Printer Friendly

IMPACTO DEL SEGURO DE CREDITO AGRICOLA SOBRE EL FINANCIAMENTO DEL FONDAS EN EL MUNICIPIO ANDRES BELLO (MERIDA, VENEZUELA).

1. INTRODUCCION

La agricultura representa uno de los sectores productivos mas importantes de la economia, porque genera los recursos alimentarios (productos primarios, bienes intermedios y productos finales) que posibilitan el sustento diario de la poblacion: salud, nutricion adecuada, estabilidad politico-social, entre otros. Gutierrez (2013) destaca que la actividad agricola forma parte de un sistema alimentario conformado por un conjunto de actividades enfocadas en la formacion y distribucion de productos agroalimentarios para lograr la alimentacion de la sociedad. En el caso del Sistema Alimentario Venezolano (SAV), se interrelacionan sus componentes (produccion agricola primaria, industria de alimentos, comercializacion domestica de alimentos e insumos para la produccion, comercio exterior y consumo) y sus actores (privados y publicos) para producir, transformar, comercializar y consumir bienes agroalimentarios. Los actores del SAV responden a las variaciones del mercado y a las politicas agroalimentarias generales y sectoriales que afectan su comportamiento y por ende la produccion y comercializacion de bienes y servicios agroalimentarios que van desde la produccion primaria hasta el consumo final.

Segun la Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacion-FAO (citada por Machado-Allison, 2002), la seguridad alimentaria se logra cuando las personas, en todo momento, tienen acceso a la alimentacion necesaria para llevar una vida sana y activa. Un pais que tiene garantizada la seguridad alimentaria esta en condiciones de elaborar, almacenar o importar los comestibles requeridos y distribuirlos equitativamente. Por tal motivo, el Estado debe desarrollar estrategias para impulsar el sector agricola y contribuir con la seguridad agroalimentaria de todos los ciudadanos, la cual ademas se puede lograr mediante el desarrollo de la agroindustria, la importacion de aquellos bienes que no se producen en el pais o su oferta es insuficiente, para de esta forma, garantizar el acceso satisfactorio a las disponibilidades de alimentos seguros e inocuos.

Laurentin (2015) considera a la agricultura como una actividad estrategica en el desarrollo nacional, debido a que es la principal fuente de produccion alimenticia de origen tanto vegetal como animal. Su importancia se traduce en la particularidad de ser un soporte fundamental en la construccion de la soberania alimentaria, entendida como la minima dependencia de importaciones de productos usados en la dieta diaria del habitante promedio de Venezuela a partir de la maxima produccion de alimentos dentro del territorio nacional. Por su parte, Gonzalez (2006) agrega que la agricultura es un sector primordial en el desarrollo y adecuado desempeno de un pais; asimismo, brinda estabilidad politica, social y demas areas relacionadas con servicios, vialidad, vivienda, entre otras. En otros terminos, ademas de contribuir con la seguridad alimentaria y el bienestar general, permite una mejor calidad de vida para la poblacion. Esto significa que la agricultura no se desarrolla de manera aislada, sino que esta influenciada por una variedad de factores que intervienen en su proceso.

Reinoza (2005) senala que la actividad agricola requiere tres factores productivos fundamentales en el rendimiento de la produccion: tierra, trabajo y capital. En este ultimo renglon se agrupan las necesidades de financiamiento para adquirir semillas, abonos, insecticidas, maquinaria, sistemas de riego y mano de obra, entre otros. En este sentido, a pesar de la trascendencia de la actividad agricola, se presentan dificultades para el productor al momento de solicitar un financiamiento, puesto que la insuficiencia de recursos financieros y las caracteristicas particulares que diferencian a la agricultura de otras actividades productivas hacen que el otorgamiento de financiamiento se estipule bajo condiciones especiales. Segun Barry (citado por Delgado & Blanco, 2009), se pueden mencionar -entre otras--las siguientes caracteristicas financieras de la agricultura: i) dependencia del ciclo biologico (que alarga el periodo de recuperacion del capital productivo); ii) actividad economica riesgosa; iii) uso intensivo del capital, con elevados requerimientos en inversiones; iv) necesidad de un equilibrio financiero entre endeudamiento y aporte de capital propio; v) caracter familiar de las explotaciones; y, vi) las limitaciones tecnologicas.

Conjuntamente con las caracteristicas previamente mencionadas y en relacion con el financiamiento proveniente de terceros (instituciones publicas, banca privada, informal y propia), los productores han presentado problemas de morosidad, baja inversion, limitado acceso al credito, debido a la falta de garantias y a escasa capacidad de ahorro para su autofinanciamiento. De lograrse un uso eficiente de los recursos financieros, se obtienen mayores beneficios y menores costos-riesgos. Al respecto, Gutierrez (2013) senala que se deben estudiar los diferentes aspectos inherentes al financiamiento agricola, como: origen de los recursos, distribucion de acuerdo con los rubros priorizados e impacto obtenido en la produccion.

De acuerdo con Hernandez (2013), en el caso de Venezuela y con respecto al origen del financiamiento agricola, este es otorgado principalmente por la banca comercial publica y privada (88,28% de los creditos agricolas provienen de estas fuentes); asimismo, la distribucion del financiamiento agricola ha estado dirigida desde 1980 hasta 2008 con mayor prioridad en los rubros de cereales, carnes (bovinos y aves), cafe, cacao y cana de azucar. El maiz y el arroz recibieron 24% del total de financiamientos, debido a su importancia en los patrones de consumo. Los rubros menos favorecidos han sido la leche (derivados), pescados, mariscos, especias, raices, tuberculos, azucares, miel, leguminosas, hortalizas, huevos, frutas y algunos renglones de carnes y grasas visibles. El impacto del financiamiento agricola sobre el Producto Interno Bruto (PIB) es escaso o inexistente, de acuerdo con el coeficiente de correlacion estimado (R = 0,41). Este resultado revela la necesidad de estudiar a profundidad las causas de esta baja efectividad en generar valor agregado al sector agricola.

A pesar de estos resultados en la actualidad, es comun que los productores del sector agroalimentario precisen el financiamiento agricola como uno de los problemas que enfrentan, motivado a que es insuficiente y no lo reciben de forma oportuna. Por tal razon, Gutierrez (2013) hace mencion a la necesidad de que los intereses de los productores y del gobierno esten alineados para que el financiamiento contribuya con elevar los niveles de produccion y productividad del pais. En opinion de Contreras & Saavedra (2001), los entes responsables del financiamiento agricola deben asumir, con claridad, aspectos como: la necesidad de seguimiento y evaluacion, la asistencia permanente a los productores, la garantia de que los recursos esten disponibles para el productor, la verificacion de que el credito se destine para lo que fue solicitado y la certificacion de la solvencia moral y crediticia en su comunidad. Es indispensable que los creditos avalados por grupos de la comunidad tengan mayor posibilidad de ser recuperados en los lapsos previstos para tal fin, a diferencia de aquellos avalados individualmente.

La actividad agricola--ademas--esta expuesta a riesgos que se deberian prever con anticipacion, los cuales comprenden condiciones naturales adversas como inundaciones, sequias, lluvias excesivas, heladas, vendavales, granizos, pedriscos, quemaduras del sol, fuego, nieve, ataques de plagas, pestes, enfermedades diversas (Roberts, 2005), asi como riesgos relacionados con recursos naturales: condiciones adversas del suelo; falta de agua de las fuentes de irrigacion y deterioro de la calidad de este recurso; riesgos financieros, de comercializacion y de precios, hasta condiciones propias del mercado, como comportamientos de la oferta y la demanda, con la consecuente variacion en los precios; riesgos en el mismo credito, liquidez, de transaccion, de las garantias, de reputacion y de diversificacion de la cartera agricola (Eid, 2004). La agricultura es, en consecuencia, una de las actividades mas riesgosas, debido a los riesgos asociados con la naturaleza, la sociedad y el mercado (Diaz, 2013).

El riesgo de la actividad agricola, producto de eventos externos, ocasiona disminucion de la capacidad o voluntad de pago de la obligacion financiera adquirida mediante un prestamo. Esto ocurre por cuanto estos eventos provocan una merma en los rendimientos esperados, mientras que las variables asociadas con los precios de los insumos originan incrementos en el costo de la produccion y cambios en las tecnicas productivas implementadas. El productor emplea su experiencia de sembrado para estimar los niveles de rendimiento a lograr, asi como para determinar la superficie de siembra para la proxima temporada; asimismo, trata de prever los eventos climaticos que afectaran tales rendimientos de la cosecha de acuerdo con el ciclo productivo. Es alli donde se hace presente la incertidumbre: cuando el productor afronta un escenario en el cual no conoce los resultados posibles de su decision y no tiene precisada la distribucion de probabilidades vinculadas. Por este motivo, el agricultor no puede valorar el resultado ante la situacion que se pueda presentar (Ruiz, 2009). De alli que cobran importancia la gestion de riesgos y la implementacion de estrategias de prevencion, mitigacion y transferencia de riesgos, dentro de la actividad agricola (Diaz, 2013).

A pesar de lo expuesto previamente, los pequenos y medianos productores agricolas deben aplicar estrategias, con el fin de disminuir los efectos adversos a los que tienen que enfrentar. En este sentido, la gestion del riesgo es vital en las decisiones de inversion y financiacion de los agricultores de los paises en desarrollo y de economias en transicion. Entre las medidas de gestion de riesgos basicos en la agricultura se aprecia la seleccion adecuada de variedades de plantas y animales, diversificacion en la actividad agricola, medidas de prevencion para enfrentar las adversidades climaticas, acceso a los sistemas de riego, entre otras (Roberts, 2005).

Otras medidas a considerar son: aplicacion de tecnicas productivas menos riesgosas, diversificacion de los rubros productivos; fragmentacion de la parcela para aprovechar los diferentes microclimas; complementacion de los ingresos del hogar, mediante trabajos para terceras personas; acumulacion de ahorros en especie; inversion en el colateral social, para tener acceso a prestamos de emergencia de fuentes informales; adquisicion de seguros de credito y cosecha (Arraiza, 2002). En el sector formal los seguros pueden ser inalcanzables o no estar disponibles para los productores agricolas y cuentan con instrumentos limitados para la mitigacion del riesgo cuando no se adaptan a sus condiciones, tales como: garantias reales o avales por parte de terceros, prima por riesgo en el interes fijado, establecimiento de provisiones para prestamos incobrables y diversificacion de la cartera.

El seguro de credito agricola (SCA) es un elemento financiero que permite a los productores agricolas traspasar a las aseguradoras los deterioros provocados a un cultivo asegurado por los efectos climaticos adversos que afectan la produccion agricola, con el fin de lograr proteccion a la fuente de ingreso y la familia del productor. En terminos de Hatch, Nunez, Vila & Stephenson (2012, p. 4); "El seguro agropecuario ayuda a los productores a mitigar los efectos financieros de eventos naturales adversosy a mejorar la eficiencia en la asignacion de sus recursos". Este seguro protege a animales y cultivos contra causas naturales (por ejemplo, sequia, inundacion, plagas y viento), por tanto, esta referido a la transferencia equitativa del riesgo de una perdida, de una instancia a otra a cambio de una prima (Hatch, 2008). La empresa aseguradora toma el riesgo y acepta el pago de una prima determinada por la propia empresa. Murillo (2016) identifica al SCA como un componente de gestion de riesgo en la actividad agricola, mientras que la ALIDE (2015) lo identifica como una alternativa para la inclusion crediticia. El SCA, en consecuencia, representa una solucion que otorga amparos contra riesgos naturales descritos en la cobertura del seguro (Jaramillo & Vasquez, 2012).

Generalmente, los agricultores de America Latina carecen de acceso a los servicios de seguros e instrumentos de manejo del riesgo que podrian ofrecerle proteccion contra la perdida adversa de ingresos al minimizar la incertidumbre. En America Latina y el Caribe el mercado de SCA se mantiene poco desarrollado (con un total de 5%), a diferencia de paises como EE.UU., Canada y China, que concentran 75% de las primas (de un total de US$ 25.000 millones). Esto se refleja en una limitada superficie cultivada asegurada (17%) y una gran concentracion de las primas comercializadas (90%) en paises como Argentina, Brasil y Mexico, los cuales disponen de programas subsidiados por el sector publico (ALIDE, 2015). Dicha realidad se produce en un contexto donde los fenomenos climaticos se han intensificado, por lo que es necesario el aseguramiento del sector--en especial, de los pequenos y medianos productores--, con el fin de aminorar los impactos negativos. De acuerdo con Hatch (2008), los SCA son relativamente nuevos en paises como Chile y Venezuela; no obstante, se han realizado avances para asegurar las tierras agricolas (2% y 4% respectivamente). Segun Hatch et al. (2012), en Venezuela, el alcance de la cobertura de los seguros agropecuarios es incipiente, al tiempo que el area de cobertura llega a menos de 1%; a su vez, el desarrollo del mercado es limitado.

A pesar del escaso desarrollo del mercado de SCA en America Latina, existen experiencias alentadoras que prometen generar resultados positivos a mediano y largo plazo. Entre ellas se pueden mencionar: 1) el caso de la Gestion de Informacion de Riesgos Agropecuarios y Sistemicos (GIRAS), en Bolivia, el cual tiene como objetivos: a) producir informacion sobre riesgos agropecuarios y sistemicos a los que estan expuestos los agricultores; b) facilitar la toma de decisiones acerca de la asignacion de creditos a los pequenos productores; c) generar una mejora efectiva en el manejo de la cartera de creditos; y, d) ofrecer una alerta oportuna a los potenciales agricultores acerca de los riesgos agroclimaticos en sus respectivas zonas de trabajo (FOMIN, 2015a); 2) el caso de los Fondos de Inversion Rural (FIR), de la Asociacion Boliviana para el Desarrollo Rural (Pro-Rural) tambien en Bolivia-, cuyo objetivo es reducir costos y riesgos crediticios, asi como ofrecer una mejora en las condiciones de credito a los pequenos agricultores (FOMIN, 2015b); y, 3) el caso del seguro agricola comercial de La Positiva Seguros, en Peru, creada con el objetivo de desarrollar un seguro de credito agricola comercial y cubrir las perdidas resultantes de fenomenos climaticos, en la produccion agricola de pequenos, medianos y grandes agricultores (FOMIN, 2015c).

Con respecto a la cobertura de los SCA, existen diversos tipos de seguros que cubren desde la preparacion de la tierra hasta la recoleccion de la cosecha (seguros de inversion), asi como el valor total de la cosecha esperada por el productor (seguro de cosecha), el valor que el cultivo tenga en el momento de ocurrir el siniestro (seguro por planta viva), perdidas debido a cualquier riesgo climatologico y biologico. Murillo (2016), por ejemplo, clasifica a los SCA en tres grupos: 1) segun el nivel de alcance: catastrofico y comerciales; 2) segun el nivel de cobertura de la suma asegurada: de cobertura completa y de cobertura en partes (por franjas); y, 3) segun el tipo de evaluacion: directa en campo y parametricos. Diaz (2013) propone los siguientes esquemas de SCA: seguro mono riesgo, seguro combinado o multiriesgo, seguro dano directo a la planta, seguro parametrico, seguro de rendimiento, seguro de precio, seguro de ingresos y seguro integral de proteccion agricola. Zavala (2010) indica que la cobertura puede plantearse mediante diferentes esquemas: seguro a la inversion, seguro a la cosecha esperada y a la produccion y seguro por planta.

En el afan de cubrir los riesgos latentes con los SCA, la eventual siniestralidad pudiese superar el fondo comun, lo cual obliga a las aseguradoras a rechazar los aseguramientos del riesgo o a hacerlo con costos elevados. Dicho fenomeno se conoce como aversion al riesgo (Wenner, 2005), el cual limita el desarrollo del seguro agricola como herramienta de gestion de riesgos, cuyas causas principales son la informacion asimetrica, los riesgos correlacionados, los altos costos administrativos, los desequilibrios entre las preferencias de los agricultores y su capacidad de pago, el mercado de reaseguro a nivel internacional y la inadecuada intervencion estatal.

La informacion asimetrica se corresponde con el conocimiento del productor sobre su cultivo, el cual--ademas--la aseguradora desconoce (tipo oculto). Ante esta situacion es dificil calcular la probabilidad de ocurrencia del riesgo y la prima correspondiente. De la informacion asimetrica nacen dos problemas correlacionados: a) el riesgo moral segun el cual un aseguramiento puede tener cambios en la conducta del asegurado, quien, al conocer que las perdidas potenciales son cubiertas por la aseguradora, hace que sea menos diligente en la gestion de los riesgos asociados con la produccion y el manejo de los cultivos; y, b) la seleccion adversa, segun el cual un seguro es de mayor interes para personas con perfiles mas riesgosos, lo cual puede generar un desequilibrio entre los indices de siniestralidad y los ingresos por primas (Wenner, 2005).

El seguro de credito agricola tiene por finalidad la reduccion del impacto negativo en la produccion, por lo que actua como un instrumento financiero para que los productores agricolas soliciten el reconocimiento de los danos a las aseguradoras, de acuerdo con los terminos establecidos por las perdidas en su cosecha y por el monto estipulado y asi cubrir sus requerimientos de liquidez temporalmente. De esta manera, el efecto de dicha perdida sera menor y la proteccion de su fuente de ingreso y la de su familia sera posible. En los casos en que estos seguros de credito agricola no cubran los eventos perjudiciales para los pequenos y medianos productores agricolas, se genera un mayor grado de inestabilidad que puede ocasionar no solo problemas financieros al productor, sino tambien al entorno en donde se desenvuelve, al afectar a otras familias que dependen de los niveles productivos generados por las cosechas y a las instituciones oferentes de financiamiento. Es evidente fortalecer este instrumento financiero y conocer las bondades que tendria para la economia si se perfeccionara su aplicabilidad, pues se lograria un mayor rendimiento y estabilidad del sector agricola, al apoyar al pequeno y mediano productor en los casos de presentar dificultades en sus cosechas.

En este escenario ampliamente descrito y para fines de la presente investigacion, se consideraron sujetos de estudio a los agricultores del municipio Andres Bello del estado Merida (Venezuela), financiados por el Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista (FONDAS). Este es un ente de financiamiento publico creado en Decreto No. 5.838, en la Gaceta Oficial No. 38.863, de fecha 01 de febrero del ano 2008, con la finalidad de promover la inclusion social y permitir la participacion efectiva del pueblo en la formulacion, ejecucion y el control de la gestion de sus politicas y resultados, para facilitar el contacto directo entre las comunidades y los trabajadores del Fondo y garantizar la conformacion de un sistema agrario socialista. El FONDAS es un servicio de financiamiento dirigido de manera preferencial a los pequenos y medianos productores, vinculados con los Consejos Comunales, Consejos Campesinos, Consejos de Pescadores y Pescadoras, pueblos y comunidades indigenas y cualquier otra forma de organizacion y participacion comunitaria, cuya actividad principal esta relacionada con el desarrollo agrario socialista.

En relacion con los seguros de credito agricola, el FONDAS aplica el Fondo de Riesgo Autoadministrado (FRA), con el fin de garantizar la cobertura de cualquier siniestro que afecte la unidad de produccion durante la vigencia del credito publico, de acuerdo con lo establecido en el convenio. Este fondo de riesgo posee una partida financiable dentro del Plan de Inversion del Credito, equivalente a 2% del monto a financiar y retenido en el primer desembolso. En los casos de mediano y largo plazo, se incrementara en 0,5% del monto del credito por cada ano de vigencia y retenido en el primer desembolso. Estos recursos cubriran un porcentaje o la totalidad de los siniestros declarados. El porcentaje se establecera en funcion de los danos reflejados por el tecnico de campo en su inspeccion a la unidad de produccion afectada.

Los pequenos y medianos productores agricolas que recibieron creditos del FONDAS en el municipio Andres Bello del estado Merida Venezuela, cuentan unicamente con la cobertura de siniestros climatologicos debidamente certificados por la institucion competente, lo cual representa una barrera para disfrutar de los beneficios proporcionados por el SCA. Sin embargo, hay aseguradoras--en el sector privado--que prestan una cobertura mas amplia, pero generalmente no se adaptan a las condiciones de los productores, en virtud de solicitarles garantias reales o avales de terceros, primas por riesgo en el interes fijado, establecimiento de provisiones para prestamos incobrables y diversificacion de la cartera (Arraiza, 2002).

Sobre la base de estas premisas, el objetivo del presente trabajo es evaluar el impacto del SCA en los programas de financiamiento del FONDAS a los pequenos y medianos productores agricolas del municipio Andres Bello del estado Merida, Venezuela. Con este fin, inicialmente se identifico el perfil de estos productores; luego se caracterizo el financiamiento disponible para ellos, al tiempo que se determinaron los siniestros, se revisaron las caracteristicas de los SCA asociados al financiamiento del FONDAS; y, finalmente, se examinaron las experiencias de estos productores con el SCA pagado, al obtener el financiamiento a cargo de este Fondo.

A continuacion se presenta la metodologia utilizada en la realizacion del trabajo; de seguidas los resultados, las principales conclusiones y las referencias revisadas.

2. METODOLOGIA

Se realizo una investigacion enmarcada dentro del enfoque cuantitativo, el cual permitio medir en que proporcion los seguros de credito agricola cumplieron eficazmente a los pequenos y medianos productores agricolas en casos de perdidas ocasionadas por siniestros que no estaban bajo su control. Del mismo modo, este enfoque favorecio la cuantificacion de los reembolsos realizados por las empresas aseguradoras ante la ocurrencia de eventos fortuitos que han estado fuera del control de los beneficiarios. Asimismo, se realizo una investigacion de campo, con un diseno exploratorio.

La poblacion estuvo constituida por 94 pequenos y medianos productores agricolas, ubicados en La Azulita, municipio Andres Bello del estado Merida (Venezuela). Para el calculo de la muestra se empleo el muestreo probabilistico (aleatorio simple), con el que se obtuvo una muestra representativa de 43,62% (finalmente conformada por 44 pequenos y medianos productores agricolas), con un nivel de confianza de 95% y margen de error de 5%.

En cuanto a la recoleccion de datos, se realizo una encuesta con base en un cuestionario dirigido a estos productores agricolas. Las preguntas del cuestionario fueron cerradas y de seleccion simple. Los datos asi obtenidos se procesaron a traves del software estadistico SPSS, version 19 y del Microsoft Excel 2007. La seleccion y clasificacion de los datos se realizo de acuerdo con el tipo y naturaleza de la informacion para alcanzar los objetivos de la investigacion y bajo el asesoramiento estadistico de especialistas en la materia.

3. RESULTADOS Y DISCUSIONES

Esta seccion presenta los resultados asociados con el trabajo de campo realizado con los pequenos y medianos productores agricolas del municipio Andres Bello del estado Merida, financiados por el FONDAS y seleccionados en la muestra.

3.1. PERFIL DE LOS PEQUENOS Y MEDIANOS PRODUCTORES AGRICOLAS DEL MUNICIPIO ANDRES BELLO, ESTADO MERIDA, VENEZUELA

Respecto a la edad de los pequenos y medianos productores agricolas, el minimo corresponde a 29 anos y el maximo a 83. El promedio equivale a 58 anos, con una dispersion respecto a este valor de 13 anos. La distribucion de frecuencias del estado civil de los productores agricolas fue la siguiente: 19 de los productores (47,5%) se encuentran casados, mientras que 11 estan solteros (24,5%) y 7 en estado de viudez (17,5%). Los divorciados y los unidos por concubinato son los de menor frecuencia, con 2 (5%) y 1 (2,5%), respectivamente.

Referente a la carga familiar, el 80,8% de los productores encuestados indica que su esposa forma parte de la carga familiar, mientras que el 19,2% de los productores senala a su madre u otro familiar (como nietos y sobrinos) como miembros de su carga familiar, con 11,5% y 7,7%, respectivamente. En relacion con la distribucion del numero de hijos que forman parte dela carga familiar, se puede apreciar que los productores tienen entre 1 y 9 hijos, cuyas frecuencias mayores estan entre 1 y 3 hijos, mientras que la menor frecuencia recae entre 6 y 8 hijos. El numero de hijos promedio es de 3, con una desviacion estandar de 2 hijos.

La situacion habitacional de los productores agricolas revela que 36 productores (90%) poseen vivienda propia. Esto constituye un indicador indirecto de sus condiciones socioeconomicas, puesto que poseer una vivienda propia acarrea cierto estatus social mas alto con respecto a quien no la posee. Por su parte, 1 productor (2,5%) vive en condicion de alquilado, mientras que el porcentaje restante (7,5%) son productores que aun se encuentran en su vivienda materna.

En cuanto a los ingresos monetarios mensuales aproximados (3), las actividades agricolas representan los ingresos mensuales de Bs.F de 0 a 1.000 para 47,5% de los productores, mientras que los ingresos por actividades agricolas entre Bs.F de 1.000 a 3.000 son percibidos por 45% de los ellos; solo 2,5% de los agricultores supera el ingreso mensual de Bs.F 3.000 Por otro lado, 52,5% percibe ingresos mensuales por otro tipo de actividad. En este grupo, 17,5% de los agricultores gana entre Bs.F de 0 a 1.000 mensuales y 30% entre Bs.F de 1.000 a 3.000 mensuales, debido a otra actividad economica adicional, mientras que 47,5% de los agricultores solo se dedica a la actividad agricola.

Entre los rubros de mayor produccion (Grafico No. 1) en las explotaciones de los productores encuestados, destacan: el cafe, el banano (o cambur), la naranja y el cacao, con una frecuencia de 22, 21, 16 y 16--respectivamente--, con un ciclo anual absoluto para el cafe; por su parte, el banano (o cambur) presenta variaciones entre diario, mensual y trimestral, siendo este ultimo el de mayor prevalencia en su duracion del ciclo. La naranja y el cacao presentan un ciclo de duracion anual, semestral o trimestral. En el ciclo anual domina la naranja, mientras que en el ciclo trimestral predomina el cacao.

3.2. CARACTERISTICAS DEL FINANCIAMIENTO DISPONIBLE PARA LOS PEQUENOS Y MEDIANOS PRODUCTORES AGRICOLAS DEL MUNICIPIO ANDRES BELLO DEL ESTADO MERIDA (VENEZUELA)

Entre las organizaciones financieras que han otorgado credito para las actividades agricolas se destaca el FONDAS, con 100% (40 productores) de creditos otorgados; seguidamente se encuentra el Fondo Merideno para el Desarrollo Agricola Sustentable (FOMDES), con 7,5% de los productores, mediante creditos agricolas otorgados, mientras que el 5% ha recibido creditos de instituciones privadas para financiar sus actividades agricolas. Los montos otorgados por las organizaciones financieras superan los Bs.F 2.500; por su parte, los creditos superiores a Bs.F 20.000 son los de mayor aprobacion, con 53%; seguidamente se encuentran los montos aprobados entre Bs.F 2.500-7.500, con 28% de los prestatarios. Los montos otorgados entre Bs.F 7.500-20.000 se encuentran entre 5% y 8%, respectivamente. La solicitud de creditos para el desarrollo de actividades agricolas se realiza por lo general una vez al ano en el 35 casos (87,5%), mientras que para las demas modalidades--como siembra u otros--, dos o tres veces al ano.

En relacion con los niveles de dificultad resalta la insuficiencia del monto para satisfacer las necesidades de la actividad agricola; para ello, se identifica con 1 la dificultad mas baja y con 5, la mas alta (Grafico No. 2). Los niveles mas altos de dificultad se registraron con valores iguales a 4 y 5, en el caso de 3 productores agricolas (7,5%), mientras que la dificultad para llenar la planilla, la falta de garantias reales y la documentacion exigidas corresponden a los niveles mas bajos de dificultad. Sin embargo, este ultimo (documentacion exigida) presenta un nivel de dificultad levemente alto (4) para cualquier productor agricola.

Respecto al tiempo de respuesta de la entidad financiera para la tramitacion del credito agricola, los productores otorgan a la modalidad de Bueno la mayor frecuencia, con 39%, seguido de 33% a la modalidad Excelente, mientras que las modalidades Deficiente y Medianamente presentan las frecuencias mas pequenas con 15% y 13%, respectivamente. Cerca de 40% de los prestatarios poseian un conocimiento completo sobre las condiciones del cumplimiento del credito agricola, mientras que 25% percibio parcialmente dicho conocimiento, mientras que a 23% de ellos no se le dieron a conocer las condiciones de cumplimiento.

El numero de financiamientos (Grafico No. 3) recibidos por los productores agricolas en los ultimos tres anos del periodo analizado han sido otorgados principalmente por el FONDAS, con una mayor frecuencia en un unico credito (85%), frente a 12,5% de los productores que han recibido dos creditos y 2,5% recibio mas de dos (2) creditos.

3.3. SINIESTROS OCURRIDOS A LOS PEQUENOS Y MEDIANOS PRODUCTORES AGRICOLAS DEL MUNICIPIO ANDRES BELLO DEL ESTADO MERIDA (VENEZUELA)

De los 40 productores que contestaron la pregunta sobre siniestros, 57,50% respondio que ha enfrentado algun tipo de siniestro con perdidas significativas en su unidad de produccion (UP), frente a 42,5% que no lo han padecido. En el Grafico No. 4 se observan los siniestros mas frecuentes: plagas y enfermedades con una frecuencia de 9 productores (22,5%) y 8 (20,0%) respectivamente. Seguidamente, se encuentra el clima, para el cual se toman en cuenta las lluvias excesivas, ondas calidas, granizo y heladas, con una frecuencia de 7 (17,5%) de los productores. Las inundaciones, el viento u otros siniestros son de menor incidencia con una frecuencia menor o igual a 2 (2,5%).

El nivel de afectacion en la unidad de produccion por el padecimiento de los siniestros (Grafico No. 5) ha sido Muy malo para los productores (43%), mientras que el nivel de afectacion Malo representa 32% y el nivel intermedio Regular, 25%.

El seguimiento y asesoria por parte de los tecnicos de la institucion crediticia (Grafico No. 6) es considerado Muy malo por 38% de los encuestados, seguidos por una proporcion de 29%, compartida para las modalidades Regular y Malo, mientras que 4% de los productores no respondio a esta interrogante.

Las principales causas senaladas por los productores para la ocurrencia de los siniestros (Grafico No. 7) vienen dadas por condiciones de ondas calidas y plagas, ambas con la misma proporcion de 85% de los productores. Seguidamente se encuentran los fuertes vientos, con 53% y el exceso de humedad, con 45%; mientras que la sequia y las enfermedades representan el grupo de causas a un nivel porcentual mas pequeno, con 28% y 23% respectivamente. Por su parte, las inundaciones y el granizo son las causas de siniestros de menor incidencia entre los productores, con 5% y 3%.

Los siniestros en el proceso productivo se presentan con mayor frecuencia y de forma esporadica en 14 de los productores (35%). Seguidamente se encuentran los siniestros de ocurrencia mensual, con una frecuencia de 10 productores (25%). La ocurrencia anual o en cada cosecha presentan la misma frecuencia, con 7 productores (17,5%), mientras que la ocurrencia de siniestros semanales representa 2%, por lo que estos tiempos de recurrencia son los de menor frecuencia.

3.4. CARACTERISTICAS DE LOS SEGUROS DE CREDITO AGRICOLA (SCA) ASOCIADOS CON EL FINANCIAMIENTO AGRICOLA OTORGADO POR EL FONDAS

En relacion con las condiciones del SCA, a 95% de los productores agricolas (38) no se le explicaron las condiciones, mientras que a 2,5% de los ellos (1) se le explico mediana o parcialmente las condiciones de cumplimiento del SCA.

El nivel de informacion previa para la tramitacion del SCA (Grafico No. 8) que poseian 2,5% de los prestatarios es parcial, frente a 97,5% de productores que no poseen ninguna informacion previa. En cuanto a la asesoria tecnica, 100% de los productores agricolas (41) no han recibido alguna en relacion con la tramitacion del beneficio del SCA.

3.5. EXPERIENCIA DE LOS PEQUENOS Y MEDIANOS PRODUCTORES CON EL SCA DEL FONDAS

La experiencia de los productores con seguros agricolas ha sido deficiente para 16% de ellos (7), mientras que 84% de los restantes (34 productores) no aplica o no responde a este item, porque no sabian que disponian de ese beneficio. El numero de veces que han hecho uso efectivo del SCA es superior a 4 para 3% de los productores, mientras que el porcentaje restante (97%) no ha hecho uso efectivo del SCA, al no poseer informacion sobre como es su funcionamiento.

Durante el proceso de obtencion de respuesta del SCA, cuando se presenta un siniestro (Grafico No. 9) 49% de los productores (20) carece de informacion sobre ello, mientras que 15 de los productores (37%) notifica el siniestro al ente crediticio como el primer paso, seguido por 9% (representado por 4 de los productores) quienes consideran relevante acatar las recomendaciones establecidas por el inspector. Sin embargo, los tecnicos no asisten al productor segun lo manifiestan. En igual proporcion, 2,5% de los productores considera prestar la colaboracion al inspector enviado por el ente crediticio, asi como resguardar el terreno afectado.

La respuesta por parte de la entidad financiera para la aplicacion del SCA ha sido deficiente para 8% de los productores agricolas (3), mientras que 92% (representado por 37 los productores) no ha solicitado dicha respuesta a nombre del ente crediticio, debido al desconocimiento del tramite a realizar por parte de cada productor. El SCA obtenido por los productores no ha cubierto ninguno de los siniestros ocurridos a 20% de los productores (8), mientras que 80% (constituido por 32 productores) manifesto desconocer la cobertura de dicho SCA (Grafico No. 10).

Los siniestros cubiertos por el SCA representan para 2 de los productores (5%) la perdida total de la cosecha, mientras que para 1 de ellos (3%), el seguro le cubre la perdida parcial de la cosecha o no le cubre ninguno de los siniestros. Por otro lado, 36 productores (90%) desconocen los tipos de siniestros cubiertos por el SCA. En cuanto a la mora o morosidad, 10% de los productores manifiestan haber caido en mora, mientras que 90% afirma lo contrario. Las razones para incurrir en mora estan influenciadas, en igual medida, al bajo rendimiento de la produccion para 2 productores (5%) o una perdida de la cosecha financiada, a diferencia de los 36 productores restantes (90%), a quienes no aplica o carecen de informacion sobre el incurrimiento en mora. Por otro lado, el numero de veces que han sido exonerados del pago del credito agricola ha sido ninguno para los 41 productores (100%), sea por el FONDAS o por la banca privada.

3.6. IMPACTO DE LOS SCA FONDAS SOBRE LOS PROGRAMAS DE FINANCIAMIENTO OFRECIDOS A LOS PEQUENOS Y MEDIANOS PRODUCTORES AGRICOLAS DEL MUNICIPIO ANDRES BELLO, MERIDA, VENEZUELA

En la evaluacion del impacto del SCA, sobre los programas de financiamiento ofrecidos a los pequenos y medianos productores agricolas del municipio Andres Bello (Merida, Venezuela, adicional al trabajo empirico realizado mediante la aplicacion del instrumento a los 41 productores agricolas, se entrevistaron a los tecnicos del FONDAS y del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (MPPAT), ubicados en el Municipio mencionado. Se obtuvo asi informacion relativa a los financiamientos otorgados, a la forma de operar y a las limitaciones presentes en la gestion. Al respecto se constato que la mayoria de los tecnicos de campo no son de la zona asignada; por tal motivo, desconocen el area de inspeccion. Asimismo, los informes realizados sobre los siniestros notificados por los productores agricolas son enviados a la oficina central ubicada en la ciudad de Caracas para que evalue la factibilidad de ser condonado el financiamiento, de manera parcial o total y optar al beneficio del SCA. Tal practica ocasiona retardos en la respuesta de los casos presentados. Los siniestros naturales avalados por el FONDAS estan relacionados con factores ambientales y climaticos, por lo que quedan sin efecto los danos causados por plagas o enfermedades (estos ultimos son reportados por el productor agricola al tecnico de campo para que le proporcione el asesoramiento requerido).

De otro lado, existe insuficiencia de personal tecnico y de vehiculos para la realizacion efectiva de las supervisiones y el cubrimiento de las unidades de produccion (UP), situacion que impide a los tecnicos de campo atender las solicitudes de supervision en las fechas establecidas, en especial las de ciclo corto (papa, tomate, pimenton, apio, cebollin, entre otros). En cuanto a los financiamientos otorgados por el FONDAS a los productores agricolas, a quienes se les aplica un descuento para ser implementado como seguro, en caso de requerirlo de acuerdo con las condiciones establecidas en el contrato y su normativa los tecnicos manifiestan que se requiere realizar una explicacion concisa a los productores agricolas de los beneficios y obligaciones del financiamiento y del SCA. La tramitacion de los informes por siniestros naturales requiere que sean certificados por una institucion especialista en el area, tales como el informe meteorologico o un informe sobre movimiento de tierras. Para realizar estos informes el productor debe trasladarse a la institucion que realiza la evaluacion y solicitar la inspeccion de su UP, a fin de certificar el siniestro. Este proceso es complicado para el productor, porque tiende a desconocer los pasos a seguir, debido a que la institucion crediticia no le informa al respecto al momento de realizar la entrega del acta y el contrato del financiamiento.

De acuerdo con los resultados obtenidos mediante el levantamiento del cuestionario y su posterior procesamiento estadistico, asi como en las entrevistas no estructuradas realizadas a funcionarios del FONDAS y del MPPAT, en terminos de impacto de los seguros de credito agricola en los programas de financiamiento ofrecidos por FONDAS a los pequenos y medianos productores agricolas, fue posible determinar que el SCA cancelado de manera obligatoria por los productores (como un porcentaje del monto del credito y establecido como parte del contrato con la institucion), no ha propiciado ningun impacto favorable en dichos productores en cuanto al financiamiento agricola. De hecho, en los casos de haberse producido algun siniestro, ellos han perdido su cosecha, han quedado insolventes. Adicionalmente, tal y como se ya indico en los resultados, algunos siguen cancelando el credito con recursos de otras fuentes diferentes a las generadas en el proceso agricola.

Cabe destacar asimismo que el inadecuado funcionamiento del SCA tambien ha causado danos significativos a las instituciones crediticias, en lo referido a no recuperar los fondos prestados a los productores. En caso de haberlos recuperado, esto ha sido gracias al compromiso del productor, al emplear diferentes fuentes de fondos para honrar la deuda. No obstante, tal practica afecta el desempeno general, asi como la sostenibilidad financiera de las instituciones, al tiempo que obliga al Estado a tomar medidas inadecuadas. Es el caso de lo acontecido en el ultimo trimestre del ano 2010, cuando varios productores venezolanos resultaron afectados por contingencias naturales o eventualidades ajenas a su voluntad, lo que implico para ellos perder la capacidad de pago de los recursos otorgados por parte de la banca publica y privada. En este sentido, el entonces presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela dicto la Ley de Atencion al Sector Agricola (Decreto No. 8.684, Gaceta Oficial No. 39.928, de fecha 23 de mayo de 2012), con la que establecio normas para regular la reestructuracion y condonacion total o parcial de los financiamientos agricolas concedidos a beneficiarios que demostraran haber enfrentado contingencias ajenas a su voluntad con la consecuente perdida de la capacidad de pago. Estas medidas, en lugar de fomentar la cultura del credito y fiel cumplimiento de las obligaciones contraidas, aumentaron la ineficiencia de las instituciones, el abandono o poca atencion de las labores agricolas y una creciente la cultura del no pago en los prestatarios.

4. CONCLUSIONES

El estudio realizado sobre el impacto del SCA, contemplado en el financiamiento ofrecido por el FONDAS a los pequenos y medianos productores del municipio Andres Bello del estado Merida (Venezuela) permitio reflexionar que la experiencia de estos con el SCA ha sido deficiente. En la mayoria de los casos no se ha hecho un uso efectivo d el mismo, principalmente por desconocimiento de esta herramienta por parte del productor agricola, ademas su cobertura solo atane en casos de siniestros climaticos. Esto hace casi imposible que se beneficien los pequenos y medianos productores agricolas, debido a que no se estan considerando otro tipo de siniestros presentes, tales como plagas o enfermedades, las cuales tambien afectan a las UP. Es en este sentido que las condiciones para el cumplimiento de los SCA deben ajustarse a los requerimientos de estos productores y a los factores externos fuera de su control, aunado a politicas publicas orientadas al tema, en las cuales se garantice un seguimiento y asesoramiento adecuado. Esto permitira lograr un mejor aprovechamiento de los financiamientos, ademas de proporcionar respaldo y cierta seguridad a los productores en su actividad cotidiana.

Para destacar lo mucho que falta por hacer en Venezuela en relacion con el SCA, cabria recordar algunas de las principales ventajas conocidas de su pertinente implementacion. Segun la ALIDE (2015), un adecuado esquema de SCA permitiria a los bancos controlar de manera mas eficiente los riesgos sistemicos relacionados con su cartera de credito agricola; asimismo, podrian reducir sus tasas de interes, aumentar el acceso al credito y reducir la escala de riesgo de deficit de liquidez de los bancos e instituciones crediticias, que genera insolvencia o imposicion de un financiamiento externo elevado. Adicionalmente Zavala (2010) expone que contar con un SCA beneficia a los agricultores por cuanto pueden disponer de proteccion personal. Ademas, el pais se beneficia al generarse un ahorro interno, que proporciona mayor estabilidad al sector. A pesar de la importancia del SCA, no se difunden suficientemente los instrumentos de cobertura de riesgos, debido a ausencia de politicas y debilidad de instituciones publicas y privadas encargadas del tema. Por lo tanto, si se quiere realmente avanzar en la solucion de este problema, se deben disenar e implementar politicas acordes con la realidad, a la par de definir muy bi en lo s r o les de los sect ore s publico y privado, segun sea el producto o servicio que cada uno ofrece (Hatch et al., 2012).

Finalmente y en relacion con los resultados obtenidos en la presente investigacion, se destaca que la situacion expuesta afecta la produccion y distribucion alimentaria del pais, pues genera obstaculos adicionales para desarrollar el sector agricola; en especial, en el caso de los pequenos productores, quienes no poseen capacidad competitiva frente al incremento de las importaciones de rubros agricolas para solventar la demanda interna. Por tal razon es imperativo impulsar ampliamente el mercado de SCA en el pais, como respuesta a las grandes necesidades del sector, a la vez que instituciones como el FONDAS disenen estrategias ajustadas a los requerimientos del productor para aprovechar el financiamiento y asesorarlo en lo concerniente al SCA, con posibilidades reales de hacer uso efectivo del mismo en caso de requerirlo, para de esta forma ser garantes de la tan deseada seguridad alimentaria de Venezuela desde el punto de vista del abastecimiento (claro esta, sin de lado la inocuidad alimentaria).

REFERENCIAS

Arraiza, M. (2002). Seguros agricolas. Apuntes Agronomicos, 2(3). Recuperado de http://www.agro.uba.ar/apuntes/no_3/seguros.htm

Asociacion Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo, ALIDE. (2015). Seguros agropecuarios catastroficos para bancos de desarrollo. Revista ALIDE, (2), 20-23. Recuperado de http://www.alide.org/download/Publicaciones/revista15_4.pdf

Contreras, I. & Saavedra, S. (2001). Evolucion del financiamiento agricola en el estado Merida en el contexto nacional, 1990-1998. Agroalmentaria, 7(12), 23-38. Recuperado de http://erevistas.saber.ula.ve/index.php/agroalimentaria/article/view/1261

Delgado, A. & Blanco, M. (2009). Modelo multicriterio para el analisis de alternativas de financiamiento de productores de arroz en el estado Portuguesa, Venezuela. Agroalmentaria, 15(28), 35-48. Recuperado de http://erevistas.saber.ula.ve/index.php/agroalimentaria/article/view/1455

Diaz, M. (2013). El seguro agricola como herramienta de gestion de riesgos. Enfoque en los pequenos productores de maiz en Colombia. (Tesis inedita de Maestria). Universidad Bern, Suiza. Recuperado de http://babel.banrepcultural.org/cdm/ref/collection/p 17054coll23/id/710

Eid, S. (2004). El credito agricola: administracion de riesgos y politica crediticia. Documentos de Trabajo USAIS-Proyecto Premier, 1-12. Recuperado de https://www.microfinancegateway.org/sites/default/files/mfg-es-documento-el-credito- agricolaadministracion-de-riesgos-y-politica-crediticia-5-2004.pdf

Fondo Multilateral de Inversiones, FOMIN. (2015 a). Gestion de informacion de riesgos agropecuarios y sistemicos (GIRAS): Sembrar Sartawi--Bolivia. Recuperado de http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getDocument.aspx?DOCNUM=39578835

Fondo Multilateral de Inversiones, FOMIN. (2015b). Fondos de inversion rural (FIR):Asociacion Boliviana para el Desarrollo Rural (Pro-Rural)-Bolivia. Recuperado de http://www.finrural.org.bo/archivos/otros/innovaciones/F-FIR-BOLIVIA.pdf

Fondo Multilateral de Inversiones, FOMIN. (2015c). Seguro agricola comercial: la Positiva Seguro-Peru". Recuperado de http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getDocument.aspx?DOCNUM=39578829

Gonzalez, M. (2006). Factores que influyen en la morosidad de pago de los creditos agricolas otorgados a los pequenos y medianos productores, del municipio Rangel. Caso de estudio: instituciones financieras FOMDES y UNIANDES, Periodo 1996-2003. (Tesis inedita de Maestria). Universidad de Los Andes, Merida, Venezuela.

Gutierrez, A. (2013). El Sistema Alimentario Venezolano (SAV) a comienzos del siglo XXI. Evolucion, balance y desafios. Merida, Venezuela: Facultad de Ciencias Economicas y Sociales-Consejo de Publicaciones de la ULA. Serie Mayor, Vol. 1.

Hatch, D. (2008). Seguro agropecuario, poderosa herramienta para gobiernos y agricultores. COMUNIICA, 4(II), 22-43. Recuperado de http://repiica.iica.int/docs/B0730e/B0730e.PDF

Hatch, D., Nunez, M., Vila, F. & Stephenson, K. (2012). Los seguros agropecuarios en las Americas: un instrumento para la gestion de riesgos. San Jose, Costa Rica: IICA ALASA. Recuperado de http://repiica.iica.int/docs/B2996e/B2996e.pdf

Hernandez, M. (2013). Evolucion del financiamiento agricola en Venezuela. En El Sistema Alimentario Venezolano (SAV) a comienzos del siglo XXI. Evolucion, balance y desafios (pp. 581-610). Merida, Venezuela: Facultad de Ciencias Economicas y Sociales-Consejo de Publicaciones de la ULA. Serie Mayor, Vol. 1.

Jaramillo, A., & Vasquez, L. (2012). Mitigacion de los riesgos climaticos del sector agricola colombiano desde la perspectiva de una compania aseguradora. (Trabajo de grado inedito). Universidad EIA, Antioquia, Colombia. Recuperado de http:// repository.eia.edu.co/bitstream/11190/355/1/ADMO0775.pdf

Laurentin, H. (2015). Desempeno de la agricultura venezolana en el contexto de la soberania alimentaria nacional. Agroalimentaria, 21(40), 97-114. Recuperado de http://erevistas.saber.ula.ve/index.php/ agroalimentaria/ article/view/6505

Machado-Allison, C. (2002). Agronegocios en Venezuela. En Machado-Allison C. (Comp.), Agronegocios en Venezuela (pp. 17-46). Caracas: Ediciones IESA.

Murillo, E. (2016). Riesgo agropecuario. Revista Apthapi, 2(2), 103-127. Recuperado de http://www.revistasbolivianas.org.bo/pdf/apt/v2n2/v2n2_a08.pdf

Reinoza, Y. (2005). La medianeria como fuente de financiamiento informal en la produccion de papa del municipio Rangel del estado Merida. Caso de estudio: Parroquia San Rafael de Mucuchies. Periodo 2003 y 2004. (Tesis inedita de Maestria). Universidad de Los Andes, Merida, Venezuela.

Republica Bolivariana de Venezuela. Presidencia. (01 de febrero de 2008). Decreto No. 5.838. Ley de Creacion del Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista FONDAS. Gaceta Oficial de la Republica Bolivariana de Venezuela No. 38.863.

Republica Bolivariana de Venezuela. Presidencia. (23 de mayo de 2012). Decreto No. 8.684. Ley de Atencion al Sector Agricola. Gaceta Oficial de la Republica Bolivariana de Venezuela No. 39.928.

Republica Bolivariana de Venezuela. Presidencia. (30 de abril de 2013). Decreto No. 30. Ley Organica del Trabajo. Gaceta Oficial de la Republica Bolivariana de Venezuela No. 41.157.

Roberts, R. (2005). El seguro de cosechas en los paises en desarrolle). Roma: Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacion. Recuperado de http://www.fao.org/3/a-y5996s.pdf

Ruiz, C. (2009). Gestion del riesgo agropecuario. Boletin INIA, (186), 1-76. Recuperado de http:// www2.inia.cll medios/ biblioteca/ boletines/ NR36350.pdf

Wenner, M. (2005). Los seguros agricolas: evolucion y perspectivas en America Latina y el Caribe. Santiago de Chile: Banco Interamericano de Desarrollo. Recuperado de https://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/3033/

Zavala, F. (2010). La importancia del seguro agricola. Proteja su Dinero CONDUSEF, (agosto), 30-33. Recuperado de http://www.oleaginosas.org/impr_336.shtml

Araujo Ramirez, Jesus David (1)

Contreras de Ussher, Ismaira (2)

Recibido: 17-10-2017 Revisado: 19-10-2017 Aceptado: 18-10-2018

(1) Licenciado en Contaduria Publica (Universidad de Los Andes-ULA, Venezuela); Magister Scientiae en Administracion, mencion Finanzas (Centro de Investigacion y Desarrollo Empresarial, Facultad de Ciencias Economicas y Sociales, ULA); Supervisor (E) de Presupuesto (FONAPROLE). Direccion postal: Cano Seco 2, Vereda 17, Casa # 1, Parroquia Pulido Mendez, municipio Alberto Adriani. El Vigia, Edo. Merida, Venezuela. Telefono: 4247678749; e-mail: jesusaraujo51@hotmail.com

(2) Licenciada en Contaduria Publica (Universidad de Los Andes-ULA, Venezuela); Magister Scientiae en Administracion, mencion Finanzas (Centro de Investigacion y Desarrollo Empresarial, Facultad de Ciencias Economicas y Sociales--ULA Venezuela); Doctora en Ciencias Humanas (HUMANIC-Facultad de Humanidades y Educacion-ULA, Venezuela). Investigadora adscrita al Centro de Investigacion y Desarrollo Empresarial-CIDE, FACES-ULA. Miembro del Grupo de Investigacion sobre Agricultura, Gerencia y Ambiente-GISAGA, de la FACES-ULA. Profesora de pre y postgrado (Facultad de Ciencias Economicas y Sociales, ULA). Direccion postal: Urbanizacion El Castor, calle principal, casa #3, Pedregosa Media. Merida, 5101, Venezuela. Telefono: 4147440223; e-mail: ismairacontrerasussher@gmail.com, ismaira@ula.ve

(3) Es indispensable destacar que la recoleccion de estos datos se realizo durante el mes de julio del ano 2013 y, durante dicha fase de recoleccion, el salario minimo era de Bs.F 2.457,02 (aprobado en fecha 30 de abril de 2013, segun Decreto No. 30, en Gaceta Oficial No. 41.157). [Nota del Editor]: Es necesario tener presente tambien que en fecha 01/09/2018 entro en vigor una nueva reconversion monetaria, por la cual la nueva moneda de curso legal (el bolivar soberano, Bs.S) paso a tener cinco ceros menos que la anterior (el bolivar fuerte, Bs.F). A modo de referencia, el tipo de cambio oficial (que se mantiene sobrevaluado, desde que se adoptara en el pais desde 2003 el control cambiario) es de unos 60 Bs.S/USD y de unos 320 Bs.S/USD en el mercado paralelo (informal o negro), al cerrar la edicion de este numero de la Revista.

Caption: Grafico 1. Municipio Andres Bello: rubros y duracion del ciclo de cada rubro

Caption: Grafico 2. Municipio Andres Bello: principales dificultades enfrentadas al momento de solicitar un credito agricola

Caption: Grafico 3. Municipio Andres Bello: financiamientos recibidos en los ultimos tres anos

Caption: Grafico 8. Municipio Andres Bello: manejo de informacion y asesoria tecnica para la tramitacion del SCA

Caption: Grafico 9. Municipio Andres Bello: proceso para obtener respuestas por parte del seguro de credito agricola, en caso de presentarse algun siniestro

Caption: Grafico 10. Municipio Andres Bello: cobertura del seguro de credito agricola por el siniestro
Grafico 4. Municipio Andres Bello: tipos de siniestros ocurridos a
los productores

Causa del siniestro   Frecuencia
en la explotacion

Clima                    7
Enfermedad               8
Inundacion               2
Otros                    2
Plaga                    9
Viento                   1

Fuente: elaboracion propia

Note: Table made from bar graph.

Grafico 5. Municipio Andres Bello: nivel de afectacion de siniestros
en unidad de produccion

Muy malo   42%
Regular    25%
Malo       33%

Fuente: elaboracion propia

Note: Table made from bar graph.

Grafico 6. Seguimiento y asesoria por parte de los tecnicos de la
Institucion crediticia

Nivel de afectamiento   Porcentaje

Regular                    29%
Malo                       29%
Muy Malo                   38%
No Aplica                   4%

Note: Table made from bar graph.

Grafico 7. Municipio Andres Bello: causas de los siniestros

Porcentaje

Otros (enfermedades)   23%
Plagas                 85%
Ondas calidas          85%
Inundaciones            5%
Exceso de humedad      45%
Granizo                 3%
Vientos fuertes        53%
Sequia                 28%

Fuente: elaboracion propia

Note: Table made from bar graph.
COPYRIGHT 2018 Universidad de Los Andes, Centro de Investigacion Agroalimentaria
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Araujo Ramirez, Jesus David; Contreras de Ussher, Ismaira
Publication:Revista Agroalimentaria
Date:Jan 1, 2018
Words:8463
Previous Article:REPRESENTACOES SOCIAIS SOBRE O MUNDO RURAL ENTRE ESTUDANTES DE CIENCIAS AGRARIAS DO SUL DO BRASIL.
Next Article:ROLES AND CHALLENGES OF BRAZILIAN SMALL HOLDING AGRICULTURE.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters