Printer Friendly

Flora arvense asociada a un agroecosistema tipo conuco en la comunidad de Santa Rosa de ceiba mocha en el estado Guarico. .

Weed flora in a conuco type agroccosystem in the community of Santa Rosa de Ceiba Mocha, Guarico State, Venezuela

INTRODUCCION

En la agricultura, los huertos familiares o conucos son sistemas tradicionales de produccion agricola utilizados por un gran numero de agricultores en Venezuela, asi como en diferentes regiones del mundo; son sistemas de produccion generalmente de consumo familiar y aunque su aporte comunmente es ignorado, la produccion de este sistema contribuye significativamente a la economia del hogar y a la seguridad alimentaria. Ademas, constituyen una expresion de la tradicion agricola local, aportan ingresos para el sostenimiento de la familia, particularmente en epocas criticas, cuando las posibilidades de obtener otros ingresos no existen o no son suficientes (Gamez et al., 2004).

Una de las caracteristicas de este tipo de huerto es la diversidad de especies cultivables y utiles que cumple una importante funcion en la conservacion de la biodiversidad como fuente de germoplasma y reservorios de una gran variedad de especies (Orellana et al., 2003; Bhat et al., 2005).

Dentro de los agroecosistemas, las arvenses constituyen especies de plantas que al convivir en competencia con cultivos economicos reducen sus rendimientos; sin embargo, en la concepcion teorica de la agricultura sostenible, las arvenses son un elemento clave a considerar y su manejo se encamina a mejorar o resolver problemas de erosion, cobertura y conservacion de la fertilidad del suelo (Blanco y Leyva, 2010). Por otra parte, esta vegetacion puede tener muchos usos para el hombre, como plantas medicinales, alimenticias, ornamentales, fijadoras de nitrogeno, o repelentes.

Asimismo, la preservacion y/o el incremento de la biodiversidad en los sistemas agricolas son necesarios para conseguir un alto nivel de estabilidad y proteccion contra las presiones ambientales (Alticri, 1999). En este sentido se argumenta cada vez mas la importancia de la diversidad de la vegetacion arvense dentro de los agroecosistemas (Otto et al., 2012) para proporcionar un rango mas amplio de funciones ecologicas como son, entre otras, la capacidad de respuesta ante las perturbaciones y el control de plagas (Altieri y Nicholls, 2007).

Son escasos los estudios que se han realizado sobre el aspecto floristico de las arvenses asociadas a agroecosistemas tradicionales o conucos, ya que las investigaciones de flora arvense han estado enfocados en cultivos especificos (cereales, leguminosas, hortalizas, frutales). Algunos trabajos de investigacion realizados en Mexico sobre huertos familiares han documentado la composicion floristica, distribucion y diversidad de las plantas arvenses asociadas a sistemas de produccion campesina (Nava et al., 2000; Albino et al., 2011).

En este sentido, el estudio de la vegetacion arvense asociada a los sistemas productivos cobra importancia, ya que este es un recurso local, que tiene gran potencialidad a la hora de implementar practicas de manejo bajo principios agroccologicos, por lo cual se planteo esta investigacion cuyo objetivo fue caracterizar la flora arvense en un agroecos i sterna tipo conuco en la comunidad de Santa Rosa de Ceiba Mocha, municipio Infante del estado Guarico.

MATERIALES Y METODOS

El estudio se llevo a cabo durante el periodo lluvioso del ano 2012 en el huerto familiar La Caridad de 0,7 hectareas, ubicada en la comunidad de Santa Rosa de Ceiba Mocha, parroquia Valle de la Pascua, municipio Infante del estado Guarico, con coordenadas de 9[grados]17'43" N y 66[grados]03'42" W. Esta zona esta clasificada como Bosque Seco Tropical segun Holdridge y se caracteriza fisiograficamcntc como una altiplanicie con valles encajados y pendientes comprendidas entre 2 y 8 %. Presenta suelos Ultisoles, altitud de 165 msnm, precipitacion anual de 850 a 1200 mm y vegetacion predominante de bosques deciduos. En el Cuadro 1 se presentan algunas caracteristicas del huerto y el manejo de las arvenses.

Durante cuatro dias no consecutivos se realizaron los muestreos de la flora arvense utilizando el metodo del marco conocido y solo en las areas cultivadas del huerto. Se determino previamente el area minima de muestreo, segun la metodologia descrita por Fuentes (1986) que relaciona el numero de especies cuantificadas en la muestra con el aumento del area bajo muestreo. El marco conocido estuvo representado por un cuadrado metalico de 0,5 x 0,5 m lanzado al azar en un total de 15 puntos de muestreo, y se contaron, identificaron y agruparon las arvenses dentro del marco.

Las plantas que no pudieron ser identificadas en campo fueron herborizadas y fotografiadas para su posterior identificacion con la ayuda de literatura especializada tal como manuales de reconocimiento de plantas de Cardenas et al. (1987), Pacheco y Perez (1989), y Pitty y Munoz (1991). Asimismo, se consultaron las paginas Web especializadas de la Universidad de California-Davis y la Universidad de Illinois-Urbana. Del mismo modo, se consulto el catalogo de plantas vasculares de Ciudad Bolivar y sus alrededores (Diaz y Delascio, 2007), el nuevo catalogo de la flora vascular de Venezuela (Fundacion Instituto de Botanica de Venezuela, 2008) y las claves para identificar malezas asociadas con diversos cultivos en el estado Monagas, Venezuela (Lares, 2007 a,b). Ademas, se consulto a especialistas en el area.

Con base a la informacion obtenida en cada muestreo, se determinaron los siguientes parametros poblacionales:

1) Densidad (De): No de plantas por especie/ unidad de area ([m.sup.2])

2) Densidad relativa (Dr): Densidad por especie/densidad total

3) Frecuencia (F): No de muestras en la que aparece la especie x 100/ No total de muestras.

4) Frecuencia relativa (Fr): Frecuencia por especie/ frecuencia total

5) Dominancia (Do): No de individuos de una especie x 100 / No total de individuos de todas las especies.

6) Dominancia relativa (dr): Dominancia por especie / dominancia total

7) IVI (Indice de valor de importancia): Dr + Fr + dr

El IVI es un formato numerico que permite asignarle a cada especie su categoria de importancia en base a su condicion fitosociologica o su relacion con las otras especies presentes en un area determinada (Concenco et al., 2013).

RESULTADOS Y DISCUSION

Se encontro un total de 24 especies de arvenses distribuidas en 14 familias botanicas, tres de las cuales son monocotiledoncas y once dicotiledoneas (Cuadro 2). La familia Poaceae fue la mas representada con cinco especies seguida de la Asteraceae con tres especies.

Estos resultados, en donde las Poaceae constituyen el grupo floristicamente mas representativo en diferentes sistemas de produccion agricola, corroboran las referencias que la consideran la familia botanica mas numerosa (Pacheco et al., 2007). Las poaceas y ciperaceas figuran dentro del grupo de malezas mas importante en Venezuela y el mundo (Larez, 2007a). Otras familias reportadas (Fabaceae y Malvaceae) tambien estan incluidas dentro de las 30 mas daninas del mundo (Larez, 2007b).

La presencia de estas especies en el agroecosistema estudiado puede estar relacionada con el manejo de las malezas muy tradicional realizado en el huerto con practicas mecanicas por medio del control manual con escardilla y poco rastreo del suelo, siendo el control con herbicidas muy poco frecuente en los cultivos asociados. Otro aspecto que hay que destacar es que estos sistemas agricolas se caracterizan por la presencia de cultivos frutales, en donde se disturba poco el suelo, lo cual favorece el aumento en la variabilidad de las especies de malezas (Anzalone et al., 2012). Tal como lo senala Caamal (2004), el manejo del agricultor (arado, desmalezado, aporque) afecta la distribucion y abundancia de las arvenses sobre el terreno.

En el Cuadro 2 se resumen los parametros poblacionales y el indice de valor de importancia (IVI) de las 24 arvenses presentes en el muestreo. Las especies con mayor densidad fueron C. cinereum, B. pilosa y L. crustacea, con valores de densidad de 216, 209 y 90,67 plantas x [m.sup.-2]. No obstante, las especies mas frecuentes fueron L. crustacea y D. sanguinalis con valores de 90 y 80 %, respectivamente. Los mayores valores de dominancia fueron reportados para las especies B. pilosa, L. crustacea y D. sanguinalis, con 24,08; 23,50 y 13,59 %, respectivamente. Por su parte, las especies con los mayores indices de valor de importancia (IVI) fueron B. pilosa, L. crustacea, D. sanguinalis y C. cinereum.

Las especies menos dominantes y frecuentes en este agroecosistema fueron: C. procera, Chamaescyce hypericifolia y Panicum maximum. La mayoria de las especies encontradas en el muestreo fueron malezas de tipo hojas anchas, destacandose B. pilosa y L. crustacea. En el caso de las malezas de hojas angostas las especies mas frecuentes fueron D. sanguinalis, M. nudiflora, C. diffusa y C. ferax, siendo la primera de ellas la especie predominante.

La especie B. pilosa es una hierba erecta, de amplia distribucion en el pais y es frecuente en algunos cultivos tales como maiz, hortalizas y frutales, ademas de crecer en vias, carreteras y potreros (Pacheco y Perez, 1989). Tambien es considerada como una planta medicinal (Schnee, 1984).

Por otro lado, L. crustacea ha sido poco mencionada como maleza en diversos sistemas de produccion agricola en Venezuela, y ha sido solo reportada como una planta vascular en Ciudad Bolivar y sus alrededores (Diaz y Delascio, 2007). La alta presencia de la especie en este huerto puede estar relacionada por su forma de propagacion (asexual), lo cual es favorecido por la preparacion del suelo y labores culturales requeridas en el manejo de los policultivos.

D. sanguinalis es una planta anual sumamente agresiva y de rapido crecimiento que se encuentra distribuida en todo el pais, principalmente en las regiones Central y Nororiental de Venezuela (Rodriguez, 2000), comun en terrenos cultivados, orilla de carreteras y en areas verdes. En los ultimos anos se ha convertido en una especie problematica en maiz (Anzola, 2009) por sus efectos alelopaticos y por ser hospedera de insectos-plaga y enfermedades.

Algunas investigaciones realizadas en Venezuela han reportado las asociaciones de las arvenses con determinados tipos de agroecosistemas. Es asi como Gamez et al. (2011), al caracterizar la flora arvense en un sistema tradicional de produccion de maiz para jojoto, contabilizaron un total de 29 arvenses, de las cuales las especies Digitaria sanguinalis y Cyperus rotundus predominaron de acuerdo a los parametros poblacionales calculados. Por otro lado, Anzalonc et al. (2012) reportaron 103 especies en huertos de naranjo 'Valencia' en dos municipios de estado Yaracuy, Venezuela, con 23 especies representando el 80 % del indice de valor de importancia (IVI) total, y donde Cyperus rotundus fue la especie mas importante.

En lineas generales, los factores asociados a los agroecosistemas de conuco, tales como su entorno climatico y de vegetacion, sus dimensiones, la disponibilidad de agua, varios atributos del suelo y los tipos de cultivos que se manejan en ellas, asi como las asociaciones y rotaciones, pueden ser determinantes en los patrones de diversidad de las arvenses (Smith y Gross, 2007).

Actualmente, el rol de estas plantas va mas alla de un efecto negativo, ya que juegan un papel importante en la sostenibilidad y equilibrio ecologicos de los agroecosistemas. La adopcion de una perspectiva ecologica en el estudio de las malezas representa el primer paso para el desarrollo de un programa integral de manejo de las mismas (Menalled, 2010).

CONCLUSIONES

Dentro del huerto familiar estudiado en la comunidad de Santa Rosa de Ceiba Mocha, las familias botanicas con mayor numero de especies fueron Poaceae y Asteraceae, con cinco y tres especies, respectivamente.

Las especies con mayores valores de densidad fueron C. cinereum y B. pilosa.

Las especies mas frecuentes fueron L. crustacea y D. sanguinalis.

Los mayores valores de dominancia fueron reportados para las especies B. pilosa, L. crustacea y D. sanguinalis.

Las especies con mayor valor de importancia (IVI) fueron B. pilosa (0,50), L. crustacea (0,45), D. sanguinalis (0,31) y C. cinereum (0,28).

AGRADECIMIENTO

Al senor Orlando Diaz propietario del huerto familiar La Caridad, por su gran apoyo y colaboracion al realizar este estudio, asi como establecer constantemente dialogos de saberes.

LITERATURA CITADA

(1.) Albino-Garcia, C., H. Cervantes, M. Lopez, L. Rios-Casanova y R. Lira. 2011. Patrones de diversidad y aspectos etnobotanicos de las plantas arvenses del valle de Tehuacan-Cuicatlan: el caso de San Rafael, municipio de Coxcatlan, Puebla. Revista Mexicana de Biodiversidad 82(3): 1005-1019.

(2.) Altieri, M. 1999. Agroecologia: Bases cientificas para una agricultura sustentable. Edit. Nordan-Comunidad. Montevideo.

(3.) Altieri, M. y C. Nicholls. 2007. Biodiversidad y manejo de plagas en agroecosistemas. Edit. Icari. Barcelona. Espana.

(4.) Anzalone, A., M. Arizaleta y M. Gonzalez. 2012. La flora arvense en huertos de naranjo Valencia y su relacion con las caracteristicas del suelo en dos municipios del estado Yaracuy, Venezuela. Bioagro 24(1): 23-32.

(5.) Anzola, L. 2009. indice Agropecuario. Edicion 34 Indice Agropecuario. Maracay. Venezuela. 760 p.

(6.) Bhat, K., F. Bracho y C. Freites. 2005. La Vuelta al Conuco: Produccion Naturista para un Mundo en Crisis. Ediciones Vivir Mejor. Caracas.

(7.) Blanco, Y. y A. Leyva. 2010. Abundancia y diversidad de especies de arvenses en el cultivo de maiz (Zea mays L.) precedido de un barbecho transitorio despues de la papa (Solanum tuberosum L.). Cultivos Tropicales 31(2): 12-16.

(8.) Caamal, J. 2004. Arvenses. In: F.B. Zuniga (ed.). Tecnicas de Muestreos para Manejadores de Recursos Naturales. Universidad Nacional Autonoma de Mexico, DF. Mexico, pp. 343-362.

(9.) Cardenas, J., I. Reyes y J. Doli. 1987. Malezas Tropicales. Instituto Colombiano Agropecuario. Bogota. 114 p.

(10.) Concenco, G., M. Tomazi, I. Correia, S. Santos y L. Galon. 2013. Phytosociological surveys: tools for weed science? Planta Daninha 31(2): 469-482.

(11.) Diaz, W. y F. Delascio. 2007. Catalogo de plantas vasculares de Ciudad Bolivar y sus alrededores, estado Bolivar, Venezuela. Acta Bot. Venez. 30(1): 99-161.

(12.) Fuentes, C. 1986. Metodologias y tecnicas para evaluar las poblaciones de malezas y su efecto en los cultivos. Revista Comalfi 13: 29-50.

(13.) Fundacion Instituto de Botanica de Venezuela. 2008. Nuevo catalogo de la flora vascular de Venezuela. O. Hokchc, P. Berry y O. Hubcr (eds.). Fundacion Dr. Tobias Laser. Caracas. 833 p.

(14.) Gamez, A., M. Hernandez, R. Diaz y J. Vargas. 2011. Caracterizacion de la flora arvense asociada a un cultivo de maiz bajo riego para la produccion de jojotos. Agronomia Tropical 61(2): 133-139.

(15.) Gamez, J., C. Quiroz, J. Infante y E. Rodriguez. 2004. La diversidad vegetal en huertos familiares (conuco) y sus relaciones con diferentes factores socioeconomicos que pueda afectarla: Estudio de caso sector La Chapa, municipio Pampanito del estado Trujillo, In: Memorias del IV Simposio Internacional de Desarrollo Sustentable en los Andes. R. Andressen y M. Monasterio (comp.). Universidad de los Andes. Merida. Venezuela, pp. 99-108.

(16.) Larez, A. 2007a. Clave para identificar malezas asociadas con diversos cultivos en el estado Monagas, Venezuela: I. Monocotiledoneas. Revista UDO Agricola 7(1): 79-90.

(17.) Larez, A. 2007b. Clave para identificar malezas asociadas con diversos cultivos en el estado Monagas, Venezuela: II. Dicotiledoneas. Revista UDO Agricola 7(1): 91-121.

(18.) Menalled, F. 2010. Consideraciones ecologicas para el desarrollo de programas de manejo integrado de malezas. Agroecologia 5: 73-78.

(19.) Nava, E., J. Arriaga y M. Chavez. 2000. La vegetacion arvense en sistemas de produccion campesinos de dos zonas del municipio de San Felipe del Progreso, Mexico. Revista Geografia Agricola 29: 29-42.

(20.) Orellana, R., Z. Fundola, L. Castineiras y T. Shagarodsky. 2003. Conocimientos tradicionales en los huertos caseros cubanos: experiencias para multiplicar. LEISA-Revista de Agroecologia 19(3): 26-27.

(21.) Otto, S., P. Vasileiadis, R. Masin y G. Zanin. 2012. Evaluating weed diversity with indices of varying complexity in north-eastern Italy. Weed Research 52: 373-382.

(22.) Pacheco, G. y L. Perez. 1989. Malezas de Venezuela. Aspectos Botanicos, Ecologicos y Formas de Combate. Tipografia y Litografia Central. San Cristobal, Venezuela. 344 p.

(23.) Pacheco, D., J. Zambrano y G. Sthormes. 2007. Las gramineas (Poaceae) del estado Zulia, Venezuela. Lista de los generos presentes. Rev. Fac. Agron. (LUZ) 23(2): 225-233.

(24.) Pitty, A. y R. Munoz. 1991. Guia practica para el manejo de malezas. Edit. El Zamorano, Escuela Agricola Panamericana. Tegucigalpa. 223 p.

(25.) Rodriguez, E. 2000. Combate y control de malezas. In: H. Fontana y C. Gonzalez (eds.). Maiz en Venezuela. Fundacion Polar. Caracas.

(26.) Schnee, L. 1984. Plantas Comunes de Venezuela. Universidad Central de Venezuela. Caracas. 822 p.

(27.) Smith, R. y K. Gross. 2007. Assembly of weed communities along a crop diversity gradient. Journal of Applied Ecology 44: 1046-1056.

Recibido: Abril 21,2014

Aceptado: Agosto 18, 2014

Arnaldo Gamez [1], Maria De Gouveia [1], Winston Alvarez [1] y Henry Perez [1]

[1] INIA-Estacion Experimental Valle de la Pascua. Apdo. 2350. Valle de la Pascua, estado Guarico, Venezuela, e-mail: agamez@inia.gob.ve; mgouveia@inia.gob.ve; walvarez@inia.gob.ve; hperez@inia.gob.ve
Cuadro 1. Aspectos del agroecosistema del huerto familiar en Santa
Rosa de Ceiba Mocha, Edo. Guarico

Caracteristicas generales           Manejo de las arvenses

Produccion vegetal con              Para los cultivos de temporada y
policultivos (frutales,             de mayor superficie cultivada
hortalizas, cereales,               hacen uso de herbicidas como
leguminosas, medicinales,           Paraquat, Glifosan y Atrazina. En
ornamentales, raices y              los cultivos asociados y frutales
tuberculos). Cultivos               hacen uso de desmalezadora y
prioritarios: lechosa, aji, maiz,   escardilla.
frijol, yuca. Algunos de los
cultivos son establecidos en
sistemas organoponicos.

Cuadro 2. Lista de especies, parametros poblacionales e indice de
valor de importancia (IVI) de las arvenses presentes en el muestreo
en el huerto familiar, en la comunidad Santa Rosa de Ceiba Mocha,
municipio Infante del estado Guarico

Especie                                          Familia          De

1 Bidens pilosa L.                           Asteraceae         209,00
2 Lindernia crustacea (L.) F. Muell.         Scrophulariaceae   90,67
3 Digitaria sanguinalis (L.) Scop.           Poaceae            59,00
4 Cyanthillium cinereum (L.) H. Rob          Asteraceae         216,00
5 Murdania nudijlora (L.) Brenan             Commelinaceae      22,67
6 Commelina diffusa Burm. F.                 Commelinaceae      27,20
7 Lugwia octovalvis (Jacq.) Raven            Onagraceae         84,00
8 Cyperus ferax Rich.                        Cyperaceae         13,33
9 Eleusine indica (L.) Gaertn                Poaceae            30,00
10 Leptochloa filiforme (Lam.) Beau          Poaceae            37,33
11 Sida acula Bunn. F.                       Malvaceae          52,00
12 Sida rhombifolia L.                       Malvaceae          30,67
13 Borreria densijlora DC.                   Rubiaceae          22,67
14 Desmodium incanum DC.                     Fabaceae           13,33
15 Ipomoea trifida (Kunth) G. Don.           Convolvulaceae     18,00
16 Euphorbia heterophylla L.                 Euphorbiaceae      32,00
17 Amaranthus dubius Mart.                   Amaranthaceae      20,00
18 Fimbristily miliacae (L.) Vahl            Cyperaceae         20,00
19 Portulaca oleracea L.                     Portulacaceae      8,00
20 Armella uliginosa (Sw.) Cass              Asteraceae         16,00
21 Calotropis procera (Aiton) W.T. Aiton     Asclespediaceae    4,00
22 Chamaescyce hypericifolia (L.) Millsp     Euphorbiaceae      4,00
23 Chloris injlata Link.                     Poaceae            8,00
24 Panicum maximum Jacq.                     Poaceae            4,00

Especie                                        F      Do     IVI

1 Bidens pilosa L.                           40,00   24,08   0,50
2 Lindernia crustacea (L.) F. Muell.         90,00   23,50   0,45
3 Digitaria sanguinalis (L.) Scop.           80,00   13,59   0,31
4 Cyanthillium cinereum (L.) H. Rob          10,00   6,22    0,28
5 Murdania nudijlora (L.) Brenan             60,00   3,92    0,15
6 Commelina diffusa Burm. F.                 50,00   3,92    0,14
7 Lugwia octovalvis (Jacq.) Raven            20,00   2,42    0,13
8 Cyperus ferax Rich.                        60,00   2,30    0,12
9 Eleusine indica (L.) Gaertn                40,00   3,46    0,12
10 Leptochloa filiforme (Lam.) Beau          30,00   3,23    0,11
11 Sida acula Bunn. F.                       20,00   3,00    0,11
12 Sida rhombifolia L.                       30,00   2,65    0,10
13 Borreria densijlora DC.                   30,00   1,96    0,08
14 Desmodium incanum DC.                     30,00   1,15    0,07
15 Ipomoea trifida (Kunth) G. Don.           20,00   1,04    0,06
16 Euphorbia heterophylla L.                 10,00   0,92    0,05
17 Amaranthus dubius Mart.                   10,00   0,58    0,04
18 Fimbristily miliacae (L.) Vahl            10,00   0,58    0,04
19 Portulaca oleracea L.                     20,00   0,46    0,04
20 Armella uliginosa (Sw.) Cass              10,00   0,46    0,03
21 Calotropis procera (Aiton) W.T. Aiton     10,00   0,12    0,02
22 Chamaescyce hypericifolia (L.) Millsp     10,00   0,12    0,02
23 Chloris injlata Link.                     10,00   0,23    0,02
24 Panicum maximum Jacq.                     10,00   0,12    0,02

De= densidad (plantas x [m.sup.-2]); F= frecuencia (%);
Do= dominancia (%); IVI= indice de valor de importancia
COPYRIGHT 2014 Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gamez, Arnaldo; De Gouveia, Maria; Alvarez, Winston; Perez, Henry
Publication:BIOAGRO
Date:Dec 1, 2014
Words:3575
Previous Article:Caracterizacion morfologica de las royas (Pucciniales) que afectan el limoncillo (Cymbopogon citratus (Dc.) Stapf) en Colombia.
Next Article:Primer reporte de Cheilanthes microphylla (Sw.) Sw. (Pteridaceae) para el estado Lara, Venezuela.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters