la provincia de Yauli mediante ley 683 del 26 de octubre de 1907.

Al retornar al Peru--como dijimos anteriormente--Mariategui ejecutaba un premeditado plan para fundar y consolidar el Partido Socialista que representase a sectores populares, entre ellos: obreros textiles, mineros del Centro y campesinos. La penetracion y consolidacion del capital norteamericano en areas productivas vitales como mineria, petroleo, textiles y agroindustria genero la concentracion de una enorme masa laboral e hizo emerger un nuevo tipo de clase obrera, la cual paulatinamente fue apartandose de influencias del anarco-sindicalismo y acogiendo el sindicalismo revolucionario de orientacion marxista.

El Acta de Fundacion y Programa del Partido Socialista senalaba como tarea inmediata: <<la organizacion y educacion del proletariado es con la del proletariado agricola una de las cuestiones que se plantean>>, compromiso que requeria todo el esfuerzo y dedicacion para atraer, organizar y dirigir mediante un partido politico.

La captacion y organizacion de trabajadores mineros pasaba por establecer vinculos solidos para difundir ideas revolucionarias entre ellos. Mariategu senalo que tanto La Oroya como Morococha <<constituyen puntos donde ventajosamente puede operar la propaganda clasista>>11. Estos centros mineros representaban importancia estrategica en la economia mundial de los metales, dado que Cerro de Pasco Copper Corporation influenciaba en el mercado mundial del cobre y la plata.

La revista Amauta desde su primer numero ya circulaba en Morococha. Esto se debio a la amistad que Mariategui mantuvo con miembros de la colonia italiana afincados en Jauja y Morococha, entre ellos se encontraba Carlo Pezzutti, quien regentaba una libreria en Morococha. Esto le permitio relacionarse con trabajadores e intelectuales en Morococha, Jauja, Cerro de Pasco y Huancayo. En la necesidad de consolidar nuevos vinculos organicos con dichos trabajadores, Mariategui envio a las minas al dirigente textil Julio Portocarrero (12), despues continuarian con dicha labor Antonio Navarro Madrid, Julio y Jorge del Prado. El testimonio que brinda Portocarrero recogido por Derpich e Israel (13) confirmo que viajo a Morococha bajo ordenes de Mariategui. Las incidencias en el cumplimiento de dicha tarea organizativa puede leerse en sus memorias. Escribe:
   Este trabajo de organizacion de la central de los trabajadores era
   nuestra principal preocupacion. Y estaba en esta labor, cuando
   Marietegui me dijo que debia de viajar al campamento minero de
   Morococha.

   Realice el viaje, con el proposito de verme con Gamaniel Blanco y
   Adrien Sovero, y conversar sobre la constitucion del sindicato alle
   en Morococha. Ellos dos estaban vinculados con Mariategui por carta
   y se encargaban de distribuir Amauta y Labor en la zona. Blanco era
   maestro de la escuela de Morococha, y Adrien Sovero trabajaba en la
   mina. En esos momentos era necesario abandonar la antigua idea
   acerca de como debia estar constituida la organizacion sindical. No
   podia ser a la manera antigua, segun la cual se organizaba el
   sindicato y ahi se quedaba. Debia aspirarse a la formacion de la
   Federacion de Trabajadores Mineros. Para ello tenia que extenderse
   la labor hacia La Oroya, hacia Cerro de Pasco, para poder formar,
   con los sindicatos de esos lugares, la Federacion de Trabajadores
   Mineros del Peru (Las negritas son nuestras) (14).


Gamaniel Blanco y Adrian C. Sovero fundaron la Sociedad Pro-cultura nacional, en la mision de educar y elevar la conciencia politica de los trabajadores mineros, proveyendolos de cultura revolucionaria para la defensa de sus derechos e intereses. Esta organizacion cultural obrera nombro a Mariategui como su secretario general honorario y representante en Lima (15). Funciono como un centro cultural obrero que auspiciaba el autodidactismo entre sus participantes.

LA <<CATASTROFE MINERA>> DEL 5 DE DICIEMBRE DE 1928

La importancia de la revista Amauta y Labor se acrecento entre la poblacion minera tras divulgarse las noticias de la inundacion de la laguna Morococha en la galeria <<Maria Elvira>> y la muerte de 32 trabajadores. Se evidenciaba la responsabilidad de Geo B. Dillimgham, superintendente de Morococha, por exigir la perforacion de una chimenea de ventilacion que salia directamente al lecho de la laguna, ocurriendo la inundacion en la galeria <<Maria Elvira>> y socavones adyacentes.

Coordinadamente, tanto en Amauta No 19 como en Labor no 4 se difunde en primera plana: <<Como se produjo la catastrofe de Morococha>>. Noticia acompanada con denuncias y aclaraciones respecto a versiones confusas que propalaron los diarios en Lima--la capital de Peru--y la region del centro del Peru. Abelardo Solis denuncia que:
   Todas las informaciones, no obstante, se han limitado a describir
   la magnitud de la catastrofe y a consignar diversas versiones sobre
   la forma en que se produjo el derrumbe e inundacion de las minas de
   la Cerro de Pasco Copper Corporation. Pero nadie habra leido una
   sola informacion en la que se exprese concretamente la causa
   principal del accidente y su caracter culposo. Parece que el miedo
   o cualquier otro sentimiento o convencionalismo ha impedido a los
   periodistas el senalar a los culpables de esa catastrofe y de
   informar detalladamente sobre la culpabilidad que ha habido en la
   realizacion de ese accidente minero (16).


Tratamiento de la noticia que genero dudas sobre la credibilidad en muchos diarios y del tipo de periodismo que ejercian los diarios de mayor circulacion en la capital (17).

Mariategui en Amauta No 19 de deja establecida las responsabilidades de los directivos norteamericanos, confronta la necesidad de informar <<frente a toda la prepotencia de esta empresa. Habituada a tratar con insolente desprecio los derechos de sus trabajadores indigenas >> (18). Abelardo Solis en el No 22 establece las responsabilidades penales de la empresa norteamericana y enfatiza que: <<el capital extranjero que explota las riquezas mineras del pais, paga al Peru en salarios y tributos una suma muy modesta, en proporcion a sus utilidades>> (19). Sobre dicha catastrofe, hay sospechas que no fue un <<accidente por negligencia>>, sino que se trato de un <<acto calculado>> con el fin de descargar la laguna, eliminando el problema de filtracion e inundacion de sus aguas para abaratar los costos de produccion. Despues de la <<catastrofe>> se acrecento la ganancia economica de la compania norteamericana, muy a pesar de la perdida de vidas. Dicha bonanza economica subitamente se detuvo por el crack economico de octubre de 1929.

Si bien la valentia del Director de Amauta por difundir esta noticia y dejar en evidencia el absoluto servilismo del gobierno leguiista ante el capital yanqui--muy a pesar que meses antes ya habia sufrido clausura temporal--elevo su prestigio e importancia entre la poblacion, como prensa independiente que informo con mucha objetividad las desastrosas condiciones laborales que sufrian los mineros ante el capital foraneo.

LA HUELGA MINERA DE 1929

Los esfuerzos de Mariategui por organizar a los mineros de Morococha se evidencio durante la huelga del 10 de octubre de 1929. Se establecio un Comite Obrero de Reclamos que presento un pliego de peticiones al Superintendente de Morococha, Alexander McHardy, siguiendo los procedimientos y normas legales imperantes en 192920. La huelga estuvo motivada tras la decision del superintendente de reducir el salario de los lamperos de mina y el despido arbitrario de 50 trabajadores, a los cuales, la empresa norteamericana se nego a reconocerles el pasaje de regreso a sus pueblos de origen, en el valle del Mantaro.

La paralizacion laboral inmediatamente afecto economicamente a la compania norteamericana. El gobierno de Leguia envio un destacamento de cien policias para resguardar las instalaciones mineras ante la acusacion del Prefecto de Junin que dicha huelga <<incitaba a la poblacion a una rebelion>>. Se busco provocar algun incidente para justificar una brutal represion en contra de los lideres obreros y quebrar la huelga que dirigian. La disciplina obrera y la experiencia de sus lideres evito el fracaso de la paralizacion. El Gerente General de la compania norteamericana, ante la firmeza de la huelga, debio reconocer que debian respetarse los procedimientos legales laborales que regian en Peru, aceptando negociar de mala gana el pliego petitorio planteado en la ciudad de Lima.

Esta huelga tuvo el asesoramiento directo de Mariategui tal como se aprecia en la carta que dirigio a Moises Arroyo Posadas:
   Excelente y oportuno el volante solicitando la solidaridad de los
   mineros de Cerro de Pasco, La Oroya, etc., para sus companeros de
   Morococha. Ha estado en Lima el Comite de Morococha, pero no ha
   conseguido el exito que esperaba en sus gestiones. La empresa se
   niega a conceder el aumento. Y el gobierno por supuesto la ampara.--
   Lo que interesa, ante esto, es que los obreros aprovechen la
   experiencia de su movimiento, consoliden y desarrollen su
   organizacion, obtengan la formacion en La Oroya, Cerro de Pasco y
   demas centros mineros del departamento de secciones del sindicato,
   etc. No deben caer, por ningun motivo, en la trampa de una
   provocacion. A cualquier reaccion desatinada, seguiria una
   represion violenta. (...)

   Conviene que converse Ud. sobre esto con el companero [Abelardo]
   Solis y que escriba a Morococha. Digale a Solis que el acta de
   fundacion de la Federacion de Trabajadores del Centro, con sede en
   Morococha, dejaba pendiente la constitucion de la organizacion
   especial de los mineros. En vista de esto, el Comite ha deliberado
   la constitucion del sindicato de mineros y fundidores del centro.
   El sindicato de mineros y fundidores del centro sera, ademas, el
   punto de partida de la Federacion de Mineros del Peru (21).


En el transcurso de la huelga los delegados mineros se trasladaron a Lima para gestionar el reconocimiento oficial como Comite Central de Reclamos ante el Ministerio de Fomento (22), tambien visitaron a Mariategui, tal como se muestra en la imagen adjunta. Destaca la camaraderia entre Mariategui y Gamaniel Blanco. A ambos los unia la misma trayectoria como autodidactas y como periodistas. Mientras Mariategui trabajo como cronista parlamentario, Blanco fue corresponsal y redactor del diario El minero de Cerro de Pasco. La evolucion intelectual de Blanco se respaldo en el autodidacto Mariategui, encontro un apoyo incondicional; Mariategui le proporciono con literatura para desarrollar sus experiencias como maestro y dirigente minero.

Culminado el conflicto laboral, el embajador norteamericano Alexander Moore y el Gerente General de la Cerro de Pasco Copper Co. Harold Kingsmill presionaron al gobierno de Leguia que encarcele a Mariategui para cortar sus vinculos con los trabajadores mineros. Una gran redada policial se ejecuto el lunes 11 de noviembre de 1929, con la detencion Mariategui y su entorno intelectual, todos agrupados en la revista Amauta. El ministro de Gobierno, Benjamin Huaman de los Heros, lanzo nuevamente la acusacion del <<Complot comunista>>. El atropello fue narrado por el mismo Mariategui en una carta dirigida a Cesar A. Miro Quesada:
   Mi casa es designada como el centro de la conspiracion. Se me
   atribuye especial participacion en la agitacion de los mineros de
   Morococha, que en reciente huelga, que ha alarmado mucho a la
   empresa norteamericana, han obtenido el triunfo de varias de sus
   reivindicaciones, entre otras las de su derecho a sindicalizarse.
   El gobierno acaba de obligar a los obreros a renunciar al aumento
   que gestionaban y se teme que nosotros defendamos e incitemos a los
   obreros a la resistencia. ( )

   El gobierno que acaba de imponer a los obreros de las minas de
   Morococha, despues de una huelga, la renuncia al aumento que
   exigian, defiende probablemente los intereses de la gran compania
   minera del Centro Cerro de Pasco Corporation. Se aprovecha del raid
   contra los organizadores obreros, para hostilizar a los artistas y
   escritores de vanguardia que me ayudan a mantener <<Amauta>> (23).


En otra carta dirigida a Samuel Glusberg, fechada el 21 de noviembre de 1929, Mariategui describe el incidente como escandaloso y sumamente arbitrario: <<Tuve que hacer enormes esfuerzos para impedir que se llevaran mi biblioteca>>, rechaza la descripcion patetica y la queja, <<detesto la actitud planidera. No he especulado nunca sobre mis dramas>>. Pone al descubierto las intenciones represivas del gobierno Leguiista. Escribe: <<Se trata, tambien, de crear el vacio a mi alrededor aterrorizando a la gente que se me acerque. Se trata, como ya creo haberle dicho alguna vez, de sofocarme en silencio.--Mi proposito de salir del Peru con mi mujer y mis ninos se afirma en estos hechos. No puedo permanecer aqui. No me quedare sino el tiempo necesario para preparar mi viaje>>.

El directorio de la Cerro de Pasco Copper Corporation ante la crisis economica necesito obtener maxima ganancia reduciendo derechos laborales. Necesitaban clausurar el Comite Obrero de Reclamos --naciente Federacion Minera--, tal como constatamos en el informe del superintendente de Morococha, Alexander McHardy, que dirige a Harold Kingsmill, fechado el 24 de marzo de 1930, cinco meses despues de la huelga de ocurrida en octubre de 1929. Este le informa que:
   En general, la situacion aqui es mas o menos tranquila al presente
   y los desordenes que ocurren de vez en cuando son fomentados por el
   Comite [Obrero de Reclamos]. Estoy seguro que si los obreros fueran
   dejados solos, estarian completamente tranquilos. La mayoria de
   ellos parecen estar contentos desde que los jornales en Morococha
   son los mas altos en la region, de cualquier otro campamento. Me
   parece que, a menos de que el Comite de Reclamos se halle
   oficialmente reconocido por el Ministerio de Fomento, debe ser
   suprimido, porque estoy seguro de que esta haciendo mas dano que
   bien a todos>> (24).


La gerencia de Cerro de Pasco percibio un peligro real para sus intereses economicos en el entorno de Mariategui, esto explica la represion que sufriera. Mariategui fallecio a los 36 anos, el 16 de abril de 1930. La revista que fundo siguio editandose hasta el numero 32 (agosto-septiembre 1930).

AMAUTA COMO MODELO DE PERIODISMO OBRERO EN MOROCOCHA

En el distrito minero han tenido fugaz presencia revistas antes y despues de la aparicion de Amauta y Labor. Los impresos que circularon fueron:

* Correo de Morococha (1916-1917) con 19 numeros, combinaba noticias locales y articulos literarios.

* Luminarias (1924) con 8 numeros.

* La voz de Morococha (junio 1925-septiembre 1929) dirigido por Antonio Pasquale. Representante politico del leguiismo en el distrito. La mayor parte del gasto de su edicion fue pagada por Cerro de Pasco Copper Corporation. Su diseno periodistico imitaba a la estructura del diario La Prensa de Lima.

* Claridad (1928) con 3 numeros.

* Social (1929) con 3 numeros.

El periodismo obrero que acogio el formato de la revista Amauta se aprecia en la publicacion Alborada, del cual solo se imprimieron 4 numeros y circulo entre el 16 de junio y 28 de julio de 1929. Estuvo dirigido por Gamaniel Blanco y Cesar Augusto Palacios, ambos maestros de los Centros Escolares Obreros, escuela que subvencionaban y regentaban los mismos trabajadores mineros y que desarrollaban una novedosa experiencia educativa de escuela proletaria (25).

Alborada destacaba como revista cultural dirigido tanto a trabajadores mineros como a la poblacion del distrito. Los articulos publicados refieren a literatura, autoeducacion y derechos sindicales. Esta fue organo de expresion de la Sociedad de Pro-cultura Nacional, imitaba a la revista Amauta en cuanto a secciones y al tratamiento de topicos culturales.

Entre septiembre y octubre de 1930 Gamaniel Blanco fundo y dirigio el quincenario Justicia. 5 meses antes habia fallecido Jose Carlos Mariategui y en agosto el comandante Luis Sanchez Cerro derroco a Augusto B. Leguia. Justicia sirvio para consolidar la organizacion sindical entre los trabajadores mineros y la defensa de sus derechos frente a los abusos cometidos por la transnacional norteamericana. Su linea editorial estuvo orientada a la preparacion del primer Plenum de la CGTP en Lima (octubre) y del I Congreso Minero en la ciudad de la Oroya (noviembre).

Gamaniel Blanco, maestro de escuela y periodista autodidacto, en agosto de 1930 publico Apuntes monograficos de Morococha. En esta publicacion se puede observar imitacion del estilo periodistico y formato editorial de la revista Amauta.

En los Apuntes Monograficos de Morococha se integran un conjunto de reflexiones politicas y sociales, sobre todo en su seccion Panorama intelectual, en el que destacan dos articulos de homenaje al Director de la revista Amauta: Cesar Augusto Palacios: Nuestros valores continentales, Jose Carlos Mariategui (p. 67) y Adolfo Villar: El hombre procer de la historia (p. 83) (26). Entre otros, encontramos articulos sobre reivindicacion de los derechos de las mujeres y defensa del <<indio>>. Quien revise Apuntes monograficos de Morococha pronto entrara en la conviccion que su formato adopta y adapta el diseno periodistico de la revista Amauta.

El estudio historico del periodismo obrero en el Peru aun no ha integrado este conjunto de hechos donde una revista de la capital ejercio una poderosa influencia en cultura e informacion para los obreros mineros, dejando como modelo periodistico un conjunto de estilos, formatos y posicionamiento critico en cada articulo publicado.

EPILOGO

La novedosa experiencia periodistica de la revista Amauta difundida en los centros mineros fue abruptamente clausurada por el encarcelamiento de la mayoria de lideres sindicales mineros (27) durante la realizacion del I congreso minero en La Oroya y los sucesos de Malpaso que dejo 17 fallecidos y el consiguiente Estado de Sitio impuesto en las minas por el Gobierno de Sanchez Cerro.

Nuestras conclusiones senalan lo siguiente:

1. El impacto de la Revista Amauta en Morococha fue decisivo para la organizacion de los sindicatos mineros; elevacion de conciencia politica entre los trabajadores mineros y la promocion de cultura proletaria que permitia generar correspondencia con otros trabajadores e intelectuales de America y Europa.

2. El periodismo minero adopto el estilo y formato de la revista Amauta: diagramaban secciones en topicos de discusion politica y sindical; panorama de la cultura de su epoca y novedades editoriales que pudieran orientar la lectura politica y el autodidactismo.

La influencia politica e ideologica que irradio Jose Carlos Mariategui continuo preservandose entre los trabajadores mineros, su pensamiento siguio utilizandose como una guia para la accion.

Recibido: 13-01-2016 * Aceptado: 05-04-2017

Victor MAZZI HUAYCUCHO

Universidad Nacional de Educacion Enrique Guzman y Valle. La Cantuta. Lima. Peru

(1) MARTINEZ DE LA TORRE, R (1974): Apuntes para una interpretacion marxista de Historia Social del Peru. Lima: UNMSM. Tomo: II, p.273.

(2) SANCHEZ, LA (1976): <<Datos para una semblanza de Jose Carlos Mariategui>>. in: AQUEZOLO, M (1976). La polemica del indigenismo. Lima: Mosca Azul, p. 166. La revision del vocablo indica que su acepcion en runasimi es hamut'aq (quien tiene saber), una designacion honrosa para los sabios autoctonos del Tawantinsuyu. Para mejor comprension sobre el tema vease mi texto: Inkas y filosofos. Posturas, teorias, estudio de fuentes y reinterpretacion (pp. 221-222).

(3) MARIATEGUI, JC (1979). Ideologia y politica. Lima: Amauta. 10a edicion, p.166.

(4) MARTINEZ DE LA TORRE, R (1974). Op. cit., t: II, p. 273.

(5) La Prensa (1927). p. 1.

(6) Tres anos antes que el Partido Socialista cambiara su denominacion a Partido Comunista el 4 de marzo de 1930, un mes antes del deceso de Jose Carlos Mariategui.

(7) MARTINEZ DE LA TORRE, R (1974). Op. cit., t: II, p.274.

(8) MARIATEGUI, JC (1976): <<Segundo acto>>. Amauta, no 10. Lima: Amauta, p.1.

(9) Ibidem.

(10) Se denomino Cerro de Pasco Investment Co., sus accionistas fueron: J.B. Higgin, S. McCune, Phoebe Hearst, H. Mc Le Tembly, H.G. Frick, D.S. Mills y J.P. Morgan.

(11) MARIATEGUI, JC (1979). Op. cit, p.45.

(12) Narra que antes de viajar a Morococha habia estado en Rusia como delegado obrero peruano al Congreso de la Internacional Sindical Roja en Moscu (1928). Posteriormente asistio al Congreso sindical de Montevideo y Congreso Comunista de Buenos Aires ambos eventos realizados en 1929.

(13) DERPICH, W & ISRAEL, C (1987). Obreros frente a la crisis. Testimonios anos treinta. Lima: Friedich Ebert, p. 73.

(14) Ibid, p.191.

(15) LABOR CULTURAL DE LOS TRABAJADORES DE MOROCOCHA/Morococha, febrero 9 de 1929/Senor Jose Carlos Mariategui/ Lima/ Muy senor mio: Me es altamente honroso dirigirle el presente, poniendo en su conocimiento que, con fecha 20 del mes pasado, se ha fundado en esta localidad, una institucion titulada "Sociedad Pro-cultura Nacional". Esta institucion, como su nombre lo indica, tiende a difundir la mas sana cultura entre sus adheridos en particular, y los trabajadores en general. Como quiera que la organizacion de esta entidad social responde a una aspiracion noble y desinteresada--la cultura del pueblo--, ha consignado como uno de sus principios, el de tener una intima relacion con todas las instituciones de su indole y con todos los hombres libres del Peru. Para el efecto, por unanimidad de votos ha elegido su delegado en esa ciudad, en la honorable persona de usted. Este nombramiento que no es un simple decoro ni es nominal, corresponde tacitamente a su prestigiosa personalidad. Esta institucion, que es toda virtud y dinamismo, piensa (sic) en la seguridad de que ha de ser acogida su designacion, me es grato reiterarle mis mas elevadas consideraciones. Por la cultura popular. Adrian C. Sovero, Presidente.--J. Castillo Matos, Secretario General. Labor No 8, p. 7, 21 de febrero de 1929.

(16) SOLIS, A (1929). <<La verdad sobre la catastrofe minera de Morococha>>, Amauta No 22. Lima: Minerva, pp. 84-87.

(17) Vease en el No 19 la carta enviada al Director de Amauta sobre su labor periodistica: <<Las generaciones de trabajadores de Morococha, jamas hasta la fecha, han recibido un apoyo decisivo de los poderes publicos, de la prensa y de la sociedad en general. Pero en esta fecha reinvindicacionista e historica del proletariado, aparece Amauta, Labor y El Mundo siendo la prensa libre y doctrinaria.>>

(18) MARIATEGUI, JC (1928): <<Las responsabilidades por la catastrofe de Morococha>>. Amauta, no 19. Lima: Minerva, p. 94.

(19) SOLIS, A (1929). Op. cit.

(20) Informe de Alexander Mc Hardy (19129:2) a solicitud del prefecto de Junin, Jose Arias: <<Desde la huelga que ocurrio en octubre de 1929, ha existido un comite obrero conocido con el nombre de Comite Central de Reclamos, Federacion de Trabajadores del Centro, y se compone de los siguientes miembros: Presidente: A.C. Sovero. Trabaja en la Compania, en la oficina de tiempo y esta encargado de los campamentos de obreros. Es un <<empleado>> conforme a la ley 4916. Secretario General: Gamaniel Blanco. No trabaja en la Compania. Es maestro de una de las escuelas de Morococha. Ramon D. Azcurra: Trabaja en la compania como tareador. Es un <<empleado>> conforme a la ley 4916. A.M. Vento: Trabaja en la Compania como caporal en la superficie. Ha sido considerado como <<empleado>>. A.E. Loli: Trabaja en la Compania como contratista en las minas.>> Fuente: Archivo General de la Nacion.

(21) MARIATEGUI, JC (1984): Correspondencia. Lima: Amauta. 2 vols, p. 667.

(22) BLANCO, G (1930): Apuntes Monograficos de Morococha. Morococha: Simon Camargo. <<La huelga iniciada el 10 de octubre de 1929 fue, entre todas las realizadas hasta la fecha, una de las mas notables por la correccion con que se entablara, despues que habiase iniciado a manera de motin, como en las anteriores veces. En este movimiento, los obreros consecuentes de su deber y respetando la reglamentacion de la materia y las indicaciones de la autoridad competente presentaron ante la Gerencia General de la Cerro de Pasco Copper Corporation un pliego de reclamaciones exponiendo los causales de la huelga y los puntos de la reivindicacion. La masa trabajadora en pleno, en el local del Club de Movilizables, eligio a sus personeros representativos con el fin de que asumieran su direccion y su defensa. El senor Adrian C. Sovero fue elegido Presidente del Comite Obrero de Reclamos, habiendo sido secundado por los senores Gamaniel E. Blanco, como secretario General, y Ramon D. Azcurra, Enrique Saravia, Alejandro Loli, Abel Vento y otros como delegados y vocales. El 99% de los puntos senalados en el Pliego de Reclamos fueron reivindicados en este movimiento, en donde reino la mas grande comprension entre el elemento trabajador y sus representantes. El dia 14 de octubre, los representantes de la colectividad obrera reunidos con el Gerente General de la Compania Americana, senor Harold Kingsmill y el Superintendente de la seccion Morococha, senor A.C. Mc Hardy, presididos por el doctor Augusto de Romana, Prefecto del Departamento, arribaron al arreglo final de la huelga, acto en el cual los obreros, por medio de sus representantes, reivindicaron sus derechos senalados en el pliego ya citado. Luego este pliego fue sancionado para mejor seriedad en la Direccion General del Ministerio de Fomento, el 15 de noviembre del mismo ano, en presencia de los delegados obreros, del Gerente General de la compania americana, del Prefecto, doctor Romana y del Director Interino de Fomento, senor Nicolas Salazar Orfila. Para detallar mejor sobre este particular, seria menester ocuparse, especialmente en un folleto digno de su merecimiento, ya que la mediacion halagadora del senor Presidente de la Republica don Augusto B. Leguia puso de manifiesto su nunca desmentido apoyo para con la clase proletaria. Por medio de los comprobantes que en su debida oportunidad publicaron los periodicos de la Capital, el publico podra haberse dado cuenta de la gran trascendencia de este singular movimiento. Uno de los triunfos mas rotundos conseguidos por los representantes obreros fue el derecho de organizacion y la estabilidad del Comite Obrero de Reclamos. En suma: el movimiento obrero de 1929 fue una epopeya heroica y digna del proletariado de Morococha>> (pp.15-17).

(23) MIRO QUESADA, C (1974). Asalto en Washington izquierda. Una carta inedita de Jose Carlos Mariategui. Lima: Minerva, p.50ss.

(24) McHARDY, A (1930). Oficio a Prefecto de Junin. Lima: Archivo General de la Nacion.

(25) Para mayor comprension de esta novedosa experiencia educativa al margen del control del Estado, vease mi texto: Una experiencia alternativa en la educacion peruana. Los Centros Escolares Obreros de Morococha (1924-1930). Lima: ANR, 2007.

(26) BLANCO, G (1930). Op. cit.

(27) Entre ellos Gamaniel Blanco: <<Minutos antes de la una de la madrugada del jueves 16, [abril, 1931] dejo de existir en el hospital Dos de Mayo--(...)--don Gamaniel E. Blanco, quien desde hacia 5 meses se encontraba detenido en la colonia penal El Fronton, acusado de actividades comunistas en el departamento de Junin. Los parientes del extinto nos han manifestado que este fue injustamente detenido, junto con varios lideres obreros a raiz de ciertas actividades proletarias en distintas ciudades del citado departamento; extrayendolo violentamente de su puesto que era el de director del Centro Escolar Obrero de Morococha, desde el cual-- es cierto, nos han dicho--que hizo campana contra los yanquis. Asimismo nos han expresado que en la isla de El Fronton, contrajo al poco tiempo de ser internado en ella, una grave afeccion pulmonar, sin que se le prestara ninguna atencion medica durante el curso de su enfermedad y solo cuando estuvo en estado agonico se le remitio al hospital en que ha fallecido a consecuencia de lo avanzado de su mal; y por ultimo que no es cierto que estuviese afiliado al Partido Comunista. / El cadaver de Gamaniel E. Blanco fue sepultado ayer en el cementerio general de esta capital>>. El Comercio, sabado 18 de abril de 1931, edicion de la manana, pag. 7.

Leyenda: Titular en primera plana del diario La Prensa del 8 de junio de 1927.

Leyenda: Caratula de la Revista Labor denunciado negligencia de empresa norteamericana.

Leyenda: Jose Carlos Mariategui y la delegacion de trabajadores mineros de Morococha, 1929. Foto de Ricardo Martinez de la Torre. Al centro sentado: JC Mariategui. De izquierda a derecha: Ricardo Martinez de la Torre, Jorge del Prado Chavez, Gamaniel Blanco, Alejandro Loli, Abel Vento, Ramon D. Azcurra y Adrian C. Sovero.

Leyenda: Caratula de los Apuntes monograficos de Morococha, 1930.

Aviso: Ilustracion(es) no disponible(s) por restriccion de derechos de autor.
COPYRIGHT 2017 Revista Utopia y Praxis Latinoamericana
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Notas y debates de actualidad
Author:Mazzi Huaycucho, Victor
Publication:Utopia y Praxis Latinoamericana
Date:Apr 1, 2017
Words:6090
Previous Article:Crisis civilizatoria y la construccion descolonizadora del saber desde el "mandar obedeciendo": la actualidad de Mariategui.
Next Article:Las relaciones entre Clarte y Amauta: anotaciones de pesquisa.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |