Printer Friendly

Historia cultural latinoamericana y teoria mimetica: ?por una poetica de la emulacion?

LATINAMERICAN CULTURAL HISTORY AND MIMETIC THEORY: FOR A POETICS OF EMULATION

Introduccion

ANTES DE COMENZAR, VALE LA PENA HACER UNA ADVERTENCIA: en lo que sigue, presento algunas ideas que hace poco tiempo he empezado a desarrollar. De ahi el caracter necesariamente inicial de las reflexiones que propondre en este ensayo. Dicho eso, comienzo asociando la perspectiva de dos autores que se convirtieron en figuras centrales en la literatura latinoamericana del siglo XX.

El 24 de abril de 1950, un joven periodista colombiano publico en El Heraldo de Barranquilla un articulo inquietante. Su texto discutia "los problemas de la novela" en Colombia y afirmaba de manera provocadora:

Todavia no se ha escrito en Colombia la novela que este indudable y afortunadamente influida por los Joyce, por Faulkner o por Virginia Woolf. Y he dicho 'afortunadamente' porque no creo que podriamos los colombianos, ser, por el momento, una excepcion al juego de las influencias. [...] Si los colombianos hemos de decidirnos acertadamente, tendriamos que caer irremediablemente en esta corriente. Lo lamentable es que ello no haya acontecido aun, ni se vean los mas ligeros sintomas de que pueda acontecer alguna vez (Garcia Marquez, 1950. Texto citado por Rama, 1989: 35).

El joven periodista tenia 22 anos y no deja de ser sorprendente el empleo que hace del controvertido concepto de influencia. En lugar de rechazarlo, como un sintoma de la dependencia cultural, el lo acepta e incluso considera la influencia como un dato irremediable y fundamentalmente positivo. Lo mas importante es reconocer que la comprension del joven colombiano se encuentra diseminada en muchos otros escritores y pensadores latinoamericanos.

Por ejemplo, en 1931, un periodista cubano, un poco mas viejo, entonces con 27 anos, expuso el mismo principio estructural. La similitud del analisis no debe sorprender, pues demuestra el caracter propiamente mimetico de buena parte de las mas importantes realizaciones en las artes y en el pensamiento latinoamericano. Recordemos las palabras del joven cubano:

Toda arte necesita de una tradicion de oficio. En arte la realizacion tiene tanta importancia como la materia prima de una obra. [.]

Por ello es menester que los jovenes en America conozcan a fondo los valores representativos del arte y la literatura moderna en Europa [.] para tratar de llegar al fondo de las tecnicas, por el analisis, y hallar metodos constructivos aptos a traducir con mayor fuerza nuestros pensamientos y nuestras sensibilidades de latinoamericanos ... Cuando Diego Rivera, hombre en quien palpita el alma de un continente, nos dice: 'Mi maestro, Picasso', esta frase nos demuestra que el pensamiento no anda lejos de las ideas que acabo de exponer (Carpentier, 2003:165).

?Cual es la relacion estructural entre los dos pasajes? Identificarla es el objetivo de este ensayo: propongo que subyacente a los dos textos se encuentra la posibilidad de desarrollar la "poetica de la emulacion", como veremos mas adelante.

Despues de su articulo programatico, el periodista colombiano espero por 17 anos que alguien respondiera a las expectativas de su articulo de juventud. Como nadie lo hizo, escribio Cien anos de soledad. El periodista cubano tambien tardo 17 anos para concluir El reino de este mundo, en 1948 en Caracas y, aunque la novela solo se publico al ano siguiente en Mexico, su famoso prologo pudo leerse el 8 de abril de 1948 en El Nacional.

La coincidencia no puede dejar de impresionar: dos jovenes hombres de cultura, en decadas distintas y en paises diversos, no solo expresan principios casi identicos, sino que en el espacio de 17 anos concluyen novelas que cambiaron radicalmente el panorama de la literatura latinoamericana contemporanea. ?Simple coincidencia? O seria mejor suponer que, tal vez, ?este sea uno de los mas importantes ejemplos de una corriente mimetica que atraviesa la historia cultural de nuestro continente?

Esta es la hipotesis que ofrezco en este ensayo. Tal hipotesis hace parte de un trabajo en curso, en el cual busco repensar la propia escritura de la historia cultural a partir de una reflexion mimetica; y de manera particular, en lo que toca a la historia cultural latinoamericana, propongo que la distincion girardiana entre "mentira romantica" y "verdad romanesca" puede estimular una comprension innovadora de la cultura latinoamericana.

Con el fin de desarrollar esta posibilidad, empezare discutiendo los conceptos girardianos de "mentira romantica", "verdad romanesca" e "interdividualidad". A continuacion, propondre la nocion de "poetica de la emulacion" como una estrategia propia de la historia cultural latinoamericana. Concluire con dos puntos: el concepto de "paises shakespearianos" como forma de establecer una tipologia cultural derivada de la "poetica de la emulacion"; y la propuesta de un posible programa de estudios latinoamericanos en activo dialogo con la teoria mimetica.

Un puercoespin (con alas)

ROBERTO CALASSO PROPUSO UNA CELEBRE DEFINICION DE LA OBRA DE RENE GIRARD: el filosofo frances seria uno de los ultimos puercoespines de la historia del pensamiento. El escritor italiano aludia a la distincion establecida por Isaiah Berlin entre el zorro y el puercoespin: mientras que aquel sabe muchas cosas, este conoce apenas una, pero se trata de un gran hallazgo. En la opinion de Calasso, Girard comprendio como nadie el mecanismo del chivo expiatorio (Calasso, 1983: 205). Esa observacion ingeniosa, a primera vista correcta, no resiste un examen atento de la obra del autor de Mentira romantica, verdad romanesca.

La segunda "gran cosa" descubierta por Girard puede ser ilustrada a partir de la definicion de Calasso quien, con el fin de sintetizar la comprension de la teoria mimetica, recurrio al filosofo ingles Isaiah Berlin. Este, a su vez, tomo prestada la distincion entre el zorro y el puercoespin del poeta griego Arquiloco; y tal vez el poeta haya retomado el motivo de algun otro poeta, e incluso de la tradicion oral. En otras palabras, hay una sutil corriente que atraviesa el tiempo, viajando desde el siglo VII a. C., epoca de Arquiloco de Paros, al final del siglo XX y comienzos del XXI. Esa corriente tiene un nombre propio en la obra de Girard: deseo mimetico. De esta manera, si el filosofo frances es un puercoespin, sera mejor imaginar un puercoespin con alas, puesto que el alcance de su pensamiento no depende de una unica idea. Muy al contrario, su teoria se articula a traves de una compleja interrelacion entre diversos conceptos reunidos por una intuicion fuerte: el origen mimetico del deseo humano.

Avanzo, sin embargo, paso a paso, a fin de aprehender mejor la arquitectura de la catedral armada por el pensamiento de Rene Girard. Como senala la sintesis de uno de sus mas importantes interpretes: "La catedral de Girard es una piramide apoyada en su vertice, eso es, una hipotesis mimetica" (Dupuy, 1982: 225). En el fondo, todo comenzo con la publicacion de Mentira romantica, verdad romanesca. Por eso es necesario intentar comprender el significado de los dos terminos que componen el titulo de la obra--terminos que propongo emplear para la escritura de una nueva historia cultural latinoamericana--.

Mentira romantica--verdad romanesca

LA INTUICION BASICA DE GIRARD DERIVO DE LA LECTURA DE DISTINTAS NOVELAS de siglos y contextos culturales diversos (1). En el arco temporal comprendido entre Cervantes y Proust, la recurrencia de un mismo dato represento el elemento catalizador, cuyo pleno desenvolvimiento exigio decadas de esfuerzo continuo y llevo a la formulacion de la teoria mimetica.

?Cual es ese dato comun? La centralidad del deseo en la reflexion acerca de la condicion humana; reflexion presente entre los novelistas mas distintos y mas distantes entre si. Ahora bien, ?como considerar ese dato comun algo realmente innovador? ?Alguien puede ignorar o negar su centralidad? Ahi esta el punto clave: Girard identifico una constante que hasta entonces habia pasado desapercibida o cuya importancia no habia sido debidamente senalada: es como si los mas importantes escritores de la tradicion occidental--posteriormente, el filosofo amplio su horizonte de referencias, pero en ese primer libro, limito su abordaje a los clasicos de la literatura occidental--hubiesen reflexionado sobre una misma distincion fundamental. Por tanto, mas importante que la obvia diferencia entre sus obras, es la semejanza en lo tocante a la misma cuestion. Me explico.

Por un lado, ciertos autores presentan el deseo como el vinculo, por asi decir, espontaneo entre dos sujetos. Se trata del famoso "amor a primera vista": Joao conoce a Maria y los dos se apasionan inmediatamente. El otro solamente existe como una instancia de la sociedad que la mayoria de las veces impone obstaculos para la plena realizacion de ese amor: rapidamente el deseo se metamorfosea en amor y los sujetos enamorados viven una "robinsonada" con final feliz.

Por otro lado, y aqui reside la fuerza de la intuicion girardiana, determinados autores, desde la optica del filosofo frances, los grandes autores, descubren una inquietante nocion: dos sujetos solamente pasan a desearse a traves de la mediacion de un tercero. Es decir, toda relacion amorosa es siempre triangular, hay siempre un otro que estimula el deseo de uno de los vertices del triangulo.

La teoria mimetica cobro cuerpo cuando Girard enuncio la pregunta clave: ?Como es posible que tal mecanismo estuviera presente en obras tan diversas como Don Quijote y En busca del tiempo perdido? Regresemos pues a nuestra pregunta girardiana: ?Como es posible que tal mecanismo haya atravesado la modernidad occidental como una sombra, sin la cual el contorno de las grandes novelas empalidece, dejando de revelar su vocacion propiamente antropologica?

La respuesta de Rene Girard abrio las puertas para el futuro desarrollo de su teoria: el deseo humano es fruto de la presencia de un mediador, vale decir, el deseo es siempre mimetico. No deseamos directa sino indirectamente, y el blanco de nuestros deseos esta menos determinado por nosotros mismos que por las redes urdidas por las mediaciones en las que nos envolvemos. He aqui el pecado original del mimetismo: dado que aprendo a comportarme a partir de la reproduccion de conductas ya existentes, soy llevado, consciente o inconscientemente, a adoptar modelos y seguirlos como si fuesen expresiones de mi deseo autonomo.

Los novelistas que ocultan, con conocimiento o sin el, la presencia fundamental del mediador colaboran con la mentira romantica, segun la cual los sujetos se relacionan espontanea y directamente. Por su parte, los escritores que tematizan la necesaria presencia del mediador permiten que se vislumbre la verdad romanesca, para la cual los sujetos desean a traves de la imitacion de modelos, aunque muchas veces--hay que decir casi siempre--ignoren el mecanismo que, incluso asi, guia sus pasos.

Por tanto, los terminos 'mentira romantica' y 'verdad romanesca' designan formas diametralmente opuestas de lidiar con la naturaleza mimetica del deseo: mientras aquella oculta el mimetismo mediante la supresion del mediador, esta reflexiona sobre el deseo mimetico a traves del protagonismo concedido al mediador o a las consecuencias de la mediacion.

Puedo, ahora, brevemente mencionar el concepto de "interdividualidad" --como se sabe, el unico neologismo generado por la teoria mimetica--(2) Este concepto pretende enfatizar en el caracter relational de la definicion de identidad, mimeticamente concebida. De esa manera, en lugar de autonomo o autocentrado, el sujeto se descubre en una interaccion fundamental con otros sujetos a fin de determinar su, entonces, interdividualidad. Cabe decir, el deseo no esta determinado autotelicamente, sino a partir de la adopcion de un modelo que orienta nuestro "propio" deseo, revelando el caracter de "mentira romantica" de los postulados caracteristicos, por ejemplo, del Romanticismo.

Espero que esta breve exposicion haya sido lo suficientemente clara, una vez que mi propuesta es justamente repensar la historia cultural a partir de esos conceptos girardianos.

America Latina: ?mimetica?

UNA HISTORIA CULTURAL LATINOAMERICANA PENSADA A PARTIR DE LA TEORIA MIMETICA, debe considerar dos presupuestos fundamentales: primero, como ya esta inscrito en el nombre 'America Latina'--designacion determinada siempre por la mirada extranjera--una historia cultural latinoamericana debe ser la reconstruccion del proceso en el cual lo ajeno se transforma en lo propio; segundo, en terminos girardianos, la historia cultural latinoamericana tiene, potencialmente, la capacidad de revelar la "verdad romanesca" de la identidad "nacional", denunciando la "mentira romantica" difundida por el Estado-Nacion y divulgada por la universidad moderna en su desarrollo decimononico, de extraccion claramente romantica.

De ese modo, con la finalidad de proponer la centralidad potencial de la teoria mimetica para una comprension renovada de determinados aspectos de la cultura latinoamericana, me gustaria mencionar la obra de alguno de nuestros mas importantes autores, destacando las proximidades de ciertas de sus observaciones con los principios defendidos por Rene Girard. No se trata, evidentemente, de encontrar similitudes artificiales o de buscar respuestas semejantes, sino de identificar un conjunto cercano de preguntas e inquietudes.

Pocos autores se aproximan tanto a la intuicion fundamental de Rene Girard como Jorge Luis Borges, en su impresionante caracterizacion de Shakespeare, el hombre y el dramaturgo:

[...] Al principio creyo que todas las personas eran como el pero la extraneza de un companero con el que habia empezado a comentar esa vacuidad, le revelo su error y le dejo sentir, para siempre, que un individuo no debe diferir de la especie. [...] A los veintitantos anos fue a Londres. Instintivamente, ya se habia adiestrado en el habito de simular que era alguien, para que no se descubriera su condicion de nadie; en Londres encontro la profesion a que estaba predestinado, la del actor que, en un escenario, juega a ser otro, ante un concurso de personas que juegan a tomarlo por aquel otro (Borges, 1989: 181).

En terminos girardianos, Shakespeare descubre su "condicion de nadie" al reconocer la naturaleza mimetica de su deseo. De ahi que la "vacuidad" que el joven futuro actor y dramaturgo sentia, no debe ser pensada como un "sintoma" exclusivamente psicologico, sino debe ser entendida como una intuicion inicial de la presencia necesaria de un mediador en la determinacion del deseo (3). Desde el punto de vista propiamente literario tal "vacuidad" puede revelarse particularmente productiva, pues no ser nadie posibilita una apropiacion irreverente del conjunto de la tradicion. Posibilidad que, segun la lectura de Ricardo Piglia, alimenta el conocido texto de Borges, "El escritor argentino y la tradicion": "La tesis central del ensayo de Borges es que las literaturas secundarias y marginales, desplazadas de las grandes corrientes europeas, tienen la posibilidad de un manejo propio, 'irreverente' de las grandes tradiciones" (Piglia, 2000: 73). En su notable estudio de la obra de Machado de Assis, Carlos Fuentes descubrio un horizonte similar: "[...] el hambre latinoamericana, el afan de abarcarlo todo, de apropiarse todas las tradiciones, todas las culturas, incluso todas las aberraciones; el afan utopico de crear un cielo nuevo en el que todos los espacios y todos los tiempos sean simultaneos" (Fuentes, 2001: 24).

Esa circunstancia, propongo, estructura la experiencia latinoamericana con una fuerza sin parangon desde los movimientos de independencia en el siglo XIX, y puede estimular una apropiacion fecunda de la teoria mimetica, ya que supone el caracter necesario de la adopcion de un modelo en la definicion de la identidad. En esas condiciones, la labor critica solamente se realiza si las teorias importadas son sometidas a una bien dosificada vuelta conceptual. Por tanto, la oscilacion tensa entre lo ajeno y lo propio constituye el eje gravitational de las culturas latinoamericanas.

Tal perspectiva ya se encontraba en la fina observacion de Antonio Candido: "Si fuese posible establecer una ley de la evolucion de nuestra vida espiritual, podriamos tal vez decir que toda ella se rige por la dialectica del localismo y del cosmopolitismo" (Candido, 1965: 109). Carlos Monsivais vislumbro un proceso semejante para el conjunto del continente: "En la primera mitad del siglo XX, hablar de cultura en America Latina es afirmar el corpus de la civilizacion occidental mas las aportaciones nacionales e iberoamericanas" (Monsivais, 2006: 11). En otras palabras, la vocacion de una cultura latinoamericana debe ser propiamente la perspectiva comparada, en una oscilacion constante entre lo propio y lo ajeno.

De hecho los pensadores latinoamericanos mas interesantes siempre destacaron ese aspecto. Pienso, por ejemplo, en Pedro Henriquez Urena y su importante compilacion de ensayos breves, La utopia de America. El tema que organiza la antologia es exactamente la relacion del intelectual latinoamericano con la cultura europea, en general, y la norteamericana, en particular; es decir, la relacion con la presencia constitutiva del otro, tomado como modelo mediador. Detras del proposito de la distincion "entre imitacion y herencia" como una metodologia correcta para reflexionar sobre el problema, Henriquez Urena afirmo:

Tenemos el derecho--herencia no es hurto--a movernos con libertad dentro de la tradicion espanola, y, cuando podamos, a superarla. Todavia mas: tenemos derecho a todos los beneficios de la cultura occidental.

?Donde, pues, comienza el mal de la imitacion?

Cualquier literatura se nutre de influjos extranjeros, de imitaciones y hasta de robos: no por eso sera menos original. [...] Pero el caso es grave cuando la transformacion no se cumple, cuando la imitacion se queda en imitacion.

Nuestro pecado, en America, no es la imitacion sistematica--que no dana a Catulo ni a Virgilio, a Corneille ni a Moliere--sino la imitacion difusa [...]. (Henriquez Urena, 1989: 53).

En este pasaje, notable desde distintos puntos de vista, se insinua la posibilidad de articular una "poetica de la emulacion" como forma propiamente latinoamericana de lidiar con la presencia insoslayable del mediador. Dicho de otro modo, una autodefinicion de la propia identidad. De ahi la distancia de la "imitacion sistematica" a la "imitacion difusa": en tanto esta apenas exige el simple gesto de reproducir la norma adoptada como modelo sin mayores cuestionamientos, aquella supone el deseo de emular el padron adoptado y, de esa manera, superarlo sin abdicar, no obstante, al dialogo constitutivo con el otro.

La "poetica de la emulacion" permite tornar productivo el dilema tipico de las naciones de pasado colonial reciente, o sea, ?como escapar de la "influencia" de las culturas hegemonicas?; ?como evitar la sensacion de que siempre se esta literalmente atrasado?

Ya vimos la alternativa imaginada por el joven Gabriel Garcia Marquez. Escuchemos ahora la respuesta de Sarmiento al mismo dilema. Editor del periodico El Progreso, publicado en Chile, en 1842, Sarmiento enfrentaba la dificil tarea de convencer a los lectores de consultar su periodico, toda vez que El Progreso no podia estar al tanto de las ultimas noticias como los periodicos europeos y estadounidenses. Sarmiento defendio asi su folletin: "en esta parte nuestro diario aventajara a los mas afamados de Europa y America, por la razon muy obvia de que, siendo uno de los ultimos periodicos del mundo, tendremos a nuestra disposicion, y para escoger como en peras, lo que han publicado todos los demas diarios" (Sarmiento, 1885: 3) (4). Esto es que, artisticamente, los ultimos son efectivamente los primeros porque pueden elegir entre lo mejor de lo que ya se produjo; tienen a su disposicion el conjunto de las tradiciones para su libre apropiacion.

Influencia e imitatio

ES HORA DE VOLVER A LAS CITAS CON QUE INICIE ESTE ENSAYO.

Desarrollar una literatura "afortunadamente influida por los Joyce, por Faulkner o por Virginia Woolf", como anhelaba Garcia Marquez, o suponer, como lo hizo Carpentier, que "es menester que los jovenes en America conozcan a fondo los valores representativos del arte y la literatura moderna en Europa", significa recuperar creativamente el modelo descartado por el Romanticismo en otras artes, o sea, el modelo de la imitatio y emulatio (5). Tal modelo suponia exactamente los pasos descritos por Henriquez Urena: asimilacion, apropiacion y transformacion del mediador. De ahi que estar entre los ultimos garantiza al escritor y al artista latinoamericano la posibilidad de hacer suyo el conjunto de la tradicion, sin la obligacion impertinente de ser "vanguardia". Por tanto, la "poetica de la emulacion" latinoamericana puede reunir a Gabriel Garcia Marquez, Alejo Carpentier, Jorge Luis Borges y Pedro Henriquez Urena, entre tantos otros pensadores y creadores. Estoy proponiendo que determinadas caracteristicas de la historia latinoamericana llevaron el problema de la emulacion al orden de lo cotidiano--y eso desde siempre, esto es, desde el momento en el que culturas diferentes entraron en juego, o sea, para decirlo sin eufemismos, a partir de las invasiones europeas--. Efectivamente, en el ambito de una lectura mimetica, la importancia de la perspectiva de Pedro Henriquez Urena reside en la incorporacion necesaria del elemento europeo. Recuerdese su definicion de lo latinoamericano: "si bien la estructura de nuestra civilizacion y sus orientaciones esenciales proceden de Europa, no pocos de los materiales con [los] que se le ha construido son autoctonos" (Henriquez Urena, 2001: 11) (6). Mas adelante, Henriquez Urena detallo la naturaleza dual del proceso: "Ante todo, el simple trasplante obligaba a los europeos a modificarla inconscientemente [...]. Ademas, las culturas indias ejercieron influencias muy varias sobre los europeos trasplantados" (Henriquez Urena, 2001: 32). O sea, un poco mas, y el hubiera anticipado el concepto de "transculturacion", propuesto por Fernando Ortiz, o la estrategia del "canibalismo cultural" definida en la "antropofagia" del poeta brasileno Oswald de Andrade.

Comprendamos el punto, aunque pueda parecer obvio: la incorporacion activa del elemento europeo torna el modelo "mentira romantica" de la historia cultural, inviable, porque, en ese caso, no puede existir la narrativa de la "reapropiacion" de lo propio, puesto que se trata de un proceso necesariamente hibrido que desautoriza narrativas esencialistas.

Ahora bien, el modelo dominante de la historia cultural, como un tipico proyecto de extraccion romantica, acostumbra partir del proceso de desvelamiento continuo de un ser en busca de re-flexion, o sea, del reencuentro con una plenitud perdida. Desde esa perspectiva, el modelo de la historia cultural trae marcas innegablemente hegelianas y se presenta como el reencuentro consigo mismo, despues de un largo proceso historico de continuas superaciones. En una palabra, la historia cultural seria el momento pleno, conscientemente narrado, del reencuentro re-flejado del ser con sus atributos intrinsecos.

No es dificil adivinar que ese es tambien el modelo dominante en la historia cultural latinoamericana. Siguiendo ese molde narrativo, habria ocurrido una desapropiacion violenta y traumatica--la invasion colonial europea--y el proceso cultural latinoamericano representaria el esfuerzo de reapropiacion de lo propio, para decirlo de alguna manera. Por supuesto, en ese marco hermeneutico, lo propio es siempre lo que hubo antes de la invasion europea.

La pregunta clave, y por lo mismo la mas dificil, es la siguiente: ?no seria ese modelo un legitimo vehiculo de la "mentira romantica? Por otra parte, ?cual seria la novedad de un modelo inspirado en la "verdad romanesca"? Los ejemplos de los autores que mencione abren paso para una nueva historia cultural latinoamericana con base en el modelo de la "verdad romanesca". Tal modelo necesita desarrollar mediaciones entre el nivel conceptual de la "interdividualidad" y el nivel conceptual de una "interdividualidad colectiva"--esa es la nocion que debe ser propuesta para una historia cultural inspirada en los presupuestos de la teoria mimetica--. En otras palabras, se trata del mismo desafio enfrentado por Freud en sus ensayos de psicologia social: como transitar de la explicacion del sujeto a la comprension de la sociedad.

En lo que tiene que ver, mas precisamente, con la historia de los paises de pasado colonial reciente, es preciso recordar los trabajos de Frantz Fanon y de Albert Memmi, pues los dos buscaron pensar la condicion colonial y, sobre todo, la liberacion colonial, a partir de categorias psicoanaliticas. De igual modo, los trabajos de Aime Cesaire y de Leopold Senghor deben ser considerados en esa discusion. La intuicion subyacente en la relectura propuesta es la siguiente: esos autores, a pesar de la reconocida importancia de sus obras, comparten el modelo hegeliano dominante en la historia cultural; de esa manera, el punto comun de sus textos seria la defensa de la "reapropiacion de lo propio" que habria sido "desapropiado" por la invasion colonial europea.

Por el contrario, con base en el modelo de "verdad romanesca" es posible proponer una historia cultural que denuncie lo inapropiado de la busqueda de lo propio. Ahora bien, ?en que medida las condiciones historicas de la formacion de lo que denominamos America Latina favorecen una historia cultural innovadora con base en la teoria mimetica?

Tal vez, entonces, sea posible proponer que los paises latinoamericanos constituyen "culturas shakesperianas"; y, si ese fuera el caso, se trataria apenas del primer paso para el futuro desarrollo de una contribucion latinoamericana a la teoria de Rene Girard.

?Paises shakesperianos?

PERMITANME EMPEZAR A ACLARAR LO QUE HE IDO PROPONIENDO, tomando como ejemplo la cultura brasilena. Una parte considerable de las ideas que nos hacemos de nosotros mismos, y que aceptamos como genuinamente brasilenas, fueron en realidad propuestas por la mirada extranjera, pero las asimilamos como si fuesen nuestras.

?Un ejemplo? Dos o tres.

El mito del mestizaje como la verdadera contribucion brasilena a la civilizacion moderna fue sistematizado por un aleman, Karl Friedrich Philipp von Martius en 1843. El proyecto de representacion de la naturaleza tropical como una marca distintiva de la literatura romantica brasilena fue ideado por un frances, Ferdinand Denis (Rouanet, 1991). La fundacion de la mas importante universidad brasilena, la Universidad de San Pablo, creada en 1934, debe su basamento a una mitica mision francesa cuya mayor contribucion fue la de hacer que los alumnos volvieran sus ojos sobre la realidad brasilena. Antonio Candido recuerda los anos iniciales de la Universidade de Sao Paulo: "[...] para los profesores brasilenos, chic era conocer Europa. Daban sus clases hablando sobre Francia, Inglaterra, citando lenguas extranjeras; nos empujaban para fuera. Los profesores extranjeros, hablando frances, nos empujaban para dentro" (Freitas, 1993: 40).

Para seguir el rastro de la teoria mimetica, se puede sostener que Brasil y otras tantas naciones de pasado colonial reciente son "paises shakesperianos", es decir que como ocurre con frecuencia con los personajes del autor ingles, aman a traves de los ojos de otro, se apasionan, mejor dicho, por los oidos y no por los ojos. Como podemos notar en la caracterizacion mordaz de un personaje de la novela The Mimic Men: "El era como yo: necesitaba de la orientacion de los ojos de otro hombre" (Naipaul, 2001: 23). Enseguida, el escritor presenta la conclusion de esa actitud: "Nos convertimos en lo que vemos de nosotros mismos en los ojos de otros" (2001: 25). En sintesis, los paises shakesperianos necesitan de la mirada ajena para definir la propia imagen. Por tanto, si no me equivoco, la obra de Rene Girard debe posibilitar una comprension renovada de la cultura latinoamericana: he ahi el reto de sus lectores en los paises de nuestro continente.

?Un programa de estudios?

AHORA BIEN, LA SIGUIENTE DIFICULTAD ESTA EN EL PASAJE del nivel interdividual al colectivo. Una posibilidad seria recordar que, en general, la historia cultural de una nacion corresponde al "deseo" de (re)encontrar la identidad colectiva. Es el caso de la "interdividualidad nacional". Como Antonio Candido escribio en el "Prefacio" de Formagao da literatura brasileira (Momentos decisivos), tal proyecto es el resultado de la "historia de los brasilenos en su deseo de tener una literatura" (Candido, 2007: 27) (7).

En el modelo combinado de "interdividualidad" y de "verdad romanesca", la historia cultural latinoamericana pasa a ser vista con otros ojos, pues la imposibilidad de "reapropiarse de lo propio" puede ser liberadora y antropologicamente productiva. Esa posibilidad abriria brecha para un programa de estudios latinoamericanos capaz de ofrecer una contribucion particular a la obra de Rene Girard. Tal programa de estudios consistiria en lo siguiente:

1. Relectura de los clasicos latinoamericanos, tomando en cuenta la posible tension entre los polos "mentira romantica" y "verdad romanesca";

2. apostar por un concepto de "latinoamericano" que corresponda al concepto de interdividualidad, pero en el plano colectivo;

3. investigar ?en que medida el postulado de la definicion de America Latina a partir de la idea de "pueblos originarios" no corresponde al modelo de "mentira romantica"?

4. identificar una dialectica comun a las culturas "latinoamericanas", es decir, la oscilacion entre lo ajeno y lo propio (perfectamente expuesta en la definicion de Pedro Henriquez Urena), como el camino para el desarrollo del modelo "verdad romanesca"--esa seria una posible contribucion latinoamericana a la teoria mimetica en el plano de la historia cultural--.

Vuelvo al comienzo y recuerdo al lector que en este ensayo no hice sino presentar un conjunto inicial de ideas. Espero, por ello, que este ensayo pueda estimular discusiones sobre la posibilidad de imaginar una nueva historia cultural latinoamericana.

RECIBIDO: 05.11.10 ACEPTADO: 05.12.10

Referencias

ANDRADE, G. (2007). La critica literaria de Rene Girard. Merida: Universidad del Zulia.

BORGES, J. L. (1989). Everything and nothing. El hacedor. En Obras completas 1952-1972, II. Buenos Aires: Emece.

CALASSO, R. (1983). La rovina di Kash. Milan: Adelphi.

CANDIDO, A. (2007). Formagao da literatura brasileira (Momentos decisivos). 11a. ed. Rio de Janeiro: Editora Ouro sobre Azul.

CANDIDO, A. (1965). Literatura e cultura de 1900 a 1945 (Panorama para estrangeiros). En Literatura e sociedade. Sao Paulo: Companhia Editora Nacional.

CARPENTIER, A. (2003). America ante la joven literatura europea. En Los pasos recobrados. Ensayos de teoria y critica literaria. La Habana: Ediciones Union.

DUPUY, J.-P. (1982). Mimesis et morphogenese. En M. Deguy & J-P. Dupuy (orgs.). Rene Girard et le probleme du Mal. Paris: Grasset.

FREITAS, S.M. de. Reminiscencias. Sao Paulo: Maltese.

FUENTES, C. (2001). Machado de la Mancha. Mexico D. F: Fondo de Cultura Economica.

GARCIA MARQUEZ., G. (1950). Los problemas de la novela. Citado en A. Rama. (1989). Transculturacion narrativa en America Latina. Montevideo: Fundacion Angel Rama.

GIRARD, R. (1978). Des Choses cachees depuis la fondation du monde. Recherces avec J-M. Oughourlian et G. Lefort. Paris: Grasset.

GIRARD, R. (2010). Teatro da Inveja. P. Sette-Camara (trad.). Sao Paulo: E Realizacoes.

HENRIQUEZ U. P. (2001). Historia de la cultura en la America Hispanica. Mexico, Fondo de Cultura Economica.

HENRIQUEZ U. P. (1989). Herencia e imitacion. En La utopia de America. Caracas: Biblioteca Ayacucho.

MONSIVAIS, C. (2006). Aires de familia. Cultura y sociedad en America Latina. 3a. ed. Barcelona: Anagrama.

NAIPAUL, VS. (2001). The Mimic Men. New York: Vintage International.

OUGHOURLIAN, J-M. y LEFORT, G. (1978). Des Choses cachees depuis la fondation du monde. Paris: Grasset.

PIGLIA, R. (2000). La novela polaca. En Formas breves. Barcelona: Anagrama.

ROUANET, M. H. (1991). Eternamente em Bergo Esplendido: a fundagao de uma literatura nacional. Sao Paulo: Siciliano.

SARMIENTO, D. F. (1885). Nuestro folletin. En Obras completas, II. Santiago de Chile: Gutenberg.

(1) En espanol contamos con una excelente introduccion de Gabriel Andrade (2007) a la dimension literaria de la teoria mimetica.

(2) Concepto propuesto en Des Choses cachees depuis la fondation du monde (Oughourlian y Lefort, 1978: 422-437).

(3) Debo reconocer que Girard, aunque destaque la argucia de Borges, discrepa del enfasis en la idea de "vacuidad" (Girard, 2010: 621-622). Agradezco a James Alison por esa observacion.

(4) Agradezco a Jens Andermann por esa cita.

(5) En este ensayo no dispongo de espacio para desarrollar el topico, pero quiero senalar que en los ultimos anos un conjunto de exhibiciones empieza a recuperar el modelo de la imitatio y emulatio. Ese modelo permite superar un entendimiento unilateral de cierta comprension de las vanguardias. Pienso, por ejemplo, en las exposiciones "Matisse-Picasso" (2003, MOMA, Nova Iorque); "Picasso et les maitres" (2008-09, Grand Palais, Paris); "Titian, Tintoretto, Veronese: Rivals in Renaissance Venice" (2009, Museum of Fine Arts, Boston, 2009); "Turner and the Masters" (2009, Tate Britain, Londres).

(6) La primera edicion de Historia de la cultura en la America Hispanica fue publicada en 1947.

(7) La primera edicion de Formagao da literatura brasileira (Momentos decisivos) fue publicada en 1959.

JOAO CEZAR DE CASTRO ROCHA, Profesor de Literatura Comparada de la Universidade do Estado do Rio de Janeiro (UERJ), (RJ, Brasil). Agradezco a Maria Teresa Atrian Pineda por sus correcciones y sugerencias a la primera version de este texto. Para la escritura de este ensayo conte con apoyo de la Fundacion Imitatio.
COPYRIGHT 2010 Pontificia Universidad Javeriana
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:de Castro Rocha, Joao Cezar
Publication:Universitas Philosophica
Date:Dec 1, 2010
Words:5769
Previous Article:La "teoria mimetica" de Rene Girard y su aporte para la comprension de la migracion.
Next Article:Los mecanismos mimeticos de reproduccion de la violencia vistos a traves de los narcocorridos.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |