Printer Friendly

Filosofia de la gestion de la ciencia en Argentina a partir de la historia del CONICET.

PHILOSOPHY OF SCIENCE MANAGEMENT IN ARGENTINA FROM THE HISTORY OF CONICET

Introduccion

El estudio del Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas de Argentina (CONICET) con perspectiva historica me dara la oportunidad de plantear algunas de las grandes preguntas que surgen a partir de la ciencia en su costado mas sociologico, las cuales forman parte de la epistemologia. Se contextualizara su nacimiento, haciendo referencia a algunos acontecimientos y hombres destacados en su desarrollo, preguntandome acerca de la gestion de la ciencia. Como dice Cesar Lorenzano: "el historiador de la ciencia debe, en nuestros paises, reflejar necesariamente aspectos de la ciencia practicada en ellos" (1995:6).

La metodologia de este ensayo es documental, recopilando libros y articulos cientificos que hacen referencia a la historia cientifica argentina, principalmente referida al Conicet. La perspectiva del trabajo es mas filosofica que historica, lo que justifica el material tomado como referencia para la reflexion. Se hara analisis del discurso e interpretacion incluyendo en la epistemologia las condiciones economicas, politicas y religiosas que influyen en la marcha de la ciencia. El marco teorico es historico, el del pensamiento complejo, que comprende un conjunto de diversidades al interior de un mismo tema de estudio. En palabras de Edgar Morin, "la complejidad es la union de la simplicidad y de la complejidad; es la union de los procesos de simplificacion que implican seleccion, jerarquizacion, separacion, reduccion, con los otros contra-procesos que implican la comunicacion, la articulacion de aquello que esta disociado y distinguido; y es el escapar de la alternativa entre el pensamiento reductor que no ve mas que los elementos y el pensamiento globalista que no ve mas que el todo" (2005:144). El trabajo se estructura en una primera parte donde se tratan temas historicos y una segunda donde se tratan temas mas bien relacionados con la historia reciente.

1. El desarrollo historico del CONICET

El organismo, tal como lo concebimos hoy, no fue la primera institucion que administro la ciencia en Argentina. Uno de los grupos que influyo en el desarrollo de sus comienzos fue la Asociacion Argentina para el Progreso de las Ciencias (AAPC), la primera institucion que agrupo a cientificos con la idea de "promover un plan de accion transversal a los grupos disciplinarios con el objetivo de tener mayor capacidad de influir en las esferas de gobierno" (Orione 2008:21). Un nacimiento similar hubo en el Reino Unido, que recuerda la necesidad del agrupamiento entre los propios cientificos: "La Real Sociedad toma nacimiento gracias al interes en las actividades cientificas de sus miembros fundadores. El grupo de hombres apasionados de la ciencia que devendria la Real Sociedad tenia reuniones desde 1645" (Merton 2008:131). La ley 12338 que creo la AAPC, le dio dinero para que entregara becas a la investigacion y subsidios. En relacion a los modelos que se llevaron a cabo, uno de sus integrantes, Bernardo Houssay, trato de integrar la intervencion del Estado con la ayuda de particulares.

La integracion es clave en el pensamiento complejo. Asi se emulaba a las asociaciones cooperativistas anglosajonas, que reunian aportes de "organismos del Estado con autarquia administrativa, con recursos propios, autorizados por ley para crear centros de investigacion aplicada para programas especificos con la participacion de la industria privada, el gobierno nacional o provincial, o las universidades" (Orione 2008:98). El grupo de Houssay no era afecto a la intromision del Estado en el desarrollo de la ciencia, como tampoco a la vinculacion estrecha entre ciencia e industria o produccion, es decir, apuntaba a la promocion de la ciencia basica, mientras que en el primer gobierno del presidente argentino Juan Peron, la idea fue vincular la ciencia con el modelo productivo. En cuanto al premio Nobel, "su enfoque de la ciencia no conducia a que las investigaciones se plasmaran en el desarrollo del pais; quizas porque aunque sostuviera que era indispensable aplicarla, y promover a partir de ella una tecnologia propia, dejaba el proceso demasiado librado a la logica espontanea de la investigacion, pensando que eran una consecuencia inevitable de la ciencia basica" (Lorenzano 2013:3).

Cabe destacar el papel que cumplieron las investigaciones de Houssay en ciencia basica: "A partir de estos trabajos el equipo de Houssay logro comprender el papel de la hipofisis en los procesos metabolicos de carbohidratos y sustancialmente en la diabetes, un hallazgo que sirvio de base para el trabajo de otros investigadores acerca del rol desempenado por las otras glandulas endocrinas" (Atrio 2006:48).

Por el contrario, "las actividades de ciencia y tecnica fueron concebidas como un componente de la planificacion economica. La consigna 'ciencia para el pueblo' fue el leimotiv que atraveso el ciclo de las dos presidencias de Peron" (Hurtado 2010:73). He aqui uno de las interrogantes que deben responderse: "una perspectiva utilitarista, concebida en clave mas tecnica que cientifica, orientada a la resolucion de problemas locales especificos" (Hurtado 2010:74).

Lo que se distinguio de la AAPC, de la Asociacion Fisica Argentina (AFA) y la Union Matematica Argentina (UMA). Ya en 1951, el gobierno de Peron habia creado el Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CNICyT). Tuvo a su cargo: "el diseno y ejecucion del Primer Censo Cientifico Tecnico Nacional. Era necesario conocer quienes, con que recursos, en que lugares y como trabajaban en la tarea de investigacion en nuestro pais, tanto en el ambito privado como en el publico" (Atrio 2006:44).

El grupo de Rolando Garcia, quien fue decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires y colega de Jean Piaget, consideraba que habia que "vincular el desarrollo cientifico a un panorama mas amplio de necesidades sociales y a un proyecto politico mas amplio. [...] el conocimiento cientifico era inscripto en un marco de aplicaciones industriales, desarrollo economico y necesidades sociales" (Atrio 2006:109). El mero hecho de la dependencia es algo cuestionable, no solo entre la ciencia y la sociedad. Si la ciencia depende de la sociedad, se mimetiza con ella y poco puede contribuir a cambiarla.

Creado en 1958 por el gobierno de facto, a instancias del vicepresidente Isaac Rojas, tomo el CONICET los bienes y personal de la Direccion Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (DNICyT) creada en 1950. Respondiendo a una de las grandes preguntas de la gestion de la ciencia, en definitiva a una cuestion epistemologica, el grupo incipiente creia que "la ciencia debia financiarse, pero debia ser liberada de las intervenciones ajenas a su propia logica interna" (Hurtado 2010:109). En la misma linea de pensamiento, Houssay deja librada la ciencia a las iniciativas espontaneas, ejemplares, de los investigadores, ahuyentando la planificacion: "quien se niega a cualquier planificacion de la ciencia--pensando que equivalia a sovietizarla-, y propone que sean los cientificos individuales los que propongan proyectos y soliciten fondos" (Lorenzano 2013:4).

Otra disputa que aun hoy subsiste se dio a proposito del desarrollo de las Ciencias Sociales. Recuerdese que ya en el comienzo de la planificacion de la ciencia y los organismos consecuentes que aparecian, en el caso de Houssay y la AAPC, no solo el era fisiologo, sino que estuvo compuesta por mayoria de medicos y quimicos. Hay que destacar que el anteproyecto de creacion del CONICET fue presentado por la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Fisicas y Naturales, para luego convertirse en el decreto ley 1291/58 (Charreau 2008:261). En cuanto al fomento de la investigacion, en el periodo 1935-1946, de 40 becas externas, 12 fueron a medicos, 12 a ingenieros y 8 a quimicos y bioquimicos, de 6 becas privadas, todas fueron a medicos, y de 45 becas internas, el 60% fue otorgado a medicos. En relacion a los subsidios, de 87, un 30% fueron a medicos y un 30% a quimicos y bioquimicos (Hurtado 2010:39). "La distribucion de los fondos por area de conocimiento muestra que la tendencia a favor de las areas biomedicas, del periodo 1858/9, se mantendria en los anos siguientes hasta 1966" (Atrio 2006:46).

Luego seria Garcia quien disputaria con Houssay acerca de la necesidad de que las ciencias sociales cuenten con becas. Con el retorno a la democracia se promovio la incorporacion de investigadores en el ambito de las ciencias sociales. El derecho de la ciencia y la tecnologia, nacido para proteger al debil, como ocurre en todas las ramas juridicas, deberia hacer especial hincapie en la proteccion del cientista social, historicamente discriminado. Las ramas juridicas tambien surgen "para evitar excesos concretos contra ciertas personas, como en el Derecho del Trabajo" (Ciuro Caldani 1992:851).

La creacion de la carrera del investigador cientifico para el CONICET en 1961 da la pauta de la profesionalizacion que implica la investigacion y la importancia que se le asigna, como cuando recien en 2013 la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, en convenio con la Escuela de Educacion de la Facultad de Humanidades y Artes de la misma universidad, implementan un convenio para desarrollar el "Profesorado en Derecho", cuando en universidades privadas ya existia antes de 2003. Lo que implica jerarquizar la actividad docente, distinguiendola de la mera profesion de base.

La creacion de un organismo especializado para la administracion de la ciencia y de la carrera del investigador no puede soslayar la necesidad de asociaciones como la AAPC, en tanto es necesario bregar por organismos que defiendan al investigador cientifico. Por ejemplo, ante negativas arbitrarias de ingresos, promociones, formalizacion de situaciones precarias como las de los becarios, que se les exige como empleados, pero que no forman parte de la planta permanente y son facilmente domesticables o especialmente vulnerables. Recien en el ano 1973 se dio la esperada jerarquizacion al personal de la investigacion cientifica: "ya no es el CONICET de Houssay, que tenia una carrera como nomenclatura de categorias para dar un adicional a los profesores universitarios que hacian investigacion" (Hurtado 2010:135). Frente a las creencias que senalan la postergacion del presupuesto en ciencia y los recortes que impactan en la apertura de fondos para el ingreso a carrera del investigador o los destinados a becas, se puede leer un pronunciamiento de la Asociacion de Fisica Argentina en 1997, a proposito de un proyecto de instalacion del Observatorio Pierre Auger para la deteccion de rayos cosmicos, liderado por un premio Nobel en Fisica, para el cual se pedia el aval de la AFA ante un hecho ya consumado: "no resultaba evidente si era 'mas provechoso que la Secretaria de Ciencia y Tecnica destine 15.000.000 de dolares a un unico proyecto de fisica o los destine a incorporar un mayor numero de jovenes investigadores postergados, o a aumentar el numero de becas'" (Hurtado 2010:204). Plata siempre hay, poca o mucha, y lo que hay que pensar es a que destinarla.

Una actitud que merece analisis es la del directorio del CONICET a raiz del golpe militar a Arturo Illia: "sus actividades--eminentemente tecnicas--ni por la modalidad del nombramiento de sus miembros--por eleccion interna, luego dispuesta por decreto del Poder Ejecutivo con un mandato por tres anos--deben los directores presentar sus renuncias. [...] se trata de un grupo de cientificos que trabaja independientemente de toda consideracion politica" (Hurtado 2010:128). Esto significa que la ciencia solamente se guia por su logica interna, es decir, por lo que se conoce como contexto de justificacion, sin inmutarse ante los avatares politicos o sociologicos. El hecho es aun mas cuestionable cuando el gobierno plantea la intervencion a las universidades, derivandose en la conocida "Noche de los Bastones Largos". Una puesta a prueba de la relacion entre politica y ciencia se ha dado cuando regimenes de facto desplazaron a cientificos y los que quedaban se debatian entre la renuncia o la permanencia. Puede tomarse la renuncia como una manera de adscribir la ciencia al cientifico, lo que a su vez se relaciona con el hecho de encarnarla en la realidad y no dejarla en lo abstracto de los bienes o conceptos: "Para ellos, la ciencia era la informacion que puede ser guardada en graficos, cuadros y textos, no el conocimiento que solo puede ser atesorado en la cabeza humana", segun lo piensa Marcelino Cereijido (Orione 2008:47).

Con la creacion del CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnica) en 1969, durante el gobierno de Juan Carlos Ongania, se planteo el hecho de la division entre quienes formulan la politica cientifica y quienes hacen investigaciones. La instauracion del organismo fue sugerida al presidente cuando no fue posible sacar del cargo a Houssay y entonces paso a ser un Ministerio de Ciencia que interferia en la actividad de todos los organismos que promovian e investigaban cientificamente.

Durante el periodo 1972-1975, el presupuesto asignado al CONICET represento el 11,4% de las inversiones publicas en ciencia y tecnologia, mientras que durante el gobierno de facto paso al 23%. Lo cual guardaba relacion con la persecucion y desintegracion que sufrieron las universidades durante el llamado "Proceso de Reorganizacion Nacional" (Hurtado 2010:149). No obstante, las consecuencias negativas de los anos de plomo se esparcieron tambien a la actividad cientifica: "Durante los anos de la dictadura, las transformaciones en las modalidades operativas del Conicet se completaron con irregularidades en el manejo de una parte importante de subsidios a traves de fundaciones privadas que desviaron recursos para fines propios, que no tenian relacion con la investigacion cientifica" (Abeledo 2009:76).

En la decada de los 90, con la administracion de Carlos Menem, el ingreso a la carrera estuvo muy restringido, justamente por la vision economicista que tenia de la vida en general. En efecto, "la consigna de 'achicamiento del Estado' significo en el area de ciencia y tecnologia la reduccion del tamano de las instituciones, es decir, de sus recursos materiales y, principalmente, de su personal" (Hurtado 2010:189). Siempre la ciencia va detras de la economia: "en 1994, Cavallo [Ministro de Economia de Menem] impulsaba [...] el achicamiento de la poca ciencia que ya quedaba en el pais" (Orione 2008:10). La reduccion del apoyo del Estado se vio en el ambito cientifico y tambien en el tecnologico: "En 1990, en el contexto de 'racionalizacion' de la administracion nacional, el INTA cerro las puertas el 30 de diciembre y las volvio a abrir el 1 de febrero con el 30% del personal" (Hurtado 2010:191). En 1997 se reclamaba: "poner en marcha los ingresos y las promociones en la carrera del investigador [...] [y] asignar recursos para hacer frente a gastos de investigacion. Ambas medidas estuvieron suspendidas por anos, lo que genero malestar y desaliento profundos en el mundo academico" (Ciencia Hoy 1997:1).

El dinero tiene un valor extra ademas del poder adquisitivo y tiene que ver con el poder y el reconocimiento. En este sentido, durante los gobiernos de Nestor Kirchner y de Cristina Fernandez, se produjo una relacion inversa a lo ocurrido durante el gobierno de Menem, es decir, el Conicet tuvo salarios mayores a los de la Universidad. Como el Estado esta siempre presente, aunque se lo achique, hay que tener en cuenta que en 1999 se denunciaba a: "los que fuerzan el cambio de director de trabajo en el caso de las becas postdoctorales. Este criterio atenta contra la libertad de eleccion tematica de los becarios y acarrea el desmembramiento de grupos de trabajos consolidados, a quienes el CONICET deberia apoyar sin retaceos" (Adler 1999:106).

Otro signo del corrimiento hacia la empresa y la extranjerizacion fue la ley de Promocion y Fomento de la Innovacion Tecnologica, que en los hechos significo una proteccion a la propiedad intelectual que se generaba a raiz de la ciencia que se producia en otros lugares y que en la practica se traducia en el pago de regalias por su uso. Hay que agregar tambien que el contexto politico-global en el que las autoridades inscribian a Argentina era promoverla como exportadora de materias primas. Esta linea de accion tenia sus antecedentes cuando Uriburu sometio las actividades cientifico-tecnicas a los intereses norteamericanos, cuando se cerro el proyecto Condor y se intento privatizar la CNEA (Comision Nacional de Energia Atomica) y otras instituciones de investigacion por parte del gobierno menemista (Orione 2008:41).

En ese periodo se ve una profunda adhesion a la idea de que la ciencia y la tecnologia no les corresponden, como don, a paises perifericos como Argentina. Asi, "todas las partes del Condor II desarrolladas en la Argentina fueron llevadas a Estados Unidos, via Espana, para la supervision de su destruccion. [...] el desarrollo espacial en la Argentina volvia a punto cero" (Hurtado 2010:200). En el caso del gobierno argentino posterior a la primera presidencia de Juan Peron, "la nueva red de actores que se comenzo a conformar alrededor del desarrollo aeronautico fue proclive a la compra de aviones caza en el extranjero" (Hurtado 2010:103). Esto indica que la ciencia aeronautica argentina no entraba en los planes de desarrollo. Al contrario, el gobierno peronista desarrollo la investigacion en ciencia y tecnica vinculada con la energia nuclear y la aeronautica, lo que manifiesta la intencion del gobierno de promover la ciencia en dos ambitos muy sensibles.

A pesar del aliento a la investigacion, la repatriacion de cientificos y la creacion de un Ministerio de Ciencia, Tecnologia e Innovacion Productiva, lo cierto es que en gran medida la ciencia es reconocida por el presupuesto que se le asigna y el personal humano que la integra, es decir, sus cientificos: "este proceso de reconstruccion comenzo con Nestor Kirchner, que fue el primer presidente que se preocupo genuinamente por mejorar la condicion de los investigadores" (Baranao 2012:340). No obstante, luego de 2011, con recortes en el ingreso y salarios asfixiados por la inflacion, es necesario aumentar la planta de calidad. "[...] sin una inversion genuina, sin salarios adecuados, no hay ciencia de calidad" (Baranao 2012:341). Ya se dijo: "el concepto vertido por el Dr. Bernardo Houssay, en el sentido que la ciencia no tiene fronteras pero los cientificos tienen patria, deberia estar acompanado por condiciones tales que evitasen que becarios calificados queden fuera del sistema porque el presupuesto del CONICET, o la rigidez de su planta, no permiten su incorporacion en la Carrera del Investigador" (Adler 1999:106).

El Ministro de Educacion, Ciencia y Tecnologia de Nestor Kirchner fue Daniel Filmus. Durante ese gobierno, el presidente del CONICET decia: "invertir en conocimiento implica levantar los ojos del piso de las coyunturas para fijar la mirada en el horizonte del desarrollo de nuestra nacion y el bienestar de las proximas generaciones" (Atrio 2006). Evidentemente, no se hacia referencia al inmediatismo de la vinculacion entre conocimiento y su aplicacion o la economia de un pais.

2. La historia reciente de la ciencia argentina

Llamo historia reciente a los hechos ocurridos a partir de la segunda presidencia de Cristina Fernandez de Kirchner en 2011 y hasta su culminacion el 10 de diciembre de 2015.

Las tipicas preguntas sobre que, como, cuando, donde y quienes se dan tambien en el ambito de la gestion de la ciencia. Cabe preguntarse que problemas investigar y por quienes. Dos actores que tienen relacion y protagonismo con la produccion cientifica son el Estado y los organismos privados, como empresas. Frente a ello, se ha dicho que como las empresas se ocupan de los problemas inmediatos, que generan ganancia, mas urgentes y locales, el Estado debe "dedicarse a tareas de mayor complejidad y de mediano y largo plazo, es decir, al tipo de problemas que no resultaban rentables a corto plazo para el sector privado" (Hurtado 2010:100). La pregunta por el objeto lleva inmediatamente a la pregunta acerca de cuando y quienes, e involucra al "como", ya que la financiacion publica o privada influye en la cantidad y calidad de los resultados. En el como hay que preguntarse si la ciencia va a desarrollar un modelo propio o va a tomar sugerencias de extranjeros o la imitacion.

Para dar libertad al cientifico y ser leal a el, habria que preguntar por quienes tengan vocacion por la aplicacion o ciencia aplicada o desarrollos tecnologicos. De lo contrario, se corre el riesgo de autorizar o financiar las investigaciones basicas que esten en afinidad con el gobierno de turno, si la mayor parte del presupuesto se vuelca a la ciencia aplicada: "lo unico para lo que ha servido en el pasado [la clasificacion entre ciencia basica y aplicada] entre nosotros es para justificar la reduccion en el apoyo oficial a la primera, porque no estaba dirigida a resolver los 'problemas nacionales' o porque no caia dentro de las 'prioridades' establecidas en ese sexenio" (Perez-Tamayo 2001:370).

A favor de la "ciencia basica" se ha hecho hincapie en "el error de adoptar y absorber las aplicaciones de la ciencia antes que la ciencia misma, y en no advertir que detras del excitante esplendor del progreso industrial y tecnico se oculta ese trabajo puro y desinteresado que en gran medida ha contribuido a aquel progreso material" (Orione 2008:25).

Una de las grandes preguntas que se realizan las instituciones es como producir conocimiento cientifico. Para responder a esa pregunta, las respuestas que se brindan son, encarando desde el Estado un organismo que centralice la administracion de la ciencia, como ocurre en la Europa continental, en los casos de Francia, Italia, Espana, o dejando a la libre iniciativa de los individuos y sociedades, como ocurre en el Reino Unido y EE.UU. Otra pregunta es si integrar la ciencia al sector productivo, por ejemplo, apuntando a resolver problemas relevantes para la sociedad, atender las demandas del mercado o autonomizando la ciencia de la sociedad y el mercado, para que no se uniformice el pensamiento de un pais.

Lo que tienen en comun la actividad empresarial y la actividad cientifica es la iniciativa, el riesgo, las ganas de producir mas. Caracteristicas hoy puestas en duda en el escenario argentino ante su insuficiente pujanza industrial, tecnologica y cientifica, comparando con las potencias mundiales. Subrayaria de todas las formas posibles la palabra "producir", lo que implica trabajo, voluntad, ganas de superacion y el reconocimiento al mas alto nivel de esos resultados.

Tal vez no se hayan podido integrar dos modelos que parecen antagonicos: "un regimen de acumulacion que intento impulsar la industrializacion por sustitucion de importaciones orientada al mercado interno a otro regimen de apertura de la economia, desregulacion de los mercados y desindustrializacion" (Hurtado 2010:18). La gran influencia de la economia a escala global tambien se percibe a nivel cientifico cuando en el escenario global se habla de la division internacional del trabajo, donde tradicionalmente, a la clasificacion de "primer mundo" y "tercer mundo" se asocian las ideas de "paises desarrollados" y "paises subdesarrollados" o "paises en vias de desarrollo", naturalizandose la idea de que cada cual tiene su posicion en el escenario mundial. La escasa apuesta economica y cultural a la ciencia tiene su consecuencia en la conservacion de dicho estado de situacion. Notese que durante mucho tiempo se ha visto a la Argentina como el "granero del mundo".

Cuando se apunta a planificar la investigacion cientifica se derivan ventajas y desventajas. Entre las ventajas, se asiste a la posibilidad de evaluar el proyecto, sea desde el principio, al decidir financiarlo, al momento de ver su implementacion, si es como se le esperaba, y en sus resultados, para cambiar lo que haya que cambiar. En la planificacion se enmarca el control y evaluacion de las actividades de los cientificos, por ejemplo: "se carece de informacion censal nacional sobre los resultados de estos proyectos en publicaciones, patentes o innovaciones tecnologicas" (Orione 2008:80). En febrero de 2014 pensaba que no habria estado mal que el CONICET organice y administre un repositorio digital de los productos de sus investigadores, lo que recien se dio en setiembre de 2015 (ri.conicet.gov.ar), ademas de financiar la publicacion, por ejemplo, de las tesis doctorales o informes posdoctorales, ya que algunas editoriales suelen aplicar a las ciencias sociales criterios muy mercantilistas a la hora de exigir la venta de ejemplares. Ademas, para algo tiene que servir que algunas tesis tengan la recomendacion de publicacion, como mencion especial que hacen los jurados doctorales. Como desventaja de la planificacion, se puede permitir una excesiva burocratizacion de la empresa cientifica, ahogando iniciativas utiles que no cumplen con algun requerimiento o que no superan los obstaculos del caso o corrupcion que pueda imperar.

En el marco de la historia argentina, hay que pensar el lugar de la universidad en relacion con la ciencia. Sobre todo teniendo en cuenta a los cientificos que eran separados de sus cargos en las universidades por diferencias ideologicas o politicas. Por ejemplo, durante el proceso de creacion del Instituto Nacional de Tecnologia Agropecuaria (INTA) se temia que monopolizara la experimentacion agropecuaria, relegando las actividades de investigacion que se hacian en las universidades (Hurtado 2010:97).

Tambien la universidad presenta el problema de si su mision incluye a la investigacion cientifica. En efecto, "siempre trabajo [Houssay] con el convencimiento que las universidades debian ser principalmente centros de investigacion cientifica, siendo el ambito optimo para crear y propagar el conocimiento" (Atrio 2006:47). A pesar de todo, ubicar a la universidad como un lugar de ciencia no solo es valioso en si, sino en relacion con alti-bajos que puedan experimentarse en organismos que centralicen la administracion de la ciencia como el CONICET, que ha tenido momentos de desfinanciacion y que antes de su nacimiento tomo forma en distintos organismos que cambiaban frecuentemente el lugar de la ciencia segun la perspectiva de los politicos de turno. Vease por ejemplo el caso de los 90, en donde la universidad cobro un papel importante en ciencia y tecnologia ante el desfinanciamiento del CONICET. La universidad contribuye a paliar los deficits infraestructurales de la investigacion argentina. Hoy mismo se dice: "el Conicet no puede crecer mucho mas rapido que eso porque por mas que hagamos un plan de infraestructura acelerado, no tenemos donde meterlo" (Baranao 2012:348).

Al conectar el Estado con la ciencia, hay que pensar en su financiamiento, lo que se relaciona con la dedicacion del cientifico. Un sistema alternativo a la profesionalizacion y/o a la dedicacion exclusiva es el del subsidio a la investigacion: "Los investigadores con sitio de trabajo en la universidad o en institutos privados se presentan de forma espontanea al CONACYT [de Mexico] con declaracion de dedicacion exclusiva, produccion cientifica en los dos ultimos anos y proyecto de investigacion. Las solicitudes deben renovarse cada dos anos y son juzgadas por comisiones ad hoc segun la especialidad" (Dosne Pasqualini 2008:313).

Este sistema guarda alguna afinidad con lo que se conoce en Argentina como un "estimulo" a los docentes que hacen investigacion a traves del Programa de Incentivo a los Docentes-Investigadores. Esta fue la idea de Dante Caputo, Secretario de Ciencia y Tecnologia del ex presidente Fernando De La Rua: "los nuevos miembros de la Carrera del Investigador del CONICET deberian obtener un puesto en alguna universidad y, a cambio, recibirian del CONICET un suplemento de dinero sobre su salario universitario" (Hurtado 2010:211). Lo que iba contra la profesionalizacion del investigador: "Muchos interpretaron que esta iniciativa destruiria la estructura de la Carrera del Investigador. La rapida reaccion de la comunidad cientifica hizo que este plan no pudiera ser implementado" (Hurtado 2010:212). Deberia equilibrarse el ofrecimiento de subsidios con la profesionalizacion de la investigacion en funcion de la dedicacion.

Otra manera fue dejar a la iniciativa privada, a la organizacion espontanea, la empresa cientifica: "La creacion de una universidad libre basada en institutos de investigacion debe ser la obra de los industriales, los ganaderos, los agricultores, los comerciantes, los viticultores, los caneros, en una palabra, de las llamadas fuerzas vivas del pais. [...] su papel consiste en crear riqueza [...] veran a un estado burocratico absorber poco a poco todas las actividades que legitimamente les corresponden" (Hurtado 2010:56).

Esto que senalaban algunos investigadores en 1940 como proyecto, rememora las ideas del conde de Saint-Simon, que instauro la clasica distincion entre utiles e inutiles, es decir, los que producian riqueza y los que vivian de ella, para culminar en la administracion de las cosas por parte de aquellos que producian. La aplicacion de estas ideas significaria que la ciencia quede en manos de la iniciativa privada, guiada por la utilidad de la produccion economica; a lo que habria que sumar espacios de investigacion con otros criterios, a los cuales suele responder el ambito publico, el del Estado. En suma, "deben existir marcos de investigacion publicos y privados, para que los investigadores encuentren posibilidades en unos u otros" (Ciuro Caldani 1992:854).

El gobierno de Fernandez insistio en la vinculacion de la ciencia con el sector productivo: "Nuestra hipotesis es que es posible que en la Argentina la inversion que la sociedad hace en Ciencia y Tecnologia redunde en mejora de la calidad de vida de la poblacion. [...] 'Vamos a apoyar la ciencia, pero no a la ciencia orientada por la curiosidad solamente [...] Queremos que realmente la ciencia y la tecnologia tengan resultados concretos, que sean un motor de la economia, que resuelvan problemas sociales" (Baranao 2012:340).

Hay que aclarar que no se trata de una hipotesis cientifica, sino de una opcion politica, y como tal, podria preguntarse al pueblo como cuerpo electoral, como se lo hace en muchos lugares del mundo a traves de las instituciones de democracia semi-directa. La mejora de la calidad de vida de la poblacion es el objetivo, para el cual hay que instrumentar medios. Las ultimas palabras del ministro le adjudican a la ciencia finalidades para las cuales no esta capacitada, ya que tienen que ocuparse de la economia los economistas y de los problemas sociales los politicos, tambien. Esto me recuerda el fenomeno de la medicalizacion de la vida, cuando se le asignan a la medicina responsabilidades para las cuales no esta preparada. Aqui se daria lo que se conoce como "cientifizacion de la vida". Esta confusion se ve en el ministro de Fernandez cuando dice que la mayor demanda social de Argentina es la inclusion social (Baranao 2012:340), escribiendo en un articulo que se pregunta a donde va la ciencia, cuando no es su tarea la inclusion social. No esta aislada del mundo y muchos de sus campos apuntaran a resolver problemas sobre la inclusion social, pero su objetivo es alcanzar la verdad, o la informacion, como cuando el ministro habla de la tarea del doctor: "La sociedad le paga al investigador por tener informacion util" (Baranao 2012:340).

Quedandonos en el ambito de la planificacion, cabe preguntarse si los objetivos o finalidades que tienen que llevar a cabo los organismos cientificos deben ser planteados por ellos mismos o alguna suerte de "comunidad cientifica", o si tienen que provenir de los actores politicos, especialmente el Poder Ejecutivo.

Hay que destacar la ausencia de agremiacion, fundamental para luchar contra el poder. Agrupamiento que seria necesario actualmente, frente a algunos desaciertos del CONICET en cuanto a la precarizacion de los becarios como trabajadores informales, ya que terminada la beca o las becas, si fueron becarios doctorales o postdoctorales, y pasados mas de 6 o 7 anos aproximadamente, pueden no ingresar a carrera del investigador habiendo trabajado durante todo ese tiempo como meros "recursos humanos en formacion". Siendo que en la realidad asistian a sus lugares de "trabajo", eran controlados por sus directores, informaban de sus avances, recibian dinero mensualmente y un suplemento por sus gastos medicos. A lo que hay que sumar la dedicacion exclusiva que demandan las becas, es decir, el investigador no se puede dedicar a otro trabajo.

La informacion de prensa disponible muestra restricciones al ingreso a carrera del investigador, evaluaciones de ingresos no transparentes, falta de remuneracion justa por los estudios realizados, sobre todo en comparacion con otros sueldos de otros oficios o profesiones que no tienen necesidad de titulaciones. Cuando "en el ano 2005 [...] a los 1500 nuevos becarios ingresados se le suman no menos de 500 investigadores en la carrera, proyectandose para el ano siguiente la continuidad de la misma politica de crecimiento" (Atrio 2006:67). Frente a este cuadro de situacion "debe asegurarse la mayor estabilidad de los investigadores que sea compatible con sus areas de labor, llegando en el marco publico a una inamovilidad analoga a la de los magistrados judiciales" (Ciuro Caldani 1992:855). La exigencia de dedicacion exclusiva (resolucion 3224/2011 del Conicet) es auspiciosa en tanto permite un vuelco total de los esfuerzos en el trabajo cientifico, pero impide tener alternativas laborales en caso de cese de la actividad cientifica, como ocurria con las becas finalizadas y sin continuidad en el ingreso a carrera. Durante mucho tiempo el Conicet ha hablado de la formacion de recursos humanos, "expresion contable del campo de la economia y la produccion industrial" (Hurtado 2010:228) y por la cual se pone hincapie, por ejemplo, en el caracter de beca que reciben sus investigadores, en lugar de hablar de su vocacion y estilo de vida y tratarlos como "trabajadores": "el Dr. Charreau [...] [hizo] hincapie en la necesidad de seguir atentamente las politicas sobre ingresos y promociones, porque restringirlos solo constituye una senal inequivoca de la baja prioridad que se otorga a la formacion de recursos humanos y abre justificados interrogantes respecto al futuro de los jovenes" (Atrio 2006:61).

El resaltado senala la vinculacion entre politica, economia y ciencia. Si de algo sirve la intervencion del Estado en materia cientifica es para valorizar el trabajo del investigador, no tratandolo como una mera unidad economica, contable. En este sentido, en 2014, puede leerse esta frase en la propia pagina del organismo: "Desde hace mas de 50 anos, el Conicet contribuye sustancialmente al desarrollo socioeconomico de la Republica Argentina. Formando recursos humanos, generando y transfiriendo conocimiento cientifico-tecnologico, y fomentando su aplicacion, el organismo produce y agrega valor a las actividades de la sociedad y mejora la calidad de vida de los ciudadanos" (Conicet 2014, el resaltado me pertenece). Lo que guarda relacion con la opinion del gobierno de Fernandez acerca de la politica que debe seguir el pais: "tienen recursos humanos, tienen un recurso que es renovable si se lo administra adecuadamente" (Baranao 2012:340, el resaltado es mio).

Habria aqui una "alienacion cientifica", en tanto el Estado se queda con la vida de los profesionales que forma como cientificos pero que luego rechaza por cuestiones presupuestarias o politicas, y en algunos casos academicas: "El problema a investigar debe permanecer preocupando durante el 'tiempo libre' del investigador, y esto tiende a impedirle otras actividades. De aqui la gran dificultad para reorientar su vida en caso de desempleo" (Ciuro Caldani 1992:852).

Ya vimos la exigencia reglamentaria respecto de las becas a la dedicacion exclusiva. La injusticia es mas clara cuando se compara la situacion con los que ganan un concurso docente universitario, que se mantienen en el cargo hasta la jubilacion, agregandose solo como exigencia el informe periodico de la carrera docente.

Desde las mas altas esferas del gobierno de 2007-2015 se considera al cientifico como una unidad contable: "yo estoy pensando, en tanto funcionario publico, en terminos de defender la inversion de la sociedad y no tanto en el destino individual de cada persona" (Baranao 2012:349). No desnaturalizar al doctorado, base academica de la investigacion cientifica, y proteger al investigador de las arbitrariedades del Estado o la empresa, dan utilidad y sentido a la rama: "el Derecho de la Ciencia, que ha de atender a la especial problematica de la realizacion de la verdad y contiene, entre sus temas principales, las cuestiones especialmente significativas de la proteccion del investigador" (Ciuro Caldani 1992:852). "Asi como el liberalismo politico protege al gobernado contra el gobernante, ha de desarrollarse el liberalismo cientifico, orientado a amparar al cientifico en general y al investigador en especial contra los gobernantes" (1992:854). Tambien apunta a "evitar las evaluaciones tendenciosas" (1992:855). Alguna vez se ha dicho que no existe "la" ciencia, sino los investigadores cientificos. Ante aquella manifestacion, "hay que amparar al investigador en la realizacion de la verdad contra la subversion de los valores juridicos inferiores, como la conduccion, el poder, la cooperacion, la previsibilidad, la solidaridad, el orden, etc." (1992:853). Asi como el bien comun no puede perjudicar al individuo, tampoco "la ciencia" debe perjudicar al cientifico. "El investigador es un hombre con caracteristicas especiales; la investigacion se jerarquiza por el hombre y el hombre se jerarquiza por la investigacion" (1992:853). Es mas: "el Derecho de la Ciencia tiene un importante ingrediente de Derecho Publico, pero urge evitar que ese despliegue publicista lo haga totalitario, desconociendo el bien particular del investigador y de los demas miembros de la sociedad. Los argumentos de bien comun, que por su despliegue mas 'ideal' son mas faciles de falsificar, suelen implicar graves amenazas para la tarea de investigacion" (1992:853).

La actitud hostil del gobierno de la ex Presidente argentina Cristina Fernandez hacia ciertos becarios que pretenden ingresar a la carrera del investigador tambien se confirma cuando el Conicet emplea las figuras del MASVALORDOC (www.masvalordoc.conicet.gov.ar) como una forma de paliar las expulsiones. El Ministro de Ciencia escribe que hay que producir en base a los requerimientos, como el de los anticuerpos monoclonales, alrededor de los cuales los tratamientos son costosos (Baranao 2012:345). Hay que recordar que fue el premio Nobel Cesar Milstein quien los descubrio al hacer ciencia basica, desalentada por Fernandez, y que al irse al Reino Unido, logro el reconocimiento que no tuvo en su pais, ademas de patentar la idea y obtener rentas de su descubrimiento: "el presidente del Medical Research Council, al otorgarle a Milstein el premio Millenium de dicha institucion, expreso: 'Ningun otro cientifico del Medical Research Council ha efectuado semejante contribucion a la ciencia, salud y riqueza de Inglaterra'" (Hurtado 2010:228).

El Ministro de Ciencia de Fernandez decia que aquel programa es una forma de "ubicar doctores" (Baranao 2012:347): "si no pensamos en una alternativa de insercion, lo que tenemos que pensar es que tal vez el numero de doctores que tenemos tendria que ser bastante menor" (Baranao 2012:348). Notese que tambien se resalta la politica de repatriacion de los cientificos, que es afortunada, pero que debe replantearse ante tantos que ya viven en "la Patria" y que pretenden ingresar a la carrera del investigador: "Claramente me parece que es un tema que amerita discusion de todos los involucrados, porque esto tambien es un cambio de la cultura, hay una responsabilidad de todos. De ver que hacemos con los recursos humanos que estamos capacitando" (Baranao 2012:348, el resaltado es mio).

Pero mientras tanto siguen las restricciones y la responsabilidad principal es la de quien da las ordenes y ejecuta politicas que direcciona. Cuando en 2006 se decia: "Actualmente, la Carrera del Investigador Cientifico y Tecnologico del CONICET, destinada a favorecer la plena y permanente dedicacion de los investigadores a la labor cientifica y tecnologica, esta en un proceso de crecimiento continuo. Su actual administracion ha conseguido eliminar los cupos para el ingreso, basando este proceso unicamente en el merito de los postulantes" (Atrio 2006:84).

MASVALORDOC es un programa que apunta a insertar a los doctores en el sector productivo, industrial, de servicios, educacion y gestion publica. En su lema dice: "sumando doctores al desarrollo de la Argentina", lo que encierra un error, ya que el doctor existe para investigar, basicamente, no para ejercer la tecnica o hacer "desarrollo". De lo contrario se hablaria del tecnologo. Esto ya ocurrio: "privilegio las 'aplicaciones cientificas', se exalto la tendencia 'profesionalista' y la ciencia pura fue considerada una perdida de tiempo, porque la Argentina 'no necesita sabios sino hombres de accion', como pontificaba en 1896 el ingeniero Alcides Romagosa" (Orione 2008:74). Pareciera entonces que se confirma una suerte de eterno retorno: "Quizas hoy la condena no se apoye, como entonces [a Galileo], en la pretension de santidad, sino en la utilidad y sea menos explicita, pero al fin puede ser incluso mas efectiva, por ejemplo, privando a la investigacion basica no inmediatamente aplicable de los recursos que le son imprescindibles" (Ciuro Caldani 1992:852).

Se insiste en el error acerca del doctorado cuando el propio Ministro senalaba: "asi como se le paga a doctores para que vayan a empresas, se le va a pagar el sueldo durante dos anos para que vaya a algun municipio a hacer algun trabajo" (Baranao 2012:347). Este desacierto es parecido al que existiria si a un docente se le plantea el trabajo de psicopedagogia, administracion o gestion en la escuela. Puede hacerlo, pero no esta capacitado para ello. El doctor investiga porque se formo para ello. Lo que no impide que aquellos que tengan la idea de una vinculacion estrecha entre ciencia y desarrollo o economia o produccion, la pongan en practica. La pagina de MASVALORDOC se parece a los avisos clasificados de un diario, donde pueden leerse pedidos como estos: mejorador de maiz, ingeniero quimico mecanico, especialista en tribologia, especialista en ceramicas, especialista en diseno de camaras de combustion, especialista en programacion de microcontroladores para control de unidades, especialista en agronomia/biotecnologia, gerente de cuentas para alimentos y bebidas, microbiologo, director tecnico con matricula nacional, regulatory specialist, medico-salud ocupacional. Solo hay un pedido de investigador senior en quimica.

Asi se anunciaba durante la presidencia de Charreau: "entre los principales logros se cuenta la creacion de una nueva categoria de investigadores en empresas. Esto permitia insertar en el sistema productivo recursos humanos altamente calificados" (Atrio 2006:63, el resaltado es mio). Pero el cientifico o doctor no tiene por que cumplir una labor que es del Estado: "la idea es que el municipio que tiene un doctor, tenga ademas de la marca de calidad, la posibilidad de acceder a financiamiento porque el propio doctor se supone que sabe escribir el pedido de subsidio y va a poder conseguir los fondos que muchos municipios no reciben porque no tienen a alguien capaz de escribir un proyecto" (Baranao 2012:347). Esto se parece a la estrategia del gobierno de Fernandez de convertir a los consumidores en una suerte de guardia urbana que ayude a controlar los precios de los productos de los supermercados, cuando a los precios, o los controla el mercado, o los controla el gobierno.

Quien se presenta a la carrera del investigador cientifico suele haber pasado antes por la formacion doctoral y posdoctoral, lo que sistematicamente lo ha preparado para investigar y no ocurre de un dia para el otro. Recordando la tesis weberiana segun la cual el puritanismo ha influido en el capitalismo, y este a su vez en la ciencia, se dice: "El puritanismo exigia un trabajo sistematico, metodico y una diligencia constante en cada uno" (Merton 2008:123). Cabe preguntarse por que el Estado no tiene un funcionario capacitado para traducir las necesidades de una region en pedidos o soluciones. ?No es esa la labor de un politico como candidato o de un funcionario politico ya electo o en funciones?

Ahora se entiende por que son tan restrictivos los ingresos a la carrera del investigador. Porque una masa de doctores tiene que ir destinada al mercado, a la aplicacion, a la tecnica: "de esa cohorte de doctores, el CONICET selecciona aquellos que tienen habilidades para convertirse en investigadores cientificos" (Baranao 2012:348). Y ahi es donde se ejerce la discrecion, seleccionado aquellos doctores que seran "investigadores cientificos", no porque tengan capacidad, sino porque la mano invisible del Estado o el padrinazgo dira quienes tienen esa vocacion por la ciencia. Como dice Baranao: "Tanto en EE.UU. como en Europa, el numero de doctores que logra un puesto estable es minimo" (2012:348). Lo que rememora a la "mano invisible" del mercado, tan criticada desde posiciones que se dicen progresistas. Lo que en el fondo encierra la mayor de las discrecionalidades. Aqui se ve la utilidad del pensamiento complejo: "La complejidad no es una totalidad cerrada, pero es aspiracion a lograr algun grado de completud. De manera que aquello que es mutilado en un objeto disciplinar, tiene como consecuencia necesaria la manipulacion antojadiza de aquello que es ocultado" (Galati 2009).

Esta politica tambien se puede ver en una encuesta que envio en 2013 el Conicet a los doctores que formo llamada "consulta doctores 2013". Si se desea vincular la ciencia con la industria o la produccion, podria encargarse dicha tarea a la industria, capacitada para innovar productivamente. El ministro de la presidente Fernandez reconocio que hay que invertir en tecnologia esperando resultados, pero no en ciencia esperando aplicaciones: "como esta inversion en conocimiento se acopla a la mejora de la inclusion social, creemos que apoyando el desarrollo de pequenas y medianas empresas, de base tecnologica, es posible generar trabajo de calidad" (Baranao 2012:341). Por otra parte, el Ministerio es tambien de "innovacion productiva". Desde alli mismo se reconoce "como acoplamos la ciencia innovadora [sic] a la actividad productiva. [...] Una [forma] es promoviendo empresas de base tecnologica" (Baranao 2012:344). O podria replantearse la titulacion del doctorado, ensenando a los futuros doctores a aplicar conocimientos, en lugar de crearlos.

La aplicacion luego del entrenamiento o adiestramiento es la labor del especialista, clase de posgrado que mas afinidad tiene con las carreras de grado y la aplicacion de conocimientos. Ademas, la iniciativa supone una red de vinculos entre el Conicet y las universidades, con la sociedad. Es decir, "politicas robustas de articulacion de sectores" (Hurtado 2010:239). Todo lo cual es debil en Argentina: "la primera comunidad de investigacion tecnologica se originara en Alemania, entre 1860 y 1880, que poseia una industria tecnicamente avanzada en acelerado crecimiento, una universidad relativamente autonoma y una pletora de agencias de regulacion y metrologia locales y nacionales. [...] Este tipo de procesos de integracion de componentes institucionales de regulacion y metrologia, universidades, instituciones publicas de investigacion y desarrollo y firmas privadas promovido por una comunidad intersticial de productores de instrumentacion generica no tuvo lugar en la Argentina" (Hurtado 2010:238).

Un defecto que se percibe en el CONICET es la compartimentalizacion de la investigacion cientifica al exigirse la ultra-especialidad: "En una evaluacion de 2002, encargada por la revista Ciencia Hoy a un grupo de evaluadores internacionales, se lee: 'El comite advirtio la presencia de obstaculos burocraticos significativos, especialmente la poca permeabilidad de las fronteras que separan las ramas disciplinarias y la rigidez del sistema'" (Hurtado 2010:17). De hecho se sobrevalua la tecnificacion o aplicacion en lugar de la interdisciplinariedad. La hiper-especializacion conspira contra los contactos, justamente de la investigacion cientifica con la sociedad. Y porque los problemas no tienen que ver con una disciplina, sino que existen sin tener en cuenta lo que artificialmente el hombre ha creado pensando que por dividir se aborda mejor una problematica. No hay que dejar de resaltar el basamento cultural de la compartimentalizacion, en tanto ya ha calado hondo en la mentalidad de los administradores del conocimiento, como ciencia y ensenanza, y que se ve tambien en la universidad argentina, confederada en facultades. Un pensamiento de Ricardo Guibourg resulta desestructurante y mueve a pensar, cuando se refiere a la clasificacion de las ciencias y al "objeto" de la ciencia. Senala que sabemos que la anatomia trata de la descripcion del cuerpo, que la zoologia se refiere a los animales, la astronomia a los cuerpos celestes y la economia a la produccion y al intercambio de bienes. Pero entonces se pregunta, quien ha trazado esas divisiones. El hombre corta la pizza del conocimiento cientifico segun sus intereses, sus creencias o sus prejuicios. Si los pajaritos tuvieran ciencias semejantes a las nuestras, no extranaria que el ser humano formara parte de la zoologia y la anatomia estaria reservada al cuerpo de las aves (Guibourg et.al. 2004).

En lo relativo a la organizacion y fundacion de instituciones, en este caso las relativas a la ciencia y la investigacion, como universidades y organismos especificos (CONICET y similares), la historia argentina previa a la reinstauracion de la democracia en 1983, fue rupturista y no continuista o dialoguista. Asi, "esta tension, entre muchas otras, se iba a 'resolver' con un golpe de Estado y la cancelacion, a contramano de lo que ocurria en los paises avanzados, de uno de los polos de discordia" (Hurtado 2010:91). En relacion a las causas de los fenomenos, y en este caso relativa al problema de la ciencia en Argentina, se ha dicho que: "El atraso que padecemos en nuestra conciencia de comunidad cientifica tiene raices que deben buscarse en la influencia de determinantes psicosociales vinculados con la marginalidad social de nuestra ciencia y con el efecto de la represion politica, que forjaron en nuestra comunidad una actitud anodina de riesgosa apuesta a una estrategia de autoconservacion condicionada" (Orione 2008:82).

Como consecuencias de lo senalado en referencia a la compartimentalizacion e hiper-especializacion, se senala: "sin los paises en desarrollo actuando como proveedores de materias primas, lugar donde instalar los procesos industriales mas contaminantes, donde realizar ensayos clinicos de medicamentos rapidos y economicos y, sobre todo, como pagadores de royalties" (Hurtado 2010:25). Estas consecuencias que impactan en el plano economico y politico, luego repercuten en las planificaciones cientificas o en la ausencia de ellas, en los paises perifericos o en vias de desarrollo. En el marco de la ecologia de la accion y previendo las consecuencias de nuestros actos, hay que pensar que es posible que ante una accion determinada se generen los resultados contrarios, no previstos por el autor: "Al crear el Conicet puso en marcha un factor que, contra sus esperanzas, iba a contribuir a la larga al deterioro de la investigacion cientifica: el Conicet fue la presa codiciada de los sectores de ultraderecha y fuente de los mas diversos negociados. Y en el Conicet nacio un engendro que no hubiese podido ser parido por ninguna universidad: la crotoxina" (Orione 2008:36).

Conclusion

Es inevitable entonces lo que reconoce un propio funcionario que estuvo relacionado con el gobierno del CONICET: "sectores de la comunidad cientifica, que orientaban los recursos institucionales en su favor durante el periodo en que ejercian el poder de la institucion" (Del Bello 2009:79). Se trataba entonces de "las tensiones generadas en un sistema que viene acumulando vicios desde hace anos y que, en no pocos momentos, se vio sometido por diversas autoridades a practicas que combinaron abundantes desaciertos tecnicos con actos de corrupcion" (Ciencia Hoy 1997:2).

Sintoma de las indefiniciones y temores hacia la comunidad cientifica fueron los vaivenes institucionales: "creada la entidad que debia encargarse de la formulacion de politicas [CONACYT], no existe indicio mas claro de la debilidad de esta funcion a lo largo de las decadas siguientes que las sucesivas mutaciones y peregrinaciones ministeriales del organismo" (Hurtado 2010:221). Si bien una golondrina no hace verano, y crear un Ministerio de Ciencia no le asigna de por si un lugar importante a la ciencia de un pais, contribuye a tomar consciencia de su relevancia. Asi como creer que invertir en salud mejora la calidad de vida de la poblacion, hay que tomar consciencia que invertir en la verdad y en la ciencia, tambien hace lo propio con el progreso de un pais.

Cabe recordar lo que en su momento dijo un ministro: "A mi me gustaria ver un cierto cambio metodologico en esas ciencias; estoy tan acostumbrado a la verificacion empirica de lo que digo, que a veces los trabajos en ciencias sociales me parecen teologia". Tambien dijo que a veces son muy subjetivas. Es importante tener en cuenta esta suerte de "guia rapida para la elaboracion de una comunidad cientifica" a los fines de sentar las bases filosoficas de una estrategia cientifica, para lo cual hay que cuidarse de "[los que] escribian en terminos oscuros que parecian profundos; ridiculizaban la pretension de los cientificos de que el mundo puede describirse de manera objetiva; denunciaban a las ciencias sociales como imposibles y proclamaban la supremacia del espiritu sobre la materia, y la superioridad del sentimiento y la intuicion por sobre la experiencia y la razon, al mismo tiempo que simpatizaban con los partidos de derecha y adulaban a los militares" (Orione 2008:40).

La gran respuesta a las preguntas se sintetiza en el papel del Estado en el desarrollo cientifico. La gran pauta puede estar dada por un diagnostico de la situacion, ya que no es la misma la situacion cientifica en un pais periferico que en un pais calificado como potencia mundial. Hecha esa radiografia situacional, cabe reconocer a la ciencia como uno de los pilares basicos de los pueblos, para su dignidad como tales y para su desarrollo economico. En ese sentido, no puede ser tratada como una mercancia mas sujeta a los vaivenes del mercado. Habria que lograr entonces una complementariedad entre las necesidades de la poblacion y la autonomia de los investigadores en el diagrama de las politicas cientificas. Asi como el PAMI (Programa de Atencion Medica Integral) tiene que ser de los jubilados, el CONICET tiene que ser de los cientificos: "A partir de mayo de 1973 hasta el ano 1981 el Consejo fue intervenido por los diferentes gobiernos que se sucedieron (civil en primer termino y militar luego)" (Atrio 2006:46). Esto no significa aislarse de la vida publica ya que estan en ella. Sera tarea entonces lograr las vinculaciones entre el Estado y la sociedad civil con el organismo de ciencia argentino. La base de la complejidad es la comprension de la diversidad en la unidad. Como dice Morin: "El control mutuo y la permutacion de las jerarquias segun las situaciones contrabalancean las tendencias parasitarias propias del mono-centrismo y el monojerarquismo" (2006:373). Asi como en momentos de intervencion se debe propender a la autonomia y viceversa, habra que lograr dicha armonia a los fines de articular a la ciencia con la sociedad y a la sociedad con la ciencia. Esta articulacion es labor del Estado y no de los cientificos, que no gestionan la ciencia, sino que, fundamentalmente, la hacen.

Seria importante aspirar a que el Estado contribuya a la ciencia desde un organismo centralizado que marque pautas de desarrollo. Tambien hay que destacar que la ciencia no se reduzca al Estado, ya que suele ser botin de los gobiernos que acceden al ejercicio del poder, no siempre vinculado con la verdad. La historia no solo nos ayuda a pensar la ciencia sino a tener en cuenta que esta hecha por los cientificos, que no dejan de ser hombres. Ademas, lo considerado normal y comun en un periodo determinado, segun una colectividad de especialistas en una institucion determinada, puede ser siempre pensado de otra manera.

Elvio Galati (elviogalati@gmail.com) Centro de Altos Estudios en Ciencias Sociales, Universidad Abierta Interamericana (Rosario, Argentina)

Bibliografia

Abeledo, C. 2009. Ciencia y tecnologia en el retorno a la democracia. En: M. Borches et.al. Ruptura y reconstruccion de la ciencia argentina. Buenos Aires: Direccion Nacional de Relaciones Internacionales, pp. 76-77. http://www.mincyt.gob.ar/_post/descargar.php?idAdjuntoArchivo=22568

Adler, E. 1999. Si yo fuera presidente del Conicet. Medicina 59(1): 105-106. http://www.medicinabuenosaires.com/revistas/vol59-99/1/v59_n1_105_106.pdf

Atrio, J. 2006. Conicet: ciencia y tecnologia para el desarrollo. Buenos Aires: Edicion Nacional. http://www.oei.es/salactsi/conicet.pdf

Baranao, L. 2012. ?Hacia donde va la ciencia argentina? Medicina 72(4): 339-349. http://ref.scielo.org/vvq7hy

Charreau, E. 2008. Conmemoracion del quincuagesimo aniversario del CONICET. Medicina 68(3): 261-262. http://ref.scielo.org/nb3tyv

Ciencia Hoy. 1997. La necesaria reforma del Conicet. Revista Ciencia Hoy 7(40):1 http://www.cienciahoy.org.ar/ch/hoy40/editorial.htm

Ciuro Caldani, M. 1992. Derecho de la ciencia y proteccion del investigador: hacia una constitucion mas humanista de la vida juridica. Jurisprudencia Argentina 3: 851-857.

Del Bello, J. 2009. Contrareforma (1990/96) y cambios en el Conicet a partir de 1996. En: M. Borches et.al. Ruptura y reconstruccion de la ciencia argentina. Buenos Aires: Direccion Nacional de Relaciones Internacionales, pp. 78-80. http://www.mincyt.gob.ar/_post/descargar.php?idAdjuntoArchivo=22568

Dosne Pasqualini, C. 2008. El significado de la carrera del investigador del CONICET. Una vision personal. Medicina 68(4): 311-314. http://ref.scielo.org/hfs87j

Galati, E. 2009. La teoria trialista del mundo juridico y el pensamiento complejo de Edgar Morin. Coincidencias y complementariedades de dos complejidades. Tesis doctoral. Rosario: Universidad Nacional de Rosario.

Guibourg, R. et.al. 2004. Introduccion al conocimiento cientifico. Buenos Aires: Eudeba.

Hurtado, D. 2010. La ciencia argentina. Un proyecto inconcluso: 1930-2000. Buenos Aires: Edhasa.

Lorenzano, C. 1995. Cinco tesis para la historia de la ciencia. Actas de las Jornadas de Epistemologia de las Ciencias Economicas. Buenos Aires: FEPAI. www.clorenzano.com.ar/Historia_files/cincotesis.pdf

Lorenzano, C. 2013. La institucionalizacion de la ciencia argentina. El pensamiento de Bernardo A. Houssay. Blog post. www.clorenzano.com.ar/Historia_files/houssay1.pdf

Merton, R. 2008. Le puritanisme, le pietisme et la science. En: J-F. Braunstein. L'Histoire des Sciences. Methodes, styles et controverses. Paris: Vrin, pp. 119-146.

Morin, E. 2006. El Metodo 2. La vida de la vida. Madrid: Catedra.

Morin, E. 2005. Introduccion al pensamiento complejo. Barcelona: Gedisa.

Orione, J. 2008. Historia critica de la ciencia argentina. Del proyecto de Sarmiento al reino del pensamiento magico. Buenos Aires: Capital Intelectual.

Perez-Tamayo, R. 2001. Ciencia basica y ciencia aplicada. Salud Publica de Mexico 43(4): 368-372. http://www.scielosp.org/pdf/spm/v43n4/5903.pdf

Recibido el 9 Oct 2015

Aceptado el 4 Ene 2016
COPYRIGHT 2016 Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Sociales
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas
Author:Galati, Elvio
Publication:Cinta de Moebio, Revista de Epistemologia de las Ciencias Sociales
Article Type:Ensayo
Date:Mar 1, 2016
Words:10563
Previous Article:La construccion colectiva de conocimientos en las comunidades interpretativas.
Next Article:Lo ideologico del pensamiento neoclasico: la competencia perfecta como mito fundacional.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters