Printer Friendly

Hace un millon de anos. Gran Bretana, 1966.

Hace un Millon de Anos. Gran Bretana, 1966. One Million Years B. C. Director: Don Chaffey. Productor: Michael Carreras. Produccion: Hammer Films. Guion: Michael Carreras. Fotografia: Wilkie Cooper. Musica: Mario Nascimbene. Interpretes: Raquel Welch (Loana), John Richardson (Tumak), Robert Brown (Akhoba), Percy Herbert (Sakana), Martine Beswick (Nupondi).

?Por que el cine sobre la prehistoria no recrea el paisaje del periodo que pretende evocar?

Los paisajes desertificados y rocosos que se recrean en gran parte de estos films, son uno de los estereotipos mas difundidos por el cine de ficcion prehistorica, desde sus origenes (La vida del hombre primitivo, Brute force, David W. Griffith, 1914), hasta la actualidad (Los Croods: una aventura prehistorica, The Croods, C. Sanders y K. DeMicco, 2013). Mas alla del archiconocido bikini de Raquel Wells o la escandalosa convivencia de dinosaurios y humanos, Hace un millon de anos (One Million Years, Don Chaffey, 1966) es una pelicula clave para entender los diversos elementos que conforman el imaginario prehistorico y necesita ser revisada desde otras perspectivas.

Echamos en falta una comparacion historica entre la version original de 1940 y el presente remake elaborado tras la Segunda Guerra Mundial. En esta version inglesa (1966) de las aventuras de Tumak y Loana, el paisaje, formal e ideologicamente reproducido de la version norteamericana, adquiere una nueva trascendencia, color y textura, que envuelve a los protagonistas en un mismo tono afectivo (Morin 2001: 69) y crea distintos tipos de paisajes simbolicos que estructuran la obra de principio a fin.

La pelicula fue rodada en las islas Canarias, en concreto en el Parque Nacional del Teide (Tenerife) y Timanfaya (Lanzarote), que proporcionan un entorno desertico, pedregoso y, sobre todo, volcanico (Sanchis y Morales 2002: 62).

El paisaje inicia el preambulo del film que contiene los creditos y dura aproximadamente cuatro minutos. De la oscuridad y el silencio surgen los primeros sonidos de la naturaleza (el rayo, el viento y la lluvia) y una voz en off masculina (que en la version castellana tiene entonacion divina) nos advierte que el mundo acaba de empezar. La camara atraviesa una debil capa de niebla blanca y roja, mientras el sonido aumenta y una bola de fuego centrifuga estalla en una especie de Big Bang. Entre la lava y el fuego, surge la tierra, o mas bien, la dura roca, que con la musica epica de Mario Nascimbene, da comienzo a los titulos de credito.

La primera parte de la pelicula comienza con un lento amanecer sobre un paisaje desierto que representa el despertar de la humanidad y da pie a otros cuatro planos de un entorno abrupto, intransitable y hostil en el que se enmarca la historia de la tribu de Tumak. Una escena de caza presenta una trama de corte Shakesperiano, el cruel jefe de la tribu de las rocas Akhoba y sus dos hijos (Sakana y Tumak), que se odian a muerte, son tambien una version hibrida de Cain y Abel. Durante la caza Tumak mata a un jabali con las manos y le arranca el colmillo (?especie de cetro prehistorico?), que luego ofrece a la bella Nupondi, con la que los dos hermanos forman un primer triangulo amoroso. La cueva donde vive la cruel tribu de las rocas es un entorno maldito, nocturno, con lluvia, rayos azulados y truenos, muy al estilo de las peliculas de terror de la Hammer. Esta primera parte termina con la pelea del padre con el hijo y la expulsion del heroe que cae por un barranco.

La parte central de Hace un millon de anos, y el hilo conductor del argumento, es el viaje de Tumak en busca de la tierra fertil. El heroe, que sobrevive milagrosamente a la caida del barranco, despierta con un primer plano del rostro. Ya es de dia, el paisaje cambia, frente a el tiene una mision, que la musica solemne senala bien, el desierto pedregoso poblado de demonios con forma de dinosaurios animados por la genial mano de Ray Harryhausen. El desheredado busca refugio en una sima donde hay un pequeno lago y un arbol alegorico de cuyos frutos comen unos hombres-mono que viven en un paraiso maldito. Al salir Tumak se hiere y sangra, quizas en el plano mas inteligente de la pelicula, se mira las manos ensangrentadas, es la sangre derramada, simbolo del sacrificio (Cirlot, 1982: 399). A continuacion tiene que cruzar el desierto, como otros tantos profetas y peregrinos, y antes de caer desmayado, consigue llegar al mar.

Otro entorno, la playa, sirve para presentar a Loana. Un primer plano de sus piernas bajo la espuma del mar (ella se agacha para entrar en el plano), el collar de conchas que porta en el cuello y la caracola (?especie de aerofono que recuerda a la figurilla paleolitica de Lausell?), hacen de este personaje un simbolo de Venus. Tumak es rescatado y conducido a la cueva donde vive la tribu compasiva de las conchas. El paisaje que define este grupo ario de rubios angelicales es un mini-eden, con un lago, arboles, plantas e incluso una catarata. La cueva de la tribu de Loana, en donde se desarrollan toda clase de actividades, ofrece un contraste facil con la de Tumak. Mientras el heroe se recupera, se intercalan en montaje paralelo dos escenas importantes de la tribu de las rocas. En la primera el jefe Akoba persiguiendo una cabra demoniaca con cuatro cuernos, cae por un barranco y Sakana se hace jefe del grupo. La segunda es la del baile de Nupondi, danza que, mutilada por la censura, es clave para entender el papel de la mujer lasciva. Mientras, en el mundo de Loana, la mujer piadosa, Tumak aprende entre otras cosas a reir. Se forma aqui un segundo triangulo amoroso entre Ahot, Tumak y Loana que acabara con la expulsion del heroe, esta vez acompanado por la chica.

Tumak decide regresar a su tribu (regreso del exilio) y en este entorno de roca y desierto Loana va siempre detras. La pareja entra en la sima de los hombres-mono de los que se esconden subiendose al arbol, convirtiendose en Adan y Eva. La musica romantica de coral femenina, que ya venia amenazando con unir a los dos personajes, se hace ahora patente. Al salir de la sima, en una de las imagenes mas impactantes de la pelicula (y con mayor dosis de machismo que cualquier bikini exuberante), Loana en su rol de Eva arrepentida, agarra del brazo a Tumak -el brazo simboliza la fuerza de la que depende la debil hembra-mientras llora por sus pecados, por el pecado original de la primera mujer.

Finalmente la pareja llega a la tribu de las rocas, donde Nupondi, en su papel de mujer demoniaca, intenta matar a Loana con un cuerno de cabra. Pero la rubia vence y le perdona la vida, Loana ensena la generosidad, la compasion y tambien la risa. En una escena en el Lago Verde, mientras se bana, es raptada por un pterodactilo. Se precipitan los acontecimientos de una manera brusca y confusa. Tumak busca a Loana y la cree muerta, pero ella ha escapado y se dirige a su tribu mientras el hermano malvado de Tumak decide atacar su propio poblado. Se produce el esperado enfrentamiento entre hermanos, cuando el destino, en forma de designio divino, interviene. El volcan estalla y la tierra se abre tragandose a los pecadores como Nupondi.

El paisaje final, en blanco y negro, es desolador. Tumak lidera un nuevo grupo, mezcla de las dos tribus, y camina hacia el horizonte, en busca de una nueva tierra.

Hace un millon de anos no es una pelicula extraordinaria, pero su valor como documento para el analisis del imaginario prehistorico no tiene parangon. Uno de los estereotipos de esta prehistoria de ficcion que se observa en la pelicula es el paisaje. Existe un paisaje preponderante de desierto pedregoso, heredado de las primeras producciones norteamericanas. Este paisaje-tipo de desierto con rocas es muy semejante al de los films del oeste (Foucher 1977) y parece ser un intento de relacionar la prehistoria con la idea de conquista de un territorio salvaje, virgen, abiotico, que recuerda el salvaje oeste americano. Ademas existen a su vez paisajes secundarios: el paisaje de los creditos, que evoca de forma confusa la noche, el silencio, el eter, las nubes, la niebla, el viento, la lluvia, el trueno y el fuego, que sugiere de manera concisa, un periodo de tiempo fuera de lo material y humano. El paisaje maldito con truenos, rayos y terremotos que ocupa la primera parte del film y acompana la cueva de la tribu de las rocas. El paisaje edenico que se contrapone al anterior y es un decorado de plantas exoticas como el Tajinaste rojo (Echium wildpretii), que crece en condiciones climaticas distintas. La sima de los hombres-mono con un arbol compuesto por un tronco multiple, aciculas largas y berenjenas, en vez de manzanas, como fruto prohibido, alegoria siniestra, o incluso ironica, del Arbol de la Vida. El desierto de sol que es un entorno simbolico plagado de tentaciones y criaturas demoniacas de tamano gigante o en forma de dinosaurios. La playa por la que corren esas Venus rubias sonrientes rodeadas de peces. Y el volcan, que encuentra un curioso antecedente iconico (1874) en la pintura de Gustave Richond (Loizeau 2003: 50), el peplum biblico y el catastrofismo geologico decimononico que el cine ha mantenido vivo en el imaginario publico en forma de catastrofes naturales (volcanes o terremotos) de indole providencial-divina.

Existen por lo tanto varios tipos de paisaje que articulan la narracion y son la sena de identidad del mundo prehistorico. Este paisaje, ya sean decorados o exteriores naturales, siempre se construye, mediante la seleccion de planos, la musica, los sonidos e incluso el discurso diegetico. En una pelicula en la que casi no existen dialogos y la actuacion de los protagonistas es lamentable, el paisaje se convierte en un personaje que interpreta distintos papeles segun las escenas.

Incluso Tumak busca un paisaje, es el principe desheredado que vuelve para gobernar una nueva humanidad formada por dos grupos antagonicos en busca de una nueva tierra, es Cain errante, pero tambien Cristo, Moises, Hercules luchando contra el jabali de Erimanto, es en definitiva un hibrido cultural, un heroe popular polimorfico en busca del paisaje perdido que el cine nunca reconstruira porque no existe, jamas existio.

Hemos comenzado preguntandonos porque el cine sobre la prehistoria no recrea el paisaje del periodo que pretende evocar. Hace un millon de anos es un gran ejemplo de como "pese a la cantidad de conocimientos que se tienen desde hace tiempo sobre aspectos ambientales y paisajisticos prehistoricos" (Sanchis y Morales 2002: 59), su representacion filmica responde mas bien a un "imaginario geografico colectivo" (Gamir y Valdes 2007: 159) establecido por las productoras norteamericanas, que han convertido la Edad del Hielo en un desierto, en un paisaje mitico del Oeste americano, en un lugar atemporal y vacio lleno de monstruos -o indios- contra los que hay que luchar en busca de un sueno que nunca llegara, sino es en forma de pesadilla.

Alberto LOMBO MONTANES

Universidad de Zaragoza. Facultad de Filosofia y Letras. Area de Prehistoria.

albertolommon@hotmail.com

Marta ALCOLEA GARCIA

Universidad de Zaragoza. Facultad de Filosofia y Letras. Area de Prehistoria.

malcolea@unizar.es

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

CASAS, Q. (1997): Hace un millon de anos de Don Chaffey. Dirigidopor ..., 259: 50-51.

CIRLOT, E. (1982): Diccionario de simbolos. Labor, Barcelona.

FOUCHER, M. (1977): Du desert, paysage du western. Herodote, 7: 130-147.

GAMIR ORUETA, A. y VALDES, C. M. (2007): Cine y geografia: espacio geografico, paisaje y territorio en las producciones cinematograficas. Boletin de laA.G.E., 45: 157-190.

LOIZEAU, S. (2003): Falsificaciones e interpretaciones. Venus y Cain. Nacimiento y tribulaciones de la Prehistoria en el siglo XIX. Ministerio de Educacion, Cultura y Deporte, Madrid: 50-53.

MORIN, E. (2001): El cine o el hombre imaginario. Paidos, Barcelona.

SANCHIS SERRA, A. y MORALES PEREZ, J. V. (2012): Paisaje y fauna: de la arqueologia a la pantalla. En Prehistoria y cine (P. Jardon, C. Perez y B. Soler, eds.). Museu de Prehistoria de Valencia, Valencia: 56-68.
COPYRIGHT 2016 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Lombo Montanes, Alberto; Alcolea Garcia, Marta
Publication:Complutum
Date:Jan 1, 2016
Words:2189
Previous Article:Las narrativas en torno a lo iberico en los museos y yacimientos arqueologicos valencianos: de los discursos oficiales a las percepciones sociales.
Next Article:De Beaune, S. A. (2016): Qu'est-ce que la Prehistoire?

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters