Printer Friendly

Gobernados por las deudas. El caso de los jovenes adultos deudores de los creditos Corfo de Santiago de Chile.

Introduccion

Ser el o la primera profesional de la familia en Chile no solo representa un orgullo para los padres, sino que tambien para muchos es el reflejo de una sociedad que se dice mas democratica, en tanto el aumento sostenido de las expectativas de acceso de los jovenes a la educacion universitaria es un simbolo de apertura del sistema de educacion superior chileno a segmentos de la poblacion que antiguamente se encontraban excluidos de este nivel educativo (Castillo y Cabezas, 2010). Las cifras en ese sentido son elocuentes. Si en 1990 la matricula en establecimientos de educacion superior era de poco mas de doscientas mil personas, para el ano 2016 esta cifra habia ascendido a mas de un millon cien mil personas (SIES, 2016). El acceso a la educacion superior se valora, a su vez, por la capacidad de mejorar las oportunidades de los individuos en el mercado laboral y, por ende, de mejorar las remuneraciones futuras. En efecto, frases como "la educacion es la gran palanca para la movilidad social" son frecuentes, tanto en los discursos publicos como en los mensajes movilizados en el espacio publico por las universidades chilenas. Segun la evidencia recogida por Simburger (2013), la gran mayoria de universidades chilenas, utilizan agresivas estrategias de publicidad para vehiculizar el mensaje de que la educacion superior mejora los ingresos y la empleabilidad futura de los individuos, presentandose mas como universidades de emprendimiento individual que como espacios de ensenanza.

En efecto, diversos estudios han mostrado que las expectativas que los chilenos depositan en la educacion social son muy altas (Araujo y Martuccelli, 2014; Perez-Roa, 2014; Guzman, Barozet, Mendez, 2017). Para muchos, "la educacion permite salir de la pobreza, ascender social y ocupacionalmente, acceder a la cultura para ser tratado igual, acortar las distancias sociales y establecer vinculos con personas de otros grupos" (Guzman, Barozet. Mendez, 2017, p. 100).

Ahora bien, ?es que las expectativas puestas en la educacion se cumplen independientemente de los medios que los jovenes utilicen para financiar su proyecto educativo? Esta pregunta cobra particular relevancia en el caso chileno dado los elevados costos economicos de la educacion superior que fueron sobrellevados antes de la implementation de la gratuidad el ano 2015 (2) por los jovenes y sus familias (Meller, 2011). De esta manera, para la mayoria de los jovenes de clases medias y bajas el endeudamiento fue la principal estrategia de financiamiento de la educacion superior (Meller, 2011; Urzua, 2011). Los creditos Corfo, modalidad de credito que exploramos en este trabajo, fueron, en efecto, los primeros creditos bancarios creados por el Estado para financiar proyectos educativos.

Entendiendo la importancia que tiene el explorar las politicas de financiamiento del acceso a la educacion superior por la via del endeudamiento, en este articulo proponemos una reflexion inspirada en los aportes de los estudios sobre la "gubernamentalidad" sobre el caso de los deudores de la Corfo de pregrado. En terminos generales, los estudios de la "gubernamentalidad" o governamentality studies proponen un analisis del neoliberalismo como una forma especifica de pensamiento contemporaneo que ha influenciado profundamente en la forma de pensar en la accion del Estado y sus modos de gobernanza. Este enfoque sostiene que el neoliberalismo mas que favorecer la retirada del Estado a favor del mercado, favorece un modo de intervencionismo en los individuos aun mas eficiente: son productores de ciudadanos-clientes quienes se autoperciben como individuos habilitados para mejorar sus vidas a traves de sus decisiones individuales responsables e informadas en tanto consumidores de servicios y otros bienes (Schild, 2010). En este sentido, las "tecnicas de gubernamentalidad" se caracterizan principalmente por transferir la responsabilidad del Estado relativa a los riesgos sociales al individuo (Lemke, 2001) y por producir una "subjetividad" que responsabiliza al individuo de sus actos y sus destinos (Luxton, 2010).

En ese sentido, el presente articulo sostiene que el sistema de financiamiento de la Corfo para el acceso a la universidad puede comprenderse como una "tecnica de gubernamentalidad", en tanto que es una politica publica de financiacion del acceso a la universidad que no solo es un resultado de los cambios en la estructura economica chilena, sino tambien un intento gubernamental deliberado de crear consumidores atractivos para los nuevos mercados creados (Gonzalez, 2017).

Nuestro argumento plantea que este proceso de subjetivizacion es observable especificamente en tres elementos de este sistema de financiamiento universitario: en primer lugar, en los enclaves bancarios que este modelo de sistema de credito creo para resguardar los riesgos financieros de transformar a "sujetos pobres" en "sujetos financieros". En segundo lugar, por las consecuencias de sumision a un endeudamiento tentacular que este instrumento crediticio provoco al exigir anualmente avales o codeudores solidarios y, en tercer lugar, por los altos costos economicos y personales que implica para los deudores tener que responder a sus compromisos financieros mes tras mes.

Para desarrollar con mas detalle este argumento, el articulo se divide en dos secciones. En la primera parte, presentaremos a grandes rasgos las principales caracteristicas del sistema de financiamiento universitario en Chile en general y del sistema de creditos de la Corfo en particular. En este apartado se presentara ademas el encuadre metodologico que le dio origen a los datos empiricos que utilizaremos para este analisis. En la segunda parte, profundizaremos en aquellos elementos que nos permiten analizar los creditos Corfo como una tecnica de "gubernamentalidad"; a saber: los enclaves financieros del credito y la construccion de un sujeto financiero; las practicas tentaculares de sumision y el rol de los avales y el disciplinamiento del profesional-deudor. El articulo concluye con una sintesis del argumento expuesto y con algunas reflexiones sobre la necesidad de desarrollar una agenda de investigacion sobre los procesos de endeudamiento y las relaciones financieras en Trabajo Social.

1. El endeudamiento como sistema de financiamiento de la educacion superior y el sistema de financiamiento universitario Corfo de pregrado

El sistema de financiamiento de la educacion superior en Chile tiene su origen en las grandes reformas impulsadas durante el gobierno militar, en el ano 1981. Dicha reforma autorizo la creacion de universidades privadas y de instituciones no universitarias - centros de formacion tecnica e institutos profesionales- y rediseno la estructura de financiamiento de las universidades, a traves de la creacion de dos instrumentos: un aporte fiscal directo (AFD), que funcionaba como un aporte base para las universidades publicas y privadas tradicionales, y un aporte fiscal indirecto o (AFI), que se introducia a modo de incentivo y que se repartia entre las instituciones de educacion superior en proporcion a la cantidad de alumnos de primer ano matriculados y a sus respectivos puntaje en la prueba de seleccion de ingreso a la Universidad. Asi, las universidades publicas y privadas existentes fueron impulsadas a recuperar parte de los costos de operacion por medio del cobro de aranceles, creandose a su vez un fondo de ayudas estudiantiles -conocido hoy como Fondo Solidario de Credito Universitario-para asistir a aquellos estudiantes que no pudieran pagar. Las nuevas universidades privadas, por el contrario, debian financiarse integramente por medio de los aranceles que cobrarian, sin que sus estudiantes contaran con acceso a creditos o ayudas estatales (Bernasconi y Rojas 2003, pp. 21-23). Para garantizar el acceso a la educacion superior los gobiernos han desarrollado, a partir de 1981, un sistema de ayudas estudiantiles basado en creditos y becas. Este sistema, segun las cifras del 2014, represento el 52 por ciento del total de los matriculados, del cual el 60 por ciento lo hacia mediante creditos (SIES, 2014).

Los creditos de pregrado de la Corfo pregrado--modalidad de credito foco de nuestro interes--fueron el primer sistema de creditos para financiar proyectos en universidades no pertenecientes al Consejo de Rectores (3). Creados en el ano 1997 durante el gobierno de Eduardo Frei, se mantuvieron en vigencia hasta comienzos del 2012. Se trataba de un credito administrado por los bancos comerciales a partir de fondos provistos y garantizados por el Estado, mediante la Cooperacion de Fomento de la Produccion (Corfo). En la practica funcionaba como dos programas distintos, el credito Corfo y el Subsidio Contingente Pregrado (Suco Pregrado). El primero consistia en prestamos con baja tasa de interes que la Corfo entregaba a las entidades financieras, con el proposito de que estas otorgaran creditos a los estudiantes, actuando estas ultimas como intermediarios. Por su parte, el credito conocido como Suco Pregrado consistia en una garantia que Corfo ofrecia a las entidades financieras, que se hacia efectiva una vez que los bancos agotaban las acciones judiciales de cobranza. La garantia cubria hasta el 50 por ciento del saldo impago del credito con un limite de 500 UF (4). Esto implicaba que la Corfo hacia prestamos a los bancos con una tasa del 3 por ciento, para que ellos prestaran luego a un maximo (extra) del 5 por ciento que, en caso de impago, estaba garantizado el 50 por ciento. El credito era otorgado en UF con tasa de interes fija, de modalidad anual, renovable y financiaba hasta 200 UF anuales para el pago de la matricula. El plazo maximo de pago era de 15 anos por credito solicitado. Segun lo declarado por la Corfo, el objetivo de este credito era "facilitar el financiamiento de estudios de pregrado en Chile otorgando una cobertura de garantia para favorecer el acceso al financiamiento de estudios de pregrado efectuados en universidades, institutos de formacion tecnica y centros de formacion tecnica en Chile" (Benavente et al., 2012, p. 86).

En efecto, la gran mayoria de las instituciones de educacion superior eran elegibles y los criterios de seleccion de los postulantes, a diferencia de los otros tipos de credito, no guardaban relacion con su rendimiento academico. Lo importante, desde la logica de los bancos prestamistas, era que el deudor les proveyera las garantias de pago necesarias, por ejemplo, contar con un aval o codeudor solidario. Al ser un sistema de credito administrado por la banca privada, no existen cifras oficiales que permitan estimar ni la cantidad de estudiantes que financiaron sus proyectos academicos a traves de los creditos de la Corfo ni el monto total adeudado. Solo en terminos estimativos, segun las cifras de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile (en adelante SBIF), al ano 2010 existian 113.163 deudores de este sistema crediticio. Cabe senalar que los creditos de la Corfo de pregrado se eliminaron el ano 2012.

Dada la escasa informacion oficial que existe sobre los deudores de la Corfo, para este analisis se utilizaran los datos empiricos elaborados en mi terreno de investigacion doctoral, realizado durante el curso 2012-2013. En el se construyo y aplico una encuesta que buscaba levantar informacion sobre el caso de los jovenes adultos entre 25 y 35 anos de la comuna de Santiago que fueron beneficiados, al menos, por un credito Corfo para cursar sus estudios de pregrado. Esta cohorte de individuos fue elegida puesto que eran jovenes que deberian haber accedido al sistema de educacion superior antes de 2006, ano en que se implemento el Credito con Aval del Estado (CAE) (5) y que, por edad al menos teoricamente, deberian haber comenzado su vida laboral profesional. La encuesta conto con 55 preguntas agrupadas en 5 items (antecedentes personales, trayectoria educativa, trayectoria laboral, trayectoria familiar, caracterizacion de la deuda). En terminos de procedimiento, la encuesta fue enviada por correo electronico a la totalidad de los casos de deudores de la ciudad de Santiago, registrados en la base de datos de la Asociacion de Endeudados Corfo (560 casos), a traves del servidor sondageonline.com. La opcion de acceder a los jovenes a traves de la Asociacion responde a la escasez de informacion oficial que existe sobre los acreedores de dicho credito situacion que impide la realizacion de otros tipos de muestreo. La encuesta se encontro accesible en linea desde el 15 de noviembre hasta el 15 de diciembre de 2012. En total respondieron 198 personas. Para efectos del analisis se excluyeron aquellos casos sin la informacion suficiente, lo que redujo la muestra a 156 casos. Se realizo un analisis descriptivo de la muestra estudiada, cuyos resultados fueron complementados con referencias a una serie de 16 entrevistas a jovenes deudores de la Corfo, realizadas entre noviembre del 2012 y enero del 2013. Los detalles metodologicos y los principales resultados de estas entrevistas estan detalladas en otro articulo (Perez-Roa. 2014).

2. Endeudar para educar: sobre los enclaves bancarios para acceder a la Universidad y la construccion social del "sujeto financiero"

El sistema de creditos Corfo de pregrado se penso como una forma de ayudar a los estudiantes universitarios de estratos de ingreso medio-alto, o a aquellos cuyos proyectos educativos fueran considerados de alta rentabilidad (medicina, ingenierias, etc.,). Sin embargo, una vez que este sistema comenzo a operar, los criterios de seleccion fueron prontamente definidos basicamente por los bancos que lo ofertaban (Donoso, 2009).

Si observamos los resultados de nuestra encuesta en relacion con la proveniencia de las familias de origen de los jovenes deudores constatamos que, a diferencia de lo estipulado en el diseno de la politica, los beneficiarios reales del credito Corfo se definen en su mayoria como provenientes de clase media (el 52,3 por ciento) o clase media-baja (el 35,9 por ciento) Si estos jovenes y sus familias accedieron al credito Corfo, fue porque la politica publica la administraron las instituciones financieras, por ende los criterios de seleccion de los beneficiarios pasaron a tener un caracter principalmente comercial. Dicho de otra manera, al traspasar la administracion a la banca privada, las preguntas sobre quienes y que tipo de proyecto educativo se redujeron a la pregunta sobre el riesgo financiero de los potenciales profesionales. De esta manera, y considerando que esta era una operacion "arriesgada" desde un punto de vista financiero, las instituciones bancarias administradoras del credito Corfo garantizaron su capital por medio de tres instancias. En primer lugar, mediante de la exigencia de un "aval" por lo menos, que correspondia a una persona natural o juridica que voluntariamente asumia el compromiso de cumplir con la responsabilidad de pagar el credito, en caso de que el estudiante no lo hiciera (6). En segundo lugar, anadiendo el 5 por ciento adicional a la tasa de interes del 3 por ciento que Corfo cobro a las instituciones bancarias. En tercer lugar, mediante una garantia estatal que, tal y como explicamos anteriormente, se hacia efectiva una vez que los bancos agotaban las acciones judiciales de cobranza y cubria hasta el 50 por ciento del saldo impago del credito con un limite de 500 UF. Todas estas garantias transformaron una operacion financieramente arriesgada en un negocio rentable para las instituciones bancarias vinculadas al credito Corfo (7). Desde una perspectiva de las teorias de la gubernamentalidad, esta maniobra financiera puede comprenderse como una transferencia de los riesgos de las responsabilidades del Estado, de proveer educacion universitaria a los estudiantes. En efecto, el "riesgo financiero" fue traspasado directamente a los jovenes, mediante el pago de altos intereses y de condicionar el credito a una evaluacion anual de las condiciones de solvencia de los jovenes, sus familias y sus respectivos avales o codeudores solidarios.

Ahora bien, esta transferencia de riesgos no se concebia como un problema, en tanto el programa Corfo, al igual que toda la politica de financiamiento de la educacion superior en Chile, se habia construido con base en el supuesto teorico de que obtener un titulo universitario permite obtener puestos de trabajo con mayores ingresos que permitirian pagar las deudas asociadas al credito (Meller, 2007). Esta idea se fundamenta en la teoria del capital humano que supone que la educacion es una inversion, en tanto el paso por ella garantiza un retorno economico. El problema es que este criterio hipotetico-probabilistico no solo se asumio como verdad, sino que construyo toda una apologia de lo que significaba esa verdad. En efecto, ser profesional para los participantes de nuestro estudio era una nocion difusa, construida a partir de estas imagenes sociales que ubicaban a los profesionales como una categoria de persona que tiene mayores accesos al mercado de bienes y servicios:
Yo queria estudiar, yo queria estudiar para trabajar, ayudar en mi
casa, tener mis cosas, porque en mi familia nadie tiene auto, no
tenemos muchas cosas. Mi familia es de mucho esfuerzo, tenemos pocas
cosas y vivimos con lo minimo. Yo no tengo el plasma en la casa, yo no
tengo el Wii, no tengo ninguna cuestion (....) Yo queria estudiar para
ser algo po', cachai. No se po, compremonos, o vamos a la playa un mes
(Laura, 28 anos. Kinesiologa).


El sentido que Laura le da a ser profesional podria entenderse de la siguiente manera: un profesional es alguien que trabaja y que, gracias a la remuneracion recibida, puede acceder a mas cosas y mejores en el mercado de consumo. Al igual que para Laura, para la mayoria de los entrevistados la idea de ser un profesional era un proyecto asociado a mejores condiciones materiales de vida. Si ser profesional pudiere implicar tantos beneficios economicos, concretizando el anhelo de movilidad social individual, tomar un credito para financiarlo dejaba de ser una maniobra arriesgada, y se vuelve un proyecto economico rentable.

Cuando resenamos a que las condiciones del propio credito promovieron un control de la subjetividad de los jovenes deudores, nos referimos a las condiciones abusivas que el credito impuso para crear "sujetos financieros" y los efectos perversos que tiene construir una "verdad social" a partir de construcciones teoricas abstractas, en tanto en ella no solo ignoran el caracter discrecional, arbitrario y discriminador de esas decisiones (Lemay, 2010), sino que tambien pretenden ignorar las condiciones de desigualdad en la cual se toma esta decision "racional" de acceder al credito (Gray, 2009).

3. Practicas tentaculares de sumision: el rol de los avales y codeudores solidarios

Tradicionalmente se entiende que la relacion entre el acreedor y el deudor es una relacion de confianza. En la medida en que el deudor -sujeto individualizado y perfectamente bien caracterizado- detenta una deuda con otro, se involucra en una relacion social de confianza, marcada por la obligacion de responder al compromiso financiero. Para Lazzarato (2011) el uso de la palabra "confianza" en el mercado crediticio esconde, bajo la apariencia de un reconocimiento del otro, un interes por acceder a las acciones pasadas, presentes y futuras de los deudores, en clave de solvencia. Es decir, se pretende evaluar si un individuo puede ser considerado como "sujeto crediticio", en la medida de que sus posesiones, sus comportamientos y sus valores permitan "confiar" en su capacidad futura de pago. En efecto, independientemente del tipo de credito que se solicite, el procedimiento de evaluacion es esencialmente el mismo: el agente de credito recolecta la informacion del solicitante--identidad, estado civil, historia ocupacional, salarios de empleos, activos, pasivos, cuentas bancarias, entre otros--y verifica los datos con los que posee--en virtud de transacciones anteriores o de fuentes externas, como el historial crediticio del deudor--para finalmente traducir toda la informacion a un score que es atribuido al solicitante, con el fin de evaluar el riesgo que representa para el acreedor (Duhaime, 2003). Dicho score se construye principalmente a partir de datos "acreditables", es decir, medibles, cuantificables y "objetivables", como: contratos de trabajos, titulos de propiedades, titulos universitarios, etc. Requisitos que no necesariamente podian ser cumplidos por los jovenes y sus familias, en tanto la gran mayoria de los jovenes deudores del Corfo son la "primera generacion de matriculados en la universidad".

Sin embargo, tal y como ya lo hemos senalado, los bancos garantizaron su inversion a traves de las exigencias de avales o codeudores solidarios. Desde el punto de vista de las instituciones financieras, el aval es una figura que les permite controlar la incertidumbre economica que implica el prestar dinero a alguien, sobre todo cuando ese alguien no posee bienes embargables en caso de no pago. Mientras que, desde el punto de vista de los jovenes deudores Corfo, el aval no solo era la persona que les permitia que esa deuda se contrajera, sino tambien la principal razon por la cual la deuda se pagaba mes tras mes.

En efecto, conseguir un aval no era una tarea facil, y exigia desplegar una serie de estrategias que, en el caso de muchos de los participantes de este estudio, implicaba salir a buscarlo fuera del nucleo familiar mas cercano. Si uno observa la red de relaciones que sostiene cada uno de los creditos Corfo adquiridos por los jovenes endeudados, aparecen familiares, amigos, colegas de trabajo, amigos de los padres, quienes conforman una red intersubjetiva de personas que desborda la tradicional triada acreedora-deudor-aval. Un joven deudor, por ejemplo, nos explicaba que el primer ano le pidio a un colega de trabajo que fuera su aval, pero al segundo ano este no quiso seguir siendolo, por lo que tuvo que recurrir a su jefa directa, quien, "de buena voluntad", lo ayudo durante dos anos. Luego, el ultimo ano le pidio ser aval a otra persona de su trabajo, porque no quiso volverle a pedir los papeles que acreditaran solvencia a su jefa y el banco le nego la renovacion del credito, cuando el cursaba su ultimo ano de carrera, razon por la cual se vio obligado a aumentar su ya extensa carga de trabajo para poder costear la matricula. Sin embargo, a la fecha de nuestro encuentro aun no habia logrado juntar el dinero suficiente, para pagar sus creditos y los costos de la matricula. Dicho de otra manera, este joven en tres anos contrajo una deuda con el banco, con su jefa y un colega de trabajo y, a pesar del monto adeudado, aun no sabia si iba a poder costear su ultimo ano de carrera.

De esta manera, cuando decimos que las instituciones bancarias desarrollaron practicas tentaculares de sumision, nos referimos justamente a este tipo de practicas de extension de su poder de sometimiento a un credito abusivo a una red extendidas de personas, sin ni siquiera asegurar con ello, el financiamiento de todo el proceso de estudios de los jovenes.

4. La "rentabilidad" de ser un profesionaldeudor Corfo y el disciplinamiento del "profesional endeudado"

La evidencia del comportamiento crediticio en las poblaciones universitarias senala que existiria una relacion potencial entre las actitudes que los estudiantes tienen hacia el endeudamiento y las expectativas de su futuro laboral. Este supuesto implica asumir que el paso por la educacion superior conlleva en si mismo una rentabilidad economica que se materializa en un aumento considerable del valor del trabajo del profesional.

Ahora bien, si observamos la situacion laboral de nuestros encuestados, del total de jovenes, el 80,3 por ciento de ellos se encontraba trabajando en el momento de realizacion de la encuesta, mientras solo el 19,7 por ciento declaro no estar trabajando. En relacion a la remuneracion percibida, tal y como lo vemos en la Tabla 1, el 45,6 por ciento de los jovenes que se encontraban trabajando percibian ingresos que iban desde los 450.000 pesos (1.000 dolares estadounidenses aproximadamente) a los 950.000 pesos (2.000 dolares estadounidenses aproximadamente). Si comparamos esa cifra con los datos nacionales que muestran que solo el 6,8 por ciento de la poblacion en Chile obtiene mas de 1.000.000 pesos (2.000 dolares estadounidenses aproximadamente) mientras el 53,2 por ciento obtiene menos de 300.000 pesos (600 dolares estadounidenses aproximadamente) liquidos mensuales, podemos decir que nuestros encuestados se encuentra en una situacion de privilegio en relacion a los ingresos de la gran mayoria de los trabajadores chilenos.

Mas alla de esta posicion de privilegio, lo interesante a observar para este analisis es el peso que tiene el pago mensual del credito en el salario declarado por los jovenes participantes. Tal y como lo muestra la tabla 2 el 61,5 por ciento de los jovenes deudores encuestados declaro que destinaba entre el 16 por ciento y el 30 por ciento del total de sus ingresos al pago del credito Corfo.

Si comparamos este porcentaje con la evidencia internacional que Meller (2011, pp.51-73) proporciona, notamos que los jovenes profesionales egresados de paises como Alemania, Australia, Canada, Reino Unido y Estados Unidos tienen obligaciones mensuales de pago de su credito universitario entre el 2,6 por ciento y el 7 por ciento de su ingreso mensual. De esta manera, pagar entre el 16 por ciento y el 30 por ciento del salario solo en concepto de credito universitario situaria a los jovenes deudores Corfo con uno de los niveles de endeudamiento estudiantil presumiblemente mas altos del mundo.

Ahora bien, a pesar de los altos costos asociados a esta modalidad de credito, y al alto peso que implica en la vida de estos jovenes y sus familias responder a este compromiso financiero, el 81,4 por ciento de los jovenes encuestados en el momento de la aplicacion de la encuesta tenia sus cuotas al dia y solo el 18,6 por ciento declaro estar retrasado con el pago de su deuda. Las propias caracteristicas de sujecion del comportamiento de los jovenes deudores explican las razones por las cuales esta deuda se paga sagradamente mes tras mes. Ya sea por los avales involucrados o por los elevados costos personales y familiares que podria implicar no pagar la deuda la gran mayoria de los jovenes paga sus deudas:
[El CORFO es para mi] una pesadilla, la razon por la cual la prometida
movilidad social que se supone que obtendria al estudiar ha sido mas
negativa que nada. Una estafa por la cual nadie responde. A significado
trabajar para solo pagar los creditos y no comprar nada que signifique
una mejora en la calidad de vida propia y de los que me rodean. En
resumen, un calvario. "Trabajar para pagar".


Esa es la sensacion que tienen todos nuestros entrevistados. Ya sea porque las condiciones laborales a las que han accedido, siendo ya profesionales, no son lo "suficientemente" buenas como para poder responder a sus compromisos financieros, o por los elevados montos que pagan por concepto de credito universitario, que en algunos casos superan los 600 dolares estadounidenses mensuales. Todos los entrevistados sienten que el credito ha limitado sus posibilidades pasadas y presentes, como tambien las futuras.
El Corfo es el mejor anticonceptivo que existe, porque te tienes que
planificar de tal manera que no te puedes salir de tus gastos (dice
Consuelo, psicologa, 29 anos).


Efectivamente, las conductas futuras que los jovenes proyectan se encuentran predispuestas en funcion del pago de la deuda. Ser o no ser madre-padre, independizarse o no, son proyectos evaluados y racionalizados a partir del estado de endeudamiento que se tiene, y de las proyecciones futuras -por lo tanto, inciertas--de reembolsarlo.

Siguiendo los argumentos de Foucault en general, y del nacimiento de la biopolitica en particular, Lazzarato (2011) sostiene que la deuda implica una produccion de subjetividad especifica: aquella del hombre endeudado, cuya principal tarea consiste en ser garante de sus acciones, de su manera de vivir y hacerse responsable de ello. La deuda, a su juicio, secreta una moral propia, que introduce la idea de que todo quien no pueda asumir un "modo de vida" adecuado al rembolso de sus deudas (modos de consumo, empleo, gastos sociales, etc.,) es culpable de no honrar sus deudas. En este sentido, los altos costos que ha tenido pagar el credito para los jovenes y sus familias, y la obligacion moral de pago que la estructura tentacular de este modelo de endeudamiento provoco generaron un disciplinamiento de las conductas presentes y futuras de los, ahora, profesionales endeudados.

5. Conclusiones

En este trabajo se ha propuesto analizar el caso del sistema de creditos estudiantiles de la Corfo desde una perspectiva de las teorias de la "gubernamentalidad". Nuestro proposito era explorar como esta modalidad de financiacion de la politica de acceso a la educacion universitaria transformo en su actuar a los jovenes provenientes de clase mas pobres en "sujetos financieros" y con ello en "deudores educacionales" cuyas conductas deben adecuarse al pago de sus obligaciones crediticias. Utilizando los datos mi trabajo doctoral, hemos caracterizado tres elementos de este proceso de endeudamiento como una tecnica de "gubernamentalidad":

* En primer lugar, analizamos como la politica publica, a traves de la creacion de creditos como el Corfo, traslado los riesgos sociales a los individuos. De esta manera, se hizo responsable a los individuos y a su capacidad de transformarse en "sujeto financiero" de los riesgos financieros de la operacion crediticia. En este sentido, exploramos como para los deudores esta operacion "ariesgada" se justificaba en tanto el acceso a la universidad era significado como una promesa de movilidad social.

* En segundo lugar, describimos el peso que tuvo la exigencia del aval o codeudor solidario en los procesos de subjetivacion de los jovenes deudores. La extension tentacular del poder de sumision del credito a una red de personas, sin ni siquiera asegurar con ello el financiamiento total del proyecto educativo del deudor principal, es a nuestro parecer una clara muestra del poder de subjetivizacion de esta modalidad de credito. Los deudores, no solo comprometieron sus proyectos educativos y personales al contraer los creditos, sino que tambien se volvieron responsables de proteger al aval de los perjuicios que puede ocasionarle su morosidad.

* En tercer lugar, mostramos como las condiciones poco favorables del credito (tasa de interes, exigencia de aval, modalidad anual, garantia estatal, etc.) resultaron dificiles de sostener por los jovenes y sus familias. Tal y como observamos en los resultados de nuestro analisis, los jovenes deudores destinan un porcentaje superior al 16 por ciento de su salario exclusivamente al pago de sus compromisos crediticios. Cifra que situa a los jovenes deudores de la Corfo con un nivel de endeudamiento estudiantil presumiblemente como uno de los mas altos del mundo. Los costos de la deuda han obligado a los jovenes deudores a adaptar su comportamiento a las exigencias de pago. En este proceso de "normalizacion de conductas" (Lazzarato, 2011) los jovenes no solo se comprometen su cotidianeidad, sino tambien sus proyecciones futuras.

Finalmente, quisieramos detenernos en la relevancia que tiene para las Ciencias Sociales, en general, y para el Trabajo Social, en particular, iniciar una agenda de investigacion en esta linea. Los procesos de endeudamiento y de subjetivacion de los deudores, se inscriben dentro de una politica de conduccion de conductas propias del neoliberalismo. Es una puerta de entrada para observar las implicancias que tiene en la vida cotidiana de los individuos interiorizar practicas preformativas de autogobierno. No poder responder con los compromisos financieros, muchos lo viven como un fracaso individual. Asumir, desde el lugar del fracaso, su situacion de endeudamiento, no solo tiene consecuencias en la manera en que estos jovenes se representan a si mismos, sino que tambien define las posibilidades de transformacion que sean capaces de observar. Con una lectura feminista, una de las consecuencias de las politicas neoliberales de responsabilizar a los individuos es la generacion de un estado de resignacion o lack of vision (Braedley y Luxton, 2010), provocando que las personas se sientan responsables no solo de sus actos sino tambien de sus destinos, y generando, al mismo tiempo, un estado de pasividad en el cual los individuos sienten que no "pueden hacer nada" con la situacion que los aqueja, transformandose en individuos inactivos politicamente (Pinto, 2010). De esta manera, iniciar una agenda de investigacion en estos temas implica pensar no solo en construcciones analiticas que nos permitan salir de nociones binarias y moralizantes que inundan el campo del Trabajo Social, sino tambien pensar en nuevas formas de solidaridad y colaboracion que nos permitan transitar desde una comprension individualizada de la deuda, en la cual ellos son responsables absolutos de su situacion, a una comprension del endeudamiento estudiantil como un problema social cuyas respuestas dependen del conjunto de la sociedad.

6. Referencias bibliograficas

Araujo K. y Martuccelli, D. (2014). Beyond institutional individualism: Agentic individualism and the individuation process in Chilean society. Current Sociology, 62(1), EUA: Sage

Araujo, K y Martuccelli, D. (2012). Desafios Comunes: Retratos e la sociedad chilena y des sus individuos. Tomo 1 y 2. Santiago: LOM.

Barros, P. (2008). ?Tres cuotas, precio contado? Instituto de Investigacion en Ciencias Sociales, 81-89.

Bauman, Z. (2008). S'acheter une vie. Paris: J. Chambon.

Benavente, J., Alvarez, P., Tejeda, L, Hoces, K, Lima, I, Conteras, J., Trivelli, C, Valdivieso, L, Sanchez. G. y Medrano, P (2012). Evaluacion de impacto de las becas de educacion superior - Informe final Santiago de Chile: Verde e Intelis.

Bernasconi, A. y Rojas, F. (2004). Informe sobre la educacion superior en Chile: 1980-2003. Santiago de Chile: Editorial Universitaria.

Bowen, William G., Matthew M. Chingos y McPherson, Michael S. (2009). Crossing the Finish Line: Completing College at America's Public Universities. Princeton: Princeton University Press.

Castillos, J. y Cabezas, G. (2010). Caracterizacion de jovenes de primera generacion en educacion superior. Nuevas trayectorias hacia la equidad educativa. Calidad en la Educacion, 32, 44-74. Disponible en: http://www.cned.cl/public/secciones/seccionpublicaciones/doc/67/cse_articulo900.pdf

Denegri, M, Cabezas D., Del Valle C, Gonzalez, Y. y Sepulveda, J. (2012) Escala de Actitudes hacia el Endeudamiento: validez factorial y perfiles actitudinales en estudiantes universitarios chilenos. Universitas Psychologica 11(2), 497-509.

Donoso, S.D. (2009). Economia politica del financiamiento de los estudios universitarios en Chile (1980-2010): debate de sus fundamentos. Innovar-Revista De Ciencias Administrativas y Sociales, 19(1). Diponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/inno/vl9sl/19slall.pdf

Duhaime, G. (2003). La vie a credit: consommation et crise. Sainte-Foy, Quebec, Canada: Presses de l'Universite Laval.

Ehrenberg, A. (1999). Le cuite de la performance. Paris: Hachettes LittEratures.

Guzman, V., Barrozet, E. y Mendez, L. (2017). Legitimizacion y critica a la desigualdad. Una aproximacion pragmatica. Revista Convergencia, 73, 87-112

Han, C. (2011). Symptoms of another life: Time, Possibility, and Domestic Relations in Chile's Credit Economy. Cultural Anthropology, 26(1), 7-32. doi: 10.1111/j.l548-1360.2010.01078.x

Instituto Nacional de la Juventud Gobierno de Chile. (2009) Endeudamiento juvenil. Resultados preliminares VI encuesta Nacional de Juventud. Recuperado de: http://slideplayer.es/slide/83988/

Lazaras, J. (2009). L'epreuve du credit. societes contemporaines, 4(76), 17-39. doi: 10.3917/soco.076.0017

Lazzarato, M. (2011). La fabrique de l'homme endette : essai sur la condition neoliberale. Paris: Amsterdam.

Lemay, V. (2000). Evaluation scolaire et justice sociale. Droit, education et societe. Saint-Laurent: Renouveau pedagogique.

Lemke, T. (2001). 'The birth of bio-politics': Michel Foucault's lecture at the college de france on neo-liberal governmentality. Economy and society, 30(2), 190-207.

Lemke, T. (2004). << Marx sans guillemets : Foucault, la gouvernamentalite et la critique du neoliberalisme, ActuelMarx, 2(36), 13-26.

Malcom, L. E y Dowd A. C. (2012). The Impact of Undergraduate Debt on the Graduate School Enrollment of STEM Baccalaureates. The Review of Higher Education 35(2), 265-305.

Marambio, A. (2011). Bancarizacion, credito y endeudamiento en los sectores medios. Disertacion de Maestria en sociologia. Universidad de Chile.

Marron, D. (2007). "Lending by numbers": credit scoring and the constitution of risk within American consumer credit. Economy and society, 36(1), 103-133.

Meller, P. (2011). Universitarios, !el problema no es el lucro, es el mercado! Santiago: Uqbar Editores.

Ministerio de Educacion, Gobierno de Chile. (2011). Estadisticas de la educacion 2011. Recuperado de: http://centroestudios.mineduc.cl/index.php?t=96

Ministerio de Educacion, Gobierno de Chile. (2012) Comision de Financiamiento estudiantil. Recuperado de:http://200.6.99.248/~bru487cl/files/ComParedes.pdf

Nunez, J. y Miranda, L. (2009). La movilidad intergeneracional del ingreso y la educacion en Chile. En: El arte de clasificar a los chilenos: Enfoques sobre los modelos de estratificacion social en Chile. Santiago: Ed. UDP, serie politicas publicas.

OCDE y Banco Mundial. (2009). La educacion superior en Chile. Recuperado de: http://www.oecd.org/edu/Chile-EAG2014-Country-Note.pdf

Olavarria, M. y Allende, C. (2013). Student Debt and Access to Higher Education in Chile. Revista espanola de investigacion sociologica, 141, 91-112.

Perez Roa, L. (2104). El peso real de la deuda de estudios: La problematica de los jovenes deudores del sistema de financiamiento universitario de la Corfo pregrado en Santiago de Chile. Archivos Analiticos de Politicas Educativas, 22(62).

Ruiz, C. y Boccardo, G. (2015). Los chilenos bajo el neoliberalismo. Clases y conflicto social. Fundacion Nodo XXI y El desconcierto. Chile.

Salamanca, J. (2000). El credito como instrumento para financiar el acceso y la mantencion de los estudiantes en las instituciones de educacion superior en Chile. Estudio de caso para obtener el grado de Magister en Gestion y Politicas Publicas, Universidad de Chile.

Schild, V (2000). Neo-liberalism's New Gendered Market Citizens: The 'Civilizing' Dimension of Social Programmes in Chile. Citizenship Studies, 4(3), 275-305.

Simburguer, E. (2013). Moving through the city: visual discourses of upward social mobility in higher education adverstisement on public transport in Santiago de Chile. Visual Studies, 28(1), 67-77. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1080/1472586X.2013.765219

Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras. (2008). Financiamiento de Estudios de Educacion Superior (Antecedentes 2006-2008). Santiago de Chile: Departamento de Estudios.

Urzua, S. (2012). La rentabilidad de la educacion superior en Chile: revision de las bases de 30 anos de politicas publicas. Estudios Publicos, 125, 1-52.

Zahler, R. (2008). Bancarizacion privada en Chile. Santiago de Chile: CEPAL.

Lorena Andrea Perez (1)

Recibido: 30/11/2016/Revisado: 02/02/2017/Aceptado: 14/11/2017

(1) Universidad Alberto Hurtado, Chile loperezr@uahurtado.cl

(2) Desde al ano 2015 se creo en Chile la politica de gratuidad de acceso a la educacion superior para el 50 por ciento de las familias de menores ingresos de la poblacion cuyos miembros estudien en instituciones adscritas al beneficio. Referencia: www.gratuidad.cl

(3) El Consejo de Rectores de las Universidades chilenas es una persona juridica de derecho publico, de admintracion autonoma, creado como un organismo de coordinacion de la labor universitaria de la nacion. Esta integrado por los 25 Rectores de las 25 Universidades publicas y tradicionales del pais. Fuente: http://www.consejoderectores.cl

(4) Unidad de Fomento (UF) es una unidad financiera utilizada en Chile, reajustable de acuerdo con la inflacion (medida segun el indice de Peso al Consumidor).

(5) El credito con aval del Estado (CAE) es un programa de prestamos de estudios ofrecidos en conjunto por el gobierno y los bancos comerciales. La institucion de educacion superior en la cual ingresa el alumno entrega una garantia parcial mientras el deudor estudia, para luego traspasarla al Estado desde la graduacion hasta su total devolucion. La retribucion del credito comienza 18 meses despues de la graduacion, y puede durar hasta un maximo de 20 anos. Tienen acceso a este credito los estudiantes de universidades acreditadas, y que hayan obtenido un puntaje minimo de 475 en la Prueba de Seleccion Universitaria (PSU) 4 o un promedio de notas de la ensenanza media superior a 5,3

(6) Definicion proporcionada por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras SBIF en su portal www.bancafacil.cl.

(7) En efecto, segun los antecedentes correspondientes al periodo 2006-2008 del informe de financiamiento de la educacion superior, elaborado por la SBIF, los indices de morosidad y de cobranza judicial asociado a los creditos Corfo se mantuvieron por debajo de los observados en las carteras de creditos de consumo. En junio de 2008, el indice de deudores morosos era del 14,9 por ciento, mientras que el porcentaje de deudores en proceso de cobranza judicial era del 3,2 por ciento.

http://dx.doi.Org/10.5209/rev_RASO.2016.V24.1.50642
Cuadro 1. Sintesis de la encuesta endeudados Corfo, Santiago, 2012

Universo                    Jovenes deudores de un credito Corfo
                            al menos, entre 25 y 35 anos,habitantes
                            de la comuna de Santiago
Unidad de analisis          Individuos
Tamano de la muestra        560
No de respuestas recibidas  198
No de encuestas analizadas  156
Variables                   Trayectoria educativa
                            Trayectoria laboral
                            Trayectoria familiar
                            Trayectoria de endeudamiento
No total de preguntas       55

Tabla 1. Ingresos mensuales

Pesos chilenos                  $ USD (*)           %

Entre $0 y $150.000          Entre 0$ y 297$      17,3%
Entre $150.001 y $300.000    Entre 297$ y 594$    14,3%
Entre $300.001 y $450.000    Entre 594$ y 899$    15,8%
Entre $450.001 y $600.00     Entre 899$ y 1188$   21,8%
Entre $600.001 y $950.000    Entre 1188$ y 1881$  23,8%
Entre $950.001 y $1.500.000  Entre 1881$ y 2970$   6,0%
Mas de $1.500.001            Mas de 2970$          1,5%

Fuente: Elaboracion propia. Encuesta endeudados Corfo, Santiago. 2012
n= 133

Tabla 2. Porcentaje de su sueldo que destina al pago de la deuda

Menos del 15%             5,5%
Entre un 16% y un 30%    61,5%
Entre un 31% y un 45%    11,9%
Entre un 46% y un 60%    11,9%
Entre un 61% y un 75%     6,4%
Entre un 76% y un 100%    2,8%
Total (N 100)           100%

Fuente: Elaboracion propia. Encuesta endeudados Corfo, Santiago. 2012
n= 156
COPYRIGHT 2018 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:ARTICULOS
Author:Perez, Lorena Andrea
Publication:Cuadernos de Trabajo Social
Date:Jul 1, 2018
Words:7360
Previous Article:Pagar la deuda social. La degradacion del sistema publico estatal de protecciones sociales en Argentina.
Next Article:El Trabajo Social relacional: una perspectiva para rastrear la configuracion socioambiental del riesgo de inundacion en los asentamientos precarios.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters