Printer Friendly

Etica en fotografia. Consideraciones y analisis.

Ethical Considerations and Analysis in Relation to Photography

Sumario. 1. Introduccion. 2. Sobre la etica en fotografia. 3. Conclusion. 4. Referencias bibliograficas.

1. Introduccion

Desde su invencion en las decadas iniciales del siglo XIX la fotografia fue factor decisivo para gestar y desplegar una nueva forma de observar, representar y comprender la realidad y con ella a nosotros mismos. Lo que a su vez repercutio en la casi integridad de estructuras sociales signando en buena medida su articulacion y desenvolvimiento. En otras palabras, la aparicion de la fotografia fue un factor disruptivo, eclosionador en el desarrollo historico social. Pero a su vez la propia fotografia se constituyo como una actividad de extrema complejidad: integrada por una amplia variedad de factores tanto humanos, como tecnicos y culturales. Todo lo cual redundo en su progresiva profesionalizacion; lo cual corrio paralelo al incremento de la demanda social de este tipo de imagenes. Demanda social, hay que senalarlo, de diversa indole porque llena varias necesidades: ludica, cognoscitiva, cultural, etc.; que de una u otra forma evidencian el impacto que en el imaginario social deja la fotografia. Demanda que se torna cada vez mas demandante en su consumo de imagenes fotograficas, las que a su vez al saturar tal demanda se convierten en objetos medio consumidos para ser al instante desechados. A lo cual ha contribuido tambien el propio desarrollo tecnologico de la fotografia; que ha producido camaras mas sofisticadas, pero con ello asimismo ha permitido que la poblacion tenga acceso a tales dispositivos indiscriminadamente. De ahi que la produccion diaria de fotografias tanto por parte de profesionales como de publico en general se haya disparado demencialmente.

Por otra parte, es de subrayar que tal circuito de oferta-demanda de fotografia se encuentra inmerso en un contexto, de hecho desde sus origenes hasta nuestros dias, de caracter marcadamente mercantil, propio del capitalismo. Por lo que la fotografia, en particular la de indole profesional, considerada como una actividad constituida por la interaccion de multiples elementos ha sido determinada y orientada privilegiadamente por factores economicos. Lo que ha constituido a la fotografia en un negocio lucrativo, por tanto, entregado a las fuerzas del mercado, sin limite ni contencion. Fotografos que cobran sumas importantes por sus fotos, empresas y agencias que pagan grandes sumas por fotografias para destinarlas a un publico de incontenida voracidad de este tipo de imagenes. De ahi que la mentalidad de una amplia parte de los integrantes de la actividad fotografica esta determinada por el beneficio economico. Lo que por otra parte no es del todo negativo considerando que aquel que lleva a cabo una actividad profesional debe recibir remuneracion por ello, para poder rentabilizar su profesion. La cuestion es cuando prima solo el sentido de lucro.

Tambien es de acotar que semejante tendencia mercantil, en la profesion fotografica, esta en consonancia con una tendencia mas amplia propiciada por la propia dinamica historica seguida por la modernidad desde el siglo XVIII; momento en que comienzan a gestarse o definirse los diversos campos profesionales a partir de la fragmentacion entre las dimensiones cognoscitiva y moral. Lo que propicio que las profesiones avanzaran rapidamente en el desarrollo de sus conocimientos, pero ya sin el respaldo moral. En relacion con esto, la profesion fotografica surge en un contexto donde se ha depuesto la esfera moral en las disciplinas profesionales; por lo que queda entregada a la pulsion mercantil sin un basamento moral que regule su desenvolvimiento y proceder. De ahi que se plantee, cuando menos en un principio, la necesidad de una reflexion sobre la pertinencia de la etica en fotografia.

2. Sobre la etica en fotografia

Etica y fotografia, dos terminos que de primera instancia parecieran distantes: el primero un escorzo de la filosofia, el segundo una actividad sustentada en un artefacto tecnologico. La etica por su raigambre filosofica volcada a la abstraccion, la fotografia por su inmersion en el trafago cotidiano destinada a la concrecion. Concebidos asi, no solo pueden estimarse como distantes sino, mas aun, como en las antipodas una de la otra. Pero si afinamos la comprension se podran apreciar vasos comunicantes entre ambos terminos: la etica es, de las partes constitutivas de la filosofia, la que mayormente tiene una incidencia directa sobre la realidad inmediata, en la vida concreta de las personas; mientras que la fotografia es un fenomeno amplio que no solo se reduce al acto cotidiano de la gente para tomar fotografias. Comprendidos desde este enfoque, lo que antes parecia distante se torna cercania, se tienden puentes entre etica y fotografia, por lo que ahora cabe preguntar que tipo de puentes son. Y para definir primero estas relaciones comencemos por especificar algunos aspectos de cada uno de ambos terminos. Comencemos primero por la etica.

2.1. Etica y moral

El ambito central sobre el que se avoca la etica es el del mundo moral en su particularidad, esto es, la moral por si misma, sin injerencia de otras instancias, como por ejemplo de caracter religioso o juridico, las cuales pueden llegar a ser tocadas tangencialmente en la medida que entran en contacto con la moral. Pero la forma del tratamiento que hace la etica de la moral es de manera reflexiva; lo que ha de conducir a que los seres humanos se puedan conocer mas a si mismos, puesto que tal reflexion incide sobre algo muy propio y que regula la vida de las personas, la moral. Es de precisar que debido a esta estrecha cercania entre etica y moral se les ha llegado incluso a concebir popularmente como sinonimas: cuando de forma simplificada puede decirse que una es la disciplina de conocimiento, la etica, y la otra es su objeto de estudio, la moral. Con lo cual queda asentada la implementacion que se hara de cada uno de los terminos a lo largo de esta exposicion. Tanto la moral como la etica no viven al margen de la historia, por el contrario, son resultado del devenir historico y navegan en el. Remontar ese rio de la historia a la par que nos permite apreciar los movientes y cambiantes relaciones que han guardado entre ambas, nos ayuda tambien a ubicar historicamente, con todas las implicaciones anadidas, la posicion que tiene en ese decurso historico la fotografia y con ello especificar el problema que se busca aqui discernir entre etica y fotografia.

La moral de suyo es tan antigua como la humanidad misma. Desde las primeras comunidades organizadas mostro su funcion como instancia reguladora, cohesionadora y orientadora de la conducta de los integrantes de esas breves comunidades primigenias. Es con los antiguos griegos que se toma conciencia del fenomeno y de emprender su conocimiento, el cual estaba avalado por la gran matriz reflexiva creada por ese pueblo, la filosofia. Asimismo la conformacion de la etica, en cuanto reflexion sobre la moral, estaba en consonancia con el contexto historico, puesto que en mundo griego se va gestando la universalizacion de la moral. Valida ya no solo para breves segmentos de la poblacion sino propugnando para que sea asumida por la comunidad de manera integral. Es de subrayar que la especificidad de semejante moral se finca en una concepcion que conjuga a la moral con los diversos ordenes sociales publicos, privados y con la naturaleza. La reflexion etica griega se despliega sobre este modelo integrado de moral, para dar razon de el. Durante la Edad Media se alcanza una global universalizacion de la moral asi como su integracion con los diversos ordenes sociales, pero sustentado todo ello por la religion, la cual es garante y motor del sistema medieval. Pero este mundo perfectamente concatenado por una moral universal, avalado y legitimado por la religion se resquebraja ante el choque con el naciente mundo moderno. Sera gradual el declive de la moral universal, para el siglo XVIII son evidentes las fisuras: la escision entre un espacio publico y un espacio privado, se conjuga a su vez con la conformacion de una racionalidad que prescinde de enlaces morales, porque para estos queda asignada la razon moral que al paralelo de la otra racionalidad conduciran cada una por sus vias a la humanidad. Pero esto es el anuncio de lo que se agudiza en la centuria siguiente.

El siglo XIX es el escenario en el que adquiere perfil definitorio la racionalidad instrumental, de fundamento cientifico tecnico. Racionalidad tensionada por la logica propia de la tecnica de medios y fines. Y donde se privilegian los medios y los fines pasan a segundo termino o, incluso, se desconocen. Asi la ciencia avanza aceleradamente una vez que esta siendo impulsada cognoscitivamente por la logica de medios y fines: la racionalidad cientifica como un medio para controlar la naturaleza. Y el instrumento para ello es la tecnica, transfigurada en tecnologia. Este contexto decimononico signado por la ciencia y tecnologia es tambien impulsor de la revolucion industrial y todas sus invenciones, entre las que obviamente se encuentra la fotografia. La fuerza motriz que conduce este proceso es la economia. Pero la contraparte de esta tendencia se encuentra en la gran falla sismica que supera y atomiza al mundo moral. La racionalidad instrumental rompe los lazos morales, los cuales quedan supeditados a la vida privada y, mas aun a la vida intima de cada persona. Asi queda claramente demarcado el mundo objetivo, sistematico y racional del conocimiento propio de la ciencia, del mundo subjetivo, personal y existencial de la moral. Y actuando en esos dos mundos la logica de medio-fin. En el mundo moral determinando una moral de estrategias y, en ambos, buscando un beneficio que en gran medida tiene como trasfondo la determinante economica. La ciencia, como las diversas disciplinas que van surgiendo gracias a todo este proceso quedan asi privadas del anclaje etico. Situacion que en algunas de ellas y otras que iran surgiendo, va a tratar de subsanarse a partir de la conformacion de una etica de las profesiones. La fotografia va a surgir como producto de todas estas fuerzas que dan forma al siglo XIX:

Los antecedentes mas inmediatos se perfilaron a finales del siglo XVIII, en plena epoca de las luces y, definitivamente, la fotografia surgio en el siglo XIX cuando se iban definiendo las principales rasgos de la sociedad industrial. Es de resaltar tambien que los actores de este descubrimiento en su gran mayoria fueron personales inquietos, muchos de ellos poseian un solido bagaje cultural y cientifico y, las mas de las veces pertenecian a las elites ilustradas o a la burguesia emergente (Sougez, 2011:31)

2.2. Fotografia y etica o viceversa

La invencion fotografica estuvo, por tanto, marcada por todas esas fuerzas que daban forma al siglo XIX. En un contexto signado por lo que el sociologo Max Weber definio como desencantamiento del mundo, es decir de perdida del sentido de lo trascendente, incluida la religion y la moral como cohesionadores universales, la fotografia por tanto va a constituirse como una instancia atada a la logica de medios y fines y, a la vez, supeditada a la determinante economica. Incluso ese desencantamiento del mundo lo va a expresar por medio de la concepcion que en ese momento se le atribuye: representar fielmente el mundo inmediato, esto es, una reproduccion mecanica de la realidad inmediata percibida. De hecho se encuentran unidas en la fotografia, estrechamente, la logica de fines y medios y el factor economico, en concordancia con una ausencia del factor moral. Aunque en estos aspectos son de acotar las diferencias que habia de fondo entre los tres inventores pioneros y que son significativas de los contextos. (2) Mientras Joseph Nicephore Niepce (1765-1833) es un hombre aun del siglo XVIII y comprende su invencion fotografica desde la mentalidad de un ilustrado, con los sentimientos de generosidad por la humanidad a cuestas; por su parte, Louis-Jacques Mande Daguerre (1787-1851) y el britanico William Henry Fox Talbot (1800-1877) son hombres del siglo XIX y en cuanto a la concepcion que tienen de su invencion fotografica es propiamente la que define esa centuria: medios y fines, asi como predominio economico. (3) Es de acotar que semejante concepcion y vision de la fotografia que tuvieron Daguerre y Talbot en gran medida ha seguido determinando la actividad fotografica hasta nuestros dias. Y ello tambien porque las fuerzas que modelaron de la manera descrita el siglo XIX aun siguen prevaleciendo hasta nuestros dias e incluso, con mayor agudeza.

Pero que significa el que la fotografia este regida por la logica de medios y fines, con predominio economico. En un sistema socioeconomico como es el capitalista que ha llegado, como lo hizo durante el siglo XIX, a su apogeo y que en cuanto tal ha configurado su perfil mas caracteristico y definitorio con la racionalidad instrumental el hombre es concebido como un objeto mas, lo que implica la perdida de humanidad y, en cuanto tal, pasa a convertirse en un medio para lograr otras finalidades, que suelen ser predominantemente de orden economico. Asi, el hombre se convierte en manos de otros hombres en un medio para obtener beneficios. Y la moral se convierte en una instancia personal de estrategia para insertarse en esa logica de medios y fines.

Ajustandose a este esquema el fotografo y su dispositivo tecnologico, la camara, pasan a ser medios para obtener una finalidad economica, a partir del resultado de la practica fotografica: una fotografia. En cuanto tal el fotografo desaparece como instancia humana y la camara solo es un artilugio mecanico. Con esto no se entienda que se esta negando el derecho del fotografo de vivir de su oficio. Pero tambien se puede vivir de un oficio o profesion sin ser solo un medio. Situacion deshumanizadora del fotografo y de la actividad fotografica en su conjunto que se ha ahondado en la actualidad. Llegados a este punto el planteamiento del problema que suscita la argumentacion expuesta se hace impostergable: ?Por que hacer uso de la etica en fotografia?

Remitiendonos a las especificaciones que se hicieron al principio, es de precisar que el enfoque etico con que se busca dar respuesta a la pregunta enunciada es desde el punto nodal de la etica: la moral. Lo que significa que se hara una interpretacion de la fotografia desde la moral, prescindiendo de otros factores eticos. Tambien adelantando sobre la especificidad de la respuesta, se puede decir que esta es de caracter hipotetico, dada la prevalencia hasta el momento actual de las condicionantes que rodearon su origen. Respuesta que se agita en el terreno de los posibles.

Quien puede ofrecer esa senda moral es el filosofo aleman Immanuel Kant, el cual desarrollo dentro de su pensamiento una vertiente etica, de gran influencia para reflexion de propuestas eticas posteriores, en su obra fundamental de esta tematica: Critica de la razon practica. Kant, comprendiendo la tendencia historica que en su propio contexto se esta dando respecto a la desvalorizacion del ser humano, propone lo que denomina como imperativo hipotetico, que es una moral que postula al hombre como fin no como medio. Y esto se realiza a partir de la asuncion personal de la moral, la cual actua como responsabilidad (comportamiento para con uno mismo) y con una conviccion coherente y fincada en el sentido de lo que es ser hombre. Es el reconocimiento del propio valor como fin en si mismo: tal fundamento moral personal es fuerza motriz para la accion, lo cual acaba por plasmarse en la realidad sobre la que se despliega la actividad de la persona. Adela Cortina (2015: 201-202), acuciosa estudiosa de la etica kantiana, amplia esta explicacion contextualizandola en el presente:

Solo cuando el hombre se comprende a si mismo--a su propia humanidad--como lo absolutamente valioso, como lo que tiene dignidad y no precio, es para el su propia humanidad un fundamento para la accion, el motor del quehacer etico. Y, curiosamente, en este mismo faktum de reconocimiento del propio valor como fin en si (objetivo y no subjetivo) incide la fundamentacion de la moral que Ernst Tugendhat es la autoafirmacion evaluadora, el reconocimiento o estimacion de la propia existencia que se muestra como un <<comportarse consigo>>. Sin contar con semejante autovaloracion: pierde toda su base la <<moral de la seriedad>>.

Y sin embargo, el tiempo en que nos ha tocado vivir no potencia las condiciones de autoestima, sino todo lo contrario. El triunfo de la razon estrategica convierte a los hombres en medios en manos de hombres, en manos de desconocidos sujetos elipticos, que hacen de la cosificacion una realidad inevitable csocavando el autorrespeto>>.

Dos son los elementos a resaltar en las palabras supracitadas de Adela Cortina: el concepto de autoafirmacion evaluadora y el diagnostico de la tendencia que marca el rumbo social actualmente. Con el concepto de autoafirmacion evaluadora, de raigambre kantiana, formulado por Tugendhat es de notar que en su propia enunciacion se pone en evidencia su caracter racional que conlleva la toma de conciencia de si mismo, en cuanto valor moral de la propia existencia. Lo que redunda en un recto o moral comportamiento para con uno mismo. A lo que puede agregar que ello conlleva una responsabilidad de las propias acciones, las que al ser dirigidas hacia los otros o lo otro de la realidad acaban tambien por afectarlos. Por lo que los propios actos morales estan signados por la responsabilidad, respecto a sus consecuencias para con nosotros mismos y para con los demas. El cierre de este circulo moral kantiano es que si la persona se toma a si misma como fin y no como medio, reconociendo su humanidad y la dignidad que ello conlleva, eso repercute en las acciones que hace que se tome a los otros como fines y no como medios. Y la linea de tension que recorre este circuito moral es la conciencia y la responsabilidad. Pero como explican las palabras finales de Adela Cortina, este modelo de realizacion moral del ser humano pareciera irrealizable en un contexto en el que todo va en contra de semejante posibilidad. Moral o contracorriente donde se privilegian los medios y los fines se convierten en precios; la cosificacion que socaba el respeto a uno mismo y el respeto a los otros. Lo que, por el contrario, no significa que sea imposible su realizacion. El hecho de que algunos individuos puedan asumir la moral de estirpe kantiana hace de su posibilidad un anuncio de su generalizacion. Como se adelanto lineas atras llevando hipoteticamente esto al terreno de la fotografia es como inicialmente se le puede dar una base de sustentacion etica.

Como premisa de partida puede plantearse: concebir al fotografo y su camara no como medios sino como fines en si mismos. Una precision, porque se senala tambien en ese concebir tambien a la camara como una finalidad, cuando el hecho de enunciar al fotografo ya lleva implicito su correlacion con la camara, es mas, para definirse como fotografo entrana la conditio sine qua non de estar unido al artefacto. Pero al puntualizar tal relacion debe comprenderse a la camara como un objeto plenamente humanizado, para no concebirlo solo como un artilugio mecanico y, en cuanto tal, unicamente un medio para hacer fotografias. Por el contrario, es un objeto humanizado, porque a traves de el se expresa, como veremos, la humanizacion del fotografo. La asuncion de la etica kantiana plantearia para el fotografo comprenderse a si mismo, en su humanidad, como dignidad: todo lo cual ha de proyectar sobre su profesion, sobre su actividad fotografica. Lo que ya en si mismo implica revertir el orden economico de medios y fines que lo ata y determina. Orden en el que el y su camara se convierten en medio para obtener una finalidad que es una foto que tiene que rendir ganancia. Asi el fotografo es un medio en manos de otros hombres que dictan el designio economico. Pero tambien, los otros, a los que fotografia: en el caso de personas a su vez se convierten en medios para el fotografo, para obtener una foto que le dara ganancia. Y mas aun se les otorga el estatus de medio, cuando la fotografia que se hace de ellos los convierte en muestrario de sufrimiento, dolor o, hacer de ellos una galeria de moribundos donde la perdida de dignidad es signo distintivo para el lucro. Que viene a ser una representacion visual (foto) de la proyeccion que hace si el fotografo, asumiendose como medio, y de su camara como un artefacto, medio que retrata a los otros deshumanizandolos. Entiendase, no porque el dolor, el sufrimiento a la laceracion fisica de las personas sea en si deshumanizados, sino por la forma de representarlos en la imagen fotografica. Al invertir tal estado cosas el fotografo y su camara se convierten en fines y la fotografia en medio (aunque parezca que se trastorna el orden logico de la practica fotografica inmediata). Lo que viene a establecer el acto fotografico como acto moral.

Antes de continuar es de acotar que el concepto de acto fotografico tiene antecedentes, pero quien lo va ha desarrollado de manera mas sistematica es el teorico frances Philippe Dubois y de manera mayormente precisa en su denso ensayo titulado: El acto fotografico, en el cual grosso modo, explica que la imagen fotografica para ser comprendida debe ser concebida mas alla del mero acto que le ha dado origen, del gesto de la toma que lleva a cabo el fotografo. Porque con ello se le segmenta y aisla de otros factores que contribuyen a su realizacion (que tampoco se reducen a aspectos tecnicos o materiales), sino que tambien incluye aspectos como la recepcion y su contemplacion, con lo que acaba incidiendo en la cuestion del sujeto en accion; esto es, da preponderancia la sujeto por sobre supuestos de caracter tecnico o tecnologico, propios del artefacto fotografico. El sujeto en accion es el que hace cognoscitivamente del acto fotografico un acto iconico. Como el propio Dubois lo ha expresado, su concepcion del acto fotografico esta fundamentada en supuestos de caracter epistemico. (4) Postura epistemologica que el propio Dubois homologa en sus elementos especificos con la concepcion sobre la fotografia que tenia Walter Benjamin, otro antecedente del concepto de acto fotografico:

Walter Benjamin, a traves de un analisis que sigue otros caminos, habia percibido claramente este aspecto central. Me parece, en efecto, que la nocion misma de aura, que es el nucleo de las teorias benjaminianas de la fotografia, descansa en una definicion que da cuenta con bastante exactitud de nuestro doble principio, que constituye todo el juego del acto fotografico: principio de distancia y de proximidad. Conexion y corte (del signo con el referente). De ahi la duplicidad de esta imagen, verdadera <<aparicion>> (en los dos sentidos del termino), a la vez vision espectral (alucinatoria) por estar cortada, separada, y huella unica, singular, por ser indicial. Cada palabra de la definicion de Benjamin debe tenerse en consideracion:

<<?Que es exactamente el aura? Una trama singular de espacio y de tiempo: la unica aparicion de algo lejano, por proximo que este>>. (Dubois, 1954:91).

Es de notar dentro de la coherencia teorica respecto al enfoque epistemico de Dubois que, sin embargo, hay un punto ciego: su concepcion del sujeto en accion, es comprendido mas como accion cognoscente del sujeto. Lo que deriva en que al privilegiar la dimension cognoscitiva pierde concrecion el sujeto. De ahi que el uso que aqui se hace del concepto de acto fotografico, va a contramarcha buscando cubrir el aspecto inmediato y concreto del sujeto. De ahi que este concepto es concebido aqui desde un enfoque sociocultural e historico. Asi, el acto fotografico es el punto de convergencia de la actividad fotografica, integrada por conjuntos de personas, tecnologia y cultura, en constante interaccion social y cultural a lo largo del tiempo, desde los origenes de la invencion del artefacto fotografico. En esas interacciones de los agentes sociales de la actividad fotografica donde se inserta la reflexion etica sobre su conducta.

El acto fotografico comprendido como acto moral, por tanto, no se reduce al mero instante en que se aprieta el boton del dispositivo fotografico que sea. De hecho cuando solo es concebido asi, el acto fotografico circunscrito al momento en que la camara es utilizada para tomar una foto, queda seccionado y reducido a su expresion como medio y no como expresion de una finalidad integradora de toda la actividad fotografica en su conjunto. Por el contrario, al concebirse como acto moral, el acto fotografico conlleva hacer de este ultimo el punto de incidencia de todos los factores y personas que hay detras y se conjugan para la realizacion de una foto cuando se aprieta el boton de la camara. Porque se muestra tal conjuncion de factores y personas como mundo humanizado, ya no solo fragmentado en partes y determinada cada una de ellas por el designio economico. Pero semejante acto moral cubre no solo lo que esta detras del fotografo cuando aprieta el boton de su camara, sino tambien lo que esta adelante, esto es, el mundo potencialmente fotografiable, y en el caso de que sean personas es representandolas a traves de la foto en su humanidad y, por ende, con dignidad; incluso aunque tenga que fotografiar el horror de la muerte y la destruccion humanos ha de plasmarlo poniendo en evidencia que eso tambien es parte de la condicion humana. Lo que a su vez incide en la esfera del deber y la responsabilidad morales. Por lo que el acto fotografico se estatuye como un deber de representar humanizadamente el mundo. Realidad humanizada transfigurada en imagenes. Deber que pone en evidencia la proyeccion que hace el fotografo (y su camara, que es mediacion de ello) de la humanidad y dignidad propias. Pero asimismo ha de asumir la responsabilidad que eso acarrea. La responsabilidad en esta instancia viene a significarse como la correa de transmision que enlaza al acto fotografico y al acto moral. Responsabilidad respecto a lo que hay detras del momento de apretar el boton de la camara y frente a lo que hay ante ella. Lo cual significa, en este segundo momento, hacerse responsable de las consecuencias que ocasiona su foto. Responsabilidad respecto al otro cuando no desea ser fotografiado o de que no se use comercialmente su foto e, incluso, de contribuir a ayudarlo de ser necesario. Entre ambas se establece el vinculo de lo humano. De esta forma en una foto queda plasmado todo esto y, en cuanto tal, ella pasa a constituirse el medio que muestra una finalidad: la humanidad que encarna el fotografo y su camara, es decir, mundos humanizados que se dan cita en el fenomeno fotografico. (5)

Por otra parte, concebir el acto fotografico como acto moral puede dar razon de manera concreta y practica a situaciones como aquellas de abandono de la fotografia por parte de fotografos despues de haber fotografiado el horror, o de casos extremos de suicidios entre el gremio de fotografos por razones analogas. En tales casos queda de manifiesto una problematica moral donde por un lado queda al descubierto la ausencia de un basamento etico sobre el que se asiente la fotografia y por el otro lado, la ya mencionada pulverizacion de la moral en el mundo moderno y que queda restringida a la vida intima y subjetiva de la persona. Pero mas aun de la falta de puentes comunicantes entre esa esfera objetiva de la profesion y la esfera subjetiva del profesional de la fotografia. Al estar soportada la fotografia por valores mercantiles, el fotografo solo esta respaldado por sus valores morales personales, los cuales al estar expuestos a los horrores capta con su fotografias, por ejemplo de la guerra, llegan a resquebrajarse. Puesto que ademas no tiene el asidero de la sustentacion moral que le puede ofrecer una etica fundada y fundamentada de su profesion; la cual le senalaria que aun por sobre los impactos que recibe su moral personal, ha de cumplir con el deber moral a que su profesion lo impele: ofrecer una representacion visual humana que de testimonio del lado oscuro de la condicion humana. Haciendose responsable de su accion fotografica, de las consecuencias que de ello derive. Caso paradigmatico y ejemplar, por traer a colacion una analogia, es el de los medicos, cuya profesion desde sus origenes en el mundo griego, se sustento en el Codigo de Hipocrates, que es tambien un codigo moral. Este respaldo etico ancestral en la profesion medica es el que conduce a los medicos, por ejemplo, en la guerra con su deber de asistir a los heridos mas alla de que alrededor solo haya desolacion de la destruccion y su causa de muerte. Aunque la analogia parece extrema, aqui lo que se tiene que considerar es el valor y fortaleza que le brinda a una profesion el estar sustentada en una etica propia. Y por tanto, es respaldo para desplegar la actividad profesional por parte de sus integrantes.

3. Conclusion

Con lo que llegamos al punto conclusivo de este recorrido en torno a la etica en la fotografia, respondiendo con ello a la cuestion planteada del porque. En un principio se senalo que la etica procura un mejor conocimiento de los humanos sobre si mismos, en particular sobre esa esfera de su conducta que es la moral.

La conformacion de una etica de/en la fotografia permite un conocimiento por parte de los diversos actores que componen el ambito profesional fotografico de su propia actividad en cuanto sustentada moralmente, de donde se podra a su vez derivar una axiologia (valores) y una deontologia (normas y deberes). Con lo que una profesion que desde su origen estuvo accionada por reflejos inerciales por parte de sus practicantes y que obedecian a determinantes economicas, puede reconstituirse bajo los supuestos de una moral que privilegia los fines y no los medios, lo que implica darle una sustentacion humanizada. Lo que redunda en la dignificacion de tal profesion que puede ir con ello mas alla del desideratum mercantil, deshumanizador. Profesion humanizadora de sus integrantes y de la realidad por via visual de cara al futuro. Aun y cuando desde sus origenes y hasta la actualidad en la fotografia ese futuro se torna opaco e inviable.

Utopia, en interpretacion del poeta Francisco Quevedo significa: no hay tal lugar, a lo que coherentemente se puede completar diciendo: no hay tal lugar en este momento, por lo que su signo distintivo no es la imposibilidad, sino la posibilidad que se abre paso para realizarse en otro tiempo y lugar.

https://dx.doi.org/10.5209/rgid.64544

4. Referencias bibliograficas

Aranguren, J. L. (1997). Etica, Madrid: Biblioteca Nueva.

Camps, V. (Ed.). (2006). Historia de la etica. 4 tomos. Barcelona: Critica.

Cortina, A. (2015). Etica minima. Introduccion a la filosofia practica, Madrid: Tecnos.

Dubois, P. (1994). El acto fotografico. De la representacion a la recepcion, Barcelona: Paidos.

Fandos M.; Martinez Zaragoza M. J. (1997). Etica y estetica de la imagen. Comunicar, 9, 37-42.

Fontcuberta, J. (2011). Indiferencias fotograficas y etica de la imagen periodistica, Barcelona: Gustavo Gili.

Fontcuberta, J. (2016). La furia de las imagenes. Notas sobre la postfotografia, Barcelona: Galaxia Gutenberg.

Kant, I. (2013). Critica de la razon practica, Madrid: Alianza Editorial.

Kossoy B. (2014). Lo efimero y lo perpetuo en la imagen fotografica, Madrid: Catedra.

Kossoy B. (2017). Hercule Florence. El descubrimiento aislado de la fotografia, Madrid: Catedra.

Newhall, B. (2006). Historia de la fotografia, Barcelona: Gustavo Gili.

Roullie, Andre. (2017). La fotografia. Entre documento y arte contemporaneo, Mexico: Herder.

Sanchez Vigil, J. M. & Salvador Benitez, A. (2013). Documentacion fotografica, Barcelona: UOC.

Sanchez Vigil, J. M. (2018). Literatura y Fotografia. Insula, diciembre, 864, 40.

Sharf, Aaron. (1994). Arte y fotografia, Madrid: Alianza Forma.

Sougez, M. L. (Coord) (2011). Historia general de la fotografia, Madrid: Catedra.

Recibido: 18 de enero de 2019 / Aceptado: 7 de abril de 2019

Hector Guillermo Alfaro Lopez (1)

(1) Instituto de Investigaciones Bibliotecologicas, UNAM E-mail: logos_y_cosmos@yahoo.com.mx

(2) Otro de los precursores de la fotografia es el frances Hercule Florence, quien de acuerdo con Boris Kossoy (2017) logro fijar imagenes visibles a traves de la camara oscura anos antes que Daguerre, sin embargo, al haber realizado sus experimentos en el Brasil estos pasaron desapercibidos en su momento.

(3) "Las circunstancias biograficas de Niepce ilustran el enorme cambio politico y social vivido en Francia en la bisagra de los siglos XVIII y XIX: Niepce nacio durante el reinado de Luis XV, aun en pleno Antiguo Regimen, vivio la Revolucion, los primeros anos republicanos, el ascenso napoleonico asi como la primera y segunda Restauracion. Heredero de la Enciclopedia, es tambien un pequeno terrateniente que procura mantener su rango social en medio de la tormenta. Daguerre es ya plenamente un hombre del siglo XIX, muy activo en la vida parisina y volando hacia un triunfo inmediato, antes que nada comercial; es un self made man sin preparacion intelectual -lo que se revela en la ortografia deficiente de sus cartas- y que no tiene nada que ver con el enciclopedista provinciano que fue Talbot, hombre de gran cultura, que no ha conocido los cambios drasticos registrados en Francia y goza de una holgura economica sin sobresalto pero que se revela, sin embargo, muy celoso de asegurar el rendimiento economico de su procedimiento" (Sougez, 2011: 40-41).

(4) "Me refiero mas bien a <<la fotografia>> en el sentido de un dispositivo teorico, lo fotografico si se quiere, pero en un sentido mas amplio que cuando se habla de lo <<poetico>> en relacion con la poesia. Se tratara aqui de concebir ese <<fotografico>> como una categoria que no sea tanto estetica, semiotica o historica como fundamentalmente epistemica, una verdadera categoria de pensamiento, absolutamente singular y que introduce a una relacion especifica con los signos, con el tiempo, con el espacio, con lo real, con el sujeto, con el ser y con el hacer." (Dubois, 1994:54)

(5) Es de acotar, siguiendo la linea argumentativa del acto fotografico como acto moral, que incluso aunque la foto no sea de personas, sino, por ejemplo, de la naturaleza, esta es representada como construccion humanizada que pone en evidencia la mirada humanizadora del fotografo. Un ejemplo es el fotografo de la naturaleza americana Ansel Adams. A lo largo de la obra fotografica de Adams la naturaleza es transfigurada en una realidad que aunque conserva su textura agreste, su vision hace que tambien sea un lugar cercano al hombre, convirtiendola en un lugar de expansion del espiritu humano. Concepcion visual que emparenta con la que el movimiento romantico tenia de la naturaleza. Espacio vertiginoso donde interactuan la fuerza telurica de la naturaleza y el espiritu humano que busca fundirse con esa naturaleza.
COPYRIGHT 2019 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Alfaro Lopez, Hector Guillermo
Publication:Revista General de Informacion y Documentacion
Date:Jan 1, 2019
Words:6357
Previous Article:Redes de cooperacion entre autores e instituciones en Ciencias Sociales dentro del modelo cientifico colombiano: comparacion por genero y area del...
Next Article:Metodologia para la confeccion de un Sistema de Informacion Historico Fotografico para la historia local en Extremadura. El ejemplo de Los Santos de...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters