Printer Friendly

Factores de virulencia para la infeccion de tejidos queratinizados por Candida albicans y hongos dermatofitos.

Virulence factors of Candida albicans and dermatophytes in keratinized tissues infection

INTRODUCCION

Los factores de virulencia son las habilidades con las cuales agentes patogenos al ser humano llegan a producir invasion, infeccion, modulacion de la respuesta inmune a su favor y dificultad en el tratamiento contra ellos. Esto sumado a caracteristicas del hospedero, de las cuales toman ventaja, como la humedad en ciertas areas del cuerpo, la inmunosupresion y la presencia de artefactos medicos invasivos.

En este articulo de revision se discutiran los factores de virulencia utilizados por Candida albicans y los dermatofitos, ya que son los principales hongos productores de enfermedad en el ser humano. La busqueda de articulos en la literatura se realizo por medio de Pubmed. Se realizaron dos busquedas separadas, en la primera se utilizaron las palabras claves "Candida albicans" y "factores de virulencia" y en la segunda "Arthrodermataceae" y "factores de virulencia". Se revisaron los articulos recientes, de los ultimos 15 anos, publicados en ingles y castellano, que resultaron de esta busqueda y aquellos relevantes que se encontraran en la bibliografia de estos.

CANDIDA ALBICANS

Es un hongo polimorfico debido a que puede presentar morfologia levaduriforme o bien, crecer como hongo filamentoso formando hifas verdaderas. Se considera un comensal oportunista que existe como parte de la microbiota del area mucocutanea, gastrointestinal y genitourinaria en el ser humano sano, y coloniza las membranas mucosas en el 30 a 60 % de las personas. Bajo ciertas condiciones y en el hospedero susceptible, es capaz de causar infecciones superficiales y sistemicas, siendo el hongo patogeno principal del ser humano (1).

Los factores de virulencia de este patogeno oportunista incluyen su habilidad para sobrevivir como comensal, la adherencia a celulas del hospedero, la secrecion de enzimas degradativas y el cambio de morfologia (1). Estos factores de virulencia juegan un papel en cada etapa de la infeccion por C. albicans. La infeccion puede dividirse en cuatro etapas:

1. Colonizacion: en esta participan la adhesion epitelial y adquisicion de nutrientes por medio de la accion de adhesinas, enzimas hidroliticas, formacion de hifas y cambio de fenotipo.

2. Infeccion superficial: en esta etapa es importante la penetracion epitelial por medio de degradacion de proteinas del hospedero por enzimas hidroliticas y formacion de hifas.

3. Infeccion profunda: participan la penetracion tisular, invasion vascular y evasion inmune por medio de enzimas hidroliticas y tambien la formacion de hifas.

4. Infeccion diseminada: C. albicans la realiza a traves de la adherencia al endotelio, infeccion de tejidos del hospedero, activacion del sistema de coagulacion por intervencion de adhesinas, enzimas hidroliticas, formacion de hifas nuevamente y cambio de fenotipo. Estudios in vitro, en animales y humanos, han implicado a las protenasas como factor de virulencia en C. albicans (2) (ver figura 1).

[FIGURA 1 OMITIR]

Adherencia

La adherencia a celulas del hospedero es crucial para iniciar y mantener la relacion de comensal, ademas de servir para la colonizacion de las celulas epiteliales, endoteliales, factores solubles, matriz extracelular y materiales inertes implantados en el cuerpo del hospedero. En ella estan implicados mecanismos de diferente naturaleza: unos que establecen uniones de caracter fisico quimico que acercan el patogeno a la superficie del hospedero, tal como la hidrofobicidad, y otros de naturaleza especifica que implican la presencia de adhesinas y receptores en el sustrato.

Hay cuatro componentes proteicos del tubo germinal que conforman una capa externa fibrilar y le confieren hidrofobicidad al hongo, ademas de funcionar como receptores para proteinas del hospedero como laminina, fibrinogeno y complemento. La hidrofobicidad tambien se debe a la presencia de la proteina Csh1p que contribuye a la adherencia de C. albicans a proteinas de la matriz extracelular y al plastico, favoreciendo la formacion de biopeliculas.

Las adhesinas son biomoleculas que promueven la union a las celulas del hospedero a sus ligandos. Se han identificado varias adhesinas como Ala1p, Als1p y Hwp1p, Csh1, Ywp1, Pra1 y Saps, las cuales son criticas para la colonizacion e induccion de enfermedad y su correcta funcion puede ser facilitada por otras proteinas como Ecm33 y Utr2 (5).

Otras moleculas que promueven la adhesion y penetracion de C. albicans son los polisacaridos, glicoproteinas y lipidos en su superficie celular y estructuras como las fimbrias (6,7).

Existe un grupo de adhesinas codificado por la familia de genes ALS (Agglutinin-Like Sequence) que transcriben ocho proteinas de la superficie celular ligados a glicosilfosfatidilinositol (GPI) y cuyos miembros median la union a diversos sustratos del hospedero. Por ejemplo, las AlS 1, 3 (expresada en las hifas) y 5 fomentan la fusion a constituyentes de celulas epiteliales orales, mientras que la 6 y 9 no lo hacen. El sustrato de las 2, 4 y 7 no ha sido determinado aun. Las AlS actuan cooperativamente y forman agregados similares a amiloide a lo largo de la superficie celular, facilitando la aglutinacion de las celulas fungicas.

La proteina 1 de la pared de la hifa (Hwp1) es una manoproteina expresada en la superficie de las hifas de C. albicans y facilita su adherencia a las celulas epiteliales orales al mimetizar proteinas ricas en prolina, sustrato natural de las transglutaminasas asociadas a estas celulas (1,8).

La Eap1 (adherencia aumentada a poliestireno) es una adhesina similar a AlS e interviene en la union al poliestireno. Mp65 es una proteina GPI de la superficie celular que favorece la adherencia al plastico y al tener actividad de glucagonasa modifica la estructura de la pared celular para capacitar la expresion apropiada y funcion de otras adhesinas (4).

Iff4 es miembro de una familia de 12 proteinas que se expresan en la superficie celular y apoyan la adherencia a las celulas epiteliales orales. Se requiere un nivel correcto de expresion de Iff4 para maxima virulencia, ya que niveles muy altos aumentan la susceptibilidad a la muerte por neutrofilos en pacientes inmunocompetentes, pero no en neutropenicos (5).

Int1p es una proteina similar a integrina, cuyos ligandos son la laminina, colageno tipo I y IV del hospedero (9,10) (ver cuadro 1).

Enzimas degradativas secretadas

Existen dos grandes familias de enzimas degradativas secretadas y algunos de sus miembros han sido asociados con invasion. Corresponden a las aspartil proteinasas (SAP, codificadas por 10 genes) y las fosfolipasas (PL). Las primeras pueden estar unidas o incorporadas en la pared celular o ser secretadas y sirven para que C. albicans hidrolice proteinas del hospedero como colageno, laminina, fibronectina, mucina, lactoferrina e inmunoglobulinas.

De esta forma puede invadir entre las celulas epiteliales (5,11), nutrirse y evadir la respuesta inmune (12). Saps 1, 2 y 3 son secretadas solo por levaduras y contribuyen al dano tisular e invasion del epitelio oral y la epidermis. Saps 4, 5 y 6, producidas por las hifas, son importantes para la infeccion sistemica. Saps 9 y 10 estan conectadas con la pared celular fungica al poseer un sitio de union GPI (2,13-15). Perteneciendo al grupo de las fosfolipasas, se han identificado aquellas codificadas por PLA, PLB, PLC y PLD, siendo PLB1 necesaria para la virulencia e invasion ya que hidroliza las uniones de ester de glicerofosfolipidos de la membrana celular del hospedero (13) (ver figura 2).

[FIGURA 2 OMITIR]

Cambio de morfologia

C. albicans puede cambiar su morfologia de levadura, redonda u ovoide (blastoconidia) a filamentosa y elongada (hifa y pseudohifa), otorgandole mayor virulencia, capacidad de evadir el sistema inmune y de suprimir la respuesta proinflamatoria del hospedero (1). Las hifas verdaderas crecen en la presencia de suero a 37 [grados]C, pH de 7 y concentracion de CO2 de 5,5 %. Este proceso es regulado por sistemas de quorum sensing (QS) y por la induccion de genes especificos de hifas (HSGs) como los de SAP 4, 5 y 6, HWP1 y ALS3 y ALS8 (8). Algunos estimulos para el crecimiento en forma unicelular son temperaturas mas bajas, pH mas acido, ausencia de suero y altas concentraciones de glucosa (13)

La forma de levadura es util para facilitar la diseminacion del hongo en el torrente sanguineo al adherirse de forma significativa a las celulas endoteliales (11), mientras que la hifa es responsable de la invasion celular (16).

Este ultimo evento se logra mediante diferentes factores como la expresion en la superficie de proteinas similares a invasina, como Als 3, que inducen la endocitosis del hongo por las celulas del hospedero (5); la penetracion activa entre las celulas epiteliales gracias a actividades asociadas a las hifas como la produccion de Saps y la fijacion de ferritina por el receptor de Als3, con lo cual la celula fungica puede captar el hierro que le sirve para su supervivencia (17).

C. albicans tambien escapa de los fagocitos al expresar en las hifas niveles altos de SOD5 el cual codifica una superoxido dismutasa extracelular que neutraliza el ambiente oxidativo de los monocitos, macrofagos y neutrofilos y produce lisis de estas celulas (11,18). Asi mismo, evade la respuesta inmune al inhibir la expresion de peptidos antimicrobianos (19).

Se han estudiado a fondo las vias de senalizacion que traducen senales ambientales para inducir el cambio de morfologia. El contacto de C. albicans con superficies abioticas o celulas del hospedero estimulan la formacion de hifas (tigmotropismo) y la induccion simultanea de las adhesinas asociadas a ellas (1 1,20-22). Se reconocen vias de senalizacion estimuladoras e inhibitorias de este proceso. Una de estas vias esta codificada por un primer grupo de genes encargados de la filamentacion como EFG1, Ras1, CYR1 y CPH1, ademas de peptidoglicanos bacterianos en el suero humano, la nutricion limitada y bajos niveles de oxigeno (8).

Por el contrario, los genes Nrg-1--Rog1~ Tup1 y Rbf1 median dos vias inhibitorias del cambio de levadura a filamento (13). El cambio morfologico tambien depende de la densidad celular, es decir, si esta es menor de 106 celulas/mm se inducira la forma de hifa. Esto es conocido como efecto del tamano del inoculo (23). Actualmente continuan las investigaciones para conocer los genes iniciadores y controladores de la cascada de eventos para el cambio de morfologia (8).

Biopeliculas

Las biopeliculas de C. albicans consisten en una estructura de levaduras e hifas embebidas en una matriz extracelular producida por si misma, que contribuyen a la dificultad en el tratamiento de pacientes con infecciones sistemicas, debido a la alta resistencia a la respuesta inmune, a los medicamentos antifungicos y a que genera una falla en artefactos medicos como cateteres y valvulas cardiacas que le sirven al hongo como superficie de adhesion (13). La formacion de la biopelicula esta regulada por el factor de transcripcion Bcr1p. Tambien contribuye a la formacion de biolpelicula, la adhesina Hwp1, una de las adhesinas especificas de hifa (2).

Para su formacion es necesario que las levaduras se unan a la superficie del latex, silicona o plastico por medio de adhesinas, que como Eap1, empiecen a formar tubos germinales, se adhieran fuertemente a las celulas endoteliales y finalmente originen hifas, las cuales maduran dentro de una matriz extracelular, debido a la interaccion entre Als1 y 3 con Hwp1 (1,7,11,22). La produccion de farnesol, propicia la liberacion de las levaduras recien formadas en la biopelicula para diseminarse y colonizar una nueva superficie (21,23).

Quorum sensing (QS)

Se trata del factor de virulencia que precede al cambio de morfologia y a la produccion de Saps. Es un fenomeno que sirve para la comunicacion entre las celulas y el ambiente quimico y fisico de su entorno. Los sistemas regulados por QS permiten a C. albicans relacionarse entre si, desarrollando un comportamiento de tipo cooperativo (23).

C. albicans cuenta con varios compuestos considerados moleculas de QS como farnesol, sustancia autorreguladora morfogenetica (MARS, por sus siglas en ingles) y triptofol, que bloquean la filamentacion, y el tirosol, que la promueve. Farnesol es una molecula lipofilica que se localiza en las membranas del hospedero causando alteracion en su fluidez, creando una puerta de entrada para la invasion de este patogeno. Ademas modula de forma negativa la respuesta inmune celular Th1 del hospedero y promueve la Th2, haciendo menos efectiva la defensa contra este hongo (23). El farnesol de forma comercial, previene la transicion de levadura a hifa e interrumpe la formacion de biopelicula siendo un posible agente fungistatico (1,24).

Modulacion de la respuesta inmune

Candida albicans puede modular la respuesta inmune. C albicans interactua con C3b. Las proteinas de Candida exhiben similitudes antigenicas y funcionales a los receptores de complemento 3 y 4. Estos receptores [CR.sub.3] y [CR.sub.4] son analogos de integrinas. Asi, debido a que Candida tiene receptor para estos componentes del complemento, puede evadir la fagocitosis (7).

Ademas, Candida puede alterar la expression de defensinas en las unas (19). C. albicans tambien induce inmunosupresion a traves de liberacion de IL-10 mediada por TLR2, lo cual lleva a generacion de [CD.sub.4] y [CD.sub.25] T, reguladores con potencial inmunosupresor (4)..

Otros factores de virulencia

Durante la infeccion, las celulas de Candida estan expuestas a especies reactivas de oxigeno producidas por el sistema inmune del hospedero. Este patogeno cuenta con factores de virulencia que le ayudan a neutralizar este mecanismo como catalasa, superoxido dismutasa y protei nas de choque termico (13). Estas ultimas se encuentran sobre la superficie celular siendo regulada su expresion por el factor de transcripcion Hsf1; se les atribuye un papel en el cambio de forma de levadura a hifa (25).

C albicans necesita hierro para lograr la colonizacion y proliferacion dentro del hospedero, el cual consigue a traves de la lisis de eritrocitos por una manoproteina de su superficie celular (17). La calcineurina es una enzima de senalizacion regulada por calcio y es esencial para su sobrevida (14). Adicionalmente, produce particulas de melanina in vitro. Se conoce el rol protector de la melanina frente a enzimas hidroliticas, antifungicos, peptidos antimicrobianos, radiacion ultravioleta y temperatura (19,26)

DERMATOFITOS

Son la causa mas comun de infeccion fungica en todo el mundo, con una prevalencia del 20 %. Son hongos filamentosos, queratinofilicos pertenecientes a la clase Euascomycetos, con tres generos que se agrupan segun su habitat: los antropofilicos, que causan infeccion en el ser humano; los zoofilicos, asociados con animales; y, los geofilicos, que se relacionan con material queratinaceo. Los dos primeros infectan el estrato corneo y se consideran parasitos obligados. Trichophyton rubrum y Trichophyton tonsurans son antropofilicos, siendo el primero la causa mas comun de infeccion por dermatofitos en el humano. Trichophyton mentagrophytes y Microsporum canis son zoofilicos y Microsporum gypseum es geofilico (27,28).

Los antigenos fungicos activan las celulas T supresoras y ayudadoras del hospedero, siendo la inmunidad celular la encargada de modular la respuesta inflamatoria frente a la infeccion por estos patogenos (29,30).

Los dermatofitos cuentan con un arsenal de atributos virulentos que hacen factible su infeccion (31). Esta se caracteriza por tres etapas: adhesion, invasion y crecimiento. Lo que sucede primero es la adhesion, la cual logran los dermatofitos gracias a glicoproteinas que contienen manan en su pared celular (32); luego ocurre la germinacion dos a tres horas post-adhesion. Esto va seguido de la penetracion de hifas para evitar que estas sean descamadas con el epitelio. Una vez instalados, los dermatofitos deben encontrar nutrientes para crecer y esto lo logran gracias a enzimas como permeasas y enzimas de la pared celular, asi como otras enzimas hidroliticas como nucleasas, lipasas, proteasas no especificas y queratinasas (33) (ver figura 3).

[FIGURA 3 OMITIR]

Los dermatofitos, por lo general, solo invaden las capas "muertas" del tejido queratinizado, ya que el efecto fungistatico del suero es probablemente una de los factores que previenen la penetracion e infeccion mas profunda (34).

Algunos factores del hospedero tambien influyen en el proceso infeccioso cuando permanece en contacto con la piel y las unas por varias horas o aun dias el hongo en el area distal ungueal, lleva al crecimiento e invasion eventual de las capas de queratina de la una. Los espacios interdigitales donde estan presentes factores como sudor, maceracion y pH alcalino, proporcionan el ambiente apropiado para el desarrollo de enfermedades fungicas. En la ingle hay condiciones locales que favorecen la infeccion como la humedad, la temperatura y nutrientes para el crecimiento de dermatofitos. Se cree que la dosis infecciosa para piel sin pelo son seis conidias (35).

A continuacion se describen algunos de los factores patogenicos propios de los dermatofitos.

Adherencia

Aunque falta dilucidar muchos de los mecanismos por los cuales los dermatofitos interactuan con las celulas epiteliales, se conoce que el contacto inicial entre las adhesinas -de las artroconidias del hongo- (elemento infeccioso) y la manosa y galactosa - del estrato corneo del hospedero-, es un prerrequisito para la infeccion. A mayor tiempo de contacto, mayor fuerza de adherencia (34,36). Se ha observado in vitro que las artroconidias de T mentagrophytes producen largas fibrillas cuando estan en la superficie del estrato corneo (21).

Tricchophyton mentagrophytes necesita seis horas para adherirse firmemente, aunque la germinacion empieza despues de cuatro horas. Los dermatofitos poseen adhesinas especificas para algunos carbohidratos presentes en la superficie cutanea. Una vez los dermatofitos se han adherido al tejido queratinizado, liberan enzimas, y tambien producen proteasas para obtener nutrientes, para digerir queratina y poder entrar al epitelio e inmunomodular (37).

Enzimas proteoliticas

Los dermatofitos producen una serie de enzimas proteoliticas (38,39), como endo y exoproteasas (40), cuya secrecion esta controlada por la activacion genica de un factor de transcripcion de la familia GATA (41). Dentro del primer grupo se encuentran las subtisilinas (Subs 3,4) y metaloproteasas (Meps 3,4), y en el segundo grupo, las aminopeptidasas de leucina (Laps) (42-44).

El mecanismo preciso por el cual las proteasas fungicas secretadas contribuyen a la adherencia no esta claro, pero se hipotetiza que podrian servir como ligandos de las celulas del hospedero o del hongo (45,37,46). Otras enzimas menos caracterizadas son las lipasas, ceramidasas y nucleasas (32,47,48).

La maquinaria enzimatica ha sido mejor caracterizada en Trichophyton rubrum debido a que es el patogeno mas comun que causa dermatofitosis en el ser humano (49). La tioredoxina, util para la defensa contra el estres oxidativo, fue identificada como un factor de virulencia de Tricchophyton mentagrophytes (31).

Invasion

De las artroconidias emergen los tubos germinales, dando origen a las hifas que invaden estructuras queratinizadas como la piel, el pelo y las unas, a una velocidad mayor que el recambio epidermico, lo cual es logrado gracias a la accion queratolitica de las proteasas que digieren grandes peptidos a aminoacidos (46). Las hifas tienen la tendencia de migrar hacia agujeros y grietas de las superficies, a las que se adhieren (33).

Los dermatofitos cuentan con una bomba de sulfito codificada por el gene SSU1, encargada de la sulfitolisis, proceso por el cual se disocian los enlaces disulfuro de la queratina, liberando cisteina y S-sulfacisteina, facilitando la digestion por otras endo y exopeptidasas (37). Los puentes disulfuro son los responsables de que la queratina sea dura y dificil de degradar; el sulfito secretado por los dermatofitos reduce esos puentes y los disocia directamente. Luego las endo y exoproteasas proveen una fuente de nutricion para estos patogenos (36). Tambien producen y secretan proteasas en respuesta a componentes de la matrix extracelular como queratina y elastina, durante el proceso de invasion (36).

Modulacion de la respuesta inmune

Otro factor de virulencia es la capacidad de manipular la respuesta inmune del hospedero (32,35,50,51). La localizacion en el estrato corneo es una forma de evitar el desarrollo de una respuesta celular marcada (47,52)

Se ha observado que Tricchophyton mentagrophytes aumenta la produccion in vitro de IL8 y de factor de necrosis tumoral alfa, lo cual explica la respuesta inflamatoria aguda causada por este dermatofito (53).

Por otro lado, Tricchophyton rubrum cuenta con varios mecanismos para disminuir la defensa inmune del hospedero. El manano de su pared celular parece estar involucrado en el fenomeno de inmunosupresion, al inhibir la respuesta linfoproliferativa de los monocitos a varios antigenos fungicos; los macrofagos que fagocitan sus conidias producen IL10, con propiedades antiinflamatorias. Asi mismo, tiene la habilidad para suprimir la expresion de receptores Toll-like en la superficie de queratinocitos, aminorando la respuesta de tipo celular Th1. De ahi que la infeccion por este patogeno sea de caracter cronica (41,46,47,54,55).

El estudio y la mejor caracterizacion de los factores de virulencia y la relacion dermatofitohospedero deben contribuir a que en el futuro se puedan desarrollar estrategias para crear una vacuna efectiva y segura contra los dermatifitos (56-58).

Otros factores de virulencia

Algunos factores potencialmente patogenicos de los dermatofitos incluyen: hemaglutininas, xantomegnina (toxina), manano (que funciona como inmunosupresor) y la termotolerancia (59-61). Ademas, compiten con la flora microbiana a traves de la transferrina (59). Las especies Trichophyton producen hemolisinas que pueden ser importantes en el balance entre la inmunidad celular del hospedero y la habilidad del hongo de disminuir la respuesta inmune (61). Las artroconidias son una forma de resistencia del hongo que pueden durar anos en el ambiente y tienen la capacidad de soportar temperaturas altas, especialmente si estan entre escamas de piel o restos de cabellos (45).

CONCLUSION

Candida albicans y los dermatofitos cuentan con una serie de atributos que les otorgan virulencia. Estos factores actuan de manera secuencial otorgandoles la capacidad de adherirse al epitelio queratinizado y luego poder degradar la queratina. Estos son blancos utiles para el control de la infeccion por hongos y hay estudios en proceso para la elaboracion de vacunas efectivas. El profundo conocimiento de estos mecanismos patogenicos ayudara a desarrollar mejores terapias en el futuro contra estos microrganismos.

Recibido: febrero de 2012. Revisado: mayo 2 de 20112. Aceptado: mayo 29 de 2012

REFERENCIAS

(1.) Lim CS-Y, Rosli R, Seow HF, Chong PP. Candida and invasive candidiasis: back to basics. Eur J Clin Microbiol Infect Dis 2012 ene; 31(1):21-31.

(2.) Naglik JR, Challacombe SJ, Hube B. Candida albicans secreted aspartyl proteinases in virulence and pathogenesis. Microbiol Mol Biol Rev 2003 sep; 67(3):400-428.

(3.) Chaffin WL. Candida albicans cell wall proteins. Microbiol Mol Biol Rev 2008 sep; 72(3):495-544.

(4.) Blanco MT, Sacristan B, Lucio L, Blanco J, Perez-Giraldo C, Gomez-Garcia AC. Cell surface hydrophobicity as an indicator of other virulence factors in Candida albicans. Rev Iberoam Micol 2010 dic; 27(4):195-9.

(5.) Zhu W Filler SG. Interactions of Candida albicans with epithelial cells. Cell Microbiol 2010 mar;1 2(3):273-82.

(6.) Henriques M, Azeredo J, Oliveira R. Candida species adhesion to oral epithelium: factors involved and experimental methodology used. Crit Rev Microbiol 2006 dic; 32(4):217-26.

(7.) Tronchin G, Pihet M, Lopes-Bezerra LM, Bouchara J-P. Adherence mechanisms in human pathogenic fungi. Med Mycol 2008 dic; 46(8):749-72.

(8.) Huang G. Regulation of phenotypic transitions in the fungal pathogen Candida albicans. Virulence [Internet]. 2012 may 1 [citado 2012 may 15]; 3(3). Available a partir de: http:// www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22546903

(9.) Calderone RA, Fonzi WA. Virulence factors of Candida albicans. Trends Microbiol 2001 jul; 9(7):327-35.

(10.) van Burik JA, Magee PT. Aspects of fungal pathogenesis in humans. Annu Rev Microbiol 2001; 55:743-72.

(11.) Jacobsen ID, Wilson D, Wachtler B, Brunke S, Naglik JR, Hube B. Candida albicans dimorphism as a therapeutic target. Expert Rev Anti Infect Ther 2012 ene; 10(1):85-93.

(12.) Monod M, Borg-von ZM. Secreted aspartic proteases as virulence factors of Candida species. Biol Chem 2002 ago; 383(78):1087-93.

(13.) Karkowska-Kuleta J, Rapala-Kozik M, Kozik A. Fungi pathogenic to humans: molecular bases of virulence of Candida albicans, Cryptococcus neoformans and Aspergillus fumigatus. Acta Biochim Pol 2009; 56(2):21 1-24.

(14.) Gauwerky K, Borelli C, Korting HC. Targeting virulence: a new paradigm for antifungals. Drug Discov Today 2009 feb; 14(3-4):214-22.

(15.) Naglik J, Albrecht A, Bader O, Hube B. Candida albicans proteinases and host/pathogen interactions. Cell Microbiol 2004 oct; 6(10):915-26.

(16.) Pukkila-Worley R, Peleg AY Tampakakis E, Mylonakis E. Candida albicans hyphal formation and virulence assessed using a Caenorhabditis elegans infection model. Eukaryotic Cell 2009 nov; 8(11):1750-8.

(17.) Almeida RS, Wilson D, Hube B. Candida albicans iron acquisition within the host. FEMS Yeast Res 2009 oct; 9(7):1000-12.

(18.) Thompson DS, Carlisle PL, Kadosh D. Coevolution of morphology and virulence in Candida species. Eukaryotic Cell 2011 sep; 10(9):1173-82.

(19.) Jayatilake JAMS, Tilakaratne WM, Panagoda GJ. Candidal onychomycosis: a mini-review. Mycopathologia 2009 oct; 168(4):165-73.

(20.) Brand A, Gow NAR. Mechanisms of hypha orientation of fungi. Curr Opin Microbiol 2009 ago; 12(4):350-7.

(21.) Brand A. Hyphal growth in human fungal pathogens and its role in virulence. Int J Microbiol 2012 ;2012:517529.

(22.) Kumamoto CA, Vinces MD. Alternative Candida albicans lifestyles: growth on surfaces. Annu. Rev. Microbiol 2005; 59:1 13-33.

(23.) Kruppa M. Quorum sensing and Candida albicans. Mycoses 2009 ene; 52(1):1-10.

(24.) Derengowski LS, De-Souza-Silva C, Braz SV, Mello-De-Sousa TM, Bao SN, Kyaw CM, et al. Antimicrobial effect of farnesol, a Candida albicans quorum sensing molecule, on Paracoccidioides brasiliensis growth and morphogenesis. Annals of Clinical Microbiology and Antimicrobials 2009; 8(1):13.

(25.) Brown AJP, Leach MD, Nicholls S. The relevance of heat shock regulation in fungal pathogens of humans. Virulence 2010 ago;1(4):330-2.

(26.) Taborda CP da Silva MB, Nosanchuk JD, Travassos LR. Melanin as a virulence factor of Paracoccidioides brasiliensis and other dimorphic pathogenic fungi: a minireview. Mycopathologia 2008 may; 165(4-5):331-9.

(27.) Drake LA, Dinehart SM, Farmer ER, Goltz RW Graham GF, Hardinsky MK, et al. Guidelines of care for superficial mycotic infections of the skin: tinea corporis, tinea cruris, tinea faciei, tinea manuum and tinea pedis. Guidelines/ Outcomes Committee. American Academy of Dermatology. J Am Acad Dermato. 1996 feb; 34(2 Pt 1):282-6.

(28.) Matsumoto T, Ajello L. Current taxonomic concepts pertaining to the dermatophytes and related fungi Int J. Dermatol 1987 oct; 26(8):491-9.

(29.) Ludwig IS, Geijtenbeek TBH, van Kooyk Y. Two way communication between neutrophils and dendritic cells. Curr Opin Pharmacol 2006 ago; 6(4):408-13.

(30.) Schaller M, Boeld U, Oberbauer S, Hamm G, Hube B, Korting HC. Polymorphonuclear leukocytes (PMNs) induce protective Th1-type cytokine epithelial responses in an in vitro model of oral candidiasis. Microbiology 2004 sep; 150(Pt 9):2807-13.

(31.) Burmester A, Shelest E, Glockner G, Heddergott C, Schindler S, Staib P, et al. Comparative and functional genomics provide insights into the pathogenicity of dermatophytic fungi. Genome Biol 2011; 12(1):R7.

(32.) Martinez-Rossi NM, Peres NTA, Rossi A. Antifungal resistance mechanisms in dermatophytes. Mycopathologia 2008 dic; 166(5-6):369-83.

(33.) Hay RJ. How do dermatophytes survive in the epidermis? Curr Opin Infect Dis 2006 abr; 19(2):125-6.

(34.) Duek L, Kaufman G, Ulman Y, Berdicevsky I. The pathogenesis of dermatophyte infections in human skin sections. J Infect 2004 feb; 48(2):175-80.

(35.) Mignon BR, Leclipteux T, Focant C, Nikkels AJ, Pierard GE, Losson BJ. Humoral and cellular immune response to a crude exo-antigen and purified keratinase of Microsporum canis in experimentally infected guinea pigs. Med Mycol 1999 abr; 37(2):123-9.

(36.) Kaufman G, Horwitz BA, Duek L, Ullman Y, Berdicevsky I. Infection stages of the dermatophyte pathogen Trichophyton: microscopic characterization and proteolytic enzymes. Med Mycol 2007 mar; 45(2):149-55.

(37.) Baldo A, Monod M, Mathy A, Cambier L, Bagut ET, Defaweux V, et al. Mechanisms of skin adherence and invasion by dermatophytes. Mycoses 2012 may; 55(3):218-23.

(38.) Kaufman G, Berdicevsky I, Woodfolk JA, Horwitz BA. Markers for host-induced gene

expression in Trichophyton dermatophytosis. Infect Immun 2005 oct; 7 3(10):6584-90.

(39.) Zaugg C, Monod M, Weber J, Harshman K, Pradervand S, Thomas J, et al. Gene expression profiling in the human pathogenic dermatophyte Trichophyton rubrum during growth on proteins. Eukaryotic Cell 2009 feb; 8(2):241-50.

(40.) Giddey K, Monod M, Barblan J, Potts A, Waridel P, Zaugg C, et al. Comprehensive analysis of proteins secreted by Trichophyton rubrum and Trichophyton violaceum under in vitro conditions. J. Proteome Res 2007 ago; 6(8):3081-92.

(41.) Vermout S, Tabart J, Baldo A, Mathy A, Losson B, Mignon B. Pathogenesis of dermatophytosis. Mycopathologia 2008 dic; 166(5 6):267-75.

(42.) Mignon B, Tabart J, Baldo A, Mathy A, Losson B, Vermout S. Immunization and dermatophytes. Curr Opin Infect Dis 2008 abr; 21(2):134-40.

(43.) Monod M, Borg-von ZM. Secreted aspartic proteases as virulence factors of Candida species. Biol Chem 2002 ago; 383(78):1087-93.

(44.) Zaugg C, Jousson O, Lechenne B, Staib P, Monod M. Trichophyton rubrum secreted and membrane-associated carboxypeptidases. Int J Med Microbiol 2008 oct; 298(7-8):669-82.

(45.) Achterman RR, White TC. Dermatophyte virulence factors: identifying and analyzing genes that may contribute to chronic or acute skin infections. Int J Microbiol 2012; 2012: 358305.

(46.) Tainwala R, Sharma Y. Pathogenesis of dermatophytoses. Indian J Dermatol 2011 may; 56(3):259-61.

(47.) Mendez-Tovar LJ. Pathogenesis of dermatophytosis and tinea versicolor. Clin Dermatol. 2010 mar 4; 28(2):185-9.

(48.) Viani FC, Dos Santos JI, Paula CR, Larson CE, Gambale W. Production of extracellular enzymes by Microsporum canis and their role in its virulence. Med Mycol 2001 oct; 39(5):463-8.

(49.) Chen J, Yi J, Liu L, Yin S, Chen R, Li M, et al. Substrate adaptation of Trichophyton rubrum secreted endoproteases. Microb Pathog 2010 feb; 48(2):57-61.

(50.) Ogawa H, Summerbell RC, Clemons KV, Koga T, Ran YP, Rashid A, et al. Dermatophytes and host defence in cutaneous mycoses. Med Mycol 1998; 36 Suppl 1:166-73.

(51.) Lorenz MC, Fink GR. Life and death in a macrophage: role of the glyoxylate cycle in virulence. Eukaryotic Cell 2002 oct;1(5):657-62.

(52.) Macura AB. Dermatophyte infections. Int J Dermatol 1993 may; 32(5):313-23.

(53.) Odom R. Pathophysiology of dermatophyte infections. J Am Acad Dermatol 1993 may; 28(5 Pt 1):S2-S7.

(54.) Criado PR, Oliveira CB de, Dantas KC, Takiguti FA, Benini LV, Vasconcellos C. Superficial mycosis and the immune response elements. An Bras Dermatol 2011 ago;86(4):726-31.

(55.) Baeza LC, Bailao AM, Borges CL, Pereira M, Soares CM de A, Mendes Giannini MJS. cDNA representational difference analysis used in the identification of genes expressed by Trichophyton rubrum during contact with keratin. Microbes Infect 2007 oct; 9(12-13):1415-21.

(56.) Segal BH, Kwon-Chung J, Walsh TJ, Klein BS, Battiwalla M, Almyroudis NG, et al. Immu notherapy for fungal infections. Clin Infect Dis 2006 feb 15; 42(4):507-15.

(57.) DeBoer DJ, Moriello KA, Blum JL, Volk LM, Bredahl LK. Safety and immunologic effects after inoculation of inactivated and combined live-inactivated dermatophytosis vaccines in cats. Am J Vet Res 2002 nov; 63(1 1):1532-7.

(58.) Romani L. Immunity to fungal infections. Nat Rev Immunol 2004 ene; 4(1):1-23.

(59.) Brasch J. Current knowledge of host response in human tinea. Mycoses [Internet]. 2009 ene 21 [citado 2012 may 15]; Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pub med/19207841

(60.) Weitzman I, Summerbell RC. The dermatophytes. Clin Microbio Rev 1995 abr; 8(2):240-59.

(61.) Schaufuss P, Steller U. Haemolytic activities of Trichophyton species. Med. Mycol. 2003 dic; 41(6):511-6.

NATALIA DE LA CALLE-RODRIGUEZ [1], CATALINA SANTA-VELEZ [2]. NORA CARDONA-CASTRO (3)

Forma de citar: De la Calle-Rodriguez N, Santa-Velez C, Cardona-Castro N. Factores de virulencia para la infeccion de tejidos queratinizados por Candida albicans y hongos dermatofitos. Rev CES Med 2012; 26(1): 43-55

[1] Residente Dermatologia Tercer ano--Universidad CES.

[2] Residente Dermatologia Primer ano--Universidad CES

[3] Mg. Instituto Colombiano de Medicina Tropical--Universidad CES. Grupo de investigacion en Medicina Tropical, ICMT-CES. ncardona@ces.edu.co
COPYRIGHT 2012 Universidad del CES
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:DE LA CALLE-RODRIGUEZ, NATALIA; NORA CARDONA-CASTRO, CATALINA SANTA-VELEZ.
Publication:Revista CES Medicina
Article Type:Perspectiva general de la enferm
Date:Jan 1, 2012
Words:5627
Previous Article:Masa abdominal: pielonefritis xantogranulomatosa, un caso inusual en pediatria.
Next Article:Errores comunes en la elaboracion de articulos cientificos.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters