Printer Friendly

Gonzalo Aranda, Daniel.

Gonzalo ARANDA, Daniel. Comentarios a la nueva Biblia de Jerusalen, Desclee de Brouwer, Bilbao 2006, 180 pp., 15 x 21, ISBN 84-330-2075-7.

Siguiendo el plan previsto de la Coleccion de Comentarios de la Nueva Biblia de Jerusalen, el libro consta de tres partes: Introduccion, Comentario y Bibliografia basica.

La Introduccion es amplia, 30 paginas, y aborda los temas basicos para comprender el libro de Daniel: nombre, texto y versiones, contenido, aspectos literarios, composicion, perspectivas teologicas y lectura cristiana. Esta escrita con sencillez y claridad de modo que, sin eludir los aspectos mas vidriosos de la exegesis, hace hincapie en todo lo que es pacificamente aceptado. Cabe destacar el apartado sobre texto y versiones porque en muy pocas palabras y con lenguaje pedagogico contiene los datos suficientes sobre las dos lenguas usadas en el texto masoretico, hebrea y aramea, mas las adiciones griegas de la version de los LXX y de la de Teodocion. Tambien cabe destacar el apartado sobre perspectivas teologicas que desarrolla los elementos doctrinales que vertebran el libro de Daniel: los designios divinos, la teologia de la historia y, como tema central, los reinos y el Reino de Dios. Tanto la introduccion como el comentario contienen oportunas alusiones a textos extrabiblicos de la literatura apocaliptica que ayudan sobremanera a interpretar y valorar el libro de Daniel.

El comentario esta dividido en doce capitulos, los nueve primeros corresponden a los mismos de Daniel, y los tres ultimos siguen mas bien un orden tematico, de modo que el cap. 10 sobre <<la gran vision>> trata Dn 10-12, el cap. 11 comenta el episodio de Susana (13,1-64) y el cap. 12 el de Bel y el Dragon (14,1-42). Cada capitulo contiene el texto castellano, una cuidada critica textual y el comentario propiamente dicho. Es llamativa la seccion dedicada a la critica textual por lo que tiene de exhaustiva y de ilustrativa; recoge con todo detalle las variantes, adiciones y omisiones de la version griega de los LXX y de la de Teodocion, ya que como se habia senalado en la Introduccion (p. 11), son dos traducciones independientes que difieren notablemente entre si tanto por el vocabulario como por el estilo. La critica textual enriquece el comentario que, estando al alcance de un lector poco versado, tiene caracteristicas cientificas de mucho interes.

El comentario de cada pericopa resulta novedoso y enriquecedor, porque no se limita a explicar el texto en si mismo, sino que lo enriquece con constantes alusiones a los libros de la Biblia, con frecuentes comparaciones con escritos de la literatura apocaliptica judia y con indicaciones de la recepcion del libro entre los judios y, de modo especial, en el Nuevo Testamento. Es ilustrativo, como ejemplo, el comentario a Dn 7,9-17 que contiene la vision en que aparece el <<Hijo de hombre>>. Para explicar la escena del anciano, Aranda recoge una cita del Libro de los suenos que describe tambien el juicio divino. Para dar la importancia que tienen los <<tronos>>, acude a los salmos y subraya que alli eran tronos de gloria, aqui son de juicio como lo seran mas tarde en el NT. Para aclarar la simbologia de <<abrir los libros>> remite al libro de Jubileos, donde esa expresion indica la certeza del juicio. Finalmente comenta con detenimiento la figura del <<hijo de hombre>> y senala los puntos siguientes: no es una mera figura humana, ni es un angel; representa a Israel, siguiendo la idea persa de que cada pueblo tiene su ser superior protector. Aun teniendo sentido colectivo, el autor sagrado no distingue entre reyes y reinos y, por ende, la literatura judia posterior ha identificado a este hijo de hombre con el <<Elegido de Dios>> (asi el Libro de las Parabolas) y, en los Evangelios, Jesus se denomina a si mismo Hijo de hombre, dando a este titulo nuevas connotaciones.

La bibliografia basica es breve porque se ha limitado unicamente a lo publicado en espanol en los ultimos 25 anos. La edicion esta cuidada y unicamente esta empanada por una errata de imprenta entre dos letras hebreas, el aleph y el shin hebreos. Por ejemplo, en la seccion de critica textual de 1,4, en vez de 'aramit esta escrito 'srsmit. Esta confusion es facil de corregir en posteriores ediciones porque se repite identica a lo largo del libro y, por otra parte, cualquier lector avezado sabe subsanarla.

En conclusion, es un comentario que colma las expectativas de un lector culto, tanto por el estilo llano con que esta escrito, como por la erudicion y manejo de la bibliografia de la epoca. Sin perder de vista el caracter divulgativo de la coleccion, contiene datos muy interesantes que la revalorizan de modo extraordinario.

Santiago Ausin
COPYRIGHT 2007 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2007 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ausin, Santiago
Publication:Scripta Theologica
Article Type:Resena de libro
Date:Sep 1, 2007
Words:860
Previous Article:Francesc Ramis Darder, Isaias 1-39.
Next Article:Julio Fernandez Ortiz, Introduccion al estudio de los Evangelios.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |