Printer Friendly

Historia del clima y el medio ambiente en Lima y el Peru Central, en el siglo XVIII: problema de investigacion y fuentes historicas.

Resumen

El estudio de las manifestaciones del clima en el Centro del Peru a lo largo de la historia con el uso de fuentes historicas nos permitira conocer las respuestas culturales, economicas y sociales a fluctuaciones que ocasionaron adaptaciones en el aparato productivo agricola reduciendo la produccion y los ingresos de todos los sectores sociales, sobretodo de las comunidades indigenas. Ante estos cambios las poblaciones urbana y rural de Lima y su entorno acudieron a toda clase de respuestas desde la reorganizacion del riego, mejoras tecnologicas, reducciones de impuestos, incluso el incremento de las devociones catolicas y en el ambito indigena, el resurgimiento publico de los ancestrales cultos a las huacas.

Palabras claves: Peru, Colonia, Medio Ambiente, Clima, Temperatura.

Abstract

The study of the manifestations of the climate in the Central Peru along our history with the use of historical sources will allow to know the cultural, economic and social answers to fluctuations that caused adjustments in the productive agricultural device us reducing the production and the income of all the social sectors, overcoat of the indigenous communities. Before these changes the populations urban and rural of Lima and his environment carne to all kinds of answers from the reorganization of the irrigation, technological improvements, reductions of taxes, even the increase of the catholic devotions and in the indigenous atea the public reappearance of the ancient worships to the huacas.

Keywords: Peru, Colonial, Environment, Climatic Variability, Temperature.

El problema

Para la mayoria de los hombres de nuestros dias resulta de poca importancia el tema de la variabilidad climatica, (1) ya que sus condiciones de vida no parecen determinarse por las estaciones y menos por las condiciones atmosfericas, a pesar de las repercusiones recientes de fenomenos como "El Nino" (ENSO) en 1983 y 1998, (2) el impacto socio economico del calentamiento global, (3) el debate abierto sobre el cambio climatico (4) y los recientes desastres en las Americas del Norte y del Centro, como los huracanes Katrina, Mitch y Stan.

En cambio, para los habitantes de la ciudad de Lima y sus zonas aledanas en el siglo XVIII esta preocupacion existia, ya que para la actividad agricola resultaba imprescindible un conocimiento atento de los fenomenos climaticos. Y para ello es bien sabido que existian metodos de reconocimiento del transito de las estaciones desde la epoca prehispanica; mas aun en un medio con tanta diversidad ecologica y climatica como el peruano.

Como senalan Guy Jacques y Herve Le Treut, "en cada sociedad, el ser humano observa, calcula, explica, preve y, de generacion en generacion, acumula conocimientos sobre los fenomenos climaticos. Gracias a ellos, organiza sus actividades y desarrolla estrategias de adaptacion fisiologica y psicologica", (5) a lo que no escapo la poblacion peruana tanto en epocas prehispanicas, coloniales y republicana, y que es una respuesta comun a toda sociedad a lo largo de la historia, como senala Jacques Labeyrie. (6)

Estas preocupaciones se ven reconocidas en un siglo como el XVIII donde la investigacion, el descubrimiento y la racionalidad son el lenguaje y la practica comun en la interpretacion de la naturaleza y la sociedad, sobre todo desde mediados del siglo XVIII con la aparicion de infinidad de estudios, ensayos, cronicas y publicaciones en las cuales el tema recurrente fue el clima y en general todo tipo de fenomenos del medio ambiente y la naturaleza.

Nuestra mayor preocupacion, como investigador, radica especialmente en el hecho de que los antiguos habitantes de Lima no dejaron muchos vestigios o testimonios definidos de las manifestaciones atmosfericas por ellos vividas (y hasta sufridas). Preocupacion que se compensa por la gran cantidad de informacion proporcionada desde distintos angulos y diversidad de fuentes, tanto de habitantes de la zona como por los muchos viajeros ilustrados extranjeros que la utilizaron. (7)

En sociedades como la peruana del siglo XVIII, en donde los avances cientificos no permitieron un control mas optimo de la naturaleza, el hombre como actor social dependio del conocimiento de las manifestaciones atmosfericas (o estado del tiempo como se decia entonces). Este conocimiento fue esencial ya que sirvio como un elemento de primera linea en el desarrollo y planificacion de sus actividades productivas. (8)

Es posible pensar que siendo la ciudad de Lima una urbe centro del comercio y del trafico a gran escala, despensa de todas las ciudades del interior en lo que se refiere a productos de manufactura, no tuviera necesidad de un desarrollo intensivo de las actividades agricolas; sin embargo en sus contornos existian mas de 270 haciendas entre grandes y pequenas, y en su interior 15 huertas que proveian a esta ciudad de todo lo necesario para su consumo, sin contar que el espacio geografico de esta se extiende a mas de cinco leguas a la redonda (comprendiendo la actual Region Lima).

Otras razones subrayan la importancia del estudio del clima en este siglo: en primer lugar, esta ciudad contaba --segun lo refieren los viajeros que la visitaron-- con un amplio entorno verde, es decir, por donde se mirase se encontraban haciendas, chacras y tierras de labor. Sobre todo desde principios de siglo, cuando se alcanzo una alta produccion de trigo para la elaboracion de harinas, hasta que surgio un nuevo ciclo economico, en la que la alfalfa se hizo mas necesaria (a partir de la decada de los cincuenta y con mayor fuerza desde la decada de los sesenta) (9), debido a un fortalecimiento de la produccion minera serrana. Para lo cual fue necesario que el comercio a aquellas regiones se intensificara, de tal manera que Lima reafirmara su papel como despensa y lugar de concentracion de gran numero de bestias de carga.

Asi lo vuelven a atestiguar los viajeros y naturalistas ilustrados que por estas fechas se encontraron en la ciudad. Por otro lado, la alfalfa fue un producto que no requeria de excesivos cuidados pero si de aguas, aun si no abundantes si continuas, pues en estas condiciones se podian realizar hasta tres cosechas por ano. Es asi que muchos de las grandes propiedades rurales de Lima, mas de 100 chacras segun Ileana Vegas, (10) se convirtieron en grandes alfalfares, entre los que se incluyeron las de las ordenes religiosas, como las de la Compania de Jesus. (11)

Durante ese siglo de cambios, Lima tuvo un crecimiento demografico de tipo espasmodico y no regular. En 1700 tuvo 37,244 habitantes, y para 1790 contaba con 52,627, es decir, un incremento de 15,383 pobladores, (12) es decir, un incremento del 41.3% en 90 anos, convirtiendola en la primera concentracion urbana de Sudamerica y la segunda del continente por el numero de sus habitantes. Para fines del siglo XVIII, la poblacion de Lima paso los 60,000 habitantes, como senalan Juan Carlos Garavaglia y Juan Marchena Fernandez, este crecimiento fue producto del aumento de mestizos, pardos y mulatos, mientras que el crecimiento del resto de la poblacion fue mucho menor. "Para 1800, casi la mitad de la poblacion limena era de color". (13)

La poblacion con la categoria de blancos o espanoles paso de ser el 56.5% de la poblacion de la ciudad en 1700, a ser solo el 38.1% en 1790. Mientras que la poblacion de color o las denominadas castas pasaron de ser el 43.5% de los habitantes de la ciudad en 1700, al 61.9% en 1790. (14)

Con respecto al entorno de Lima encontramos diversidad de descripciones, una de las mas importantes y significativas de la segunda mitad del siglo XVIII es la de Hipolito Ruiz, quien senalo la relacion entre la ubicacion de la ciudad, su valle y las condiciones atmosfericas que afectaban la salud y a las condiciones de vida de sus habitantes:
   La Provincia del Cercado comprende 13 leguas de largo N.S. y 8 de
   ancho. Confina por el N. con la Provincia de Chancay; por el
   Nordeste con la de Canta; por el Este con la de Huarocheri, por el
   S. con la de Canete y por el Oeste con el mar del Sur. Su
   temperamento es expuesto a tercianas, catarros, constipaciones,
   pasmos, afectos de pecho, reumatismos, viruelas, mal del valle o
   vicho y mucho mal venereo. El frio del invierno no es sensible para
   los que pasan de otros paises mas frios, pero si bastante
   penetrante para los naturales; y en esta estacion esta la atmosfera
   cubierta de una neblina que dura toda la manana hasta medio dia y a
   veces todo el dia y noche. Jamas llueve sino una menudisima neblina
   qe. llaman Garua. No hai tempestades, pero en la primavera que es
   por Octubre y Noviembre hai grandes temblores de Tierra". (15)


Este cientifico ilustrado tambien establecio la relacion entre el medio ambiente y las condiciones atmosfericas del valle de Lima con su produccion agricola, ganadera y obrajera:
   Como no llueve en este distrito ni en toda la Costa las Casas y
   Ranchos estan techados con madera, canas, chaclas & y una argamasa
   de tierra ligosa. Toda su campina es abundante en Maiz, Frijoles,
   poca Cebada, Zapayos o Calabazas diversas, verduras, rayzes
   turmosas, frutas y flores en los Jardines y Huertas. El ramo mas
   principal es el de la Alfalfa y Maizillo llevandolas a vender a
   Lima por servir de manutencion a toda especie de ganado. Sin estas
   Yerbas era imposible mantener tanta bestia y no obstante llevan
   muchos sus ganados a la inverna, distante 5 o 6 leguas de Lima a
   los Potreros de las Chacras que tienen algunos sugetos para este
   fin. Hai tambien varias Haciendas de canaverales donde se trabaja
   algo de Azucar, pero lo que mas se fabrica es Huarapo, Miel,
   Chancaca y Alfenique. (16)


Produccion que es entendida por Hipolito Ruiz, como por muchos otros viajeros, como dependiente del abastecimiento de agua de los rios que atraviesan a Lima y su entorno, desde las alturas andinas para desembocar en el Oceano Pacifico:
   Los Rios que riegan estas campinas son el de Rimac, el Carabaillo y
   el de Lurin que baxan de las Cordilleras de Canta y de Huarocheri.
   En [t.sup.PO]. de aguas en la tierra por deshacerse la nieve son
   abundantisimos y dan suficiente agua para regar todo el valle, pero
   en [t.sup.PO]. de secas escasea demasiado el agua". (17)


Esta situacion economica y social al ser relacionada con el banco de datos historicos sobre la variabilidad climatica, permite entender los procesos de adaptacion del aparato productivo y las respuestas a nivel cultural, en particular de los sectores economicos y sociales directamente involucrados de la actividad agricola.

De todos los sectores afectados por la variabilidad climatica, donde mas efectos negativos tuvieron fue en las comunidades campesinas cercanas a Lima, tanto en la Costa como en la Sierra, (18) las que al padecer esta variabilidad a lo largo del siglo XVIII sufrieron lentas pero determinantes reducciones de su produccion y por tanto de sus ingresos. Ante ello generaron una serie de respuestas, como la migracion estacional para conseguir el dinero faltante para el pago de sus deudas tributarias. Asi como tambien el cambio de los tipos de productos agricolas y de sus respectivos consumos y distribucion.

Pero lo que genero mas problemas en las comunidades fue el proceso de migracion definitiva que obligo a las autoridades comunales a continuas exigencias de nuevos censos de sus poblaciones y a las retasas de sus tributos, ya que la carga per capita se incremento al disminuir la poblacion afectando aun mas la situacion de gravedad generada por la variabilidad climatica, entre otros factores, asociados al crecimiento de la ciudad de Lima y su demanda de mano de obra.

En este panorama la poblacion de Lima acudio a toda clase de ayudas. Como ya se ha demostrado para varias zonas de Espana (19) y Mexico, (20) en Lima y su entorno urbano se incrementaron las devociones, cofradias y procesiones. Pero en el medio rural, en las comunidades campesinas, como fue el caso de Huarochiri, resurgio el ancestral culto a las huacas, dentro de una logica etnometeorologica, (21) despues de varias decadas de concluido el proceso coercitivo nombrado como extirpacion de idolatrias. (22)

Cultos que se sostuvieron en el tiempo, siendo vigentes y populares en diversas zonas del Peru actual. Para Johan Reinhard, en la epoca pre inca existio una "adoracion a la montana" para explicar el caracter sagrado de los principales centros ceremoniales del mundo andino. (23)

Estas ideas son aplicadas para la estudio de la zona de Huarochiri por Cesar Astuhuaman quien entiende que las montanas, como las de la Cordillera de Pariacaca, que estan situadas en las nacientes de los rios, de los valles costenos, son tradicionalmente consideradas sagradas porque alli residen las importantes divinidades que controlan los fenomenos meteorologicos (lluvia, nieve, rayos, truenos, nubes, etc.), que regulan el agua y que, por ende, influyen en la fertilidad de las plantas, los animales y los hombres.

Para referirse al Apu Pariaca, en la cordillera de Huarochiri, este arqueologo senala que:
   los cerros unificaban los tres niveles del mundo (subterraneo,
   tierra y aire) por donde, circula el agua, estableciendo un axis
   mundi. Protegian a los hombres y al ganado silvestre, y debia
   rendirseles culto al construirse canales y caminos cerca de ellos.
   Finalmente los cerros eran lugar de origen de los hombres y a donde
   estos volvian cuando morian, y por tanto representaban la fuente
   misma de la identidad de los grupos etnicos andinos. (24)


Analizando todas estas respuestas economicas, politicas, sociales y culturales ante la variabilidad climatica, a nuestra consideracion y sin caer en determinismos, entendemos esta variabilidad como un elemento que tambien sirve como fermento de los constantes litigios, protestas, movilizaciones, conspiraciones y sublevaciones ocurridas en Lima y sus provincias a lo largo del siglo XVIII, en un contexto de incremento de la explotacion de la mano de obra indigena. Procesos historicos que dentro del esquema de interpretacion del cambio climatico se entienden relacionados sin dejar ningun aspecto de lo social fuera de la explicacion, como lo plantea Jonathan Cowie (25) (Grafico 1).

[GRAFICO 1 OMITIR]

La teoria y el metodo

La elaboracion de la serie del clima de Lima en el siglo XVIII partio por reconocer los aportes de las investigaciones realizadas desde la Climatologia Historica, tomando su marco teorico y metodologico propuesto y desarrollado desde Francia, pasando por Inglaterra, Suiza, Italia y Espana, sobre todo, (26) hasta llegar a Latinoamerica. En particular tomamos sustento en las investigaciones desarrolladas por el Proyecto ARCHISS (Archival Climate History Survey) en Argentina, Bolivia y Mexico, que siguieron la tradicion iniciada en Francia en la decada de los sesenta por Emmanuel Le Roy Ladurie. (27)

Este problema visto primero en terminos historicos por geografos y arqueologos fue objeto de muchas criticas hasta que las investigaciones arqueologicas de Betty J. Meggers pusieron de relevancia que para salir del determinismo ambiental era necesario contar con informacion suficiente como para elaborar reconstrucciones detalladas de los aspectos del ambiente relacionados con el hombre, es decir, con los recursos para su subsistencia y el potencial agricola de los grupos humanos. (28) Superando con ello los postulados, ampliamente seguidos en las decadas de los veinte, treinta y cuarenta, propuestos por Ellen Churchill Semple, quien sostenia que las causas de la decadencia de los imperios, como el romano, y por extension muchos otros a lo largo de la historia, deben ser buscadas en:
   la erosion del suelo de las laderas, en la deforestacion por falta
   de manantiales, en la destruccion de las obras de irrigacion por
   los ataques barbaros o nomades, en el colapso de un gobierno
   ordenado, bajo repetidas incursiones barbaras, y posiblemente en el
   agotamiento del suelo que causo la decadencia agricola. (29)


Ya en la decada de los ochenta con los aportes de las investigaciones de Donad J. Hughes, tenemos claro que en:
   el estudio historico de la relacion de las civilizaciones humanas
   con el medio natural, se presentan ciertos temas. Entre ellos, tres
   parecen ser basicos y centrales: primero, la influencia del medio
   en el desarrollo de las civilizaciones; segundo, las actividades
   humanas con respecto a la naturaleza; y tercero, el efecto de las
   civilizaciones sobre el medio natural. (30)


Esto permite reconocer como las comunidades humanas establecen sus relaciones con el medio natural. Entre estas relaciones, las mas importantes segun Hughes son:

1. Las actitudes de sus miembros hacia la naturaleza,

2. el conocimiento de esta,

3. la comprension del equilibrio y su estructura alcanzada,

4. la tecnologia que el hombre es capaz de utilizar, y

5. el control social que la comunidad puede ejercer sobre sus miembros para dirigir las acciones que afectan al medio. (31)

De esta manera asumimos metodologicamente la necesidad de la reconstruccion detallada de una serie sobre la variabilidad climatica en el siglo XVIII con criterios cuantitativos ya probados con anterioridad en los estudios de P. Alexandre, (32) como son:

* Los de calidad para la seleccion de las fuentes documentales, es decir, usar testimonios contemporaneos a los hechos para evitar la subjetividad, las exageraciones o posibles confusiones.

* Como tambien el uso de fuentes documentales originales, para evitar los errores de transcripcion, traduccion o impresion.

A estos criterios sumamos las recomendaciones del mismo Emmanuel Le Roy Ladurie para seleccionar fuentes susceptibles a generar series de datos climaticos, como son:

* El uso de documentos que provengan de series continuas,

* Que contengan informacion generada con criterios homogeneos a lo largo del tiempo,

* Que tengan informacion con posibilidades de cuantificacion, y

* Que posean informacion con datacion precisa. (33)

Para America Latina la primera investigacion que recurrio a series de documentos historicos fue la de Pierre Pagney, Le climat des Antilles, donde reconoce los problemas por el tipo de documentacion, ya que para re construir las series climaticas tuvo que establecer la confiabilidad de los datos de temperatura, presion, viento y altitud. Confiabilidad que pudo determinar segun la continuidad y regularidad de las mediciones y el nivel de preparacion de los encargados de hacerlas. (34)

Esta investigacion se convertira en el principio de los estudios del clima que usan fuentes historicas documentales en America Latina, dentro de la tradicion iniciada de manera paralela en la decada de los sesenta, por dos ciencias, una social y otra natural, desde la historiografia por Emmanuel Le Roy Ladurie, (35) en Francia, y desde la climatologia por H. Lamb, (36) en Inglaterra, pero generandose algunos entredichos por las especificidades metodologicas de cada disciplina cientifica. Entredichos que fueron solucionados por la difusion de los decisivos planteamientos de Le Roy Ladurie:
   Parece pues, que para salir del impasse de los metodos
   tradicionales, la investigacion debe tomar unas vias nuevas. Debe
   dirigirse a unos metodos de conocimiento climatologicos, metodos
   biologicos o al menos metodos historico-estadisticos, que pongan en
   entredicho o releguen toda idea preconcebida, en definitiva,
   esencialmente positivos, dirigidos principalmente establecer con
   rigor unas series de elementos meteorologicos anuales, continuos,
   cuantitativos, homogeneos. Una vez que esta andadura previa se haya
   cumplido, y el factor climatico quede aislado y reconocido,
   entonces el historiador puede esforzarse en determinar la
   influencia eventual de este factor en la Historia de los hombres
   (Historia humana). Esta influencia en nuestros tiempos aparece
   vaga, pues nunca ha sido totalmente determinante pero tampoco ha
   sido un factor despreciable o insignificante en las sociedades de
   tipo antiguo". (37)


Asi queda definida la solucion que une los aportes de la climatologia, mediante una especialidad denominada Paleoclimatologia, que es definida como el estudio del clima mas alla de la epoca de la medicion instrumental contemporanea, (38) de la cual se deriva la reciente especializacion denominada como climatologia historica (39) que definimos como el estudio que:
   se fundamenta en lo primordial en dos ambitos; en el analisis de
   series instrumentales en una temporalidad prolongada y en la
   obtencion de datos climaticos por medio de fuentes documentales
   homogeneas en su tipo de informacion y de una temporalidad continua
   y prolongada. (40)


Ambos campos de especializacion estaran definidos por el uso de fuentes documentales escritas, por lo que sus periodos temporales de investigacion se reducen a los terminos de existencia de los testimonios escritos. En el caso de nuestra investigacion recurrimos a las fuentes escritas coloniales, camino ya iniciado por los estudios de Cesar Espinoza, (41) Lorenzo Huertas (42) y Lizardo Seiner, (43) que encuentran una nueva valoracion entre los especialistas en paleoclimatologia, (44) mientras que para estudios de epocas prehispanicas se tendra que recurrir a la arqueologia, al paleoambiente u otras disciplinas provenientes de las ciencias naturales, como son los casos de los aportes decisivos de Luc Ortlieb, (45) Anne-Marie Hoquenhem, (46) W.H. Quinn (47) y Alex Chestow-Lusty (48) desde fines de los anos ochenta, y que nos sirven de base para nuestra reflexion y analisis de las condiciones atmosfericas a lo largo de la historia peruana.

El ambiente cultural a inicios del siglo XVIII

El XVII fue el siglo de oro del Peru. Fue un siglo largo, (49) tanto por el crecimiento de su agricultura como por el de su industria obrajera, y el estado cultural y academico del pais, en especial de su capital, Lima o la Ciudad de Los Reyes, pero todo ello decae a fines del XVIII, por influencia directa de la crisis del imperio espanol. A inicios del siglo XVIII, como senalo Cascajo:
   Lima era entonces la mas importante poblacion de America del Sur.
   Era el centro politico y social, corte de los Virreyes, Audiencia,
   Arzobispado Metropolitano, etcetera, etc. Destruida por un
   terremoto, a finales del siglo estaba completamente reconstruida,
   con cuatro mil edificios, Catedral, Universidad, Colegios,
   Conventos, Asilos, Hospitales y fastuosos palacios. La Universidad
   de Lima, fundada por Carlos V en 1551, que llego a merecer el
   dictado de "Salamanca de America", tenia por esta epoca treinta y
   tres catedras, pero habia disminuido tanto el numero de estudiantes
   que segun grafica expresion del Virrey Marques de Castellfuerte,
   habia mas maestros que discipulos, y mas doctores que cursantes. El
   Claustro Universitario se componia en 1793, de trescientos trece
   doctores; de ellos, ciento setenta y dos juristas, ciento
   veinticuatro teologos y solo de once medicos. (50)


Un aspecto que merece resaltarse fue el funcionamiento de la imprenta en el Peru desde 1584 y con ello la difusion de las ideas, pero bajo el control de los poderes hegemonicos, el Estado y la Iglesia. Lo que merece ser resaltado es que en el siglo XVIII surgieron publicaciones que buscaron difundir la cultura, la ciencia y diversos temas academicos, tal vez imitando modelos europeos, pero con la necesidad de difundir los conocimientos y avances cientificos y culturales producidos en el Peru y en especial en la Universidad de San Marcos.

En el siglo XVIII empieza a publicarse El Conocimiento de los Tiempos desde 1721, bajo la direccion del poliglota Pedro Peralta Barnuevo, mas adelante en el siglo tenemos la aparicion del primer periodico, el Diario Erudito, Economico y Comercial de Lima, despues la Gazeta de Lima, ambos en 1790, y luego en enero de 1791 el Mercurio Peruano, en el que colaboraron los reconocidos academicos y profesores Unanue y Moreno, el prestigioso misionero Sobreviela, el mismo Virrey Gil, entre otros. Y como puede leerse en la portada de su primer numero su objetivo fue:
   hacer mas conocido el Pais que habitamos, este Pais contra el qual
   los Autores extranjeros han publicado tantos paralogismos ... El
   espiritu de sistema, sus preocupaciones nacionales, la ignorancia a
   veces, y el capricho han influido tanto en la mayor parte de estas
   obras, que le Peru que ellas nos trazan, parece un pais enteramente
   distinto del que nos demuestra el conocimiento practico. (51)


El ambiente cultural a imitacion de lo que sucedia en Francia procuraba difundir el saber enciclopedico y a esto no se escapaban obispos, oidores, canonigos, frailes, abogados o medicos, entre estos ultimos, desde las aulas de San Marcos:
   hubo entusiastas cultivadores de la ciencia, como el Dr. Don
   Hipolito Unanue, catedratico de Prima de Medicina en la Real
   Universidad de San Marcos y Protomedico del Peru, que imprimio sus
   Observaciones sobre el clima de Lima y sus influencias en los seres
   organizados, en especial el hombre, obra en la que a la manera de
   Hipocrates en el Libro de las Epidemias, y segun la moda resucitada
   por Sidenham, hace un estudio detallado de las enfermedades
   epidemicas padecidas en Lima y su region, durante una serie de anos
   y sus relaciones con las estaciones y las variaciones climaticas.
   (52)


Por supuesto las expediciones cientificas y este auge cultural no es producto de una generacion espontanea, tenemos que ubicarnos en el marco de una Espana ilustrada, altamente influenciada por el movimiento frances, que logra un gran avance cientifico y cultural, que alcanza su climax durante los anos en los que ocupa el trono Carlos III, y comienza a decaer, como producto de las fluctuaciones economicas, durante el reinado de su sucesor, Carlos IV.

En estos anos de ilustracion afrancesada o no, sus efectos fueron muy significativos en la necesidad de desarrollar investigaciones sobre el medio natural americano, tendencia que se denomino por la historiografia del siglo XVIII como "la exaltacion del medio americano", que tiene que entenderse a raiz de las opiniones vertidas sobre la influencia del medio americano en la naturaleza de sus habitantes. Como senala Rodriguez Garcia:
   Para explicar la naturaleza del indigena, tan aparentemente lejana
   en la vision de los europeos a la de los seres racionales, se habia
   acudido a las teorias aristotelicas sobre la influencia del clima y
   del territorio sobre sus habitantes. Se pusieron asi las bases
   teoricas que permitirian, mas adelante, aplicar las mismas tesis a
   los criollos, justificando con ellas el que no se considerara
   conveniente que ocuparan determinados cargos. (53)


Idea que ya fuera esbozada por Bernard Lavalle, quien resalto las caracteristicas de los prejuicios racistas de los peninsulares contra los criollos por su estrecha relacion con los otros grupos sociales del Nuevo Mundo. Asi como tambien un prejuicio muy extendido sobre la transmision de malos habitos, segun los peninsulares propios de los indigenas, por la leche que mamaban los criollos y mestizos de las nodrizas indigenas. (54) De esta manera en el Mercurio Peruano como en muchas de las otras publicaciones de la epoca hallamos reivindicaciones academicas, sociales y politicas de la elite criolla ilustrada. (55)

El cosmografiato

Desde 1753 se realizo en Lima la toma de registros meteorologicos a cargo del Cosmografo Mayor, informacion que fue dada a conocer en El conocimiento de los tiempos, publicacion anual que corria bajo responsabilidad del mencionado funcionario y que con otros nombres y algunos cambios siguio publicandose hasta 1873. Para Seiner:
   la informacion derivada de aquellas observaciones constituye la
   primera plataforma documental para reconstruir el antiguo clima de
   Lima a lo largo de un siglo y aun resta comparar la amplitud
   cronologica de la serie limena en relacion a la de otras ciudades
   americanas y europeas. Conocida pero escasamente utilizada por los
   investigadores, dicha informacion puede emplearse con distintos
   fines. (56)


Para este investigador las observaciones meteorologicas realizadas son muy importantes, ya que ellas evidencian: primero, que son el testimonio del grado de desarrollo alcanzado por la ciencia en el Peru entre los siglos XVIII y XIX.

Segundo, estos registros son valiosos porque son un "testimonio del propio comportamiento del clima en el pasado. Debemos partir de varios supuestos; primero, asumir que cada medicion encomendada a cada observador encargado fue efectivamente realizada, habiendose empleado el instrumental requerido en cuyo uso debieron encontrarse adecuadamente entrenados. La unica manera de conocer las manifestaciones del clima en el pasado se da reconociendo la capacidad de cada encargado al hacer las mediciones. Hacemos esta presuncion dadas las escasas referencias a las condiciones fisicas en las cuales se operaron las mediciones en el Peru. Antes del siglo XX, son muy pocos los observadores que explicitan sus metodos de registro. En consecuencia, cada medicion configura un dato al que debemos reconocerle credibilidad. (57)

Tercero, y como derivado de lo anterior, estos registros meteorologicos y su respectiva serie nos sirven como una fuente historica "capaz de echar luces y definir mejor los parametros entre los que oscila la normalidad y la anomalia climatica que ocurren en una localidad especifica", como lo senala Lizardo Seiner. (58) Fenomenos climaticos que congregan actualmente el interes de la ciencia como los fenomenos de "El Nino" o "La Nina" y cuyas manifestaciones locales se estudian exhaustivamente en la actualidad, contaran asi con un nuevo marco de referencia que corrobore o rectifique las cronologias que dan cuenta de eventos de ese tipo en el pasado y se encuentran hoy vigentes.

Por ser un ambito directamente vinculado al desarrollo de la ciencia, no resulta impropio suponer que los metodos de observacion debieron ir afinandose paulatinamente; del mismo modo, las innovaciones estrictamente tecnologicas redundaron en la fabricacion de instrumentos mas modernos, capaces de ofrecer registros cada vez mas exactos. Por ejemplo, podemos dar cuenta de la evolucion mostrada en el afinamiento de los metodos; comparese, al efecto, la unica medicion diaria de temperatura que solia hacerse en la decada de 1790 con los cuatro registros que practicaron los observadores a comienzos del siglo XX.

Asimismo observamos un avance tecnologico significativo en cuanto al conjunto de los parametros a ser medidos simultaneamente; si a fines del siglo XVIII las observaciones se hacian con el proposito de registrar unicamente temperatura, humedad y presion, a ello se sumo a inicios del siglo XIX la observacion y medicion de la direccion y velocidad del viento.

Como senala Seiner estos avances basados pudieron estar basados en:
   La ampliacion del numero de observaciones diarias sumada al
   registro de varios parametros climaticos pudo deberse a una
   conjuncion de factores; la propia disponibilidad horaria del
   observador, el acceso al instrumental apropiado, contar con un
   equipo de trabajo, entre otros. (59)


La medicion instrumental en America del Sur

Las primeras observaciones meteorologicas instrumentales se desarrollaron desde inicios del siglo XVIII y fueron realizadas por cientificos europeos, quienes fueron los primeros en hacer observaciones de la realidad tanto natural como social americana a la luz de los avances cientificos de la Ilustracion, influyeron tambien sobre los cientificos americanos.

Como senala Seiner, el primero de estos cientificos europeos fue Louis Feuille, quien entre 1709 y 1712 estuvo "encargado por el rey Luis XIV para emprender estudios en la costa occidental de America del Sur y el Caribe, debiendo centrarse principalmente en la observacion de los vientos, mareas, eclipses y especies botanicas. Sus observaciones en Lima abarcaron varios meses, comprendidos entre abril de 1709 y enero de 1710, y aunque no tuvieron una frecuencia estrictamente diaria, son muy utiles para reconstruir el clima de aquel ano. Feuille registro la presion con un barometro de mercurio anotando ademas la direccion del viento. No debe perderse de vista el hecho que el uso del barometro no se circunscribia unicamente para indicar presion; tambien se empleaba para calcular la altitud, con lo cual aplicaba los metodos mas modernos que venian empleandose en Europa". (60) A pesar de estos aportes fue mas conocido por sus recolecciones de plantas. (61)

Este trabajo cientifico fue retomado por otro frances:
   Hacia 1735, Charles Marie de La Condamine inicio un largo viaje por
   tierras americanas con el proposito de medir la longitud de un arco
   de meridiano terrestre en el Ecuador. De esta manera, se estimaba
   podria conocerse mas exactamente la redondez de la tierra. Autor
   del mas rico inventario sobre la America meridional en el siglo
   XVIII, La Condamine continuo la tradicion del Padre Feuille y
   consolido la conviccion en Europa de que America solo podia ser
   conocida a traves de una investigacion cientifica seria. (62)


Esta expedicion tambien llevo al Peru a dos marinos y cientificos espanoles: Jorge Juan y Antonio de Ulloa, quienes en su obra Observaciones astronomicas y phisicas, publicada en Madrid en 1748, reunen "una amplia gama de observaciones barometricas, calculos geometricos, estudios sobre la posicion de los astros y levantamiento de planos, convirtiendolas en referente de consulta obligada para implementar acciones de gobierno como para consulta de futuros cientificos. Se extienden largamente en asuntos referidos al empleo del barometro; por ejemplo, entre el 5 y el 20 de enero de 1741 hicieron una serie de observaciones en Lima a fin de determinar la latitud de la capital, empleando un barometro de Torricelli. (63) Ademas de esta obra, Jorge Juan ...
   tambien se intereso por otros asuntos; la organizacion politica,
   las costumbres y la religion pueblan muchas paginas de su Relacion
   historica del viage a la America meridional tambien publicado en
   Madrid en 1748. En esta voluminosa obra, Juan y Ulloa no dejan de
   observar el clima. Refiriendose al "Temperamento" que goza la
   ciudad de Lima, tema al que dedican todo un capitulo, explican la
   interaccion de factores que intervenian para modelar el clima
   templado que caracterizaba a la urbe. Por ello su sorpresa al
   sentir inusuales bajas de temperatura en los inviernos de 1742 y
   1743. (64)


La expedicion geodesica franco-espanola de 1735 a 1744, como senala Seiner, fue importante porque es la base del desarrollo de las ciencias en el Peru, en especial de las relacionadas con los conocimientos de su geografia y su naturaleza. La exactitud de sus registros se logro gracias al:
   empleo de un instrumental idoneo; telescopios, termometros,
   barometros y otros se usaron ventajosamente para observar
   sistematicamente el comportamiento de la naturaleza. Los
   termometros que venian empleandose en Europa tambien se usaron en
   America, primero por los viajeros y luego por los observadores
   locales. La evolucion del instrumental termometrico tuvo dos
   grandes hitos en el siglo XVIII: por una parte, la creacion del
   termometro de mercurio gracias a los estudios del fisico y modesto
   constructor de instrumentos aleman, Gabriel Fahrenheit en 1714; de
   otro lado, Rene Reaumur, naturalista frances, invento el termometro
   de alcohol en 1730, liquido al que solia frecuentemente denominarse
   licor. (65)


El aporte de los viajeros europeos --tanto los espanoles como los de otros paises-- en el Peru durante la primera mitad del siglo XVIII fue significativo para el desarrollo cientifico de la meteorologia, pues puso en manos de los cientificos locales el instrumental comunmente usado en Europa. Para Seiner:
   Los cosmografos en el Peru emplearon termometros de escala Reaumur,
   por lo menos desde 1753, cuando Juan Rehr realiza registros
   termicos en Lima. Su empleo se mantuvo por mas de cien anos, a todo
   lo largo del periodo. El uso simultaneo de las escalas Reaumur y
   Fahrenheit recien se verifica para la decada de 1790 y estuvo en
   manos de observadores ajenos al Cosmografiato. (66)


En el siglo XVIII coexistieron cuatro escalas termometricas, como senalan Antonio Gil Olcina y Jorge Olcina Cantos, "usuales o mas difundidas en climatologia". (67) La del fisico aleman Gabriel Daniel Fahrenheit, quien en 1714 construyo el primer termometro de mercurio, con el que establece que la congelacion del agua esta en 32[grados] y su ebullicion en 232[grados]. Mientras que el fisico y naturalista frances Rene Antoine Ferchault de Reaumur, construyo un termometro de alcohol en 1730 que establece que la temperatura de congelacion esta en los 0[grados] y la ebullicion en los 80[grados]. Anos despues el astronomo sueco Anders Celsius, propuso una escala que considera 100[grados] al punto de fusion del hielo y 0[grados] al de ebullicion del agua. En 1743 el botanico sueco Carl von Linne (Linneo) y Pierre Christin propusieron la escala centigrada en la que asignan un valor de 0 al punto de congelacion del agua y de 100 a su punto de ebullicion, de manera inversa a la de Celsius. (68)

Como senala Juan Carlos Garcia Codron estamos ante el:
   despegue cientifico de la climatologia se produjo durante los anos
   de la ilustracion y con motivo de los sucesivos viajes de
   observacion a traves del mundo a lo largo del XIX. Es tambien la
   epoca en la que al generalizarse los instrumentos de medida se hace
   posible multiplicar los datos objetivos y comparar lo que ocurre en
   regiones distintas. Proliferan entonces los manuales y diccionarios
   de geografia descriptiva, verdaderos compendios de los
   conocimientos de la epoca. Las descripciones son cada vez mas
   ajustadas de forma que los elementos fantasticos van quedando
   relegados a algunos paises aun inexplorados. Sin embargo, el
   determinismo climatico y los topicos procedentes de la antiguedad
   siguen apareciendo. (69)


Algo que merece ser resaltado es que la medicion constante de temperatura en Lima resulta ser muy temprana en relacion con otros lugares del Planeta. Es con toda certeza el lugar numero once de registro continuo de temperatura, como lo demuestro anadiendo la informacion de Lima a la cronologia presentada por Philip Jones en el 2001 (70) (Tabla 1):

Las fuentes

Para la investigacion se consultaron todos los archivos que existen en la ciudad de Lima. Sin embargo hacemos referencia a las salas visitadas y a las secciones de las que se ha hecho consulta para que se entienda la magnitud de la recoleccion documental realizada.

Biblioteca Nacional del Peru. Sala de Investigaciones:

* Coleccion X

* Coleccion Coronel Zegarra

* Coleccion Raul Porras Barrenechea

* Coleccion de Documentos de la Biblioteca

* Coleccion de Documentos Raul Porras Barrenechea

* Coleccion de Documentos Astete Concha

Archivo General de la Nacion del Peru:

* Real Audiencia: Causas Civiles

* Caja de Censos de Indios

* Derecho Indigena

* Juzgado Privativo de Aguas

* Tribunal del Consulado. Actas

* Compania de Jesus: Cuentas, Administrativo, Cuentas

* Temporalidades: Correspondencia

* Cabildos: Causas Civiles

* Casa de Moneda de Lima

Archivo Ministerio de las Relaciones Exteriores:

* Real Audiencia

* Tribunal del Consulado

* Superior Gobierno

* Compania de Jesus: Correspondencia, Administrativo

* Temporalidades: Administrativo

* Cabildos

* Biblioteca

UNMSM, Biblioteca Central, Fondos Especiales:

* Impresos de edicion colonial

* Periodicos del siglo XVIII

PUCP, Instituto Riva Aguero, Fondo Documental:

* Cabildos

* Compania de Jesus

* Real Audiencia

* Escrituras de Censos

Archivo Historico de la Municipalidad de Lima:

* Libros de Cabildos

* Libros de Provisiones

Archivo Historico Arzobispal de Lima:

* Permutas de Doctrinas

* Causas Civiles

* Visitas Pastorales

Tambien por la misma necesidad de la construccion de la serie y la naturaleza de las fuentes historicas, consideradas en el marco de las investigaciones paleoclimatologicas como proxy-records, (71) tenemos que recurrir a documentacion de todo tipo y que no contiene necesariamente informacion sobre el clima, pero que presenta indicios y aproximaciones del comportamiento de los fenomenos del medio ambiente, a pesar de que en una primera vista parecen no tener ninguna relacion con nuestra investigacion, pero sin embargo, con un estudio adecuado y siguiendo los ejemplos precedentes, revelan referencias utiles.

Las referencias obtenidas de la documentacion del siglo XVIII se presentan de dos maneras:

* Datos directos: cuando el testimonio refiere un hecho historico en forma directa y explicita, relacionandolo con los fenomenos que estamos estudiando. En el mayor de los casos la referencia puntual se puede concretar en: inundaciones, aumentos no acostumbrados de la temperatura y de las lluvias, de la esterilidad de la tierra (como veremos en los cuadros), entre otros.

* Datos indirectos: son los que mas abundan en nuestra recoleccion, pero considerando la calidad de los mismos son muy utiles, porque expresan en su contenido las informaciones que se desea acopiar. Este tipo de
   testimonios indirectos los encontramos en las referencias de
   particulares que expresan su inquietud por temas diversos donde las
   referencias al estado del tiempo se conciben en su contexto.
   Ejemplo de ellos los encontramos en las cartas de los
   administradores de haciendas a sus superiores o patrones sobre el
   estado de las mismas entre otras.


Ademas de los manuscritos, para la elaboracion de la Serie consideramos textos impresos que nos ayudan a comprender mejor el desenvolvimiento del clima en la zona de Lima, sin ser muchos de ellos proxy-records. Son publicaciones pertenecientes al siglo XVIII y otras ineditas en su momento y publicadas ex temporaneamente en el siglo XX. Ellas las podemos agrupar en tres grupos que atestiguan su origen para el cual fueron redactadas:

Guias Geograficas y Relaciones del Tiempo:

* Dr. Jose Ramon Koening: 1689-1720

* Dr. Pedro Peralta Barnuevo: 1721-1747

* Licenciado Jose Mosquera: 1748-1749

* Reverendo Padre Juan Rehr S.J.: 1752-1756

* Dr. Cosme Bueno: 1757-1798

* Dr. Hipolito Unanue: 1793

* Dr. Gabriel Moreno: 1799-1809

* Presbitero Francisco Romero: 1791-1794

* Dr. Jaime Bauzate y Mesa: 1790-1793

Descripciones de la Tierra:

* Antonio de Alcedo: Diccionario geografico historico de Las Indias Occidentales o America

* Dionisio de Alcedo Herrera: Aviso Historico, Politico, Geografico

* Felipe Bauza: Descripcion del Peru

* Antonio Ulloa-Jorge Juan: Noticias Americanas

* Joseph Laporte: El viajero Universal

* Alexander Von Humbolt: Relacion de Viaje, Vistas de las Cordilleras y Monumentos de los Pueblos Indigenas de America (1810) y Cuadros de la Naturaleza (1849).

* Anonimo: Descripcion el Puerto del Callao

* Llano Zapata: Memorias apologeticas

Aspectos del clima en la poblacion:

* Jose Victoriano Cabral: Relacion del terremoto que destruyo el Callao (1746)

* Anonimo: Noticia Analitica y estado que tiene el puerto del Callao y la ciudad de Lima al ano del terremoto (1747)

* Hipolito Unanue: Observaciones sobre el clima de Lima (1791)

Los materiales auxiliares de investigacion que poseen los archivos y bibliotecas de Lima contienen la informacion general de ubicacion catalografica, signatura, numero de folios y limites cronologicos y una pequena descripcion del contenido informativo. Ello no es suficiente para nuestra investigacion, presentando serios limites porque:

a) No contienen datos explicitos de zonificacion (geografia). Para ubicar los expedientes que sobre Lima se encuentran archivados tenemos que pedir cada uno de ellos, lo que hace que se tenga invertir mucho tiempo en la consulta, hasta encontrar los documentos deseados.

b) Las sumillas informativas raras veces hacen alusiones a los fenomenos climaticos, pero al tratar de nuestra zona y epoca de estudio especificamente sobre problemas relacionados con el riego, la tierra, el tributo, la mita, las tasas y las visitas, se hace imprescindible su lectura.

Para tener una idea clara de la configuracion geografica y sus limites hemos consultado varios impresos coloniales que nos permitieron establecer relaciones entre centros poblaciones, valles y climas. Estas son el Arancel de sueldos para mitayos elaborado bajo el gobierno del virrey Duque de la Palata a fines del siglo XVII. El segundo texto sale de la pluma del geografo Cosme Bueno en sus descripciones de los Obispados y Arzobispados del virreinato peruano (1764), obra que podemos ubicar cronologicamente para nuestros fines de investigacion desde mediados del siglo XVIII hacia adelante; y, por ultimo, tenemos la reglamentacion que se realizo con la visita economica llevada a cabo a fines del mismo siglo y que tiene como protagonista a Jorge Escobedo, alto funcionario colonial. Con estas tres fuentes consultadas y compulsadas hemos logrado establecer un panorama exacto de la distribucion de Lima colonial.

Descripciones de las obras a que hacemos referencia

Autor: Virrey Duque de la Palata

Titulo: Arancel de sueldos de Mitayos Indigenas

Marco cronologico: 1689. Con vigencia hasta las reformas de Escobedo, fines del siglo XVIII

Contenido: El poco conocido texto del Arancel de Sueldos, que se diera a fines del siglo XVII, es una reglamentacion de los sueldos que se deben pagar a los indios jornaleros. Su particularidad radica en la que establece los montos de acuerdo a una division territorial geografica para todas las provincias del virreinato peruano. Tiene en cuenta las producciones del lugar, la necesidad de mano de obra, de donde se puede deducir la influencia del clima para lograr estos objetivos, puesto que se presentan variaciones del monto de los jornales de acuerdo a una realidad geografica determinada, a manera de lo que hoy llamariamos pisos ecologicos y micro climas.

Autor: geografo Cosme Bueno

Titulo: Coleccion geografica del Reino del Peru (jurisdiccion eclesiastica) Marco cronologico: 1765. Con vigencia hasta las reformas de Escobedo, fines del siglo XVIII

Contenido: Aunque el interes directo de su autor fue el dar a conocer la distribucion de las parroquias y doctrinas de indios de las Reales Audiencias de America del Sur. A la vez que se hace la descripcion de la produccion de cada zona, su poblacion, tambien encontramos datos puntuales del clima de cada region. Esta zonificacion confirma la establecida por el arancel de jornales.

Autor: Visitador de Real Hacienda Jorge Escobedo

Titulo: Proyecto Economico que sobre la extincion de los repartos ...

Marco cronologico: 1780. Reglamentacion que sirve hasta terminado el periodo colonial, hasta bien entrado el siglo XIX.

Contenido: Se encuentran en el proyecto de Escobedo las reformas que se haran a las instituciones del gobierno colonial para una mejor utilizacion de las rentas, y un adecuado uso de los fondos y remisiones de dinero de Indias al Consejo. Bajo esta perspectiva se establece una nueva configuracion con la eliminacion de los repartos y los Corregimientos y la implantacion de las Intendencias que tendran vigencia hasta fines del mismo siglo.

Zonificacion: Comprende desde los cero metros sobre el nivel del mar hasta unos 4,500 en su altura mas elevada con presencia de cordillera. Por su origen observamos la existencia de micro climas diversos. La enumeracion siguiente detalla las delimitaciones de la zona de estudio:

* Lima ciudad amurallada

* Lima y los cinco grandes valles circundantes: Carabayllo, San Juan de Lurigancho, Surco, Ate y Magdalena (incluidos los 14 pequenos valles internos a los cuales se hacen alusion en los documentos)

* El pueblo del Cercado dentro del Corregimiento del Cercado

* El puerto natural: El Callao y Bellavista

* Las provincias de: Canete, Yauyos, Huarochiri, Canta, Cajatambo y Chancay

* Los distritos y sus anexos respectivos

Los testigos

Para tener un mayor sustento en la elaboracion de la serie, hemos considerado la calidad intelectual de los que suscriben las informaciones contenidas en los manuscritos y ediciones coloniales. Dejando de lado los tipos directos e indirectos de informacion, la formacion academica de los autores antes mencionados nos lleva a considerar el grado de exactitud muy elevado que nos proporcionan debido a su instruccion cientifica y humanistica:

a) Funcionarios publicos y empleados privados sin formacion academica especializada: las pruebas documentales dejadas por las personas comunes y corrientes, entre los que se incluyen a propietarios de haciendas preocupados por sus cosechas, funcionarios coloniales no especializados en estos temas a quienes se le encargaba tal vez algun informe del estado del tiempo, personas habitantes de la ciudad que mostraron interes por algunos hechos particularmente resaltantes en su momento como lo serian alguna lluvia fuerte fuera de lo comun o algun fenomeno similar.

b) Especialistas en estudio del Clima de la ciudad de Lima: las pruebas documentales suministradas por los viajeros, cientificos y naturalistas tanto nacionales como extranjeros que se encuentran en diferentes momentos en esta ciudad. Por su formacion profesional, por su inquietud para abordar estos tipos de temas, por los elementos e instrumentales cientificos que utilizaron, por estar al contacto con la bibliografia actualizada de la Europa Ilustrada. A su vez, este grupo puede dividirse en:

b.1) Cultores y responsables de las publicaciones periodicas, llamese: El Conocimiento de los Tiempos: doctor Jose Ramon Koening: 1689-1720; doctor Pedro Peralta Barnuevo: 1721-1747; licenciado Jose Mosquera: 1748-1749; Reverendo Padre Juan Rehr S.J.: 1752-1756; doctor Cosme Bueno: 1757-1798; El Mercurio Peruano (presbitero Fray Francisco Romero) y El Almanaque Peruano y Guia de Forasteros (doctor Gabriel Moreno: 1799-1809).

b.2) Cultores cientificos con obras organicas especializadas: aqui tenemos al naturalista Jorge Juan, al medico y cientifico Hipolito Unanue y al profesor de la Escuela Naval Antonio Ulloa.

Pedro Peralta Barnuevo y de la Rocha

Limeno, nacido el 26 de noviembre de 1663, hijo legitimo del contador Francisco Peralta Barnuevo, espanol oriundo de Guadalajara (Castilla) y Dona Margarita Rocha y Benavides. Segun sus biografos parece que nunca viajo fuera de Lima. Curso sus estudios superiores en la Universidad de San Marcos en los cursos de Artes, Leyes Canonigas y Civil, recibiendose de Doctor y de abogado ante la Real Audiencia, tambien fue como su padre Contador de Tribunal Mayor de Cuentas de Lima y asesor en asuntos oficiales de varios virreyes. Su verdadera vocacion fue las matematicas, en 1702 se encuentra reconociendo la trayectoria de un cometa visible en los cielos de Lima (28 de febrero), seguidamente en 1709 el virrey Marquez Castell do Rius lo nombro en reemplazo del flamenco Koening, catedratico de prima de matematica.

El esmero en su educacion lo llevo a ser conocedor y admirador de la literatura clasica, y de los griegos y latinos para tal efecto se habia convertido en un poliglota, sabiendo leer y escribir el latin, griego, frances, portugues, italiano, ingles y quechua, de todos los cuales hacia versos. Su fama trascendio los confines americanos pues, fue conocido en Europa. En el plano de los estudios climatologicos, nuestro autor continuo la labor de Koening editando el periodico: El Conocimiento de los Tiempos desde el ano 1721. (72) Sobre la certidumbre de sus observaciones argumenta:
   confieso los defectos que se notan comunmente en algunas reglas
   astronomicas: pero no por eso pueden dejar de hacerlas ciertas en
   mejor Sistema. Que culpa tiene la luz de que haya ciegos? Cuantas
   cosas no penetran en que la falta del alcance no para perjuicio de
   la verdad de la existencia? Si como toda la ciencia los hombres es
   una docta ignorancia, no fuera tambien una docta sabiduria; yo
   aseguro que ahorrariamos planetas de muchos enfados de claridad.
   (73)


Tenemos conocimiento de la existencia de una obra suya en latin: Observaciones Astronomicae Habitae Lima (74) publicada en el ano de 1717 que trata tambien sobre los fenomenos atmosfericos de esta ciudad.

Gabriel Moreno

Nacido en Huamantanga en la provincia de Canta (Lima) se instruyo en: Matematica, medico, maestro de literatura y filosofia. Su educacion inicial se oriento a la medicina por la influencia que ejercio sobre el su gran maestro Cosme Bueno. Regento la catedra de Anatomia de la Universidad de San Marcos en 1758, siendo titulado en 1760 y alcanzando el doctorado en 1766. Fue colaborador infatigable del periodico humanista El Mercurio Peruano. Ejercio el empleo de Fiscal del Protomedicato, asi mismo la Catedra de Prima de Matematica en la misma universidad.

El ano 1798 fue nombrado a la muerte de su maestro Bueno como Cosmografo Mayor del Virreinato desempenandolo hasta 1809. Fue nombrado miembro de la Academia Medica de Madrid en 1801, se distinguio como maestro del humanista Hipolito Unanue.

Un cientifico frances enterado de sus continuos trabajos en los campos de la ciencia nombro en su homenaje una planta con el nombre de Moreina, fallecio en Lima en 1809.

Como discipulo de Bueno se encargo a su muerte del estudio y edicion de los Almanaques girando el nombre original al de Almanaque Peruano y Guia de Forasteros publicacion anual que llevo hasta el dia de su muerte. En ella el autor apoyado en las constantes observaciones de los fenomenos climaticos contrastados con los estudios publicados en Europa y de la observacion astronomica dando por resultado y segun sus palabras un alto grado certidumbre:
   aunque este pronostico indefectible, como se funda en la
   experiencia de unos efectos que se percibe a presencia de las
   importancias de la luz, perturbacion y atraccion mutua de los
   planetas en sus orbitas y se apoya con la observacion
   meteorologicas y medicas: lo adoptamos y seguimos al estilo de
   nuestros predecesores". (75)


Cosme Bueno

Nacido en el reino de Aragon (Fraga) hacia 1711, su vida transcurrio entre las ciencias medicas y matematicas. Realizo sus estudios en Espana en los que se incluyen el latin. Se traslada al Peru en 1730 donde radico hasta el fin de sus dias (1798) llegando a ser catedratico de metodo de Galeno en el ano de 1750 y con este cargo ejercio su profesion en el Tribunal del Santo Oficio y en los hospitales de Santa Ana, San Pedro y San Bartolome.

En el terreno de las matematicas se desempeno como catedratico de prima, y el de Cosmografo Mayor del Virreinato en 1758, cargo que lo ejercera hasta su muerte. Sus trabajos cientificos tienen dos grandes ramas: la medicina y lo que podriamos llamar de climatologia. Sobre este ultimo punto se encargo por mas de 40 anos de la elaboracion del periodico El Conocimiento de los Tiempos (1757-1798), dandole un mayor impulso, al incluirle notas sobre geografia fisica, politica y economica, reunidas por oficiales reales de todo el virreinato.

Francisco Romero

Tenemos pocas referencias biograficas de este autor. De estado eclesiastico realizo sus estudios en el Real Colegio de San Martin de Lima (perteneciente a la orden jesuita) en 1745. Hizo profesion religiosa en la orden de Nuestra Senora de la Buena Muerte ademas de ensenar en el colegio la catedra de matematicas, a su vez oriento sus estudios a la filosofia como lector en el 1785 y en Artes y Teologia en 1791.

En estos ultimos anos colaboro en casi todos los numeros del periodico El Mercurio Peruano (con el seudonimo de Hiparco, aunque en los ultimo numeros utiliza su verdadero nombre) siendo responsable de las Tablas Astronomicas (estaciones de la luna) y Tablas Climaticas, en la que senala la temperatura el estado del tiempo, y algunas observaciones importantes.

En 1810 se le encargo la catedra de matematicas en la Universidad de San Marcos, fue primer rector de la facultad de San Fernando. En el ano 1812 asume la direccion del Almanaque Peruano hasta 1814. Acerca del valor de sus instrumentos de su epoca decia:
   los termometros de que nos valemos para las observaciones
   meteorologicas son de la fabrica de G. Adams, distinguida
   generalmente en toda Europa: los que por lo comun se estilan en
   esta capital son nacionales, (a la verdad muy exactos) y tienen la
   graduacion mas adelantada que los nuestros, en razon proximamente
   de trece a once y medio de modo que cuando estos senalan 23,
   corresponden en los de aqui 26. (76)


Joseph de Mosquera y Villarreal

Sobre este autor los datos son aun mas escasos, lo que conocemos de el lo sabemos por las propias indicaciones de la edicion de El Conocimiento de los Tiempos que estuvieron bajo su responsabilidad despues de la muerte de Peralta Barnuevo, es asi que se conoce que tuvo la calidad de presbitero, fue abogado, profesor de matematicas en la Universidad de San Marcos y sustituto "que ha sido de las catedras de prima de ellas", y como era costumbre en esta epoca los catedraticos de matematicas se desempenaban tambien como examinadores de pilotos.

Antonio de Ulloa

Nacio en Sevilla el 12 de enero de 1716, siguiendo en su juventud la carrera maritima, desempenandose luego como cientifico y viajero naturalista. En 1734 se le encomendo por el gobierno espanol conjuntamente con el cientifico Jorge Juan acompanase a la expedicion francesa que viajaba hacia Quito con el objetivo de lograr la medicion de un grado meridiano. En 1740 llegan a Lima haciendo diversos estudios entre esta ciudad y Quito hasta el ano 1743.

En 1757 regreso a America encargado de estudiar los adelantos cientificos de la epoca. En el plano burocratico ejercio el cargo de Gobernador de Superintendente de la Minas de Huancavelica entre los anos 1758 a 1763, luego Gobernador de la Luisiana espanola (1765) y de los territorios de la Florida (1766), regresando a Espana en 1772.

Fue asi mismo el responsable de redactar la parte historica y descriptiva de la relacion de viaje que fue publicada posteriormente con el titulo de Relacion Historica del Viaje a la America Meridional hecho de orden de SM para medir algunos grados de meridiano terrestre, y venir por ellos en conocimiento de la verdadera figura, y magnitud de la tierra, con otras varias Observaciones Astronomicas y Fisicas.

En el plano cientifico llego a ser miembro de la Real Sociedad Cientifica de Londres. Su experiencia como capitan de fragata lo lleva a reconocer el valor de las aguas al sostener al respecto del Callao:
   los vientos que soplan en este puerto son por lo regular sures,
   apartandose algunas veces hacia el sur este, y otras para el sur
   este, pero siempre soplan con tanta templanza que en todos los
   tiempos se caderenan los barcos y se dan quillas sin peligro
   alguno, por que no levantan mares sin embargo los sures soplan con
   fuerza que es en el invierno hay resacas tan fuertes en la playa
   que impiden a los botes acercarse a la orilla. (77)


Jorge Juan Santacilia

Nacido en Novelda, Espana el 5 de enero de 1713 al igual que su condiscipulo y amigo Ulloa se desempeno como miembro de la expedicion que en 1740 se encargo del estudio de un meridiano terrestre. Hizo sus estudios en Zaragoza, en 1730 ingresa al cuerpo de marinos, en este viaje estuvo en contacto con los eminentes cientificos franceses La Condamine, Codin, Bauguer con los cuales alterno por nueve anos.

En 1744 viaja a Francia para exponer los resultados de sus observaciones cientificas. Fallecio en Paris en 1775. Su celo y suficiencia en el campo de la climatologia lo llevan a utilizar los mas recientes instrumentos de la epoca, asi mismo experimentos sui generis para medir el clima en diferentes condiciones en el caso de Lima se tiene documentado que realizo experiencias tanto en campo abierto como dentro de las casas de habitacion en los anos de 1740 en Chancay, 1741 en Lima, y 1764 a las afueras de esta misma ciudad.

Las fuentes primarias

Juzgado Privativo de Aguas de la Ciudad de Lima

Dentro de los fondos que conserva el Archivo General de la Nacion del Peru, encontramos formando parte de la seccion denominada Campesinado una subserie de lleva el nombre de Juzgado de Aguas, que abarcan los siglos XVI al XIX incluyendo algunos expedientes sueltos del siglo XX que archivisticamente no corresponden a esta institucion colonial, pero si a su tematica.

Descripcion del Fondo: El Juzgado Privativo de Aguas fue una institucion colonial que estaba regida bajo la autoridad de un Oidor de la Real Audiencia de Lima, estaba compuestos por dos secciones que se encargaban de velar por la racionalizacion del uso del recurso agua: Una era el Juzgado de Aguas de la ciudad, teniendose entendido que a ella le compete la supervision del abastecimientos de agua a las casas vecinales, en zonas urbanas, para ello contaba con una compleja red de acueductos (hoy desaparecidos), fuentes y pilones con los cuales los vecinos se proveian de este elemento. El otro era la Judicatura de Aguas de los Valles, que se encargada de la distribucion y saneamiento de las aguas para el regadio de la haciendas de Lima y de sus cinco valles.

Considerando geograficamente Lima tiene tres afluentes potenciales de abastecimiento que son los rios: Chillon, Lurin y Rimac, ademas de los manantiales naturales o Puquios (78) que en diversas partes nacian y entre los que cabe mencionar el de la Atarjea que estaba destinado exclusivamente para el consuno de la poblacion urbana de Lima, sobre sus infinitas y "curativas bondades" se pronuncio en alguna oportunidad el geografo Eusebio Llano Zapata:
   En la costa de Lima, en la cadena de barrancas que se extienden
   desde Maranga hasta Chorrillos, que seran 4 leguas de circuito y de
   2 1/2 de distancia al sur de esta capital, se ven las mas hermosas
   vertientes que se descubren en esta costa. Y tengo tradicion bien
   confirmada de que los indios que las beben no han padecido
   enfermedades de la orina ... y parece que la salud y robustez que
   por lo comun logran los virreyes de Lima en el tiempo de su
   gobierno, se debe atribuir, no al temperamento del lugar, sino al
   uso continuo de esta agua. (79)


El Fondo cuenta en la actualidad con 46 legajos (80) con los limites cronologicos establecidos por los anos de 1577, ano en que el virrey Toledo reorganiza completamente esta institucion y la reglamenta. El otro limite es el ano de 1925, fecha en la cual se ventila el ultimo caso sobre distribucion de aguas de regadios, teniendo en cuenta que para el siglo xIx y xx los expedientes son minimos.

El grueso de la informacion se encuentra concentrada para el siglo XVIII, sin embargo, reconociendo que a fines de este siglo uno de los funcionarios encargados de su direccion, y de organizar su archivo, el Oidor D. Ambrosio Cerdan de Landa hace mencion en 1793 que entre sus anaqueles se encontraban mas de 332 legajos ordenados cronologicamente. (81) Como se ve lamentablemente la diferencia entre ambos datos hace pensar que una gran cantidad de papeles ha desaparecido.

Para la zona de comprendida (orientacion Este, Noreste) en el camino real a la Sierra Central (valles de Huachipa y Lurigancho), y para la zona que riega el rio Lurin (orientacion Sur y Sureste), --valles de Lurin, Pachacamac y Surco--, existen datos considerables y una cantidad aceptable de autos judiciales. Lo que nos revela que la zona tenia necesidad de una institucion que velara por el uso adecuado de este recurso, pues era necesario que alcanzara para todos los regantes.

No ocurre lo mismo para el valle de Carabayllo, pues sus expedientes son relativamente pocos, considerado la hipotesis que ello se debe a que tanto el rio Chillon como los pozos de aguas naturales eran los suficientes para mantener una poblacion de consumidores amplia. No hay que olvidar que en este siglo se contabilizan 276 haciendas en los contornos de la ciudad, sin considerar de las varias huertas (aproximadamente 15) que existian dentro de la zona urbana y que en algunos casos albergaban a mas de 500 frutales.

Racionalidad de su consulta: Conforme al desarrollo de nuestra investigacion y teniendo presente otras experiencias anteriormente elaboradas (caso Potosi) y que han llegado a nosotros, se empezo la consulta de este fondo documental. La idea central reside en que siendo geograficamente la ciudad ubicada dentro de los limites de la costa central donde se tiene presencia fisica de una faja arenosa (desiertos) y otras mas compacta y util para la agricultura a medida que se ingrese a mayor nivel del mar, se tiene un clima de calor con algunas lluvias menudas (las famosas garuas), las cuales son insuficientes para mantener la produccion de las haciendas que le estan circunscritas, por ello era necesario el uso compulsivo del recurso agua de las vertientes naturales: rios y manantiales. Lima asi lo entendio para ello y desde el siglo XVI se utilizo el sistema de acequias.

La presencia de lluvias estacionales (diciembre-marzo) en las sierras que corresponden a esta ciudad hacen que se eleve el caudal de las aguas poniendo en peligro en algunos casos las tomas principales de aguas de regadio y la destruccion de las acequias sucedaneas, poniendo bastante cuidado en los anos de 1701, 1720, 1728 y 1791 en los cuales en el norte peruano se desarrollo el fenomeno "El Nino", donde provoca fuertes lluvias en su sierra correspondiente.

De alli nace nuestra inquietud por el estudio detallado de 98 expedientes, tanto los que competen a los hacendados (religiosos y laicos) como a los que pertenecen a las fuentes de la ciudad. Los resultados no fueron muy optimos, ello se observara en evaluacion de las fichas respectivas a lo que debemos agregar que estas no se encuentran ordenadas en forma cronologica, sino onomastica.

En cambio para el periodo de seca (abril-noviembre) se tiene en cuenta un adecuado sistema de custodia que hace posible que el agua sea distribuida por riego (unidad de medida que comprende la cantidad que ingresa por una toma en un dia y una noche completos independientemente del uso del acueducto, que sin embargo esta reglamentado).

Real Junta de Temporalidales: Correspondencia de Haciendas

En el Archivo General de la Nacion del Peru se conservan en un fondo denominado Real Junta de Temporalidades. Esta institucion fue creada a fines de 1767 con el objetivo explicito de administrar de la mejor manera posible (velando siempre por los intereses reales) de todas las propiedades rusticas, rurales y urbanas pertenecientes a la recien expulsada Compania de Jesus. En el Peru conto con la intervencion del virrey Amat quien organizo las juntas que se encargarian de tomar posesion de estos bienes.

Entre ellos se encontraban mas de 120 haciendas esparcidas en todo el actual territorio peruano, y mas de la docena (contando con las tierras novales, ejidos, chacras pequenas, y haciendas constituidas) ubicadas en el corregimiento de Lima entre las que se pueden mencionar las grandes haciendas de Villa, y San Juan, la mediana de La Calera, todas en el valle de Surco, Huanchihuaylas en el camino a la sierra de Lima, Santa Beatriz, la Chacarilla del Estanque, San Borja, a las afueras de la ciudad, y hacia el camino al Callao Bocanegra, entre otras. En el valle de Chancay poseia el complejo Jesus del Valle mas conocida como La Huaca con su anexo Las Salinas.

Son los documentos que estan dirigidos a un individuo en especial, siendo este el responsable de una institucion y que tenga un cargo de importancia que revela la necesidad de la formacion de este cuerpo documental. Ellas expresan un grado de valoracion o juicio critico de valor. Entre ellas tenemos en primer lugar a las cartas particulares y la correspondencia en el caso que estas se conservan.

Magnitud del Fondo: Para nuestro estudio se han consultado los legajos 274, 275, 276, 277, 278, 279 y 280 que comprenden al periodo cronologico de 1767 (mes de septiembre para ser mas preciso) ano en se forma la Real Junta de Temporalidades hasta 1799, ano en que las haciendas de la extinta Compania de Jesus en muchos casos han dejado de pertenecer a este organismo estatal y han sido adquiridas por un particular. El mayor inconveniente reside en el hecho de contar cada legajo con aproximadamente mil unidades (o folios) los cuales carecen de catalogacion.

La Gaceta de Lima

Se han ubicado y estudiado dos series independientes del periodico de Lima conocido con el nombre de La Gaceta de Lima aparecida durante los periodos de los virreyes Amat y Juniet y Gil de Taboada. Esta tiene como secciones que la conforma:

* Seccion Internacional: corresponde a eventos llevados en la corte y en Europa.

* Seccion Local: corresponde a asuntos locales, en donde se encuentran celebraciones de efemerides, cumpleanos y defunciones de notables de la ciudad

* Seccion de Transporte: avisos de la salida y entrada de embarcaciones al puerto del Callao y venta de nuevas publicaciones.

Estos impresos peruanos del siglo XVIII se encuentran conservados en los fondos especiales de la Biblioteca Nacional del Peru, dentro de: Coleccion Odriozola (siglo XIX, signatura XO-1755-1762), con 21 ejemplares y Coleccion Raul Porras Barrenecha (siglo XX, signatura XPB-1794), con 44 ejemplares. Los resultados fueron parciales.

El conocimiento de los tiempos

Esta publicacion de edicion colonial se ha convertido para nosotros en una fuente de primer orden para el estudio del clima en el Peru colonial en general y en especial de Lima.

Se editaron en esta ciudad desde 1721 bajo la pluma del poliglota Pedro Peralta Barnuevo. Desde el punto de vista bibliografico existen aun dudas de la existencia de ejemplares mas antiguos de esta, algunos autores senalan que estos se publicaron desde 1680 por obra del holandes J. Komm quien a fines de este siglo era profesor de nautica y matematicas. Sin embargo haciendo una busqueda por todos los archivos y bibliotecas de Lima estos no han sido ubicados.

Sus editores conocidos fueron: Pedro Peralta Barnuevo, Juan Rehr, Joseph Mosquera, Cosme Bueno y Gabriel Moreno. Quienes para el logro de sus tareas se apoyaron en tres elementos:

* Bibliografia cientifica actualizada y moderna. Entre las fuentes de consulta (y que se revelan en la consulta de los respectivos ejemplares de sus publicaciones) se encuentran los estudios europeos, los almanaques que llegaban de Francia e Inglaterra y Holanda.

* Instrumental y equipo tecnico usado tambien en Europa.

* Experiencia sensorial continua: observacion de los fenomenos climaticos en el momento mismo que ellos se desarrollan y evolucion respectiva.

Esta era publicacion anual que salia al publico entre los meses de agosto a diciembre del ano en curso. Estaba dividida en dos secciones: La primera que traida datos sobre el estado del clima tanto para costa como para la sierra en todos los meses del ano con una parte critica establecida en las lineas que acerca de los meses se redacto con algunos juicios de valor.

La segunda se encuentra los datos que llamariamos de pronostico pues a la vez que se senala el estado del tiempo en cada mes, nos brinda informacion sobre las fiestas religiosas y de algunas preocupaciones de como se debe cuidar de la salud y evitar los estragos que sobre los humanos ocasionan los cambios de temperatura y del clima.

Una tercera parte se le sumo desde que Cosme Bueno asume la direccion con sus relaciones geograficas de los diversos obispados del virreinato peruano, sus estudios sobre las aguas y las enfermedades. Tengase presente que existe una relacion directa y estrecha entre el conocimiento del clima y de los factores climaticos y el estado de la salud que estos autores se preocuparon de estudiar.

Sobre los aspectos de la critica interna, de veracidad de la informacion contenida, debemos establecer como dijimos anteriormente que ellos fueron elaborados por cientificos calificados a lo que se suma el aspecto empirista: la dedicacion de gastar varias horas al dia de sus vidas en observaciones, es famosa una anecdota de uno de ellos que siendo bibliotecario, los estudiantes se quejaron que pasaba largas horas mirando al cielo (observando las estrellas).

Los ejemplares ubicados en su mayoria proceden de los fondos de la Biblioteca Nacional del Peru, en el fondo reservado de la Sala de Investigaciones. Hay que dejar constancia que estos ejemplares no llevan foliacion original, y en cuanto a su estado de conservacion ellos en muchos de los casos se encuentran deteriorados con los bordes quemados debido al incendio que la biblioteca sufrio en 1943.

Sin embargo, nuestra busqueda nos llevo a encontrar mas ejemplares en la Biblioteca de la Pontificia Universidad Catolica del Peru, de los fondos reservados de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y por ultimo de la Biblioteca del Ministerio de Relaciones Exteriores. Estos se encuentran consignados como Publicaciones Peruanas, bajo la signatura XP 985.0059 anadiendole el ano respectivo.

Derecho Indigena

Son los expedientes que se encuentran entre los fondos de la Serie Campesinado del Archivo General de la Nacion, que en su oportunidad se redactaran para establecer con correccion los derechos de la poblacion indigena, evitando los abusos de los hacendados y propietarios rurales, en muchos casos se hacia presente el Protector de Indios o su representante.

Dentro de la tematica que presentan encontramos los pedidos de los naturales para evitar trasladarse a zonas de diferente clima con el objetivo de no producir cambios de temperatura corporal que le serian nocivos. Estos eran trasladados para cumplir con las obligaciones de la mita indigena, o algun trabajo gratuito a favor de particulares.

Conclusiones

El trabajo de busqueda de las fuentes historicas sobre las manifestaciones del medio ambiente y el clima en el area central del Peru nos permite reconocer los tipos y la calidad de las fuentes con la finalidad de reconstruir de manera cualitativa y cuantitativa las series sobre los fenomenos ambientales, lo que permitira explicar sus implicancias culturales, economicas y sociales, en el ambito urbano y rural de Lima y su entorno productivo.

Bibliografia

Alexandre, P., Le climat en Europe au moyen age, Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales, Paris, 1987.

Almanaque Peruano y Guia de Forastero, Lima, 1799.

Armas Asin, Fernando, Iglesia: Bienes y rentas. Secularizacion liberal y reorganizacion patrimonial en Lima 1820-1950, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Instituto de Estudios Peruanos, Lima, 2007.

Astuhuaman, Cesar, "Los otros Pariacaca: oraculos, montanas y parentelas sagradas", Adivinacion y oraculos en el mundo andino antiguo, Marco Curatola y Mariusz Ziotkowski (editores), Pontificia Universidad Catolica del Peru, Instituto Frances de Estudios Andinos, Lima, 2007.

Barriendos Vallve, Mariano, "La climatologia historica en el marco geografico de la antigua monarquia hispana", Scripta Nova, num. 53, 1999.

Bradley, Raymond S., Paleoclimatology. Reconstructing Climates of the Quaternary, Second Edition, Harcourt Academic Press, London, 1999.

Capel Molina, Jose Jaime, "El Nino" y el sistema climatico terrestre, Ariel, Barcelona, 1999.

Cascajo Romero, Juan, "El pleito de la curacion de la lepra en el Hospital de San Lazaro de Lima", Sevilla: Anuario de Estudios Americanos, vol. V., 1948.

Chepstow-Lusty, Alex J.; Frogley, Michael R.; Bauer, Brian S.; Leng, Melanie J.; Cundy, Andy B.; Boessenkool, Karin P. y Gioda, Alain, "Evaluating Socio-economic Change in the Andes using Oribatid Mite Abundances as Indicators of Domestic Animal Densities", Journal of Archaeological Science, num. 34, 2007.

Churchill Semple, Ellen, La geografia en la region del Mediterraneo, Henry Holt, Nueva York, 1931.

Cowie, Jonathan, Climatic Change. Biological and Human Aspects, Cambridge University Press, Cambridge, 1997.

Creus, Jose; Pena, Jose Luis; Barriendos, Mariano; Moreno, Ana; Gonzalez, Penelope; Sancho, Carlos; Valero, Blas; Perez, Augusto; Saz, Miguel A.; y Constante, Ana, "Los estudios de Paleoclimatologia en Espana", La Climatologia espanola. Pasado, presente y futuro, Jose M. Cuadrat Prats y Javier Martin Vide (editores), Prensas Universitarias de Zaragoza, Zaragoza, 2007.

Espinoza, Cesar, Piura frente al desafio de la naturaleza. Catacaos 1750-1830, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, 1985.

Fagan, Brian, The Long Summer. How Climate Changed Civilization, Granta Books, London, 1995.

Frezier, Amadeo, Relacion del viaje por el Mar del Sur, Biblioteca Ayacucho, Caracas, 1982.

Garavaglia, Juan Carlos y Marchena Fernandez, Juan, America Latina, de los origenes a la Independencia (2 tomos), Critica, Barcelona, 2003.

Garcia Codron, Juan Carlos, Un clima para la historia ... una historia para el clima, Universidad de Cantabria, Santander, 1996.

Garcia Herrera, Ricardo; Garcia, Rolando R.; Prieto, M. Rosario; Hernandez, Emiliano; Gimeno, Luis y Diaz, Henry F., Use of Spanish Historical Archives to Reconstruct Climate Variability, American Meteorological Society, August, 2003.

Garza Merodio, Gustavo G., "Frecuencia y duracion de sequias en la cuenca de Mexico de fines del siglo xvI a mediados del xIx", Investigaciones Geograficas, num. 48, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, 2002.

--, "Climatologia historica: las ciudades mexicanas ente la sequia (siglos XVII al XIX)", Investigaciones Geograficas, num. 63, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, 2007.

Garza Merodio, Gustavo G. y Barrientos Vallve, Mariano, "El clima en la historia", Ciencias, num. 51, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, 1998.

Gil Olcina, Antonio y Olcina Cantos, Jorge, Climatologia general, Ariel, Barcelona, 1997.

Goloubinoff, Marina; Katz; Esther y Lammel, Annamaria (editores), Antropologia del clima en el mundo hispanoamericano, Abya Yala, Quito, 1997.

Hocquenghem, Anne-Marie y Ortlieb, Luc, "Eventos 'El Nino' y lluvias anormales en la Costa del Peru: siglos XVI-XIX", Boletin del Instituto Frances de Estudios Andinos, vol. 21, num. 1, Lima, 1992.

Huertas, Lorenzo, Ecologia e historia: probanzas de indios y espanoles referentes a las catastroficas lluvias de 1578, en los corregimientos de Trujillo y Sana, Chiclayo, CES Solidaridad, 1987.

--, "Anomalias ciclicas de la naturaleza y su impacto en la sociedad: "El Fenomeno 'El Nino'", Boletin del Instituto Frances de Estudios Andinos, vol. 22, num. 2, Lima, 1993.

--, Diluvios Andinos. A traves de las fuentes documentales, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Lima, 2001.

Hughes, Donald J., La ecologia en las civilizaciones antiguas, Fondo de Cultura Economica, Mexico, 1981. Jacques, Guy y Le Treut, Herve, El cambio climatico, Organizacion de las Naciones Unidas, Paris, 2005.

Jones, Philip, "Early European Instrumental Records", en History and Climate. Memories of the Future?, P. Jones, A. Ogilvie, T. Davies y K. Briffa (ed.), Kluwer Academic-Plenum Publishers, New York, 2001.

Juan, Jorge y Ulloa, Antonio de, Noticias secretas de America, Editorial America, Madrid, 1918 (1742).

Labeyrie, Jacques, El hombre y el clima, Gedisa, Barcelona, 2002.

Lamb, H.H., "On the Nature of Certain Climatic Epochs which Different from the Modern (1900-39) Normal", Recherches sur la zone aride, UNESCO, Paris, 1963.

Lavalle, Bernard, Las promesas ambiguas. Ensayos sobre el criollismo colonial en Los Andes, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Instituto Riva-Aguero, Lima, 1993.

Le Roy Ladurie, Emmanuel, "Histoire et climat", Annales ESC, vol. XIV, Paris, 1959.

--, Historie du climat depuis l'an mil, Flammarion, Paris, 1967.

Llano Zapata, Eusebio, Memorias historicas, fisicas, apologeticas de la America Meridional, Lima, 1904 (1745).

Martin Vide, Javier, El tiempo y el clima, Rubes Editorial, Barcelona, 2003.

Martin Vide, Javier y Barrientos Vallve, Mariano, "The Use of Rogation Ceremony Records in Climatic Reconstruction: A Case Study from Catalonia (Spain)", Climatic Change, num. 30, 1995.

Medina, Toribio, La imprenta en Lima, tomo II, Santiago de Chile, 1904.

Meggers, Betty J., "Ambiente y cultura en la cuenca del Amazonas: Revision de la teoria del determinismo ambiental", en Estudios sobre ecologia humana, Angel Palerm (ed.), Union Panamericana, Washington DC, 1958.

Melendez, Mariselle, "Patria, Criollos and Blacks: Imagining the Nation in the Mercurio Peruano, 1791-1795", Colonial Latin American Review, vol. 15, num. 2, December, 2006.

Mercurio Peruano, Lima, 1791-1795.

Mills, Kenneth, "The Limits of Religious Coercion in Mid-Colonial Peru", Past and Present, num. 145, Oxford University Press, November, 1994.

Ortlieb, Luc y Machare, Jose, "Evolucion climatica al final del cuaternario en las regiones costeras del Norte peruano: Breve resena", Boletin del Instituto Frances de Estadios Andinos, vol. 18, num. 2, Lima, 1989.

Pagney, Pierre, Le climat des Antilles (2 v.), Institut des Hautes Etudes de L'Amerique Latine, Paris, 1966.

Peralta Pedro, El conocimiento de los tiempos, Impreso por Francisco Sobrino, Lima, 1734.

Perez Canto, Maria Pilar, Lima en el siglo XVIII. Estudio socioeconomico, Universidad Autonoma de Madrid, Madrid, 1985.

Pita Lopez, Maria Fernanda y Aguilar Alba, Monica (organizadoras), Cambios y variaciones climaticas en Espana, Universidad Internacional de Andalucia, Universidad de Sevilla, Sevilla, 1994.

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Perspectivas del Medio Ambiente Mundial 4, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Dinamarca, Marsvej, 2007.

Quinn, William H., "The large-scale ENSO event, the 'El Nino' and other important regional features", Boletin del Instituto Frances de Estudios Andinos, vol. 22, num. 1, Lima, 1993.

Quinn, William H. y Neal, V.T., "The Historical Record of El Nino Events", en Climate Since A.D. 1500, Raymond S. Bradley y Philip D. Jones (Editors), Routledge, London and New York, 1992.

Reinhard, Johan, "Las lineas de Nazca, montanas y fertilidad", Boletin de Lima, num. 26, 1983.

--, "Chavin y Tiahuanaco; una perspectiva de dos centros ceremoniales andinos (conclusion)", Boletin de Lima, num. 51, 1987.

Rodriguez Garcia, Margarita Eva, Criollismo y patria en la Lima ilustrada (1732-1795), Mino y Davila, Buenos Aires, 2006.

Riva Aguero, Jose de la, La historia en el Peru, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Lima, 1965.

Riviale, Pascal, Una historia de la presencia francesa en el Peru, del Siglo de las Luces a los anos locos, Instituto Frances de Estudios Andinos, Instituto de Estudios Peruanos, Lima, 2008.

Ruiz de Elvira, Antonio, Quemando el futuro. Clima y cambio climatico, Nivola, Madrid, 2001.

Ruiz, Hipolito, Relacion del viaje hecho a los reinos del Peru y Chile por los botanicos y dibujantes enviados por el Rey ..., Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, Madrid, 2007.

Seiner Lizarraga, Lizardo, "Ecologia e historia: interacciones entre medio ambiente y sociedad, siglos XVI-XX", Plural, Revista del Programa de Estudios Generales de la Universidad de Lima, num. 3, 1997.

--, "Los Inicios de la meteorologia en el Peru y la labor del Cosmografiato: 1753-1856", Proceedings of the International Commission on History of Meteorology, volume 1, number 1, Maine, 2004.

Serrara, Ramon Maria, "La saturacion de eclesiasticos en la Lima barroca", Caravelle, nums. 76-77, Toulouse, 2001.

Trawick, Paul B., The Struggle for Water in Peru. Comedy and Tragedy in the Andean Commons, Stanford University Press, Stanford, 2003.

Unanue, Hipolito, Observaciones sobre el clima de Lima y sus influencias en los seres organizados en especial el hombre, Imprenta Real de los Ninos Huerfanos, Lima, 1806.

Uriarte Cantolla, Anton, Historia del clima de la Tierra, Gobierno Vasco, Bilbao, 2003.

Van Deusen, Nancy E., Entre lo sagrado y lo mundano. La practica institucional y cultural del recogimiento en la Lima virreinal, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Instituto Frances de Estudios Andinos, Lima, 2007.

Vegas de Caceres, Ileana, Economia rural y estructura social en las haciendas de Lima durante el siglo XVIII, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Lima, 1996.

(1) Asumimos la definicion de variabilidad climatica propuesta por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente: "Variaciones en el estado medio o en otros parametros estadisticos (como la desviacion estandar y la existencia de extremos) del clima en todas las escalas temporales y espaciales que sobrepasen episodios climaticos individuales. La variabilidad puede ser debida al proceso interno natural del sistema climatico (variabilidad interna) o a variaciones en las fuerzas externas naturales o antropogenicas (variabilidad externa)". Perspectivas del Medio Ambiente Mundial 4, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Marsvej, Dinamarca, p. 525, 2007.

(2) Sobre El Nino se hace necesario resaltar, como lo hace Jose Jaime Capel Molina, que "la mayor parte de las variabilidades interanuales observadas en el mundo intertropical y una parte significativa de la variabilidad del mundo extratropical de ambos hemisferios estan relacionados y enlazados en ENSO. Su impacto es mas fuerte en America Latina, en los oceanos Pacifico e Indico y en Africa". "El Nino" y el sistema climatico terrestre, Ariel, Barcelona, p. 107, 1999.

(3) Fagan, Brian, The Long Summer. How Climate Changed Civilization, Granta Books, London, 1995.

(4) Ruiz de Elvira, Antonio, Quemando el futuro. Clima y cambio climatico, Nivola, Madrid, 2001.

(5) Jacques, Guy y Le Treut, Herve, El cambio climatico, Organizacion de las Naciones Unidas, Paris, p. 15, 2005.

(6) Labeyrie, Jacques, El hombre y el clima, Gedisa, Barcelona, 2002.

(7) Sobre la meteorologia en el Peru del siglo XVIII existe el estudio de Seiner Lizarraga, Lizardo, "Los inicios de la meteorologia en el Peru y la labor del Cosmografiato: 1753-1856", Proceedings of the lnternational Commission on History of Meteorology, volume 1, number 1, Maine, 2004.

(8) Esta unidad entre la busqueda del conocimiento climatico y las actividades humanas es claramente sustentada por Martin Vide, Javier, El tiempo y el clima, Rubes Editorial, Barcelona, 2003.

(9) Vegas de Caceres, Ileana, Economia rural y estructura social en las haciendas de Lima durante el siglo XVIII, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Lima, p. 66, 1996.

(10) Vegas de Caceres, Ileana, p. 101, 1996.

(11) La Compania de Jesus fue la mas importante y rica de las ordenes religiosas en el Peru, pero no la unica, ya que para el 1700 habia 48 monasterios, conventos, colegios y hospitales en la ciudad de Lima, como lo senala Van Deusen, Nancy E., Entre lo sagrado y lo mundano. La practica institucional y cultural del recogimiento en la Lima virreinal, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Instituto Frances de Estudios Andinos, Lima, p. 203, 2007. Esto llego al extremo que para que muchos viajeros, como el ingeniero militar frances Amadeo Frezier, que conocio Lima en 1713, llego a insinuar, como muchos otros, que la capital peruana era una ciudad conventualizada, como resalto Serrara, Ramon Maria, "La saturacion de eclesiasticos en la Lima barroca", Caravelle, nums. 76-77, Toulouse, p. 257, 2001. En palabras de Frezier Lima tenia "legiones de religiosos cuyas casas han acaparado la parte mas bella y mas grande de la ciudad", Frezier, Amadeo, Relacion del viaje por el Mar del Sur, Biblioteca Ayacucho, Caracas, p. 198, 1982. Todas estas instituciones religiosas contaban tambien con muchos predios rurales, lo que motivo diversos proyectos de desamortizacion de muchos de estos bienes desde 1766 en el marco de las Reformas Borbonicas, como describe Armas Asin, Fernando, Iglesia: Bienes y rentas. Secularizacion liberal y reorganizacion patrimonial en Lima 1820-1950, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Instituto de Estudios Peruanos, Lima, p. 30, 2007.

(12) Perez Canto, Maria Pilar, Lima en el siglo XVIII. Estudio socioeconomico, Universidad Autonoma de Madrid, Madrid, p. 60, 1985.

(13) Garavaglia, Juan Carlos y Marchena Fernandez, Juan, America Latina, de los origenes a la Independencia, (2 tomos) Critica, Barcelona, tomo 11, p. 38, 2003.

(14) Perez Canto, Maria Pilar, p. 52, 1985.

(15) Ruiz, Hipolito, Relacion del viaje hecho a los reinos del Peru y Chile por los botanicos y dibujantes enviados por el Rey ..., Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, Madrid, p. 101, 2007.

(16) Ibidem.

(17) lbidem.

(18) Comunidades que fueron y siguen siendo afectadas por la variabilidad climatica constante en un medio como el PerUU, como lo estudio, Trawick, Paul B., en particular sobre los efectos de los ciclos de sequia, The Struggle for Water in Peru. Comedy and Tragedy in the Andean Commons, Stanford University Press, Stanford, 2003.

(19) Martin Vide, Javier y Barrientos Vallve, Mariano, "The Use of Rogation Ceremony Records in Climatic Reconstruction: A Case Study from Catalonia (Spain)", Climatic Change, num. 30, 1995.

(20) Garza Merodio, Gustavo, "Frecuencia y duracion de sequias en la cuenca de Mexico de fines del siglo XVI a mediados del XIX", Investigaciones Geograficas, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, num. 48, 2002. Garza Merodio, Gustavo y Barrientos Vallve, Mariano, "El clima en la historia", Ciencias, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, num. 51, 1998.

(21) Ejemplos de investigaciones recientes sobre temas de etnometeorologia nos lo muestran los dos tomos de Goloubinoff, Marina, Katz, Esther y Lammel, Annamaria (editores), Antropologia del clima en el mundo hispanoamericano, Abya Yala, Quito, 1997. Esta publicacion incluye trabajos sobre casi toda America Latina, menos el Peru, donde estos estudios son poco conocidos y ejecutados, incluso por investigadores extranjeros.

(22) Mills, Kenneth al revisar los expedientes de las visitas de extirpacion de idolatrias encontro los limites del planteamiento coercitivo de la evangelizacion, limites que se encuentran en la tradicion de la organizacion social andina que al interior de las comunidades contribuyo al sostenimiento de las costumbres, incluso de las practicas religiosas y morales, "The Limits of Religious Coercion in Mid-Colonial Peru", Past and Present, num. 145, Oxford University Press, November, 1994.

(23) Reinhard, Johan, "Las lineas de Nazca, montanas y fertilidad", Boletin de Lima, num. 26, Lima, 1983, y "Chavin y Tiahuanaco; una perspectiva de dos centros ceremoniales andinos (conclusion)", Boletin de Lima, num. 51, Lima, 1987.

(24) Astuhuaman, Cesar, "Los otros Pariacaca: oraculos, montanas y parentelas sagradas", Adivinacion y oraculos en el mundo andino antiguo, Curatola, Marco y Ziotkowski, Mariusz (editores), Pontificia Universidad Catolica del Peru, Instituto Frances de Estudios Andinos, Lima, 2007, pp. 98-99.

(25) Cowie, Jonathan, Climatic Change. Biological and Human Aspects, Cambridge University Press, Cambridge, 1997.

(26) Un balance y una vision de la especialidad desde su sustento teorico, sus criterios metodologicos y el manejo tecnico de las fuentes es el publicado por Barriendos Vallve, Mariano, "La climatologia historica en el marco geografico de la antigua monarquia hispana", Scripta Nova, num. 53, 1999.

(27) Le Roy Ladurie, Emmanuel, Historie du climat depuis l'an mil, Flammarion, Paris, 1967.

(28) Meggers, Betty J., "Ambiente y cultura en la cuenca del Amazonas: revision de la teoria del determinismo ambiental", en Estudios sobre ecologia humana, Angel Palerm (ed.), Union Panamericana, Washington DC, 1958, pp. 71-72.

(29) Churchill Semple, Ellen, La geografia en la region del Mediterraneo, Henry Holt, Nueva York, 1931, p. 100.

(30) Hughes, Donald J., La ecologia en las civilizaciones antiguas, Fondo de Cultura Econo mica, Mexico, 1981, p. 18.

(31) Hughes, Donald J., pp. 223-224, 1981.

(32) Alexandre, P., Le climat en Europe au moyen age, Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales, Paris, 1987.

(33) Le Roy Ladurie, Emmanuel, idem.

(34) Pagney, Pierre, Le climat des Antilles (2 v.), Institut des Hautes Etudes de L'Amerique Latine, Paris, 1966, pp. 15-22.

(35) Le Roy Ladurie, Emmanuel, "Histoire et climat", Annales ESC, vol. XIV Paris, 1959.

(36) Lamb, H.H., "On the Nature of Certain Climatic Epochs which Different from the Modern (1900-1939) Normal", Recherehes sur la zone aride, UNESCO, Paris, 1963.

(37) Le Roy Ladurie, Emmanuel, idem.

(38) Bradley, Raymond S., Paleoclinmtology. Reconstructing Climates of the Quaternary, Second Edition, Harcourt Academic Press, London, 1999, p. 1. Una interesante introduccion al tema la podemos tener en el libro de Uriarte Cantolla, Anton, Historia del clima de la Tierra, Gobierno Vasco, Bilbao, 2003. Un reciente balance del desarrollo de las investigaciones de Paleoclimatologia en Espana es el de Creus, Jose, et al., "Los estudios de Paleoclimatologia en Espana", La climatologia espanola. Pasado, presente y futuro, Cuadrat Prats Jose M. y Martin Vide, Javier (editores), Prensas Universitarias de Zaragoza, Zaragoza, 2007.

(39) Especializacion tan reciente que en la decada de los noventa aparecen los primeros manuales teoricos y metodologicos que aplicamos en esta investigacion, como la compilacion de Pita Lopez, Maria Fernanda y Aguilar Alba, Monica (organizadoras), Cambios y variaciones climaticas en Espana, Universidad Internacional de Andalucia-Universidad de Sevilla, Sevilla, 1994.

(40) Garza Merodio, Gustavo G., "Climatologia historica: las ciudades mexicanas ente la sequia (siglos XVII al XIX)", Investigaciones Geograficas, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, num. 63, 2007.

(41) Espinoza, Cesar, Piura frente al desafio de la naturaleza. Catacaos 1750-1830, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, 1985.

(42) Huertas, Lorenzo, Ecologia e historia: probanzas de indios y espanoles referentes a las catastroficas lluvias de 1578, en los corregimientos de Trujillo y Sana, Chiclayo: CES Solidaridad, 1987, "Anomalias ciclicas de la naturaleza y su impacto en la sociedad: "El fenomeno 'El Nino'". Boletin del Instituto Frances de Estudios Andinos, vol. 22, num. 2, 1993; Diluvios Andinos. A traves de las fuentes documentales, Pontificia Universidad Catolica del Peru, 2001.

(43) Seiner Lizarraga, Lizardo, "Ecologia e historia: interacciones entre medio ambiente y sociedad, siglos XVI-XX", Plural, Revista del Programa de Estudios Generales de la Universidad de Lima, num. 3, 1997; "Los inicios de la meteorologia en el Peru y la labor del Cosmografiato: 1753-1856", Proceedings of the International Commission on History of Meteorology, volume 1, number 1, Maine, 2004.

(44) Garcia Herrera, Ricardo, et al., "Use of Spanish Historical Archives to Reconstruct Climate Variability", en American Meteorological Society, August, 2003.

(45) Ortlieb, Luc y Machare, Jose, "Evolucion climatica al final del cuaternario en las regiones costeras del Norte peruano: breve resena", en Boletin del Instituto Frances de Estudios Andinos, vol. 18, num. 2, 1989.

(46) Hocquenghem, Anne-Marie y Ortlieb, Luc, "Eventos El Nino y lluvias anormales en la Costa del Peru: siglos XVI-XIX", en Boletin del Instituto Frances de Estudios Andinos, vol. 21, num. 1, 1992.

(47) Quinn, William H. y Neal, V.T., "The Historical Record of El Nino Events", Climate Since A.D. 1500, Bradley, Raymond S. y Jones, Philip D. (editores), Routledge, London and New York, 1992. Quinn, William H., "The large-scale ENSO event, the El Nino and other important regional features", en Boletin del Instituto Frances de Estudios Andinos, vol. 22, num. 1, 1993.

(48) Chepstow-Lusty, Alex J., et al., "Evaluating Socio-economic Change in the Andes using Oribatid Mite Abundances as Indicators of Domestic Animal Densities", Journal of Archaeological Science, num. 34, 2007.

(49) Garavaglia, Juan Carlos y Marchena Fernandez, Juan, tomo 11, p. 31, 2003.

(50) Cascajo Romero, Juan, "El pleito de la curacion de la lepra en el Hospital de San Lazaro de Lima", Anuario de Estudios Americanos, vol. v, Sevilla, pp. 150-151, 1948.

(51) Primer numero del Mercurio Peruano, http://www.cervantesvirtual.com/servlet/Sirve Obras/12727219747815940876435/ima0029.htm.

(52) Cascajo Romero, Juan, p. 152, 1948.

(53) Rodriguez Garcia, Margarita Eva, Criollismo y patria en la Lima ilustrada (1732-1795), Mino y Davila, Buenos Aires, p. 30, 2006.

(54) Lavalle, Bernard, Las promesas ambiguas. Ensayos sobre el criollismo colonial en los Andes, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Instituto Riva-Aguero, Lima, p. 170, 1993.

(55) Melendez, Mariselle, "Patria, Criollos and Blacks: Imagining the Nation in the Mercurio Peruano, 1791-1795", Colonial Latin American Review, vol. 15, num. 2, December 2006.

(56) Seiner Lizarraga, Lizardo, "Los inicios de la meteorologia en el Peru y la labor del Cosmografiato: 1753-1856", Proceedings of the International Commission on History of Meteorology, volume 1, number 1, Maine, p. 14, 2004.

(57) Idem, p. 15.

(58) Ibidem.

(59) Ibidem.

(60) Seiner Lizarraga cita el trabajo de Louis Feuille titulado Journal des observations physiques, mathematiques et botaniques faites par l'ordre du Roy sur les cotes orientales de l'Amerique meridionale et dans les Indes Occidentales depuis lannee 1707 jusques en 1712, Paris, Pierre Giffart, 1714, tomo 1, p. 405, 2004, p. 16.

(61) Riviale, Pascal, Una historia de la presencia francesa en el Peru, del siglo de las luces a los anos locos, Instituto Frances de Estudios Andinos, Instituto de Estudios Peruanos, Lima, p. 111, 2008.

(62) Seiner Lizarraga cita la obra de Charles Marie de La Condamine, Relation d'un voyage dans l'interieur de l'Amerique Meridionale, Paris, Pissot, 1745, 2004, p. 16.

(63) Seiner Lizarraga resume una de las informaciones contenidas en Jorge Juan y Santacilia, Observaciones astronomicas y phisicas hechas de orden de S. Mag. en los reynos del Peru por [...] de las quales se deduce la figura y magnitud de la tierra y su aplicacion a la navegacion, Madrid, por Juan de Zuniga, 1748, p. 103, 2004, p. 16.

(64) Seiner Lizarraga, 2004, p. 16.

(65) Idem, p. 17.

(66) Ibidem.

(67) Gil Olcina, Antonio y Olcina Cantos, Jorge, Climatologia general, Ariel, Barcelona, 1997, p. 19.

(68) Idem, p. 109.

(69) Garcia Codron, Juan Carlos, Un clima para la historia ... una historia para el clima, Universidad de Cantabria, Santander, pp. 16-17, 1996.

(70) Jones, Philip, "Early European Instrumental Records", en History and Climate. Memories of the Future? Jones, P., et. al., (ed.), Kluwer Academic-Plenum Publishers, New York, 2001.

(71) Bradley, Raymond S., Paleoclimatology. Reconstructing Climates of the Quaternary, Harcourt Academic Press, Burlington, p. 439, 1999.

(72) Medina, Toribio, La imprenta en Lima, tomo II. Santiago de Chile, 1904.

(73) Nota sobre el estado del ano, Pedro Peralta, en El Conocimiento de los Tiempos, Impreso por Francisco Sobrino, Lima, 1734.

(74) Riva Aguero, Jose de la, La historia en el Peru, Pontificia Universidad Catolica del Peru, Lima, p. 278, 1965.

(75) Almanaque Peruano y Guia de Forastero, Lima, 1799.

(76) Mercurio Peruano, num. 18, fol. 166.

(77) Juan, Jorge y de Ulloa, Antonio, Noticias secretas de America, Editorial America, Madrid, tomo II, p. 25.

(78) Unanue, Hipolito, Observaciones sobre el clima de Lima y sus influencias en los eres organizados en especial el hombre, Imprenta Real de los Ninos Huerfanos, Lima, p. 12, 1806.

(79) Llano Zapata, Eusebio, Memorias Historicos, Fisicas, Apologeticas de la America Meridional. Lima, p. 392, 1745 (1904).

(80) S/a: Indice General Esquematico del Archivo General de la Nacion del Peru, AGNP.

(81) Mercurio Peruano, tomo VIII, num. 229, nota 6. "En el Archivo del Juzgado existen hoy 332 volumenes entre Autos y Expedientes, con sus respectivos Cuadernos, custodiados con las debidas precauciones, para los objetivos interesantes al uso publico".

Carlos Guillermo CARCELEN RELUZ, Profesor del Departamento de Historia de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Investigador Asociado al Instituto Frances de Estudios Andinos, correo electronico: carcelenr@unmsm.edu.pe
Tabla 1
Lugares de medicion de temperatura

Num.   Lugar                  Ano

1      Centro de Inglaterra   1659
2      Berlin                 1701
3      De Bilt                1706
4      Bologna                1716
5      Uppsala                1722
6      Padua                  1725
7      San Petersburgo        1743
8      Lund                   1753
9      Ginebra                1753
10     Turin                  1753
11     Lima                   1754
12     Basilea                1755
13     Estocolmo              1756
14     Frankfurt              1757
15     Paris                  1757
16     Leipzig                1759
17     Trondheim              1761
18     Milan                  1763
19     Edimburgo              1764
20     Centro de Belgica      1767

Fuente: Philip Jones, p. 58, 2001.
COPYRIGHT 2009 Instituto Panamericano de Geografica e Historia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2009 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Carcelen Reluz, Carlos Guillermo
Publication:Revista de Historia de America
Date:Jan 1, 2009
Words:17244
Previous Article:America Latina en la Segunda Guerra Mundial (la historiografia del populismo en la region).
Next Article:De esclavos a siervos: amerindios en Espana tras Las Leyes Nuevas de 1542.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters