Printer Friendly

Historia natural, domesticacion y distribucion del guajolote (Meleagris gallopavo) en Mexico.

Natural history, domestication and distribution of the turkey (Meleagris gallopavo) in Mexico

INTRODUCCION

Al pavo (Meleagris gallopavo L.) en Mexico generalmente se le denomina guajolote, ya sea silvestre o domestico. En la peninsula de Yucatan es conocido como pavo de monte o guajolote ocelado (Agriocharis ocellata), que junto con el genero Meleagris pertenecen a la familia Meleagridae; ambos generos tienen su origen en territorio americano (Steadnman 1980). Ademas del termino guajolote, en Mexico existen mas de 30 terminos diferentes para denominar popularmente a los pavos. En algunos lugares todavia se usan terminos como: bimbo, cobori, cocono, conche, chumbo, chompipe, gallina de la tierra, ganso, guajolote, guanajo, guaraca, guilo, guijolote, jolote, momaco, pavo, picho, pipilo, pisco, tocayo, totole, torque, tunto, gallo de papada, gallipavo, pavipollo, gallina de la sierra, cune, totol, totoli, colunos, pili, guecho, huacholo (Hernandez-Sanchez 2006; Kiddle 1941), sin contar la denominacion propia de cada una de las 62 lenguas indigenas que aun se conservan en Mexico; como ejemplo, tan solo en la region de la costa de Oaxaca, ademas del Castellano se usa la lengua mixteca que denomina "colo" al pavo, en idioma zapoteco "verte" y en dialecto chatino "pii" (Hernandez-Sanchez 2006).

La forma de nombrar esta especie no solamente ha sido fuente de confusion, tambien se presenta en otras variantes que dificultan su estudio. Antes de la conquista, durante ella y posteriormente, en la epoca colonial, los primeros exploradores que arribaron a America, con frecuencia al escribir cronicas de sus viajes, denominaron como esta especie a otro tipo de aves semejantes (Corona 2002) como el pavo de monte o guajolote ocelado (Agriocharis ocellata), el pajuil (Penelopina nigra), la pava cojolita (Penelope purpurascens) y el hocofaisan (Crax rubra) (Navarijo, 2002), provocando descripciones erroneas y ubicando a la especie en lugares en donde no estaba distribuida. En cuanto a los recursos geneticos actualmente disponibles de Meleagris gallopavo en Mexico, es posible encontrar aves nativas en estado silvestre, nativas domesticadas y domesticas especializadas en produccion intensiva originarios de Estados Unidos y Canada principalmente; cada una de ellas son geneticamente diferentes, pero con rasgos en comun (Sponenberg et al. 2000; 2005).

El genero Meleagris antes de su domesticacion

Existe la hipotesis que los pavos evolucionaron de un ancestro del pavo que cruzo el estrecho de Bering cuando Alaska estaba conectada con Eurasia hace miles de anos (Steadnman 1980). El fosil mas antiguo de un protopavo es el designado Rhegninormis calbates del Mioceno Temprano de Florida, el cual tiene caracteristicas de faisanes parecidos a pavos y de los pavos emergentes en el Nuevo Mundo. Fue en el Mioceno Tardio cuando los verdaderos pavos evolucionaron (Proagriocharis kimballensis y el genero Meleagris). Para el Pleistoceno, el genero Meleagris estaba bien establecido y poseia al menos cuatro especies: M. gallopavo (pavo silvestre actual), M. acellata, M. californica y M. crassipes; las tres ultimas especies estan ahora extintas (Tabla 1).

Los principales hallazgos fosiles de antecesores de los guajolotes se han descubierto en el sur de los Estados Unidos y en el norte de Mexico, los restos fosiles mas antiguos que se han encontrado son de la epoca Pleistoceno (con mas de 10 000 anos A. C.) y corresponden a las especies extintas Meleagris crassipes, M. richmondi, M. leopoldi, M. alta (tambien denominado como M. superbus o M. celer), M. antiquus y M. tridens, M. g. tularosa asi como el extinto pavo de California M. californica (Cracraft 1968; Miller 1940), el cual estuvo aislado en California durante el Mioceno, sin embargo, posee un alto grado de similitud con M. gallopavo lo que sugiere que ambas especies tuvieron una presion de seleccion semejante. El M. californica era de tamano intermedio entre el pequeno M. crassipes y M. gallopavo (Roberson 2001).

Se ha establecido la hipotesis que M. crassipes fue la unica especie que habitaba en Estados Unidos durante la transicion del Pleistoceno al Holoceno, debido a que no se han encontrado restos de esta especie asociados a nucleos humanos y tampoco se han encontrado fosiles de M. gallopavo en esa epoca al norte de la frontera de Mexico (Rea 1980); sin embargo, si se han encontrado restos de este ultimo ubicados en el Pleistoceno en la Cueva de San Josecito, Nuevo Leon, Mexico (Cracraft 1968). Debido a esta informacion, se ha postulado la hipotesis de que durante el Pleistoceno, M. gallopavo fue importado al suroeste de Estados Unidos desde Mesoamerica, siguiendo la misma ruta de dispersion de los cultivos y posteriormente diseminado a su actual area de distribucion (Rea 1980).

La domesticacion de Meleagris gallopavo

Los restos mas antiguos de M. gallopavo que se han encontrado dentro de un contexto urbano y fuera de su rango de distribucion geografica "natural", es en el Valle de Tehuacan, actual estado de Puebla, Mexico. Dichos huesos se han fechado en el ano 180 A. C. (Flannery 1967); sin embargo, existe controversia porque tambien han sido ubicados en el periodo Palo Blanco 200 A. C. - 700 D. C. (Schorger 1966). Debido a que el Valle de Tehuacan es una region seca, donde dificilmente el guajolote silvestre se distribuia de manera natural, se atribuye que fue aqui donde se domestico la especie.

Se considera que la domesticacion del guajolote ocurrio hace unos cuatro o cinco mil anos (Figura 1), en la parte sur del Altiplano y de ahi se disperso en todas direcciones (Valadez et al. 2001). Para el Periodo Formativo (3 500 - 1 800 anos antes del presente) el guajolote ya habia alcanzado un valor especial como fuente de carne, pues sus restos aparecen frecuentemente entre los materiales de lo que algun dia fueron aldeas y centros pre-urbanos. Durante el Clasico (1 800 - 1 300 anos antes del presente) en Teotihuacan existian sectores de la poblacion especializada en su crianza, manteniendose asi hasta el Postclasico (1 300 - 579 anos antes del presente) (Valadez et al. 2001).

Recientemente, se han reportado restos de M. gallopavo en un entierro en Oaxtepec, Morelos; dicho hallazgo se ha fechado en el periodo Preclasico Medio (entre 1 200 y 500 A. C.). Los restos mostraban rastros de haber sido cocidos y se encontraron como parte de una ofrenda funeraria (Corona-Martinez 2006); no es posible conocer si el ave era de procedencia silvestre o domestica; sin embargo, es importante senalar que si se trata de un ave domestica la fecha de domesticacion de la especie seria anterior a lo que se ha reportado, o bien, en caso de ser silvestre puede ser evidencia de que existio una subespecie de M. gallopavo al sur del pais.

Diversos autores situan la domesticacion de la especie en diferentes lugares. En el actual estado de Michoacan, la cultura purepecha posiblemente fue la responsable de la domesticacion; dicha hipotesis se basa en el extenso uso de la especie para el aprovechamiento de sus huesos y plumas en la elaboracion de adornos (Leopold 1959); se ha senalado tambien que para dicha cultura no tuvo importancia su uso como alimento (Crawford 1990); existen cronicas de la conquista que situan al pueblo purepecha como el domesticador del guajolote (Lozada 1976).

[FIGURA 1 OMITIR]

Para la Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentacion (FAO 2005), el posible lugar de domesticacion del guajolote es cerca del actual estado de Oaxaca, en fecha incierta pero posiblemente en la epoca correspondiente al Neolitico Europeo. En una comunicacion personal, citada por Rea (1980), de Flannery con Lyndon Hargrave, arqueo zoologo norteamericano, mencionan a Oaxaca como lugar de domesticacion e indican que los restos de guajolote se pueden fechar alrededor del ano 300 A. C.; sin embargo, es posible que se haga referencia al estado de Oaxaca, por la cercania que tiene el Valle de Tehuacan con la region mixteca oaxaquena.

Por otra parte, existe evidencia arqueo zoologica de que la cultura Anasazi de Arizona, domestico una subespecie de guajolote silvestre conocida como "Large Indian Domestic" e identificada como Meleagris gallopavo merriami (Hargrave 1939); y que la poblacion silvestre actual, es descendiente feral de dichas aves; sin embargo, la domesticacion de esta subespecie no permanecio hasta nuestros dias (Crawford 1990, 1992). Existe tambien evidencia que la cultura Mogollon en el area de Nuevo Mexico, domestico la subespecie extinta de M. g. tularosa (Crawford 1992). A pesar de los indicios de diferentes lugares de domesticacion de otras subespecies, unicamente permanecio como domestica la subespecie de M. g. gallopavo domesticada en Mexico y es la que ha perdurado hasta la fecha.

Subespecies modernas de Meleagris gallopavo en Mexico

Se han descrito siete subespecies para America, de las cuales las cuatro primeras se han reportado que existieron o aun existen en territorio mexicano: M. g. gallopavo, M. g. mexicana, M. g. merriani, M. g. intermedia, M. g. orusta, M. g. silvestris y M. g. osceola (Howard & Moore 1984). Actualmente M. g. orusta es considerada invalida como subespecie, debido a que se trata de una variacion de M. g. mexicana (Avibase 2007; NWTF 2007). Las seis subespecies restantes han sido caracterizadas geneticamente y se han reconocido como poblaciones independientes, excepto M. g. silvestris y M. g. osceola, quienes al parecer pertenecen a la misma unidad poblacional (Mock et al. 2002).

El guajolote mexicano, guajolote mexicano sureno o guajolote silvestre mexicano (M. g. gallopavo) es la unica subespecie adaptada a climas tropicales y subtropicales humedos (Nelson 1900). Lozada (1976) reporto la existencia de M. g. gallopavo en condiciones silvestres en regiones de dificil acceso y remotas en los estados de Oaxaca y Guerrero; sin embargo, es probable que en la actualidad ya se encuentre extinto en vida silvestre (NWTF, 2007). Se reconoce que esta subespecie fue domesticada originalmente en Mexico y que a partir de ella provienen todas las variedades domesticas del mundo (Leopold 1944).

Considerando la distribucion historica y actual del guajolote domestico mexicano y la descripcion del tipo de vegetacion y clima en el que se distribuia M. g. gallopavo de manera silvestre, es posible que se haya localizado desde la region de la Huasteca (entre los limites de los estados de Tamaulipas, San Luis Potosi, Queretaro, Hidalgo y Veracruz), Mexico, Puebla, Tabasco, Oaxaca, Guerrero y Michoacan (Figura 2). Durante la primera mitad del siglo XX, se consideraba su distribucion en las zonas boscosas en ambos lados de la Sierra Madre, desde el norte de Chihuahua y Sonora, hasta Oaxaca y Veracruz (Leopold 1944). En la epoca de la colonia era posible localizar guajolotes en los estados del interior de la Republica Mexicana, incluso en los bosques del Valle de Mexico (Lozada 1976), lo que extenderia su distribucion a estados como Morelos, Estado de Mexico, Tlaxcala y el territorio que actualmente ocupa el Distrito Federal, que antiguamente era un lago rodeado de bosques.

Evidencias indirectas indican que en el estado de Oaxaca existieron poblaciones de guajolotes silvestres, los cuales quedaron plasmados, junto con otras aves silvestres, en los bajos relieves murales de Mitla (Navarijo 2002) y en vasijas ceremoniales de la cultura mixteca que representan el pictograma referente al "cerro del guajolote" (Pohl 2005). En estas culturas, los nombres de los lugares se asignaban por los avistamientos de fauna que se tenian en el lugar. Un estudio arqueologico en la region de Tehuantepec, Oaxaca, refiere que el guajolote silvestre se habia extinguido de esa zona casi totalmente desde el siglo XIX (Wallrath 1967). En la costa de Oaxaca, existe un lugar llamado Huazolotitlan, del nahuatl "lugar de guajolotes" (SEGOB 2005).

Se considera que los reportes de guajolote silvestre al sur del rio Balsas, son poco probables y posiblemente se deben a confusiones con otras especies similares (Leopold 1959); sin embargo, esa explicacion es poco solida, puesto que para los campesinos mexicanos, quienes fueron los informantes de avistamientos en su trabajo en campo, el guajolote es un ave habitual en su contexto diario y dificilmente lo podrian confundir con otra ave. Tambien es importante senalar que se ha considerado el habitat natural del guajolote silvestre como las mesetas de pino-encino, que son poco frecuentes en algunas regiones de los estados de Guerrero y Oaxaca; sin embargo, M. g. gallopavo pudo distribuirse naturalmente en zonas tropicales y subtropicales (Nelson 1900), las cuales no fueron consideradas. En un inventario actual de aves silvestres del estado de Oaxaca, se muestra un listado de aves posiblemente presentes, reportadas y no observadas o con probabilidad de presencia en dicho estado, en ella se incluye al guajolote silvestre (Navarro et al. 2004).

A pesar de la controversia sobre si M. g. gallopavo esta extinto o no en vida silvestre, su genetica aun permanece en los guajolotes domesticos nativos en Mexico (Crawford 1992; Leopold 1944) y es tambien reconocido como antecesor del pavo domestico norteamericano, el cual proviene de la cruza de M. g. gallopavo, despues de que fue llevado a Norteamerica desde Europa por los primeros colonizadores, con la subespecie nativa del Este Norteamericano M. g. silvestris (Crawford 1990; 1992; Hale et al. 1969). De esta cruza se origino el pavo bronceado que fue la base genetica de lo que ahora constituye el pavo domestico de los Estados Unidos de America (Klasing 2005; Sponenberg et al. 2000; 2005). A partir de esta variedad se obtuvieron las lineas modernas geneticas adaptadas al ambiente controlado de las explotaciones industriales, con rapido crecimiento, elevado peso corporal, pero que requieren de inseminacion artificial para su reproduccion y presentan frecuentes problemas de patas o articulaciones debido al peso excesivo que tienen que soportar por su extraordinario desarrollo muscular (Sponenberg et al. 2000; 2005).

[FIGURA 2 OMITIR]

Una primera diferencia entre el guajolote nativo domestico mexicano y el pavo domestico de Norteamerica, es que el primero proviene directa mente del guajolote mexicano sureno domesticado originalmente en Mesoamerica (M. g. gallopavo), y el pavo norteamericano es descendiente de la cruza entre el guajolote mexicano, llevado a Europa por los conquistadores espanoles y el guajolote silvestre del Este (M. g. silvestris), del cual se originan las lineas modernas de rapido crecimiento. Por lo anterior, se propone designar como pavo al ave domestica de origen n orteamericana, y guajolote al ave domestica de origen mexicano, porque ambos han sido identificados como recursos geneticos diferentes. Para las aves silvestres se propone utilizar la designacion de pavo silvestre.

[FIGURA 3 OMITIR]

El pavo norteno o pavo de Gould (M. g. mexicana) es la subespecie silvestre que actualmente esta mayormente distribuida en Mexico (Figura 3), principalmente en la porcion noreste dentro de la Sierra Madre Occidental; se le puede encontrar en Chihuahua, Sonora, Durango, Zacatecas, Nayarit y Jalisco (NWTF 2007). En la decada de 1970 se les situaba tambien en los estados de Sinaloa y Michoacan (Lozada 1976), pero posiblemente en estos estados ya este extinto. Esta subespecie fue reintroducida en Aguascalientes desde el ano 1992 (Marquez et al. 2005); sin embargo, su distribucion historica comprendia la costa del Pacifico hasta Colima (Nelson 1900) e incluso en algunos de los estados del centro del pais (Osgood 1921).

En pequenas regiones boscosas de los estados de Nuevo Leon, Coahuila y Tamaulipas, se encuentra distribuido el conocido como pavo silvestre intermedio (M. g. intermedia); esta subespecie aun es abundante en los Estados Unidos de America (NWTF 2007).

Historicamente se le situo, en los estados de San Luis Potosi, Hidalgo y hasta la zona central de Veracruz (Lozada 1976). En la Sierra de Picachos, Nuevo Leon, las poblaciones de pavo silvestre estan totalmente disminuidas y no se tiene claridad sobre su posicion taxonomica al compararla con el material depositado en la coleccion ornitologica que proviene de diferentes partes de dicho estado, puede tratarse de una nueva subespecie (Contreras et al. 2001).

A principios del siglo XX, el pavo silvestre de Merriani (M. g. merriani) se podia localizar en el estado de Chihuahua (Osgood, 1921); sin embargo, hoy esta extinto en la region y solo se le puede encontrar en los Estados Unidos de America (NWTF 2007).

DISCUSION

Segun los reportes actuales, se puede encontrar guajolote domestico mexicano o pavo domestico norteamericano en los estados de Campeche, Colima, Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Hidalgo, Mexico, Michoacan, Oaxaca, Puebla, Queretaro, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatan y Zacatecas (SAGARPA 2007).

Es importante mencionar que segun la seccion de pavos de la Union Nacional de Avicultores, los estados en donde se ubican las granjas de produccion intensiva, mediante el uso de lineas geneticas comerciales de pavo domestico norteamericano son Chihuahua, Sonora, Yucatan y Mexico (UNA 2007), por lo que se puede considerar que en el resto de los estados se cria el guajolote domestico mexicano; sin embargo, debido a que el sistema de crianza de los guajolotes nativos mexicanos es exclusivamente de traspatio, existe la posibilidad de que algunos estados no reporten sus inventarios a pesar de que existan en ellos. Tal es el caso del Distrito Federal, en el que las estadisticas oficiales no reportan la presencia de guajolotes; sin embargo, existen investigaciones con guajolotes en dicho lugar (Losada et al. 2006).

Notablemente, en los estados donde el pavo silvestre se distribuyo historicamente, actualmente se reporta crianza de guajolote domestico, lo que sugiere una relacion mas estrecha del hombre con el guajolote silvestre que la considerada hasta la fecha.

En la actualidad, a pesar que en muchas comunidades rurales o indigenas, la crianza de guajolote se mantiene debido a la importancia social, cultural e incluso religiosa. Sin embargo, se ha reportado de que la crianza tradicional del guajolote tiende a desaparecer a corto plazo (Aquino et al. 2003), por ello el gobierno mexicano reconoce que el estudio y conocimiento del guajolote nativo es una urgente necesidad (SAGARPA 2003). Existe el peligro de perder un valioso recurso genetico adaptado a las condiciones ambientales de nuestro pais (Rodriguez et al. 1996).

Historicamente existieron diferentes especies del genero Meleagris, pero en la actualidad unicamente se conserva en estado silvestre y domestico el guajolote (Meleagris gallopavo). A pesar de que diferentes subespecies fueron domesticadas por distintas culturas Norteamericanas y Mexicanas, actualmente solamente prevalecen los descendientes de la subespecie domesticada en el Altiplano Mexicano (M. gallopavo gallopavo). La distribucion actual de los guajolotes silvestres es diferente a la que originalmente tuvo, desaparecio de lugares donde probablemente se distribuyo en la antiguedad. Al guajolote domestico actualmente se le cria en los estados donde posiblemente se encontro de manera natural el guajolote silvestre.

LITERATURA CITADA

Aquino R, Arroyo EA, Glafiro TH, Riestra DD, Gallardo FL, Lopez BA (2003) El guajolote criollo (Meleagris gallopavo L) y la ganaderia familiar en la zona centro del estado de Veracruz. Tecnica Pecuaria Mexico 41(2): 165-173.

Avibase (2007) Meleagris gallopavo. http://www.bsc-eoc.org/avibase/avibase.jsp?pg=summary&lang= IA&id=B66A3EE4DC498A4E&ts=11733288794907

Contreras BAJ, Garcia SJA, Guzman VA, Gonzalez RJI (2001) Aprovechamiento de las aves cinegeticas, de ornato y canoras de Nuevo Leon, Mexico. Ciencia UANL 4(4): 462-469.

Corona ME (2002) Las aves en la historia natural novohispana. Coleccion Cientifica, Instituto Nacional de Antropologia e Historia; Mexico, D. F. 187 pp.

Corona-Martinez E (2006) Una ofrenda de guajolote en el sitio Oaxtepec km 27.5, Morelos. In: Canto AG, Ledezma GL; Tostado GM; Fuentes MM; Nau FJ; Morayta MM, editores. Memoria del IV Congreso Interno del Centro INAH Morelos. Coleccion Cientifica 499. Instituto Nacional de Antropologia e Historia. Mexico, pp. 49-52.

Cracraft J (1968) First record of the turkey Meleagris gallopavo from the plestocene of Mexico. The Condor 70(3): 274.

Crawford RD (1990) Origin and history of poultry species. In: RD. Crawford (ed.), Poultry breeding and genetics. Elsevier, Amsterdam, The Neherlands, pp. 18-23.

Crawford RD (1992) Introduction to Europe and diffusion of domesticated turkeys from the America. Archivos de Zootecnia 41(extra): 307-314.

Flannery KV (1967) Vertebrate fauna and hunting petterns. In: DS. Byers, editor. Prehistory of Tehuacan Valley, Vol. 1 Environment and subsistence. University of Texas Press, Austin; pp. 132-177.

FAO (2005) Word watch list for domestic animal diversity. Food and Agriculture Organization of the United Nations. Second ed. FAO, Rome, Italy. 769 pp.

Hale EB, Schleidt WM, Schein MW (1969) The behavior of turkeys. Pp 554-592 In: Hafez, ESE. (ed.), The Behavior of domestic animals. Bailliere, Tindall & Cassell, London, GB. 647 pp.

Hargrave LL (1939) Birds bones from Abandoned indian dwellings in Arizona and Utah. The Condor 41(5): 206-210.

Hernandez-Sanchez V (2006) Evaluacion de los factores socioculturales, economicos y productivos de la crianza del guajolote domestico en la region costa de Oaxaca. Informe final de servicio social legal de licenciatura. Mexico, D. F. Universidad Autonoma Metropolitana - Xochimilco.

Howard R, Moore AA (1984) Complete checklist of birds of the world. Revised edition. Macmillan, London, UK. 1040 pp.

Klasing KC (2005) Poultry nutrition: A comparative approach. Journal of Applied Poultry Research 14: 426-436.

Kiddle LB (1941) Los nombres del pavo en el dialecto Nuevomejicano. Hispania (24): 213-216.

Leopold AS (1944) The nature of heritable wildness in turkeys. The Condor 46(4): 133-197.

Leopold AS (1959) Wildlife of Mexico. The game birds and mammals. University of California Press, Berkeley, USA. 568 pp.

Losada H, Rivera J, Cortes J, Castillo A, Gonzalez RO, Herrera J (2006) Un analisis de sistemas de produccion de guajolotes (Meleagridis gallipavo) en el espacio suburbano de la delegacion de Xochimilco al sur de la Ciudad de Mexico. Livestock Research for Rural Development Volume 18, Article #52. Retrieved June 8, from http://www.cipav.org.co/lrrd/lrrd18/4/losa18052.htm

Lozada J (1976) El guajolote silvestre en Mexico. Memorias de la Segunda Reunion Anual. Secretaria de Agricultura y Ganaderia, julio 4-8; Mexico, D. F., Direccion General de Avicultura y especies menores, 128-130 pp.

Marquez OM, Garcia ME, Gonzalez-Rebeles IC, Tarango ALA (2005) Diet composition of reintroduced wild turkey (Meleagris gallopavo mexicana, Gould, 1856) in "Sierra Fria", Aguascalientes, Mexico. Veterinaria Mexico 36(4): 395-409.

Miller L (1940) A new pleistocene turkey from Mexico. The condor 42(3): 154-156.

Mock KE, Theimer TC, Rhodes Jr, OE, Greenberg DL, Keim F (2002) Genetic variation across the historical range of the wild turkey (Meleagris gallopavo). Molecular Ecology 11: 643-657.

NWTF (2007) Occupied range of the wild turkey. National Wild Turkey Federation. http:///www.nwtf.org/jakes/games/subspecies.swf

Navarijo OL (2002) Los disenos de aves en los dinteles del patio A del grupo de la Iglesia, Mitla, Oaxaca. La pintura mural prehispanica en Mexico VII(17): 29-33.

Navarro SAG, Garcia-Trejo EA, Peterson AT Rodriguez-Contreras V (2004) Aves. In: A. J. Garcia-Mendoza, M. J. Ordonez y M. Briones-Salas (eds.), Biodiversidad de Oaxaca, Instituto de Biologia, UNAM-Fondo Oaxaqueno para la Conservacion de la Naturaleza-Word Wildlife Fund, Mexico. 605 pp.

Nelson EW (1900) Description of a new subspecies of Meleagris gallopavo and proposed changes in the nomenclature of certain North American birds. Auk 17: 120-126.

Osgood WH (1921) The turkey as subject for experiment. The American Naturalist 55(636): 84-88.

Pohl JMD (2005) The Griffin fragment: A mixtec drinking vessel portraying the place sign for Hill of the turkey. Rec. Art. Mus. (Princeton Univ.) 64: 80-90.

Rea A (1980) Late Pleistocene and Holocene turkeys in the southwest. Contributions in Science Natural History Museum Los Angeles Country 330: 209-224.

Roberson D (2007) Wild turkey: a native California bird? http://montereybay.com/creagrus/turkey-in-CA.html

Rodriguez BJC, Allaway CE, Wassink GJ, Segura CJ, Rivera OT (1996) Estudio de la avicultura de traspatio en el municipio de Dzununcan, Yucatan. Vet Mex. 27(3): 215-219.

Schorger AW (1966) The wild turkey. Its history and domestication. University of Oklahoma Press, Norman, USA. 625 pp.

SAGARPA (2003). Informe sobre la situacion de los recursos geneticos pecuarios (RGP) en Mexico. Secretaria de Agricultura, Ganaderia, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentacion. http://www.sagarpa.gob.mx/ Dgg/FTP/infofao.pd

SAGARPA (2007) Inventario de pavo o guajolote (numero de cabezas). Secretaria de Agricultura, Ganaderia, Recursos Naturales, Pesca y Alimentacion. http://www.sagarpa.gob.mx/Dgg/FTP/invpa.pdf

SEGOB (2005) Enciclopedia de los Municipios de Mexico, Estado de Oaxaca, Region Costa. Secretaria de Gobernacion. http://www.e-local.gob.mx/wb2/ELOCAL/EMM_oaxaca

Sponenberg DP, Hawes RO, Johnson P, Christman CJ (2000) Turkey conservation in the United States. Animal Genetics Resources Information 27: 59-66.

Sponenberg DP, Bender M, Johnson P, Smith E, Gogal R, Pierson FW, Gomez-Jaramillo MA (2005) La conservacion del pavo en los Estados Unidos. Archivos de Zootecnia 54: 177-183.

Steadman DW (1980) A review of the osteology and paleontology of turkeys (Aves: Meleagridinae). Contribution of the Science and Natural History Museum of Los Angeles County California 330: 131-207.

Union Nacional de Avicultores (2007) Produccion Nacional de Pavo. http://www.pavomexicano.com/contenido.php?seccion=informacion

Valadez AR (2003) Domesticacion y zootecnia en el Mexico antiguo. Imagen Veterinaria 3(4): 32-45.

Valadez AR, Garcia CR, Rodriguez GB, Gamboa CL (2001) Los guajolotes y la alimentacion prehispanica. Ciencia y Desarrollo 157: 55-63.

Wallrath M (1967) Excavations in Tehuantepec region, Mexico. Transactions of the American Philosophical Society, New Serie 57(2): 1-173.

MA Camacho-Escobar [correo], E Jimenez-Hidalgo, J Arroyo-Ledezma, El Sanchez-Bernal, E Perez-Lara

(MACE) Instituto de Industrias, Universidad del Mar Campus Puerto Escondido Km. 1.5 Via Sola de Vega, Puerto Escondido, Mixtepec, Oaxaca, Mexico. CP 71980. marcama@zicatela.umar.mx

(EJH) Instituto de Ecologia UMAR

(JAL) Instituto de Industrias UMAR

(EISB) Instituto de Recursos UMAR

(EPL) UMAR

Ensayo recibido: 09 de enero de 2009, aceptado: 04 de marzo de 2011
Tabla 1. Generos, Especies y Subespecies de la Familia Meleagridae.

Table 1. Genera, Species and Subspecies of the Meleagridae Family.

Familia       Genero        Especie        Subespecie

Meleagridae   Agriocharis   A. ocellata
              Meleagris     M. tularosa
                            M. crassipes
                            M. acellata
                            M. leopold
                            M. nichmondi
                            M. antiquus
                            M. alta
                            M. tridens
                            M. gallopavo   M. g. gallopavo

                                           M. g. mexicana
                                           M. g. intermedia
                                           M. g. merriani
                                           M. g. silvestris
                                           M. g. osceola

Familia       Comentarios

Meleagridae   Guajolote ocelado
              Extinto
              Extinto
              Extinto
              Extinto
              Extinto
              Extinto
              Extinto
              Extinto
              Guajolote mexicano, guajolote sureno mexicano
              o guajolote silvestre mexicano Posiblemente
              extinto en vida silvestre. Actual guajolote
              domestico
              Guajolote norteno o pavo de Gould
              Guajolote intermedio
              Guajolote de Merriani. Extinto en Mexico
              Guajolote silvestre del Este
              Guajolote de Osceola
COPYRIGHT 2011 Universidad Juarez Autonoma de Tabasco
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Camacho-Escobar, M.A.; Jimenez-Hidalgo, E.; Arroyo-Ledezma, J.; Sanchez-Bernal, El; Perez-Lara, E.
Publication:Universidad y Ciencia
Date:Dec 1, 2011
Words:4650
Previous Article:Ganaderia ovino - caprina en el marco del programa de desarrollo rural en Baja California.
Next Article:Precipitacion y recarga en la cuenca de La Paz, BCS, Mexico.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters