Printer Friendly

Estudio de la tipologia monetaria como documento propagandistico de la evolucion politica espanola (1975-2003).

Sumario: 1. Introduccion, 2. La topologia monetaria del Regimen franquista; 3. El entramado politico del Estado Espanol en epoca de Franco; 4. El problema de la sucesion; 5. La peseta como elemento de continuidad y transformacion politica (1975-1982); 6. La nueva peseta. La Reforma del sistema; 7. Los disenos espanoles del Euro; 8. Los Billetes; 9. Referencias Bibliograficas; 10. Apendice Documental; 11. Apendice de Laminas.

Research on monetary typology as propaganda document of the political evolution in spain (1975-2003)

1. INTRODUCCION

Cuando se cumplen 30 anos del inicio del reinado de don Juan Carlos I de Borbon se puede volver la vista atras para testimoniar el modo en que la sociedad espanola ha cambiado en este periodo de tiempo, no solo politicamente sino en todos los aspectos, aunque en este trabajo nos centraremos en los cambios politicos e institucionales, siempre vistos a traves de los tipos y leyendas monetarios.

Hay muchas maneras de documentar la evolucion politica espanola y una de ellas es comprobar como el poder politico utilizo la tipologia de la moneda oficial, la peseta (1), para informar al ciudadano de la marcha de los cambios que se estaban introduciendo en la vida politica, usando para ello un objeto de uso diario y obligado para todos, que sirvio como medio pedagogico para ilustrar no solo lo que solemos llamar la Transicion politica, sino tambien las distintas prioridades que desde el poder se decidia utilizar en cada momento. Los cambios de diseno no son simples cambios esteticos sino que tienen un hondo calado simbolico y eso sera lo que intentaremos demostrar en estas lineas.

2. LA TIPOLOGIA MONETARIA DEL REGIMEN FRANQUISTA

Tras la cruenta ruptura de la sociedad espanola durante la Guerra Civil se formo en Espana un regimen dictatorial muy cercano a las dictaduras fascistas de Italia y Alemania, siendo su consolidacion precaria dado que de forma inmediata estallo la Segunda Guerra Mundial, donde Espana se mantuvo neutral, aunque con una clara simpatia hacia los gobiernos del Eje. Al acabar la guerra Espana estaba en una situacion de total aislamiento politico y de hecho se llego a proponer una intervencion militar para poner fin a un regimen que habia sido aliado ideologico de las naciones derrotadas en Europa, pero Estados Unidos y sobre todo Gran Bretana vetaron el proyecto viendo la nueva situacion politica, donde los regimenes comunistas avalados por la Union Sovietica alcanzaban una posicion de predominio en Europa Oriental, dando comienzo a la llamada Guerra Fria.

Ahora bien la no intervencion militar no supuso la aceptacion del regimen franquista, fue excluido explicitamente de la nueva Organizacion de las Naciones Unidas (Londres, 9 de febrero de 1946) y de hecho condenado al ostracismo internacional, el 13 de diciembre la Asamblea General de la ONU acuerda la retirada de los jefes de mision diplomatica en Espana, sin que esta accion deba llevar aparejada automaticamente la ruptura de relaciones diplomaticas. Pero esta presion internacional era mas bien algo estetico que practico, al declarar las grandes potencias occidentales que solo al pueblo espanol le competia resolver la cuestion del cambio de regimen politico en su pais, reduciendo asi al gobierno republicano en el exilio a una simple figura decorativa. A los Aliados occidentales no les interesaba una Espana que pudiera acercarse a la orbita sovietica.

Es en este momento cuando Franco se empieza a sentir seguro en el poder e inicia los cambios esteticos y simbolicos que marcaran el futuro de su regimen, alejandose en lo posible de la anterior etapa fascistoide y reforzando su poder personal omnimodo por encima de cualquier ideologia concreta, ademas de intentar dar un entramado politico de futuro al Estado, como luego veremos (Ley de Sucesion).

Es por tanto en este contexto nacional e internacional cuando se decide que el retrato de Franco aparezca en las monedas espanolas (1947), algo tradicionalmente reservado a los monarcas, o a los que aspiraban a serlo o lo eran practicamente de facto (2), para el diseno de la figura del Jefe del Estado se acudio a uno de los mejores artistas del momento, el gran escultor Mariano Benlliure (3). Alrededor de la efigie de Franco aparece la leyenda: FRANCISCO FRANCO, CAUDILLO DE ESPANA POR LA GRACIA DE DIOS, de gran importancia simbolica (Figura no. 1).

Los Titulos oficiales de Franco eran desde que sus companeros de sublevacion reunidos en Junta de Defensa Nacional lo decidieron oficialmente a finales de septiembre de 1936 (Decreto publicado el 30 de septiembre de 1936) (4), el de Generalisimo de los ejercitos y Jefe del gobierno del Estado espanol, explicitamente le entregaban "todos los poderes del nuevo Estado" sin fecha limite de tiempo, aunque en un primer momento se penso anadir al decreto "mientras durase la guerra", frase que al final desaparecio (5). La proclamacion oficial del nombramiento se hizo el 1 de octubre (pasando ese fecha a ser considerada el Dia del Caudillo) y desde entonces Franco actuo de facto como Jefe del Estado, titulo que seria uno de los mas utilizados por el nuevo regimen desde ese mismo momento, formando inmediatamente la llamada Junta Tecnica del Estado, que se encargaria del funcionamiento de la administracion en el territorio controlado por los sublevados, o como pronto empezaron a denominarse la Espana nacional. Franco ordeno tambien una nueva linea de propaganda, prohibiendo el mismo 2 de octubre a la prensa que le llamase dictador, algo que hacian habitualmente sus partidarios, por lo cual pronto fue adoptada una palabra tipicamente espanola para designarle oficialmente: Caudillo.

Por una parte era la version claramente espanola del "Duce" fascista y el "Fuhrer" nazi, sus aliados y modelos, y por otra no se le habia otorgado por sus companeros de armas, sino de forma "popular" (6), es decir se elude cualquier tipo de institucionalidad que pueda ser controlable por algun grupo de poder, se busca lo carismatico, lo providencial que se une indisolublemente a la persona de Franco y nada mas que a el. La propaganda pronto se encargara de respaldar esta eleccion, por una parte se hace referencia a la historia medieval hispana, cuando frente a fuerzas "extranjeras e infieles" surge elegido por Dios un caudillo cuya mision es "salvar a Espana", a Franco se le denomina "nuevo Pelayo", y los eslagones lo subliman con frases como "los cesares son siempre generales victoriosos", y "una patria, un caudillo". La victoria en la guerra terminaria de consolidar la figura de Franco y su providencialismo, que quedara plasmado en una de las frases mas famosas del dictador, "solo soy responsable ante Dios y ante la Historia".

El anverso de la moneda espanola desde 1947 reflejara perfectamente la ideologia de poder personal de Franco y su legitimacion divina, alejada de cualquier control por parte del pueblo ni de ningun organo o institucion creado por el nuevo regimen, lo cual le blindaba contra cualquier intento de sustitucion por parte de sus mismos partidarios. Esta situacion no sufrira mas modificacion durante los siguientes anos que un cambio en el retrato del general, para adecuarlo tanto a su envejecimiento como al cambio de modelo estatal que se intentaba transmitir en la segunda mitad de los anos 60, tras las celebraciones de los 25 anos de paz (1964), el inicio del desarrollismo y de una cierta apertura a Europa.

En estos momentos Franco quiere dar una imagen mas suave, de amable "abuelo" y benevolo gobernante preocupado por el bienestar del pueblo, para lo cual cambiara no solo su retrato monetario (Figura no. 2), siendo el artista encargado de modificarlo Juan de Avalos, que tambien realizo las esculturas del Valle de los Caidos; sino que fomentara mucho mas su imagen civil, restringiendo bastante sus apariciones con uniforme militar y mucho mas aun con el uniforme del "Movimiento".

La modificacion del retrato de Franco se quiso hacer coincidir con una muestra del exito economico del regimen, marcado por una vuelta a la acunacion de monedas de plata, con mejor ley incluso que la de la mayoria de los paises que aun mantenian este tipo de acunacion. Por ley de 18 de marzo de 1966 (7) salio al mercado la moneda de 100 pesetas de plata (8), con el nuevo busto de Franco y con un reverso novedoso, al desestructurar el escudo de Espana en un nuevo diseno que omitia el aguila, aunque conservaba el yugo y las flechas (Figura no. 3). Era un magnifico ejemplar de 19 gramos de peso y con una ley de 800 milesimas de metal noble, que queria evocar las grandes piezas de plata anteriores a la guerra, los famosos duros de plata, pero economicamente era algo absolutamente anacronico, en 1964 Estados Unidos habia abandonado las acunaciones en plata, y antes del final de la decada hicieron los mismo Francia, Suiza y Alemania. Espana mantuvo las acunaciones hasta 1970, pero la subida del valor de la plata hizo que estas monedas practicamente no circularan y fueron acaparadas por el publico (9), terminando asi el sueno de volver a las acunaciones de plata.

En cualquier caso fue motivo de prestigio para el regimen, tanto en el interior como en el exterior, y de nuevo iba a coincidir con un importante acto politico, como fue el debate y aprobacion de la muy importante Ley Organica del Estado, que como luego veremos buscaba consolidar el entramado institucional del regimen y asegurar su futuro manteniendo su estructura autoritaria.

El reverso de las piezas monetarias de este periodo va a ser ocupado por el Escudo oficial del Estado, aprobado por decreto fechado en Burgos el 2 de febrero de 1938 (10). En el articulo primero se define el diseno en general: "El escudo de Espana se constituye con la heraldica de los Reyes Catolicos, sustituyendo las armas de Sicilia por las del antiguo reino de Navarra, con lo cual se integran los blasones de las agrupaciones de Estados medievales que constituyen la Espana actual", es decir se explicita que el modelo de Estado en el que se inspira el nuevo gobierno es el de los Reyes Catolicos, que consiguieron la unidad territorial y espiritual de Espana, descubrieron America e iniciaron el camino del Imperio.

Si nos fijamos en el escudo de los Reyes Catolicos que aparece en sus monedas de oro posteriores a 1497 (Figura no. 4) y en otras representaciones de la epoca (11) vemos que en el nuevo Escudo de 1938 se mantiene el aguila de San Juan y las divisas de los monarcas, el yugo y las flechas (12), pero tambien hay dos anadidos, el primero son las Columnas de Hercules con la divisa "Plus Ultra", que en origen fueron la divisa y lema personales del emperador Carlos V, pero que con el tiempo pasaron a simbolizar los territorios extrapeninsulares de Espana, en especial America (13), y se mantuvieron en la heraldica hispanica en todo momento desde entonces como una marca distintiva del Imperio Espanol, incluso en el escudo de la Republica, por lo cual no es de extranar su incorporacion a las armas de los Reyes Catolicos. Por ultimo y como verdadera novedad, se coloca un listel sobre el escudo con la divisa "Una, Grande, Libre", de nuevo un mensaje relacionado con los valores que el regimen deseaba promocionar.

La primera vez que este escudo aparecio en una moneda fue en 1938, en concreto en el billete de 1 peseta emitido ese ano, en esta ocasion con cuartelado sencillo (Figura no. 5), mientras que la primera pieza metalica en la que se coloco usando ya el doble cuartelado, que aun se parecia mas al modelo de Reyes Catolicos, fue la emitida por decreto de 3 de mayo de 1940, con valores de 5 y 10 centimos, en cuyo anverso aparecia el famoso jinete iberico (Figura no. 6).

Esta simbologia es la que dominara las monedas metalicas espanolas hasta 1975, y muy importante, se mantuvieron en circulacion nada menos que hasta 1997 (14), siempre con una clara carga ideologica que definia perfectamente al regimen politico al que servian. De hecho hubo determinados sectores que en los anos ochenta reclamaron insistentemente la retirada del numerario con la efigie de Franco, dado que los valores ideologicos que defendian eran contrarios a los de la nueva Constitucion, inclusos e habian cambiado los simbolos oficiales del Estado, pero desde los ministerios encargados del area economica se defendio siempre la necesidad de que el mercado fuera amortizando por si mismo estas piezas, ya que una retirada sin control de las mismas hubiera sido muy costosa para las arcas publicas y dado su enorme volumen podria haber llevado a una escasez de circulante en el mercado.

3. EL ENTRAMADO POLITICO DEL ESTADO ESPANOL EN EPOCA DE FRANCO

Ya durante la Guerra se empezo a buscar la forma institucional que debia tener el nuevo Estado, que debia ser claramente autoritaria y tradicional, alejada de cualquier tipo de constitucionalismo liberal y de reconocimiento de particularidades regionales. Las primeras Leyes institucionales fueron en 1938 el Fuero del Trabajo (9 de marzo) (15), seguida en 1942 (17 de julio) de la Ley constitutiva de las Cortes (16) y en 1945 del Fuero de los Espanoles (17 de julio) (17) y la Ley de Referendum Nacional (22 de octubre) (18), pero sin duda las mas importante de este primer periodo, que coincidio ademas con los cambios monetarios antes mencionados, es decir el uso del retrato de Franco en las monedas, fue la llamada Ley de Sucesion de la Jefatura del Estado, de 26 de julio de 1947 (19), que intentaba definir especificamente la forma de Estado y regular su futuro.

En su primer articulo Espana se definia como "un estado catolico, social y representativo que, de acuerdo con su tradicion, se declara constituido en Reino", quedando la Jefatura del Estado vinculada "al Caudillo de Espana y de la Cruzada, Generalisimo de los Ejercitos, don Francisco Franco Bahamonde" (art.2). A continuacion se creaba un importante organo consultivo, el llamado Consejo del Reino, que debia asesorar al Jefe del Estado en numerosas cuestiones, aunque no en la eleccion del sucesor, que quedaba reservada al Jefe del Estado, este podia proponer el nombre de una persona que ocuparia el cargo de Rey o Regente segun las circunstancias lo exigieran, declarando a continuacion las cualidades que debia tener y requisitos que tenia que cumplir, por ejemplo ser "varon y espanol, haber cumplido la edad de treinta anos, profesar la religion catolica ... y jurar las Leyes Fundamentales, asi como lealtad a los principios que informan el Movimiento Nacional", ademas tambien se determinaban las normas sucesorias de la futura Monarquia, donde se excluia a las mujeres de la misma, algo totalmente contrario a la tradicion castellana (20).

Como se puede apreciar en una lectura detallada del texto era una Ley arcaizante y autoritaria, Espana quedaba constituida en reino, pero mientras viviese Franco no habria rey, e incluso despues podia perpetuarse el Reino con un Regente a su cabeza, como la Hungria del Almirante Horthy en el periodo de entreguerras. Ademas la designacion del Monarca quedaba a la libre eleccion de Franco entre las personas de sangre real, lo cual provoco que todas las ramas de las dinastias que alguna vez reinaron en Espana o estaban emparentados con la Casa Real se convirtiesen en aspirantes, desde los Habsburgo hasta los Borbon-Parma, pasando por los diversos miembros de la linea principal de la Corona, con el unico requisito de ser varon y catolico, ademas de espanol y mayor de treinta anos. Ademas el sucesor designado podia ser revocado, y el orden dinastico cambiado si se consideraba a la persona "no apta", de nuevo todo el poder quedaba en manos de Franco y de un Consejo del Reino totalmente mediatizado.

Esta Ley fue duramente criticada, no solo por la mayoria de los sectores monarquicos y por los antimonarquicos que apoyaban el regimen, sino por los profesionales del derecho y la historia, asi el profesor don Jesus Pabon hizo un informe demoledor sobre la misma, especialmente duro al comentar las normas de sucesion (articulo 11), que no era ni la Salica francesa, ni la tradicional castellana recogida en las Partidas de Alfonso X, ni la semisalica del Auto Acordado de Felipe V, sino un intento anacronico y mal interpretado de recoger la sucesion medieval de tipo aragones (21). En cualquier caso sirvio para definir la forma de Estado de Espana, un Reino (sin rey), y confirmo a Franco como Jefe de Estado vitalicio con derecho a proponer a su sucesor, a titulo de Rey o Regente. Y es en este momento de consolidacion cuando la efigie de Franco empieza a aparecer en las monedas espanolas, como ya hemos comentado.

Los anos siguientes, aunque duros en lo economico, llevaron a una cada vez mayor consolidacion del regimen en el plano internacional, en 1953 se firma el Concordato con la Santa Sede y un importante convenio de cooperacion militar con Estados Unidos, lo que le llevara a ser aceptada como miembro de pleno derecho en la ONU (14 de diciembre de 1955), en 1956 acepta la independencia de Marruecos y 1957 los tecnocratas entran el gobierno. En estos momentos de cambio Franco decide consolidar el futuro politico del regimen con la promulgacion sin discusion previa de la Ley de Principios del Movimiento Nacional (17 de mayo de 195 8) (22), probablemente el mejor texto para conocer el pensamiento de Franco, que comiza asi: "Yo, Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de Espana, consciente de mi responsabilidad ante Dios y ante la Historia, en presencia de las Cortes del Reino, promulgo como principios del Movimiento Nacional, entendido como comunion de los espanoles en los ideales que dieron vida a la cruzada, los siguientes", y a continuacion se explicitan doce principios, entre los que podemos destacar y resumir los siguientes:

I. Espana es una unidad de destino en lo universal. El servicio a la unidad, grandeza y libertad de la Patria es deber sagrado y tarea colectiva de todos los espanoles.

II. La Nacion espanola considera como timbre de honor el acatamiento a la Ley de Dios, segun la doctrina de la Santa Iglesia Catolica, Apostolica y Romana, unica verdadera y fe inseparable de la conciencia nacional, que inspirara su legislacion.

IV. La unidad entre los hombres y las tierras de Espana es intangible. La integridad de la patria y su independencia son exigencias supremas de la comunidad nacional. Los Ejercitos de Espana, garantia de su seguridad y expresion de las virtudes heroicas de nuestro pueblo, deberan poseer la fortaleza necesaria para el mejor servicio a la Patria.

VII. El pueblo espanol, unido en un orden de Derecho, informado por los postulados de autoridad, libertad y servicio, constituye el Estado Nacional. Su forma politica es, dentro de los principios inmutables del Movimiento Nacional y de cuanto determinan la Ley de Sucesion y demas Leyes Fundamentales, la Monarquia tradicional catolica, social y representativa.

Por ultimo, se ordena en tres articulos que estos principios eran por su propia naturaleza, permanentes e inmutables (art.1), que todas las autoridades estaban obligados a su mas estricta observancia, y el juramento para ser investido en un cargo publico tendria que referirse a este texto (art. 2) y se declaraban nulas todas las Leyes o disposiciones que los vulneraran o menoscabaran (art. 3).

Era un intento de perpetuar en el tiempo unos principios que Espana ya no estaba dispuesto en su conjunto a aceptar, sobre todo cuando empezo la gran etapa desarrollista de los anos 60, emigracion, industrializacion y turismo cambian la estructura social espanola profundamente, mientras en lo politico se advierte cierto anquilosamiento, que ciertos sectores afines al regimen intentan remediar. Es la epoca de los fastos de los "XXV anos de paz" (1964) y de la promulgacion de la ultima de las leyes fundamentales, la llamada Ley Organica del Estado (10 de enero de 1967) (23), que intenta "lavar la cara" del regimen, y especifica mas su futuro, es el mas largo de los textos "constitucionales" del franquismo y el mas detallado.

Centrandonos sobre todo en el modelo de Estado (definido en el Titulo I), se mantiene su constitucion en Reino (art.1) y se citan como fines fundamentales del Estado la defensa de la unidad entre los hombres y las tierras de Espana, y otros, siempre bajo la inspiracion y la mas estricta fidelidad a los Principios del Movimiento Nacional, que vuelve a reiterarse son "por su propia naturaleza, permanentes e inalterables". En el Titulo II se define la figura del Jefe del Estado, que personifica la soberania nacional y ejerce el poder supremo politico y administrativo (art.6), y se detallan sus grandes poderes, y en el Titulo III se especifica el papel del Gobierno, y por primera vez desde 1936 se abre la posibilidad de que haya un Presidente del Gobierno distinto al Jefe del Estado (24) y en las Declaraciones adicionales se modifican algunos articulos de anteriores leyes, como es el caso de la Ley de Sucesion, que modifica de forma sustancial sus articulos 3, 4, 5, 8, 9, 11 y 15, detallando los mecanismos sucesorios y las nuevas prerrogativas del Consejo del Reino y de Regencia (25).

Con esta ultima consolidacion institucional, que la propaganda del regimen vendio como el respaldo absoluto del pueblo espanol a la politica y el gobierno personal de Franco, va a coincidir la modificacion del retrato monetario de Franco (sin cambiar nunca la leyenda que lo acompanaba) y la salida al mercado de la pieza de prestigio de 100 pesetas de plata, ejemplo de los logros economicos del regimen.

4. EL PROBLEMA DE LA SUCESION

Una vez terminado el edificio institucional se buscaban asegurar la continuidad del Regimen tras la desaparicion de Franco, pero ese era un problema muy delicado que quedo en manos unicamente del Jefe del Estado y de su circulo mas intimo. Las familias del regimen no se ponian de acuerdo, unos defendian la Regencia de un militar, otros no querian la monarquia y los monarquicos aparecian divididos, siendo especialmente sonoros en sus manifestaciones los carlistas. Ante esta compleja situacion Franco opto por la solucion menos problematica, si habia que volver a la Monarquia, y esa era una decision tomada ya hacia tiempo, lo mejor era buscar al sucesor a titulo de Rey en la linea legitima tradicional, aunque saltandose un grado, es decir en la figura de don Juan Carlos de Borbon, educado en Espana y cuya trayectoria habia sido seguida muy de cerca por Franco (26).

Por ello, en uso de las atribuciones legales que le daban las Leyes Fundamentales, y en concreto la Ley de Sucesion, el general Franco propuso a las Cortes, reunidas en sesion extraordinaria el 22 de julio de 1969, que fuera nombrado como su Sucesor a titulo de Rey el principe don Juan Carlos de Borbon y Borbon, lo cual fue aceptado por las Cortes (491 votos afirmativos, 19 negativos y 9 abstenciones)convirtiendose el texto del proyecto en Ley Organica (27). El dia siguiente, 23 de julio, don Juan Carlos realizo la pertinente jura exigida por la ley ante las Cortes, convirtiendose entonces oficialmente en el sucesor del Jefe del Estado a titulo de Rey (28).

Dos cuestiones antes de continuar, se dejaba claro en todos los textos legales que era una Instauracion de la Monarquia, no una Restauracion, ya que se habia roto la linea sucesoria legitima, por tanto el heredero no iba a recibir oficialmente el tradicional titulo de Principe de Asturias, ligado historicamente a la Monarquia castellana y luego a la Hispanica, sino el nuevo de Principe de Espana, que no tenia casi ninguna tradicion historica, salvo su uso en algunos documentos del futuro Felipe II a mediados del siglo XVI (29), a lo que se le anadio un nuevo escudo de armas, creado expresamente para el nuevo Sucesor, donde se explicitaba la continuidad del regimen diciendo que como simbolos del Movimiento Nacional se colocaban en el escudo la cruz roja de Borgona y el fugo y las flechas (30). Segundo, la posicion de don Juan Carlos seguia siendo muy debil, ya que al igual que habia sido nombrado para este puesto podia ser revocado de la misma manera, por lo cual las intrigas sobre la sucesion continuaron hasta poco antes de la muerte de Franco (31).

Tras la muerte de Franco, el dia 20 de noviembre de 1975, don Juan Carlos accedio a la Jefatura del Estado en cumplimiento de la entonces legalidad vigente, el dia 22 de noviembre procedio a jurar su cargo ante las Cortes, siendo entonces oficialmente entronizado como Rey de Espana (32).

5. LA PESETA COMO ELEMENTO DE CONTINUIDAD Y TRANSFORMACION POLITICA (1975-1982)

La peseta franquista hemos visto que aposto por una clara continuidad en el tiempo, donde retratos y mensajes politicos se mantuvieron casi inalterados durante casi treinta anos. Ahora en teoria el regimen continuaba y lo que cambiaba era la figura del Jefe del Estado y su titulo, Rey, pero en realidad el monarca era consciente de la imposibilidad de mantener el regimen franquista sin Franco e inicio el proceso de reforma politica, al principio muy lentamente, ya que por una parte sus apoyos dentro del regimen eran escasos, los ultras no le aceptaban de buen grado, y la oposicion le consideraba un titere, llamandole Juan Carlos "el Breve", por pensar que su reinado seria efimero.

En este contexto politico complejo se dan los primeros cambios en el gobierno y la moneda. Por una parte el Rey decide mantener en el cargo de presidente del Gobierno a Carlos Arias Navarro, que ocupaba el puesto desde la muerte de Carrero Blanco, y con ello tranquiliza a los sectores mas duros del regimen, mientras decide nombrar para el puesto clave de Presidente de las Cortes y del Consejo del Reino a Torcuato Fernandez Miranda (2 de diciembre de 1975), que sera "su aliado" para iniciar los cambios politicos, siempre desde la legalidad vigente y huyendo de cualquier ruptura traumatica. La moneda iba a seguir estos mismos pasos, por una parte se mantuvo el circulante anterior con la efigie de Franco, y por otro se empezaron acunar las nuevas piezas (33). Obviamente debian cambiar el diseno del anverso, colocando el retrato del nuevo Jefe del Estado, pero el problema llego a la hora de elegir la leyenda, en especial la parte que legitimaba su poder.

En estos momentos don Juan Carlos era legalmente Rey de Espana tras jurar las Leyes y principios Fundamentales del Movimiento Nacional, pero en la moneda era dificil expresar esta legitimacion en una leyenda corta, ademas de que el monarca no deseaba identificarse en la moneda con un regimen que habia decidido ya transformar. No podia utilizar la tradicional leyenda de los monarcas espanoles desde Isabel II hasta Alfonso XIII: "por la gracia de Dios y la constitucion", ya que por una parte no era el legitimo titular de la Corona de Espana, que en esos momentos correspondia a su padre, el Conde de Barcelona, y por otra no existia ninguna constitucion vigente que le respaldara. Al final se opto por reflejar unicamente el hecho legal, don Juan Carlos era "Rey de Espana" (Figura no. 7), no buscandose para el titulo ninguna legitimacion. El modelo utilizado para resolver este complicado problema fue el de la anterior Monarquia instaurada en nuestro pais, esta vez por las Cortes del Sexenio Revolucionario en la persona de Amadeo de Saboya (1870), cuya unica legitimidad era su eleccion por las Cortes, rechazandose entonces colocar en las monedas el titulo de "rey constitucional de Espana" o "rey de los espanoles" que podia haber utilizado, como ya se habia hecho en otros paises "liberales" (Francia, Belgica, Grecia), a favor del mas tradicional de "Rey de Espana" (Figura no. 8). La eleccion de la leyenda fue por tanto un alarde de equilibrio politico que fue resuelto con gran acierto.

En los reversos tambien se busco combinar el continuismo con las novedades. Por una parte en las monedas mas emblematicas, en las de 1 y 100 pesetas, se coloco el escudo oficial de Espana (Figura no. 9), que mostraba la continuidad del Estado, algo logico desde cualquier punto de vista. Pero los cambios se introdujeron en el resto del numerario, haciendo propaganda de la Monarquia, a mi entender empezando a ser considerada como una posible alternativa politica del regimen anterior, de este modo las monedas de 5 y 50 pesetas llevaron como tipo principal el escudo personal del Rey (Figura no. 10), que era el aprobado en 1971 para el Principe de Espana, con la unica modificacion de la Corona, que ahora era Real (34). En cuanto a las populares piezas de 25 pesetas llevaban unicamente una gran Corona Real (Figura no. 11), aludiendo a que bajo la Corona cabian todos los espanoles, como expreso el Rey en su discurso de entronizacion.

Estas monedas, a la vez continuistas y que preparaban una transformacion politica, fueron las que presidieron todo el periodo de la Transicion: el nombramiento de Adolfo Suarez como presidente del Gobierno (julio 1976), la aprobacion en referendum de la Ley de Reforma Politica (diciembre 1977), la abdicacion de los derechos historicos de don Juan de Borbon en su hijo (14 de mayo de 1977) (35), las primeras elecciones democraticas (15 de junio de 1977), y la aprobacion de la Constitucion (6 de diciembre de 1978).

Llama la atencion que tras todos estos hechos, tan importantes en lo politico, no se decidiera modificar el mensaje ideologico que daban las monedas, cuando se pudo aprovechar para ello la emision especial que se hizo para conmemorar la celebracion en Espana de los Mundiales de Futbol en 1982, que se empezo a acunar en 1980 (36). En esta emision el anverso se mantuvo inalterable, cuando ahora la legitimacion del rey estaba clara, por una parte era el heredero legitimo de la dinastia tradicional y por otra se habia aprobado por una gran mayoria la nueva Constitucion, aun asi se decidio no modificar la leyenda de las monedas. Los reversos de la mayoria de las piezas llevaron unicamente motivos futbolisticos, pero en la de 100 pesetas (Figura no. 12) ademas del consabido balon y logotipo se sustituyo el escudo oficial espanol por la heraldica separada de los cinco reinos, manteniendose unicamente el escudo oficial, que todavia seguia siendo el aprobado en 1938, en la pieza de 1 peseta.

Aunque muy ligeramente todavia sera en este ano de 1980 cuando las autoridades decidan empezar a cambiar la tipologia monetaria, por una parte se inicia con las monedas del Mundial el camino de las acunaciones conmemorativas, que hasta entonces practicamente no se habian realizado (37), y por otra se empieza a abrir la posibilidad de reflejar en las nuevas monedas de circulacion diaria los cambios politicos que se han producido en Espana, pero aun habria que esperar un tiempo para su plasmacion fisica. Es un periodo convulso en lo politico, donde se puede destacar la intentona golpista del 23 de febrero de 1981, la entrada de Espana en la OTAN (9 de diciembre de 1981), y las elecciones generales (28 de octubre de 1982) que llevaron a la presidencia del gobierno al PSOE en la persona de Felipe Gonzalez (3 de diciembre de 1982), mostrando la normalidad de la alternancia politica.

Una de las ultimas decisiones del gobierno de la UCD fue la modificacion del escudo oficial de Espana (38). Ya en septiembre de 1978 el senador de designacion real Justino de Azcarate defendia la necesidad de su modificacion, precisamente por entender que el entonces vigente tenia una carga ideologica y politica no asumible en la nueva sociedad espanola, pero la modificacion se retraso por las numerosas propuestas presentadas y discutidas, muchas de ellas sin ningun referente historico realista. Al final se opto en 1981 por volver al "escudo historico", es decir el aprobado para las monedas en epoca del Sexenio Revolucionario (39) y que aparecia en las primeras pesetas (Figura no. 13), con la unica modificacion de que al ser la forma de Estado una Monarquia debia llevar la Corona Real y el escuson dinastico en su centro. Este modelo es el que puede apreciarse en las monedas de la epoca de la Monarquia constitucional de Amadeo de Saboya y durante el periodo de la Restauracion (1876-1931) (40) (Figura no. 14), no asi en las banderas (41).

Desde ese momento el nuevo escudo oficial de Espana sustituira al de 1938 en todos los soportes, en especial en banderas, sellos y monedas como ahora veremos, pero hay que dejar clara una cosa, el anterior escudo no puede definirse como "anticonstitucional" o como "preconstitucional", simplemente era el oficial de Espana entre 1938 y 1981 y de hecho el ejemplar original iluminado de la Constitucion espanola que se guarda en el Congreso de los Diputados lleva en su inicio este escudo, por ser el oficial cuando se aprobo dicho texto (42). Otra cosa es que con posterioridad a la fecha de aprobacion del nuevo escudo diversos grupos politicos utilizaran "el viejo" con unas motivaciones politicas e ideologicas claras, enfrentadas a los valores que representa la Constitucion y que por tanto quedaran al margen de ella.

Todavia en epoca del gobierno de Leopoldo Calvo Sotelo, y con gran rapidez, se aprobo la inclusion del nuevo escudo en las monedas (43), aunque unicamente en las piezas de 1 y 100 pesetas (Figura no. 15), manteniendo en el resto de las monedas los simbolos monarquicos aprobados en 1975. En esta emision se crearon ademas otras dos piezas monetarias, la de diez pesetas, que inmediatamente llevo el nuevo escudo (con el mismo diseno de las de cien), y la de dos pesetas, que como reverso llevaba un mapa del territorio espanol (Figura no. 16), reafirmando la idea de la unidad de Espana en el momento de la transformacion politica en el Estado de las Autonomias, hay que recordar que en la Constitucion el Rey habia sido designado como "simbolo de la permanencia y unidad del Estado" (articulo 56.1) (44).

6. LA NUEVA PESETA. LA REFORMA DEL SISTEMA

Los primeros anos 80 fueron muy importantes para la peseta, ya hemos visto que al iniciarse la decada se acunaron las primeras monedas conmemorativas y se cambio el diseno del escudo de Espana, introduciendose ademas dos nuevos valores de 10 y 2 pesetas. Pues bien en la segunda mitad de la decada se decidio hacer nuevos valores metalicos de mayor poder adquisitivo, signo inequivoco de la inflacion presente en la economia espanola, acunandose en 1986 las piezas de 200 pesetas, cuyos tipos eran el tradicional retrato del rey y en el reverso simplemente el signo de valor (45), y en 1987 la gran pieza de 500 pesetas, de un diseno mucho mas novedoso, ya que coincidiendo con el 25 aniversario de la boda de los reyes en Atenas, se decidio colocar el busto de la pareja real en el anverso de la moneda, algo que no ocurria desde la epoca de los Reyes Catolicos, mientras el reverso llevaba el escudo del Reino (46) (Figura no. 17).

La decada va a terminar con nuevas acunaciones, esta vez de las piezas de menor tamano, intentando adecuarlas al resto del monetario, asi la peseta de aluminio de apenas 14 mm. llevaba el tradicional retrato real y el escudo (47), mientras que la pieza de 5 pesetas va a dar un enorme salto cualitativo en su diseno, mucho mas moderno, con el monograma del rey en el anverso (JCI) y el signo de valor sobre tres velas al viento en el reverso (48) (Figura no. 18).

Pero seran los anos 90 los que de verdad van a marcar el nuevo rumbo de la peseta, por una parte se va a hacer habitual el uso de monedas conmemorativas, por otra parte se va a utilizar la moneda para consolidar el nuevo organigrama politico del Estado, en este caso potenciando con serie especiales a las Autonomias, y por ultimo se va a tomar la decision de reducir el circulante de forma drastica (49).

Empezando por este ultimo punto hay que decir qua mediados de los anos 90 circulaban en Espana nada menos que 53 monedas diferentes, con solo ocho valores y una gran multitud de tamanos, por lo cual se tomo la decision de que el 1 de enero de 1997 (50) quedarian fuera de la circulacion todas las monedas acunadas con anterioridad a 1975, es decir las de Franco, ademas de todas las piezas posteriores a 1975 que seguian la metrologia y tamanos antiguos, por lo cual por fin en 1997 los valores de las monedas se ajustaron a su tamano relativo, asi la mas pequena era la de una peseta y la mas grande la de 500, dando racionalidad al sistema monetario, que ya no guardaba ninguna relacion de tamano, aleacion o mensajes con el usado antes de 1975, este fue el verdadero fin de la Transicion economico-monetaria en Espana.

En segundo lugar los grandes acontecimientos internacionales que va a vivir Espana a principios de los anos 90 hicieron que se decidiera destacarlos en las monedas de uso diario como muestra del nuevo papel de Espana en el mundo. Asi desde 1990 se empezaron a acunar piezas en honor de los Juegos Olimpicos de Barcelona 92 ("Salto de altura" y "Lanzamiento de disco" en piezas de 25 pesetas, "La Sagrada Familia" y "La Pedrera" en piezas de 50 pesetas); de la Exposicion Universal de Sevilla ("Torre del Oro" y Giralda" en piezas de 25 pesetas, "La Cartuja" y "Emblema de la Expo" en piezas de 50 pesetas) y Madrid, Capital Europea de la Cultura ("La Cibeles", "El oso y el madrono", "Recogiendo la antorcha" en piezas de 200 pesetas, por cierto en estas piezas el anverso es de nuevo novedoso al colocar en el anverso los busto del Rey y el Heredero, para mostrar la idea de la continuidad monarquica, nunca antes un Heredero habia aparecido en las monedas espanolas); y en 1993 la gran celebracion del Ano Santo Xacobeo (Apostol Santiago y Botafumeiro en la pieza de 5 pesetas, y el simbolo internacional del Camino de Santiago, el modelo aprobado para la Ruta Jacobea por el Consejo de Europa, como ruta europea, de hecho reconociendo a los diversos itinerarios sobre un mapa de Europa en la de 100 pesetas).

Esta eclosion de monedas conmemorativas rompia la tradicional monotonia de tipos de la moneda espanola, y aprovechando estos grandes eventos internacionales celebrados en nuestro pais las autoridades politicas decidieron aprovechar la coyuntura para utilizar la moneda, una vez mas, para hacer propaganda de la nueva realidad politica que desde el poder se queria consolidar, la Espana de las Autonomias, unida a traves de la Cultura y las Artes.

Desde 1993 hasta su desaparicion las monedas de 5,10, 25, 50 y 200 pesetas han mostrado o bien representaciones propias de las Autonomias espanolas (51) o bien ejemplos de obras de arte o personajes insignes de la cultura espanola que a todos nos unen, normalmente aprovechando centenarios de su nacimiento o muerte; mientras que el concepto de estado unido, se mantenia fundamentalmente en las piezas de 1 y 500 pesetas, con el uso del retrato del rey y el escudo oficial.

Veamos ahora cuales fueron los disenos escogidos en las nuevas piezas (52):

SERIE AUTONOMICA

--5 Pesetas

Aragon (1994): Puerta del Carmen de Zaragoza y "Bailarina" de Pablo Gargallo

Asturias (1995): Cruz de la Victoria y Horreo asturiano

La Rioja (1996): Puerta del Revellin y aguja gotica de la Iglesia de Santa Maria de Palacio de Logrono, y en reverso el Danzante de Anguiano

Islas Baleares (1997): "Taula del yacimiento arqueologico de Torrellafuda (Menorca)" y un caballo con las patas delanteras levantadas montado por un jinete payes.

Murcia (1999): Fachada del Huerto de las Bombas y Rueda o Noria de agua de Alcantarilla

--25 pesetas

Pais Vasco (1993): "Peine de los Vientos" de Chillida y Universidad de Onate

Canarias (1994): Arbol de Drago y "Monumento al mar" de Cesar Manrique

Castilla-Leon (1995): Iglesia de San Esteban de Segovia y Toros de Guisando

Castilla-La Mancha (1996): "Don Quijote" luchando con los Molinos de viento y Casas colgantes de Cuenca

Melilla (1997): Palacio de la Asamblea y Anfora fenicia

Ceuta (1998): Murallas Reales de Ceuta con matacan y la Virgen de Africa, Patrona de la Ciudad

Navarra (1999): Castillo-Palacio de Olite y San Fermines (mozo corriendo delante de un toro)

--50 pesetas

Extremadura (1993): Puente de Alcantara y Balcon de la Casa los Chavez-Calderon de Trujillo

Cantabria (1994): Colegiata de Santillana del Mar y Pintura ruprestre de las cuevas de Altamira (bisonte)

Madrid (1995): Puerta de Alcala e Iglesia de San Francisco el Grande

SERIE CULTURAL

--10 pesetas-personajes

Joan Miro (1993) y grafismos caracteristicos del artista para el valor, nombre del Estado y ano de acunacion

Pablo Sarasate (1994) y un violin

Francisco de Quevedo (1995) y utiles de escribir de la epoca

Emilia Pardo Bazan (1996) y la Torre de Hercules

Lucio Anneo Seneca (1997) y Puerta de Almodovar de las murallas de Cordoba

--50 pesetas-personajes

Juan de Herrera (1997) y vista del monasterio de San Lorenzo de el Escorial

--200 pesetas--personajes

Juan Luis Vives (1993) y utiles de escribir de la epoca

Jacinto Benavente (1997) y Libros

--obras de arte (Maestros de la Pintura Espanola)

"Las Meninas" de Velazquez y "El Quitasol" de Goya (1994)

"El Buen Pastor" de Murillo y "El martirio de San Mauricio y la legion tebana" de El Greco (1995)

"Majo de la guitarra" de Ramon Bayeu y el "Idilio" de Fortuny (1996)

Junto a estas acunaciones de claro signo politico integrador, por una parte del fomento y propaganda del Estado de las Autonomias y por otra de la Cultura espanola, la moneda de cien pesetas se convirtio en el valor elegido para reflejar la importancia de diversos acontecimientos nacionales o internacionales de mayor o menor repercusion, como fueron los siguientes:

--Museo del Prado (1994) (175 anos de su apertura)

--50 aniversario de la FAO (1995)

--Biblioteca Nacional (1996) (centenario)

--Teatro Real (1997) (inauguracion)

--Ano Internacional de las Personas Mayores (1999)

--Desaparicion de la Peseta (2001) (53).

Mientras tanto en otros valores se mantuvieron las emisiones ya aprobadas con anterioridad, como las 5 pesetas del monograma (1998, 2000, 2001), las diez pesetas con el escudo de Espana (1998-2000), o las inalteradas piezas de 1 y 500 pesetas; y se hicieron otras nuevas relacionadas con la Monarquia, como las 200 pesetas con los bustos del Rey y el Principe y el signo de valor (1998-2000), y otras con retrato de medio cuerpo del rey con su escudo personal (50 pesetas de 1998-2000), o con la Orden del Toison de Oro ocupando el reverso (25 pesetas de 2000-2001), por ultimo hay que hacer mencion tambien a la pieza que conmemoraba el 250 aniversario de la muerte de Felipe V, primer rey de la Casa de Borbon en Espana (50 pesetas de 1996) (Figura no. 19).

Si hemos hablado de la importancia simbolica y politica de los tipos monetarios es obligado aqui decir que precisamente esta ultima acunacion trajo mucha polemica. Su diseno era un homenaje al primer rey de la Casa de Borbon, en el anverso aparece un retrato tradicional de Felipe V con peluca (tomado de un cuadro de Louis Michel van Loo), y en el reverso se colocaron, como en las monedas de oro y plata de la epoca, las grandes armas de la Monarquia tal y como quedaron tras la llegada de los Borbones al trono hispanico (1700), es decir anadiendo la marca dinastica (escuson de Borbon-Anjou) en el centro del Escudo que habia utilizado tradicionalmente la Casa de Austria.

Los problemas llegaron cuando desde los antiguos territorios de la Corona de Aragon, en especial Cataluna, se critico esta celebracion y homenaje a Felipe V, argumentando la "represion" que sufrieron aquellos territorios durante la Guerra de Sucesion y la consiguiente perdida de sus fueros tras los Decretos de la Nueva Planta. Sin entrar en el fondo de la cuestion, que seria la utilizacion de la Historia por parte de los politicos de forma partidista, llevando hechos acaecidos en un momento concreto y por unas circunstancias especificas a la actualidad sin la necesaria matizacion y explicacion (54), que nunca puede ser automatica ni simplista; hay que decir que la acunacion de esta pieza se convirtio en polemica, y el hecho es que apenas circulo en aquellos territorios que la criticaban, para "no herir susceptibilidades", y su produccion fue muy escasa. Teniendo en cuenta las diferentes sensibilidades presentes en el Estado espanol se podria argumentar que no fue muy buena idea la realizacion de esta moneda, o tal vez hubiera sido deseable que se conmemorara no tanto la muerte del primer rey Borbon como el 300 aniversario de la llegada de la dinastia al trono espanol, buscando otra simbologia menos controvertida, que no hubiera creado una polemica innecesaria. Pero en cualquier caso la Historia es la que es, y no puede estar siempre reescribiendose en claves de actualidad politica, sino que hay que entenderla en el momento en que se produjeron los hechos, y simplemente aprender de las decisiones que se tomaron en un tiempo y lugar concreto para evitar repetir errores.

Como puede verse el comentario sobre esta ultima moneda es un ejemplo de la importancia que siguen teniendo los tipos monetarios como objeto de propaganda politica hasta nuestros dias.

7. LOS DISENOS ESPANOLES DEL EURO (55)

Cuando Espana consiguio el exito de entrar en al primera serie de paises que conformarian la moneda unica europea, el EURO, se tuvo que decidir la imagen que apareceria en la cara nacional de las monedas metalicas (56) y desde Espana se opto por elegir tres modelos, uno por cada bloque de monedas.

Para la serie de mas valor, las monedas de 1 y 2 euros, hubo un gran acuerdo en colocar al Jefe del Estado, el Rey, algo tradicional en la historia de la Numismatica, y al final aparece don Juan Carlos en solitario, dejando fuera las opciones presentadas de que fuera acompanado por la Reina (como en las monedas de 500 pesetas), o por el Principe de Asturias (como en algunas monedas de 200 pesetas).

En la serie central (10, 20 y 50 eurocents) se mantuvo la politica de integracion cultural que tan buenos resultados habia dado hasta entonces y se decidio colocar en ella a un personaje, cuya figura mostrara la universalidad de la cultura espanola. Hubo cuatro propuestas, tres pintores (Goya, Velazquez y Picasso) y un escritor (Cervantes), al final se opto por apoyar la literatura en lengua castellana, el idioma comun de mas de 500 millones de personas, y la figura de Cervantes paso a ocupar esta serie de monedas.

Por ultimo, en la serie de menor valor adquisitivo (1, 2 y 5 eurocent) se opto por colocar la imagen de un monumento espanol, de nuevo para mostrar la riqueza arquitectonica y cultural de Espana, las cuatro propuestas fueron el Acueducto de Segovia, la Alhambra de Granada, la Catedral de Santiago de Compostela y la fachada del Palacio del Congreso de los Diputados. Se opto por el mas europeo de ellos, la fachada del Obradoiro de la Catedral de Santiago, meta del primer Camino europeo, como lo definio el Consejo de Europa.

8. LOS BILLETES

Tradicionalmente han sido mucho menos utilizados como forma de propaganda politica (57), pero al menos merecen un comentario sobre los tipos elegidos durante el reinado de Don Juan Carlos. El primer billete que circulo fabricado con posterioridad a su acceso al trono fue el de 5000 pesetas, en anverso retrato de Carlos III y en reverso el Museo del Prado (58), con el escudo de Espana en su centro. Fue el ultimo de tipo clasico espanol y de nuevo mostraba la continuidad del Estado, ademas de una referencia a la Monarquia como referente historico y tradicional con el retrato del mas importante de los monarcas de la Casa de Borbon en Espana.

La emision de 23 de octubre de 1979 se dedico en principio a grandes escritores, todos llevaban el escudo personal del Rey en el angulo superior izquierdo, el de 500 pesetas con retrato de Rosalia de Castro, el de 1000 pesetas con Benito Perez Galdos, pero el de 5000 pesetas llevaba el retrato del rey con uniforme militar (Figura no. 20). En toda la emision de billetes espanoles fue la segunda vez que un monarca vivo aparecia en el billete (el primero fue Alfonso XIII en una emision conmemorativa por su 25 anos de reinado en 1927).

Las emisiones de 1980 volvieron a centrarse en escritores, el billete de 2000 pesetas llevaba el retrato de Juan Ramon Jimenez y el de 200 pesetas el de Leopoldo Alas "Clarin". Ahora en el angulo superior izquierdo aparecia el nuevo escudo constitucional de Espana. Unos anos despues aparecio el billete con mayor valor emitido, el de 10.000 pesetas de 24 de septiembre de 1985, muy interesante en su tipologia, ya que en anverso llevaba el retrato del rey (con traje civil) y en el reverso aparecia el Principe de Asturias (la primera vez que esto ocurria en la historia del billete espanol) y el Escorial, tradicional panteon de los reyes de Espana, simbolos de la continuidad dinastica (Figura no. 21).

La ultima emision de billetes espanoles se realizo en 1992 y esta relacionada con el "encuentro de dos mundos" (Espana-America), apareciendo en ellos personajes relacionados con la Historia de America. En las 1000 pesetas comparten protagonismo Hernan Cortes y Francisco Pizarro; en las 2000 pesetas esta el retrato del naturalista Jose Celestino Mutis, y en las 5000 pesetas aparece Cristobal Colon; mientras que en las 10.000 pesetas en el anverso se coloca el retrato del rey junto a la Casa de America de Madrid y en el reverso se coloco la figura del gran marino Jorge Juan.

Como puede verse en los billetes dominaron los temas historicos y culturales, los tradicionales de los billetes espanoles, que ademas luego fueron los elegidos tambien para las monedas metalicas, pero es muy interesante la presencia muy acusada de la figura del Rey, algo excepcional hasta entonces, pero que ahora se convirtio en normal, dominando el billete de mayor valor adquisitivo, al que se unio el retrato del Principe, una gran novedad, que luego se extendio a la moneda metalica, como ya hemos visto. De igual manera en los billetes encontramos los tres escudos heraldicos comentados en las monedas, el heredado de 1938 (en las 5000 pesetas de Carlos III); el del rey en las emisiones de 1979; y el nuevo constitucional en las emisiones de 1980 y posteriores.

En estas lineas espero haber mostrado la importancia que como propaganda politica tiene la moneda, que esta intrinsecamente ligada a ella desde su invencion en el siglo VII a.C., pero que en la Espana actual se puede comprobar en la evolucion de sus tipos y leyendas, que se han ido acomodando a los cambios politicos y estructurales por los que ha pasado el Estado y la sociedad a la que la moneda sirve.

9. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

ALEDON, J. Ma. : La Peseta. Catalogo basico, Valencia, 1997.

BANCO DE ESPANA: Los Billetes del Banco de Espana (1782-1979), Madrid, 1979

BANCO DE ESPANA: El camino hacia el euro: el real, el escudo y la peseta, Madrid, 2001.

CIERVA,R. de la : Francisco Franco. Un siglo de Espana, Madrid, 1972-1973.

ESPUNY VIZCARRO, R.: Los Billetes del Banco de Espana durante la Guerra Civil de 1936-1939, Vinaroz, 1989.

FRANCISCO OLMOS, J. Ma. de: La Moneda de la Revolucion Francesa. Documento economico y medio de propaganda politico, Madrid, 2000.

--"El Estampillado de billetes de banco. Alteracion de un documento economico como medio de propaganda politica" en Revista General de Informacion y Documentacion, EUBD, vol 14 (no. 2), Madrid, 2004.

--"El Toison de oro en las monedas espanolas (I y II)" Cronica Numismatica no. 168 (marzo 2005) y no. 171 (junio 2005).

--"La moneda de la epoca napoleonica: un documento al servicio del poder", en Cuadernos de Investigacion Historica, no. 21, Madrid, 2005.

--"Las primeras acunaciones del Principe Felipe de Espana (1554-1556): soberano de Milan, Napoles e Inglaterra", Documenta & Instrumenta, no. 3, Madrid, 2005.

FUSI, J. P.: "Franco, jefe de Gobierno", La Guerra Civil, tomo 7 (El Avance Rebelde), Historiad, Madrid, 1986.

GARCIA DE CORTAZAR, F., RODA LAMSFUS, P. de y TORTELLA, T.: La peseta y el arte: imagenes en billetes anteriores al euro, Madrid, 2001.

LAMAS BOLANO: Billetes de Espana (1783-2002), Barcelona, 2003.

LOPEZ RODO, L.: La Larga marcha hacia la Monarquia, Barcelona, 1979.

MARTORELL LINARES, M.: Historia de la Peseta: la Espana contemporanea a traves de su moneda, Barcelona, 2002.

MENENDEZ-PIDAL DE NAVASCUES, F.: El Escudo de Espana, Madrid, 2004. MORENO REDONDO (Coord.), A.: El Banco de Espana. Una Historia Economica, Madrid, 1970.

SANCHEZ ASIAIN, J. A.: La Banca espanola en la Guerra Civil 1936-1939, discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia, Madrid, 1992.

SANTACREU SOLER, J. M.: Peseta y Politica. Historia de la peseta 1868-2001, Barcelona, 2002.

SANTIAGO FERNANDEZ, J. de: La Peseta.130 anos de la Historia de Espana, Madrid, 2000.

--<<Utilizacion politica y propaganda en el papel moneda espanol entre la II Republica y el primer franquismo>>, en Gaceta Numismatica, no. 153 (junio, 2004).

TEDDE DE LORCA, Pedro: El Banco de San Carlos (1782-1829), Madrid, 1988.

--El Banco de San Fernando (1829-1856), Madrid, 1999.

THOMAS, H.: La Guerra Civil Espanola, Madrid, 1983, Tomo IV: Alzamiento y Revolucion.

TORTELLA CASARES, T.: Los primeros billetes espanoles: Las <<Cedulas>> del Banco de San Carlos (1782-1829), Madrid, 1997.

--Libro de Billetes Espanoles 1940-2001, Madrid, 2004.

VICO, J. y SEGARRA, F. P.: La peseta, unidad monetaria nacional (1868-1987), Madrid, 1987.

10. APENDICE DOCUMENTAL

A continuacion se reproduce el texto completo de la Ley de Sucesion de la Jefatura del Estado, de 26 de julio de 1947, seguido de las modificaciones que se aprobaron en ella a traves de las Disposiciones adicionales de la Ley Organica del Estado (10 de enero de 1967), ya que fue la base de la constitucion de Espana en Reino, asi como de la eleccion de Don Juan Carlos de Borbon como sucesor a titulo de rey en la Jefatura del Estado.

Por cuanto las Cortes Espanolas, como organo superior de la participacion del pueblo espanol en las tareas del Estado, elaboraron esta Ley Fundamental que, declarando la Constitucion del Reino, crea su Consejo y determina las normas que han de regular la Sucesion en la Jefatura del estado, cuyo texto, sometido al Referendum de la Nacion, ha sido aceptado por el 83% del Cuerpo Electoral, que representa el 93% de los votantes. De conformidad con la propuesta de las Cortes y con la expresion autentica y directa de la voluntad de la Nacion dispongo:

Articulo 1. Espana, como unidad politica, es un estado catolico, social y representativo que, de acuerdo con su tradicion, se declara constituido en Reino.

Art. 2. La Jefatura del Estado corresponde al Caudillo de Espana y de la Cruzada, Generalisimo de los Ejercitos, don Francisco Franco Bahamonde.

Art. 3. Vacante la Jefatura del Estado, asumira sus poderes un Consejo de Regencia, constituido por el Presidente de las Cortes, el Prelado de mayor jerarquia Consejero del Reino y el Capitan General del Ejercito de Tierra, Mar o Aire, o en su defecto, el Teniente General en activo de mayor antiguedad y por este mismo orden. El Presidente de este Consejo sera el de las Cortes, y para la validez de los acuerdos se requerira la presencia, por lo menos, de dos de los tres componentes y siempre la de su Presidente.

Art. 4. Un Consejero del Reino asistira al Jefe del Estado en todos aquellos asuntos y resoluciones trascendentales de su exclusiva competencia. Su Presidente sera el de las Cortes, y estara compuesto por los siguientes miembros

El Prelado de mayor jerarquia y antiguedad entre los que sean Procuradores en Cortes;

El Capitan General del Ejercito de Tierra, Mar o Aire, o Teniente General en activo de mayor antiguedad y por el mismo orden;

El General Jefe del Alto Estado Mayor, y a falta de este, el mas antiguo de los tres Generales Jefes del Estado Mayor de Tierra, Mar o Aire;

El Presidente del Consejo de Estado;

El Presidente del Tribunal Supremo de Justicia;

El Presidente del Instituto de Espana;

Un Consejero elegido por votacion por cada uno de los siguientes grupos de las Cortes: a) el Sindical; b) el de Administracion Local; c) el de Rectores de Universidad; y d) el de los Colegios Profesionales.

Tres Consejeros designados por el Jefe del Estado, uno entre los Procuradores en Cortes natos, otro entre los de su nombramiento directo y el tercero libremente.

El cargo de Consejero del Reino estara vinculado a la condicion por la que hubiese sido elegido o designado.

Art. 5. El Jefe del Estado oira preceptivamente al Consejo del Reino en los casos siguientes:

Primero: Devolucion a las Cortes para nuevo estudio de una Ley por ellas elaborada.

Segundo: Declarar la guerra o acordar la paz. Tercero: Proponer a las Cortes su sucesor.

Cuarto: En todos aquellos otros en que lo ordenare la presente Ley.

Art. 6. En cualquier momento el Jefe del Estado podra proponer a las Cortes la persona que estime deba ser llamada en su dia a sucederle, a titulo de Rey o de Regente, con las condiciones exigidas por esta Ley, y podra, asimismo, someter a la aprobacion de aquellas la revocacion de la que hubiere propuesto, aunque ya hubiese sido aceptada por las Cortes.

Art. 7. Cuando, vacante la Jefatura del Estado, fuese llamado a suceder en ella el designado segun el articulo anterior, el Consejo de Regencia asumira los poderes en su nombre y convocara conjuntamente a las Cortes y al Consejo del Reino para recibirle el juramento prescrito en la presente Ley o proclamarle Rey o Regente.

Art. 8. Ocurrida la muerte o declarada la incapacidad del Jefe del Estado sin que hubiese sido designado sucesor, el Consejo de Regencia asumira los poderes y convocara, en el plazo de tres dias, a los miembros del Gobierno y del Consejo del Reino, para que, reunidos en sesion ininterrumpida y secreta, decidan por dos tercios como minimo, la persona de estirpe regia que, poseyendo las condiciones exigidas por la presente Ley, y habida cuenta de los supremos intereses de la Patria, deban proponer a las Cortes a titulo de Rey.

Cuando, a juicio de los reunidos, no existiera persona de la estirpe que posea dichas condiciones o la propuesta no hubiese sido aceptada por las Cortes, propondran a estas como Regente la personalidad que por su prestigio, capacidad y posibles asistencias de la nacion deba ocupar este cargo. Al formular esta propuesta podran senalar plazo y condicion a la duracion de la Regencia, y las Cortes deberan resolver sobre cada uno de estos extremos.

El pleno de las Cortes habra de celebrarse en un plazo maximo de ocho dias, y el sucesor, obtenido el voto favorable de las mismas, prestara el juramento exigido por esta Ley, en cuya virtud y acto seguido el Consejo de Regencia le transmitira sus poderes.

Art. 9. Para ejercer la Jefatura del Estado como Rey o Regente se requerira ser varon y espanol, haber cumplido la edad de treinta anos, profesar la religion catolica, poseer las cualidades necesarias para el desempeno de su alta mision y jurar las Leyes Fundamentales, asi como lealtad a los principios que informan el Movimiento Nacional.

Art. 10. Son Leyes Fundamentales de la Nacion: el Fuero de los Espanoles, el Fuero del Trabajo, la Ley Constitutiva de las Cortes, la presente Ley de Sucesion, la del Referendum Nacional y cualquier otra que en lo sucesivo se promulgue confiriendola tal rango (59). Para derogarlas o modificarlas sera necesario, ademas del acuerdo de las Cortes, el referendum de la nacion.

Art.11. Instaurada la Corona en la persona de un Rey, el orden regular de sucesion sera el de primogenitura y representacion, con preferencia de la linea anterior a las posteriores; en la misma linea del grado mas proximo al mas remoto; en el mismo grado, del varon a la hembra, la cual no podra reinar, pero si, en su caso, transmitir a sus herederos varones el derecho, y dentro del mismo sexo, de la persona de mas edad a la de menos; todo ello sin perjuicio de las excepciones y requisitos preceptuados en los articulos anteriores.

Art. 12. Toda cesion de derechos antes de reinar, las abdicaciones cuando estuviere designado el sucesor, las renuncias en todo caso y los matrimonios regios, asi como el de sus inmediatos sucesores, habran de ser informados por el Consejo del Reino y aprobados por las Cortes de la Nacion.

Art. 13. El Jefe del Estado, oyendo al Consejo del Reino, podra proponer a las Cortes queden excluidas de la sucesion aquellas personas reales carentes de la capacidad necesaria para gobernar o que, por su desvio notorio de los principios fundamentales del Estado, o por sus actos, merezcan perder los derechos de sucesion establecidos en esta Ley.

Art. 14. La incapacidad del Jefe del Estado, apreciada por mayoria de dos tercios de los miembros del Gobierno, sera comunicada en razonado informe al Consejo del Reino. Si este, por igual mayoria, la estimare, su Presidente la sometera a las Cortes, que, reunidas a tal efecto dentro de los ocho dias siguientes, adoptaran la resolucion procedente.

Art. 15. Para la validez de los acuerdos de las Cortes a que esta Ley se refiere sera preciso el voto favorable de los dos tercios de los Procuradores presentes, que habra de equivaler, por lo menos, a la mayoria absoluta del total de los Procuradores.

Dada en el Pardo a veintiseis de julio de mil novecientos cuarenta y siete.

Modificaciones de la Ley de Sucesion de la Jefatura del Estado aprobadas en las Declaraciones adicionales de la Ley Organica del Estado (10 de enero de 1967). Se reforman los articulos 3, 4, 5, 8, 9, 11 y 15, quedando su redaccion definitiva de la siguiente manera:

Art. 3. Vacante la Jefatura del Estado, asumira sus poderes un Consejo de Regencia, constituido por el Presidente de las Cortes, el Prelado de mayor jerarquia y antiguedad, Consejero del Reino y el Capitan General o en su defecto, el Teniente General en activo y de mayor antiguedad de los Ejercitos de Tierra, Mar o Aire, y por este mismo orden, o sus respectivos suplentes designados conforme a lo dispuesto en el articulo siguiente. El Presidente de este Consejo sera el de las Cortes, y para la validez de sus acuerdos se requerira la presencia, por lo menos, de dos de los tres componentes y siempre la de su Presidente o, en su defecto, la del Vicepresidente del Consejo del Reino.

Art. 4. I. Un Consejero del Reino que tendra precedencia sobre los Cuerpos consultivos de la Nacion, asistira al Jefe del Estado en los asuntos y resoluciones trascendentales de su exclusiva competencia. Su Presidente sera el de las Cortes, y estara compuesto por los siguientes miembros

El Prelado de mayor jerarquia y antiguedad entre los que sean Procuradores en Cortes;

El Capitan General o, en su defecto, el Teniente General en activo de mayor antiguedad de los Ejercitos de Tierra, Mar o Aire, y por este mismo orden;

El General Jefe del Alto Estado Mayor o, en su defecto, el mas antiguo de los tres Generales Jefes del Estado Mayor de Tierra, Mar y Aire;

El Presidente del Tribunal Supremo de Justicia;

El Presidente del Consejo de Estado:

El Presidente del Instituto de Espana;

Dos Consejeros elegidos por votacion por cada uno de los siguientes grupos de Procuradores en Cortes: a) el de Consejeros Nacionales; b) el de la organizacion sindical; c) el de Administracion Local; y d) el de representacion familiar.

Un Consejero elegido por votacion por cada uno de los siguientes grupos de Procuradores en Cortes: a) el de Rectores de Universidad; y b) el de los Colegios Profesionales

II. El cargo de Consejero del Reino estara vinculado a la condicion por la que hubiese sido elegido o designado.

III. El Jefe del Estado designara, a propuesta del Consejo del Reino, entre sus miembros, un Vicepresidente y los suplentes de cada uno de los Consejeros miembros del Consejo del Regencia.

IV. En los casos de imposibilidad del Presidente o de que vaque la Presidencia de las Cortes y, en este ultimo caso, hasta que se provea esta Presidencia, le sustituira el Vicepresidente del Consejo del Reino.

V. Los acuerdos, dictamenes y propuestas de resolucion del Consejo del Reino se adoptaran por mayoria de votos entre los Consejeros presentes, cuyo numero no podra ser inferior al de la mitad mas uno de la totalidad de sus componentes, excepto cuando las Leyes Fundamentales exijan una mayoria determinada. En caso de empate decidira el voto del Presidente.

Art. 5. El Jefe del Estado estara asistido preceptiva por el Consejo del Reino en los casos en que la presente Ley u otra de caracter fundamental establezca este requisito.

Art. 8. I. Ocurrida la muerte o declarada la incapacidad del Jefe del Estado sin que hubiese designado sucesor, el Consejo de Regencia asumira los poderes, salvo el de revocar el nombramiento de alguno de los miembros del propio Consejo, que en todo caso conservaran sus puestos y convocara, en el plazo de tres dias, a los miembros del Gobierno y del Consejo del Reino para que, reunidos en sesion ininterrumpida y secreta, decidan por dos tercios de los presentes, que supongan como minimo la mayoria absoluta, la persona de estirpe regia que, poseyendo las condiciones exigidas por la presente Ley y habida cuenta de los supremos intereses de la Patria, deban proponer a las Cortes a titulo de Rey. Si la propuesta no fuese aceptada, el Gobierno y el Consejo del Reino podran formular con sujecion al mismo procedimiento, una segunda propuesta a favor de otra persona de estirpe regia que reuna tambien las condiciones legales.

II. Cuando, a juicio de los reunidos, no existiera persona de la estirpe que posea dichas condiciones o las propuesta no hubiesen sido aceptadas por las Cortes, propondran a estas, con las mismas condiciones, como Regente la personalidad que por su prestigio, capacidad y posibles asistencias de la Nacion, deba ocupar este cargo. Al formular esta propuesta podran senalar plazo y condicion a la duracion de la Regencia, y las Cortes deberan resolver sobre cada uno de estos extremos. Si la persona propuesta como Regente no fuese aceptada por las Cortes, el Gobierno y el Consejo del Reino deberan efectuar, con sujecion al mismo procedimiento, nuevas propuestas hasta obtener la aceptacion de las Cortes.

III. En los supuestos a que se refieren los parrafos anteriores, de no alcanzarse en primera votacion la mayoria de dos tercios, se procedera a segunda y, en su caso, a tercera votacion. En esta ultima, para la validez del acuerdo bastara la mayoria de tres quintos, que habra de equivaler, por lo menos, a la mayoria absoluta.

IV. El pleno de las Cortes habra de celebrarse en un plazo maximo de ocho dias a partir de cada propuesta, y el sucesor, obtenido el voto favorable de las mismas, de acuerdo con lo que dispone el articulo quince, prestara el juramento exigido por esta Ley, en cuya virtud y acto seguido el Consejo de Regencia le transmitira sus poderes.

V. En tanto no se cumplan las previsiones establecidas en el articulo once de esta Ley, al producirse la vacante en la Jefatura del Estado se procedera a la designacion de sucesor de acuerdo con lo dispuesto en el presente articulo.

Art. 9. Para ejercer la Jefatura del Estado como Rey o Regente se requerira ser varon y espanol, haber cumplido la edad de treinta anos, profesar la religion catolica, poseer las cualidades necesarias para el desempeno de su alta mision y jurar las Leyes Fundamentales, asi como lealtad a los principios que informan el Movimiento Nacional. El mismo juramento habra de prestar el sucesor despues de cumplir la edad de treinta anos.

Art. 11. I. Instaurada la Corona en la persona de un Rey, el orden regular de sucesion sera el de primogenitura y representacion, con preferencia de la linea anterior a las posteriores; en la misma linea, del grado mas proximo al mas remoto; en el mismo grado, del varon a la hembra, la cual no podra reinar, pero si, en su caso, transmitir a sus herederos el derecho, y, dentro del mismo sexo, de la persona de mas edad a la de menos; todo ello sin perjuicio de las excepciones y requisitos preceptuados en los articulos anteriores.

II. En el caso de que el heredero de la Corona, segun el orden establecido en el parrafo anterior, no alcanzase la edad de treinta anos en el momento de vacar el trono, ejercera sus funciones publicas un Regente designado de acuerdo con el articulo octavo de esta ley, hasta que aquel cumpla la edad legal.

III. La misma norma se aplicara si por incapacidad del Rey, apreciada en la forma prevista en el articulo catorce de esta Ley, las Cortes declarasen la apertura de la Regencia y el heredero no hubiese cumplido los treinta anos.

IV. En los supuestos de los dos parrafos anteriores, la Regencia cesara en cuanto cese o desaparezca la causa que la haya motivado.

Art. 15. I. Para la validez de los acuerdos de las Cortes a que esta Ley se refiere sera preciso el voto favorable de los dos tercios de los Procuradores presentes, que habra de equivaler, por lo menos, a la mayoria absoluta del total de los Procuradores.

II. Sin embargo, en los supuestos a que se refieren los articulos sexto y octavo de la presente Ley, de no alcanzarse en primera votacion la mayoria de los dos tercios, se procedera a segunda y, en su caso, a tercera votacion. En esta ultima, para la validez del acuerdo bastara la mayoria de tres quintos, que habra de equivaler, por lo menos, a la mayoria absoluta.

11. APENDICE DE LAMINAS

[FIGURA 1-2 OMITIR]

[FIGURA 3 OMITIR]

[FIGURA 4 OMITIR]

[FIGURA 5 OMITIR]

[FIGURA 6 OMITIR]

[FIGURA 7 OMITIR]

[FIGURA 8 OMITIR]

[FIGURA 9 OMITIR]

[FIGURA 10 OMITIR]

[FIGURA 11 OMITIR]

[FIGURA 12 OMITIR]

[FIGURA 13 OMITIR]

[FIGURA 14 OMITIR]

[FIGURA 15 OMITIR]

[FIGURA 16 OMITIR]

[FIGURA 17 OMITIR]

[FIGURA 18 OMITIR]

[FIGURA 19 OMITIR]

[FIGURA 20 OMITIR]

[FIGURA 21 OMITIR]

Jose Maria de Francisco Olmos

Profesor Titular de "Epigrafia y Numismatica"

Departamento de Ciencias y Tecnicas Historiograficas (UCM)

chema@caelo.eubd.ucm.es

(1) De todos los libros que aparecieron para conmemorar la desaparicion de la peseta sin duda el mejor es el de Javier de Santiago Fernandez: La Peseta. 130 anos de la Historia de Espana, Madrid, 2000.

(2) La ley monetaria de 18 de diciembre de 1946 (BOE, 19 de diciembre) ya preveia colocar el retrato de Franco en las nuevas monedas de plata que se querian emitir (articulo 6. Las tres clases de moneda de plata de 5, 10 y 25 pesetas ... ostentaran en el anverso el busto o efigie del Jefe del Estado, orlado con la siguiente inscripcion: Francisco Franco, Caudillo de Espana por la Gracia de Dios, completando la orla de la moneda las cifras del ano 1946). Pero sera la ley de emision de 27 de diciembre de 1947 (BOE, 30 de diciembre), que abandona la idea de acunar en plata, la que ordene definitivamente este cambio tipologico (articulo 3. Las monedas --de una peseta-- ostentaran en el anverso el busto o efigie del Jefe del Estado, orlado con la siguiente inscripcion: Francisco Franco, Caudillo de Espana por la G. de Dios --1947; y en el reverso el escudo nacional), empezando a circular las primeras piezas durante el ano 1948.

(3) Desde el inicio de la historia de la moneda el monarca suele aparecer en ellas como simbolo de la Jefatura del Estado, en los regimenes politicos no monarquicos no solia ponerse el retrato de politicos vivos salvo casos excepcionales, como en el siglo XVII el de Oliver Cromwell, cuando fue nombrado Lord Protector de la Common-wealth inglesa tras la ejecucion del rey Carlos I Estuardo, o bien a finales del siglo XVIII Napoleon Bonaparte cuando se convirtio en primer consul de la Republica Francesa. Ver con detalle ambos casos en Jose Maria de Francisco Olmos: La Moneda de la Revolucion Francesa. Documento economico y medio de propaganda politico, Madrid, 2000; y "La moneda de la epoca napoleonica: un documento al servicio del poder", en Cuadernos de Investigacion Historica, no. 21 Revista de la Fundacion Universitaria Espanola, Seminario "Cisneros", Madrid, 2005, pp. 43-76. En la segunda mitad del siglo XX ha sido mas comun encontrar el retrato de gobernantes vivos, sobre todo en las republicas africanas, y en menor medida en asiaticas y latinoamericanas, donde el poder era entendido casi como algo patrimonial y vitalicio.

(4) Boletin Oficial de la Junta de Defensa Nacional de Espana, no. 32, Burgos 30 de septiembre de 1936, decreto no. 138.

(5) El Decreto no. 138 de la Junta de Defensa Nacional que recogia los nombramientos fue firmado por el general Miguel Cabanellas en Burgos el 29 de septiembre de 1936. En el articulo primero se nombraba a Franco jefe del Gobierno del Estado espanol, y en el segundo generalisimo de las fuerzas nacionales de tierra, mar y aire; el tercero ordenada dar cuenta de estos nombramientos a los "elementos nacionales que integran este movimiento liberador" y a los gobiernos extranjeros. El texto del decreto y el del proyecto anterior, con interesentes diferencias, pueden verse en Ricardo de la Cierva: Francisco Franco. Un siglo de Espana, Madrid, 1972-1973, tomo I, p.510, mas datos en Hugh THOMAS: La Guerra Civil Espanola, Madrid, 1983, Tomo IV: Alzamiento y Revolucion, pp. 317-330.

(6) Juan Pablo Fusi: "Franco, jefe de Gobierno", La Guerra Civil, tomo 7 (El Avance Rebelde), Historia16, Madrid, 1986, pp.90-99.

(7) BOE de 19 de marzo de 1965. Se creaba por primera vez en Espana una moneda metalica con valor de 100 pesetas, y ademas se volvia a la utilizacion de en plata , con 800 milesimas de metal noble y 200 de cobre, 34 mm. de diametro y 19 grs. de peso. En el canto llevaria la inscripcion: "Una, Grande, Libre". Su puesta en circulacion efectiva se realizo por orden del 22 de septiembre de 1966 (BOE de 30 de septiembre), es decir, coincidiendo en la practica con la tradicional celebracion del 1 de octubre (Dia del Caudillo).

(8) Se acunaron 75 millones de piezas entre 1966 y 1970 (74 millones en los primeros tres anos). La expectacion que motivo esta pieza puede verse tambien en la aprobacion de una orden el 17 de octubre de 1966 (BOE, 19 de octubre) en la que se regulaba la venta de monedas de curso legal con destino a coleccionistas, entidades numismaticas, y su posible exportacion, que se regulaba ordenando su pago en divisas fuertes, en concreto dolares USA, limitandose la venta de las nuevas monedas de 100 pesetas a 500.000 piezas.

(9) De hecho por decreto de 19 de diciembre de 1975 (BOE, 5 de enero de 1976) esta pieza fue declarada sin valor liberatorio, debido a que "ha adquirido en la actualidad un valor intrinseco muy superior a su valor facial, cuya sola circunstancia justifica su inmediata retirada de la circulacion", entrando en vigor esta orden el 1 de julio de 1976

(10) Boletin Oficial del Estado, 3 de febrero de 1938. Es muy interesante el preambulo o exposicion de motivos donde se explicitan los motivos de la eleccion de cada uno de los simbolos, ligando siempre su presencia en la historia de Espana con su reflejo en el Nuevo Estado que se quiere construir. En las notas siguientes las citas son de este preambulo.

(11) En el decreto se cita explicitamente como modelo "el que repetido por el cincel de Juan Guas en los muros de San Juan de los Reyes (Toledo), compone el mas maravilloso conjunto decorativo que pueda imaginarse. como testimonio de un momento historico que se parece a este que ahora vivimos, en lo dificil de la lucha, en el optimismo triunfante, en los anhelos imperiales".

(12) "El aguila que figura en el escudo no es la del Imperio germanico, al cabo exotica en Espana, sino la del evangelista San Juan, que, al cobijar bajo sus alas las armas espanolas, simboliza la adhesion de nuestro Imperio a la verdad catolica, defendida tantas veces con sangre de Espana; en el figuran tambien el haz de flechas y el yugo, entonces, como ahora, emblema de unidad y de disciplina".

(13) Desde epoca de Carlos V "las columnas con el lema Plus Ultra vienen simbolizando la expansion espanola de ultramar y el aliento de superacion de los navegantes y conquistadores espanoles".

(14) Orden del 17 de enero de 1995 (BOE de 30 de enero de 1995).

(15) Boletin Oficial del Estado, 10 de marzo de 1938. El inicio de su preambulo nos muestra a las claras la nueva doctrina politica, basada en el fascismo italiano y donde los presupuestos falangistas aparecen claros, aunque siempre bajo el doble control del ejercito y la Iglesia : "Renovando la Tradicion Catolica, de justicia social y alto sentido humano que informo nuestra Legislacion del Imperio, el Estado Nacional en cuanto es instrumento totalitario al servicio de la integridad patria, y Sindicalista en cuanto representa una reaccion contra el capitalismo liberal y el materialismo marxista, emprende la tarea de realizar --con aire militar, constructivo y gravemente religioso-- la Revolucion que Espana tiene pendiente y que ha de devolver a los espanoles, de una vez para siempre, la Patria, el Pan y la Justicia".

(16) Boletin Oficial del Estado, 19 de julio de 1942. Con este decreto se organizan Las Cortes unicamerales como organo superior de participacion del pueblo espanol en las tareas del Estado, siendo su mision principal la preparacion y elaboracion de las Leyes. Luego se detalle su composicion, con miembros natos (por sus cargos), los designados directamente por el Jefe del Estado, y los elegidos por diversos sectores de la sociedad espanola (familia, municipio, sindicato).

(17) Boletin Oficial del Estado, 18 de julio de 1945. Una especie de constitucion, segun el preambulo "texto fundamental definidor de los derechos y deberes de los espanoles, y amparador de sus garantias", cuyo articulo segundo dice: "los espanoles deben servicio fiel a la Patria, lealtad al Jefe del Estado y obediencia a las Leyes".

(18) Boletin Oficial del Estado, 24 de octubre de 1945. Se instituye el Referendum "con el fin de garantizar a la Nacion contra el desvio que la historia politica de los pueblos viene registrando de que en los asuntos de mayor trascendencia o interes publico, la voluntad de la Nacion pueda ser suplantada por el juicio subjetivo de sus mandatarios".

(19) Boletin Oficial del Estado, 27 de julio de 1947. Texto completo en el apendice documental.

(20) Hay que recordar que ya a principios del siglo XII Castilla tuvo una reina de derecho, dona Urraca, hija y heredera de Alfonso VI, que goberno el reino de forma efectiva, siendo el primer lugar de la Europa Occidental donde esto ocurrio (Mas datos en Jose Maria de Francisco Olmos: <<La Mujer en la Europa del

Romanico. Asalto al poder monarquico>> en Cuadernos de Investigacion Historica no. 20, Madrid, 2003, pp. 155-185), y esta sucesion dinastica quedo plasmada en las Siete Partidas del rey Alfonso X, estando vigente hasta la llegada al trono de los Borbones, herederos de una tradicion de exclusion de las mujeres (ley salica). Felipe V por tanto promulgo el Auto Acordado (1713) implantando en Castilla la ley salica, pero antes de finalizar el siglo Carlos IV volvio a la tradicion castellana derogando el Auto con la Pragmatica Sancion (1789), que no entro en vigor hasta los ultimos anos del reinado de Fernando VII (fue promulgada oficialmente en 1830), lo cual llevo a que la heredera de este monarca fuera su hija Isabel II y no su hermano, el Infante don Carlos, que no acepto este cambio sucesorio, dando origen asi a las guerras carlistas. Todas las Constituciones espanolas reconocieron desde entonces la sucesion al trono tal y como la regulaban las Partidas de Alfonso X, aceptando que las mujeres pudieran reinar, aunque siempre ocupando un lugar en la linea sucesoria detras de sus hermanos varones.

(21) El informe del Profesor Pabon se puede ver en el anexo 24 de la obra de Laureano Lopez Rodo: La Larga marcha hacia la Monarquia, Barcelona, 1979, pp.718-722.

(22) Boletin Oficial del Estado, 19 de mayo de 1958.

(23) Boletin Oficial del Estado, 11 de enero de 1967. Aprobada en Referendum el 14 de diciembre de 1966, con un 95,86% de votos favorables, que representaban el 85,5% del cuerpo electoral.

(24) Aunque esto no se hara efectivo hasta anos mas tarde, cuando en junio de 1973 Franco nombre presidente de gobierno al almirante Carrero Blanco.

(25) Ver la totalidad de las modificaciones en el Apendice documental.

(26) Desde la marcha al exilio del rey Alfonso XIII la sucesion a la Corona habia sido un problema. El principe de Asturias, don Alfonso, era hemofilico, y el segundogenito, don Jaime, sordomudo. Consciente de estos problemas el rey decidio reordenar la sucesion. Aprovechando el deseo de su hijo mayor de casarse con una plebeya, algo que iba en contra de la llamada pragmatica de matrimonios de Carlos III, el principe Alfonso renuncio a sus derechos al trono (11 de junio de 1933). El nuevo heredero era don Jaime, pero el rey le presiono para abdicar debido a su defecto fisico, y el infante lo hizo (21 de junio de 1933), pasando los derechos dinasticos al tercer hijo del monarca, el infante don Juan, desde entonces el nuevo principe de Asturias. Alfonso XIII abdicara en su hijo Juan el 15 de enero de 1941 "para que por ley historica de sucesion a la Corona, quede automaticamente designado, sin discusion posible en cuanto a la legitimidad, mi hijo el principe don Juan". Desde ese momento los monarquicos consideraban a don Juan como el rey Juan III, aunque dado que estaba en el exilio decidio utilizar el titulo de Conde de Barcelona (5 de marzo de 1941), pasando a ser considerado principe de Asturias su hijo mayor, don Juan Carlos, nacido en Roma el 5 de enero de 1938.

(27) Boletin Oficial del Estado, 23 de julio de 1969. Ley de Sucesion en la Jefatura del Estado.

(28) El mismo 23 de julio, Boletin Oficial del Estado de 24 de julio de 1969, se aprobo el Decreto que regulaba los honores que debia recibir el Principe don Juan Carlos como Heredero de la Corona.

(29) Ver Jose Maria de Francisco Olmos: "Las primeras acunaciones del Principe Felipe de Espana (15541556): soberano de Milan, Napoles e Inglaterra", Documenta & Instrumenta, no. 3, Madrid, 2005, pp. 155-186. Sobre la decision de asumir este nuevo titulo por don Juan Carlos ver Lopez Rodo: op. cit., pp. 452 y ss.

(30) Por decreto de 22 de abril de 1971 (BOE del 26 de abril) se establecio el "guion y estandarte de S.A.R. el Principe de Espana", donde se intentaba utilizar la Historia confundiendola con los simbolos del Movimiento Nacional. Por una parte se colocaba la cruz de Borgona, llamada tambien de San Andres, patron de la Casa de Borgona, que trajo a Espana la dinastia de los Austrias y aparece en las banderas de los Tercios y regimientos espanoles desde el siglo XVI, y que el Regimen usaba como simbolo politico del carlismo (requetes o tradicionalistas); y por otra las tradicionales divisas de los Reyes Catolicos que se pretendian identificar con la Falange. Todo rodeado por el collar del Toison de Oro como orden nacional y dinastica, sobre este ultimo y problematico tema ver Jose Maria de Francisco Olmos: "El Toison de oro en las monedas espanolas (I y Il)" Cronica Numismatica no. 168 (marzo 2005) pp.46-48 y no. 171 (junio 2005), pp. 46-49.

(31) En especial tras la boda la nieta mayor de Franco, Carmen Martinez-Bordiu, con Alfonso de Borbon y Dampierre (8-III-1972), primogenito del Infante don Jaime, duque de Segovia, hermano mayor de don Juan, Conde de Barcelona, y en quien habia abdicado sus derechos a la Corona espanola por presion de su padre, don Alfonso XIII (junio de 1933, ratificando este acto en 1945 y 1947), y que ahora volvia a reivindicar de una manera mas o menos explicita, defendiendo los derechos de sus descendientes. El general Franco nombraba poco despues (22 de noviembre) a don Alfonso de Borbon Duque de Cadiz con tratamiento de Alteza Real, cuyo uso se extendia a su conyuge y descendientes directos (algo bastante problematico desde el punto de vista legal) (Decreto 3226/1972, BOE, 25 de noviembre). Mas datos en Lopez Rodo: op. cit., capitulo XIX, pp. 543-585.

(32) Tras la muerte de Franco se publico un numero extraordinario Boletin Oficial del Estado (no. 279), en el cual el Consejo de Regencia aplicaba las disposiciones sucesorias: decreto de luto por la muerte de Franco y disposicion de sus honras funebres, se convocaba de forma extraordinaria a las Cortes y el Consejo del Reino para el dia 22 con el fin de recibir el juramento del Sucesor, se ascendia a don Juan Carlos a los empleos de Capitan General de los Ejercitos de Tierra, Mar y Aire, y se restablecia el Registro del Estado Civil de la Familia Real.

(33) Decretos de 19 de diciembre de 1975 (BOE de 5 de enero de 1976).

(34) Por cierto este escudo, que como hemos visto en su origen, especificaba unos simbolos historicos como ensenas propias de los defensores ideologicos del regimen franquista, se mantuvo sin ninguna modificacion, pero ahora esos simbolos perdian su carga ideologica, pasando a representar unicamente lo que historicamente habian sido, la Cruz de Borgona simbolo del ejercito espanol desde la epoca de los Tercios de la Monarquia Hispanica, y el yugo y las flechas las divisas de los Reyes Catolicos que con su matrimonio iniciaron el proceso de formacion politica de una Espana unida. Todo ello quedo reflejado en un magnifico informe presentado en la Real Academia de la Historia por el academico don Dalmiro de la Valgoma, que puso fin a la discusion de si debian desaparecer de las armas del Rey estos simbolos por su vinculacion ideologica con el franquismo.

(35) Esta abdicacion convertia legalmente a don Juan Carlos en el legitimo representante de la dinastia reinante y juridicamente en Jefe de la Casa Real Espanola y anexos, tales como el Gran Maestrazgo de la Orden del Toison de Oro.

(36) Decreto de 29 de agosto de 1980 (BOE, 22 de octubre de 1980), completado luego con la orden de 6 de noviembre de 1980 (BOE, 24 de noviembre).

(37) En este trabajo solo se analizan las acunaciones que tenian curso legal "normal", no se tratan aqui la multitud de piezas de coleccion en plata y oro que se empezaron a acunar de forma habitual para conmemorar los acontecimientos de 1992 (las primeras se realizaron en 1989) y que siguen fabricando hasta nuestros dias (primero con valor en pesetas, luego en ECU y por fin en euros) realizandose con una calidad y diseno muy apreciado por los coleccionistas espanoles y extranjeros. De todas ellas solo quiero citar una, la moneda de plata de 2000 que conmemoraba los 750 anos de la municipalidad de Barcelona (Orden de 17 de diciembre de 1999, BOE de 28 de diciembre), ya que en el preambulo de la orden se dice que dado el tema a conmemorar la leyenda "atendiendo a la realidad plurilingue del Estado espanol, figurara en catalan", por ello en el reverso aparece un detalle del escudo real de Jaime I, esculpido por Jordi Johan en el ano 1400 en la fachada gotica de la Casa de la Ciudad (Jaime I constituyo en 1249 la municipalidad de Barcelona), rodeado de la leyenda 1249-1999 BARCELONA 750 ANYS DE GOVERN MUNICIPAL. Fue la primera moneda metalica con leyenda en catalan realizada en la ceca de Madrid para poder circular en la totalidad del Estado.

(38) Una explicacion muy detallada del proceso de creacion del nuevo escudo en Faustino MenEndezPidal de Navascues: El Escudo de Espana, Madrid, 2004, pp.263-267.

(39) Decreto de 19 de octubre de 1868 por el que se crea la nueva unidad monetaria, la peseta (Gaceta de Madrid del 20 de octubre), ordena el fin de los escudos patrimoniales o dinasticos, ordenando que "la moneda

solo debe ofrecer a la vista la figura de la patria, y el escudo de las armas de Espana, que simbolizan nuestra gloriosa historia hasta el momento de constituirse la unidad politica bajo los Reyes Catolicos; borrando para siempre de ese escudo las lises borbonicas y cualquier otro signo o emblema de caracter patrimonial o de persona determinada". El diseno concreto se hizo siguiendo las disposiciones de un Informe de la Real Academia de la Historia (6 de noviembre de 1868) y el comienzo de la produccion de la moneda se ordeno por Ley del 5 de febrero de 1869. Anos despues sera la II Republica la que retomara este modelo como el nuevo escudo oficial de Espana por Decreto del Gobierno Provisional de 27 de abril de 1931 (Gaceta de Madrid, 28 de abril), donde se decia: <<En el centro de la banda amarilla (de la bandera) figurara el Escudo de Espana, adaptandose al que figura en el reverso de las monedas de cinco pesetas acunadas por el Gobierno Provisional en 1869 y 1870>>.

(40) Ley de 5 de octubre de 1981 (BOE, 19 de octubre), que luego se completo con el Real Decreto de 18 de diciembre de 1981 (BOE, 19 de diciembre), que incorporaba un diseno especifico del nuevo Escudo (colores, tamanos, etc.), es decir un modelo oficial del mismo para su uso por todas las administraciones publicas.

(41) Hay que recalcar a este respecto que oficialmente no hubo un unico Escudo Oficial de Espana hasta los decretos del Gobierno Provisional de la Republica de 27 de abril de 1931, con anterioridad coexistian diversos modelos, unos para el Ejercito y la Armada, otros para la Justicia y los Asuntos Exteriores (basados en las Grandes Armas de Carlos III o en la utilizacion solo de las tradicionales armas de Castilla y Leon), mientras en las monedas se usaba el que estamos comentado heredero del modificado en el Sexenio, es muy interesante a este respecto el informe que en 1906 dirigio al Rey el diplomatico don Fernando Anton del Olmet, titulado el Blason de Espana, que explica de forma detallada las contradicciones existentes en el uso heraldico por parte de los distintos organismos del Estado. Toda la heraldica estatal se unifico en epoca de la Segunda Republica.

(42) En la Ley de 5 de octubre de 1981 antes comentada se especificaba en su disposicion transitoria primera que los distintos organismos del Estado tendrian un plazo maximo de tres anos para sustituir el anterior Escudo, y en la segunda se decia que: "Se mantendran los escudos existentes en aquellos edificios declarados monumentos historico-artisticos. Igualmente se mantendran en aquellos monumentos, edificios o construcciones de cuya ornamentacion formen parte sustancial o cuya estructura pudiera quedar danada al separa los escudos". Con esto se evitaba una destruccion masiva de simbolos que ahora se convertian simplemente en historicos, y que documentaban una epoca de la Historia de Espana que ahora se cerraba.

(43) Real Decreto de 14 de mayo de 1982 (BOE, 28 de junio de 1982).

(44) Esta pieza de dos pesetas no fue bien recibida por el mercado y dejo de fabricarse en 1985.

(45) Decreto de 6 de junio de 1986 (BOE, 19 de julio de 1986).

(46) Orden de 28 de diciembre de 1987 (BOE, 30 de diciembre de 1987).

(47) Orden de 2 de noviembre de 1989 (BOE, 24 de noviembre de 1989).

(48) Orden de 28 de julio de 1989 (BOE, 17 de agosto de 1989).

(49) Datos precisos de todas estas ultimas emisiones en Santiago Fernandez: op. cit., pp.119-131.

(50) Orden de 17 de enero de 1995 (BOE, 30 de enero de 1995). Con anterioridad por Orden de 27 de julio de 1994 (BOE, 30 de julio de 1994) se ordeno que toda la moneda de metrica antigua que fuera llegando al Banco de Espana se retirara de la circulacion, ademas de retirar tambien la extrana pieza de 200 pesetas de la emision de 1986, cuyo tamano era menor que la de cien pesetas. Por Orden del 16 de diciembre de 1996 (BOE, 19 de diciembre de 1996) se abrio un nuevo periodo de canje de las monedas que se retiraban de la circulacion el 1 de enero de 1997 en el Banco de Espana (luego otra prorroga por orden de 10 de marzo de 1997, BOE 12 de marzo).

(51) No estando presentes ni Andalucia ni Cataluna dado que en los anos anteriores habian sido representadas profusamente en las monedas conmemorativas de los eventos de 1992: la Exposicion Universal de Sevilla y de los Juegos Olimpicos de Barcelona. Las primeras acunaciones se refieren al Pais Vasco y Extremadura, orden de 11 de mayo de 1993 (BOE, 19 de mayo de 1993). Las siguientes por orden cronologico fueron reguladas por las disposiciones (ordenes) de 17 de marzo de 1994 (BOE de 26 de marzo); 8 de febrero de 1995 (BOE, 17 de febrero); 19 de diciembre de 1995 (BOE 4 de enero de 1996); 8 de enero de 1997 (BOE 21 de enero); 3 de febrero de 1998 (BOE 11 de febrero); 26 de abril de 1999 (BOE 4 de mayo).

(52) Para ver la totalidad de las imagenes puede consultarse cualquiera de los catalogos dedicados a la peseta, tales como el de Jose Maria Aledon: La Peseta. Catalogo Basico, Valencia, 1997 (con ediciones posteriores), o el de Andres Campillo: La Moneda espanola, desde Jose Napoleon a Juan Carlos I (18082003), Gerona, 2002.

(53) Orden de 22 de marzo de 2001 (BOE de 27 de marzo), donde se explicita que el reverso de la moneda de 100 pesetas sera el mismo que aparecio en las acunaciones de pesetas del Gobierno Provisional en 1869.

(54) Simplificando y relatando simplemente los acontecimientos hay que decir que Felipe V fue aceptado y jurado como monarca en todos los territorios peninsulares, incluidos los de la Corona de Aragon, reune Cortes en Barcelona (1701-1702), donde concede a Cataluna el derecho de comerciar con las Indias, crea el puerto franco de Barcelona, concedio numerosos titulos nobiliarios, etc., tanto es asi que el contemporaneo Melchor de Macanaz comento sobre este tema en sus Memorias, tal vez de forma algo exagerada, lo siguiente: "Lograron los catalanes cuanto deseaban, pues ni a ellos les quedo que pedir ni al rey cosa especial que concederles, y asi vinieron a quedar mas independientes del rey que lo esta el Parlamento en Inglaterra". Felipe V tambien contrajo matrimonio en Barcelona y alli estuvo la Corte durante un tiempo. Al iniciarse la guerra con los estados europeos que apoyaban al Archiduque Carlos de Austria como pretendiente al trono hispanico, Cataluna apoyo firmemente a Felipe V y solo en 1705, tras la entrada de las tropas proaustriacas en Barcelona, la ciudad y el Principado decidieron jurar fidelidad a Carlos III de Austria como soberano (7 de noviembre de 1705). Este hecho suponia en el ordenamiento legal de la epoca un quebrantamiento del anterior juramento prestado a Felipe V y por tanto se podia considerar como un delito de lesa majestad o traicion, que puede argumentarse desde diferentes puntos de vista, ya sea por un creciente temor de los catalanes a perder sus fueros ante una posible politica centralizadora de tipo frances del rey Borbon, por la insoportable presion ante una fuerza militar superior presente en Barcelona, por razones juridicas o politicas alegando que no se hubiera respetado en la reglamentacion de la sucesion de Carlos II el ordenamiento constitucional catalan y que por tanto dichas disposiciones eran nulas en Cataluna, etc., pero el hecho es el que fue y Cataluna se convirtio en la principal defensora del Archiduque Carlos. Cuando tras largos anos de guerra y de firmar los acuerdos de paz con el resto de Europa (Utrecht y Radstadt), que supusieron perder una buena parte de los territorios de la Monarquia, Felipe V derroto a sus adversarios y tomo militarmente Cataluna y Barcelona (11 de septiembre de 1714), es logico que desde su concepcion del derecho y el poder real quisiera "castigar" a los que desde su punto de vista eran perjuros y rebeldes a su autoridad, anulando entonces la mayoria de sus fueros y privilegios (Decreto de la Nueva Planta, 16 de enero de 1716), para implantar en Cataluna una nueva politica fuertemente centralizada que tenia como base la legislacion y la moneda de Castilla.

(55) El Sistema del EURO se compone de billetes (500, 200, 100, 50, 20, 10 y 5 euros), cuyos disenos son comunes para todos los paises de la Union (arcos, puentes y ventanas de la historia de la arquitectura europea), mientras la moneda metalica (2 y 1 euros, 50, 20, 10, 5, 2 y 1 eurocent) tiene una cara comun (mapa de Europa de diferentes modalidades) y otra cara nacional, cuyos disenos son elegidos de forma exclusiva por los gobiernos de cada pais miembro, aunque desde Bruselas se pidio que los motivos elegidos no causaron rechazo en los otros paises de la Union, con lo cual los aspectos politicos y religiosos se dejaron bastante al margen, optando la mayoria por simbologia propia (escudos nacionales) o bien figuras o monumentos emblematicos de su cultura.

(56) Orden de 23 de marzo de 1999 (BOE 31 de marzo) por la que se acuerda la emision, acunacion y puesta en circulacion de la primera emision de monedas en Euros de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 cents, 1 y 2 euros.

(57) Para ver las imagenes de los billetes espanoles se pueden consultar algunas de las siguientes obras: BANCO DE ESPANA: Los Billetes del Banco de Espana (1782-1979), Madrid, 1979; Ramon Espuny: Los Billetes del Banco de Espana durante la Guerra Civil de 1936-1939, Vinaroz, 1989; Teresa Tortella: Los primeros billetes espanoles: Las <<Cedulas>> del Banco de San Carlos (1782-1829), Madrid, 1997; BANCO DE ESPANA: El camino hacia el Euro: el real, el escudo y la peseta, Madrid, 2001; Fernando Garcia de Cortazar, Paloma de Roda Lamsfus y Teresa Tortella: La peseta y el arte: imagenes en billetes anteriores al euro, Madrid, 2001; Lamas BolaNo: Billetes de Espana (1783-2002), Barcelona, 2003; Teresa Tortella: Libro de Billetes Espanoles 1940-2001, Madrid, 2004.

(58) Fecha de emision 6 de febrero de 1976, puesto en circulacion en julio de 1978.

(59) Luego se anadieron a ellas la Ley de Principios del Movimiento Nacional (1958) y la Ley Organica del Estado (1967).
COPYRIGHT 2005 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2005 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:de Francisco Olmos, Jose Maria
Publication:Revista General de Informacion y Documentacion
Article Type:Report
Date:Jan 1, 2005
Words:18039
Previous Article:La edicion facsimil digital en la biblioteca virtual Miguel de Cervantes.
Next Article:El usuario de bibliotecas ante los nuevos soportes y los nuevos servicios: el usuario electronico.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters