Printer Friendly

Fortalecimiento de la formacion ciudadana en la escuela secundaria: una propuesta de aprendizaje-servicio.

Strengthening citizenship education in secondary school: a service- learning proposal

INTRODUCCION

En el Peru la educacion como derecho fundamental de la persona esta referido a la <<disponibilidad, al acceso a una educacion de calidad, a la permanencia en el sistema educativo y a alcanzar aprendizajes que le permitan enfrentar los retos del desarrollo humano, ejercer su ciudadania y continuar aprendiendo a lo largo de toda la vida>> (Reglamento de la Ley 28044, Ley General de Educacion, Ministerio de Educacion, 2003).

Haciendo enfasis en el ejercicio de la ciudadania, el area de Formacion Ciudadana y Civica del actual Diseno Curricular de Educacion Basica, fundamenta la formacion de:

[...] ciudadanos conscientes, reflexivos, identificados y comprometidos como miembros de una sociedad diversa, pero a la vez unida por elementos que favorecen la afirmacion de su identidad de peruanos preparados para vivir en una sociedad multicultural>>. Para ello se busca lograr que los estudiantes <<asuman su ciudadania en la perspectiva de un mejor desarrollo de si mismos para afrontar los retos y problemas tanto de su comunidad, como los de su region y del pais en su conjunto (Ministerio de Educacion, 2008, p. 397).

En ese contexto, segun Calmet (2011, pp. 43-44): <<Debemos ponernos de acuerdo en como entendemos la ciudadania, que principios la sostienen y cuales son sus elementos; y a partir de ellos, plantear los conocimientos, habilidades, valores y actitudes necesarias para ejercerla, dentro de las aulas y fuera de ella>>. La autora apunta que la labor del Ministerio de Educacion es la de guiar a los maestros y maestras, y en general, a todas las instituciones educativas en torno a ese tema.

Si uno de los propositos de la educacion en el Peru es formar personas capaces de ejercer su ciudadania de una manera activa y comprometida ?De que realidad partimos cuando nos referimos a la actual formacion ciudadana desde la escuela? ?Cual debe ser el enfoque de la educacion que oriente las iniciativas, propuestas y los cambios en respuesta al proposito formulado?

Estas cuestiones orientan a pensar que si la participacion ciudadana la gestan los ciudadanos; por lo tanto, es preciso que la educacion aporte lo suyo, mediante la formacion de hombres y mujeres activos y comprometidos, capaces de convertirse en actores protagonistas involucrados en las necesidades de su comunidad. Se coincide con Calmet y Rojo (2001), cuando sustentan que se debe buscar convertir a los alumnos en verdaderos ciudadanos, mediante el desarrollo de actitudes, habilidades e iniciativas, que les permitan involucrarse de una manera activa, y segun sus propias posibilidades y deseos, en el manejo de la cuestion publica, aquella que involucra y afecta a todos.

Para encontrar posibles respuestas a estas interrogantes, el presente trabajo plantea cuatro momentos, los cuales invitan a reflexionar sobre algunos puntos que orientaran mejor el analisis que se pretende realizar sobre la formacion ciudadana en la escuela. En primer lugar, se considera la idea de la ciudadania desde una perspectiva democratica, en la cual el sujeto ciudadano desenvuelve roles dentro de una sociedad, mediante el ejercicio de sus derechos y deberes, en un contexto de valores acordados y en una articulacion de proyectos individuales y colectivos. En segundo lugar, se parte de la relacion entre comunidad y escuela, entendiendo la escuela como espacio de convivencia y ejercicio permanente de la ciudadania mediante la practica de valores, donde los alumnos aprenden interactuando entre ellos y con los miembros de la sociedad. En tercer lugar, se reflexiona sobre la educacion ciudadana en la escuela en el nivel secundario. Se describe el desarrollo de una disciplina teorica limitada al aprendizaje de conceptos que definen la convivencia democratica, y por el contrario, se apoya un aprendizaje que partiendo de la realidad, permite a los alumnos vincular el pensamiento a la accion a traves de su participacion activa y responsable, desarrollando en ellos capacidades y habilidades en busqueda del bien comun.

A partir de las reflexiones planteadas, en cuarto lugar, momento se presenta el enfoque educativo del aprendizaje-servicio, el cual, como explica Tapia (2010), es una propuesta que vincula aprendizaje y servicio solidario, que permite a los alumnos aplicar los conocimientos adquiridos en el aula al servicio de la comunidad. Simultaneamente les permite adquirir nuevos conocimientos mediante el desarrollo de sus competencias en contextos reales.

En ese sentido, el objetivo del presente trabajo pretende vincular la practica educativa del aprendizaje-servicio al fortalecimiento de la formacion de una ciudadania activa y responsable en los alumnos de la escuela secundaria; permitiendo que puedan descubrir sus propias capacidades y habilidades para asumir responsabilidades, en cuanto a lo que pueden y deben hacer para vivir como ciudadanos activos, participativos y solidarios en su comunidad.

1. LA IDEA DE CIUDADANIA DESDE UNA PERSPECTIVA DEMOCRATICA

Para entender el significado de ciudadania, se asume el pensamiento de Sacristan (2001), puesto que se comparten los criterios que desarrolla cuando senala que:
   La ciudadania es una <<invencion>>, una forma <<inventada>>
   --dijimos--de ejercer la socialidad de la persona en el seno de la
   sociedad juridicamente regulada, que conjunta y garantiza a los
   individuos unas ciertas prerrogativas, como la igualdad, libertad,
   autonomia y derechos de participacion. Es una forma de ser persona
   en sociedad que parte del reconocimiento del individuo como
   poseedor de unas posibilidades y de unos derechos. Se trata de una
   construccion historicamente muy elaborada, cuya esencia radica en
   comprendernos y respetarnos como libres, autonomos e iguales, al
   tiempo que se vive con otros: condicion de la que se deriva una
   forma de percibirse a si mismo en relacion con los demas: una
   identidad (pp. 152-153).


Si se considera que los seres humanos no nacen siendo ciudadanos, y que ciudadania y democracia son inventos de las sociedades, se necesita preparar a las personas para que puedan ejercer su condicion como tales. En este sentido, la labor de la escuela es importante porque es un escenario que permite desarrollar conocimientos, competencias y habilidades, para adquirir diferentes formas de ver, comprender y vivenciar la convivencia social, y participar de diversos modos en los asuntos publicos y colectivos.

Segun Paro (2001), es preciso considerar que la ciudadania supone a la persona como un ser natural, con caracteristicas particulares, pero tambien con caracteristicas sociales, porque ella es parte de una sociedad compuesta por individuos que poseen esas mismas caracteristicas. En este sentido, el autor explica que se debe entender la condicion de uno mismo como sujeto y la condicion de los demas (de los semejantes) como sujetos.
   La accion del individuo delante de los demas individuos debe
   ocurrir del tal modo que, para preservar sus derechos, como
   derechos de individuo y no como privilegios de persona, tambien
   deben ser preservados los derechos de los demas individuos, Asi
   actuando, el individuo estara considerando tambien sus propios
   deberes (p. 10).


En opinion de Sacristan (2001), la educacion puede colaborar en la construccion del ciudadano mediante la estimulacion de las condiciones personales necesarias para el ejercicio activo y responsable de su papel como miembro de una sociedad. Para el autor, esas condiciones se refieren a la autonomia del pensamiento y las virtudes civicas, el pensamiento critico, la sensibilidad hacia los que son diferentes a el, la cooperacion, la capacidad de dialogo para resolver conflictos, la comprension de las interdependencias en un mundo globalizado y la preocupacion por los derechos humanos.

Benevides (1996) destaca tres elementos que son indispensables e interdependientes para la comprension de una educacion en democracia, compuesta por ciudadanos activos y comprometidos:
   (1) la formacion intelectual y la informacion; para formar al
   ciudadano es preciso comenzar por informarlo e introducirlo a las
   diferentes areas del conocimiento. La falta, o la insuficiencia en
   la informacion refuerza las desigualdades, fomenta injusticias y
   puede llevar a una verdadera segregacion; (2) la educacion moral,
   vinculada a una didactica de los valores republicanos y
   democraticos, que no se aprenden intelectualmente apenas, pero si
   sobretodo por la conciencia etica que es formada por los
   sentimientos y por la razon, en otras palabras por la conquista de
   corazones y mentes (3) la educacion del comportamiento, desde la
   escuela primaria, en el sentido de enraizar habitos de tolerancia
   delante de lo diferente o divergente, asi como el aprendizaje de la
   cooperacion activa y de la subordinacion del interes personal o del
   grupo al interes general, al bien comun (pp. 226-227).


Para formar ciudadanos, en la vision de Puig, Guijon, Martin y Rubio (2011), la educacion debe abordar los principales ambitos de la experiencia humana. El primer ambito se refiere a la experiencia de aprender a ser uno mismo, en el cual cada individuo realiza un trabajo formativo sobre si mismo para liberarse de ciertas limitaciones; y construir una manera de ser deseada mediante un mayor grado de autonomia y responsabilidad. El segundo se refiere a la experiencia de aprender a convivir, el cual apunta a una tarea formativa que supera la tendencia a la separacion y aislamiento entre personas, para ayudarlos a establecer vinculos basados en la apertura, comprension de los demas y el compromiso con proyectos comunes. El tercer ambito se refiere al aprendizaje de la vida en comun, es decir, el proceso de aprender a formar parte de la sociedad, por el cual cada individuo debe ser capaz de requerir los derechos que le corresponden; y, al mismo tiempo, de sentir la obligacion de cumplir los deberes, y contribuir con sus actitudes a la organizacion democratica de la convivencia. El cuarto ambito se refiere a la experiencia de aprender a habitar el mundo, el cual plantea un trabajo educativo basado en una etica universal de la preocupacion y responsabilidad por el presente y futuro de las personas y de la Tierra.

2. DESDE LA ESCUELA HACIA LA COMUNIDAD

Una importante reflexion en este trabajo parte de la estrecha relacion que existe entre escuela y comunidad; aquella que ha emergido en el pensamiento pedagogico y la accion educativa como un camino imprescindible en la formacion de los jovenes para la vida, como bien senala Dewey (1950). Desde este punto de vista, la escuela no puede ser apenas una fuente transmisora de informacion, en la cual los alumnos conozcan sus deberes y derechos; debe ser un espacio con las puertas abiertas a la comunidad, para entender las necesidades de su contexto y comprender las relaciones mas generales de la sociedad en su conjunto.

Como senala Perez (2007), se entiende que la escuela es un espacio idoneo para adquirir ciertos saberes sobre la regulacion de la convivencia entre los seres humanos, porque en ella se concentran una gama de oportunidades para que los alumnos aprendan a relacionarse con la autoridad y tambien entre iguales, aprecien las ventajas y los inconvenientes de la convivencia, desempenen roles, trabajen en equipo, se sientan parte del grupo y se solidaricen con sus pares.
   En la vida colegial el alumno va a tener oportunidades para
   participar en decisiones colectivas, algunas--segun su madurez y
   preparacion--de progresiva responsabilidad; va a tener ocasion,
   incluso de tomar decisiones academicas y no academicas; va a tener
   ocasion de colaborar y ser solidario con sus companeros; va a tener
   ocasion de vivir en comunidad y trabajar en equipo, aportando
   ideas, respetando las de los demas, debatiendo, tomando iniciativas
   ... (p. 250).


En la opinion de Perez, estas son razones <<para procurar que los limites espaciales de los centros educativos no sean barreras que los separen de la sociedad que los circunda sino lineas de demarcacion permeables que faciliten la mutua influencia en ambos sentidos>> (2007, p. 251). El autor refuerza la idea de facilitar desde la escuela, ocasiones para la vivencia y ejercicio de los valores en una vida comunitaria, como un medio para afianzar aprendizajes y aprender a practicar derechos y deberes de la ciudadania.

En esa mutua influencia, Sanin (1998) describe el papel de la escuela en la sociedad como un lugar para el dialogo intergeneracional, tiempo de aprendizaje para la vida en sociedad, espacio de produccion y socializacion de cultura; y, a pesar de las transformaciones que ocurren en los escenarios de socializacion, como un lugar y tiempo privilegiados, en los cuales se aprenden normas y valores que hacen posible la vida en sociedad.

Para comprender mejor esa relacion entre escuela y comunidad, Candau (1995) resalta y analiza tres criterios:
   (1) la vida cotidiana como una referencia para la accion en la
   educacion, a traves del conocimiento de la realidad que permita a
   los estudiantes conocer, comprender y proponer propuestas para su
   transformacion; (2) la escuela como lugar de ejercicio permanente
   de la ciudadania activa con personas que convierten en autores y
   actores de proyectos pedagogicos en diferentes etapas:
   planeamiento, elaboracion, ejecucion y evaluacion; y (3) una
   educacion basada en el dialogo que supere las practicas
   autoritarias como condicion para la formacion de la democracia (pp.
   15-16).


Todas las ideas y criterios enfocados a la relacion entre escuela y comunidad descritos en los parrafos anteriores son orientaciones importantes a la idea de formar jovenes ciudadanos desde la escuela, entendiendola como espacio de insercion social, en el cual los alumnos pasan varias horas al dia socializando. Por lo tanto, se convierte en un lugar idoneo para ejercer derechos y deberes, tomar decisiones, respetar los derechos de los demas y conocer sus limites y posibilidades, como personas que integran una comunidad.

Complementando esta idea, para Billig (2004), la escuela es considerada como una institucion social adecuada para desarrollar habilidades de servicio solidario, porque es la unica que tiene la capacidad y mision de llegar a todos los jovenes. Ademas, el autor considera que la escuela es un elemento clave en el desarrollo de las normas sociales.

Ahora bien, tanto el aprendizaje de habilidades y destrezas sociales como la practica de valores que se manifiestan en las actividades propuestas desde la escuela, no tendrian sentido sin el aporte y compromiso de la comunidad educativa. Educadores de la institucion educativa: direccion, profesores, especialistas y familia de los educandos, desde el desempeno de sus roles y funciones, contribuyen a la formacion ciudadana de ninos y jovenes.

Una especial atencion se le otorga al papel del profesional de la educacion, el profesor, el ciudadano. Muchas veces, el enfasis de su papel, en las palabras de Machado (2000), se situa en su competencia tecnica, en el dominio de los contenidos de una disciplina especifica, sin brindar suficiente importancia a otras dimensiones que caracterizan a un profesional. A continuacion, el autor plantea aquellas dimensiones en la funcion del profesor:
   sin compromiso, sin el sentimiento profundo de contribuir para el
   bien comun, sin el reconocimiento social que viabiliza una auto
   regulacion de sus actividades, sin la dignidad y el orgullo de
   sentirse un servidor publico, independientemente de cual sea la
   fuente que propicia el pago de su salario no se puede hablar de un
   profesional de la educacion (p. 48).


Ser profesional de la educacion ayer, hoy y en el futuro, ha sido es y sera siempre una gran responsabilidad, porque la posibilidad de contribuir a la formacion de ciudadanos es una tarea ardua, delicada y comprometida con los demas. Las personas que escogen esta profesion por vocacion y no por ocupacion comprenden que su tarea es una accion que busca conducir finalidades individuales y colectivas, todas comprometidas con el bien comun.

3. LA EDUCACION CIUDADANA EN LA ESCUELA SECUNDARIA

Desde la escuela, en algunas practicas docentes, existe aun la preocupacion por transmitir informacion a los alumnos en diferentes materias curriculares, sin embargo, de nada sirve priorizar esfuerzos en ensenar contenidos cuando, en realidad, lo que se busca es formar personas integras y completas. En este sentido, se coincide con Martin y otros (2009), cuando senala que una educacion integral busca el equilibrio entre ser y saber.

Acerca de esta preocupacion, Filmus (2003 citado por Tapia, 2007, p. 25) cuestiona <<?de que nos sirve jovenes formados en Quimica, Fisica, Matematica, Lengua o Historia si, al mismo tiempo, no estan formados en el convencimiento de que estos conocimientos deben ser utilizados en funcion de la paz y bienestar de los pueblos?>>. Este cuestionamiento nos situa en una vision mas holistica de la calidad educativa, en la cual se buscan otros propositos pedagogicos, mas alla del grado de conocimientos y conceptos teoricos que se puedan brindar.

Sobre el conocimiento, en la opinion de Machado, lo fundamental es que este prevalezca, sea facilmente accesible a nuevas situaciones y se pueda utilizar ampliamente segun el interes y necesidades de las personas. El autor senala que

La educacion tiene como materia prima el conocimiento, pero esta debe situarse una octava por encima de el. Todo el conocimiento del mundo se justifica, apenas en la medida que puede ser util en la elaboracion de proyectos para las personas. Ese es el punto fundamental: las persona, las que tienen mayor valor e importancia (Machado, 2004, p. 124).

En este sentido, aprender conocimientos desde la escuela hacia la comunidad implica aprender de la practica cotidiana en un determinado entorno, para lograr metas individuales y colectivas que a su vez generen nuevos conocimientos. Se coincide con Lacasa cuando fundamenta que <<el conocimiento es inseparable del entorno socio cultural en el que surge, por lo tanto los alumnos aprenden interactuando con los miembros de la sociedad>> (Lacasa, 1994, p. 316). La autora resalta la importancia de la actividad del alumno que se acerca al entorno, porque es capaz de capturar los estimulos que son mas relevantes para el: <<el ambiente, con diferentes grados de estructuracion, apoya el aprendizaje y el alumno aprende por si mismo o en relacion con los otros>> (p. 333).

En el contexto educativo peruano la educacion ciudadana ha pasado por una serie de cambio de nombres, contenidos y espacios dentro del curriculo escolar. Se recuerda, por ejemplo, nomenclaturas como Educacion Civica, posteriormente, Ciudadania (siendo un componente del area de Ciencias Sociales) y, actualmente, Formacion Ciudadana y Civica; asi como tambien alternancias con temas transversales y otras areas curriculares. Pese a todos estos cambios, un recorrido por las aulas, en escuelas de diferentes paises, segun Tapia (2007), mostraria que aun sigue pesando una cierta inercia en la concepcion de la formacion para la educacion ciudadana, que la mantiene atada a textos normativos o al dialogo y debate de textos periodisticos, asociada casi exclusivamente a <<la pluma y la palabra>>. La autora sustenta que la formacion ciudadana exige pasar de la normativa a la practica, y no solo al ejercicio del debate y dialogo; sino tambien a otras competencias que requieren <<salir a la cancha>> de la comunidad, y embarrarse los pies, las manos y el corazon en la transformacion de la realidad.

[...] los docentes tendemos de alguna manera a encallecemos ante la distancia a veces enorme entre los principios que ensenamos y las practicas que desarrollamos, entre nuestros discursos a los ninos y adolescentes y nuestras acciones como adultos. A veces, la escuela esta tan acostumbrada a esa cierta esquizofrenia entre la teoria y la practica, tan acostumbrada a que las grandes palabras se banalicen y se vacien de sentido, tan habituada a discursos formales pero sin sustancia, que deja de llamarnos la atencion que lo que estamos ensenando no se verifique en la vida cotidiana (Tapia, 2007, p. 27).

Dentro de este contexto, Potter (2002) propone tres caracteristicas importantes en la formacion de la ciudadania: (1) una ciudadania politicamente alfabetizada, la cual incluye conocimientos, valores y actitudes para interiorizar teoria y practica de los derechos humanos y la democracia, familiarizarse con los sistemas democraticos y apreciar la diversidad historica y cultural; (2) una ciudadania responsable social y moralmente, que englobe respeto y cuidado por si mismo y los otros, la comprension de la pluralidad, resolucion pacifica de los conflictos y reflexion sobre la consecuencia de sus actos; y (3) una ciudadania participativa, capaz de hacer una contribucion responsable y constructiva de la vida publica.

Una respuesta a esta situacion desde la escuela no debe significar la inclusion de una disciplina teorica curricular con textos escolares limitada al aprendizaje de conceptos que definan la convivencia democratica. Se debe comprender que formar para la ciudadania no implica un contenido abstracto ni teorico, mas bien, precisa de un aprendizaje que parta de la realidad. Esto se explica, en las palabras de Diaz Barriga (2006), como un aprendizaje que, mediante la experiencia, permita a los alumnos vincular el pensamiento con la accion; desarrollando las capacidades de construir, aplicar y transferir significativamente el conocimiento, al enfrentar los fenomenos de la vida real, con el supuesto de que solo asi sera posible desarrollar habilidades complejas.

4. UNA PROPUESTA DE APRENDIZAJE-SERVICIO EN LA ESCUELA SECUNDARIA

La principal inquietud del presente trabajo surge de la necesidad de vincular la experiencia con la realidad, desde la escuela, la cual motiva a direccionar la atencion a una propuesta educativa practicada en algunos paises, basada en el principio de la solidaridad. Aquella propuesta entrelaza los aprendizajes que ofrece la escuela con las necesidades de la comunidad, por intermedio del servicio solidario que desarrollan los alumnos, esta se denomina aprendizaje-servicio.

Recolectar alimentos en los perecederos para un comedor comunitario, es una actividad solidaria. Estudiar tecnicas de horticultura para aprobar el examen, es aprendizaje. Investigar sobre el desarrollo de huertas en contextos urbanos de extrema pobreza, y capacitar a personas desocupadas para que puedan producir sus propios alimentos en huertas familiares y comunitarias, es aprendizaje-servicio (Tapia, 2010, p. 13).

El aprendizaje-servicio en la concepcion de Halsted (1998) es una metodologia de ensenanza aprendizaje mediante la cual los jovenes desarrollan habilidades por intermedio del servicio, realizando tareas importantes y de responsabilidad en sus comunidades y escuelas; y asumiendo roles significativos y desafiantes en una variedad de lugares, tales como guarderias, museos, actividades extraescolares, proyectos ecologicos, bibliotecas o centros de jubilados. Como anade el autor, las actividades en estos lugares pueden incluir: lectura y supervision de ninos en edad escolar, prestamo de ayuda para tareas escolares, ser guias en museos, limpieza y embellecimiento de vecindarios o grabacion de historias orales de ancianos.

La pubertad y la adolescencia son etapas adecuadas para motivar el compromiso social activo y desarrollo de competencias para la participacion ciudadana. Billig (2008) se baso en numerosas investigaciones de los Estados Unidos, para argumentar que los proyectos solidarios desarrollados en ese nivel de ensenanza contribuyen al buen nivel academico y, simultaneamente, producen impactos en las conductas pro-sociales, en el respeto a la diversidad, en la confianza en si mismo, en la conexion con el patrimonio cultural, en el desenvolvimiento de la etica y en el desarrollo de los factores protectores relacionados con la capacidad de reaccion ante situaciones de riesgo.

Una definicion aceptada por la comunidad cientifica de psicologos, segun Tapia (2000), son las actitudes pro-sociales como aquellas acciones que tienden a beneficiar a otras personas, grupos o comunidades, sin que exista la prevision de una recompensa ulterior. Para la autora, es necesario resaltar la diferencia entre el concepto de prosocialidad y altruismo, desde la perspectiva de los proyectos de aprendizaje-servicio. En este sentido, ella considera que la nocion de altruismo releva la intencion de dador, de beneficiar al receptor; el enfasis esta puesto en las motivaciones y en la actitud de servir, mas que en el servicio efectivamente prestado; y en la virtud de la persona altruista mas que en la relacion establecida con la persona <<beneficiada>>. La prosocialidad, por el contrario, la define especificamente por la satisfaccion efectiva del receptor, asi como por la reciprocidad o solidaridad generada como un valor con base en la condicion comun y dignidad humana, con una coherente exigencia en la busqueda de justicia e igualdad de oportunidades.

El altruismo puede en ocasiones generar actividades de <<beneficencia>> que partan de la aceptacion ingenua de la disimetria de situacion entre proveedores y destinatarios del servicio, lo cual implicaria asumir como <<natural>> la injusticia. La practica de la solidaridad no puede excluir la busqueda de la justicia social, ni eximirse de analizar las causas profundas de los males a los que se atiende parcialmente (Tapia, 2000, p. 21).

Un proyecto de aprendizaje-servicio con enfasis en la educacion pro-social implica para Tapia:
   (1) promover un acercamiento y escucha respetuosos hacia las
   personas, grupos o comunidad destinataria de la accion, que permita
   generar la empatia necesaria para identificar las demandas
   efectivamente sentidas; (2) enfatizar en el compartir, mas que en
   el dar, que permite a los estudiantes reconocer objetivamente
   cuanto aprenden y cuanto reciben afectivamente a partir del
   servicio realizado, y no solo cuanto <<dan>>; (3) reconocer que la
   practica de la solidaridad implica siempre reciprocidad,
   establecimiento de vinculos entre quienes se reconocen como pares
   (p. 21).


Existe en la actualidad la preocupacion por desarrollar aprendizajes que partan de experiencias solidarias en beneficio de la comunidad, sin embargo, como alertaba Dewey (1938 citado en Tapia, 2007, p. 28), <<eso no significa que toda experiencia sea genuina o igualmente educativa>>. Se coincide con esta reflexion, la cual nos invita a reconocer que no cualquier actividad que se pretenda solidaria es necesariamente educativa.

Ante esa alerta, se entiende que no es sencillo diferenciar las practicas de aprendizaje-servicio con aquellas experiencias solidarias en beneficio de la comunidad. En este contexto, diversos instrumentos fueron propuestos para evidenciar estas diferencias, entre ellos se considera que puede ser muy util presentar los <<cuadrantes de aprendizaje servicio>>, desarrollados por la Universidad de Stanford en Estados Unidos (Service-Learning Center, citado en Tapia, 2007) (ver figura 1).

Sobre los cuadrantes de aprendizaje-servicio, Tapia (2007) elaboro una adaptacion con relacion a la formacion ciudadana, a partir de la realidad de las escuelas latinoamericanas:

[FIGURA 1 OMITIR]

El primer cuadrante se refiere a los trabajos de campo, las salidas a terreno, la investigacion sobre una problematica social que se acerca a la realidad para conocerla y obtener un buen diagnostico. Segun Tapia (2007), desde el punto de vista de la educacion para la ciudadania, estos trabajos de acercamiento y conocimiento de la realidad pueden desencadenar reflexiones muy importantes sobre la realidad social. En este sentido, pueden constituir aportes muy valiosos para la formacion de los futuros ciudadanos, sin embargo se corre el riesgo de agotarse en la descripcion de un problema de la realidad, sin intentar siquiera modificarla.

El segundo cuadrante se refiere a las actividades solidarias asistematicas, aquellas que surgen espontaneamente para ayudar a las comunidades con necesidades y en situaciones de emergencia. Para Tapia (2007), desde el punto de vista de la educacion ciudadana, se debe considerar que el valor formativo de estas actividades puede ser muy variable, ya que sin el adecuado acompanamiento pedagogico, se corre el riesgo de ensenar "la leccion equivocada>> de ser solidario, solo cuando hay una emergencia.

El tercer cuadrante se refiere al servicio comunitario institucional, tambien llamado sistema de voluntariado institucional, el cual hace referencia a aquellas actividades que son planificadas y acompanadas por la propia institucion como parte de su mision educativa sin embargo no estan vinculadas intencionada ni sistematicamente con los contenidos curriculares. Sustenta Tapia (2007) que por su caracter extra-escolar, voluntario, desarticulado de los aspectos mas formales y evaluables de la vida escolar, los grupos de voluntarios suelen convocar casi exclusivamente a quienes se sienten motivados a priori, pero el resto del alumnado que suele ser la mayoria, sigue formandose en ciudadania del modo tradicional.

Finalmente, se encuentra el ultimo de los <<cuadrantes>>, el del aprendizaje-servicio como propuesta pedagogica que vincula simultaneamente dos intenciones: la intencion educativa y el rigor academico propios de un trabajo de campo, con el compromiso del trabajo social. La finalidad del aprendizajeservicio no es solamente servir a la comunidad, sino tambien educar a los alumnos, porque son ellos los que protagonizan el aprendizaje.

Para Furco (1999), un programa de aprendizaje-servicio bien implementado debe contener, como minimo cuatro componentes:
   (1) sale al encuentro de una necesidad comunitaria genuina (no
   prefabricada o hipotetica); (2) integra las actividades de servicio
   comunitario con los estudios academicos; (3) les da voz a los
   alumnos la creacion y el desarrollo de proyectos de servicio; y (4)
   provee el tiempo estructurado para que los alumnos reflexionen
   sobre como la experiencia de servicio y los estudios academicos se
   relacionan unos con otros (p. 36).


El autor sustenta que la persona clave para facilitar la implementacion de estos componentes es el profesor. Aquel debe comprender la diferencia entre servicio comunitario y aprendizaje-servicio; debe saber como integrar las experiencias de servicio a la comunidad con los contenidos de aprendizaje (contenidos curriculares o formativos) en su programacion curricular; debe saber la mejor manera de preparar a los estudiantes para sus actividades comunitarias, y guiarlos a traves de actividades de reflexion. <<Sin el apoyo y el compromiso del docente, es dificil que una actividad de aprendizaje-servicio pueda ser exitosa>> (Furco, 1999, p. 36). Ese compromiso, es mas efectivo cuando la Direccion de la escuela aprueba, alienta y acompana estas actividades.

La insercion curricular de las experiencias de aprendizaje-servicio depende en gran medida de la inclusion que se haga en las politicas de instituciones educativas de cada pais. Es interesante resaltar lo que la Ley de Educacion Nacional en Argentina recomienda:

[...] promover la creacion de espacios de articulacion entre las instituciones del mismo nivel educativo y de distintos niveles educativos de una misma zona>>, [...]. Mantener vinculos regulares y sistematicos con el medio local, desarrollar actividades de extension, tales como las acciones de aprendizaje-servicio, y promover la creacion de redes que fortalezcan la cohesion comunitaria e intervengan frente a la diversidad de situaciones que presenten los/las alumnos y sus familias (Ley Nacional de Educacion, Cap. V, art. 123, incisos e, i citado en Tapia, 2007, p. 22).

El Programa Nacional de Educacion Solidaria de Argentina, con amplia trayectoria en este tipo de experiencias y basandose en un consenso a nivel internacional, apunta a definir al aprendizaje servicio a partir de tres rasgos fundamentales:

(1) el protagonismo de los estudiantes en el planeamiento, desarrollo y evaluacion del proyecto, porque si ellos no se involucran, no se apropian del proyecto, el impacto en los aprendizajes no es el mismo; (2) el desarrollo de actividades de servicio solidario orientadas a colaborar eficazmente con la solucion de problematicas comunitarias concretas a traves de un diagnostico y el analisis de la realidad, integrado al desarrollo de una participacion activa; y (3) la vinculacion intencionada de las practicas solidarias con los contenidos de aprendizaje incluidos en el curriculo, en donde la i ntervencion de los maestros es fundamental, ya que la planificacion pedagogica es precisamente lo que distingue al aprendizaje servicio de otras practicas de voluntariado (Ministerio de Educacion de Argentina, 2008, p. 11).

Uno de los sustentos teoricos que dan fundamento a estas experiencias educativas esta en el "principio de la actividad" dentro de la pedagogia, que popularizo Dewey (1950), centrada en la relacion entre educacion y vida, entre educacion y necesidades de la comunidad, entre educacion y realidad cotidiana de la sociedad en la que viven y viviran los jovenes. Dewey (1950) otorga mayor dimension a los conceptos que construye: primero, el aprender haciendo y no solo leyendo libros; luego, la actividad intelectual y moral, que reproduce las condiciones de la actividad fisica y social; para alcanzar, finalmente, la actividad que se inserta en la vida de la comunidad e inclusive aquella que se realiza a favor del mayor bienestar de la comunidad.

Las actividades de aprendizaje-servicio se planifican y desarrollan mediante proyectos, lo cual brinda mayor sentido a la propuesta educativa. Segun argumenta Martin y otros (2009), mediante el trabajo por proyectos, los temas que se estudian trascienden el ambito concreto de las materias academicas, y el compromiso con la actividad investigadora se realiza de manera cooperativa, creando las condiciones ideales para llevar a cabo experiencias solidas de servicio.

Por tanto, la realizacion de un proyecto de aprendizaje-servicio implica darle un tratamiento interdisciplinario, en el cual intervienen procedimientos, tecnicas, instrumentos y conocimientos, que provienen de campos academicos distintos. A diferencia de las actividades estrictamente academicas, senala Martin y otros (2009), en las cuales el objetivo principal es acumular contenidos que permitan superar la evaluacion de una determinada disciplina, en el aprendizaje-servicio, los conocimientos son valorados porque contribuyen a la mejora del bien comun, pertenezcan inicialmente a una u otra materia.

Para el desarrollo de un proyecto de aprendizaje-servicio, Tapia (2010) propone un <<posible>> itinerario planteado por el Ministerio de Educacion de Argentina (Edusol, 2008) y el Centro Promotor del Aprendizaje-Servicio de Cataluna. Ese itinerario contiene una etapa previa y tres etapas segmentadas en pasos que mantienen una secuencia cronologica, las cuales son atravesadas por tres procesos simultaneos que involucran al conjunto del proyecto (ver figuras 2 y 3).

[FIGURA 2 OMITIR]

Tapia senala, que en la ultima decada se ha desarrollado un rapido y creciente consenso entre educadores, funcionarios y lideres sociales sobre la importancia de las practicas de aprendizaje-servicio, como aporte al fortalecimiento de la calidad academica, la inclusion educativa y el desarrollo justo en los paises. La autora menciona como una de las instituciones mas reconocidas a:

La Red Iberoamericana de Aprendizaje-Servicio, fundada el 29 de octubre de 2005 por un pequeno grupo de organizaciones, y que hoy involucra a 47 organizaciones, Universidades y organismos gubernamentales e internacionales, incluyendo a 14 paises de America Latina, Norteamerica y Espana (Tapia, 2010, p. 13).

Asimismo, sustenta Tapia (2010), muchas escuelas y universidades latinoamericanas desarrollan por propia iniciativa experiencias que articulan aprendizajes significativos con actividades solidarias al servicio de sus comunidades, sin tener conocimiento de los marcos teoricos y metodologicos desarrollados por los especialistas ni denominarlas <<aprendizaje-servicio>>.

Mediante las opiniones citadas, se sostiene que el aprendizaje-servicio es una propuesta educativa, teorica y metodologica que contribuye al fortalecimiento de la formacion ciudadana de jovenes, porque vincula las actividades de los alumnos en la escuela orientados a traves de dos intenciones bien definidas. La primera esta relacionada con el desenvolvimiento de lo contenidos propios de las disciplinas curriculares, la cual es necesaria porque informa e introduce a los alumnos en las de areas de conocimiento; y, la segunda, esta relacionada con el compromiso social de la escuela con las necesidades de la comunidad, la cual profundiza especialmente habitos de responsabilidad, solidaridad, trabajo en equipo y compromiso social.

5. Conclusiones

La ciudadania contempla al hombre como ser social y todo lo que el sabe sobre su papel como ciudadano lo aprende en las relaciones que establece con los otros. Si el hombre aprende a vivir en sociedad, es porque es posible ensenarle a vivir en sociedad.

En este sentido, la educacion concede la posibilidad de formar al ser humano como individuo y ciudadano. La escuela es el espacio propicio para adquirir y desarrollar conocimientos, competencias y habilidades en la practica de normas, y relaciones de convivencia cotidiana. Por lo tanto, en ella es posible ensenar a vivir y construir relaciones basadas en el ejercicio y respeto de derechos, contribuir en la resolucion de problemas sociales y reforzar actitudes solidarias que busquen el bien comun.

En este contexto, la formacion ciudadana en la escuela no puede limitarse al desarrollo de una asignatura que brinde solo contenidos y comprension de textos. Es importante entender que el ejercicio de la ciudadania requiere la formacion de una serie de conocimientos, competencias y habilidades que se adquieren y se fortalecen cuando entran en juego. Formar para la ciudadania significa <<proveer a los individuos de instrumentos para la plena realizacion de una participacion motivada y competente>> (Machado, 1997, p. 106).

El aprendizaje-servicio es un enfoque que se construye desde la teoria y se lleva a la practica para fortalecer la formacion de una ciudadania activa desde la escuela, que permita a los alumnos aprender a desenvolverse directamente en experiencias concretas, en las cuales precisa usar conocimientos, competencias y habilidades, y contribuir en la resolucion de problemas. Las experiencias del aprendizaje-servicio son adecuadas para la formacion ciudadana, pues a partir de la relacion con los otros es posible desarrollar un compromiso social con las necesidades de la comunidad. Esa intencion educativa de vincular teoria y practica desarrolla las capacidades de construir, aplicar y transferir el conocimiento, para encarar los fenomenos de la realidad y alcanzar un aprendizaje integral en los jovenes.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Benevides, Maria (1996). Educacao para a democracia. Lua Nova: Revista de cultura e politica, 38, 223-237. Sao Paulo. Consulta: 30/05/2012. http:// www.scielo.br/pdf/ln/n38/a11n38.pdf

Billig, Shelley (2004). <<Heads, Hearts, and Hands: The Research on K-12 ServiceLearning>>. pp. 1-15. Denver: RMC.

Billig, Shelley (2008). Using Service-Learning to promote character education in a large urban district. Journal of Research in Character Education, 6(1), 21-34. St. Louis, Missouri.

Calmet, Lilia y Yolanda Rojo (2001). La educacion ciudadana en el area de Ciencias Sociales. Lima: Tarea.

Calmet, Lilia (2011). El ejercicio ciudadano: una necesidad impostergable para todos los peruanos y peruanas. Tarea Revista de Educacion y Cultura, 78, 42-46. Lima.

Candau, Vera (1995). Tecendo a cidadania: Oficinas Pedagogicas de Direitos Humanos. Petropolis: Rio de Janeiro: Vozes.

Dewey, John (1950). Schools of tomorrow. Nueva York: E.P. Dutton & Company.

Diaz Barriga (2006). Ensenanza situada: vinculo entre la escuela y la vida. Mexico: McGraw Hill.

Furco, Andrew (1999). <<El rol del docente en el desarrollo de proyectos de aprendizaje-servicio>> (videoconferencia) en el III Seminario Internacional Escuela y comunidad, Buenos Aires, pp. 35-39. Consulta: 28/04/2012 <http://www.bnm.me.gov.ar/giga1/documentos/EL001173.pdf>

Halsted, Alice (1998). Educacion redefinida, la promesa del aprendizaje-servicio. En Ministerio de Cultura y Educacion de la Nacion. Actas I Seminario. Buenos Aires, pp. 23-24.

Lacasa, Pilar (1994). Aprender en la escuela, aprender en la calle. Madrid: Aprendizaje Visor.

Machado, Nilson (1997). Cidadania e educacao. Sao Paulo: Escrituras.

Machado, Nilson (2000). Educacao, projeto e valores. Sao Paulo: Escrituras.

Machado, Nilson (2004). Conhecimento e valor. Sao Paulo: Moderna.

Martin, Xus y otros (2009). La pedagogia del aprendizaje servicio. En Josep Puig (coord.). Aprendizaje servicio (ApS). Educacion y compromiso civico. Barcelona: Editorial Grao.

Ministerio Educacion de Argentina (2008). Programa Nacional de Educacion Solidaria de Argentina: Aprendizaje-servicio en la Escuela Secundaria. Consulta: 25/03/2012. <http://www.me.gov.ar/edusol/archivos/2009_ modulo_secundario.pdf>

Ministerio de Educacion del Peru (2003). Reglamento de la Ley No. 28044, Ley General de Educacion. 28 de julio.

Ministerio de Educacion del Peru (2008). Diseno Curricular Nacional de Educacion Basica Regular. <http://www.minedu.gob.pe/dinebr/>

Paro, Vitor (2001). Escritos sobre educacao. Sao Paulo: Xama editora.

Perez, Ramon (2007). <<Educacion, Ciudadania y Convivencia. Diversidad y sentido social de la educacion>>. Ponencia presentada en el XIV Congreso Nacional y III Iberoamericano de Pedagogia sobre Educacion, Ciudadania y Convivencia. Diversidad y sentido social de la educacion. Consulta: 29/05/2012 http://dialnet.unirioja.es/servlet/libro?codigo=351659

Potter, John (2002). The challenge of education for active citizenship. Revista Education & Training, 44, 57-66. Londres.

Puig, Josep, Monica Guijon, Xus Martin y Laura Rubio (2011). Aprendizajeservicio y educacion para la ciudadania. Revista de Educacion, numero extraordinario, pp. 45-67. Barcelona.

Sacristan, Jose (2001). Educar y convivir en la cultura global. Madrid: Editorial Morata.

Sanin, Jose (comp.) (1998). Convivencia escolar. Enfoques y experiencias. Medellin: Corporacion Paisa Joven.

Tapia, Maria (2000). <<Escuela y comunidad: La propuesta pedagogica del aprendizaje-servicio>> Ponencia presentada en el 4 Seminario Internacional Escuela y Comunidad. En Ministerio de Argentina. Programa Nacional de Educacion Solidaria de Argentina: Aprendizaje-servicio en la Escuela Secundaria (pp. 10-34). Buenos Aires.

Tapia, Maria (2007). <<Educacion para la ciudadania activa: el aporte del aprendizaje-servicio>>. Ponencia presentada en el 10 Seminario Internacional Aprendizaje y Servicio Solidario. En Ministerio de Argentina. Programa Nacional de Educacion Solidaria de Argentina: Aprendizaje-servicio en la Escuela Secundaria (pp. 25-35). Buenos Aires. Consulta: 30/03/2012. <http://www.me.gov.ar/edusol/archivos/2009_modulo_secundario.pdf>

Tapia, Maria (2010). La propuesta pedagogica del <<aprendizaje servicio>>: una perspectiva Latinoamericana. Tzhoecohem Revista Cientifica, 3(5), 23-43. Chiclayo. Consulta: 01/06/2012. <http://www.clayss.org.ar/archivos/ TZHOECOEN5.pdf>

Fecha de recepcion: 10-IX-2012

Fecha de evaluacion: 18-XI-2012

Fecha de aceptacion: 09-VII-2013

ANGELA MARIA FIGUEROA IBERICO **

Universidad de Sao Paulo (USP--Brasil)

* El presente trabajo fue realizado con apoyo del Programa Estudiantes-Convenio de PostgradoPEC-PG de la CAPES/CNPq--Brasil.

** Maestra de educacion secundaria en la especialidad de Ciencias Historico Sociales. Con estudios culminados en el Programa de Maestria en Educacion con Mencion en Docencia en el Nivel Superior en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Estudiante de Maestria en el programa de Educacion en el area de Didactica, Teorias de Ensenanza y Practicas escolares en la Universidad de Sao Paulo (USP--Brasil). Contacto: angelitafigueroa@yahoo.com
Figura 3. Itinerario de un proyecto de aprendizaje-servicio

ETAPA PREVIA     * Conocimiento y comprension del concepto de
                   aprendizaje-servicio
                 * Motivacion personal e institucional para
                   desarrollar el proyecto
                 * Conciencia de la importancia del protagonismo
                   juvenil

ETAPA A          Paso 1: Diagnostico participativo
DIAGNOSTICO Y    a) Identificacion de necesidades/ problemas/
PLANIFICACION      desafios
                 b) Analisis de la factibilidad de respuesta desde
                   la institucion educativa
                 Primer diseno borrador y busqueda de alianzas
                   intra-y extrainstitucionales

                 Paso 2: Diseno y planificacion del proyecto
                 a) Fundamentacion
                 b) Objetivos del servicio solidario y aprendizaje
                 c) Destinatarios del servicio solidario
                 d) Actividades del servicio solidario
                 e) Contenidos y actividades del aprendizaje
                 f) Tiempos-cronograma tentativo
                 g) Espacios para desarrollar el proyecto h)
                   Designacion de responsables y protagonistas
                 i) Fuentes de recursos
                 j) Reflexion y evaluacion del diseno y coherencia
                 interna del proyecto.

ETAPA B          Paso 3:
EJECUCION        * Establecimiento de alianzas institucionales,
                   obtencion de recursos
                 * Formalizacion de acuerdos, convenios y alianzas
                 Paso 4:
                 * Implementacion y gestion del proyecto solidario
                 * Desarrollo simultaneo de los contenidos de
                   aprendizaje asociados
                 * Registros, ajustes, revisiones, nuevas
                   implementaciones y alianzas
                 * Reflexion, evaluacion del proceso y logros
                   intermedios.
ETAPA C          Paso 5: Evaluacion y sistematizacion finales,
CIERRE Y           medicion de impacto
MULTIPLICACION   Paso 6: Celebracion y reconocimiento de los
                   protagonistas
                 Paso 7: Continuidad y multiplicacion de proyectos
                   de aprendizaje-servicio

Fuente: Clayss (2009, citado en Tapia, 2010).
COPYRIGHT 2013 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Figueroa Iberico, Angela Maria
Publication:Educacion (Lima)
Article Type:Ensayo
Date:Sep 1, 2013
Words:7520
Previous Article:Caracterizacion del desempeno academico del escolar en ausencia de al menos uno de sus padres. Aproximacion desde el caso Milagro.
Next Article:La accion tutorial en los estudiantes universitarios con discapacidad.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters