Printer Friendly

Estilos parentales y sintomatologia depresiva en una muestra de adolescentes veracruzanos.

RESUMEN

El objetivo de este estudio fue analizar las relaciones entre los estilos parentales y la sintomatologia depresiva en 372 adolescentes de ambos sexos de 12 a 18 anos de edad. Para la evaluacion de los estilos parentales se utilizo una adaptacion de la Escala de Estilos Parentales, y la CES-D para medir la sintomatologia depresiva. La consistencia interna de ambos instrumentos fue aceptable y los resultados muestran que existe una mayor sintomatologia depresiva en las mujeres y que en ellas el estilo autoritario del padre y de la madre se asocia con los niveles mas altos de sintomatologia depresiva.

Indicadores: Sintomatologia depresiva; Estilos parentales; CES-D; Adolescencia.

Parental styles and depressive symptomatology in a sample of Veracruzan adolescents

ABSTRACT

The purpose of this study was to analyze the relationship between parenting styles and depressive symptomatolgy in 372 adolescents of 12 to 18 years old of both sexes. For the evaluation of the parenting styles an adaptation of the Scale of Parenting Styles and the CES-D to measure the depressive symptomatology were used. Results show that the internal consistency of both instruments was acceptable, and that there exista a greater depressive symptomatolgy in women; the authoritarian style of the father and the mother was also associated with the highest levels of depressive symptomatolgy in women.

Keywords: Depressive symptomatolgy; Parenting styles; CES-D; Adolescence.

A pesar de los multiples agentes con los que se relaciona cualquier individuo, la familia sigue siendo durante gran parte de la vida un factor determinante; en la influencia que ejerce la familia son fundamentales los padres. Es por ello que los estudiosos del comportamiento humano se han preocupado por desarrollar propuestas para evaluar dicha atribucion. Autores como Orlansky (1949), Whiting y Child (1953), Sears, McCoby y Levin (1957) y Schaefer (1959) se dieron a la tarea de tratar de precisar algunos aspectos de los comportamientos parentales que pudieran explicar las caracteristicas del comportamiento de los hijos; ya antes, Watson (1928), Freud (1933) y Baldwin (1955) consideraban que el control y el apego eran dimensiones determinantes en su desarrollo.

Diana Baumrind, en los anos sesenta, reviso estos trabajos e hizo la propuesta de los estilos parentales, que actualmente es una aproximacion teorica extensamente revisada por los cientificos interesados en los procesos de socializacion que ocurren en la familia.

Baumrind ( 1966, 1971, 1991) reconoce dos dimensiones del comportamiento de los padres que permiten caracterizar su influencia en la formacion de los hijos: la aceptacion y el control parental. La combinacion de estas dos dimensiones conformara la topologia de los estilos parentales que esta autora propone:

Estilo autoritario. Se adjudica a los padres cuyo nivel de involucramiento o aceptacion hacia los hijos es bajo, pero muestran un alto grado de control o supervision. Son padres que prestan poca atencion a las necesidades de los hijos, pero son muy exigentes con ellos en cuanto a las reglas de comportamiento que establecen, las que dificilmente pueden ser negociadas por los hijos.

Estilo autoritativo o democratico. Este estilo corresponde a los padres cuyos niveles de involucramiento o aceptacion y control o supervision son altos. Este tipo de padres son sensibles a las necesidades de sus hijos, pero sin que ello implique la negacion de las suyas. Establecen altos estandares de comportamiento a los hijos y promueven en ellos la individualidad y responsabilidad.

Estilo permisivo. Son aquellos padres que presentan altos niveles de involucramiento o aceptacion y bajos niveles de control o supervision. Padres muy tolerantes a los impulsos de sus hijos; las reglas de comportamiento para ellos son muy laxas.

Maccoby y Martin (1983) redefinen la tipologia de Baumrind al agregar un estilo mas, el negligente, que caracteriza a los padres que exhiben bajos niveles de involucramiento o aceptacion y de control o supervision hacia las conductas de los hijos. Este tipo de padres demuestran escaso afecto hacia los hijos y establecen limites deficientes, los que se pueden traducir en la poca atencion a los hijos, dejando gran parte de la responsabilidad material y afectiva en manos de los mismos.

Tal topologia de los padres ha sido ampliamente utilizada para estudiar su influencia en el desarrollo de los hijos, no solamente en Estados Unidos, donde se origino (Blake, Clements y Vazsonyi, 2004; Latoboro, Mounts, Steinberg y Dornbusch, 1991; Pellerin, 2004; Steinberg, Lamborn, Darling y Dornbusch, 1992; Steinberg, Lamborn, Darling, Mounts y Dornbusch, 1994; Steinberg, Mounts, Lamborn y Dombusch, 1991), sino tambien en otros paises (Cakir y Aydin, 2005; Chao, 2001; Chen, Dong y Zhou, 1997; Endicott y Liossis, 2005; Glasgow, Dornbusch, Troyer, Steinberg y Ritter, 1997; Leung, Lau y Lim, 1998; Musitu y Garcia, 2001; Shek, Lee y Chan, 1998; Sorkhabi, 2005).

Las investigaciones inspiradas en esta tipologia han tenido como objetivo establecer relaciones entre los diferentes estilos parentales y aspectos tales como la autoestima, la conducta antisocial, el uso de sustancias toxicas, el rendimiento academico (Pong, Hao y Gardner, 2005; Steinberg, Elmen y Mounts, 1989; Strage y Swanson, 1999; Taris y Bok, 1996) y la depresion (Baumrind, 1971, 1991; Irons, Gilbert, Bal-dwin, Baccus y Palmer, 2006; Lamborn y cols., 1991; Muris, Meester, Schouten y Hogen, 2004; Steinberg y cols., 1992; Steinberg y cols., 1994; Steinberg y cols., 1991).

En Mexico, autores como Asili y Pinzon (2003), Asili y Prats (2002), Palacios y Andrade (2006) y Vallejo, Aguilar y Valencia (2001, 2002) han adoptado esta propuesta teorica para estudiar diferentes aspectos de la influencia de los padres en el desarrollo de los hijos, para lo cual han empleado diversos cuestionarios con el objeto de caracterizar la mencionada topologia parental de Baumrind. Cabe senalar que ninguno de los autores antes mencionados han utilizado el mismo instrumento para evaluar los estilos parentales, de tal suerte que es muy dificil realizar comparaciones entre los resultados obtenidos. Por lo tanto, uno de los objetivos de este trabajo fue probar el funcionamiento de una escala de estilos parentales desarrollada a partir de la empleada por Palacios y Andrade (2006), a fin de hacer comparaciones entre los hallazgos de esos autores y los de los presentes, estudio este hecho con adolescentes veracruzanos.

Como ya se ha senalado, uno de los temas de interes en el estudio de los estilos parentales es la relacion entre estos y la depresion en los hijos. La depresion es un problema que cada dia adquiere mas relevancia en la sociedad en general y como area de estudio en la investigacion cientifica. De acuerdo con Bello, Puentes-Rosas, Medina-Mora y Lozano (2005), para el ano 2020 sera la segunda causa de reduccion de vida saludable para las personas, especialmente para aquellas que viven en paises desarrollados, y un quinto de la poblacion la padecera alguna vez en la vida.

La investigacion sobre la depresion en la adolescencia ha partido de su estudio con adultos; Mellin y Beamish (2002), Puskar, Sereika y Tusaie-Mumford (2003) y Steinberg (2005) indican que hay una serie de diferencias que deben ser senaladas: a) la sintomatologia depresiva en los adolescentes suele ocurrir con sintomas mas agudos de desamparo, falta de placer, desesperacion y cambios de peso que en los adultos; b) los episodios de depresion en la adolescencia tienden a combinarse de manera mas frecuente con periodos de funcionamiento inadecuado, seguidos de un buen funcionamiento y c) es mas probable que la depresion lleve a los adolescentes al abuso de sustancias, embarazos no deseados y conductas violentas, especialmente hacia ellos mismos, con frecuentes intentos de suicidio en muchos casos.

La depresion en la adolescencia tiene efectos sobre multiples areas del desarrollo de la persona, como su rendimiento academico, relaciones interpersonales y diferentes areas de la salud. El aspecto que mas preocupa a la sociedad en relacion con la depresion son los intentos de suicidio que se asocian a ella. De acuerdo con Puskar y cols. (2003), 90% de los adolescentes norteamericanos que cometen suicidio tenia un diagnostico de depresion.

Los estudios sobre tal problema han demostrado que es mas frecuente entre las mujeres. Hazler y Mellin (2004), Klein, Dougherty y Olino (2005) y Steinberg (2005) indican que hay dos mujeres deprimidas por cada hombre; esta tasa se presenta tanto en la adolescencia como en la edad adulta. Para dar cuenta de estas diferencias de genero se han elaborado diferentes explicaciones; algunas de ellas aluden a aspectos biologicos y otras al rechazo de las mujeres a los cambios en su cuerpo, especialmente durante la adolescencia (Nolen-Hoek-sema y Girgus, 1994); algunas hacen referencia a los diferentes roles sexuales que se le exigen a hombres y mujeres al entrar a la adolescencia, y otras mas senalan que las mujeres tienen mayor tendencia que los hombres a manejar el estres pensando obsesivamente en sus problemas, lo que puede conducirlas a la depresion (Foster, Kuperminc y Price, 2004; Piko, 2001; Washburn, Hillman y Sawilosky, 2004). Actualmente se considera que ninguna de estas explicaciones es capaz por si sola de dar cuenta de las diferencias de genero que hay.

La familia es un factor importante que puede influir en el desarrollo de sintomatologia depresiva en los adolescentes; es frecuente que crezcan en una familia donde alguno de los padres puede padecer problemas mentales, como la depresion. Sander y McCarthy (2005) indican que hay en los padres tres caracteristicas que pueden influir para que los hijos adolescentes desarrollen o no depresion: las patologias presentes, sus estilos cognitivos y el clima emocional que establecen con estos.

Una de las formas mas extendidas para evaluar la depresion es el uso de entrevistas y la aplicacion de inventarios escritos; entre los ultimos se cuentan como los mas utilizados la Escala de Evaluacion de la Depresion de Hamilton (Hamilton, 1967), el Inventario de Depresion de Beck (Beck, Ward, Mendelshon, Mock y Erbaugh, 1961) y la Escala de Depresion de Radloff (Radloff, 1977), del Centro de Estudios Epidemiologicos (CES-D) de Estados Unidos.

En Mexico, la CES-D ha sido validada por Gonzalez-Forteza (1992, 1996) con adolescentes de escuelas secundarias y bachilleratos de la Ciudad de Mexico, y empleada en adolescentes del Estado de Mexico, Coahuila y algunas zonas urbanas y rurales de Zacatecas (Aguilera, Carreno y Juarez, 2004; Masten, Caldwell-Colbert, Williams y cols., 2003), lo que indica que este instrumento puede ser empleado para evaluar sintomas depresivos en muestras de adolescentes mexicanos.

Por todo lo anterior, el objetivo de este estudio fue evaluar las relaciones entre los estilos parentales y la sintomatologia depresiva en una muestra de adolescentes del norte de Veracruz.

METODO

Sujetos

Se evaluo a 372 estudiantes de secundaria y preparatoria de instituciones de educacion publica de la ciudad de Poza Rica, Veracruz (Mexico): 117 hombres y 195 mujeres en edades de 12 a 19 anos, con una media de 15.39 anos.

Instrumentos

Para evaluar los estilos parentales de la madre y el padre se empleo una adaptacion de la Escala de Estilos Parentales (Palacios y Andrade, 2006), considerando para sus ocho dimensiones aquellos items que en el analisis factorial del cuestionario mostraron las cargas mas altas para cada una de ellas, conformandose asi una Escala de Estilos Parentales con 54 reactivos para cada padre que se presentaron en una escala de Likert con cuatro opciones de respuesta: casi nunca, algunas veces, la mayor parte del tiempo y todo el tiempo.

Para evaluar la sintomatologia depresiva se utilizo la CES-D, validada en Mexico por Gonzalez-Forteza (1992, 1996), conformada por veinte reactivos que evaluan la sintomatologia depresiva en la semana previa; algunos ejemplos de los reactivos son los siguientes: "Sentia que la gente era poco amigable" o "Veia el futuro con esperanza"; las opciones de respuesta son, a saber: O dias, de 1 a 2 dias, de 3 a 4 dias y de 5 a 7 dias. La consistencia interna de la escala reportada con adolescentes mexicanos, medida por la alfa de Cronbach, va de .84 a .90 (Gonzalez-Forteza, 1992; Marino, Medina-Mora, Chaparro y Gonzalez-Forteza, 1993).

Plan de analisis

Se analizo la consistencia interna de la adaptacion de la Escala de Estilos Parentales y de la CES-D mediante el coeficiente alfa de Crombach. Se determinaron los estilos parentales de la madre y el padre de cada sujeto considerando las dos caracteristicas que definen los estilos: el control y el apoyo. Se establecio el puntaje de sintomatologia depresiva de cada sujeto y se establecieron las relaciones entre los estilos parentales del padre y de la madre con la sintomatologia depresiva de cada adolescente mediante un analisis de varianza.

Procedimiento

Se establecio contacto con las autoridades educativas de dos escuelas de secundaria y preparatoria de la ciudad antedicha y se explico a las autoridades los objetivos de la investigacion y el interes de que participara su institucion en la misma, acordandose asi las fechas de aplicacion del instrumento.

Se acudio los dias indicados a los planteles y se explico en cada clase el objetivo de la investigacion, indicando que los datos eran confidenciales y anonimos; se leyeron las instrucciones que incluyen la CES-D y la Escala de Estilos Parentales, aclarandose cualquier pregunta o duda que pudiera surgir y concediendose un tiempo ilimitado para su respuesta. Al finalizar, se les agradecio su colaboracion.

RESULTADOS

En la Tabla 1 se muestran los coeficientes de confiabilidad de la adaptacion de la Escala de Estilos Parentales para las dos dimensiones que determinan los estilos y para la escala completa.

Como se puede observar, los indices de confiabilidad fluctuaron de .80 a .96, por lo que se consideraron aceptables para el cuestionario completo de ambos padres, asi como para las dos dimensiones, a partir de las cuales se establecen los estilos parentales. Lo anterior indica que se dispuso de un cuestionario altamente confiable para evaluar los estilos parentales en las familias de adolescentes veracruzanos. El analisis de la confiabilidad de la CES-D obtuvo una alfa de Cronbach de .88, lo que supone un buen nivel de consistencia interna del instrumento.

Para determinar los estilos parentales de la madre y el padre de cada uno de los sujetos, se siguieron los lineamientos propuestos por Palacios y Andrade (2006) de tomar en cuenta la mediana como punto de corte para las dos dimensiones que conforman los estilos: el apoyo y el control. Los puntajes que se ubicaban arriba de la mediana se consideraron como altos, y bajos los localizados debajo de la misma. Los padres con estilo autoritativo fueron los que tanto en control como en apoyo estuvieron arriba de la mediana; los padres con estilo autoritario, aquellos cuyos puntajes en control eran altos y sus puntajes de apoyo bajos; se consideraron como padres inconsistentes aquellos cuyo puntaje en apoyo era alto y obtenian un bajo puntaje en control, y los padres negligentes puntuaban bajo tanto en apoyo como en control.

En la Tabla 2 se presentan los porcentajes de cada estilo hallados en la muestra de mujeres y hombres.

Como se puede observar, la muestra de mujeres y hombres no tuvo la misma proporcion de los padres con diferentes estilos. En la muestra de mujeres, el estilo que mas aparecio fue el inconsistente tanto en el padre como en la madre, seguido del negligente; el estilo autoritativo fue, por su parte, el menos frecuente. En la muestra de los hombres, el estilo parental mas frecuente fue el autoritativo en ambos padres, seguido del negligente; es interesante resaltar el alto porcentaje de madres autoritarias que hubo en comparacion con los padres con este estilo.

Posteriormente, se calcularon los puntajes de sintomatologia depresiva para la muestra general. La sintomatologia depresiva entre las mujeres fue mayor en el rango de 20-73 (m = 42.03, D.E. = 12.06) y en el de 23-75 en el caso de los hombres (m = 36.40, D.E. = 9.13). Despues se analizo la relacion entre los estilos parentales de cada uno de los padres y la sintomatologia depresiva de los adolescentes mediante el analisis de varianza, y se aplico asimismo la prueba de Bonferroni para analizar las diferencias entre medias. En la Tabla 3 se muestran las medias de sintomatologia depresiva para cada estilo parental.

Por lo que respecta a la sintomatologia depresiva de las mujeres en relacion con el estilo parental de la madre, se obtuvo una F de 3.80 (p < .01); la prueba demostro diferencias significativas entre los estilo autoritario y el negligente y el autoritario y el inconsistente (p < .01), siendo mas alta la media para el estilo autoritario en relacion con los estilos inconsistente y permisivo. En cuanto a la sintomatologia depresiva de las mujeres y los estilos del padre, se obtuvo una F de 5.48 (p < .001), hallandose diferencias significativas entre la media del estilo autoritario y los estilos inconsistente, negligente y autoritativo (p < .001), siendo la media de sintomatologia depresiva del estilo autoritario mas alta en relacion con los otros estilos.

En cuanto a la muestra de hombres, la sintomatologia depresiva y el estilo parental de la madre, se obtuvo una F de .227 (p > .05), no encontrandose diferencias significativas entre las medias de sintomatologia depresiva en los diferentes estilos. Una situacion similar se presento entre la sintomatologia depresiva y los estilos parentales de los padres (F = 2.009, p > .05). Por consiguiente, solamente se hallaron diferencias significativas en la sintomatologia depresiva y los estilos parentales de la madre y el padre en el caso de las mujeres.

DISCUSION

Como se puede observar, la aproximacion de los estilos parentales es un planteamiento teorico que permite caracterizar el comportamiento de los padres desde la perspectiva de sus hijos. La Escala de Estilos Parentales, desarrollada por Palacios y Andrade (2006), hace posible identificar los estilos del padre y de la madre. Aunque dicha escala fue probada con adolescentes de la ciudad de Mexico, segun el presente estudio puede emplearse para evaluar los estilos parentales con adolescentes de otras partes del pais. Lo anterior es importante porque permite hacer comparaciones entre muestras extraidas de diferentes contextos. Es necesario senalar que la percepcion que tienen las mujeres y los hombres acerca de sus padres en esta muestra difiere de manera importante; al parecer, las mujeres tienen una percepcion menos favorable de sus padres, dado el bajo porcentaje de estos con estilo autoritativo. Tal situacion no se manifesto en la muestra de los hombres ya que hubo un porcentaje considerablemente mayor de padres y madres con estilo autoritativo, que, de acuerdo con la tipologia, es el estilo que da mayores resultados en la formacion de los hijos, pues concilia adecuadamente el afecto y el establecimiento de reglas claras de comportamiento acordes a las posibilidades de los hijos. Lo anterior debe explorarse mas para entender por que las mujeres perciben un nivel tan bajo de autoritatividad en sus familias.

Tambien es importante resaltar que en la muestra de los hombres hay mas madres que padres con estilo autoritario, lo que pareceria contradecir la vision generalizada que se tiene de las familias mexicanas, en las cuales se piensa que el padre es mas autoritario y la madre mas indulgente o permisiva. Habria que probar si tal resultado es valido solamente para esta muestra o es generalizable a otras. Cabe senalar que en el estudio de Palacios y Andrade (2006) no se hallaron tantos padres con un estilo inconsistente como los reportados en la presente investigacion; de hecho, no reportan porcentajes por sexo de los adolescentes, y por tanto no se puede analizar con mayor profundidad el caso de las mujeres.

Este estudio evaluo la percepcion que tienen los adolescentes de la forma de crianza de sus padres; en otras investigaciones se ha demostrado que tal percepcion difiere de la que tienen los padres de si mismos (Smetana, 1995) y de lo que realmente sucede en la crianza, por lo que es importante continuar la investigacion de los estilos parentales y acotar los resultados en sus variantes de investigacion mientras sea posible integrarlas.

Por lo que concierne a la sintomatologia depresiva de los adolescentes, se encontro que las mujeres tienen un nivel mas alto en comparacion con sus coetaneos masculinos, lo que va en sintonia con lo reportado en la literatura por Hazler y Mellin (2004) y Steinberg (2005).

En cuanto a la relacion entre los estilos parentales y la sintomatologia depresiva, se encontro que esta ultima ocurre de manera mas intensa en la muestra de las mujeres; en relacion con los estilos parentales que ellas perciben de ambos padres, el estilo autoritario de ambos padres, en concordancia con la literatura, se asocia con niveles mas altos de sintomatologia depresiva tanto en hombres como en mujeres, solamente que en el caso de aquellos dichas diferencias no fueron significativas.

Es importante precisar que factores se asocian a esas diferencias de genero vinculadas con la sintomatologia depresiva, y determinar asi si la CES-D es un instrumento de medicion que no presenta sesgos significativos por genero y, por ende, si es igualmente valida para ser empleada en la evaluacion de hombres o mujeres.

Para terminar, es importante resaltar que la depresion es un padecimiento que va en aumento en las sociedades modernas y que ocurre a edades cada vez mas tempranas, y aunque en este estudio no se puede decir que se realizo una evaluacion formal de la depresion --ya que ello requiere de una mayor cantidad de instrumentos para este fin--, si se encontraron indicadores importantes que senalan focos de alerta a los especialistas, padres de familias y maestros que trabajan con adolescentes.

REFERENCIAS

Aguilera, R., Carreno, M.S y Juarez, F. (2004). Caracteristicas psicometricas de la CES-D en una muestra de adolescentes rurales mexicanos de zonas con alta tradicion migratoria. Salud Mental, 6, 57-66.

Asili P., N. y Pinzon, B.K. (2003). Relacion entre estilos parentales, estilos de apego y bienestar psicologico. Psicologia y Salud, 13(2), 215-225.

Asili P., N. y Prats B., R.L. (2002). Percepcion de estilos parentales y bienestar psicologico. Psicologia y Salud, 12(2), 179-188.

Baldwin, A.L. (1955). Behavior and development in childhood. New York: Dryden Press.

Baumrind, D. (1966). Effects of authoritative parental control on child behavior. Child Development, 37, 887-907.

Baumrind, D. (1971). Current patterns of parental authority. Developmental Psychology Monographs, 4.

Baumrind, D. (1991). Parenting styles and adolescent development. En J. BrooksGunn, R. Lerner y A. L. Petersen (Eds.): The Encyclopedia of Adolescence. New York: Garland.

Beck, A.T, Ward, C.H., Mendelsohn, M., Mock, J. y Erbaugh, J. (1961). An inventory for measuring depression. Archives of General Psychiatry, 4, 561-570.

Bello, M., Puentes-Rosas, E., Medina- Mora, M.E. y Lozano, R. (2005). Prevalencia y diagnostico de depresion en poblacion adulta en Mexico. Salud Publica de Mexico, 47, 1-11.

Blake, J., Clements, A. y Vazsonyi, A. (2004). Late adolescent perceptions of parent religiosity and parenting processes. Family Process, 4, 489-502.

Cakir, S.G. y Aydin, G. (2005). Parental attitudes and Ego identity status in Turkish adolescents. Adolescence, 160, 848-859.

Chao, R. (2001). Extending research on the consequences of parenting styles for Chinese-Americans and European-Americans. Child Development, 72, 1832-1843.

Chen, X., Dong, Q. y Zhou, H. (1997). Authoritative and authoritarian parenting practices and social and school performance in Chinese children. International Journal of Behavior Deuelopment, 21(4), 855-873.

Endicott, R. y Liossis, P. (2005). Australian adolescents' perceptions of their parents. Youth Studies in Australia, 2, 24-31.

Foster, J., Kuperminc, G. y Price, A. (2004). Gender differences in posttraumatic stress and related symptoms among inner-city youth exposed to community violence. Journal of Youth and Adolescence, 33(1), 59-69.

Freud, S. (1933). Nuevas conferencias de introduccion al psicoanalisis. En S. Freud: Obras completas (rol. XXlI). Buenos Aires: Amorrortu.

Glasgow, K., Dornbusch, S., Troyer, L., Steinberg, L. y Ritter, P.H. (1997). Parenting styles, adolescents' attributions, and educational outcomes in nine heterogeneous high schools. Child Deuelopment, 68(3), 507-529.

Gonzalez-Forteza, C. (1992). Estresores psicasociales y respuestas de enfrentamiento en los adolescentes: Impacto sobre el estado emocional. Tesis de Maestria. Mexico: Facultad de Psicologia de la UNAM.

Gonzalez-Forteza, C. (1996). Factores protectores y de riesgo de depresion e intento de suicidio en adolescentes. Tesis de Doctorado en Psicologia. Mexico: Facultad de Psicologia de la UNAM.

Hamilton, M. (1967). Development of a rating scale for primary depressive illness. British Journal of Social and Clinical Psychology, 6, 278-296.

Hazler, R. y Mellin, E. (2004). The developmental origins and treatment needs of female adolescents with depression. Journal of Counseling and Development, 82, 18-24.

Irons, C., Gilbert, P., Baldwin, M., Baccus, J. y Palmer, M. (2006). Parental recall, attachment relating and self-attacking/self-reassurance: Their relationship with depression. British Journal of Clinical Psychology, 45, 297-308.

Klein, D., Dougherty, L. y Olino T. (2005). Toward guidelines of evidence- based assessment of depression in children and adolescents. Journal of Clinical Child and Adolescent Psychology, 34(3), 412-432.

Lamborn, S., Mounts, N., Steinberg, L. y Dombusch, S. (1991). Patterns of competence and adjustment among adolescents from authoritative, authoritarian, indulgent, and neglectful families. Child Developrnent, 62, 1049-1065.

Leung, K., Lau, S. y Lira, W. (1998). Parenting styles and academic achievement: A cross-cultural study. Merrill Palmer Quarterly, 44(2), 157-172.

Maccoby, E. y Martin, J. (1983). Socialization in the context of the family: parent-child interactions. En E. M Hetherington y P. H Mussen (Eds.): Handbook of child psychology. Vol 4: Socialization, Personality and Social development. New York: Wiley.

Marino, M., Medina-Mora, M., Chaparro, J. y Gonzalez-Forteza, C. (1993). Confiabilidad y estructura factorial del CES-D en una muestra de adolescentes mexicanos. Revista Mexicana de Psicologia, 2, 141-145.

Masten, W., Caldwell-Colbert, A., Williams, V., Jerome, W., Mosby, L., Barrios, L. y Helton, J. (2003). Gender differences in depressive symptoms among Mexican adolescents. Anales de Psicologia, 1, 91-95.

Mellin, E. y Beamish, P. (2002). Interpersonal theory and adolescent with depression: Clinical update. Journal of Mental Health and Counseling, 24, 110-125.

Muris, P., Meester, C., Schouten, E. y Hogen, E. (2004). Effects of perceived control on the relationship between perceived parental rearing behaviors and symptoros of anxiety and depression in nonclinical preadolescents. Journal of Youth and Adolescence, 33, 51-58.

Musitu, G. y Garcia, G. (2001). Escala de Socializacion Parental en la Adolescencia. Madrid: TEA Ediciones.

Nolen-Hoeksema, S. y Girgus, J. (1994). The emergenee of gender differences in depression during adolescence. Psychological Bulletin, 115, 424-443.

Orlansky, H. (1949). Infant care and personality. Psychological Bulletin, 46, 1-48.

Palacios, J. y Andrade, P. (2006). Escala de Estilos Parentales en Adolescentes Mexicanos. Revista de Psicologia Social y Personalidad, 21(1), 50-62.

Pellerin, L. (2004). Applying Baumrind's parenting typology to high schools: toward a middle-range theory of authoritative socialization. Social Science Research, 30, 21.

Piko, B. (2001). Gender differences and similarities in adolescents' ways of coping. The Psychological Record, 3, 22.

Pong, S., Hao, L. y Gardner, E. (2005). The roles of parenting styles and social capital in the school performance of immigrant Asian and Hispanic adolescents. Social Science Quarterly, 86, 929-950.

Puskar, K., Sereika, S. y Tusaie-Mumford, K. (2003). Effect of the teaching kids to cope (TKC) program on outcomes of depression and coping among rural adolescents. Journal of Child and Adolescent Psychiatric Nursing, 2, 71-80.

Radloff, L.S. (1977). The CES-D scale: A self-report depression scale for research in the general population. Applied Psychological Measurement, 1, 385-401.

Sander, J. y McCarty, C. (2005). Youth depression in the family context: Familial risk factors and models of treatment. Clinical Child and Family Psychology Review, 8, 203-219.

Schaefer, E.S. (1959). A circumflex model for maternal behavior. Journal of Abnormal and Social Psychology, 59, 226-235.

Sears, R.R., MacCoby, E., y Levin, H. (1957). Patterns of child rearing. Evanston, IL: Row & Peterson.

Shek, D., Lee, T.Y. y Chan, L.K. (1998). Perceptions of parenting styles and parent-adolescent conflict in adolescents with low academic achievement in Hong Kong. Social Behavior and Personality, 26(1), 89-98.

Smetana, G.J. (1995). Parenting styles and conceptions of parental authority during adolescence. Child Development, 66, 299-316.

Sorkhabi, N. (2005). Applicability of Baumrind's parent typology to collective cultures: Analysis of cultural explanations of parent socialization effects. International Journal of Behavioral Development, 29, 552-563.

Steinberg, L. (2005). Adolescence. New York: MacGraw-Hill.

Steinberg, L., Elmen, J. y Mounts, N. (1989). Authoritative parenting, psychosocial maturity and academic success among adolescents. Child Development, 60, 1424-1436.

Steinberg. L., Lamborn, S., Darling, N. y Dornbusch, S. (1992). Impact of parenting practices on adolescent achievement: Authoritative parenting, school involvement, and encouragement to succeed. Child Development, 63, 1266-1281.

Steinberg, L., Lamborn, S., Darling, N., Mounts, N. y Dornbusch, S. (1994). Overtime changes in adjustment among adolescent from authoritative, authoritarian, indulgent, and neglectful families. Child Development, 65, 754-770.

Steinberg, L., Mounts, N., Lamborn, S. y Dombusch, S. (1991). Authoritative parenting and adolescent adjustment across varied ecological niches. Journal of Research on Adolescence, 1(1), 19-36.

Strage, A. y Swanson, T. (1999). Authoritative parenting and college students' academic adjustment and success. Journal of Educational Psychology, 91(1), 146-156.

Taris, T. y Bok, I. (1996). Parenting environment and scholastic achievement during adolescence: A retrospective study. Early Child Development and Care, 121, 67-83.

Vallejo, A., Aguilar, J. y Valencia, A. (2001). Estilos de paternidad en familias totonacas con hijos adolescentes que viven en el medio rural. Ensenanza e Investigacion en Psicologia, 6(1), 37-48.

Vallejo, A., Aguilar, J. y Valencia, A. (2002). Estilos de paternidad en padres totonacas y promocion de autonomia psicologica hacia los hijos adolescentes. Psicologia y Salud, 12(1), 101-108.

Washburn, J., Hillman, S. y Sawiloswsky, S. (2004). Gender and gender-role orientation differences on adolescents' coping with peer stressors. Journal of Youth and Adolescence, 33(1), 31-40.

Watson, J.B. (1928). Psychological care of infant and child. New York: Norton.

Whiting, J.W.M. y Child, I.L. (1953). Child training and personality: A cross-cultural study. New Haven, CT: Yale University Press.

Alma Vallejo Casarin, Rafael Osorno Murguia y Teresa Mazadiego Infante

Universidad Veracruzana (1)

(1) Facultad de Psicologia, Blvd. Lazaro Cardenas 801, Col. Morelos, 93340 Poza Rica, Ver., Mexico, tel. y fax (782)824-57-01, correos electronicos: avallejo@uv.mx, josorno@uv.mx y tmazadiego@uv.mx. Articulo recibido el 6 de junio y aceptado el 3 de septiembre de 2007.
Tabla 1. Confiabilidad de la Escala de Estilos Parentales.

                                             Numero
Escala y subescalas                Alfa     de items

Escala total de la madre           .94         54
Escala total del padre             .95         54
Dimension apoyo de la madre        .96         43
Dimension apoyo del padre          .96         43
Dimension control de la madre      .80         11
Dimension de control del padre     .82         11

Tabla 2. Porcentaje de estilos parentales.

                       MUJERES              HO

                  Padre     Madre     Padre     Madre
ESTILOS             %         %         %         %

Autoritativo       11        13        27        27
Autoritario        25        26        16        23
Inconsistente      30        33        21        22
Negligente         29        27        24        25
Sin padre           5         1        12         3

Tabla 3. Medias de sintomatologia depresiva por
estilo parental.

                       MUJERES             HOMBRES
ESTILO
PARENTAL          Madre     Padre     Madre     Padre

Autoritativo      41.44     37.61     36.15     35.41
Autoritario       46.72     47.40     37.40     39.81
Inconsistente     40.42     37.26     36.38     34.40
Negligente        39.42     41.74     35.74     37.12
COPYRIGHT 2008 Consejo Nacional para el Ensenanza e Investigacion en Psicologia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2008 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vallejo Casarin, Alma; Osorno Murguia, Rafael; Mazadiego Infante, Teresa
Publication:Ensenanza e Investigacion en Psicologia
Article Type:Report
Date:Jan 1, 2008
Words:5377
Previous Article:Responsabilidades en la crianza de los hijos.
Next Article:Educacion, musica y lateralidad: algunos estudios psicologicos y tratamientos.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters