Printer Friendly

Gimenez Lopez, Enrique. La Compania de Jesus, del exilio a la restauracion. Diez estudios.

Gimenez Lopez, Enrique. La Compania de Jesus, del exilio a la restauracion. Diez estudios. Alicante: Publicacions Universitat d'Alacant, 2017, 277 pp.

Niccolo Guasti, profesor de la Universidad de Foggia, afirma en el prologo a este volumen que existe una relacion causal entre la difusion en Italia desde los anos noventa del siglo pasado de los trabajos de Enrique Gimenez y de la escuela creada por el en la Universidad de Alicante y el creciente interes de los historiadores de ese pais por lo relativo al exilio de los jesuitas espanoles en el siglo xviii. Guasti, autor de importantes contribuciones a esta materia, habla con pleno conocimiento de causa. Y aun puntualiza: <<Los articulos y libros de Gimenez Lopez han resultado, con absoluta seguridad, decisivos para revitalizar y replantear los interrogantes formulados por Venturi, Mario Rosa, Luciano Guerci y otros investigadores italianos sobre el notable tournant de fines del Setecientos y comienzos del Ochocientos>> (p. 17).

El volumen objeto de este comentario confirma el juicio del profesor Guasti. Reune diez textos publicados por Enrique Gimenez entre 2002 y 2015. Tratan de la salida de los jesuitas de Espana en 1767, de sus vicisitudes en Corcega y en diversos lugares de Italia, de las gestiones para su extincion realizada en Roma por Floridablanca como embajador de Carlos III, del jesuita Juan Andres y el ambiente cultural de la Toscana a finales del siglo xviii, de los problemas en Espana y America en torno a los colegios y la ensenanza, asi como sobre los bienes de los jesuitas tras su expulsion, de las sospechas sobre la connivencia con Inglaterra de miembros de la Compania en contra de los intereses de Espana en America y de su compromiso con movimientos subversivos en aquel continente, de la apocaliptica interpretacion por algunos jesuitas expulsos de los acontecimientos espanoles de 1808 y de la restauracion de la Orden en Espana en 1814.

Esta simple enumeracion pone de manifiesto la multitud de cuestiones abordadas, que lo son desde diversos enfoques, de la historia politica y cultural a la economica. Pero lo mas sobresaliente de este libro es, a mi parecer, que viene a demostrar lo apuntado hace tiempo por los autores citados por Guasti y otros, como Batllori y Revuelta: la expulsion de los jesuitas es un fenomeno complejo, de gran importancia historica, que dio lugar a un intenso debate publico, sobre todo en Europa, desarrollado desde la segunda mitad del siglo xviii hasta bien entrado el xx. Circunscribiendonos a Espana podriamos decir que <<el problema de los jesuitas>>, o llamese como se quiera, ha sido recurrente en las ultimas centurias. Basta recordar la azarosa trayectoria de la Compania en los siglos xix y xx: suprimida en 1820, disuelta en 1835, suprimida de nuevo en 1868 y otra vez disuelta en 1931. Estos vaivenes fueron acompanados de acusadas tensiones, que provocaron que el problema trascendiera el ambito estrictamente eclesiastico para convertirse en una cuestion politica de primer orden.

Integrante sustancial del mencionado debate es la leyenda negra que ha acompanado a la Compania de Jesus casi desde su fundacion. Los jesuitas han sido acusados de aspirar a ejercer poder temporal, de promover teorias subversivas (regicidio) o inmorales (laxismo, probabilismo), de utilizar el confesionario y la direccion espiritual para manipular la voluntad de sus fieles, de controlar la educacion de las elites, de adoptar practicas rituales paganas en su estrategia misionera, de avidez por el dinero, etc. No pocos gobernantes, civiles y eclesiasticos, sin excluir papas, prestaron oidos a estas acusaciones y se convirtieron en declarados adversarios de la Compania. En la nomina entran reyes y ministros, los obispos celosos de mantener sus derechos en el gobierno de su diocesis, es decir, los partidarios del episcopalismo, ordenes religiosas como los franciscanos, dominicos, agustinos, carmelitas... que los han visto como competidores y, por supuesto, todas las corrientes racionalistas, tanto las de signo conservador, como las revolucionarias.

Leyenda o realidad, en torno a <<la cuestion jesuitica>> han confluido historicamente muchos intereses y han aflorado multitud de problemas, pero por encima de todo sobresale la disputa entre el poder temporal y el espiritual, o formulado en los terminos vigentes en la epoca de que trata el libro de Enrique Gimenez, el regalismo. Carlos III ordeno su expulsion de los territorios de la monarquia hispanica porque presto oidos a quienes le sugirieron que los miembros de la Compania constituian un serio obstaculo para la politica de afirmacion del poder real frente al eclesiastico y un peligro para la salvaguarda del imperio. En coherencia con estas premisas, el trato a los jesuitas expulsos fue de una acusada dureza. Se ordeno su salida inmediata, sin preparar los medios adecuados para ejecutarla, y se trabajo intensamente para que el papa extinguiera la Compania, es decir, se busco la completa eliminacion del conceptuado como uno de los adversarios principales del poder real.

Con minuciosidad, fundamentado en una admirable base empirica y siempre con un lenguaje claro, Enrique Gimenez narra en este libro las condiciones y consecuencias de la expulsion y la actuacion de un representante muy destacado de la elite al servicio del poder real, Floridablanca, para conseguir del papa Clemente XIV el breve de extincion de la Compania. Las paginas dedicadas a las peripecias de los jesuitas expulsos en Corcega y en Bolonia y alrededores muestran la dureza con que los trato el monarca catolico y ponen de relieve la tragedia de este exilio, que con toda propiedad puede ser calificado de politico. Pero quiza sorprendan mas al lector los recursos empleados por Floridablanca para cumplir con exito su mision en Roma.

A este ultimo extremo esta dedicado el tercero de los estudios de este volumen, a mi entender el mas novedoso. Para conseguir la extincion de la Compania, Floridablanca ensayo en primer lugar la via de la presion sobre el pontifice Clemente XIV, sirviendose de personas proximas a el, entre ellas su confesor y una signora Vittoria, pariente del pontifice y esposa de un comerciante relacionado con el aprovisionamiento de Roma. Como este recurso no dio el resultado apetecido, el embajador de Carlos III recurrio al soborno. En 1773 recibio 8.000 escudos <<para un gasto secreto del Real servicio que S.M. le ha mandado hacer>> y despues 10.000 ducados con la misma finalidad. Se agasajo a varios personajes romanos y se cuido especialmente a monsenor Zelada, nombrado por el papa secretario de Breves y, en consecuencia, encargado de redactar el de la extincion de la Compania. Zelada respondio a los deseos espanoles y fue agraciado con dos canonicatos, que en conjunto proporcionaban mil doblones de renta anual. El confesor del papa recibio una pension anual y vitalicia de 1.500 escudos romanos y el esposo de la signora Vittoria el nombramiento de gentilhombre romano y, al parecer, tambien dinero.

Este modus operandi delata por si mismo la importancia atribuida por el rey de Espana a la <<cuestion jesuitica>>. Pero los movimientos mas o menos anomalos en torno al asunto no se limitaron a lo dicho. Enrique Gimenez trata -siempre, insisto, con la pertinente apoyatura documental--de los rumores esparcidos en Bolonia contra los jesuitas al conocerse su llegada, acusandolos, entre otras cosas, de conspiradores, sediciosos e incluso licenciosos, <<con quienes no habia mujer que estuviese segura>>. De los informes presentados al rey sobre las relaciones de los jesuitas con ingleses y holandeses para facilitar su comercio en America y minar el dominio espanol en diversas partes del imperio. De las maniobras de la corte romana, en connivencia con los provinciales de la Compania, para evitar el desembarco de los expulsos en Civitavecchia y dar a entender con ello que los jesuitas eran obligados a pasar a los Estados Pontificios en las peores condiciones y en contra de su voluntad. De las actuaciones de los jesuitas contra quienes hablaban mal de ellos, por ejemplo, un anonimo dirigido al procurador general de los mercedarios en Roma, a quien se advertia que <<si en Espana se les habian cortado las piernas [a los jesuitas], aun les quedaban largos los brazos>>. En definitiva, los movimientos subterraneos por una y otra parte estuvieron a la orden del dia.

De lo dicho cabe inferir que este libro no es una mera exposicion entre las muchas disponibles--algunas muy destacadas, debidas a autores relevantes--sobre la expulsion de los jesuitas espanoles en 1767. Es un avance cualitativo y cuantitativo en el conocimiento de un problema importante que presenta multiples facetas, algunas cuasi ocultas, solo perceptibles cuando la mirada del historiador es atenta y se efectua desde un conocimiento profundo del asunto y del marco historico.

Es indudable que los jesuitas expulsos sufrieron muchas calamidades. Ello, sin embargo, no fue impedimento para que algunos fueran capaces de desarrollar en el exilio una actividad intelectual de primer orden. Tambien sobre este punto ofrece Enrique Gimenez amplia noticia, centrado en el caso de Juan Andres, tal vez el mas relevante por su valia personal entre los expulsos espanoles. La obra de este y de otros, de la que hace tiempo informo Batllori, pone de manifiesto su elevado grado cientifico y cultural. Pero no todo fue brillante. Enrique Gimenez dedica excelentes paginas a la interpretacion de la revolucion de finales del siglo xviii y, en particular, de los acontecimientos espanoles de 1808, por parte de algunos renombrados jesuitas exiliados, los cuales vieron en todo ello una gran conspiracion de las fuerzas del mal (el filosofismo y el jansenismo) contra la Compania. Todo ello fue superado en 1814 con el retorno al trono de Fernando VII como rey absoluto, el restablecimiento de la Compania por la bula Sollicitudo omnium ecclesiarum de Pio VII y el regreso de los jesuitas a Espana, de que trata el ultimo capitulo de este volumen, que finaliza con esta penetrante observacion, que abre interesantes perspectivas a la investigacion: la supervivencia de la Orden <<se habia debido a la capacidad de propaganda de los exjesuitas durante su exilio de mas de medio siglo>>.
COPYRIGHT 2018 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:La Parra, Emilio
Publication:Cuadernos dieciochistas
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2018
Words:1805
Previous Article:La Parra Lopez, Emilio. Fernando VII. Un rey deseado y detestado.
Next Article:Mendez Vazquez, Josefina. Formacion profesional de las mujeres en las escuelas de la Matritense: un proyecto politico-economico en la Espana...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters