Printer Friendly

Expert mediation in the construction of cultural heritage as a contemporary production of "what is ours"/La mediacion experta en la construccion del patrimonio cultural como produccion contemporanea de <>.

Introduccion

Este articulo nace de una serie de preocupaciones sobre como el saber experto afecta de modo irremediable a todo aquello a lo que se acerca, a como lo influye indefectiblemente con su mirada y su practica. Estas preocupaciones pronto se toparon con un pedazo de realidad social sobre el que ponerlas en juego, las de los expertos que trabajan con el patrimonio cultural en la Comunidad Autonoma del Pais Vasco (CAPV). ?Como los expertos producen sentido a traves del patrimonio cultural? ?Es posible observar todos estos procesos en un terreno empirico como el del Pais Vasco, historicamente proclive a la problematizacion de las cuestiones del sentido?

Este articulo busca, por lo tanto, presentar el modo en el que diversos procesos expertos median en la produccion de referentes del sentido colectivo en la contemporaneidad. Esto es abordado dentro de un ambito restringido pero potente: el del entramado experto que sostiene, gestiona y produce el patrimonio cultural en la CAPV El texto se centrara, por lo tanto, en la descripcion de los principales procesos de caracter experto que participan en la produccion de una relacion muy particular, aquella que se establece entre un objeto--el patrimonio cultural, entendido como lo nuestro--y un sujeto--el sujeto patrimonial--, entendido como el grupo, comunidad o sociedad que hace propio el objeto patrimonio.

En la primera parte del texto se contextualiza la investigacion, lo que incluye su localizacion, la caracterizacion de las entrevistas y observaciones realizadas, y el aparataje teorico-metodologico utilizado. Esto comprende, primero, un repaso acerca de por que la CAPV constituye un terreno fecundo para abordar los interrogantes planteados unas lineas mas arriba. Despues, se explora por que el patrimonio cultural es un objeto adecuado para desarrollar la investigacion, por lo que se destaca, brevemente, su vinculacion con las expresiones colectivas del sentido. Por ultimo, se describe el trabajo de campo llevado a cabo y se propone la cartografia impresionista como herramienta teorico-metodologica para realizar descripciones de la realidad.

En el segundo apartado, de acuerdo al planteamiento teorico y metodologico planteado inicialmente, se presenta una cartografia de los principales procesos y mediaciones expertos implicados en la formacion de sentido colectivo a partir del patrimonio cultural: el inventariado, que da forma y nombre al objeto patrimonio; la conservacion, que consolida, preservandolo, el objeto patrimonio; la interpretacion, que significa al objeto patrimonio y da forma a su sujeto; la activacion, que socializa el objeto patrimonio y lo conecta con su sujeto. Todos estos procesos ayudan a describir el caso concreto, el de los expertos que trabajan en el ambito del patrimonio cultural de la CAPV, al mismo tiempo que permiten entender parcialmente el modo en el que el saber experto produce representaciones colectivas del nosotros en la contemporaneidad.

1. Contextualizacion de la investigacion: el caso vasco, el patrimonio cultural y la cartografia impresionista

1.1. La CAPV como escenario empirico

Durante la investigacion se tomo como caso y marco de referencia la CAPV; un caso que este texto pretende describir y, al mismo tiempo, utilizar como apoyo para mostrar la implicacion experta en la produccion y gestion de imagenes y experiencias de lo nuestro, particularmente a traves del patrimonio cultural. La eleccion del caso vasco como ejemplo representativo para abordar estas cuestiones se fundamenta en tres aspectos.

En primer lugar, las cuestiones del sentido siempre han sido--al menos desde el siglo XIX--problematizadas a todos los niveles tanto desde dentro como desde fuera de su territorio (Azkona, 1984; Zulaika, 2000: 37-52). Esta reflexion explicita que se ha hecho de su identidad desde ambitos como el politico (nacionalismo) o el cientifico (antropologia, sociologia), incluye ademas complejas relaciones, solapamientos y confrontaciones con otras representaciones colectivas con las que tradicionalmente ha entrado en conflicto (las identidades espanola y francesa): <<La identidad colectiva en el Pais Vasco, ?no es algo que en el Pais Vasco siempre y continuamente se esta discutiendo y rediscutiendo?>> (Perez-Agote, 1986: 83).

Por lo tanto, considero que el caso vasco es una eleccion adecuada cuando se trata de observar mecanismos de construccion de sentido, de grupo, o de colectividad, pues en el se hacen patentes las controversias y los procesos que dan lugar a la conformacion de realidades sociales como las del nosotros.

En segundo lugar, en las ultimas decadas existe una creciente y cada vez mas consolidada institucionalizacion politica y administrativa de lo vasco, que tiene su correspondencia en la CAPV (sin menoscabo de otras entidades fuera de ese territorio). Lo vasco se formula en terminos de ciudadania:

Las representaciones de la identidad gestadas en los sesenta y setenta afirman y acrecientan su poder diacritico y se asientan sus modalidades fuertes, pero al mismo tiempo, la administracion de ese poder se traslada [...] a los espacios institucionales y las figuras propias del universo de la ciudadania (Gatti, 2007: 123).

Esto le proporciona un espacio propio de gobierno y desarrollo a nivel social, politico y cultural con un alto grado de autonomia que permite su estudio como si de un laboratorio sociologico se tratara, facilitando observaciones bien delimitadas y situadas. De aqui no se deduce que la institucionalizacion politica y administrativa de lo vasco a traves de la CAPV genere un sentido uniforme y normalizado de lo que es ser vasco, sino que conforma un espacio social, politico y cultural comun que permite observar empiricamente los procesos por <<como se mantiene y como se reproduce la idea de Nosotros en la sociedad vasca>> (Gurrutxaga, 2005: 7).

En tercer lugar, y en gran medida, como consecuencia de la institucionalizacion politica y administrativa, pero tambien por otros procesos sociales de mayor calado, la identidad vasca entra de lleno en calculos mas frios que aquellos de la militancia politica--que no han desaparecido, pero han dejado lugar a otras vias para su reproduccion y gestion--y que atane, entre otros, a expertos que trabajan en cuestiones relacionadas con el patrimonio cultural:

Emerge progresivamente en el ambito de la cultura en el Pais Vasco un tipo hibrido, el experto en patrimonio, a medio camino entre el militantismo y la profesion [...]; un territorio donde se regulan las relaciones entre lo etnico y lo tecnico, de un lugar donde la identidad se negocia en el mercado, de un espacio en el que surge, en fin, una verdadera cultura experta (Gatti y Muriel, 2006: 66).

La eleccion del patrimonio vasco se convierte entonces en un campo del saber experto en el que es posible ejercer una profesion. No obstante, en su labor experta, y a pesar de la ausencia de un fin politico-social concreto o de un referente externo articulador del sentido, tambien ellos producen imagenes de lo vasco.

1.2. El patrimonio cultural y su vinculacion con las expresiones colectivas del sentido

Si el Pais Vasco en la actualidad constituye un marco fertil para investigar el modo en el que el saber experto construye identidad en las sociedades contemporaneas, el patrimonio seria un objeto adecuado para canalizar esa investigacion. No obstante, numerosos teoricos sociales han establecido historicamente una fuerte relacion entre patrimonio e identidad.

El patrimonio es visto principalmente como parte de una respuesta nostalgica que, a lo largo de la Modernidad, se va apoderando del sentir social, pero no es hasta el ultimo tercio del siglo XX cuando esta retorica de la nostalgia se vuelve <<casi habitual si no epidemica>> (Lowenthal, 1985: 4), momento en el que se surge una <<mania por la preservacion>> del pasado (Samuel, 1996: 139). En una epoca en la que la generacion y consignacion de sentido parecen puestas en entredicho, el patrimonio naceria como <<dispositivo de dialogo entre presente y pasado, entre poblacion y terruno>> (Lipovetsky, 2004: 26), que trataria de encontrar puntos de anclaje en tiempos turbulentos para la identidad (Macdonald, 2002: 38). Es un modo de enfrentar los problemas del mundo contemporaneo que busca <<neutralizar la inestabilidad de lo social>> (Garcia Canclini, 2001: 164).

De acuerdo con este planteamiento, el patrimonio ayuda a <<construir vinculos entre el pasado y el presente>> (Macdonald, 1997: 162), vehiculando las conexiones temporales que unen a sociedades a lo largo de su historia. Se postula como un instrumento del presente para <<la creacion de nuevos referentes de identificacion que articulan un sentido de pertenencia ligado a un lugar, grupo o causa distintiva>> (Anico, 2009: 67). Las acciones patrimonializantes se presentan de este modo como generadoras de colectividad, de participacion ciudadana, de fortalecimiento o creacion del tejido social: el patrimonio ayuda a <<construir sociedad>> (Hernandez Ramirez y Ruiz Ballesteros, 2008: 139). Una de las expertas entrevistadas, define que es para ella el patrimonio que es representado dentro de un museo y como es considerado por aquellos que lo visitan: <<Yo veo que lo toman como nuestra cultura, o sea, esta expuesto aqui parte de lo que es nuestro>> (E1).

El patrimonio se conjuga, por lo tanto, en plural, porque hace referencia siempre a un nosotros. Y como se esta hablando de una propiedad, de algo que es heredado, dicen, en consecuencia, lo nuestro, lo que nos pertenece. De acuerdo con esto, se puede aventurar aqui una definicion de patrimonio cultural como la articulacion explicita de lo que es nuestro, lo que nos pertenece como individuo, ciudadano, comunidad, grupo, pueblo, nacion o colectividad. En esa definicion esta contenida la idea clave del patrimonio desde un planteamiento experto: una propiedad que poseemos y que nos define.

Sin embargo, la relacion entre patrimonio e identidad es frecuentemente dada por supuesta (Smith, 2006: 48). Esta es la razon por la que este articulo explora como esos vinculos son producidos y gestionados desde el punto de vista de los expertos que trabajan en el ambito del patrimonio. El objetivo de este texto comparte entonces la propuesta de Heinich de reemplazar los por que por los como, con la intencion de entender como se construye el patrimonio cultural (2011: 121). Obviamente, este acercamiento no agota todas las posibilidades a la hora de estudiar la creacion de esos vinculos, pero al menos permite generar un valioso conocimiento sobre parte de los procesos que estan involucrados en su construccion.

1.3. Cartografia impresionista de mediaciones sociales

Para el trabajo de campo se opto por una metodologia de indole cualitativa, haciendo uso de tecnicas de investigacion social tales como la entrevista personal semi estructurada y la observacion participante. Con las entrevistas personales se busco el acercamiento a la realidad cotidiana de la practica de los expertos entrevistados, con especial atencion a su experiencia del dia a dia y a la nocion de patrimonio con la que trabajaban. Tambien hubo aproximaciones que utilizaron tecnicas etnograficas con el objetivo de observar la practica experta in situ, lo que permite aprehender los mecanismos de produccion del conocimiento antes de que este se solidifique y sea mas dificil de seguir (Woolgar y Latour, 1995).

La investigacion se sostuvo teoricamente en el cruce del Posestructuralismo y otras corrientes teoricas contemporaneas, especialmente en referencia a los Estudios sociales de ciencia y tecnologia, con particular atencion a la denominada Teoria del actor-red. Partiendo de una nocion de la realidad social como articulacion de elementos heterogeneos, se baso en una conceptualizacion de la agencia como produccion multiple y distribuida de transformaciones, abogando por la mediacion--el resto que deja la agencia--como unidad de observacion de la sociologia.

La idea de mediacion funciona aqui como una guia que focaliza nuestra atencion en los desplazamientos, trayectorias y transformaciones que estan dando forma a lo social constantemente. Constituye el proceso (parcialmente) observable por el que lo social se compone y descompone, donde <<se actuan relaciones entre entidades a las que se da forma como parte de ese mismo proceso>> (Law, 2004: 161). Son entidades y relaciones que no preexisten, sino que se estan constituyendo en el momento de llevarse a cabo. Se plantea asi ignorar las oposiciones que dibujan alternativamente sujetos activos--personas con intenciones, individuos ahormados por constricciones sociales o naturales--y objetos pasivos --cosas que imponen su materialidad, o realidades que determinan o causan los acontecimientos (Gomart y Hennion, 1999: 226).

Esto torna relevante la insistencia de Latour en no confundir mediacion con intermediacion: el intermediario transporta significados sin transformacion, funciona como una caja negra en la que los datos de entrada ya tienen predefinida una salida; por el contrario, el mediador actua de multiples maneras, sus datos de entrada nunca predicen bien sus datos de salida, ya que el mediador traduce, distorsiona, transforma y modifica el significado de eso que transporta (2007: 39). En una linea muy similar, Hennion define la mediacion del siguiente modo:

Los mundos no estan dados con sus leyes. No hay mas que relaciones estrategicas, que definen al mismo tiempo los terminos de la relacion y sus modalidades. En el extremo de una mediacion no aparece un mundo autonomo sino otra mediacion. Sus relaciones componen una red cuya unidad no es sumable por nadie (Hennion, 1993: 221).

La mediacion, por lo tanto, siempre transforma, produciendo en su actuacion las relaciones que ayuda a establecer; no procede de ningun sitio especifico--aunque pasa por lugares concretos--, ni emana de nadie ni nada en particular--aunque si es llevada a cabo por actores concretos--, sino de otras mediaciones. De ahi que si hay ciertos teoricos sociales que creen en un tipo de agregados sociales, <<pocos mediadores y muchos intermediarios>>, desde esta propuesta teorica que se centra en las mediaciones <<no hay ningun tipo preferible de agregado social, hay una cantidad interminable de mediadores y cuando se transforman en intermediarios fieles esa situacion no es la regla sino una rara excepcion>> (Latour, 2007: 40).

Se dejan a un lado, por lo tanto, los extremos o realidades producidos, ya sean estos estructuras, actores, sujetos, objetos, lo local, lo global, individuos, o grupos entre otras muchas posibilidades: el objetivo es centrarse en los procesos que dan lugar a esas terminaciones. Ni del patrimonio cultural emana ninguna justificacion intrinseca por la que deba ser conservado (belleza, originalidad, autenticidad, representacion de una epoca, etc.), ni de los colectivos que se apropian de el se proyecta la sombra de lo social que sublima los intereses de una sociedad concreta en los objetos que conserva. Todo ocurre en el llamado <<Reino Medio>> (Latour, 1993: 48).

Todas estas cuestiones teoricas se hicieron operativas en un planteamiento critico sobre la forma de abordar desde este prisma sociologico la realidad a estudiar: la <<cartografia impresionista de mediaciones sociales>>, que es definida como <<el relato ordenado de un conjunto de mediaciones que dan lugar a una realidad social concreta a partir de la articulacion de diversos trazos e impresiones>>. La cartografia impresionista dibuja una secuencia ideal, modelica, trazada de un modo claro pero que emerge de diversos casos, pedazos de realidad que se van capturando siguiendo algunas de las numerosas mediaciones que en su circulacion producen y mantienen una realidad social determinada.

Se trata de reconciliar dos elementos que al cruzarse generan mucha tension, cuando no una fuerte contradiccion: la cartografia y el impresionismo. Una, minuciosa, detallada, milimetrica y figurativa: es un mapa de la realidad; el otro, de trazo amplio, centrado en la apariencia, en la huella desdibujada, formalista: es un rastro impresionado de la realidad. Asi, el subterfugio se construye apoyandose en y fugandose de dos claves de boveda al mismo tiempo.

Por un lado, la Sociologia de las mediaciones que, basandose en herramientas como las desarrolladas por la Teoria del actor-red (Latour, 1998; Latour, 2001; Latour, 2007; Law, 2004), permite construir detalladas cartografias de lo social, con un bagaje conceptual y, sobre todo, con un conjunto de herramientas empiricas para hacerlo. El problema surge porque conduce a descripciones enormemente situadas y localizadas. Ante esta dificultad, se trata de hacer una cartografia menos detallada, mas traducida, haciendola mas manejable. La fuga en este caso es una tendencia hacia lo movil, lo comparable, el estandar, la teoria. La cartografia se vuelve impresionista.

Por otro lado, el formalismo o impresionismo sociologico (Frisby, 1992; Simmel, 2002; Simmel, 2009; Zerubavel, 2007), que permite fijarse en las formas fundamentales de lo social sin quedar constrenido por las especificidades historicas, espaciales y culturales de los casos concretos. El principal escollo de este planteamiento es su transculturalidad y ahistoricidad, con pretensiones universalistas y esencialistas, todas ellas caracteristicas que son limadas con la cartografia. La fuga aqui es una tendencia hacia lo local, lo historicamente situado, el caso. El formalismo se vuelve parcialmente historico y situado.

En cualquier caso, la trampa, el subterfugio siempre ha estado contenido en sus partes: el cartografo hace mapas muy detallados, pero lo hace en un plano, que no deja de ser una simplificacion brutal de la realidad del territorio. El tambien esta practicando un tipo de impresionismo cientifico de la realidad; asimismo, el impresionismo, en su trazada, en su tratamiento del color, contiene mas informacion que cualquier representacion realista: la apariencia, la saturacion, la impresion, la totalidad. Asi lo hace explicito el propio Latour:
   Hemos tomado a la ciencia como una pintura realista, imaginando que
   se dedica a hacer una copia exacta del mundo. Las ciencias hacen
   algo completamente diferente [...] A traves de etapas sucesivas,
   las ciencias nos vinculan a un mundo alineado, transformado,
   construido (2001: 97).


El objetivo es trazar una imagen que otorgue una idea de lo investigado con el suficiente detalle para comprender su complejidad al menos a grandes rasgos y, al mismo tiempo, permita elaborar teorias de corto alcance que sea posible poner en circulacion. En cualquier caso, serviria eventualmente para proponer nuevas hipotesis de estudio.

2. La mediacion experta en la construccion de la relacion patrimonial

Teniendo en cuenta la fuerte vinculacion que se establece entre patrimonio e identidad, no resulta extrano que desde el entramado experto se defienda el siguiente aforismo: sin sujetos no hay patrimonio. Es un aforismo por el que se asoma un tipo de relacion especifica en la que el patrimonio se define en funcion del sujeto con el que se lo vincula: <<El patrimonio siempre lo define alguien, el patrimonio es siempre algo para con alguien, para con un grupo>> (E2).

Para el entramado experto todo patrimonio siempre ha de venir indefectiblemente unido a una colectividad. Sin un sujeto que lo haga suyo, resultaria imposible hablar de patrimonio. En palabras de un entrevistado: <<el valor patrimonial lo da la comunidad, la comunidad cercana a ese patrimonio>> (E3). Esto es lo que quiere decir el sin sujetos no hay patrimonio: en si mismo el patrimonio no tiene un valor intrinseco a menos que sea apropiado y existan sujetos que le den un valor determinado. Los expertos que trabajan con el patrimonio lo conceptualizan en terminos de una relacion de propiedad: que los sujetos sientan como propios y se apropien de una serie de objetos simbolico-materiales que son los distintos patrimonios. Es la relacion sujeto-objeto patrimonial.

La relacion sujeto-objeto patrimonial (o relacion patrimonial como forma abreviada) puede ser definida como <<aquella relacion que se produce en los procesos de patrimonializacion y de la que emergen el objeto patrimonio cultural y el sujeto que lo hace suyo>>. Se esta describiendo por lo tanto una relacion entre un sujeto que posee--el grupo, la comunidad, el pueblo, la nacion, la sociedad, el individuo, el ciudadano--y un objeto poseido--el patrimonio cultural--que define un ambito de lo propio, de lo que nos pertenece y nos define.

Lo que viene a continuacion es a grandes rasgos la descripcion de como un entramado experto participa en el proceso de generacion de sentido colectivo a traves del patrimonio cultural. Siguiendo los fundamentos de la Teoria del actor-red, tiendo a utilizar el mismo lenguaje que usan los actores sociales. Eso no implica que este de acuerdo con sus opiniones o que analice acriticamente su practica y discurso (1). El principal objetivo de esta seccion es dibujar el mapa de las mediaciones expertas que ellos llevan a cabo durante su participacion en la construccion de la relacion patrimonial. Esta es, pues, una narrativa cimentada principalmente a partir del punto de vista de los expertos.

Puesto que la relacion patrimonial la componen dos elementos basicos, el objeto patrimonio cultural y el sujeto que lo posee, como estrategia narrativa he optado por una division analitica que discrimina entre un conjunto de mediaciones expertas orientadas principalmente al objeto y otras orientadas fundamentalmente al sujeto. Dos orientaciones que forman parte del mismo proceso de mediacion experta en la conjugacion de un tipo de relacion que se traduce en la produccion de una idea del nosotros (ver tabla 1).

2.1. Saber lo que se tiene: el inventariado como proceso de denominacion y singularizacion del patrimonio

El primer paso, netamente enfocado de forma especifica a la seleccion de patrimonios, pasa por saber lo que se tiene. Este paso se hace por medio de una labor de inventariado, que consiste en el grupo de mediaciones selectivas y taxonomicas destinadas a identificar, seleccionar, registrar y clasificar los distintos componentes del patrimonio singularizandolo. Es un conjunto de rutinas, actividades y practicas que pretenden dar nombre al patrimonio.

En primera instancia, el inventario podria considerarse como un recuento basico, aunque hecho con rigor y cuidado, que informa de los componentes que integran un conjunto, en este caso, de los elementos que pueden considerarse patrimonio. Singulariza aspectos de la herencia sociocultural para convertirlos en objetos que seran receptores de posteriores acciones. Es la mediacion experta que inicia todo el proceso por el que un grupo hace suyo una determinada realidad: <<Hay que saber lo que se tiene. Hay que saber que tenemos entre manos>> (E1).

Esta es la importancia de este proceso, que da como resultado una cartografia basica de los potenciales patrimonios: saber lo que se tiene. Asi es como se singulariza una determinada realidad--objetos, edificios, costumbres, tradiciones, historias, practicas--para que pueda llegar a ser patrimonio. Es una condicion sine qua non, si no se sabe lo que se tiene, dificilmente se podra construir una relacion patrimonial: <<Si pones en valor algo que no conoces, no lo pones en valor. O sea, el primer paso para poner algo en valor, en la cuestion patrimonial, es conocerlo>> (E5).

El experto construye inventarios que proceden, en sus primeras fases, del recorte que el saber experto realiza mediante sus investigaciones sobre el total de elementos que constituyen el acervo social y cultural que es heredado del pasado. A partir de la investigacion se crean sistemas de gestion de la informacion que toman la forma de repositorios y catalogos que nutren bases de datos y archivos.

En la construccion de inventarios prima resaltar determinados aspectos de la realidad, que pasan a ser codificados en catalogos y repositorios de informacion. En la labor de inventariado se esta traduciendo una parte de la realidad sociomaterial en datos, texto, signaturas, fotografias y descripciones ordenadas y relacionadas (en funcion de categorias como el tipo de patrimonio, su ubicacion o su denominacion). Se produce, por lo tanto, toda una transformacion de la realidad patrimonial en informacion que ayuda a construir los inventarios, que son el resultado de las costosas investigaciones y desplazamientos de los expertos, en los que la nocion latouriana de inscripcion resulta de capital importancia:

Es un termino general que hace referencia a todo tipo de transformaciones, [...] a traves de las cuales una entidad se materializa en un signo, en un archivo, en un documento, en un trozo de papel, en una huella. [...] Siempre son moviles, es decir, permiten nuevas traducciones y articulaciones (Latour, 2001: 365-366).

Asi, los expertos, junto con otros actores no humanos, trasladan, convertidas en informaciones manejables (inscripciones), partes del mundo (elementos destacables como patrimonio) hacia esos centros de calculo (Latour y Hermant, 1999) que son los museos, centros patrimoniales, archivos, bibliotecas y paginas web.

Los inventarios, materializados en los repositorios de informacion, estan enlazando una realidad dificil de abarcar--la de una vasta herencia sociocultural--con otra mas manejable: listados ordenados de patrimonios. No solo ayudan a saber lo que se posee, sino que ademas hacen de eso poseido algo manejable, cognoscible y a partir de lo cual se podran realizar mas mediaciones.

La produccion experta de inventarios requiere, ademas, que sean comparables y compatibles entre si, ya que la potencia del saber experto y su importancia en las sociedades contemporaneas estriba sobre todo en su capacidad de movilizacion de elementos disimiles para ordenarlos y compararlos de las mas diversas maneras (Latour, 1998; Latour, 2001: 38-98; Latour y Woolgar, 1995: 53-104):

A nosotros una labor que nos costo mucho es unificar los inventarios [...]. Si nosotros a eso le denominamos <<casa torre>>, es <<casa torre>>, no es <<torre>>, ni es <<torre fuerte>>. O sea, ese es el lenguaje comun de unificacion de lenguaje. Y luego asi todos los inventarios son compatibles entre si (E6).

Es una labor, por lo tanto, de construccion de lenguajes comunes para hacer de las vetas de patrimonio a explotar extraidas de la herencia sociocultural una superficie estandar de accion. Solo de esta manera se puede sostener, en las sucesivas mediaciones expertas, una conexion entre la vasta herencia cultural aun por definir y los patrimonios culturales especificos que ayudan a construir una imagen de lo que es nuestro. Asi trabajan los expertos sobre el patrimonio y las cuestiones del sentido: haciendolas, al mismo tiempo, manejables, comparables y singularizables. El inventario da nombre, de forma regulada, al patrimonio.

2.2. Cuidar lo que se tiene: la conservacion como proceso de preservacion del patrimonio

Una vez identificados y clasificados que aspectos de la herencia cultural pueden formar parte del patrimonio cultural, resulta necesario protegerlos mediante una serie de mediaciones que forman el proceso de conservacion. La conservacion se encuentra estrechamente ligada a la posibilidad material de que <<las generaciones futuras puedan conocer el patrimonio existente>> (E7). Las generaciones futuras comparecen entonces como receptores virtuales de un patrimonio que les pertenece por herencia. Es un discurso muy extendido en el ambito experto, en el que aparece como obligacion <<<<preservar para la posteridad los bienes patrimoniales>> que <<<<proceden del pasado y se dirigen al futuro>> (Ballart y Juan i Tresserras, 2005: 139).

Un ejemplo del cuidado de un patrimonio en tanto que entidad fisica con una materialidad sujeta a procesos de deterioro, se encuentra en la labor de un experto geologo que trabajo dentro de un equipo que se encargo de llevar a cabo la conservacion de las fachadas de un teatro catalogado como patrimonio.

El primer paso en este tipo de cuidados descansa en los analisis y estudios que dan cuenta del estado del objeto sobre el que se pretende actuar. Si el inventario es saber lo que se tiene, el diagnostico como primera fase de la conservacion es saber en que estado se encuentra aquello que se posee. Para ello, se elabora una cartografia de materiales (ver figura 1), que consiste en trasladar a un mapa la composicion de los distintos tipos de piedra que componen las fachadas del teatro.

La importancia de esta cartografia descansa, como toda inscripcion, en la facilidad con la que distintos tipos de informacion se superponen listos para ser asimilados de un solo vistazo; en este caso, identificar rapidamente de que tipo de material esta hecha cada seccion del teatro. Es un esfuerzo por planificar la realidad (Latour, 2007: 165 y ss.).

El diagnostico conlleva, pues, dos mediaciones que transforman el objeto analizado: por un lado, lo traslada a una superficie plana que facilita su manejo; por otro lado, lo desagrega en partes diferenciadas de acuerdo a algun criterio (tipo de material en el ejemplo) para crear una superficie de accion que guiara los siguientes pasos de la labor de conservacion.

La construccion de una cartografia de este tipo se apoya en diversas tecnicas de diagnostico e identificacion, que siempre buscan tener el menor impacto posible sobre los patrimonios que estudian, y que van desde el mero vistazo hasta otro tipo de acercamientos mas precisos: <<Yluego tomas muestras en las zonas donde se puede acceder. [...] Entonces a veces con una pequena esquirla te muestra lo suficiente, y otras veces se toma una muestra mas grande o se recurre a tecnicas de sondeo y se saca un testigo>> (E8).

En esta ocasion, la movilizacion de un edificio es literal, tomando directamente muestras de el. Entre los tipos de muestra se encuentran los testigos: trozos de roca que, tras un sondeo, nos hablan de las propiedades del lugar donde se ha extraido. Es una translacion que permite constatar con suma precision las caracteristicas de los materiales de los que esta hecho el teatro, sin necesidad de arrancarlo de sus cimientos o tener que trasladar los laboratorios de analisis a la ubicacion en la que se encuentra.

Una vez cartografiado, se evalua el estado de conservacion de la composicion de los materiales de un patrimonio. Con ello se pretende determinar la capacidad fisica del patrimonio para resistir el paso del tiempo y los elementos que pueden danarlo, como <<liquenes, hongos y bacterias>> (E8). A la observacion de las distintas composiciones quimicas, mineralogicas y petrologicas de los materiales, comprobando su resistencia y durabilidad, se le anade el estudio de los agentes que cubren la fachada y pueden llegar a erosionarla.

Estos agentes, organicos e inorganicos, toman relevancia en el relato del experto en el momento en el que son visualizados por tecnicas que los hacen emerger. En el caso de las concentraciones de sales, se utiliza una herramienta de analisis como el difractometro, que da como resultado un espectro de picos que delata su presencia y actividad (ver figura 2).

La mediacion experta aqui separa esos elementos que son extranos al patrimonio para poder actuar sobre los agentes que lo ponen en peligro. Si la primera parte del diagnostico es conocer de que esta hecho el patrimonio, esta segunda parte consiste en delimitar el patrimonio en puridad, descartando aquello que lo contamina.

Todo ello completa un diagnostico que disecciona el patrimonio como entidad finita, como un elemento <<con fronteras identificadles que pueden ser mapeadas, inspeccionadas, registradas>> (Smith, 2006: 31). Desde el propio diagnostico, dentro de las labores de conservacion, se esta dando forma al objeto patrimonio. Tras el diagnostico es posible realizar recomendaciones para que el patrimonio sea cuidado adecuadamente: como limpiarlo, como reparar el dano y como protegerlo de futuras agresiones. A traves de este procedimiento experto que continuamente escruta, desnuda, clasifica y cuida al detalle de cada parte de la anatomia de un patrimonio, se esta habilitando la posibilidad fisica de que este pueda ser disfrutado tanto en el presente como en el futuro por los sujetos que se acerquen a el. El proceso de conservacion da continuidad al objeto patrimonio, preservandolo: es una detencion y, eventualmente, reversion del paso del tiempo.

2.3. Hacer entendible lo que se tiene: la interpretacion como proceso de significacion del patrimonio

La interpretacion es el proceso que engloba las mediaciones dedicadas a hacer entendible el patrimonio de un modo sencillo, atractivo y adaptado a distintos colectivos. De este proceso dependera en gran medida que finalmente los colectivos hagan suyo un determinado patrimonio y, si asi lo hacen, en que sentido lo haran.

Si bien el proceso de inventariado singulariza y moviliza una vasta herencia determinando sus focos de interes y relevancia, dando nombre al patrimonio, mientras que el de conservacion se encarga de preservar esa seleccion, en si mismos no poseen ninguna incidencia, desde el punto de vista experto, en la configuracion de una experiencia de lo que es nuestro. En ambos casos, se trata de practicas que generan conocimiento en bruto, muy tecnico, y poco digerible. Resulta necesaria, entonces, una traduccion de segundo orden, lo que los propios expertos dentro del ambito del patrimonio llaman interpretacion: <<A nosotros nos pasan esa informacion en bruto, que es ilegible para el gran publico porque tiene un nivel academico que para la gente de a pie pues no llega, y nosotros lo que hacemos es convertir ese texto erudito en algo entendible, comprensible, y acercarlo al gran publico>> (E3).

En ciertas formulaciones teoricas del patrimonio, la interpretacion es entendida como una practica en la que un guia, un nativo o experto, explican al extranjero, al extrano o al lego, las idiosincrasias de un lugar, de un territorio o de un objeto (Dewar, 2000). Y es que, segun los expertos, a los sujetos de un patrimonio no se les supone capacidad automatica para reconocer ese legado. Para que la interpretacion cumpla su funcion, que sirva para que cualquier sujeto--sea o no experto--pueda descifrar por que es importante para el o para otros un determinado patrimonio, ha de ser didactica: accesible, empatica y atractiva.

En primer lugar, la interpretacion tiene que ser accesible. Cuando se lleva a cabo un guion en el que se refleja la interpretacion de un patrimonio concreto, este ha de contener textos que se entiendan facilmente y que no abrumen a las personas que se acercan a leerlo. Un experto que senala en su trabajo distintos patrimonios unidos por un recorrido o senda, habla acerca de las mesas o paneles interpretativos que son colocados a lo largo del camino, cuyos contenidos tienen que ser sinteticos y directos: <<No es lo mismo escribir para un periodico, que para una mesa interpretativa, mas o menos, muy, muy simple, frases muy cortas, que se puedan leer, que te llamen a leer>> (E10).

Para el experto, el resultado de la interpretacion busca la accesibilidad, arrastrar al sujeto sin que se de cuenta a su lectura del patrimonio. Todo nace de la necesidad de que los sujetos sean capaces de entender de forma rapida y eficaz el patrimonio, transformando el contenido experto en <<textos entendibles, accesibles, y no eruditos>> (E3).

En segundo lugar, una forma de hacer participe a los individuos que acceden a una interpretacion patrimonial, pasa por despertar sus emociones, conduciendoles a lugares cotidianos en los que puedan reflejarse o reflejar a otros facilmente. Despertar la compasion y la empatia del visitante es un metodo eficaz de hacer comprensible un patrimonio: <<Cuando hacemos las visitas guiadas, [...] yo particularmente insisto en [...] la vida de los trabajadores, sobre todo porque en los cuadros se ve claramente el sacrificio de esas personas>> (E11).

Tocar los afectos y transmitir emociones a los sujetos para que se identifiquen mas facilmente con las representaciones patrimoniales es una cuestion que los expertos tienen en cuenta en la elaboracion de guiones que interpretan el patrimonio, conseguir <<el objetivo de emocionar, transmitir sensaciones y conmover a los visitantes>> (Ballart y Juan i Tresserras, 2005: 194).

En tercer lugar, la interpretacion didactica pasa por hacer atractivo aquello que es interpretado. Se transforma el relato del experto que demarca que es lo relevante a interpretar en una historia que atrae al publico, que despierta su interes: <<Crear historias, hacer historias de lo que nos cuenta el experto, pues sacar una historia que sea atractiva y sea bonita pues para el publico>> (E3).

Aparece siempre la idea de que el patrimonio debe ser facilmente entendible de un modo que resulte atrayente, que entre dentro de una logica del entretenimiento. Asi es como lo argumenta la experta gestora de un museo, que narra el procedimiento que recientemente habian seguido para la elaboracion del guion--encargado a una empresa del sector--que interpretara el patrimonio de una nueva forma: <<Se les dio un pre-guion y unos criterios. O sea, por ejemplo les dijimos: [...] 'hay que intentar arrancar una sonrisa de vez en cuando', [...] queriamos una cosa que se acercara un pelin al entertainment [...] sin llegar a ser Disney>> (E1).

Choay evalua negativamente este tipo de interpretaciones, que utilizan sonidos, discursos y luces que van dirigidos al publico y cuya unica funcion, segun su criterio, es <<dis-traer y di-vertir>> (2007: 197) a los sujetos del patrimonio interpretado. Sin embargo, en opinion de estos expertos, la interpretacion que se hace accesible, empatica y atractiva, lejos de alejar a los sujetos de sus patrimonios, los acerca: ayuda a que las personas se impliquen con su patrimonio, atraidos por interpretaciones que lo dotan de sentido. Se sigue aqui la logica de las gubernamentalidades posmodernas por las que, de acuerdo a Rose, se despliega una eticopolitica entendida como el conjunto de procesos y tecnicas por las que se intenta <<dar forma a la conducta de los seres humanos por medio de la actuacion sobre sus sentimientos, creencias y valores>> (Rose, 2007: 27).

Otra de las patas que sostiene el modo en el que se cuenta lo que es relevante para un patrimonio, descansa en la adaptacion de la interpretacion a los distintos tipos de sujetos, a sus peculiaridades (Ballart y Juan i Tresserras, 2005: 198). Es la diversificacion y especializacion de la interpretacion. Consiste en considerar no solo que la poblacion no tiene por que conocer los codigos que manejan los expertos que producen conocimiento sobre un patrimonio, sino que los sujetos que la componen son diversos y sus capacidades para interpretar (y el modo en el que lo hacen) lo que se les muestra puede variar mucho en funcion de su edad, nivel de estudios, cultura general, o procedencia social: <<Hay diferentes segmentos de poblacion y depende a quien te dirijas, la informacion va en una escala o en otra [...]. No es lo mismo hacer una visita con escolares, que una visita con jubilados o que una visita con personas de cuarenta anos que han pasado por la universidad>> (E7).

La escala y la tipologia de la interpretacion han de ser adaptadas a los distintos segmentos en los que los expertos dividen a la poblacion. Aunque el patrimonio siempre apunte a asuntos relacionados con lo colectivo, esta singularizacion de tramos de poblacion hace que este nuestro este cada vez mas adaptado a las peculiaridades microgrupales o individuales: <<Te pones mucho en su piel e intentas hacer el producto de forma que sea para el>> (E12).

Ahi parece residir la clave de una interpretacion adaptada y diversificada: tener en cuenta la heterogeneidad de aquellos a los que va a dirigirse y, sobre todo, ponerse en su lugar. La interpretacion no se lleva a cabo de forma unidireccional, se intenta adaptar a las diferentes sensibilidades y capacidades de aquellos a los que se dirige.

Se despliega todo un abanico de lineas de interpretacion que buscan la eficiencia, discriminando a los sujetos para ofrecer interpretaciones lo mas ajustadas posibles. Se pueden resaltar temas concretos para atraer distintos tipos de publicos y ofrecerles imagenes de lo nuestro que les sean mas cercanas, o tambien agrupar las visitas guiadas por niveles de conocimiento y/o edad para ofrecer interpretaciones mas detalladas o algunas de tipo mas simplificado. El objetivo esta claro: aumentar las probabilidades de que la interpretacion logre significar el patrimonio para sus sujetos.

2.4. Socializar lo que se tiene: la activacion como el proceso de conexion entre los sujetos y su patrimonio

Una vez que se hace entender lo que se tiene, es posible llevar a cabo las operaciones para socializar esa realidad ya interpretada, haciendo que no solo sea entendible sino que sea materialmente cognoscible y apropiable. Se trata de la activacion, que conecta al objeto patrimonio con sus sujetos. Es el proceso que permite que el patrimonio sea visitado, observado, asumido, consumido, vivido y experimentado.

La activacion puede entenderse como el proceso por el que el patrimonio es socializado a traves de una puesta en escena que lo conecta a los sujetos que lo hacen suyo. La activacion permite consumar la relacion patrimonial. Al generar un espacio o una realidad material que permite acercarse a las representaciones de lo nuestro, conecta, construyendolos al mismo tiempo, patrimonios y colectivos. La activacion es lo nuestro en accion, puesto en marcha.

Tres son los tipos ideales en los que se activa un patrimonio: dandole entidad, recreando experiencias de lo nuestro y estandarizandolo. No todas las activaciones pasan necesariamente por las tres posibilidades, se combinan de diversas formas.

2.4.1. Dar entidad al patrimonio

La activacion de un patrimonio puede adquirir muy diversas formas; por ejemplo, la charla o conferencia, que permite una interaccion cara a cara con los sujetos que acuden a ella: <<En la charla [...] les lleve un objeto arqueologico [...] que tiene un minimo de 40.000 anos [...]. Y todo el mundo: 'Ah, pues yo quiero tocarlo'. Bueno, yo creo que ese vinculo con el pasado [...] es fundamental>> (E5).

El vinculo con el pasado se establece de una manera directa cuando es el propio sujeto quien desea tocar ese elemento, invocando un sentimiento de continuidad en el tiempo para los habitantes de la localidad. A esta interaccion se le insufla ademas un valor extra que dota de mayor entidad al patrimonio presentado: se muestra una pieza original, no simulada. Es la patina de autenticidad que muchos expertos procuran explotar en sus escenificaciones, pues el original imprime en cualquier patrimonio un valor anadido independientemente de como sea expuesto.

Uno de los recursos mas recurrentes para imprimir una patina de autenticidad a la activacion patrimonial consiste en el uso de objetos auraticos, es decir, elementos de un patrimonio que son vistos como autenticos --hablo aqui de la percepcion de autenticidad, no de la existencia de un status ontologico de lo autentico como si se desprenderia del discurso de Benjamin--porque estan <<imbuidos con la magia de haber estado ahi>> (Macdonald, 1997: 169). El concepto de lo auratico parte de la idea de que la <<presencia del original es el prerrequisito para el concepto de autenticidad>> (Benjamin, 2007: 220). Y esto puede extenderse no solo a los objetos, como un resto arqueologico, sino a los espacios y a las propias personas y las actividades que realizan: <<Siempre tendemos a recuperar espacios autenticos, [...] desde el punto de vista de que no hacemos un Museo del Queso [...] en este edificio, que no tiene ninguna tradicion ni tiene nada que ver con el queso, sino que lo que hacemos es ir al que hace el queso, al terreno [...], y le da mas realismo al que viene a visitar>> (E13).

Esa es la tendencia hacia la busqueda del realismo, aquello que le confiere a todo lo expuesto--objetos, edificios, actividades, personas--esa aura de autenticidad. Existe un valor anadido en los fragmentos de originalidad que pueden ser conservados en la medida en que son reconocidos y percibidos--tanto por expertos como por los sujetos del patrimonio--como autenticos. En este sentido, lo autentico y lo original, o mas bien su percepcion, ayudan a construir el <<sentido historico y cultural de una sociedad>> (Garcia Canclini, 2001: 192-193).

Sin embargo, imprimir una patina de autenticidad en la puesta en escena del patrimonio no solo depende de los originales o los objetos auraticos que puedan recopilarse. Esta idea de autenticidad tambien puede obtenerse a partir de la historia que efectivamente se transmite en la activacion patrimonial. Para ello se utilizan distintas mediaciones que le confieren ese aspecto autentico: presentar el relato como si fueran hechos contrastados, eliminar disonancias (justificandolo con la excusa de no sobrecargar al visitante), utilizar construcciones tridimensionales realistas, usar tecnicas como la audioguia que liga toda la historia sin fisuras y evita la discusion con otros visitantes o acompanantes (Macdonald, 1997: 170).

La <<apariencia de autenticidad lo es todo>> (Howard, 2003: 143), independientemente de si muestra objetos auraticos o recreados segun un modelo original. Lejos de debates filosoficos o historicos, la cuestion de la autenticidad es tratada en el ambito del patrimonio como un aspecto tecnico mas, como parte de una puesta en escena que ayuda a socializar un patrimonio dandole entidad.

2.4.2. Recreando experiencias de lo nuestro

Una de las formas fundamentales en las que el patrimonio se pone en escena es mediante la ejecucion de procesos que intentan recrear y transmitir tanto el conocimiento de una realidad patrimonial como sus sensaciones y experiencias. Y para ello se vale no solo de los patrimonios propiamente dichos cuando pueden ser expuestos o experimentados de una forma material--objetos, edificios, vestimentas, productos, restos o monumentos--sino tambien de aquellos que han de simularse o representarse de otras formas--tradiciones, formas de vida y produccion, danzas tipicas o elementos desaparecidos--.

Por ejemplo, en la localidad alavesa de Labastida, se llevan a cabo rutas teatralizadas por su casco historico. En ellas se revive el estilo de vida en la epoca medieval utilizando a actores que representan situaciones cotidianas de aquella epoca, junto a los monumentos y restos arquitectonicos aun presentes y que forman parte del paisaje urbano de la localidad (ver figura 3): <<Visitas interactivas y dinamicas, donde los participantes podran disfrutar y entender el pasado, viviendo algunos momentos clave de la historia de Labastida en directo>> (Ayuntamiento de Labastida, 2011).

La recreacion teatralizada hace que se pueda vivir la historia en directo. El anacronismo que encierra la afirmacion muestra el modo en el que el entramado experto culmina su mediacion en la construccion de la relacion patrimonial: actua de conducto entre el sujeto que vive actualmente en el municipio y el objeto patrimonial--una historia, unas costumbres, unos acontecimientos pasados--que es propio de otra epoca. Tanto quienes llevan a cabo la interpretacion como quienes la observan, estan comprometidos en una performance cultural que implica una construccion de sentido (Smith, 2006: 68). En el acto mismo de la teatralizacion se esta consumando la emergencia y conexion de sujetos y objetos del patrimonio.

En un museo-territorio que gira en torno a la industria ferrica, su gestor afirma que <<la idea es trasladar a una persona a la edad del hierro>> (E13). ?Como es posible, por ejemplo, volver atras en el tiempo a una epoca que ya no es, que no es posible vivir y experimentar en la contemporaneidad? A traves de las activaciones patrimoniales que recrean esos universos sociales extintos o en ruinas: <<Entonces lo que hemos hecho ha sido recrear una vivienda de los anos 50, en uno de los barrios obreros, tal y como era en los anos 50, con investigaciones>> (E13).

Algunos de los espacios sociales mas relevantes de la decada de 1950 se recrean a partir de investigaciones que determinan <<tal y como eran>> en aquella epoca: una vivienda obrera, un aula, una capilla. Se tocan algunos de los mas importantes referentes de sentido de la epoca--trabajo, educacion y religion--, y se hace a traves de los espacios en los que tenian lugar, recreando su existencia social en la que se incluyen sus edificios, sus esteticas, sus lenguajes, sus practicas y objetos cotidianos (ver figura 4): <<Abres los pupitres y hemos puesto unos textos, unos libros ... algunos abres y se oye la musica, o como aprendian, el profe diciendo 1x1, mas 3, mas 5, a ver, !mal!>> (E13).

Se intenta reproducir al detalle no solo los elementos que configuran el espacio que se reproduce desde un punto de vista estetico y formal, sino que ademas se procura imbuir al visitante en lo que alli ocurria. Para ello se utilizan mecanismos como el audio que reproduce situaciones--escenas si de escenificacion del patrimonio se trata--cotidianas en esa aula. Todo este universo social mas o menos conectado por esa idea de como era la vida en los anos 50 en un barrio obrero industrial, se intenta unificar mediante la elaboracion de una ruta: <<Un dia en los anos 50. La ruta obrera>> (ver figura 5), que <<te ofrece la posibilidad de hacer un viaje en el tiempo y de adentrarte en el mundo de las familias obreras de los anos 50>>.

El patrimonio, para ser considerado como tal, ha de ser experimentado. Pero aun se puede ir mas alla: el patrimonio en si es la experiencia (Smith, 2006: 47). Una experiencia que hace indisoluble el conjunto que forman el patrimonio y los colectivos que lo experimentan. Los espacios recreados durante la activacion vibran como puntos de encuentro entre expertos y no-expertos y, sobre todo, entre sujetos y patrimonios. Son los lugares donde existe la posibilidad de que se establezca la relacion que los produce a ambos.

2.4.3. Estandarizacion y homologacion del patrimonio: la activacion de un sendero

En este apartado se describiran las mediaciones que intentan estandarizar, de un modo acreditado y homologado, una determinada version del patrimonio para que se pueda interactuar con el por parte de un sujeto activo: por ejemplo, que sea posible transitarse (como en un recorrido homologado), consumirse (como en un producto gastronomico con denominaciones de origen) o navegarse (como en una pagina web estandarizada para las visitas virtuales al patrimonio).

El estandar es el modo en el que se escenifica el patrimonio en este tipo de activacion. Expuesto siguiendo un patron cerrado, formaria parte de la <<produccion en serie de una herencia comun>> (Bauman, 2005: 216). Las ventajas de este tipo de activacion descansan en que hace facilmente reconocibles sus codigos y pueden hacer mas sencilla la tarea de fidelizar a los sujetos del patrimonio y socializar los elementos patrimoniales. Las marcas, las senales tipo y las nomenclaturas estandar facilitan--al otorgar un marco de sentido compartido entre sujetos y expertos, entre agentes humanos y no humanos--que cristalice la relacion patrimonial.

En este punto se va a describir parte del proceso por el que un experto que forma parte de una empresa de senderismo, disena y ejecuta una ruta homologada. Es un procedimiento que se enmarca en una labor que el define con sus propias palabras como <<senalizacion del patrimonio historico-artistico>>. La activacion patrimonial consiste aqui en una puesta en escena que se realiza a traves de un recorrido senalizado y homologado que va resaltando diversos patrimonios.

La homologacion del sendero es un proceso fundamental dentro de este tipo de activacion patrimonial, ya que es el procedimiento por el que se le asigna un codigo alfanumerico al recorrido disenado y pasa a ser, de forma oficial y efectiva, una ruta: <<Cuando le pregunte que ocurriria si no se llegaba el numero de la homologacion, respondio bastante airado: '!Sin numero no hay ruta, asi de simple!'>> (NC).

De este modo taxativo se expresa el experto en relacion con la posibilidad de que a la ruta disenada e incluso ya senalizada no le llegara la confirmacion oficial: la puesta en escena quedaria arruinada por la ausencia del codigo que certifica que esa es una ruta homologada y, por lo tanto, se esfumaria la posibilidad de que los sujetos accedieran al patrimonio a partir de su recorrido. Es a traves de la sucesion articulada de numeros, codigos de colores y formas estandarizadas (ver figura 6) que la escenificacion del patrimonio va tomando cuerpo alrededor de un sendero que ayuda a construir.

Para ello, es necesario pintar el recorrido con los colores y formas requeridos, de lo que se encarga minuciosamente el tecnico en senderismo. Toda la ruta queda asi senalada con las marcas y los colores correspondientes, siempre con la idea de facilitar y orientar, en la medida de lo posible, el recorrido de los sujetos que deciden visitarlo.

Ademas, se colocan en el terreno una serie de paneles informativos y flechas de senalizacion para encauzar debidamente el trayecto de los sujetos que recorren la ruta. En todo momento se trata de que el visitante se mueva dentro de un circuito cerrado, que es el que marca la homologacion y los puntos de paso que atravesar y en los que detenerse. Esta constantemente delimitado tanto sobre el terreno, con marcas de pintura y senales que indican direcciones junto con paneles que muestran mapas en los que se marca el circuito, como sobre el papel de los dipticos o en la pagina web del recorrido. La inscripcion estandarizada del recorrido se realiza, por lo tanto, sobre el mapa y sobre el territorio.

Una vez que el recorrido esta debidamente acotado, cabe dar el ultimo paso en la activacion, por el que se senalan en el mismo recorrido los puntos en los que encontrarse con el patrimonio. Las mesas interpretativas (ver figura 7) son los paneles que sirven para indicar el lugar donde localizar el elemento patrimonial inserto en la ruta, ofreciendo tambien una breve interpretacion de ese patrimonio para que sea entendido por los sujetos que recorren la senda.

Es lo que activa un sendero homologado siguiendo una practica estandar, una puesta en escena del patrimonio que facilitara que este sea valorado, reconocido y, eventualmente, hecho propio por los sujetos que recorran el camino. El patrimonio queda engarzado en una formula que ofrece un producto homologado por los agentes pertinentes y que cumple con los estandares de cualquier otro recorrido. Ya es posible recorrer y caminar lo nuestro.

Conclusiones

En este articulo he buscado concentrarme en el estudio de un grupo de sujetos imbuidos de un saber y una practica expertos que, en su mayoria, han tenido en cuenta a otros sujetos en su horizonte de accion y reflexion. Un conjunto de individuos que, asociados con otros agentes no siempre humanos, se articulan en complejos entramados que les permiten desarrollar y tejer tramas mediante las cuales median sobre las cosas, influyen sobre los otros, producen relaciones. Un texto que ha buscado entender un poco mas sobre como se construye sentido en la contemporaneidad.

En este caso, el principal entramado estudiado ha sido el que configuran los agentes expertos que atraviesan el ambito del patrimonio cultural en la CAPV, observando la principal relacion en la que median y ayudan a producir: la relacion entre un objeto--el patrimonio--como condensacion de imagenes y experiencias de lo nuestro, y un sujeto--el colectivo, grupo, sociedad, comunidad o individuo que lo hace suyo--que lo considera parte fundamental de su propia definicion (o que al menos lo reconoce como algo propio de alguna colectividad aunque no sea la suya propia).

?Y como logran--o lo intentan--estos expertos influir sobre otros sujetos en la particular relacion que se establece entre estos ultimos y el patrimonio? Cuatro son los principales procesos: inventariado, conservacion, interpretacion, activacion. No dejan de ser formas--tipos ideales--construidos a partir de pinceladas de la realidad--impresiones. En definitiva, una cartografia impresionista que da cuenta, de forma sistematica, del conjunto de mediaciones que conduce a la emergencia de la relacion patrimonial. Y de paso nos ayuda a entender algunos de los mecanismos por los que el saber experto participa en la construccion de identidades colectivas. Despues de todo, las mediaciones son las transformaciones que podemos observar en la realidad evitando caer en la trampa de atribuir su origen a fuerzas ocultas o determinantes (lo implicito, lo ideologico, nociones genericas del poder, lo que subyace, la sociedad, la cultura, etc.) (Latour, 2007: 99-106).

Debo insistir en que esta es una narrativa construida a partir del punto de vista de los expertos, a los que, como cualquier otro analisis que parte de una metodologia como la de la Teoria del actor-red, ha de tratarse como un conjunto de actores mas en el panorama de lo social. Ni son mas ciertas sus representaciones, ni mas valiosas que las de otros actores; en todo caso, su relevancia se mide por su capacidad para transformar la realidad a la que dan forma. Y en la contemporaneidad, las mediaciones expertas juegan un papel fundamental para entender las construcciones sociales a las que asistimos (Bauman, 1989; Stehr, 1994).

Por otra parte, esto deja para investigaciones futuras estudiar el papel que juegan el resto de actores sociales en la relacion patrimonial y en la construccion de sentido: ?como son recibidas por la poblacion general estas representaciones expertas? ?Son contestadas o se pliegan a ellas? ?Las transforman? ?Se establece una alianza entre estos grupos y el entramado experto o todo se establece mas bien en terminos de confrontacion? ?Modifican las mediaciones de inventariado, conservacion, interpretacion y activacion o directamente anaden nuevas mediaciones? En definitiva, ?crean estos otros actores sociales nuevas definiciones del patrimonio? Muchas son las preguntas a plantear, lo que abre a posteriores desarrollos empiricos y teoricos la posibilidad de construir nuevas hipotesis y aventurar respuestas.

Como conclusion general del trabajo de campo realizado, se puede afirmar que detras de la idea de patrimonio no existe ningun ethos fundamental que io estructure. No hay ningun elemento o concepto trascendental que lo explique. Ni la identidad, ni la tradicion, ni la historia. Aunque se haga constante referencia a ellos, son su resultado, no su condicion previa. Es la sucesion de los procesos y las mediaciones que lo componen lo que le da entidad, lo que lo convierte en una construccion colectiva de sentido en el modo en el que fue enunciado por los expertos que los llevan a cabo: esa masa indiferenciada de sujetos a los que aluden mediante conceptos como el de comunidad, publico, grupo, gente, poblacion, sociedad, ciudadanos, personas o individuos. Solo en la medida en que estas mediaciones siguen circulando y se alinean, seguira siendo posible hablar en estos terminos; si se interrumpen o cambian de direccion, otros seran los resultados. Esto explica la tautologia de sus propias definiciones (<<el patrimonio es lo que nos pertenece>>) y por que su capacidad para transformar la realidad es tan grande. Asi es como se forman las realidades sociales: como articulacion contingente de elementos heterogeneos.

En definitiva, el patrimonio entendido como lo nuestro descansa principalmente en un conjunto de procesos expertos que median en la construccion de una relacion que lo convierte en un objeto con sentido para un sujeto que se lo apropia.

Daniel Muriel

University of Salford

Enviado: 26.03.2014

Aceptado: 01.06.2015

DOI: 10.11156/aibr.100206

Bibliografia

Anico, M. (2009). Representing identities at local municipal museums: Cultural forums or identity bunkers? En Heritage and Identity. M. Anico y E. Peralta. London: Routledge.

Azcona, J. (1984). Etnia y nacionalismo vasco. Una aproximacion desde la antropologia. Barcelona: Anthropos.

Ballart, J. y Juan i Tresserras, J. (2005). Gestion del patrimonio cultural. Barcelona: Ariel. Bauman, Z. (1989). Legislators and Interpreters. Cambridge: Polity Press.

Bauman, Z. (2005). Modernidad y ambivalencia. Barcelona: Anthropos.

Benjamin, W. (2007). Iluminations. Essays and Reflections. New York: Schocken Books.

Choay, E (2007). Alegoria del patrimonio. Barcelona: Gustavo Gili.

Dewar, K. (2000). An Incomplete History of Interpretation from Big Bang. International Journal of Heritage Studies, 6(2): 175-180.

Frisby, D. (1992). Fragmentos de la modernidad. Teorias de la modernidad en la obra de Simmel, Kracauer y Benjamin. Cambridge: Polity Press.

Garcia Canclini, N. (2001). Culturas hibridas. Estrategias para entrar y salir de la modernidad. Buenos Aires: Paidos.

Gatti, G. (2007). Identidades debiles. Una pro-puesta teorica aplicada al estudio de la identidad en el Pais Vasco. Madrid: CIS.

Gatti, G. y Muriel, D. (2006). El patrimonio, en el quicio entre lo nuevo y lo viejo. Azkoaga, 13: 25-67.

Gomart, E. y Hennion, A. (1999). A sociology of attachment: music, amateurs, drug users. En Actor-Network Theory and After. J. Law y J. Hassard. Oxford: Blackwell.

Gurrutxaga, A. (2005). La produccion de la idea del Nosotros: somos porque estamos. Vitoria: Gobierno Vasco.

Heinich, N. (2011). The Making of Cultural Heritage. The Nordic Journal of Aesthetics, 22(40-41): 119-128.

Hennion, A. (1993). La pasion musical. Paidos: Barcelona.

Hernandez Ramirez, M. y Ruiz Ballesteros, E. (2008). El patrimonio como proceso social. Intervencion, desarrollo y consumo del patrimonio minero en Andalucia. En Participacion ciudadana, patrimonio cultural y museos. Entre la teoria y la praxis. I. Arrieta, Ed. Bilbao: UPV/EHU.

Herrero, J.M. y Gil, P.P. (2000). Rehabilitacion cientifica del Teatro Arriaga de Bilbao. En Jornadas Geolan "La Enfermedad de la piedra".

Howard, P. (2003). Heritage: Management, Interpretation, Identity. London: Continuum.

Latour, B. (1993). We Have Never Been Modern. Massachusetts: Harvard University Press.

Latour, B. (1998). Visualizacion y cognicion: pensando con los ojos y con las manos. La balsa de la Medusa, 45/46: 77-128.

Latour, B. (2001). La esperanza de Pandora. Ensayos sobre la realidad de los estudios de la ciencia. Barcelona: Gedisa.

Latour, B. (2007). Reassembling the Social. An Introduction to Actor-Network-Theory. Oxford: Oxford University Press.

Latour, B. y Hermant, E. (1999). Esas redes que la razon ignora: laboratorios, bibliotecas, colecciones. En Retos de la postmodernidad. FJ. Garcia Selgas y J.B. Monleon, Eds. Madrid: Trotta.

Latour, B. y Woolgar, S. (1995). La vida en el laboratorio. La construccion de los hechos cientificos. Madrid: Alianza.

Law, J. (2004). After Method. Mess in social science research. London: Routledge.

Lipovetsky, G. (2004). La era del vacio. Barcelona: Anagrama.

Lowenthal, D. (1985). The Past is a Foreign Country. Cambridge: Cambridge University Press.

Macdonald, S. (1997). A People's Story. Heritage, identity and authenticity. En Touring Cultures. Transformations of Travel and Theory. C. Rojek y J. Urry, Eds. London: Routledge.

Macdonald, S. (2002). Behind the Scenes at the Science Museum. Oxford: Berg.

Perez-Agote, A. (1986). La reproduccion del nacionalismo. El caso vasco. Madrid: CIS.

Rose, N. (2007). The Politics of Life Itself. Biomedicine, Power, and Subjectivity in the Twenty-First Century. New Jersey: Princeton University Press.

Samuel, R. (1996). Theatres of Memory. Volume 1: Past and Present in Contemporary Culture. London: Verso.

Simmel, G. (2002) [1917]. Cuestiones fundamentales de sociologia. Barcelona: Gedisa.

Simmel, G. (2009) [1908]. Sociology. Inquiries into the Construction of Social Forms. Vol. 1. Leiden: Brill.

Smith, L. (2006). Uses of Heritage. London: Routledge.

Stehr, N. (1994). Knowledge Societies. London: SAGE.

Zerubavel, E. (2007). Generally Speaking: The Logic and Mechanics of Social Patter Analysis. Sociological Forum, 22(2): 131-145.

Zulaika, J. (2000). Del Cromanon al carnaval. Los vascos como museo antropologico. Donostia: Erein.

(1.) El punto de vista de los expertos podria formar parte de lo que Smith (2006: 29-34) llama el <<discurso autorizado del patrimonio>>, la abstraccion teorica que utiliza para referirse al discurso hegemonico existente en la literatura sobre patrimonio y las instituciones de gobierno que generalmente lo soportan.

Caption: FIGURA 1. Cartografia de materiales. FUENTE: Herrero y Gil (2000: 12).

Caption: FIGURA 2. Difractogramas. FUENTE: Herrero y Gil (2000: 8).

Caption: FIGURA 3. Ruta teatralizada en Labastida (Alava). FUENTE: Ayuntamiento de Labastida.

Caption: FIGURA 4. Recreacion de aula de los anos 50, Legazpia (Gipuzkoa). FUENTE: Lenbur Fundazioa.

Caption: FIGURA 5. La Ruta Obrera. Diptico promocional sobre la Ruta Obrera. FUENTE: Lenbur Fundazioa.

Caption: FIGURA 6. Codigos de tipo (Gran Recorrido, Pequeno Recorrido, Sendero Local) segun normativa internacional. FUENTE: Federacion Espanola de Deportes de Montana y Escalada.

Caption: FIGURA 7. Mesa interpretativa y tecnico colocando soporte. FUENTE: Autor.
TABLA 1. Las mediaciones expertas en la construccion de la relacion
sujeto-objeto patrimonial.

                  MEDIACIONES       CADENAS DE
                  DESTINADAS A      MEDIACIONES       RESULTADO

ORIENTACION       Conocer y         Inventariado:     Da nombre al
OBJETO            clasificar el     saber lo que se   objeto,
                  patrimonio        tiene             singulariza
                  cultural

                  Cuidar            Conservacion:     Da continuidad
                  del patrimonio    proteger lo que   al objeto,
                  cultural          se tiene          preserva

ORIENTACION       Hacer             Interpretacion:   Da sentido al
SUJETO            inteligible el    hacer             objeto para el
                  patrimonio        entendible lo     sujeto,
                  cultural          que se tiene      significa

                  Socializar el     Activacion:       Pone en
                  patrimonio        hacer             contacto al
                  cultural          apropiable lo     sujeto con el
                                    que se tiene      objeto,
                                                      socializa
COPYRIGHT 2015 Asociacion de Antropologos Iberoamericanos en Red
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link >.&body=%22Expert mediation in the construction of cultural heritage as a contemporary production of "what is ours"/La mediacion experta en la construccion del patrimonio cultural como produccion contemporanea de <>.%22 %0d%0afrom Literature and Periodicals Library provided by thefreelibrary.com%0d%0a%0d%0aURL%3a http%3a%2f%2fwww.thefreelibrary.com%2fExpert%2bmediation%2bin%2bthe%2bconstruction%2bof%2bcultural%2bheritage%2bas%2ba...-a0497672462">Email Feedback
Author:Muriel, Daniel
Publication:Revista de Antropologia Iberoamericana
Date:May 1, 2015
Words:10326
Previous Article:A lactivist ethnography: breastfed baby dignity through wishes and policies/Una etnografia lactivista: la dignidad lactante a traves de deseos y...
Next Article:Jose Antonio Langarita: En tu arbol o en el mio. Una aproximacion etnografica a la practica del sexo anonimo entre hombres.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |