Printer Friendly

Fernandez Jaen, Jorge. 2014. Principios Fundamentales de Semantica Historica.

Fernandez Jaen, Jorge. 2014. Principios fundamentales de semantica historica. Madrid: Arco Libros (Cuadernos de lengua espanola 122), 95 pp.

Dirigido a un publico de linguistas y profesores universitarios, aunque "tambien, y sobre todo, a los profesores de secundaria y estudiantes de Filologia", el libro que nos proponemos comentar se plantea: "presentar una sintesis integral sobre semantica historica que permita conocer las lineas maestras de esta ciencia desde sus origenes hasta la actualidad" (6). Si bien el autor toma distancia de determinadas ideas en varios momentos y no deja de hacer notar sus simpatias por otras, no es su cometido ensayar algun ejercicio critico a proposito de los contenidos presentados. Se trata, pues, en este breve libro, en la misma linea que anima a los ya mas de ciento veinte volumenes aparecidos en la serie Cuadernos de lengua espanola, de presentar, en cerca de cien paginas, un campo de reflexion y trabajo linguistico a un publico no necesariamente especializado. En este caso, el ambito de interes linguistico elegido es la semantica historica. La sola eleccion de la subdisciplina es ya un motivo para celebrar, dada la poca frecuencia de trabajos en el campo.

El libro consta de cuatro capitulos a los que les sigue una brevisima seccion de ejercicios acompanada de un solucionario. Con diferentes grados de enfasis, cada capitulo se detiene en la manera como han sido abordadas, en diferentes momentos historicos y desde distintas perspectivas teoricas, las cuestiones centrales de lo que desde el siglo XIX llamamos semantica historica: ?como se concibe el significado de las palabras y como cambia?

El capitulo 1, "Origenes de la semantica historica" (7-15), presenta un conjunto de reflexiones sobre la lengua y el significado que se remontan a la Grecia clasica y a la tradicion retorica proyectada hasta el Renacimiento, como antecedentes de la semantica historica que no aparece como disciplina autonoma sino hasta el siglo XIX. Luego de destacar, en la Antiguedad, la discusion platonica del Cratilo--el problema de si los nombres de las cosas vienen dados naturaimente o si los hablantes nominan los objetos de manera convencional--el autor se detiene en las reflexiones de Aristoteles sobre la metafora, entendida como el artificio retorico por el cual una expresion, en virtud de un paralelo tacito con otra, cobra valores semanticos semejantes a los de esta ultima.

Recuerda seguidamente Fernandez Jaen que los tratados de estilo medievales y renacentistas desarrollan igualmente los tropos. La preocupacion de tales trabajos fue, como es sabido, retorica: se buscaba guiar la elaboracion de discursos persuasivos y esteticamente valiosos. En este momento historico, aparecen reflexiones sobre el funcionamiento de las metaforas, las metonimias, los eufemismos, o las aliteraciones. Algunos de estos recursos se apoyan en aspectos lexicos y semanticos (la metafora, la metonimia, el eufemismo), de manera que, al explicar sus mecanismos, los tratadistas del Renacimiento conforman, tambien, una reflexion sobre los modos en que cambian los significados. El interes etimologico del renacentista, alentado por la idea de que explicar del origen de una palabra era tambien conocer su significado autentico corrompido por el paso del tiempo, promueve el reconocimiento de mecanismos lexico-geneticos que las posturas semanticas modernas propondran como explicaciones de procesos de cambio. Ello mas alla de la adecuacion de estas etimologias mas bien especulativas.

El segundo capitulo, que lleva por titulo "La semantica historica preestructuralista" (16-31) parte de la contextualizacion del ambiente cientifico del siglo XIX, marcado por los progresos que se llevaron a cabo en las ciencias naturales. En este marco intelectual, aparece la linguistica como gramatica

comparada e historica, abocada basicamente a la reconstruccion del indoeuropeo. Nacida en Alemania, con una fuerte impronta historicista y biologicista, segun las cuales se buscaba explicitar los cambios en terminos de leyes evolutivas (partiendo del ambito fonetico) ademas de las filiaciones geneticas entre lenguas, la primera linguistica historica se constituye en el seno de las pretensiones cientificas positivistas del siglo XIX con aspiraciones de objetividad absoluta. No sorprende, por ello, que los estudiosos preocupados por el significado de las palabras y los cambios que este experimenta hayan pensado el asunto en terminos de leyes necesarias, como se deja notar, por ejemplo, en el trabajo de Gustaf Stern sobre la evolucion semantica de los adverbios del ingles que expresan rapidez.

Los trabajos de Arsene Darmesteter (1887) La vie des mots etudiee dans leurs significations--enfatiza Fernandez Jaen--permitiran vislumbrar la relevancia de la polisemia para los estudios semantico historicos, asi como mostrar mecanismos de cambio generalizables. Esta semantica de proceder filologico apoyado en la busqueda de documentaciones textuales no distrae su atencion de los tropos como activadores de cambios semanticos. En esta linea, el celebre Essai de semantique (1897) de Michel Breal, ofrece una primera clasificacion exhaustiva de los tipos de cambio semantico--si bien ya Reisig habia adelantado en sus trabajos sobre el latin algunas hipotesis--, en la que se observa, por cierto, la toma de distancia de las tendencias naturalistas de sus antecesores inmediatos sin renunciar a la regularidad de los mecanismo del cambio.

El capitulo tercero, "La semantica historica estructuralista" (3248), inicia destacando como la idea de significado de la linguistica estructural esta endeudada con la fonologia estructuralista, que habia postulado rasgos fonologicos para describir los sonidos de una lengua. En el terreno de la fonologia, un sonido linguistico se define de acuerdo con los rasgos que comparte con otros sonidos y de acuerdo con los rasgos que hacen que se oponga a otros sonidos. Es decir, que su delimitacion depende de la relacion que, en funcion de determinados rasgos que establecen semejanzas y diferencias, guarde con otros sonidos. Esta misma idea se llevara a la comprension y descripcion del significado lexico. De esta manera, recoge el autor, las palabras se organizan en campos semanticos, que articulan unidades lexicas que comparten determinados rasgos semanticos (semas) y se diferencian segun otros.

Esta semantica, por ello, se interesa por el estudio de campos lexicos completos con el proposito de explicitar como las relaciones entre sus elementos configuran significados particulares para cada miembro. Es, ademas, fundamentalmente sincronica. El asunto del cambio del significado desde una perspectiva estructural, tratado por Eugenio Coseriu en su ensayo "Pour une semantique diachronique structurale" (1964), se entiende como las modificaciones en las relaciones que establecen los semas entre si en un campo semantico. Se trata de aclarar los cambios de las oposiciones lexicas de una lengua en un periodo historico. Desde estas ideas se explica como los terminos que significaban blanco y negro en latin reorganizan sus campos semanticos en las lenguas romanicas. En latin albus 'blanco' se oponia a candidus 'blanco brillante' en virtud del sema 'brillante', que cumple funcion distintiva. Al pasar al rumano, se neutraliza la oposicion mencionada, dado que se pierde el sema distintivo: en esta lengua solo encontramos alb 'blanco'.

Otro autor relevante en el paradigma estructuralista, recuerda Fernandez Jaen, es Stephen Ullmann, cuya perspectiva bastante mas flexible permite la incorporacion de factores historicos, culturales y psicologicos en la explicacion del cambio semantico. Ullmann diferencia entre causas del cambio y tipos de cambio. Entre las causas, las historicas, por ejemplo, favorecen la tendencia a mantener el lexico estable. Ello induciria a evitar el neologismo y a preferir nombrar nuevos conceptos con significados ya dados. El significado relativamente reciente que raton 'pequeno aparato manual conectado a una computadora para mover el cursor por la pantalla y dar ordenes' ha adquirido en algunas variedades de espanol puede ilustrar la idea. El valor de 'morir' que puede tener el verbo ir(se) se debe, por otra parte, de acuerdo con las ideas de Ulmann, a causas psicologicas (que pueden ser eufemismos o tabues).

En cuanto a los tipos de cambio, senala Ulmann, en primer lugar, el conservadurismo semantico: el significado de pluma como 'instrumento para escribir' se mantiene basicamente aun cuando el objeto referido ha cambiado notablemente, pues ya no se escribe con plumas de aves. A ello se suman los cambios por innovacion linguistica: metafora, metonimia, etimologia popular y elipsis, todos ellos comprendidos por Ullmann en tanto que procesos estructurales linguisticos que ocurren como relaciones de semejanza o de contiguidad (paradigmaticas y sintagmaticas, respectivamente). Tales relaciones se manifiestan en el plano del significante o del significado. Asi, una metafora supone un vinculo de semejanza entre dos significados, que condiciona que el significante de uno de ellos sea usado por el otro. La metonimia implica un proceso muy parecido, cuya diferencia con el anterior mecanismo radica en que la relacion entre significados esta motivada por un vinculo de contiguidad (una relacion sintagmatica).

De otro lado, la etimologia popular describe un cambio semantico producido por una relacion de semejanza entre significantes: la palabra inglesa boon, historicamente 'ruego, suplica', toma el valor positivo de 'favor, cosa digna de agradecerse' por influencia del frances bon 'bueno', palabra con la que guarda un parecido en el plano de la expresion. Del mismo modo, la elipsis es un cambio semantico condicionado por vinculos entre los significantes, aunque ahora se trata vinculos de contiguidad. El adjetivo ingles main 'mayor, principal' llego a cobrar tambien el valor de 'alta mar', como consecuencia de una elipsis: la reiterada aparicion contigua de main junto a sea en la expresion the main sea motivo que, una vez que sea fuera omitido de la frase, main cobrara el valor del sustantivo al que acompanaba. En ultimo termino, las transferencias compuestas son cambios semanticos condicionados por procesos que atanen tanto al plano de la expresion como al plano del contenido: una expresion como un Rembrandt se entiende como resultado eliptico de la frase un cuadro de Rembrandt, pero tambien como motivada por un vinculo metonimico, en el nivel conceptual, entre autor y obra.

El ultimo capitulo, notablemente el mas extenso del libro, esta dedicado a "La semantica historica cognitiva" (49-87). Un primer subcapitulo, La linguistica cognitiva: un nuevo paradigma (4.1, 49-56), nos muestra algunos supuestos basicos de la linguistica cognitiva con particular enfasis en las metaforas. La tesis basica de la linguistica cognitiva, destaca Fernandez Jaen, consiste en que el funcionamiento de las lenguas humanas esta vinculado estrechamente con los procesos cognitivos del pensamiento--la percepcion, la memoria, la capacidad para conceptualizar informacion--, depende de ellos y se integra en ellos (50).

Recurre el autor a las ideas de Lakoff para aclarar la concepcion de las metaforas desde una perspectiva cognitiva. Las metaforas se construyen sobre la base del establecimiento de semejanzas entre dos dominios conceptuales. Una metafora como "la mente es una maquina" ofrece la posibilidad de establecer una serie de correspondencias entre un dominio de origen (el mas concreto, la maquina) y un dominio de destino (el mas abstracto, la mente). De esta manera, un aspecto clave del significado de la expresion "Juan ha estudiado tanto que la cabeza le echa humo" se explica a partir de la relacion entre los dos dominios conceptuales que conforman la metafora aludida: la circunstancia de la mente que se busca verbalizar (un reflejo de su intenso funcionamiento) encuentra un correlato en el dominio mas concreto (las maquinas pueden echar humo como consecuencia de su uso intenso y prolongado).

Un segundo subcapitulo, "El cambio semantico en la linguistica cognitiva" (4.2, 56-61), pone de relieve el interes de esta perspectiva por indagar en el caracter regular de los mecanismos de cambio, entendidos como procesos de naturaleza psicologica, explicables en funcion de factores neurocognitivos. De modo mas particular, se destaca que la evolucion diacronica suele producirse, segun se ha podido constatar en estudios con diferentes lenguas, desde significados mas concretos hasta significados mas nocionales (p.ej. sufrir 'soportar un peso'> 'padecer un mal'). Para ilustrar la regularidad que los procesos de cambio que motivan las metaforas y las metonimias pueden llegar a tener, recurre el autor a los verbos de significado visual, que suelen desarrollar significados epistemicos. De este modo, enunciados como "Acabo de ver la solucion al problema" o "He visto en su cara que miente" expresan significados epistemicos de ver, desarrollados sobre la base de la metafora "conocer es ver". De la misma manera en que la vision conceptualiza el conocimiento, su ausencia puede expresar el desconocimiento o la incertidumbre. De hecho la oscuridad se vincula con la falta de comprension. En varias lenguas, pueden encontrarse cambios semanticos motivados en la metafora comentada: el espanol idea 'intuicion intelectual'se remonta al gr. oida 'conocer', a su vez del gr. eidon 'ver'; el al. wissen 'conocer' y el ing. wise 'sabio' conservan el valor epistemico que, junto con el significado perceptivo 'ver', habria tenido el indoeuropeo *weid (58-59).

Concluye el acapite con la referencia a otros procesos metaforicos comunes explicitados en los trabajos de esta semantica. Es frecuente que partes del cuerpo humano se metaforicen como entidades que expresan tiempo o espacio. La gramaticalizacion de algunas locuciones prepositivas del espanol es una muestra de ello: a espaldas de, al pie de. En la misma linea, la formacion de expresiones temporales desde designaciones espaciales es bastante comun: lat. locus 'lugar'> esp. luego; lat. tota via 'por todo el camino' > esp. todavia.

El siguiente subcapitulo "Prototipos y esquemas de imagen" (4.3, 61-69) presenta, en primer lugar, las conclusiones centrales que, a proposito de la categorizacion por prototipos, se derivan de los experimentos que Eleanor Rosch hiciera en la decada de los 70. La estructura de las categorias conceptuales se organiza en torno de los ejemplares mas representativos de estas. Tales ejemplares, denominados prototipos, condensan idealmente las caracteristicas que los hablantes, de manera intuitiva, le adjudican a toda la categoria. Ello implica que las categorias tengan miembros que las representen mejor que otros y que algunos, los representantes menos idoneos, resulten, entonces, perifericos en la estructura categorial. Los experimentos de Rosch presentan la categorizacion como continua, es decir, que los limites categoriales no son discretos y las periferias de categorias cercanas configuran, mas bien, limites borrosos entre si.

Casi a fines de los 80, Lakoff opino que los prototipos--en su terminologia, modelos cognitivos idealizados--, antes que corresponderse con entidades que existan en el mundo, lo hacen con conceptos estereotipados culturalmente. Hace hincapie Fernandez Jaen en la manera en que las ideas de Lakoff permiten reinterpretar el fenomeno de la polisemia: las palabras polisemicas organizan sus significados segun un modelo de estructura radial, cuyo centro es el significado prototipico, entendido como el mas basico y convencional de todos los que la integran. Los demas significados se organizan de acuerdo con los parecidos--parecidos de familia es la idea de Wittgenstein usada aqui--que puedan mantener con el prototipo y entre si.

Expone el autor, en el ultimo acapite de este capitulo cuarto ("El modelo de Geeraerts", 4.4, 69-87) las ideas que el linguista belga Dirk Geeraerts propone en el modelo llamado semantica diacronica de prototipos, las cuales desarrollan, matizan y puntualizan los alcances de los prototipos para la semantica lexica, de manera particular desde la optica de los intereses diacronicos. Idea central aqui es el caracter estable (garantizado por la estructura de relaciones que organiza el prototipo de acuerdo con los parecidos de familia) y dinamico (dado por la apertura a la creacion de nuevos significados) de los prototipos. Desde este contrapeso de base, se enfatiza que la comprension de los significados en estructuras prototipicas, semanticamente densas y a la vez flexibles, permite acercarse al cambio semantico entendido como la modificacion de significados prototipicos por medio de procesos principalmente metaforicos y metonimicos.

De manera mas precisa, los procesos de cambio son explicados desde cuatro de los rasgos centrales de la categorizacion (continua) por prototipos. En primer lugar, tomando en consideracion (a) las diferencias de representatividad entre los miembros de la categoria (mas o menos prototipicos unos que otros) es posible aclarar algunos procesos de cambio. El verbo levantar, cuyo significado prototipico 'mover hacia arriba alguna cosa' esta documentado ya desde la Edad Media, ha desarrollado, por medio de proyecciones metaforicas del prototipo, por ejemplo, los valores de 'erigir' o 'sublevar a un conjunto de personas'. El valor prototipico, como ocurre en varios casos, se ha mantenido estable. Los cambios, en este caso, han sido proyecciones hacia la periferia. Otros cambios ilustran, por ejemplo, que, al reves, valores perifericos cobran el estatuto de prototipo. En segundo lugar, (b) la atencion a las reladones entre elementos categoriales por parecidos de familia pone enfasis en la intrincada, pero aun asi reconstruible, red de relaciones semanticas que se puede configurar en las palabras polisemicas, y con ello permite una mejor comprension de su estructuracion. Las redes semanticas de cualquier palabra de polisemia compleja son un buen testimonio de ello. En tercer lugar, dada (c) la ausencia de fronteras definidas en las categorias es posible que los valores de los miembros perifericos se muestren muy alejados del prototipo. La afirmacion "Toda burocracia es un merengue" activa una extension semantica para merengue, cuyo resultado es el significado de 'confuso, desordenado', aunque eso no implica que tal valor necesariamente permanezca o cobre estabilidad en la estructura semantica de la palabra. Podria tratarse de un valor semantico efimero, que, eventualmente, permanezca en la periferia de la categoria, se consolide o desaparezca (o, inclusive, en otro momento vuelva a aparecer). Finalmente, (d) la ausencia de definiciones en terminos de consecuencias necesarias y suficientes destaca que los miembros de una categoria no cumplen con determinadas caracteristicas compartidas por todos gracias a las cuales se garantizaria su membresia categorial. El significado generado en neerlandes para winkel 'tienda' desde el significado prototipico 'esquina' muestra la flexibilidad de las relaciones que cohesionan a los miembros de una categoria. El vinculo entre el prototipo 'esquina' y el valor de 'tienda' es explicable en terminos de los procesos intermedios de cambio que supusieron nuevas relaciones entre elementos categoriales ('esquina' > 'esquina de una calle' > 'edificio situado en la esquina de una calle' > 'tienda situada en la esquina de una calle') y no en terminos de determinados rasgos compartidos por toda la categoria.

Ahora bien, los contenidos seleccionados en el libro y su organizacion son acertados. El lector tendra la sensacion de que esta leyendo una historia de la semantica historica, antes que un manual. Sobre todo los primeros capitulos colaboran a ello, tambien en la medida en que recogen contenidos organizados como suelen estarlo en las historias de la linguistica. Es mas, el autor publico hace algunos anos un breve trabajo sobre la historia de la semantica historica (cf. Fernandez Jaen 2007), que puede entenderse, en parte, como el germen de este libro.

Como todo libro que presenta e introduce una disciplina, el nuestro privilegia--ofrece mas detalles al respecto, les dedica mas espacio comparativamente--una postura teorica. Que algunas ideas de la semantica cognitiva sean mas extensamente presentadas puede estar plenamente justificado. En las ultimas decadas, las ideas de Geeraerts (1997), a quien como hemos visto se le dedica particular atencion en el libro, le han dado un renovado vigor a la subdisciplina, al afinar, precisar y redirigir nociones de la semantica cognitiva hacia preguntas historicas. Pero hay ciertamente otros nombres que no estan. Su aparicion no es necesaria, pero nos parece que hubiera convenido una nota informativa, una aclaracion previa que anuncie que los contenidos presentados implican una eleccion meditada del autor. Ello le permitiria al lector menos informado saber que estamos ante una presentacion parcial. Es verdad que siempre lo es. Asi como es verdad tambien que, dado el publico al que se dirige el libro, es saludable explicitar que los contenidos presentados seleccionan una tradicion y descartan otras. Eso tambien es una manera de introducir indirectamente a los estudiantes en un aspecto de la dinamica de creacion del conocimiento cientifico.

Tales aclaraciones hubieran evitado que se perciban como ausentes algunos contenidos. Resultaria, por ejemplo, entendible la ausencia de alguna mencion mas informativa sobre los mecanismos metonimicos y de su relevancia para explicar algunos cambios semanticos y procesos de lexicalizacion (pienso aqui, por ejemplo, en los trabajos de Andreas Blank y, sobre todo, de Peter Koch al respecto). Ello a pesar de que la bibliografia sobre procesos metaforicos supera largamente a aquella interesada por las metonimias.

Son muy pocas, mas alla de muy breves menciones, las ideas consideradas sobre el cambio linguistico y procesos de lexicalizacion. El libro se concentra en los mecanismos del cambio en tanto que principios abstractos. El punto es que se extrana una idea de lexicalizacion como consumacion de un proceso de cambio. Salvo un comentario de las paginas iniciales: "Para que se produzca un autentico cambio semantico no solo es necesario que un hablante modifique, utilizando algun mecanismo de cambio concreto, el contenido de una palabra, sino que tambien es imprescindible que una innovacion lexica se propague por la comunidad hablante, requisito ineludible para que un cambio acabe generalizandose" (p. 9), no encontramos mucho mas al respecto, a pesar de la importancia que, como se ve en la cita presentada, se le confiere al asunto.

En el campo de los estudios cognitivos, hubiera convenido incorporar algun comentario breve a proposito de la nocion de relevancia cognitiva o saliencia (=salience). Ello hubiera favorecido la comprension de la organizacion estructural de los prototipos (cf. Geeraerts 1997: 20).

Por otra parte, hay algunas formulaciones verbales que llaman la atencion y sobre las que cabe hacer un comentario, en la medida en que el publico a quien se dirige el trabajo (que incluye estudiantes y lectores no especializados) podria ser inducido por medio de ellas a hacer inferencias desencaminadas. Mientras el autor toma distancia teorica de la semantica estructural, sostiene que, en esta perspectiva, "el significado se vuelve algo teorico y alejado de la inmediatez y la espontaneidad de la comunicacion diaria" (36). Dado que las categorias conceptuales de una teoria--y el significado es una de ellas--no pueden tener otro estatuto que no sea, precisamente, teorico, sorprende la formulacion citada. Mas alla de que efectivamente la capacidad explicativa de procesos de cambio que la concepcion del significado como un conjunto de rasgos semanticos sea ciertamente limitada, tampoco hay razon para sorprenderse porque el significado--repito, una categoria conceptual, teorica--este "alejado de la inmediatez y la espontaneidad de la comunicacion diaria". Por otro lado, una formulacion como "si no hubiera significados prototipicos [...] la lengua no podria verbalizar el caos de la realidad, repleto de variables y casos particulares" (69), ademas de implicar la asuncion de una teoria que se ha presentado mas no defendido--asunto poco recomendable en un libro que funciona como un manual--y de una realidad caotica (??), encarna el peligro de poder motivar conclusiones ingenuas en un lector poco informado: hay prototipos porque la realidad es un caos y, de esa manera, los seres humanos la ordenan, lo cual no puede ser, en ningun caso, un argumento para defender la categorizacion por prototipos. Mas bien, digamos, que la evidencia experimental apunta a la idea de que los seres humanos organizan categorias conceptuales prototipicamente.

Tales formulaciones son, sin embargo, excepcionales. Estamos ante un buen trabajo y un libro util, que puede ser orientador para estudiantes de linguistica e interesados en la semantica e historia de la lengua. Pensando en los receptores, el lenguaje empleado es claro y la calidad de los ejemplos buena. El extenso ejemplo sobre la polisemia de pinchar (76-82) es un buen testimonio de ello.

Referencias bibliograficas

FERNANDEZ JAEN, Jorge 2007 "Breve historia de la semantica historica". Interlinguistica 17, 345-354.

GEERAERTS, Dirk 1997 Diachronic Prototype Semantics. A Contribution to Historical Lexicology. Oxford: Oxford University Press.

Fecha de recepcion: 23 de enero, 2015

Fecha de aceptacion: 1 de abril, 2015

Alvaro Ezcurra Rivero

Pontificia Universidad Catolica del Peru
COPYRIGHT 2015 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ezcurra Rivero, Alvaro
Publication:Lexis
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2015
Words:4361
Previous Article:Lipski, John (2008): Afro-Bolivian Spanish.
Next Article:?Que tan "amazonicas" son las lenguas kawapana? Contacto con las lenguas centro-andinas y elementos para un area linguistica intermedia.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters