Printer Friendly

Especies vegetales investigadas por sus propiedades antimicrobianas, inmunomoduladoras e hipoglicemiantes en el departamento de Caldas (Colombia, Sudamerica).

VEGETAL SPECIES STUDIED BY THEIR ANTIMICROBIAL, IMMUNOMODULATORY AND HYPOGLICEMIC PROPERTIES IN CALDAS-COLOMBIA, SOUTH AMERICA

INTRODUCCION

La fitoterapia o terapeutica con plantas, se define como "la ciencia que estudia la utilizacion de los productos de origen vegetal con finalidad terapeutica, ya sea para prevenir, para atenuar o para curar un estado patologico" (1).

La fitoterapia es empleada especialmente como un tratamiento terapeutico de atencion primaria, ampliamente utilizado en afecciones leves, moderadas y cronicas (2, 3).

Desde la antiguedad la fitoterapia ha sido un medio fundamental para el hombre en el manejo de enfermedades, y es empleada por miles de personas en el mundo entero, en el tratamiento de un gran numero de afecciones entre las que se destacan diferentes tipos de infecciones (4).

La necesidad del hombre por curar sus enfermedades lo ha dirigido a las plantas y a su capacidad curativa; practica que se ha mantenido a lo largo de los siglos. Con el advenimiento de los medicamentos sinteticos se disminuyo la utilizacion de los productos fitoterapeuticos; sin embargo, en los ultimos anos la tradicion empirica del uso de plantas con este fin ha vuelto a surgir particularmente en paises del Tercer Mundo, aunque la practica se extiende por el mundo entero (5), en especial por el apoyo dado por la Organizacion Mundial de la Salud (OMS) para que los diferentes paises usen sus plantas de tradicion empirica como medida terapeutica en especial en el nivel de atencion primaria de la salud. En la actualidad cerca de un 80% de la poblacion mundial hace uso de la fitoterapia como medida de atencion primaria en el manejo de enfermedades.

Es muy importante contribuir al conocimiento de las especies fitoterapeuticas, su etnobotanica, etnofarmacologia y actividad biologica evidenciada mediante ensayos biodirigidos en farmacologia experimental y confirmada por otros ensayos preclinicos y clinicos; de establecer los limites y posibilidades de su accion terapeutica, asi como tambien sus posibles efectos nocivos asociados con los diferentes productos toxicos que pueda tener una especie vegetal. De esta manera, con bases cientificas, fomentar su uso racional (6-8).

Las universidades deben fomentar la investigacion de la flora autoctona con el fin de ampliar el conocimiento de su actividad biologica y su composicion quimica, y obtener nuevos principios activos que contribuyan a la obtencion de nuevos compuestos y asi enriquecer el arsenal terapeutico. Debe reconocerse sin embargo el esfuerzo que realizan universidades como la de Antioquia, Cartagena, Barranquilla, UIS, Nacional de Bogota, Caldas, Tecnologica de Pereira, entre otras, que estan realizando estudios muy completos en las areas de evaluacion biologica, etnofarmacologica y fitoquimica.

Es bien sabido que los responsables de los efectos biologicos de las plantas medicinales son algunos grupos de sustancias de diversa composicion quimica, que al interactuar sobre el organismo humano o animal desencadenan su potencial farmacologico, ademas de sus posibles efectos toxicos, por lo cual se hace imprescindible hacer investigaciones que revelen o validen su actividad terapeutica y su toxicidad (9, 10).

La OMS calcula que de la cuarta parte a la mitad de los productos farmaceuticos dispensados tienen su origen en plantas, sea como extractos o como principios activos puros o tambien como farmacos semisinteticos; ademas, la OMS tambien insiste en que el empleo de las plantas medicinales debe estar sustentada por bases cientificas de seguridad, efectividad y calidad requeridas para ser utilizadas en humanos (11-13). Esta solicitud aceptada por muchos paises -entre ellos el nuestro- ha mejorado y desarrollado aun mas el camino a la investigacion farmacologica en este importante campo (14, 15).

Nuestro planeta cuenta con 400.000-500.000 especies de plantas de las cuales solo el 1% han sido estudiadas por sus propiedades farmacologicas y solo unas 150 especies han sido utilizadas en terapeutica por medio de la extraccion de sus principios activos puros (16, 17).

Colombia, despues de Brasil, es el pais con mayor diversidad vegetal del mundo (cerca de 49.000 especies) y el Eje Cafetero es una region que cuenta con abundante riqueza en cuanto a esta diversidad, ademas de un valioso conocimiento empirico tradicional. Por ello y sabiendo que hay un amplio camino para recorrer en cuanto a la exploracion de una gran cantidad de especies utilizadas con fines terapeuticos, la Linea de Investigacion: "Estudios fitoquimicos y farmacologicos de plantas medicinales", adscrita al Grupo de Investigacion Biosalud de la Universidad de Caldas, se ha propuesto validar mediante la experimentacion farmacologica, el uso empirico tradicional de las plantas mas utilizadas en la region con fines medicinales.

Las especies reportadas en esta revision han sido seleccionadas a partir de distintos estudios etnofarmacologicos, que el Grupo Biosalud de la Universidad de Caldas ha hecho en el Eje Cafetero y centro occidente colombiano, en busca de posibles efectos inmunoestimulantes y antimicrobianos (18, 19).

Entre las numerosas especies reportadas, nuestro grupo ha decidido realizar estudios en las plantas de mayor frecuencia de utilizacion por la comunidad y que no hayan sido investigadas farmacologicamente ni aprobadas por sus propiedades medicinales tradicionales por el INVIMA (20-23). Este Instituto a traves de la Sala Especializada de Productos Naturales, Comision Revisora, evalua multiples especies y aquellas que han sido estudiadas en su eficacia y seguridad y cumplan la reglamentacion pertinente o las que posean los requisitos para ser consideradas como de uso tradicional, se aceptan en el "Listado de Plantas Medicinales Aprobadas con Fines Terapeuticos". Adicionalmente el Ministerio de Salud Publica y Proteccion Social, edita el Vademecum Colombiano de Plantas Medicinales, y en el se van incluyendo los productos aceptados (24).

El metodo empleado en la presente investigacion se baso en la recopilacion de informacion a partir de diferentes bases de datos nacionales e internacionales.

La descripcion que se le hace a las especies en estas monografias, presenta la siguiente informacion:

u Familia botanica.

u Nombre cientifico.

u Nombres comunes.

u Sinonimos.

u Descripcion taxonomica.

u Parte usada.

u Uso empirico tradicional.

u Actividad biologica.

u Fitoquimica.

Algunas de las especies que referencian a continuacion, no cuentan con la descripcion completa anteriormente senalada; ya que son plantas que hasta hace poco se les descubrio su importancia biologica y farmacologica, y por lo tanto no presentan suficiente bibliografia por lo que apareceran algunos puntos sin describir con respecto al marco planteado.

Al final de las resenas se presenta la informacion bibliografica, producto de la revision sobre el estado actual del conocimiento cientifico sobre esta area farmacologica.

AMARANTHACEAE

Alternanthera williamsii (Standley) Standley var. purpurea

Nombres comunes:

Colombia: sanguinaria, abrojo rojo.

Sinonimos:

Alternanthera pubiflora (Benth.) Kuntze. Achyranthes williamsii Standl.

Como su nombre lo indica, Alternanthera williamsii esta compuesta por dos clases de anteras, unas con sacos polinicos y otras sin ellos. Las especies de su genero son reconocidas con facilidad porque tienen las flores en glomerulos introducidos axialmente en sus hojas. A. williamsii, es una hierba arbustiva de 1-1,5 m de altura; sus flores son blancas globulares, las cuales ademas de surgir desde las axilas de las hojas pueden ser tambien terminales; florece todo el ano. Las hojas son opuestas y ovaladas, simples con margenes enteros de 8-14 cm de largo. Es una maleza comun de gran resistencia; crece facilmente en prados y entre las piedras de las calles. En Nicaragua es muy comun en bosques y areas suburbanas, se localiza hasta alturas de 1350 msnm; es nativa de America Tropical (25).

La especie A. williamsii, es una de las plantas de mayor uso tradicional en algunos municipios del sur-occidente del departamento de Caldas (Colombia) para tratar infecciones cutaneas y enfermedades de las vias aereas superiores y de la piel (18). Tambien se reporta el uso popular de la especie como diuretico, ademas de su empleo en Medellin (Colombia) como emenagogo (26).

En la evaluacion de la actividad antimicrobiana de extractos etanolicos de A. williamsii, y otras cuatro plantas con dicha actividad tradicional empirica se utilizaron siete especies bacterianas y tres de hongos, donde el extracto de A. williamsii solo presento inhibicion contra Staphylococcus aureus a partir de una concentracion (CMI) de 250 [micron]g/ml (27).

El extracto hidroalcoholico de A. williamsii fue probado en ratas inmunizadas con una suspension de globulos rojos de carnero al 20%. En el estudio se analizo el leucograma y los titulos de anticuerpos anti-globulos rojos para valorar la respuesta humoral. El tratamiento via oral a dosis de 1 g/kg durante 10 dias del extracto, mostro cambios estadisticamente significativos en la disminucion del hematocrito (p<0,03) pero sin cambios estadisticamente significativos para otros parametros evaluados (28).

De los anteriores resultados se podria concluir que esta planta puede tener efectos antibacterianos, lo cual confirmaria su utilidad en las lesiones de la piel al tener una actividad importante sobre Staphylococcus aureus; pero asimismo, por el efecto producido en el hematocrito su administracion sistemica podria tener efectos nocivos a nivel de la medula osea; estos resultados deberan ser corroborados con estudios adicionales que demuestren o confirmen estos hallazgos iniciales.

En la busqueda bibliografica hecha no se encontraron estudios fitoquimicos de la especie.

ASTERACEAE

Austroeupatorium inulaefolium (H.B.K.) R. M. King & H. Rob.

Nombres comunes:

Colombia: salvia, salvia amarga, aromatico, cimarrona, jarilla, chilca, amarga cimarrona, almoradux, salvia de caballo.

Brasil: inula.

Argentina: sanalotodo, yerba de santa maria.

Indonesia: ki rinyuh, ki papatong, babanjaran (Sundanese).

Sinonimos:

Austroeupatorium inulifolium Kunth.

Eupatorium inulaefolium Kunth.

E. molle Kunth.

E. suaveolens Kunth.

E. pallescens DC.

Austroeupatorium inulaefolium (H.B.K.), es un arbusto perenne que alcanza de 0,5 a 3 m de altura. Sus laminas foliares miden aproximadamente 14 x 4,5 cm, son asperas, opuestas, simples, de forma aovada a lanceolada, de margen aserrado, apice agudo largamente acuminado, haz pubescente, enves densamente pubescente, con pelos cortos de color amarillo; son de sabor amargo; las flores tienen corolas de 4 mm de largo de color blanco, acampanado, con baja densidad glandular, blancos; aquenios de unos 2 mm de largo; vilano de 3,5-4 mm de largo. Sus frutos son aquenios pequenos, de forma ovoide, de color cafe, y presentan un papus terminal con numerosos filamentos delgados de color blanco amarillento (29); de esta especie son usadas tradicionalmente sus partes aereas.

Por los estudios etnofarmacologicos realizados, se ha encontrado que esta planta es utilizada en algunos municipios del departamento de Caldas (Colombia) para tratar enfermedades de la garganta (18). Ademas se emplea como insecticida en el control de ectoparasitos (garrapatas, piojos y nuches) en animales, especialmente en bovinos (30, 31); en la zona rural del departamento del Cauca (Colombia), la planta se emplea como repelente de insectos, donde el piso de las habitaciones se cubre con el follaje con el fin de "repeler las pulgas" (32). En Brasil la especie es empleada para aliviar inflamaciones oculares (33). Ademas es usada como anticonceptivo y abortivo (34).

En la evaluacion del efecto del extracto acuoso de la especie sobre el leucograma y la produccion de anticuerpos en ratas, se evidencio un incremento sin significancia estadistica en la respuesta humoral en comparacion con el grupo control; asimismo, tampoco se evidenciaron cambios significativos en los valores del leucograma (35).

La evaluacion de la actividad antiviral de extractos hidrometanolicos de 54 especies de plantas medicinales en el sur de Brasil, arrojo que A. inulaefolium H.B.K., posee actividad contra dos de las cinco especies de virus evaluadas: HSV-l (herpes simplex virus type 1) y HSV-2 (herpes simplex virus type 2), ambas a una concentracion [EC.sub.50] = 200 [micron]g/ml (36).

El extracto alcoholico de hojas de la especie se evaluo in vitro frente a Staphylococcus aureus, Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa para determinar su actividad antibacteriana; las pruebas arrojaron actividad antibacteriana contra Staphylococcus aureus a una concentracion de 50 mg/ml y sin ninguna actividad frente a Escherichia coli o Pseudomonas aeruginosa (5).

En un estudio de la actividad antimicrobiana in vitro de angiospermas colombianas, se reporta actividad contra Staphylococcus aureus y Bacillus subtilis a una concentracion de 3 mg/ml, con unos halos de inhibicion de 13 mm y 17 mm respectivamente, medidos a las 24 y 48 horas de iniciada la prueba (37).

La evaluacion de la toxicidad y las propiedades repelentes de aceites esenciales de esta especie y tres mas de su genero empleando diferentes concentraciones frente al insecto Tribolium castaneum (Herbst), llamado comunmente gorgojo castano de la harina, permitio llegar a la conclusion de que los aceites esenciales obtenidos de A. inulaefolium H.B.K., inducen una mortalidad notable a dosis altas y una buena actividad repelente (38).

Cuatro extractos de tallos y hojas de la especie colombiana A. inulaefolium se probaron contra Plasmodium falciparum cepa FCB2 en la prueba de [sup.3]H-hipoxantina en eritrocitos humanos; dos extractos (diclorometano y metanol), la fraccion hexanica S2 y el compuesto neurolenin B (del extracto diclorometano), mostraron actividad antiplasmodial medible a una concentracion de 0,06 ppm (39).

La busqueda de plantas con actividad antiinflamatoria en Argentina, dio como resultado que el extracto de diclorometano de E. inulaefolium exhibio actividad antiinflamatoria en el edema inducido por carragenina con una p<0,01 (40).

Los compuestos 5,6,3'-trihidroxi-7,4'-dimetoxiflavona y pedalitin, presentes en la especie, redujeron la peroxidacion lipidica en homogenizado de higado de raton, medido como una reduccion en las transaminasas de higado de rata, cuyos valores de IC50 fueron de 50 y 200 [micron]m respectivamente (41).

Un analisis fitoquimico de aceites esenciales extraidos de la parte aerea de cuatro especies de Eupatorium, arrojo 21 compuestos quimicos de Eupatorium inulaefolium H.B.K., representando el 97,36% de la totalidad del aceite, entre los que destacan [beta]-cariofileno (27,72%), [alfa]-cariofileno (5,90%), germacreno D (13,66%), [delta]-elemeno (10,57%), limoneno (9,73%), patchouleno (9,24%) y viridiflorol (9,16%) ademas de sesquiterpenos (84,97%) y monoterpenos (11,60%) (38). La especie tambien proporciona un numero de diterpenos comunes del tipo kaurano, ademas de la presencia de flavonoles (42, 43). Otros reportes indican la presencia de flavonas como 5,6,3'-trihidroxi-7,4'-dimetoxiflavona y pedalitin en la especie (44-46).

A partir de lo anteriormente descrito, se puede concluir que esta planta puede tener efectos antimicrobianos sobre bacterias, virus y parasitos, ademas de su actividad moduladora de la inflamacion lo cual corroboraria su utilidad en procesos inflamatorios en la garganta; asimismo se corrobora su actividad insecticida; se hace necesario establecer, de los compuestos obtenidos de la misma, cuales tienen las acciones especificas ya determinadas.

ASTERACEAE

Baccharis trinervis (Lam.) Pers.

Nombres comunes:

Colombia: chilca, marucha, barzalito, barzalito de monte, chaparral de bestia, chilquita, chilopo, gavilana, machucha, mandaguasca, varejon.

Honduras: santo domingo, lengua de vaca, cardenillo, crucita.

Sinonimos:

Baccharis venusta Kunth.

Baccharis cinerea DC.

Baccharis divergens DC.

Baccharis eggersii Hieron.

Baccharis laxa Gardner.

Baccharis oxyphylla DC.

Baccharis rhexioides Kunth.

Baccharis trichoclada DC.

Baccharis apiculata Sch. Bip. ex Baker.

Psila trinervis (Pers.) Cabrera.

Conyza trinervis Lam.

Conyza trinervis Mill.

Eupatorium trinervatum Sesse & Moc.

Heterothalamus trinervis (Pers.) Hook. & Arn.

Molina rhexioides (Kunth) Less.

Pseudobaccharis rhexioides (Kunth) V.M. Badillo.

Pseudobaccharis trinervis V.M. Badillo.

Baccharis trinervis es un arbusto de ramas mas o menos bejucosas de 2 a 3 m y ampliamente distribuida en Colombia, desde el nivel del mar hasta los 2000 msnm. De hojas elipticas de 5 a 12 cm con tres vainas conspicuas. Es una especie dioica con flores blancas en cabezuelas y en paniculas terminales. Se extiende por toda la region neotropical desde Mexico al Brasil y norte de Argentina (47, 48); en la medicina popular, las hojas son la parte mas empleada.

B. trinervis se emplea en diferentes enfermedades hepaticas, en fiebre tifoidea, como antiinflamatorio y antioxidante, como purgante, antiseptico, digestivo, diuretico y en el tratamiento de mordeduras de serpientes (47, 49, 50); ademas, se utiliza tradicional y empiricamente como antiinfecciosa (18); tambien es usada contra la impotencia sexual y la esterilidad femenina; en lavados rectales para las hemorroides; en cataplasmas para calmar los dolores de cintura y contra el reumatismo (51, 52).

En la evaluacion de la actividad antimicrobiana de extractos etanolicos de B. trinervis y otras cuatro plantas con tal actividad tradicional empirica, se utilizaron siete cepas bacterianas y tres de hongos donde evidencio la capacidad inhibitoria de B. trinervis sobre el crecimiento de Streptococcus pneumoniae y Staphylococcus aureus a una concentracion minima inhibitoria (CMI) de 250 mg/ml; sobre Candida albicans 125 mg/ml y sobre Cryptococcus neoformans a 250 mg/ml (27).

Otro estudio realizado para determinar la actividad antimicotica de los extractos etanolicos de la especie frente a Trichophyton rubrum, Trichophyton mentragrophytes y Candida albicans arrojo que los dermatofitos presentaron sensibilidad a dosis de 150 mg/ml, mientras Candida albicans no fue sensible a ninguna de las concentraciones evaluadas (53). Al probar los extractos acuosos frente a Trichophyton rubrum y Candida albicans nuevamente se encontro actividad frente a Trichophyton rubrum a una concentracion de 64 mg/ml (54).

Con respecto a su accion frente a los virus, se ha encontrado que el extracto acuoso tiene la capacidad de inhibir la replicacion del Herpes Simplex virus 1 (HSV-1) a una concentracion de 50-200 pg/ml, sin mostrar efectos citotoxicos (55); otro estudio realizado con los extractos acuosos, ha evidenciado una potente actividad del mismo frente al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), sin que se evidenciara una toxicidad importante sobre la linea de celulas linfociticas humanas MT-2 (56); estudios adicionales relacionados con su efecto sobre el VIH, demostraron que los extractos acuosos tenian actividad frente a este virus en un rango de 10 a 400 mg/ml; corroborando asimismo su poca accion citotoxica a la concentracion mas alta utilizada (57).

En la evaluacion la actividad antimicrobial del aceite esencial de la especie contra Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa, Escherichia coli, Salmonella chorelaesuis y Candida albicans, se observo que los constituyentes volatiles de esta planta demostraron ser activos contra todos los microorganismos ensayados a una concentracion de 22,8 mg/ml (50).

Metabolitos aislados de B. trinervis mostraron actividad antioxidante, la cual se le atribuye a la presencia de compuestos fenolicos tales como flavonoides y taninos; en este estudio, ademas, se evaluo la actividad antiinflamatoria donde no se obtuvieron resultados prometedores (58).

De los extractos obtenidos de esta planta se han encontrado compuestos diterpenicos del tipo neoclerodano y flavonas, acido kaurenoico y labdenoico (59-61). Las hojas contienen saponinas y taninos (62-64). En la composicion quimica del aceite esencial de la especie, los constituyentes identificados, []-tujeno, []-pineno, sabineno, []-pineno, []-felandreno, (E)-acido lacnofilum metil ester y (Z)- acido lacnofilum metil ester, resultaron ser los principales componentes (50). De las partes aereas de la planta, se aislaron saponinas y resinas; metilmatricariato; 15-trans-heptadecatrieno11,13-diinoato con derivados hidroxi y acetoxi; n-tridecanol; acido (-)-Kaur-16-en-19-beta-oico; lupeol; alfa-espinasterol; 7,4'dimetilapigenina y pinobanksina 3-O-acetato (47).

Los estudios hasta ahora realizados con esta planta han mostrado su actividad antiviral, siendo prometedora su accion contra el virus de la inmunodeficiencia humana; sin embargo, se requiere hacer ensayos que comprueben su posible accion antiinflamatoria asi como tambien su posible efecto endocrinologico empirico asociado con la fertilidad y la impotencia sexual; debido a la actividad antibacteriana y antimicotica que han demostrado, se requiere hacer estudios adicionales utilizando fracciones extraidas con solventes de diferente polaridad a partir de los extractos crudos que permitan corroborar su actividad frente a dichos microorganismos.

ONAGRACEAE

Ludwigia polygonoides H.B.K.

Nombres comunes:

Colombia: clavo de laguna.

Sinonimos:

Jussiaea polygonoides Kunth.

Ludwigia peploides (Kunth).

Hierbas anuales o perennes o arbustos; rara vez arboles a 30 m de altura; sus hojas simples, dispuestas en espiral, opuestas o verticiladas ocasionalmente, enteras o dentadas a pinnatifidas; estipulas presentes y por lo general, caducas o no existen. Flores perfectas y hermafroditas o en ocasiones unisexuales, axilares, en espigas o racimos frondosos o solitarios, o en ocasiones en paniculas. Sepalos verdes o coloreados, petalos tantos como sepalos o ausentes en raras ocasiones, de varios colores. Estambres tantos como sepalos en una serie. Tradicionalmente han sido empleadas las hojas de la especie.

Ludwigia poly go no i des es utilizada tradicionalmente en algunos municipios del departamento de Caldas (Colombia) para el "tratamiento de la gripa" (18).

En la evaluacion de las hojas de L. polygonoides H.B.K. frente a Staphylococcus aureus, Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa para determinar la actividad antibacteriana, se encontro sensibilidad de Staphylococcus aureus a una concentracion de 25 mg/ml, y resistencia de Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa frente al extracto alcoholico (5).

El extracto acuoso de esta especie fue probado en ratas inmunizadas con una suspension de globulos rojos de carnero al 20%; el tratamiento via oral produjo aumento substancial en el recuento leucocitario de las ratas pero sin significancia estadistica comparada con el control (35).

La especie no reporta estudios fitoquimicos en las bases de datos y bibliografia etnobotanica y etnofarmacologica consultadas.

Se requiere explorar el efecto antiviral de esta planta, asi como corroborar mediante fraccionamiento de los extractos crudos su verdadero potencial antibacteriano.

URTICACEAE

Phenax rugosus (Poir.) Wedd.

Nombres comunes:

Colombia: esparietaria, rumia, parietaria.

Sinonimos:

Phenax rugosa (Poir.) Wedd.

Phenax hirtus (Sw.) Wedd.

Phenax rugosus es una planta herbacea, crece fuera de los bosques, muy abundante en los caminos. Se encuentra reportada a una altura de 2359 msnm. Crece hasta 2 m de altura; sus flores son caulinares de color rosado intenso; en la medicina tradicional son empleadas sus hojas.

Estudios etnofarmacologicos, reportan el uso tradicional empirico de esta especie en el Eje Cafetero (Colombia), por sus propiedades inmunomoduladoras y antiinfecciosa topica, principalmente por infecciones de hongos (18,19).

La evaluacion de la actividad antimicrobiana de extractos etanolicos de P. rugosus frente a siete cepas bacterianas: Shigella sp., Escherichia coli, Pseudomona aeruginosa, Mycobacterium chelonae, Staphylococcus aureus, Salmonella tiphymurium y Streptococcus pneumoniae, y tres de hongos: Candida albicans, Aspergillus flavus y Cryptococcus neoformans, demostro que P. rugosus no presenta efectos inhibitorios contra ninguna de las especies evaluadas (27); estudios adicionales realizados con extractos etanolicos, demostraron una actividad inhibitoria a una concentracion de 150 mg/ml frente a Trichophyton rubrum, Trichophyton mentragrophytes, pero nuevamente ninguna actividad frente a Candida albicans (53).

El extracto hidroalcoholico de P. rugosus se evaluo en ratas inmunizadas donde se analizo el leucograma y los titulos de anticuerpos antiglobulos rojos para valorar la respuesta humoral. Se evidencio un aumento estadisticamente significativo en el recuento total de leucocitos, en los linfocitos, monocitos y eosinofilos (p<0,05); en la produccion de anticuerpos, no hubo cambios estadisticamente significativos comparandolo con el grupo control. Con respecto a los valores del hematocrito, la disminucion fue significativa (p<0,03) (28); estudios realizados posteriormente en los cuales se administraron extractos metanolicos y acuosos a ratas sin ninguna inmunizacion previa, mostraron una variacion estadisticamente significativa en el recuento de eosinofilos en aquellos animales a los que se les suministro el extracto acuoso (65).

Pruebas in vitro, evaluaron la actividad antibacteriana de la planta mediante extraccion con solventes de polaridad ascendente frente a Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae, Escherichia coli, Proteus vulgaris y Pseudomona aeruginosa; al no obtener resultados promisorios con ninguno de los extractos, se concluyo que el posible uso empirico de estas plantas no se debe a su efecto antibacteriano, pues las concentraciones a las que se presento inhibicion fueron demasiado altas para ser consideradas antibacterianas (66).

Los compuestos fenaxolactonas y flavonas aislados de P. rugosus se probaron para determinar su actividad inhibidora contra el VIH [1.sub.MN] en celulas C8166 infectadas. El compuesto mas prometedor fueron las phenaxolactonas con un valor de [EC.sub.50] de 3,0 [micron]m, sin citotoxicidad a 112 [micron]m (67).

Los extractos acuoso y metanolico de P. rugosus, demostraron actividad antiinflamatoria in vivo sobre ratas y ratones empleando el modelo de edema inducido por 13-acetato de 12-tetradecanoilforbol (TPA), dando mejores resultados con el extracto metanolico; ademas, evidenciaron la actividad antioxidante in vitro, donde el extracto acuoso presenta una excelente actividad de eliminacion de radicales hidroxilo (86%), dando un soporte cientifico al uso etnofarmacologico de esta especie vegetal (68). Otro estudio reporta el efecto antiinflamatorio de P. rugosus en el edema producido por la mordedura de la serpiente Bothrops asper (69).

En un estudio preliminar se evalua la capacidad de la especie para inducir la produccion de anticuerpos del tipo IgM e IgG2b en ratas; los resultados no muestran respuestas estadisticamente significativas al compararse las concentraciones de las inmunoglobulinas de los grupos tratados con las del grupo control (65).

En el analisis fitoquimico preliminar de los extractos acuosos (PA) y metanolicos (PM) de P. rugosus, se obtuvieron resultados positivos para: PA: Saponinas, cumarinas y/o lactonas terpenicas; PM: Saponinas, cumarinas y/o lactonas terpenicas, esteroides y/o triterpenoides (68). Tambien se reporta la presencia moderada de saponinas y lactonas identificadas a traves de los extractos n-hexano y diclorometano (70). Tres nuevos lignanos dibenzilbutirolactonas, junto con phenaxolactone y flavonas vitexina e isovitexina se aislaron de la especie (67).

Los resultados obtenidos en las diferentes investigaciones realizadas con esta planta, muestran que no tienen un efecto directo con diferentes especies de bacterias y en altas concentraciones con hongos dermatofitos; los estudios hechos en su papel de prevenir o modular la inflamacion, muestran resultados promisorios en su accion antiinflamatoria y antioxidante de extractos metanolicos y acuosos.

FABACEAE (CAESALPINIACEAE)

Senna reticulata (Willd) H. Irwin

Nombres comunes:

Brasil: mata-pasto grande, mangerioba grande.

Colombia: dorance, martingalvis, floramarillo, matapasto, vainillo, velero.

Costa Rica: Saragundi.

El Salvador: barajo negro, zambran de rio, barajo, zambrano, barajillo.

Honduras: barajo.

Nicaragua: serocontil, sorocontil.

Panama: laureno, curalotodo, inanabiske v etnia Cuna.

Peru: retama, sapechihua, matapasto, acacia, alcaparro, bajagua, bicutema, galbecillo, majaguillo, shunashut, tampush, shmashut.

Venezuela: majagua, mucote, mucuteno, tarantan.

Otros:

Bajagua (ITIS), abejon (CRI/AFG), dartrier (ITIS), carrion crow bush (ITIS), galbecillo (ITIS), huevo de tortuga (ITIS), laureno (ITIS), majagua (ITIS), majaguillo (ITIS), maria mole (ITIS), mucuteno (ITIS) y palo de jiote (ITIS).

Sinonimos:

Cassia strobilacea Kunth.

Cassia tarantan Kunth.

Chamaesenna reticulata (Willd.) Pittier.

Cassia reticulata Willd.

Cassia annunciata E.H.L. Krause.

Cassia dumetorum Bertero ex De Candolle.

Es un arbol de 2 a 8 m de alto. Su tronco es ramificado a baja altura, cuya corteza exterior es negra o grisacea. Sus hojas son de 7-13 cm de largo y 2-4 cm de ancho, articuladas, con foliolos largos 9-12 pares, redondeadas en la base y el apice. La inflorescencia es racimosa, terminal o auxiliar, con flores amarillas. Frutos de 15 cm de largo y 2 cm de ancho, delgados, planos, y glabros (71). Las hojas y tallos jovenes son las partes empleadas en medicina tradicional. Esta especie se distribuye desde Mexico hasta la amazonia boliviana, incluyendo Trinidad y Tobago, Guyana, Surinam y Guyana Francesa (72).

Senna reticulata es empleada en la amazonia como antirreumatica, hipoglucemica, contra enfermedades topicas, tales como infecciones por hongos, sarna, erupciones cutaneas, eczemas y verrugas. Tambien se utiliza como purgante, diuretico, laxante y abortivo; para la hipertension, los espasmos, el estrenimiento y la fiebre. Cabe destacar su uso como insecticida y repelente. Por lo general, dependiendo de las indicaciones del tratamiento, las partes utilizadas son las hojas, las semillas y las raices (71, 73). En el Peru, esta especie vegetal es usada en forma de emplasto para tratar inflamaciones y heridas. En forma de cataplasma para el tratamiento de abscesos (74). La especie vegetal se emplea frotando las areas afectadas con un extracto alcoholico para tratar el reumatismo. Se usa tambien para la fertilidad, el higado, el dolor de estomago y como purgante (75). Ha sido empleada empiricamente en el Eje Cafetero y norte del Valle (Colombia), para tratar la diabetes.

La actividad antioxidante de las hojas de S. reticulata fue elevada (34 [micron]mol/g) segun el ensayo TEAC (Capacidad Antioxidante Equivalente de Trolox); lo que la hace una especie promisoria como fuente medicinal (73).

La actividad antimicrobiana e inmunologica in vitro de las fracciones hexanicas de la corteza y las hojas de S. reticulata, mostraron actividad antimicrobiana a altas concentraciones que van desde 1 a 100 mg/ ml. El extracto de la corteza es toxico cuando es utilizado en altas concentraciones, mientras que el extracto de las hojas mostro baja toxicidad en todas las concentraciones ensayadas. La concentracion en la que se obtuvo mejor viabilidad celular para todos los extractos fue de 50 mg/ml. En la determinacion de produccion de oxido nitrico, los extractos no indujeron produccion estadisticamente significante (76).

Un estudio antiinflamatorio y cicatrizante de S. reticulata, arrojo resultados no significativos en comparacion con el diclofenaco al 1%. Comparado con neomicina-bacitracina, glicina, L-cisteina, DL-treonina, los resultados evidenciaron accion cicatrizante significativa, mostrando mayor efecto con la crema al 20% (la de mayor concentracion probada) del extracto etanolico, cuyo accion se le atribuye a la presencia de 5,7-dihidroxiisoflavonas, 6-7-dihidroxiisoflavonas, 3',4',7'-trihidroxiisoflavonas y los taninos presentes (77).

El estudio farmacologico de la especie vegetal, revelo una capacidad antioxidante del 40% tanto por el metodo de 1,1-difenil-2-picril hidrazilo hidratado (DPPH), como por el ensayo DHBA (sistema enzimatico que contiene hipoxantina como un sustrato y la xantina oxidasa, esto provoca la oxidacion de la hipoxantina en dos pasos hasta la formacion de acido urico); sin embargo, no tuvo actividad antitumoral en las lineas celulares estudiadas. Las pruebas se realizaron principalmente con crisofanol (aislado de todas las partes estudiadas de la planta). La actividad antiparasitaria contra la enzima gGAPDH (gliceraldehido-3-fosfato deshidrogenasa glicosomal), mostro solo una modesta inhibicion (5%), pero la actividad antibacteriana observada fue significativa mostrando sensibilidad de las cepas Enterococcus faecalis, Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa, Klebsiella pneumoniae y Enterobacter aerogenes a las dosis de crisofanol ensayadas. Klebsiella pneumoniae mostro una mayor inhibicion de su crecimiento a dosis de 2,0 mg/ kg de crisofanol, entretanto, para Enterobacter aerogenes, la mejor inhibicion fue a una dosis de 0,5 mg/kg de crisofanol. Para Staphylococcus aureus y Pseudomonas aeruginosa la mejor dosis de inhibicion fue de 2,0 mg/kg de crisofanol; entretanto, para Enterococcus faecalis la mejor inhibicion se presento a una dosis de 1,5 mg/kg de crisofanol. Finalmente, los efectos antibacterianos del crisofanol sobre las cepas de Klebsiella pneumoniae y Enterobacter aerogenes fueron semejantes a dosis de 1,0 y 1,5 mg/kg (78).

Por su parte, la actividad farmacologica anticonvulsiva in vivo del crisofanol fue satisfactoria mostrando una relacion dosis dependiente entre la concentracion de la dosis administrada de crisofanol y la latencia de la convulsion, asi como la latencia de estado epileptico y la reduccion de la mortalidad, aunque no se alteraron las senales colinergicas perifericas, temblores y movimientos estereotipados (79).

La evaluacion del extracto etanolico (95% de pureza) de las hojas y tallo de la especie vegetal, demostro inactividad contra Klebsiella pneumoniae, Salmonella gallinarum, Staphylococcus aureus y Mycobacterium smegmatis. Los extractos acuosos y etanolicos de la planta fueron activos frente a Staphylococcus aureus (80).

Otro estudio evaluo la actividad inhibitoria de S. reticulata contra Leishmania donovani y Trypanosoma brucei brucei asi como tambien la actividad citotoxica. Los resultados no mostraron efectos de significancia estadistica contra estos parasitos ni para la actividad citotoxica (81).

En la evaluacion de esta planta sobre los niveles de glicemia en ratones normales y diabeticos (aloxano), se evidencio que en ratones normoglicemicos, los extractos acuosos de S. reticulata no disminuyeron significativamente los niveles de glicemia. La disminucion fue observada en ratones hiperglicemicos con una significancia estadistica (p<0,016) a las 6 horas de la medicion (82). Un estudio mas probo el efecto hipoglicemiante de extractos acuosos de la planta en ratas Wistar diabeticas inducida por aloxano. Aunque los efectos no fueron estadisticamente significativos, los resultados mostraron disminucion de la glicemia al comparar la administracion del extracto con los valores del dia 0 y con los del grupo control en los dias 7 y 15 (83).

Seis antraquinonas fueron aisladas en un estudio de los componentes quimicos de S. reticulata (crisofanol; fisciona; aloe-emodina; emodina;

1.3.8- triidroxiantraquinona; 1,6,8-trihidroxi-3-metoxiantraquinona), un flavonoide (campferol), una biantrona de crisofanol, dos esteroides ([beta]-sitosterol; estigmasterol) y dos triterpenos ([alfa]-amirina; [beta]-amirina). Este fue el primer registro del 1,3,8-trihidroxiantraquinona y

1.6.8- trihidroxi-3-metoxiantraquinona en plantas superiores, antes aisladas de microorganismos (84). En una marcha fitoquimica de la especie se determinaron: flavonoides, alcaloides, taninos saponinas y glicosidos (77).

SOLANACEAE

Solanum dolichosepalum Bitter

Nombres comunes:

Colombia: frutillo.

Sinonimos:

Solanum colombianum Dunal.

Solanum dolichosepalum es una planta espontanea de bosque humedo montano bajo y montano alto de la Cordillera Central de Colombia (54). Entre sus partes usadas tradicionalmente se encuentran las hojas, los frutos y los tallos jovenes.,

Las hojas y frutos son empleados como cicatrizante, para eliminar piojos y para tratar enfermedades renales (54). En un trabajo etnofarmacologico se reporta el uso tradicional y empirico de la especie como antiinfecciosa (18).

La actividad antimicrobiana del extracto etanolico de S. dolichosepalum, se evaluo frente a siete cepas bacterianas y tres de hongos, se observo un efecto inhibitorio a una concentracion de 250 mg/ml sobre Shigella sp., Mycobacterium chelonae, Staphylococcus aureus, Candida albicans y Aspergillus flavus (27); otro estudio demostro la capacidad inhibitoria de esta planta frente a Trichophyton rubrum a una concentracion de 16 mg/ml (54).

S. dolichosepalum fue evaluada mediante el analisis del leucograma y la produccion de anticuerpos en ratas, donde se produjo un incremento estadisticamente significativo (p<0,03) en el recuento total de leucocitos, en linfocitos y monocitos pero sin cambios estadisticamente significativos en los demas parametros (28).

La especie fue evaluada para probar su actividad in vitro contra Plasmodium falciparum, revelando inactividad de la especie vegetal contra este agente (85).

La especie no reporta estudios fitoquimicos en las bases de datos ni en las paginas consultadas.

BIGNONIACEAE

Tabebuia chrysantha (Jacq) Nichols

Nombres comunes:

Colombia: guayacan amarillo, canahuate.

Otros:

Amarillo, cortes, cortes blanco, cortez, cortez amarillo, cortez negro, corteza, flor del dia, masicaran, roble amarillo.

Sinonimos:

Bignonia chrysantha Jacq.

Tabebuia glomerata Urb.

Tabebuia ochracea spp. neochrysantha A. Gentry.

Tabebuia rufescens J.R. Johnson.

Tecoma chrysantha (Jacq.) DC.

Tecota evenia Donn. Sm.

Tabebuia chrysotricha.

Tabebuia chrysantha es un arbol que en los bosques puede alcanzar 35 m de altura y 1 m de diametro en el tronco. Se caracteriza por crecimiento rapido al aire libre y vida larga. Su madera es muy apetecida por ser dura y pesada. Se usa para pisos, construcciones, cabos de herramientas, chapas decorativas, postes, implementos agricolas, etc. El tinte de su madera se usa para tenir algodon (86). Las partes de la planta mas empleadas empiricamente son las hojas y la corteza.

Esta familia vegetal se ha usado en la medicina tradicional para tratar ulceras, sifilis, problemas gastrointestinales, candidiasis, cancer, diabetes, prostatitis y alergias. La especie ha tenido un uso tradicional en la zona cafetera como antiinfecciosa (87). El "taheebo" (producto obtenido de la corteza de los arboles del genero Tabebuia), es usado como astringente, antiinflamatorio, antibacteriano, antifungico y laxante (88).

Los efectos antimicrobianos de extractos etanolicos de las hojas de T. chrysantha se evaluaron frente a siete cepas bacterianas: Shigella sp., Escherichia coli, Pseudomona aeruginosa, Mycobacterium chelonae, Staphylococcus aureus, Salmonella tiphymurium y Streptococcus pneumoniae, y tres de hongos: Candida albicans, Aspergillus flavus y Cryptococcus neoformans. El estudio no mostro efectos antibacterianos ni antimicoticos contra ninguna de las especies evaluadas (27).

En otro estudio donde se evaluo la actividad antibacteriana de extractos metanolicos, cloroformicos y de eter de petroleo de esta especie vegetal, se observo una actividad minima con el extracto metanolico; los otros dos extractos no presentaron la actividad evaluada (66).

La evaluacion de T. chrysantha en ratas Wistar inmunizadas, produjo incrementos estadisticamente significativos (p<0,03) en los anticuerpos pero sin cambios importantes en el recuento total de leucocitos ni en los valores del hematocrito (28). La capacidad de la especie para inducir la produccion de anticuerpos del tipo IgM e IgG2b, arrojo que los resultados de los grupos tratados no fueron estadisticamente significativos en comparacion con las concentraciones de las inmunoglobulinas del grupo control (65). En el mismo ano, en un ensayo preliminar de esta especie vegetal sobre efectos en el hemograma de ratas, se encontraron valores muy uniformes, a excepcion de los valores de hemoglobina y hematocrito del grupo al que se le administro extracto acuoso en donde se observo una disminucion de los mismos (87).

Constituyentes de los extractos de la corteza (naftoquinonas, el lapachol y la P-lapacona) han sido estudiados intensivamente dadas sus propiedades antiinflamatorias y anticancerigenos (89, 90).

Estudios realizados en especies del mismo genero como T. avellanedae Lorentz ex Griseb. [tambien denominada T. rosea (Bertol.) A. DC. o T. impetiginosa (Mart. ex DC) Standl] mostraron diferente efectos sobre la respuesta inmune partiendo de extractos obtenidos de la corteza interna del tallo. Entre los compuestos reportados se encuentran algunos ciclopentanos, de efecto antiinflamatorios sobre los neutrofilos (91).

Ensayos realizados con extractos metanolicos y acuosos de las hojas de T. chrysantha, han demostrado una accion antiinflamatoria posiblemente asociada con el bloqueo del acido araquidonico, relacionado con compuestos tales como esteroides y triterpenoides presentes en los extractos; asimismo, los extractos acuosos han mostrado una actividad antiinflamatoria alta al utilizar la metodologia de la carragenina; esta actividad se evidencia desde la primera hora de aplicacion topica del extracto; el efecto observado puede entonces estar asociado con la inhibicion de aminas vasoactivas como quininas, histamina y serotonina; los efectos antes mencionados no se pudieron observar luego de suministrar a animales de experimentacion por via oral dichos extractos, siendo efectivos entonces a nivel local (68).

A las hojas de T. chrysantha se les ha encontrado efecto antioxidante sobre radicales hidroxilo; sus extractos metanolicos consiguieron inhibir los radicales superoxido (68).

El analisis fitoquimico preliminar de los extractos acuosos (TA) y metanolicos (TM) de las hojas de T. chrysantha, revelo resultados positivos para alcaloides, taninos, saponinas, cumarinas y/o lactonas terpenicas en ambos extractos; ademas de esteroides y/o triterpenoides para el TM (68). Los datos coinciden con los reportados para otras especies del genero Tabebuia obtenidos de la corteza del tallo de los mismos (92, 93). De la especie ademas se aislan sus metabolitos secundarios empleando tecnicas como sonicacion, ultrasonido y extraccion en fase solida. El analisis reporta la presencia del nucleo [gamma]-benzo pirona y leucoantocianinas, de flavonoides; [gamma]-lactonas [alfa],[beta]-insaturadas y desoxiazucares, de glicosidos cardiotonicos, lactona [alfa],[beta]-insaturadas, de sesquiterpenlactonas. En el analisis de las flores de guayacan amarillo se comprueba la ausencia del ion flavilio, taninos, glucosidos cianogeneticos, coumarinas, esteroles, quinonas, saponinas y de alcaloides. La cromatografia en columna se utilizo para purificar las muestras (86).

En extractos obtenidos a partir de la corteza interna del tallo de otras especies de este genero se ha reportado la presencia de ciclopentanos (90), ademas de otros compuestos como el lapachol y las naftofurandionas obtenidas de extractos metanolicos y clorofomicos (94).

De las investigaciones realizadas en esta especie, se puede concluir que los efectos relacionados con algunas enfermedades infecciosas no se han podido comprobar, pero que puede tener accion inmunomoduladora y reguladora del proceso inflamatorio, lo cual confirmaria su utilidad en enfermedades alergicas o incluso en las mismas enfermedades infecciosas al controlar el efecto patologico generado por los microorganismos; llama la atencion la disminucion en el cuadro hematico de los niveles de hemoglobina y hematocrito; este hallazgo estuvo asociado con el tiempo prolongado de hemostasia en los animales de experimentacion durante la obtencion de las muestras; este aumento en el tiempo de formacion del coagulo podria estar relacionado con el extracto mismo, posiblemente relacionado con las cumarinas presentes en el extracto.

COMMELINACEAE

Zebrina pendula Schnitzl.

Nombres comunes:

Alemania: hangendes ampelkraut.

Guatemala (Alta Verapaz): lubilguitz.

Brasil: manto de viuda, trenza de gitana.

Colombia: panamena, siempreviva, oreja de tigre (Amazonas), cordoncillo morado, vibora, zebra, maravilla (Popayan).

Cuba: cucarachita.

El Salvador: matali y sangria.

Mexico y Guatemala: hierba de pollo.

Estados Unidos e Inglaterra: wandering jew.

Guatemala (Huehuetenango): adorno de Esquipulas.

Guatemala (Jutiapa): barbija.

Venezuela: cohitre morado.

Sinonimos:

Tradescantia pendula (Schinz) D.R. Hunt.

Tradescantia zebrina Bosse.

Ornamental, rastrera o colgante silvestre. Es maleza en zonas cafeteras del Tachira (Venezuela) (95). Es perenne; por sus tallos debiles y decumbentes, no sobrepasa los 30 cm de altura a menos que se fije en estructuras o paredes; sus tallos ademas, son enraizando en los nudos. Las hojas son de unos 3-5 cm de longitud y 2-3 cm de anchura, son lanceoladas y sentadas en la base. El haz tiene dos bandas blancas a ambos lados del limbo; el centro y los bordes son verde oscuro. Flores de 1 cm de diametro, bisexuales, actinomorfas o casi actinomorfas; rosadas con tres petalos agrupados en una estructura terminal de los tallos floreciendo; seis estambres; tres sepalos. Raices fibrosas y tuberosas (96). Las Hojas y tallos son las partes mas usadas empiricamente de la especie.

En el Choco (Colombia) se usa como antiveneno (25). En la medicina tradicional Zapoteca en Oaxaca (Mexico), la especie es utilizada en el tratamiento empirico de erisipela, infecciones locales, dolor, edema, tumores, y enfermedades inflamatorias (97). En Mexico y Guatemala es empleada como antiinflamatorio (rinon y tracto urinario). La savia es utilizada como cicatrizante sobre las heridas. Es utilizada principalmente por la poblacion indigena de Guatemala y Venezuela para controlar los niveles de glucemia en el tratamiento de la diabetes mellitus y como diuretico (98-100). En Cuba y Puerto Rico es usada para extirpar callos, contra dolores musculares, la colitis y la disenteria, para la cicatrizacion de heridas y contra la hemoptisis (98, 101). En Costa Rica la infusion de hojas es empleada como analgesica en neuralgias faciales, como antihemorragico interno en las hemoptisis (102). En la zona rural de Cruz Alta, Rio Grande del Sur (Brasil), se emplea tradicionalmente para tratar el vitiligo, las manchas, los dolores en los rinones y los calculos renales (103). En un estudio etnobotanico medicinal en Ucayali (amazonia peruana), se menciona que la especie vegetal luego de macerada y filtrada, se aplica en depositos de aguas estancadas para eliminar larvas de Anopheles (104); este efecto se ha comprobado experimentalmente al encontrar propiedades insecticidas sobre formas larvarias de Anopheles benarrochi (97, 105).

El analisis fitoquimico revela la presencia de saponinas responsables de su efecto caustico, debido a un mucilago que ocasiona irritaciones en la piel. Ha sido empleada en la deteccion de radiaciones y para el biomonitoreo de la calidad del aire para detectar trazas de metales (105).

Un ensayo del efecto de Zebrina pendula en ratones normales y con diabetes experimental, concluyo que la administracion aguda en ratones normales y en ratones con diabetes experimental (estreptozotocina) no produce hipoglicemia; por el contrario, se obtiene un incremento debido posiblemente a presencia de almidones y carbohidratos presentes en el extracto (106).

Dos fracciones obtenidas por cromatografia (esteroide y flavonoide), las cuales fueron administradas a ratas diabeticas (aloxano) durante 4 semanas, revelaron que la fraccion esteroidal presenta una disminucion estadisticamente significativa en la glicemia desde la primera semana (107).

En una prueba de la toxicidad subaguda de Z. pendula, los extractos acuosos, etanolico y de eter de petroleo se administraron cada uno a un grupo experimental de ratones durante 14 dias. Los analisis hematologicos y anatomopatologicos determinaron que no hubo ningun efecto toxico (108). En otro estudio de toxicidad subaguda a 30 dias en ratas normales, se administraron dosis 150 veces mayores a las usadas empiricamente por diabeticos tipo II. Los resultados mostraron en esta ocasion que los extractos acuosos tienen toxicidad subaguda baja (109). En el mismo ano se evaluo la toxicidad subcronica a 90 dias de extractos acuosos de la especie vegetal; se administraron dosis 150 veces mayores a las usadas por diabeticos tipo I I, en estas condiciones experimentales se presento clara toxicidad en el tejido hepatico (4).

La actividad antioxidante de Z. pendula mostro que la especie vegetal exhibio valores IC50 por debajo de 30 [micron]g/ml, demostrando tener buen potencial como eliminador de radicales libres (110).

En la validacion de la actividad diuretica de la infusion acuosa de la especie vegetal en Guatemala, se concluyo que la especie carece de tal actividad por el metodo ensayado, observandose que con la infusion de la planta en sus respectivas dosis provoco un volumen urinario menor al control negativo (111).

Se evaluo la actividad antimicotica de Z. pendula frente a Candida albicans, obteniendose un resultado negativo, lo que indica que la especie carece de dicha actividad (112, 113).

El estudio fitoquimico preliminar de la especie revelo resultados positivos para taninos, esteroides y flavonoides. Mediante fraccionamiento en cromatografia de columna se obtuvieron dos grupos de fracciones: el primer grupo dio resultados positivos para esteroides y el segundo para flavonoides (114).

Se ha comprobado, entonces, que la fraccion esteroidal de los extractos obtenidos de esta planta tiene efecto hipoglicemiante, pero la administracion prolongada puede traer efectos adversos a nivel hepatico; su accion caustica se ha establecido y puede explicar el efecto en la eliminacion de callos; se hace necesario hacer estudios que permitan comprobar los efectos analgesicos o antiinflamatorio, aunque hay un estudio donde se demuestra su accion antioxidante.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

A pesar de la enorme biodiversidad vegetal de nuestro pais, se observa en diferentes estudios etnobotanicos y etnofarmacologicos que es relativamente escaso el numero de especies vegetales usadas con fines medicinales basados en conocimientos culturales tradicionales y empiricos. Esta baja utilizacion indica la poca experimentacion por parte de comunidades ancestrales, asociada posiblemente con el desarraigo de sus territorios asi como tambien por la influencia de la cultura occidental con su medicina no tradicional que satisface las necesidades primarias asociadas con la curacion de enfermedades de aparicion cotidiana. A pesar de la influencia de la medicina occidental y de la fragmentacion de las comunidades ancestrales, como aspecto positivo se observa que las diferentes etnias comparten sus conocimientos y transmiten estos de una generacion a otra.

Igualmente, se evidencia en los diferentes articulos referenciados en la literatura, que existe mucha dispersion en los usos, es decir, una misma planta puede tener usos tan diferentes como "asma y enfermedades hepaticas", "infecciones y diuretico", "antidiabetico, antitumoral, disenterias". Esto genera dudas sobre la credibilidad de algunos de estos usos y dificulta la evaluacion farmacologica.

La fitoterapia no es medicina alternativa sino una ciencia inductiva, y los efectos biologicos de una planta se pueden validar cientificamente con la metodologia experimental; sin embargo, no es abundante la validacion cientifica realizada a nuestra flora, si se compara con estudios hechos en la India, Brasil y otros paises que dedican mayores recursos a estas investigaciones.

Adicionalmente, en varios casos en las observaciones hechas en el trabajo de campo etnofarmacologico tambien se nota que hay diferencias en diferentes regiones en la parte usada de la planta, la posologia, la forma de preparacion y el uso de coadyuvantes. Incluso plantas muy usadas en una region ni siquiera son conocidas en otras, a pesar de ser regiones cercanas o tener un ancestro cultural comun. Sin embargo, lo mas frecuente que nuestro grupo ha encontrado en los estudios etnofarmacologicos realizados es que haya coincidencia en especies usadas y en muchas indicaciones, lo que podria explicarse por la influencia de la cultura paisa antioquena, la caucana y la tolimense.

Es de resaltar la poca influencia que el conocimiento terapeutico indigena tiene en el uso que nuestras gentes hacen de las plantas en las practicas de atencion primaria en salud--que es el uso mas comun de las plantas--. Las comunidades indigenas protegen celosamente sus conocimientos milenarios; nuestro grupo de investigacion, por ejemplo, ha intentado obtener especimenes vegetales de uso en sus resguardos indigenas, para validarlos, pero ellos no lo permiten, una actitud entendible dada la expoliacion y el maltrato que muchas veces se ha dado a estas comunidades y que ha generado desconfianza. Por ello en nuestras monografias no aparece ningun especimen obtenido de las regiones indigenas.

Muchas plantas que nuestros abuelos utilizaban en decadas pasadas y que aparecen referenciadas en los textos de etnobotanica mas antiguos, ya no se encuentran en el saber popular y empirico, muy probablemente porque se van muriendo los poseedores de esta sabiduria popular, si bien tambien hay otras causas como la deforestacion que acaba o disminuye muchas especies vegetales, un ejemplo son las arvenses (malezas), de las cuales se obtenian extractos medicinales; tambien, la influencia de la industria farmaceutica de sintesis que trata de subvalorar el valor terapeutico de las plantas, la urbanizacion de nuestro pais que en pocas decadas paso de ser mayoritariamente rural a ser urbano en un alto porcentaje, o la influencia de los medios masivos de comunicacion exuberantes en propaganda de los medicamentos sinteticos.

Segun relatan los historiadores, eran muy abundantes las plantas que usaban terapeuticamente las civilizaciones indigenas precolombinas como la maya, azteca e inca, entre otras, y ello contrasta con la poca utilizacion de las mismas por nuestras comunidades indigenas actuales; esto puede deberse a que aquellas eran verdaderas civilizaciones, centenarias, organizadas, y las actuales son unas etnias aisladas, con pocos habitantes y cuyas costumbres se han visto disminuidas por la influencia obvia de otras culturas dominantes.

Algunas de las especies vegetales evaluadas por nuestro grupo de investigacion, no validan el uso empirico y tradicional, muchas razones se pueden aducir: fecha de recoleccion, principios activos en bajas concentraciones, metodos de extraccion, inestabilidad quimica de los principios activos, ausencia de otros coadyuvantes que potencien el efecto biologico, que es practica muy utilizada por las gentes de nuestra region, o simplemente dicha especie no posee la accion referida; ademas, hace falta investigar con mayor detenimiento el grado de inocuidad de los extractos de las plantas, los cuales pueden tener un efecto nocivo especialmente asociado a su uso continuado.

RECOMENDACIONES

1) Insistir ante los gobiernos, las universidades, las ONG, etc., en la necesidad de financiar y promover los estudios etnobotanicos y etnofarmacologicos. Politicas reiteradamente propuestas por la OMS insisten en la gran importancia de fomentar y desarrollar el uso tradicional de las plantas medicinales -en especial por el impacto demostradamente beneficioso que esto tiene en la Atencion Primaria en salud-, incrementar la cultura de la conservacion de las especies vegetales y la generacion de empleo.

2) Continuar desarrollando la validacion de las plantas de uso tradicional y realizar estudios de seguridad y eficacia, con miras a producir medicamentos que se puedan comercializar.

3) Promover semilleros de investigacion en estudiantes de medicina, enfermeria, antropologia, biologia y quimica, etc., para que realicen practicas en estos campos.

4) Buscar medios de comunicacion con las comunidades indigenas con el fin de poder validar sus especies vegetales medicinales, pero preservando el patrimonio cultural y el derecho que tienen a la propiedad de esos conocimientos ancestrales.

5) Realizar convenios con las universidades del Eje Cafetero que permitan efectuar investigaciones conjuntas, mejorar la eficiencia de ellas, compartir conocimientos, intercambio y pasantias de investigadores, etc.

6) Apoyar las politicas gubernamentales y de ONGs, en el sentido de que el desarrollo sostenible debe involucrar el mantenimiento de la flora y la fauna, evitar la deforestacion irracional, la fumigacion indiscriminada de arvenses (malezas) que acaba con especies portadoras probablemente de centenares de sustancias quimicas con eventuales usos.

7) Insistir ante las directivas universitarias para el nombramiento de egresados jovenes que desarrollen y mantengan estas areas del conocimiento medico.

BIBLIOGRAFIA

(1.) Lozoya X, Canigueral S. Primer Congreso Iberoamericano de Fitoterapia. Revista de Fitoterapia 2006; 6(Supl 1):3-131.

(2.) Canigueral S. La Fitoterapia: ?Una terapeutica para el tercer milenio? Revista de Fitoterapia 2002; 2(2):101-121.

(3.) CanigueraL S, Vila R. La Fitoterapia racional. En: Vanaclocha B, Canigueral S (Eds.). Fitoterapia: Vademecum de prescripcion. 4a ed. Barcelona: Editorial Masson; 2003. p. 15-27.

(4.) Isaza G, Arango MC, Buritica OP, Marulanda H. Determinacion de la toxicidad subcronica de la Zebrina pendula en ratones. Biosalud 2005; 4:67-77.

(5.) Alvarez ME, Isaza G, Echeverry HM. Efecto antibacteriano in vitro de Austroeupatorium inulaefolium H.B.K. (Salvia amarga) y Ludwigia polygonoides H.B.K. (Clavo de laguna). Biosalud 2005; 14:46-55.

(6.) Gomez H, Diaz F, Franco L, Mercado J, Guzman J, Medina J, Gaitan R. Folk medicine in the northern coast of Colombia: an overview. J Ethnobiol Ethnomed 2011; 7:27.

(7.) Estupinan GA, Jimenez EN. Uso de las plantas por grupos campesinos en la franja tropical del Parque Nacional Natural Paramillo (Cordoba, Colombia). Caldasia 2010; 32:21-32.

(8.) Cadena-Gonzalez AL, Sorensen M, Theilade I. Use and valuation of native and introduced medicinal plant species in Campo Hermoso and Zetaquira, Boyaca, Colombia. J Ethnobiol Ethnomed 2013; 9(1):23.

(9.) Organizacion Mundial de la Salud. Pautas generales para las metodologias de investigacion y evaluacion de la medicina tradicional. Ginebra: World Health Organization; 2002. Documento WHO 2000. 1.

(10.) Zang X. Traditional Medicine WHO. Hardard Medicus 1996; 39(3):103.

(11.) Brundtland G. Access to essential medicines: a global necessity. In: Essential drugs monitor 2003; 32:12-13. Switzerland: World Health Organization.

(12.) Zuluaga G. Uso tradicional de las plantas medicinales en Colombia. En: Simposio de plantas medicinales. Memorias. Bogota: Universidad Javeriana; 1992. p. 19-39.

(13.) WHO. National policy on traditional medicine and regulation of herbal medicines. Report of a WHO global survey. 30 June 2010.

(14.) Mukheriee PK. Quality Control of Herbal Drugs. New Delhi: Business Horizons; 2002.

(15.) Sanchez L, Fonseca G, Capiro N, Fernandez D. Propuesta de ruta critica para la evaluacion genotoxica de plantas medicinales en Cuba. Rev. Cubana de Farmacologia 2000; 34:34-43.

(16.) Melendez PA, Capriles VA. Antibacterial properties of tropical plants from Puerto Rico. Phytomedicine 2006; 13: 272-276.

(17.) Isaza CA, Isaza G, Fuentes J, Marulanda T. Fundamentos de Farmacologia en Terapeutica. 5 ed. Dosquebradas (Risaralda, Colombia): Postergraph S.A.; 2008. p. 501-504.

(18.) Bueno JG, Isaza G, Perez JE, et al. Estudio etnofarmacologico de plantas usadas empiricamente por posibles efectos inmunoestimulantes. Rev. Med. de Risaralda 2001; 7:7-11.

(19.) Isaza G, Bueno JG, Jaramillo R, Gutierrez F, Guzman AM. Estudio etnofarmacologico de plantas usadas empiricamente en 4 ciudades del centro-occidente colombiano. Medomai 2001; 2:8-15.

(20.) Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos -INVIMA-. Catalogo: Plantas medicinales aprobadas con fines terapeuticos [en linea]. Disponible en: http://web.invima.gov.co/portal/faces/ index.jsp?id = 1250 [Consultado Octubre 16 de 2012]

(21.) Ministerio de la Proteccion Social, Republica de Colombia. Decreto No. 2266 y 3553 de 2004.

(22.) Ministerio de la Proteccion Social, Republica de Colombia. Decreto No. 3636 de 2005.

(23.) Fonnegra R, Jimenez SL. Plantas medicinales aprobadas en Colombia. 2a ed. Medellin: Universidad de Antioquia; 2007.

(24.) Ministerio de la Proteccion Social, Republica de Colombia. Vademecum colombiano de plantas medicinales. Bogota, D.C.; 2008.

(25.) Perez E. Plantas utiles en Colombia. Medellin: Victor Hugo; 1990. p. 162 y 286.

(26.) Perez E. Alternanteras. En: Perez E, ed. Plantas utiles de Colombia. Tercera redaccion. Madrid, Espana: Talleres Sucesores de Rivadeneyra S.A.; 1956. p. 162.

(27.) Arango MC, Bueno JG, Isaza G, Perez JE. Efecto antibacteriano y antimicotico de Alternanthera williamsii, Solanum dolichosepalum, Baccharis trinervis, Tabebuia chrysantha, Phenax rugosus. Biosalud 2004; 3:49-55.

(28.) Perez JE, Isaza G, Bueno JG, Arango MC, Hincapie BL, Nieto AM, Londono DP. Efecto de los extractos de Phenax rugosus, Tabebuia chrysantha, Alternanthera williamsii y Solanum dolichosepalum sobre el leucograma y la produccion de anticuerpos en ratas. Rev. Med. Risaralda 2004; 10(2):13-21.

(29.) Blair S, Madrigal B. Plantas antimalaricas de Tumaco: Costa Pacifica colombiana. Medellin: Editorial Universidad de Antioquia; 2005. p. 57.

(30.) Arango S. Estudios etnobotanicos en los Andes Centrales (Colombia): Distribucion del conocimiento del uso de las plantas segun caracteristicas de los informantes. Lyonia 2004; 7(2):89-104.

(31.) Giraldo JE. Etnoveterinaria. Memoria de los Encuentros de Saberes sobre el Uso de las Plantas Medicinales en la Salud Animal en la Zona de Nogales, Buga (Valle). Instituto Mayor Campesino. Red de Reservas Naturales de la Sociedad Civil; 2001. p. 11-12.

(32.) Jacobson M. insecticides from plants: A Review of the literature, 1954-1971. In: Agriculture Handbook. US: Department of Agriculture; 1975. p.138.

(33.) Pio Correa, M. Dicionario das plantas uteis do Brasil e das exoticas cultivadas. Vol. 6. Rio de Janeiro: Ministerio da Agricultura-IBDF; 1978.

(34.) Zardini EM. Etnobotanica de compuestas argentinas con especial referencia a su uso farmacologico. Acta Farm. Bonaerense 1984; 3(1):77-99.

(35.) Bueno JG, Isaza G, Perez JE. Efecto de los extractos de Austroeupatorium inulaefolium H.B.K. (Salvia amarga) y Jussiaea polygonoides H.B.K. (Clavo de laguna) sobre el leucograma y la produccion de anticuerpos en ratas. Biosalud 2004; 3:42-48.

(36.) Simoes CM, Falkenberg M, Mentz LA, Schenkel EP, Amoros M, Girre L. Antiviral activity of South Brazilian medicinal plant extracts. Phytomedicine 1999; 6(3):205-14.

(37.) Sanabria A, Mendoza A, Moreno AL. Actividad antimicrobiana in vitro de angiospermas colombianas. Rev. Col. Cienc. Quim. Farm 1998; 27:47-51.

(38.) Lancelle HG, et al. Chemical composition of four essential oils from Eupatorium. Rev. Soc. Entomol. Argent 2009; 68(3-4):329-338.

(39.) Blair S, Mesa J, Correa A, Carmona-Fonseca J, Granados H, Saez J. Antimalarial activity of neurolenin B and derivates of Eupatorium inulaefolium (Asteraceae). Die Pharmazie 2002; 57:413-415.

(40.) Gorzalczany S, Acevedo C, Muschietti L, Martino V, Ferraro G. Search for antiinflammatory activity in Argentine Medicinal Plants. Phytomedicine 1996; 3(2):181-184.

(41.) Fraga C, Martino V, Ferraro G, Coussio J, Boveris A. Flavonoids as antioxidants evaluated by in vitro and in situ liver chemiluminiscence. Biochem Pharmacol 1987; 36:717-720.

(42.) Bohlmann F, Mahanta PK, Suwita A, Suwita A, Natu AA, Zdero C, Dorner W, Ehlers D, Grenz M. Neue Sesquiterpenlactone und andere Inhaltsstoffe aus Vertretern der Eupatorium-Gruppe. Phytochemistry 1977; 16:1973-1981.

(43.) Bohlmann F, Schmeda-Hirschmann G, Jakupovic J. Nor-ent-Labdan Derivate aus Austroeupatorium inulaefolium. Planta Med 1984; 50:199-200.

(44.) Triana J, Bahsas A, Delgado P, Jaimes R, Trejo CD. Ent-Norlabdanes and other constituents of four Venezuelan species previously classified in the genus Eupatorium. J. Nat. Prod 1993; 58:744-747.

(45.) Ferraro GE, Martino VS, Coussio JD. New flavonoids from Eupatorium inulaefolium. Phytochemistry 1977; 16:1618-1619.

(46.) Desmarchelier C, Ciccia G, Coussio J. Antioxidant activity in South American plants. In: Atta-urRahman, ed. Studies in Natural Products Chemistry 2000; 22:343-367.

(47.) Correa JG, Bernal HY. Compositae (Asteraceae) Baccharis trinervis. En: Correa JG, Bernal HY, eds. Especies vegetales promisorias de los paises del convenio Andres Bello. Tomo V. Bogota: Editorial Guadalupe Ltda.; 1990. p. 228-236.

(48.) Vasquez CL. Validacion farmacologica de la actividad diuretica de hojas de Flor de Muerto (Tagetes erecta L.), hojas de Santo Domingo (Baccharis trinervis Lam.) y hojas de Matasano (Casimiroa edulis Llave. et Lex.) en infusion acuosa. Informe de Tesis para optar al Titulo de Quimica Farmaceutica. Universidad de San Carlos de Guatemala, Facultad de Ciencias Quimicas y Farmacia, Guatemala; 2008.

(49.) Duke JA. Dr. Duke's Phytochemical and Ethnobotanical databases, Phytochemical database, USDAARS-NGRL, Beltsville Agricultural Research Centre, MD, USA, 1999. Available on-line at: www.arsgrin. gov/cgi-bin/duke/ethnobot.pl

(50.) Albuquerque MRJR, Souza EB, Lins MU, Nogueira NAP, Lemos TLG, Silveira ER, et al. Composition and antimicrobial activity of the essential oil from aerial parts of Baccharis trinervis (Lam.) Pers. Arkivoc 2004; 6:59-65.

(51.) Gomez A, Rivera H. Baccharis trinervis (Lam) Pers. En: Ospina HF, ed. Descripcion de malezas en plantaciones de cafe. Chinchina: Federacion Nacional de Cafeteros de Colombia (Cenicafe), Carvajal S.A.; 1987. p. 162-163.

(52.) Garcia H. Especies medicinales En: Garcia H, ed. Flora medicinal de Colombia. Tomo 2. Santafe de Bogota: Talleres Editoriales de la Imprenta Nacional; 1975. p. 310-311.

(53.) Alvarez ME, Isaza G, Acosta SM, Yepes AG. Actividad antimicotica de Phenax rugosus (LAM) Pers y Baccharis trinervis (SW) Wedd. Biosalud 2005; 14:38-45.

(54.) Marin AM, Lopez CA, Perez JE, Isaza G. Actividad antifungica de los extractos acuosos de Baccharis trinervis, Baccharis latifolia y Solanum dolichosepalum. Biosalud 2006; 5:51-59.

(55.) Abad MJ, Bermejo P, Sanchez S, Chiriboga X, Carrasco L. Antiviral activity of some South American medicinal plants. Phytother. Res 1999; 13:142-146.

(56.) Sonsoles P, et al. Screening of South American Plants against Human Immunodeficiency Virus: Preliminary Fractionation of Aqueous Extract from Baccharis trinervis. Biol. Pharm. Bull. 2000; 25(9):1147-1150.

(57.) Sanchez PS, Abad MJ, Bedoya LM, Garcia J, Gonzales E, Chiriboga X, Bermejo P, Alcamib J. Screening of South American plants against human immunodeficiency virus: preliminary fractionation of aqueous extract from Baccharis trinervis. Biol. Pharm. Bull. 2002; 25(9):1147-1150.

(58.) De las Heras B, Slowing K, Benedi J, Carretero E, Ortega T, Toledo C, Bermejo P, Iglesias I, Abad MJ, Gomez-Serranillos P, Liso PA, Villar A, Chiriboga X. Antiinflamatory and antioxidant activity of plants used in traditional medicine in Ecuador. Journal of Ethnopharmacology 1998; 61:161-166.

(59.) Sharp H, Bartholomew B, Bright C, Latif Z, Sarker SD, Nash RJ. 6-oxygenated flavones from Baccharis trinervis (Asteraceae). Biochemical Systematics and Ecology 2001; 29:105-107.

(60.) Kuroyanagi M, Uchida K, Ueno A, Satake M, Shimomura K. Neo-clerodane type diterpenes from Baccharis trinervis. Phytochemistry 1993; 34(5):1377-1384.

(61.) Jakupovic J, Eid F, King RM. Further ingredients of Baccharis trinervis Pharmazie 1986; 41:157-158.

(62.) Herrera JC, Romero AJR, Crescente OE, Acosta M, Pekerar S. Analysis of 5-hydroxy-7-methoxyflavones by normal-phase high-performance liquid chromatography. J. Chromatography A 1996; 740(2):201-206.

(63.) Arriaga-Giner FJ, Borges del Castillo J, Manresa Ferrero MT, Pena de Recinos S, Rodriguez-Luis F. Compounds from Salvadoran plants. III. Components of Baccharis trinervis Persoon. Rev. Latinoam. Quim. 1982; 13:47-49.

(64.) House P, et al. Plantas medicinales comunes de Honduras. Honduras: Litografia Lopez; 1995. p. 51.

(65.) Perez JE, Sepulveda JC, Acosta SM, Isaza G. Efecto de los extractos acuosos y metanolicos de Phenax rugosus (POIR.) Wedd. y Tabebuia chrysantha G. Nicholson, sobre la produccion de anticuerpos tipo IgG2b e IgM en ratas. Estudio preliminar. Biosalud 2009; 8:37-46.

(66.) Perez JE, Isaza G, Acosta SM. Actividad antibacteriana de extractos de Phenax rugosus y Tabebuia chrysantha. Biosalud 2007; 6:59-68.

(67.) Piccinelli AL, Mahmood N, Mora G, Poveda L, De Simone F, Rastrelli L. Anti-HIV activity of dibenzylbutyrolactone-type lignans from Phenax species endemic in Costa Rica. J Pharm Pharmacol 2005; 57(9):1109-1115.

(68.) Ospina LF, Aragon DM, Vergel NE, Isaza G, Perez JE. Anti-inflammatory and antioxidant activities of Phenax rugosus (POIR.) wedd and Tabebuia chrysanta G. Nicholson. Vitae 2011; 18:49-55.

(69.) Badilla B, Chaves F, Cordoba F, Guadamuz L, Mora G, Poveda LJ. Inhibition of edema-forming and hemorrhagic activities of Bothrops asper snake venom by Phenax angustifolius and Phenax rugosus (Urticaceae) extracts. Pharmacognosy Magazine 2005; 1(4):159-164.

(70.) Nino J, Correa YM, Cardona GD, Mosquera OM. Antioxidant and antitopoisomerase activities in plant extracts of some Colombian flora from La Marcada Natural Regional Park. Rev. Biol. Trop. 2011; 59(3):1089-1097.

(71.) Revilla J. Plantas da Amazonia: oportunidades economicas e sustentaveis. Manaus: INPA/SEBRAE/ AM; 2001. p. 311-4.

(72.) Barneby RC. Senna (Caesalpiniaceae) 1998. En: Steyermark JA, Berry PE, Holst BK, eds. Flora of the Venezuelan Guayana. p. 101-113.

(73.) Lizcano LJ, Bakkali F, Ruiz MB, Ruiz JI. Antioxidant activity and polyphenol content of aqueous extracts from Colombian Amazonian plants with medicinal use. Food Chemistry 2010; 119:1566-1570.

(74.) Rengifo E, Cerruti T. Plantas medicinales de la amazonia peruana. Estudio de su uso y cultivo. Iquitos, Peru: Ediciones IIAP; 1997. p. 40-46.

(75.) CYTED, Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnologia para el Desarrollo. 270 Plantas Medicinales Iberoamericanas. Mahabir P. Gupta, ed. 1 ed. Santafe de Bogota: Ed. Presencia Ltda.; 1995. p. 367-368.

(76.) De Oliveira AH. Atividade antimicrobiana e imunologica in vitro dos extratos de Senna reticulata (Willd.) Irwin & Barneby (mata-pasto) e Vismia guianensis (Aubl.) (lacre). Araraquara; 2009.

(77.) Vargas CJ. Estudio de la actividad cicatrizante y antiinflamatoria del extracto alcoholico de las hojas de Senna reticulata (Willd) H. Irwin & Barneby ("Retama"). Tesis para optar el Grado de Magister en Recursos Vegetales y Terapeuticos. Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Peru; 2007.

(78.) Nunes dos Santos R. Estudo quimico e farmacologico de Senna reticulata Willd. Tese submetida a Coordenacao do Titulo de Doutor. Universidade Federal do Ceara, Fortaleza-Ceara; 2007.

(79.) Oliveira AH de. Atividade antimicrobiana e imunologica in vitro dos extratos de Senna reticulata (Willd.) Irwin & Barneby (mata-pasto) e Vismia guianensis (Aubl.) (lacre). Araraquara; 2009.

(80.) Mitscher LA, Lev RP, Bathala MS, Wu W, Beal JL. Antimicrobial agents from higher plants. I. Introduction, rationale, and methodology. Lloydia 1972; 35:157-166.

(81.) Camacho MDR, Phillipson JD, Croft SL, Solis PN, Marshall SJ, Ghazanfar SA. Screening of plant extracts for antiprotozoal and cytotoxic activities. Journal of Ethnopharmacology 2003; 89:185-191.

(82.) Isaza G, Cristancho LS, Cruz A, Castrillon HJ. Efectos de la Senna reticulata en la glicemia de ratones normoglicemicos e hiperglicemicos. Biosalud 2006; 5:61-67.

(83.) Cristancho LS, Isaza G, Acosta SM. Estudio preliminar de los efectos hipoglicemiantes de Senna reticulata en ratas diabeticas. Biosalud 2009; 8:29-36.

(84.) Santos RN, Braz Filho R, Silva MGV. Constituintes quimicos do caule de Senna reticulata Willd. (Leguninoseae). Quim. Nova 2008; 31(8):1979-1981.

(85.) Ruiz L, Ruiz L, Maco M, Cobos M, Gutierrez-Choquevilca AL, Roumy V. Plants used by native Amazonian groups from the Nanay River (Peru) for the treatment of malaria. Journal of Ethnopharmacology 2011; 133:917-921.

(86.) Martinez JS, Sierra JI, Arrubla RC, Martinez PN. Metabolitos secundarios en el guayacan amarillo y en el guayacan rosado. Scientia et Technica 2011; 47:297-301.

(87.) Perez JE, Isaza G, Acosta SM, Sepulveda JC. Ensayo preliminar sobre los efectos en el hemograma de los extractos acuoso y metanolico de Phenax rugosus (Poir.) Wedd y Tabebuia chrysantha G. Nicholson. Biosalud 2009; 8:17-28.

(88.) Abbott BJ, Hartwell JL, Leiter J, Perdue RE, Schepartz SA. Screening data from the Cancer Chemoterapy National Service Center Laboratories. XL. Plant extracts. Cancer Res 1967; 27(suppl):190-345.

(89.) De Almeida ER, da Silva Filho AA, dos Santos ER, Lopes CA. Antiinflamatory action of lapachol. J. Ethnopharmacol 1990; 29:239-241.

(90.) Linardi MdCF, De Oliveira MM, Samppaio MRP. A lapachol derivate against mouse lymphocyte leukemia P-388. J. Med. Chem. 1975; 18:1159-1161.

(91.) Koyama J, Morita I, Tagahara K, Hirai KI. Cyclopentene dialdehydes from Tabebuia impetiginosa. Phytochemesty 2000; 53:869-872.

(92.) Kreher B, Lotter H, Cordell GA, Wagner H. New furanonaphthoquinones and other constituents of Tabebuia avellanedae and their immunomodulating activities in vitro. Planta Med 1988; 54(6):562563.

(93.) Pereira EM, Machado TB, Leal IC, Jesus DM, Damaso CR, Pinto AV, et al. Tabebuia avellanedae naphthoquinones: activity against methicillin-resistant staphylococcal strains, cytotoxic activity and in vivo dermal irritability analysis. An Clinical Microbiol Antimic 2006; 5(1):5-7.

(94.) Steinert J, Khalaf H, Rimpler M. HPLC separation and determination of naphtho [2,3-[beta]]furan-4,9-diones and related compounds in extracts of Tabebuia avellanedae. Journal of Chromatography 1995; 693:281-287.

(95.) Control Fitosanitario en el Cultivo del Cafe. Disponible en: http://www.fonaiap.gov.ve/publica/divulga/ fd61/cafe.html [Consultado Agosto 13 de 2012].

(96.) Guia verde.com. Disponible en: http://guiaverde.com/guia_de_plantas/tradescantia_zebrina_2386 [Consultado Agosto 13 de 2012].

(97.) Frei B, Heinriclr M, Bork PM, Herrmann D, Jaki B, Katol T, Kuhnt M, Schmitt J, Schuhly W, Volken C, Stieber O. Multiple screening of medicinal plants from Oaxaca, Mexico: ethnobotany and bioassays as a basis for phytochemical investigation. Phytomedicine 1998; 5(3):177-186.

(98.) Roig K. Plantas medicinales aromaticas o venenosas de cuba. La Habana: Cientifico Tecnico La Habana; 1988. p. 347-348.

(99.) Poll E. Medicinal plants of Guatemala with hypoglycemic effects. Guatemala: Universidad del Valle de Guatemala, Herbarium UVAL, Institute of Reserch; 1996.

(100.) Flores P. Seminario Nacional de Plantas Medicinales, 12[grados]. Conocimiento de los recursos naturales medicinales para su conservacion y aprovechamiento. 29 de sept. al 2 de oct. de 1999. p. 148.

(101.) Melendez E. Plantas medicinales de mayor importancia de Puerto Rico. Puerto Rico: Universidad de Puerto Rico; 1992. p. 371.

(102.) Melendez E. Plantas medicinales de Costa Rica y su folklore. Costa Rica: Universitaria; 1978. p. 144.

(103.) Garlet TMB, Irgang BE. Plantas medicinais utilizadas na medicina popular por mulheres trabalhadoras rurais de Cruz Alta, Rio do Sul, Brasil. Rev. Bras. Pl. Med 2001; 4(1):9-18.

(104.) Perez D. Etnobotanica medicinal y biocidas para malaria en la region Ucayali. Folia Amazonica 2002; 13(1-2):87-108. Disponible en: http://www.iiap.org.pe/publicaciones/folias/folia13/Articulo%206%20 Folia%2013.pdf#search=%22usos%20Oryd:anthus%20alveolatus%22 [Consultado Septiembre 21 de 2006].

(105.) Perez D, Iannacone O. Efectividad de extractos botanicos de diez plantas sobre la mortalidad y repelencia de larvas de Rhynchophorus palmarum L., insecto plaga del Pijuayo Bactris gasipaes Kunth de la Amazonia del Peru. Agricultura Tecnica (Chile) 2006; 66(1):21-30.

(106.) Arango MC, Duque N, Isaza G. Efectos de la Zebrina pendula en ratones normales y con diabetes experimental. Revista Universidad de Caldas 1991; 12(1-3):91-94.

(107.) Arango MC, Isaza G, Duque N. Analisis fitoquimico preliminar y estudio del efecto hipoglicemiante de la Zebrina pendula en ratas diabeticas y en conejos normales e hiperglicemicos. Revista Universidad de Caldas 1993; 13(1-3):55-74.

(108.) Giraldo U, Arango MC, Duque N, Isaza G. Estudio toxicologico de las hojas de Zebrina pendula. Revista Universidad de Caldas 1995; 15:51-57.

(109.) Arango MC, Isaza G, Bohorquez A, Chica LF, Lopez H. Determinacion de la toxicidad subaguda de la Zebrina pendula en ratones. Biosalud 2005; 4:56-66.

(110.) Ramos A, Visozo A, Piloto J, Garcia A, Rodriguez CA, Rivero R. Screening of antimutagenicity via antioxidant activity in Cuban medicinal plants. Journal of Ethnopharmacology 2003; 87:241-246.

(111.) Gil J, Saravia A. Validacion farmacologica de la actividad diuretica de infusiones acuosas de Cecropia obtusifolia Bertoloni. (guarumo), Cecropia peltata L. (guarumo), Solanum nigrescens Mart & Gal. (quilete), y Zebrina pendula Schnizl. (hierba de pollo) popularmente utilizadas en Guatemala. Informe final de tesis para optar el titulo de Quimica Farmaceutica. Universidad de San Carlos de Guatemala, Guatemala; 2005.

(112.) Juaregui E. Inhibicion in vitro de Candida albicans por 10 plantas usadas en el tratamiento de infecciones dermatomucosas. Facultad de Ciencias Quimicas y Farmacia. Tesis ad gradum. Universidad de San Carlos de Guatemala, Guatemala; 1990. p. 39.

(113.) Giron LM. Investigacion de la inhibicion de Candida albicans por preparaciones de plantas usadas en la medicina popular. Facultad de Ciencias Quimicas y Farmacia. Tesis ad gradum. Universidad de San Carlos de Guatemala, Guatemala; 1983. p. 29.

(114.) Arango MC, Duque N, Isaza G. Analisis fitoquimico preliminar y del efecto hipoglicemiante de la Zebrina pendula. Revista Universidad de Caldas 1993; 13:55-76.

Alexander Ramirez Cardenas [1]

Gustavo Isaza Mejia [2]

Jorge Enrique Perez Cardenas [3]

(1) Candidato a Maestria en Ciencias Biomedicas, Universidad de Caldas. Manizales, Colombia. Correo electronico: arca_77@hotmail.com

(2) Profesor Universidad de Caldas. Manizales, Colombia. Correo electronico: gisaza7@une.net.co

(3) Profesor Universidad de Caldas. Manizales, Colombia. Correo electronico: labmicro@ucaldas.edu.co

Recibido: abril 28 de 2013-Aceptado: julio 25 de 2013
COPYRIGHT 2013 Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ramirez Cardenas, Alexander; Isaza Mejia, Gustavo; Perez Cardenas, Jorge Enrique
Publication:Biosalud
Date:Jan 1, 2013
Words:12559
Previous Article:Alteraciones de los niveles de hormonas tiroideas y su influencia en la salud y produccion de pequenos rumiantes.
Next Article:Los efectos adversos sistemicos de las vacunas contra el virus del papiloma humano y la evidencia cientifica de su asociacion con dicha vacuna.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters