Printer Friendly

Estrategias de conservacion de la biodiversidad en paisajes forestales del bajo Delta Del Parana-Uniendo a los actores clave de la region.

Biodiversity conservation strategies in forestry plantations in the lower Parana River Delta--bringing together key regional actors

LA CONSERVACION DE LA BIODIVERSIDAD EN SISTEMAS PRODUCTIVOS DEL DELTA DEL PARANA

Durante muchos anos, la conservacion de especies y ecosistemas estuvo focalizada en las areas naturales protegidas y en catalogar y describir especies que habitan en areas poco exploradas. El modelo dominante de utilizacion del suelo en el siglo XX segrego las areas dedicadas a la produccion agropecuaria de aquellas protegidas para la conservacion de la biodiversidad. En la actualidad, la mayor parte de la superficie terrestre posee algun tipo de manejo y las areas de conservacion no son suficientes para conservar la fauna silvestre, lo que promueve que muchas especies pasen a habitar paisajes alterados por las actividades humanas (Giman et al., 2007). En este contexto, las plantaciones forestales y los sistemas silvopastoriles conforman gran parte de estas areas y su productividad depende de los servicios que ofrecen componentes clave de la biodiversidad, para el mantenimiento de las condiciones edaficas por los microorganismos de suelo, la provision de agua o el control biologico por parte de los depredadores de especies plaga (Secretaria del Convenio sobre la Diversidad Biologica, 2009). Asi, estos sistemas pueden ser disenados y manejados no solo para preservar las especies silvestres sino tambien para mantener las funciones ecosistemicas con efectos neutros o positivos sobre la produccion agropecuaria y el ambiente (Foley et al., 2005; Scherr y McNeely, 2007). Este nuevo enfoque de conservacion requiere de grupos multidisciplinarios, que involucran la investigacion en conjunto con la coordinacion politica y el apoyo estrategico y logistico de los productores, pobladores y las organizaciones de la sociedad civil. Esto, debido a que es necesario desarrollar ideas y consensuar acciones territoriales.

Entre los mas importantes humedales de Argentina se encuentra el Delta del rio Parana, un vasto mosaico de humedales dulceacuicolas, rico en biodiversidad (Malvarez et al., 1991). Es un conjunto de areas inundables de 17 500 km2 de superficie, ubicado en la porcion terminal de la Cuenca del Plata. En esta region se han definido al menos once unidades de paisaje diferentes (Malvarez, 1999). Este Delta, si bien es una ecorregion en si misma (Burkart et al., 1999), es incluido por Dinerstein et al. (1995) dentro de la ecorregion de "Sabanas inundables del Parana", categorizada "En Peligro" y con alta Prioridad de Conservacion a escala regional. Los mismos autores consideran al Delta del Parana una region unica en la Argentina ya que posee una gran heterogeneidad de paisajes que, conjuntamente con sus condiciones climaticas particulares, permiten la coexistencia de elementos de linaje subtropical (chaqueno y paranaense) con otros de origen templado (pampeano y mesopotamico), conformando un patron peculiar de comunidades vegetales y animales y una alta diversidad ecologica (Ringuelet, 1961). Al menos 38 de las especies de vertebrados que lo habitan (9.3% del total de especies citadas para el Delta del Parana) se encuentran dentro de alguna categoria de proteccion nacional o internacional (Fracassi et al., 2006). Para algunos vertebrados, particularmente el ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus), la pava de monte (Penelope obscura) y el lobito de rio (Lontra longicaudis), el Delta constituye su limite austral de distribucion, formando inclusive poblaciones disjuntas con respecto a otras que habitan mas al norte (Quintana et al., 2002; Quintana y Bo, 2011).

La porcion terminal del Delta del rio Parana (en adelante "Bajo Delta") ha sido sustrato de una intervencion humana intensa desde mediados del siglo XIX, por lo que su vegetacion y fauna silvestre se han visto seriamente afectadas (Kandus et al., 2006; Bo y Quintana, 2011). Esto es tangible en la actualidad tanto por el estado de degradacion y fragmentacion de las comunidades naturales como por la fuerte sustitucion de ambientes naturales por antropicos. Las islas de esta region originalmente estaban conformadas por extensos bajos permanentemente inundados en su parte interior cuyas comunidades vegetales tipicas eran juncales y pajonales. Estos bajos se encontraban rodeados por albardones perimetrales sobre los cuales se asentaba un bosque ribereno de alta diversidad biologica denominado "monte blanco" (Burkart, 1957), ambiente que fue reemplazado gradualmente por forestaciones hasta casi su totalidad, quedando como parches relictuales en una matriz forestal (Kalesnik et al., 2008). Uno de los problemas mas importantes que ha enfrentado la fauna y flora del Bajo Delta, es la perdida de habitat a traves de la disminucion o desaparicion de los ambientes naturales, como resultado de la transformacion de las condiciones hidrologicas del sistema producidas por los atajarrepuntes y endicamientos (los que actualmente ocupan aproximadamente el 17% del Bajo Delta bonaerense; Gaute et al., 2007). Este manejo se implemento para el cultivo de salicaceas (i.e., sauce Salix sp. y alamo Populus sp.). Ademas, tambien se llevaron a cabo ca nalizaciones, zanjeos y el reemplazo directo de ambientes naturales y seminaturales (quintas frutales abandonadas) para hacer espacio a esta actividad, que para 1979 ya ocupaba 110 000 ha de las 350 000 ha del Bajo Delta (Borodowsky y Suarez, 2005). Las modificaciones ambientales mas recientes se deben a la instalacion de sistemas silvopastoriles y de ganaderia extensiva (Quintana et al., 2014), a las que se suman areas dedicadas al turismo y a emprendimientos inmobiliarios (Blanco y Mendez, 2010). Existe ademas una fuerte presion de caza focalizada en algunas especies, asi como el establecimiento agresivo de algunas especies vegetales exoticas (Bo et al., 1992; D'Allessio et al., 2002; Quintana et al., 2002; Haene et al., 2003; Kalesnik y Malvarez, 2004; Bo, 2005). Por su parte, el desarrollo industrial y urbano--si bien no es percibido por su impacto directo sobre la biodiversidad--afecta indirectamente a traves de la alteracion de la calidad del agua (Baigun et al., 2008).

Este proceso de transformacion se refleja en un paisaje mas heterogeneo que el original, compuesto por un mosaico de parches tanto de origen antropico (forestaciones de distinto tipo y edad, plantaciones abandonadas y zonas parquizadas) como natural (pajonales, bosques de ceibo, juncales, etc.) (Kalesnik et al., 2008; Fracassi, 2012). Cerca del 37% de este paisaje (aproximadamente unas 100 000 ha del Bajo Delta bonaerense) se encuentra protegido, ya sea como reserva de uso multiple, reserva natural provincial y municipal, pero mayormente enmarcado en la Reserva de Biosfera MAB--UNESCO Delta del Parana (RBDP) (> 90 000 ha). Sin embargo, dos de ellas, la Reserva Natural Otamendi (RNO), de la Administracion de Parques Nacionales, y la Reserva Provincial Rio Lujan, no se encuentran localizadas estrictamente dentro de la region del Bajo Delta del rio Parana sino dentro de la unidad geomorfologica de los bajios riberenos (Bonfils, 1962). En cuanto al manejo, solo la RNO y la Zona Nucleo de la RBDP poseen personal de vigilancia y plan de manejo, contabilizando alrededor de 14 000 ha (solo el 5% del total de la superficie del Bajo Delta). Dado que una de las especies amenazadas, el ciervo de los pantanos, es Monumento Natural Provincial, tambien existen guardaparques del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) para trabajar especificamente en esta especie en todo el rango de distribucion en el Delta bonaerense.

Debido a que en la actualidad el Bajo Delta constituye el marco fisico mas importante para el cultivo de alamos y sauces en el pais (Borodowski y Suarez, 2005) (con un crecimiento potencial en superficie a mediano y largo plazo) y considerando la baja representatividad de ambientes naturales en areas protegidas, asi como la falta de implementacion efectiva o de confeccion de planes de manejo especificos, es que muchas especies emblematicas, amenazadas o claves utilizan activamente paisajes y ambientes con diferente grado de modificacion. En este marco es necesario generar estrategias de conservacion que consideren la mayor parte del territorio, transcendiendo los limites prediales, los campos fiscales y las areas protegidas.

ESTRATEGIAS DE ENTIDADES DE INVESTIGACION, GESTION Y EDUCACION

Tras mas de 100 anos de ocupacion y modificacion del territorio, recien en los ultimos 25 anos aproximadamente se han ocupado las entidades de ciencia e investigacion de los problemas que las modificaciones causan a los humedales y su biodiversidad. Para el Bajo Delta, los primeros trabajos sobre ecologia y conservacion fueron desarrollados mayormente a traves del grupo de Investigacion en Ecologia de Humedales (GIEH) que en su momento lidero la Dra. Ines Malvarez la cual presento los primeros estudios en ecologia de humedales para la region (ej. Malvarez et al., 1991; Malvarez, 1997; Malvarez, 1999). Los grupos de investigacion en humedales y algunas ONG ambientalistas (como la Asociacion para la Conservacion y el Estudio de la Naturaleza) generaron datos y publicaciones cientificas de las que se desprendian estrategias de conservacion, como fue la creacion de nuevas areas protegidas en conjunto con el Municipio de San Fernando, la Administracion de Parques Nacionales y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) de Buenos Aires. Tambien se desarrollaron campanas educativas en colegios de las islas y capacitacion docente para difundir la naturaleza del Delta y las necesidades de conservacion, focalizando en la importancia de los humedales y principalmente en sus especies amenazadas.

Para aportar al desarrollo sustentable del sector forestal, a partir de 2007 se plantearon desde el INTA varios proyectos clave dentro del Programa Nacional Forestal y del Centro Regional Buenos Aires Norte. Estos proyectos tomaron como base la busqueda de alternativas de produccion sustentable considerando el concepto de agricultura sustentable, que es una respuesta relativamente reciente a la declinacion en la calidad de los recursos naturales asociada con la agricultura moderna (Altieri, 2002). El concepto de sustentabilidad, aunque controversial y difuso debido a la existencia de definiciones e interpretaciones conflictivas de su significado, es util debido a que captura un conjunto de preocupaciones acerca de la agricultura, la que es concebida como el resultado de la coevolucion de los sistemas socioeconomicos y naturales (Reijntjes et al., 1992). En este contexto, el enfoque actual sobre agroecologia y sustentabilidad reconoce que conservar la biodiversidad fuera de los agrosistemas exige la conservacion en el medio agrario (Balmford et al., 2012) y que es necesario mantener la biodiversidad de los agrosistemas para asegurar su funcionamiento y la produccion de alimentos (Ostergard et al., 2009). En ese camino, estos proyectos se crearon y ejecutaron con el fin de consensuar visiones para el desarrollo sostenible de la region del Delta y crear estrategias y acciones mancomunadas con los actores clave. De todos estos proyectos surgian los conceptos de manejo sustentable, la descripcion de impactos ambientales y las necesidades de conservacion, tanto para el humedal y sus servicios ecosistemicos como para la sustentabilidad de los sistemas forestales de salicaceas en dicho ecosistema.

Posteriormente el INTA y el GIEH colaboraron en sus investigaciones mientras que Wetlands International, por su parte, aportaba fondos a la Fundacion Humedales, la cual realizo diferentes proyectos de investigacion y capacitacion en la region en colaboracion con el Instituto de Investigacion e Ingenieria Ambiental (3iA) de la UNSAM y el GIEH de la UBA. El resultado de esta colaboracion fue la elaboracion de documentos sobre ecologia y gestion de los humedales del Delta del Parana que incluyeron, por ejemplo, el alcance e impacto de los endicamientos (Blanco y Mendez, 2010) y los lineamientos para una ganaderia ambientalmente sustentable en la region (Quintana et al., 2014). Finalmente, la Convencion Internacional sobre los Humedales (Ramsar, Iran, 1971) aporto fondos del Programa "Humedales para el Futuro" para proyectos de educacion ambiental para las escuelas de islas y para la elaboracion de publicaciones sobre el patrimonio natural y cultural del Bajo Delta del Parana y sobre la biodiversidad de las islas (Quintana et al., 2011b; Quintana et al., 2012).

ESTRATEGIAS DE ACTORES LOCALES

Los avances en las investigaciones del sector academico fueron contundentes y la informacion generada dio cuenta de un abanico de impactos ambientales a causa de los diferentes sistemas de manejo de agua, sistemas forestales y silvopastoriles en el Delta. Ello llevo a un acercamiento entre el INTA y la Asociacion Forestal Argentina (AFoA), buscando jerarquizar el tema ambiental en la agenda empresarial, que se reflejo en 2009 en la firma de un convenio de vinculacion tecnologica denominado "Acuerdo de una estrategia de gestion ambiental para producciones forestales del Delta del Parana". En paralelo, las acciones de investigacion y difusion relativa a los impactos de los sistemas productivos bajo sistema de endicamiento, entre los que se encuentran algunos sistemas forestales, motivo al INTA a realizar un acercamiento con las ONG y sus socios para concientizar y contribuir a mitigar o evitar los impactos ambientales de dichos sistemas productivos. En ambos casos (tanto con AFoA como con las ONG), se inicio un proceso de discusion de visiones acerca del desarrollo sustentable del Delta del Parana. Esas deliberaciones concluyeron en consensos y estrategias que mancomunaban los esfuerzos institucionales detras de la conservacion de los servicios ecosistemicos y la gestion forestal sostenible.

A partir de 2008, ano en que se produjo un gran incendio de pastizales en el Delta (producto de una sequia que se extendio por varios meses), los actores regionales de la industria forestal y ganadera, ONG ambientalistas y los entes estatales nacionales y provinciales vinculados al Delta abrieron un canal de dialogo conjunto apuntado al desarrollo de la region. Los focos de debate se vincularon a politicas publicas sobre ordenamiento territorial (en parte originados por la aparicion del "Plan Integral Estrategico para la Conservacion y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Parana" (PIECAS-DP, un acuerdo entre la Nacion a traves de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sostenible y las provincias de Buenos Aires, Entre Rios y Santa Fe), la Ley 26.331 de Presupuestos Minimos de los Bosques Nativos, algunas ordenanzas municipales dirigidas al uso de la tierra en el Delta (Tigre) y la discusion sobre el caracter obligatorio o voluntario de realizar acciones concretas de manejo sustentable en los sistemas productivos deltenos. Las deliberaciones y acciones (en forma de lobby, capacitaciones, conferencias, talleres, reuniones) siempre fueron sectoriales y dispersas, evidenciandose el antagonismo entre las visiones productivistas y ambientalistas extremas.

En ese marco, el Convenio INTA-AFoA permitio crear comisiones de trabajo en temas estrategicos tales como conservacion de la biodiversidad, conservacion de suelos, manejo del agua y ordenamiento territorial de la cuenca forestal. El objetivo de estas comisiones fue crear estrategias de conservacion consensuadas entre los diferentes actores (cientificamente probadas y economicamente factibles) que representaran los diferentes intereses del Delta (industriales, forestales, ambientales y politicos). Para poder viabilizar el trabajo en comision, el INTA, la AFoA y la Fundacion Humedales/Wetlands Int. realizaron capacitaciones en el contexto de sus respectivos talleres, donde se instalaron los conceptos ambientales y se definieron aquellos servicios ecosistemicos donde la industria forestal podia aportar para su conservacion. Asimismo, se realizaron talleres de discusion, visitas de campo, rondas de correcciones de documentos que mejoraron la comprension y aplicabilidad de las estrategias de conservacion. La comision de conservacion de la biodiversidad en plantaciones de salicaceas produjo el Protocolo de "Estrategias de conservacion de la biodiversidad en bosques plantados de salicaceas del Bajo Delta del Parana" (en adelante, el "Protocolo"; Fracassi et al., 2013) con 22 estrategias a diferentes escalas espaciales surgidas como resultado de ese consenso. Dicho Protocolo contempla en las estrategias tanto aspectos ambientes como productivos, provee lineamientos para grandes empresas y pequenos productores y se basa tanto en conocimientos tecnico-cientificos como en los derivados de los saberes y la experiencia de los productores y las empresas en el territorio. Dichas estrategias se desarrollaron en su gran mayoria tomando como base la informacion de las especies o ambientes amenazados o claves como foco de las propuestas. Consideran ademas los criterios e indicadores para la certificacion forestal, tanto del sistema de Certificacion Forestal Argentino (CerFoAR) como los sistemas internacionales de certificacion, como el "Forest Stewardship Council: manejo forestal y madera controlada" (FSC) y el "Programa de reconocimiento de Sistemas de Certificacion Forestal" (Programme for the Endorsement of Forest Certification-PEFC). El consenso entre los actores involucrados fue uno de los principales logros alcanzados durante el armado del Protocolo, superandose las antinomias y pensamientos reduccionistas que se promovian desde las visiones "productivista" y "ambientalista". Algunas de las estrategias detalladas en ese Protocolo tambien pueden aplicarse en bosques plantados de otras especies (como el mimbre--Salix viminalis--y el pecan--Carya illinoinensis--) o incluso en otras actividades productivas como el sistema silvopastoril o la ganaderia extensiva.

El protocolo se divide en estrategias generales, aplicables a todos los tipos de establecimientos y usos (e.g., ordenamiento predial, control de la caceria, regulacion y uso adecuado de agroquimicos y fuego) y estrategias especificas que se desarrollan a diferentes escalas espaciales (rodal, establecimiento/predio, paisaje y region), considerando, ademas, el tipo de productor (pequeno, mediano y grande) y el uso del suelo (forestal puro, silvopastoril, ganadero). Cada estrategia tiene como objetivo una poblacion o grupo de especies de fauna y flora. Asi, la meta es aportar a la sostenibilidad forestal y a la conservacion de la biodiversidad desde diferentes angulos. Las estrategias a nivel de rodal o establecimiento implican mejoras en la gestion forestal, en el manejo del agua y en el incremento o mantenimiento de ambientes naturales que generen conectividad a escala de paisaje o estructuras clave dentro de los sistemas productivos asi como en especies focales por su importancia tanto ecologica como socioeconomica. Estas mejoras deberian traducirse en un aumento local de la biodiversidad, en el buen funcionamiento del ecosistema (y, por ende, en la provision de bienes y servicios ecosistemicos), en la mejora de la productividad forestal, en la demostracion de la responsabilidad social empresaria y en la posibilidad de acceder a la certificacion forestal y a un mayor numero de mercados. Las estrategias a nivel de paisaje y region apuntan al ordenamiento territorial, la conservacion de especies a escala poblacional y la definicion de areas de importancia para la conservacion en el Bajo Delta. Al final del protocolo se incluye un listado de las estrategias de biodiversidad e indicadores que cumplen con los principios y criterios para acceder a la certificacion nacional forestal CERFOAR (formalmente homologado en 2014 por el Programme for the Endorsement of Forest Certification--PEFC--un programa de reconocimiento mutuo de normas nacionales de certificacion utilizado en la mayor parte de los paises europeos) y para acceder a los planes de la Ley de Presupuestos Minimos de los Bosques Nativos de la provincia de Buenos Aires.

ADOPCION DE LAS ESTRATEGIAS CONSENSUADAS

La adopcion por parte de AFoA de los resultados de mas de 25 anos de investigacion cientifica en el Delta (sumando la de las universidades y el INTA) se esta concretando a traves de la implementacion de las estrategias del Protocolo en los establecimientos de las empresas socias de AFoA. No obstante, el proceso hasta llegar al consenso consolido la apropiacion por parte de la foresto-industria local del conjunto de estrategias y es en si mismo un factor relevante de la adopcion. La implementacion convierte a dichas estrategias de gestion ambiental en innovaciones tecnologicas, practicas agronomicas y de ordenamiento que no existian o no estaban protocolizadas antes de este documento. Un aspecto central del proceso de transferencia fue la definicion conjunta entre AFoA, INTA, OPDS, Direccion Forestal Nacional (MINAGRI) y el Ministerio de Asuntos Agrarios de Buenos Aires respecto de que la adopcion de las estrategias debia ser voluntaria y no obligatoria para los productores, hecho que fue bien recibido debido al grado de concientizacion, construccion y apropiacion de las estrategias logrado durante todo el proceso.

La primera etapa de adopcion se centro en las empresas socias de AFoA (Regional Delta), que en conjunto poseen 55 000 ha y una superficie plantada equivalente al 38% del total de la cuenca. Al estar esta superficie en manos de solo 10 empresas, cada decision tomada en este "pequeno grupo" genero importantes impactos positivos en la conservacion de la biodiversidad (aumento de la poblacion de ciervos de los pantanos, carpinchos y nutrias, en establecimientos forestales o foresto-ganaderos donde se efectivizo la prohibicion de caceria y donde se comenzo con la rehabilitacion de arroyos naturales dentro de endicamientos; N. Fracassi et al., resultados no publicados).

Los resultados alcanzados durante estos ultimos anos han abierto las puertas a nuevos proyectos, tendientes a motorizar ideas y probar nuevas practicas surgidas de la interaccion entre gestores, cientificos y productores. Asi, a fines de 2014, el Banco Mundial, a traves de la Unidad para el Cambio Rural del Ministerio de Agricultura, Ganaderia y Pesca de la Nacion, otorgo a este equipo un subsidio de $1.5 millones para trabajar en la restauracion de 4 arroyos y sus respectivos bosques riberenos, incluyendo ademas los predios de 8 productores pequenos que acordaron sumarse a esta iniciativa. Esta restauracion no solo tiene el objetivo de cumplir con algunas estrategias de conservacion propuestas en el Protocolo (e.g., diseno de corredores biologicos de arroyos), sino aportar a la mejora en la capacidad productiva de los predios gracias al reingreso y manejo de agua acorde al tipo de plantacion, con sistemas de compuertas y bombas. Por otro lado, la misma entidad de financiacion valoro positivamente otro proyecto surgido de esta iniciativa, focalizado en una especie clave para el territorio ("El ciervo de los pantanos en el paisaje productivo del Delta del Parana: generando conocimiento clave para integrar el manejo forestal a la estrategia de conservacion de la especie") aportando $2.6 millones para obtener una valoracion integral del estado de la poblacion mas austral de este ungulado y su interaccion con el medio forestal. Este proyecto, liderado por investigadores del CONICET y del INTA, es tambien un fluido ambito de interaccion entre la Academia y el sector productivo y tiene como objetivo central generar pautas que permitan compatibilizar produccion con conservacion. Asimismo, a partir de proyectos financiados por el CONICET y por la Agencia de Promocion Cientifica y Tecnologica del MINCyT, se estan realizando estudios sobre el papel que juegan los paisajes forestales y silvopastoriles en la oferta de habitat para otros grupos de especies (anfibios y escarabajos del suelo).

Sobre la base de la informacion generada y la experiencia de trabajo conjunto adquirida, se avanzara en el corto plazo en la inclusion de pequenos productores a la estrategia, considerando una escala de trabajo con impacto a nivel local. La adopcion de medidas a esta escala permitira ampliar el territorio bajo gestion forestal sostenible sumando un nuevo desafio, derivado de la distinta percepcion que el pequeno productor tiene de la naturaleza, la menor capacidad economica que poseen en comparacion con los grandes productores para hacer frente a los danos producidos por especies silvestres sobre la produccion y al arraigado acervo cultural de uso de la flora y fauna silvestre como recurso. Desde el INTA ya se comenzo a agrupar a los pequenos productores a traves de consorcios (grupo de productores de pequenas superficies agrupados bajo un sistema de manejo del agua conjunto), como el Consorcio Alem-Las Piedras (donde se desarrollara la experiencia de restauracion de arroyos y el bosque ribereno asociado) y el Consorcio Fredez-Las Canas.

ESTRATEGIAS POLITICAS Y TERRITORIALES

Dado que las estrategias han sido consensuadas no solo con los actores locales y la comunidad cientifica sino tambien con las entidades gubernamentales con injerencia en el manejo de los recursos naturales, estas han sido desarrolladas para cumplir los convenios internacionales (e.g., RAMSAR, CBI, etc.) y los estandares, criterios e indicadores de la Norma IRAM 39 801 sobre "Gestion forestal sostenible. Principios, criterios e indicadores de la unidad de gestion" que forma parte normativa del Sistema Argentino de Certificacion Forestal (CERFOAR). Por ende, las mismas pueden ser utilizadas por productores (ya sea individuales o en grupo) para acceder a la certificacion forestal o por productores o pobladores que quieran acceder a los planes de la Ley de Presupuestos Minimos de los Bosques Nativos de la provincia de Buenos Aires. En ese marco, la OPDS ha tomado como base el Protocolo para realizar las evaluaciones de impacto ambiental de los nuevos proyectos forestales presentados en la region.

El Protocolo tambien ha sido una herramienta de consulta durante la redaccion de la Ley de Presupuestos Minimos para la Conservacion, Proteccion y Uso Racional de los Humedales, presentada en 2015 ante la Camara de Senadores de Nacion y que ya tiene media sancion. Por ultimo se esta discutiendo con la Direccion de Produccion Forestal Nacional (MINAGRI) la posibilidad de incrementar en un 5-10% la contribucion a los planes forestales, segun la Ley de Inversiones para Bosques Cultivados (promocion de la actividad forestal), basada en la Ley 25 080 y su modificatoria (Ley 26 432). Esta ley concede beneficios economicos y fiscales para la realizacion de plantaciones forestales y tareas silvicolas, y se busca incrementar la percepcion economica para aquellos casos de productores que implementen alguna de las estrategias del Protocolo en sus establecimientos.

La consolidacion de la interaccion entre los distintos actores clave que convergen en el Bajo Delta ha tenido fuertes implicancias para la conservacion de la biodiversidad y el mejoramiento de la pautas de produccion. Es esperable que de esta relacion surjan nuevos espacios para discutir el desarrollo regional, proponer alternativas productivas menos impactantes sin perjudicar la ecuacion economica de los productores, mejorar las condiciones de vida de los habitantes islenos y mitigar las presiones sobre la flora y fauna local. El Bajo Delta es un territorio relativamente chico, por lo que acordar medidas entre todos los actores involucrados puede ser un escenario posible. Sin embargo, la disparidad de intereses ("productivismo" vs. "ambientalismo") y la heterogeneidad social (desde grandes multinacionales hasta pequenos productores) tornan este desafio sumamente complejo.

Hoy en dia la discusion sobre la Ley de Presupuestos Minimos para la Conservacion, Proteccion y Uso Racional de los Humedales (4279/15) que obtuvo media sancion en la Camara de Senadores en noviembre del 2016, nos convoca en una nueva reflexion y discusion sobre como pensar el territorio donde queremos vivir, producir y conservar.

Productores, cientificos, gestores, ambientalistas y pobladores han aceptado el reto y los resultados a largo plazo son sumamente prometedores.

Recibido 5 septiembre 2015. Aceptado 9 enero 2017. Editora invitada: E Cuellar

LITERATURA CITADA

ALTIERI MA. 2002. Agroecologia: principios y estrategias para disenar sistemas agrarios sustentables. Pp 49-56, en: Agroecologia: El camino hacia una agricultura sustentable (SJ Sarandon Ed.). Ediciones Cientificas Americanas.

BAIGUN CR et al. 2008. Resource use in the Parana River Delta (Argentina): moving away from an ecohydrological approach? Ecohydrology and Hydrobiology 8:2-4.

BALMFORD A, R GREEN y B PHALAN. 2012. What conservationists need to know about farming. Proceedings of the Royal Society B279:2714-2724.

BLANCO DE y FM MENDEZ (Eds.). 2010. Endicamientos y terraplenes en el Delta del Parana: situacion, efectos ambientales y marco juridico. 1a ed. Fundacion para la Conservacion y el Uso Sustentable de los Humedales, Buenos Aires. 104 pp.

BO RF 1995. Diagnostico de fauna silvestre en el area de influencia de la hidrovia ecorregion Delta del Parana. Informe final. Evaluacion del impacto ambiental del mejoramiento de la hidrovia Paraguay-Parana. UNOPS/PNUD/BID/CIH, Buenos Aires.

BO R. 2005. Situacion ambiental en la ecorregion Delta e Islas del Parana. Pp. 164-167, en: Situacion ambiental de Argentina 2005 (A Brown, U Martinez Ortiz, M Acerbi y J Corcuera, eds.). Fundacion Vida Silvestre, Buenos Aires.

BO R y RD QUINTANA. 2011. La fauna silvestre en el Bajo Delta Insular del rio Parana. Diversidad, situacion y uso tradicional. Pp. 120-133, en: El patrimonio natural y cultural del Bajo Delta Insular. Bases para su conservacion y uso sustentable ( R. Quintana, V. Villar, E. Astrada, P. Saccone y S. Malzof, eds.). Convencion Internacional sobre los Humedales (Ramsar, Iran, 1971)/Aprendelta. Buenos Aires.

BO R, R QUINTANA, J MERLER, P MINOTTI, I MALVAREZ y G DE VILLAFANE. 1992. Problems in the conservation of mammals in the Lower Delta Region of the Parana River. Evaluation of the current situation using combined methodology. Noragric Ocasional Papers, series C, Development and Environment 11:143-152.

BONFILS C. 1962. Los suelos del Delta del rio Parana. Factores generadores, clasificacion y uso. Revista de Investigaciones Agricolas INTA XVI(3):257-370.

BORODOWSKI ED y RO SUAREZ. 2005. Caracterizacion forestal de la region del Delta del Parana. Documento NEF Delta. Proyecto Forestal de Desarrollo. SAGPyA.

BURKART A. 1957. Ojeada sinoptica sobre la vegetacion del Delta del rio Parana. Darwiniana 11:457-561.

BURKART R, NO BARBARO, RO SANCHEZ y DA GOMEZ. 1999. Ecorregiones de la Argentina. Administracion de Parques Nacionales, Buenos Aires.

DINERSTEIN E et al. 1995. A conservation assessment on the terrestrial ecoregions of Latin America and Caribbean. The World Bank, WWF.

FOLEY JA et al. 2005. Global consequences of land use. Science 309:570-574.

FRACASSI N. 2012. Diversidad de mamiferos y aves en forestaciones y pajonales de salicaceas del Bajo Delta del rio Parana. Tesis de Magister en Recursos Naturales, Escuela de Graduados "Alberto Soriano", Facultad de Agronomia, Universidad de Buenos Aires (FAUBA), Buenos Aires, Argentina.

FRACASSI N, D CEBALLOS y F KALESNIK. 2006. Biodiversidad. Modulo EEA Delta. Informe Final Proyecto Forestal de Desarrollo, SAGPyA PIA 08/04.

FRACASSI N, R QUINTANA, J PEREIRA y G MUJICA. 2013. Gestion forestal sostenible. Protocolo de Estrategias de Conservacion de la Biodiversidad en Plantaciones Forestales de Salicaceas del Bajo Delta del Parana. Ediciones INTA.

GAUTE M, N MARI, E BORODOWSKI y C DI BELLA. 2007. Elaboracion de un sistema de informacion geografica para el monitoreo de polderes en el Bajo Delta bonaerense durante el periodo 1985-2005. Pp. 465-470, en: Teledeteccion. Hacia un mejor entendimiento de la dinamica global y regional. Editorial Martin.

GIMAN B, R STUEBING y N MEGUM. 2007. A camera trapping inventory for mammals in a mixed use planted forest in Sarawak. Raffles Bulletin of Zoology 55:209-215.

HAENE E, S. KRAPOVICKAS y A CARMINATI. 2003. Los vertebrados de la Reserva Natural Otamendi y su conservacion. Pp. 1-192, en: Fauna de Otamendi. Inventario de los animales vertebrados de la Reserva Natural Otamendi, Campana, Buenos Aires, Argentina. Temas de Naturaleza y Conservacion 3 (E Haene y J Pereira, eds.). Aves Argentinas, Bs. As.

KANDUS P, RD QUINTANA y R BO. 2006. Patrones de paisaje y biodiversidad del Bajo Delta del rio Parana. Mapa de Ambientes. Pablo Casamajor Ediciones, Buenos Aires.

KALESNIK FA y AI MALVAREZ. 2004. Las especies exoticas invasoras en los sistemas de humedales. El caso del Delta inferior del Rio Parana. INSUGEO, Miscelaneas 12:131-138.

KALESNIK F, L VALLES, R QUINTANA y P ACENOLAZA. 2008. Parches relictuales de Selva en Galeria (Monte Blanco) en la region del Bajo Delta del Rio Parana. INSUGEO, Miscelaneas 17:169-193.

MALVAREZ AI. 1997. Las comunidades vegetales del Delta del Rio Parana. Su relacion con factores ambientales y patrones de paisaje. Tesis Doctoral, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires.

MALVAREZ AI. 1999. El Delta del rio Parana como mosaico de humedales. Pp. 35-54, en: Topicos sobre humedales subtropicales y templados de Sudamerica (AI Malvarez, ed.). MAB-UNESCO.

MALVAREZ AI et al. 1991. El Delta del Parana: un area de rica biodiversidad en Argentina. Flora, fauna y areas silvestres. Ofic. Reg. FAO para America Latina y el Caribe. Santiago de Chile.

OSTERGARD H et al. 2009. Time for a shift in crop production: embracing complexity through diversity at all levels. Journal of the Science of Food and Agriculture 89:1439-1445

QUINTANA RD y R BO. 2011. ?Por que el Delta del Parana es una region unica en la Argentina? Pp. 4253, en: El patrimonio natural y cultural del Bajo Delta Insular. Bases para su conservacion y uso sustentable (R Quintana, V Villar, E Astrada, P Saccone y S Malzof, eds.). Convencion Internacional sobre los Humedales (Ramsar, Iran, 1971)/ Aprendelta, Buenos Aires.

QUINTANA RD, R BO y F KALESNIK. 2002. La vegetacion y la fauna silvestre de la porcion terminal de la Cuenca del Plata. Consideraciones biogeograficas y ecologicas. Pp. 99-124, en: El Rio de la Plata como territorio (JM Borthagaray, ed.). Editorial FADU, FURBAN e Infinito, Buenos Aires, Argentina.

QUINTANA RD, RF BO, E ASTRADA y C REEVES. 2014. Lineamientos para una ganaderia ambientalmente sustentable en el Delta del Parana. Fundacion Humedales / Wetlands International LAC. Buenos Aires, Argentina.

QUINTANA R, V VILLAR, E ASTRADA, P SACCONE y S MALZOF. 2011. El patrimonio natural y cultural del Bajo Delta Insular. Bases para su conservacion y uso sustentable. Convencion Internacional sobre los Humedales (Ramsar, Iran, 1971)/Aprendelta, Buenos Aires.

QUINTANA RD et al. 2012. Animales, plantas y hongos de las islas. Una introduccion a la biodiversidad del Bajo Delta del Rio Parana. Convencion Internacional sobre los Humedales (Ramsar, Iran, 1971)/Aprendelta, Buenos Aires.

REIJNTJES C, H BERTU y A WATER-BAYER. 1992. Farming for the future: an introduction to low external input and sustainable agriculture. Macmillan, London.

RINGUELET RA. 1961. Rasgos fundamentales de la zoogeografia de la Republica Argentina. Physis 22:151-170.

SCHERR SJ y JA MCNEELY. 2007. Farming with nature: the science and practice of eco agriculture. Island Press, Washington, DC.

SECRETARIA DEL CONVENIO SOBRE LA DIVERSIDAD BIOLOGICA. 2009. Biodiversidad, desarrollo y alivio de la pobreza: reconociendo el papel de la biodiversidad para el bienestar humano. Montreal.

Natalia G. Fracassi (1), Javier A. Pereira (2,3), Gerardo Mujica (1), Bernardo Hauri (4) y Ruben D. Quintana (3,5)

(1) E.E.A. Delta del Parana, Instituto Nacional de Tecnologia Agropecuaria (INTA), Parana de las Palmas y L. Comas, 2804 Campana, Buenos Aires, Argentina. [Correspondencia: Natalia Fracassi <fracassi.natalia@inta.gob.ar>]

(2) Museo Argentino de Ciencias Naturales "Bernardino Rivadavia" Av. Angel Gallardo 470, C1405DJR, CABA, Argentina.

(3) Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CONICET). Av. Rivadavia 1917, C1033AAJ, CABA, Argentina.

(4) Regional Delta, Asociacion Forestal Argentina (AFOA). Bme. Mitre 1895, C1039AAA, CABA, Argentina.

(5) Instituto de Investigacion e Ingenieria Ambiental, Universidad Nacional de San Martin Campus Miguelete, 25 de Mayo y Francia, 1650 San Martin, Buenos Aires, Argentina.
COPYRIGHT 2017 Sociedad Argentina para el Estudio de los Mamiferos
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Fracassi, Natalia G.; Pereira, Javier A.; Mujica, Gerardo; Hauri, Bernardo; Quintana, Ruben D.
Publication:Mastozoologia Neotropical
Date:Jun 1, 2017
Words:6053
Previous Article:Manejo del conflicto entre carnivoros y ganaderia en Patagonia utilizando perros mestizos protectores de ganado.
Next Article:Biologia reproductiva de Artibeus lituratus y Artibeus jamaicensis (Phyllostomidae: stenodermatinae) en un area urbana en Colombia.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |