Printer Friendly

Fuentes Vega, Alicia: Bienvenido, Mr Turismo. Cultura visual del boom en Espana.

Fuentes Vega, Alicia: Bienvenido, Mr Turismo. Cultura visual del boom en Espana. Madrid, Catedra, 2017. 333 pp.

Siempre me gusta ver los fenomenos historicos a traves de los ojos de la gente de historia del arte, no solo por como buscan nuevas fuentes o como hacen distintas preguntas a las que, a veces, manejan los historiadores sino, sobre todo, porque las ponen en el centro de la cuestion no como medio, sino como fin. El libro de Alicia Fuentes tiene algo de eso, pero es bastante mas. Podria ser un libro de historia del arte en el sentido que rastrea conexiones entre el arte contemporaneo y el turismo, pero es, sobre todo, un trabajo de tourism studies, una aproximacion al turismo desde la antropologia y la sociologia, dos enfoques que permiten acercarse con bastante exactitud a un proceso dificil de historiar como es la turistizacion de la mirada y la turistizacion de un pais. En los ultimos diez anos se ha escrito mucho sobre el turismo franquista, pero es bueno que a la historiografia tradicional se le sume este tipo de modelos de analisis porque, ademas, para ese periodo, la tirania y supremacia de la imagen eran ya muy significativas. En este sentido, este libro ya es importante y, sobre todo, complementario de los de Sasha Pack (2006), Afinoguenova- Marti Olivella (2008), Justin Crumbaugh (2009), Neal Rosendorf (2014) o el que proximamente publicara Patricia Hertel.

La autora se pregunta a traves de imagenes si el turismo fue sinonimo de libertad, de europeizacion y de modernizacion, o si es un cliche historiografico tan extendido que ya es casi una verdad inamovible. La pregunta no es nueva, ni es nuevo tampoco hacerlo a traves de las imagenes, pero pocos trabajos lo han hecho tan exhaustivamente porque Alicia Fuentes muestra un gigantesco repertorio de imagenes del boom y las asocia a la pluralidad semantica que produjeron. No es facil porque son miles y estan diseminadas por archivos y bibliotecas espanolas y extranjeras, ademas de estar en todos los soportes imaginables (papel, audiovisual o material grafico) pero ademas porque los mensajes se solapaban: institucional, publicidad comercial, imagenes personales en forma de libros o fotografias, humor grafico o propaganda politica. Dificil, tambien, porque cada soporte tenia su propia idiosincrasia y sus limites y porque es un complicado laberinto de imagenes y mensajes producidos desde la propia Espana, desde los paises emisores y desde los turistas, nacionales y extranjeros. Es mucho lo que habia que cruzar, desentranar y desmitificar.

Y ese es el interes del libro porque, aunque las fuentes sean artisticas o graficas, hay mucha historia en el. En realidad, el relato de la cultura visual lleva a la autora a la pregunta, mas profunda, de la cultura turistica del Regimen. Hay dos cuestiones que me han interesado mucho. La primera es la negacion del sol y playa como unico espacio del boom. No lo fue. Desde la industria se intento generalizar la imagen playera pero otros actores turisticos buscaron en Espana el paraiso rural que, en parte, seguia vivo. Sin embargo, la tierra milenaria, la Arcadia mediterranea sinonimo de Eden es una llamada que funciono para Italia o Grecia, pero nunca para Espana, al menos a principios de siglo. La sustitucion del exotismo, que si que habia funcionado y mucho, por el primitivismo arcaico que convivio con el sol y playa es uno de los analisis a los que tenemos que empezar a prestar mas atencion.

La segunda la resuelve dividiendo en dos los espacios en los que confluyeron franquismo y turismo, o, mejor dicho, turistas: los de conflicto y los de consenso. Los primeros fueron aquellos en los que la ideologia desarrollista nunca quiso que la "diferencia" pudiese a la modernidad, empenandose en mostrar carreteras, puertos, ciudades metropolitanas, paisajes industriales o rascacielos y gestionando la mendicidad, el subdesarrollo o los oficios callejeros a traves de estrategias "de primitivismo atenuado" como la ocultacion o la sustitucion. Los segundos, los espacios de consenso, fueron los vinculados a la hospitalidad y sus derivados, es decir hoteles, diversion, comida o folclore, un terreno mas relajado y ambiguo donde hubo que trasmutar servilismo por el concepto de "anfitriones", mientras se colaban en el repertorio nacional algunos mitos que ha costado superar, como la periferia del placer, el macho iberico, el camarero ligon, el bikini o la promiscuidad estival.

El analisis de unos y otros donde, en el fondo, hubo conflicto en el consenso y consenso en el conflicto, lleva a la autora a la conclusion de que, a pesar del titulo del libro, el turismo solo fue bienvenido para el Regimen. Ni rupturista ni moderno, el turismo estaba legitimando a Franco en una estrategia lampedusiana, en la que el pais cambiaba la apariencia para que nada cambiase en su interior. En realidad, la modernizacion economica y las enormes remesas de dinero del turismo le dieron un inmenso redito politico al gobierno y le proporcionaron una inmensa coartada. Y desde ahi una nueva pregunta: ?Por que ha prevalecido el relato del turismo como introductor de libertades? ?Por que seguimos pensando en el en clave de progreso? ?Por que el optimismo ...? Dificil responder si no es considerando la necesidad que tenemos incluso hoy, 40 anos despues de la muerte oficial del Regimen, de sostener nuestro modelo. Hay discursos que se han superado, pero el del turismo como modernizador de Espana, no. Revisarlo es un asunto bastante complejo que, de momento, se esta resolviendo con brotes aislados de turismofobia y que, por ahora, parece conveniente dejar de lado.

Si le pondria algun "pero" a este libro. Lo conoci, y lo he consultado, como tesis doctoral (Aportaciones al estudio visual del turismo: la iconografia del boom en Espana 1950-1970), y por eso echo de menos toda la investigacion, importante, sobre la politizacion y/o despolitizacion del turismo, algo asi como los aliados que encontro el turismo franquista en el exterior en forma de editoriales, articulos, guias, turistas o touroperadores. Es un tema fundamental que, sin embargo, en el libro aparece muy desdibujado, no se si por necesidades editoriales. Otro asunto que me gusto mas en la tesis es la relacion entre el arte y la fotografia contemporaneas con el turismo, algo asi como el turismo en la historia reciente del arte espanol. Ni uno ni otro me parecen perifericos y sostendrian, con mucho peso, las principales tesis de un libro que va mucho mas alla de las imagenes, aunque repasarlas y revisar cientos de ellas siga siendo casi una obligacion para aquellos interesados en el franquismo y sus tremendas contradicciones.

http://dx.doi.org/10.5209/CHCO.60349

Ana Moreno Garrido

UNED-Guadalajara

amoreno@guadalajara.uned.es
COPYRIGHT 2018 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Moreno Garrido, Ana
Publication:Cuadernos de Historia Contemporanea
Date:Jan 1, 2018
Words:1223
Previous Article:Dominguez Rodino, Enrique: Las primeras llamas: un espanol en la Gran Guerra.
Next Article:Gonzalez Calleja, Eduardo: Asalto al poder. La violencia politica organizada y las ciencias sociales.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters