Printer Friendly

Identificacion de parasitos gastrointestinales por coproscopia en carnivoros silvestres del Zoologico Parque de Las Leyendas, Lima, Peru.

IDENTIFICATION OF GASTROINTESTINAL PARASITES BY COPROSCOPY IN WILD CARNIVORES FROM THE PARQUE DE LAS LEYENDAS, LIMA, PERU

INTRODUCCION

Entre los carnivoros silvestres en cautiverio en el Peru se encuentran el gato de pajonal (Leopardus colocolo), tigrillo u ocelote (Leopardus pardalis), oncilla (Leopardus tigrinus), margay (Leopardus wiedii), puma (Puma concolor) y jaguar u otorongo (Panthera onca), pertenecientes a la familia Felidae (Olivieira etal., 2001). Asimismo, el zorro andino (Lycalopex culpaeus) y zorro costeno (Lycalopex sechurae) de la familia Canidae (Pessutti et al, 2001), la chosna (Potos flavus) y coati (Nasua nasua) de la familia Procyonidae (Sampaio et al., 2001), la nutria de rio (Lontra longicaudis) de la familia Mustelidae (Lucena et al, 2001) y el lobo chusco (Otaria flavescens) de la familia Otariidae (Pacheco et al, 2009).

Una de las importantes funciones ecologicas que desempenan los carnivoros silvestres es la de regular las poblaciones de especies presa. Sin embargo, constituyen uno de los grupos menos estudiados y son victimas de muchas formas de amenaza; entre ellas la fragmentacion del habitat, la caza para el comercio de mascotas o de sus pieles, la caza furtiva y deportiva, y la eliminacion de individuos problema en resguardo del ganado y otros animales domesticos. A esto, se agrega el trafico ilegal, nacional e internacional, de especies silvestres vivas o de sus productos derivados (Pacheco et al, 2009).

Debido a estas amenazas que afectan sus poblaciones, la Convencion sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres ha registrado el estado de conservacion de cada una de estas especies, ubicandose los generos Tremarctos, Ursus, Leopardus, Panthera, Puma y Lontra en el apendice I y Lycalopex en el apendice II; mientras que Nasua y Potos se encuentran en el apendice III (CITES, 2009). La amenaza que se cierne sobre estas especies para su supervivencia, requiere en muchos casos la necesidad de su crianza en cautiverio para contribuir con su conservacion.

Los carnivoros silvestres son reservorios de una gran variedad de parasitos, algunos de los cuales pueden permanecer en el hospedero en condiciones de cautiverio debido a la autoinfeccion o reinfeccion, cuando las condiciones sanitarias, alimento y presencia de hospederos intermediarios o vectores lo permiten (Arrojo, 2002; Tantalean y Michaud, 2005). Asimi smo, dependi endo de l a especi e, l ocal i zaci on y condi ci ones de vida del ani mal, la patogenicidad de los parasitos puede exacerbarse y ocasionar la muerte del hospedero (Arrojo, 2002). El cautiverio es uno de los factores que induce a estres, disminuyendo la capacidad inmunologica del animal y propiciando el surgimiento de las parasitosis (Muller et al, 2005).

Estudios previos relacionados con la presencia de parasitos en varias especies de animales en fauna silvestre en el Peru se han realizado en felidos (Aranda, 2013), primates (Guerrero et al., 2012), reptiles (Chavez, 2011) y en el venado de cola blanca (Odocoileus virginianus) (Cespedes, 2011); asimismo, estudios realizados en el zoologico Parque de Las Leyendas de Lima, revelaron la presencia de huevos de Spirometra mansonoides en pumas, otorongos y tigrillos (Tantalean y Michaud, 2005). Estos hallazgos permitieron establecer medidas de control y planes de tratamiento adecuados; sin embargo, no se realizaron nuevos estudios en estas especies por lo que se hace indispensable seguir investigando. Por todas estas razones, el presente estudio se diseno a fin de determinar si las especies de carnivoros criados en cautiverio en este zoologico son portadores de parasitos gastrointestinales.

MATERIALES Y METODOS

Se trabajo con los carnivoros silvestres criados en cautiverio en el zoologico Parque de las Leyendas, localizado en el distrito de San Miguel, Lima, Peru. Los ambientes de los animales, con excepcion de los coaties, contaban con dormideros cercados por paredes y techo de concreto, puertas y rejas de fierro, y pisos de cemento pulido aseados diariamente con agua.

El manejo sanitario de estas especies se realizaba una vez al ano, el cual consiste en el pesaje, recorte de unas o garras, limpieza de dientes y orejas, y la aplicacion de vitaminas, vacunas y antiparasitarios. La frecuencia del uso de antiparasitarios era dependiente de la observacion de parasitos en las heces o a traves de examenes coproparasitologicos. Estos ultimos se practican en forma esporadica, especialmente cuando los animales muestran signos clinicos de enfermedad.

Entre diciembre de 2012 y enero de 2013, se recolectaron muestras de heces de 62 carnivoros silvestres, distribuidos en 17 especies de seis familias (Cuadro 1). Los animales se agruparon de acuerdo a la edad (jovenes [n=23], adultos [n=39]) y sexo (machos [n=29], hembras [n=33]).

El criterio de inclusion considerado fue que los animales no hayan sido tratados con antiparasitarios en los tres meses previos al estudio y que las muestras de heces estuvieran frescas y bien preservadas. Como criterio de exclusion se consideraron a los carnivoros en calidad de pacientes del hospital veterinario y aquellos en cuarentena.

Previamente a la coleccion de heces, se realizo una inspeccion general de los animales para observar su estado de salud, condicion corporal y consumo de alimento; ademas, se revisaron las historias clinicas para buscar antecedentes de parasitosis. Los animales provenian de decomiso, abandono, custodia, nacidos en cautiverio o fueron donados por otras instituciones.

Las muestras se recogieron del suelo, tomando una por animal. En el caso de animales alojados en grupo, las muestras se obtuvieron al momento de defecar. En caso de no ser posible, se procedio a recoger todas las muestras que se encontraban en el dormidero. Las muestras fueron rotuladas y mantenidas en refrigeracion a 4[grados]C. Una parte de cada muestra se fijo con formol al 10% calentado a 65[grados]C y la otra parte, siempre que tuviera ooquistes (observados en el microscopio), se acondicionaron para favorecer la esporulacion. Asimismo, se realizo un frotis de la muestra fresca para la coloracion de Ziehl-Neelsen para el estudio de Cryptosporidium.

Las muestras de heces fueron procesadas en el Laboratorio de Parasitologia de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), Lima, Peru. Todas las muestras fueron procesadas mediante cuatro tecnicas para la busqueda de huevos de helmintos, coccidias y protozoos: metodo directo, de Ritchie (sedimentacion), de Sheather (Flotacion) y la coloracion de ZiehlNeelsen para coccidios. Los resultados de frecuencia se expresan en forma porcentual (Thrusfield, 1990) y la asociacion entre variables fue analizada mediante la prueba de Fisher exacto.

RESULTADOS

Se encontraron cuatro generos de parasitos gastrointestinales en cinco especies de hospederos (Cuadro 2, Fig. 1). No se detecto Cryptosporidium ni otro tipo de protozoario.

Del total de 62 muestras, 16 resultaron positivas a alguna forma de parasito, representando un 25.8% (16/62), siendo el leon (Panthera leo), la especie mas parasitada con 100% de frecuencia. El parasito con la mas alta frecuencia fue Toxascaris leonina, al estar presente en 12 de los 16 animales estudiados (75%), seguida por Corynosoma (18.75%, 3/16). Asimismo, es interesante indicar que en una muestra de un tigre (Panthera tigris) se encontraron huevos y quistes de dos especies de parasitos (T. leonina y Giardia sp).

El Cuadro 3 muestra la frecuencia de parasitosis gastrointestinal segun edad y sexo. El 39.1% (9/23) de los animales jovenes y el 17.9% (7/39) de los adultos estaban parasitados. Asimismo, el 37.9% (11/29) de los machos y el 15.2% (5/33) de las hembras estaban parasitados.

DISCUSION

La mayoria de infecciones parasitarias gastrointestinales son asintomaticas, afectando mayormente a los animales jovenes (Muller etal., 2005). La carga parasitaria disminuye la coloracion del pelaje y afecta el consumo de alimentos (Suzan et al., 2000). Las posibles fuentes de infeccion en los zoologicos son roedores y pajaros silvestres que tienen acceso a las zonas que ocupan los animales, asi como por residuos en el calzado de los manipuladores. Ademas, las modificaciones ambientales favorecen la diseminacion de enfermedades, particularmente aquellas transmitidas por vectores (Muller et al, 2005).

La frecuencia encontrada de parasitosis gastrointestinal fue de 25.8%; cifra relativamente baja en comparacion con el 95 y 61% encontrados en zoologicos de Brasil (Figueiroa et al, 2001; Muller et al, 2005) y el 62% en otros zoologicos del Peru (Aranda, 2013). Asimismo, Beltran-Saavedra et al. (2009) reportan 66.7% de animales infectados en un centro de rescate de Bolivia. Esta diferencia podria deberse a las mejores condiciones de manejo (ambiental y sanitario), incluyendo la limitacion de las fuentes de infeccion, en que se encuentran los animales del Parque de las Leyendas (Suzan et al., 2000; Muller et al., 2005). Por otro lado, la frecuencia de parasitismo hallada es menor que la observada en estudios realizados en vida libre, donde hay mayores fuentes de infeccion y presencia de hospederos intermediarios (Patton y Rabinowitz, 1994; Figueiroa et al, 2001; Tantalean y Michaud, 2005; Fiorello et al., 2006).

Los parasitos hallados en los diferentes hospederos coinciden con estudios previos en carnivoros silvestres de vida libre y en cautiverio. El tipo de dormidero de los animales y el aseo diario con agua pueden generar condiciones de humedad, temperatura y oxigeno adecuadas para la presencia de Toxascaris sp y Giardia sp; asimismo, el sustrato de los ambientes de exhibicion es de tierra humeda con pasto, arbustos y arboles que son regados diariamente, el cual crea un ambiente propicio para la continuacion del ciclo biologico de Atriotaenia que requiere como hospedero intermediario a un acaro.

Toxascaris leonina ha sido reportado en L. pardalis de vida libre en Texas (Pence et al., 2003) y en pumas de La Florida, EEUU (Dunbar, 1994), en otorongos en America Central (Patton et al., 1986) y en carnivoros silvestres (L. pardalis, P. onca, P. concolor) de Brasil (Vieira et al., 2008). Asimismo, ha sido reportado en P. onca y L. wiedii silvestres en el Peru (Aranda, 2013).

[FIGURA 1 OMITIR]

En el presente estudio solo se identificaron quistes de Giardia sp en P tigris. Este protozoo ha sido reportado en L. wiedii, L. tigrinus, P concolor y P onca en zoologicos de Brasil (Muller et al., 2005; Belmonte et al., 2008) y en P concolor y L. wiedii en cautiverio en el Peru (Aranda, 2013).

La presencia de acantocefalos como Oncicola sp en canidos silvestres ha sido mencionada por varios autores (Patton y Rabinowitz, 1994; Pence et al., 2003; Tantalean et al., 2005; Vieira et al, 2008; Aranda, 2013); sin embargo, en el presente estudio solo se encontraron huevos de Corynosoma sp, una especie que infecta a lobos marinos y en cuyo ciclo biologico intervienen como hospedero paratenico numerosas especies de peces marinos carnivoros (Tantalean y Huiza, 1994; Castro y Martinez, 2004). Este parasito ha sido encontrado en el 100% de la poblacion de lobos marinos, frente a las costas de La Libertad e Ica (Miranda et al., 1968). Asimismo, los estadios infectantes se encuentran en la mayoria de las especies de peces de la costa peruana (Tantalean et al, 2007). Este hallazgo es importante porque supone la ingesta de peces marinos como parte de la dieta alimenticia; no obstante, este parasito tambien ha sido reportado en el zorro Pseudalopex culpaeus como hospedero definitivo accidental (Tantalean et al, 2007) y en el perro domestico (Cabrera et al., 1999).

Especies de Atriotaenia han sido reportadas por Gomez-Puerta et al. (2012) en carnivoros silvestres. Asi, A. sandgroundi en Nasua nasua (coati), A. procyonis en Procyon lotor (mapache boreal), A. incisa en Meles meles (tejon comun). Asimismo, estos autores describieron una nueva especie, A. sanmarci, en Conepatus chinga (zorrillo andino) en Cusco, Peru, siendo la quinta especie conocida de Atriotaenia. En el presente estudio no fue posible la identificacion de la especie; sin embargo, este hallazgo coincide con lo senalado por Vieira et al. (2008), quienes tambien describen su presencia en N. nasua en Brasil.

T. leonina fue el parasito mas observado (75%), especialmente en leones, lo cual coincide con los hallazgos de Muller-Graf (1995), quien senala que Toxascaris es comunmente observado en leones de zoologicos en Africa. Por otra parte, se le ha encontrado en 100% de L. pardalis de vida libre en Texas, EEUU (Pence et al., 2003). La presencia de este parasito en felinos en cautiverio se deberia a la ingestion de huevos infectantes presentes en el piso del alojamiento o por la ingestion de la larva infectante enquistada en los tejidos de hospederos paratenicos (Pence et al. , 2003).

La frecuencia de Giardia sp fue baja, ya que solo un ejemplar de P. tigris estuvo infectado. Muller et al. (2005) observaron una infeccion cerca de 40% en felidos de dos zoologicos en Brasil, en tanto que Belmonte et al. (2008) identifico a este parasito en un ejemplar de L. wiedii de vida libre en Brasil. Asimismo, Aranda (2013) lo encontro en 11% de felidos en el Peru. La baja frecuencia estaria asociada al alojamiento de estos animales en pisos de concreto, limpiados diariamente, lo cual disminuiria la carga parasitaria (Martinez et al., 2002).

CONCLUSIONES

* Se hallaron tres especies de helmintos (Toxascaris leonina, Corynosoma sp y Atriotaenia sp) y una especie de protozoarios (Giardia sp), donde la mayor frecuencia de presentacion fue de T. leonina.

* Los hallazgos de Corynosoma sp en Lycalopex sechurae y de Atriotaenia sp en Nasua nasua en cautiverio constituyen los primeros reportes en el Peru.

http://dx.doi.org/10.15381/rivep.v26i2.11000

Agradecimientos

Los autores agradecen al personal profesional y tecnico del Zoologico Parque de Las Leyendas, por su apoyo durante la coleccion de muestras y desarrollo del presente estudio.

LITERATURA CITADA

1. Aranda C. 2013. Identificacion y frecuencia de parasitos gastrointestinales en felidos silvestres en cautiverio en el Peru. Rev Inv Vet Peru 24: 360-368.

2. Arrojo L. 2002. Parasitos de animales silvestres en cautiverio en Lima, Peru. Rev Peru Biol 9: 118-120.

3. Belmonte C, Soares JF, Schafer da Silva A, Kipper da Silva M, Salomao EL, Gonzales S. 2008. Ocorrencia de Giardia sp e Cryptosporidium sp em Leopardus weidii de vida libre. Cienc Rural 38: 546-547.

4. Beltran-Saavedra LF, Beldomenico PM, Gonzales JL. 2009. Estudio coproparasitologico de mamiferos silvestres en cautiverio con destino a relocacion en Santa Cruz, Bolivia. Vet Zootec 3: 51-60.

5. Cabrera R, Rojas R, Davalos M. 1999. Corynosoma obtuscens Lincicome, 1943 (Acanthocephala, Polymorphidae) en Canis familiaris de la ciudad de Chincha, Peru. Parasitol Dia 23: 58-61.

6. Castro M, Martinez R. 2004. Proceso del desarrollo de Corynosoma obtuscens (Acanthocephala, Polimorphidae) en Canis familiaris y su posible implicancia en salud publica. Parasitol Latinoam 59: 26-30. doi: 10.4067/S071777122004000100005

7. Cespedes S. 2011. Identificacion de parasitos sanguineos y gastrointestinales del venado de cola blanca (Odocoileus virginianus) mantenido en cautiverio en el Zoologico Parque de Las Leyendas, Lima, Peru. Tesis de Medico Veterinario Zootecnista. Lima: Univ Peruana Cayetano Heredia. 28 p.

8. Chavez L. 2011. Identificacion de parasitos gastrointestinales en reptiles mantenidos en cautiverio de Lima Metropolitana. Tesis de Medico Veterinario Zootecnista. Lima: Univ Peruana Cayetano Heredia. 27 p.

9. [CITES] Convencion sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre. 2009. Apendices I, II y III. Ginebra: CITES. 41 p.

10. Dunbar MR. 1994. Florida panther biomedical investigations. In: Florida Panther Conference. EEUU. p 343-394.

11. Figueiroa M, Bianque J, Dowell M, Alves R. Evencio A. 2001. Perfil coproparasitologico de mamiferos silvestres en cautiverio en el estado de Pernambuco, Brasil. Parasitol Dia 25: 34. doi: 10.4067/S0716-07202001000300009

12. Fiorello CV, Robbins RG, Maffei L, Wade SE. 2006. Parasites of freeranging small canids and felids in the Bolivian Chaco. J Zoo Wildl Med 37: 130-134.

13. Gomez-Puerta LA, Ticona DS, Lopez-Urbina MT, Gonzalez AE. 2012. A new species of Atriotaenia (Cestoda: Anoplocephalidae) from the hog-nosed skunk Conepatus chinga (Carnivora: Mephitidae) in Peru. J Parasitol 98: 806809. doi: 10.1645/GE-2872.1

14. Gonzalez-Acuna, D. Moreno, L. Ardiles, K. Flores, M. Duclos, M. Kinsella, M. 2010. Endoparasites of the kodkod, Oncifelis guigna (Carnivora, Felidae) in Chile. Rev Chil Hist Nat 83: 619-622. doi: 10.4067/S0716-078X2010000400015

15. Guerrero F, Serrano E, Tantalean M, Quispe M, Casas G 2012. Identificacion de parasitos gastrointestinales en primates no humanos del zoologico parque natural de Pucallpa, Peru. Ver Inv Vet Peru 23: 469-478.

16. Lucena T, Lima M, Passerino A. 2001. Order Carnivora, Family Mustelidae. In: Fowler ME, Cubas Z (eds). Biology, medicine, and surgery of South American wild animals. EEUU: Wiley-Blackwell. p 323-331.

17. Martinez FA, Troiano JC, Gauna L, Rearte R, Jara D. 2002. Infeccion por coccidios en carnivoros silvestres de cautiverio de Argentina. Parasitol Latinoam 57: 146-148. doi: 10.4067/ S0717-77122002000300011

18. Miranda H, Fernandez W, Ibanez N. 1968. Diphyllobothriasis: Investigacion de Diphyllobothrium pacificum (Nybelin, 1931) Margolis, 1956 en Otaria byronia (Sin. Otaria flavescens) y en peces marinos. Arch Per Pat Clin 22: 9-24.

19. Muller GCK, Greinert JA, Silva Filho HH. 2005. Frequencia de parasitas intestinais em felinos mantidos em zoologicos. Arq Bras Med Vet Zootec 57: 559-561. doi: 10.1590/S0102 09352005000400021

20. Muller-Graf CDM. 1995. A coprological survey of parasites of wild lions (Panthera leo) in the Serengeti and the Ngorongoro Crater, Tanzania, East Africa. J Parasitol 81: 812-814.

21. Oliveira T, Moreira N, Eizirik E, Gongalvez R, Crawshaw P, Morato RG. 2001. Order Carnivora, Family Felidae (cats). In: Fowler ME, Cubas Z (eds). Biology, medicine, and surgery of South American wild animals. EEUU: Wiley-Blackwell. p 291-300.

22. Pacheco V, Cadenillas R, Salas E, Tello C, Zeballos H. 2009. Diversidad y endemismo de los mamiferos en el Peru. Rev Peru Biol 16: 5-32.

23. Patton S, Rabinowitz A, Randolph S, Strawbridge S. 1986. A coprological survey of parasites of wild neotropical felidae. J Parasit 72: 517-520.

24. Patton S, Rabinowitz A. 1994. Parasites of wild felidae in Thailand: a coprological survey. J Wildl Dis 30: 472-475.

25. Pence DB, Tewes ME, Laack LL. 2003. Helminths of the ocelot from southern Texas. J Wildl Dis 39: 683-689. doi: 10.7589/0090-3558-39.3.683

26. Pessutti C, Bodini ME, Fernandes L. 2001. Order Carnivora, Family Canidae (dogs, foxes, maned wolves). In: Fowler ME, Cubas Z (eds). Biology, medicine, and surgery of South American wild animals. EEUU: Wiley-Blackwell. p 279-290.

27. Sampaio A, VelosoAL, Silva M. 2001. Order Carnivora, Family Procyonidae (raccoons, kinkajous). In: Fowler ME, Cubas Z (eds). Biology, medicine, and surgery of South American wild animals. EEUU: Wiley-Blackwell. p 317-322.

28. Suzan G, Galindo F, Ceballos G 2000. La importancia del estudio de enfermedades en la conservacion de fauna silvestre. Vet Mex 31: 223-228.

29. Tantalean M, Huiza A. 1994. Sinopsis de los parasitos de peces marinos de la costa peruana. Biotempo 1: 53-101.

30. Tantalean M, Michaud C. 2005. Huespedes definitivos de Spirometra mansonoides (Cestoda, Diphyllobothriidae) en Peru. Rev Peru Biol 12: 153157. doi: 10.15381/rpb.v12i1.2370

31. Tantalean M, Sanchez L, Gomez L, Huiza A. 2005. Acantocefalos del Peru. Rev Peru Biol 12: 83-92.

32. Tantalean M, Mendoza L, Riofrio F. 2007. El zorro andino, Pseudalopes culpaeus, un nuevo huesped para Corynosoma obtuscens (Acanthocephala) en el Peru. Rev Peru Biol 14: 5152. doi: 10.15381/rpb.v14i1.1757

33. Thrusfield M. 1990. Epidemiologia veterinaria. Espana: Ed. Acribia. 339 p.

34. Vieira FM, Luque J, Muniz-Pereira L. 2008. Checklist of helminths parasites in wild carnivore mammals from Brazil. Zootaxa 1721: 1-23.

Maritza Acosta Z. (1,3), Manuel Tantalean V. (2), Enrique Serrano-Martinez (1,4)

(1) Laboratorio de Parasitologia, Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Peruana Cayetano Heredia, Lima, Peru

(2) Laboratorio de Parasitologia en Fauna Silvestre y Zoonosis, Facultad de Ciencias Biologicas, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Peru

(3) E-mail: maritza.acosta@upch.pe

(4) E-mail: marcos.serrano@upch.pe

Recibido: 18 de setiembre de 2014

Aceptado para publicacion: 24 de diciembre de 2014
Cuadro 1. Carnivoros silvestres criados en cautiverio en el Zoologico
Parque de Las Leyendas (Lima, diciembre 2012-enero 2013)

Familia       Especie               Nombre comun      No. de individuos

                                                      Machos   Hembras

Canidae       Lycalopex culpaeus    Zorro andino        2         1
              Lycalopex sechurae    Zorro costeno       4         1
Ursidae       Tremarctos ornatus    Oso de anteojos     3         4
              Ursus arctos arctos   Oso pardo           1         1
              Ursus americanus      Oso negro           1         1
                                      americano
Procyonidae   Nasua nasua           Coati               1         1
              Potos flavus          Chosna              1         7
Mustelidae    Lontra longicaudis    Nutria de rio       --        1
Felidae       Leopardus pardalis    Tigrillo            2        --
              Leopardus tigrinus    Oncilla             1         2
              Leopardus wiedii      Margay              2        --
              Leopardus colocolo    Gato del            1         1
                                      pajonal
              Panthera onca         Otorongo            1         4
              Puma concolor         Puma                2         1
              Panthera leo          Leon                6         3
              Panthera tigris       Tigre               1         2
Otariidae     Otaria flavescens     Lobo chusco         1         2

Cuadro 2. Parasitos gastrointestinales encontrados en carnivoros
silvestres en cautiverio en el Zoologico Parque de Las Leyendas
(Lima, diciembre 2012-enero 2013)

Parasito         Hospedero            Muestras   Muestras
                                        (n)      positivas
                                                    (%)

Toxascaris       Panthera leo            9         100.0
leonina          Puma concolor           3         33.3
                 Panthera tigris         3         66.7
Giardia sp       Panthera tigris         3         33.3
Corynosoma sp    Lycalopex sechurae      5         60.0
Atriotaenia sp   Nasua nasua             2         50.0

Cuadro 3. Frecuencia de parasitosis gastrointestinales segun edad y
sexo en carnivoros silvestres en cautiverio en el Zoologico Parque
de Las Leyendas (diciembre 2012-enero 2013)

Variable              Animales     Animales
                     muestreados   positivos
                         (n)          (%)

Edad       Jovenes       23          39.1
           Adultos       39          17.9
           Total         62          25.8
Sexo       Macho         29          37.9
           Hembra        33          15.2
           Total         62          25.8
COPYRIGHT 2015 Universidad Nacional Mayor de San Marcos
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Acosta Z., Maritza; Tantalean V., Manuel; Serrano-Martinez, Enrique
Publication:Revista de Investigaciones Veterinarias del Peru (RIVEP)
Date:Apr 1, 2015
Words:3740
Previous Article:Identificacion de parasitos gastrointestinales en ratas de Lima Metropolitana.
Next Article:Prevalencia de toxoplasmosis ovina en dos localidades de Puno, Peru.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters