Printer Friendly

Identities of a shipwreck: n approach between the local and the global concept within the Alexis Leiva Machado installations/Identidades de naufragio: derivas entre lo local y lo global en las instalaciones de Alexis Leiva Machado (Kcho).

Introduccion

El curador y critico cubano Gerardo Mosquera (2000) sostiene que la cultura latinoamericana--y muy especialmente el campo de las artes plasticas--ha padecido desde siempre de una neurosis identitaria. Refiere con ello a la necesidad de volver una y otra vez sobre la pregunta ?Que es Latinoamerica?, y mas especificamente ?existe un arte latinoamericano?

Es sabido que la contemporaneidad ofrecio al concepto de identidad la oportunidad de apartarse de toda intencionalidad esencialista, y desplazarse desde una posicion sustantiva del termino a una pragmatica: surgieron con ella identidades despojadas de grandilocuencias, afirmadas en emplazamientos particulares, y en el auto-reconocimiento que cada persona o grupo desarrolla como participante de un nosotros que lo aloja en escenarios de referencia tales como la clase social, la raza, el barrio, la religion, la familia, la opcion sexual y la ideologia, entre otros. (Escobar, 2004: 63)

En este sentido, entendemos con Nelly Richard (2004) que ya no es posible persistir en la figura romantica de una identidad latinoamericana que se piense periferica como una marca de origen:

Estamos lejos del latinoamericanismo de los 60 y de sus alegorias identitarias (...) que, en nombre de lo "propio", entraba en polaridad absoluta con lo "extranjero" o lo "foraneo"para defender sustancialmente una esencia de lo latinoamericano: una reserva autoctona de significaciones incontaminadas. (Richard en Escobar, 2004: 10)

Por el contrario, en nuestros dias el arte desde America Latina debe asumir estrategias de participacion oblicua y de resistencia activa en un campo en el que lo local y lo translocal convergen en difusos territorios de interseccion.

De un devenir oblicuo de estas caracteristicas parece dar cuenta el trabajo del artista caribeno Alexis Leiva Machado (Kcho) (Cuba, 1970), cuya produccion tiende puentes entre la universalidad de la era global y la coyuntura existencial, ancestral y situada del individuo cubano.

1. Fragmentos, retazos, Kchos ...

Desde comienzos de los noventa, y en forma paralela a su proceso creador y cognitivo afirmado en el dibujo, la obra tridimensional de Kcho ha evolucionado desde unas primeras esculturas, fabricadas con ramas secas, palmas y tierra de su Cuba natal, hacia instalaciones de gran formato en las que incorpora objetos y materiales encontrados. Con ellos ha configurado una estetica particular, marcada por la precariedad y la aspereza de sus recursos y que, sin embargo, da lugar a una produccion sutil y profundamente poetica, con la que ha consolidado su presencia internacional.

Kcho afirma que no trabaja con deshechos, sino con vida pasada. Al respecto refiere

... en mi obra uso cosas que no me pertenecen, que tuvieron un uso anterior a ser una obra de arte, un dueno que no fui yo. Esa energia de la vida anterior la empleo para construir una historia. Por ejemplo, con la basura que uno ve todos los dias, que se bota; el empezar a ver en esos objetos una energia y poder usarlos en mi trabajo ha sido fundamental. Yo una vez dije que era hijo de un pueblo exitoso, tengo esa capacidad del cubano de ver cosas donde nadie piensa que las hay." (Garcia, 2003)

Esta cita da cuenta de una de las multiples ocasiones en las que Leiva Machado ha relacionado su produccion artistica con un profundo auto-reconocimiento de su ser cubano. La dimension identitaria de su pais-isla atraviesa su obra entrelazando componentes materiales y simbolicos, como veremos a continuacion en algunos ejemplos.

En 1993, en la Quinta Bienal de La Habana Kcho presenta la instalacion "La Regata" (Figura 1), obra que se convertiria en paradigmatica, y daria paso a su proyeccion artistica internacional, a edad muy temprana. Se trata de una sobrecogedora flota compuesta por cientos de pequenas embarcaciones, fabricadas con materiales disimiles y tecnicas variadas, en la que se recuperan fragmentos de navios hundidos o encallados, objetos de uso cotidiano como mesas y sillas desmanteladas; y otros de uso personal, como maletas y zapatos, todos ellos apartados de su vida util.

Las embarcaciones se acumulan y repiten. Todas distintas, pero igualmente fragiles y precarias. Todas dispuestas en una misma direccion, atraidas por el Norte magnetico de una brujula invisible. Gerardo Mosquera manifiesta que

La instalacion esta llena de detalles significativos. Los objetos de uso cotidiano que caminan sobre las aguas refieren a lo cotidiano de una mentalidad migratoria, mas alla de la posibilidad real de efectuar el viaje. Los barcos y camaras neumaticas de plomo, fatalmente destinados a hundirse, aluden el alto numero de victimas en la ruleta rusa del Canal de la Florida, que dicen se traga tres de cada cinco balseros (Mosquera, 1994: 129)

El caracter artesanal de las piezas de La Regata remite a una cultura del reciclaje, y anticipa imagenes de un contexto en el que nada es permanente y donde cada objeto tiene multiples usos posibles, mas alla de aquellos para los que fue originariamente creado. Como la mayoria de los elementos presentes en las instalaciones de Kcho, estos fueron esculpidos y trabajados por accion del roce y el salitre del agua del mar y devueltos a las costas. Asi, trozos de madera, restos de barcos abandonados (remos corroidos, anclas oxidadas), sogas, telas y vidrios que el artista manipula y ensambla, configuran una suerte de testimonio del pasado y el presente de la isla. Un espacio en el que nada parece tener un valor definitivo, y donde los mecanismos de supervivencia reivindican lo mutable y lo transitorio como unica realidad permanente (Ruiz, 1997: 1). Daniel Abadie reflexiona sobre esas particulares condiciones de existencia cuando senala que

Para Kcho, la cesta de compra, la barca del pescador, los restos del automovil, solo pueden participar de la obra de arte porque han perdido anteriormente su valor primitivo, el mas importante en una economia de supervivencia (Abadie, 2005: 11)

De este estilo de vida emerge, sin duda, el caracter efimero de la obra de Kcho. Este recurso basado en mecanismos de apropiacion y resignificacion de objetos metaforizados presenta puntos de contacto con las perspectivas teoricas de Boris Groys (2008), para quien el estatuto de la obra de arte no emerge en la contemporaneidad de unas condiciones morfologicas precisas, sino mas bien de su localizacion en un contexto particular. La inscripcion topologica de los objetos que conforman las instalaciones de Kcho, los situa en la interseccion de unas coordenadas de espacio y tiempo diferenciadas, que lo apartan del anonimato que caracteriza su logica de circulacion en la vida cotidiana. De esta manera, y aunque esa diversidad de imagenes, materiales y objetos posean un cuerpo susceptible de ser visto y reconocido (una chancleta, un paraguas, algunas cuantas botellas), su condicion de obra singular, y su estatuto artistico aparecen supeditados a una determinada forma de interaccion que les posibilita trascender como elementos constructores de sentido.

Por eso Groys senala a la practica de la instalacion como reveladora de la materialidad de la civilizacion en la que surge, en la medida que selecciona, resignifica y dota de una cualidad distintiva a aquello que en la misma civilizacion simplemente circula (Groys, 2008: 7). A cambio--paradojicamente--reclama que esa materia actue como soporte, cuerpo y forma, y a la vez se haga invisible, en un complejo juego de interrelacion de miradas, recorridos, significaciones y remisiones (Larranaga, 2008: 129)

Estos criterios pueden advertirse reiteradamente en las obras de Kcho. Los volvemos a encontrar en Lo mejor del verano (Figura 2), obra presentada en 1994 en el Museo Reina Sofia de Madrid en el marco de la Exposicion Crudo y Cocido. En esta obra contundente es posible transitar sobre un suelo negro, en un espacio en penumbras, bajo un cielo compuesto por una cesta, una botella, redes, botes y una sombrilla reales, sugerentemente iluminadas, que recrean para el espectador la experiencia de estar sumergido en el fondo del mar.

Tambien en Nucleos de tiempo (Figura 3, Figura 4 y Figura 5) el artista juega con la alteracion de la linea de horizonte: dispone todo el mobiliario de una casa sobre remos, a modo de zancos o interminables piernas. Se erigen asi por encima de los dos metros un televisor, artefactos de bano, espejos, electrodomesticos ... La instalacion modifica la perspectiva del espectador y lo invita a reflexionar sobre una identidad individual y colectiva, materializada en las coordenadas provisionales de un sujeto arrojado al mar, siempre naufrago, siempre extranjero.

Sin embargo, estas relocalizaciones no funcionan a modo de ready-made, dado que la fortaleza de los objetos no esta dada unicamente por el contexto de su presentacion; por el contrario, el procedimiento de relocalizacion tiende a restituirles la nobleza y dignidad de lo cotidiano, y la densidad de sentido propia del arte popular, entendiendo por tal aquellas expresiones esteticas de una cultura capaces de revelar "verdades suyas" (Escobar en Acha et al., 2004: 153).

2. Ser isla, ser barco, ser naufrago

La condicion de insularidad resulta central para comprender las estrategias poeticas presentes en la produccion de Kcho. Sus obsesiones giran en torno a la problematica cultural y social cubana, pais que por decadas ha estado geografica y politicamente aislado. Aislado doblemente, por un bloqueo exterior y por el aislacionismo politico; aislado asimismo por el limite geografico de la frontera del agua, sin duda el elemento mas decisivo de la vida en la isla. Tal vez por eso el mar esta siempre presente en sus obras, como territorio de reflexion, rememoracion y nostalgia. Reflexion sobre el viaje, el destino y el fenomeno universal --aunque particularmente sensible para el pueblo cubano--de la migracion. Por eso para el artista ".la balsa deviene el simbolo del riesgo, al propio tiempo que se presenta como una apoteosis de lo precario, senalando el limite inconsistente que separa la vida de la muerte" (Valdez Figueroa, 2008: 127)

El universo poetico de Kcho nos permite asomarnos y dejarnos atravesar por la complejidad del conflicto politico y social de los balseros que tratan de alcanzar las costas de los Estados Unidos, cruzando en embarcaciones precarias el Estrecho de la Florida: el deseo del exilio presente en muchos cubanos, los peligros del exodo, el desplazamiento forzado aparecen latentes aun en las tecnicas constructivas artesanales e improvisadas de sus obras, que pueden asimilarse con la inventiva de los balseros y sus precarias embarcaciones. (Mosquera, 1994: 1). Pero tambien el anhelo permanente del regreso, la reconstruccion de la identidad propia y ajena, la imposibilidad de la huida de la propia memoria y las propias raices son parte insoslayable de la obra. Porque, tal como manifiesta el artista

Sean cuales sean las razones de esos desplazamientos, siempre hay alguien cercano que es parte de eso. Por ejemplo, cualquier familia cubana tiene a algunos de sus miembros lejos o que se ha lanzado al mar tratando de llegar a los EE.UU. Eso lo tenemos cerca en la casa, en el barrio, en la escuela ... es parte de la vida diaria (...) Y esas personas que se separan no desaparecen. No pueden ser obviadas. Porque marcan la vida, tambien marcan la historia (...) Porque ninguna sociedad justa puede olvidar a alguien. (Munoz, 2004: 2)

Reflexiones finales

"Soy una isla andante y cada criatura insular tambien lo es" (Garcia, 2003), ha dicho Kcho, como si el propio mar fuera constitutivo del caracter y la cultura de los pueblos que viven en su entorno. Si afirmamos con Ticio Escobar que en la contemporaneidad lo identitario emana de la conciencia de pertenecer a un nosotros de referencia, la condicion insular, la huella del mar, su inestabilidad y su zozobra; la migracion como posibilidad permanente y la sombra del exilio configuran sin duda su estirpe, su linaje, su ciudadania.

La cubanidad se hace presente en las instalaciones y dibujos de Kcho, asi como en sus ideas y conceptos. Con actitud critica, dan cuenta del universo poetico de lo que queda, del rescate, de la supervivencia. Y si sus obras adquieren estatura global, lo hacen interrogando muy especialmente la cotidianeidad y la coyuntura existencial del hombre cubano.

En ellas el componente material no aparece subordinado, sino que encarna un papel fundamental: porque a la par que construyen los materiales simbolizan, evocan desde su propia fisicidad y materializan significaciones socioculturales profundas. En este sentido, su mayor merito parece ser la capacidad de restituir el valor primigenio a los elementos y simbolos tradicionales de la cubania, que el uso indiscriminado habia convertido en estereotipo. El barco varado, el remo, la camara de aire son los recursos del balsero, asi como el rescate y el ensamble son sus herramientas. Pero las obras tambien dan cuenta de la capacidad transformadora y revitalizadora del pueblo cubano, y de la tension entre el apego a la insularidad y la posibilidad siempre latente del desplazamiento.

Es evidente que las obras de Kcho manifiestan una profunda inscripcion politica, pero no como una dimension preexistente y externa que se incorpora a nivel de contenidos, sino como parte de un entramado general mas denso en el que confluyen estrategias poeticas y ambivalencias de sentido. A traves de ellas, logran superar perspectivas de interpretacion netamente localistas para proyectarse al mundo como imagenes de profunda belleza que reclaman lecturas de conciencia critica.

Artigo submetido em 13 de setembro e aprovado a 23 de setembro de 2015.

Referencias

Abadie, D. (2005). "Kcho, viajero inmovil". In Kcho, Voyageur immobile (Dans la mer les dessins sont fait avec du sang). Catalogo de la muestra de Kcho en Galerie Louis Carre & Cie de Paris en septiembre de 2005. Montreuil: 4M Impressions.

Acha, J.; Colombres, A. & Escobar, T. (2004) Hacia una teoria americana del arte. Buenos Aires: Del Sol.

Escobar, T. (2004). El arte fuera de si. Asuncion: CAV/Museo del Barro--FONDEC.

Garcia, H. (2003) "Kcho 03. Entrevista a Alexis Leyva Machado [en linea] http:// archivo.cubarte.cult.cu/periodico/print/ articulo/10797.html

Larranaga, J. (2008) "Transferencia y transparencia de la imagen artistica". Bellas Artes. Revista de Artes Plasticas, Estetica, Diseno e Imagen. Numero 6. Universidad de La Laguna: Servicio de Publicaciones.

Mosquera, G. (2000) "Good-bye identidad, welcome diferencia. Del arte latinoamericano al arte desde America Latina: Transitos globales" [en linea] www. fba.unlp.edu.ar/visuales4/Mosquera.doc

Mosquera, G. (1994) Catalogo Quinta Bienal de La Habana.

Munoz, M. (2004). "Kzando a Kcho". Entrevista a Alexis Leyva Machado. La Jiribilla No. 186" [en linea] http://www. lajiribilla.co.cu/2004/n186_11/186_10.html

Richard, N (1994) "La puesta en escena internacional del arte latinoamericano: montaje, representacion", en: AA. VV. Arte, historia e identidad en America Latina: Visiones comparativas, Mexico DF, Instituto de Investigaciones Esteticas--UNAM.

Ruiz, A. (1997) "Todo cambia". In Catalogo de la exposicion de Kcho. Los Angeles, California: Museo de Arte Contemporaneo MoCA.

Valdez Figueroa, E. (2008). "El arte de la negociacion y el espacio del juego (el coito interrupto del arte cubano contemporano". In Santana, A. (comp.) Nosotros, los mas infieles: Narraciones criticas sobre el arte cubano (1993-2005). Murcia: CENDEAC.

MARIA SILVINA VALESINI *

* Argentina/ artista visual, escenografa. Docente e investigadora en Artes. Profesora en Artes Plasticas orientacion Escenografia. Disenadora en Comunicacion Visual. Magister en Estetica y Teoria del Arte.

AFILIACAO: Universidad Nacional de La Plata. Facultad de Bellas Artes. Instituto de Historia del Arte Argentino y Americano (UNLP--FBA--IHAAA). Diagonal 78 s/n, 1900 La Plata, Buenos Aires, Argentina. E-mail: valesini2001@yahoo.com.ar

Caption: Figura 1. Alexis Leiva Machado (Kcho), vistas de la instalacion La Regata (1994), de Kcho en Quinta Bienal de La Habana. Fotografia: Kcho Estudio Romerillo, laboratorio para el arte.

Caption: Figura 2. Alexis Leiva Machado (Kcho), vista de la instalacion Lo mejor del verano (1993-1994), de Kcho en Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia. Madrid. Fotografia: Kcho Estudio Romerillo, laboratorio para el arte.

Caption: Figura 3. Alexis Leiva Machado (Kcho), vista de la instalacion Nucleos de tiempo (2004-2012), de Kcho en Gran Teatro. La Habana. Fotografia: Kcho Estudio Romerillo, laboratorio para el arte.

Caption: Figura 4. Alexis Leiva Machado (Kcho), vista de la instalacion Nucleos de tiempo (2004-2012), de Kcho en Gran Teatro. La Habana. Fotografia: Kcho Estudio Romerillo, laboratorio para el arte.

Caption: Figura 5. Alexis Leiva Machado (Kcho), vista de la instalacion Nucleos de tiempo (2004-2012), de Kcho en Gran Teatro. La Habana. Fotografia: Kcho Estudio Romerillo, laboratorio para el arte.
COPYRIGHT 2016 Faculdade de Belas-Artes da Universidade de Lisboa
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Original articles/Artigos originais
Author:Valesini, Maria Silvina
Publication:Estudio
Date:Jan 1, 2016
Words:2660
Previous Article:Woven identity: Rosana Paulino sewing black women's senses/Identidade tecida: Rosana Paulino costurando os sentidos da mulher negra.
Next Article:The Graphic and Pictorial Inroads of Tadeu Jungle (or, the Praise of Noise)/As incursoes graficas e pictoricas de Tadeu Jungle (ou, o elogio do...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |