Printer Friendly

Ilegal, la renovacion de la tarjeta de circulacion en el DF: podria interponerse una controversia constitucional.

[ILUSTRACION OMITIR]

En dias pasados, los automovilistas capitalinos nos enteramos de un "decretazo" del jefe de Gobierno del Distrito Federal para obligar a los ciudadanos capitalinos a renovar la tarjeta de circulacion de los vehiculos cada tres anos con un costo de 220 pesos.

Independientemente de que los grupos parlamentarios de la Asamblea Legislativa deben de analizar con detenimiento este decreto administrativo y evaluar si interponen una controversia constitucional, de entrada debemos decir que parece inconstitucional, pues la ley fundamental del pais solo obliga a los mexicanos a pagar impuestos, mismos que deben establecerse en una ley emanada de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

El articulo 31 constitucional establece: "son obligaciones de los mexicanos ... contribuir a los gastos publicos, asi de la Federacion, como del Distrito Federal y Municipio en que residan, de manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes."

La facultad reglamentaria que tienen el jefe de Gobierno del Distrito Federal, el Presidente de la Republica y los gobernadores de los estados, se fundamenta en el articulo 89 constitucional, pero debe respetar los principios constitucionales en la materia.

El articulo 89, fraccion I, otorga al Presidente de la Republica la llamada "facultad reglamentaria", aunque no lo senala expresamente, si no que se deduce del parrafo que establece como facultad y obligacion del Presidente de la Republica "promulgar y ejecutar las leyes que apruebe el Congreso de la Union proveyendo en la esfera administrativa de su exacta observancia".

El acto a traves del cual se traduce la facultad reglamentaria es la expedicion de reglamentos. El reglamento tiene materialmente (no formalmente) la misma naturaleza que una ley del Congreso; pero se diferencia de esta en que solo regula aspectos especificos o concretos de una materia que ya ha sido tratada por una ley de una manera general.

La ley establece las normas generales o la politica a seguir en determinada materia y el reglamento regula con mas detalle o particularidad esa misma materia; por lo tanto el reglamento esta subordinado a la ley y no puede contradecir su contenido.

Es criterio unanime tanto de la doctrina como de la jurisprudencia que la facultad reglamentaria conferida unicamente en nuestro sistema constitucional al Presidente de la Republica y a los gobernadores de los estados y el DF, en sus respectivos ambitos competencia, consiste en la expedicion de disposiciones generales abstractas e impersonales que tienen como objeto la ejecucion de la ley, desarrollando y completando en detalle sus normas, pero sin que a titulo de su ejercicio pueda excederse al alcance de sus mandatos o contrariar o alterar sus disposiciones, por ser precisamente la ley su medida y justificacion.

Creemos que para ser valida esta nueva carga, debio estar prevista en la Ley de Ingresos y en el Presupuesto de Egresos del Distrito Federal y Marcelo Ebrard no se puede ir por la libre para imponerla, aunque el acto irregular se convalidara si no se interpone una controversia constitucional o juicios de amparo por los ciudadanos.

juanmave21@hotmail.com

COPYRIGHT 2010 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Martinez Veloz, Juan
Publication:Siempre!
Date:May 23, 2010
Words:528
Previous Article:Lideres ricos, trabajadores pobres: cultura laboral.
Next Article:Internet, herramienta indispensable en la politica: nueva forma del quehacer cotidiano.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters