Printer Friendly

Hipermnesia de reconocimiento a traves de la construccion de imagenes mentales: una interpretacion a partir de la cognicion corporizada.

Recognition hypermnesia through the construction of mental images: an interpretation based on embodied cognition perspective Un tema contemporaneo de investigacion sobre la memoria humana es la capacidad que muestran las personas para aprender en una sola ocasion una determinada informacion, y en intentos sucesivos de recuerdo incrementar de manera significativa el numero de detalles recordados de esa informacion. Este fenomeno de la memoria es conocido como hipermnesia (Cuevas, 2010a; Otani et al., 2008; Payne, 1987). Estrictamente hablando, la hipermnesia se define como una serie de incrementos graduales en la recuperacion de informacion de la memoria que se producen a traves de ensayos repetidos de recuerdo y despues de una sola fase de aprendizaje (Cuevas, 2010a; Otani et al., 2008; Payne, 1987). El procedimiento experimental que comunmente se utiliza para observar tales incrementos involucra una fase de codificacion o aprendizaje, en la cual a un grupo de participantes se le proporciona una serie de estimulos (por ejemplo, una lista de palabras o imagenes); a traves de una estrategia nemotecnica (como convertir una palabra en una imagen mental), se les pide que intenten memorizarlos. La siguiente fase, la de retencion, que puede durar de 1 a 5 minutos, se considera como el momento en el cual se genera la consolidacion de la informacion en la memoria. Despues, en la fase de recuperacion, se lleva a cabo un primer ensayo de recuerdo (Rt), en el que se pide a los sujetos que reporten todos los estimulos que puedan recordar. Al termino de este primer ensayo, se les proporciona un periodo de descanso, en el que se les pide que repasen mentalmente los estimulos mostrados apelando a la estrategia mnemotecnica que emplearon en la fase de aprendizaje. Al finalizar este periodo de descanso, se realiza un segundo ensayo de recuerdo (R2), y posteriormente un nuevo periodo de descanso con la instruccion de repaso mental, para inmediatamente despues efectuar otro ensayo de recuerdo ([R.sub.n+1]). A esta metodologia empleada en el estudio de la hipermnesia se le conoce como paradigma de ensayos multiples (Solis, 1998). El resultado que generalmente se encuentra aplicando este procedimiento indica que hay incrementos estadisticamente significativos en la cantidad total de estimulos reportados a lo largo de los ensayos de recuerdo.

HIPERMNESIA DE RECONOCIMIENTO

La investigacion sobre hipermnesia en su modalidad de recuerdo libre--esto es, solicitar a un grupo de participantes que intenten aprender una serie de estimulos y que posteriormente reporten la memoria de los mismos a traves de los ensayos de recuerdo--esta bien consolidada en la literatura (2). Sin embargo, en los estudios de memoria de reconocimiento--o sea, aquellos que implican que un grupo de participantes estudie una lista de estimulos para solicitarles despues que los reconozcan de entre otros muy similares (i.e. distractores)--es donde ha habido mayores problemas, llegando incluso a suscitar dudas acerca de la generalidad de este fenomeno de la memoria.

Por ejemplo, Payne y Roediger (1987), en su Experimento 1, utilizaron una lista de cien palabras comunes para que los participantes intentaran aprenderlas mediante dos estrategias: elaboracion semantica e imaginacion. La mitad de ellos empleo la elaboracion semantica, la cual implicaba que durante la presentacion de las palabras pensaran en su significado y en las cosas que se asocian con ellas, mientras que la otra mitad utilizo la estrategia de imaginacion, que requeria que durante la presentacion de las palabras trataran de formarse una imagen mental lo mas clara y vivida posible de las mismas. Durante la fase de evaluacion, se dividio a los participantes en tres grupos: Recuerdo libre; 4 Alternativas forzadas de reconocimiento (4Afr) y Reconocimiento si/no. Al primer grupo se le pidio recordar todas las palabras que pudieran y en el orden que desearan. Al grupo 4Afr, que senalara cada una de las palabras que habia observado (esto es, targets) de entre otras tres palabras muy relacionadas (distractores). El ultimo grupo tuvo que reconocer las cien palabras que habian observado de entre trescientos distractores. Los tres grupos fueron evaluados tres veces. Los resultados indican que el grupo de Recuerdo libre aumento de manera significativa el recuerdo de las palabras a lo largo de los tres ensayos y empleando ambas estrategias de aprendizaje; el grupo 4Afr permanecio estable en su reconocimiento en los tres ensayos, y el grupo de Reconocimiento si/no mostro un decremento en el recuerdo.

En su Experimento 2, a otro grupo de participantes les presentaron 99 palabras para que intentaran memorizarlas de acuerdo a tres estrategias de aprendizaje: imaginacion, agrado y numero de letras. Una vez que se habia mostrado el primer tercio de las palabras, se pidio a los participantes que, de acuerdo a una escala de 1 (muy dificil) a 9 (muy facil), determinaran la dificultad de formar una imagen mental con ellas. El segundo tercio de palabras se evaluo mediante una escala de 1 (muy desagradable) a 9 (muy agradable) el agrado que produjo a aquellos, y al ultimo tercio se le evaluo a traves de una escala de 2 a 10 el numero de letras que, en general, consideraban contenian cada una de tales palabras. Para la fase de prueba se utilizaron tres ensayos y se dividio a los participantes en dos grupos: Recuerdo libre y 6 Alternativas forzadas de reconocimiento (oafr), el cual tenia que reconocer cada una de las 99 palabras de entre otras cinco palabras distractoras muy relacionadas semanticamente. Los resultados mostraron que el grupo de Recuerdo libre tuvo un recuerdo hipermnesico de las palabras que fueron evaluadas con los tres tipos de estrategias de aprendizaje; sin embargo, no hubo hipermnesia de reconocimiento en el grupo oafr con ningun tipo de estrategia. Los investigadores concluyeron que la hipermnesia es un fenomeno exclusivo de la memoria de recuerdo libre pero no de la de reconocimiento. Otros investigadores (Otani y Hodge, 1991; Otani y Stimson, 1994) han reportado similares resultados negativos para generar hipermnesia de reconocimiento.

Hay dos posibles razones por las cuales no se ha encontrado hipermnesia de reconocimiento. La primera de ellas son los efectos de techo que se reportan en las investigaciones que han intentado generar tal hipermnesia. En los estudios de Payne y Roediger (1987), por ejemplo, se reportan tasas de reconocimiento correcto de los estimulos de entre 86 y 89%, mientras que los de Otani y Hodge (1991) y Otani y Stimson (1994) hallaron tasas de entre 86 y 88%. El segundo factor que impide la generacion de hipermnesia de reconocimiento es la relacion entre los estimulos target y los estimulos distractores; es decir, los estimulos que se utilizan durante la fase de aprendizaje (una lista de palabras) tienen el mismo tipo de formato que los que se utilizan en la fase de prueba (una lista de palabras distractoras). Algunos investigadores (Homa y Viera, 1988) han demostrado que la estrecha relacion en el formato que hay entre los estimulos target y los distractores puede afectar considerablemente la ejecucion en las tareas de memoria de reconocimiento. Erdelyi y Stein (1981), Payne y Roediger (1987), Otani y Hodge (1991) y Kazen y Solis (1999) concuerdan en senalar este ultimo punto, y afirman que en las investigaciones que fracasaron en generar hipermnesia de reconocimiento se empleo el mismo tipo de formato de estimulos, tanto para los targets como para los distractores, provocando que aumentara el nivel de familiaridad entre ellos a lo largo de los ensayos de reconocimiento, generando a la vez bajos niveles de discriminacion.

En los escasos estudios que ha generado la hipermnesia de reconocimiento (Bergstein y Erdelyi, 2008; Erdelyi y Stein, 1981; Groninger y Murray, 2004; Kazen y Solis, 1999) se ha utilizado la estrategia de transformar los estimulos de la fase de aprendizaje a la fase de prueba. Por ejemplo, Kazen y Solis (1999) utilizaron una lista de cuarenta palabras probadas en dos ensayos y con dos tipos de recuerdo: recuerdo forzado y reconocimiento. Los autores dividieron a los participantes en dos grupos. El primer grupo debia someterse primero a dos ensayos de reconocimiento, seguidos por dos de recuerdo forzado, mientras que el segundo debia hacer lo opuesto. En los de recuerdo forzado, los participantes debian recordar las cuarenta palabras de la lista original aunque tuvieran que adivinar, mientras que en los de reconocimiento debian reconocer cuarenta imagenes de las palabras de entre otras cuarenta imagenes distractoras. Los investigadores plantearon la hipotesis de que habria hipermnesia de reconocimiento debido a que existia un formato de transformacion de los estimulos (por ejemplo, estudiar palabras pero reconocer sus imagenes), pero no habria hipermnesia de recuerdo debido a que no existia esta transformacion ni habia instrucciones de generar una imagen mental de las palabras. Sus resultados apoyaron esta hipotesis.

Para Bergstein y Erdelyi (2008) la necesidad de transformar los estimulos se debe a que en las situaciones del mundo real pocas veces llevamos a cabo un proceso de reconocimiento sobre exactamente el mismo estimulo (por ejemplo, un amigo puede cambiar su apariencia fisica despues de anos de no verlo, o algunos criminales intentan modificar su aspecto para evadir a la policia, etc.). Por otro lado, la generacion de imagenes mentales como mnemotecnia para generar un recuerdo hipermnesico ha demostrado ser una de las tecnicas mas eficaces. Sin embargo, algunas investigaciones que han empleado esta estrategia para generar hipermnesia de reconocimiento han encontrado resultados negativos (Otani y Hodge 1991; Otani y Stimson, 1994; Payne y Roediger, 1987).

En consecuencia, el objetivo de esta investigacion fue mostrar como a partir de la transformacion de una serie de instrucciones verbales en imagenes mentales es posible generar hipermnesia de reconocimiento.

METODO

Participantes

Participaron 53 estudiantes del primer semestre de la licenciatura en Psicologia de la Facultad de Psicologia de la Universidad Nacional Autonoma de Mexico (unam), con un rango de edad de 17 a 25 anos (m = 21.3; d.e. = 0.87).

Estimulos

Para este experimento se disenaron treinta dibujos de objetos comunes, compuestos a partir de siete figuras geometricas planas: cuadrado, rectangulo, triangulo, circulo, rombo, hexagono y linea recta. Ademas, se disenaron otros diez dibujos "abstractos" con las mismas figuras geometricas. Un ejemplo de los estimulos empleados se muestra en la Figura 1.

Se disenaron cuarenta dibujos en total. Una vez trazados, se procedio a disenar las instrucciones verbales correspondientes; es decir, se pusieron por escrito los pasos que debian seguirse para formar estos dibujos. Un ejemplo de estas instrucciones verbales, junto con el dibujo del cual se obtuvieron, se muestra en la Figura 2.

Luego, se llevo a cabo un estudio piloto para determinar lo adecuado de las instrucciones verbales para recrear los dibujos disenados. En dicho estudio participaron veinte estudiantes del primer semestre de la licenciatura en Psicologia de la unam, a cada uno de los cuales se entregaron las cuarenta descripciones verbales con la instruccion de formar un dibujo a partir de las mismas y de asignarle un nombre a cada uno, segun lo que ellos consideraban que representaba. Los dibujos realizados por cada uno de los participantes se evaluaron de acuerdo al siguiente criterio: se asigno un punto a los dibujos que recreaban de manera exacta los previamente disenados, medio punto a aquellos que los recreaban parcialmente, y ningun punto a los que diferian totalmente. Se utilizo el mismo criterio para evaluar el nombre asignado a cada uno de los dibujos: un punto a los nombres de dibujos que utilizaban la misma palabra para designarlos que los que estaban previamente establecidos, medio punto a los que utilizaban un sinonimo, y ningun punto (0) a los que diferian totalmente. A partir de un analisis de frecuencias, se seleccionaron para este experimento los veinte estimulos que obtuvieron los porcentajes mas altos en su facilidad de reproduccion: quince dibujos fueron de objetos concretos y cinco abstractos.

[FIGURE 1 OMITTED]

[FIGURE 2 OMITTED]

[FIGURE 3 OMITTED]

Una vez concluida esta parte, se procedio a elaborar otras cuarenta imagenes muy similares a las anteriores, pero variando algunas caracteristicas con el objetivo de que estas ultimas fungieran como estimulos distractores durante las tareas de reconocimiento. Un ejemplo de esta clase de imagenes se muestra en la Figura 3.

Procedimiento

Los participantes en este experimento fueron evaluados de manera grupal y en el salon de clases. A cada uno de ellos se le proporcionaron tres hojas en las que aparecian enumeradas cada una de las veinte instrucciones verbales. La instruccion general que se les dio fue que leyeran cuidadosamente cada una de esas indicaciones verbales y que a partir de ellas intentaran formar una imagen mental, pero sin realizar ningun tipo de dibujo en las hojas de respuestas. Una vez que terminaron de formar la imagen mental, se les pidio que le asignaran un nombre segun lo que consideraban que representaba y que lo escribieran en un espacio en blanco que habia debajo de cada una de las instrucciones verbales. Se hizo enfasis en que no debian realizar ningun tipo de dibujo y que la imagen que se les solicitaba formar a partir de las instrucciones verbales debia ser mental. Antes de que comenzaran a realizar el experimento, se les proyecto en una pantalla un ejemplo de como deberian llevar a cabo la tarea. Ademas, se les proyectaron las imagenes de todas las figuras geometricas que se utilizarian en el experimento, asi como de sus nombres, durante el tiempo que duro la tarea. Junto a las figuras geometricas se les proyecto tambien la imagen de un transportador, la cual mostraba los diferentes angulos de rotacion, esto debido a que algunas instrucciones verbales requerian que los sujetos rotaran algunas figuras geometricas. Por ultimo, se les pidio que la posicion y la forma en las que estaban proyectadas cada una de estas figuras geometricas debian ser la manera en que comenzaran a formar las imagenes mentales. Esta primera parte del experimento llevo 20 minutos en realizarse. Una vez concluida, se recogieron cada una de las hojas de las instrucciones verbales y se procedio a realizar el primer ensayo de reconocimiento (ri). A continuacion, se les dijo que se les presentaria en la pantalla una serie de imagenes, algunas de las cuales podian formarse con las figuras geometricas y a partir de las instrucciones verbales que se les proporcionaron (i.e. veinte targets), mientras que otras imagenes serian muy similares pero no se formaban a partir de dichas instrucciones (i.e. veinte distractores). A cada uno de los participantes se le dio una hoja de respuestas en las que aparecian enumeradas del 1 al 40 el par de palabras "Si" y "No", a lado de las cuales habia un recuadro. Se les dijo que su tarea consistiria en observar cada una de las cuarenta imagenes mostradas en la pantalla y marcar el recuadro "Si" en la hoja de respuestas si consideraban que la imagen que se les presentaba podia formarse a partir de las instrucciones verbales proporcionadas; por el contrario, debian marcar "No" si se consideraba que dicha imagen no podia formarse con las instrucciones dadas. Cada una de las cuarenta imagenes se expuso durante cinco segundos y en orden aleatorio. Al finalizar esta primera prueba de reconocimiento, se recogieron las hojas de respuestas y se procedio inmediatamente a realizar el segundo ensayo de reconocimiento (R2) con las mismas instrucciones que la anterior, excepto que en esta segunda prueba se les solicito que intentaran mejorar la exactitud de su reconocimiento. Nuevamente, se presentaron entonces las cuarenta imagenes en un orden aleatorio distinto al del ri. Se dio por concluido el experimento una vez finalizada esta segunda prueba de reconocimiento.

RESULTADOS

El objetivo principal de este experimento consistio en observar si hubo un incremento significativo en el reconocimiento correcto de los estimulos. Para ello, se analizaron el numero de aciertos (hits) y las falsas alarmas que cometieron los participantes. Ademas, para determinar el nivel de sensibilidad de los participantes para discriminar correctamente entre un estimulo target y un distractor, se empleo el indice discriminacion de Murdock (1974) (3). La Tabla 1 muestra la media y desviacion estandar de los aciertos, las falsas alarmas (f.a.) y los indices de discriminacion (i.d.) obtenidos en R1 y R2.

Como se puede observar, hubo un incremento en la media de aciertos de R1 (X = 13.69, D.E. = 2.86) a R2 (x = 15.04, D.E. = 2.91). Un ANOVA de medidas repetidas demostro que tal incremento fue significativo (F[1, 51] = 23.701, p < 0.001). Dicha tabla tambien indica que hubo un incremento en la media del i.d. del primer ensayo R1 (X = 0.499, d.e. = 0.233) al segundo R2 (x = 0.618, d.e. = 0.256). Un anova de medidas repetidas revelo que dicho incremento tambien fue significativo (F[1, 51] = 18.644, p < 0.001). La Figura 4 muestra el i.d. obtenido en ri y R2.

Por ultimo, se analizaron las falsas alarmas. La citada Tabla 1 indica un decremento en la media de f.a. cometidas en R1 (X = 6.88, D.E. = 2.57) respecto a R2 (x = 5.65, d.e. = 3.14). Dicho decremento, de acuerdo a un anova de medidas repetidas, fue significativo (F[1, 51] = 12.560, p < 0.001). Los analisis obtenidos a partir de los aciertos, falsas alarmas e indice de discriminacion son congruentes entre si al indicar, por un lado, un incremento en el reconocimiento de nuevos estimulos y, por otro, una disminucion en el numero de falsas alarmas cometidas. En otras palabras, se encontro un efecto de hipermnesia de reconocimiento.

DISCUSION

Los resultados hallados en este experimento muestran un claro incremento en el nivel de reconocimiento de estimulos en dos ensayos; es decir, se encontro que es posible generar hipermnesia de reconocimiento utilizando esta metodologia. Hasta el momento, solo hay cuatro investigaciones publicadas que han reportado la generacion de hipermnesia de reconocimiento, las de Erdelyi y Stein (1981), Kazen y Solis (1999), Groninger y Murray (2004) y Bergstein y Erdelyi (2008. Parece que es posible concluir que el factor preponderante en la generacion de hipermnesia, tanto de recuerdo libre como de reconocimiento, es la utilizacion de imagenes mentales como estrategia de aprendizaje de los estimulos. Sin embargo, la instruccion de formar una imagen mental no ha sido condicion suficiente--segun lo afirmaban en un primer momento Erdelyi y Becker (1974)--en la generacion de hipermnesia. Lo anterior se confirma en los estudios en los cuales no se encontro hipermnesia y hubo una instruccion de imagen mental (Popkin y Small, 1979), o en los que se utilizaron estrategias no imaginisticas y fue posible encontrar hipermnesia (Belmore, 1981; Latour y Mckelvie, 1994; Roediger, Payne, Gillespie y Lean, 1982).

[FIGURE 4 OMITTED]

Erdelyi (1996) se basa en una teoria general de la memoria, conocida como modelo de generacion-reconocimiento (James 1890; Kintsch, 1970, Tulving y Thomson, 1973), para explicar por que en algunas ocasiones se recuerdan mejor las imagenes que las palabras en las pruebas de memoria. Tal modelo sugiere que los sujetos -mentalmente y durante el recuerdo--generan una serie de estimulos candidatos a los que posteriormente intentaran reconocer si pertenecian a la lista de estudio, todo ello de acuerdo a un criterio interno de aceptacion. Por ejemplo, si en un experimento de memoria se proporciona durante el aprendizaje el par asociado mesa-silla y durante la fase de prueba se da como pista de recuerdo la palabra mesa, de acuerdo a Erdelyi (1996) se activaran mentalmente otra serie de palabras semanticamente relacionadas con esta, silla incluida. La identificacion mental exitosa de la palabra target durante la fase de reconocimiento dependera de que dicha palabra haya sido "marcada" o "etiquetada" con informacion contextual o significativa para el participante. Estas marcas o etiquetas seran claves de recuperacion que ayudaran a reconocer a la palabra target de entre otras palabras candidatas. Segun Erdelyi (1996), la razon por la cual las imagenes (y en algunas ocasiones la formacion de imagenes mentales) son una estrategia util para generar hipermnesia, es que estas generan mas claves de recuperacion que pueden ser facilmente reconocibles durante la fase de prueba de la memoria.

Tales modelos explicativos de la memoria como lo senalan Tulving y Thomson (1973)--se ajustan a una red semantica proposicional (Anderson y Bower, 1973; Pylyshyn, 1973). Dicha red estaria compuesta por una serie de nodos conceptuales supraordinarios (e.g. "mueble") que se interconectarian con muchos otros nodos subordinados (e.g. "cama"). La activacion de algunos de esos nodos (por ejemplo, a traves del recuerdo de una palabra) activaria a su vez otros nodos estrechamente relacionados con aquel, fenomeno denominado "propagacion de la activacion" (Collins y Loftus, 1975). De esta manera, cuando una persona piensa, recuerda, observa o crea la imagen mental de un pez, por ejemplo, internamente se estarian activando una serie de nodos conceptuales estrechamente relacionados con el, como agua, espinas, escamas y demas. De acuerdo a los mencionados modelos, la activacion conjunta de estos nodos recrearia el concepto de pez.

Sin embargo, esta clase de modelos del funcionamiento de la memoria humana enfrentan una serie de cuestionamientos que no logran resolver de manera clara. Uno de estos cuestionamientos, surgido del area de la inteligencia artificial, es el planteado por Harnad (1990) y conocido como el "problema del anclaje del simbolo" (symbolgrounding problem). Harnad (1990) plantea que los sistemas simbolicos (como los procesos y operaciones que proponen las explicaciones sobre la memoria humana en general y la hipermnesia en particular) se interpretan sistematicamente como si tuvieran un significado en si mismos. No obstante, surge la pregunta de como es que estos simbolos adquieren significado sin caer en un sistema de autorreferencia; es decir, el sistema cognitivo humano parece consistir en la manipulacion de simbolos (paquetes de informacion, nodos conceptuales, claves de recuperacion, etc.), pero ?como es que estos simbolos adquieren su significado sin recurrir a otros simbolos para explicarlos? La analogia de esta discusion implica que para recordar el significado de una palabra existe un mecanismo que genera una serie de candidatos que, a su vez, estan dentro de un sistema de red proposicional que activa asimismo una serie de nodos conceptuales; sin embargo, ?como es que estos nodos adquieren el significado de la palabra sin recurrir a la activacion de otros nodos o simbolos? Por un lado, el simbolo es abstracto, no vinculado directamente a limitaciones materiales y fisicas; amodal, pues no se corresponde con ninguna modalidad sensorial, y arbitrario, esto es, que estrictamente hablando puede representar cualquier cosa (De Vega, 1984). En otras palabras, todos estos modelos explicativos de la memoria humana estan dentro de un sistema de manipulacion de simbolos que recurren a otros sistemas simbolicos mas generales de explicacion. Para Harnad (1990), la cognicion no puede ser unicamente la manipulacion de simbolos.

En las ultimas decadas, en el area de las ciencias cognitivas ha surgido una alternativa a esta interpretacion simbolica conocida como "cognicion corporizada" (embodied cognition). Sucintamente, la misma sugiere que la interaccion entre nuestro cuerpo y el ambiente circundante nos proporciona los recursos cognitivos necesarios para desenvolvernos en un mundo dinamico (Rodriguez, 2012; Varela, Thompson y Rosh, 1992; Wilson, 2002). Desde esta perspectiva, representaciones cognitivas como las imagenes mentales estan mas arraigadas en nuestras experiencias sensoriales que en las representaciones simbolicas. Por ejemplo, Barsalou (1999, 2003) senala que los procesos de imaginacion son simulaciones mentales que emplean los mismos mecanismos cerebrales y motrices que cuando tiene lugar la accion, pero en este caso se llevan a cabo en offline, es decir, no en tiempo real ni en interaccion directa. Esta postura es congruente con lo senalado por Thomas (1999) en su modelo de la percepcion activa para explicar la generacion de imagenes mentales. Segun Thomas (1999), la base de estas imagenes es una serie de experiencias sensoriales con las cuales un organismo ha interactuado en el pasado. Cuando una persona recrea la imagen mental de un objeto genera una serie de simulaciones mentales de las caracteristicas de ese objeto con base en su experiencia sensorial. Incluso cuando las imagenes mentales fueran objetos abstractos, las personas utilizarian sus experiencias sensoriales para recrearlas.

En el caso de la investigacion sobre hipermnesia, hay indicios que indican una afinidad con la postura de la cognicion corporizada. Por ejemplo, Popkin y Small (1979) senalan que los estimulos verbales (i.e. listas de palabras) han mostrado un menor nivel de generacion de hipermnesia que las imagenes, pero Erdelyi, Buschke y Finkelstein (1976) lograron demostrar que a traves de estimulos verbales es posible generar niveles de hipermnesia de recuerdo libre, similares a los generados por los estimulos pictoricos. Estos investigadores disenaron una serie de estimulos verbales denominados por ellos "estimulos socraticos" (por alusion al metodo socratico de ensenanza mediante preguntas) y utilizaron tres grupos en sus experimentos: el primero de ellos observo una lista de palabras y el segundo su representacion pictorica (i.e. imagenes), en tanto que al tercer grupo se le proporcionaron los estimulos socraticos, consistentes en una serie de breves acertijos cuya resolucion era la lista de palabras del primer grupo. Por ejemplo, este observo la palabra bate, el segundo grupo la imagen de un bate de beisbol, y al tercero se le proporciono el siguiente estimulo socratico: "Es un objeto largo de madera y lo utilizan los beisbolistas para pegarle a la pelota, ?que es?". Sus resultados mostraron que el grupo de estimulos socraticos tuvo una tendencia de recuerdo similar a la del grupo de imagenes, no encontrandose diferencias estadisticamente significativas entre estos en el quinto y ultimo ensayo de recuerdo. Al respecto de estos resultados Popkin y Small (1979) senalan lo siguiente: "De hecho, las imagenes generadas podrian muy bien ser interactivas, involucrando no solo el objeto en si mismo (e.g. bate) sino ademas incorporando la pelota o el jugador de beisbol. Por lo tanto, los resultados de Erdelyi et al. (1976) no resuelven el rol de la imagineria en la hipermnesia" (p. 379.). Como senalan estos autores, los estimulos socraticos, ademas de promover una serie de imagenes mentales, generan tambien procesos que ellos denominan "interactivos", los que, dicho de otro modo, podrian referirse a memorias de experiencias sensoriales que se han tenido con esos conceptos en el pasado (Varela, 1988). En otras palabras, una de las caracteristicas de los estimulos socraticos, a diferencia de los otros tipos de estimulos empleados en hipermnesia, es que resaltan ciertas caracteristicas de accion, manipulacion o interaccion de los mismos (4). Los estimulos disenados para esta investigacion fueron muy similares a los socraticos debido al hecho de que se solicitaba a los participantes que los generaran a partir de una serie de descripciones o instrucciones verbales en las que se enfatizan ciertos factores de manipulacion, como mover, rotar o incrustar algunas figuras geometricas dentro de otras.

En concreto, la transformacion de los estimulos que sugieren Erdelyi y Stein (1981), Payne y Roediger (1987), Otani y Hodge (1991) y Kazen y Solis (1999), misma que es crucial para generar hipermnesia de reconocimiento, podria estar justificada por el hecho de que promueve factores de interaccion corporizada, como el caso, por ejemplo, de la rotacion en este experimento. Se posee el concepto de rotacion debido a la interaccion en el pasado con objetos que requieren este tipo de manipulacion (e. g. el pomo de la puerta, las llaves de un lavabo, la tapa de un recipiente, etc.). Pero la adquisicion o el arraigo del mismo no fue un proceso simbolico sino corporizado a traves de la accion.

Otra clase de estudios que podrian contribuir a la hipotesis corporizada de la hipermnesia son las investigaciones sobre los incrementos o las mejoras en el desempeno motriz. Ballard (1913) senala muchas investigaciones que muestran que luego de un periodo de entrenamiento o de practica en alguna actividad motora (bailar, nadar, patinar, mecanografiar, etc.), seguida de un periodo de descanso que podia durar semanas, se observaban mejoras en el desempeno cuando nuevamente se evaluaba la ejecucion. Por ejemplo, Woodworth y Schlosberg (1954) citan un experimento en el cual se utiliza la tarea del rotor de busqueda, misma que se lleva a cabo a traves de un aparato que hace girar un disco a una velocidad regulada por el experimentador. Aquel contiene un punto rojo que los participantes deben "perseguir" y presionar con un estilete; se considera mejor su ejecucion en esta tarea entre mas tiempo mantengan presionada la punta del estilete en el punto rojo. Woodworth y Schlosberg (1954) senalan que los participantes en este experimento, tras 8 minutos de practica, solo habian podido mantener presionado ese punto alrededor de 19% del tiempo; sin embargo, luego de dos minutos de descanso, se observaba una mejora en su desempeno de presionar el punto rojo, llegando a alcanzar hasta 50% del tiempo.

Por otro lado, a principios del siglo xx comenzaron los primeros estudios sobre hipermnesia; no obstante, muchos investigadores fracasaron en el intento de encontrar incrementos en la memoria tratandose de estimulos verbales, pero no asi en la memoria de tipo procedimental o motora. Por ejemplo, Holvand y Kurtz (1951) senalan que "se deben llevar a cabo experimentos realmente cruciales para demostrar que la reminiscencia [hipermnesia] es un fenomeno genuino del aprendizaje y no solo del desempeno".

Por otro lado, Erdelyi (1996), Kazen y Solis (1999) y Bergstein y Erdelyi (2008) insisten en la necesidad de hacer mas ecologicas o apegadas a las condiciones del mundo real las investigaciones sobre hipermnesia. Por ejemplo, Bergstein y Erdelyi (2008) apuntan:
   Cuanto mas los estimulos y los procesos dupliquen
   las condiciones del mundo real, mayor
   sera la probabilidad que tengamos para obtener
   efectos de hipermnesia. En el recuerdo,
   estimulos de la vida real--imagenes, poemas,
   historias interesantes--producen hipermnesia.
   En el reconocimiento, pruebas de la vida real
   -transformaciones parciales o totales de los estimulos
   originales--producen hipermnesia de
   reconocimiento. Por lo tanto, los estimulos y las
   pruebas son cruciales para la hipermnesia, y entre
   mas cerca esten del mundo real habra mayor
   probabilidad de observar hipermnesia" (p. 12).


Desde la perspectiva de la cognicion corporizada, estas condiciones de aprendizaje y memoria estan claramente mediadas por nuestra interaccion ciclica del cuerpo y el ambiente (Varela, 1988).

En conclusion, la razon por la cual muchas investigaciones han encontrado hipermnesia utilizando imagenes mentales no se debe al simple hecho de formar una representacion pictorica mental de un estimulo, ni tampoco al simple cambio de formato de los estimulos de la fase de aprendizaje a la de prueba. Son las simulaciones mentales corporizadas o experiencias sensoriales y motrices las que se reactivan y recrean durante los procesos de memoria de las personas. Las tareas experimentales--ya sean imaginativas, semanticas o de cualquier otro tipo--que fomenten estos procesos, muy probablemente encontraran hipermnesia de recuerdo libre o de reconocimiento.

REFERENCIAS

Anderson, J.R. y Bower, G.H. (1973). Human associative memory. Washington: Winston & Sons.

Ballard, P.B. (1913). Oblivescence and reminiscence. British Journal of Psychology (Monograph Supplements), 7(2), Preface-82.

Barsalou, L.W. (1999). Perceptual symbol systems. Behavioral and Brain Sciences, 22, 577-609.

Barsalou, L.W. (2003). Situated simulation in the human conceptual system. Language andCognitive Processes, 18, 513-562.

Belmore, S.M. (1981). Imagery and semantic elaboration in hypermnesia for words. Journal of Experimental Psychology: Human Learning and Memory, 7, 191-203.

Bergstein, J. y Erdelyi, M. (2008). Recognition hypermnesia: How to get it. Memory, 17, 689-702.

Collins, A.M. y Loftus, E.F. (1975). A spreading activation theory of semantic processing. Psychological Review, 82, 407-428.

Cuevas R., L.F. (2010a). Hipermnesia y reminiscencia: dos fenomenos de recuperacion incremental de informacion de la memoria. Suma Psicologica, 17(2), 135-150.

Cuevas R., L.F. (2010b). Recuerdo hipermnesico a traves de pruebas repetidas usando imagenes mentales y acertijos socraticos. Ensenanza eInvestigacion en Psicologia, 15(2), 403-416.

De Vega, M. (1984). Introduccion a la psicologia cognitiva. Madrid: Alianza Editorial.

Erdelyi, M.H. (1996). The recovery of unconscious memories: Hypermnesia and reminiscence. Chicago, IL: University of Chicago Press.

Erdelyi, M.H. y Becker, J. (1974). Hypermnesia for pictures: Incremental memory for pictures but not for words in multiple recall trials. Cognitive Psychology, 6, 159-171.

Erdelyi, M.H. y Stein, J.B. (1981). Recognition hypermnesia: The growth of recognition memory over time with repeated testing. Cognition, 9, 23-33.

Erdelyi, M.H., Buschke, H. y Finkelstein, S. (1976). Hypermnesia for socratic stimulli: The growth of recall for internally generated memory list abstracted from a series of riddles. Memory and Cognition, 5, 283-286.

Groninger, L.D. y Murray, K.N. (2004). Reminiscence, forgetting, and hypermnesia using face-name learning: Isolating the effects using recall and recognition memory measures. Memory, 12, 351-365.

Harnad, S. (1990). The symbol grounding problem. Physica D, 42, 335-346.

Homa, D. y Viera, C. (1988). Long-term memory for pictures under conditions of thematically related foils. Memory and Cognition, 16, 411-421.

Hovland, C.I. y Kurtz, K.H. (1951). Experimental studies in rote-learning theory: ix. Influence of work-decrement factors on verbal learning. Journal of Experimental Psychology, 42(4), Oct., 265-272.

James, W. (1890). Theprinciples of psychology. New York, NY: Henry Holt & Co.

Kazen, M. y Solis M., V.M. (1999). Recognition hypermnesia with repeated trials: initial evidence for the alternative retrieval pathways hypothesis. British Journal of Psychology, 90, 405-424.

Kintsch, W. (1970). Memory and cognition. New York: Wiley & Sons.

Latour, M.A. y Stuart, J.M. (1994). Effects of type of input and type of processing on recall hypermnesia. Canadian Journal of Experimental Psychology, 48, 451-459.

Otani, H. y Hodge, M.H. (1991). Does hypermnesia occur in recognition and cued recall? American Journal of Psychology, 104, 101-116.

Otani, H. y Stimson, M.J. (1994). A further attempt to demonstrate hypermnesia in recognition. The Psychological Record, 44, 25-34.

Otani, H., Kato, K., von Glahn, N.R., Nelson, M.E., Widner, R.L. y Goernert, P.N. (2008). Hypermnesia: A further examination of age differences between young and older adults. The British Psychological Society, 99, 265-278.

Payne, D.G. (1987). Hypermnesia and reminiscence in recall: a historical and empirical review. Psychological Bulletin, 101, 5-27.

Payne, D.G. y Roediger, H.L. III (1987). Hypermnesia occurs in recall but not in recognition. American Journal of Psychology, 100, 145-165.

Popkin, SJ. y Small, M.Y. (1979). Hypermnesia and the role of imagery. Bulletin of the Psychonomic Society, 13, 378-380.

Pylyshyn, Z.W. (1973). What the mind's eye tells the mind's brain: A critique of mental imagery. Psychological Bulletin, 80, 1-24.

Rodriguez R., D.F. (2012). Analisis de la cognicion corporizada desde la perspectiva de la filosofia. Tesis inedita de maestria. Cuernavaca, Mor. (Mexico): Universidad Autonoma del Estado de Morelos.

Roediger, H.L. III, Payne, D.G., Gillespie, G.L. y Lean, D.S. (1982). Hypermnesia as determined by level of recall. Journal of Verbal Learning and Verbal Behavior, 21, 635-655.

Solis M., V.M. (1998). Hypermnesia and fluctuations in the memory trace. Unpublished doctoral dissertation. Oxford, UK: Oxford University.

Thomas, N.J.T (1999). Imagination. En C. Eliasmith (Ed.): Dictionary of Philosophy of Mind. Disponible en linea: http://www.artsci.wustl.edu/~philos/MindDict/imagination.html (Recuperado el 10 de febrero de 2013).

Tulving, E. y Thomson, D.M. (1973). Coding specificity and retrieval processes in episodic memory. Psychological Review, 80(5), 352-373.

Varela, FJ. (1988). Conocer. Las ciencias cognitivas: tendencias y perspectivas. Barcelona: Gedisa.

Varela, F.J., Thompson, E. y Rosh, E. (1992). De cuerpo presente. Barcelona: Gedisa.

Wilson, M. (2002). Six views of embodied cognition. Psychonomic Bulletin and Review, 9, 625-636.

Woodworth, R.S. y Schlosberg, H. (1954). Experimental Psychology. New York: Holt, Rinehart & Winston.

Luis Fernando Cuevas Remigio

Universidad Autonoma del Estado de Morelos1

(1) Programa de Posgrado en Ciencias Cognitivas, Facultad de Humanidades, Av. Universidad 1001, Col. Chamilpa, 62210 Cuernavaca, Mor., Mexico, tel. (777)329-70-00, correo electronico: luisfemandocuevas@hotmaiLcoiri.

(2) Para una revision del tema, veanse Cuevas (2010a), Otani et al. (2008) y Payne (1987).

(3) La formula simplificada indicaria, [MATHEMATICAL EXPRESSION NOT REPRODUCIBLE IN ASCII]

(4) Para una lista completa de estimulos socraticos, vease Cuevas (2010b).
Tabla 1. Media y desviacion estandar de aciertos, falsas
alarmas e indices de discriminacion obtenidos en dos
ensayos de reconocimiento (R1 y R2).

Media   R1                        R2

        Aciertos   F.A.   I.D.    Aciertos   F.A.   I.D.

D.E.     13.69     6.88   0.499    15.04     5.65   0.618
          2.86     2.57   0.233     2.91     3.14   0.256
COPYRIGHT 2015 Consejo Nacional para el Ensenanza e Investigacion en Psicologia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cuevas Remigio, Luis Fernando
Publication:Ensenanza e Investigacion en Psicologia
Date:May 1, 2015
Words:6459
Previous Article:Contrastacion de un modelo de ciberconsumo.
Next Article:Bullying a la verdad.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters