Printer Friendly

Fernando Martin De Blassi, Consideraciones sobre la justicia en Tomas de Aquino.

Fernando Martin De Blassi, Consideraciones sobre la justicia en Tomas de Aquino, CEFIM--SS&CC Ediciones, Mendoza 2013 (Cuadernos Medievales de Cuyo 7), 166 pp., ISBN 978-950-9064-90-4.

Este libro encara una tematica de interes central para la filosofia practica: la justicia, la cual es tratada siguiendo y analizando la obra de un autor como Tomas de Aquino que, aunque representante eximio del pensamiento medieval, continua aun vigente.

La tesis central que defiende el autor en su libro es la del caracter analogico de derecho y la defensa de la centralidad de la acepcion de derecho como conducta juridica. En este sentido, se encolumna en la corriente de interpretacion tomista que puede denominarse existencial y que, liderada por Gilson, Mondin y Fabro, propugna un retorno al espiritu y a los textos originales del tomismo y un abandono del racionalismo legalista de la manualistica escolastica originaria del siglo XVII.

El libro comienza con un apartado destinado a realizar una serie de distinciones preliminares en la que Martin De Blassi procura establecer una serie de elementos pertenecientes a la critica y a la discusion contemporanea por parte de los estudiosos de las obras mas importante que utilizara en su trabajo, tales como la Etica a Nicomaco de Aristoteles, las Sententia libri Ethicorum o la Summa Theologiae de Tomas de Aquino.

Luego de esta necesaria y pertinente introduccion, se suceden ocho capitulos los cuales constituyen el cuerpo central del libro, que desglosan analiticamente diversos aspectos de la justicia, en primer lugar, entendida como virtud y, luego, se estudia el derecho como objeto de la virtud de la justicia, la justicia legal, la justicia particular, justicia y bien comun, el concepto de lo justo natural, la equidad y la justicia metaforica.

El metodo que sigue el autor a lo largo de su escrito es el de una exegesis minuciosa del comentario de Tomas de Aquino al V libro de la Etica de Aristoteles pero que no se limita a <<comentar un comentario>> sino que introduce la discusion con autores contemporaneos que se han destacado por su interes en esta tematica, tales como Perkams, Pinckaers, Massini Correas o Corso de Estrada. Es importante destacar, sin embargo, que el orden en el que se presenta esta investigacion no es identico al presentado por el Aquinate en su libro V de la Etica a Nicomaco, ya que Martin De Blassi se ha apartado de la taxonomia alli seguida en los casos en los que era necesario desglosar, desarrollar o bien complementar con una exposicion mas detallada algunas afirmaciones que alli se presentaban con una formulacion acotada o cuya justificacion se daba por supuesta al haber sido tratadas en otras obras del Aquinate.

Hasta aqui, la estructura del libro de Fernando. Pero, mas importante que esto, me parece reflexionar acerca del valor que tiene este texto en tanto y en cuanto propicia una reivindicacion del concepto clasico de justicia frente a una compresion meramente positivista.

Sabemos que una acepcion de la palabra justicia es la que la identifica con el bien supremo, teniendola como la mas alta de las virtudes y viendo en ella la realizacion etica perfecta. Este significado aparece ya en el pensamiento griego anterior a los socraticos. Y es tambien el sentido que tiene la palabra justicia en la Biblia, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo. Justicia es virtud, comportamiento interior, conducta a realizar por cada uno de los hombres, como camino para alcanzar su salvacion eterna.

Tambien en Aristoteles, la justicia en sentido general corresponde a la presente acepcion. El Estagirita dice que <<la justicia es la virtud completa>> y <<a la justicia no puede considerarsele como una simple parte de la virtud; es la virtud entera; y la injusticia que es su contraria, no es una parte del vicio, es el vicio todo>>. Esta acepcion de la justicia indudablemente no pertenece al campo del derecho sino al de la moral. Para muchas de las corrientes de la filosofia del derecho contemporaneas, esta acepcion de justicia es completamente ajena al derecho. La justicia como virtud suprema representa un valor a realizar por el hombre individual, que le senala deberes por cumplir en el ambito de su conciencia. Nada tiene, entonces, que ver con lo juridico.

Para el derecho positivo, justicia es la legalidad expresada en las normas del ordenamiento vigente. Es costumbre muy generalizada el referirse a los organos jurisdiccionales como tribunales de justicia, con lo cual no se pretende afirmar que sean ellos formas precisas de realizacion del ideal juridico, sino medios de cumplir la legalidad. Siendo el papel de los tribunales cumplir o aplicar el derecho vigente, deberiamos decir tribunales de legalidad para indicar su verdadero caracter.

Sin embargo, Aristoteles en La Gran Moral hace referencia tambien a esta distincion cuando dice: <<Si estudiamos la naturaleza misma de lo justo, reconocemos que es de dos clases. La primera es lo justo segun la ley, y en este sentido se llaman justas las cosas que la ley ordena>>. Pero los autores positivistas, que niegan la existencia de un valor trascendente a realizar por el derecho, ven en la justicia un sinonimo de legalidad. Si no hay una justicia universal, no habra otra forma posible de ella que la que se encuentre consagrada en el Derecho Positivo: justicia y legalidad, justicia y norma, son terminos sinonimos.

El estudio de la teoria de la justicia se confunde, entonces, con el enfoque de los elementos fundamentales de la norma juridica o de las ideologias politicas que pueden determinar el contenido de cada sistema juridico. Si la justicia existe unicamente en la ley, cualquiera que ella fuera, es indudable que no puede servir de base para una critica axiologica del ordenamiento positivo. Una proposicion que diga: <<Es justo lo que la ley ordena>> no es sino una forma de expresar el criterio de que no hay posibilidad de reflexion estimativa sobre el derecho, puesto que no se reconoce medida de critica alguna.

El libro de Fernando Martin De Blassi nos coloca, frente a este tema, en un punto de vista moral: a la sociedad no le resulta de ninguna manera indiferente la virtud de sus miembros, sobre todo en aquel ambito que le es mas afin y le toca mas de cerca: el de la virtud social por excelencia, la justicia. Y tampoco el derecho es mera tecnica de comportamientos externos, pues no le resulta del todo indiferente la practica justa de los ciudadanos. Santo Tomas, nos recuerda el autor, habla de una doble intencion del legislador, mejor diriamos, que el legislador intenta dos cosas por medio de los preceptos de la ley: una el cumplimiento de la accion, que impone concretamente el precepto (v. gr., pagar un impuesto); la otra, inducir a los hombres a la virtud. No es lo mismo el fin del precepto y aquello acerca de lo cual se da el precepto, asi como en todas las cosas no es lo mismo el fin y aquello que conduce al fin. Al legislador le interesa que llegue a vivenciarse en la sociedad el fin o intencion ultima del precepto, en el sentido expuesto, que consiste en hacer buenos a los hombres, primordialmente buenos ciudadanos (es decir, adornados con la virtud de justicia), porque de ello depende la salud de la Republica. Proposito primordial del ordenamiento juridico es la instauracion de relaciones objetivas de justicia y efecto de la ley hacer que la justicia, como virtud, se haga habito subjetivo en los ciudadanos. Cuanto mas justos sean moralmente los miembros de la comunidad, mas facil y rectamente se cumplira el ordenamiento juridico, en cuanto importa esencialmente un orden social justo. En las ciudades, dice Aristoteles, los legisladores hacen contraer habitos a los ciudadanos para hacerlos buenos, y en esto consiste la intencion de todo legislador. Los que no hacen bien esto yerran el blanco, pues es en ello en lo que el buen gobierno difiere del malo.

En definitiva, el ensayo que hoy presentamos, mas alla de ser una obra de investigacion dentro del ambito de la filosofia medieval, a mi entender es, sobre todo, una invitacion a reflexionar acerca del verdadero significado de la justicia en una sociedad en la que su reclamo es permanente.
COPYRIGHT 2014 Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Pereto Rivas, Ruben
Publication:Scripta mediaevalia
Date:Jan 1, 2014
Words:1474
Previous Article:Alejandro Llano, Metafisica y Lenguaje.
Next Article:Bestiarios medievales e imaginario social.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |