Printer Friendly

Evolucion conceptual del museo como espacio comunicativo.

1. Introduccion

Si se parte de la pregunta de si existe consenso sobre lo que se considera museo la respuesta debe ser negativa. Las principales asociaciones y autores que investigan estos centros han respetado los propositos de guardar, conservar, educar y exponer, que se consideran innatos a cualquier institucion de este tipo. Sin embargo, la concepcion comunicativa supuso una novedad cuando el International Council of Museums (ICOM) decidio incluirla en su definicion de 1974 movido por el cambio de paradigma que supuso la nueva museologia.

Este cambio de concepcion en las funciones que se esperaban de los museos supuso la apertura a una nueva manera de entender estos centros como espacios comunicativos, donde el dialogo con los visitantes y entre los mismos era posible y lo que, por consiguiente, los convierte en espacios de socializacion y concordia entre culturas distintas.

El objetivo principal de la misma es mostrar la evolucion del termino museo y el cambio de paradigma que supuso para estas instituciones la introduccion de la comunicacion entre ellas, promovida por la nueva museologia. Se plantea tambien como objetivo secundario la necesidad y puesta en practica de la comunicacion por parte de estas organizaciones para lograr su fin social y de espacios de dialogo con y entre sus publicos.

Para desarrollar este trabajo se ofrece una evolucion conceptual del museo como espacio comunicativo, que analiza las propuestas ofrecidas desde el ano 1946 hasta la actualidad. Para ello, en primer lugar, se ofrece un analisis tematico de las definiciones propuestas por las principales asociaciones nacionales e internacionales. Se toma como significativa la interpretacion realizada por el ICOM, maximo organismo en el estudio de este tipo de instituciones y de la que beben el resto de propuestas realizadas por otras organizaciones y que tambien se toman en consideracion debido a su relevancia y representatividad. En segundo lugar, estas definiciones se confrontan con un analisis bibliografico que aporta un marco metodologico firme sobre el que se fundamenta esta investigacion.

2. Definiciones de museo de las asociaciones mas representativas

La evolucion conceptual que ha seguido este trabajo ha tenido como base las diferentes definiciones de museo que, a lo largo de la historia, han ofrecido las principales asociaciones internacionales y nacionales encargadas del estudio de este tipo de organizacion. Existen en el mundo diversas asociaciones nacionales que se encargan de velar por el cuidado y mantenimiento de las instituciones museisticas dentro de su territorio nacional (ver Tabla 1).

En este articulo, el analisis se centra en las definiciones aportadas por la United Kingdom's Museum Association (MA), la Canadian Museums Association (CMA), la American Association of Museums (AAM) y, por ultimo, el International Council of Museums (ICOM). Los motivos para escoger estas tres primeras organizaciones se fundamentan, en primer lugar, en su antiguedad, en segundo lugar en la cantidad de museos que aglutinan y, en tercer lugar, el tamano de organizaciones que representan en su territorio nacional. En el caso del ICOM el motivo de su eleccion, ademas de su alcance internacional, es que desde su fundacion en Paris en 1946, constituye el organo asesor de la UNESCO en el campo de los museos y, por tanto, se considera la mayor organizacion profesional de caracter internacional dedicada a la promocion y desarrollo de estas instituciones y sus profesionales (Ballart e i Tresserras, 2001).

Cada una de estas organizaciones ha definido lo que, a su juicio, debe considerarse museo. En el caso de las organizaciones britanica, canadiense y americana, se desprende de sus aportaciones una base teorica tomada de la propuesta realizada por el ICOM a la hora de especificar que es un museo. Sin embargo, es notorio que en ninguna de estas organizaciones nacionales destacan como, por el contrario, si que lo hace el ICOM, el caracter comunicativo del museo, poniendo de manifiesto la importancia de la comunicacion como una de las funciones necesarias de este tipo de organizacion (ver Tabla 2).

Como se comentaba anteriormente, si atendemos a la definicion del ICOM, observamos como pone de relevancia el caracter comunicativo del museo. Esta organizacion ha reformulado su definicion sobre este tipo de institucion en ocho ocasiones a lo largo de su historia (2). No fue hasta su definicion de 1974 cuando introdujo la comunicacion como una funcion innata a este tipo de organizacion, manteniendola vigente hasta la actualidad. El motivo se justifica con la irrupcion de un nuevo cambio de concepcion en los museos, como el que supuso la nueva museologia.

3. Cambio de paradigma: la comunicacion como funcion del museo

Del 9 al 12 de diciembre de 1969 tuvo lugar en Bruselas la conferencia organizada por la UNESCO titulada: Le musee d'art moderne et la societe contemporaine (Riviere, 1989: 505). En ella, expertos en museologia debatieron acerca de como el museo se habia convertido en un lugar cerrado, arcaico y alejado del publico. Unos anos mas tarde, en 1972, tuvo lugar una mesa redonda organizada por la UNESCO en la ciudad de Santiago de Chile. En este encuentro surgieron dos hechos de gran importancia: por un lado, nacio el concepto de 'Patrimonio de la Humanidad' que comenzo a extenderse de la mano de la UNESCO por todo el mundo, destacando aquellos restos culturales de gran representatividad para la historia del mundo. Por otro lado, se gesto el concepto de 'nueva museologia', entendiendose como una forma social de comprender el museo. La nueva museologia supuso un cambio del concepto y tambien de la metodologia de lo que, hasta entonces, se habia considerado museo (Barreiro, 2009).

Debido a la aparicion de esta nueva forma de entender el museo, el ICOM decidio en 1974 modificar la definicion que habia propuesto para la institucion. En ella se establecian, por fin, las funciones que debian desarrollar los museos para beneficio de la sociedad. Ademas, fue entonces cuando el comite decidio incluir la comunicacion como disciplina fundamental en los museos. El ICOM reconocia, por primera vez, la importancia de la comunicacion de: "ideas y experiencias tanto entre instituciones museisticas, como entre museos y sociedad, para un entendimiento mejor entre la poblacion y otras culturas" (3). Tras los anos de crisis vividos por el museo durante las decadas de los 50 y 60, cuando las vanguardias abogaban por su desaparicion, esta institucion decidio resurgir en plena decada de los 70 y dejar de ser una organizacion arcaica, anclada en la Ilustracion y alejada de la realidad, para comenzar a desarrollar politicas que cambiaron esa percepcion por parte de la sociedad. Este interes por la comunicacion entre museos, asi como el dialogo con el entorno, se tradujo en la importancia que adquirio la comunicacion. La definicion que el ICOM tomo entonces para el museo fue (4):
"A museum is a non-profit making, permanent institution in the service
of the society and its development, and open to the public, which
acquires, conserves, researches, communicates, and exhibits, for
purposes of study, education and enjoyment, material evidence of man
and his environment" (ICOM).


Como se observa, los principios continuan invariables, salvo por la inclusion por vez primera de la funcion de la comunicacion. El museo deja de ser un templo estatico para comenzar a enviar mensajes a sus publicos, atraer su atencion, y darles la posibilidad de mostrar que es lo que les gusta de el y lo que no. El museo se interesa por crear y afianzar una relacion con sus publicos.

El museo, tal y como afirma Alexander (1996) es, efectivamente una institucion dificil de perfilar y describir. A lo largo de su historia se han ofrecido diferentes aproximaciones que han intentado definir esta organizacion y reivindicar su caracter social. Sin embargo, a pesar del numero destacado de definiciones la mayoria de ellas se asemejan a la ultima propuesta por el ICOM en el ano 2007. Se presentan como lugares si animo de lucro, con unos firmes propositos de adquirir, conservar, investigar, comunicar y exhibir para el bien de la sociedad piezas del patrimonio material o inmaterial de una sociedad. La mayoria de las definiciones hacen referencia al caracter social constitutivo del museo, al servicio que presta a sus visitantes y a las comunidades en las que se instala.

De todas las definiciones contempladas se extraen, como resultados, las funciones de este tipo de institucion que se han adaptado a un entorno social en el que, debido a las posibilidades que brinda la comunicacion, el publico se ha situado dentro de las prioridades del museo.

Las funciones tradicionales del museo se han consistido desde su creacion a finales del siglo XVIII en: guardar, conservar, investigar y exponer (Rico, 2003; Fontal, 2007) y ha permanecido fiel a ellas durante este tiempo, como se explica a continuacion.

En primer lugar, se encarga de guardar objetos de culturas anteriores que permiten conocer sus formas de vivir y organizarse. Se convierte de esta forma en una suerte de almacen en el que reunir todas esas obras para el deleite de la sociedad. A traves de esos restos, estudia e interpreta generaciones pasadas, lo que le ayuda a comprender nuestro presente y nuestra condicion humana (Alexander, 1996).

En segundo lugar, el museo conserva todo el patrimonio. Por medio de politicas de restauracion y cuidado de las obras, los tecnicos del museo se encargan de que esos restos luzcan de la mejor manera posible. Aplicar cuidados a los items que mas lo necesitan se traduce en que las futuras generaciones podran disfrutar tambien de ellos. Sin embargo, la labor de mantenimiento de esa herencia cultural no siempre se ha realizado en las mejores condiciones. Primero, porque no existia la especializacion requerida desde el punto de vista profesional. Y segundo, porque no se disponia ni de tecnologia ni de medios lo suficientemente avanzados como para igualar los cuidados trabajos que se desarrollan hoy. Hubo que esperar hasta el siglo XX para que los museos comenzasen a mostrar mayor interes por el ambito de la conservacion (Alexander, 1996).

En lo que respecta a la tercera funcion del museo, la investigacion, debe efectuarse una precision. Desarrollar la labor de investigacion no depende unica y exclusivamente de los museos, sino tambien de las universidades. En pleno siglo XVIII se creo el Ashmolean Museum en la ciudad de Oxford. El centro incluia diferentes dependencias para desempenar la tarea investigadora (Montanes, 2001; Garcia, 2000; Cano de Gardoqui, 2001). En el caso de Estados Unidos, la Universidad de Yale fue la pionera en inaugurar un Museo Universitario que se destino a albergar las pinturas historicas de John Trumbull (Alexander, 1996: 31). Gran parte del conocimiento actual en el area del arte aparece en los museos universitarios. Muchos de ellos introducen nuevas tecnicas para facilitar esa investigacion y probar que esta funcion del museo continua desarrollandose cada vez con mas interes debido a su relevancia (De Clercq y Lourenco, 2004).

Tanto los museos como las universidades cultivan este interes por la investigacion. La investigacion tiene una gran importancia dentro de los centros de arte y por eso, desde los museos, se establecen relaciones de colaboracion con estas instituciones educativas. Para Rico (2003), mientras la universidad tiende a ser mas teorica y general, mas academica, el museo presta atencion al objeto, a lo practico, al trabajo 'de campo'. A pesar de los beneficios que tanto el museo como el investigador pueden obtener de esta relacion de interes mutuo, lo cierto es que hay museos que todavia no han adquirido esa costumbre. Autores como Rico (2002) se esfuerzan por mostrar en Europa los beneficios de este tipo de iniciativas de gran calado en paises como Estados Unidos. Los principios democraticos presentes alli en la primera Constitucion de 1787 hacen que los museos, casi desde sus inicios, se estructuren con un caracter diferente al de sus hermanos europeos. Asociados a la universidad, se organizan integrando diferentes tipos de espacios como Facultad de Arte (teoria), donde los alumnos que lo desean disponen de talleres para crear obras plasticas (practica), talleres de restauracion (tecnica) y salas para exponer.

Y en cuarto y ultimo lugar, tras las funciones de guardar, conservar y estudiar, el museo expone estas piezas para que todos aquellos interesados en visitar la institucion puedan disfrutar de los nuevos descubrimientos. Dentro de la exposicion podiamos afirmar que se ven reflejadas las funciones de exhibicion y comunicacion a las que el ICOM se refiere en su definicion de museo. En los ultimos anos, algunos autores insisten en hacer hincapie en las funciones de comunicacion y exposicion. Al fin y al cabo, la exposicion es una forma mas de comunicacion del museo. Cuando dentro de un museo se organiza una exposicion, esta, a traves de sus obras, hace posible que el mensaje llegue al visitante mediante un lenguaje iconico. Todas las obras de arte que se pueden encontrar en un museo poseen un "caracter dialogico" o, dicho de otra manera, relacional y comunicativo (Hernandez, 1998, 32-35) y, por medio de este caracter, el visitante interpreta. Por este motivo algunos autores como Hooper-Greenhill (1992), Alexander (1996) o Hernandez (1998) han explicado la necesidad de que los centros revisen sus formas de comunicacion con sus publicos para adecuarlas a nuevas propuestas que optimicen mejor los recursos del museo. Para conseguirlo, los museos deben realizar un esfuerzo por cambiar su concepcion y ponerse a disposicion de sus stakeholders on y off-line (Rodriguez y Cordon, 2013; Losada y Capriotti, 2015).

4. Del objeto al visitante como centro: poniendo en practica la comunicacion

La institucion museistica tuvo que adecuarse a lo largo de su historia a diferentes cambios politicos, economicos y sociales (Bellido, 2001). En su nacimiento en el siglo XVIII, en plena Ilustracion, el museo se consideraba un lugar de caracter sacro, reverencial, un templo donde acudir a observar obras de arte realizadas por maestros de epocas pasadas (Hooper-Greenhill, 1994).

Como explica Halpin (2007), la tarea tradicional que hasta entonces habian desarrollado estos centros y que se resumia en mostrar las obras de la coleccion paso a un segundo plano y empezo a cobrar fuerza la interpretacion y la comunicacion. El visitante se fue convirtiendo en el sujeto principal alrededor del cual debia girar todo el trabajo desarrollado por estas organizaciones (Weil, 1999; Diaz Balerdi, 2002; McLean and O'Neill, 2007). Para Francisco Javier Zubiaur (1999: 286), algunos de los cambios que se dieron en el museo durante la decada de los setenta estuvieron relacionados con su "dimension pedagogica"-fundando areas de didactica-, "entorno social" -con planes de promocion-, "ruptura formal" - con la anterior concepcion de museo- y las "relaciones entre publico-museo" -a traves de diversos servicios para promover una mayor apertura a la sociedad-.

La inclusion social se convirtio desde los anos 80 en la tarea perseguida por los museos britanicos, franceses y americanos que, posteriormente, fue adoptada por otros paises. Para Maria Luisa Bellido, el punto y aparte que significo una nueva apuesta por parte de politicos, lideres de opinion social y expertos hacia un nuevo modelo de museo fue la inauguracion en Paris en 1977 del Centro de Arte Moderno George Pompidou. Esta organizacion supuso el comienzo de una nueva etapa mas enfocada a la apertura hacia la sociedad de masas y a la consideracion del arte como bien social que podia ser disfrutado por todos (Bellido, 2001). Este principio ha continuado inmutable a lo largo de los anos y ha supuesto una constate en las principales tareas del museo. Tal y como explican Sabate y Gorot:
"La relacion entre los museos y la sociedad ha ido evolucionando a lo
largo del tiempo. Si tomamos como punto de partida los museos modernos,
fruto de la Ilustracion el siglo XVIII, veremos que ha sido un proceso
largo y no exento de dificultades. Aquello que en un principio era
patrimonio de unos privilegiado que detentaban el poder economico y
politico, o de reducidos grupos de ilustrados afines a los primeros,
con la llegada de los estados modernos a mediados del siglo XIX se hizo
accesible a la comunidad de manera progresiva, hasta llegar a su
universalizacion en el siglo XX" (Sabate y Gorot, 2012: 21).


La representacion de las comunidades en las que se asientan las instituciones museisticas y la participacion de esos vecinos en la programacion disenada por los centros es, todavia hoy, una tendencia compartida. Ya en 1988, Ivan Karp, marchante de arte y gran impulsor del 'Pop Art' y de los artistas adscritos a este movimiento, senalo en un congreso organizado por la Smithsonian Institution de EEUU que los museos debian cambiar su concepcion en tres formas (Barret y McManus, 2007). Debian, en primer lugar, ceder a la poblacion algo de protagonismo a la hora de expresar su propia cultura; en segundo lugar, necesitaban mejorar la representacion de culturas minoritarias como inmigrantes o discapacitados, y, en tercer lugar, debian transformar el diseno expositivo para ofrecer interpretaciones alternativas de los objetos mostrados. En definitiva, el museo debia convertirse en una institucion mas abierta a la sociedad, mas permeable a lo que esta demandaba y a la cultura que compartia.

El poder que aporta ese nuevo cambio de actitud a los museos es el de convertirse en un instrumento al servicio de la sociedad y de las comunidades locales y les aporte valor (Fopp, 1997; Kotler, Kotler y Kotler, 2008). Desde los anos 70, por lo tanto, se persigue una apertura de estos centros a la sociedad para incentivar la participacion de sus visitantes (Sabate y Gorot, 2012). Alonso (1993) explica las nuevas lineas maestras de actuacion que definen al nuevo museo: su condicion de centro de conservacion, investigacion y difusion. El museo debe dejar de vivir de espaldas a la comunidad e inscribirse en ella para desempenar su labor no solo de conservacion y divulgacion del patrimonio cultural que colecciona sino, ademas, de dinamizador social, economico y cultural de su entorno (Mateos Rusillos, 2011; Sabate y Gorot, 2012).

El concepto de museo evoluciona de mero almacen de obras, al museo abierto donde el visitante se convierte en una parte fundamental que se investiga y conoce a fondo. Asi, se le ofrece no solo un recorrido expositivo, sino tambien una interpretacion de calidad, para ayudarle a comprender su historia pasada, presente y futura (Clara y Jaramillo, 2000; Hooper-Greenhill, 2000; Fontal 2003; Padro; 2006; Kelly, 2007, Calaf y Gutierrez, 2017). Los museos se han convertido en lugares democraticos que, mas alla de recibir al visitante, los investigan, dialogan con ellos para conocerlos en profundidad y conseguir que se sientan bienvenidos y representados en su programa expositivo (McLean, 1997; Golding, 2009; Schubert, 2009). El museo se convierte, de esta manera, en un centro al que se acude cargado de una serie de condicionantes propios -cultura, educacion, experiencia...- y donde se nos acerca a la comprension del mundo que nos rodea y de la sociedad en la que vivimos (Garaigorta, 2007; Trigo, 2007).

En resumidas cuentas, existe una perspectiva esperanzadora que apoya el cambio de concepcion de los museos hacia instituciones que, debido a su marcado caracter social, deben adaptarse a su rol en las comunidades en las que se instalan y comunicarse con ellas. La evolucion de esta tendencia a ponerse al servicio de la comunidad que la rodea ha calado hondo en la filosofia de estas instituciones, que se esfuerzan en iniciar y mantener un dialogo constante con sus visitantes. Este caracter social del museo lo avalan su historia, nacimiento en plena Ilustracion como institucion del pueblo y para el pueblo, o su definicion y funciones - inspiradas en lo anterior-. De ahi los esfuerzos que, en los ultimos tiempos, se estan realizando para atraer nuevos visitantes que comprendan que estas instituciones tienen un gran potencial de formacion y diversion. Si un museo decide trasladar su foco de la coleccion al publico para adecuarlo a lo que se espera de el en la actualidad, debe hacerlo de una manera total (Hooper-Greenhill 1998; Black, 2005) utilizando la comunicacion como herramienta estrategica para conocerlos mejor. Es decir, se presupone que esta organizacion adquiere un compromiso verdadero con la comunidad en la que se asienta y se comunica con ella. Este hecho lleva a la institucion a desarrollar una estrategia de accion en la que se implica a sus visitantes en los contenidos y programas expositivos, incluso, llegando a sacar el arte mas alla de los muros del museo para interactuar con la sociedad (Hooper-Greenhill, 1998; Bellido, 2001; Sabate y Gorot, 2012).

Tal y como afirma Richard Sandell (2003: 45), los museos deben repensar sus propositos; deben redefinir los objetivos y renegociar su relacion "con la sociedad, y en la sociedad". Para conseguir un clima de encuentro y eliminar barreras, se necesita trabajar en ambas direcciones: museos y publicos (Gombrich, 1979; Falk y Dierking, 2000; Black, 2005). Esto, a su vez, supone un cambio en la mentalidad de los publicos, que deben valorar no solo ese esfuerzo de transformacion por parte de la institucion, sino tambien darse cuenta de lo que les aporta. Este beneficio por parte de los museos a sus visitantes y a las comunidades de las que forman parte va mas alla de ofrecerles opciones de ocio en su tiempo libre (Black, 2012). Fomenta no solo el aprendizaje desde el punto de vista academico, sino tambien, la comprension de ellos mismos, y al entendimiento con otros grupos culturales ajenos (Falk y Dierking, 1992; Jimenez, 1993). Es en este ultimo punto donde, para Viv Golding (2009), surge la 'interculturalidad' que enriquece al ser humano y que facilita la comprension de otras costumbres diferentes a las propias.

Por todo esto, los museos han sufrido una evolucion desde su concepcion como lugares solo aptos para expertos o personas con conocimientos en arte, hacia espacios sociales donde todo girar alrededor de sus visitantes (Antoranz, 2001; Appleton, 2007; Mateos, 2012; Mihura, Barneche y Herandez, 2013). Lo importante es la apertura a la sociedad, la eliminacion del "museo con paredes" (Gombrich, 1979; Alonso, 1999) y la inclusion del publico, de la comunidad, en su dia a dia (Appleton, 2007; Sabate y Gorot, 2012). Linda Kelly (2007) apoya este papel del museo como espacio de entendimiento intercultural por medio de los objetos que se muestran, y de la interpretacion que los especialistas hacen de las culturas de las que provienen. Carmen Montanes (2001), comparte esta opinion y afirma que la institucion funciona como "nexo" o "puente" entre individuos de un mismo grupo social, asi como "punto de referencia y actor en el desarrollo de la comunidad". Esta organizacion se erige como constructora de relaciones de entendimiento, respeto y concordia entre sujetos pertenecientes a la misma comunidad, pero provenientes de diversos entornos sociales, economicos o culturales (Kelly, 2007; Conn, 2010).

5. Dialogos con el visitante: el museo como espacio comunicativo

Evidentemente, de ese encuentro intercultural que se da dentro de los muros de la institucion, surgen diferentes tipos de dialogo. En primer lugar, se establece un dialogo entre el museo y el individuo que acude a el para observar la coleccion que guarda y, en segundo lugar, se da un dialogo entre los propios sujetos que acuden. De esa interaccion surge el entendimiento, la comprension, la concordia entre culturas diferentes que se ha abordado en el epigrafe anterior.

Inconscientemente, al visitar el museo y recorrer la exposicion, el ser humano entra en un dialogo con el objeto que ve. Ese dialogo establece una relacion directa con el visitante: a mayor conocimiento, mayor riqueza en el dialogo, y viceversa. Por eso, expertos como Fontal (2007) o Graham Black (2005), destacan que una de las labores que el museo debe adoptar es la de esforzarse por establecer una comunicacion directa con el publico y convertirse en un puente entre la obra y el ser humano. Segun palabras de Fontal (2007: 7): "Un museo no debe estar abierto para mostrar sino para provocar comunicacion, para hacer posible que se establezca un dialogo entre las dos partes que mutuamente se necesitan".

La institucion museistica se ha convertido en la actualidad en un lugar donde--debido a su tarea de socializar y sociabilizar- debe existir una comunicacion idonea entre el y sus visitantes (Lucea, 2001). El museo ha descubierto su papel como agente de cambio social en los diferentes espacios donde se asienta, y ofrece un foro para el debate y la reflexion entre los diferentes grupos sociales que forman la comunidad (McLean, 1997; Casey, 2007, Cifre, 2011; Hernandez, Barneche y Mihura, 2012; De la Iglesia y Rosello, 2014).

Si favorece ese dialogo, la sociedad ve el museo como un lugar democratico, donde la concepcion historica de casa de tesoros, lugar de conocimiento y santuario, fruto de la historia y sus definiciones, se combinan con el de foro y aglutinador social, (Hooper-Greenhill, 1998; Golding, 2009). No se debe olvidar que el caracter democratico y comunitario del museo viene avalado por dos requisitos que, segun Weil (1999), cumple esta institucion: por un lado, el derecho universal de los visitantes a visitar y aprovechar el potencial que les ofrece y, por otro lado, el de fortalecer la relacion del museo con su comunidad (5).

Una vez mas se incide en la importancia de que los museos se relacionen con sus publicos y establezcan dialogos de los que puedan extraer informacion beneficiosa tanto para el museo -como me ven, cuales son sus intereses, que piensan de lo que hago- como para el visitante -quiero participar, me gusta aprender- (Sabate y Gorot, 2012). Esta interaccion producida entre los muros de esta organizacion cultural donde los visitantes se sienten seguros, les lleva a explorar las diferentes historias y a compartir vivencias (Black, 2005; Golding, 2009). Mediante este dialogo entre museo, visitante y tambien mediante el intercambio entre los publicos, se construye lo que algunos autores como Hooper-Greenhill (2000) han llamado 'Post-museo'. Este concepto da nombre a un nuevo tipo de museo democratico, que invita a la comunidad a contribuir a participar en las decisiones concernientes a la interpretacion de las historias o los objetos mostrados; inclusivo, que tiene en cuenta las diferentes opiniones de grupos comunitarios debido a su raza, clase, etnia, genero, religion...; y en el que la exposicion es discursiva, es decir, genera debate o conversacion (Padro, 1993; Frasser, 2007).

Un caso relevante de museo que dialoga con sus publicos e integra la comunicacion dentro de su quehacer diario es The Biritsh Museum, en Reino Unido. A traves de su area de Community Collaborations (6), esta institucion establece relaciones comunicativas mutuamente beneficiosas para la organizacion y para el publico. Por un lado, el museo consigue integrar a grupos sociales minoritarios en el museo, ademas de que obtiene su colaboracion para organizar exposiciones y consiguiendo una correcta interpretacion de las piezas que expone y que representan las costumbres, tradiciones o creencias de estos grupos. Por otro lado, las comunidades minoritarias participantes consiguen una mayor visibilidad y dar a conocer sus particularidades a una audiencia mayor, lo que supone una manera de eliminar barreras culturales y sociales en beneficio dela concordia. Un ejemplo exitoso desarrollado por esta organizacion fue su trabajo con la comunidad Sikh, que colaboro con el museo para dar a conocer sus tradiciones e interpretar los objetos de culto de su fe (7).

La poblacion encuentra en los museos lugares de dialogo, donde recibe mensajes que le enriquecen, experiencias unicas que le hacen aprovechar mejor su visita, y establece relaciones con otros publicos con los que comparte un interes. La comunicacion aparece como una funcion innata al museo, necesaria. Los museos necesitan planificar y gestionar sus politicas comunicativas de manera profesional. Por ese motivo, el museo debe contar con departamentos dentro de su organizacion --tanto a nivel externo como interno- que se dediquen a la direccion de la comunicacion. Solo entonces estos centros podran desarrollar de forma optima su actividad. Asi ya no habra obstaculo para ese dialogo con la sociedad, para el cumplimiento de su caracter social.

6. Conclusiones

Como resultado de la investigacion pueden extraerse las siguientes conclusiones que pasan a enumerarse a continuacion.

1. El museo necesita de la comunicacion para desarrollar su caracter socializador y su deber cultural. Debido al caracter socializador del museo, esta institucion necesita de la comunicacion para poder desarrollar de la mejor manera posible esa labor social que lleva a cabo en las ciudades en las que se instala. En una sociedad con cada vez mas opciones de ocio y tiempo libre, el museo debe utilizar la comunicacion para hacerse oir, dar a conocer la labor que realiza, conocer que perfiles tienen sus publicos y desarrollar programas que les interesen. La institucion museistica debe contar con departamentos que dirijan la comunicacion tanto a nivel externo como interno para que, de esta forma, pueda cumplirse su caracter social. Pero ademas, el museo debe ir mas alla y cumplir con su deber cultural.

2. La dimension comunicativa del museo esta presente en sus principios constitutivos y radica en su naturaleza como organizacion social. Sin comunicacion no existe el museo. Sin ella no cumpliria su funcion principal: convertirse en una institucion creada 'por el pueblo y para el pueblo'. La adaptacion de esta institucion a los cambios en su entorno han marcado una nueva forma de mostrarse a la sociedad: una organizacion abierta al publico, sin animo de lucro que adquiere, conserva, investiga, comunica y exhibe restos de patrimonio material e inmaterial.

3. El museo necesita integrar la comunicacion en su organigrama para conectar con el publico y las comunidades en las que se asienta. La conexion permanente y enriquecedora con el entorno la consigue mediante la relacion que establece con la sociedad a traves de una correcta gestion de su actividad comunicativa, que depende del departamento de comunicacion. Esta area pone de relevancia el caracter estrategico de la comunicacion para las instituciones.

4. El museo es una institucion al servicio de la sociedad y de sus visitantes, hacia quienes se vuelca. El museo se revela como una institucion mas dentro de la sociedad que utiliza unos medios adecuados para conseguir sus fines. Como tal, posee una mision, una vision, unos fines y unos objetivos propios. Su objetivo principal consiste en presentar a la sociedad los servicios que presta y mostrar su identidad a traves de los mensajes que envia. Entonces se refleja la necesidad de que la institucion museistica tome la comunicacion como una herramienta a su servicio para conseguir desempenar su labor de manera optima.

5. El museo como institucion posee un caracter socializador, patente tanto en las funciones desempenadas como en los fines que persigue. Como institucion creada por el pueblo y para el pueblo, el museo desarrolla una labor que repercute en el beneficio y el bienestar de la sociedad. La mision del museo es clara: reunir retazos del patrimonio material e inmaterial de una cultura para que puedan cumplirse unos fines de educacion, estudio y deleite. A traves de las funciones que desempena el museo, la sociedad puede adquirir una serie de conocimientos que complementen su educacion, disfrutar en estas instituciones gracias a los programas museologicos que desarrollan para permanecer en contacto con su publicos y, por ultimo, investigar esos restos de civilizaciones antiguas que el museo reune para obtener resultados sobre la propia historia del ser humano

6. La definicion de museo enunciada por el ICOM sienta las bases del resto de propuestas hechas por autores y asociaciones nacionales al servicio de estas instituciones. La definicion propuesta por el ICOM es la que tanto las asociaciones nacionales que velan en sus paises por el bienestar de los museos, como los autores expertos en la materia, toman a la hora de proponer sus propias definiciones del museo. Tras la evolucion conceptual del concepto museo desarrollada puede concluirse que, en su mayoria, las definiciones propuestas por diferentes investigadores e instituciones relacionadas con la materia continuan la misma linea que el ICOM, destacando las funciones de adquirir, conservar, investigar, comunicar y exhibir, y los fines de estudio, educacion y deleite que debe seguir un museo.

7. A pesar de tratarse de una institucion milenaria, el museo ha sabido adaptarse a las transformaciones acontecidas en diversas epocas historicas. Los cambios producidos en el entorno cultural, politico, economico y social a lo largo de los anos han modelado la manera en la que el museo ha reconfigurado sus funciones y su actividad para adecuarlo a la realidad. Sin embargo, su identidad como institucion al servicio de la sociedad ha permanecido inmutable. El museo, por tanto, se erige como una organizacion historica moldeable y conectada con un entorno cambiante.

8. El museo tiene un deber cultural con la sociedad. El museo posee un deber cultural con la sociedad que se deriva de sus funciones y sus fines. Entre las funciones propias de la institucion museistica (adquirir, conservar, investigar, comunicar y exhibir) destacan las dos ultimas como forma de dar a conocer el patrimonio material e inmaterial que reune en su seno. Su deber es descubrir e interpretar esos restos del pasado para la sociedad con unos fines de educacion, estudio y deleite que serviran para enriquecer la cultura general de la poblacion.

7. Referencias bibliograficas

Alexander, Edward P. (1996): Museums in motion: an introduction to the history and functions of museums. Oxford, Altamira Press.

Alonso, Luis (1993): Museologia: introduccion a la teoria y practica del museo. Madrid, Fundamentos Istmo.

Alonso, Luis (1999): Introduccion a la nueva museologia. Madrid, Alianza.

Antoranz, Maria Antonia (2001): "El museo, un espacio didactico". En Montanes, C. (Coord., 2001): El museo. Un espacio didactico y social. Huesca, Mira Editores, pp. 41-61.

Appleton, Josie (2007): "Museums for The People". En Watson, S. (Ed., 2007): Museums and their Communities. London and New York, Routledge, pp. 114-126.

Ballart, Josep y Tresserras, Jordi Juan (2001): Gestion del patrimonio cultural. Barcelona, Ariel Patrimonio.Barreriro.

Barret, Jennifer & Mcmanus, Phil (2007): "Civilising nature: Museums and the environment". En Birch, Gavin (Ed., 2007): Water, wind and art debate. Sydney, University of Sydney Press, pp. 319-344.

Bellido, Maria Luisa (2001): Arte, museos y nuevas tecnologias. Gijon, Trea.

Black, Graham (2005): The Engaging Museum: Developing Museums for Visitor Involvement. London and New York, Routledge.

Black, Graham (2012): Transforming Museums in the Twenty-First Century. London and New York, Routledge.

British Museum. Proyecto Community Collaborations, disponible en: https://www.britishmuseum.org/about_us/community_collaborations.aspx [Consulta: 22 de mayo de 2017].

Calaf Masachs, Roser y Gutierrez Berciano, Sue (2017): "El museo Thyssen-Bornemisza: evaluando sus programas educativos para ensenar arte". Arte, Individuo y Sociedad, 29 (1), 39-46.

Cano de Gardoqui, Jose Luis (2001): Tesoros y colecciones: origen y evolucion del coleccionismo artistico. Valladolid, Universidad de Valladolid, Secretariado de publicaciones e intercambio editorial.

Casey, Dawn (2007): "Museums as Agents for Social and Political Change". En Watson, Sheila. (Ed., 2007): Museums and their Communities. London & New York, Routledge, pp. 292-299.

Cifre, Eva (2011): "Es Baluard, la educacion y su relacion con el ambito hospitalario. Primeras experiencias". Arte, Individuo y Sociedad. 23, num. especial, 229-244.

Clara, Antonella y Jaramillo, Gloria (2000): "En vias de una revitalizacion del museo". Revista Iber, 14, 73-86. Barcelona

Declaracion Universal de los Derechos Humanos. Disponible en: http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/ [Consulta: 22 de mayo de 2017).

De Clercq, Steven y Lourenco, Marta (2004): "Una nota respecto a la investigacion museistica". Noticias del ICOM, 57 (2), 5 -8. Madrid.

De la Iglesia Mayor, Begona y Rosello Ramon, Maria Rosa (2014): "Identificacion de las barreras de acceso a la informacion, a la participacion y al aprendizaje en el Museo Es Baluard". Arte, Individuo y Sociedad, 26 (1), 21-38.

Diaz Balerdi, Ignacio (2002): "?Que fue de la nueva museologia? El caso de Quebec". Antigrama, 17, 493-516.

Falk, John Howard & Dierking, Lynn Dianne (1992): The Museum Experience. London, Routledge.

Falk, John Howard & Dierking, Lynn Dianne (2000): Learning from Museums: visitor experiences and the Making of Meaning. New York, Altamira Press.

Fontal, Olaia (2003): "Ensenar y aprender patrimonio en el museo". En Calaf, R. (Coord.): Arte para todos: miradas para ensenar y aprender el patrimonio. Gijon, Trea, pp. 49-78.

Fontal, Olaia (2007): "?Se estan generando nuevas identidades?: del museo contenedor al museo patrimonial". En Calaf, Roser.; Fontal, Olaia; y Valle, Rosa Eva. (Coords.): Museos de arte y educacion. Construir patrimonios desde la diversidad. Gijon, Trea, pp. 27-52.

Fopp, Michael (1997): Managing Museums and Galleries. London and New York, Routledge.

Frasser, Jemima (2007): "Museums - Drama, Ritual and Power". En Knell, Simon; Watson, Sheila; and Macleod, Suzanne (Eds.): Museum Revolutions: How Museums Change and Are Changed. London, Routledge, pp. 291-302.

Garaigorta, Charo (2007): "Ensenando a aprender. La educacion como practica de la libertad". En Calaf, Roser; Fontal, Olaia; y Valle, Rosa Eva. (Coords.): Museos de arte y educacion. Construir patrimonios desde la diversidad. Gijon, Trea, pp. 165-173.

Garcia, Federico (2000): "La formacion historica del concepto de museo". En: El museo imaginado. Base de datos y museo virtual de la pintura espanola fuera de Espana. Madrid. Recurso electronico disponible en: http://www.ilam.org/viejo/ILAMDOC/formacion-historica.pdf. [Recuperado el 22 de mayo de 2017, pp. 1-16].

Golding, Viv (2009): Learning at the Museum Frontiers: Identity, Race and Power. Franham, Surrey, Ashgate Publishing Limited.

Gombrich, Ernst Hans Josef (1979): Ideales e idolos: ensayos sobre los valores en la historia y el arte. Madrid, Debate.

Halpin, Marjorie M. (2007): "Play it Again, Sam: Reflections on a New Museology". En: Hernandez, Francisca: El museo como espacio de comunicacion. Gijon, Trea.

Hernandez Ibanez, Luis Antonio; Barneche Naya, Viviana; y Mihura Lopez, Rocio (2012): "Mundos virtuales como canal de comunicacion entre escuelas y museos". Estudios sobre el Mensaje Periodistico, 18, no especial noviembre, pp. 509-518. Madrid, Ediciones Complutense. Doi: http://dx.doi.org/10.5209/rev_ESMP.2012.v18.40930.

Hooper-Greenhill, Eilean (1992): Museums and the shaping of knowledge. London, Routledge.

Hooper-Greenhill, Eilean (1994): Museums and their visitors. London, Routledge.

Hooper-Greenhill, Eilean (1998): Los museos y sus visitantes. Gijon, Trea.

Hooper-Greenhill, Eilean (2000): Museums and the Interpretation of Visual Culture. London, Routledge.

International Council of Museums (ICOM). Pagina web del International Council of Museums, disponible en: http://icom.museum/ [Consulta: 22 de mayo de 2017].

Jimenez, Maria Dolores (1993): "Los museos de arte contemporaneo". En Calvo Serraller, Francisco (1993): Los espectaculos del arte: instituciones y funciones del arte contemporaneo. Barcelona, Tusquets Editores.

Kelly, Lynda (2007): "Visitors and learning: adult museum visitors' learning identities". En: Knell, Simon; Watson, Sheila; and Macleod, Suzanne (Eds.): Museum Revolutions: How Museums Change and Are Changed. London, Routledge, pp. 276-290.

Kotler, Philip & Armstrong, Gary (2008): Fundamentos del marketing. Mexico, Pearson Educacion.

Losada-Diaz, Jose Carlos y Capriotti, Paul (2014): "La comunicacion de los museos de arte en Facebook: comparacion entre las principales instituciones internacionales y espanolas". Palabra Clave, 18 (3), pp. 889-904.

Lucea, Beatriz (2001): "El museo. Un espacio didactico y social". En Montanes, Carmen y Antoranz, Maria Antonia (Coords.): El museo. Un espacio didactico y social. Zaragoza, Mira Editores S.A, pp. 19-38.

Mclean, Fiona (1997): Marketing the Museum. London, New York, Routledge.

Mclean, Fiona & O'neill, Mark (2007): "The Social Museum and its implications for marketing". En Rentschler, Ruth & Hede, Anne-Marie. (Eds.): Museum Marketing: Competing in the Global Marketplace. Oxford, Elsevier Linacre House, pp. 215-225.

Mihura Lopez, Rocio; Barneche Naya, Viviana; y Hernandez Ibanez, Luis Antonio (2013): "Diseno de un sistema interactivo orientado al usuario del museo". Estudios sobre el Mensaje Periodistico, 19, no especial abril, 879-885. Madrid, Ediciones Complutense. Doi: http://dx.doi.org/10.5209/rev_ESMP.2013.v19.42171

Watson, Sheila (Ed., 2007): Museums and their Communities. London and New York, Routledge, pp. 47-52.

Mateos, Santos (2011): "?Solo informar o tambien persuadir? Museos y publicidad en Espana". Pensar la Publicidad, 1 (5), 203-222.

Mateos, Santos (2012): "Comunicar con los visitantes: Una 'nueva' faceta profesional para los conservadores-restauradores". Ge-Conservacion, 3, 186-200.

Montanes, Carmen (Ed., 2001): El museo: un espacio didactico y social. Zaragoza, Mira Editores.

Padro, Carla (2006): "Repensar los museos, la educacion y la historia del arte". En Marin, Maria Teresa y Belda, Cristobal (Eds.): La museologia y la historia del arte. Murcia, Universidad de Murcia, Servicio de Publicaciones, pp. 51-74.

Rico, Juan Carlos (2002): ?Por que no vienen a los museos? Historia de un fracaso. Madrid, Silex.

Rico, Juan Carlos (2003): La dificil supervivencia de los museos. Gijon, Trea.

Riviere, George Henri (1989): La museologia: cursos de museologia, textos y testimonios. Paris: Bordas.

Rodriguez, Natalia y Cordon, David (2013): "La comunicacion como garante del caracter social constitutivo de los museos. Un estudio de las estrategias comunicativas en museos espanoles". En Gutierrez, Elena y La Porte, Maria Teresa (Eds.): Tendencias emergentes en la comunicacion de instituciones. Barcelona, UOC Press, pp. 207-228.

Sabate, Miquel y Gorot, Roser (Eds., 2012): Museo y comunidad: un museo para todos los publicos. Gijon, Trea.

Sandell, Richard (2003): "Social inclusion, the museum and the dynamics of sectoral change". Museum and Society, 1, 45-62. Leicester.

Schubert, Karsten (2009): The Curator's Egg. London, Ridinghouse.

Trigo, Cristina (2007): "Acerca de la relacion de comunicacion entre el arte contemporaneo y los publicos". En Calaf, Roser; Fontal, Olaia; y Valle, Rosa Eva (Coords.): Museos de Arte y Educacion: medidas para aprender el Patrimonio. Gijon, Trea, pp. 175-187.

Weil, Stephen (1999): "El museo y el publico". RdM. Revista de Museologia: Publicacion cientifica al servicio de la comunidad museologica, 16, 17-25.

Zubiaur, Francisco (1999): "El museo al servicio de la memoria e identidad colectivas". Cuadernos de Etnologia y Etnografia de Navarra, 73, 281-287. Pamplona.

David Cordon Benito (1)

David Cordon Benito es Doctor Internacional en Periodismo por la Universidad de Navarra. Master of Arts (MA) in Museum Studies por la University of Leicester (Reino Unido). Director Academico del Grado en Comunicacion de UNIR. Ha trabajado como profesor de Comunicacion Institucional, Relaciones con los Medios y Teoria y Tecnica de las Relaciones Publicas en la Universidad de Navarra. Ha colaborado en diversos medios de comunicacion como Diario La Rioja y Onda Cero. Ademas, ha desarrollado gran parte de su labor profesional en gabinetes de comunicacion de diversas instituciones como el Victoria & Albert Museum de Londres (V&A). Es miembro de varios grupos I+D+i financiados por el Gobierno de Espana y del grupo de investigacion CULTEPA de UNIR. Sus lineas de investigacion se centran en la comunicacion institucional aplicada a museos y la regeneracion de comunidades a traves de la comunicacion de estos centros.

Recibido: 29 de mayo de 2017 / Aceptado: 20 de noviembre de 2017

(1) Universidad Internacional de La Rioja (UNIR)

E-mail: david.cordon@unir.net

(2) Historico con las definiciones propuestas por el ICOM desde su fundacion hasta la actualidad disponible en: http://archives.icom.museum/hist_def_eng.html (consultado 22/05/2017).

(3) Resoluciones tomadas por el ICOM en su 16a Asamblea General en la ciudad de La Haya, Paises Bajos, el 5 de septiembre de 1989.

(4) Disponible en: http://archives.icom.museum/hist_def_eng.html (consultado 22/05/2017).

(5) Declaracion Universal de los Derechos Humanos; Articulo 27.1: "Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso cientifico y en los beneficios que de el resulten", disponible en Pagina Web Organizacion de las Naciones Unidas (ONU), seccion 'Texto de la Declaracion': http://www.un.org/es/documents/udhr/ (consultada el 22/05/2017).

(6) El proyecto Community Collaborations desarrollado por The Biritsh Museum, en Londres, se encuentra disponible en: https://www.britishmuseum.org/about_us/community_collaborations.aspx (consultado el 22/05/2017).

(7) Disponible en: https://www.britishmuseum.org/about_us/community_collaborations/partnerships/exhibition_consultations/sikh_fortress_turban.aspx (consultado el 22/05/2017).

http://dx.doi.org/10.5209/ESMP.59962
Tabla 1. Principales asociaciones de museos en el mundo. Fuente:
elaboracion propia a partir de Museums Australia Constituicao da
Republica Federativa do Brasil Conselho Federal de Museologia, Canadian
Museums Association, Finnish Museums Association, ICOM Italia, The
Heritage Council, South African Museums Association, ICOM Espana,
United Kingdom's Museum Association, American Association of Museums,
UNESCO y la World Fderation of Friends of Museums.

Australia             Museums Australia

Brasil                Constituicao da Republica Federativa do Brasil
                      Conselho Federal de
                      Museologia
Canada                Canadian Museums Association
Espana                ICOM Espana
Estados Unidos        American Association of Museums
Finlandia             Finnish Museums Association
Italia                ICOM Italia
Reino Unido           United Kingdom Museums Association
Republica de Irlanda  The Heritage Council
Sudafrica             South African Museums Association
Internacionales       ICOM UNESCO World Federation of Friends of Museums

2. Definiciones de museo de las principales asociaciones
nacionales. Fuente: elaboracion propia a partir de las paginas webs de
las asociaciones de museos nacionales.(International Council of
Museums, 2017; United Kingdom's Museums ssociation, 2017; American
Association of Museums, 2017; Canadian Museums Association, 2017)

Institucion       Definicion                                 Ano

International     "A museum is a non-profit permanent
                  institution in the service of
                  society and its
Council of        development, open to the public, which
                  acquires, conserves, researches,           2007
Museums (ICOM)    communicates and exhibits the tangible
                  and intangible heritage of humanity and
                  its environment for the purposes of
                  education, study and enjoyment".
United Kingdom's  "Museums enable people to explore
                  collections for inspiration, learning and
Museums           enjoyment. They are institutions that
                  collect, safeguard and make accessible     1998
Association       artifacts and specimens, which they
                  hold in trust for society".
American          "A public or private non-profit agency
                  or institution organized on a permanent
Association of    basis for essentially educational or
                  aesthetic purposes, which, utilizing a     1996
Museums(AAM)      professional staff, owns or utilizes
                  tangible objects, cares for them,
                  and exhibits
                  them to the public on a regular basis".
                  "Museums are institutions created in
                  the public interest. They engage their
                  visitors, foster deeper understanding
                  and promote the enjoyment and sharing of
Canadian          authentic cultural and natural heritage.
                  Museums acquire, preserve, research,       No
Museums           interpret and exhibit the tangible
                  and intangible evidence of society
                  and nature.                                dispo
Association       As educational institutions, museums
                  provide a physical forum for critical      nible
                  inquiry and investigation. Museums
                  are permanent, non-for-profit
                  institutions
                  whose exhibits are regularly open
                  to the general public".
COPYRIGHT 2018 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Benito, David Cordon
Publication:Estudios sobre el Mensaje Periodistico
Date:Jan 1, 2018
Words:8243
Previous Article:La influencia de los programas de television sensacionalistas en el panorama europeo: estudio de caso en Espana e Italia.
Next Article:La influencia de la cronica periodistica en la constitucion de la identidad urbana.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters