Printer Friendly

Histopathology of organs and lesions in captive Colombian slider turtles (Trachemys callirostris callirostris) from Cordoba, Colombia/Histopatologia de organos y lesiones en hicoteas Trachemys callirostris callirostris (Gray, 1856) mantenidas en cautiverio en Cordoba, Colombia/ Histopatologia de orgaos e lesoes em tartarugas icoteas Trachemys ...

Introduccion

La hicotea (Trachemys callirostris Gray 1856), es una tortuga de agua dulce endemica de la costa Atlantica colombiana y venezolana. En Colombia se distribuye en las hoyas de los rios Magdalena, Sinu, San Jorge y al igual que en las cienagas del golfo de Uraba en Antioquia (19).

En todas las regiones de la Costa Atlantica los tamanos de las poblaciones naturales de la hicotea han disminuido desde un 50% hasta un 90% en la ultima decada; incluso aquellas que se encuentran en cienagas aisladas y no en complejos cenagosos, se han visto afectadas seriamente por el alto grado de extraccion poblacional, sin que se tengan en cuenta consideraciones de tamanos o de estado reproductivo (7, 26). Dado a estos procesos extractivos y a la destruccion del habitat, la hicotea se encuentra considerada dentro de la categoria casi amenazada (NT) por la UICN (3).

Actualmente, T. callirostris es una de las tortugas mas explotadas en Colombia (5), sin embargo, no se encuentra listada en los apendices del CITES (3). La principal razon de la importancia economica de las hicoteas, radica en su uso como fuente de proteina facilmente cosechable por las comunidades (21). En varias regiones de Colombia las poblaciones de esta subespecie han sido practicamente extirpadas, debido a la sobreexplotacion, en otras, el numero de individuos se ha visto disminuido considerablemente (4). Con el fin de controlar el trafico ilegal de la especie, las autoridades ambientales han promovido los decomisos de grandes volumenes de individuos, que son llevados a centros de conservacion ex situ; en estos lugares, dado las condiciones de estres e insalubridad, se presentan altas mortalidades de especimenes (6).

El examen post-mortem de los quelonios proporciona informacion valiosa y desempena un papel vital en el diagnostico y la prevencion de enfermedades durante el cautiverio (6, 18). Es de particular importancia en situaciones de poblaciones, como metodo de diagnostico temprano de las enfermedades. En casos donde la causa de la muerte es ya conocida, el examen post-mortem puede ofrecer nueva informacion y ayudar al aumento de las bases de datos cientificos para la especie (16). En este estudio se evaluo el estado sanitario post-mortem de un grupo de T callirostris mantenidos en cautiverio producto de decomisos policivos. Para esto se realizaron evaluaciones clinicas e histopatologicas de los principales organos y lesiones encontradas.

Materiales y metodos

Aval del Comite de Etica para la experimentacion animal

Para este estudio se utilizaron animales provenientes del decomiso de fauna silvestre que llegaron muertos al Centro de Atencion y Valoracion de Fauna Silvestre de la Corporacion Autonoma Regional de los Valles del Sinu y San Jorge (CAV-CVS), por lo que los autores no tuvieron que manipular animales vivos para el desarrollo de la investigacion. Sin embargo, las muestras fueron tomadas por estudiantes de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, supervisados por uno de los autores, quienes tuvieron en cuenta para los procedimientos de toma de muestra, manejo y conservacion, las normas eticas, tecnicas, cientificas y administrativas para la investigacion, en animales segun lo mencionado en la ley 84 (Congreso Nacional de Colombia, 1989).

Tipo de estudio

Estudio descriptivo de corte transversal, por conveniencia. En este estudio se utilizaron 41 individuos provenientes del CAV-CVS, en donde se tomaron como muestra animales ingresados producto de decomisos preventivos y que fueron encontrados muertos.

Area de estudio

El CAV-CVS se encuentra en la ciudad de Monteria, Cordoba (8[degrees]45'27" N 75[degrees]53'24" W), cuenta con una temperatura promedio de 28[degrees]C y esta ubicado a 49 msnm.

Metodo

A todos los individuos se les realizo examenes postmortem con el animo de evaluar de forma objetiva el estado sanitario de la poblacion cautiva. Se evaluo el estado del cuerpo, la superficie externa del mismo, ademas de lesiones y anomalias encontradas. Se examino el estado del caparacho y el plastron, observando la forma, el color y la presencia o ausencia de descamaciones. Se observo el estado de la cloaca, los ojos, fosas nasales y la boca, teniendo en cuenta cualquier inflamacion, lesion o descarga anormal. Se comprobo el estado de las articulaciones a traves del movimiento normal de las mismas. Se examino la cavidad bucal, la lengua, la glotis y la orofaringe, teniendo en cuenta que las membranas mucosas pueden ser palidas en los animales normales tras su muerte (6, 16).

Se tuvieron en cuenta las areas de hemorragia o ulceracion y la presencia de exudados caseosos o mucoides. Se coloco el individuo en decubito dorsal para obtener acceso a las visceras internas por el corte o aserrado alrededor de los bordes del plastron, seguido por la diseccion roma de la musculatura subyacente y las membranas (17). Se retrajo la piel y la musculatura lo mas craneal posible para exponer la mayor cantidad de celoma, al igual que la traquea y esofago. Se evaluo el aspecto general y la relacion de los organos, al igual que la presencia de cualquier liquido celomico o engrosamiento de dicha membrana.

Se examino la superficie del higado; posteriormente se realizaron varios cortes en cada lobulo, de esta manera se evaluo el estado interno del organo. El corazon fue inspeccionado teniendo en cuenta la presencia de liquido pericardico, los depositos de acido urico o engrosamiento del pericardio. Se tuvo en cuenta las diferencias en tamano o forma entre las auriculas. Se examinaron los vasos sanguineos que salen del corazon antes de sacarlos junto con el higado. Se tomo una muestra cardiaca para histopatologia en animales que presentaron anormalidades (6, 17).

Se observo la apariencia externa del tracto gastrointestinal y se replego el intestino delgado para exponer el intestino grueso. Luego se retiro el tracto gastrointestinal, junto con el bazo y pancreas por el corte del esofago y recto; ademas de diferentes adhesiones de la membrana celomica. Se siguio del esofago hacia el estomago y teniendo en cuenta la presencia de alimentos en el estomago, o cualquier distension gaseosa o liquido en los intestinos. Se examino el bazo y el pancreas.

Tras el examen externo del tracto gastrointestinal, se abrio y se evaluaron las superficies mucosas, se observo y reporto la presencia de parasitos. Se evaluo el pleuroperitoneo que separa los pulmones de las otras visceras. Posteriormente, se procedio a abrir la traquea hasta los bronquios primarios. Los pulmones pares situados dorsalmente en el marco del colapso en la apertura del caparazon, fueron examinados en busca de signos de congestion, hemorragia o abscesos. Luego, se procedio a la toma de muestras de las areas lesionadas. Si no se encontraron lesiones claras, pero existia sospecha, se procedio a tomar una muestra de uno de los dos pulmones (17).

Se procedio a abrir los rinones, teniendo en cuenta los depositos de acido urico o calculos. Se tomaron muestras en casos representativos. Los ovarios y oviductos fueron colectados, sobre todo si los foliculos maduros estaban presentes. Fueron examinados la glandula de cascara y los huevos presentes, al igual que la cloaca y se tomaron notas de cualquier inflamacion de la mucosa. Se examinaron las articulaciones, tomando nota de la apariencia de las superficies articulares y la presencia de uratos.

Para el analisis microscopico de las muestras, se procedio a colectar aquellas que presentaron hallazgos macroscopicos y aquellas que presentaron disponibilidad de procesamiento. De este modo, se le realizaron analisis histopatologicos a 89 organos, a los cuales se le tomo entre una y dos muestras. Las muestras tomadas a los diferentes organos y lesiones constituyeron secciones de aproximadamente 1x1 cm, las cuales se depositaron en frascos tamponados con formol neutro al 10% para su fijacion durante 24 horas, el cual fue reemplazado por alcohol al 70% y remitido al laboratorio para la realizacion de los cortes histologicos y las tinturas necesarias6. La totalidad de las muestras fueron sometidas a la coloracion de Hematoxilina-Eosina (15,10).

Analisis estadistico

Para el analisis de los datos obtenidos se aplico estadistica descriptiva e intervalos de confianza del 95% para cada organo evaluado. Los datos fueron analizados utilizando el software Infostat[R] en su version estudiantil (9).

Resultados

Dentro de los hallazgos patologicos externos encontrados, el sindrome descamativo de caparazon y plastron, tambien conocido como enfermedad septicemica ulcerativa cutanea (SCUD), fue el mas recurrente en los individuos analizados (90%).

En la evaluacion macroscopica de los organos internos se observo una marcada desmejora, especialmente higado, bazo y pulmones. El 38% del total de animales analizados presentaron aumento de tamano en el higado, con tonos marrones y de contextura friable. Por otra parte, el 30% de los individuos presento extravasacion de liquidos corporales, en algun grado, dentro de la cavidad celomica. Al analizar el bazo se pudo observar que se encontraba comprometido en el 10% de los individuos, en los cuales adopto un color palido. Al observar el rinon no se encontraron cambios destacables en su morfologia externa que indicaran algun tipo de patologia (Tabla 1).

Al examinar microscopicamente las muestras, para el caso del higado se observo que el 71% de las muestras, presentaron algun tipo de lesion patologica importante. Por otra parte, cabe resaltar que las lesiones patologicas correspondientes a cambios estructurales caracteristicos de degeneracion grasa (Figura 1) fueron los mas frecuentes en este organo (Tabla 2); se puede inferir que entre el 46% y el 80% de los individuos a los que se les evaluo dicho organo presentaron esta condicion (IC=95%).

Se determinaron infecciones fungicas a traves de observacion de celulas epitelioides y mono nucleares en reacciones piogranulomatosas y formas aparentemente de hifas (Figura 2). Se encontraron reacciones inflamatorias de mononucleares o incluso reacciones mixtas con predominio de los mismos (Figura 3A y 3B).

Se encontraron hallazgos histopatologicos en los pulmones, relacionados con infiltrados inflamatorios mixtos, comunes en los alveolos y bronquiolos, pero no se observo ninguna colonia bacteriana, hifa o inclusion intracitoplasmatica que sugiriera un agente causal (Tabla 3). Se identifico contenido licuefactivo conformado por infiltrados de celulas mononucleares, formas de hifas y colonias bacterianas cocoides, rodeadas por celulas epitelioides (Figura 2B y 2C). El 16% de las lesiones encontradas cursaban con edemas multifocales en el parenquima y lumen alveolar, como lo muestra la figura 3, por lo que se puede inferir que entre el 5% y el 36% de los individuos a los que se les evaluo dicho organo presentaron esta condicion (Figura 4).

El 92% del total de bazos evaluados histologicamente, presentaron cambios estructurales patologicos. La lesion caracteristica en los bazos evaluados fue la deplecion linfoide o deplecion en areas B y T (Figura 5; Tabla 4).

Se identificaron un 41.17% de los rinones con cambios estructurales patologicos (Tabla 5). Dentro de los cambios estructurales patologicos se encontro litiasis o acumulo de sales de calcio a nivel renal (Figura 6). Sumado a esto se encontraron depositos de pigmentos.

Por ultimo, al examen microscopico de una muestra del pancreas se identificaron abscesos bacterianos severos, con infiltrados mixtos y abundantes colonias bacterianas (Figura 7).

Discusion

El sindrome descamativo de caparazon y plastron se encuentra relacionado con ambientes que presentan una higiene precaria y que sirven como caldos de cultivo para agentes patogenos como bacterias, hongos y parasitos (1, 6, 17)

La extravasacion de liquidos corporales, dentro de la cavidad celomica, se debe principalmente a que la mayoria de los animales silvestres sometidos a estres por cautiverio, desarrollan severas deficiencias proteicas que desencadenan procesos patologicos en los que la salida de liquido es un comun denominador (6, 17).

El analisis del bazo mostro que el 10% de los individuos presentaba coloracion palida, signo reportado como caracteristico de depleciones linfoides en tortugas (13, 20, 22). Esto concuerda con el analisis histopatologico que indica que el 92% de los bazos evaluados presentaban dicha patologia.

El higado por ser considerado, el organo de mayor importancia en procesos de desintoxicacion y estres cronico (6), desempena un papel preponderante dentro del estudio. Entre las lesiones histopatologicas encontradas se citan la presencia de pigmentos hemoglobinicos en el higado, la cual se encuentra intimamente relacionada con anemias hemoliticas, que pueden ser causadas por defectos geneticos, enfermedades autoinmunes o enfermedades infecciosas. La hemocromatosis en reptiles ha sido reportada en infestaciones parasitarias de algunos trematodos intestinales de la familia Spirorchidos, en tortuga verde y caguama, en Florida, Estados Unidos y en tortuga negra en Baja California y Mexico. De igual forma, se reporta la presencia de nematodos y trematodos del genero Nematophila grandis (2, 18).

La fisiopatologia de la degeneracion grasa o lipidosis hepatica en reptiles es escasamente conocida por los clinicos. Sin embargo, se relaciona con la foliculogenesis y otros aumentos de la demanda fisiologica posthibernacion, reproduccion y enfermedad concurrente (6). Algunos individuos pueden presentar algun grado de degeneracion grasa, sin que necesariamente se encuentren cursando un cuadro de lipidosis hepatica. Esto debe ser evaluado, teniendo en cuenta otros factores que permitan establecer, el grado de comprometimiento de la funcion del hepatocito (6).

De igual forma, los procesos infecciosos ocupan un papel de vital importancia en los resultados obtenidos, ya que sugieren la presencia de infecciones generalizadas, puesto que en la mayoria de las placas histopatologias, si bien no se observo el agente causal, si se encontraron reacciones inflamatorias e infiltrados tanto mono como polimorfo nucleares, clasicos en enfermedades de tipo bacteriano viral y fungico, respectivamente (6, 7).

Las lesiones calificadas como procesos infecciosos, no obedecieron a aislamientos bacterianos, sino por el contrario a la observacion de colonias bacterianas, nodulos paratifoideos o a infiltrados mixtos, mayoritariamente polimorfonucleares en proporcion 10:3, que son considerados en distintos estudios como indicadores de enfermedades bacterianas localizadas o sistemicas (6, 12, 14) Las infecciones fungicas se determinaron a traves de observacion de celulas epitelioides y mono nucleares en reacciones piogranulomatosas y formas aparentemente de hifas (Figura 2).

Las reacciones inflamatorias de mono nucleares o incluso reacciones mixtas con predominio de los mismos, son consideradas reacciones compatibles con infecciones virales; predominantemente por herpesvirus y algunos tipos de bacterias resistentes o infecciones sistemicas mixtas (6, 14, 12) (Figura 3A y 3B). El pulmon es un organo sensible a las infecciones, especialmente las de tipo bacteriano y fungico. Sin embargo, tambien posee un sistema altamente efectivo de macrofagos alveolares (6, 23) (Figura 4). La presencia de contenido licuefactivo conformado por infiltrados de celulas mononucleares, formas de hifas y colonias bacterianas cocoides, rodeadas por celulas epitelioides, indican reacciones piogranulomatosas en un individuo, presumiblemente afectado por Aspergillus sp y Staphylococcus sp, ya que se encuentran predominantemente en zonas con mala asepsia y se transmiten especialmente en condiciones de hacinamiento (6, 12, 14, 23). Las reacciones inflamatorias sin identificacion del agente causal, sugieren la eficiencia en el sistema de macrofagos alveolares al inicio de cualquier injuria (5, 6). Estas lesiones encontradas con edemas multifocales en el parenquima y lumen alveolar, se deben a diferentes procesos sistemicos y locales que pueden desencadenar la extravasacion de liquidos en los pulmones (6, 12) (Tabla 3).

Las lesiones por deplecion linfoide o deplecion en area B y T en los bazos evaluados esta relacionada con el agotamiento linfoide en enfermedades infecciosas sistemicas y en situaciones de estres, debido a la liberacion constante de glucocorticoides (6, 10, 12, 17) (Figura 5). La litiasis o acumulo de sales de calcio a nivel renal, en tortugas ha sido asociada a varios factores predisponentes como la deshidratacion cronica de bajo grado, hipovitaminosis A, dietas altas en proteina, alteraciones en el metabolismo del calcio y tejidos lesionados (6, 17, 20) (Figura 6). Los depositos de pigmentos en el rinon, presumiblemente obedecen al acumulo de lipofuscina, que es un pigmento intralisosomal formado por la peroxidacion y polimerizacion de acidos grasos insaturados. Sin embargo, tambien se pueden relacionar con el envejecimiento, caquexia y cancer (11, 21, 31) (Figura 6).

Conclusiones

La principal lesion externa encontrada fue el sindrome descamativo de caparazon, relacionado directamente con las condiciones de alojamiento de los individuos. Se informa por primera vez en hicoteas la presencia de nodulos paratifoideos en el parenquima hepatico. El organo que se observo mayormente afectado fue el higado, debido probablemente a que este tiene una alta participacion en procesos de desintoxicacion y estres cronico. La presentacion de las lesiones encontradas esta relacionada principalmente con altos niveles de estres, producto de la captura y manejo de los individuos durante su estadia en cautiverio.

Referencias bibliograficas

(1.) Barnard SM, Upton SJ. Guide to the Parasites of Reptiles, Vol. 1. Krieger Publishing Co., Florida; 1994.

(2.) Blanco R, Padilla H. Aislamiento e identificacion e parasitos gastrointestinales en hicotea (Trachemys callirostris) en el centro de atencion y valoracion de fauna silvestre (CAV-CVS) Cordoba, Colombia. Tesis de pregrado. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Universidad de Cordoba. Monteria, 2011. 70 p.

(3.) Bock BC, Paez VP, Daza JM. Trachemys callirostris (Gray 1856)--Colombian slider, jicotea, hicotea, galapago, morrocoy de agua. En: Rhodin AGJ, Pritchard PCH, Van Dijk PP, Saumure RA, Buhlmann KA, Iverson JB, Mittermeier RA. Conservation Biology of Freshwater Turtles and Tortoises: A Compilation Project of the IUCN/SSC Tortoise and Freshwater Turtle Specialist Group. Chelonian Research Monographs. 2010; 5: 042.1-042.9.

(4.) Castano-Mora OV, Medem F. Trachemys scripta callirostris. En: Castano-Mora O. V. Libro rojo de reptiles de Colombia. Libros rojos de especies amenazadas de Colombia. Bogota, Colombia: Instituto de Ciencias Naturales-Universidad Nacional de Colombia, Ministerio del Medio Ambiente, Conservacion Internacional-Colombia; 2002. p. 118-119.

(5.) Claver JA, Quaglia A. Comparative Morphology, Development, and Function of Blood Cells in Nonmammalian Vertebrates. Journal of Exotic Pet Medicine. 2009; 18(2): 87-97.

(6.) Cooper E, Divers J. Reptile Hepatic Lipidosis. Seminars in Avian and Exotic Pet Medicine. 2000; 9(3):153-164.

(7.) Cooper J. E. Methods in herpetological forensic work -postmortem techniques. Applied Herpetology, 2008; 5(4):351-370.

(8.) De la Ossa J, Riano R. Guia para el manejo, cria y conservacion de la hicotea o jicotea Trachemys scripta callirostris (Gray). Bogota: Convenio Andres Bello. Serie Ciencia y Tecnologia 74.1999.

(9.) Di Rienzo JA, Casanoves F, Balzarini MG, Gonzalez L, Tablada M, Robledo CW. InfoStat version 2012. Grupo InfoStat, FCA, Universidad Nacional de Cordoba, Argentina. 2012. URL http://www.infostat. com.ar

(10.) Eroschenko V. DiFiore's Atlas of histology 10th edition, Philadelphia, United States: Lippincott Williams & Wilkins. 2005.

(11.) Fitzgerald KT, Newquist KL. Poisonings in Reptiles Veterinary Clinics of North America: Exotic Animal Practice, 2008; 11(2): 327-357.

(12.) Gamez S, Garcia L, Osorio D. Patologia de las tortugas marinas (Lepidochelys olivacea) que arribaron a las playas de Cuyutlan, Colima, Mexico. Vet. Mex., 2009; 40(1): 69-78.

(13.) Gottdenker NL, Jacobson ER. Effect of venepuncture site on haematologic and clinical biochemical values in desert tortoises (Gopherus agassizii). American Journal of Veterinary Research, 1995; 56(1):19-21.

(14.) Hoff LG, Frye FL, Jacobson ER. Disease of amphibians and reptiles. New york: Division of Plenum Publishing Corporation. 1984.

(15.) llewellyn Bd. Nuclear staining with alum hematoxylin. Biotechnic and Histochemistry. 2009; 84(4):159-177.

(16.) MacDonald J. An early comparison between two different methods for the detection of Plasmodium spp. in penguins (and other species). Proceedings of the British Veteninary Zoological Society, Spring. 2000, p. 27-29.

(17.) McArthur S, Wilkinson R, Meyer J. Medicine and Surgery of Tortoises and Turtles. United States: Blackwell Publishing Ltd. 2004.

(18.) Mestra L, Requena K. Aislamiento y Clasificacion de parasitos gastrointestinales en Hicoteas (Trachemys scripta callirrostris), departamento de CordobaColombia. Tesis de pregrado. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Universidad de Cordoba. Monteria, 2004. 80 p.

(19.) Moll EO, Legler JM. The life history of a neotropical slider turtle Pseudemys scripta (Schoepff) in Panama. Bulletin of the Los Angeles County Museum of the Natural History Science, Los Angeles; 1971. 102 p.

(20.) Reavill R, Schmidt E. Urinary Tract Diseases of Reptiles. Journal of Exotic Pet Medicine, 2010; 19(4): 280-289.

(21.) Roa-Avendano, T. A la orilla del rio. La cultura anfibia del Bajo Sinu en Colombia: transformacion, explotacion y conflicto. 2012 [acceso: 16 abril 2012]. URL: http://www.acdesign.tk

(22.) Stacy NI, Alleman AR, Sayler KA. Diagnostic hematology of reptiles. Clinics in laboratory medicine, 2011; 31(1): 87-108.

(23.) Wyneken J. Anatomia de las tortugas marinas. United States: Department of commerce of National Oceanic and Atmospheric Administration Technical memorandum. 2004.

(Recibido: 16 de diciembre, 2013; aceptado: 4 de abril, 2014)

Gabriel Alvarez Otero [1], MVZ; Cesar Rojano Bolano [2], MVZ; Juan Carrascal Velasquez [1], MSc; Julio Chacon Pacheco [3], Bio; Caty Milena Martinez Bravo [3], MSc.

* Autor para correspondencia: Gabriel Alvarez Otero. Facultad de Medicina Veterinariay Zootecnia, Universidad de Cordoba, area de morfofisiologia animal, Km 7 via Cerete-Cienaga de Oro, Cordoba, Colombia, galvarezmvz@gmail.com.

[1] acultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad de Cordoba, area de morfofisiologia animal, Km 7 via Cerete-Cienaga de Oro, Cordoba, Colombia. [2] Proyecto de Conservacion de osos hormigueros de Colombia. 3Facultad de Ciencias Basicas, Universidad de Cordoba, Grupo Biodiversidad Unicordoba.

Tabla 1. Intervalo de confianza para las proporciones
de los organos evaluados en T. callirostris.

Organo   Estimacion   E.E.   N    LI (95%)   L(95%)S

Higado      0,71      0,08   34     0,53      0,85
Bazo        0,92      0,07   13     0,64      1,00
Rinon       0,41      0,12   17     0,18      0,67
Pulmon      0,40      0,10   25     0,21      0,61

Tabla 2. Intervalo de confianza para las proporciones
de las patologias observadas en los higados evaluados
en T. callirostris.

Lesion                 Estimacion   E.E.   n    LI (95%)   LS(95%)

Degenaracion grasa        0,65      0,08   34     0,46      0,80
Procesos infecciosos      0,41      0,08   34     0,25      0,59
Otros                     0,15      0,06   34     0,05      0,31

Tabla 3. Intervalo de confianza para las proporciones de las
patologias observadas en los pulmones evaluados
en T. callirostris.

Lesion             Estimacion   E.E.   n    LI (95%)   LS (95%)

Extravasacion         0,16      0,07   35     0,05       0,36
de liquidos

Reacciones            0,60      0,10   25     0,39       0,79
inflamatorias

Reaccion              0,08      0,05   25     0,01       0,26
piogranulomatosa

Tabla 4. Intervalo de confianza para las proporciones
de las patologias observadas en los bazos evaluados
en T. callirostris.

Lesion           Estimacion   E.E.   n    LI (95%)   LS (95%)

Deplesion           0,92      0,07   13     0,64       1,00
en area B y T

Procesos            0,08      0,07   13   1,9E-03      0,36
infecciosos

Hemocromatosis      0,08      0,07   13   1,9E-03      0,36

Tabla 5. Intervalo de confianza para las proporciones de las
patologias observadas en los Rinones evaluados en T. callirostris.

Lesion           Estimacion   E.E.   n    LI (95%)   LS (95%)

Litiasis            0,24      0,10   17     0,07       0,50
Hemocromatosis      0,06      0,06   17   1,5E-03      0,29
Autolisis           0,09      0,09   17     0,04       0,43
COPYRIGHT 2014 Universidad del CES
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:ARTICULOS ORIGINALES DE INVESTIGACION
Author:Otero, Gabriel Alvarez; Bolano, Cesar Rojano; Velasquez, Juan Carrascal; Pacheco, Julio Chacon; Brav
Publication:Revista CES Medicina Veterinaria y Zootecnia
Date:Jan 1, 2014
Words:3728
Previous Article:Langerhans Cell Histiocytoma in canine: a case report in Colombia/Histiocitoma de Celulas de Langerhans en canino: reporte de caso en...
Next Article:Extradural lipoma causing spinal cord compression in a dog: a case report/Lipoma extradural causante de compresion medular en un perro: reporte de...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters