Printer Friendly

Epidemiologia del ofidismo en Venezuela (1996-2004).

Epidemiology of ophidism in Venezuela (1996-2004).

INTRODUCCION

Los accidentes causados por animales venenosos, de varios grupos zoologicos, representan patologias globales con la connotacion de problemas de salud colectiva, especialmente asociadas a las zonas tropicales y subtropicales del planeta (1-11). Uno de ellos, el accidente ofidico ha sido catalogado como enfermedad desasistida, a pesar de su alta incidencia, su severidad y a las secuelas funcionales graves y permanentes que pueden desarrollarse en los individuos afectados; aunada a su potencial mortalidad (11-16).

Anualmente, en el mundo, ocurren unos 5.400.000 accidentes con serpientes, de los cuales 2.682.500 desarrollan un cuadro de envenenamiento con cerca de 100.000 secuelas y entre 125.000 a 138.000 decesos (12, 17). Otras estimaciones, indicarian globalmente la ocurrencia entre 421.000 y 1.841.000 envenenamientos por ano con un numero de muertes ubicado entre 19.886 y 93.945 decesos (16). Entre el 50 y 75% de los accidentes requieren tratamiento para prevenir la muerte, las amputaciones o las secuelas permanentes (18).

En Latinoamerica, desde Mexico hasta Argentina, incluyendo las islas del Caribe, se producen cada ano alrededor de 75.362 accidentes ofidicos (11). Se estima que en Centroamerica ocurren alrededor de 4.100 accidentes por ano, siendo Panama el pais con mayor numero de casos, mientras que en Suramerica, Brasil registra la mayor cantidad de casos, con promedio de 25.000 por ano, especialmente en las regiones norte y centro-oeste del pais (19); con cifra record de 30.010 notificaciones en el ano 2010 (20). Datos de mortalidad calculados recientemente, en paises de America Central y del Sur incluyendo Venezuela, indican valores entre 0,02 y 0,5 fallecidos por 100.000 habitantes (11, 21-24).

A pesar de las estimaciones, la magnitud del accidente ofidico no es bien conocida en Latinoamerica, ya que ocurre predominantemente en areas rurales, muchas veces alejadas de los servicios de salud. Los jovenes y los ninos, trabajadores agricolas, especialmente varones, son los mas afectados, haciendo del incidente con serpientes una enfermedad profesional. El impacto de las secuelas y las defunciones representan una alta carga social y economica para los paises de las Americas (2, 14, 25-29).

En este contexto, el estudio de la morbilidad por ofidios en Venezuela es practicamente desconocido; apenas circunscrito a trabajos puntuales de casuistica hospitalaria aislada (30-39) o circunscritas a un solo estado (40); por lo cual, se desconoce la verdadera dimension de este accidente en el pais. No obstante, De Sousa y col. (41) indicaron que en el territorio venezolano, entre 1980 y 1990, fallecieron 877 personas por contacto accidental con animales venenosos. Discriminando por causa las serpientes ocasionaron 586 fallecidos (66,8%), los himenopteros (abejas, avispas y hormigas) 170 (19,4%) decesos, los escorpiones 91 (10,4%), las aranas 3 (0,3%), los centipedos (ciempies) 2 (0,2%) y otros animales venenosos 25 (2,9%) muertes; indicando al ofidismo como la primera causa de mortalidad por envenenamientos, seguido en frecuencia por los himenopteros y en tercer lugar los escorpiones. Sin embargo, este perfil puede mostrar comportamiento diferente para algunas regiones, como el reportado para el estado Monagas; donde la frecuencia de mortalidad de escorpionismo y ofidismo fue similar y estos, a su vez, mayores que la causada por himenopteros en el periodo 1980 a 2000 (42).

Hernandez y col. (43), con el fin de justificar la importancia del estudio de la actividad de la crotoxina del veneno de cascabel (Crotalus durissus cumanensis) sobre la ultraestructura del musculo auricular cardiaco de ratones, presentaron los datos de los accidentes por serpientes registrados en las estadisticas de morbilidad de la Direccion de Epidemiologia y Analisis Estrategico del Ministerio de Sanidad y Desarrollo Social (MSDS), ahora Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS). El objetivo de este estudio fue establecer el patron de distribucion nacional del ofidismo en el territorio venezolano en funcion de la informacion disponible, concluyendose que este accidente constituye un problema de salud colectiva en gran parte del pais.

MATERIALES Y METODOS

Obtencion de los datos

Este trabajo se enmarca como una investigacion de tipo epidemiologica, de diseno retrospectivo y de corte longitudinal. La informacion de los casos de ofidismo, fue recolectada mediante sistema de vigilancia epidemiologica pasiva, entre 1996 y 2004, bajo la siguiente metodologia: los datos se obtuvieron a partir de las Estadisticas de Morbilidad, Direccion de Epidemiologia y Analisis Estrategico (DEAE) del Ministerio de Sanidad y Desarrollo Social (MSDS), actual Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS).

Se determino la distribucion geografica de los accidentes ofidicos por anos, estados y regiones administrativas de Venezuela. Para cada ano, estado y region politico administrativa, se calcularon las tasas de incidencia (por 100.000 habitantes). Para el calculo de las tasas, se utilizo la progresion de la poblacion suministrada por el Instituto Nacional de Estadistica (http//www.ine. gov.ve).

Area de estudio

Venezuela, comprende una superficie geografica total de 916.445 [km.sup.2] ubicada en la zona septentrional de America del Sur, entre los 0[grados]38'53"y los 12[grados]11'46" de latitud Norte y los 59[grados]47'30" y 73[grados]22'38" de longitud Oeste. Para el ano 2000, contaba con una poblacion de 24.069.837 habitantes (INE: http.//www.ine.gov.ve) y una densidad poblacional de 26,6 hab/[km.sup.2]. La poblacion no se distribuye uniformemente en el pais, ya que el 80% de los habitantes vive en la franja norte del territorio (en el 20 % de la superficie nacional), el 18% habita en la zona de los llanos y el 2% restante en el sudeste del pais. El relieve de tierra firme es muy variado y reune diversas regiones fisiograficas: el sistema Andino, las serranias de Falcon, Lara y Yaracuy, la cordillera de La Costa, el macizo Guayanes y los Llanos occidentales, centrales y orientales. Politicamente se divide en 23 estados, un Distrito Capital y las Dependencias Federales. Ademas, se clasifica en nueve Regiones Politico-Administrativas, a saber: Capital (Distrito Capital y los estados Miranda y Vargas), Central (estados Aragua, Carabobo y Cojedes), Llanos (Guarico y Apure, exceptuando el municipio Paez), Centro-Occidental (Falcon, Lara, Portuguesa y Yaracuy), Zuliana (conformada solo por el estado Zulia), Andes (Barinas, Merida, Tachira, Trujillo y el municipio Paez del estado Apure), Nor-Oriental (Anzoategui, Monagas y Sucre), Guayana (Amazonas, Bolivar y Delta Amacuro) e Insular (estado Nueva Esparta (Islas de Margarita, Coche y Cubagua) y otras islas ubicadas en el area del mar Caribe).

Procesamiento de datos y analisis estadistico

Algunos datos (tasas de incidencia por estado o region) se procesaron por metodos estadisticos no parametricos. En primer lugar se calcularon las medianas de las tasas de incidencia segun el metodo de Hodges y Lehmann y sus limites de confianza al 95% de certeza. En segundo termino, las diferencias entre las medianas fueron evaluadas por la prueba de analisis de varianza de Kruskal-Wallis al comparar mas de dos medianas y la prueba de Mann-Whitney (Wilcoxon) en el caso de dos medianas, con un nivel de significacion p < 0,05 (40, 44, 45). Para ello se utilizo el programa V-8.2 desarrollado por el Dr. Carlos Sevcik, Laboratorio de Neurofarmacologia Celular, CBB, IVIC, Venezuela. Posteriormente, las medianas de las tasas de incidencia se distribuyeron de acuerdo con los percentiles 25, 50, 75 y 90.

RESULTADOS

Morbilidad por ofidismo por anos, estados y regiones administrativas

En el periodo de nueve anos, comprendido entre 1996 y 2004, se registraron 53.792 mordeduras por ofidios en Venezuela (aproximadamente 5.976 casos, en promedio, por ano) (Tabla I). La mayor incidencia (7.486 casos) se registro en 2004. Los anos 2003 y 2004 concentraron 26,7% de todas las mordeduras por ofidios en el periodo.

El estado Zulia registro la mayor frecuencia de mordeduras (5.975 accidentes), concentrando 11,1% de todos los accidentes ocurridos en el pais. Le siguen en orden de frecuencia, Lara (4.770; 8,9%), Portuguesa (3.561; 6,6%) y Tachira (3.438; 6,4%). Los estados con menor numero de accidentes fueron Vargas (246; 0,5%), Nueva Esparta (328; 0,6%) y Distrito Capital (584; 1,1%). Diez estados [Zulia, Lara, Portuguesa, Tachira, Carabobo, Falcon, Barinas, Bolivar, Miranda y Merida: 41,7% de las entidades federales con una superficie de 47,3% (431.100 [km.sup.2]) del territorio nacional] acumularon casi dos tercios (35.367 casos: 65,7%) de todas las mordeduras causadas por ofidios en Venezuela.

De los 53.792 incidentes registrados en el pais, 13.426 acontecieron en la region Centro-Occidental, con predominio en el estado Lara con 4.770 incidentes. La region Andes ocupo el segundo lugar (10.947 casos) con predominio en el estado Tachira (3.438 accidentes) y en tercer lugar la region Zuliana con 5.975 casos.

Indicadores de morbilidad por anos, estados y regiones administrativas

En el periodo 1996 a 2004 (Tabla II), las mayores tasas de incidencia (por 100.000 habitantes), por ano, se registraron en los estados Cojedes (228,72 casos por 100.000 habitantes, en 2001), Amazonas (117,89 en 1999 y 106,65 en 2000) y Apure (100,23 en 2004). Por regiones, las mayores tasas se registraron en los Llanos (63,81 en 2004), Centro-Occidental (55,68 en el ano 2000) y Andes (54,96 en 2004). Las menores tasas por estado, para todo el territorio nacional, se observaron en Miranda (4,72 en 2001), Nueva Esparta (2,51 en 1998) y Distrito Capital (0,52 en 2001). Por regiones, en la region Capital (3,12 en 2001) e Insular (2,51 en 1998).

Los valores mas altos de las medianas de las tasas de incidencia para el periodo, por estado, fueron los de Amazonas (70,90 [52,13-86,80] accidentes por 100.000 habitantes), Barinas (55,98 [48,28-63,68]), Delta Amacuro (55,52 [37,61-71,34]) y Cojedes (52,79 [38,88-66,06]). Por region administrativa, las mayores se localizaron en la Centro-Occidental (40,38 [37,02-42,67]), Andes (38,99 [37,03-45,24]) y los Llanos (37,06 [31,36-43,84]). La mediana de incidencia para el pais fue de 24,46 (22,96-26,03) accidentes por 100.000 habitantes (Tablas II y IV). Las medianas de estos estados y regiones al compararse con las restantes, evaluadas por la prueba de Mann-Whitney (Wilcoxon), establecieron diferencias significativas (p < 0,01).

La frecuencia de las mayores tasas observadas en los estados y regiones administrativas de Venezuela se presenta en la Tabla III. Para el periodo, Amazonas registro durante cuatro anos (1999, 2000, 2002 y 2003) las mayores tasas anuales en el pais, seguido por el estado Barinas. Cojedes registro el maximo indicador de morbilidad para Venezuela, entre 1996 y 2004, con una tasa de 228,72; mientras que Amazonas mostro la segunda (117,89) y tercera (106,63) mayor tasa contabilizadas en el periodo. La region Centro-Occidental mostro cinco anos (1997, 1998, 1999, 2000 y 2002) de tasas elevadas y en segundo termino los Andes (2001 y 2003) y Llanos (1996 y 2004).

Areas de endemicidad

Segun la distribucion de las medianas de las tasas de incidencia (Tabla IV, Figs. 1 y 2), de acuerdo a los percentiles 25, 50, 75 y 90, los estado y regiones se clasificaron en: (a) estados (Amazonas, Barinas, Delta Amacuro y Cojedes) y regiones (Centro-Occidental y Andes) de muy alta endemicidad, (b) estados y regiones de alta endemicidad, (c) mediana, (d) baja y (e) muy baja endemicidad. Sobre el percentil 50 se ubicaron 14 de las 24 entidades federales que componen el territorio venezolano, con una superficie de 535.036 [km.sup.2] (58,4%) del territorio nacional, y cuatro de las nueve regiones administrativas.

[FIGURA 1 OMITIR]

[FIGURA 2 OMITIR]

DISCUSION

Actualmente no se cuenta con ningun estudio que indique la distribucion nacional de la morbilidad por mordeduras de serpientes para cada estado o region del pais. Relacionado con lo anterior, este trabajo representaria el primero en describir el patron de endemicidad del ofidismo en Venezuela.

En el territorio venezolano, el 70 a 80% de los accidentes ofidicos son del tipo bothropico (35); en el oriente del pais, dependiendo de la entidad federal (Anzoategui, Monagas o Bolivar) la incidencia de accidente crotalico incrementa su magnitud (37, 38, 40, 46, 47); tal es el caso del estado Bolivar que posee, al presente, la mayor prevalencia de ofidismo por crotalos en toda Venezuela (37). Los accidentes lachesicos y micruricos son mucho menos frecuentes, aunque muy severos cuando ocurren (35, 47, 48). El primero acontece fundamentalmente en la zona sur del territorio y en menor magnitud en los estados Sucre, norte de Monagas y en el area nor-oriental de Anzoategui (abarcando la subregion Turimiquire). El envenenamiento por especies del genero Micrurus es el menos frecuente de todos, a pesar que estas serpientes estan ampliamente distribuidas en Venezuela (2, 27, 47).

Por lo anterior, el conocimiento sobre la ecologia, biologia y distribucion de una especie de animal venenoso (48), sumado al patron de comportamiento epidemiologico del accidente; es el paso inicial para el diseno de programas de vigilancia y control (45). Asi que estudiar los factores determinantes en la distribucion de los accidentes por animales venenosos puede resultar clave para la comprension del patron de morbilidad asociada a estos animales.

Gutierrez (11) ha indicado el impacto en salud de este accidente catalogado como enfermedad desasistida. Si se considera que el 70% de los accidentes con ofidios recibio tratamiento, es decir, unos 37.654 pacientes de los 53.792 casos reportados en los 9 anos de estudio, indicaria la importancia del ofidismo en la repercusion economica que genero esta entidad morbida en nuestro pais. Adicionalmente, el mapa de morbilidad aqui presentado permite abordar el problema de la distribucion del anti-veneno en las entidades donde estos sean necesarios; en particular en los estados mas afectados segun los indicadores calculados. Esta distribucion racional es imperiosa como politica publica en salud para el pais. En este aspecto, un buen sistema de vigilancia epidemiologica de los accidentes por animales venenosos se fundamentaria en la existencia de un sistema nacional de informacion con cobertura universal (11, 49, 50), integrado rigurosamente en los distintos niveles de atencion sanitaria, desde el puesto de asistencia rural hasta el ministerio de salud. Un ejemplo de esta integracion es el SINAN (Sistema de Informacao de Agravos de Notificacao) de Brasil (11, 40, 51)

Gutierrez (11) ha senalado que paises de la region, como Brasil, Costa Rica, Mexico y Argentina, son autosuficientes en el abastecimiento de sus necesidades de anti-venenos. Similarmente senalo que Colombia, Venezuela, Peru y Bolivia, tienen centros productores que, en determinadas ocasiones, no satisfacen la demanda nacional de estos productos. En este sentido, actualmente en Venezuela se encuentra en ejecucion un programa para el desarrollo de nuevos antivenenos, por parte de una empresa del estado venezolano (QUIMBIOTEC) con el fin de asegurar los volumenes de antivenina que requiera el pais y posiblemente desarrollar un producto liofilizado, independiente de la cadena de frio que garantizaria la cobertura nacional en asociacion con el antiveneno producido por la empresa de la Universidad Central de Venezuela (BIOTECFAR). Por otro lado, ampliar el espectro de inactivacion de toxinas del antiveneno venezolano seria indiscutible con base en la informacion relacionada con la complejidad y diversidad farmacologica de los venenos de nuestros viperidos descritos en varios trabajos (43, 52-57).

Adicionalmente, seria importante mejorar el sistema nacional de recoleccion de informacion con la aplicacion de tecnologias de georreferenciacion, para perfeccionar los procesos de diagnostico y tratamiento del ofidismo. La idea permitiria al personal de salud ingresar a lugares que sean de interes para el ministerio de salud venezolano. Esto daria la posibilidad de confeccionar una base de datos, donde luego, con un dispositivo de geolocalizacion se podria acceder a informacion, como por ejemplo: ?donde existe la mayor posibilidad de tener un accidente ofidico? o ?donde encontrar de manera preferencial un centro de salud cercano con posibilidad de ubicar la existencia de antiveneno? Al respecto, Leynaud y Reati (58) han indicado que el Sistema de Informacion Geografica Epidemiologica (SIGEpi) constituye una herramienta valiosa para estudiar los problemas de salud publica relacionados con el accidente causado por ofidios. En este sentido, seria interesante aplicar esta metodologia con el fin de investigar posibles asociaciones del ofidismo con aspectos ambientales y socio-economicos en el pais; valorando a mas largo plazo y con mayor detalle la morbilidad causada por este grupo taxonomico.

Kasturiratne y col. (16) estimaron para America Latina rangos extremos de tasas de incidencia (por 100.000 habitantes) entre 3,46 y 54,47 y de mortalidad (por 100.000 habitantes) entre 0,007 y 1,05. Gonzalez-Andrade y Chippaux (24) calcularon una incidencia en Ecuador, entre 2002 y 2007, de 11,15 accidentes por 100.000 habitantes. Adicionalmente, los autores mencionaron al ano 2004 con el mayor registro de accidentes ofidicos en el territorio ecuatoriano; atribuyendo este pico de incidencia al fenomeno de El Nino. Los resultados de este trabajo, en cuanto a la morbilidad, mostraron una mediana de tasa de incidencia de 24,46 casos por 100.000 habitantes para el periodo. Similarmente, el ano 2004 registro la cifra record de 7.486 accidentes con serpientes. Es posible, en apariencia, que exista una tendencia al incremento de la incidencia en el pais.

Los resultados presentados muestran el mapa de morbilidad del ofidismo en Venezuela, para el periodo 1996-2004, indicando que este accidente constituye un problema de salud colectiva en gran parte del territorio nacional.

AGRADECIMIENTOS

Este trabajo fue parcialmente financiado por el FONACIT a traves del Proyecto en Red Nacional de Produccion de Antivenenos (N[grados] 2007000672): Subproyecto 1 "Caracterizacion epidemiologica de los envenenamientos ofidicos y escorpionicos en Venezuela, con taxonomia de las especies asociadas y banco de venenos" y Subproyecto 2 "Bioensayos para el estudio de la diversidad de toxinas de la fauna venenosa del pais".

REFERENCIAS

(1.) Borges A. Escorpionismo en Venezuela. Acta Biol Venez 1996; 16:65-75.

(2.) Machado-Allison A, Rodriguez-Acosta A. Animales venenosos y ponzonosos de Venezuela. Un manual para el mejor conocimiento biomedico de los accidentes ocasionados por animales venenosos. Caracas: UCV, Consejo de Desarrollo Cientifico y Humanistico; 1997.

(3.) White J. Bites and stings from venomous animals: a global overview. Ther Drug Monit 2000; 22:65-68.

(4.) Otero R, Navio E, Cespedes FA, Nunez MJ, Lozano L, Moscoso ER, Matallana C, Arsuza NB, Garcia J, Fernandez D, Rodas JH, Rodriguez OJ, Zuleta JE, Gomez JP, Saldarriaga M, Quintana JC, Nunez V, Cardenas S, Barona J, Valderrama R, Paz N, Diaz A, Rodriguez OL, Martinez MD, Maturana R, Beltran LE, Mesa MB, Paniagua J, Florez E, Lourenco WR. Scorpion envenoming in two regions of Colombia: clinical, epidemiological and therapeutic aspects. Trans R Soc Trop Med Hyg 2004; 98(2):742-750.

(5.) Steen CJ, Carbonaro PA, Schwartz RA. Arthropods in dermatology. J Am Acad Dermatol 2004; 50:819-842.

(6.) Borges A, De Sousa L. Escorpionismo en Venezuela: una aproximacion molecular, inmunologica y epidemiologica para su estudio. Rev Fac Farmacia (Caracas) 2006; 69:15-27.

(7.) Chippaux JP. Incidence et mortalite par animaux venimeux dans les pays tropicaux. Med Trop 2008; 68:334-339.

(8.) Chippaux JP, Alagon A. Envenimations et empoinonnements par les animaux venimeux ou veneneux. VII: L'arachnidisme du nouveau monde. Med Trop 2008; 68:215-221.

(9.) Chippaux JP, Goyffon M. Epidemiology of scorpionism: A global appraisal. Acta Trop 2008; 107:71-79.

(10.) Kiriakos D, Nunez P, Parababire Y, Garcia M, Medina J, De Sousa L. First report of human Latrodectism in Venezuela. RevSoc Bras Med Trop 2008; 42:202-204.

(11.) Gutierrez JM. Envenenamientos por mordeduras de serpientes en America Latina: una vision integral de caracter regional. Bol Mal Salud Amb 2011; 51:1-16.

(12.) Chippaux JP. Snake-bites: Appraisal of the global situation. Bull World Health Organ 1998; 76:515-524.

(13.) World Health Organization. Rabies and envenomings: a neglected public health issue: report of a Consultative Meeting, WHO, Geneva, 10 January 2007. Hallado en: http://www.who.int/bloodproducts/animal_sera/Rabies.pdf. Acceso el 6 septiembre de 2010.

(14.) Gutierrez JM, Theakston D, Warrell D. Confronting the neglected problem of snake bite envenoming: The need for a global partnership. PloS Medicine 2006; 3: e150.doi: 10.1371/journal.pmed.0030150.

(15.) Gutierrez JM, Lomonte B, Leon G, Rucavaco A, Chaves F, Angulo Y. Trends in snakebite envenomation therapy: scientific, technological and public health considerations. Curr Pharm Desing 2007; 13(28):2935-2950.

(16.) Kasturiratne A, Wickremasinghe A, de Silva N, Gunawardena N, Pathmeswaran A, Premaratna R, Savioli L. Lalloo D, de Silva H. The global burden of snakebite: A literature analysis and modelling based on a regional estimates of envenoming and deaths. PloS Medicine 2008; 5: e218. doi: 10.1371/journal.pmed.0050218.

(17.) Chippaux JP. Estimating the global burden of snakebite can to help to improve management. PloS Medicine 2008; 5: e221.doi:10.1371/journal.pmed.0050221.

(18.) Organizacion Panamericana de la Salud. Informe Final de la Consulta Tecnica sobre Accidentes con Animales Ponzonosos en Latino America. PANAFTOSA(c). Sao Paulo (Brasil). pp. 7, 2007.

(19.) Bochner R, Fiszon J. Profil des accidents par des animaux venimeux au Bresil, 2001 a 2006. Collection Rencontres en Toxinologie 2008; 6:119-122. Hallado en: http://sfet.asso.fr/images/stories/SFET/pdf/ EBook-RT16-2008-signets.pdf. Acceso el 28 julio de 2011.

(20.) Sistema de Informacao de Agravos de Notificacao. Acidente por animais peconhentos. Notificacoes registradas no Sinan Net, por ano de acidente e tipo de acidente, periodo 2010. Hallado en: http://dtr2004.saude.gov.br/sinanweb/. Acceso el 28 de julio de 2011.

(21.) Benitez J, Rifakis P, Vargas J, Cabaniel G, Rodriguez-Morales A. Trends in fatal snakebites in Venezuela, 1995-2002. Wilderness Environ Med 2007; 18:209-31.

(22.) Fernandez P, Gutierrez JM. Mortality due snakebite envenomation in Costa Rica (1993-2006). Toxicon 2008; 52: 530-533.

(23.) de Oliveira RW, Wen FH, Sifuentes DN. Epidemiologia dos acidentes por animais peconhentos. En: Cardoso JLC, Franca FOS, Wen FH, Malaque CMS, Haddad Jr. D. Eds. Animais Peconhentos no Brasil. Biologia, Clinica e Terapeutica dos Acidentes. Sao Paulo: Sarvier; 2009. P 6-21.

(24.) Gonzalez-Andrade F, Chippaux JP. Snake bite envenomation in Ecuador. Trans R Soc Trop Med Hyg 2010; 104:588-591.

(25.) Otero R, Silva J, Barona M, Toro M, Quintana J, Diaz A, Vasquez I, Rodriguez V, Delgado C, Fernandez M, Ayala H, Conrado N, Marin C, Ramirez C, Arrieta A, Cordoba E, Ruiz T, Garcia M, Aguirre A, Londono J, Ospina N, Macias D, Jaramillo O, Pelaez H, Espinal M, Camargo J. Accidente bothropico en Colombia: estudio multicentrico de la eficacia y seguridad de Antivipmyn-Tri(r), un antiveneno polivalente producido en Mexico. Iatreia 2007; 20:244-262.

(26.) Otero R, Valderrama R, Osorio R, Posada L. Programa de atencion primaria del accidente ofidico. Una propuesta para Colombia. Iatreia 1992; 5:96-102.

(27.) Rodriguez-Acosta A, Mondolfi A, Orihuela R, Aguilar A. ?Que hacer frente a un accidente ofidico? Caracas: Editora Venedi ciones; 1995. p 13-46.

(28.) Bochner R, Struchiner C. Epidemiologia dos acidentes ofidicos nos ultimos 100 anos no Brasil: uma revisao. Cad Saude Publica 2003; 19:7-16.

(29.) Gomez JP. Accidente por animales ponzonosos y venenosos: su impacto en salud ocupacional en Colombia. Rev Fac Nac Salud Publica 2011; 29:419-431.

(30.) Acevedo-Ortega P. Aspectos zoologicos, clinicos y terapeuticos de las mordeduras de culebra en la region Guayana. Rev Ve nez MSAS 1961; 26:923-939.

(31.) Pulido L, Ramirez E, Contreras A. Emponzonamiento Ofidico en Pediatria anos 1983-1993 H.P.E.C Valera. Rev Soc Med Quirur Hos Emerg Perez de Leon 1996; 27:69-80.

(32.) Araujo C, Rivas P. Empozonamiento ofidico en el Instituto Autonomo Hospital Universitario Los Andes Merida Venezuela. RevFac Medicina (Merida) 1997; 6:21-51.

(33.) Mota J, Mendoza S, Yoshida E, Torres M. Emponzonamiento Ofidico en los Altos Mirandinos enero 1997 a enero 1998. Rev Soc Ven Med Interna 1999; 15(2):83-87.

(34.) Navarro P, Garrido E, Martin A, Navarro P, Gutierrez H. Emponzonamiento ofidico en 17 ninos: evaluacion clinica y epidemiologica. Antibiot Infecc 2000; 8:65-69.

(35.) Rodriguez-Acosta A, Uzcategui W, Azuaje R, Aguilar I, Giron M. Analisis clinico y epidemiologico de los accidentes por mordeduras de serpientes del genero Bothrops en Venezuela. Rev Cubana Med Trop 2000; 52:90-94.

(36.) Gonzalez C, Madriz Y, Villegas D. Estudio clinico-epidemiologico del emponzonamiento ofidico en la costa oriental del estado Falcon 1998-2001. Cuad Esc Salud Publica 2002; 69:3-9.

(37.) Caraballo A, Navarro J, Sanchez E, Perez JC, Rodriguez-Acosta A. Epidemiological and clinical aspects of snakebites in Bolivar State, Venezuela. Rev Fac Medicina (Caracas) 2004; 27:25-28.

(38.) Navarro J, Caraballo A, Sanchez E, Perez JC, Rodriguez-Acosta A. Epidemiological and clinical aspects of snakebites in Monagas State, Venezuela. Rev Fac Medicina (Caracas) 2004; 27:106-110.

(39.) Natera M, Almeida F, Perez E. Reportes recientes de accidentes ofidicos en la region noroccidental del estado Guarico, Venezuela. Herpetotropicos 2005; 2:43-46.

(40.) Boadas J, Matos M, Bonoli S, Borges A, Vasquez-Suarez A, Serrano L, Quijada N, Villalba N, Perez Y, Chadee-Burgos R, De Sousa L. Perfil eco-epidemiologico de los accidentes por ofidios en Monagas, Venezuela (2002-2006). Bol Mal Salud Amb 2012; 52:207-220.

(41.) De Sousa L, Parrilla-Alvarez P, Quiroga M. An epidemiological rewiew of scorpion stings in Venezuela. The northeastern region. J Venom Anim Toxins 2000; 6:127-165.

(42.) De Sousa L, Vasquez D, Salazar D, Valecillos R, Vasquez D, Rojas M, Parrilla-Alvarez P, Quiroga M. Mortalidad en humanos por envenenamientos causados por invertebrados y vertebrados en el estado Monagas, Venezuela. Invest Clin 2005; 46:241-254.

(43.) Hernandez M, Scannone H, Finol H, Pineda M, Fernandez I, Giron M, Rodriguez-Acosta A. La actividad de la crotoxi na del veneno de cascabel (Crotalus durissus cumanensis) sobre la ultraestructura del musculo auricular cardiaco. Arch Venez Med Trop 2006; 4:15-21.

(44.) Bochner R, Struchiner C. Aspectos ambientais e socio-economicos relacionados a incidencia de acidentes ofidicos no Estado do Rio de Janeiro de 1990 a 1996: uma analise exploratoria. Cad Saude Publica 2004; 20:976-985.

(45.) Matos M. Evaluacion del perfil eco-epidemiologico y clinico del escorpionismo y ofidismo en el estado Sucre, Venezuela, periodo 2002-2006. [Tesis maestria] Barcelona: Univ. de Oriente: 2010.

(46.) Kiriakos D. Emponzonamiento ofidico en el Hospital Dr. Luis Razetti, durante el tetraenio 1989-1992. [Tesis especializacion] Barcelona: Univ. de Oriente: 1993.

(47.) Kiriakos D. Serpientes venenosas de Venezuela y el accidente ofidico. [Trabajo ascenso] Barcelona: Univ. de Oriente: 2000.

(48.) Navarrete LF, Lopez-Johnston JC, Blanco A. Guia de las serpientes de Venezuela. Biologia, venenos, conservacion y checklist. Caracas: Graficas ACEA: 2009, p 101-102.

(49.) Bochner R, Struchiner C. Acidentes por animais peconhentos e sistemas nacionais de informacao. Cad Saude Publica 2002; 18:735-746.

(50.) Fiszon J, Bochner R. Subnotificacao de acidentes por animais peconhentos registrados pelo SINAN no Estado do Rio de Janeiro no periodo de 2001 a 2005. Rev Bras Epidemiol 2008; 11:114-127.

(51.) Chippaux JP. Control of ophidism in Brazil: a model for Africa. J Venom Anim Toxins incl Trop Dis 2010; 16:188-190.

(52.) Aguilar I, Giron M, Rodriguez-Acosta A. Purification and characterization of a haemorrhagic fraction from venom of the Uracoan rattlesnake Crotalus vegrandis. Biochim Biophys Acta 2001; 1548:57-65.

(53.) Aguilar M, Aguilar I, Giron M, Vargas A, Hernandez M, Rodriguez-Acosta A. Actividad hemorragica de cascabel comun (Crotalus durissus cumanensis) en dos regiones geograficas de Venezuela. Arch Venez Med Trop 2006; 4:22-27.

(54.) Aguilar I, Guerrero B, Salazar A, Giron M, Perez J, Sanchez E, Rodriguez-Acosta A. Individual venom variability in the South American rattlesnake Crotalus durissus cumanensis. Toxicon 2007; 50:214-224.

(55.) Lopez-Johnston J, Bosch N, Scannone H, Rodriguez-Acosta A. Inhibition of collagen and thrombin-induced platelet aggregation by Lansberg's hognose pit viper (Porthidium lansbergii hutmanni). J Thromb Thrombolysis 2007; 24:275-282.

(56.) Calvete JJ, Borges A, Segura A, Flores-Diaz M, Alape-Giron A, Gutierrez JM, Diez N, De Sousa L, Kiriakos D, Sanchez E, Faks J, Escolano J, Sanz L. Snake venomics and antivenomics of Bothrops colombiensis, a medically important pitviper of the Bothrops atrox-asper complex endemic to Venezuela: Contributing to its taxonomy and snakebite management. J Proteomics 2009; 72:227-240.

(57.) Rodriguez-Acosta A, Sanchez E, Marquez A, Carvajal Z, Salazar A, Giron M, Estrella A, Gil A, Guerrero B. Hemostatic properties of Venezuelan Bothrops snake venoms with special reference to Bothrops isabelae venom. Toxicon 2010; 56:926-935.

(58.) Leynaud G, Reati G. Identificacion de las zonas de riesgo ofidico en Cordoba, Argentina, mediante el programa SIGEpi. Rev Panam Salud Publica 2009; 26:64-69.

Leonardo De Sousa [1,2], Jessica Bastouri-Carrasco [1,2], Mercedes Matos [1,2], Adolfo Borges [1,3], Stefano Bonoli [1,2], Aleikar Vasquez-Suarez [1,2], Belsy Guerrero [4] y Alexis Rodriguez-Acosta [5].

[1] Laboratorio de Toxinologia, Grupo de Investigacion en Toxinologia Aplicada y Animales Venenosos, [2] Departamento de Ciencias Fisiologicas, Escuela de Ciencias de la Salud, Nucleo de Anzoategui, Universidad de Oriente. Puerto La Cruz, Venezuela. [3] Laboratorio de Biologia Molecular de Toxinas y Receptores, Seccion de Biomembranas, Instituto de Medicina Experimental, Facultad de Medicina, Universidad Central de Venezuela. Caracas, Venezuela. [4] Laboratorio de Fisiopatologia, Centro de Medicina Experimental, Instituto Venezolano de Investigaciones Cientificas. Caracas, Venezuela. [5] Seccion de Inmunoquimica y Ultraestructura, Instituto Anatomico, Universidad Central de Venezuela. Caracas, Venezuela

Autor de correspondencia: Leonardo De Sousa, Grupo de Investigacion en Toxinologia Aplicada y Animales Venenosos, Escuela de Ciencias de la Salud, Nucleo de Anzoategui, Universidad de Oriente. Puerto La Cruz, Venezuela. Correo electronico: leonardodesousa@yahoo.com
TABLA I
FRECUENCIA DE MORDEDURAS DE SERPIENTES, DISTRIBUIDO POR ESTADOS
Y REGIONES, VENEZUELA 1996-2004

Estados                             Casos por Anos
Regiones
                     1996    1997    1998    1999    2000    2001

Lara                  488     470     480     500     927     116
Portuguesa            299     318     342     380     353     316
Falcon                399     276     447     310     376     336
Yaracuy               105     218     240     317     392      95
Centro-Occidental   1.291   1.282   1.509   1.507   2.048     863
Tachira               391     314     337     333     351     315
Barinas               202     319     378     386     306     241
Merida                270     205     240     327     270     343
Trujillo              200     129      59     125     217     215
Andes               1.063    967    1.014   1.171   1.144   1.114
Zulia                 416     618     718     569     633     680
Zuliana               416     618     718     569     633     680
Carabobo              215     341     340     374     360     430
Cojedes                41      98     164     142     158     616
Aragua                175     132     248     145     110      64
Central               431     571     752     661     628   1.110
Monagas               260     234     313     371     221     248
Anzoategui            277     305     245     237     219     155
Sucre                 162     172     116     134     122      81
Nororiental           699     711     674     742     562     484
Bolivar               232     330     278     368     321     240
Delta Amacuro          41      48      43      96     115     101
Amazonas               53      44      48     117     107      88
Guayana               326     422     369     581     543     429
Apure                 199     140     153     105     177     109
Guarico               188     232     217     301     227     162
Llanos                387     372     370     406     404     271
Miranda               290     260     337     381     367     126
Distrito Capital      382      14      39      33      20      12
Vargas                                         33      39      26
Capital               672     274     376     447     426     164
Nueva Esparta          29      47       9      32      54      49
Insular                29      47       9      32      54      49
Venezuela           5.314   5.264   5.791   6.116   6.442   5.164

Estados                  Casos por Anos      Total
Regiones
                     2002    2003    2004

Lara                  690     582     517    4.770
Portuguesa            462     508     583    3.561
Falcon                301     286     341    3.072
Yaracuy               162     281     213    2.023
Centro-Occidental   1.615   1.657   1.554   13.426
Tachira               192     531     674    3.438
Barinas               294     405     404    2.935
Merida                462     352     311    2.780
Trujillo              240     284     325    1.794
Andes               1.188   1.572   1.714   10.947
Zulia                 586     718    1037    5.975
Zuliana               586     718    1037    5.975
Carabobo              257     380     426    3.123
Cojedes                79     119     189    1.606
Aragua                 90     110     103    1.177
Central               426     609     718    5.906
Monagas               143     399     239    2.428
Anzoategui            135     146     205    1.924
Sucre                 109      98     110    1.104
Nororiental           387     643     554    5.456
Bolivar               283     383     426    2.861
Delta Amacuro          54     118      96      712
Amazonas               86      84      25      652
Guayana               423     585     547    4.225
Apure                 225     357     545    2.010
Guarico                81     193     236    1.837
Llanos                306     550     781    3.847
Miranda               325     399     367    2.852
Distrito Capital       13      34      37      584
Vargas                 36      54      58      246
Capital               374     487     462    3.682
Nueva Esparta          55      34      19      328
Insular                55      34      19      328
Venezuela           5.360   6.855   7.486   53.792

TABLA II
TASAS DE MORBILIDAD ANUAL POR MORDEDURAS DE SERPIENTES,
DISTRIBUIDAS POR ESTADOS, VENEZUELA, 1996-2004

Estados                             Tasas por Anos
Regiones
                     1996    1997    1998     1999     2000     2001

Portuguesa          40,27   41,61   43,50    47,01    42,51    37,04
Falcon              56,24   38,36   61,30    41,97    50,28    44,44
Yaracuy             22,02   44,72   48,19    62,34    75,54    17,95
Lara                33,39   31,50   31,54    32,22    58,63     7,21
Centro-Occidental   38,08   37,02   42,68    41,78    55,68    23,03
Barinas             37,96   58,53   67,75    67,63    52,44    40,42
Merida              38,92   29,00   33,34    44,64    36,24    45,30
Trujillo            35,19   22,49   10,20    21,43    36,95    36,40
Tachira             40,54   31,99   33,75    32,80    34,04    30,12
Andes               38,53   34,45   35,52    40,36    38,82    37,26
Apure               49,92   33,73   35,42    23,37    37,91    22,42
Guarico             31,62   38,29   35,17    47,93    35,54    24,96
Llanos              38,96   36,44   35,27    37,69    36,54    23,87
Amazonas            55,33   45,37   48,92   117,89   106,65    86,80
Delta Amacuro       34,49   38,87   33,54    72,17    83,37    70,51
Bolivar             19,75   27,33   22,41    28,89    24,57    17,89
Guayana             23,46   29,55   25,16    38,58    35,15    27,04
Monagas             46,02   40,77   53,71     6,73    3,.85    40,82
Anzoategui          26,23   28,31   22,30    21,17    19,20    13,35
Sucre               20,48   21,50   14,35    16,41    14,79     9,74
Nororiental         28,98   29,00   27,07    29,35    21,91    18,61
Zulia               14,46   20,78   23,53    18,18    20,36    20,68
Zuliana             14,46   20,78   23,53    18,18    20,36    20,68
Cojedes             17,48   40,60   66,06    55,64    60,27   228,72
Carabobo            11,44   17,62   17,07    18,25    17,09    19,86
Aragua              12,75    9,43   17,37     9,97     7,43     3,68
Central             12,36   15,96   20,50    17,58    16,31    26,59
Nueva Esparta        8,54   13,46    2,51     8,69    14,30    12,66
Insular              8,54   13,46    2,51     8,69    14,30    12,66
Miranda             12,27   10,72   13,56    14,96    14,08     4,72
Vargas                                       10,70    12,62     8,39
Distrito Capital    19,34    0,71    1,97     1,67     1,01     0,52
Capital             14,47    5,82    7,89     9,25     8,71     3,12
Venezuela           23,84   23,11   24,92    25,80    26,76    20,51

Estados                 Tasas por Anos                   Mediana
Regiones                                      [LC 95%] 1996-2004
                     2002    2003     2004

Portuguesa          52,74   56,53    63,28   46,35 [41,61-49,72]
Falcon              39,37   37,00    43,65   44,44 [40,33-50,34]
Yaracuy             30,03   51,10    38,02   43,11 [31,34-53,53]
Lara                42,17   34,99    30,58   32,81 [30,58-38,58]
Centro-Occidental   42,32   42,65    39,31   40,38 [37,02-42,67]
Barinas             48,28   65,14    63,68   55,98 [48,28-63,68]
Merida              60,05   45,05    39,19   40,65 [36,24-45,18]
Trujillo            40,40   47,54    54,10   35,19 [23,58-41,97]
Tachira             18,10   49,38    61,84   34,04 [31,06-44,96]
Andes               39,17   51,11    54,96   38,99 [37,03-45,24]
Apure               44,52   68,06   100,23   41,82 [30,64-61,33]
Guarico             12,28   28,81    34,69   33,15 [25,29-36,73]
Llanos              26,27   46,05    63,81   37,06 [31,36-43,84]
Amazonas            83,95   81,17    23,92   70,90 [52,13-86,80]
Delta Amacuro       36,35   76,71    60,33   55,52 [37,61-71,34]
Bolivar             20,55   27,13    29,45   24,32 [21,23-27,13]
Guayana             25,99   35,05    31,98   30,16 [26,51-33,52]
Monagas             27,74   64,02    37,87   45,28 [37,87-52,40]
Anzoategui          11,43   12,15    16,78   19,19 [15,07-22,55]
Sucre               12,99   11,58    12,89   14,65 [12,29-17,25]
Nororiental         15,26   24,07    20,47   23,98 [20,47-27,07]
Zulia               17,40   20,84    29,43   20,57 [17,79-22,19]
Zuliana             17,40   20,84    29,43   20,57 [17,79-22,19]
Cojedes             28,57   41,95    64,98   52,79 [38,88-66,06]
Carabobo            11,55   16,64    18,18   17,09 [14,32-18,18]
Aragua               5,09    6,12     5,64     8,05 [5,64-11,23]
Central              9,98   13,95    16,09   16,14 [13,78-19,04]
Nueva Esparta       13,87    8,37     4,57     9,44 [6,63-12,66]
Insular             13,87    8,37     4,57     9,44 [6,63-12,66]
Miranda             11,91   14,30    12,87    12,84 [9,84-13,82]
Vargas              11,61   17,40    18,68   12,90 [10,00-15,65]
Distrito Capital     0,57    1,49     1,62      1,32 [0,86-1,97]
Capital              7,02    9,04     8,48      8,18 [6,19-9,15]
Venezuela           20,99   26,26    27,80   24,46 [22,96-26,03]

TABLA III
FRECUENCIA DE MAYOR TASA DE MORBILIDAD ANUAL POR MORDEDURAS DE
SERPIENTES, DISTRIBUIDAS POR ESTADOS Y REGIONES, VENEZUELA, 1996-2004

Anos                          Frecuencia

               Estado     Tasa              Region    Tasa

1996           Falcon    56,24              Llanos   38,96
1997          Barinas    58,53   Centro-Occidental   37,02
1998          Barinas    67,75   Centro-Occidental   42,68
1999         Amazonas   117,89   Centro-Occidental   41,78
2000         Amazonas   106,65   Centro-Occidental   55,68
2001          Cojedes   228,72               Andes   37,26
2002         Amazonas    83,95   Centro-Occidental   42,32
2003         Amazonas    81,17               Andes   51,11
2004            Apure   100,23              Llanos   63,81

Frecuencia     Amazonas 4/9        Centro-Occidental 5/9

TABLA IV
ENDEMICIDAD DE OFIDISMO POR ESTADOS Y REGIONES ADMINISTRATIVAS DE
VENEZUELA, 1996-2004

Endemicidad,   Estado             Mediana   Region             Mediana
rango segun                      [LC 95%]                     [LC 95%]
percentil

Muy Alta       Amazonas             70,90
[mayor que o                [52,13-86,80]
igual a] 90
               Barinas              55,98   Centro-              40,38
                            [48,28-63,68]   Occidental   [37,02-42,67]

               Delta                55,52   Andes                38,99
               Amacuro      [37,61-71,34]                [37,03-45,24]

               Cojedes              52,79
                            [38,88-66,06]

Alta 75-89     Portuguesa           46,35
                            [41,61-49,72]

               Monagas              45,28
                            [37,87-52,40]

               Falcon               44,44
                            [40,33-50,34]
                                            Llanos               37,06
               Yaracuy              43,11                [31,36-43,84]
                            [31,34-53,53]

               Apure                41,82
                            [30,64-61,33]

               Merida               40,65
                            [36,24-45,18]

Mediana        Trujillo             35,19
50-74                       [23,58-41,97]

               Tachira              34,04   Guayana              30,16
                            [31,06-44,96]                [26,51-33,52]

               Guarico              33,15   Venezuela            24,46
                            [25,29-36,73]                [22,96-26,03]

               Lara                 32,81
                            [30,58-38,58]

Baja           Venezuela            24,46   Nororiental          23,98
25-49                       [22,96-26,03]                [20,47-27,07]

               Bolivar              24,32   Zuliana              20,57
                            [21,23-27,13]                [17,79-22,19]

Muy baja <25   Zulia                20,57
                            [17,79-22,19]

               Anzoategui           19,19
                            [15,07-22,55]

               Carabobo             17,09
                            [14,32-18,18]

               Sucre                14,65   Central              16,14
                            [12,29-17,25]                [13,78-19,04]

               Vargas               12,90   Insular               9,44
                            [10,00-15,65]                 [6,63-12,66]

               Miranda              12,84   Capital               8,18
                             [9,84-13,82]                  [6,19-9,15]

               Nueva                 9,44
               Esparta       [6,63-12,66]

               Aragua                8,05
                             [5,64-11,23]

               Distrito              1,32
               Capital        [0,86-1,97]
COPYRIGHT 2013 Universidad del Zulia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:De Sousa, Leonardo; Bastouri-Carrasco, Jessica; Matos, Mercedes; Borges, Adolfo; Bonoli, Stefano; Va
Publication:Investigacion Clinica
Date:Jun 1, 2013
Words:7103
Previous Article:Las enfermedades parasitarias intestinales como un problema de salud global.
Next Article:Niveles de MMP-3 y MMP-8 en pacientes con periodontitis cronica antes y despues del tratamiento periodontal no quirurgico.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters