Printer Friendly

Estudio bibliometrico de la biblioteca de la Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais. Parte I. Coleccion de los siglos XVI-XVIII.

1. INTRODUCCION

1.1. LA REAL SOCIEDAD ECONOMICA EXTREMENA DE AMIGOS DEL PAIS

La actual Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais (R.S.E.E.A.P.) se funda por Real Decreto de 5 de febrero de 1815. Se establece despues de la guerra de la Independencia, pues el momento lo requeria de manera especial, porque [la ciudad] se encontraba practicamente destrozada, a consecuencia, no solo de los asedios y guerras, sino que el alojamiento de los batallones, a costa del sufrido vecindario, supuso el deterioro urbanistico, economico y, hasta artistico y cultural pues, como es sabido, los ejercitos extranjeros se apropiaron de parte de nuestro patrimonio (Gomez-Tejedor, 2007).

Con anterioridad, en Extremadura se habian fundado Sociedades semejantes en Plasencia, en el ano 1780 y en Trujillo en 1787, pero con menor exito. En el caso de Badajoz surge con cierto retraso y dentro del grupo que se crean en Espana como consecuencia de un decreto de Fernando VII para impulsar las ya existentes y fundar nuevas en las provincias que carecian de ellas. Otro rasgo de la Economica pacense es que desde sus inicios esta arropada por las autoridades eclesiasticas:

[...] celebraria la junta fundacional el 6 de julio de 1816 en el propio palacio episcopal, en reunion convocada por el obispo Mateo Delgado Moreno. Los socios de numero que se inscriben en aquella junta esta encabeza por el propio prelado. Aparecen tambien numerosos canonigos [...] (Pellecin, 2007).

Bajo la consigna anima ilustrando las metas planteadas son fomentar la Agricultura, las Artes, el Comercio y la instruccion publica. Segun Pellecin (2007), fruto de este impulso van a ser las siguientes actuaciones: la catedra de Agricultura en 1818, la Academia de dibujo, los Memoriales que se dirigen al Rey a favor de los campesinos extremenos, las posteriores catedras de Geometria y Mecanica, la solicitud en 1835 para que se cree la Universidad en Badajoz, los manifiestos contra el sistema de diezmos, los esfuerzos para impulsar el ferrocarril Zafra-Huelva, las gestiones para la ereccion del Instituto de Segunda Ensenanza, la Escuela Normal de Magisterio, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad, la biblioteca, los servicios publicos de agua y electricidad, etc.

Respecto a la creacion de la Biblioteca de la Sociedad, en sus origenes hay dos aspectos que llaman la atencion; en primer lugar el hecho de que la creacion de dicha Biblioteca fue una de las mas importantes preocupaciones de los Amigos del Pais de Badajoz, practicamente desde su nacimiento; en segundo lugar, encontramos que fueron varios los intentos previos a la consecucion definitiva (Marroquin, 2007).

El primer intento fallido tuvo lugar en marzo de 1836, mediante un oficio dirigido al Jefe Politico de la Provincia, en el que se solicitaba la formacion en Badajoz de una biblioteca publica, concentrando en ella los volumenes procedentes de los distintos conventos desaparecidos. El intento no tuvo exito, por lo que dos anos mas tarde, concretamente en marzo de 1838, la Sociedad volvio a retomar el tema de la creacion de su biblioteca. Nuevamente fracasan las gestiones, lo que da lugar a un quinquenio de silencio, tras el cual, en julio de 1843, un escrito dirigido a la Economica por el socio D. Manuel Saenz Dientes en el que donaba a la Sociedad nueve obras cientificas y literarias provoca un nuevo intento de puesta en marcha de la biblioteca, pero tambien este intento cayo en el olvido, prolongandose por mas de 27 anos hasta finales de 1870, fecha en la que el socio D. Emilio Barredo dona 351 volumenes a la Economica Extremena. Esta notable donacion desencadena definitivamente la creacion de la Biblioteca de la Sociedad, que se constituye en la primera y unica biblioteca publica de Extremadura hasta principios del siglo XX.

El Proyecto de Estatutos de la Biblioteca (1) refleja este hecho en el articulo primero, en el que se dice: La Sociedad Economica de Amigos del Pais establece una Biblioteca Publica que se abrira el 1 de enero de 1871. Se habia tardado mas de 35 anos, pero por fin veia la luz la ansiada Biblioteca.

Los primeros bibliotecarios fueron: D. Jose Ramon de Moncada, 1872; D. Marino Davila Figueroa, 1874; o D. Antonio Rodriguez-Monino, 1927, entre otros. Podemos tener una idea global del crecimiento y evolucion del fondo bibliografico de la Biblioteca a traves de los siguientes datos:

-- En 1888, 17 anos despues de su nacimiento, constaba de 5.125 volumenes.

-- En 1895, el fondo habia aumentado a 7.961 volumenes.

-- En 1941, se habian alcanzado los 12.000 volumenes.

Por destacar alguno de los fondos, de entre las multiples colecciones de libros disponibles, cabe citar: la Biblioteca de Autores Espanoles de Rivadeneyra, la coleccion del Diario de Sesiones del Congreso y del Senado (1810-1902), asi como una importante coleccion de libros encuadernados en pergamino, procedentes de la Casa de los Ordenandos.

Desde octubre de 2005, el Archivo, parte de la Hemeroteca y los libros de finales del siglo XX y principios del XXI se encuentran en la nueva sede de la Sociedad (C/. San Juan, 6). permaneciendo el resto de la documentacion, los libros de los siglos XVI a XIX y otra parte de la Hemeroteca, en la antigua sede de la Sociedad (C/ Hernan Cortes, 1).

Esta Institucion y su Biblioteca son un buen ejemplo del papel que han desempenado las Sociedades Economicas de Amigos del Pais en la creacion y difusion de la informacion, fruto de una aspiracion por la necesidad de conocimientos cientificos, el afan investigador y la transmision de resultados practicos en un momento en que las nuevas corrientes comenzaban a romper lo establecido. En este marco consideraban sus bibliotecas una necesidad imperiosa, estando siempre presentes en sus normativas para determinar la manera en que se han de crear, mantener y utilizar. La importancia de las bibliotecas de las Sociedades Economicas de Amigos del Pais se debe a que estas sociedades se consideran fuente permanente de informacion y las bibliotecas tendrian la mision de conservar los documentos que genera la propia sociedad y de ampliar sus fondos por medio de la correspondencia con otras sociedades y la contribucion de los propios socios (Perez, 1998).

1.2. EL CONTEXTO HISTORICO

El presente trabajo se enmarca, sobre todo, en el panorama bibliografico y cultural de la Espana del setecientos, periodo al que se refiere Feijoo (1969) como siglo critico, sistematico y fenomenico, para indicar el ambiente de interes, de curiosidad, de cambio, de ciencia que se respiraba en su epoca.

En el siglo XVIII --como explica Cepeda (1989)-- se superan algunas de las amenazas que perseguian sistematicamente a la poblacion: hambres irremediables, cataclismos belicos, epidemias invencibles. Asi, la poblacion espanola aumento a lo largo de la centuria en cifras globales y de forma aproximada, en unos 7 millones en 1700, que llega a los 11,5 millones de personas en 1800. Los gobernantes tienen como meta de su programa la expansion economica del pais, tan agotado por la decadencia de la centuria anterior. Se persigue el engrandecimiento del Estado y para ello se lleva a cabo un programa, estructurado en dos grandes capitulos. Por un lado, la revision y la reorganizacion del ordenamiento administrativo y por otro, los temas economicos: fomento y desarrollo de las riquezas del pais a la vez que una mas racional utilizacion de las mismas. Se concibe la Agricultura como primera y basica actividad del hombre. Tanto supuso para el siglo XVIII la preocupacion por el rendimiento de la tierra, que llego a la idealizacion del campo, como una nota cultural que llena la Literatura y las Bellas Artes. De este modo,

la estructura economica, todavia esta centrada en la produccion agricola, considerandose esta, una de las principales fuentes de riqueza. Los fisiocratas incluyen en su programa, la aplicacion en las tecnicas, mejoras y adelantos (Gomez-Tejedor, 2007).

Tras la Agricultura viene la atencion por la Industria, complemento de la anterior, aunque no fue objeto de preocupacion prioritaria para los politicos. Una politica proteccionista puso las bases de una Industria relativamente prospera, sobre todo en el ramo textil y en la construccion naval; tambien se fomento la extraccion minera, progresaron enormemente las comunicaciones, y se desarrollo, sobre todos los demas sectores, la actividad comercial, especialmente la de los productos ultramarinos, que fue la clave de la prosperidad dieciochesca.

La educacion es objeto prioritario de los reformadores, constituye una preocupacion la manera de hacer llegar los nuevos valores y formas sociales. Hay un interes general por el acceso al libro y por la difusion de la lectura como medio util de conseguir la educacion y el progreso de la nacion. De tal modo que:

Al crecimiento espectacular --en terminos nacionales- de colecciones bibliograficas de acceso publico (Reales Estudios de San Isidro en 1770, Colegio de Cirugia en 1804, Gabinetes de Lectura, Bibliotecas de las Sociedades Economicas, etc.) a las que aluden los viajeros en sus libros, contribuyen tanto las disposiciones legales como la actitud de una elite vinculada a las Luces (Lopez-Vidriero, 2001).

Culturalmente asistimos al fenomeno de la Ilustracion, que tiene como precedentes la revolucion cientifica y politica:

Fenomeno cultural europeo que tuvo su primer desarrollo a lo largo del siglo XVII, durante el periodo llamado barroco, y alcanzo, entre los anos 1740 y 1780, la fase de plenitud de sus tendencias ideologicas con la variedad de matices y peculiaridades de los distintos Estados europeos (Corona, 1989).

En Espana los movimientos intelectuales, aunque contaron con intelectuales notables, carecieron de espiritu original y creador; se limitaron a copiar, o a tratar de adaptar, corrientes y patrones foraneos. El choque entre la costumbre y la novedad se prolonga, con mayor o menor intensidad, por toda la centuria e impide a veces el progreso. La revolucion ideologica impone, frente al idealismo de lo viejos tiempos, una vision racionalista y pragmatica de la vida, las ciencias utiles y aplicadas priman sobre las especulativas, y la atencion a los bienes materiales es el principal objetivo, tanto de los politicos como de los tratadistas. Aunque el Despotismo ilustrado espanol aparezca revestido de algunos rasgos peculiares, dominan tambien el proyectismo economico, el reformismo racional, el regalismo religioso y el afan de mejorarlo todo mediante formulas abstractas y aprioristicas. En general se proyecto mucho mas de lo que se realizo, aunque no faltaron importantes realizaciones.

En este contexto se fundan las Sociedades Economicas de Amigos del Pais, las instituciones mas genuinas de la Espana ilustrada. Carlos III es considerado el motor de estas Sociedades y su ministro Campomanes el que las difunde por todo el pais. El origen de estas Sociedades es semejante a las surgidas en Europa a mediados del siglo XVIII: aparecen personas inquietas que se agrupan en torno a Academias, Sociedades o Juntas para propiciar cambios y mejoras de todo tipo. En el caso espanol, segun explica GiI (2007), la preocupacion reformadora se aglutina en torno a tertulias, academias locales, etc. Y asi aparecen la Sociedad Medica de Sevilla, la Academia de Medicina de Madrid, las tertulias de la madrilena Fonda de San Sebastian, la Real Academia de Barcelona, las tertulias de Azcoitia y otras menos conocidas. Al lado de estas instituciones surgen las Sociedades Economicas de Amigos del Pais que tuvieron por objeto --segun Novoa(2)-- poner al servicio del Estado organismos competentes.

Estas Sociedades plantean un dilema sobre sus origenes: ?fueron fruto directo o indirecto del influjo europeo? (Gil, 2007). Las posturas responden a dos planteamientos opuestos: unos investigadores mantienen que los origenes se encuentran en las Academias europeas; frente a otros, como Bitar (1955), que solo admiten una coincidencia cronologica entre ellas. Batllori (1972) argumenta que el nucleo base de las Economicas se situa en el Despotismo ilustrado vasco, en la Sociedad Economica Bascongada.

1.3. LOS ESTUDIOS BIBLIOMETRICOS

El analisis estadistico y sociometrico de la literatura cientifica se presenta como uno de los metodos de analisis mas eficaces con los que contamos hoy dia en Documentacion e Historia de la ciencia.

La incorporacion de estos metodos relacionados con la produccion y consumo de la informacion cientifica en un periodo de tiempo determinado, dentro de las tecnicas cuantitativas que abarcan los dos puntos de vista, el de la Sociologia como el de la estadistica-matematica, han alcanzado dentro de la Ciencia de la Informacion por un lado y de la Sociologia e Historia de la ciencia por otro, un nivel superior a aquellos otros tipos de estudios mas descriptivos o historiograficos no exentos de interpretaciones subjetivas.

Los metodos cuantitativos, que abarcan tanto a la Bibliometria como a los demas terminos con significado similar: la Informetria o la Cienciometria, vienen dotados de unas herramientas metodologicas consistentes en el uso de modelos matematicos y/o estadisticos y su aplicacion a un cuerpo de literatura procedente de cualquier campo de conocimiento.

Han sido innumerables los casos en los que se han empleado estos metodos, desde que se iniciara la aplicacion al estudio de la literatura cientifica.

Sus inicios podemos situarlos a finales del primer cuarto del siglo XX, cuando Lotka (1926), desarrolla y presenta su ley cuadratica inversa de la productividad de los autores cientificos. Unos anos despues, Bradford (1934) da a conocer otra ley que representa una nueva regularidad en la literatura cientifica y que es la dispersion de los articulos cientificos en las revistas, dandola a conocer definitivamente en su libro Documentacion, en 1948. En 1939, Bernal publica su famosa obra La funcion social de la ciencia; Price (1951, 1963), alumno del anterior, propone una ley para el crecimiento de la ciencia, aunque despues corrigiera su propia ley, asumiendo un periodo en el que la ciencia llegaria a un limite de saturacion. Finalmente, ya en la segunda mitad de siglo, el espanol Lopez Pinero merece mencion por su Analisis sociometrico de la literatura cientifica, publicado en 1972, donde aporta un analisis del crecimiento, obsolescencia, dispersion, produccion cientifica, visibilidad, impacto, colaboracion cientifica, etc., con gran difusion e influencia en la comunidad cientifica.

Desde entonces, la Bibliometria o cualquiera otra de sus denominaciones ha tenido un fuerte desarrollo y se ha aplicado, practicamente, en todos los campos del saber, incorporando cada vez mas herramientas cuantitativas, lo que hace de ella una ciencia con una metodologia cada vez mas objetiva, o lo que es igual, una ciencia cada vez mas dura.

2. METODOLOGIA Y FUENTES

En esta investigacion partimos de los datos del catalogo de la Biblioteca de la R.S.E.E.A.P. Es un catalogo de uso restringido, disponible solo para los biblioteca rios y personal de la Institucion. Por lo tanto, los datos contenidos en esta base de datos han sido la fuente fundamental del estudio.

En la actualidad la Biblioteca supera los 20.000 volumenes. Los fondos bibliograficos estan compuestos por libros de los siglos XVI (13 libros), XVII (39 libros) y XVIII (566 libros), pero fundamentalmente por libros del siglo XIX (5.513 libros), a los que hay que anadir un importante numero de libros desde el siglo XX hasta nuestros dias. En estas obras estan representados variados sectores del conocimiento humano: Historia, Religion, Lengua y Literatura, Medicina, Arte, Fisica, Filosofia, Agricultura, Derecho, Educacion, entre otras muchas materias. Y en multitud de idiomas: hebreo, latin, ingles, frances, etc. destacando por el interes local, un notable fondo de autores y contenido extremeno.

A lo largo de los ultimos anos, los fondos han ido creciendo merced a distintas donaciones, compras y legados. Son de agradecer las donaciones realizadas por la Editora Regional de Extremadura, la Caja de Badajoz, la Diputacion de Badajoz, las distintas Reales Sociedades Economicas, asi como otras muchas instituciones y personas particulares. De entre los legados mas importantes son destacables, tanto por la gran cantidad de volumenes, como por la calidad de su contenidos, los de: D. Antonio Perez Garrido (2.160 titulos), D. Tirso Lozano Rubio (700 titulos), Da Esperanza Segura Covarsi (hija del socio D. Enrique Segura Otano, 200 titulos), D. Antonio Zoido Diaz (300 titulos) y D. Antonio Macho Sepulveda (1200 titulos).

De esta coleccion de libros seleccionamos para nuestro estudio las obras de los siglos XVI al XVIII, que constituyen en sentido estricto el fondo antiguo --objeto de este trabajo--, dejando para una segunda fase el estudio de los libros del siglo XIX. A partir de los datos del catalogo de la Biblioteca elaboramos una serie de tablas para agrupar los datos y facilitar su estudio (autores, impresores, lugar de publicacion, ano de publicacion y materias).

Tambien destacamos el trabajo de busqueda en el Catalogo Colectivo del Patrimonio Bibliografico Espanol para comprobar que obras de las conservadas en la Biblioteca de la Economica estan presentes y cuales no. Este Catalogo es el principal y mas eficaz instrumento de control del patrimonio bibliografico espanol. Su continua actualizacion, junto a su facil acceso a traves de la web, permite que la difusion de sus fondos sea rapida y agil (Reyes, 2003). Tiene como objetivo la descripcion y localizacion de los libros y otros fondos bibliograficos pertenecientes a bibliotecas espanolas, publicas o privadas, que por su antiguedad, singularidad o riqueza forman parte del Patrimonio Historico Espanol. Se realiza en cumplimiento de la Ley 16/1985 del Patrimonio Historico Espanol. Es un proyecto en fase de desarrollo elaborado conjuntamente por el Ministerio de Cultura (Direccion General del Libro, Archivos y Bibliotecas) y todas las Comunidades Autonomas (3).

La busqueda la realizamos a traves de Internet, localizando uno por uno cada libro y anotando el numero de ejemplares registrados en el C.C.P.B.E.

3. RESULTADOS Y DISCUSION

3.1. EVOLUCION DEL NUMERO DE LIBROS POR SIGLOS (XVI-XVIII)

Los 566 libros del siglo XVIII, depositados en el fondo de la R.S.E.E.A.P., segun su fecha de edicion, han ido creciendo de forma exponencial, como se muestra en la Fig. 1. Los datos de esa evolucion presentan un buen ajuste a una funcion exponencial, indicado por el coeficiente de determinacion ([R.sup.2] = 0,9246).

[FIGURA 1 OMITIR]

A excepcion de la primera decada del siglo, todos los anos presentan libros editados, siendo esta tendencia constantemente positiva en todas las decadas, desde la primera que tienen una media de 2,1 libros editados, hasta la ultima que supera los 11 libros de media. Del ano 1788 es del que mayor numero de libros cuenta el fondo (21 libros).

Los libros del siglo XVII solo llegan a 39, por lo que de muchos de los anos de este siglo no hay libros impresos. La cifra de obras datadas en el siglo XVI es menor: 12 libros, todos fechados en la segunda mitad del siglo.

Los valores anteriores reflejan que el numero de obras aumenta a medida que nos acercamos a la fecha de la fundacion de la Economica. Por el contrario, los mas lejanos a ese momento son los mas escasos y tambien los mas ajenos a los contenidos "modernos" que buscan este tipo de Sociedades. Con toda probabilidad responden mas que a una politica de adquisicion propia, a las donaciones y aportaciones que la Biblioteca ha ido recibiendo. En definitiva, son consecuencia del origen y devenir de la Institucion.

De los fondos mas antiguos destacamos los siguientes. Del siglo XVI: Omnium Operum de San Agustin (Venecia, Signum Spei, 1552), obra en 4 vol. con valiosa encuadernacion plateresca, considerada una de las joyas de la Biblioteca. Con el mismo tipo de encuadernacion, la obra Summae virtutum ac vitiorum de Guillaume Perault (Lyon, Gulielmum Rovillium, 1571). Por las interesantes ilustraciones: Epistolae nunc primum ex Archetypis in lucem editae... de Cesar Baronii (Roma, Francisci Bizarrini Komarek, 1579).

Las busquedas realizadas para localizar los fondos del XVI en el C.C.P.B.E. nos han permitido comprobar que todos los libros estan presentes en este Catalogo y que de 2 libros solo se menciona 1 ejemplar.

De los impresos del siglo XVII son dignos de mencion, por su singularidad (algunos, ademas por las ilustraciones y/o encuadernaciones que presentan): Opera de San Juan Crisostomo (Venecia, Juntas, 1683); Historia eclesiastica... de Bermudez de Pedraza (Granada, Francisco Sanchez, 1639); Officium beatae Mariae Virginis (Amberes, Officina plantiniana, 1625); Gemmae et sculpturae antiquae depictae de Leonardo Agostini (Franeker, Leonardum Strik, 1699); y Excelencias de San Pedro, Principe de los Apostoles, Vicario Universal de Iesuchristo Nuestro Bien... de Juan de Palafox y Mendoza (Madrid, Pablo del Val, 1659).

De estos 39 impresos del seiscientos, 16 (6,24 %) estan ausentes en el C.C.P.B.E. (entre ellos los ya mencionados Officium beatae Mariae...; Historia eclesiastica...; Gemmae... y Opera...; y otros como Tractatus Theologici de San Vicente Ferrer, Salamanca, Lucas Perez, 1628; o Curationes empiricae de Martini Rulandi, Henric Petrinis, Basilea, 1628); y de 4, solamente estan referenciados en la actualidad 1 ejemplar.

Como piezas significativas del siglo XVIII --sin pretender ser exhaustivos- seleccionamos algunas, coincidentes con las obras mas representativas de la historia del libro espanol de este periodo: asi del taller de Ibarra cuenta la Biblioteca con algunos de los encargos que recibio este importante taller por parte de la Real Academia, es el caso de la primera edicion (1780) del Diccionario de la lengua castellana o de la Ortografia de la lengua castellana (1792). Otra curiosa obra es Pharmacopea hispana (1797), notable por las ilustraciones.

Del taller de Antonio Sancha contamos con ejemplares de las Obras de Quevedo, que las realiza en diez volumenes entre 1791 y 1794 y de las que son celebres sus grabados, entre ellos el retrato del autor. Como ejemplo del interes de este maestro impresor por la produccion de los jesuitas expulsados, se conserva un ejemplar del Eusebio de Pedro de Montengon, novela de cierto exito en su momento.

Impreso por Benito Cano, se puede consultar el Catecismo catolico trilingue de Pedro Canisio, 1798, ejemplo de las traducciones preparadas por Goya Muniain, para este impresor.

Tambien queremos destacar dos importantes impresos que han llegado hasta nuestros dias en la coleccion de la Economica pacense, nos referimos a la Relacion historica del viage a la America Meridional de Jorge Juan y Antonio de Ulloa (Madrid, Antonio Marin, 1748), de bella anteportada con el globo terraqueo y 13 laminas desplegables, entre ellas la celebre de los Emperadores del Peru de J. Bernabe Palomino. Y a la Historia de la Conquista de Mexico de Antonio Solis (Madrid, Juan de Zuniga, 1748).

Por otro lado, y como ejemplo de genuina literatura dieciochesca espanola, mencionamos las Memorias de la Sociedad Economica, Real Sociedad Economica Matritense (Madrid, Imprenta de Sancha, 1780), las frecuentes ediciones de obras completas, a veces bajo la expresion "Opera Ommnia" (Opera Omnia de Diego de Covarrubias y Leyva, Genova, Fratrum de Turne, 1734) o los ejemplares pertenecientes a la tipologia de libros del "Nuevo Rezado" (Oficio de Jueves y Viernes Santo..., Madrid, [s.n.], 1765; Missale romanum..., Madrid, Joaquin Ibarra, 1767; Missale romanum..., Madrid, Typ. Societatis, 1796; Officia sanctorum in breviario romano..., Madrid, Viuda e hijos de Pedro Marin, 1790) como claro reflejo de la practica que se empieza a introducir en la imprenta espanola del siglo XVIII: hasta el momento estos libros no se imprimian en nuestro pais, se importaban de Europa. Ahora, por fin, se toma la, tan esperada, decision de cortar con las importaciones.

Finalmente, y como muestra del buen numero de obras impresas en otros paises, nos fijamos, por ejemplo, en: Notitia orbis antiqui sive geographia...de Cellarius (Leipzig, Friderici Gleditschii, 1731), con interesante grabado del autor en la anteportada y 21 mapas desplegables en el interior; La science des ingenieurs dans la conduite des travaux de fortification et d'architecture civile de Belidor (Paris, chez CharlesAntoine Jombert..., 1739), lleva una bella ilustracion alegorica en la anteportada y 43 laminas desplegables de planos y alzados de edificios; o Lo stato presente di tutti i paesi, e popoli del mondo naturale, politico e morale con nuove osservazioni...de Thomas Salmon (Venecia, Giambatista Albrizzi, 1733), tambien bellamente ilustrada.

De este amplio conjunto de obras fechadas en el siglo XVIII, 115 libros (20,3 %) no se incluyen en el C.C.P.B.E. (entre ellos los ya comentadas: Relacion historica del viage a la America Meridional...; Historia de la Conquista de Mexico; Lo stato presente di tutti i Paesa...; y otras como: Vida de los varones ilustres de Cornelio Nepote, Madrid, Pedro Marin, 1774; Atlas des enfants, Lyon, J. M. Bruyset, 1790; O Feliz independente do mundo e da fortuna de Teodoro de Almeida, Lisboa, Na Regia Officina, 1786; o Chronica del rey D. Pedro I de Jose Pereira Bayam, Lisboa, M. Fernandez Dacosta, 1735) y de 34 obras, exclusivamente se hace referencia a 1 ejemplar.

3.2. DISTRIBUCION DE LOS LIBROS POR AUTORES

Comenzando por el siglo XVIII, los 566 libros se distribuyen conforme se muestra en la tabla I. Se observa que hay 343 autores con 1 libro; 31 con 2 y asi hasta 1 autor con 12 libros.

En esta misma tabla se aprecia que 46 libros carecen de autor expreso. Si nos fijamos en el porcentaje de autores con un solo trabajo, curiosamente se cumple lo anunciado por Lotka en su ley: el 60 % de los autores tiene un solo trabajo publicado.

Siguiendo el procedimiento de Lotka y representando en una grafica el numero de libros frente al numero de autores en una escala logaritmica, los pares de datos se distribuyen alrededor de una linea recta, cuya pendiente es el exponente de la funcion potencial inversa de Lotka. El ajuste de esta recta a los datos se calcula con el coeficiente de determinacion (R2 = 0,9432), obteniendo en este caso un buen ajuste de los datos (Fig. 2).

La tabla II esta dedicada a los autores con 4 o mas libros publicados. El autor mas productivo tiene 12 libros, es el Papa Benedicto XIV. En total estos 14 autores suman 79 libros, lo que significa que, poco mas del 3 % de los autores, escribieron el 14 % de los libros.

Comentamos algunas cualidades de los 7 autores mas productivos (con mas de 4 obras), que pueden ayudarnos a entender estos resultados.

Benedicto XIV, de nombre Prospero Lamabertini, se distinguio por la amplitud de sus conocimientos cientificos, especialmente de indole juridica. Llego a ser el mejor canonista de su siglo y publico obras que son clasicos de esta disciplina, especialmente en los temas referentes al sinodo diocesano y a los procesos de beatificacion y canonizacion. La comprension manifestada por el Pontifice respecto a las nuevas formas de vida, alumbradas en el transcurso de los primeros siglos de la Edad Moderna, se explicito por medio de multiples medidas e intervenciones, encaminadas todas adaptar el mensaje evangelico a las circunstancias de la epoca. Ensancho las vias del dialogo y la comunicacion entre la Iglesia y los sectores intelectuales, particularmente los situados al margen de la fe. Todo ello plasmado en un gran numero de obras y escritos.

[FIGURA 2 OMITIR]

Paolo Segneri, sacerdote jesuita italiano; escritor y predicador, fue uno de los misioneros mas populares de Italia central. Para algunos autores es el mayor orador italiano despues de Bernardino de Siena y Savoranola. Sus predicaciones caracterizadas por la fuerza del razonamiento, el impacto de la argumentacion y los ejemplos fueron reunidas en dos volumenes, muy difundidos: El penitente instruido, 1669 y El confesor instruido, 1672.

Fray Luis de Granada, su vocacion literaria triunfa con el Libro de la oracion y meditacion (1554), agotandose en nuestro pais las sucesivas ediciones y traducciones. Dentro de su abundante y variada produccion destacan los libros de predicacion, redactados en latin, y los libros espirituales, en purisimo espanol. En este grupo figuran sus obras maestras, ademas de la ya citada, destacan otras como Guia de pecadores (texto definitivo, Salamanca 1574) o Introduccion del simbolo de la fe (Salamanca 1583). Antonio Arbiol y Diez, franciscano natural de Zaragoza, notable predicador. Presentado por Felipe V para el obispado de Ciudad Rodrigo, del que no llego a tomar posesion. Es autor de numerosas obras de religion y moral, reimpresas con frecuencia en su tiempo y hasta comienzos el siglo XIX. Aparte de los sermonarios, devocionarios y otros escritos, senalamos: Manuale sacerdotum (Zaragoza 1693); La Venerable y esclarecida Orden Tercera de San Francisco (Zaragoza 1697); Selectae disputationes scholasticae et dogmaticae (Zaragoza 1702); o los Desenganos misticos (Zaragoza 1706).

Benito Jeronimo Feijoo y Montenegro, conocido personaje que destaca a partir de 1726, cuando en la plena madurez de su pensamiento, empieza a publicar los discursos del Teatro critico y se mantiene productivo hasta 1760, con el ultimo tomo de las Cartas eruditas. Sus escritos abiertamente polemicos, representan uno de los aspectos mas importantes de la Ilustracion en Espana. Ejerce sobre la nacion un extenso y discutido magisterio, discrepando abiertamente de la Espana de su tiempo. Teodoro Almeida, portugues de la Congregacion del Oratorio. Es el primero que se atreve a combatir en su pais la Fisica que se impartia en las escuelas. Autor de las Recreaciones filosoficas, sus planteamientos innovadores son recibidos con recelos. Tras un forzoso exilio en Francia por desavenencias con el marques de Pombal, regresa a Portugal, se le nombra miembro de la Academia de Lisboa, publica El hombre feliz independiente del mundo y de la fortuna, especie de poema que llego a alcanzar bastante aceptacion (no falto sin embargo quien lo ridiculizara con el titulo satirico del Feliz independiente) se le critica en espanol en el poema que lleva por titulo La mujer feliz.

San Francisco de Sales, obispo coadjutor de Ginebra, fundador de la Orden de la Visitacion de Santa Maria. En 1665 es declarado santo y en 1867 recibio el titulo de Doctor de la Iglesia. Entre sus obras destaca Introduccion a la vida devota (1604), basada en las cartas de direccion espiritual. Otras obras: Tratado del Amor de Dios; Conferencias Espirituales; o la coleccion de tratados y opusculos. Los 39 libros del siglo XVII estan distribuidos de forma muy semejante, entre 33 autores. Hay 4 libros que carecen de autor expreso y el autor con mayor numero de libros --3 libros-- es Juan Eusebio de Nieremberg, humanista, fisico, biografo, teologo y escritor ascetico espanol perteneciente a la Compania de Jesus. Entre sus obras destacan las asceticas, especialmente Diferencia entre lo temporal y eterno (Madrid 1640), que alcanzo 60 reimpresiones y numerosas traducciones. El siglo XVI contiene 3 libros sin autor y el resto distribuidos entre 7 autores con 1 o 2 libros cada uno.

3.3. DISTRIBUCION DE LOS LIBROS POR LUGARES DE IMPRESION

Para el estudio de este aspecto, relativo a las obras del siglo XVIII, hemos construido las tablas III y IV. La tabla III ilustra la distribucion de los libros impresos por paises. Se observa que Espana, con 381 libros, es el pais de mayor volumen de libros impresos (67,3 %) y, a bastante distancia, seguido de Francia (11,3 %) e Italia (10,4 %).

La tabla IV reproduce las ciudades con mayor numero de libros impresos (4 o mas libros). Madrid ostenta el primer lugar (52,6 %) y con una frecuencia muy inferior le sigue Paris (7,2 %). Hay 18 libros de los que no se conoce el lugar de impresion. Aproximadamente el 90 % de los libros (500) han sido impresos en solo 19 ciudades (35 % de las ciudades).

Estos datos corroboran lo que ya sabemos, y que es caracteristico del panorama de la impresion de libros en el siglo XVIII en Espana: que en Madrid, al residir la Corte, se centra la gran actividad impresora, sobre todo, a partir de la segunda mitad de siglo. En contraste con la escasa actividad de las provincias en las que sobresalen Barcelona y Valencia, donde ademas de destacados tipografos hay solidas insti tuciones culturales, se establece un constante flujo de artistas y estudiosos que colaboran estrechamente en proyectos editoriales madrilenos (Lopez-Vidriero, 2001).

Tambien nos hemos fijado en el idioma en el que se ha escrito cada libro. El resultado se reune en la tabla V, donde se puede observar que la mayoria de los libros estan escritos en espanol (62,1 %), aunque tambien estan representados otros idiomas (latin, aleman, frances, portugues e italiano).

Como ejemplo comparativo mencionamos los datos del celebre catalogo del librero Antonio Sancha, el mas importante de Madrid, formado por libros espanoles e importados (da una vision de las lecturas que interesaban en Espana en las ultimas decadas del XVIII y en las clases superiores): la mitad de la obras estan en latin y una tercera parte son de autores paganos, entre los que no faltan el griego y traducciones al latin. El 30 % lo representan los libros en lengua castellana entre los que hay bastantes traducciones del latin y menos del frances y del italiano. Hay ademas un 15 % de obras en frances, italiano e ingles (Escolar, 1998).

En nuestro estudio, de los libros del siglo XVIII publicados fuera de Espana 18 estan publicados en castellano (5 son traducciones y el resto obras de autores espanoles) y 7 en latin de autores espanoles.

Por los historiadores del libro sabemos que editores de otros paises de Europa, sobre todo franceses e italianos, afianzan su presencia en Espana y otros estados, mediante el establecimiento de delegaciones, que actuaban para distribuir su produccion editorial y captar obras de autores con posibilidades de exito. En el caso de Espana esta practica se ve acentuada por el escaso empuje de la actividad editora y la falta de iniciativa de los libreros que no apuestan por grandes inversiones. Por ello es frecuente que libros de autores espanoles que interesan en Europa, en lengua castellana o traducidos, sobre todo al latin, se editan en distintas ciudades europeas y de alli vienen a Espana (Moll, 2001).

En estos datos se refleja, como explica Alborg (1972), que las bibliotecas de las Sociedades Economicas acogieron muchos libros y publicaciones extranjeras y sus miembros las leyeron y difundieron, no solo de forma particular sino por medio de discusiones publicas, articulos, extractos y traducciones.

Continuamos con los datos de los otros dos siglos estudiados. Siglo XVI: 5 libros estan impresos en Francia (4 en Lyon, 1 en Paris), 2 libros en Espana (Salamanca), 2 libros en Belgica (Amberes), 2 libros en Italia (Venecia y Roma) y 1 libro en Alemania (Colonia). Todos estan escritos en latin.

Siglo XVII: 21 libros estan impreso en Espana (14 en Madrid, 2 en Barcelona, 2 en Salamanca, 1 en Granada, 1 en Sevilla, 1 en Zaragoza), 9 en Francia (4 en Paris, 3 en Lyon, 1 en Duai, 1 en Perpinan), 2 en Italia (Roma y Venecia), 2 en Paises Bajos (Franeker y La Haya), 2 en Belgica (Amberes), 1 en Suiza (Basilea), 1 en Inglaterra (Londres) y 1 sin lugar conocido. Los idiomas: 22 en castellano, 13 en latin y 4 en frances.

3.4. DISTRIBUCION DE LOS LIBROS POR IMPRESORES

El numero de impresores distintos para los libros del siglo XVIII supera los 250. En la tabla VI se indica su distribucion segun el numero de libros producidos. De tal modo que 175 impresores realizan solo un libro, 32 dos y asi hasta un impresor con 26 libros. Ademas, se contabilizan 38 libros de los que no se conoce el impresor. La media resultante de libros por impresor es de unos dos libros aproximadamente.

En la tabla VII se muestran los nombres de los impresores con mayor numero de libros impresos (4 o mas libros).

Estos impresores se encuentran entre los mas conocidos del siglo XVIII en Espana. Veamos algunas cualidades de los mas productivos:

La Imprenta Real, se puede decir que se origina a partir de que Julio Junta - impresor florentino establecido en Salamanca, con la comision de traer a Espana desde Venecia, los libros del "Nuevo Rezado"- planea la posibilidad de imprimirlos en Espana en vez de traerlos de fuera. Establecido el convenio entre Felipe II y Julio Junta en 1594, este puso al frente de la imprenta, con el titulo de Impresor Real, a su sobrino Tomas Junta (Delgado, 1996).

En el siglo XVIII el gobierno procuro fomentar la actividad de esta Imprenta, encargandole la impresion de numerosas obras y gracias a los beneficios que va obteniendo acomete distintas iniciativas como la construccion de una sede propia o establecer un molino de papel (Escolar, 1998). En la Imprenta Real se imprimiran muchas y muy notables obras hasta el ano 1834, que dejo de ser un bien de la Corona, para pasar al Estado Espanol con el nombre de Imprenta Nacional (Jurado, 2001).

Entre los talleres mas importantes de esta epoca esta el de Joaquin Ibarra (1725-1785), que prolonga su actividad hasta entrado el siglo XIX con los nombres de las sociedades Vda. de Ibarra hijos y Compania, Viuda de Ibarra, Herederos de Ibarra, Hija de Ibarra, Imprenta de Ibarra. La actividad del famoso impresor comienza en la imprenta de la Universidad de Cervera junto a su hermano Manuel (173542). A partir de esta fecha empieza a trabajar en Madrid en la imprenta de su tio

Antonio Marin de quien se separa en 1753 para abrir su propio y pujante taller. En 1776 es Impresor de Camara y en 1779 Impresor de la Real Academia Espanola. Entre sus logros estan la regulacion de la composicion de la tinta segun los cambios termicos, el tratamiento del papel, el doble paso de las hojas por el torculo para anular las huellas de la prensa (Lopez-Vidriero, 2001).

Joaquin Ibarra fue un hombre estudioso y de iniciativas, en una epoca en que la imprenta se hallaba practicamente en igual estado que en los tiempos de Gutenbeerg, sus estampaciones se distinguieron principalmente por la nitidez y el vigor de la tinta, por al utilizacion del papel de hilo de buena calidad y por su cuidada tipografia. En el taller existian 16 prensas, pero sus operarios eran mas de cien, algunos notables pintores y grabadores como Carmona y Maella (Jurado, 2001).

El encuadernador, librero, editor e impresor Antonio Sancha, es el iniciador de otro de los grandes talleres. En 1739 esta ya dedicado al comercio librero en Madrid, donde ademas parece emplearse con Antonio Sanz, el Impresor de Camara. En 1768 inicia su actividad como editor con el Parnaso Espanol, de Sedano. Su taller va a jugar un papel destacado en la recuperacion de la literatura espanola del siglo de oro, tambien son celebres sus obras sobre historia (Lopez-Vidriero, 2001). Le sucedio su hijo Gabriel.

Benito Cano imprimio en Madrid en 4o. y 8o. una serie de obras literarias de la epoca, alguna de ellas objeto de controversia (Marsa, 1999). En su taller vieron la luz varias de las ediciones mejor impresas de los autores del momento. Pero la obra mas importante fue la traduccion por Felipe Scio de la Vulgata, en nada menos que diecisiete volumenes, con 330 grabados de los artistas mas famosos de la epoca (Clair, 1998).

Respecto a los 39 libros del siglo XVII, se deben a 34 impresores distintos, si tenemos en cuenta que de 3 libros se desconoce el impresor y que 2 impresores han realizado 2 libros cada uno, tenemos que la practica totalidad de los libros de esta centuria son fruto de impresores diferentes. Los impresores con 2 obras son Juan Garcia Infancon, activo en Madrid de 1676 a 1707. Su nombre empieza a aparecer en 1676, como regente de la Imprenta Real. Desde 1678 trabaja como impresor independiente con una produccion muy abundante, variada y, en general, bastante interesante por los autores y temas. Y el otro es Pedro Lacavalleria, con taller en Barcelona, trabaja entre 1628-1645. Era natural de Aquitania, y antes de llegar a Barcelona trabajo como impresor en Perpinan.

Del resto de impresores4, los mas afamados son Pablo de Val, de dilatada actividad en Madrid durante 25 anos (1641-1666), trabajo en la Imprenta del Reino. Francisco Sanz, sobrino de Maria Rey, la viuda de Diego Diaz de la Carrera, y heredero de la imprenta de el. Su actividad comienza trabajando para la Imprenta del Reino en 1671 (periodo al que corresponde la obra que guarda la Biblioteca de la R.S.E.E.A.P.) y esta activo hasta 1710. Juan de Ybar, trabaja en Zaragoza de 1634 a 1678. Considerado uno de los mejores impresores de Aragon en el siglo XVII, con impresiones numerosas y variadas en su tematica. Domingo Garcia y Morras, activo en Madrid (1649-1683). Su produccion es bastante abundante y no exenta de interes pues abarca obras celebres, entre otras muchas, de Virgilio, Ovidio, Reglas y Constituciones de ordenes militares y conventuales... (la Biblioteca de la R.S.E.E.A.P. dispone de una de sus primeras impresiones).

Finalmente del siglo XVI contamos con 2 obras sin impresor conocido y las 10 restantes han salido de talleres diferentes. El mas afamado, el de Cristobal Plantino.

3.5. DISTRIBUCION DE LOS LIBROS POR MATERIAS

Si distribuimos los libros del siglo XVIII en 9 grandes areas tematicas (tabla VIII) sobresalen en los tres primeros puestos las areas de: Religion y Teologia; Linguistica, Filologia, Literatura; y Ciencias aplicadas, Medicina. Seguidas, por este orden, de las obras de Ciencias sociales; Geografia, Biografia, Historia; Filosofia; Matematicas, Ciencias naturales; Generalidades; y Arte, Arquitectura, Fotografia, Musica, Juegos, deportes.

Esta variedad de materias coincide con la que se cita en el ya mencionado catalogo de Sancha:

Abundan las materias religiosas: teoria, filosofia, comentarios biblicos y vidas de santos. Entre ellos tambien abundan temas seglares, encontramos medicina, historia natural, geografia derecho civil, linguistica, diccionarios y gramatica e historia profana (Escolar, 1998). La presencia destacada, sobre el resto, de las obras de Religion y Teologia, evidencia que estamos todavia ante un fondo que responde al perfil del siglo XVII, aunque no podemos olvidar que en el siglo XVIII ambas disciplinas siguen teniendo importancia, debemos recordar la participacion destacada de los eclesiasticos en las Sociedades Economicas, pues dentro de la ideologia del Despotismo Ilustrado, a las Sociedades se las considera instrumento para incorporar el clero y la nobleza, como estamentos dirigentes, a los esfuerzos del Gobierno a favor del crecimiento y mejora del pais (Alborg, 2000). De hecho, al menos, en la etapa inicial, los eclesiasticos, tanto del clero regular como del secular, dieron muchos nombres a las listas de los socios. Es el caso de la Sociedad Extremena, ya comentado.

La presencia de otras materias distintas a la Religion y Teologia, nos indica que se refleja en este fondo la importancia que se les va dando ahora a las "ciencias modernas". En la mas antigua de las Sociedades Economicas espanolas, la Sociedad Bascongada, se recuerda la importancia de estas ciencias, sobre todo las practicas y utiles (Quimica, Mineralogia y Botanica), aunque insistiendo igualmente en el valor de la Literatura y las Bellas artes, y se recomienda el estudio de las lenguas vivas, adquiriendo considerables fondos de obras cientificas y literarias, principalmente francesas. Tambien es de destacar el interes por los problemas politicos, tanto los asuntos concretos de la administracion como los temas generales sobre las formas de gobierno.

En las obras de los siglos XVI y XVII, los datos sobre las materias son los siguientes: de las del siglo XVI, 11 de Religion y Teologia y 1 de Filosofia. De las del siglo XVII, 28 de Religion y Teologia; 5 de Geografia, Biografia e Historia; 2 de Ciencias aplicadas, Medicina, Tecnica; 2 de Filosofia; 1 de Ciencias sociales; y 1 de Matematicas, Ciencias Naturales.

4. CONCLUSIONES

La principal aportacion de este trabajo ha consistido en aplicar las herramientas cuantitativas y bibliometricas al estudio de la coleccion de libros antiguos de una biblioteca, asi como utilizar el C.C.P.B.E. como termino de comparacion para senalar la mayor o menor singularidad de los fondos analizados. No tenemos conocimiento de que se haya realizado, hasta el momento, ningun trabajo que reuna estos objetivos. Si existen investigaciones sobre fondos antiguos de bibliotecas. Los mas proximos al nuestro son estudios de caracter historico, por ejemplo, sobre bibliotecas ya desaparecidas a partir de documentos conservados. Es el caso del trabajo de Vivas (2000) que analiza la biblioteca del convento de los dominicos de San Esteban de Salamanca a traves de un manuscrito. En otros, los autores se limitan a reconstruir el indice o inventario de los libros, con mas o menos detalle (Galende, 2000; Varela, 1999) --en algun caso se aprovecha para analizar los gustos sobre lecturas (San Martin, 1996)--. Por otro lado, conocemos algun estudio bibliometrico para obras del XVIII, que se centra en el analisis de la produccion cientifica de una determinada materia. Es el caso del trabajo de Saez y Marset (1993) en el que analizan la produccion cientifica de Medicina en Murcia en el siglo XVIII.

Entendemos que la aplicacion de las tecnicas cuantitativas ha sido de utilidad para el estudio de la coleccion, las consideramos de gran ayuda para dar una vision de conjunto, sintetica y a la vez detallada, facilitando una descripcion muy adecuada para difundir las caracteristicas esenciales del fondo. A la vez es una ayuda para facilitar la evaluacion y comparacion de la coleccion.

Este trabajo nos ha permitido ademas, indagar sobre el origen y evolucion de la R.S.E.E.A.P. y su Biblioteca, contextualizandolas en su epoca.

El fondo antiguo de los siglos XVI al XVIII analizado, nos ha llevado a realizar una rotunda distincion entre las obras del XVIII y las anteriores. Es en la coleccion del XVIII donde se pueden apreciar algunas de las cualidades que definen al modelo de biblioteca trazado por las Sociedades Economicas, alejado del tipo de biblioteca erudita que imperaba hasta el momento (y al que responde las obras de los siglos XVI-XVII), con fondos de tematica variada y orientados a favorecer la instruccion de los ciudadanos. De todos modos, al no ser estos fondos contemporaneos a la fecha de creacion de la Biblioteca, intuimos que va a ser en la coleccion del siglo XIX, mucho mas numerosa, donde seguramente se van a reflejar, con mas amplitud y precision, los objetivos de este tipo de biblioteca, planteado como: un elemento esencial de trabajo, cuyos libros diferian de los que podian encontrarse en las otras bibliotecas, eran modernos, se centraban en la formacion profesional y se adaptaban a las necesidades de los lectores (Escolar, 1998).

La coleccion del XVIII coincide con el panorama editorial espanol de esta centuria, sobre todo en que estan presentes destacados impresores de nuestro pais y tambien en que se aprecia una variada representacion de obras publicadas otros paises de Europa, de notable actividad comercial en el sector del libro, como son Francia, Italia y Portugal. Pero existen lagunas y carencias, sobre todo por no contar con bastantes de las obras mas celebres y difundidas en el momento.

De la totalidad del fondo perteneciente a los siglos XVI al XVIII (617 libros), 131 libros (21,23 %) no aparecen en la actualidad5 en el C.C.P.B.E. Este hecho acentua el valor patrimonial de estos impresos, que se suma a su intrinseco valor bibliografico e historico, caracteristico de este tipo de bienes, pues de ellos no se cita ningun ejemplar, es decir el C.C.P.B.E. todavia no se ha enriquecido con ninguna biblioteca que tenga en su coleccion ejemplares semejantes. Por tanto su inclusion en el citado Catalogo ayudara a completar de manera significativa la informacion de este, a la vez que sera una importante ayuda para la difusion de la Biblioteca extremena analizada.

Finalmente queremos destacar el hecho de que la R.S.E.E.A.P. ha gozado desde su fundacion de una admirable continuidad en el tiempo y que hoy es una de las Instituciones con mayor protagonismo en la vida cultural de la ciudad. Respecto a la Biblioteca, una vez que ha visto recientemente renovadas y ampliadas sus instalaciones, consideramos muy necesaria una modernizacion de la gestion automatizada de la coleccion, incorporar Opac para los usuarios y, en general, una mayor promocion de sus fondos.

Proyecto de Estatutos de la Biblioteca de la R.S.E.E.A.P.

(Fol. 1) Art.1. La sociedad de Amigos del Pais establece una / Biblioteca publica, que se abrira el 1 de Enero de / 1871.

Art.2. Los recursos y medios que empleara la sociedad / para el establecimiento y fomento de la misma son: 1. / volumenes entregados por el socio Don Emilio Ba / rredo. 2. el importe mensual de las suscripciones / voluntarias conseguidas por el mismo y con el cual / ha llevado a cabo / la adquisicion de espresados (sic)volumenes, como / tambien el importe de cualesquiera otras sus / cricciones (sic) que puedan lograrse por los Sres. Socios con igual objeto. / 3. Las obras que debera en / tregar cada nuevo socio a su ingreso en la socie / dad en cumplimiento del art del reglamen / to, como tambien la que devera (sic) entregar cada / uno de los ya socios que no hayan cum / plido con espresado (sic) art. 4. De cuantos recur / sos eventuales pueda la sociedad disponer y con / sidere conveniente destinandose expresado obgeto (sic).

Art.3. La admon. y gobierno de la biblioteca estara en / comendada a una junta sacada del seno de / la sociedad y nombrada por la misma en se / sion extraordinaria.

(Fol. 2) Art.4. La sociedad es arbitro de establecer la biblioteca en el / local que juzgue mas conveniente; pero / procurando siempre que el publico encuentre en el mismo las comodidades / necesarias para poder realizar el prove / choso fin publico que la misma se propone, / como tambien que no tenga condiciones per / judiciales a la conservacion de las obras que cons / tituyan la biblioteca.

Sumario: 1 Introduccion. 2 Metodologia y fuentes. 3 Resultados y discussion. 4 Conclusiones. 5. Referencias bibliograficas.

Recibido: septiembre 2007 Aceptado: noviembre 2007

5. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

ALBORG, J.L.: Historia de la Literatura espanola. Siglo XVIII. Madrid: Gredos, 1972

BATLLORI, M.: Catalunya a l'epoca moderna: Recerques d'historia cultural i religiosa. Barcelona: Edic. 62, 1972.

BERNAL, J.D.: Historia social de la ciencia. Barcelona: Peninsula, 1979.

BITAR LETAYF, M.: Economistas espanoles del S. XVIII: Sus ideas sobre la libertad de comercio en Indias. Madrid: Cultura Hispanica, 1955.

BRADFORD, S.C.: Documentation. London: Crosby Lockwood, 1948. --. "Sources of information on specific subjects". Engineering, 1934, 23/3:85-88.

CEPEDA ADAN, J.: El siglo critico y fenomenico. En Historia general de Espana y America. La Espana de las reformas hasta el final del reinado de Carlos IV. Tomo X-1. (2a ed.) Madrid: Ediciones Rialp, 1989, pp. XII-XL. 5 Las busquedas las hemos realizado durante julio y agosto de 2007.

CLAIR, C.: Historia de la Imprenta en Europa. Madrid: Ollero & Ramos, 1998.

CORONA BARATECH, C.E.: La Cultura. En Historia general de Espana y America. La Espana de las reformas hasta el final del reinado de Carlos IV. Tomo X-1. (2a ed.) Madrid: Ediciones Rialp, 1989, pp. 3-231.

DELGADO CASADO, J.: Diccionario de Impresores espanoles (siglos XV-XVII). Madrid: Arco/Libros, 1996.

ESCOLAR SOBRINO, H.: Historia del libro espanol. Madrid: Gredos, 1998.

FEIJOO, B.J.: Cartas eruditas. Madrid: Espasa-Calpe, 1969.

GALENDE DIAZ, J.C. "La biblioteca del colegio mayor salmantino de San Bartolome en el siglo XVIII". Revista General de Informacion y Documentacion, 2000, 10/2: 33-69.

GIL MUNOZ, M.: La Espana de la Ilustracion y los origenes de las Sociedades Economicas de Amigos del Pais. En REAL SOCIEDAD ECONOMICA

EXTREMENA DE AMIGOS DEL PAIS DE BADAJOZ: Los 190 anos de la Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais de Badajoz. Badajoz: Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais, 2007, pp. 11-20.

GOMEZ-TEJEDOR CANOVAS, M.D.: La Sociedad Economica de Amigos del Pais: un paseo por su historia. En REAL SOCIEDAD ECONOMICA EXTREMENA DE AMIGOS DEL PAIS DE BADAJOZ: Los 190 anos de la Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais de Badajoz. Badajoz: Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais, 2007, pp. 161-169.

JURADO, A.: La imprenta y el libro en Espana: desde los inicios hasta el principio de las actuales tecnicas: las artes graficas en el umbral del siglo XXI. Madrid: C&G Comunicacion Grafica, 2001.

LOPEZ PINERO, J.M.: El analisis estadistico y sociometrico de la literatura cientifica. Valencia: C.D.I.M. Facultad de Medicina, 1972.

LOPEZ-VIDRIERO, M.L.: La imprenta en el siglo XVIII. En ESCOLAR, H. (dir.): Historia ilustrada del libro espanol. De los incunables al siglo XVIII. Madrid: Fundacion German Sanchez Ruiperez, 2001, pp. 201-269.

LOTKA, A.J. "The frequency distribution of scientific productivity". Journal of the Washington Academy of Sciences, 1926, 16/12:317-323.

MARROQUIN MARTINEZ, L.: Origenes y evolucion de la biblioteca de la R.S.E.E.A.P. En REAL SOCIEDAD ECONOMICA EXTREMENA DE AMIGOS DEL PAIS DE BADAJOZ: Los 190 anos de la Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais de Badajoz. Badajoz: Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais, 2007, pp. 95-101.

MARSA MILA, M.: El fondo antiguo en la biblioteca. Madrid: Trea, 1999.

MOL ROQUETA, J.: El libro espanol impreso en Europa. En ESCOLAR, H. (dir.): Historia ilustrada del libro espanol. De los incunables al siglo XVIII. Madrid: Fundacion German Sanchez Ruiperez, 2001, pp. 499-521.

NOVOA, E: Las sociedades economicas de amigos del pais: su influencia en la emancipacion colonial americana. Madrid: [s.n.], 1955 (Tall. Prensa Espanola).

PELLECIN LANCHARRO, M.: El pensamiento en la Real Sociedad Economica de Amigos del Pais. En REAL SOCIEDAD ECONOMICA EXTREMENA DE AMIGOS DEL PAIS DE BADAJOZ: Los 190 anos de la Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais de Badajoz. Badajoz: Real Sociedad Economica Extremena de Amigos del Pais, 2007, pp. 67-73.

PEREZ PULIDO, M. "Bibliotecas, sociedades y fomento de la agricultura en el siglo XIX". Boletin de la ANABAD, 1998, 48/1:141-154.

PRICE, D. J D.: Little Science, Big Science. New York: Columbia University Press, 1963

--: Science since Babylon. New Haven: Londres; Yale University Press, 1961.

REYES GOMEZ, F. de los: Introduccion. En PEDRAZA GRACIA, M.J; CLEMENTE SAN ROMAN,Y; REYES GOMEZ, F. de los: El libro antiguo. Madrid: Sintesis, 2003, pp. 11-48.

SAEZ GOMEZ, J.M; MARSET CAMPOS, P. "La produccion cientifico-medica murciana en el siglo XVIII". Llull. Boletin de la Sociedad Espanola de Historia de las Ciencias, 1993, 16/31: 537-548.

SAN MARTIN CASI, R. "Notas sobre una biblioteca sacerdotal tafallesa del s. XVIII". Revista TK, 1996, 2/diciembre:59-68.

VARELA OROL, C.: Las bibliothecas de la biblioteca universitaria de Santiago en el siglo XVIII. En III Jornadas de Arquivos, Bibliotecas, Centros de Documentacion E Museos de Galicia: As Novas Tecnoloxias O Servicio Do Usuario. Santiago de Compostela: Xunta de Galicia, 1999, pp. 513-520.

VIVAS MORENO, A. "La biblioteca del convento de los dominicos de San Esteban de Salamanca en el siglo XVIII". Revista General de Informacion y Documentacion, 2000, 10/2:71-103.

Antonio PULGARIN GUERRERO, Jose Luis HERRERA MORILLAS,

Laura MARROQUIN MARTINEZ

Universidad de Extremadura; Facultad de Biblioteconomia y Documentacion

Departamento de Informacion y Comunicacion

pulgarin@unex.es, jlhermor@alcazaba.unex.es

Biblioteca de la R.S.E.E.A.P

lauramarmar@hotmail.com

(1) Archivo R.S.E.E.A.P. Legajo 7, caja 24.

(2) Citado por Gil, 2007, p. 14.

(3) En la actualidad, tras su ultima actualizacion (31 de mayo de 2007), contiene: 781.155 registros bibliograficos, que corresponden a 2.098.402 registros de ejemplar. Los fondos pertenecen a 722 bibliotecas. Para mas informacion vease: <http://www.mcu.es/bibliotecas/MC/CCPB/index.html>.

(4) Los datos biograficos de los impresores del siglo XVII estan sacados de la obra de Delgado (1996).
Tabla I. Distribucion del numero de libros por autor.

No libros   No autores   Totales   %

   1            343        343     0,606

   2             31         62     0,109

   3             12         36     0,063

   4              6         24     0,042

   5              2         10     0,017

   6              3         18     0,031

   7              1          7     0,012

   8              1          8     0,014

  12              1         12     0,021

* 46              1         46       566

* Libros sin autor.

Tabla II. Autores con mayor produccion

                                            Numero
Autores                                   de titulos

Benedicto XIV, Papa                          12
Paolo Segneri                                 8
Fray Luis de Granada                          7
Antonio Arbiol                                6
Benito Jeronimo Feijoo y Montenegro           6
Iglesia Catolica                              6
Teodoro de Almeida                            5
San Francisco de Sales                        5
Bacallar y Sanna, Marques de San Felipe       4
Domenico Vavallario                           4
Guillermo Cullen                              4
Fancisco Jacquier                             4
Simon Salamo                                  4
Giulio Lorenzo Selvagio                       4

Total                                        79

Tabla III. Distribucion de los libros por paises de impresion

Paises         Num. de libros

Espana              381
Francia              64
Italia               59
Portugal             20
Desconocido          18
Alemania              8
Belgica               5
Suiza                 5
Holanda               2
Inglaterra            1
Luxemburgo            1
Paises Bajos          1
Monaco                1

Total               566

Tabla IV. Ciudades con mayor numero de libros impresos.

Ciudad (Pais)                 No de libros

Madrid (Espana)                   298
Paris (Francia)                    41
Barcelona (Espana)                 27
Venecia (Italia)                   25
Lisboa (Portugal)                  19
Desconocido                        18
Valencia (Espana)                  16
Lyon (Francia)                     13
Roma (Italia)                       9
Sevilla (Espana)                    8
Pamplona (Espana)                   7
Bassano del Grappa (Italia)         6
Genova (Italia)                     6
Pavia (Italia)                      5
Avinon (Francia)                    4
Colonia (Alemania)                  4
Lausana (Suiza)                     4
Salamanca (Espana)                  4
Valladolid (Espana)                 4

Total                             518

Tabla V. Distribucion del fondo segun el idioma

Idioma                     No de libros

Castellano                     352
Latin (1 latin / aleman)       135
Frances                         53
Portugues                       18
Italiano                         8

                               566

Tabla VI. Distribucion de impresores segun el numero de libros
impresos

No de libros   No impresores   No aparente
  impresos                      de libros

     1              175            175
     2               32             64
     3               18             54
     4               10             40
     6                4             24
     7                2             14
     8                1              8
     9                2             18
    12                1             12
    15                2             30
    18                1             18
    22                1             22
    23                1             23
    26                1             26
    38         Desconocidos         38
                                   566

Tabla VII. Lista de impresores con mayor numero de libros editados

                               No de libros
Nombre del impresor              impresos

Imprenta Real                       26
Viuda de Joaquin Ibarra             23
Joaquin Ibarra                      22
Antonio Sancha                      18
Benito Cano                         15
Pedro Marin                         15
Placido Barco Lopez                 12
Pantaleon Aznar                      9
Blas Roman                           9
Antonio Marin                        8
Miguel Escribano                     7
Manuel Martin                        7
Typ. Balleoniana                     6
Viuda e hijos de Pedro Marin         6
Officina Typografica Regia           6
Remondini di Venecia                 6
J. M. Bruyset                        4
Jose Doblado                         4
Fratrum de Turne                     4
Ma Angela Marti                      4
Benito Monfort                       4
Andres Ortega                        4
Gabriel Ramirez                      4
Imprenta Real de la Gaceta           4
Viuda de Eliseo Sanchez              4
Hilario Santos Alonso                4

Tabla VIII. Distribucion de los libros por materias.

                                       Num. de
Materias                               libros    %

Religion y Teologia                      313     55,3
Linguistica. Filologia. Literatura        73     12,9
Ciencias aplicadas. Medicina. Tecnica     58     10,2
Ciencias Sociales                         35      6,2
Geografia. Biografia. Historia            30      5,3
Filosofia                                 24      4,2
Matematicas. Ciencias Naturales           20      3,5
Generalidades                              7      1,3
Arte. Arquitectura. Fotografia.
Musica. Juegos. Deportes                   6      1,1

Total                                    566    100,0
COPYRIGHT 2007 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2007 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Pulgarin Guerrero, Antonio; Herrera Morillas, Jose Luis; Marroquin Martinez, Laura
Publication:Revista General de Informacion y Documentacion
Article Type:Report
Date:Jan 1, 2007
Words:10748
Previous Article:Top ten. Diez anos de investigacion espanola en Biblioteconomia y Documentacion (1996-2006). Ranking e indice h de los 10 autores en activo mas...
Next Article:La planificacion de bibliotecas publicas en Espana de 1978 a la actualidad.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters