Printer Friendly

Entrevistas narrativas y grupos de discusion en el estudio de la violencia de pareja.

Narrative Interviews and Discussion Groups in the Study of Couple Violence

El objeto y su metodo

La investigacion social cualitativa permite analizar la perspectiva subjetiva y la singularidad del caso unico, pero ademas ofrece diferentes formas de trascender el caso individual en la forma de categorias y de formacion de tipos para entender fenomenos sociales complejos.

Durante el periodo de la posguerra y despues del auge de la Escuela de Chicago en la decada de 1980, la investigacion empirica en las ciencias sociales se desarrollo bajo la influencia de Parsons y Merton en torno a los estudios cuantitativos y al analisis de variables macrosociologicas (Weller y Pfaff, 2013). Con el renacimiento de la tradicion hermeneutica, (1) la investigacion cualitativa fue ganando legitimidad en el ambito academico y se distinguio fundamentalmente por la comprension de sentido (en la forma de una interpretacion o una reconstruccion) y por la capacidad de alcanzar, desde la logica inductiva, enunciados generalizables sobre las caracteristicas y cualidades de vivencias y experiencias, tipos sociales, procesos, estructuras, etc. (en su forma mas elaborada a traves de la construccion de tipos ideales). Entre las fortalezas del tambien llamado paradigma interpretativo (Wilson, 1970) podemos mencionar el acceso a la especificidad de la experiencia de los individuos y grupos, entendiendo por experiencia la vivencia significada socialmente y que nos orienta en la comprension de la creciente complejidad y pluralidad de la vida social. Otra ventaja fundamental de esta tradicion es la capacidad de captar el caracter procesual o temporal de la interaccion humana en contextos particulares. Tambien cabe destacar la dimension relacional o de interdependencia de la vida social, de la que puede dar cuenta la perspectiva cualitativa.

La superacion de la disputa por el caracter de cientificidad entre la metodologia cuantitativa y la cualitativa y la apertura a pensar en su integracion en la forma de metodos mixtos y, sobre todo, en la adecuacion del metodo al interes del conocimiento, representa un paso importante en el proceso de evolucion de las ciencias sociales. El abandono de la querella por los metodos supone no desdenar ninguno de los que en algun momento fueron concebidos como antagonicos, con vistas a arrojar luz sobre los problemas del conocimiento que se busca resolver a traves de una heuristica metodologica que oriente cualquier empresa cientifica enfocada al objeto. Se trata de un camino de seleccion creativa y sintesis de multiples elementos de generacion de conocimiento o, como diria Mills (1961), de artesania intelectual e intuicion que permite superar las limitaciones propias de cada metodo.

Resulta indudable que la justificacion del metodo elegido debe contemplar los requerimientos de una fundamentacion epistemologica y teorica ajustada al interes del conocimiento, y no solo empirica o meramente metodologica. Ahora bien, ?cuales son los riesgos de una debil reflexion sobre el metodo? De manera resumida, existe el problema de la reificacion de las metodologias cuantitativas, por un lado, y el del subjetivismo de las cualitativas, por el otro. En relacion con la reificacion de la ciencia, Mead (1938) anota que esta resulta de concebir los objetos cientificos como independientes de los individuos que los perciben y del dualismo que opone objetos perceptuales (correspondientes al mundo de la experiencia inmediata) y objetos cientificos. La reificacion supone la preeminencia de los objetos cientificos, aunque la experiencia perceptual sea primaria y el analisis reflexivo surja de ella y la presuponga.

El riesgo del subjetivismo es que se pretenda agotar la investigacion en la perspectiva subjetiva de los individuos estudiados. Si las ciencias sociales tienen como proposito fundamental reconstruir la sociogenesis de la realidad social, de los espacios sociales de experiencia y de las visiones del mundo, estos objetivos de conocimiento no pueden nutrirse unicamente de los relatos de los actores sociales deben ponerse en relacion con el contexto historico y social especifico que moldea y se ve moldeado por la praxis humana.

Una parte considerable del paradigma interpretativo es el analisis del mundo de la vida, esto es, el examen del sentido subjetivo de las experiencias fruto de la construccion de las personas en procesos de intersubjetividad en la vida cotidiana. Aqui la discusion epistemologica gira alrededor de la constitucion de sentido: dado que los objetos sociales y culturales estan cargados de sentido (a diferencia de los sucesos naturales), la reconstruccion de sentido adquiere la forma de un aparente pleonasmo (Hitzler, 2002). Las construcciones de las ciencias sociales son, entonces, construcciones de segundo grado (Schutz, 1974) o, como senala Giddens (1984), fruto de una doble hermeneutica.

Asi, la investigacion empirica de naturaleza cualitativa no debe agotarse en la interpretacion del sentido inmanente (o de sentido comun) que puede abrir el camino a una critica justificada de subjetivismo. En los dos tipos de sentido--inmanente y sociogenetico--se cristaliza la diferencia entre la comprension intuitiva y la interpretacion cientifica o explicacion teorica.

Las caracteristicas especificas de nuestro objeto de estudio--la violencia de pareja desde la perspectiva de las propias afectadasdemandan una reflexion epistemologica que no puede obviarse: una de las caracteristicas mas relevantes de nuestro objeto es la de ser considerado en muchos analisis como uno de los pocos tipos de violencia que resulta invisible para las propias victimas, aspecto conocido como naturalizacion y normalizacion del fenomeno.

En este articulo ilustramos los alcances de dos metodos cualitativos de produccion de datos para el estudio de la violencia de pareja. A traves de la descripcion de dos investigaciones sobre el tema realizadas en distintos momentos en Mexico y cuyo objetivo general fue conocer los modos de significar la experiencia de violencia de las propias afectadas, nos proponemos exponer de manera comparativa las dimensiones de la experiencia que se manifiestan en las entrevistas narrativas, por un lado, y en los grupos de discusion, por otro.

El analisis obtenido a partir de los dos metodos mencionados de produccion de datos nos permite observar la idoneidad de cada procedimiento segun las dimensiones del problema de la violencia de pareja que nos propusimos analizar: historia de violencia, trayectorias de busqueda de ayuda y modos de resistencia a la violencia de pareja, para el caso de las entrevistas individuales, y el analisis de las orientaciones valorativas y normativas asociadas a la violencia de pareja, en el caso de los grupos de discusion. Al mismo tiempo, el analisis que tales metodos pone en perspectiva tesis como la mencionada sobre la naturalizacion o normalizacion de la violencia al enfocarse en la experiencia situada que recupera y trasciende los conceptos teoricos.

Naturaleza y proposito de dos estudios sobre violencia de pareja

Con el fin de ilustrar los alcances y las bondades de cada metodo cualitativo de produccion de datos, hicimos una comparacion entre dos proyectos de investigacion con mujeres victimas de violencia de pareja realizados en Mexico en distintos momentos. El primero se efectuo entre mayo y noviembre de 2003, (2) momento en el que empezaba a hacerse visible en el espacio publico el problema de la violencia contra las mujeres, y se baso en entrevistas narrativas a fin de que las mismas mujeres organizaran, a partir de una pregunta estimulo, la narracion de su experiencia de acuerdo con sus propios criterios tematicos de relevancia.

Se construyo asimismo una guia abierta de temas para explorar algun aspecto particular que no hubiera surgido espontaneamente durante la entrevista narrativa. Los puntos de esta guia incluian la historia familiar y de pareja de la mujer--con enfasis en la violencia-; tipos de violencia que sufria o habia sufrido; sus percepciones sobre causas y motivos de la misma; la trayectoria seguida para buscar salidas al problema; sus experiencias con diferentes instancias formales, asi como con sus redes informales de apoyo, y los elementos clave de empoderamiento que se pudieran observar, especialmente en el caso de aquellas que fueron capaces de resolver el problema de manera satisfactoria.

En el marco del muestreo intencional (Patton, 1990) se busco conformar una seleccion ilustrativa de mujeres que hubieran sufrido violencia por parte de su pareja y se encontraran ya fuera de ella, y de mujeres que estuvieran sufriendo maltrato al momento del estudio, con el objetivo de identificar--entre otros--los recursos utilizados para dar solucion al problema. Asimismo, se procuro que las informantes correspondieran -por su nivel socioeconomico--a sectores de bajos recursos, sin establecer en principio ningun criterio de edad. La muestra abarco los estados de Quintana Roo, Coahuila y la Ciudad de Mexico, por ser entidades de alta prevalencia de violencia de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Violencia contra las Mujeres 2003 (Herrera, Agoff y Rajsbaum, 2003). Se llevo a cabo un total de 26 entrevistas con mujeres entre 23 y 72 anos en las tres entidades senaladas.

El segundo estudio fue una investigacion empirica que se llevo a cabo en el ano 2008 (3) y que utilizo como herramienta de produccion de datos el grupo de discusion. El contexto fue la promulgacion de la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia (Diario Oficial de la Federacion, 2007) y las numerosas campanas publicas de visibilizacion y sensibilizacion de la problematica. La muestra estuvo compuesta por mujeres victimas de violencia de pareja en la Ciudad de Mexico con un perfil socioeconomico similar al de las participantes en el estudio anterior. Se desarrollo un instrumento metodologico para indagar y contrastar la informacion brindada por mujeres victimas de violencia segun grupo etario (20-29 anos, 30-39 anos, 40 y mas) y segun vivencias de violencia domestica (en el pasado y actualmente). Se organizaron seis grupos de discusion en los que intervino un total de 72 mujeres con un guion de preguntas que cubria los siguientes temas:

1. La violencia como experiencia normalizada en la resolucion de conflictos.

2. Tolerancia y tipos de violencia.

3. Presencia, tipo y calidad de las redes sociales.

4. Normas y valores que justifican la violencia y aquellos que la condenan.

5. Autonomia y empoderamiento.

6. Justicia y reparacion.

En ambas investigaciones se obtuvo un consentimiento informado y se trabajo en condiciones de privacidad y confidencialidad. Ademas, se proporciono a las participantes un directorio con instituciones de atencion de la violencia de pareja.

Aspectos teorico-metodologicos del enfoque narrativo

La entrevista narrativa es una forma particular de la entrevista en profundidad (Riessman, 1993; Flick, 1998, Schutze, 2010; Appel, 2005) que resulta idonea para reconstruir procesos subjetivos que se desarrollan en el tiempo. Una diferencia importante entre la entrevista narrativa y la entrevista en profundidad o la entrevista es que no posee un guion de preguntas establecido de antemano y por lo tanto no se preocupa como aquellas, por determinar tres aspectos fundamentales de la interaccion entre el entrevistador y su sujeto de investigacion: 1) la seleccion de los temas; 2) el orden de las preguntas, y 3) el lenguaje utilizado. En la entrevista narrativa, la participacion del entrevistador es minima, y especialmente se deja hablar a la entrevistada sobre su experiencia con sus propias palabras. Estas son una via privilegiada de acceso a procesos subjetivos de significacion que a su vez se nutren de discursos sociales, normas y valores culturales. El relato de vida se dirige a otro. Por ello la calidad de la escucha es clave y esta debe prevalecer sobre lo "sabido".

El relato de vida es el resultado de esta forma peculiar de entrevista, en la que un investigador pide a una persona que le cuente toda o parte de su experiencia vivida. La narracion es la forma mas elemental de la comunicacion humana, y resulta por ello el modo mas "natural o genuino" de dar cuenta de la experiencia. Solicitar a los sujetos de una investigacion nos cuenten algo a traves de una pregunta-estimulo (en nuestro caso y a modo de ejemplo: ?quiere contarme sobre el problema de la violencia con su marido?) nos permite acercarnos de manera similar a la experiencia vivida cotidiana y a los modos de comprension que de ella tienen los sujetos. Las historias particulares son relatos de experiencias y de saberes practicos.

Hay dos posturas epistemologicas diferentes sobre los relatos o las narraciones personales: una perspectiva objetivista que trata de encontrar el nucleo comun a todas las experiencias de vida analizadas y que lo busca mas en los hechos y en las practicas que en la representacion (hechos y practicas normalmente vinculados a estructuras que determinan al sujeto), y una posicion interpretativa que considera todo discurso autobiografico como una reconstruccion subjetiva, que no necesariamente refleja fielmente la historia vivida. En ella hay una busqueda intensiva de sentidos ocultos en el relato (sentidos nuevos, lapsus, etc.). Tambien existe, en los estudios feministas enfocados en la narrativa, una division entre quienes privilegian "narrativas de opresion" y quienes se enfocan en las "micronarrativas marginales de las mujeres", pero no hay mayor conexion entre las versiones estructural e interpretativa (McNay, 2000).

Para la primera posicion, el relato de vida es una descripcion aproximada de la historia realmente vivida y el objeto de estudio son las relaciones socio-estructurales mas que las representaciones simbolicas (Bertaux y Bertaux-Wiame, 1981, 1987 y 1993), aunque tambien existe la version que privilegia el momento de la sumision al orden simbolico a traves de la "encarnacion de normas" sin una dimension interpretativa (McNay, 2000). En la segunda posicion, la interpretativa, los datos son vistos no como rasgos de un objeto que puede ser recuperado mediante los instrumentos adecuados, sino como forma de acceso a la vida social "desde dentro", en su significado y aspectos subjetivos, y en su dimension historica. Para esta corriente, las experiencias de vida son las imagenes, los sentimientos, los deseos, los pensamientos y los significados acerca de la propia vida, los cuales se convierten en los intereses centrales del metodo biografico (Denzin, 1990). Pero el relato de vida esta influido por las convenciones culturales, la audiencia y el contexto social de quien narra. Hay, entonces, un inevitable desfase entre la realidad, la experiencia y la narrativa.

Nuestra manera de entender y analizar el relato que resulta de la entrevista narrativa recupera elementos de ambas posiciones, pues, por una parte busca comprender los significados subjetivos que las mujeres dan a sus vivencias de violencia, y, por la otra, asume que estos significados son a su vez construidos socialmente a partir de discursos normativos que reproducen un orden social determinado. Este orden articula de manera compleja jerarquias de genero, clase y etnia, entre otras. Una vision de esta naturaleza permite evitar, por un lado, la sobredeterminacion simbolica que subyace a ciertos modelos explicativos que reducen los sujetos a meros "objetos que ocupan posiciones en discursos", y por otro, una vision voluntarista que ve al sujeto como una construccion permanente de si mismo. Las estructuras narrativas median en la tension entre estabilidad y cambio (McNay, 2000).

En este modelo analitico se trata de pasar de lo particular a lo general, sin anular los aspectos de agencia individual presentes incluso en las situaciones de mayor subordinacion. Este es un equilibrio dificil de mantener en el analisis, pues las narraciones suelen estar plagadas de elementos idiosincrasicos que singularizan y enriquecen la experiencia, al tiempo que muestran una y otra vez procesos y mecanismos sociales, formas recurrentes de actuar, sistemas de normas y valores que dan sentido a la experiencia y orientan las practicas. La investigadora o el investigador deben ejercer una vigilancia epistemologica constante para evitar anular una experiencia unica, subjetiva, en la busqueda de patrones y procesos mas amplios. Esto exige estar conscientes de que esos procesos sociales (por ejemplo, las condiciones sociales que facilitan trayectorias de salida de la violencia, como recursos y redes sociales) no corren por un camino paralelo al de los sistemas simbolicos mediante los cuales dichos procesos se comprenden y significan. Las diferentes posiciones en la jerarquia social (ser mujer, ama de casa, por ejemplo) estan construidas por discursos sociales y relaciones de poder que sirven para reproducir jerarquias de genero, clase, etnia, entre las mas importantes. Estos discursos son los que autorizan o no a los sujetos a tomar determinados rumbos de accion y suelen reproducirse de modo no reflexivo hasta que no se produce una ruptura que obligue a cuestionarlos. Los mas relevantes, en nuestro caso, son los sistemas que dictan las normas de genero, matizados por discursos de clase y etnicos, estos ultimos invisibilizados, pero no menos operantes en el contexto mexicano. Las transformaciones que se van generando en estos macroprocesos son producto de la agencia de diferentes actores que reproducen y al mismo tiempo cambian discursos y relaciones sociales. A su vez, esos actores estan inmersos en condiciones historicas, culturales y biograficas previas, que es necesario comprender porque los llevan a experimentar de cierto modo las acciones que se estudian.

Partiendo del supuesto de que las logicas que rigen el conjunto de un mundo social determinado se dan igualmente en cada uno de los microcosmos que lo componen, se trata de captar la logica propia de tal o cual mundo social o categoria de situacion a partir de los relatos biograficos de personas seleccionadas de forma intencional que representan esos mundos o situaciones. Debido a la diversidad de tipos de microcosmos, estudiar solo uno de ellos podria llevar a generalizaciones abusivas. Es necesario por lo tanto ampliar el campo de observacion y comparar. El analisis de categorias de situacion permite captar mediante que mecanismos y procesos los individuos se encuentran en una situacion y como se adaptan a ella (Bertaux, 1993). Para generalizar en el estudio de la formacion de trayectorias biograficas hay que reducir el campo de observacion a un tipo particular de trayectoria o de contexto. Esta perspectiva se aplica a objetos sociales apropiadamente circunscritos y a quienes el acceso a los relatos de vida permite captar desde el interior y en su dimension temporal.

La entrevista narrativa en el estudio de la violencia de pareja

La entrevista narrativa permite, en efecto, recuperar la dimension temporal de todo proceso social y mostrar las diferentes maneras en que los sujetos actuan dentro de los marcos de accion establecidos por los sistemas sociales en que estan inmersos. Las experiencias pueden ser problematicas, rutinarias o rituales. Las problematicas, son momentos de "revelacion", de darse cuenta, son las epifanias (Denzin, 1990). Estas experiencias marcan un antes y un despues en la vida de las personas. El analisis narrativo, por lo tanto, privilegia el estudio de esos momentos que en la vida de las mujeres se convierten en puntos de inflexion en la vida de las mujeres y generan cambios de posicion en una dinamica que reproduce y a la vez modifica esas practicas sociales de aceptacion o tolerancia de la violencia.

Gracias a dios que conoci a una persona, una senora ya grande, y ella me dijo: "No seas tonta, no te dejes, mira, ve--dice--pregunta el camion que tal parte tu quieres ir, que si va por ahi o pasa por ahi, y yo creo que mas o menos tu sabes a donde te vas a bajar". Le digo: "No, pues si", y gracias a esa senora empece--le digo--yo a salir y me decia: "No--dice--, pues siempre te dejan encerrada, aunque sea vete al parque, vete a dar la vuelta, que no te dejen encerrada y no te dejes". Si, porque gracias a esa senora, pues yo creo que fui abriendo los ojos, y ahorita pues la verdad si ando. No se leer, no se, pues, ahora si asi escribir, pero si, gracias a dios, he salido. (Mujer de 44 anos, Ciudad de Mexico.)

A lo largo de nuestras investigaciones con mujeres que viven violencia de pareja, hemos ido complejizando nuestra comprension de la nocion de agencia, para dejar de verla como sinonimo de autonomia y libertad para tomar decisiones conscientes (que es solo una de sus dimensiones), e incluir en ella formas menos reflexivas de comportamiento que sin embargo suponen algun grado de resistencia a las dinamicas de poder naturalizadas, incluyendo la que puede asemejarse al concepto de habitus (Bourdieu, 2000), es decir, la mas proclive a naturalizar la violencia.

Me agarraba y me apretaba y me decia: "Es que tu no me... tu me enganas", y yo: "No, es que yo por que te voy a enganar, digo, yo siento que tu eres mi esposo y yo tengo respeto y yo, este, este, es algo mas, lo mas importante que nos respetemos". "No, no, que, tu para aca y. 'pideme perdon'", me decia. Entonces yo decia: "?Pues perdon de que, o de que.? Bueno, si, perdoname", pues total ya, total que me dejara, ?verdad? (Mujer de 38 anos, Saltillo.)

Asi, vimos que a lo largo de los relatos era posible identificar en una misma entrevistada momentos de reproduccion mecanica de relaciones de poder (que en el caso de la violencia de pareja suelen durar un tiempo mas o menos prolongado), momentos de malestar oculto, prerreflexivo y momentos de decision y accion autonoma. Estos no siguen un orden logico ni evolutivo, sino que se presentan (tanto en el relato como probablemente en la propia vivencia) como un constante ir y venir entre posiciones mas activas o mas pasivas, que en conjunto van produciendo una trayectoria de continuidades y cambios en los patrones de conducta. Estas trayectorias pueden eventualmente dar distintos resultados: desde la ruptura de la relacion violenta hasta su transformacion, pasando por formas de adaptacion mas o menos negociadas con el agresor.

Bueno, yo oia mucho los anuncios en el comercial de la violencia y los servicios que prestaba este centro, y yo dije: "No, voy a llamar, voy hacer una cita", y de ahi fue de que empece yo aqui, y me he entendido muy bien con la psicologa y, afortunadamente, la de lo legal, la licenciada, me ayudo mucho, dice: "Es que a usted nadie la puede obligar a estar donde no quiera", ya... que me animaron a, a tomar una decision que siempre la habia pensado, en separarme de mi casa, dejarlo en todo, y siempre la., como me voy a ir y dejar mi casa. ellas., sin. uno con la enfermedad que tiene no sabe pensar, y ya con esa ayuda yo agradezco mucho a dios que me las haya puesto en el camino [rie]". (Mujer de 42 anos, Saltillo.)

Los procesos de involucramiento, vivencia y eventual alejamiento de relaciones violentas suelen ser largos y se componen de momentos en los que conviven elementos de victimizacion, pero tambien de agencia por parte de las mujeres. La entrevista narrativa permite reconstruir ese proceso, y puesto que la narracion es retrospectiva facilita un proceso reflexivo en el que el sujeto identifica momentos de victimizacion, pasividad y captura en una relacion de dominio, y tambien circunstancias que permitieron la accion autonoma con miras a resistir y eventualmente poner fin a la violencia.

Ahora si estoy aprendiendo, estoy oyendo. porque yo vengo de un pueblo, pues ahora si me inculcaron, pues ahora si el hombre lo puede hacer y lo puede deshacer y uno de mujer pues tiene que. pues ahora si que todo lo que diga el hombre que tiene que hacer uno, yo cuando vine aqui [a la ciudad] pues ahora si mi esposo desde que me trajo aca, ahorita me estoy dando cuenta que el si me trato mal, me trato mal. (Mujer de 44 anos, Ciudad de Mexico.)

En muchos casos la entrevista es la primera ocasion que tienen las mujeres de dar significado a sus experiencias. Por eso la narracion, que es una reflexion sobre lo acontecido, es una via mas directa a la experiencia que la respuesta a preguntas predeterminadas por el investigador. Se trata de dejar hablar, pero al mismo tiempo, de motivar una reflexion, que muchas veces debe comenzar de forma indirecta ("algunas mujeres que viven violencia, dicen que ..." ?esto le ha pasado?). Esto porque la entrevista supone una maniobra por la cual la mujer debe pasar de la experiencia al conocimiento de la misma, lo cual suele ser doloroso (Hyden, 2014).

Las mujeres de este estudio, sin embargo, fueron contactadas en su mayoria en centros de apoyo por lo que ya contaban con cierto grado de reflexion sobre el problema, o al menos comenzaban a reconocer que el abuso no era algo normal. Lo que se buscaba no era la historia "verdadera", sino la que ellas pudieran construir a partir de los significados que le daban a lo ocurrido. En este esfuerzo narrativo, las mujeres establecian un primer distanciamiento de las normas y valores que antes daban por incuestionables y que son las que sostienen formas de tolerancia a la violencia (por ejemplo, que una mujer casada debe soportar el maltrato como parte del acuerdo matrimonial si no cumple con sus obligaciones, si no se ubica en un lugar subordinado respecto del marido, etcetera).

Siempre he sido de las personas que mira m'hija, este, vamos a avisarle a papa que vamos a salir y si, vamos a pedirle permiso, o sea, tomarlo mucho en cuenta a el, pero el no toma en cuenta esos detalles: tu haces lo que se te da tu gana, tu a veces, no, este, no es cierto, yo veo muchas, mmm, que yo siempre estuve tomandolo en cuenta para vivir un, un matrimonio tranquilo, y ahora que veo, aja y que por todos los lados no, nunca le di gusto, nunca le di, eso que el queria este, pues, no, en realidad ahorita yo me pongo a ver que hice, que hago, que no encuentro el motivo por que me agredia, no encuentro el motivo por que, o sea una razones, que digamos justificadas para que el haya sido como es, no las. no las tiene, no las encuentro en mi, no puedo, no se. (Mujer de 40 anos, Coahuila.)

La narracion reconstruye las acciones y el contexto de la forma mas adecuada: revela el lugar, el tiempo, la motivacion y el sistema simbolico de orientacion del actor (Schutze, 1983; Bruner, 1987, Hyden, 2014).

En todo relato, el espacio y el tiempo (ahora, antes, despues, arriba, abajo, adelante, atras) ordenan la experiencia de modo cualitativo (tiempo interno). La cuantificacion viene despues (horas, minutos, anos, meses) y permite coordinar los planes individuales. La transicion entre el tiempo interior y este tiempo "civico" (Schutze, 2010) se efectua mediante los movimientos corporales (que implican espacio y tiempo y pueden medirse) y manifestaciones del flujo de la conciencia. Experimentamos la accion como sucesos en el tiempo interior y exterior simultaneamente, unificandolos en un solo flujo: el presente vivido. La interpretacion consiste en explicar el significado que el informante da a sus proyectos, acciones, recuerdos y vivencias (lo que Alfred Schutz denomina construcciones de segundo grado).

Jovchelovitch y Bauer (2000) senalan que "al narrar, las personas recuerdan lo ocurrido, ponen la experiencia en una secuencia, encuentran explicaciones posibles a la misma y juegan con la cadena de eventos que da forma a la vida individual y social". En la construccion del relato, las mujeres representaban aquellos aspectos del pasado que eran relevantes para la situacion presente. La relevancia se define en terminos de intenciones orientadas al futuro mediante las cuales ellas guiaban sus acciones presentes.

Asi, a traves de las narraciones tambien es posible reconstruir trayectorias y vivencias particulares que marcan elecciones o rumbos de accion y sus condiciones de posibilidad. Se trata de una trama compuesta por experiencias o pequenas historias presentadas en una secuencia particular.

Es que Jose me pega muy feo, mama, yo no quiero vivir con el. Dice: "Pues es tu cruz hija, te tienes que aguantar". Entonces, al escuchar eso, dije: "Yo que gano con irle a decir." Entonces, por eso siempre me quede callada de todo lo que mi pareja me hacia. O sea, yo solita, pues, me guardaba todo.

(Mujer de 43 anos, Ciudad de Mexico.)

Toda narrativa tiene una trayectoria, un proposito y un/a narrador/a con agencia, intenciones, capacidad de autoactivacion y autointerpretacion, asi como con recursos para negociar posiciones y tambien capacidad de manipular, desvirtuar y esconder. El relato, por lo tanto, tambien permite recuperar al sujeto. En el caso de las mujeres que viven o vivieron violencia de pareja, las habilita a convertirse en protagonistas de una historia y salir asi de la posicion e imagen que normalmente construyen los medios masivos sobre la mujer maltratada, como un objeto pasivo y como parte de un espectaculo morboso, que lejos de mover a la reflexion, reproduce estereotipos.

Entonces, en la manana me paro que le fuera a calentar su leche. Le dije: "?Sabes que?, ya te dije, ya se acabo tu sirvienta, ahora si se acabo, le digo, la sirvienta y la pendeja; tu lo has dicho, que soy una pendeja, que soy una india, que soy quien sabe que, que soy una enterrada mas que una papa, todo, le digo eso, pero ahorita si ya, se acabo, le digo". (Mujer de 38 anos, Ciudad de Mexico.)

La narracion siempre refleja un dialogo con otros. Por ello, en el analisis, mas que ubicar temas a lo largo de entrevistas, el investigador primero escucha las voces dentro de la misma narrativa (conexiones entre las distintas historias que se cuentan en una entrevista, estrategias narrativas para conciliar distintas posiciones de sujeto, por ejemplo, una orientada al logro personal y otra al grupo). Las narraciones de las mujeres muestran las voces de otros (el agresor, la familia, etc.) y a veces la de los discursos que promueven las instituciones y los grupos que defienden los derechos de las mujeres.

Le digo, es que no seas abusivo, le digo, a mi hija no le estes pegando, ella esta chiquita, no entiende de que callate, a esa edad no entiende nada, y ya me puse yo ahi, no, y no me le vuelves a pegar y por mi cuenta. que a mis hijas no me las tocara, si, yo las defendi me hice una madre muy protegedora de mis hijas, a mi hazme lo que quieras, pero a mis hijas no me les pegues, no me las toques. y dure cuatro anos con mis hijas asi.

(Mujer de 40 anos, Saltillo.)

El analisis de la narrativa nos permite comprender la manera en que las mujeres se posicionan frente a la diversidad de discursos que las rodean sobre el problema que viven, y observar posibles cambios culturales de un periodo a otro y en un grupo determinado. Esto es posible gracias a la reconstruccion del contexto y de los discursos con los que la narracion dialoga, tarea que parte de la premisa de que las relaciones sociales, entre ellas las de genero, solo son comprensibles en un marco sociohistorico de analisis que trascienda el punto de vista del sujeto. Este enfoque permite ver cambios y especificidades locales dentro de un patron general de relaciones de dominacion, y al mismo tiempo rupturas con ese patron, por mas sutiles que parezcan.

Caracteristicas conceptuales y metodologicas del grupo de discusion

El sociologo aleman Ralf Bohnsack, creador del metodo documental a partir de las contribuciones teoricas y metodologicas de Karl Mannheim, sostiene que, a traves de los grupos de discusion, se recrean los espacios de experiencia en los que individuos o grupos constituyen sus modelos de orientacion y sus habitus, delinean acciones y les atribuyen sentido (Bohnsack, 2001). Precisamente aquello que hace eco en un grupo de discusion no resulta fruto de la casualidad, sino que es producto de un proceso social de interaccion y comunicacion que se recrea en esta situacion del grupo y que en terminos de Mannheim (1980), se denomina experiencia conjuntiva (1980). El grupo de discusion como dispositivo teorico-metodologico permite acceder a la reconstruccion del decurso narrativo, interactivo y discursivo del intercambio grupal (Bohnsack, 2010: 33); este dispositivo ayuda a distinguir el analisis tematico, por un lado y el analisis de la densidad interactiva y metaforica frente a determinados temas abordados en el grupo, por el otro.

Una diferencia importante del tipo de conocimiento que detentan de manera comun los actores es entre el conocimiento reflexivo y teorico, y los conocimientos practicos e incorporados. El papel del investigador es comprender, en la forma de una reconstruccion, lo que Mannheim (1980) definio como conocimiento ateorico de los sujetos de la investigacion y George Herbert Mead (1938) como conciencia prerreflexiva. Se trata, en cualquier caso, de acceder primariamente a un conocimiento ligado a la experiencia inmediata o al ambito de la accion en un mundo vivido como establecido. Este conocimiento tacito o ateorico es el que conduce la accion de los sujetos y conforma un tipo de estructura, "en la cual la orientacion de las acciones es casi siempre independiente del sentido subjetivo, teniendo por lo tanto cierta objetividad en oposicion a ella" (Bohnsack, 2010: 100). Bohnsack, Pfaff y Weller (2010) argumentan que esta estructura pertenece al conocimiento compartido por los sujetos. Es decir, un conocimiento que ellos poseen y no un conocimiento que el observador logro obtener. Con base en esa perspectiva, los investigadores que utilizan el metodo documental en sus interpretaciones no asumen la posicion de que ellos saben mas que los sujetos; parten de la perspectiva de que, en realidad, los sujetos "no saben todo lo que saben" (Mannheim, 1964). En ese sentido, la tarea del investigador que parte de esa perspectiva es promover una explicacion teorico-conceptual del conocimiento ateorico de los sujetos. En otras palabras, se trata de encontrar una manera de acceder al conocimiento implicito de los sujetos o grupo investigado, a fin de que pueda convertirlo en conocimiento explicito y teorico.

En las expresiones verbalizadas el sentido inmanente abarca aquello que se comunica intencionalmente y en el caso de los grupos de discusion se trata de aquellos conocimientos expresados explicitamente en el dialogo de los participantes y que pueden ser aprehendidos por medio de la observacion de primer orden (Luhmann, 1990). Este sentido inmanente resulta obvio para los participantes del grupo de discusion, que no ven la necesidad de explicitarlo, y muchas veces ni siquiera estan en condiciones de hacerlo. Esta caracteristica del conocimiento que se obtiene en los intercambios en un grupo es fundamental para caracterizar la especificidad del grupo como metodo de produccion de datos empiricos. La explicacion del conocimiento implicito--en el sentido del metodo documental--pasa a ser entonces tarea del interprete social, y solo sera aprehendida a partir de una observacion de segundo orden (op. cit.), que posibilita el acceso al saber tacito de los individuos.

Asi, la interpretacion documental presupone un cambio en la perspectiva de analisis frente al sentido comun: se trata de una posicion en la que el investigador, en vez de preguntar que es la realidad social desde la perspectiva de los actores, indagara como estos construyen dicha perspectiva. Esa postura implica analizar tanto la practica de la accion, como del hablar, del representar y de argumentar.

El analisis documental tiene entonces como objetivo, entonces, descubrir la indexicalidad, es decir, aquello que remite a los contextos de enunciacion o a los espacios sociales de experiencias comunes del grupo investigado (entendido como categoria social), la reconstruccion de sus visiones de mundo y de sus acciones practicas. En este punto resulta crucial la diferenciacion entre comprension (Verstehen) e interpretacion (Interpretieren): el sentido inmanente es aquel que se comprende sin mas y, por tanto, no requiere de ninguna interpretacion, esto es, puede ser comprendido sin una explicacion entre aquellos que comparten el mismo espacio social de experiencias conjuntivas o grupales.

Mannheim (1980: 71-79) define el cambio de la pregunta por el que a la pregunta por el como o de que forma como postura sociogenetica o funcional cuyo proposito es proporcionar la historia de las condiciones de la actualizacion y la realizacion del sentido inmanente o inmediato. Asi, la explicacion teorica del conocimiento ateorico presupone un trabajo de interpretacion por parte del investigador que se realiza al diferenciar tres niveles de sentido: 1) el objetivo o inmanente, dado naturalmente; 2) el expresivo, que se transmite a traves de las palabras o de las acciones (por ejemplo, como expresion de o como reaccion a algo), y 3) el documental, es decir, como documento o registro de una accion practica (Mannheim, 1964: 103-129).

El acceso al sentido documental implica desarrollar una via de acceso a la "psique del otro" (Mannheim, 1980: 217) como tambien explorar el contexto social que posibilitara la comprension de ese espacio social de experiencias conjuntivas o grupales y de sus respectivas orientaciones o representaciones colectivas. En otras palabras, el autor afirma que el sentido documental de una frase o de una expresion cultural esta inmerso en un contexto especifico y que, para entender su significado, se requiere develar ese contexto especifico en el que se realiza el significado de determinadas expresiones y representaciones sociales. En este proceso, Mannheim destaca la importancia del analisis del lenguaje y del cambio de significados de las palabras como aspectos fundamentales para la comprension de los cambios estructurales y transformaciones del medio social (Weller y Pfaff, 2010). En la propuesta del metodo documental, que consiste en la interpretacion documental del lenguaje y del sentido de las acciones y practicas cotidianas, subyace una concepcion epistemologica y conceptual que va mas alla de la teoria del individuo sobre su accion y sus intenciones, afirmando que es necesario trascender el nivel de analisis intuitivo o deductivo del objeto en cuestion.

El grupo de discusion con mujeres victimas de violencia de pareja

El grupo de discusion permite acceder a las nociones de sentido comun y a los significados compartidos sobre el problema de la violencia de pareja y por lo tanto constituye un acceso privilegiado a la construccion social de tema y a las relaciones sociales que lo reproducen o modifican. El grupo resulta una caja de resonancia de experiencias y valores compartidos que, como ecos, se complementan. Aqui tambien, como en la entrevista narrativa, se parte de una pregunta que estimula la narracion de experiencias, pero el objetivo es producir una discusion o intercambio a su alrededor. Esto permite, entre otras cosas, acceder a los valores y normas compartidos que sostienen las relaciones de violencia de pareja y cuestionarlos.

Un ejemplo ilustrativo del sentido inmanente se observa en el fragmento que presentamos a continuacion y hace referencia a la representacion incuestionada y particular de pensar en su valia como mujeres.

M: No ... y luego con dos hijos, ?quien te va te va a querer? Nada mas te van a usar, porque no sirves para nada, !no vales nada.!

T: !Imaginate otro canijo como me va a tratar con dos hijos! Porque desgraciadamente. como que uno, como mujer, si tiene hijos. pierde, ?no?, Pierde valor. la verdad. [Varias asienten.]

(Grupo de mujeres entre 20 y 30 con violencia en el pasado.)

Tanto el asentimiento grupal como el acto de completar la idea sin ponerla en duda muestran el sentido inmanente de "ser mujer" en el medio social en el que las participantes viven. La imposibilidad de cuestionar esas orientaciones valorativas que las convierten en mercancias devaluadas de un hombre refleja tambien las modalidades de la accion, que suponemos conmina a muchas mujeres a permanecer con el agresor. La separacion que podria poner fin a la violencia vivida no es un decurso de accion accesible para todas, ya que prevalece la idea de que una mujer separada es un individuo devaluado socialmente y a merced del acoso sexual; "solo te van a usar" hace referencia precisamente a la perdida de decencia y reputacion que supone ser una mujer separada y que las convierte en meros objetos sexuales. De aqui podria deducirse una orientacion practica guiada por la fuerza de la estigmatizacion de la mujer separada.

Eres alimento para los cuervos, ?no? Cuando eres divorciada, como que dicen: "!Ay!, pobrecita, siempre se la van a llevar--como se dice vulgarmente--, al colchon." [risas] es que oyes los comentarios de la gente que se divorcia y dices: "hijole." [hablan al mismo tiempo]. (Grupo de mujeres de 40 anos y mas con violencia actual.)

El analisis comparativo de estos dos grupos de mujeres, de diferente edad y condicion (separadas unas; en convivencia con el agresor, las otras), permite aflorar el sentido documental, es decir, de la orientacion practica, de la dominacion por via del sentimiento, del incuestionado sentido de la valia de las mujeres y de las bases de su reputacion sexual. El principio del "contraste en lo comun" (Bohnsack, 2010: 38) permite documentar que a pesar de las diferencias de edad y condicion de ambos grupos hay un sentido de la valia de las mujeres atado a su estatus naturalizado de madre-esposa; se trata de un modus operandi que proviene de un habitus colectivo (Mannheim, 1964: 109).

Evidentemente los intercambios en un grupo no son solo verbales. Incluyen ademas formas gestuales, expresion de emociones, risas y momentos en los que se habla al unisono. En todos los casos, se ve reflejado un acuerdo en torno al ambito de lo que llamamos experiencias conjuntivas (grupales, compartidas) cargadas de un sentido inmanente, comun a las participantes.

?Sabes por que uno lo oculta? Bueno, en mi caso para que no lo califiquen a uno de tonta, por ejemplo, mis amigas luego me platican casos de que "yo no se por que se deja que le peguen", "!que tonta, que zonza!" [se rien y hablan varias]. "!Que tonta!, no se como se deja, !como aguanta!". Entonces, a veces esa es la pena de que digas: "Yo estoy viviendo el caso y yo soy entonces tonta". Moderadora: ?Comparten esta idea? [varias]: !Si! (Grupo de mujeres de 30 a 39 anos con violencia actual).

Es posible observar que persiste el modo de entender el sentido de dignidad y valia con un lenguaje acritico acorde a un conjunto de orientaciones valorativas y normativas que las deja inermes frente a la violencia y a la culpabilizacion de quienes las consideran responsables de su propia violencia, el entendido de que ser victima es ser tonta. La discusion permite aflorar el sentido compartido y, al mismo tiempo, cuestionarlo.

El fragmento a continuacion ilustra la densidad metaforica del intercambio grupal y hace referencia a los efectos mucho mas perniciosos de la violencia emocional en relacion con la violencia fisica. La identificacion de estos pasajes de gran intensidad interactiva y de descripcion tematica resultan fundamentales en la reconstruccion de los modelos de accion colectivos y de los espacios de experiencia (Bohnsack, 2010: 124).

E: Los golpes se te quitan, pero la humillacion. el que te digan que eres una mediocre, el que eres una estupida.

J: Todas esas palabras se te quedan.

E: Aja. se te quedan.

Mi: Porque te lo crees, yo creo que eso es. es que uno dice: "uno es tonta, uno es ..." Te crees que eres tonta. [varias estan de acuerdo]. (Grupo de mujeres entre 30 y 40 anos, violencia en el pasado).

Los efectos devastadores de la dominacion masculina que devaluan a las mujeres a traves de humillaciones verbales es aqui tema de una reflexion colectiva que logra reconstruir la diferencia entre golpe y humillacion, y la distincion fundamental de que en la humillacion esta el poder de devaluacion y menosprecio masculino hacia ellas ("te lo crees").

A continuacion, se observa un intercambio grupal de caracter sarcastico y, por tanto, reflexivo del conjunto de creencias de genero que motiva la violencia de los hombres y que hace explicita la base en que se asienta el ejercicio de la violencia como creencias y practicas que sostienen la desigualdad y la dominacion:

A: Todavia muchos hombres creen que las mujeres somos el sexo debil ...

C: ... nos creen de su propiedad; tambien ... "ya eres mia ... pasas a ser un mueble, un ..."

A: ... "un objeto mas ..."

C: ... "y yo hago de ti, lo que yo ..."

Varias: ... "quiera ..." [Murmuran varias]

G: Ellos hacen en la casa lo que quieren, ellos creen que, por tenerte en su casa, ya tu vas a estar ahi, que de ahi no te mueves ...

C: Si, creen que te dan un sueldo misero y tienes que lavar, planchar y tienes que hacer como la "Bartola" [risas de varias].

D: ... Tienes que estar tapada como ellos dicen: "Y no te pongas esa blusa y no te pongas ese pantalon y no se que ..."

G: ... "?Y adonde fuiste ...?"

D: ... Y no puedes traer nada abierto ... [hablan varias].

G: ... Tu no puedes hacer nada y ellos todo ...

C: ... O te compraste un perfumito o algo ... "!ay! ... ?adonde vas?" o "?con quien vas?"

D: ... O "?quien te lo compro?" [risas].

G: ... Si, "?quien te lo compro?" [se rie].

(Grupo de mujeres de 30 a 39 anos con violencia en el pasado.)

Este fragmento de la discusion grupal es un buen ejemplo del modo en que las mujeres de un grupo se hacen eco del repertorio de normas y valores de genero tradicionales que dan sustento a la violencia masculina. A traves de esta caricaturizacion, ponen en duda y se burlan de ese conjunto de creencias en el que los hombres se amparan para justificar su violencia. Es un intercambio profundamente reflexivo y critico que cuestiona las bases en las que se asienta la violencia masculina.

El contexto discursivo de ampliacion de derechos para las mujeres que supuso la promulgacion de la Ley Federal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y de las campanas de sensibilizacion que la acompanaron, permite aflorar nuevos sentimientos de confianza. Esa retorica de derechos que aparece en el espacio publico, las provee de confianza para actuar con mas libertad y seguridad.

D: Que aparte ya hay mas informacion en todas partes, sobre todo en la tele ya te pasan mucho de agresion fisica, agresion verbal [varias asienten], economica, "nosotros vamos a ayudarlas, acude a tal lado, no estas sola".

L: ... Hay mas ayuda para la mujer ...

C: ... Y antes no sabias que hacer ...

D: ... No, ademas de que tenian mucho miedo de dejar al marido por la situacion economica, "no me va a pasar la pension" ... [varias murmuran]. Ahora ya sabe uno que pase lo que pase, con las leyes nuevas tienen que pasar una pension y esto da mas confianza de hacer algo ...

L: ... Mas seguridad ...

C: ... Mas seguridad ... Exactamente ...

D: Uno esta mas protegida que antes, antes no le hacia caso, ibas con los golpes y te decian: "no, pues es que tu lo provocaste" [murmuran todas] ...

L: ... Hasta se reian.

(Grupo de mujeres de 30 a 40 anos con violencia en el pasado.)

En este grupo se observan nuevas actitudes y significados sobre la violencia de pareja y sus consecuencias que tienen origen en la promocion de nuevas leyes: frente a la sensacion de indefension del pasado, las mujeres mencionan sentimientos de mayor certidumbre, la expectativa de que se respete la obligacion de la pension alimenticia si estan divorciadas, seguridad, confianza y proteccion. Aqui el sentido documental se obtiene de los elementos de indexicalidad (en este caso, elementos temporales que definen un antes y un despues de las nuevas leyes) que nos da informacion del contexto para interpretar la genesis de nuevos significados y nuevas orientaciones.

Reflexiones finales

En ambos instrumentos de generacion de datos--entrevista narrativa y grupo de discusion--, a traves de una pregunta estimulo que genera una narracion o un intercambio grupal, el investigador documenta si su pregunta de investigacion encuentra un lugar en el mundo de la vida o en el sistema de relevancia de sus entrevistados (Bohnsak, 2010: 20). Los criterios y dimensiones de juicio sobre la problematica que el investigador plantea a traves de la pregunta quedan, una vez formulada esta, del lado del entrevistado o del grupo.

Ambas perspectivas de analisis son procedimientos metodologicos reconstructivos que se rigen por el principio de la apertura, para que los propios sujetos estructuren sus experiencias y significados de acuerdo con sus propios criterios. A modo de ejemplo, el significado o representacion del origen de la violencia de pareja puede contener caracteristicas de un acervo de conocimiento a la mano o lo que llamamos sentido inmanente: "Hay mucho machismo, si, la mentalidad de los hombres es de que todavia las mujeres como que no valen, no valemos lo mismo que ellos". Pero tambien puede contener elementos indexicales, es decir, que solo adquieren sentido en un contexto particular y que remiten a una percepcion subjetiva de la razon de la violencia: "Cuando se molestaba o discutia con sus hermanas, se venia y se desquitaba conmigo".

Un relato que posee elementos indexicales nos aporta, entre otros, sucesos concretos en tiempo y espacio. Las narraciones constituyen como ninguna otra forma de la entrevista una secuencia particular de declaraciones indexicales ya que los individuos narran su experiencia personal contando los eventos particulares, esto es, dando el contexto, la cadena de acciones de los involucrados y una evaluacion del resultado. El relato de una situacion concreta nos brinda las coordenadas espacio-temporales en la forma del contexto, el origen particular de un conflicto, las reacciones de ambos en la interaccion y las orientaciones y normas implicitas. Todos ellos resultan los componentes elementales de una historia.

Las construcciones biograficas que se obtienen a traves de las entrevistas narrativas resultan siempre de la influencia particular de los modelos normativos de vida estandarizados (formas de familia, trabajo, educacion, etc.), conocidos tambien como modelos de desarrollo institucionalizados o de la estructura objetiva en la trayectoria de vida individual. Por supuesto que la biografia no debe ser considerada solo individual, pues la generacion y posicion social de pertenencia de los sujetos, sus mundos de vida y construcciones de sentido influyen en el modo en que construyen sus trayectorias vitales. Lo importante aqui es considerar el aspecto de heteronomia del objeto, es decir su caracter singular, a diferencia de los grupos de discusion, donde lo que se analiza es la conjuncion o los espacios de experiencias compartidas. Los grupos actualizan un contexto comunicativo en el que se ponen de manifiesto sus simbolos, su lenguaje, metaforas, imagenes tipicas de su mundo de la vida. Los pasajes del intercambio grupal que poseen una densidad interactiva y metaforica alta resultan cruciales en el trabajo de la interpretacion documental o interpretacion sociogenetica, que busca explicar las visiones del mundo y los modelos colectivos de la accion. Estos pasajes densos con datos sobre el contexto o medio social de los entrevistados en tanto categoria social contienen el modus operandi que orienta la accion practica de los individuos. Los grupos de discusion nos permiten acceder a los significados tipicos de acuerdo con la pertenencia generacional, de genero, de clase, etc. que se forman no del acuerdo racional, sino de la conjuncion de los espacios de experiencias comunes.

El analisis de los datos construidos a partir de ambos tipos de dispositivos permite obtener una vision mas completa de la interaccion entre agencia y estructura, reflexividad y habitus, experiencia "autentica" y distorsion ideologica, en la comprension de un fenomeno como la violencia de pareja, sus significados y las formas de accion que estos habilitan u obstruyen. La vision narrativa, como se senalo, permite acceder a la subjetividad de mujeres que no son ni objetos pasivos de la dominacion masculina ni agentes libres que "eligen" la violencia o bien "deciden" emanciparse.

Algunos aspectos eticos que son propios de la investigacion sobre temas emocionalmente "sensibles" para los sujetos, y en particular cuando se realiza mediante metodos narrativos y dialogicos, merecen ser mencionados. Como senala Hyden (2005), no hay demasiada diferencia entre la entrevista terapeutica y una entrevista de investigacion en la que se intenta escuchar la forma en que la mujer tiene de significar y narrar la violencia. La unica diferencia, apunta, es que en la entrevista de investigacion no hay un compromiso para cambiar las cosas, aunque con frecuencia esto ocurra. La narracion es una de las formas mas importantes que tienen los sujetos para construir una identidad.

Cuando la invitacion a participar en un estudio es clara, honesta y voluntaria, los sujetos se colocan como protagonistas de la historia y no como objetos pasivos, lo cual resulta mas bien liberador. En las narraciones y en el dialogo con otras mujeres, las participantes muchas veces descubren que consciente o inconscientemente fueron capaces de tomar acciones. Como en toda investigacion, no solamente es necesario asegu rarse de que los entrevistados sepan claramente que asuntos se van a tratar en las conversaciones, sino que participen o dejen de participar de forma libre y voluntaria. Mas importante aun es el tipo de escucha y de intercambio comunicacional decisivos para garantizar que, lejos de causar un dano, la entrevista narrativa y la discusion grupal generen alguna forma de restitucion subjetiva en las personas participantes. Esto se constata cuando las mujeres, al terminar las discusiones y entrevistas, agradecen haber podido compartir sus experiencias y, en muchos casos, resignificarlas.

A traves de los relatos, en los que las mujeres hacen una sintesis de los elementos heterogeneos de su experiencia, se comprueba que reproducen, y al mismo tiempo utilizan discursos y nociones habituales para probar su capacidad de hacer o pensar algo diferente. Muchas veces, mas que adaptarse pasivamente o cuestionar abiertamente el sistema, "invierten" en identidades hegemonicas que pueden resultar opresivas, pero tambien estrategicas, como es el caso de la maternidad, que muchas veces les da el valor necesario para cuestionar distintas formas de violencia.

La persistencia de narrativas de amor romantico, reproduccion, matrimonio y fidelidad, aun cuando la realidad las revele obsoletas (y las mujeres de algun modo lo sepan), no solo obedece a una necesidad estrategica, sino tambien a su caracter enraizado, tanto en practicas institucionales historicas como en disposiciones personales. Son importantes para la construccion y el mantenimiento de identidades mas o menos coherentes (McNay, 2000).

Sin embargo, las discusiones grupales muestran tambien un distanciamiento de estas nociones. Ello les permite a las participantes una autocomprension y, potencialmente, una accion autonoma respecto a lo aprendido. A lo largo de nuestras investigaciones hemos observado que las mujeres nunca reproducen pasivamente la dominacion, por mas critica que sea su situacion, sino que actuan de forma mas o menos estrategica, dependiendo de las circunstancias que las rodean. Entre ellas, destacan los recursos materiales y simbolicos a su alcance para enfrentar la violencia de formas mas o menos abiertas (Herrera y Agoff, 2018).

http://dx.doi.org/10.24201/es.2019v37n110.1636

Referencias

AGOFF, Carolina; Rajsbaum, Ari, y Herrera, Cristina (2006). Perspectivas de las mujeres maltratadas sobre la violencia de pareja en Mexico. Salud Publica de Mexico, 48(2), pp. 79-86.

APPEL, Michael (2005). La entrevista autobiografica narrativa: Fundamentos teoricos y la praxis del analisis mostrada a partir del estudio de caso sobre el cambio cultural de los otomies en Mexico. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum Qualitative Social Research [online Journal], 6(2), art. 16. Recuperado de: http://www.qualitativeresearch.net/ fqs-texte/2-05/05-2-16-s.htm. [Consultado: 31 de enero de 2012.]

BERTAUX, Daniel (1993). Los relatos de vida en el analisis socia. En Aceves Lozano, Jorge (compilador). Historia oral (pp. 136-148). Mexico: Instituto Mora/Universidad Autonoma Metropolitana.

BERTAUX, Daniel (1987). Du monopole au pluralisme methodologique dans la sociologie de la mobilite sociale. Annales de Vaucresson. Histories de vies. Histories defamilles. Trajectoires sociales, 1(26), pp. 275-288.

BERTAUX, Daniel, e Bertaux-Wiame, Isabel (1981). Life Stories in the Bakers' Trade. En Bertaux, Daniel (editor). Biography and Society. The Life History Approach in the Social Science (pp. 169-190). Beverly Hills, California: sage Publications.

BOHNSACK, Ralf (2001). Dokumentarische Methode: Theorie und Praxis Wissensoziologischer Interpretation. En Theo, Hug (editor) Wie kommt Wissenschaft zu Wissen? Einfuhrung in die Methodologie der Sozial-und Kulturwissenschaften. Baltmansweiler: SchneiderVerl. Hohengehren.

BOHNSACK, Ralf (2010). Rekonstruktive Sozialforschung. Einfuhrung in Qualitative Methoden. Opladen & Farmington Hills, Michigan: Barbara Budrich.

BOURDIEU, Pierre (2000). La dominacion masculina. Anagrama: Barcelona.

BRUNER, Jerome (1987). Life as narrative. Social Research, 54(1), Spring.

DENZIN, Norman K. (1990). "Interpretive Biography". En Denzin, Norman (editor). Qualitative Research Method. Newbury Park, London y Nueva Delhi: sage.

DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACION (2007). Ley Generalde Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Ciudad de Mexico: Secretaria de Gobernacion.

DILTHEY, Wilhelm (1944). Introduccion a las ciencias del espiritu: en el que se trata de fundamentar el estudio de la sociedad y de la historia. Mexico: Fondo de Cultura Economica.

FLICK, Uwe (1998). An Introduction to Qualitative Research. London: sage.

GIDDENS, Anthony (1984). Las nuevas reglas del metodo sociologico. Critica positiva de las sociologias interpretativas. Buenos Aires: Amorrortu.

HERRERA, Cristina, y Agoff, Carolina (2018). The Intricate Interplay between Victimization and Agency: Reflections on the Experiences of Women who Face Partner Violence in Mexico. Journal of Research in Gender Studies, 8(1).

HERRERA, Cristina; Agoff, Carolina, y Rajsbaum, Ari (2003). Encuesta Nacional de Violencia contra las Mujeres. Una aproximacion cualitativa a la violencia de pareja: lo que dicen las mujeres. Cuernavaca, Morelos, Mexico: Instituto Nacional de Salud Publica.

HITZLER, Ronald (2002). Sinnrekonstruktion. Zum Stand der Diskussion in der deutschsprachigen interpretativen Soziologie. Forum Qualitative Sozialforschung/Forum Qualitative Social Research, 3(2), art. 7.

HYDEN, Margareta (2005). I Must Have Been an Idiot to Let It Go on: Agency and Positioning in Battered Women's Narratives of Leaving. Feminism & Psychology, 15(2), 169-188.

HYDEN, Margareta (2014). The Teller-Focused Interview: Interviewing as a Relational Practice. Qualitative Social Work, 13(6), 795-812.

JOVCHELOVITCH, Sandra, y Bauer, Martin W. (2000). Narrative interviewing. [online] London, lse Research Online. Recuperado de: http://eprints.lse.ac.uk/2633 y en: lse Research Online: August 2007.

LUHMAN, Niklas (1990). Die Wissenschaft der Gesellschaft. Frankfurt: Main, Suhrkamp. [Traducido al espanol como La ciencia de la sociedad, Anthropos, 1996.]

MANNHEIM, Karl (1964 [1921-22]). Wissenssoziologie. Luchterhand: Neuwied. [Traducido al espanol como El problema de una sociologia del saber, tecnos, 1990.]

MANNHEIM, Karl (1980 [1924]). Strukturen des Denkens. Frankfurt: Suhrkamp.

MCNAY, Lois (2000). Gender and Narrative: Ricoeur on the Coherence of the Self. En Gender and Agency. Reconfiguring the Subject in Feminist and Social Theory. Cambridge, United Kingdom: Polity Press.

MEAD, George Herbert (1938). The Philosophy of the Act. Chicago: University of Chicago Press.

MILLS, C. Wright (1961). La imaginacion sociologica. Mexico: Fondo de Cultura Economica.

PATTON, Michael Q. (1990). Qualitative Evaluation and Research Methods. Newbury Park, London y Nueva Delhi: sage.

RIESSMAN, Catherine Kohler (1993). Narrative Analysis. Qualitative Research Methods. Newbury Park, California: sage.

SCHUTZ, Alfred (1974). El problema de la realidad social. Buenos Aires: Amorrortu.

SCHUTZE, Fritz (2010). Pesquisa biografica e entrevista narrativa. En Weller, Wivian, y Pfaff, Nicolle, (orgs.). Metodologias da Pesquisa Qualitativa em Educacao: Teoria e Pratica (pp. 210-222). Petropolis, Brazil: Vozes.

SCHUTZE, Fritz (1983). Biographieforschung und narratives Interview. Neue Praxis, 13(3), 283-293.

WELLER, Wivian, y Pfaff, Nicolle (orgs.) (2013). Metodologias da Pesquisa Qualitativa em Educacao: Teoria ePratica. Petropolis: Vozes.

WILSON, Thomas P. (1970). Conceptions of Interaction and Forms of Sociological Explanation. American Sociological Review, 35(4), 697-710.

Recibido: 30 de junio de 2017

Aprobado: 12 de marzo de 2018

Acerca de las autoras

Carolina Agoff es doctora en Psicologia por la Universidad Libre de Berlin. Sus intereses de investigacion son: violencia de genero y de pareja; nuevos grupos familiares, y genero y migracion indocumentada. Entre sus publicaciones se encuentra Agoff, Carolina, y Herrera, Cristina (2015). Amargos desenganos. Seis estudios sobre violencia de pareja. Ciudad de Mexico: El Colegio de Mexico/Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias-Universidad Nacional Autonoma de Mexico.

Cristina Herrera es doctora en Ciencias Sociales con especialidad en Sociologia por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales-Mexico. Sus intereses de investigacion se centran en genero; familia; trabajo; relaciones de pareja; agencia y subjetividades, y violencia de genero. Una de sus publicaciones recientes de Herrera, Cristina et al. (2015). Vivir con VIH en Mexico. Experiencias de mujeres y hombres desde un enfoque de genero. Ciudad de Mexico: El Colegio de Mexico.

Carolina Agoff

Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias

Universidad Nacional Autonoma de Mexico

Mexico

agoff@correo.crim.unam.mx

Cristina Herrera

El Colegio de Mexico

Mexico

cherrera@colmex.mx

(1) Su origen se remonta a W. Dilthey (1944) en el periodo decimononico del desarrollo de las ciencias sociales.

(2) Los resultados de esta investigacion se encuentran en Agoff, Rajsbaum y Herrera (2006).

(3) El conjunto completo de los hallazgos se encuentra en Herrera, Agoff y Rajsbaum, (2003).
COPYRIGHT 2019 El Colegio de Mexico, A.C.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Agoff, Carolina; Herrera, Cristina
Publication:Estudios Sociologicos
Date:May 1, 2019
Words:10809
Previous Article:Condiciones de vida y discriminacion a indigenas en Merida, Yucatan, Mexico.
Next Article:Imaginarios amorosos, reglas del sentimiento y emociones entre jovenes en Guadalajara.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters