Printer Friendly

Factores relacionados con lactancia materna exclusiva e introduccion temprana de leche entera en comunidades de estrato socioeconomico bajo. Calarca-Colombia.

Exclusive Breastfeeding Related Factors and Early Introduction of Whole Milk in Low Socioeconomic Status Communities. Calarca, Colombia

Fatores relacionados com a amamentacao materna exclusiva e introducao prococe de leite integral em comunidades de classe social baixa. Calarca-Colombia

Introduccion

En las ultimas tres decadas se ha registrado una disminucion en la mortalidad infantil en menores de cinco anos en los paises de America. Esta disminucion es atribuida, particularmente, al descenso de las enfermedades infecciosas, pero al finalizar el siglo xx un tercio de las muertes infantiles en menores de cinco anos en estos paises estaba relacionado con enfermedades infecciosas y desnutricion (1). Las muertes se concentran especialmente entre los grupos de poblacion de menor condicion socioeconomica (2,3).

La desnutricion en Colombia en menores de cinco anos se registra en un 7%. En poblacion desplazada y de estrato uno la prevalencia de desnutricion cronica esta entre 10,7 y 12% (4,5).

Segun la Organizacion Mundial de la Salud (OMS) la lactancia materna exclusiva (LME) implica que "no se dara al infante ningun otro alimento o bebida, ni siquiera agua, excepto la leche materna, aunque se permite que reciba gotas y jarabes (vitaminas, minerales y medicinas)" (2).

Entre las practicas clave propuestas por la OMS y promovidas por la Estrategia de Atencion Integrada a Enfermedades Prevalentes en la Infancia (AIEPI) para promover la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo de los ninos, la LME durante los primeros seis meses, constituye la medida mas importante para lograr la reduccion de la mortalidad y morbilidad por enfermedades infecciosas y proteger de retrasos en el crecimiento durante en esta epoca de la vida (2, 3). Ademas constituye una de las prioridades entre los Objetivos de desarrollo del Milenio (ODM) para lograr la reduccion de la mortalidad en la infancia (2, 3).

La LME durante los primeros seis meses estimula el funcionamiento del sistema inmunologico y confiere proteccion contra las enfermedades infecciosas, particularmente por aquellas que afectan los aparatos gastrointestinal y respiratorio (2, 6).

La importancia nutricional de la leche humana radica en su funcion fisiologica de transporte de aminoacidos, hidratos de carbono, lipidos y minerales (especialmente calcio); la lactancia materna es superior la alimentacion con biberon, confiere proteccion contra infecciones en los casos de diarrea aguda y prolongada, infecciones del tracto respiratorio, otitis media, infeccion del tracto urinario, septicemia neonatal, y enterocolitis necrotizante; proporciona al recien nacido sustancias inmunologicamente activas; se ha demostrado que proporciona proteccion para controlar algunos patogenos e infecciones virales (por ejemplo RSV y rotavirus); la lactoferrina evita proliferacion intestinal por enterobacterias coliformes y actua como un modulador inmune antiinflamatorio (2, 7).

La LME puede evitar un 13% de todas las muertes de menores de cinco anos en los paises en desarrollo, lo cual indica que constituye la practica preventiva mas eficaz para salvar las vidas de los ninos (8).

Sin embargo, solo una tercera parte de los ninos en paises en desarrollo recibe este beneficio en sus primeros seis meses. A pesar de estas bajas cifras se estima que la cobertura de la LME ha mejorado. Entre 1990 y 2004 paso del 34 al 41%; en Africa subsahariana aumento del 15 al 32%; en Asia meridional y en Oriente Medio y Africa del Norte paso del 43 al 47% y del 30 al 38%, respectivamente (6). La duracion de la lactancia exclusiva en Colombia se ha estimado en 2,2 meses; no obstante, se observa un aumento con respecto a datos de 1995 donde solo tenia una duracion de 0,5 meses.

Al igual que los problemas prevalentes en la infancia, practicas inadecuadas de la lactancia materna como medida de intervencion, entre ellas la iniciacion precoz de la leche entera, pueden conducir a su fracaso, con consecuencias nutricionales e inmunologicas para los ninos. Estas practicas, las cuales suelen repetirse a traves de generaciones, se pueden convertir en factores de riesgo. Teniendo en cuenta la clara asociacion de la mortalidad y la gravedad de las enfermedades infecciosas con la desnutricion, es urgente intervenir en las poblaciones mas vulnerables con la implementacion de las practicas clave relacionadas con el estado nutricional, entre las cuales la lactancia ocupa el papel mas importante en los primeros seis meses de vida y continua siendo necesaria hasta los dos anos. Previo a la intervencion, se necesita hacer un diagnostico de la situacion de la lactancia, razon por la cual se realizo este estudio con el objeto de identificar las caracteristicas relacionadas con la LME y con el inicio precoz de la leche entera.

Materiales y metodos

Se realizo un estudio de corte transversal prospectivo entre los anos 2006 y 2008 en una poblacion de ninos que asistian a hogares comunitarios de Calarca-Quindio. Se calculo una muestra representativa con la formula para proporciones en estudios descriptivos, utilizando como referencia la prevalencia de lactancia en Colombia (40%), confianza de 95%, y error maximo permisible de 5%. Se incluyeron 384 ninos de los hogares, con edades entre dos y cinco anos; el criterio de inclusion fue la condicion de "nino sano", definida como la de aquel nino que presenta las enfermedades propias de su edad, pero no padece enfermedades cronicas ni discapacidad que puedan llevar al cambio en el cuidado habitual de un nino de su edad. Para no duplicar informacion, se excluyeron los hermanos, porque la entrevista se realizaba a cada madre con respecto a las practicas de lactancia con el nino incluido en el estudio. Ingresaron al estudio, en forma consecutiva, aquellos ninos cuyas madres aceptaron voluntariamente su participacion, lo cual se certifico mediante consentimiento informado. No se realizo muestreo aleatorio. La recoleccion de informacion se llevo a cabo hasta completar el tamano muestral. Se definio el "exito en la lactancia exclusiva" (LME6) cuando se comprobo mediante la encuesta la practica de la LME hasta los seis meses de edad. LME se considero la practica de la lactancia materna sin la inclusion de otras leches o alimentos, con independencia de la edad del nino. Aunque el principal objetivo fueron los factores relacionados con la LME, tambien se analizo como variable dependiente la utilizacion de leche entera antes del primer ano de vida.

Se llevo a cabo un procesamiento de la informacion en el paquete de estadistica SPSS version 14. Asi mismo, se realizo un analisis descriptivo y bivariado y se calcularon medidas de asociacion estadistica no causal, haciendo analisis desde el factor de riesgo. La medida de asociacion utilizada fue la razon de prevalencias y el test de hipotesis para variables cualitativas fue el chi cuadrado. Para el analisis de variables cuantitativas se determino la normalidad mediante la prueba de Kolmogorov-Smirnov, a fin de definir la realizacion de pruebas parametricas o no parametricas. Se exploraron factores sociodemograficos, de atencion sanitaria y conocimientos. Se realizo un analisis multivariante de regresion logistica, con el proposito de obtener un modelo con los factores de riesgo independientes para la iniciacion precoz de la leche entera.

Resultados

En el analisis se incluyeron 384 ninos con una media de edad de 35,1 meses (IC95% 28,935,4); el 30% con edad menor a veinticinco meses. La prevalencia de inicio de lactancia materna (LM) fue de 91,9%, con una media de duracion total de 9,4 meses (IC95% 8,3-10,5) y mediana de seis meses, con un rango de entre cero y cuarenta y ocho meses. A los doce meses aun recibia alimentacion materna un 41,8% y a los veinticuatro meses un 14,4%.

Los ninos recibieron alimentacion unicamente con leche materna (LME) en promedio 3,8 meses (IC95% 3,5-4,1), con un rango de entre uno y doce meses; de ellos un 38,7% recibio lactancia materna exclusiva (LME4) como minimo cuatro meses y la prevalencia de LME6 a los seis meses fue de un 24,2%.

Los motivos de las madres para suspender la alimentacion al seno materno fueron agrupados y se dividieron en las causas para suspension de la lactancia como unico alimento en los primeros seis meses (ver grafico 1A) y los motivos para la suspension definitiva despues de los seis meses (ver grafico 1B). En los primeros seis meses se encontro la mayor frecuencia de causas relacionadas con la cantidad de leche materna (35,6%). Aqui se incluyeron las respuestas: "se me seco", "era insuficiente", y "casi no me salio". Con una frecuencia de 22,1% la suspendieron porque el "nino la rechazo" o "no le gusto", y "por razones de trabajo" un 19,2%.

La iniciacion de la alimentacion complementaria ocasiono la suspension en el 14,4% de los casos. En los ninos menores de seis meses, el inicio del consumo de otros alimentos ocurrio en el primer mes de vida en un 4,7%. Al final del primer mes ya recibian alimentos diferentes a la leche el 16,8%, al final del segundo mes el 27,2%, al cabo del tercer mes el 49,3%, y al termino del quinto mes el 70,1%.

La enfermedad de la madre o el nino tuvo una frecuencia de 8,7%. En esta ultima razon se encontro 78% (siete casos) por enfermedad materna no especificada, planificacion (un caso) y embarazo (un caso).

Entre las razones para suspender definitivamente la lactancia despues de los seis meses se encontraron: relacionadas con la edad del menor, 58%; el rechazo del nino, 18,2%; la cantidad, 10,23%; por "razones de trabajo", un 8,0%; la alimentacion complementaria, 2,3%; la enfermedad de la madre o del nino tuvo una frecuencia de 3,4%.

Exito de la lactancia materna

Se busco relacion de exito de lactancia materna a los seis meses (LME6) con todos los factores estudiados. Los que fueron significativos se pueden observar en la tabla 1.

Factores sociodemograficos

La prevalencia de LME6 fue menor entre los ninos que convivian con abuelos (27,9% vs. 33,9%), pero la diferencia no fue significativa. No se diferencia entre tener o no hermanos o con su numero. No se encontraron diferencias al explorar los ingresos ni respecto al numero de habitaciones de la vivienda. Entre las madres sin estudios la prevalencia de LME6 fue de 50% vs. 30,4% en las que tenian estudios con independencia del grado.

Factores relacionados con el sistema de salud

Todos los nacimientos ocurrieron en una institucion hospitalaria. A la salida, en cuanto a ofrecer leche materna a sus hijos unicamente un 20,7% de las madres reporto que lo estaba haciendo, a pesar de que un 86,1% dijo haber recibido instruccion sobre la tecnica en el hospital. Un 71,1% indico haber recibido informacion sobre alimentacion de sus hijos en los controles de crecimiento y desarrollo, y un 82,1% manifesto haber recibido esta instruccion durante el embarazo. Al preguntar de quien habian recibido informacion sobre la practica de lactancia materna, un 63,2% dijo que de parte del personal de salud; de las educadoras de los hogares FAMI de Bienestar Familiar, un 15,4%; de la familia, 11%; y de varios, un 10%. Ninguno de estos factores resulto ser significativo para la practica de LME6.

Conocimientos

En un 87,7% existia el conocimiento previo de las madres sobre la suficiencia de la LM como unico alimento en los primeros seis meses de vida, y se encontro una diferencia significativa en la practica de LME6 entre las que refirieron saber y las que desconocian este beneficio (p 0,052). Al preguntar si consideraban que la leche de formula complementaba la lactancia materna, un 66% respondio que si, y un 40% considera que el inicio de la alimentacion complementaria disminuye la cantidad de leche materna.

Practicas

Un 69,6% de los ninos recibieron tetero en el primer ano de vida. Entre las madres que ofrecieron leche de formula un 30,1% realizaba la dilucion con menos de una medida por onza. La LME6 fue menor entre quienes recibieron tetero (27,6% vs. 40,9%).

Se encontro diferencia en la media de edad de inicio de leches de formula, siendo mayor en los ninos que recibieron LME6 (6,21/2,33 meses IC95% de la diferencia 3,0-4,8 p < 0,000); tambien fue estadisticamente diferente con respecto a la edad de inicio de la leche entera (10,9/ 9,02 p=0,03).

Se exploro la diferencia entre la duracion total de la lactancia materna y lo que consideraban las madres que era la duracion ideal y se encontro una media de diez meses para la primera y de 10,8 meses para la segunda (T Student -1,01, p. 0,28)

La edad de inicio de la alimentacion complementaria fue significativamente menor entre los ninos que no recibieron LME6 (mediana 3 vs. 6 meses, p < 0,00).

Dado que la frecuencia de LME fue mayor hasta los cuatro meses, se hizo el mismo analisis y como factores con asociacion no causal que favorecen la lactancia se encontraron los sigiuientes (ver tabla 2): conocimiento previo de las madres sobre la suficiencia de la LM como unico alimento en los primeros seis meses de vida (p: 0,08), y no utilizacion de biberon (p 0,009).

Iniciacion de la leche entera antes del primer ano de vida

La edad promedio de inicio de la leche entera fue de 9,9 meses (IC95% 9,2-10,4), con una edad minima de cero meses y maxima de veinticuatro. En el grafico 2 se puede observar la frecuencia acumulada de introduccion de leche entera en la alimentacion del nino: al final del primer mes de vida, un 2,6%; a los cuatro meses ya se ha iniciado a un 13;9%; a los seis meses al 25,7%; a los nueve meses a un 41,3%; y a los doce meses al 86,5%.

Para determinar la relacion con la iniciacion antes del primer ano de vida se exploraron todos los factores anteriormente mencionados, y se encontraron asociados los siguientes, en orden de importancia (ver tabla 3): no recibir instrucciones sobre alimentacion en el control de crecimiento y desarrollo (p: 0,000); iniciacion de la alimentacion complementaria antes de los cuatro meses; las indicaciones sobre lactancia antes de la salida del hospital (p: 0,05); utilizacion de biberon (p: 0,03); pobre nivel educativo de la mama (p: 0,03); y tener dos o mas hermanos (p: 0,008).

Se realizo un analisis multivariante de regresion logistica para determinar los factores independientes, y se encontraron como predictivos la iniciacion de la alimentacion complementaria antes de los cuatro meses (RP 3,9 IC95% 1,7-9,2, p. 0,02), y el tener dos o mas hermanos (RP 3,3 IC95% 1,3-8,5, p. 0,012) (ver tabla 4).

Discusion

Recientemente se ha intensificado el interes en todo el mundo por la promocion de la lactancia materna, dadas las multiples ventajas para el binomio madre/hijo. En los Objetivos de Desarrollo del Milenio se establece como meta, ademas de la LME, la continuidad de la lactancia materna hasta los veinticuatro meses (8). La Academia Americana de Pediatria recomienda continuarla hasta el ano de edad (9). En el presente estudio la prevalencia de inicio de LM fue muy alta (91,9%), con un promedio de duracion cercano a los diez meses. Cerca de la mitad de los ninos la recibieron hasta el ano, y menos de la sexta parte la recibian a los dos anos.

En los Estados Unidos la frecuencia de iniciacion de LM es de 73,4%, la duracion de seis meses es de 41,7%, y el 25% continua hasta el primer ano de vida (9). En el mundo en desarrollo se brinda LME a cerca del 40% de los ninos de cero a seis meses, aunque esta proporcion ha venido aumentando en los ultimos anos (8).

En nuestro estudio llama la atencion la frecuencia con la cual se ofrece lactancia por encima de los dos anos de edad, aun siendo casos esporadicos que solo representan un 3% de la poblacion de estudio, mientras que la media de alimentacion exclusiva (3,8 meses) se encuentra por encima del promedio nacional de 2,5 meses (5), pero es baja teniendo en cuenta las necesidades del lactante menor.

Solo una cuarta parte de los ninos recibieron LME6, y aunque esta es la duracion optima recomendada, se sabe tambien que la mayoria de las recomendaciones a las madres indican que se debe iniciar la alimentacion complementaria a los cuatro meses; por lo tanto, se analizo la prevalencia de LME4, y tambien se hallo una cifra muy baja (38,7%).

Entre las razones que las madres dieron para no ofrecer la LME6, la mas frecuente tuvo que ver con la cantidad de leche materna. Respuestas como insuficiente, o "se seco", o "no le salio" pueden estar reflejando fallas en la tecnica, aunque tambien pueden obedecer al desconocimiento de las madres acerca de la frecuencia que requieren los recien nacidos para las tomas, de la cantidad que necesitan, y de la variacion de la misma tanto en cantidad como en caracteristicas a medida que el nino crece; tambien pueden reflejar la angustia que genera en las madres el pensar que el nino se va "desnutrir" o "queda con hambre". Una cuarta parte respondio que la causa era el rechazo del nino o que "no le gusto", afirmacion esta ultima errada, ya que si el nino no conoce otros sabores, no puede rechazar porque no le guste; ademas, en esta edad el nino come por supervivencia. El trabajo de la madre ocasiono el fracaso de la LME6 en una quinta parte de los casos. Las razones pueden ser, ademas del desconocimiento de tecnicas como la extraccion y el almacenamiento de la leche (aun por tiempo prolongado), las posiciones incomodas para la madre y el nino que provocan que este la rechace; el cansancio de la madre que por pertenecer a un estrato socioeconomico bajo debe trabajar fuera de casa y hacerse cargo de todas las labores de su hogar, ademas de cuidar no solo del bebe, sino de sus otros hijos; los trabajos temporales o informales que pueden sustraerle la posibilidad de gozar del derecho a la hora de lactancia; y el regreso al trabajo cuando el nino aun es muy pequeno.

Algunas de las madres justificaron el fin de la LME por la iniciacion de la alimentacion complementaria. Entre los miembros de la comunidad de este municipio historicamente se ha recomendado una dieta en la cual desde el primer mes de vida se inicia a los ninos en el consumo de alimentos como yema de huevo, "tinta de frijol", caldo de lentejas, y frutas como la guayaba. Ademas de esto consideran que la leche materna impide el desarrollo adecuado de los ninos, por su pobreza en nutrientes, y produce anemia. Consistente con estas creencias y practicas inadecuadas, se observo que al finalizar el primer mes un 17% de los ninos ya recibian alimentos diferentes a la leche, y al segundo mes, el 27%.

En el 9% de casos la LME no se practico por causas de enfermedad, en su mayoria enfermedad materna sin especificar, incluidos la planificacion y el embarazo. Cabe resaltar que en la encuesta no se profundizo en esta respuesta y queda la duda de si la madre suspendio la lactancia por la recomendacion del personal de salud o de personas cercanas a ella, o si sus creencias la llevaron a tomar la decision de no continuar con esta.

En los ninos mayores, la causa del destete fue la edad. Aunque no es la razon principal en los ninos por encima de los seis meses, la cantidad tambien explico la suspension definitiva de la alimentacion materna. En estos ninos si puede ser probable que la cantidad disminuya, en razon de la practica inadecuada de ofrecer primero los alimentos complementarios y por ultimo el seno.

El analisis de los factores explorados para determinar el exito de la LME6 arrojo como resultados significativos el inicio temprano de la alimentacion complementaria y el desconocimiento de las madres acerca de la suficiencia de la leche materna como unico alimento en esta etapa de la vida. Del primer factor ya se han ofrecido las explicaciones posibles; con respecto al segundo, es muy importante resaltar que a pesar de la amplia difusion que se realiza constantemente, no solo por parte del personal de salud, sino tambien por medios de comunicacion masivos, programas amigos de la lactancia, y otros, se observa que las madres lactantes continuan con grandes vacios de conocimiento sobre el tema, y lo mas grave es que esta falencia termina siendo una de las causas mas importantes del destete prematuro, aunado a las practicas erradas de introduccion de los alimentos en esta comunidad. Pero no todo se puede adjudicar a las practicas de las madres. El personal de salud tambien tiene gran responsabilidad en la educacion y la motivacion para la lactancia. En este sentido, hemos encontrado que al salir del hospital solo la quinta parte de las madres esta ofreciendo leche materna a sus hijos, a pesar de referir casi en un 90% que se les habian dado indicaciones sobre la misma en la institucion; tal vez falta mas interes de parte de todos en hacer que esta practica sea efectiva desde antes del alta de madre-hijo.

Creencias y practicas erroneas de las madres como el considerar que es necesaria la leche de formula para complementar la lactancia materna, el pensar que la alimentacion complementaria disminuye la produccion de leche, y la elevada frecuencia de utilizacion de biberon son factores que reducen la probabilidad de exito de la LME en esta comunidad. A pesar de no resultar significativa la diferencia, la prevalencia de LME6 fue sensiblemente menor entre los ninos en cuyas viviendas vivian tambien los abuelos, probablemente por los remanentes en la practica de la iniciacion en el primer mes de la introduccion de alimentos y la importancia que le restan a la lactancia materna las personas que "criaron a sus hijos" con dicha dieta.

En un estudio realizado en 2004 en Estados Unidos se encontro que factores como las dificultades en el amamantamiento o en la succion (OR 3,8 IC95% 1,5-9,7, p=0,006), o la recomendacion de leche de formula por parte del personal medico (OR 2,3 IC95% 1,1-5,0, p=0,04) fueron factores de terminantes en el fracaso de la LME. Las mujeres que habian recibido informacion por medios impresos o libros fueron menos propensas a abandonar la LME (OR 0,5 IC95% 0,2-0,96, p=0,04) (10).

La iniciacion temprana de la alimentacion, agravada por la disminucion de la lactancia, trae como consecuencia algo todavia mas grave: el inicio precoz en el consumo de la leche entera, ocasionado seguramente no solo por el desconocimiento de las consecuencias fisiologicas para los hijos, sino por la falta de recursos suficientes para suministrar leches de formula. Se debe recordar que la poblacion de estudio pertenece a los estratos uno y dos, con ingresos economicos muy limitados e insuficientes para ofrecer una adecuada alimentacion con leches industrializadas, lo cual se ve reflejado en que la tercera parte de las madres diluyen la leche de manera excesiva. Aunque el promedio de iniciacion de la leche entera esta cerca a los doce meses, cuando se analiza la frecuencia acumulada de su introduccion se encuentran cifras alarmantes de inicio: desde el primer es de vida y a los seis meses la estaban recibiendo ya un 26% de los ninos; no hay justificacion para esta practica a tan temprana edad en mujeres sin limitaciones para haber tenido una lactancia exitosa.

Se hallaron muchos factores que explican esta practica. En el modelo final del analisis multivariado se determino que aquellos que explicaban de forma independiente esta conducta eran el tener dos o mas hermanos, y nuevamente aparece el factor de la iniciacion temprana de la alimentacion complementaria.

Aunque se analizaron todos los factores, y se esperaba encontrar asociacion con los ingresos, lo cual no ocurrio, el numero de hermanos si puede representar un indicativo de la limitacion de recursos en familias de estrato bajo. Tambien se encontraron asociados factores relacionados con los conocimientos de las madres sobre la lactancia, lo cual se evidencio en la elevada prevalencia de inicio en el consumo de leche entera antes del primer ano en ninos cuyas madres tenian bajo nivel educativo o entre las que refirieron no haber recibido instrucciones sobre alimentacion a pesar de tener los ninos en programas de crecimiento y desarrollo.

Algunos estudios refieren que un elevado nivel educativo es un factor protector a la hora de tomar la decision de iniciar la lactancia materna y de continuarla al menos hasta el termino del primer ano (9). En un estudio realizado en Chile los hallazgos relacionados con este factor fueron muy similares a los nuestros (menos de nueve anos de estudios 1,6 IC95% 1,1-2.3, p=0,03), y se encontro que un nivel por debajo de los ocho anos de estudios de las madres representaba un factor de riesgo para no mantener la LME (no exclusiva 75%, exclusiva 84,7%, p 0,03) (11). En estudios realizados en otros paises tampoco se han encontrado diferencias en la practica de lactancia relacionadas con los ingresos familiares (10, 11).

Los embarazos en adolescentes y mujeres jovenes tambien representan un factor de riesgo para el exito de la lactancia. Cuando las madres son menores de veinte anos solo el 53% inicia la lactancia, y al llegar al ano solo el 8% de los ninos la reciben, mientras que las mujeres mayores de treinta anos la inician en un 75%, y al ano aun la brinda un 25% (9). En este estudio no se encontraron diferencias en la prevalencia de lactancia dependientes de la edad de la madre. La temprana introduccion de alimentos se ha asociado con la edad materna, siendo mayor en las madres mas jovenes, con el cigarrillo y con el suministro de formulas lacteas (12).

Se ha demostrado que la motivacion y la educacion que se hace dentro de la hospitalizacion para el parto no son suficientes para el exito de la lactancia materna, mientras que el apoyo de grupos a nivel comunitario, con continuidad despues del nacimiento, ha resultado ser muy eficaz (13).

Recomendaciones

Respecto a las estrategias de intervencion se sugiere incentivar la capacitacion en LM y destete, como parte de la implementacion del AIEPI comunitario con enfasis en las practicas clave relacionadas con la lactancia y la alimentacion complementaria (2), y el fortalecimiento de la capacitacion en estos aspectos dentro de los programas de escuelas saludables.

Para la capacitacion, se sugiere utilizar materiales como los propuestos por la OMS que ofrecen diversas estrategias pedagogicas y de motivacion, las cuales con pocos recursos y con personas interesadas en el tema, podrian hacer llegar los mensajes necesarios a la comunidad para incentivar el conocimiento en aspectos como la importancia de la LM y sus beneficios, diferencias entre la leche materna humana y otras leches, y los peligros de la alimentacion artificial (14).

Asi mismo, es importante ensenar a las gestantes y mujeres jovenes, los aspectos fisiologicos basicos sobre la lactancia para que puedan aplicar los principios de la succion eficaz y reconozcan la importancia del buen agarre del pecho por parte del lactante (14).

Se debe enfatizar en las causas y consecuencias del agarre deficiente, incluyendo el uso del biberon, la inexperiencia, y aquellas dificultades que pueden presentarse pero que con una ayuda adecuada pueden sobrepasarse y convertir la LM en un exito; esas incluyen las dificultades de LM con los bebes muy pequenos o debiles, los pezones pequenos o muy planos, o pechos muy llenos (14).

Puede ser necesario en algunas madres dar un apoyo inicial hasta que se normalice la LM; este podria darse por parte de 'personal de salud que este en capacidad de visitar las madres inexpertas durante los primeros dias posteriores a l nacimiento y que observen ademas la tecnica de las madres para ayudarlas a corregir desde el principio aquellos fallos que pudiesen conducir al destete temprano (14).

Son necesarios muchos esfuerzos y el compromiso del sistema de salud y de la comunidad, ya que algunas experiencias en el pais no han mostrado muchos logros con la promocion de la salud publica a nivel comunitario, lo que en parte se explica porque las prioridades para el sector salud muchas veces no son las mismas que para la comunidad, la cual siente mas el impacto de los problemas sociales y de la violencia, y la percepcion de la salud como problema no es lo que ellos anhelan solucionar (15).

La educacion en salud como componente de la estrategia de escuelas saludables invita a incluir dentro de las asignaturas del plan de estudios el desarrollo de contenidos y actividades pedagogicas sobre alimentacion, nutricion y educacion sexual, espacio en el cual el sector academico y el de la salud deben aunar esfuerzos para llevar a cabo actividades de proyeccion dirigidas a la motivacion y el conocimiento entre las adolescentes, como futuras madres, sobre la prevencion de enfermedades en sus hijos (16).

Referencias bibliograficas

(1.) Organizacion Panamericana de la Salud. Investigaciones operativas sobre Atencion Integrada a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia (AIEPI). [acceso: noviembre de 2008]. Consultado en:_http://www.paho.org/Spanish/ HCP/HCT/IMCI/aiepi-27-inv-ops.htm

(2.) Organizacion Mundial de la Salud. Practicas familiares y comunitarias que promueven la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo del nino. Serie OPS/FCH/CA/O5.05.E [acceso: 25 de agosto de 2008]. Consultado en: http://www.paho.org/ spanish/ad/fch/ca/si-evidencias.pdf

(3.) Organizacion Mundial de la Salud. La contribucion de la atencion integrada a las enfermedades prevalentes de la infancia (AIEPI) para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Washington, D.C., EUA, 22 al 26 de septiembre de 2003 [acceso: abril de 2010]. Consultado en: http://www.paho.org/ spanish/gov/ce/ce132-18-s.pdf

(4.) Organizacion Panamericana de la Salud, Comision Europea de Ayuda Humanitaria. Estado nutricional, de alimentacion y condiciones de salud de la poblacion desplazada por la violencia en seis subregiones del pais. Informe final. Bogota D.C., diciembre de 2005 [acceso: noviembre de 2008]. Consultado en: http://docustore.wfp.org/stellent/ groups/public/documents/liaison_offices/wfp086486.pdf

(5.) Colombia, Ministerio de la Proteccion Social. Indicadores Basicos de Salud 2008 [acceso: enero de 2010]. Consultado en: http://www.minproteccionsocial.gov. co/VBeContent/NewsDetail.asp?ID=15895&IDCompany=3

(6.) Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). La nutricion y los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Progreso para la Infancia. 2006 mayo; (4) [acceso: abril de 2010]. Consultado en: http://www.unicef.org/spanish/ progressforchildren/2006n4/index.html

(7.) Kolb AF. The Prospects of Modifying the Antimicrobial Propiertes of Milk. Biotechnology Advances. 2001; 19: 299-316 [acceso: abril de 2010]. Consultado en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed

(8.) Unicef. La infancia y los Objetivos de Desarrollo del Milenio: avances de un mundo apropiado para los ninos y ninas. New York, diciembre de 2007 [acceso: mayo de 2010]. Consultado en: http://www.oei.es/inicial/mundoinfancia.pdf

(9.) National Immunization Survey, United States. Racial and Ethnic Differences in Breastfeeding Initiation and Duration, by State, 2004-2008. Morbidity and Mortality Weekly Report (MMWR). 2010 March 26; 59(11): 327-34 [acceso: 6 de abril de 2010]. Consultado en: http://www.cdc.gov/mmwr/pdf/wk/mm5911.pdf

(10.) Marshall R, Rego VH, Miroshnik I, Lieu TA, Taveras EM, Li R, Grummer-Strawn L, Richardson M. Breastfeeding Opinions and Practices of Clinicians Associated With Continuation of Exclusive Breastfeeding. Pediatrics. 2004; 113; e283-e290 [acceso: mayo de 2010]. Consultado en: http://highwire.stanford.edu/

(11.) Barria RM, Santander G, Victoriano T. Factors Associated With Exclusive Breastfeeding at 3 Months Postpartum in Valdivia, Chile. Hum Lact. 2008; 24: 439 [acceso: junio de 2010]. Consultado en: http://highwire.stanford.edu/

(12.) Fewtrell MS, Morgan JB, Duggan C, Gunnlaugsson G, Hibberd PL, Lucas A, Kleinman RE. Optimal Duration of Exclusive Breastfeeding: What is the Evidence to Support Current Recommendations? Am J Clin Nutr. 2007; 85(Suppl.): 635S-8S [acceso: junio de 2010]. Consultado en: http://highwire.stanford.edu/

(13.) Anderson AK, Damio G, Young S, Chapman DJ, Perez-Escamilla R. A Randomized Trial Assessing the Efficacy of Peer Counseling on Exclusive Breastfeeding in a Predominantly Latina Low-Income Community. Arch Pediatr Adolesc Med. 2005; 159: 836-41 [acceso: junio de 2010]. Consultado en: www.archpediatrics.com

(14.) OMS. Consejeria en Lactancia Materna. Curso de Capacitacion. Organizacion Mundial de la Salud, 1993. WHO/CDR/93.4. Edicion revisada agosto 1998. Ginebra-Suiza.

(15.) Restrepo Velez O, Mosquera M. PA. Participacion y empoderamiento comunitario: tareas pendientes de la atencion primaria de salud. En: Secretaria Distrital de Salud de Bogota. Atencion Primaria Integral de Salud: estrategia para la transformacion del sistema de salud y el logro de la equidad en salud. Bogota, 2009. p. 239-68.

(16.) Olivera Donato G, Herrera M. Estrategia Escuelas Saludables Colombia. Memorias de la Tercera Reunion de la Red Latinoamericana de Escuelas Promotoras de la Salud, Organizacion Panamericana de la Salud, 2002. p. 172-89 [acceso: noviembre de 2008]. Consultado en: http://www.paho.org/ Spanish/AD/SDE/HS/EPS_RED_COL.pdf

Fecha de recepcion: 16-06-10 Fecha de aceptacion: 21-10-10

Angela Liliana Londono Franco, MD. Especialista en Epidemiologia. Ph.D en Salud Publica y Medicina Preventiva. Docente de la Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad del Quindio, Armenia. Correspondencia: Calle 12 norte Cra. 15 Universidad del Quindio, Facultad de Ciencias de la Salud. Correo electronico: angelalilianal@uniquindio.edu.co, angelalilianal@yahoo.es

Maria Shirley Mejia Lopez, Nutricionista dietista. Docente de la Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad del Quindio, Armenia. Correo electronico: shilito@hotmail.com

* Articulo original de investigacion. Proyecto de investigacion 317 financiado por convocatoria interna Universidad del Quindio con titulo "Prevalencia de malnutricion, anemia, parasitismo intestinal, y algunos factores de riesgo asociados en ninos menores de cinco anos. Calarca 2006-2008".
TABLA 1
FACTORES RELACIONADOS CON EL EXITO DE LA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA
HASTA LOS SEIS MESES

Variables cualitativas

Factor                     Prevalencia      RP * IC95%       Chi2-p

Conocimiento previo LM     15,4%-34,5%    1,3 (1,1-1,6)    3,8 (0,052)
suficiente No/Si

* Razon de prevalencia

Variables cuantitativas

                             Mediana      U Mann Whitney        P

Edad inicio               3 vs. 6 meses       1183,0          0,000
alimentacion
complementaria

Fuente: Londono A, Mejia S. Prevalencia de malnutricion, anemia y
algunos factores de riesgo asociados en ninos menores de cinco anos.
Calarca 2006-2008.

TABLA 2
FACTORES RELACIONADOS CON EL EXITO DE LA LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA
HASTA LOS CUATRO MESES

Variables cualitativas

Factor                   Prevalencia    RP * IC95%       Chi2-p

Conocimiento previo LM   23,1-50,8%    1,6 (1,2-2,0)   7,0 (0,008)
suficiente No/Si

Tetero Si /No            35,7-59,1%    1,6 (1,1-2,3)   6,8 (0,009)

* Razon de prevalencia

Fuente: Londono A, Mejia S. Prevalencia de malnutricion, anemia y
algunos factores de riesgo asociados en ninos menores de cinco anos.
Calarca 2006-2008.

TABLA 3
FACTORES RELACIONADOS CON LA INICIACION DE LECHE ENTERA ANTES DEL
PRIMER ANO DE VIDA

Variables cualitativas

Factor                    Prevalencia      RP * IC95%        Chi2-p

Indicaciones sobre        69,2-40,6%      1,7 (1,1-2,6)    3,8 (0,05)
lactancia hospital
No/Si

Conocimiento previo       76,9-38,8%      2,0 (1,3-2,9)   6,8 (0,009)
LM suficiente No/Si

Asistencia control C       64,7-40%       1,6 (1,1-2,5)   3,6 (0,058)
y D No/Si

Instrucciones             71,4-29,4%      2,4 (1,6-2,8)   14,4 (0,000)
alimentacion control
de C y D No/Si

Utilizacion de            50,0-26,7%      1,9 (1,0-3,5)    4,7 (0,03)
biberon Si/No

Hermanos 2 o +/ 0-1       54,7-30,2%      1,5 (1,1-2,1)   7,0 (0,008)

Edad inicio               61,4-33,9%      1,8 (1,4-2,4)   16,7 (0,000)
alimentacion
complementaria < 4/4
y + mes

Anos de estudio           56,8-36,1%      1,6 (1,1-2,3)    4,8 (0,03)
mama 9 y +/<9

* Razon de prevalencia

Variables cuantitativas

                                             U Mann
                            Mediana          Whitney           P

Edad inicio              3 vs. 6 meses       4408,5          0,000
alimentacion
complementaria

Anos de estudio mama        9 / 11           1196,5          0,008

Ingresos x              100.000/135.000      1227,5          0,025
integrante

Fuente: Londono A, Mejia S. Prevalencia de malnutricion, anemia y
algunos factores de riesgo asociados en ninos menores de cinco anos.
Calarca 2006-2008.

TABLA 4
FACTORES DE RIESGO PARA INICIACION DE LECHE ENTERA EN MENORES DE UN
ANO

Tecnica: regresion logistica

Prueba omnibus:   Hosmer-Lemeshow               Variables

Chi cuadrado      Chi cuadrado       hnos4: " o + hermanos/ 0 o 1
17,3 p:0,000      1,1 p:0,57         incomp2: inicio complementaria
                                     antes de cuatro meses vida

Fuente: Londono A, Mejia S. Prevalencia de malnutricion, anemia y
algunos factores de riesgo asociados en ninos menores de cinco anos.
Calarca 2006-2008.

VARIABLES EN LA ECUACION

                        B        E.T.    Wald     gl   Sig.   Exp(B)

Paso 1(a)   incomp2     1,336    ,419    10,183   1    ,001   3,804
Paso 2(b)   Constante   -1,916   ,714    7,204    1    ,007   ,147
            incomp2     1,368    ,433    9,955    1    ,002   3,926
            hnos4       1,200    ,480    6,248    1    ,012   3,319
            Constante   -4,058   1,171   12,012   1    ,001   ,017

                          I.C. 95,0% para
                              EXP(B)

                        Inferior   Superior

Paso 1(a)   incomp2     1,674      8,643
Paso 2(b)   Constante
            incomp2     1,679      9,181
            hnos4       1,296      8,502
            Constante

(a) Variable(s) introducida(s) en el paso 1: incomp2.

(b) Variable(s) introducida(s) en el paso 2: hnos4.

Fuente: Londono A, Mejia S. Prevalencia de malnutricion, anemia y
algunos factores de riesgo asociados en ninos menores de cinco anos.
Calarca 2006-2008

GRAFICO 1. MOTIVOS PARA LA SUSPENSION DE LA LACTANCIA MATERNA

A. Menores de seis meses

Cantidad         35.58%
Razon medica      8.65%
Rechazo nino     22.12%
Trabajo          19.23%
Complementaria   14.42%

B. Mayores de seis meses

Cantidad         10.23%
Razon medica      3.41%
Rechazo nino     18.18%
Trabajo           7.95%
Complementaria    2.27%
Edad             57.95%

Fuente: Londono A, Mejia S. Prevalencia de malnutricion, anemia y
algunos factores de riesgo asociados en ninos menores de cinco
anos. Calarca 2006-2008

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.

GRAFICO 2. DISTRIBUCION DE LA EDAD DE INICIACION DE LECHE ENTERA

Meses de vida

Frecuencia acumulada

      Leche entera

1          1,3
2          2,6
3          5,7
4         10,9
5         13,9
6         25,7
7         32,6
8         37
9         41,3
10        43,9
11        46,5
12        86,5
18        97,4
24       100

Fuente: Londono A, Mejia S. Prevalencia de malnutricion, anemia y
algunos factores de riesgo asociado en ninos
menores de cinco anos. Calarca 2006-2008.

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.
COPYRIGHT 2010 Pontificia Universidad Javeriana
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Londono Franco, Angela Liliana; Mejia Lopez, Maria Shirley
Publication:Revista Gerencia y Politicas de Salud
Article Type:Clinical report
Date:Jul 1, 2010
Words:6980
Previous Article:Atencion materna en un ambiente de mercado de servicios de salud, Medellin-Colombia, 2008-2009.
Next Article:La economia de la salud en el hospital.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters