Printer Friendly

Evaluacion de la condicion corporal en un hato de vacas Jersey en pastoreo en la zona alta de Cartago. Variaciones durante el ciclo productivo.

Body condition assessment in a grazing Jersey cows herd in the highlands of Cartago

INTRODUCCION

La calificacion de condicion corporal (CCC) en ganado lechero es una medicion subjetiva visual y tactil de la cantidad de grasa subcutanea que posee una vaca (Edmonson et al. 1989, Ferguson et al. 1994, Wildman et al. 1982). Esta se realiza mediante observacion y al palpar puntos anatomicos estrategicos del animal y asignandole un valor determinado en funcion de las caracteristicas observadas. La metodologia descrita por Wildman et al. (1982) para calificar a la vaca utiliza una escala de 1 a 5 puntos, con incrementos de 0,25 puntos, donde 1 es una vaca famelica y 5 es una obesa. Esta evaluacion es una herramienta muy util para inferir sobre el balance energetico en que se encuentra el animal y asi orientar las practicas de alimentacion.

El manejo optimo de las reservas de energia es critica para el exito economico de los hatos lecheros. Cuando las vacas tienen una CCC extrema, ya sea alta o baja (<3,00 o >4,00) al momento del parto, estan en riesgo de sufrir desordenes metabolicos y enfermedades infecciosas, ya que presentan partos distocicos y posteriormente bajas tasas de concepcion (Ferguson y Otto 1989). Asi el sobre acondicionamiento es costoso ya que puede causar problemas al parto y menor consumo de materia seca (MS) durante el inicio de la lactancia y luego desbalances metabolicos como la cetosis. Por el contrario, las vacas flacas podrian carecer de reservas para la produccion de leche y frecuentemente no se prenan en el periodo tecnicamente deseado (NRC 2001, Rastani et al. 2001, Waltner et al. 1994).

La disminucion en el consumo de MS durante las semanas previas al parto ha sido reportada en la literatura (Grummer 1995, Hayirli et al. 2002, French 2006, Marquardt et al. 1977), lo mismo que un incremento en los requerimientos energeticos durante el inicio de la lactancia (NRC 2001, Van Saun 1991). Estos cambios en el periodo de transicion provocan un balance energetico negativo que conlleva a una perdida de condicion corporal (CCC) en la vaca. Durante el primer mes de lactacion aproximadamente el 33% de la produccion de leche proviene de las reservas corporales del animal (Bauman y Currie 1980), las cuales se acumularon en el cuerpo como tejido adiposo en momentos en que el balance energetico fue positivo.

Segun Roche et al. (2009) las vacas pierden CCC durante el periodo entre el parto y los 50 a 100 dias de lactancia debido a cambios homeorreticos que ocurren en el eje somatotropico por sensibilidad del tejido periferico a la insulina y a la regulacion de las vias lipoliticas en el tejido adiposo, lo que conlleva a la movilizacion de las reservas de energia.

Estudios previos con animales en confinamiento (Domecq et al. 1997) han encontrado que los patrones de perdida de CCC durante el inicio de la lactancia fueron similares para vacas multiparas y primiparas, sin embargo, la perdida en CCC fue menor en las vacas primiparas que en las multiparas.

En un estudio realizado por Roche et al. (2007a) se observo que las vacas primiparas parieron con mayor condicion que las vacas multiparas, pero las primiparas no ganaron CCC despues del nadir tan efectivamente como las multiparas. Estos mismos autores encontraron que el grado de perdida de la condicion posparto y el punto mas bajo de CCC se correlacionan positivamente con la CCC al parto. Donde las vacas con mas peso al parto perdieron mas condicion posparto, pero mantuvieron una condicion mayor en el nadir.

En sistemas de pastoreo en ambientes tropicales, existe poca informacion sobre el comportamiento de la CCC durante la lactancia, asi como sus implicaciones sobre variables biologicas de interes para el productor de ganado lechero. El conocimiento de la evolucion de la curva de CCC es fundamental en la implementacion de practicas de manejo y alimentacion que permitan la mejora continua tendiente a la productividad del hato de ganado lechero.

MATERIALES Y METODOS

En el presente estudio, se evaluaron 122 vacas Jersey de una finca comercial ubicada en Santa Rosa de Oreamuno, Cartago (9[grados]55' N, 83[grados]51' O, 2350 msnm). La CCC se realizo durante el periodo seco y toda la lactancia, iniciandose el 3 de setiembre de 2010 y finalizo al termino de la lactancia de la ultima vaca que se evaluo para estudio, el 27 de febrero de 2012.

La evaluacion se realizo desde las 9 semanas previas al parto, hasta la semana 43 posparto. Para la CCC se utilizo la metodologia descrita por Ferguson et al. (1994).

La finca cuenta con un sistema de pastoreo rotacional con 12 h de ocupacion y 36 dias de recuperacion. El pasto predominante es kikuyo (Kikuyuocloa clandestina) (21,5% PC, 60,5% FDN, 1,3 Mcal de [EN.sub.L]/kg (3X) y 0,35% Ca, de la MS) con pequenas areas de ryegrass (Lolium perenne). La suplementacion del hato de vacas proximas al parto consistio en el suministro de 3,5 kg por dia de un alimento balanceado. (16% PC, 18% FDN, 1,6 Mcal de [EN.sub.L]/kg (1X), 35% de almidon, 0,25% Ca). Las vacas en lactacion fueron suplementadas con un alimento balanceado (20% PC, 19% FDN, 1,9 Mcal [EN.sub.L]/kg, 48% almidon, 1% Ca) que se suministro en relacion con el nivel de produccion (1 kg de alimento por 2 a 3 litros de leche) y etapa de lactancia, con un maximo de 12 kg por vaca por dia. Ademas se utilizo en promedio 1 kg de heno por vaca por dia. Los animales contaron con agua a libre voluntad en los potreros y en los corrales de alimentacion.

Se utilizaron 29 animales de primer parto y 93 animales de 2 o mas partos. La CCC al parto oscilo entre 2,00 y 5,00 puntos, 15 animales fueron calificados con una CCC al parto menor o igual a 3,25 puntos, 76 entre 3,5 y 4,0 puntos, 23 mayor o igual a 4,25 puntos y 8 no se calificaron al parto por perdida de arete de identificacion.

El numero de animales evaluados por semana fluctuo entre 98 y 114, al termino del estudio se realizaron 5864 evaluaciones (Figura 1). Las diferencias en el numero de animales calificados por semana del ciclo productivo se debieron a variaciones en el numero de animales en el hato con identificacion legible al momento de la evaluacion o por venta y mortalidad de los mismos.

El analisis de la informacion se realizo con el paquete estadistico IBM SPSS Statistics 20 y se aplico la prueba t de Student para establecer diferencias entre medias de variables continuas de 2 grupos. Cuando las variables continuas fueron 3 o mas se hicieron analisis de varianza (ANOVA) independientes, posteriormente se aplico la prueba de Tukey para establecer diferencias entre medias. Las variables continuas fueron correlacionadas y se realizaron pruebas de chi cuadrado entre variables categoricas. Las figuras en que se presenta informacion relativa al parto, muestran el intervalo de confianza (IC) al 95% como medida de variacion. La significancia estadistica fue declarada cuando p<0,05, IC 95%.

[FIGURA 1 OMITIR]

Debe destacarse que tanto la variable en estudio como la poblacion evaluada fueron dinamicas, debido a que la CCC de cada animal cambio durante el estudio y los mismos podian estar en cualquier fase del ciclo productivo, en un momento dado. La curva fue generada hasta finalizar la evaluacion de todo el ciclo productivo del ultimo animal ingresado en el estudio.

RESULTADOS Y DISCUSION

Evolucion de la curva de condicion corporal

El comportamiento de la curva de CCC ha sido descrito previamente por otros autores (Banos et al. 2004, Domecq et al. 1997, Roche et al. 2009), e inclusive se han determinado las variaciones en CCC de hatos en pastoreo en funcion de la carga animal (Coleman et al. 2010, McCarthy et al. 2012). Sin embargo, en sistemas pastoriles tropicales la informacion publicada es muy escasa. En la Figura 2 se presenta el comportamiento de la CCC de los animales en el hato estudiado desde el inicio del periodo seco (semana -9) hasta el final de la lactancia (semana 43).

La curva generada en esta investigacion presenta un patron similar al encontrado por diferentes autores (Banos et al. 2004, Coleman et al. 2010, Domecq et al. 1997), en esta se puede observar que el cambio semanal en la CCC tuvo una caida significativa entre el parto y la semana setima de lactacion; periodo durante el cual la vaca esta en un balance energetico negativo originado por la alta demanda de energia para sustentar la produccion de leche y por el bajo consumo de MS que se da al inicio de la lactancia (NRC 2001). Una perdida de CCC de un punto para una vaca de 450 kg al momento del parto (CCC=4,00) proveera la energia suficiente para producir 391 kg de leche corregida al 4% de grasa (NRC 2001). La diferencia entre la energia requerida y la consumida al inicio de la lactancia podria ser mayor en los hatos de ganado lechero que pastorean forrajes C4, los cuales tienen menos energia digestible que los C3 (Sanchez 2007). Ademas, los pastos tropicales contienen mas fibra (Sanchez 2007), lo cual podria comprometer el consumo voluntario de MS (Zebeli et al. 2008) y por lo tanto el consumo de energia. Sin embargo, debe considerarse que las vacas que consumen forrajes C3 por lo general producen mas leche, lo cual implica mayores necesidades de energia y por lo tanto mas movilizacion de reservas corporales.

[FIGURA 2 OMITIR]

Condicion corporal en vacas primiparas y multiparas

Debido a que existen diferencias inherentes en el ciclo productivo entre vacas primiparas y multiparas, donde la movilizacion de reservas corporales esta relacionada con la produccion lactea y el flujo de energia utilizado por las vacas primiparas para crecimiento (Gallo et al. 1996, Pedron et al. 1993), se separo la informacion segun el numero de parto. En la Figura 3 se observan diferencias en la CCC promedio entre las vacas primiparas y multiparas durante las 9 semanas previas al parto, donde las vacas primiparas presentaron mayor CCC. Sin embargo, no hubo diferencias significativas (p=0,123) en los valores de CCC entre las vacas primiparas (4,01) y multiparas (3,83) en la semana del parto. Lo cual se debe a que las primiparas perdieron condicion durante su periodo de vaca proxima, mientras que las multiparas ganaron condicion durante la mayor parte del periodo de vaca seca y proxima al parto. Estos hallazgos concuerdan con los obtenidos por Roche et al. (2007a).

[FIGURA 3 OMITIR]

Los valores de CCC al parto obtenidos son mayores a los reportados en otros estudios (Domecq et al. 1997 (2,66), Roche et al. 2007b (2,85)), sin embargo estos autores utilizaron vacas de la raza Holstein en sus investigaciones. Ademas, las practicas de alimentacion preparto, asi como otras condiciones ambientales difirieron en los hatos objeto de estudio.

A partir de la primera semana de lactancia la CCC de ambos grupos disminuyo. Lo cual se debe al aumento de los requerimientos de energia propios del inicio de la lactancia (NRC 2001). Domecq et al. (1997) en su estudio en animales estabulados tambien encontraron un patron de perdida de CCC similar entre vacas primiparas y multiparas.

Los puntos mas bajos de condicion corporal se dieron en promedio a las 14 y 8 semanas posparto para vacas primiparas y multiparas, respectivamente. Domecq et al. (1997) reportaron el nadir de la CCC a las semanas 4 y 8 en el mismo orden. Esta diferencia en las semanas requeridas para alcanzar el nadir de CCC podria deberse en parte a que las vacas de este estudio parieron con una CCC mayor que las vacas de la investigacion mencionada y por lo tanto tuvieron mayor cantidad de reservas corporales, que sirvieron como fuente de energia durante un periodo mas prolongado en las primiparas. Ademas, el promedio de produccion al pico de lactacion en el hato estudiado fue de 29 kg por animal por dia, mientras que en el estudiado por Domecq et al. (1997) fue alrededor de 40 kg, lo que probablemente involucra una movilizacion de reservas corporales mas acelerada, en el ultimo estudio, para mantener la produccion de leche.

Los valores minimos promedio de CCC difirieron (p<0,05) entre las vacas primiparas y las multiparas y fueron 3,10 y 2,86, respectivamente. Esta diferencia podria estar relacionada a una mayor movilizacion de reservas corporales por parte de las multiparas, aunado a la menor CCC con que parieron. El cambio en la CCC en cada uno de estos grupos desde la semana del parto hasta el nadir fue 0,99 puntos en las multiparas y 0,95 en las primiparas. Estos valores no difieren estadisticamente entre si (p=0,557).

La CCC al final de la lactancia fue 3,69 y 3,67 para vacas primiparas y multiparas, respectivamente. El cambio en CCC desde el nadir hasta dicha semana fue 0,57 y 0,76 puntos, respectivamente. Esta recuperacion de CCC tendio (p=0,07) a ser menor en las vacas primiparas que en las multiparas. Roche et al. (2007a) tambien han encontrado que las vacas primiparas no son tan eficientes ya que ganaron CCC despues del nadir, como en el caso de las multiparas. Lo cual pone en evidencia la necesidad de desarrollar practicas de alimentacion propias para este grupo de animales, con el objeto de que lleguen a la segunda lactancia con un mejor desarrollo y reservas energeticas. Especialmente en hatos en pastoreo y en el que el desarrollo de las novillas no es el adecuado.

Evolucion de la condicion corporal durante la lactancia en vacas agrupadas por su condicion corporal al parto

Al agrupar los animales segun su CCC durante la semana del parto en las categorias mayor o igual a 4,25, 3,50 a 4,00 y menores o igual a 3,25 se observo el comportamiento de las curvas de CCC durante el periodo seco y de lactancia indicado en la Figura 4.

El analisis de la Figura 4 indica que la curva de CCC de las vacas que parieron con una CCC mayor o igual a 4,25 difieren (p<0,05) desde el inicio del periodo seco hasta la semana 24 de la lactancia (mitad de la lactacion), de las curvas de CCC de aquellas vacas cuya condicion corporal al parto fue de 4,00 o menos. Asi mismo, las curvas de CCC de los 3 grupos de vacas indicados difieren entre si (p<0,05) desde la semana menos 7 antes del parto (periodo seco) hasta la semana nueve de lactacion. Desde el punto de vista de los procesos fisiologicos que involucra el metabolismo energetico, el periodo alrededor de las 9 semanas de lactancia es critico, ya que durante el mismo la vaca esta en su pico de lactacion y ademas se inicia el periodo de monta o inseminacion. Lo anterior tiene implicaciones importantes en la reproduccion, debido a que segun Roche et al. (2007a) y Butler y Smith (1989) el retorno a los ciclos estrales se favorece con CCC al parto alrededor de 3,0 a 3,5 perdidas de CCC menores a 1 punto del parto al nadir y valores de nadir altos. Asi mismo, las reservas de energia adecuadas contribuyen a sustentar la produccion de leche durante las primeras semanas de lactacion (NRC 2001). Los argumentos anteriores sugieren que las vacas de este hato que paren con una condicion corporal inferior a 3,5 podrian comprometer su desempeno productivo y reproductivo.

[FIGURA 4 OMITIR]

[FIGURA 5 OMITIR]

En general los animales de este hato finalizan la lactancia con una CCC adecuada (>3,5) (Roche et al. 2009). El segmento de vacas mas pesadas o sobre acondicionadas mantiene esa condicion durante todo su ciclo productivo.

En la Figura 5 se denota el comportamiento de la CCC al nadir en las vacas agrupadas por la CCC al parto ([menor que o igual a] 3,25; 3,50 a 4,00 y [mayor que o igual a] 4,25) y en la Figura 6 se hace la misma agrupacion por CCC y se diferencian entre animales en primiparas y multiparas. En ambas figuras se observa que existe una relacion entre la CCC al parto y la misma al nadir: entre mayor sea la CCC al parto, mayor sera la misma al nadir (primiparas: rho=0,650, p<0,01; multiparas: rho=0,619, p<0,01). En la Figura 5 se observa que los 3 grupos difirieron (p<0,05) entre si y que los animales con menor CCC al parto tienen valores mas bajos al nadir. Al hacer un analisis mas detallado de la informacion agrupadas las vacas en primiparas y multiparas, se pone en evidencia que las vacas multiparas que paren con menor CCC tienen un nadir menor que las primiparas (Figura 6) y a la vez pierden mas condicion durante este periodo (Figura 7), lo cual podria comprometer su desempeno productivo y reproductivo (Roche et al. 2009 y Butler y Smith 1989). Roche et al. (2007a) han encontrado que las vacas con mayor CCC al parto pierden mas condicion al nadir; lo cual coincide con lo encontrado en este estudio (primiparas: rho=0,761, p<0,01; multiparas: rho=0,552, p<0,01). Sin embargo, estos autores mencionan que dichos animales conservan una CCC mayor en este punto de la curva, en comparacion con aquellas vacas que parieron con menor CCC. Esta informacion es congruente con la obtenida en este hato, lo cual sugiere que las practicas de manejo y alimentacion en este hato deben procurar animales con CCC de 3,5 a 4,25 al parto, para tratar de evitar valores bajos al nadir y los efectos nocivos que esto podria tener sobre la productividad de los animales.

[FIGURA 6 OMITIR]

[FIGURA 7 OMITIR]

La Figura 7 muestra la perdida de CCC de los animales del parto al nadir, evidenciandose que las vacas con mayor condicion al parto son las que pierden mas condicion al nadir, lo que corresponde a un aporte mayor de energia para la produccion de leche. Resultados similares han sido reportados por Roche et al. (2007a) en animales en pastoreo. Esto favorece no solo la produccion pico, sino tambien la produccion total de leche, siempre y cuando la CCC no sea excesiva y ocasione desbalances en el metabolismo energetico del animal, los cuales causen enfermedades tales como la cetosis (Gillund et al. 2001, Saborio-Montero y Sanchez 2013).

[FIGURA 8 OMITIR]

En relacion con el cambio de condicion corporal desde el nadir hasta el final de la lactancia (semana 43), se observaron diferencias significativas (p<0,05) entre grupos congregados por su CCC corporal al parto (Figura 8). El grupo que pario con menor condicion corporal y ademas tuvo el punto nadir mas bajo fue el que gano mas (p<0,05) CCC durante esta fase del ciclo productivo. Lo cual sugiere que los animales de este hato estuvieron en un balance de energia positivo durante los ultimos meses de lactacion, que les permitio recuperar sus reservas de energia para iniciar un nuevo ciclo productivo con una CCC adecuada. El comportamiento que sigue la CCC posterior al parto depende de la CCC al momento de ocurrencia de este evento. Por lo tanto el manejo alimenticio durante el periodo seco, e inclusive durante el final de la lactancia anterior, podria determinar la CCC que tendran los animales durante todo el ciclo productivo subsecuente, con las implicaciones productivas y reproductivas asociadas a esta CCC.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

En general la CCC de las vacas del hato objeto de estudio es mayor que la reportada frecuentemente en la literatura, para hatos con buenos indices reproductivos y niveles de produccion de leche. Esto se debe a que la mayoria de los estudios se han realizado con animales de la raza Holstein y las vacas Jersey pueden tener valores de CCC mayores que los de la raza Holstein, antes de incurrir en enfermedades tales como la cetosis. El analisis realizado indica que la alimentacion energetica de los animales que se manifiesta en su CCC es critico durante el final de la lactancia y periodos de vaca seca y proxima al parto a fin de que los animales lleguen a parir con una CCC tecnicamente adecuada, que corresponde a 4,01 para las vacas primiparas y 3,83 para las multiparas, de esta investigacion. Los animales que parieron con una CCC mayor o igual a 4,25 fueron las que movilizaron mayores reservas energeticas durante el periodo de 8 (vacas multiparas) y 14 semanas (vacas primiparas) de lactancia y a su vez las que tuvieron valores de nadir mas altos, lo cual beneficia la produccion de leche y los procesos reproductivos. Los animales con CCC al parto mayor o igual a 4,25 presentaron una evolucion de la curva de CCC normal y siempre mantuvieron una CCC mayor que aquellas vacas que parieron con valores de CCC menores. Las vacas multiparas que paren con una CCC menor a 3,25 son las mas susceptibles a tener balances energeticos negativos durante todo su ciclo productivo, por lo que deben recibir una alimentacion balanceada que satisfaga no solo las necesidades de produccion de leche, sino tambien para acumular reservas corporales.

Recibido: 23/08/13

Aceptado: 28/11/13

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen al Ingeniero Agronomo Jose Joaquin Jimenez Zamora propietario de la finca Pasqui ubicada en Oreamuno, Cartago, por las facilidades brindadas que hicieron posible la realizacion de esta investigacion. A los empleados de la finca, asi como al Dr. Carlos Luis Madriz Bonilla y al Sr. Jorge Volio Elbrech por su valiosa colaboracion. De igual manera al Centro Regional de Informatica para la Produccion Animal Sostenible por permitirnos utilizar el programa VAMPP Bovino 3.0.

LITERATURA CITADA

BANOS G., BROTHERSTONE S., COFFEY M.P 2004. Evaluation of body condition score measured throughout lactation as an indicator of fertility in dairy cattle. J. Dairy Sci. 87:2669-2676.

BAUMAN D.E., CURRIE W.B. 1980. Partitioning of nutrients during pregnancy and lactation: a review of mechanisms involving homeostasis and homeorhesis. J. Dairy Sci. 63:1514-1529.

BUTLER W.R., SMITH R.D. 1989. Interrelationships between energy balance and postpartum reproductive function in dairy cattle. J. Dairy Sci. 72:767-783.

COLEMAN J., PIERCE K.M., BERRY D.P., BRENNAN A., HORAN B. 2010. Increasing milk solids production across lactation through genetic selection and intensive pasture-based feed system. J. Dairy Sci. 93:4302-4317.

DOMECQ J.J., SKIDMORE A.L., LLOYD J.W., KANEENE J.B. 1997. Relationship between body condition scores and milk yield in a large dairy herd of high yielding Holstein cows. J. Dairy Sci. 80:101-112.

EDMONSON A.J., LEAN I.J., WEAVER L.D., FARVER T., WEBSTER G. 1989. A body condition scoring chart of Holstein dairy cows, J. Dairy Sci. 72:68-78.

FERGUSON J.D., GALLIGAN D.T., THOMSEN N. 1994. Principal descriptors of body condition score in Holstein cows. J. Dairy Sci. 77:2695-2703.

FERGUSON J.D., OTTO K.A. 1989. Managing body condition in cows. Proc. Cornell Nutr. Conf. Feed Manuf. Conf. pp. 75-87.

FRENCH P.D. 2006. Dry matter intake and blood parameters of non lactating Holstein and Jersey cows in late gestation. J. Dairy Sci. 89:1057-1061.

GALLO L., CARNIER P., CASSANDRO M., MANTOVANI R., BAILONI L., CONTIERO B., BITTANTTE G. 1996. Change in body condition score of Holstein cows as affected by parity and mature equivalent milk yield. J. Dairy Sci. 79:1009-1015.

GILLUND P, REKSEN O., GROHN K., KARLBERG. 2001. Body condition related to ketosis and reproductive performance in Norwegian dairy cows. J. Dairy Sci. 84:1390-1396.

GRUMMER R.R. 1995. Impact of changes in organic nutrient metabolism on feeding the transition dairy cow. J. Anim. Sci.73:2820-2833.

HAYIRLI A., GRUMMER R.R., NORDHEIM E.V., CRUMP P.M. 2002. Animal and dietary factors affecting feed intake during the prefresh transition period in Holstein. J. Dairy Sci. 85:3430-3443.

MARQUARDT J.P, HORST R.L., JORGENSON N.A. 1977. Effect of parity on dry matter intake at parturition in dairy cattle. J. Dairy Sci. 60:929-934.

McCARTHY B., PIERCE K.M., DELABY L., BRENNAN A., HORAN B. 2012. The effect of stocking rate and calving date on reproductive performance, body state, and metabolic and health parameters of Holstein-Friesian dairy cows. J. Dairy Sci. 95:1337-1348.

NATIONAL RESEARCH COUNCIL. 2001. Nutrient Requirements of Dairy Cattle. 7th rev. ed. National Academy Press. Washington, D.C. 381 p.

PEDRON O., CHELI F., SENATORE E., BAROLI D., RIZZI R. 1993. Effect of body condition score at calving on performance, some blood parameters, and milk fatty acid composition in dairy cows. J. Dairy Sci. 76:2528-2535.

RASTANI R.R., ANDREW S.M., ZINN S.A., SNIFFEN C.J. 2001. Body condition an estimated tissue energy balance in Jersey and Holstein cows during early lactation. J. Dairy Sci. 84:1201-1209.

ROCHE J.R., BERRY D.P, LEE J.M., MACDONALD K.A., BOSTON R.C. 2007a. Describing the body condition score change between successive calvings: a novel strategy generalizable to diverse cohorts. J. Dairy. Sci. 90:4378-4396.

ROCHE J.R., FRIGGENS N.C., KAY J.K., FISHER M.W., STAFFORD K.J., BERRY D.P 2009. Invited Review: Body condition score and its associations with dairy cow productivity, health, and welfare. J. Dairy. Sci. 92:5769-5801.

ROCHE J.R., LEE J.M., MACDONALD K.A., BERRY D.P 2007B. Relationships among body condition score, body weight, and milk production variables in pasture-based dairy cows. J. Dairy. Sci. 90:3802-3815.

SABORIO-MONTERO A., SANCHEZ J.M. 2013. Prevalencia y factores de riesgo relacionados con la cetosis clinica y subclinica Tipo I y II en un hato de vacas Jersey en Costa Rica. Agronomia Costarricense 37(2): 17-29.

SANCHEZ J.M. 2007. Utilizacion eficiente de las pasturas tropicales en la alimentacion del ganado lechero, pp. 1-24. In: XI Seminario de pastos y forrajes en sistemas de produccion animal. Barquisimeto, Venezuela.

VAN SAUN R.J. 1991. Dry cow nutrition: the key to improving fresh cow performance. Veterinary Clinics of North America: Food Animal Practice. Vol. 7. W.B. Saunders Co., Philadelphia, PA. p 599.

WALTNER S.S., McNAMARA J.P, HILLERS J.K. 1994. Validation of indirect measures of body fat in lactating cows. J. Dairy Sci. 77:2570-2579.

WILDMAN E.E., JONES G.M., WAGNER PE., BOMAN R.L., TROUT H.F., LESCH T.N. 1982. A dairy cow body condition scoring system and its relationships to standard production characteristics. J. Dairy Sci. 65:495-501.

ZEBELI Q., ASCHENB J.R., TAJAF M., BOGUHN J., AMETAJ B.N., DROCHNER W. 2008. Invited review: role of physically effective fiber and estimation of dietary fiber adequacy in high-producing dairy cattle. J. Dairy Sci. 95:1041-1056.

Alejandro Saborio-Montero (1)/*, Jorge Ml. Sanchez *

(1) Autor para correspondencia. Correo electronico: alejandro.saboriomontero@ucr.c.cr

* Centro de investigaciones en Nutricion Animal y Escuela de Zootecnia, Universidad de Costa Rica. San Jose, Costa Rica.
COPYRIGHT 2014 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Saborio-Montero, Alejandro; Sanchez, Jorge Ml.
Publication:Agronomia Costarricense
Date:Jan 1, 2014
Words:4863
Previous Article:Actividad enzimatica del suelo--deshidrogenasa, [beta]-glucosidasa, fosfatasa y ureasa--bajo diferentes cultivos.
Next Article:Estudio del desarrollo radical en almacigo de hibridos F1 de cafe obtenidos por cultivo de tejidos.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters