Printer Friendly

Funciones universitarias: estrategia para el desarrollo local.

University functions as a strategy for local development

1. Introduccion

En el marco de la globalizacion, se han introducido cambios de interes en las politicas empleadas para la gestion del desarrollo. Se trasciende de una vision centrada en el aspecto economico, hacia una vision interdisciplinaria basada en la incorporacion de las dimensiones social, cultural, educativa, institucional y ambiental que, aunadas a lo economico, contribuyen con el alcance del bienestar social y el mejoramiento de la calidad de vida de la poblacion.

Desde esta postura, se han gestado los programas de desarrollo local que enfatizan en el potencial territorial, asi como en la capacidad organizativa de los actores locales publicos y privados, incluyendo las instituciones universitarias, como agentes que contribuyen de manera determinante en la gestion del desarrollo. Por ello, es imprescindible analizar el papel que las actividades universitarias asumen en la promocion del desarrollo local. Metodologicamente, el trabajo se fundamento en la revision de literatura especializada en las lineas de investigacion relacionadas con el desarrollo local y las funciones universitarias.

El trabajo se estructura en tres secciones, de inicio, se aborda las bases del desarrollo local desde la postura de sus principales exponentes. Seguidamente, se diserta sobre las funciones universitarias y sus aportes al desarrollo local. Finalmente, se expone, a manera de conclusiones, la necesidad de articular las funciones universitarias sobre las bases del modelo de Universidad Colectivista (Padron, 2005), el cual fundamenta su desarrollo desde la extension (vinculacion), como instancia clave donde se detectan los problemas que deberan considerarse en los programas de investigacion universitaria, cuyos resultados, son fundamentales, no solo para enriquecer el curriculum universitario sino para aportar a traves del conocimiento cientifico soluciones a las demandas de la sociedad en el marco de los programas de desarrollo local.

2. Fundamentacion de los programas de desarrollo local

Las iniciativas de desarrollo local, se conciben como politicas alternativas de desarrollo que promueven el mejoramiento del bienestar social, a traves de un conjunto de medidas orientadas hacia la reestructuracion de la dinamica productiva local, que se cimienta esencialmente en la utilizacion de los recursos que conforman el potencial de desarrollo, el cambio institucional y la participacion de los actores locales en la gestion del proceso.

Al respecto, Alburquerque (1999, 2004) argumenta que para la reestructuracion de la dinamica productiva, los programas de desarrollo local se han planteado objetivos relacionados con la creacion y diversificacion de actividades, empresas o empleos a traves de estrategias diversas, destacando que:

a. La adopcion de innovaciones, como un mecanismo que desde la oferta fundamenta la instrumentacion de pequenos ajustes en la dinamica productiva para fomentar el mejoramiento de la competitividad.

b. La promocion del emprendimiento empresarial, como una estrategia que induce la transformacion de la estructura productiva local.

c. La conformacion de redes de empresas directamente vinculadas con los mercados.

d. La transformacion de la dinamica productiva, a traves del mejoramiento de la calidad y diversificacion de los productos, servicios, sistemas y procesos productivos para satisfacer las demandas emergentes de los consumidores y, cumplir con los requerimientos de los nuevos mercados nacionales e internacionales.

e. La valorizacion de los recursos locales como potencial de desarrollo de cada territorio.

f. La diversificacion de las fuentes de empleo e ingresos para la poblacion local.

Las estrategias expuestas tienen un caracter diverso ya que su implementacion traspasa la dimension economica, para incidir en la transformacion de las diversas dimensiones sociales, institucionales, politicas, culturales y ambientales que, en conjunto, conforman el territorio. Desde esta postura, la concepcion del territorio trasciende la nocion de espacio fisico y geografico para hacer referencia a un "lugar de vida" cuyas caracteristicas, instituciones sociales, culturales y politicas "desempenan un papel trascendental en el diseno de las estrategias de desarrollo local endogeno, esto es, con capacidad local para aprovechar internamente los recursos y oportunidades existentes, tanto las basadas en recursos locales como las oportunidades de dinamismo exogeno" (Alburquerque, 2013, p. 49).

En este contexto, Alburquerque (2014) plantea que el desarrollo local implica acciones a los niveles micro, meso, meta y macroeconomico. A nivel micro, se requieren innovaciones que impulsen la transformacion en el sistema productivo local. A nivel meso, las acciones se encaminan hacia la conformacion de entornos territoriales innovadores. A nivel meta, las estrategias se encauzan hacia la concertacion de actores locales para la formulacion e instrumentacion de las estrategias en funcion de las necesidades y caracteristicas del territorio. Por ultimo, a nivel macro, se enfatiza en la coordinacion entre las politicas locales y las generales, lo cual resulta clave para conformar el clima y el contexto proclive para la gestion de las iniciativas de desarrollo local.

En el marco de estos programas, De Pablo y Uribe (2016) destacan como una politica orientada hacia la reestructuracion y cambio de la dinamica productiva local, la promocion de los "viveros empresariales", los cuales permiten direccionar el potencial de desarrollo de la localidad hacia la inversion en un conjunto de servicios e infraestructuras que facilitan tanto la creacion de nuevas empresas, como la consolidacion y fortalecimiento de las organizaciones existentes.

De este modo, el desarrollo local supone un replanteamiento en el diseno e implementacion de las politicas publicas, pues tanto los agentes locales como el territorio adquieren preeminencia en la gestion del proceso. Esto significa que el territorio se convierte en el elemento clave de las politicas de desarrollo, teniendo igual protagonismo en la promocion e instrumentacion del proceso, los agentes locales publicos y privados.

No obstante, como bien lo expone Alburquerque (1999), las estrategias locales de desarrollo se han ejecutado por iniciativa de los gobiernos regionales y locales con bajos niveles de apoyo de los gobiernos centrales, pues:
   Desde esta perspectiva se subraya la
   importancia de que la gente actue
   desde sus propios territorios a traves de
   la movilizacion de los diferentes
   actores y organismos, tanto publicos
   como privados. Por ello, el
   fortalecimiento de las celulas basicas
   de organizacion de la ciudadania, las
   municipalidades, es tan importante.
   (p. 7).


Como se evidencia, el citado autor destaca el papel de los actores locales publicos y privados en la formulacion y gestion de la estrategia local de desarrollo, la cual debe dirigirse, para el alcance de los objetivos propuestos, hacia el aprovechamiento sostenible de los recursos territoriales, encontrandose de esta manera, respuesta a los problemas que presenta la sociedad y limitan la consecucion del bienestar economico y social.

Sobre este aspecto, Vazquez (2009a, 2009b) plantea que las politicas de desarrollo local se formulan con un enfoque territorial, pues sus resultados se encuentran condicionados directamente por los recursos territoriales que conforman el potencial de desarrollo, asi como por las capacidades de organizacion de los actores locales para la gestion del proceso.

Por consiguiente, en la formulacion de las propuestas de desarrollo local debe considerarse que cada territorio tiene caracteristicas que fundamentan su diferenciacion, como por ejemplo: los recursos naturales, la dinamica productiva, la calificacion del recurso humano, los modelos de gestion empresarial, las relaciones sociales, la capacidad de innovacion, entre otras especificidades. Los aspectos mencionados, resultan fundamentales, y por ende, no pueden obviarse al momento de disenar las estrategias de desarrollo.

Este argumento se basa en la postura de Alburquerque, Dini y Perez (2008), en la cual se precisa que dentro de los programas de desarrollo local, las politicas se formulan a partir de "datos que muestren las capacidades de desarrollo existentes, a fin de determinar las circunstancias estructurales concretas de cada territorio y asi poder sustentar una estrategia de desarrollo economico local" (p. 27).

Desde esta perspectiva, la gestion de los actores locales, encaminada hacia la toma de decisiones en materia de inversion y concretada en la formulacion de politicas basadas en el potencial territorial, resultan aspectos fundamentales para promover un proceso de desarrollo local. Como enfatiza Vazquez (2007), estas estrategias a diferencia de las politicas tradicionales, se formulan "desde abajo" para promover la utilizacion de los recursos y capacidades territoriales como fuente de la transformacion de la estructura productiva local. En consecuencia el progreso economico de una sociedad, se alcanza en la medida que "los actores locales interactuan entre si, se organizan y realizan sus iniciativas de forma consistente y coordinada" (Stohr, citado por Vazquez; 2007, p. 187).

Adicionalmente a lo expuesto, cabe mencionar la postura de Alburquerque (2004) y Vazquez (2000, 2009a 2009b), en las cuales se precisan las dimensiones del desarrollo local en los siguientes terminos:

a. La dimension politica, relacionada con la capacidad de los actores locales para la formulacion de estrategias de desarrollo, orientadas al aporte de respuestas a las necesidades sociales sobre la base del uso de los recursos territoriales que conforman el potencial de desarrollo.

b. La dimension economica, vinculada con la transformacion estructural de la dinamica productiva local propuesta en los programas de desarrollo como mecanismo para el alcance del bienestar social.

c. La dimension cientifico-tecnologica, asociada con los procesos de innovacion y desarrollo tecnologico, instrumentados para fomentar la transformacion estructural de los sistemas productivos locales.

A las dimensiones descritas, los autores Lopez, Garcia y Anido (2016) anaden, la dimension de caracter fisico, que comprende el potencial de recursos naturales y la infraestructura fisica como soporte del desarrollo; la dimension ambiental conformada por la sustentabilidad y la sostenibilidad en el aprovechamiento de los recursos territoriales; la dimension social basada en la organizacion social proclive al desarrollo y; la dimension cultural, compuesta por los valores y creencias de la poblacion.

De este modo, el desarrollo local articula, desde una postura interdisciplinaria, los aportes de la economia, sociologia, antropologia, ciencia, politica y psicologia, en una propuesta de desarrollo basada en la planificacion territorial de los recursos y el potencial de desarrollo (Burbano y Moreno, 2015). En esta direccion, como lo afirma Rodriguez (2015), se presenta la endogeneidad del desarrollo local, en los planos politico, tecnologico y cultural. En lo politico, se precisa la capacidad de los actores locales para la toma de decisiones en materia de desarrollo; en lo economico, se expresa la facultad de reinvertir parte del excedente generado en el territorio; en lo tecnologico se hace referencia a la capacidad de innovacion de los actores locales para impulsar la transformacion de la estructura productiva local y; en lo cultural, se encuentra la identidad socio-territorial que favorece la creacion de sinergia para promover en el territorio el cambio estructural erigido sobre las estrategias de desarrollo local.

En estos terminos, se reafirma una vez mas que las estrategias de desarrollo local, se formulan a partir de la vision y problematica concreta existente en el territorio, de sus caracteristicas y especificidades, las cuales como resultan ampliamente compartidas por los actores locales constituyen la base para la formulacion e implementacion de acciones concretas que permitan el alcance de los objetivos propuestos. Como lo apuntan Lugo y Bell (2016), las bases del desarrollo local, se expresan en la practica, a partir de un conjunto de transformaciones diversas que aportan oportunidades para el mejoramiento del bienestar social, lo cual se traduce en dimensiones fisicas, intelectuales y morales que permiten el mejoramiento de las condiciones de vida de la poblacion.

En este contexto, cabe destacar el papel esencial que ostentan las instituciones de educacion superior en la promocion del desarrollo local contribuyendo con el bienestar social, a traves de las funciones docentes (formacion profesional), investigativas (generacion de conocimiento cientifico) y de vinculacion con el entorno (actividades de extension). En razon de ello, en la subsiguiente seccion, se discurre sobre la articulacion de las funciones universitarias y la formulacion e implementacion de estrategias encauzadas hacia el desarrollo local.

3. La integracion de la vinculacion, investigacion y docencia universitaria como estrategia para el desarrollo local.

En el marco de los procesos de desarrollo local, las instituciones universitarias contribuyen con el progreso de las sociedades por via de la formacion profesional, la investigacion y las actividades de vinculacion con el entorno. En la Conferencia Mundial sobre Educacion Superior (UNESCO, 1998) se reafirma que en las sociedades del conocimiento, las universidades constituyen el nucleo central del desarrollo cultural y socioeconomico que impulsa el mejoramiento del bienestar social de los individuos, comunidades y sociedades.

Al respecto, Tunnermann y De Souza (2003) manifiestan que en la sociedad contemporanea el conocimiento se configura como el principal factor de produccion, ocupando un papel central en los procesos que han fundamentado el desarrollo de las denominadas sociedades del conocimiento; en las cuales, las universidades, como instituciones formadoras de talento humano y generadoras de conocimiento cientifico, se consideran un actor clave para la promocion del desarrollo local.

En virtud de lo expuesto, puede afirmarse que, actualmente el desarrollo de los paises mas avanzados se funda en la disponibilidad del conocimiento, que se refleja en el hecho de que las ventajas comparativas de los paises ya no se focalizan en los factores de produccion tradicionales como la tierra, el trabajo y el capital, sino en el uso del conocimiento como factor generador de innovaciones y de invenciones.

En tal sentido, Takayanagui (2014) senala la inminente necesidad que enfrentan las universidades de adoptar modelos de gestion mas pertinentes para la innovacion social, asi como para la conformacion de instituciones universitarias activas y dinamicas que promuevan la conformacion de sociedades del conocimiento, asumiendo el compromiso de "impulsar el cambio social y economico, la democracia, la paz y la sustentabilidad para un desarrollo compartido y equitativo" (p. 559).

De La Fuente (2008) sostiene que para tal fin, se deben formular e implementar acciones dirigidas basicamente hacia: a) la inversion de recursos publicos y privados en educacion, investigacion y desarrollo; b) la conformacion de una red de universidades de clase mundial; c) el incremento de la proporcion de poblacion economicamente activa con estudios universitarios de tercer y cuarto nivel y; d) el fomento del contexto adecuado para la atraccion de estudiantes de otros paises (importar conocimientos y no solo exportarlos).

En cuanto a la transformacion que el modelo de gestion tradicional empleado en las instituciones universitarias debe experimentar para adaptarse a los nuevos requerimientos y cambios gestados en las sociedades del conocimiento, Padron (2005) expone que bajo el modelo de universidad individual (tradicional), la actividad universitaria fundamental es la docencia, precisandose el curriculum y la formacion profesional como los aspectos claves. Asimismo, la investigacion se presenta como un subconjunto de la actividad docente y la formacion en el campo investigativo se limita, al dictado de las catedras de Metodologia de la Investigacion; mientras que la extension o vinculacion de la universidad con el entorno tiene una funcion aun mas limitada, precisandose en algunos casos, como una especie de trabajo comunitario que no representa el verdadero fundamento de esta actividad.

Este modelo se caracteriza por los bajos niveles de articulacion entre las funciones universitarias de docencia, investigacion y extension. Como la actividad fundamental es la docencia, los profesores universitarios dedican la mayor parte del tiempo a esta actividad; mientras que la investigacion no se fundamenta en la conformacion de lineas y programas de investigacion, sino mas bien se limita al desarrollo de trabajos de ascenso, elaboracion de tesis de maestria y doctorado, y publicaciones de articulos y ponencias de manera individual. Asimismo, los profesores e investigadores universitarios en la mayoria de los casos realizan la docencia e investigacion como actividades desconectadas, por lo que esta ultima, no constituye la base que enriquece el curriculum universitario. En cuanto a la extension, puede afirmarse que esta actividad practicamente no se articula ni con la docencia, ni con la investigacion. Por ende, como lo apunta Padron (2005) la investigacion y la extension universitaria, no son valoradas suficientemente dentro de este modelo de universidad.

En esta direccion, Lopez, Garcia y Anido (2016), a partir de un estudio realizado en la Universidad Experimental Sur del Lago--Jose Maria Semprum" (UNESUR, Venezuela), apuntan que en esta institucion prevalecen las bases del modelo individualista, ya que su personal docente e investigativo no desarrolla de manera integrada las funciones universitarias, lo cual limita las acciones dirigidas hacia el desarrollo local.

En tal sentido, los autores enfatizan que las actividades de vinculacion se limitan al dictado de cursos y talleres no ajustandose a las necesidades del contexto, en cuanto a deteccion de problemas, necesidades y formacion de actores para liderar procesos de desarrollo local; ademas, remarcan que la investigacion no se realiza sobre la base de una agenda de problemas y programas de investigacion y que ademas, la docencia no se fundamenta en una actualizacion curricular permanente.

Como una alternativa al modelo de universidad individualista, Padron (2005) propone el modelo de universidad colectivista, bajo el cual el curriculo y la docencia se incorporan dentro de un marco amplio conformado por la extension y la investigacion universitaria. En este caso, la extension se vincula directamente con el entorno para captar y sistematizar las necesidades, en cuanto a conocimientos, tecnologias y desempenos asociados, que puedan generarse en la universidad. Estos requerimientos se transfieren, subsecuentemente, a la instancia de investigacion en la cual se desarrollan programas, lineas y agendas de investigacion relacionadas con diversos objetos o fenomenos de estudio, para generar el conocimiento cientifico y las tecnologias que apuntalen el desarrollo economico y social. Estos conocimientos y tecnologias se transportan hacia la docencia para enriquecer el curriculo universitario y, al mismo tiempo, retornan a la extension para satisfacer las demandas de la sociedad en este campo.

Inspirandose en las bases del modelo colectivista, Lopez, Garcia y Anido (2016) establecen que las universidades participan en la promocion de desarrollo local, a partir de la articulacion de las funciones universitarias. El replanteamiento del modelo individualista, se precisa en funcion de la importancia adquirida por la extension e investigacion universitaria.

Concretamente, a nivel de la extension se procede con la deteccion de las necesidades del entorno (sociedad, sector productivo publico y privado) en lo que refiere a conocimientos y formacion profesional, lo cual aporta los fundamentos para promover el desarrollo local en sus diferentes dimensiones. Tales necesidades se configuran como los componentes para el desarrollo de proyectos de investigacion en el campo del desarrollo local.

Estos productos generados en la instancia de investigacion, son un aporte para el desarrollo de un curriculo basado en competencias, cuyos contenidos se articulan con las necesidades de desarrollo local presentadas en el campo empirico. A partir de ello, se forman profesionales competentes para producir conocimiento y liderar procesos de desarrollo construidos sobre las caracteristicas y necesidades del territorio. Asimismo, el conocimiento generado en la investigacion se transfiere hacia la vinculacion para promover la adopcion de innovaciones, como caracteristicas de los procesos de desarrollo local.

Otra postura que sostiene el replanteamiento del funcionamiento tradicional de las actividades universitarias, se precisa en los argumentos de Alburquerque (2015) quien arguye que las instituciones de educacion superior para desempenar el rol de actores-promotores del desarrollo local, deben comenzar a incorporar otra posicion en cuanto a la extension universitaria (vinculacion), pues con frecuencia los investigadores solamente establecen un dialogo con los agentes locales para aportar sus recomendaciones en torno a la gestion del proceso de desarrollo, las cuales en algunos casos, no se ponen en practica, en vista de que los actores que despliegan las acciones en el campo empirico tienen una percepcion distinta del problema, de las necesidades y de las potenciales soluciones.

En esta misma orientacion, Costamagma y Larrea (2015) apuntan que en el marco de los procesos de desarrollo local, los investigadores universitarios, al momento de socializar el conocimiento cientifico construido, deben partir de la premisa de que este no resulta un producto acabado, sino mas bien, un material que se presenta para la reflexion y critica, de manera que al integrarse desde el primer momento en los programas de desarrollo--permita a formadores, investigadores y actores crear el conocimiento desde un inicio en su contexto de aplicacion. De este modo, no hay necesidad posterior de transferirlo" (p. 69).

Desde esta concepcion, se introduce un cambio en el modelo de gestion empleado en los procesos de investigacion cientifica universitaria, pues los investigadores deben entrar en contacto con los actores locales, desde el mismo momento en que toman la decision de abordar una linea de investigacion relacionada, directamente, con el desarrollo local.

En consecuencia, los investigadores universitarios, para participar con criterios de pertinencia social en los procesos de desarrollo local, deben iniciar el proceso a traves de las actividades de extension (vinculacion), las cuales permitirian detectar los problemas potenciales que presenta el territorio en cuanto a la dinamica productiva, el desarrollo institucional y la participacion local de los actores en los procesos de desarrollo local. Esta problematica representa un insumo fundamental para la investigacion, aportando los referentes que constituyen la base para la gestion y socializacion del conocimiento cientifico generado en las universidades. Igualmente, a partir de la vinculacion, se precisan en el campo empirico, las caracteristicas y especificidades del territorio, el nivel de desarrollo alcanzado, sus recursos potenciales, entre otros, lo cual resulta primordial para la formulacion de propuestas de desarrollo local.

Por consiguiente, por intermedio de las actividades de investigacion se procede al desarrollo de los estudios en las lineas de investigacion vinculadas con el desarrollo local, como por ejemplo: sistemas productivos, entornos innovadores, emprendimiento e innovacion, desarrollo institucional, etc. Estos estudios, deben desarrollarse mediante disenos de corte cualitativo que permitan incorporar la vision de los actores locales sobre el proceso, sus percepciones, necesidades, limitaciones y problematicas; para finalmente, a traves de la extension (vinculacion), socializar en el campo empirico el conocimiento socialmente construido. De esta manera, se articulan las actividades de extension (vinculacion) e investigacion, cuyos resultados deben tambien incorporarse en el curriculo universitario para enriquecer los procesos docentes que sustentan la formacion profesional.

De lo expuesto se deduce que, las universidades, para incorporarse como actores en las iniciativas de desarrollo local, deben promover un replanteamiento en el desarrollo de las funciones universitarias, a fin de mejorar la calificacion del capital humano; fundamentar el curriculum por competencias como base de la formacion profesional; promover el desarrollo de una ensenanza de calidad; incrementar las actividades de investigacion y vinculacion universitaria, asi como tambien articular las actividades de vinculacion, investigacion y docencia, entre otros aspectos.

A partir de este replanteamiento, la produccion de conocimiento cientifico constituye el eje estrategico que direccionaria las relaciones entre la universidad y el entorno en un proceso de desarrollo local. Al respecto, Lopez, Garcia y Anido (2016) plantean que el conocimiento cientifico generado en las instituciones universitarias fundamenta las iniciativas de desarrollo local, pues permite el aprovechamiento eficiente, optimo, sostenible y sustentable de los recursos territoriales (dimensiones fisica y ambiental); promueve--a traves de la educacion- la formacion de profesionales integrales con competencias para participar en los procesos de desarrollo local (dimension social); fomenta la generacion de innovaciones dirigidas hacia el mejoramiento de los sistemas de produccion; agrega valor a los productos, mejora la calidad, (dimension economica); fundamenta la articulacion de las politicas publicas adoptadas dentro de los programas de desarrollo (dimension politica); y contribuyen con la conformacion de capital social y cultural como base del desarrollo local (dimension cultural).

De este modo, se fortaleceran las relaciones entre las instituciones universitarias y los demas actores participantes en la politica de desarrollo local, lo cual garantizaria: a) en el nivel micro, las innovaciones tecnologicas y sociales que inducen los cambios requeridos para la transformacion de la estructura productiva local; b) en el nivel meso, el conocimiento y los profesionales competentes para liderar la conformacion de entornos innovadores; c) en el nivel meta, la concertacion de los actores locales para participar en la formulacion de iniciativas de desarrollo gestadas desde el propio territorio; y d) en el nivel macro, la articulacion de las politicas locales con las politicas generales, creandose el contexto idoneo para la gestion del desarrollo.

4. Conclusiones

En el marco de la globalizacion y las sociedades del conocimiento, se han gestado cambios trascendentes en la concepcion tradicional y gestion del desarrollo. En tal sentido, las iniciativas locales se han configurado como una estrategia adecuada para la promocion del proceso, en vista de que se abarcan las diversas dimensiones de caracter social, economico, institucional, ambiental y cultural que se integran en un territorio para promover el mejoramiento del bienestar social.

En lineas generales, las estrategias de desarrollo local se fundamentan en el aprovechamiento de los recursos existentes y potenciales del territorio, la introduccion de innovaciones y la actuacion concertada de los actores locales en la gestion del proceso. Surge, en consecuencia, un nuevo reto para las instituciones universitarias, las cuales, como formadoras de recurso humano y generadoras de conocimiento cientifico, tienen un papel primordial en la gestion del desarrollo local.

No obstante, cabe acotar que el modelo tradicional de gestion de las funciones universitarias limita la incorporacion de la academia como actor para el desarrollo local, en razon de que las actividades docentes, investigativas y de vinculacion se realizan de manera independiente, orientandose esencialmente a la formacion profesional, asi como al desarrollo de investigaciones que no se incorporan al curriculum y cuyos resultados, en la mayoria de los casos, no se socializan para satisfacer las necesidades de la sociedad y del sector productivo.

Se requiere, en consecuencia, la adopcion del modelo de universidad colectivista que sustenta la formacion profesional y la gestion del conocimiento cientifico generado en las universidades, a partir de la articulacion de las funciones de vinculacion, investigacion y docencia. La vinculacion constituye la clave para detectar las demandas de la sociedad en cuanto al desarrollo local para el desarrollo de proyectos de investigacion que apuntalen hacia la reconversion de la estructura productiva, el cambio institucional y la participacion de los actores locales en la gestion del desarrollo. El conocimiento cientifico, generado en la instancia investigativa, se orienta finalmente tanto al enriquecimiento del curriculum universitario como a la formacion de profesionales competentes para liderar programas que permitan la satisfaccion de las necesidades, la resolucion de los problemas y la atencion los requerimientos territoriales; empleandose de esta manera, la generacion y la gestion del conocimiento para la adopcion de politicas de desarrollo local.

Recibido: 09-09-2017

Revisado: 20-09-2017

Aceptado: 24-05-2018

5. Referencias

Alburquerque, F., (2015). El enfoque del desarrollo economico local. En Costamagma, P. y Perez, S. (Comp.) Enfoque, estrategias e informacion para el desarrollo territorial. Los aprendizajes desde ConectaDEL. (pp.13-43) Buenos Aires: ConectaDEL. Recuperado de: http://www.otu.opp.gub.uy/sites/d efault/files/docsBiblioteca/Conect adel_web_150final.pdf

Alburquerque, F., (2014). Evolucion del desarrollo territorial: situacion actual, crisis y perspectivas. Elementos de Innovacion y Estrategia, No 6, Barcelona: Diputacion de Barcelona. Recuperado de: https://www1.diba.cat/uliep/pdf/5 4057.pdf

Alburquerque, F., (2013). Economia del desarrollo y desarrollo territorial. ConectaDEL. Recuperado de: http://www.conectadel.org/wpcontent/uploads/downloads/2015/ 03/E%C2%AADesarrollo-yDesarrollo-Territorial-3.01.pdf

Alburquerque, F. (2004). El enfoque del desarrollo economico local. Buenos Aires: Organizacion Internacional del Trabajo.

Alburquerque, F., Dini, M., y Perez, R., (2008). Guia de aprendizaje sobre integracion productiva y desarrollo economico territorial. Sevilla: Instituto de Desarrollo Regional, Universidad de Sevilla, Instituto de Economia, Geografia y Demografia, Consejo Superior de Investigaciones Cientificas.

Alburquerque, F., (1999). Manual del agente del desarrollo local. Barcelona: Ediciones Sur.

Burbano, E. y Moreno, E. (2015). El desarrollo local desde una vision prospectiva. Revista Virtual, No 45, pp. 245-257. Recuperado de: http://revistavirtual.ucn.edu.co/ind ex.php/RevistaUCN/article/view/67 0/1201

Costamagma, P., y Larrea, M. (2015). El enfoque pedagogico y la investigacion accion para el desarrollo territorial. En Costamagma, P. y Perez, S. (Comp.) Enfoque, estrategias e informacion para el desarrollo territorial. (pp.45-72). Buenos Aires: ConectaDEL. Recuperado de: http://www.otu.opp.gub.uy/sites/d efault/files/docsBiblioteca/Conect adel_web_150final.pdf

De la Fuente, J. (2008). Sociedad del conocimiento y la universidad. Educacion superior y sociedad. Nueva Epoca. No!3. Recuperado de: http://ess.iesalc.unesco.org.ve/ind ex.php/ess/article/view/20/9

De Pablo, J. y Uribe, J. (2016). Viveros empresariales y desarrollo local. Experiencia del sur de Europa (Andalucia, Espana). Revista de ciencias sociales. XXII, pp. 73-84. Recuperado de: http://www.riberesco.org/wpcontent/uploads/2016/07/ART- Viveros-y-desarrollo-local.pdf

Lopez, M., Garcia, L. y Anido, J. (2016). La investigacion en la formacion profesional para el desarrollo territorial. Analisis y propuesta de una nueva estructura curricular para UNESUR. Teuken Bidikay, No9, pp. 87-107. Recuperado de: revistas.elpoli.edu.co/index.php/te u/article/download/957/817

Lugo, F. y Bell, R. (2016). El desarrollo desde un enfoque alternativo ante el escenario global. Desarrollo Local Sostenible, vol 24, No (8). Recuperado de: http://www.eumed.net/rev/delos/2 4/globalizacion.html

Padron, J. (2005). Investigacion, universidad y sociedad. Ponencia en el II Seminario Internacional EDUCA. Recuperado de: http://padron.entretemas.com.ve/I nvUnivSoc/InvestigacionUniversida dSociedad.pdf

Rodriguez, A. (2015). Dinamicas sectoriales y desarrollo territorial en economias locales interiores. El caso de Rivera en Uruguay. Economia, sociedad y territorio, No 15, pp. 217-250. Recuperado de: http://www.scielo.org.mx/scielo.ph p?script=sci_arttext&pid=S140584212015000100009

Takayanagui, A. (2014). La universidad en la sociedad del conocimiento: hacia un modelo de produccion y transferencia de conocimientos y aprendizajes. Avaliacao: Revista da Avaliacao da Educacao Superior (Campinas), 19(3), 549559. Recuperado de http://www.scielo.br/pdf/aval/v19 n3/02.pdf

Tunnermann, C. y De Souza, M. (2003). Desafios de la universidad en la sociedad del conocimiento. Cinco anos despues de la Conferencia Mundial sobre Educacion Superior. Francia: Paris. Recuperado de: http://www.uoc.edu/rusc/2/2/dt/e sp/casas.pdf

UNESCO (1998). Conferencia Mundial sobre la Educacion Superior. La educacion en el siglo XXI. Vision y accion. Recuperado de: http://www.unesco.org/education /educprog/wche/declaration_spa. htm

Vazquez, A. (2000). Desarrollo endogeno y globalizacion. Eure (Santiago), 26(79), 47-65.. Recuperado de: http://www.scielo.cl/scielo.php?scr ipt=sci_arttext&pid=S0250 71612000007900003&lng=es&nrm=is o&tlng=es

Vazquez Barquero, A. (2007). Desarrollo endogeno. Teorias y politicas de desarrollo territorial. Investigaciones Regionales, No 11, pp.183-210. Recuperado de: http://www.redalyc.org/pdf/289/2 8901109.pdf

Vazquez, A. (2009a). Desarrollo local, una estrategia en tiempos de crisis. Universitas Forum, volumen I, No2, pp. 1-11. Recuperado de: http://www.foromundialadel.org/e xperiencias/doc/Desarrollo%20Loc al,%20estrategia%20en%20tiempos %20de%20crisis.pdf

Vazquez, A. (2009b). Una salida territorial a la crisis. Lecciones de la experiencia Latinoamericana. EURE (Santiago), 35(105), pp. 5-22. Recuperado de: http://www.scielo.cl/scielo.php?scr ipt=sci_arttext&pid=S025071612009000200001.

Daniela Judith Bermudez Santana (1)

Facultad de Contabilidad y Auditoria

Universidad Tecnica de Ambato Ecuador

di.bermudez@uta.edu.ec

Erika Paulina Tapia Panchi (2)

Facultad de Contabilidad y Auditoria

Universidad Tecnica de Ambato Ecuador

ep.tapia@uta.edu.ec

Diego Santiago Andrade Naranjo (3)

Departamento de Ciencias Economicas Administrativas

y del Comercio. Universidad de las Fuerzas Armadas

Latacunga Ecuador dsandrade3@espe.edu.ec

(1) Magister en Administracion de Empresas mencion Planeacion Estrategica, Ingeniera Comercial con mencion en Marketing. Docente de la Universidad Tecnica de Ambato- Ecuador. Linea de investigacion pertinencia social de las organizaciones y desarrollo territorial

(2) Magister en Gestion de Empresas, Ingeniera en Finanzas y Auditoria CPA. Docente de la Universidad Tecnica de Ambato- Ecuador. Linea de investigacion pertinencia social de las organizaciones y desarrollo territorial (1)

(3) Magister en docencia y curriculo para la educacion, Magister en Cultura Fisica y entrenamiento Deportivo--Docente de la universidad de las Fuerzas Armadas ESPE--Extension Latacunga--Ecuador. Linea de investigacion pertinencia social de las organizaciones y desarrollo territorial.
COPYRIGHT 2018 Revista Vision Gerencial
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Judith Bermudez Santana, Daniela; Paulina Tapia Panchi, Erika; Santiago Andrade Naranjo, Diego
Publication:Revista Vision Gerencial
Date:Jul 1, 2018
Words:5746
Previous Article:Editorial.
Next Article:Planeacion organizacional universitaria: inclusion estrategica de los espacios educativos tecnologicos.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters