Printer Friendly

Historias de ciudad: El temascal de don Ricardo Garcia; una mirada a su discurso desde la eficacia simbolica.

Resumen

Objetivo. El objetivo de este articulo es analizar el discurso del temascalero a fin de entender los procesos involucrados en la celebracion de un temascal, para ello se abordo al antropologo Levi-Strauss para comprender los significados de este ritual ancestral. Metodologia. La metodologia utilizada fue la observacion participante y la historia de vida. En tal virtud fue necesario que el investigador participara del ritual para asi observar los comportamientos del temascalero. Resultados y conclusion. En definitiva, a traves de la eficacia simbolica, se establece el vinculo que pretende el temascalero que alcancen sus participantes en el ritual; teniendo en cuenta que hay un grupo de personas que aprueban la ceremonia; asimismo, participan con los objetos alli dispuestos para llevar a cabo el acto, reconociendo la existencia de una sabiduria ancestral para que esta practica sea validada como un espacio para hallar la sanacion fisica, mental y espiritual.

Palabras clave: temascal, eficacia simbolica, temascalero, ritual ancestral, analisis del discurso.

CITY STORIES: DON RICARDO GARCIAS TEMASCAL; A LOOK AT HIS DISCOURSE FROM THE SYMBOLIC EFFICIENCY

Abstract

Objective. The purpose of this article is to analyze the temascalero discourse in order to understand the processes involved in a temascal ceremonial. To achieve this purpose, the Antropologist Levi Strauss was addressed on order to understand the meaning of this ancient ritual. Methodology. The methodology used was participant observation, plus the human interest story. Therefore, it was necessary for the researcher to actively participate in the ritual so that he could observe the temascalero behavior. Results and conclusion. In short, through the symbolic efficacy it is possible to establish the bond the temascalero pretends the participants achieve in the ritual, taking into consideration that there is a group of people that approve the ceremony. Similarly, they participate using the items laid out to carry on the ceremony and they acknowledge the existence of ancient wisdom for this practice to be valid as the means to find physical, mental and spiritual healing.

Key words: temascal, symbolic efficacy, temascalero, ancient ritual, discourse analysis.

Introduccion

El ser humano por naturaleza es un "sujeto discursivo", por cuanto esta llamado a establecer actos comunicativos de forma constante en su cotidianidad porque es de esta forma como da a entender sus intereses y comprende, de igual modo, las necesidades de comunicacion del otro. En el temascal hay en esencia dos actores que posibilitan la puesta comunicativa: el enunciador que hace las veces de temascalero y el enunciatario quien es el participante de la ceremonia. El primero expone lo que sabe del legado ancestral y esta generando un referente de si mismo ante el otro que recibe y analiza la informacion suministrada y con base en ello aprueba o disiente. El asistente, entre tanto, al escuchar todo esa tradicion indigena impartida por el temascalero, participa si le resulta significativa alguna sensacion o sencillamente asume una actitud de simple escucha. En general aqui prevalece el respeto por lo que expresa el oficiante y el participante hace todo lo que este diga, ejerciendose de esta manera una cierta influencia en el asistente para que se pueda manifestar el proceso de sanation perseguido en esta practica.

Asi, entonces, el presente articulo de reflexion se deriva de la tesis que tuvo como pregunta de investigacion: conocer la importancia que tiene el discurso del oficiante y los participantes en la ceremonia ancestral del temascal. Y su resultado llevo a que se generara una doble interpretacion tanto desde el componente discursivo como del antropologico; siendo este ultimo el que deparara el interes de esta entrega al enfocarse de manera concreta en los testimonios de vida del temascalero, el cual fue analizado a partir del concepto de eficacia simbolica de Levi-Strauss en aras de comprender las manifestaciones simbolicas acaecidas en dicho ritual.

La historia de vida fue el instrumento metodologico mas apropiado para acceder de un modo mas directo y personal a don Ricardo Garcia, el temascalero, resultando ser la herramienta adecuada para entretejer un intercambio de conceptos que hablaran de su experiencia requerida para la investigacion. Este dialogo ameno, ademas de servir para que el oficiante se sintiera parte fundamental de esta investigacion, constato todos estos actos de los que el se vale para hacer del temascal una ceremonia cargada de actos simbolicos y ratificar el compromiso que tiene de trasmitir toda esa sabiduria ancestral a quienes asisten a su 'maloca'.

El temascal y sus practicas

El Diccionario de la Real Academia Espanola (1) define la palabra temascal, proveniente del nahuatl temazcalli, como "casa de banos". Esta vivencia data de epocas prehispanicas y es propia de las culturas Nahuatl, Olmeca, Tolteca, Zapoteca, Maya y Azteca. Desde luego, es en Mexico donde mas se practica y donde se le ha atribuido el apelativo de "la diosa de la medicina" por tener varias significaciones:
su forma de boveda representa el microcosmos que reproduce en si las
caracteristicas del universo y alli estan presentes los elementales que
el mundo ha atravesado: (agua, aire, fuego y tierra) [...] Dicha boveda
alude al utero de la madre, pues su espacio es reducido, obscuro,
calido y humedo [...] Ese lugar pequeno y obscuro permite que se olvide
del mundo exterior, de cualquier estimulo ajeno a nosotros y asi se
pueda mirar hacia el interior. (Arriaga, 2009, p. 1)


Naturalmente se considera que son las condiciones, en las que se da la celebracion, las que hacen que los participantes puedan asociar ese escenario a lo recreado por el temascalero; quien es el que invita a pensar dicho lugar como si se estuviera en el vientre de la madre. Este espacio asi contemplado, es lo que le confiere una connotacion especial de reflexion y proporciona en los asistentes la posibilidad de pensar o dejarse llevar por el discurso del oficiante hacia un momento de encuentro consigo mismo que posibilite entrar en razon sobre la forma en que cada uno de los participantes ha estado llevando su vida.

En cuanto a la celebracion como tal, conviene afirmar que esta provista de una serie de elementos que le imprimen un caracter solemne. En primer lugar vale la pena destacar la presencia del oficiante de la celebracion que es conocido por el nombre de temascalero, quien es el conductor y artifice de todo lo alli expuesto. Es quien les da la bienvenida a los participantes a traves de un circulo--en el que estan intercalados los generos masculino y femenino--donde les explica brevemente el objetivo de la ceremonia e indaga sobre su participacion en temascales anteriores. Luego procede a rociar a cada uno de los asistentes con incienso antes de entrar a la "casa de vapor", cuya superficie esta compuesta del elemental tierra y a la que se accede gateando para posteriormente irse acomodando a la redonda del agujero central, que es donde se ponen las piedras enrojecidas por el elemental fuego las cuales han recibido horas antes, en virtud de la interaccion en la fogata avivada constantemente por el hombre fuego; quien es por asi decirlo el asistente del temascalero, pues es el encargado de estar alimentando el iglu con las piedras tambien llamadas 'abuelitas' y que simbolicamente representan los espermatozoides; es decir, la fecundacion del utero.

Este acto se lleva a cabo cuatro veces, que es el numero de puertas que componen al temascal; siendo asi como los participantes sienten el elemental aire cada vez que se abre una puerta para recibir mas 'abuelitas' y despues ser ligeramente pasadas por el elemental agua para generar la evaporacion y con ello elevar la temperatura en el temascal y el consecuente efecto 'sanador' tanto de la mente como del cuerpo. De esta suerte es como se constata la presencia de los cuatro elementales. El hombre fuego tambien le colabora al temascalero en alcanzar cada uno de los componentes necesarios para darle vida al ritual entre ellos el incienso, los cuernos--con que se manipulan las piedras para evitar quemaduras--y demas especies como eucalipto, manzanilla, romero, cascara de citricos, yerba santa, pachuli, las cuales aromatizan la casa de vapor.

Un aspecto relevante a considerar son las cuatros puertas, las cuales tienen un significado especial de acuerdo con toda la tradicion puesta en ejecucion por los temascaleros. La primera puerta es la oscuridad y es en donde los integrantes se encuentran a la expectativa de vivir otra sensacion mas, asi como una experiencia distinta para el caso de los primerizos en esta vivencia. En este momento, se rompe el hielo con la presentacion de cada participante y su lugar de procedencia. Despues viene el turno del temascalero, quien pone en contexto a sus participantes sobre el objetivo que persigue el ritual.

En la segunda puerta, segun la opinion de Arriaga (2009), lo que pasa en el temascal se queda en el temascal pues es el instante de la purificacion del cuerpo y es donde la sanation espiritual cobra vigencia. En este momento se le invita a cada uno de los asistentes a que mire en su interior y que recuerde todo lo que le signifique tristeza, dolor, melancolia, congoja. Luego, todo ese estado de pusilanimidad se quema en las piedras. El ideal que todo se queda en el temascal, deriva de la pretension de socializar en el domo toda esa carga negativa que habita en el interior de cada quien. Ese es el efecto liberador.

En la penultima puerta se indaga de nuevo en el interior, pero esta vez evocando estados de felicidad, instantes rebosantes, que por lo general cuestan trabajo categorizar por el climax de regocijo que denotan. Y es esa denotacion en la que Arriaga (2009) hace hincapie al advertir que el temascal pone de relieve esas sensaciones o experiencias negativas para dejarselas al fuego y optar por vivencias positivas que aviven los corazones de los presentes en el ritual.

La cuarta y ultima puerta, es el escollo mas duro; pues es la que mas conserva el calor de todas. Aqui cada participante toma la medicina--resina--, con que se ungieron las piedras y simbolicamente manda hacia ellas todos aquellos penosos recuerdos para ser quemados. Posteriormente a esto, y de acuerdo con Arriaga (2009), se formula un deseo positivo hacia la humanidad, un anhelo de bienestar colectivo conducente a la catarsis generalizada entre los asistentes como quiera que el cuerpo ha pasado por una serie de temperaturas altas y aromas que le confieren una renovada piel. Asi, es que se procura eliminar los estados negativos de la mente en virtud de todo ese proceso de sudoracion a lo largo de las cuatro fases en las que el espiritu tuvo su lugar de meditacion a traves de la introspeccion, ademas el cuerpo supone un estado de mas liviandad.

Contexto historico-social

De acuerdo con las pesquisas hechas por Romero (2001), el fraile Alonso de Molina fue quien introdujo el termino temascal en un diccionario hacia el ano de 1576. Para esa epoca algunos religiosos se refirieron a esta practica como el lugar para llevar a cabo actos sexuales, lo que llevo de inmediato a su prohibicion. Tal declaracion se hizo efectiva con la publicacion de El confesionario mayor, en el que se especifica los actos relacionados con el placer:
?cuantas veces pecaste con cada una de ellas? ?Eran por ventura tu
parienta o tu conocida [...] era tu comadre, tu hermana o tu cunada?
?Besaste por ventura alguna mujer, abrazastela o le asistes de las
tetas, o la retocaste, deseando y codiciando tener parte con ella? (de
Molina, 1975, p. 35)


Al temascal igualmente se le atribuyo su caracter magico e idolatrico. Tocitzin, por ejemplo, es una deidad relacionada con el temascal o senora de los banos de vapor tambien conocida como Teteo Innan; la cual era identificada como la diosa de las medicinas y de las hierbas medicinales y era adorada por medicos, curanderos y parteras. Asimismo, los cronistas afirmaron que las bondades medicinales no renian con el pensar occidental y religioso. De hecho, algunos hispanos encargaron hacer analisis de las practicas medicas que validaron las virtudes sanadoras de las hierbas de America. De estos el estudio mas comentado es el Codice Badiano, que data de 1552, en el que el temascal es reconocido como receta medicinal. Desde entonces fue tanta la aceptacion que varios hospitales de la epoca contaron con temascales para complementar los servicios de salud. Ejemplo de ello, es la orden que dieron los religiosos agustinos de mandar a hacer un hospital en Michoacan en 1543 para el tratamiento de algunas enfermedades a traves de practicas temascaleras.

Hacia mediados del siglo XVIII, el temascal no solo genero interes en los investigadores en virtud de sus bondades terapeuticas y medicinales sino que represento, ademas, un aporte para la economia de la epoca al hacer popular el tinte extraido de la grana cochinilla; un insecto que era utilizado en el temascal para tenir la piel del conejo. En este periodo, comenta Rodriguez (1996), el temascal fue reconocido como punto especial para las relaciones sociales en el que se podia, incluso, comer e ingerir pulque.

Para el siglo XIX aparece publicado en 1888 en Mexico el libro de Francisco Flores de Asis Historia de la medicina, donde segun Flores y Troncoso (1992) se mencionan las condiciones medicas del temascal teniendo en cuenta la terminologia cientifica de las plantas empleadas en la ceremonia y siguiendo las clasificaciones hechas por Linneo, generando asi un mayor rigor academico acerca del contenido proporcionado en los textos de consulta medica.

Al mismo tiempo, el temascal puso a hablar a los historiadores y linguistas como Cecilio Robelio quien hace mencion de las deidades prehispanicas halladas en este ritual; concretamente con Temazcaltoci en su trabajo de mitologia Nahuatl. A su vez, hay otras obras como las de Orozco y Berra quienes en la Historia antigua de Mexico, publicada en 1880, reconocen los aportes hechos por Clavijero entorno a la contribucion medica. Ademas de mexicanos, sobresalen investigadores foraneos como el aleman Eduard Seler (1988) quien ausculta el Codice Borgia en el que reaparece la diosa del bano de vapor Teteo Innan, con el apelativo de la gran paridora. Por tanto, los positivistas le imprimieron al temascal un mayor realce del uso de la medicina asi fuera contemplado solo a partir del lenguaje.

Posteriormente, a mediados del siglo XX, se da por hecho la incursion de la antropologia a los banos de vapor. Esta ciencia social llego en virtud de la realizacion de una pelicula inspirada en el proyecto "La poblacion del Valle de Teotihuacan" presentada por Manuel Gamio entre 1917 y 1921, la cual habla del parto y el posparto efectuado en el temascal. En este mismo proyecto participo el investigador Paul Siliceo Pauer quien se detuvo a analizar los aspectos fisico-biologicos del temascal, que validaron los preceptos de salud y limpieza ya abordados en epocas anteriores.

Luego, a inicios de la decada de 1940, aparece la obra Etnografia tzeltal de Chiapas de Alfonso Villa Rojas; quien goza de innumerables reconocimientos por su erudicion en cuanto al abordaje de los temas alli expuestos entre ellos el temascal, del cual resalta "el rito del cordon umbilical y las relaciones sociales que el ritual refuerza y reproduce, no solo al interior de la familia, sino al exterior, con la comunidad" (Romero, 2001, p. 139). Y concibe, a su vez, el temascal como un espacio de esparcimiento fuera de lo que ya se ha reconocido en cuanto a lo que puede proporcionar para la salud. Ese valor de lo que significa la familia en dicha vivencia es complementado por Nutini, quien en 1989 publico Parentesco ritual y alli se vuelve a poner la familia como eje del nucleo de la sociedad y el temascal como espacio para que ella se fortalezca en su unidad y en relacion con los demas.

Finalmente, cabe destacar, en la actualidad, la contribucion de los antropologos en estudiar este acto ancestral. En primera medida se resalta el aporte del frances Jacques Galinier, quien ha profundizado en la cultura otomi y es el que establece y compara el temascal con una casa campesina y el bano de vapor que es representado por los indigenas como el vientre de la madre puesto que alli se configuran los rituales de nacimiento y "la purificacion del cuerpo de la madre" (Romero, 2001, p. 139). De otra parte, y desde luego, es valido reconocer los estudios hechos por los antropologos mexicanos Eduardo Sandoval y Alejandro Romero.

El temascal en si se ha asociado con palabras afines a su origen, por ello es habitual escuchar estas acepciones que aluden a lo mismo: la cabana o tienda del sudor, la casa de vapor, la casa de los abuelos o casa de los iones. La historia da cuenta del desarrollo de practicas vinculadas con la cultura de los aztecas quienes las utilizaban con fines terapeuticos, depurativos y de purificacion en las zonas mexicanas de Teotihuacan, Comalcalco, Xochicalco. Asi como en las zonas mayas de Chichen Itza, Palenque y Tulum. En la actualidad, estas ceremonias se celebran en Mesoamerica (Mexico, Guatemala, Belice, Nicaragua y el Salvador), Suramerica (Colombia, Ecuador, Brasil, Argentina, Peru y Chile, principalmente), e incluso en otras regiones del mundo entre las que se destacan algunos paises escandinavos, norte de Africa, Turquia y la India.

En el caso concreto de Colombia se puede verificar a traves de Internet los avisos promocionales de temascales en ciudades como Bogota y sus alrededores, Medellin, Cali, Manizales, Armenia, Cucuta, Pasto, Palmira, Barichara y otras poblaciones menores. Entre tanto en Pereira, existen cuatro sitios en los que son recurrentes esta clase de eventos. Ellos son: la hacienda Castilla, en el conjunto habitacional Malabar en Cerritos; finca la Gloria, cerca a la plazoleta La Castilla, tambien en Cerritos; en la zona de Mangas en La Florida y en San Juan, jurisdiccion del corregimiento de la Florida.

De acuerdo con la antropologa Constanza Gonzalez, quien ha participado de numerosos temascales en Pereira, se cree que el primer ritual de sanacion se hizo en el ano 2001 y fue realizado por Gloria Gonzalez, una 'abuela' traida desde Santa Elena (Antioquia) por miembros de la entonces asociacion 'Raices'; conformada por Hernando Villa, Martin Ibanez, Claudia Rego, Juan Felipe Robledo, la antropologa en mencion, entre otros. Cabe resaltar que para el ano 2003 tuvo lugar, en la vereda La Suiza de Pereira, el 2 Encuentro de la Comunidad Virtual del Chamanismo Esencial; que conto con la realizacion de un temascal y del cual hay prueba de su realizacion mediante el siguiente mensaje:

Encuentro Colombia 2003.

Segundo Encuentro De La Comunidad Virtual De Chamanismo Esencial.

Te invitamos a reunirte con nosotros en Colombia bajo las siguientes condiciones. Fecha: 8 y 9 de noviembre de 2003. Lugar: Pereira.

[FIGURE 1 OMITTED]

A partir de estas actividades, la mayoria de temascales hechos en la ciudad nacen de la iniciativa de estas personas que han estado vinculadas directa o indirectamente desde hace 13 anos a este tipo de proceso.

La eficacia simbolica presente en el temascal

Es pertinente recurrir al antropologo Levi-Strauss para comprender mejor los significados del ritual ancestral del temascal en el que se reconoce la presencia de una persona que debe oficiar dicho acto y como tal se valida la aptitud de auspiciarlo. Asimismo hay alli unos objetos con los que los participantes interactuaran para la realizacion de la actividad y finalmente se cuenta con la presencia de un grupo de personas que hacen posible la ceremonia, siendo ellas quienes le otorgan el reconocimiento al ritual desde el inconsciente y el subconsciente.

El inconsciente, segun Levi-Strauss (1995), es ese refugio de particularidades individuales, es el depositario de una historia que hace de cada quien un ser irremplazable. El inconsciente esta vacio, pero a la vez es garante de la funcion simbolica en la cual los simbolos representan mentalmente la realidad; el subconsciente, por su parte, es un simple aspecto de la memoria y es el dispensario de los recuerdos que, aunque se mantienen, no siempre estan al alcance. Estos dos estados se encuentran cada vez que una persona decide dejar el mundo exterior y se adentra en su interior a traves de un temascal.

De ahi lo simbolico de volver a sentirse en el vientre materno y poder conectarse otra vez con todo ese estado que transfiere la humedad de la tierra, sumado al calor de las piedras y la oscuridad del ritual, que permiten transmitir toda suerte de sensaciones catarticas y desinhibidoras que se conectan de nuevo con ese mundo que es esquivo en el mundo no racional, en la rutina como formas de accion que hacen que todo este etiquetado en los parametros de lo que es considerado como normal. Pero que, con este retornar a lo ancestral, lo que se hace es pasar ese lugar hacia el inconsciente operacionalizado desde los mitos y las creencias.

Cuerpo del trabajo

Historias de vida alrededor del temascal de don Ricardo Garcia

[FIGURE 2 OMITTED]

Momentos previos a la ceremonia

Lo primero que hace el temascalero, una vez agrupa en circulo a sus participantes, es informarles que "estar en un temascal significa estar en el vientre de la madre y por ende representa el origen". Despues explica lo que ello implica: "es la forma de podernos reencontrar nuevamente con nosotros mismos". Aludiendo a Levi-Strauss (1995), el mito transforma simbolicamente la realidad y como este, es un enunciado verbal; por tanto, se convierte en el acto oral por excelencia en la ceremonia para exponer lo que representa la construccion y el diseno como tal de la casa de vapor y, en general, todo el significado que engloba los elementales en la cosmogonia indigena.

Ese encuentro de si mismo, se manifiesta desde el momento en que el temascalero exhorta a los participantes a que participen de la ceremonia a traves de un proposito que cada uno debera socializar a los demas, justo antes de dar comienzo al ritual:
bonito que nos podamos hoy presentar conscientemente aqui ante estos
elementos, que podamos presentar aqui ante la madre territorio para hoy
entregarle todos nuestros problemas, toda nuestra enfermedad, toda
nuestra parte emodonal y bonito aqui que lo hagan con su nombre
completo, presentarnos con el y ante ella es bonito porque el registro
nuestro ya esta en la madre territorio. Asi que hoy nos presentamos
ante esa dualidad: Ante nuestro Padre y ante nuestra Madre. Porque
somos el espiritu, somos los hijos y las hijas que hoy nacemos en este
utero con un proposito bien bonito, ya sea de sanation, de pedir, ya
sea de entregar cosas que estan ahi generando desequilibrio. De todas
maneras, es importante hacerlo. Asi que [...] tengamos la claridad
[...] para pensarlo y manifestarlo [...] Ometeotl [...].


Por regla general, todos los participantes atienden las instrucciones del temascalero. Unos con mas criterio que otros, algunos mas elocuentes que los demas, pero ninguno se queda sin emitir opinion relacionada con la peticion del oficiante de la ceremonia. El temascalero explica por donde debe empezar la gente manifestando su proposito: a la izquierda de donde el esta sentado y siguiendo la secuencia del anillo externo y luego con los que estan en el circulo interno.
Gran espiritu, madre tierra [...] me presento, soy tu hijo (2) [...]
estoy aqui con el proposito de hallar el equilibrio, de armonia, de
sanacion de la materialidad, del cuerpo y espero un equilibrio de los
demas que me rodean [...] Ometeotl.

Abuelita madre, yo soy [...] estoy aqui para entender, para sanar mi
cuerpo, mi mente, mi corazon. Mi busqueda de confianza, de equilibrio,
de armonia. Ometeotl [...].

Ometeotl gran espiritu, feliz de estar aqui para renacer como una
servidora, del cuerpo que necesita este tiempo, de lo que necesita la
existencia. Seamos felices [...] Ometeotl [...].

Ometeotl, madre tierra, me presento como [...] primero que todo,
gracias por permitirme vivir esta bonita experiencia, por permitirme
volver a mis inicios, darme cuenta de que...definitivamente no soy
nadie. Espero pues que pueda limpiar todo lo que hay en mi ser, de todo
aquello lo que tenga que cambiar, no pongo nada en especifico,
simplemente pongo a disposicion todo lo que considere lo que mi cuerpo,
mi mente y mi espiritu deba limpiar. Ometeotl [...].

Mi nombre es [...] mi intencion es la de SANAR, de limpiar y este es el
momento para entrar en ese YO interior y poder llegar a mi misma.
Ometeotl [...].


Ese proposito de busqueda interna de cada uno de los participantes en el temascal esta enmarcado en un cumulo de situaciones expuestas en el ritual, que le dan ese caracter necesario a cada persona para que pueda hacer su reflexion y asi encontrar una respuesta a lo que esta buscando como ser y miembro de una sociedad. Y como la geometria de este tiene la denotacion de hacerle entender a los participantes que se esta dentro del vientre materno, entonces posibilita que el inconsciente de cada participante pueda conectarse con su yo y valide todos esos imaginarios, mitos y la mediacion entre su mundo externo y su inconsciente.

Para ello esta el temascalero, para hacer creer que se esta de nuevo dentro de la madre y que se puede sentir a traves de la representacion simbolica de lo humedo y lo oscuro, lo que genera no solo la sensacion de estar viviendo esa experiencia como si fuera real, sino que crea los condicionamientos apropiados para que los asistentes puedan entrar en contacto con el subconsciente entendido como "el lexico individual en el que cada uno de nosotros acumula el vocabulario de su historia personal, pero este vocabulario solamente adquiere significacion si el inconsciente lo organiza segun sus leyes y construye asi un discurso" (Levi-Strauss, 1995, p. 226). Y asi, volver a aquellos recuerdos e imagenes que estan en la memoria y lograr con ellos otra interpretacion de ese modelo de vida que esta ofreciendo el temascalero a la luz de la sabiduria ancestral.

Lo anterior se interpreta desde la interaccion suscitada a lo largo de la ceremonia entre el temascalero y los participantes a ella; asi como desde la aceptacion y respeto que infunde el saber ancestral, el cual es la base del discurso en el rito, que a su vez este ultimo "se propone completar una tarea y producir un efecto de representacion de ciertas practicas sociales con el fin de capturar el pensamiento, produciendo un efecto de sentido simbolico, de creencia" (Franco, 1996, p. 122).

Esa representacion del saber indigena es un reconocimiento pleno de su existencia y la sabiduria que aun simboliza, pues este no admite discusion sobre lo que profesa el temascalero, teniendo en cuenta que no es habitual que alguno de los asistentes entre en discrepancia con lo que en ese momento se este llevando a cabo en la geometria del temascal. La actitud asumida por los participantes es siempre la de seguir los lineamientos que dicten la ceremonia y respetar lo dicho y hecho tales como acompanar los cantos, participar en el ritual mediante la socializacion del proposito por el cual se esta en el acto y agradecer tambien a los elementales cuando la ceremonia ha finalizado.

La primera puerta

El temascalero prepara a los asistentes desde momentos antes de entrar al utero de la madre tierra y saca provecho del contexto para explicar el proceso en que estan sumidas las piedras o abuelitas cuando estan en contacto con el fuego, que puede ser observado por los participantes mientras esperan ser participes del acto ritual:
digamos que las abuelitas son como los espermatozoides que fecundan
este utero aca. Entonces es importante tener en cuenta esto y es bonito
vivirlo asi desde la consciencia, de como los hombres fuego vienen a
fecundar este utero con un proposito.


Luego explica que, asi como el copal limpia y purifica las piedras, ese mismo vapor del copal que es fortalecido despues con el rameado de las hierbas medicinales sobre las piedras para avivar el vapor y ser absorbido por los participantes y propiciar el efecto sanador.

Ese preciso instante es aprovechado por el temascalero para insistir en que se beneficie ese vapor para que los asistentes lo inhalen: "respiramos profundamente, vamos a inflar abajo ese estomaguito". Lo anterior, explica que "el discurso simbolico por si solo es insuficiente, se completa con gestos y actuaciones y con la asuncion simbolica por parte del terapeuta de determinados roles. Con ello, "el psicoanalista dialoga con autenticos ritos que llevan un mensaje al inconsciente" (Nebreda, 1995, p. 9).

Precisamente, ese mensaje al inconsciente es apoyado tanto por la pedagogia a traves de la oralidad como por la accion concreta de situaciones vividas en la ceremonia tales como la socializacion e interaccion que tienen los participantes con los propios objetos que son utilizados en el ritual del temascal. Desde la medicina, pasando por los cuernos de venado y las sonajas, estos son factibles de ser palpados y manipulados por los presentes en la ceremonia. De hecho, cada uno de estos objetos pasa de mano en mano por los distintos circulos creados para la realizacion de la ceremonia.

Llama la atencion el contacto del temascalero hacia ellos, el cual es el de elevarlos y tener una actitud sacra de llevarlos cerca al corazon; esa misma invocacion de respeto es replicada por los asistentes que, desde luego, estan atentos a lo que cada uno hace con lo que recibe para llevar a cabo algo similar. Lo que valida aun mas todo el proceso de aceptacion y reconocimiento de las practicas sociales que concita lo colectivo.

Para concretar la incidencia de lo simbolico entre lo que se dice y se hace en un temascal, el oficiante invita a sus asistentes a comprometerse con el proposito que tradicionalmente persigue un acto de esta naturaleza. "Ahorita ya empezamos a correr el velo ya, para que la claridad emocional fluya, para que el pensamiento de la creacion se manifieste ya". Dicho acto compromisorio es fortalecido con el discurso referido al fuego como elemento fulgurante de esa primera puerta y que es la causa por la cual se le rinde tributo a ese momento del ritual: "por eso invitamos hoy a la luz, hoy invitamos este fuego para que se corra ya el telon del pensamiento, de la mente y podamos ya mirar hacia adentro con claridad". Lo que traduce el principio de sanacion que se alcanza con el elemento fuego en la tradicion ancestral.

La segunda puerta

Esta segunda puerta la dedica el temascalero al elemento de la naturaleza tierra. Lo primero, es el acto compromisorio en el que acuerda que es aqui donde sana el cuerpo: "aqui vamos a sanar nuestro cuerpo, aqui vamos a conectar con todo eso que es la materialidad, vamos a pedir, vamos a entregar la enfermedad". Este enunciado recalca en dos palabras: sanar y entregar, que las repite tan pronto se cierra la puerta y da comienzo al ritual de este segundo momento de la celebracion: "gracias madre territorio por estar aqui, porque estamos reunidos en manifestacion, en conciencia, en luz, en entrega, en sanation". La introduccion entonces de esta puerta conlleva a analizar dos temas en los que gravita el oficiante: el concepto de la familia y la felicidad.

Sobre el primero, el temascalero reivindica el papel de la familia como nucleo de unidad y de la sociedad y es coherente en su discurso al procurar estar acompanado en las ceremonias de algun miembro cercano a sus afectos pues, en la mayoria de los rituales celebrados cerca de su maloca ubicada en la vereda San Juan, es habitual que don Ricardo este en compania de su hijo Jesus quien actua en calidad de hombre fuego--el que alimenta el fuego para hervir las piedras que fecundan el utero de la madre tierra--, al igual que de su esposa Julia y su hija Esmeralda--una nina que no alcanza los diez anos de edad--. Fuera de mostrar esa union de familia, el temascalero agradece en la previa de la ceremonia cada vez que encuentra un grupo etario heterogeneo; es decir, nota la presencia de ninos, jovenes, adultos y personas mayores de 60 anos de edad.

Cabe destacar de igual modo que la familia tiene su simbolo en el temascal y es el venado azul, considerado un dios para muchos indigenas y esta representado a traves de sus dos cuernos los cuales tienen la funcion de recibir las piedras o abuelitas que entran a la geometria del temascal luego de haber permanecido por varias horas al fuego.
Le damos gracias al venadito azul [...] que ha entrado tambien al
temascal a mostrarnos la familia y aqui estamos haciendo este recito
por la familia [...] Aqui presentamos estos venaditos, esta familia
sagrada para que nos sanemos ya. Y asi de verdad seamos felices
conectandonos con tu esencia, con la creacion.


La invitacion implicita que hace el temascalero es la de comprometer al asistente con la creacion, la cual se simboliza en el temascal con los cuernos de venado que en la tradicion indigena representan precisamente a la familia como union.

En lo concerniente al participante, este acoge el llamado de un amigo o familiar--especialmente, quien asiste por primera vez--para participar de la ceremonia en el sentido en que el participante de una actividad de estas, tiende a asistir siempre y cuando tenga la expectativa o curiosidad de hacerlo luego de haber recibido algun tipo de informacion por parte de una persona cercana que de cuenta de la explicacion de este evento. De ahi que sea extrano que alguien llegue a participar de un temascal solo, cuando se trata de su primera experiencia.

En todas las experiencias compartidas, por lo general, las personas que son nuevas van por sugerencia o invitacion de otro que ya ha tenido ocasion de estar en esta vivencia. Es mas, las invitaciones a un temascal no tienen la particularidad de ser masivas porque estas se hacen a traves de personas que han estado vinculadas de alguna manera a este tipo de experiencias. Y es indudable que se hace visible el discurso referido por cuanto la provocacion que invita a asistir a un temascal esta mediada en gran medida por ese discurso del amigo, familiar o aquel conocido que encontro la ocasion adecuada para referirse a una alternativa de sanacion ancestral que provoco en el otro la expectativa de vivirla en carne propia.

En lo referente al concepto de felicidad, este tambien centro el interes del temascalero en esta puerta por lo que se cuestiono: "?somos felices?" A lo que el mismo responde "!no, pues, apenas estamos buscando!", y continua: "Aqui presentamos estos cawasques, esta familia sagrada para que nos sanemos ya [...] Y asi de verdad seamos felices conectandonos con tu esencia, con la creacion". Una vez mas hace pedagogia a traves del acto declarativo al precisar la simbologia ancestral de la union que significa el venado en el ritual temascal. Un poco mas adelante complementa su idea de felicidad al expresarse en torno al amor: "el amor sirve sin mirar a quien ni donde, sencillamente se hace, sencillamente se da, sencillamente se vive". Ya el temascalero en la puerta del fuego se habia referido al amor desde una optica mas integradora y holistica al declararlo como:
el amor es una energia universal y todo esta hecho de esa energia. Y a
veces lo confundimos con la sexualidad, con el querer (sic) pero el
amor en la unificacion es el extasis profundo ya. Es decir, es la
creacion en su maxima manifestacion.


Con esta definicion que igualmente intenta ampliar para hacerla mas comprensible, el oficiante proclama hacer ver el amor como un termino que traspasa todo lo concerniente a lo afectivo y, en cambio, procura que sea analizado desde la genesis misma porque todo cuanto existe es una prueba de amor. La prueba esta en como relaciona este termino con el origen: "el amor nos purifica. Cuando nos sentimos llenos de amor, hemos alcanzado ya la expresion y hemos reconocido y comprendido de lo que esta hecho el universo: de amor".

La tercera puerta

En este momento de la ceremonia el temascalero hace hincapie de las cargas emocionales, que son las mismas referidas por los asistentes que confian que con el ritual seran sanadas en virtud de la creencia y conviccion que tienen al establecer un vinculo estrecho con la sabiduria de los abuelos que se manifiesta de manera directa en esta ceremonia. Sin embargo, para materializarse la eficacia simbolica, es determinante el estado inconsciente tal como lo indica el poeta guatemalteco de ascendencia maya Humberto Akabal; quien ha participado de temascales y se declara defensor y activista de sus raices:
dentro de la partidpacion directa del rito del temascal intervienen el
rito como tal y la fe del participante que ademas esta inconsciente de
ello. Si estuviera consciente no sanaria. Que justamente por no estar
consciente de ello es que logra esa sanidad. Hay una entrega total.
(Akabal, 2013)


Al respecto del inconsciente, hay testimonios de indigenas que atestiguan la apreciacion de Akabal: "al limpiar el cuerpo, hay mejor fluido de energia, hay fortaleza mental, hay tambien una limpia del aurea aunque la gente no lo sepa y no sea consciente" (Sandoval, 2003).

Un factor denotativo en esta puerta del agua fue la importancia que el temascalero le concedio a los cantos. Como primera medida, mientras se estaba compartiendo el agua para que los asistentes se pudieran hidratar, el temascalero propuso: "vamos a tener cuatro canticos, yo voy a cantar, ?quienes mas le van a cantar al agua?" Y solo despues de que ya habia asegurado contar con las personas que lo iban a acompanar en los canticos, declaro "el uno, dos, tres: !chiquitza!" (3)

Ya en su discurso dedicado al agua, se despacho en agradecimientos a este elemental hasta que menciono: "por eso hoy te cantamos, por eso te reconocemos aguita". Los cantos, al igual que los ritos y la palabra del temascalero y la de los participantes, son garantes para que el temascal refleje su esencia; es decir, "un ritual que puede ser considerado un lenguaje no verbal cargado de ademanes y movimientos que expresan un mas alla imposible de descubrir en su totalidad o traducirlo verbalmente" (Sandoval, 2012). Por ejemplo, hay cantos alusivos para cada puerta. En este caso particular, la del agua, se denota como el contenido de este canto sintetiza toda la intencion pretendida por el temascalero en dicho momento de la ceremonia, por lo que es innegable la similitud de la cancion y la intencion de sanacion.

Es de destacar el respeto y el aprecio que tiene el temascalero hacia este elemental y la relacion que hay en su discurso con el significado de los cantos, pues sin lugar a dudas estos le aportan efusividad al temascal y logran una mayor integracion entre los participantes quienes interactuan cantando; incluso, aunque no se sepan las canticos, se animan a seguirlos con las sonajas o con las palmas de las manos. Por consiguiente, es un momento en el que lo colectivo se enardece y cobra vigor por cuenta de la efervescencia de ese clamor que produce euforia en el otro. En suma, es un estado que el propio oficiante define--el canto--como una manifestacion de bienestar; asi como, fuera de ello, pretende calmar y apaciguar la mente de algun participante que de pronto este embotado o ansioso a causa del exceso de calor que implica estar dentro del vientre materno.

Al margen de todo lo anterior hay una situacion que bien merece la pena mencionarse: y es que en esta puerta se dio un instante en que el temascalero titubeo en su discurso: "gracias abuelita por estar aqui calen[...] (sic)" (aqui se percato de que habia dicho un error y de inmediato pronuncio unas palabras en otra lengua). Aunque en verdad fue una situacion imperceptible, al menos para los asistentes, pues nadie emitio concepto de lo sucedido; lo que paso fue que el temascalero tuvo una leve equivocacion que de inmediato fue resuelta por el. Es mas, ni siquiera termino de decir la palabra impropiada cuando ya estaba enmendando el error. Aqui lo relevante es que inmediatamente superado este bache, el temascalero emitio un par de actos de habla en otra lengua. En realidad paso en cuestion de segundos y rapidamente retomo el tema que estaba abordando, sin que aparentemente nada hubiera pasado.

Este suceso podria catalogarse de anecdotico, si el temascalero no hubiera asumido tal actitud de emitir un enunciado que pusiera en entredicho la coherencia de su discurso; sin embargo adujo estar en un espacio rodeado de personas afines a su filosofia y, por tanto, podria entenderse como una forma de conjurar ese lapsus; de acuerdo con el antropologo mexicano Eduardo Sandoval Forero, en la cita mencionada anteriormente, en un ritual pasan cosas que escapan a la explicacion de la realidad o que simplemente no tienen una interpretacion desde la logica.

La cuarta puerta

Esta puerta tuvo dos situaciones distintas. La primera es que no se hizo mencion especial de un elemental--que en este caso correspondia al aire--al momento de iniciarse como si ocurrio en las otras tres puertas y la segunda es que fue llevada a cabo por otro temascalero que se encontraba en calidad de participante. Surgio entonces de repente la decision de don Ricardo: "la madre territorio le pide a Federico que corra el temascalito, que siga con la ultima puerta". En efecto, una vez concluyo el otro temascalero con el proposito de correr la ultima puerta, don Ricardo expreso su gratitud: "gracias Fede por acompanarnos, por hacer estos temascales, porque ya el abuelo le dio tambien la mision y la vision para poder servir con el temascalito".

Este enunciado puede interpretarse desde varios puntos de vista. En primer termino, don Ricardo toma en practica varios "elementos clasicos de la cultura indigena como son el companerismo y la familiaridad" (Sandoval, 2012) y reconoce ademas que entre sus asistentes hay un colega que comparte su mismo ideal y esta en condiciones de hacer mas participativa la ceremonia. Por tanto, le da la oportunidad para que adquiera mas experiencia y a la vez permite que las personas lo vayan conociendo como temascalero. Y en segundo termino, se reconoce que hay otras personas que consideran al temascal como una alternativa para servir y un camino que es posible de seguir para alcanzar la sanation fisica, mental y espiritual.

Ya en lo que compete a la participacion puntual de Federico, el temascalero invitado, es notoria la concision y brevedad en que este emitio su discurso si se compara con las intervenciones de don Ricardo. No obstante, y pese a lo concreto del mensaje, Federico tiene algunas semejanzas con don Ricardo en el sentido de que hace uso de la primera persona del plural: "el fuego nos encuentra y nos une. Somos familia. En el espiritu todos estamos siguiendo un camino". Es decir, se incluye en la accion de lo dicho para dar la sensacion de cercania y familiaridad con los asistentes.

Como punto adicional vale recalcar la actitud en que don Ricardo cierra su discurso con esta aseveracion: "(sic)nunca hemos estado solos, siempre vivimos acompanados de esa energia y ese gran misterio que cada vez se convierte en una verdad visible, palpable". Este planteamiento esta intimamente ligado con el enunciado que habia emitido el temascalero invitado para culminar su intervencion: "que aqui estamos todos, que nunca estaremos solos, asi nos sintamos en la mas recondita soledad". Lo que deja en evidencia el interes por mantener un hilo conductor que mantenga siempre la coherencia de la reflexion de lo que se quiere comunicar y transmitir en ese calor del vientre materno, el cual es el de la misma naturaleza.

El ultimo comentario del temascalero oficial antes de agradecerle a todos por su presencia al ritual esta relacionado con un anuncio que tuvo del hombre fuego que estaba afuera de la geometria sagrada: "?esta el aguila ahi?" Eso quiere decir que se esta llevando nuestros rezos. Ya el aguila se los va a llevar, mandemos los rezos [...] el aguila se los lleva ya". Lo cual se constituye en un acto concluyente que esta marcado por el uso de la marca conjuntiva 'ya'. Ademas, subraya el nivel de confianza y familiaridad vivido en la ceremonia entre el temascalero y sus participantes "siendo innegable el efecto emocional y simbolico ejercido durante el tratamiento de lo individual y lo colectivo" (Sandoval, 2003, p. 99).

Resultados

El temascalero se muestra comouna personaheredera del conocimiento ancestral que lleva a cabo una serie de pasos que deben seguirse para 'correr'--asi es como los temascaleros se refieren a la puesta en marcha de esta practica--un temascal. La voz del temascalero, por tanto, tiene la facultad y la autoridad de poder para realizar esta ceremonia sagrada que esta determinada por la cosmogonia indigena y esta a su vez le otorga el poder a la fuerza de la naturaleza que se representa en la casa de vapor con los cuatro elementales los cuales contribuyen a la sanation fisica, mental y espiritual. Por consiguiente, el rol asumido por el oficiante es la voz de alguien que sabe lo que significa la presencia del agua, la tierra, el fuego, el aire y otros elementos que como el tambor, las sonajas, el copal, la salvia, el tabaco y los cuernos de venado, son indispensables en la realizacion del ritual para que este cumpla con el proposito para el cual esta concebido: ser una casa de sanation; de ello se encarga el temascalero en recordarlo a lo largo de la celebracion del ritual:
esta geometria que hacemos aca, representa como el utero que es la
madre territorio. Donde entramos a sanarnos ahi. Ahi entramos a
entregar todas las cosas [...] Bonito que nos podamos meter en este
proposito de sanation. De sanar lo que sentimos, a nivel de nuestro
cuerpo, a nivel de nuestra mente, a nivel de nuestras emociones.


El participante, entre tanto, es quien esta expectante y motivado en dejarse orientar por lo que dicta el ritual del temascal y para ello debe seguir los lineamientos del guia y asi vivenciar una experiencia de caracter ancestral que se precia de generar sanation fisica, mental y espiritual. Asimismo, es la imagen de alguien que conoce, tiene la curiosidad o desea enterarse de la manera en que los conocimientos ancestrales son aun transmitidos y se mantienen vigentes en la sociedad actual a partir, precisamente, de la tradicion oral. En dicho sentido, el temascalero hace una pedagogia constante acerca de lo que representa cada uno de estos elementos y lo que significan en el ritual, explicando de manera sencilla todo lo referido al aporte de la naturaleza en esta practica.
A esta puerta del gran fuego [...] que hoy nos conecta, que hoy esta
aqui para purificarnos y para traernos mucha sabiduria.

Iniciamos con esta puerta de la madre territorio. Aqui vamos a sanar
nuestro cuerpo, aqui vamos a conectar con todo eso que es la
materialidad [...] vamos a entregar la enfermedad.

En esta puerta del agua, vamos a pedir por nuestras emociones, por
nuestro cuerpo emocional para que se limpie, para que se sane.


De ahi que el asistente al participar de la ceremonia reconoce la existencia de los elementales y los beneficios que estos aportan a la salud fisica, mental o espiritual cuando estan en armonia con el saber ancestral puesto que este les confiere toda la fuerza de la naturaleza a partir de los diferentes rituales hechos en la geometria sagrada del temascal. De lo anterior es de donde se deriva el poder sanador de los elementales.

En el curanderismo, de acuerdo con Levi-Strauss (1995), la nota predominante es la creencia; concederle credito a lo que se escucha y suponer que es cierto lo que se ha vivido al menos desde un enfoque netamente emocional que es lo mas incidente en un temascal y lo que a la postre lo diferencia de otros contextos mas convencionales como, por ejemplo, un consultorio de medicina alopatica en donde lo somatico es lo que adquiere relevancia o los templos de las distintas doctrinas religiosas en las que prevalece un caracter dogmatico que senala el curso del pensamiento y de la accion de sus simpatizantes.

Desde esta perspectiva, es valido considerar que en dicha practica del temascal se concretiza esa "armonia del paralelismo entre mito y operaciones que forman un par en el cual, volvemos a encontrar otra vez el dualismo del enfermo y el medico" (Levi-Strauss, 1995, p. 224).
Digamos que las abuelitas son como los espermatozoides que fecundan
este utero aca. Entonces es importante tener en cuenta esto y es bonito
vivirlo asi desde la consciencia [...] Recordemos que estamos en un
utero [...] Y vamos a hacerlo sentir aca en este utero: Gracias madre
territorio, gracias elementos [...].


El temascalero plantea desde el comienzo que a esta ceremonia se asiste en busqueda de un encuentro purificador y reconciliador consigo mismo y con su entorno; por tanto, lleva a cabo distintos rituales que evocan los imaginarios y los mitos de los distintos asistentes, concitando a una mediacion entre el mundo externo y el cuerpo interior en el que entran a jugar parte el inconsciente y el subconsciente.

En este sentido, lo que esta pasando por la cabeza del participante, segun Levi- Strauss (1995), son los mitos y sus creencias que se niega en aceptar o reconocer cuando esta en su diario vivir racional; por ello, el temascal recrea una experimentacion entre los asistentes, esa sensacion de que se esta dentro del vientre de la madre, para que ellos entren en comunion con ese mundo no racional que admite ver situaciones mas profundas que lo conectan con su mundo interno. Es a lo que se refiere Levi-Strauss con la eficacia simbolica que permite pasar de lo real al mito y del mundo externo al mundo interno.

De la misma forma este antropologo aporta mas elementos para el analisis entre ellos comparar la cura shamanistica con el psicoanalisis, para lo cual establece un paralelo entre la medicina alopatica y la chamanica; lo que indica que si esa misma relacion pudiera cotejarse con lo vivido en una temascaliada, se puede revelar que el temascalero es quien aporta lo mitico; es decir, todas esas creencias del saber ancestral que se han venido transmitiendo por distintas generaciones a traves de la tradicion oral. En tanto que el participante asume inconscientemente esa tradicion ancestral al creer que, el temascalero cuando hace alusion de toda esa memoria historica de los antepasados y la relacion que estos tienen con los elementales, puede aportarle alguna sensacion o cambio significativo en su estado fisico, mental o espiritual. Y es en ese contexto particular donde adquiere relevancia el discurso del temascalero, pues hay una coherencia entre el lugar en que se efectua el ritual con el poder de sanation atribuido a los elementales presentes en la naturaleza.

De igual manera, es indispensable la participacion de lo femenino y lo masculino para que el objetivo de sanation se cumpla en virtud de la denominada "enciclopedia del grupo" (Franco, 1996, p. 126) y es que ese saber que circula en el temascal se comunique por medio de la oralidad a traves de la repeticion ritual, lo que en ultimas conlleva al reconocimiento de la ceremonia, la cual debe tener un publico que de cuenta de lo que alli se hace y se dice. Asi es como se configura el temascal, al menos desde la eficacia simbolica, recalcando que "la repeticion cumple una funcion propia, que es la de poner de manifiesto la estructura del mito" (Levi-Strauss, 1995, p 251) puesto que hay un colectivo que esta validando la ceremonia porque confia en quien la esta oficiando e igualmente cree en los objetos que este dispone para llevar a cabo los diferentes rituales; aparte de los cantos y, en general, de todo lo necesario para realizar un ritual de esta naturaleza.

Por ultimo, esta practica se constituye como una alternativa de busqueda interna en virtud de la orientacion e informacion que proporciona el temascalero. En tal sentido:
el narrador transmite el mensaje por medio del cual coloca el mundo de
las creencias culturales (magico-religiosas, miticas...) como verdades
del mundo. Se trata del mismo mensaje que la comunidad espera y preve
recibir por parte de los especialistas de la palabra. (Franco, 1996, p.
126)


Lo que supone la importancia concedida al oficiante para que este ritual pueda ser interpretado por sus asistentes. Situacion que desde luego es evidente, toda vez que el temascalero es quien explica y da a conocer todos los aspectos purificadores que giran alrededor de la ceremonia y llevan finalmente a conseguir el efecto sanador. Adicionalmente se reconoce el grado de confianza conferido al temascalero en virtud de sus conocimientos adquiridos y a la credibilidad que este viene obteniendo entre los participantes en la ceremonia, quienes son los encargados de hacer visibles estas practicas ancestrales entre aquellas personas que demuestran algun tipo de interes por las busquedas internas.

Conclusion

Es innegable la influencia que tiene el discurso oral en la celebracion del temascal, pues desde la previa de la ceremonia el temascalero prepara a la audiencia para que esta sepa donde esta y lo que se esta llevando a cabo. El proceso va materializandose de manera pedagogica con la orientacion de un oficiante quien va revelando su intencion: la de que los participantes experimenten algun cambio y quieran sanarse.

En definitiva, es a traves de la eficacia simbolica como se establece propiamente dicha la sanation que pretende el temascalero que alcancen sus participantes en el ritual, ya que hay un grupo de personas que estan aprobando la ceremonia porque creen en el. Asimismo, hacen lo que el les diga que hagan con los objetos que este dispone para llevar a cabo los diferentes rituales--ademas, de los cantos y rezos--y por ultimo reconocen la existencia de una sabiduria ancestral que le concede todo el credito para que esta practica sea validada como un espacio para hallar la sanation fisica, mental y espiritual. Por una parte, esta el conocimiento del oficiante que aterriza y pone en situacion lo que debe ser aceptado y que lleva a la sanation por medio de la intermediacion de los elementales de la naturaleza (agua, tierra, fuego, aire). Y del otro lado aparece el participante con sus miedos, inseguridades y emociones que desbordan su pensar y actuar.

Por tanto, se reconoce al temascal como practica que concita el interes del individuo en buscar el equilibrio emocional y fisico y asi la sociedad podria aspirar a tener sujetos mas conscientes de sus actos y de sus roles familiares, sociales y laborales; mas tolerantes y respetuosos del otro y de lo otro; mas sensibles desde lo social y con sentido de la etica y compromiso civico. En otras palabras, todo lo que signifique la reivindicacion del bienestar individual y colectivo.

Referencias bibliograficas

Akabal, H. (2013). Entrevista, 11 de octubre de 2013. Entrevistador: Efrain Elias Herrera Puerta.

Arriaga, L. (2009). El temazcal, terapia prehispanica para el cuerpo y la mente. Recuperado de www.MacroEstetica.com/articulos/el-temazcal-terapia-prehispanica-para-el-cuerpo-y-la-mente/.

de Molina, A. (1975). Confesionario mayor en la lengua mexicana y castellana. Ciudad de Mexico, Mexico: Universidad Nacional Autonoma de Mexico.

Flores, F. (1992). Historia de la medicina en Mexico. Tomo II. Ciudad de Mexico, Mexico: Instituto Mexicano del Seguro Social.

Franco, V. (1996). La palabra y el ritual: un acercamiento. Recuperado de http://version.xoc.uam.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=366:-la-palabra-y-el-ritual-un-acercamiento-&catid=48:no-6-la-palabra-hablada&Itemid=58.

Nebreda, J. (1995). Sobre hechiceros y curanderos o el antropologo y su estrategia. Recuperado de http://www.ugr.es/~pwlac/G11_04Jesus_Nebreda_Requejo.html.

Perez, R. (2012). Raices de la tierra. Recuperado de http://www.raicesdelatierra.org/historia.php.

Rodriguez, M. (1996). La reglamentacion sanitaria de los temascales durante el siglo XVIII. Ciudad de Mexico, Mexico: Centro Medico de la ciudad de Mexico.

Romero, A.T. (2001). Visiones sobre el temazcal mesoamericano. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/104/10402103.pdf.

Sandoval, E. (2003). El temascal Otomi, ritual de purificacion y refrescamiento. Recuperado de http://www.uaim.mx/joomla15/IMAGENES/LibrosUAIM/LIBROSPDF/LibroTemazcalOtomi.pdf.

Sandoval, E. (2012). Temazcal Indigena 1. Recuperado de http://www.youtube.com/watch?v=V6oMCNwvu-0.

Seler, E. (1988). Comentarios al Codice Borgia. Ciudad de Mexico, Mexico: Fondo de Cultura Economica.

Strauss, L. (1995). Antropologia estructural. Recuperado de www.fmmeducacion.com.ar/.../Levi-Strauss_Antropologiaestructural.pdf.

EFRAIN ELIAS HERRERA PUERTA (**)

Redbido: 30 de enero de 2015

Aprobado: 2 de junio 2015

Articulo de investigacion

(*) Este articulo se deriva de la investigacion titulada "Un analisis del discurso oral del oficiante y los participantes en la ceremonia ancestral del temascal", realizada en el ano 2014 en virtud de la Maestria en Comunicacion Educativa, cohorte XVIII de la Universidad Tecnologica de Pereira. Colombia. Agradecimientos a Ricardo Garcia Ayala por autorizar la publicacion de los resultados aqui expuestos.

(**) Comunicador social y periodista por la Universidad Catolica de Pereira, Magister en Comunicacion Educativa por la Universidad Tecnologica de Pereira. Docente area de comunicacion en La Fundacion Universitaria Autonoma de las Americas; miembro del programa de Salud comunitaria de la Fundacion Universitaria Autonoma de las Americas. E-mail: herreraefrain74@hotmail.com.

(1) 1. m. El Salv., Guat. y Mex. Casa baja de adobe donde se toman banos de vapor (Real Academia Espanola, 2001).

(2) Se omite el nombre de los participantes que interactuaron en la ceremonia.

(3) Chiquitza, para don Ricardo significa "puerta estrecha" y hace referencia a ella cuando se cierra o se abre la puerta del temascal.

(4) Recuperado de: https://soundcloud.com/cantosmedicina/agua-de-estrellas.
Tabla 1. Paralelo entre la cancion y la intencionalidad que busca el
temascalero en ella.

Cancion "Agua de Estrellas" (4)  Intencion del temascalero

En tus ojos de agua infinita     Gracias aguita por estar aqui, que
Se banan las estrellitas. Mama   nos inspiras el fuego interior del
Agua de luz, agua de estrellas   corazon. Que asi seas agua, nos
Pachamama vienes del cielo.      inspiras para crear y hacer cada
Lava, lava                       vez que estos propositos sean mas
Lava corazon agua quemada        bellos en la palabra, en el sentir,
Sana, sana,                      en el amor. Esa agua de corazon se
Sana corazon agua sagrada        expanda por toda la tierra. Agua
Limpia, limpia,                  universal te reconocemos aqui
Limpia corazon, agua brillante   para que nunca nos faltes (sic) y
Calma, calma,                    nos proveas del amor, del fluir, de
Calma corazon, agua quemante.    la abundancia, de la fecundidad,
Mama (bis)                       y sobre todo del canto que nos
                                 permita arrullarnos en la vida a
                                 traves de ti.
COPYRIGHT 2015 Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Puerta, Efrain Elias Herrera
Publication:Antropologia y Sociologia: Virajes
Date:Jul 1, 2015
Words:10356
Previous Article:"?Dime con quien andas y te dire quien eres?" Sexualidad, violencia y vida cotidiana en Puerto Lopez.
Next Article:El tiempo social contemporaneo desde una perspectiva acelerada.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters