Printer Friendly

Familias en situaciones de crisis cronicas: caracteristicas e intervencion.

Introduccion

Las familias, como microsistemas rodeados de un contexto mas amplio, dependen necesariamente de condiciones socioculturales en las que les toca vivir, por lo cual, los eventos negativos asociados a crisis sociales y/o economicas pueden cuestionar su confianza en relacion con una de sus principales funciones que es proporcionar medios basicos de subsistencia a los miembros de la familia (Fonseca, Cunha, Crespo y Relvas, 2016).

De esta forma, cuando las familias por mucho tiempo permanecen en situaciones de crisis, manteniendo dificultades multiples y cronicas que van traspasando a las siguientes generaciones, van danando su capacidad de cuidar a sus miembros, comienzan a abandonar sus funciones y a solicitar de un modo cada vez mas dependiente la ayuda de servicios sociales. Lo anterior ha sido mencionado en la literatura como familias multiproblematicas, multiasistidas y mas actualmente como familias multicrisis o multiestresadas. (Bodden y Dekovic, 2016).

Quienes han caracterizado a estas familias han centrado la atencion en la estructura del grupo familiar y en las modalidades relacionales con el ambiente social circundante, observando dificultades de adaptacion a una nueva situacion social, cultural y economica, el inicio y estabilizacion de una relacion con los servicios que intentan dar respuesta a estas dificultades familiares, conllevando a que en corto tiempo acumulen interacciones con gran cantidad de profesionales e instituciones, reforzando su dependencia y desarticulando la eficiencia de las intervenciones (Panades, 2001; Gonzalez, 2004; Matos y Sousa; Minuchin, Colapinto y Minuchin, citados en Gomez, Munoz y Haz, 2007).

Por la experiencia de los profesionales que intervienen con estas familias, se observa que requieren una gran inversion psiquica y emocional, ya que la mayor parte de los programas sociales trabaja con familias en situacion de pobreza y riesgo social, por largos periodos de tiempo (Gonzalez, 2004; Juby y Rycraft; Roman; y Waish, citados en Gomez, Munoz y Haz, 2007), en instituciones del ambito de salud, educacion y/o justicia.

Relevando la complejidad que requieren estas intervenciones, Bodden y Dekovic (2016) han senalado que para estas familias la atencion de salud mental regular es insuficiente, pues la ayuda seria demasiado limitada, considerando la gran cantidad de necesidades que requieren apoyos en, los siguientes aspectos por lo menos: 1) factores de nino (altos niveles de psicopatologia y baja calidad de vida); 2) factores parentales (altos niveles de psicopatologia); 3) el desarrollo infantil (un bajo grado de coherencia, capacidad de respuesta, control del comportamiento y apego, un alto grado de severa disciplina y control psicologico); 4) el funcionamiento familiar (bajo grado de cohesion y organizacion; 5) factores contextuales (mas educacion especial, problemas de aprendizaje, problemas financieros y eventos negativos de la vida); 6) problemas de la red social (mas conflictos con vecinos y amigos); y 7) atencion de salud mental inadecuada (mas uso previo de atencion medica y colocacion fuera de casa).

Asimismo, diversos autores han senalado que estas familias presentan caracteristicas centrales, que pueden organizarse en cuatro ejes; 1) polisintomatologia: presencia de problemas multiples de gran complejidad y gravedad, mas de un portador de sintomatologia, y episodios recurrentes de crisis individuales y familiares; 2) desorganizacion: donde se aprecia una estructura caotica y comunicacion disfuncional, existiendo conflictos en el ejercicio de los roles y la delimitacion de los subsistemas; 3) abandono de funciones: asociado a una parentalidad poco competente que puede generar un fracaso en las funciones de nutricion y socializacion, descuidando a los miembros de las generaciones menores de la familia. Este abandono de funciones tambien afecta el area de la conyugalidad, donde hay dificultad para establecer intercambios equilibrados e igualitarios, asi como para obtener del otro lo necesario para completarse a si mismo; y 4) aislamiento: donde se presenta un distanciamiento de la familia extensa y de la red de apoyo, careciendo de soporte frente a las crisis que atraviesan (Cancrini, De Gregorio y Nocerino, 1997; Coletti, 1997; Gomez, Munoz y Haz, 2007).

En relacion al modo de intervencion psicosocial requerido, Aponte (citado en Escartin, 2004), refere que el enfoque idoneo para intervenir con familias en esta situacion es el enfoque ecosistemico que considere el contexto en que se generan los problemas, la organizacion familiar, creencias y valores, asi como los recursos de la comunidad. Escartin enfatiza que conocer estos aspectos es fundamental para no caer en reduccionismos simplistas y en errores de juicio. Del mismo modo, Panades (2001) senala que se requiere una optica relacional-sistemica a fin de ampliar el foco de analisis e intervencion al ecosistema donde se generan, desarrollan y frecuentemente se cronifican de manera transgeneracional los problemas de estas familias.

Rodriguez, (2003) senala que la intervencion con estas familias necesita tiempos muy largos, sobre todo cuando se trata de activar recursos latentes. Asimismo, Gonzalez (2004), indica la importancia de realizar disenos de programas de intervencion muy realistas con objetivos concretos y alcanzables.

De esta manera, se subraya que una de las actitudes fundamentales al momento de intervenir es poder considerar a las familias no solo como parte del problema sino como parte de la solucion, identificando en primer lugar los recursos con que cuentan (Gonzalez, Vandemeulebroecke y Colpin, 2001).

En cuanto a la relacion terapeutica Santibanez, Roman, Lucero, Espinoza, Irribarra y Muller, (2008) senalan que una de las principales responsabilidades del interventor es favorecer, facilitar y fomentar la creacion y mantencion de un vinculo terapeutico con los consultantes, aun con los cuales se dificulta la creacion y mantencion de este. Segun Alegret y Baulenas (1997) todo proceso de cambio se encarna en una relacion que lo hace posible, en un proceso de influencia reciproca y evolucion conjunta. En esta relacion reside el valor terapeutico que el operador puede convertir en medio de transformacion.

Desde la perspectiva de la complejidad, la intervencion debera contemplar necesariamente un amplio abanico de recursos de tipo terapeutico, educativo, social y juridico. Por lo tanto, resulta necesario en muchos casos el abordaje en forma de red profesional (Panades, 2001). Coletti (1997) afirma la importancia del trabajo en duplas al intervenir con estas familias. Una pareja de terapeutas, incluso de diferentes especialidades, es mas indicada para hacer frente a las multiples urgencias y situaciones que se presentan en intervenciones con familias que vivencian crisis cronicas y recurrentes. Asi ademas el apoyo emotivo mutuo que se obtiene del trabajo en dupla es un instrumento eficaz para el trabajo con la familia.

Por otro lado, considerado la experiencia profesional, Rodriguez (2003) y Gonzalez (2004) senalan que este trabajo implica un desgaste del operador psicosocial, ya que la exposicion a vivencias y emociones fuertes es muy intensa. Coletti (1997), describe algunas reacciones emocionales que se generan en los profesionales como la angustia de la espera de los cambios en las familias, la ansiedad de la cronicidad frente a las problematicas y la vivencia de inmodificabilidad de la situacion. Estas reacciones crean sentimientos de rendicion y de resignacion que pueden terminar en indiferencia y en repetir las intervenciones sin reflexion.

Con la terapia familiar, la intervencion conocida como estructural se senala como eficaz, siendo su meta el inducir una organizacion familiar mas adecuada, que maximice el crecimiento y potencial de sus miembros (Stanton y Todd, 1987). Su capacidad para afectar directamente la estructura del sistema, es mas facilmente aceptada y elaborada por los usuarios (Coletti, 1997).

Una delimitacion del sistema que incluya las relaciones en curso con los servicios y una estrategia terapeutica centrada en la no sustitucion y en la recuperacion de los roles familiares que han dejado de ejercer, puede conducir a una mejoria de la situacion en circulo vicioso caracteristica a estas familias en que se convierten en cronicas las crisis (Cancrini, De Gregorio y Nocerino, 1997).

Por otro lado, el enfoque narrativo se interesa en comprender los procesos a partir de los cuales las personas describen, explican y enfrentan las situaciones que viven cotidianamente. Propone la intervencion a partir del reconocimiento de recursos, el uso del lenguaje y el reconocimiento del sujeto como agente activo del cambio, teniendo en cuenta su percepcion y relatos de si mismo y de los otros. En el trabajo familiar invita a cogenerar relatos alternativos que le permitan a los sujetos representar nuevos significados a su experiencia y a la forma como se reconocen. A partir del encuentro con los otros, y de la activacion de sus recursos particulares y de la red, es posible construir resiliencia al tiempo que se establecen nuevas relaciones y se reconstruyen historias (Riano, 2009).

Asi tambien, se ha utilizado el enfoque estrategico para el abordaje de problematicas en Atencion primaria en salud a traves de la terapia familiar breve (TFB) centrada en soluciones. La terapia familiar breve postula que quienes acuden a ella disponen de los recursos necesarios para superar sus problemas, pero que a veces no los ven (Schade, Beyebach, Torres y Gonzalez, 2009). El profesional trabaja por objetivos acordados con la familia. Estos objetivos deben ser claros, observables y estar conductualmente bien definidos. Trabajar por objetivos en lugar del problema contribuye a abreviar la terapia y facilitar la evaluacion de los avances o retrocesos. De acuerdo con este enfoque, un cambio pequeno es suficiente para que se logre un cambio total del sistema, lo importante es lograr que los miembros de la familia lo puedan ver (idem).

En relacion a los posibles resultados de las intervenciones y a sus posibilidades de cambio, es necesario considerar el cambio como un proceso discontinuo, contrapuesto a una nocion de cambio lineal, gradual y progresivo. El profesional necesita aprender a reconocer y valorizar los procesos de cambio minimo o de mejoria ligera, dado que en estas familias, los cambios pueden llegar a ser imperceptibles (Gomez, Munoz y Haz, 2007). Para Alegret y Baulenas (1997) es importante incluir criterios de evaluacion desde el comienzo del trabajo, de modo de permitir orientarse y adquirir criterios claros que permitan constatar los efectos de la intervencion.

Gomez Munoz y Haz senalan que se hace necesario estimular la investigacion en paises de habla hispana sobre las caracteristicas especificas que adopta la familia en situaciones de crisis cronificadas en estos contextos; sobre metodologias de intervencion desarrolladas y su efectividad. Los autores manifestan que es prioritario desarrollar un cuerpo de conocimientos fundamentado en la investigacion cientifica de estos factores para retroalimentar a los encargados de las politicas publicas, de la administracion de las organizaciones sociales y a los equipos profesionales. Con el objetivo de mejorar el diseno de los programas y en definitiva, la intervencion profesional.

Asi entonces, con la presente investigacion se busco responder a la siguiente pregunta: ?Cuales son las caracteristicas de las familias en situaciones de crisis cronicas y de la intervencion con dichas familias desde la perspectiva de duplas de intervencion psicosocial en contextos de salud, Programa de atencion a ninas, ninos y adolescentes en situacion de desproteccion y Programa de atencion a adolescentes infractores de ley? Planteandose como objetivos: 1) Caracterizar las familias atendidas y 2) Caracterizar el proceso de intervencion que se realiza con estas familias, desde la perspectiva de duplas tecnico-profesionales que trabajan en los servicios psicosociales senalados.

1. Metodo

1.1. Diseno

La investigacion se realizo desde el enfoque cualitativo con un caracter descriptivo, buscando identificar y senalar las caracteristicas de las familias en situaciones de crisis cronicas y de la intervencion con estas familias desde la perspectiva de los entrevistados.

1.2. Participantes

La muestra estuvo compuesta por tres duplas de trabajo que incorporaron un profesional psicologo, un asistente social y/o tecnico psicoeducador, con experiencia en intervencion en una institucion de atencion psicosocial. Los participantes pertenecian a equipos que se desenvuelven en tres contextos institucionales diferentes: salud publica (Atencion primaria en salud), responsabilidad penal juvenil (Programa de Libertad asistida especial) y proteccion de derechos de infancia y adolescencia (Programa de fortalecimiento familiar). El muestreo fue de caso tipico, ya que se entrevisto a profesionales y/o tecnicos con experiencia en el tema de investigacion, convirtiendose en informantes clave para conocer el fenomeno en estudio.

El criterio de inclusion fue que los participantes tuvieran experiencia de al menos tres anos en intervencion con familias en situaciones de crisis cronicas en una misma institucion psicosocial.

1.3. Instrumento

Para la recoleccion de los datos se utilizo una entrevista focalizada, que abarco la descripcion por los participantes de las siguientes dimensiones: identificacion de los participantes de acuerdo con su especializacion y experiencia laboral; descripcion por los participantes de las caracteristicas de las familias multiproblematicas; aspectos de la intervencion con estas familias desde la perspectiva de la experiencia de los entrevistados, asi como de los resultados de los procesos de intervencion; y finalmente reflexiones respecto a las condiciones necesarias para una intervencion optima con estas familias.

1.4. Procedimiento

Luego de realizar una aplicacion piloto de la entrevista y validarla con una revision interjueces, se procedio a la recoleccion de la informacion.

Para la obtencion de los datos se contacto a las tres duplas de intervencion a las cuales se les solicito su participacion a traves de un consentimiento informado. Se realizo una sesion de entrevista con cada dupla, de una hora aproximadamente, registrada por medios magnetofonicos, transcribiendose posteriormente de modo literal. Posteriormente se solicito a cada dupla entrevistada la revision y validacion de la entrevista transcrita.

Para el analisis de los datos se efectuo un analisis de contenido simple, obteniendose categorias que fueron organizadas en una red conceptual, lo que permitio obtener los resultados que fueron analizados considerando el marco teorico de esta investigacion.

1.5. Resguardos eticos

Entre los resguardos eticos se encuentra la participacion voluntaria e informada de los entrevistados, asegurandose la confidencialidad de los datos. Ademas, se les dio a conocer a los participantes los principales hallazgos de la investigacion. Para concretizar estos resguardos los entrevistados firmaron un consentimiento informado

2. Resultados

En respuesta a los objetivos de la investigacion: Caracterizar las familias en situaciones de crisis cronicas y caracterizar el proceso de intervencion, desde la perspectiva de duplas psicosociales; los resultados arrojan dos arboles de categorias: 1.Caracteristicas de las Familias en situaciones de crisis cronicas y 2.Caracteristicas de la Intervencion con familias en situaciones de crisis cronicas

En el primer arbol (Figura 1). 1.Caracteristicas de las familias, se aprecian dos categorias: 1.1. Multiproblematicidad y 1.2.Fortalezas. En 1.1.Multiproblematicidad, se encuentran cuatro subcategorias: 1.1.1.Vulnerabilidad social; 1.1.2.Funcionamiento desadaptativo; 1.1.3.Aislamiento y 1.1.4.Relacion con los servicios sociales.

La primera 1.1.1.Vulnerabilidad social, referida a condiciones sociales que ponen en riesgo o dificultan, en la familia, la satisfaccion de su bienestar asociado a subsistencia y calidad de vida, se divide en: Dificultades economicas, Irregularidad en escolaridad, Trabajo inestable y Problemas de vivienda.

La segunda 1.1.2.Funcionamiento desadaptativo, definida como aspectos del funcionamiento de la familia que dificultan responder satisfactoriamente a las necesidades y problematicas que enfrentan sus miembros. Se subdivide en: 1.1.2.1.Polisintomatologia, 1.1.2.2.Problematicas cronicas y transgeneracionales y 1.1.2.3.Disfunciones estructurales. La primera es 1.1.2.1.Polisintomatologia, presencia de problemas multiples de gran complejidad, generadores de crisis y malestar en la familia, tales como: Abuso sexual, Maltrato infantil, Negligencia, Violencia y Disfuncion de pareja; La segunda 1.1.2.2.Problematicas cronicas y transgeneracionales, se refere a que las problematicas han estado presente en las familias por un periodo de tiempo superior a tres anos y que no se han podido resolver, asi como la presencia de problematicas transmitidas a traves de generaciones. La tercera 1.1.2.3.Disfunciones estructurales, es entendida como alteraciones en la organizacion del sistema que dificultan el adecuado funcionamiento de este, la que a su vez se subdivide en: Roles difusos y Escasa presencia de figura paterna.

La subcategoria 1.1.3.Aislamiento, entendida como escasa vinculacion con redes de apoyo, que dificulta el soporte para el enfrentamiento de crisis, se divide en: Escasa red familiar y Necesidad de vinculacion comunitaria, senaladas por las duplas de trabajo en Salud y la del Programa de Proteccion de ninas, ninos y adolescentes.

La subcategoria 1.1.4.Relacion con servicios sociales, definida como la relacion que la familia establece con instituciones psicosociales, se subdivide en: Multiasistidas, Judicializacion de problematicas, Sobre demandantes y Atencion transgeneracional en los servicios sociales; estas dos ultimas fueron senaladas por las duplas de trabajo en Salud y del Programa de Proteccion; y finalmente, Reingresos permanentes a la atencion psicosocial, la cual fue senalada por la dupla de trabajo en Salud.

La categoria 1.2.Fortalezas, entendida como los recursos que poseen las familias, se divide en: 1.2.1.Cohesion familiar, referida a la relacion emocional que algunos de los miembros de la familia tienen entre si y que favorece la vinculacion; 1.2.2.Esfuerzo por sobreponerse, que alude a una disposicion positiva de la familia orientada a superar sus problematicas; y 1.2.3.Capacidad de pedir y aceptar ayuda, entendida como la capacidad de la familia para buscar ayuda que le permita enfrentar de mejor modo sus problematicas o bien la aceptacion de apoyo cuando este no es solicitado de modo espontaneo.

En el segundo arbol de categorias (Figura 2) denominado 2.Caracteristicas de Intervencion con Familias en situaciones de crisis cronicas, se desprenden cinco categorias: 2.1.Modalidad de intervencion, 2.2.Particularidades de la intervencion, 2.3.Equipo, 2.4.Cambio y 2.5.Cierre.

En la categoria 2.1.Modalidad de intervencion, se encuentran seis subcategorias: 2.1.1.Enfoque. Se encontro que dos de las duplas referian utilizar el enfoque familiar sistemico, mientras que la dupla de trabajo con Responsabilidad Penal Juvenil adscribia a una integracion de distintos enfoques. Otra subcategoria es 2.1.2.Combinacion de formas de abordaje, referido a las distintas metodologias utilizadas, dentro de las que se encuentra psicoterapia, consulta social, entrevista psicosocial, talleres y trabajo en terreno. La tercera subcategoria es 2.1.3.Trabajo multidisciplinario, donde se encontro que trabajaban en un mismo equipo distintos profesionales. La cuarta subcategoria es 2.1.4.Trabajo en red interinstitucional, y alude a la coordinacion con otras instituciones, con fines de derivacion o para intercambiar informacion respecto a la intervencion. La quinta subcategoria se denomina 2.1.5.Intervencion coercitiva, donde miembros de la familia se ven obligados a asistir por mandato judicial. La ultima subcategoria es 2.1.6.Modalidad de ingreso, que puede ser espontaneo, senalado por la dupla de Salud; por derivacion, referido por las duplas de Salud y Programa de Proteccion; o por medida judicial, referida por las tres duplas, siendo la unica forma de ingreso de la dupla de Responsabilidad Penal Juvenil.

En la categoria 2.2.Particularidades de la intervencion, entendida como especificidades de la intervencion cuando esta se dirige a familias en situaciones de crisis cronicas, se encontraron cuatro subcategorias. 2.2.1. Objetivos acotados, establecimiento de objetivos de trabajo para la intervencion pequenos y concretos, senalado por duplas de Salud y del Programa de Proteccion. 2.2.2.Estrategias para favorecer el vinculo, estrategias de los equipos que buscan establecer y mantener la vinculacion con la familia, donde se encontro: Mostrar a la familia sus recursos, senalada por la dupla de Programa de Proteccion; Diferenciar roles en profesionales, donde un interventor ejercia un rol mas coercitivo favoreciendo asi que el otro interventor mantenga una relacion mas cercana a la familia; Establecer confianza con un miembro de la familia, incorporando despues a los otros. Las dos ultimas estrategias fueron descritas por la dupla que trabaja en Salud. La tercera subcategoria se denomina 2.2.3.Intervencion mas demandante, referido por duplas de Salud y del Programa de Proteccion, se refere a que en la intervencion con familias en situaciones de crisis cronicas, se requiere mayor tiempo de intervencion y de mas acciones, que la intervencion con otro tipo de familias. Esta a su vez se divide en: Problemas emergentes, referida a la aparicion de nuevas problematicas contingentes que necesitan ser intervenidas; y Proceso largo y desgastante, se refere a que la intervencion suele durar mas tiempo (alrededor de dos anos) y conlleva un desgaste en el equipo interventor. Finalmente, la cuarta subcategoria es 2.2.4.Limitar Expectativas, referida a que los equipos realizan un encuadre sobre cual es la amplitud y el tipo de intervencion, senalado por la dupla de Responsabilidad Penal Juvenil.

En la categoria 2.3.Equipo, hay dos subcategorias: 2.3.1.Emociones y 2.3.2.Necesidades. La primera referida a las emociones que sienten los miembros del equipo en relacion a la familia y a la intervencion, se divide en: Sensaciones y emociones displacenteras, como frustracion, pena, rabia, sensacion de sobrecarga y dificultad para desconectarse del caso; Sensaciones y emociones placenteras, como satisfaccion por logros, senalado por las duplas de Salud y del Programa de Proteccion; y Resonancias, cuando las tematicas desencadenan en el interventor evocacion de situaciones de la propia historia personal, senalado por las duplas del Programa de Proteccion y Responsabilidad Penal Juvenil. La subcategoria 2.3.2.Necesidades,son aspectos requeridos para un mejor desempeno en el trabajo, donde estan: Capacitacion; Autocuidado; Necesidad de otras profesiones, como abogado o terapeuta ocupacional, estas dos ultimas referidas por duplas de Salud y Programa de Proteccion; y Perfl del profesional, referido a la necesidad de que quienes trabajen con estas familias responden a un perfil determinando que requiere habilidad de trabajo en equipo, tolerancia a la frustracion, capacidad de vincularse con la familia y compromiso de profesional, senalada por las duplas del Programa de Proteccion y Responsabilidad Penal.

La categoria 2.4.Cambio, se refere a los aspectos que luego de la intervencion se modifican en la familia, identificandolos como un logro en la intervencion. Se compone de: 2.4.1.Modalidad de cambio e 2.4.2.Indicadores de cambio. En 2.4.1.Modalidad de cambio, se observan: Cambios parciales, referidos por las duplas de Salud y Responsabilidad Penal Juvenil; Cambios a largo plazo, senalado por las duplas de trabajo en Salud y del Programa de Proteccion; Cambios recursivos; y Ausencia de cambios, ambas senaladas por duplas del Programa de Proteccion y Responsabilidad Penal Juvenil. Con respecto a la subcategoria 2.4.2.Indicadores de cambio, se refere a los aspectos asociados a las dinamicas y conductas de la familia que otorgan al equipo la apreciacion de avances en el proceso de intervencion. Aqui se encuentran: Disminucion de la sintomatologia y Utilizacion de recursos comunitarios, senalados por la dupla de trabajo en Salud; Mejor comunicacion entre padres e hijos y Roles fortalecidos, senalados por la dupla de Responsabilidad Penal Juvenil; Autonomia en resolucion de problemas y Ver las necesidades de los hijos, senalados por la dupla del Programa de Proteccion; y finalmente, Adherencia a tratamientos medicos, senalado por las duplas de Responsabilidad Penal Juvenil y del Programa de Proteccion.

La quinta categoria es 2.5.Cierre, se refere a los aspectos asociados al fin del proceso de intervencion. Se divide en dos subcategorias 2.5.1.Motivos de cierre y 2.5.2.Formas de cierre. Los 2.5.1.Motivos de cierre son por: Avances en el proceso, cuando los logros se dan en la problematica central de intervencion aun cuando queden otros aspectos sin resolver. Derivacion como cierre, se da termino a la intervencion por derivacion del caso existiendo aspectos centrales de la problematica no resueltos. En la subcategoria 2.5.2.Formas de cierre, hay dos modalidades: Cierres protocolizados senalados por las duplas de Responsabilidad Juvenil y del Programa de Proteccion, que implica acciones establecidas por la institucion en relacion al cierre de un caso. Cierres no protocalizados, senalada por el equipo de Salud, refriendose a la inexistencia de acciones establecidas.

3. Conclusiones

En respuesta a la pregunta de investigacion respecto a la caracterizacion de las familias en situaciones de crisis cronicas, se aprecia que las duplas entrevistadas coinciden en tres aspectos centrales que las definen: vulnerabilidad social, funcionamiento desadaptativo y relacion con los servicios sociales, donde aparece la multiasistencia. Esto coincide con lo planteado por Cancrini, De Gregorio y Nocerino (1997) y Gomez, Munoz y Haz (2007) en cuanto a los ejes descritos de polisintomatologia, desorganizacion y abandono de funciones. Ademas, dos duplas incorporan otra caracteristica correspondiente al cuarto eje planteado por estos autores, el aislamiento.

En las categorias trabajadas, aparece un mayor numero de subcategorias en Funcionamiento desadaptativo y dentro de este, en Polisintomatologia donde se encuentran alteraciones como Abuso sexual, Maltrato infantil y Violencia. Esto puede relacionarse con que el riesgo que conllevan estas problematicas llama la atencion de los servicios y programas, siendo su enfasis la intervencion para el cuidado de los mas vulnerables de la familia. En este contexto se producen los fenomenos de delegacion de funciones parentales, donde servicios y programas tienen un doble rol, proteger los derechos de los ninos y adolescentes, satisfaciendo sus necesidades de cuidado cuando la familia no consigue hacerlo; y por otro lado, intervenir con la familia para que logre realizar los cambios que favorezcan la restitucion de las funciones parentales. Esto se traduce en un desafio para los equipos al orientar el trabajo hacia los dos objetivos, que en ocasiones pueden ser contrapuestos, es decir, vigilar el cumplimiento de las funciones parentales, y a la vez, empoderar a los adultos para hacerse cargo de sus hijos y muchas veces de si mismos.

En cuanto a las Fortalezas familiares, senaladas por las tres duplas, es importante destacar que a los entrevistados se les hizo dificil mencionar las fortalezas, tomando mas tiempo el poder identificarlas. De acuerdo a la teoria, encontrar recursos en estas familias es dificultoso, sin embargo, Riano (2009) senala que es necesario trabajar con sus fortalezas para poder vincularse con la familia y activarlas hacia el cambio. Los recursos encontrados centran la atencion en la motivacion por hacer un cambio en la situacion actual que vive la familia y ademas, en la cohesion que se aprecia entre algunos miembros, lo que podria dar cuenta de que ante situaciones de crisis la familia se activa para solicitar o aceptar la ayuda que se les esta ofreciendo, con el objetivo de aliviar el sufrimiento propio o el de los seres queridos.

El hecho de que los operadores sociales visualicen estos recursos permitiria el establecimiento de metas conjuntas entre la familia y el equipo, favoreciendo asi la participacion de la misma en la solucion de sus problematicas, tal como senalan Gonzalez, Vandemeulebroecke y Colpin (2001), evitando el centrarse solo en sus aspectos disfuncionales, donde el cambio viene desde fuera, dejando a la familia pasiva frente a la posibilidad de cambio o solucion.

En cuanto al segundo objetivo de la investigacion referente a las caracteristicas de la intervencion con estas familias, aparece la categoria Modalidad de intervencion, y en ella se encuentra Enfoques de intervencion, donde dos de las duplas se adscriben al modelo sistemico, mientras que la dupla de Responsabilidad Penal Juvenil integra este junto con otros enfoques. Dentro de la teoria sistemica, se encuentra el enfoque estructural, el cual hace enfasis en los roles y la estructura de los sistemas. Trabajar desde este enfoque favorece la claridad en cuanto a que funciones deben ser realizadas por los distintos miembros de la familia y permite ver que aspectos modificar en la estructura y las tareas familiares. Esto podria resultar util para favorecer la organizacion y restablecer roles y funciones en las familias, permitiendo a sus miembros un mejor desarrollo de sus potencialidades. Por otro lado el enfoque sistemico, desde el modelo narrativo, potencia el reconocimiento de recursos, pudiendo otorgar nuevos significados a las experiencias, generando relatos alternativos (Riano, 2009), favoreciendo una intervencion centrada en reparar historias de vida caracterizada por carencias y dificultades no resueltas, las que interferen la forma de relacionarse con los otros miembros del sistema, dificultando la satisfaccion actual de las necesidades personales y la tarea de nutricion afectiva. La integracion de una intervencion centrada en la reestructuracion de la organizacion familiar, y a la vez capaz de visualizar recursos familiares, resignificando y repararando historias de dolor, podria favorecer la aparicion de conductas que propicien el bienestar de la familia y que puedan disminuir la intensidad de las crisis familiares.

Siguiendo con los resultados, en la categoria Modalidad de intervencion aparece la subcategoria Combinacion de formas de abordaje, (consulta psicosocial, psicoterapia, talleres, visitas domiciliarias), mencionado por las tres duplas de intervencion, lo cual coincide con lo planteado por Panades (2001), quien senala que debe contemplarse un amplio abanico de recursos para la intervencion con estas familias. Esto muestra la necesidad de los operadores de trabajar en equipos donde se puedan complementar las estrategias disponibles y los conocimientos de cada disciplina para otorgar una atencion enriquecida a los usuarios. Por otro lado, cada familia posee particularidades en sus problematicas que las distinguen y hacen necesario plantear una intervencion ajustada a esas particularidades, de modo que la accion de los profesionales no sea homogeneizada, seleccionando la modalidad de abordaje mas pertinente para cada intervencion.

Asimismo, aparece en los resultados la subcategoria Trabajo en red interinstitucional, mencionado por las tres duplas, donde senalan que la falta de coordinacion se transforma en un obstaculizador de la intervencion, lo cual coincide con lo planteado por Panades, en cuanto a la importancia del trabajo en red profesional para la intervencion con estas familias. Dada la complejidad de las situaciones familiares y la multiasistencia de las instituciones, es que se hace necesario coordinar las acciones y los objetivos que posee cada equipo interventor de manera de estructurar una intervencion coherente que aporte a las necesidades familiares de un modo integrado y no contrapuesto.

Otra categoria es Particularidades de la intervencion, donde se encuentra la subcategoria Objetivos acotados. Asi tambien, el proceso de intervencion en los resultados es descrito como un proceso largo y desgastante, donde recurrentemente hay problematicas emergentes que necesitan intervencion. La teoria senala la importancia de realizar disenos realistas con objetivos concretos y alcanzables (Gonzalez, 2004). Estos aspectos particulares del proceso requieren que desde los profesionales exista una manera de abordarlos diferenciada que permita una intervencion mas eficaz y ajustada al contexto y la realidad de las familias, que considere tanto los objetivos que busca la familia como los que buscan los equipos de intervencion. Al no considerar estos aspectos podria implicar sensaciones de frustracion y desgaste tanto para las familias como para los equipos, debido a la dificultad de generar grandes cambios durante el periodo que duran los procesos de intervencion. Gomez, Munoz y Haz (2007) senalan que el profesional necesita aprender a reconocer y valorizar los procesos de cambio minimo.

Una estrategia que senalan las duplas entrevistadas para abordar a estas familias es favorecer el vinculo terapeutico. Esto es concordante con lo senalado por Alegret y Baulenas (1997) al mencionar que todo proceso de cambio se encarna en una relacion que lo hace posible. Por otro lado, tambien concuerda con lo mencionado en Santibanez, Roman, Lucero, Espinoza, Irribarra y Muller (2008), al senalar que una de las principales responsabilidades del terapeuta es favorecer, facilitar y fomentar la creacion y mantencion de un vinculo terapeutico con los consultantes, aun frente a aquellos en los cuales se dificulta la creacion y mantencion del vinculo. La posibilidad entonces de generar cambios y tener una intervencion que arroje resultados positivos se daria solo sobre la base de una relacion construida entre profesionales y familia donde se valore a esta, se creen espacios de contencion ante las crisis y no solo de evaluacion respecto a su desempeno, donde se pueda contextualizar las deficiencias actuales desde una postura empatica, lo cual podria generar mas apertura en la familia para aceptar la intervencion y tambien apertura de parte de los profesionales para comprender las resistencias de la familia durante el proceso.

Como otra area de los resultados aparecen los Indicadores de cambio, referidos a aquellos aspectos que les hacen evidente a los equipos que la intervencion esta arrojando resultados favorables en la dinamica familiar. Cabe senalar que cada dupla senalo indicadores de cambio diferentes, apuntando a distintas areas de las problematicas familiares. Esto podria deberse a que cada equipo pone el enfasis en sus objetivos institucionales y que la valoracion de los cambios esta asociada a sus lineamientos programaticos. Asi Salud destaco la Disminucion de la sintomatologia y la Utilizacion de recursos comunitarios. La dupla de Proteccion senalo Ver las necesidades de los hijos y la Autonomia en la resolucion de problemas. Y la dupla de Responsabilidad Penal Juvenil senala una Mejor comunicacion entre padres e hijos y Roles fortalecidos. Al respecto, surge la necesidad de fortalecer el trabajo en red entre las distintas instituciones, y con ello la sinergia entre las diversas intervenciones, a fin de destacar el logro de indicadores que favorezcan el bienestar familiar de modo integral.

En cuanto a como se produce el cierre de los procesos de intervencion, se encontraron diferencias en la forma en que se realiza el cierre en los equipos. Mientras las duplas de proteccion hacia la infancia y adolescencia y responsabilidad penal juvenil, tienen protocolizadas las acciones destinadas a hacer una evaluacion final del proceso con la familia, en la dupla de Salud el cierre se da un modo inespecifico. Esto podria estar relacionado con los modos de ingreso a cada programa y la modalidad de atencion. En los programas de proteccion y responsabilidad penal, donde la familia es derivada a atencion a traves de procesos judiciales, existen diversos protocolos asociados a la intervencion y la documentacion de esta, que llevan a los equipos a realizar acciones establecidas para los distintos momentos de la intervencion. En los centros de salud, la atencion es por demanda espontanea o derivacion interna, sin la connotacion de control que esta presente en los otros programas y con menor protocolizacion de los procesos de intervencion. Por tanto, se podria suponer que la protocolizacion, realizada de un modo funcional, que no limite a los operadores, favorece la sistematizacion de los procesos y por ende aporta rigurosidad a la intervencion, permitiendo mejores analisis de los procesos y de los equipos. Esto es un aspecto necesario a considerar ya que tal como senalan Alegret y Baulenas (1997) es importante incluir criterios de evaluacion que permitan orientarse y adquirir criterios claros que favorezcan la constatacion de los efectos de las intervenciones con las familias en situaciones de crisis cronicas.

En otro ambito de los resultados aparecen las Emociones del equipo. Las tres duplas senalan Sensaciones y emociones displacenteras, tales como frustracion, pena, rabia, sensacion de sobrecarga y dificultad para desconectarse del caso. Rodriguez (2003) y Gonzalez (2004) senalan que el trabajo con familias multiproblematicas implica un desgaste serio de los profesionales ya que la exposicion a vivencias y emociones fuertes es muy intensa. Coletti (1997) senala algunas reacciones emocionales como angustia, ansiedad, vivencia de inmodificabilidad, sentimientos de rendicion y resignacion. En la medida que se toma conciencia de las emociones que al profesional le surge al intervenir, se pueden utilizar como recurso en la intervencion en lugar de obstaculizarla, bloqueando o negando los sentimientos. Estas emociones pueden ser un refejo de lo que le ocurre a otros miembros de la familia o de la red de interacciones que esta tiene, produciendose el fenomeno de isomorfsmo, por tanto, considerando estas emociones puede comprenderse de mejor modo lo que experimentan otros cercanos a dicha familia. Para trabajar con el material emotivo, se hace necesario poseer espacios de contencion en los propios equipos y de supervision con agentes externos, que colaboren en hacer visible como estas emociones estan haciendose presente al momento de intervenir. Esto requiere que tanto los profesionales como las instituciones esten conscientes del nivel de involucracion profesional y personal, ya que la intervencion, al darse en una relacion bidireccional, afecta tanto a la familia como tambien al equipo. Asi como menciona Alegret y Baulenas (1997) el proceso de cambio es un proceso de influencia reciproca y evolucion conjunta.

Por lo tanto, se puede senalar que el aspecto emocional emergente en los equipos, debe ser valorado desde las instituciones, generando asi estrategias que permitan cuidar a sus tecnicos y profesionales, implementando espacios de autocuidado que no solo se conviertan en espacios recreacionales, sino en instancias de supervision y contencion de lo que ocurre a nivel emocional y relacional en quienes participan de la intervencion.

Por ultimo, se encuentran las Necesidades que presentan los equipos, referidas a la preparacion de los interventores para trabajar con la complejidad que implican las familias en situaciones de crisis cronicas, asociadas a dos ambitos, por un lado, capacitarse en distintas tematicas y por otra parte, poseer habilidades especificas tales como: trabajo en equipo, tolerancia a la frustracion, capacidad de vincularse con la familia y compromiso del profesional. De esta forma queda de manifesto que quienes actualmente estan interviniendo con familias de elevada complejidad, sienten la necesidad de soporte para poder desempenarse de mejor manera, a traves de nuevos conocimientos o estrategias, como tambien de la colaboracion que se requiere al interior de los equipos, desarrollando habilidades que permitan hacer frente de mejor modo al desafio de abordar a las familias en situaciones de crisis cronicas. La tarea no depende solo de un profesional capacitado y competente, sino que de un equipo y una institucion que comprenda el fenomeno de la complejidad y de como esto afecta circularmente a quienes forman parte del sistema de la intervencion.

Esto invita a reflexionar respecto al diseno de programas desde las politicas publicas donde se considere el nivel de complejidad para implementar estrategias de intervencion tomando en cuenta que existen familias con caracteristicas de mayor complejidad y que por ende, la intervencion con ellas tambien debiera poseer caracteristicas particulares. Al no reconocer estas particularidades, se corre el riesgo de realizar grandes esfuerzos e inversiones de recursos economicos y humanos, con bajo nivel de resultados, y con el consiguiente desgaste para las familias, los profesionales y las instituciones.

Dentro de las limitaciones de este estudio se puede senalar que solo se considera la percepcion de la intervencion desde las duplas. Seria interesante conocer desde las familias como experimentan ellos la intervencion, asi como desde las instituciones como abordan y/o perciben la complejidad en que sus equipos trabajan, ya que ambos forman parte del sistema equipo-familia-institucion, donde se produce la intervencion.

Referencias bibliograficas

Alegret, J. y Baulenas, G. (1997). La Intervencion. En: La intervencion sistemica en los Servicios Sociales ante la Familia Multiproblematica. La Experiencia de Ciutat Vella (pp. 125-164). Barcelona: Paidos.

Bodden, D. y Dekovic, M. (2016). Multiproblem Families Referred to Youth Mental Health: What's in a Name?. Family Process, 55(1), 31-47. doi: 10.1111/famp.12144.

Cancrini, L., De Gregorio, F. y Nocerino, S. (1997). Las Familias Multiproblematicas. En: La intervencion sistemica en los Servicios Sociales ante la Familia Multiproblematica. La Experiencia de Ciutat Vella (pp. 45-80). Barcelona: Paidos.

Coletti, M. (1997). Las Emociones del Profesional. La intervencion sistemica en los Servicios Sociales ante la Familia Multiproblematica. La Experiencia de Ciutat Vella. (pp. 201-221). Barcelona: Paidos.

Coletti, M. (1997, abril). Familias Multiproblematicas: Una contribucion sistemica. Trabajo presentado en IV Encuentro Nacional sobre drogodependencias y su enfoque comunitario. Cadiz. Recuperado de: http://www.fad.es/sala_lectura/chiclana4.pdf

Escartin, M.J. (2004). Familias multiproblematicas y servicios sociales. Bits, 6. Disponible en: http://www.uclm.es/bits/sumario/28.asp#8

Fonseca, G., Cunha, D., Crespo, C. y Relvas, A. (2016). Families in the Context of Macroeconomic Crises: A Systematic Review . Journal of Family Psychology, 30(6), 687--697 . Disponible en: http://dx.doi.org/10.1037/fam0000230

Gomez, E., Munoz, M.M y Haz, A.M. (2007). Familias multiproblematicas y en riesgo social: caracteristicas e intervencion, Psykhe, 16, 43-54. doi: 10.4067/S0718-22282007000200004

Gonzalez, V. (2004). Familias multiproblematicas. Dificultades de abordaje. Revista de Trabajo Social, 6, 145 -156.

Gonzalez, M., Vandemeulebroecke, V. y Colpin, H. (2001). Pedagogia familiar. Aportes desde la teoria y la investigacion, Montevideo: Trilce.

Panades, C. (2001). Familias y Servicios Multiproblematicos. Recuperado de: http://www.cop.es/colegia-dos/B-00085/articulos/multiproblematicas.html

Riano, A.C. (2009). La resiliencia, el Enfoque Narrativo y las Redes Sociales: Perspectivas para la Intervencion en Trabajo Social con Familias. Investigacion Documental. Universidad Nacional de Colombia. Bogota. Recuperado de: http://www.ts.ucr.ac.cr/binarios/pela/pl-000376.pdf

Rodriguez, M. (2003). La familia multiproblematica y el modelo sistemico. Portularia, 3, 89-115.

Santibanez, P., Roman M., Lucero C., Espinoza A., Irribarra D. y Muller P. (2008). Variables Inespecificas en Psicoterapia. Terapia Psicologica, 26(1), 89-98.

Shade, N., Beyebash M., Torres P. y Gonzalez A. (2009). Terapia Familiar Breve y Atencion Primaria: Un caso Somatomorfo. Revista Terapia Psicologica, 27(2), 239-246.

Stanton, M.D. et al. (1987). A conceptual Model. The Family Therapy of Drug Abuse and Addiction. (pp. 7-30). Nueva York: Guilford Press.

Maritza Elizabeth Jaque Alvear (1); Ailin Ximena Sandoval Dominguez (2); Marina Cristina Alarcon Espinoza (3)

Recibido: 14/06/2017 / Revisado: 06/07/2017 / Aceptado: 10/05/2018

Disponible on line:

(1) Universidad de La Frontera, Temuco, Chile

maritza.jaque@gmail.com

(2) Universidad de La Frontera, Temuco, Chile

ailin.sandoval@ufrontera.cl

(3) Universidad de La Frontera, Temuco, Chile

marina.alarcon@ufrontera.cl

http://dx.doi.org/10.5209/CUTS.56461
COPYRIGHT 2019 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:MISCELANEA
Author:Alvear, Maritza Elizabeth Jaque; Dominguez, Ailin Ximena Sandoval; Espinoza, Marina Cristina Alarcon
Publication:Cuadernos de Trabajo Social
Date:Jan 1, 2019
Words:7542
Previous Article:La relacion de confianza como factor explicativo del exito de la mediacion.
Next Article:La DS-DIBA: Experiencia de la elaboracion de una herramienta de valoracion social y segmentacion para los servicios sociales.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters