Printer Friendly

Evaluacion de fungicidas convencionales e inductores de resistencia para el combate de mildiu velloso (Pseudoperonospora cubensis) en melon (Cucumis melo).

Evaluation of conventional fungicides and disease resistance inducers for the control of downy mildew (Pseudoperonospora cubensis) on melon (Cucumis melo).

INTRODUCCION

El melon (Cucumis melo L.) es un importante cultivo de exportacion en Costa Rica. El mildiu velloso es una enfermedad causada por el oomicete Pseudoperonospora cubensis (Berk. et Curt.) Rost., una de las principales en el cultivo del melon y otras cucurbitaceas (Doubrava y Blake 2004). Ataca principalmente el follaje y reduce la produccion, calidad de las frutas y llega a destruir la planta si es infectada en estados tempranos del ciclo de crecimiento (Thomas 1996, Dehne y Oerke 2004). El patogeno requiere alta humedad relativa para esporular, y se disemina por corrientes de aire, y localmente tambien por salpique de lluvia (Thomas 1996). En presencia de una pelicula de agua en la superficie foliar, y a la temperatura optima (15 a 24 [grados]C), la infeccion ocurre rapidamente (Thomas 1996). Bajo condiciones ambientales favorables para la propagacion del patogeno y la infeccion, P. cubensis puede arrasar un lote en un periodo de 3 a 5 dias si las medidas de combate son ineficientes (MacNab 2005). Adicionalmente, segun el estado fenologico en que se encuentre la planta al momento del ataque, el rendimiento se reduce y en caso de estar en etapa reproductiva, los frutos seran afectados por quemas de sol y perdida de sabor.

La aplicacion de productos quimicos es la forma de combate mas utilizada, ya sea a traves de fungicidas protectores, fungicidas sistemicos o la combinacion de ambos. Entre los fungicidas mancozeb sequence, and with dimethomorph. Mefenoxam was not effective. The combination with phosphite improved the efficacy of all the conventional fungicides. No effect in disease control was observed with the application of MSB or ASM, either alone or combined with conventional fungicides. The treatments chlorothalonil/mancozeb and dimethomorph were less expensive than other treatments with lower efficacy. de contacto recomendados para mildiu velloso y aprobados para uso en melon estan el mancozeb, el clorotalonil y los productos a base de cobre (Doubrava y Blake 2004). Entre los fungicidas sistemicos mas utilizados para el combate de mildiu velloso estan el metalaxil M o mefenoxam, el dimethomorph, las estrobilurinas, el propamocarb y el cyazofamid, los cuales exhiben varios niveles de sistemicidad en la plantas. (Urban y Lebeda 2006).

En anos recientes se han desarrollado otros productos que inducen a la planta a activar sus mecanismos de defensa contra las enfermedades (Knight et al. 1997). Algunos de estos productos se han comercializado. Entre ellos estan el acibenzolar-S-metil, la menadiona bisulfito de sodio y los fosfitos.

El acibenzolar-S-metil (ASM), es un inductor de resistencia sistemica en muchas plantas que incluye trigo, arroz y tabaco. Su tolerancia y eficacia en el combate de enfermedades en esos cultivos han permitido su comercializacion. El ASM no tiene efecto antifungico y conduce a la acumulacion de los mismos genes de resistencia que el acido salicilico (Gozzo 2003).

Hay muy pocos informes sobre el uso de ASM para el combate de enfermedades en melon. Se ha demostrado que aplicaciones de ASM aumentaron la actividad de las proteinas relacionadas a la patogenesis, quitinasa y peroxidasa, asi como algunas respuestas fisiologicas a enfermedades poscosecha en melon tipo Cantaloupe (C. melo var. reticulatus) (McConchie et al. 2007).

Buzi et al. (2004) observaron que las plantulas de melon tratadas con el ASM y metil jasmonato mostraron resistencia a Didymella bryoniae y Sclerotinia sclerotiorum. En una combinacion de aplicaciones en campo y poscosecha, Huang et al. (2000) demostraron que la aplicacion de ASM via foliar en prefloracion combinada con la inmersion del fruto en el fungicida guazatina, disminuyo significativamente las enfermedades causadas por Fusarium spp., Alternaria spp. Rhizopus spp. y Trichothecium sp., durante el almacenamiento. El fungicida aplicado solo, disminuyo significativamente la infeccion por Fusarium spp., pero tuvo un menor efecto sobre Alternaria spp., y Rhizopus spp. La disminucion de las enfermedades poscosecha mediante la aplicacion de ASM se ha asociado con la activacion de la peroxidasa (POD), quitinasa (CHT) y la fenilalanina amonio liasa (PAL) (Bi et al. 2006).

Recientemente se ha desarrollado un inductor de resistencia llamado mendiona bisulfito (MBS, compuesto a base de vitamina [K.sub.3]), comercializado con el nombre de ACT-2. Existen muy pocos informes de investigaciones sobre el efecto de este producto sobre los cultivos. Uno de ellos fue realizado por Borges et al. (2003) en plantas de banano, las cuales, al ser tratadas con MBS previo a la inoculacion con el hongo Fusarium oxysporum f. sp. cubense, que causa la enfermedad conocida como mal de Panama, eran capaces de acelerar y aumentar la acumulacion de fitoalexinas, y demostro asi su capacidad como activador de resistencia al reforzar los mecanismos defensivos de la planta (Borges et al. 2004). Mas recientemente, Liu et al. (2006) determinaron que los pretratamientos con ASM y MBS en hojas de Brassica napus retrasaron la aparicion de lesiones producidas por Leptosphaeria maculans, asi como la disminucion del area de las lesiones, tanto en hojas pretratadas (efecto local) y hojas no tratadas (efecto sistemico). No se encontraron trabajos sobre el efecto de la MBS en enfermedades de melon.

Los fosfitos y fosetyl-Al son productos sistemicos que actuan contra oomicetes, El acido fosforoso tiene efecto directo sobre los oomicetes, al inhibir un proceso parcial (fosforilacion oxidativa) en el metabolismo de los oomicetes. Tambien hay evidencia que sugiere que el acido fosforoso tiene efecto indirecto sobre las respuestas defensivas naturales de las plantas contra el ataque de un patogeno (Bru nings et al. 2005).

El objetivo del presente estudio fue determinar la eficacia algunos de los fungicidas convencionales usados mas frecuentemente en el combate de mildiu velloso, en combinacion con aplicaciones de productos inductores de resistencia. Un ensayo similar se llevo a cabo en la temporada melonera (epoca seca) del 2007, en el cual no se presentaron condiciones para el desarrollo de la enfermedad. En vista de lo anterior, y con el fin de tener las condiciones ambientales de mayor presion de inoculo, el presente ensayo se desarrollo en epoca lluviosa, la cual no es una epoca de produccion comercial de melon de exportacion.

MATERIALES Y METODOS

El ensayo fue realizado en la Finca GuanaDulce S.A., ubicada en la localidad de Pavones del Canton de Nandayure, Provincia de Guanacaste de agosto a octubre de 2007.

La preparacion del terreno fue realizada por los trabajadores de la finca bajo el mismo sistema de produccion para los lotes en epoca comercial. Dado las condiciones de epoca lluviosa, no fue necesario irrigar. El ensayo se ubico en un suelo de textura franco-arenosa con buen drenaje.

La variedad utilizada fue Ruidera, melon del tipo "Piel de Sapo" registrado por Nunhems(r). El almacigo fue sembrado el 16 de agosto y las plantulas fueron trasplantadas el 29 de agosto.

El area total del experimento fue de 2475 m2 distribuido en 14 calles de siembra distanciadas a 1,7 m entre si. La longitud de las calles fue de 104 m. El area productiva fue de 1456 m lineales con 0,5 m de distanciamiento entre cada planta.

Los productos inductores de resistencia fueron los siguientes:

1. Menadiona Bisulfito Sodio: (ACT-2[R], compuesto del grupo 2-metil-1,4-naftoquinona (4% p/p), prolina (11% p/p), glicina (10% p/p), alanita (6% p/p), vitamina K (4% p/p), Menadiona S.L).

2. Fosfito (Multiprotek[R] 0-26-37+30 HP[O.sub.3.sup.2-], Haifa Chemicals).

3. Acibenzolar-S-metil, o ASM (ACIS 50 WG[R], Syngenta Crop Protection).

4. Testigo sin inductor.

Los fungicidas convencionales utilizados en el ensayo fueron los siguientes:

1. Mefenoxan (Ridomil Gold Mz 68 PH[R], Syngenta Crop Protection).

2. Clorotalonil (Bravonil 72 SC[R], Syngenta Crop Protection)/mancozeb (Dithane NT 80[R], Dow AgroScience).

3. Dimethomorph (Acrobat CT 60 SC(r), BASF).

4. Testigo sin fungicida.

Las dosis e intervalos de aplicacion se realizaron segun las indicaciones tecnicas para cada producto comercial, segun las especificaciones de las etiquetas.

Las dosis de producto comercial, y de ingrediente activo, y la cantidad de aplicaciones se muestran en el Cuadro 1.

En todas las aplicaciones se utilizo bomba de espalda manual de 18 l, se inicio a primeras horas de la manana y se realizo una cobertura completa del follaje.

La cronologia de los tratamientos se presenta en el Cuadro 2. Las fechas de aplicacion de los tratamientos se muestran dias despues de trasplante (ddt), a partir del jueves 30 de agosto de 2007 como el dia 1. Los dias 13, 23, 28, 35, 36, 42 despues de trasplante corresponden a las fechas: 11, 21 y 26 de setiembre y 03, 04 y 10 de octubre de 2007.

El inicio de las aplicaciones de los fungicidas convencionales se determino una vez que hubo presencia en campo de los primeros sintomas. El inicio de las aplicaciones de los inductores de resistencia se realizo a partir del ataque del patogeno y segun las recomendaciones tecnicas para cada producto comercial y continuo de acuerdo a una calendarizacion programada, debido a la condicion de precipitacion diaria y humedad relativa mayor de 70%.

Evaluacion de la enfermedad

Las evaluaciones iniciaron a partir de los 17 ddt (16 de setiembre), es decir, 4 dias despues de la primera aplicacion de fungicidas (11 de setiembre). Las siguientes evaluaciones continuaron a los 23, 28, 35, 41, 49 ddt, correspondientes a las fechas 21 y 26 de setiembre, 3, 9 y 17 de octubre, respectivamente.

La severidad del mildiu velloso fue evaluada como porcentaje de area foliar enferma, con ayuda de un diagrama visuqal que representaba porcentajes de 1, 5, 10, 30 y 60. Mediante la observacion minuciosa en el campo, se registro de forma precisa el porcentaje de severidad para cada hoja evaluada.

La evaluacion consistio en la anotacion del valor del porcentaje de severidad en cuadros disenados para ese fin, en donde, se escogieron aleatoriamente 25 hojas de melon ubicadas en la calle central de cada parcela experimental.

Los datos correspondientes a los porcentajes de severidad de las 25 hojas fueron promediados para obtener un unico valor de cada unidad experimental para cada fecha de evaluacion. Los valores de severidad de las diferentes fechas se utilizaron para obtener el area bajo la curva de progreso de la enfermedad (ABCPE) (Arauz 1998).

Diseno experimental

Se utilizo un diseno de bloques al azar con un arreglo de tratamientos factorial 4x4 en fajas, para un total de 16 tratamientos con 5 repeticiones. La unidad experimental consistio en 3 calles contiguas de 5 m cada una, para un total de 30 plantas. El uso de este diseno permitio utilizar parcelas grandes para evaluar tanto los fungicidas como los inductores, lo cual ayudo a evitar la deriva del producto en parcelas adyacentes que fuesen pequenas, y por otro lado, a facilitar la conduccion del experimento con aplicaciones periodicas los productos en pocas parcelas de gran tamano para evitar errores en la ubicacion de los tratamientos. Echandi C.

Estacion Experimental Fabio Baudrit, Universidad de Costa Rica. Comunicacion personal.

Analisis estadistico

Los datos de ABCPE fueron sometidos a un analisis de varianza mediante el programa estadistico INFOSTAT (Version 1.0 Universidad de Cordoba, Argentina, 2001). Se aplico la prueba de diferencia minima significativa (DMS, Alfa=0,05) para comparar el efecto de los inductores de resistencia, fungicidas convencionales y la interaccion entre ellos sobre las variables evaluadas.

RESULTADOS

La Figura 1 muestra las curvas de progreso de mildiu velloso para cada uno de los tratamientos. El ABCPE vario significativamente (p<0,05) entre los tratamientos con fungicidas convencionales y entre tratamientos con inductores. No se encontro interaccion estadisticamente significativa entre fungicidas e inductores, lo cual significa que el efecto de los fungicidas fue independiente de la accion de los inductores. Al respecto, se observo una tendencia general, independiente del inductor, en cuanto al orden de severidad observado con los diferentes tratamientos fungicidas: clorotalonil/mancozeb<dimethomorph<me fenoxam<testigo sin fungicida.

[FIGURA 1 OMITIR]

Hubo diferencias significativas (p<0,05) en los promedios de ABCPE para los tratamientos fungicidas correspondientes a clorotalonil/ mancozeb y a dimethomorph (Cuadro 3), en comparacion con el mefenoxam, el cual resulto en la mayor severidad entre los fungicidas. En cuanto a los tratamientos con los inductores de resistencia, el fosfito resulto en diferencias significativas en el ABCPE con respecto a los otros inductores (Cuadro 4). Los tratamientos con ASM y el MBS fueron estadisticamente similares al testigo sin inductor.

Se realizo un analisis de varianza con las combinaciones fungicida-inductor como tratamientos individuales; se determino que la mejor combinacion de tratamientos fue la correspondiente al clorotalonil/mancozeb-fosfito, encontrandose diferencias significativas con respecto al ABCPE obtenida con otras combinaciones, segun se observa en el Cuadro 5. Este analisis permitio establecer que el fosfito mejoro significativamente la eficacia de los fungicidas dimethomorph y mefenoxam. En el caso del tratamiento clorotalonil+mancozeb, se observo una menor ABCPE al combinarlo con la aplicacion de fosfito, pero esta diferencia no fue estadisticamente significativa. La misma tendencia se presento al comparar el tratamiento sin fungicida ni fosfito y el tratamiento sin fungicida con fosfito.

Al considerar las evaluaciones en cada fecha, en todos los tratamientos la severidad de la enfermedad fue baja a los 17, 23 y 28 ddt. El mayor incremento en la severidad se observo a partir de los 35 ddt (Figura 1). Se observo una tendencia general, independiente del inductor, en cuanto al orden de severidad observado con los diferentes tratamientos fungicidas: clorotalonil/ mancozeb<dimethomorph<mefenoxam<testigo sin fungicida.

Los Cuadros 6 y 7 muestran el costo de las aplicaciones por producto y el costo de los tratamientos aplicados en el presente experimento, respectivamente. Los tratamientos en que se aplico clorotalonil/mancozeb y en los que se aplico dimethomorph tuvieron un costo menor que cuando se aplico mefenoxam, ademas de una eficacia mayor (Cuadro 3).

Las evaluaciones llegaron hasta los 49 ddt debido al anegamiento del terreno donde estaba el ensayo entre los dias 45 y 49 ddt ocasionado por las intensas precipitaciones. Ante ese hecho, no se llego a cuantificar la produccion. Ademas los datos de severidad en la fecha 49 ddt llegaron a 100% en varios tratamientos, particularmente en los testigos sin fungicidas. Debido a esos factores no se realizaron mas evaluaciones.

DISCUSION

Que no se encontraran diferencias estadisticas en la interaccion entre los fungicidas y los inductores de resistencia, significa que el efecto de los inductores fue independiente del efecto de los diferentes fungicidas. Para cada inductor, la eficacia de los fungicidas siguio el siguiente orden de mayor a menor eficacia: clorotalonil/ mancozeb>dimethomorph>mefenoxam>testigo sin fungicida.

Los fungicidas clorotalonil/mancozeb y dimethomorph aplicados sin combinarlos con aplicaciones de inductores, dieron como resultado una menor severidad con respecto al testigo sin inductores. El mefenoxam no fue diferente del testigo.

La baja eficacia del mefenoxam, a pesar de ser un fungicida ampliamente utilizado para el combate de mildius vellosos podria estar ligada a una perdida de sensibilidad en la poblacion del patogeno. El mefenoxam presenta resistencia cruzada con el metalaxyl (Urban y Lebeda 2007). Se ha encontrado resistencia de P. cubensis a metalaxyl en otros paises (Urban y Lebeda 2007). En Costa Rica, se ha encontrado resistencia a metalaxyl en mildiu velloso en vid (Araya 1999) y en Phytophthora infestans en papa (Paez et al. 2001).

Al analizar el efecto general de los productos inductores de resistencia (Cuadro 4), se observa que el fosfito fue el unico inductor que resulto en niveles significativamente menores de enfermedad. La eficiencia del fosfito en este ensayo al combatir al patogeno P. cubensis en plantas de melon del tipo piel de sapo no ha sido informada por otros autores previamente; sin embargo, la eficacia de los fosfonatos en el combate de oomycetes esta bien documentada. Por ejemplo, el fosfito ha mostrado ser efectivo contra P. nicotianae y P. palmivora en tabaco y papaya respectivamente, contra P. cactorum en fresas, el mildiu velloso en uvas y mildiu velloso en lechuga (Brunings et al. 2005, Brown et al. 2004). Sin embargo, en el presente experimento en general el efecto del fosfito fue de mejorar la eficacia de los fungicidas convencionales, ya que el fosfito solo no se diferencio significativamente del testigo sin fungicida ni inductor (Cuadro 5). El analisis estadistico de los tratamientos individuales permitio detectar un efecto diferencial del fosfito que no se detecto en el analisis inicial, posteriormente en la estructura factorial de los tratamientos, ya que la aplicacion de este producto resulto en reducciones significativas en el ABCPE en cuando se combino con la aplicacion de mefenoxam o dimethomorph, pero no cuando se aplico clorotalonil+mancozeb o cuando no se aplico ningun fungicida convencional. En ese sentido, se observo que aplicados solos, ni el fosfito ni el mefenoxam redujeron la enfermedad con respecto al testigo, pero la combinacion de ambos si la redujo significativamente.

En el presente trabajo, se utilizo un producto que contiene fosfito y fosfato, que se promueve como fertilizante e inductor de resistencia al mismo tiempo. Al respecto, se ha informado de que existe una inhibicion competitiva entre ambos aniones, fosfato y fosfito (Smillie et al. 1989), de manera que la presencia de fosfito puede causar una deficiencia de fosforo (Thao et al. 2008). Por otra parte, Forster et al. (1998) observaron una menor eficacia en el combate de Phytophthora capsici en chile cuando se aplicaron juntos fosfato y fosfito que cuando se aplico fosfito solo. Este antagonismo podria explicar en parte la baja eficacia del fosfito en el presente experimento.

Existe amplia evidencia sobre la efectividad del ASM contra gran variedad de enfermedades causadas por hongos (Smith-Becker et al. 2003, Vallad y Goodman 2004), oomicetes (Perez et al. 2003), bacterias (Louws et al. 2000) y virus (Pappu et al. 2000, Smith-Becker et al. 2003) en experimentos de campo. Sin embargo, en el presente ensayo no se observo un efecto beneficioso del ASM en el combate de mildiu velloso en melon. En este estudio las aplicaciones de ASM se iniciaron a los 23 ddt, segun la recomendacion del fabricante para melon, mientras que en los estudios citados, las aplicaciones se iniciaron antes. Por ejemplo, Perez et al. (2003) iniciaron las aplicaciones de ASM a los 7 ddt, y encontraron reducciones significativas del moho azul del tabaco, causado por el oomicete Peronospora hyoscyami f. sp. tabacina.

Otro factor que pudo haber influido en la eficacia de los inductores de resistencia (ASM, MBS y fosfito) fue la condicion climatica en que se llevo a cabo el presente experimento, donde la alta precipitacion causo un exceso de agua en el suelo y un posible estres a las plantas de melon, lo cual a su vez tendria un impacto negativo sobre la expresion de los mecanismos de defensa. Al respecto, se postula que las plantas frecuentemente deben asignar los recursos a las defensas y crecimiento vegetativo para asegurar el exito reproductivo y puede haber demandas competitivas entre el crecimiento y la defensa por recursos energeticos de la planta (Simms 1992), de manera que en condiciones de estres energetico la expresion de los mecanismos de defensa puede verse disminuida (Kogan 1986). Al respecto, Vallad y Goodman (2004) senalan que el estado de crecimiento de la planta influye en la eficiencia de la resistencia sistemica adquirida por ASM. Tambien el momento de aplicacion de los inductores es importante (Walling 2001). Vallad y Goodman (2004) senalan que los inductores son inefectivos una vez que el patogeno se ha establecido.

En muchos casos la resistencia sistemica inducida por ASM no ha sido tan efectiva para

combatir enfermedades especificas como el uso de fungicidas comunes, y es necesario alternar o combinar el ASM con un producto fungicida para reducir la enfermedad a un nivel comparable a los metodos de combate usados generalmente, asi como para combatir otras enfermedades no influenciadas por la resistencia adquirida sistemica (Vallad y Goodman 2004). En general, la induccion de resistencia no es un metodo unico para el combate de enfermedades y plagas, sino que debe combinarse con otras practicas de combate como la resistencia genetica, las practicas culturales, el combate biologico y, a menudo, el uso reducido de plaguicidas (Walling 2001, Vallad y Goodman 2004, Urban y Lebeda 2006).

Bajo las condiciones de este experimento, las recomendaciones de los diferentes fabricantes con respecto a los momentos de aplicacion no permitieron un buen combate de la enfermedad. Estas recomendaciones deberian iniciarse a partir de una aplicacion mas temprana de los inductores y una aplicacion oportuna de los fungicidas convencionales.

Debido a que el experimento no se llevo hasta la cosecha, por las condiciones climaticas expuestas, no fue posible establecer una relacion beneficio-costo; se consideraron unicamente los costos de los tratamientos y se determino que el mejor tratamiento para el combate de mildiu velloso tiene un costo de 0 109 009,00 por ha, lo cual es inferior al costo de otros tratamientos menos eficientes.

Recibido: 23/04/10 Aceptado: 16/09/10

LITERATURA CITADA

ARAUZ L. 1998. Fitopatologia: un enfoque agroecologico. Editorial Universidad de Costa Rica. 1a ed. 467 p.

ARAYA E. 1999. Determinacion de la resistencia in vitro en Plasmopora viticola a cuatro fungicidas. Tesis de Maestria, Universidad de Costa Rica, San Jose, Costa Rica. 45 p.

BI Y., GE Y., LI Y., WANG J., MIAO X., LI X. 2006. Postharvest acibenzolar-S-methyl treatment suppresses decay and induced resistance in hami melons. Acta Horticulturae 712:393-400.

BORGES A., BORGES-PEREZ A., FERNANDEZ FALCON M. 2003. Effect of menadione sodium bisulfite, an inducer of plant defenses on the dynamic of banana phytoalexin accumulation during pathogenesis. J. Agric. Food Chem. 51:5326-2328.

BORGES A., BORGES-PEREZ A., FERNANDEZFALCON M. 2004. Induced resistance to Fusarial wilt banana by menadione sodium bisulphite treatments. Crop Protection. 23:1245-1247.

BROWN S., KOIKE S., OCHOA O., LAEMMLEN F., MICHELMORE F. 2004. Insensitiviy to the

fungicide Fosetyl-Aluminum in California isolates of the lettuce downy mildew pathogen, Bremia lectucae. Plant Dis. 88:502-508.

BRUNINGS A.M., DATNOFF L.E., SIMONNE E.H. 2005. Phosphorous acid and phosphoric acid: when all P sources are not equal. Consultado en 2010. Disponible en: http://edis.ifas.ufl.edu/pdffiles/HS/ HS25400.pdf.

BUZI A., CHILOSI G., DESILLO D., MAGRO P. 2004. Induction of resistance in melon to Didymella bryoniae and Sclerotinia sclerotiorum by seed treaments with acibenzolar-S-methyl and methyl jasmonate but not with salicylic acid. Journal of Phytopathology 152:34-42.

DEHNE H., OERKE E. 2004. Effect of downy mildew development on transpiration of cucumber leaves visualized by digital infrared thermography. Phytopathology 95:233-240.

DOUBRAVA N., BLAKE H., KEINATH A.P. 2007. Cucumber, squash, melon and other cucurbit diseases. Consultado el 28 de setiembre de 2010. Disponible en: http://hgic.clemson.edu/.

FORSTER H., ADASKAVEG J.E., KIM D.H., STANGHELLINI M.E. 1998. Effect of phosphite on tomato and pepper plants and on susceptibility of pepper to Phytophthora root and crown rot in hydroponic culture. Plant Disease 82:1165-1170.

GOZZO F. 2003. Systemic acquired resistance in crop protection: from nature to a chemical approach. J. Agric. Food Chem. 51:4487-4503.

HUANG Y., DEVERALL B., TANG W., WANG W., WU F. 2000. Foliar application of acibenzolar-S-methyl and protection of postharvest rock melons and hami melons form diseases. European Journal of Plant Pathology 106:651-656.

KNIGHT S.C., ANTHONY V.M., BRADY A.M., GREENLAND A.J., HEANEY S.P., MURRAY D.C., POWELL K.A., SCHULZ M.A., SPINKS C. A., WORTHINGTON P.A., YOULE D. 1997.

Rationale and perspectives on the development of fungicides. Annu. Rev. Phytopathol. 35:349-72.

KOGAN M. 1986. Plant defense strategies and host plant resistance, pp. 83-134. In: M. Kogan (ed.). Ecological Theory and Integrated Pest Management Practice. New York, NY, EE. UU, Wiley.

LIU S., LIU Z., FITT B., EVANS N., FOSTER S., HUANG Y., LATUNDE-DADA A., LUCAS J. 2006.

Resistance to Leptosphaeria maculans (phoma stem canker) in Brassica napus (oilseed rape) induced by L. biglobosa and chemical defense activators in field and controlled environments. Plant Pathology. 55:401-412.

LOUWS F.J., WILSON M., CAMPBELL H.L., CUPPELS D. A., JONES J.B., SHOEMAKER P.B., SAHIN F., MILLER S.A. 2001. Field control of bacterial spot and bacterial speck of tomato using a plant activator. Plant Disease 85:481-488.

MACNAB A. 2005. Cucurbit downy mildew warning. In: http://erie.extension.psu.edu.

MCCONCHIE R., MCDONALD K., ANWARAL B., MORRIS S. 2007. Systemic acquired resistance as a strategy for disease management in rockmelon (Cucumis melo var. reticulatus). In: III International Symposium on Cucurbits. Acta Horticulturae 731:205-210.

PAEZ O., GOMEZ L., BRENES A., VALVERDE R. 2001. Resistencia de aislamientos de Phytophthora infestans al metalaxyl en el cultivo de papa en Costa Rica. Agronomia Costarricense 25(1):33-44.

PAPPU H.R., CSINOS A.S., MCPHERSON R.M., JONES D.C., STEPHENSON M.G. 2000. Effect of acibenzolar-S-methyl and imidacloprid on suppression of tomato spotted wilt Tospovirus in flue-cured tobacco Crop Protection 19:349-354.

PEREZ L., RODRIGUEZ M.E., RODRIGUEZ F., ROSON C. 2003. Efficacy of acibenzolar-S-methyl,an inducer of systemic acquired resistance against tobacco blue mould caused by Peronospora hyoscyami f. sp. tabacina. Crop Protection 22:405-413.

SIMMS E.L. 1992. Costs of plant resistance to herbivory, pp. 392-425. In: R.M. Fritz y E.L. Simms (eds.). Plant Resistance to Herbivores and Pathogens: Ecology,

Evolution and Genetics. Chicago, IL, EE. UU. University of Chicago Press.

SMILLIE R., GRANT B., GUEST D. 1989. The mode of action of phosphite: evidence for both direct and indirect modes of action on three Phytophthora spp. in plants. Phytopathology 79:921-926.

SMITH-BECKER J., KEEN N.T., BECKER J.O. 2003. Acibenzolar-S-methyl induces resistance to Colletotrichum lagenarium and cucumber mosaic virus in cantaloupe. Crop Protection 22:769-774.

THAO H., YAMAKAWA T., MYINT A., SARR P. 2008. Effects of phosphite, a reduced form of phosphate, on the growth and phosphorous nutrition of spinach (Spinacia oleracea L.). Soil Science and Plant Nutrition 54:761-768. (Abtr.).

THOMAS C.E. 1996. Downy mildew, pp. 25-27. In: T.A. Zitter, D.L. Hopkins y C.E. Thomas. Compendium of Cucurbit Diseases. St. Paul, MN, EE.UU. APS Press.

URBAN J., LEBEDA A. 2006. Fungicide resistance in cucurbit downy mildew-methodological, biological and population aspects. Ann. Appl. Biol. 149:63-75.

URBAN J., LEBEDA A. 2007. Variation in fungicide resistance in czech populations of Pseudoperonospora cubensis. Journal of Phytopathology 155:143-151.

VALLAD G.E., GOODMAN R.M. 2004. Systemic acquired resistance and induced systemic resistance in conventional agriculture. Crop Science 44:19201934.

WALLING L.L. 2001. Induced resistance: from the basic to the applied. Trends in Plant Science 6:445-447.

William Mendez Leiva *, Luis Felipe Arauz (2)/**, Rodrigo Rios ***

(1) Parte de la tesis de Ingeniero Agronomo del primer autor.

(2) Autor para correspondencia. Correo electronico: felipe.arauz@ucr.ac.cr

* Departamento de Asistencia Tecnica y Agricultura BANACOL, Costa Rica.

** Escuela de Agronomia, Universidad de Costa Rica. San Jose, Costa Rica.

*** Guanadulce S.A. Nandayure. Guanacaste, Costa Rica.
Cuadro 1. Dosis de fungicidas e inductores de resistencia para el
combate de mildiu velloso (Pseudoperonospora cubensis (Berck &
Curtis) Rostovtsev) en melon.

                        Dosis PC Kg o     Dosis i.a.
Ingrediente activo      l.[ha.sup.-1]   Kg.[ha.sup.-1]

MBS                          0,4             0,14
Fosfito                      3,5             1,05
ASM                         0,04             0,02
Mefenoxam                   2,875            1,96
Clorotalonil/mancozeb     2,785/1,5       2,01/1,20
Dimethomorph                0,75             0,45

                          Dosis i.a. g o           No. de
Ingrediente activo      ml.[l.sup.-1] agua   aplicaciones ciclo

MBS                            0,70                  2
Fosfito                        2,63                  2
ASM                            0,05                  2
Mefenoxam                      4,89                  3
Clorotalonil/mancozeb       5,01/6,00               3/1
Dimethomorph                   2,25                  3

PC: Producto comercial; i.a.: Ingrediente activo.

Cuadro 2. Detalle de los tratamientos y las fechas de aplicaciones
para el ensayo de evaluacion de fungicidas e inductores de
resistencia para el combate de mildiu velloso (Pseudoperonospora
cubensis (Berck & Curtis) Rostovtsev) en melon.

Tratamientos * (fungicida              Fecha de aplicacion de
convencional-inductor)                    Tratamientos (ddt)

                                     Fungicidas     Inductores

1. Clorotalonil/mancozeb-fosfito   13, 23, 28, 36   28, 42
2. Dimethomorph-fosfito            13, 23, 36       28, 42
3. Clorotalonil/mancozeb-ASM       13, 23, 28, 36   23, 35
4. Clorotalonil/mancozeb-TSI       13, 23, 28, 36   -
5. Mefenoxan-fosfito               13, 23, 36       28, 42
6. Clorotalonil/mancozeb-MBS       13, 23, 28, 36   28, 42
7. Dimethomorph-ASM                13, 23, 36       23, 35
8. Dimethomorph-MBS                13, 23, 36       28, 42
9. Dimethomorph-TSI                13, 23, 36       -
10. Mefenoxan-ASM                  13, 23, 36       23, 35
11. Mefenoxan-MBS                  13, 23, 36       28, 42
12. TSF-fosfito                    -                28, 42
13. Mefenoxan-TSI                  13, 23, 36       -
14. TSF-TSI                        -                -
15. TSF-MBS                        -                28, 42
16. TSF-ASM                        -                23, 35

* ASM: Acibenzolar-S-metil; TSI: Tratamiento sin Inductor; MBS:
Menadiona Bisulfito Sodio; TSF: Tratamiento sin Fungicida; ddt:
dias despues de trasplante.

Cuadro 3. Promedio del area bajo la curva de progreso de la
enfermedad para cada uno de los tratamientos con
fungicidas (efectos principales).

Fungicida                Promedio ABCPE

Clorotalonil/mancozeb    286,92 a *
Dimethomorph             348,57 a
Mefenoxam                469,26 b
Testigo                  609,55 c_

* Letras distintas indican diferencias significativas (p<=0,05).

Cuadro 4. Promedio del area bajo la curva de progreso de
la enfermedad para cada uno de los tratamientos
con inductores de resistencia sistemica (efectos
principales).

Inductor   Promedio ABCPE

Fosfito    329,06 a *
ASM        439,45 b
MBS        467,03 b
Testigo    478,74 b--

* Letras distintas indican diferencias significativas (p<=0,05).

Cuadro 5. Promedio de las areas bajo la curva de
progreso de la enfermedad obtenidas con las
combinaciones de fungicida convencional e inductor
de resistencia evaluadas para el combate de mildiu
velloso en melon.

Tratamientos (fungicida-inductor)    Promedio ABCPE

Clorotalonil/mancozeb-fosfito        215,69 a *
Dimethomorph-fosfito                 250,76 ab
Clorotalonil/mancozeb-ASM            284,98 abc
Clorotalonil/mancozeb-Testigo        306,25 abc
Mefenoxam-fosfito                    314,90 abc
Clorotalonil/mancozeb-MBS            340,75 abcd
Dimethomorph-ASM                     356,71 abcd
Dimethomorph-MBS                     375,58 bcde
Dimethomorph-Testigo                 411,24 cdef
Mefenoxam-ASM                        472,92 defg
Mefenoxam-MBS                        515,38 efgh
Testigo-fosfito                      534,91 fgh
Mefenoxam-Testigo                    573,82 gh
Testigo-Testigo                      623,66 h
Testigo-MBS                          636,43 h
Testigo-ASM                          643,19 h

* Letras distintas indican diferencias significativas (p<=0,05).

Cuadro 6. Desglose del numero de aplicaciones realizadas para cada
uno de los fungicidas e inductores de resistencia y su costo
economico * (en colones).

                 Total de         Costo de una
Fungicidas     aplicaciones        aplicacion

Mefenoxam           3         centavos  47 487,00
Clorotalonil        3         centavos  26 608,00
mancozeb            1         centavos   6 397,00
Dimethomorph        3         centavos  17 368,00

Inductores       Total de         Costo de una
               aplicaciones        aplicacion

MBS                 2         centavos   8 420,00
Fosfito             2         centavos  11 394,00
ASM                 2         centavos  32 855,00

                 Total de         Costo total de
Fungicidas     aplicaciones      las aplicaciones

Mefenoxam           3         centavos 142 461,00
Clorotalonil        3         centavos  79 824,00
mancozeb            1         centavos   6 397,00
Dimethomorph        3         centavos  52 104,00

Inductores       Total de         Costo total de
               aplicaciones      las aplicaciones

MBS                 2         centavos  16 840,00
Fosfito             2         centavos  22 788,00
ASM                 2         centavos  65 710,00

* Datos de fuentes consultadas.

Cuadro 7. Costo economico de cada uno de los 16 tratamientos
realizados en el ensayo (en colones).

Tratamientos (Fungicida-inductor)    Costo por hectarea

Clorotalonil/mancozeb-fosfito       centavos   109 009,00
Dimethomorph-fosfito                centavos    74 892,00
Clorotalonil/mancozeb-ASM           centavos   151 931,00
Clorotalonil/mancozeb-TSI           centavos    86 221,00
Mefenoxam-fosfito                   centavos   165 249,00
Clorotalonil/mancozeb-MBS           centavos   103 061,00
Dimethomorph-ASM                    centavos   117 814,00
Dimethomorph-MBS                    centavos    68 944,00
Dimethomorph-TSI                    centavos    52 104,00
Mefenoxam-ASM                       centavos   208 171,00
Mefenoxam-MBS                       centavos   159 301,00
TSF-fosfito                         centavos    22 788,00
Mefenoxam-TSI                       centavos   142 461,00
TSF-TSI                             centavos            -
TSF-MBS                             centavos    16 840,00
TSF-ASM                             centavos    65 710,00
COPYRIGHT 2010 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Leiva, William Mendez; Arauz, Luis Felipe; Rios, Rodrigo
Publication:Agronomia Costarricense
Date:Jul 1, 2010
Words:5434
Previous Article:Deteccion de tetraciclinas en nueve lotes de alimentos para cerdos, tilapias y pollos producidos en Costa Rica: Incumplimiento de normativas y...
Next Article:Metodos de extraccion de boro y respuesta del jaul a su adicion en andisoles de Costa Rica.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters